Page 10

Túnel de letras

Como en el Cine

Jean Valjean: El miserable Por: Daniel Casas Vargas

Cuando parece que termina la historia, tal como la conocemos y presentan, comienza una nueva con la literatura que impacta de tal manera, con la vinculación de sus personajes a la realidad, para hacerlos propios e indelebles en el tiempo, descubriendo un mundo que existió y seguirá existiendo. Autorretrato con retrato de Bernard, o Los Miserables - Paul Gauguin

De ahí que los grandes clásicos, a partir de su fundación se redescubran y reinventen toda vez que sea necesario, a través de sus adaptaciones y valores agregados, por cuenta de otros lenguajes como el cine. En el caso de Los miserables, de cuyas tantas versiones hay noticia, el eco de la historia original se ha perpetuado en cada público y en cuanta entrega que se hace de la obra. Y no objeto de menos interpretaciones ha sido el inmortalizado Jean Valjean, el protagonista de una novela romántica, donde el bien y el mal no escapan al destino ineluctable de este y al pueblo francés, contándose la historia de uno a partir del otro, a lo largo del tiempo en cuyo espacio suceden ambas: la de Valjean, ligada íntimamente con la de una nación convulsionada socialmente, trastornada por los hechos políticos y moralmente herida de muerte. En la más reciente versión cinematográfica, Valjean es encarnado por el actor australiano Hugh Jackman, en una interpretación de género musical Los miserables (2012), donde Jean canta su drama con los otros “miserables” que acompañan y rodean su sino, dejando ver una brutal metamorfosis, desde que conoce el odio hasta llegar a Dios. Cuenta Victor Hugo, que Jean Valjean es hijo de Jeanne Mathieu y de su padre, del mismo nombre; hijo de una familia pobre; hijo de la adversidad, que conoció la miseria desde muy temprana edad, cuando se hizo huérfano y que luego ayudó a hacerse cargo de los siete (7) hijos de su hermana viuda. Fue precisamente por robar unas hogazas de pan para mitigar el hambre de su familia, que le capturan y condenan a cinco (5) años de presidio en la penitenciaría de Tolón, que luego de varios y fallidos intentos de fuga se convirtieron en diecinueve (19), un drástico y desproporcionado castigo por la comisión del delito original. 10

En la cárcel, Valjean ha de convertirse en un ser brutal, víctima y victimario de la villanía y ruindad; pese a haber aprendido en-

tre otras cosas a leer, escribir y hacer cuentas. Tras la tortuosa purga de su pena, llega a un pueblo donde es rechazado por su pasado como convicto, siendo en ese lugar donde su destino se cruza con el del obispo Myriel, quien le da cobijo y comida, como es su costumbre hacerlo con los oprimidos y todos aquellos que desprecia y estigmatiza la sociedad. No obstante, quien fuera el prisionero 24601 de alta peligrosidad, no tendrá reciprocidad para con su benefactor y una noche le roba unos cubiertos de plata para luego huir, pero para su desventura es sorprendido en el camino por las autoridades, que lo vuelven a apresar y llevan delante del caritativo Obispo, quien en un acto de nobleza y bondad le salva, al decir a la policía que había regalado los cubiertos a Valjean y que este, además había olvidado los candelabros, también de plata, obsequiados por Myriel. La aparición del obispo será el punto de inflexión en la vida de un hombre que lleva a cuestas una vida trágica y que por cuenta de una lección de perdón, bondad y caridad cristiana cambiará su existencia para vivir de nuevo y tener en adelante el propósito de hacer el bien a sus semejantes. Sin embargo en ese camino hacia el bien tendrá que enfrentarse a su perturbador pasado, aún siendo un piadoso hombre de negocios, benefactor de los necesitados que llegará a ser alcalde de la población donde ha iniciado otra vida, bajo la identidad de Monsieur Madeleine. Ahora tendrá que cruzar su vida con la de la desdichada Fantine, que trabaja para él en su fábrica y quien será despedida injustamente por su capataz, sin que él lo sepa. Fantine, abocada por la desesperación de no tener los medios para la manutención de su pequeña hija Cosette, hará lo que sea por los 10 francos que le cobran por ello. Por su hija venderá su pelo, comprarán sus dientes y entregará su cuerpo; la canalla sociedad y las circunstancias terminarán por degradarla, como ocurrió a quien

Profile for Túnel de letras

Revista literaria Túnel de letras - Número 1  

Revista digital de circulación semestral, dedicada a la literatura y el teatro.

Revista literaria Túnel de letras - Número 1  

Revista digital de circulación semestral, dedicada a la literatura y el teatro.

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded