Issuu on Google+

CLASIFICACIÓN DE LOS SUSTANTIVOS

Por su significado, referente y forma, los sustantivos se clasifican en: Comunes y propios Sustantivos comunes - Se refieren a todas las personas, animales o cosas de la misma clase, sin particularizar su significado (hombre, caballo, casa). Agrupan los objetos que denominan por sus características, sin expresar rasgos distintivos. Por eso, se consideran sustantivos genéricos. Sustantivos propios - Particularizan o individualizan las diferentes versiones de una misma clase, especie o género (Pedro, Guatemala, Departamento de Español e Italiano). Se aplican a un solo ser (persona, animal o cosa). Por eso, se consideran sustantivos individuales.


Concretos y abstractos Sustantivos concretos - Sustantivos que designan seres perceptibles por los sentidos (mesa, niño, reloj). Sustantivos abstractos - Sustantivos que designan entidades que no se perciben por los sentidos (amor, altura, contradicción). Con frecuencia, denotan cualidades personales (bondad, virtud, honradez). IMPORTANTE: Los sustantivos abstractos necesitan apoyarse en algo para existir; es decir, que el objeto significado está expresado como no existente en sí. Por ejemplo, amor es abstracto porque sólo existe si lo abstraemos del sujeto que lo siente. En cambio, una silla existe en sí y por sí sola; es una entidad independiente. Individuales y colectivos Sustantivos individuales - Sustantivos que, en su forma singular, nombran a un solo ser (pluma, árbol, rosa).

Sustantivos colectivos - Sustantivos que, en su forma singular, nombran a un conjunto de seres (plumaje, bosque, rosal). Existen dos géneros: el masculino y el femenino. Son masculinos: Los sustantivos terminados en –o, or, -aje, -an, por ejemplo: el libro el amor el coraje el pan Los nombres que correspondan a personas de sexo masculino serán también masculinos aunque terminen en a, por ejemplo: el poeta

Los sustantivos que terminan en -ema, -oma, -uma son masculinos (estas terminaciones vienen del griego), por ejemplo: el idioma, el tema, el problema, el idioma, el telegrama, el programa, el fantasma, el reuma, clima, el sistema Los colores: el rojo


el rosa Los números: el dos el catorce Los días de la semana: el lunes el viernes Los ríos El Contramaestre El Amazonas Los lagos Los Grandes Lagos El Titicaca Los mares EL Caribe El Mediterráneo

Son femeninos: Los sustantivos terminados en -a, por ejemplo: la casa la mesa Los sustantivos terminados en -ción, -sión, -d, -z, -zón, por ejemplo: la canción la expresión la juventud la razón la tez Excepciones: el pez, el corazón, el tropezón, etc.. Los sustantivos terminados en –umbre, -ie, por ejemplo: la cumbre la serie Sustantivos femeninos terminados en o: la foto(grafía) (abreviatura) la moto(cicleta) (abreviatura)


la mano la modelo (si es mujer)


EL SUSTANTIVO: CLASIFICACION

Según su clasificación el sustantivo puede ser: Propio o Común. El sustantivo propio nombra a personas, animales o cosas específicas. Se escribe siempre con mayúscula en su primera letra. Pueden ser nombres de personas, ríos, países, ciudades, de animales, de títulos, de establecimientos, etc. Ejemplos: Raúl, Pérez, Loa, Chile, Ahumada, Biblioteca Nacional, “Minino”, Antofagasta, Presidente, Papa, etc. El sustantivo común nombra a personas, animales, cosas o ideas en forma general. Se escribe con minúscula. Ejemplos: muñeca, calle, mesa, gato, vaso, amor, termómetro, comedor, tigre, etc. A su vez el sustantivo común puede ser:

simple o compuesto primitivo o derivado concreto o abstracto individual o colectivo Sustantivo simple: es el que está formado por una sola palabra. Ejemplos: casa, almendra, sol, nube, lápiz, computador, casa, alfombra, etc. Sustantivo compuesto: es el que está formado por más de una palabra. Ejemplos: sacapunta, casaquinta, radiotelégrafo, televisión, limpiavidrios, plumafuente, telégrafo, parabrisas, radioaficionado, etc. Sustantivo primitivo: es el que no deriva de ninguna palabra. Ejemplos: flor, zapato, pan, ojo, queso, peso, pasa, hoja, lápiz, etc. Sustantivo derivado: es el que proviene de otra palabra. Ejemplos: floresta, zapatería, panadero, ojera, quesillo, panadería, florería, etc. Sustantivo concreto: es el que se puede percibir por medio de los sentidos; es decir, se puede ver, tocar, oler, escuchar, etc. Ejemplos: botella, muralla, tierra, espina, silla, parlante, auto, persona, etc.


Sustantivo abstracto: no puede percibirse por medio de los sentidos; es decir, no se puede escuchar, ni oler, ni tocar, etc. Ejemplos: guerra, amor, belleza, odio, compañerismo, lealtad, etc. Sustantivo individual: es el que nombra a las personas, animales o cosas individualmente. Ejemplos: pez, chancho, pájaro, soldado, libro, perro, gato, silla, plaza, etc. Sustantivo colectivo: es el que nombra en singular un conjunto de elementos iguales. Ejemplos: cardumen (conjunto de peces), piara (conjunto de chanchos), bandada (conjunto de pájaros), ejército (conjunto de soldados), biblioteca (conjunto de libros), jauría (conjunto de perros), etc. Atendiendo al género del sustantivo, éste puede ser masculino o femenino. Sin olvidar que también están aquellos que se consideran ambiguos.


Nombre sustantivo es el que significa cada cosa de por sí