Issuu on Google+

Febrero 2011

CARRIL LENTO. UNA DERIVA SITUACIONISTA DE REDRETRO [MÉXICO 2011] Propone: Operario A™

" Me temo que, en arte, soy agnóstico. Simplemente, no creo en todo su misticismo. Como droga, probablemente será muy útil a mucha gente... muy sedante; pero como religión ni siquiera está a la altura de Dios " Marcel Duchamp.

" El arte es una puerta a territorios que no se rigen por el espacio y el tiempo. Vivir es creer, ésta es mi creencia.

" Marcel Duchamp.

" Y sin duda nuestro tiempo... prefiere la imagen a la cosa, la copia al original, la representación a la realidad, la apariencia al ser... lo que es 'sagrado' para él no es sino la ilusión, pero lo que es profano es la verdad. Mejor aún: lo sagrado aumenta a sus ojos a medida que disminuye la verdad y crece la ilusión, hasta el punto de que el colmo de la ilusión es también para él el colmo de lo sagrado. " Feuerbach. Prefacio a la 2ª ed. de La esencia del Cristianismo.

Caminaba a toda velocidad por uno de los pasillos larguísimos de la linea verde-gris que te deja en la TAPO, en la gran ciudad de México, y al tiempo que recordaba como en una cancioncilla aquello de "visteme despacio que tengo prisa" pensaba también en aquello otro de que, si uno habla muy bajito, cuando la gente grita mucho, el grupo termina por bajar el volumen de sus voces, y uno es capaz de hacerse oír. Sentía, -no sin cierta angustia- que caminaba a toda velocidad sin tener en realidad la más mínima prisa por llegar a tiempo a ningún lado. Las grandes metrópolis son así. El ritmo frenético de las sociedades, mecanizadas y robotizadas, nos llevan a este típo de absurdos. Así que pensé, voy a andar cada vez más despacito a ver que pasa... Y así sucedió, que encontré a otros usuarios que viajaban a la misma "velocidad de crucero" que yo, y de pronto me relajé, caminé mucho más tranquilo y así surgió la idea de maquinar esta primera deriva Redretriana. Cuando viajamos -ya número desde que nacemos- somos en efecto, un número viajando con otro número asignado temporalmente, otra cifra añadida a nuestra formula individual. Somos una ecuación quizás. Todo este conglomerado de números, de ceros y de unos, convierten al usuario, a nosotros, a ti, a mi, durante el tiempo definido de ese trayecto en una No Persona; un viajero en el Espacio y el Tiempo/No Tiempo de este No Lugar llamado Metro. Pensé en lo energético de congregar en ese pasillo a unas veinticinco personas -o más si es posible-, tras haber colocado con vinilo recortable [removible pero resistente: Ñ™ deberiamos investigar este tipo de material] las letras que formen las palabras CARRIL LENTO sobre el suelo, en identica disposición y tipografía de las que vemos que se usan para este tipo de indicaciones. Caminaremos durante un tiempo indeterminado, buscando comunicar algo de pausa. Solo instantes sin punto posible de retorno. Añadido a esto propongo que de cuando en cuando alguien recite desde un megáfono el poema Prisa del escritor mexicano Octavio Paz. (Os lo adjunto al final del texto) La propuesta pues, es chingarse una deriva en la onda del espíritu de los situacionistas de los años sesenta. No deverá ser en exceso documentada, es decir, me gustaría, y algunos acá en México estamos rumiando con la inquietud de realizar este tipo de trabajos- la deriva como ejercicio donde lo importante es el "suceso con los otros usuarios, no como "artista" sino como usuario nomás, a la busqueda de un feedback con el otro usuario, el "ciu-dadá-no", personas libres pero encapsuladas y esclavizadas a convertirse en la imagen que cada uno de ellos creó para intentar parecerse a ella. Se pretende registrar con algunas fotos el concepto gráfico, el fake señáletico y alguna deriva de video desperdigada entre los Caminantes™ del Carril Lento™ que graben los Operarios y Usuarios que participen registrando el suceso, pero sin la pretensión de realizar un postproducción ni edición de "La Cinta", para centrarnos mas de veras en el juego y las interacciones personales y no en la "recreación audiovisual del juego", para encauzarnos en algun tipo de nueva dirección creativa que rompa con las últimas tendencias realizadadás en nuestras acciones en el DF. Dejo caer por otro lado mis inquietudes ante el echo de que la gente se condiciona y se comporta de una manera si hay cámaras, o si no. Creo necesaria la interaccion sin cámaras, excepto las que obviamente mucha gente pueda sacar, como en efecto sucede hoy en multitud de ocasiones gracias por ejemplo a los teléfonos celulares. Recuerdo una acción de Les Sussureurs (Los Susurradores) -en el metro del DF por cierto-, donde se susurraban poemas mediante unas grandes trompetillas a la gente que se prestaba para ello. No recuerdo videos, ni fotos espectaculares, no más la idea, creo que ese es el punto clave de esta acción, (no más quizás con algunas de las frases del poema Prisa de Octavio Paz como lemas o estandartes literarios y su voceado en el aire). No más la idea. Estaría genial que ejercicios como este se convirtieran en parte de los usos y costumbres de la ciudadania. Creo que como colectivo Redretro, aspiramos a ser una herramienta ciudadana para decir cosas, para contar verdades, para poner si es necesario el dedo en la llaga. ¿Aspiramos a creernos las alas y aprender a volar?. Yo me lo intento inventar cada día. Feedback con la gente. Es creo algo que se puede potencializar mucho más. Ahí la gente no solo se lleva un impacto visual sino un impacto emocional. Sin foto. Sin nada que "sacar a cambio de". Solo el disfrute del instante. Sin registro, como la vida misma, como esas veces que ves algo y piensas ¡carajo! ¡si hubiera tenido una cámara de fotos!. Ese es el reto de situación compadrit@s. Permanecen por el contrario en el aire propuestas para el RedretroVideoLab™ de ir precisamente en la dirección contraria, y jugar a recrear el Matrix, y trabajar con el video como herramienta en la busqueda de la creación virtual de la Red de Transporte Onírico™, en el plano visual, como un video juego que se mezcla con la realidad, como una especie de juego de rol, como cine de hipervideo, lineas de frames que son caminos, para terminar creando un entorno "OníricoGráficoVirtual" en el que intervengan los medios electrónicos, las derivas humanas, la busqueda del arte como terapia, y como camino simple para vivir, sin la permanente necesidad capitalista que se nos exige para ser competitivos y dar valor a las cosas por la cantdad de criterios positivos y monetarios que se hagan sobre ella, prostituyendo en muchos


caso el verdadero sentido de esa obra de arte. ¿Porqué se ha de poder vivir del arte?, ¿se vive acaso del aire?, ¿porque comercializar el arte?, ¿se comercializa el aire?. Aire es arte, arte es aire. El aire se ensucia o se enturbia, pero por el momento es algo gratuito para todo bitxo viviente y algo difícil de comercializar. Lo importante -en efecto maestro Marcelo-, es el proceso creativo, pero que "del proceso" no quede nada, que todo desaparezca, que solo quede el recuerdo. Duchamp ya lo sugirió de alguna forma, como en efecto ocurre: "el artista del futuro será clandestino". Será clandestino y efímero. Nulo en cuanto a producto final. Por eso me seduce la idea de la Deriva como herramienta para utilizar el arte como una forma de vivir, mas que como una profesión, o una artesania técnica de manipulación de elementos, pigmentos o pixels. Creo que deberíamos apuntar ciertas miras hacia algo asi como Arte Responsable es decir, dejar a los coyotes y a las hienas capitalistas, sin nada de carnaza que llevarse a la boca, no producir obra en el sentido material, tangible, poseible, sino más bien actos y piezas no materializables, ni duraderas, ni intercambiables, sino efimeros, etéreos, volátiles, sin el valor añadido del dinero, sin plusvalias, sin beneficios económicos, no poseible, cuantificable, que es el cancer del arte nuestro de cada día. A™

"...me gusta mirar el lado intelectual de las cosas, pero no me gusta la palabra intelecto. Intelecto, para mi, es una palabra demasiado seca, demasiado inexpresiva. Me gusta la palabra creencia. Engeneral, cuando la gente dice "se", no sabe, cree. Pues bien, por mi parte creo que el arte es la única forma de actividad en la que el hombre, en cuanto que hombre, se demuestra así mismo que es un verdadero individuo, capaz de trascender el estado animal. El arte es una puerta a territorios que no se rigen por el espacio y el tiempo. Vivir es creer, ésta es mi creencia." Marcel Duchamp.

PRISA por Octavio Paz A pesar de mi torpor, de mis ojos hinchados, de mi panza, de mi aire de recién salido de la cueva, no me detengo nunca. Tengo prisa. Siempre he tenido prisa. Día e noche zumba en mi cráneo la abeja. Salto de la mañana a la noche, del sueño al despertar, del tumulto a la soledad, del alba al crepúsculo. Inútil que cada una de las cuatro estaciones me presente su mesa opulenta. Inútil el rasgueo de madrugada de canario, el lecho hermoso como un río en verano, esa adolescente y su lágrima, cortada al declinar el otoño. En balde el mediodía y su tallo de cristal, las hojas verdes que lo filtran, las piedras que niega, las sombras que esculpe.Todas estas plenitudes me apuram de un trago. Voy y vuelvo, me revuelco, me revuelvo y me revuelvo, salgo y entro, me asomo, oigo musica, me rasco,medito, me digo, maldigo, cambio de traje, digo adiós al que fui, me demoro con el que seré. Nada me detiene. Tengo prisa, me voy. Adónde? No sé, nada sé - excepto que no estoy en mi sitio. Desde que abrí los ojos me di cuenta que mi sitio no estaba aquí, donde yo estoy, sino en donde no estoy ni he estado nunca. En alguna parte hay un lugar vácio y ese vácio se llenara de mí y yo me asentaré en ese hueco que insensiblemente rebosará de mí, pleno de mi hasta volverse fuente o surtidor.Ymi vácio, el vácio de mí que soy ahora, se llenara de sí, pleno de sí, pleno de ser hasta los bordes. Tengo prisa por estar. Corro tras de mi tras de mi, tras de mi sitio, tras de mi hueco. Quien me ha reservado ese sitio? Como se llama mi fatalidad? Quién es y que es lo que me mueve y qué es lo que aguarda mi advenimiento para cumplirse y para cumplirme? No, sé. Tengo prisa. Aunque no me mueva de mi silla, ni me levante de la cama. Aunque dé vueltas e vueltas en mi jaula. Clavado por un hombre, un gesto, un tic, me muevo y remuevo. Esta casa, estos amigos, estos paises, estas manos, esta boca, estas letras que formam esta imagem que se ha desprendido sin previo aviso de no se dónde y me ha dado en el pecho, no son mi sitio. Ni esto ni aquello es mi sitio. Todo lo que me sostiene y sostengo sosteniendome es alambrada, muro. Y todo lo que salta mi prisa. Este cuerpo me oferece su cuerpo, este mar me saca se saca del vientre siete olas , siete desnudeces, siete sonrisas, siete cabrillas blancas. Doy las gracias y me largo. Sí, el passeo ha sido muy divertido, la conversacion instructiva, aún es temprano, la función no acaba y de ninguma manera tengo la pretensión de conocer el desenlance. Lo siento: tengo prisa. Tengo ganas de estar libre de mi prisa, tengo prisa por acostarme y levantarme sin decirme: adios, tengo prisa. Octavio Paz, de Aguila y Sol - 1949

+INFO SOBRE EL SITUACIONISMO: http://www.elobservatorio.info/deriva.htm http://www.rallyconurbano.com.ar/e-situacionistas.htm

DEFINICIONES SITUACIONISTAS: Urbanismo unitario: Teoría del empleo del conjunto de las artes y técnicas que concurren en la construcción integral de un medio, en unión dinámica con experiencias de comportamiento. Tergiversación: Se emplea como abreviación de la fórmula: tergiversación de elementos estéticos prefabricados. Integración de producciones actuales o pasadas, del arte, en una construcción superior del medio. En este sentido, no puede haber pintura ni música situacionista, sino un uso situacionista de estos medios. En un sentido más primitivo, la tergiversación en el interior de las antiguas esferas culturales es un acto de propaganda que testimonia la usura y la pérdida de importancia de estas esferas.

Formulario para un nuevo urbanismo.Nos aburrimos en la ciudad, ya no hay templo del sol. Entre las piernas de los transeúntes los dadaístas hubieran querido encontrar una llave inglesa, y los surrealistas una copa de cristal, está perdido. Sabemos leer en las caras todas las promesas, último estado de la morfología. La poesía de los carteles ha durado veinte años. Nos aburrimos en la ciudad, hay que fatigarse asquerosamente para descubrir todavía en las pancartas de la vía pública misterios, último estadio del humor y de la poesía:

Bain- Douches des patriarches Machines a trancher les viandes Pharmacie des Sports Alimentation des Martyrs Beton Translucide Scierie Main -d´or Centre de récupération fonctionelle Ambulance Sainte - Anne Cinquième avenue café Rue des Volontaires Prolongeé Pension de famille dans le jardin Hôtel des Etrangers Rue Sauvag

(Baño- duchas de los Patriarcas. Máquinas de cortar carne. Farmacia de los deportes. Alimentación de los Mártires. Hormigón translúcido. Aserradero Mano de Oro. Centro de recuperación funcional. Ambulancia Santa Ana. Café (de la) quinta avenida. Calle de los Voluntarios Prolongada. Casa de huéspedes en el jardín. Hotel de los extranjeros. Calle Salvaje)

Hemos señalado ya la necesidad de construir situaciones como uno de los deseos básicos sobre los que se fundaría la próxima civilización. Esta necesidad de creación absoluta siempre ha sido mezclada estrechamente a la necesidad de j u g


a r con la arquitectura, el tiempo y el e s p a c i o ( . . . ).

Otra ciudad para otra vida. Constant. Nosotros reivindicamos la aventura. No encontrándola en la Tierra algunos se han ido a buscarla a la Luna. Apostamos, en primer lugar y siempre, por un cambio en la Tierra. Nos proponemos crear situaciones, y situaciones nuevas. Contamos con romper las leyes que impiden el desarrollo de las actividades eficaces en la vida y en la cultura. Nos encontramos en vísperas de una nueva era, e intentamos esbozar ya la imagen de una vida más dichosa y de un urbanismo unitario; el urbanismo hecho para el placer. (...) nuestro campo es la red urbana, expresión natural de una creatividad colectiva, capaz de comprender las fuerzas creadoras que se liberan con el decline de una cultura basada en el individualismo. A nuestro entender, el arte tradicional no podrá tener lugar en la creación de un ambiente nuevo en el que queremos vivir. (...) nuestra concepción del urbanismo es social. Nos oponemos a la concepción de una ciudad verde, en la que rascacielos espaciados y aislados deben necesariamente reducir las relaciones directas y la acción común de los hombres. Para que la relación estrecha entre el entorno y el comportamiento tenga lugar, la aglomeración es indispensable.


CARRIL LENTO™ Una deriva Situacionista by Redretro, Sistemas de Transporte Onírico™