Page 1

LAS ESTUDIANTINAS   GADITANAS  DE   PRINCIPIOS  DEL  SIGLO  XX   (1900  -­‐  1910)      

Héctor Valle  Marcelino  

Marco cronológico       Para  aventurarnos  en  el  tema,  hay  que  analizar  con  brevedad  la  trayectoria  que  la  Estudiantina   venía  siguiendo  en  la  provincia  e  integrarla  en  un  holgado  marco  cronológico  que  comenzará   con  las  primeras  noticias  halladas,  hacia  1870,  y  finalizará  con  el  estallido  de  la  Guerra  Civil.  De   estas  líneas  en  adelante,  todas  las  afirmaciones  estarán  reducidas  a  la  región  del  estudio.     Esta  gran  etapa  formativa  puede  ser  subdivida  en  dos  periodos,  los  cuales  están  separados  por   un   lapso   intermedio.   La   "frontera"   permite   observar   con   perspectiva   y   relativa   facilidad   las   transformaciones  que  va  sufriendo,  su  evolución  histórica  y  la  relación  que  guardan  concepto  y   denominación   en   diferentes   momentos.   El   primero   de   ellos   se   inicia   con   las   noticias   más   antiguas  encontradas  y  llega  a  1910,  siendo  este  año  el  último  en  el  que  aparecen  durante  el   Carnaval.  El  segundo  comienza  a  finales  de  1921,  con  la  creación  de  la  de  Medicina,  pero  no   profundizaré   más   en   este   por   estar   alejado   de   la   cuestión   que   nos   ocupa.   La   diferencia   fundamental  entre  ambos  radica  en  que  en  los  tiempos  pretéritos  lo  común  es  la  no  escolar,   en   contraste   con   el   último,   que   no   sólo   fue   de   hegemonía   de   las   universitarias,   sino   que   las   demás  se  separaron  del  tronco  común,  dejando  de  ser  "tunas"  o  "estudiantinas".  Entre  los  dos   se   produjo   una   ausencia   de   agrupaciones,   con   alguna   excepción,   como   la   que   formaron   los   estudiantes  con  motivo  de  los  actos  del  centenario  de  la  Constitución,  en  1912.      

Los comienzos  de  la  Estudiantina  Gaditana  

La   información   directa   más   antigua   aparece   en   prensa,   escritos   municipales   y   otros   textos   a   partir   de   1870.   En   aquellos   años,   su   ámbito   se   reducía   únicamente   a   las   festividades   del   Carnaval,   y   son   muy   contados   los   casos  donde   es   posible   identificar   a   las   estudiantinas,   ya   que   no  despertaban  interés  mediático  a  no  ser  que  destacaran  por  procedencia,  calidad  o  número   de   individuos.   Sobre   este   último   punto   cabe   decir   que   de   fechas   tan   tempranas,   las   pocas   solicitudes  de  permisos  y  autorizaciones  conservadas  corresponden  a  grupos  pequeños,  como   el  del  siguiente  documento,  en  el  que  leemos:                Iltmo.  Sr.  Alcalde  1º.  Constitucional  de  esta  Ciudad.              Los   jóvenes   que   suscriben   acuden   debidamente   a   V(uestra).S(eñoría).I(lustrísima).   exponiéndole:  que  desean  salir  en  comparsa  de  estudiantina  el  Carnaval  próximo  y  solicitan  la   competente  licencia  de  V.S.I.              Suplicándole  se  sirva  concederla,  a  cuya  gracia  le  vivirán  reconocidos.              Cádiz  15  de  Febrero  de  1871.                Antonio  Aguirre.  Rafael  Jardines.  José  Mora.  José  M.  Imaz.  Ramón  Ros.   Transcripción  del  Leg.  6183-­‐006.  Expdte.  del  Carnaval  de  1871.  Archivo  Histórico  Municipal  de  Cádiz  (A.H.M.C.).   1    


Como podemos  apreciar,  sólo  la  conforman  cinco  individuos,  y  no  indica  detalles  tales  como  su   denominación   u   origen.   Teniendo   en   cuenta   las   demás   peticiones   del   mismo   expediente,   es   deducible  que  la  mayoría  seguirían  este  patrón.       De   1872   serán   las   dos   primeras   agrupaciones   que   ofrecen   respuestas   a   algunas   cuestiones:   los   escolares  de  Medicina,  bajo  el  título  de  "Los  Hijos  de  Hipócrates",  y  cuya  importancia  radicará   tanto  en  número  como  en  procedencia;  y  la  formada  por  "muchos  de  los  señores  que  forman  el   cuerpo   de   coros   de   la   compañía   de   zarzuela   que   trabaja   en   nuestro   teatro   (de   Jerez   de   la   Frontera)"1,  de  la  que  se  puede  entrever  cierta  calidad  musical.       El  nombre  carecerá  de  relevancia,  existiendo  estudiantinas  sin  título,  razón  que  no  impide  su   identificación.   Así   tendremos   la   de   la   banda   de   Infantería   de   Marina   de   San   Fernando   en   1897   y   1898,   o   la   de   una   compañía   de   Zarzuela   de   la   misma   población   en   1901.   El   hecho   de   ser   militar  no  la  eximía  de  cumplir  la  normativa:    

Izq. Solicitud  de  1871.  Leg.  6183-­‐006.  Expdte.  del  Carnaval  de  1871.  A.H.M.C.   Dcha.  Solicitud  de  la  Est.  de  la  banda  de  Infantería  de  Marina  de  San  Fernando.  Leg.  6159-­‐099.  Expdte.  del   Carnaval  de  1897.  A.H.M.C.  

En   1878,   un   hecho   significativo   hará   trascender   el   campo   de   acción   más   allá   de   las   carnestolendas:   la   galerna   del   mar   Cantábrico.   El   alto   número   de   marineros   fallecidos   provocó   en   todo   el   país   una   ola   de   solidaridad   hacia   sus   familias   y   el   gran   impacto   económico   que   tendría   para   ellas   la   tragedia.   En   muchos   lugares   se   constituyeron   estudiantinas   y   Cádiz   no   fue   una   excepción.   En   los   meses   de   junio   y   julio   salieron   a   postular   juntos   de   esta   forma   componentes  de  dos  sociedades  corales,  “La  Gaditana”  y  “La  Juventud  Gaditana”.  En  el  futuro,   de  forma  esporádica,  se  darán  casos  similares.                                                                                                                               1  El  Progreso.  11/02/1872.  Pág.  3.   2    


El Carnaval  siguió  siendo  el  motivo  fundamental  y  prácticamente  el  único  por  el  que  salían.  Los   documentos  oficiales  muestran  una  gran  cantidad,  pero  sin  dar  detalles  más  allá  del  nombre   de   sus   responsables,   como   sí   ocurre   con   algunas   agrupaciones   de   otros   géneros.   En   el   siguiente  documento  de  1881  podemos  observar  un  total  de  once  estudiantinas  registradas  de   la   forma   descrita.   La   única   de   la   que   tenemos   noticia,   gracias   a   un   periódico,   es   la   de   Alumnos   del  Instituto  Provincial:    

Leg. 1125-­‐094.  Expdte.  del  Carnaval  de  1881.  A.H.M.C.  

Con   la   llegada   en   septiembre   de   1882   de   la   famosa   "Fígaro"   a   la   provincia,   donde   dará   conciertos   en   varias   localidades,   se   producirá   un   cambio   en   la   concepción   que   hasta   ese   momento  se  tenía  de  la  estudiantina.  Desde  entonces  habrá  tres  tipos:       • El  tradicional  hasta  entonces,  que  salía  casi  exclusivamente  en  Carnaval.  Su  vestimenta   la   constituía   cualquier   tipo   de   disfraz,   como   el   de   Mefistófeles,   usado   por   la   de   Infantería  de  Marina,   o   el   de   antiguo   estudiante,   con   manteo,   sotana   y   tricornio,   de   la   Sociedad  Obrera  Gaditana.  No  trataban  de  imitar  a  la  Fígaro  en  ningún  aspecto.  En  lo   musical   interpretaban   piezas   de   su   vida   profesional,   como   en   el   primer   caso,   o   preparadas  para  estas  fiestas,  como  en  el  segundo.     • Las  que  asumen  los  nuevos  aires  que  trae  la  Fígaro.  Estas  copiarán  su  repertorio  o  se   inspirarán  en  él,  irán  adaptando  su  vestuario  e  incluso  se  titularán  como  ella.  Tenemos   dos   casos   tempranos,   principales   exponentes   de   esta   corriente:   La   "Fígaro   Portuense",   de   la   que   tenemos   noticias   ya   en   enero   de   18832,   del   Puerto   de   Santa   María;   y   el   "Fígaro  Jerezano",  cuya  primera  actuación  será  en  enero  de  18853.  A  diferencia  de  las                                                                                                                           2 3

El  Guadalete.  11/01/1883.  Pág.  2.    El  Guadalete.  18/01/1885.  Pág.  1.  

3  


anteriores, las  veremos  en  cualquier  época  del  año  y  por  los  motivos  más  diversos.  La   agrupación   de   Jerez,   posiblemente   con   el   fin   de   distinguirse   de   las   carnavaleras,   cambiará  su  nombre  en  1888  por  el  de  "Tuna  Jerezana"4,  siendo  la  primera  y  única  con   esa  denominación  hasta  19035.       El   tercero   será   un   gran   cajón   de   sastre   en   el   que   estarán   aquellas   que   mezclan   elementos   de   uno   y   otro   tipo.   Las   habrá   que   saldrán   casi   exclusivamente   durante   el   Carnaval,   pero   adoptarán   el   traje   de   la   Fígaro,   o   las   que   utilizaron   parte   de   su   repertorio,   sin   renunciar   a   canciones   compuestas   exprofeso   para   ellos.   Un   claro   ejemplo   de   esta   lo   encontramos   en   la   estudiantina   del   Instituto   Provincial   de   Cádiz.   Otras  saldrán  por  varios  motivos  en  cualquier  época  del  año,  con  obras  de  diferentes   estilos   y   un   estética   distinta   al   "clásico   traje   estudiantil",   como   la   "Rondalla   Aragonesa"6,   desde   1892,   que   portaba   indumentaria   de   maño   y   llevaba   incluso   un   jinete.  La  lista  podría  ser  muy  larga.  

Rondalla Aragonesa  en  1898.  "Revista  Moderna".  05/03/1898.  Pág.  18.  

A   pesar   de   la   enorme   influencia   que   demuestra   haber   tenido   la   estancia   de   la   célebre   "Estudiantina   Española   Fígaro",   también   jugó   un   papel   significativo   el   movimiento   entre   las   poblaciones  vecinas,  antes  y  después  de  1882,  al  igual  que  grupos  de  toda  España  a  partir  de   1885,  y  que  reforzaban  el  estilo  de  la  primera.       Por   citar   algunos   ejemplos,   en   1885   la   Est.   "Nosotros",   de   Málaga;   en   1891,   1898   y   1900   la   "Tuna   Sevillana";   la   Est.   Valenciana   en   1903;   los   "Amigos   del   Arte",   también   de   Málaga,   en   1907   y   1909;   el   Real   Centro   Filarmónico   "Eduardo   Lucena",   de   Córdoba,   en   1909;   la   Est.     granadina  en  1911,  "Tuna  Jovellanos",  de  Gijón  en  1913;  etc.         Esta  situación  será  en  esencia  igual  a  la  primera  década  del  siglo  XX,  y  aunque  evolucionado  en   algunos   aspectos,   continúan   coexistiendo   las   tres   modalidades   de   agrupaciones,   con   preponderancia  del  tercer  tipo,  hasta  su  desaparición  en  1910.                                                                                                                           4

El  Guadalete.  04/09/1888.  Pág.  2.    Año  en  que  aparece  la  "Tuna  Gaditana".   6   A   pesar   de   su   título,   en   las   solicitudes   para   el   Carnaval   figura   como   estudiantina.   Archivo   Histórico   Municipal  de  Cádiz  (A.H.M.C.).     5

4  


En Cádiz  destaca  una  abrumadora  mayoría  de  "apócrifas",  debido  a  la  escasez  de  Centros  de   enseñanza,  si  la  comparamos  con  otras  regiones.  Únicamente  contaba  con  una  Facultad,  la  de   Medicina,  varias  Escuelas  Especiales  y  dos  Institutos  Provinciales.      

Del auge  al  fin  de  la  Estudiantina  Gaditana  (1900  -­‐  1910)  

Con  el  cambio  de  centuria  notamos  dos  grandes  diferencias.  La  primera  ya  se  gestaba  a  finales   del   XIX:   la   reducción   en   el   número   de   agrupaciones.   Como   hemos   visto,   en   1881   fueron   autorizadas   once   únicamente   en   la   capital.   En   1901   las   solicitudes   presentadas   en   la   misma   ciudad   son   sólo   dos,   en   contraste   con   veinticuatro   comparsas,   murgas,   etc.   Se   produce   una   mengua  de  estudiantinas  en  favor  de  otros  conjuntos.      

Izq. Lista  de  Solicitudes  de  1901  Leg.  513-­‐109.  Expdte.  del  Carnaval  de  1901.  A.H.M.C.   Dcha.  Lista  de  Solicitudes  de  1904.  Leg.  3615-­‐311.  Expdte.  del  Carnaval  de  1904.  A.H.M.C.  

La   segunda   es   que   a   medida   que   avanza   el   tiempo   hay   una   tendencia   a   homogeneizar,   a   relacionar  cada  vez  más  los  vocablos  "tuna"  y  "estudiantina"  con  un  concepto  determinado  al   que   los   grupos   locales,   a   medida   que   se   van   creando,   tratan   de   parecerse.   La   indumentaria   empieza   a   ser   un   elemento   vertebrador,   y   aquellas   más   importantes   elegirán   lo   que   hoy   ya   conocemos  como  traje  de  tuno  a  rasgos  generales,  y  que  empieza  a  utilizarse  en  la  provincia   en   la   década   de   1880:   jubón   sin   faroles,   pantalón   bombacho   atado   bajo   la   rodilla   y   manteo,   aderezando   el   atuendo   con   el   bicornio,   prenda   indispensable   de   cabeza   en   una   época   en   la   que  el  sombrero  era  parte  fundamental  del  vestir.  El  repertorio  también  será  bastante  regular,   alternando   obras   clásicas   con   canciones   de   todo   tipo,   aunque   bastante   reciente   para   la   época.   Toda  esta  transformación  se  vino  desarrollando  durante  años,  eclosionando  en  el  nuevo  siglo.      

5  


Las estudiantinas   más   importantes   de   la   región   se   dieron   en   la   capital,   Cádiz.   Su   famoso   Carnaval  fue  el  caldo  de  cultivo  perfecto  para  que  proliferaran,  por  lo  que  resulta  natural  que   aquellas   más   duraderas   y   populares   fuesen   de   allí.   Otras   muchas   localidades   también   vieron   nacer   bastantes   agrupaciones,   pero   salvo   muy   honrosas   excepciones,   no   duraron   más   de   unos   meses.   Todas   tienen   en   común   que   no   traspasaron   los   límites   de   la   provincia,   pues   no   se   tienen   noticias   registradas   de   viajes   a   otras   regiones   hasta   que   Medicina   visita   Málaga   en   1925.  El  siguiente  cuadro  muestra  las  más  destacadas  de  este  periodo  por  orden  cronológico:     Est.  de  la  Sociedad  Obrera  Gaditana  (1869  -­‐  1910)   Est.  "Fígaro  Jerezano"  /  Tuna  Jerezana  (1885  -­‐  1906)   Est.  de  la  Facultad  de  Medicina  (1901  -­‐  1903)   Est.  del  Centro  de  Empleados  y  Obreros  de  la  Compañía  Trasatlántica  (1902  -­‐  1904)   Tuna  Gaditana  (1903  -­‐  1909)     Como  puede  apreciarse,  sólo  una  es  universitaria,  Medicina,  y  no  habrá  más  en  toda  la  década.   El   ser   o   no   escolar   no   fue   algo   determinante,   ni   tan   siquiera   común.   Empezaré   la   exposición   por  las  que  surgen  a  partir  de  1900,  y  por  tanto  empapadas  de  las  tendencias  más  avanzadas,   dejando  para  el  final  aquellas  que  conocieron  otro  tiempo.     Estudiantina   de   la   Facultad   de   Medicina   (1901   -­‐   1903):   Se   conocen  en   Cádiz   desde   1872,   pero   no   tenemos   una   tuna   de   galenos   hasta   19017.   Sólo   salieron   en   los   fechas   en   torno   al   Carnaval.   Su  Junta  de  Gobierno  se  componía  de  los  cargos  de  Presidente  (cada  año  tuvo  uno  diferente),   Director  Musical,  Secretario,  Tesorero  y  algunos  vocales,  y  se  dividían  en  orquesta  y  coro.  El  fin   que  perseguían  era  benéfico,  siempre  en  pro  de  los  pobres  de  la  localidad.       Repartidos  entre  1901  y  1902  hubo  ochenta  y  siete  tunos8,  la  mayor  parte  alumnos  del  Centro,   pero   se   desconoce   cuántos   la   compusieron   en   1903.   Del   número   total,   casi   el   20%   formó   posteriormente   en   la   estudiantina   Trasatlántica   y   en   la   "Tuna   Gaditana",   sin   que   se   pueda   determinar  si  figuraron  en  alguna  otra.     El   último   año   que   postuló   no   lo   hizo   en   su   propia   ciudad,   como   así   se   advierte   de   la   información   diaria   y   los   archivos   municipales.   Sabemos   que   en   esta   ocasión   la   directiva   organizó,  como  anteriormente,  veladas  en  lugares  como  Chiclana,  San  Fernando  o  El  Puerto  de   Santa  María  en  las  que  se  representaron  obras  teatrales,  en  la  que  actuaba  un  cuadro  artístico,   en  el  que  tomaban  parte  señoritas  y  miembros  del  conjunto  musical,  y  la  tuna.  Su  número  este   año  fue  inferior,  no  llegando  a  treinta  individuos9.       Se  ha  pretendido  ver  una  continuación  de  esta  en  la  "Tuna  Gaditana",  amparándose  algunos   en   que   a   la   primera   se   le   dio   en   múltiples   ocasiones   el   mismo   apelativo   que   daba   título   a   la   segunda,   generalmente   en   años   posteriores,   y   otros   en   que   había   miembros   compartidos,   como  Bartolomé  Llompart,  padre  del  famoso  periodista  gaditano  del  mismo  nombre,  que  tras   participar  en  1901  y  1902  en  Medicina,  fue  director  en  1903  y  1904  de  la  Tuna  Gaditana.  Tras   una  larga  y  exhaustiva  investigación  puedo  concluir  que  no  es  así,  como  explicaré  un  poco  más   adelante.       La  fotografía  recoge  la  excursión  que  realizaron  en  1901  a  Jerez  de  la  Frontera,  donde  visitaron   varias  bodegas.  Llevan  el  traje  típico  del  negro  mester.                                                                                                                               7

El  Cocinero,  del  28/02/1901,  Pág.  4,  ya  se  refiere  a  ella  como  "tuna".    Las  listas  de  los  integrantes  figuran  en  los  expedientes  del  Carnaval  de  1901  y  1902,  del  A.H.M.C.     9  Revista  Portuense,  18/01/1903.  Pág.  2.   8

6  


Medicina en  las  bodegas  de  Domecq,  Jerez,  en  1901.  Colección  particular  de  D.  Carlos  Llanza  Ortiz.  

Tuna  Gaditana  (1903  -­‐  1909):  Su  historia  consta  de  dos  periodos,  uno  de  1903  y  1904,  y  otro   de   1907   a   1909.   Según   los   diarios   de   la   época,   en   su   primer   año   estuvo   "compuesta   de   veinticinco   jóvenes   que   pertenecieron   a   célebres   conjuntos   de   análoga   índole10".   De   este   grupo   inicial  no  se  ha  hallado  ningún  listado,  por  lo  que  no  podemos  saber  de  dónde  provenían,  y  los   tres  únicos  nombres  son  de  antiguos  tunos  de  Medicina,  entre  ellos  su  Presidente  y  su  Director   Musical,   lo   que   da   lugar   a   confusión   y   a   la   pregunta   de   si   la   estudiantina   de   la   Facultad   y   la   Tuna  Gaditana  son  la  misma  cosa.  La  respuesta  es  no,  por  varios  motivos:     • Aunque  los  únicos  componentes  que  encontramos  en  1903  sean  de  Medicina,  de  1904   tenemos   una   relación   completa   en   la   que   figuran   integrantes   de   otras   estudiantinas.   En  los  listados  del  segundo  periodo  cambiarán  muchas  caras,  pero  la  situación  será  la   misma.     • La  prensa  es  clara.  Cuando  se  refería  a  Medicina  especificaba  que  se  trataba  de  esta,   mientras   que   las   noticias   acerca   de   la   Tuna   Gaditana   jamás   hablarán   de   ninguna   carrera  o  institución  asociada.     • En  las  fotografías  de  un  jubón  encontradas   en  una  página  web  de  subastas11,  se  puede   leer   en   el   elaborado   adorno   prendido   en   la   manga   derecha   las   leyendas   "Tuna   Gaditana",   "Carnaval"   y   "1904",   sobre   un   fondo   rojo   la   primera,   y   amarillo   las   restantes.   No   alude   a   Medicina   a   nivel   gráfico,   y   el   color   rojo   tampoco   representa   esta   entidad.       Las  listas  conservadas  (1904,  1907  y  1908),  arrojan  una  cifra  sesgada  de  53  miembros,  de  los   cuales  el  22,5%  provenía  con  total  seguridad  de  la  de  Medicina,  la  Trasatlántica  o  la  "Rondalla   Aragonesa"  (en  1906,  año  en  el  cual  la  Tuna  Gaditana  estuvo  inactiva,  resurgió  para  su  última   actuación  la  Rondalla  Aragonesa,  con  participación  de  jóvenes  de  la  Gaditana).  Del  porcentaje   restante  no  hay  datos,  por  lo  que  muchos  más  pudieron  haber  militado  en  estudiantinas.                                                                                                                               10

Diario  de  Cádiz,  18/02/1903.  Pág.  2.  "El  Guadalete",  19/02/1903.  Pág.  2.     http//www.todocoleccion.net/carnaval-­‐cadiz-­‐chaqueta-­‐infantil-­‐ano-­‐1904-­‐pieza-­‐museo-­‐preciosa-­‐tuna-­‐ gaditana~x24476462.  Visto  por  última  vez  el  15/04/2014.  

11

7  


Detalles del  adorno  del  brazo  de  la  Tuna  Gaditana,  1904.  www.todocoleccion.net.    

El   atuendo   es   similar   al   caso   anterior,   y   su   actividad   sobrepasa   las   festividades,   viéndose   en   abril,  julio  o  septiembre  por  diversas  causas,  destacando  las  benéficas.     Estudiantina   del   Centro   de   Empleados   y   Obreros   de   la   Compañía   Trasatlántica   (1902  -­‐   1904):   Su  origen  habría  que  buscarlo  en  el  "Orfeón  de  bandurrias  y  guitarras12",  dirigido  por  Antonio   de  Rivas,  profesor  de  música  de  dicho  Círculo  junto  a  su  hermano,  que  con  motivo  del  Carnaval   de  1902  tornó  en  estudiantina,  siendo  su  Director  y  Presidente.  Su  existencia,  por  tanto,  sería   la   consecuencia   lúdica   de   las   clases   que   recibían   los   trabajadores,   provenientes   de   una   sociedad  muy  ligada  al  Carnaval.  Sus  actuaciones  se  darán  durante  todo  el  año  sin  perder  su   nueva  denominación,  y  su  indumentaria  será  la  misma  que  las  anteriores,  con  la  salvedad  de  la   ropa  de  su  director.      

13

La Estudiantina  del  Centro  de  Empleados  y  Obreros  de  la  Trasatlántica  y  su  Director,  en  1903.  

Aparecen  en  eventos  de  muy  variada  índole,  llegando  a  ser  escuchados  por  Alfonso  XIII  en  su   visita  a  Cádiz.  Pese  a  ello,  estaban  sujetos  a  la  autoridad  de  la  Compañía.  Los  diversos  escritos   muestran  apariciones  en  diferentes  actos  de  la  Trasatlántica,  tales  como  cenas  y  banquetes,  y   la  necesidad  de  su  permiso  para  tocar  fuera  del  ámbito  de  la  empresa,  como  se  desprende  de   artículos  como  el  siguiente:                                                                                                                             12

Diario  de  Cádiz,  12/02/1900.  Pág.  2.    Fotografías  publicadas  en  la  revista  "Actualidades",  del  10/03/1903.  Pág.  9.  

13

8  


(…). La   comisión   organizadora   ha   invitado   a   distintos   centros   y   de   la   favorable   acogida   que   le   ha   sido  dispensada  puede  juzgarse,  al  saber  que  el  Sr.  Delegado  de  la  Compañía  Trasatlántica  ha   cedido  para  que  tome  parte  la  estudiantina  formada  en  su  Centro  Obrero.  (…).14       Hubo  un  total  de  cincuenta  y  seis  miembros,  de  los  cuales  el  32%  participó  los  tres  años  y  un   25%  sólo  uno.  Los  hermanos  Rivas  desarrollaron  una  ardua  labor  educativa  con  ellos.  El  76%   era   bisoño   en   materia   de   estudiantinas   anteriormente,   pero   tras   esta   experiencia   muchos   continuaron   en   otras.   Un   ejemplo   lo   constituye   Manuel   López   Cañamaque,   el   autor   más   prolífico  del  carnaval  gaditano,  que  tras  su  etapa  aquí  pasó  a  la  Tuna  Gaditana,  para  terminar   componiendo  para  comparsas,  coros  y  chirigotas.     Las   últimas   noticias   corresponden   a   septiembre   de   1904.   El   por   qué   de   su   desaparición   aún   no   tiene   explicación,   y   se   descarta   que   sea   debido   a   un   cese   en   el   empleo   de   su   director   como   profesor  en  el  Círculo,  ya  que  continuaba  en  su  puesto  en  1905.15     Las   tunas   a   las   que   nos   hemos   referido   con   anterioridad,   compartieron   principalmente   tres   elementos   vertebradores.   Uno,   su   indumentaria   y   adornos,   algo   aparentemente   superficial   pero   que   aportan   uniformidad   a   un   concepto.   Dos,   la   sensación   de   pertenencia   a   un   tipo   concreto   de   agrupación   al   margen   de   clases   sociales   (de   177   tunos   analizados   entre   1901   y   1909,   un   mínimo   del   20%   salió   en   más   de   una   de   estas,   y   en   las   tres   podríamos   encontrar   estudiantes,  obreros  y  personas  de  distintas  profesiones).  Y  por  último  su  repertorio,  del  que   hablaré  más  adelante.       Estudiantina   de   la   Sociedad   Obrera   Gaditana   (1869   -­‐   1910):   En   la   solicitud   presentada   a   la   alcaldía   en   1898,   su   presidente   añade   la   fecha   de   1869   como   año   de   partida.   En   1904,   otro   director   vuelve   a   incluirla   y   afirma   ser   fundador16.   De   ser   cierto,   sería   la   más   antigua.   Sin   embargo  no  hay  escritos  que  lo  ratifiquen  previos  a  188417,  cuando  el  ayuntamiento  obligó  a   todas   las   agrupaciones   del   Carnaval   a   entregar   sus   coplas   como   requisito   para   obtener   la   licencia.       Desde  entonces  salió  con  total  seguridad  en  1885,  1889-­‐91,  1893,  1897-­‐1904  y  1910,  pero  no   puede   descartarse   su   presencia   otros   años,   bien   por   no   haber   sido   aún   localizada,   bien   por   usar   otra   denominación,   como   la   de  "Admiradores   de   Peral"18,   en   1890.   Además,   en   ocasiones   se  describen  a  sí  mismos  como  estudiantina,  comparsa,  sexteto  o  cuarteto,  por  lo  que  resulta   más  difícil  seguir  su  pista.  Su  última  aparición  se  produce  tras  un  periodo,  de  1905  a  1909,  en   el  que  no  figura  en  las  listas  de  grupos  autorizados,  y  ninguno  de  sus  miembros  consta  como   responsable  de  otro  conjunto.  Sea  como  fuere,  es  la  representante  más  duradera  y  estable  de   la  estudiantina  decimonónica  anterior  a  la  visita  de  la  Fígaro.     Su  atuendo,  siempre  que  no  cambiara  por  su  caracterización,  era  el  modelo  más  añejo  de  traje   de   estudiante,   típico   del   manteísta:   sotana,   manteo   y   tricornio,   y   en   ocasiones   la   trusa   y   el                                                                                                                           14

La  Correspondencia  de  Cádiz,  20/01/1902.  Pág.  3.    Antonio  Arango.  GUÍA  DE  CÁDIZ  Y  SU  PROVINCIA,  1906.  Imprenta  y  Fábrica  de  Sellos  de  M.  Álvarez.   Cádiz,  1906.   16   Leg.   3615-­‐344.   Expdte.   del   Carnaval   de   1904.   A.H.M.C.   Su   presidente   ese   año,   Manuel   Rozo,   lo   fue   también  en  múltiples  ocasiones  al  menos  desde  1885.     17   Alberto   Ramos   Santana.   HISTORIA   DEL   CARNAVAL   DE   CÁDIZ.   Ed.   Caja   de   Ahorros   de   Cádiz,   1985.   Pág.   59.  Nos  da  el  listado  de  las  agrupaciones  autorizadas  para  el  Carnaval  de  ese  año,  con  fecha  del  21  de   febrero.   18  Leg.  1122-­‐030.  Expdte.  del  Carnaval  de  1890.  A.H.M.C.   15

9  


dominó. Su   repertorio   se   componía   únicamente   de   letrillas   propias,   escritas   siempre   por   su   Director  Musical,  Manuel  Rozo.     A   diferencia   de   otras,   su   existencia   se   restringió   únicamente   al   ámbito   de   los   Carnavales,   y   fueron   reduciendo   su   actividad   progresivamente,   hasta   limitarse   a   cantar   para   particulares,   para  obtener  ciertos  ingresos.  De  la  misma  forma,  sus  integrantes,  nunca  demasiados,  fueron   también   menguando.   Entre   1898   y   1904   pasaron   de   catorce   a   cuatro   miembros,   y   tres   en   1910.  Ninguno  formó  parte  del  tipo  de  estudiantina  que  se  iba  imponiendo.    

Reconstrucción de  la  Obrera  Gaditana  en  1910  (Ilus.  José  Valle).  Colección  del  autor.  

Estudiantina   "Fígaro   Jerezano"   /   Tuna   Jerezana   (1885   -­‐   1906)   19:   En   el   periodo   que   estamos   tratando,   no   sólo   fue   la   capital   la   que   contó   con   este   tipo   de   agrupaciones,   aunque   aquí   surgiesen  las  más  importantes.  Localidades  como  San  Fernando  o  El  Puerto  de  Santa  María,  a   finales   del   XIX   gozaron   durante   varios   años   de   algunas   autóctonas   que   desaparecieron   en   torno  a  1900,  a  pesar  de  ser  este  un  momento  de  auge.  La  única  que  tuvo  importancia  fue  la   que   a   continuación   se   detalla,   por   su   larguísima   duración   y   calidad   musical.   De   su   trascendencia  da  prueba  la  ingente  cantidad  de  noticias  aparecidas  en  prensa.       Inicia   sus   conciertos   por   motivos   benéficos   en   enero   de   1885,   y   en   su   primer   año   se   la   conoce   como  "Orquesta"  o  "Sociedad  de  bandurrias  y  guitarras",  hasta  que  para  el  Carnaval  de  1886                                                                                                                           19

Los  datos  aportados  figuran  en  el  artículo  de  Valle  Marcelino,  Héctor.  BREVE  RESEÑA  DE  LA  TUNA  EN   JEREZ   DE   LA   FRONTERA   (I).   DE   SUS   ORÍGENES   HASTA   1980.   22/03/2014.   Página   Web   de   la   Asociación   Tunae   Mundi.   Disponible   en:   <http://www.tunaemundi.com/index.php/component/content/article/7-­‐ tunaemundi-­‐cat/392-­‐breve-­‐resena-­‐de-­‐la-­‐tuna-­‐en-­‐jerez-­‐de-­‐la-­‐frontera-­‐i>.   Visto   por   última   vez   el   15/04/2014.    

10  


se constituye   como   estudiantina.   Durante   el   agosto   de   1888   nace   la   Tuna   Jerezana20,   siendo   la   primera   de   la   provincia   en   adoptar   dicha   denominación.   Sin   embargo   todo   hace   indicar   que   se   trata  de  la  misma  agrupación,  como  así  se  demuestra  al  volver  en  1902  la  "Fígaro".       Sin  que  haya  una  descripción  detallada,  los  comentarios  recogidos  en  la  prensa  y  su  inspiración     en   la   "Estudiantina   Española",   que   visitó   Jerez   en   1882,   dejan   entrever   que   usaron   el   típico   traje  escolar.    

Reconstrucción de  la  Tuna  Jerezana  en  1891  (Ilus.  José  Valle).  Colección  del  autor.  

Se   les   vio   durante   todo   el   año   en:   Carnaval,   donde   ganaron   concursos   organizados   por   el   Ayuntamiento;   actuaciones   benéficas,   contrataciones,   y   un   largo   etcétera.   Su   repertorio   será   el   clásico   de   los   grupos   inspirados   en   la   Fígaro,   por   lo   que   incidiré   en   ello   en   el   próximo   apartado.  Desaparecerán  entre  diciembre  de  1906  y  el  Carnaval  de  1907.     Entre   sus   integrantes   hay   pequeños   y   medianos   bodegueros,   artistas,   comerciantes   y   artesanos,   sin   descartar   estudiantes.   Algunos   eran   destacados   miembros   de   la   sociedad   jerezana,   tanto   de   su   vida   cultural   como   política,   de   hecho,   había   varios   profesores   de   la   Academia  de  Bellas  Artes  de  Santo  Domingo,  de  Jerez.  La  edad  de  los  individuos  identificados                                                                                                                           20

El  Guadalete.  04/09/1888.  Pág.  2.  

11  


(cuatro), estaban   entre   los   29   y   los   50   años.   No   estuvo   asociada   a   ningún   Centro,   pero   la   Sociedad  que  fundaron  tenía  como  uno  de  sus  principales  objetivos  la  enseñanza  musical21.     Otras   estudiantinas:   Las   anteriores   fueron   las   más   importantes,   pero   no   las   únicas.   Su   formación   era   algo   natural   en   los   carnavales   decimonónicos,   con   independencia   de   una   finalidad  más  allá  de  la  mera  diversión.  Tras  concluir  estos,  quedaban  disueltas.  Y  en  algunas   ocasiones  también  las  vemos  fuera  de  la  fiesta,  ya  sea  contratadas  o  postulando.       Quizás   su   falta   de   trascendencia   no   esté   directamente   relacionada   con   la   duración   de   la   agrupación,   probablemente   tenga   un   origen   multifactorial:   destrucción   de   archivos   y   hemerotecas,   falta   o   desinterés   de   la   prensa   local,   robo   de   documentación   de   la   mano   de   coleccionistas   e   investigadores   deshonestos.   Situaciones   donde   las   pequeñas   y   medianas   poblaciones  se  ven  afectadas  con  mayor  intensidad  que  en  las  grandes.     Teniendo  todas  estas  variables  en  cuenta,  el  hecho  de  que  la  información  existente  sobre  las   "otras   estudiantinas"   sea   tan   escasa   me  hace   pensar   que   no   tuvieron   relevancia   fuera   de   un   momento  y  un  lugar  muy  concretos.  Las  vemos  desde  el  siglo  XIX  y  llegan  al  XX,  pero  a  medida   que   transcurre   el   siglo   van   difuminándose   hasta   mantener   su   presencia   únicamente   en   las   grandes  ciudades.       Entre   las   que   parecen   seguir   los   nuevos   patrones,   se   podrían   mencionar   a   la   "Sanluqueña"   (1900  -­‐  1902),  la  "Algecireña"  (1902)  o  la  "Tuna  Roteña"  (1906);  de  las  formadas  por  músicos,   la   de   la   Banda   Jerezana   (1905)   o   la   de   coros   de   zarzuela   de   San   Fernando   (1901);   y   de   aficionados,   la   "Filarmónica   Novel"   de   Arcos   (1908).   A   pesar   de   la   gran   variedad   que   existió,   tardasen   uno   o   veinte   años,   su   destino   fue   el   mismo:   en   el   Carnaval   de   1911   ya   no   salió   ninguna.  Tristemente  todas  desaparecieron.      

                                                                                                                        21

Ibíd.    

12  


El Repertorio       Los   cambios   observados   a   lo   largo   de   la   historia   de   la   estudiantina   en   Cádiz   afectaron   también   a  su  música.  En  los  primeros  años  hubo  una  correlación  entre  el  origen  gremial  o  profesión    de   la  mayoría  de  sus  integrantes  y  el  repertorio:  si  pertenecía  al  ejército  o  a  un  coro  de  zarzuela,   las  piezas  que  se  montaban  estaban  relacionadas  con  la  música  militar  o  el  repertorio  lírico,  a   las  que  se  añadían  letrillas  o  coplas  alusivas.       Pero,   por   otra   parte,   una   asociación   musical   ajena   al   mundo   filarmónico   utilizaba   el   mismo   repertorio   que   cualquier   coro   o   comparsa   del   carnaval   gaditano,   como   cuplés,   jotas,   valses,   tanguillos,  etc.,  compuestas  por  y  para  ellos.    

Jota de  la  Est.  de  Artillería,  1884.  Fondo  Ramón  Grosso.  Sobre  2.  Biblioteca  de  Temas  Gaditanos.  

La  irrupción  de  la  Fígaro  modificó  este  panorama.  Aquellos  grupos  más  influenciados  por  ella   adoptan  sus  obras  o  al  menos,  el  mismo  estilo.  Que  actuaran  a  lo  largo  de  todo  el  año  (en  vez   de   hacerlo   únicamente   durante   el   carnaval)   favoreció   este   hecho.   Desde   1883,   siguendo   la   estela   de   la   Fígaro,   aparecen   en   las   estudiantinas   gaditanas   composiciones   que   también   figurarán   en   programas   de   principios   de   siglo,   como   la   mazurka   "Hamburgo",   por   la   Fígaro   Portuense  y  más  tarde  por  Medicina,  o  el  preludio  de  "El  anillo  de  hierro",  interpretada  entre   otras  por  la  estudiantina  jerezana  de  1885  a  1906.     Los  grupos  citados    no  llegaron  a  poseer  letrillas  o  temas  propios,  posiblemente  por  no  centrar   su  actividad  en  el  Carnaval,  pero  tampoco  renunciaron  a  tener  alguno  que  les  representara.  El   Fígaro   Jerezano,   por   ejemplo,   ya   en   1885   presentaba   la   "Jota   de   El   Fígaro,   de   Lucena",22   el                                                                                                                           22

El   Guadalete,   30/04/1887.   Pág.   2.   El   articulista,   o   quien   le   facilitara   la   información,   no   sabría   el   nombre  real  de  la  obra.  

13  


"Olé". La   de   obreros   de   la   Trasatlántica,   que   podría   pertenecer   a   esta   clase,   a   diferencia   de   otras   contemporáneas   carecía   de   letras   dedicadas,   pero   su   director   compuso   varias   obras   instrumentales   para   ella,   como   el   pasodoble   "El   Obrero"   (1902)   o   el   vals   panderetólogo   "Camilo"   (1904).   Lo   mismo   pasó   con   la   Tuna   Gaditana.   Estas   obras,   cuya   calidad   musical   superaba   a   la   de   las   letrillas,   se   popularizaron   sobre   todo   a   partir   de   1900.   No   obstante,   aquellas   cantadas   no   eran   mejores   a   las   que   interpretaban   las   estudiantinas   decimonónicas.   Debido  a  la  fama  alcanzada,  las  melodías  de  otras  agrupaciones  carnavalescas  se  integraron  en   el  repertorio.     Muchas   estudiantinas   mantuvieron   uno   de   los   dos   tipos,   pero   la   mayoría   mezcló   los   estilos,   sobresaliendo   algunos   de   forma   significativa.   Son   aquellas   que   sólo   salen   durante   la   festividad   carnavalesca,   pero   que   adoptan   las   innovaciones   musicales.   Una   representante   es   Medicina,   interpretando   numerosas   piezas   cultas   y   populares   españolas,   mientras   incluían   letrillas   y   pasodobles  propios.       En  el  repertorio  de  música  docta  se  incorporaban  piezas  de  ópera  y  zarzuela,  así  como  obras   de   compositores   famosos,   europeos   y   españoles,   de   su   época   o   intemporales,   vocales   e   instrumentales,  folklore  nacional  o  perteneciente  al  nacionalismo  musical  patrio.       Las   letrillas   compuestas   exprofeso   para   el   Carnaval,   se   vieron   relegadas   a   las   estudiantinas   menos   relevantes,   y   a   Medicina   por   su   relación   con   la   festividad,   motivo   de   su   formación   y   única   excusa   para   su   salida.   Hasta   la   actualidad   han   llegado   varias,   sin   perder   sus   antiguas   características,   como   la   jota   "Tuna   Médica",   compuesta   por   Damián   López   y   Luis   Martínez   Escauriaza23,  en  1902.      

  Por  todo  lo  expuesto,  se  puede  concluir  que  el  repertorio  general  habitual  de  las  estudiantinas   gaditanas  estaba  constituido  por:     • Aires  nacionales  (por  ejemplo:  “Aires  Andaluces”,  de  Lucena).                                                                                                                           23

Diario  de  Cádiz,  11/02/1902.  Pág.  2.  

14  


• • • • •

Zarzuela (Preludios,  Jotas,  etc).   Ópera  (la  Fantasía  de  La  Bohème,  de  Puccini).   Autores  europeos  populares  de  la  época  (Gavotta  de  Stephaine,  de  Czibulka).   Autores  españoles  populares  de  la  época  (pasodobles  de  Juarranz).   Obras   dedicadas   específicamente   a   estudiantinas   (pasodobles   como   “Tuna   Gaditana”,   de   Bartolomé   Llompart;   letrillas   de   carnaval   como   “Tuna   médica”,   Damián  López  y  Luis  Martínez  Escauriaza).   Coplas  de  agrupaciones  famosas  de  carnaval.    

• Se   trataba   de   un   repertorio   bastante   “moderno”   o   “actual”   para   las   estudiantinas,   pues   la   mayoría  de  las  obras  estaban  compuestas  por  autores  coetáneos.  Y  curiosamente,  se  asemeja   bastante  al  que  ahora  interpretan  la  mayoría  de  las  orquestas  o  agrupaciones  de  pulso  y  púa.        

A modo  de  conclusión     Como  hemos  podido  comprobar  a  lo  largo  de  este  trabajo,  es  el  cambio  lo  que  caracteriza  el   periodo  de  1900  a  1910  en  Cádiz.  Se  inauguró  el  nuevo  siglo  con  una  importante  cantidad  de   estudiantinas  que  recordaban  a  otros  muchos  conjuntos  musicales  propios  del  Carnaval,  pero   tras  diez  años  la  imagen  que  desprendían  se  asemejaba  mucho  más  a  lo  que  hoy  se  entiende   por   tuna.   Sin   embargo,   no   todos   los   parámetros   que   triunfarán   en   el   futuro   estuvieron   presentes.   Los   estudiantes,   elementos   fundamentales   en   años   venideros,   no   constituían   entonces   más   que   una   parte   minoritaria.   Aún   habría   que   esperar   más   de   una   década   para   que   naciera  un  concepto  más  evolucionado,  aunque  no  definitivo.      

15  

Estudiantinas gaditanas de principios del siglo xx (1900 1910)  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you