__MAIN_TEXT__

Page 1

TRINCHERA a帽o 1 / n煤mero 1 / octubre 2012

Somos Masetti. La Trinchera de la comunicaci贸n Milagro Sala / Corte en Cerro Negro / Gleyzer Mekorot / Julio L贸pez / Siria / Che Guevara / Saqueo Bienes comunes / Stella Calloni / Golpe en Paraguay

militante, popular y antiimperialista


1 sumario

trinchera TRINCHERA los que luchan de la comunicación militante popular y antiimperialista

editorial (2) / “del Granma al Alba”: Paraguay Para-Multinacionales (3) / entrevista: MILAGRO SALA (4-5-6-7) / “dos, tres, muchos Vietnam”: SIRIA (8) / cultura de la base: TRELEW QUEMA (9) nuestros relatos: Julio Lopez (10) / saqueo: MEGAMINERÍA - MEKOROT (11-12-13) / rescate histórico: CHE GUEVARA (14) TRINCHERA es la revista de actualidad política y cultural de la agrupación Jorge Ricardo Masetti (M.E. Liberación). Si te interesa participar acercate a la mesa de la Masetti en Periodismo o escribinos a prensamasetti@gmail.com Colaboran en éste número: Lautaro Mensch, Pablo Eder, Martina Gennuso, Luisina Herrero Laporte, Juan Cruz Geli, Agustín Arzac, Luciano Gangoni, Franco Carignano, Ezequiel Lopardo, Simón Hincapié, Tomás Esteche, Magdalena Pacheco, Nicolás Sampedro, Dalila Tealdi, Cintia Mansilla, Carla Duimovich. Año 1. Número 1. Octubre 2012. Precio a colaboración. Copyleft.

sumate

prensamasetti@gmail.com agenciamasetti.blogspot.com.ar

Por el sobreseimiento de Fernando Esteche,

militante popular y profesor de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social Esta publicación se realiza bajo la licencia de uso creativo compartido. Está permitida la copia, distribución, exhibición de la obra bajo las siguientes condiciones: Atribución: se debe mencionar la fuente (título de la obra, autor, editorial, año). No comercial: no se permite la utilización de la obra con fines comerciales.


editorial

2

Cavar Trinchera de lo conquistado ante el ruido reaccionario de las cacerolas

Con este número nace Trinchera; bajo la imperiosa necesidad de crear nuestro propio relato histórico desde nuestro órgano de comunicación periodístico, fiel a los designios del pueblo. El mundo estalla en una crisis de paradigmas jamás vista. El imperio occidental de Estados Unidos y Europa central, despliega su voracidad depredadora contra los pueblos a fuerza de bombardeos. Los pueblos resisten semejante agresión en todas partes del mundo. A los ejemplos de Irak, Afganistán y Libia, ahora hay que sumar el de Siria, donde no sólo intervienen sus ejércitos regulares, sino que llevan adelante una Guerra de Cuarta Generación donde involucran a mercenarios, diplomáticos conspiradores y, fundamentalmente, a los medios infocomunicacionales distorsionadores de la realidad para generar consenso bélico en la opinión mundial. En Nuestra América mientras los pueblos luchan a destajo para avanzar en la conquista de derechos, Estados Unidos siembra el continente de bases militares. Los golpes de Estado de nuevo tipo en Honduras y Paraguay, son ensayos exitosos que prueban que la revancha del enemigo está a la vuelta de la esquina. En todos los casos de golpes fallidos o exitosos, o de desestabilizaciones institucionales, los medios de comunicación ocuparon un lugar central en el armado político-reaccionario. Si solamente cuatro corporaciones -O Globo de Brasil, Televisa de México, Cisneros de Venezuela, Grupo Clarín de Argentina- retienen el 60% de la rentabilidad total de los mercados y de las audiencias del continente, podemos sospechar que no es producto de la casualidad semejante concentración de poder, sino que obedece a una estrategia de dominación imperial de gran alcance. Hoy el pueblo argentino vuelve a presenciar manifestaciones de los sectores más reaccionarios de la sociedad, impulsados precisamente por corporaciones mediáticas que detentan el poder de la palabra. Intentan derrumbar el capital político popular acumulado durante la resistencia al neoliberalismo que logró plasmarse integralmente en las gestas insurreccionales del 19 y 20 de diciembre de 2001. Intentan construir la idea del cacerolazo como la gran herramienta de lucha de los argentinos. En el 2001 funcionó como un símbolo de la protesta porque la vangurdia del descontento popular estaba capitalizado por el pueblo pobre organizado, los piqueteros. Pero hoy no tiene ese carácter porque el ruido que parten de sus cacerolas es reaccionario, sino de otro modo no captarían el apoyo y la simpatía de Macri, de Binner, de Stolbizer, de Bullrich, de Pando y de cuanto facho anda dando vueltas con la intención de llevarnos puesto a los argentinos. Esas movilizaciones no tienen cuerpo orgánico desde las estructuras políticas tradicionales, pero sí de las grandes corporaciones infocomunicacionales. En esta clave, también debemos interpretar las últimas manifestaciones “milicas” de los gendarmes y prefectos, porque no son laburantes, son represores. Son tiempos donde los sectores populares organizados, más allá del gobierno, debemos construir nuestra propia agenda de lucha en función de nuestros intereses, que jamás serán los de la Sociedad Rural, Techint, Clarín, Barrick Gold, Monsanto, Spolski y de todas las corporaciones económicas. Pueblo discutiendo política en las calles, penetrando el Estado con su impronta para aniquilar todas las posibilidades de que ganen esta pulseada los sectores más oscuros y que puedan seguir consolidando el modelo económico saqueador extractivista de bienes comunes naturales y culturales. Queremos aclararlo de entrada: Trinchera no es sólo una revista para la Facultad de Periodismo. Nuestro propósito es mucho mayor; intentaremos disputarles la hegemonía de la palabra a todos aquellos corrompidos y mercenarios que día a día se interponen en el camino de la liberación de la Patria. Compañeros, el periodismo no es un título de la academia. Es una forma de interpretar la realidad que vivimos cotidianamente, por eso es crucial establecer desde qué vereda queremos transitar la profesión y nuestras vidas. Establecer si vamos a contribuir a la justicia y dignidad de los pueblos o a la rapiña de los poderosos que todo lo quieren para ellos. Nacimos en la Facultad de Periodismo de la UNLP como militantes políticos. Por eso vemos con preocupación también que la centralidad de la militancia de muchos compañeros de las agrupaciones de la facultad transcurra banalmente ofreciendo termos, facilitando resúmenes, o pidiendo balances. Somos militantes políticos, no administradores. Los centros de estudiantes deben brindar buenos servicios, pero esa no puede ser nuestra propuesta política porque aporta al desarme intelectual y práctico de la militancia impulsada por el neoliberalismo. Por eso no podemos dejar pasar un minuto más. Tenemos que escribirnos encima, soltar nuestros ataques verborrágicos contra el enemigo. Porque el desafío es enorme y debemos afrontarlo con determinación. Hay muchísimos discursos colonizantes que derrumbar, muchísimas conciencias hegemónicas que romper. Nuestra lectura de los acontecimientos no puede estar supeditada a lo que ellos ofrecen como noticia. Creemos nuestra propia agenda contra-hegemónica. Forcemos el debate, la discusión, en todos los ámbitos. Fortalezcamos nuestras verdades, hagámosla oír. Demos voz y entidad a lo que no se quiere mostrar, a lo que no conviene decir. Formemos un frente de resistencia a la invasión informativa. Ni periodismo corporativo, ni periodismo orgánico. Somos Masetti, y esta es nuestra TRINCHERA de la comunicación militante, popular y antiimperialista.


3del Granma al ALBA

HÍBRIDAS RAÍCES DEL

GOLPE EN

PARA Las instituciones que actualmente detentan el poder en el Paraguay y que dirigen el destino de sus pobladores son foráneas y no cuentan con respaldo popular. Sus técnicas de opresión están inspiradas por las prácticas de la United Fruit Company -Empresa estadounidense dedicada al latifundio y la explotación del plátano en Nuestraamerica entre 1899-1970-, que cuenta en su repertorio la exigencia de legislación que los beneficie, la explotación laboral de los pueblos, masacres obreras y la instauración de dictaduras sanguinarias o democracias genuflexas. Detrás del “golpe parlamentario” al Presidente Democrático Fernando Lugo están las empresas que vieron su accionar restringido por sus políticas. Sectores que ahora son los mayores beneficiarios de las decisiones del Presidente de Facto Federico Franco y de los poderes institucionales que lo respaldan. En un análisis de la situación, el Licenciado Guillermo Ortega de la organización BaseIS (Centro dedicado al estudio de la problemática social, ambiental, política y cultural del Paraguay) en relación a las causas del golpe enunció: “El dificultar la penetración sin ningún tipo de restricción de semillas transgénicas; el obstaculizar la importación de agro-tóxicos o de su contrabando; y el rol de la multinacional Rio Tinto Alcán (RTA) que busca generar un espacio de negociación para instalarse en nuestro país” y concluyó: “Esta serie de trabas para la acumulación de capital extranje-

PARAGUAY

GUAY MULTINACIONALES

por Simón Hincapié

ro, especialmente de las trasnacionales del agro negocio, hacen que consideremos que ellos tuvieron participación en este golpe”. En el caso de las multinacionales dedicadas al agro-negocio, se tiene el ejemplo paradigmático de Monsanto -sin desmerecer la siniestra labor de Syngenta, DuPont o de cualquier otra empresa dedicada a la modificación genética de semillas- que es beneficiada por el decreto presidencial 9503 del mes de agosto, por el cual se libera la importación de semillas transgénicas de algodón producidas por esa empresa. La acción provocó una serie de protestas de organizaciones campesinas y ambientalistas, que hicieron que el presidente saliera a defender la medida durante una eucaristía en una iglesia de Misiones (Paraguay). También merece atención la RTA de origen canadiense que pretende instalar una fundidora de aluminio bajo ciertas garantías que el nuevo gobierno paraguayo está dispuesto a otorgar. Paraguay genera más electricidad de la que consume. Cuenta con las represas de Yacyretá e Itaipú -compartidas con Argentina y Brasil respectivamente-, factor que no es ignorado por los capitales trasnacionales. Los excedentes paraguayos de la electricidad de Itaipú son adquiridos por Brasil a un costo inferior al del mercado, pero pueden ser reclamados por Paraguay cuando sean requeridos. La RTA pretende instalar una planta fundidora de aluminio con una inversión superior a los 4000 millones de dólares, pero con la exigencia de subsidio energético -que en las negociaciones actuales implica un canon más bajo que el consignado actualmente por Brasil-, qué según las cifras del Ingeniero Ricardo Canese -Viceministro de Minas y Energías paraguayo entre 1999-2000, profesor de la Universidad Nacional de Asunción y analista energético en medios- asciende a un

valor de 12.860 millones de dólares, eso sin tener en cuenta los recursos necesarios para la adecuación de terrenos, vías de acceso y tendidos eléctricos necesarios para el funcionamiento de la planta, que se estiman en 700 millones. Entre los argumentos del Federico Franco que obra como paladín del proyecto, se encuentran toda clase de declaraciones que van desde la soberanía energética, el respeto del país frente a sus vecinos, la generación de empleo, la industrialización, hasta alusiones a la Guerra de la Triple Alianza con lo que busca el amor nacionalista de sus compatriotas. Pero hasta ahora lo único que los hechos muestran, es que el Presidente de Facto le entrega en bandeja la nación a la voracidad de los capitales extranjeros, sin medir las consecuencias que acarrea para el pueblo. Pero la existencia de gobiernos que venden la soberanía de las naciones al peor postor y dejan al pueblo a su suerte, no es algo nuevo ni exclusivamente nuestro americano. El problema de fondo es el esquema económico y el modelo extractivista que incorpora una política que sobrepasa cualquier tipo de conducción política, no importa si es de izquierda, de derecha, progresista o como se autodetermine. Carmen Villalba, vocera del Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP) realiza una síntesis extraordinaria del modelo económico cuando denuncia la “adicción a las multinacionales” por parte de los políticos del Paraguay, lo que vuelve a las trasnacionales determinantes dentro de las naciones. Solo así se puede entender cómo las multinacionales (ejemplificadas en Monsanto o RTA) obtienen una legislación que los beneficie después de la instauración de democracias arrodilladas, tal como lo indica la historia de la United Fruit Company.


entrevista

4

“Ahora que regresa la esperanza y la tusca de la vida ya se está por apagar” Cinza-Dubin (Tango villero)

<<<<<<<<<<<<<< Captura fotograma del documental sobre “la marcha del apagón” de la agrupación J.R. Masetti, en proceso de producción.

ARRIBA QUEMANDO EL SOL Milagro Sala y la revolución tupaquera por Agustín Arzac

Podemos hablar con Milagro Sala movidos o no por el interés en su obra; la de todos los tupaqueros. Hacer un largo viaje hasta Ledesma, elegir participar o no de la “marcha del apagón” y los juicios al genocida que se hacen en esos días. Y ver si al fin, la mujer tiene unos minutos para cedernos una entrevista. También podemos hacer otra jugarreta. Mandar tres tipos y algunas cámaras en avión con indicaciones precisas. Forzar alguna negativa, esperar alguna reacción inoportuna, si no provocarla, y conseguir una entrevista malparida donde el que se defiende y se disculpa es la agredida. Presentar una entrevista a Milagro Sala supone un repaso previo, al menos breve, sobre los doce años de construcción de la organización. Construcción de poder popular, de dignidad, de autoestima y de respeto. Conocer en profundidad cada una de las conquistas del pueblo jujeño. Después sí, saldada la deuda con la historia y sus protagonistas; discutir acerca del lamentoso informe del gordo Larrata y todo su etnocentrismo de clase.


La textil, la metalúrgica y el cantri.

El M. E. Liberación viajó a Jujuy y vivenció el proceso de poder popular más importante del país: Tupac Amaru, hija de la resistencia al neoliberalismo más salvaje en la zona más olvidada y más pobre de la Argentina. Conocimos a estos compañeros que, a fuerza de piquetes y escraches, y soportando con estoicismo la represión -que ya les cobró once vidas-, supieron cargarse a cinco gobernadores en menos de una década y romper con lógicas asistencialistas y de clientelismos tan arraigadas en la provincia. La Tupac, con 15 mil puestos de trabajo, es hoy el tercer empleador de la provincia, detrás del Estado y del grupo Ledesma, de los Blaquier. Lleva construidas más de 7.000 viviendas, y en cada barrio, en cada “cantri”, hicieron fábricas metalúrgicas, textiles, bloqueras, pero también piletas (algunas climatizadas), complejos deportivos, centros culturales y centros de salud. Escuelas para niños con capacidades diferentes, escuelas primarias, secundarias y terciarias, donde se han incorporado cuatro nuevas tecnicaturas que son “Economía Social y Desarrollo local”, “Agente Sanitario y Promotor de la Salud”, “Turismo” y “Diseño y Producción de Indumentaria”. La construcción de sentidos en lo simbólico, las referencias permanentes al Che y a Evita como ejemplo de personas consecuentes, solidarias y luchadoras, han formado conciencia revolucionaria en cada uno de los tupaqueros. La tradición, las costumbres, los antepasados, la veneración a la pachamama han sido rescatados del olvido. La hermandad que los une a Evo Morales y al pueblo boliviano nos habla de un nuevo despertar Nuestroamericano, el sueño de la Patria Grande. La Tupac nos mostró una vez más, que el poder se conquista y que las reivindicaciones están ahí, para tomarlas. Y con los tupaqueros, el 27 de julio, marchamos para conquistar la justicia. “En Ledesma y Calilegua una noche sucedió, se llevaron compañeros la noche del apagón. Los Blaquier y los milicos fueron dueños del terror, secuestraron, torturaron no hay olvido ni perdón venimos aquí, para juzgarlos… los compañeros jamás serán olvidados…” La marcha del apagón La noche del 27 de julio de 1976 se cortó el suministro eléctrico en todo el departamento de Ledesma, provincia de Jujuy, mientras policías, gendarmes, militares y capataces de la empresa “Ledesma” allanaron y saquearon viviendas en Libertador General San Martín y Calilegua. En vehículos de la empresa se trasladaron más de 200 trabajadores, estudiantes y profesionales a galpones de mantenimiento del ingenio azucarero, donde permanecieron días y meses atados y encapuchados. Tras las torturas e interrogatorios, algunos prisioneros fueron liberados o enviados a comisarías y cuarteles militares; otros destinados a cárceles de distintas provincias. Treinta aún permanecen desaparecidos. Cinco años más tarde, Olga Aredez comenzó a marchar cada 27 de julio

desde el pueblito de Calilegua hasta Libertador San Martín reclamando justicia por su esposo, quien fuera el intendente de Libertador, y el único médico del pueblo. En 2005, esta incasable luchadora por los derechos humanos murió de un cáncer de pulmón inducido por la bagazosis, enfermedad presente en muchos pobladores y que es causada por el bagazo (desecho de la caña de azúcar) que produce desde hace décadas la planta pastera y azucarera emplazada en pleno centro de ese pueblo jujeño. Milagro, queríamos conocer tus sensaciones sabiendo que la justicia popular está por caer sobre uno de los genocidas más poderosos de la provincia, y también que nos cuentes cómo viviste la marcha de ayer que fue histórica… La sensación que tenemos es que estos tipos tienen un poder muy fuerte, no sólo en Argentina sino también en Latinoamérica. Y en estos últimos diez días han querido justificarse de cualquier forma. Primero decían que estaban siendo culpados injustamente y que en realidad no había pasado nada, que ellos nunca prestaron camiones, nunca nada. Después, cuando se acercaba la noche del apagón, comenzaron a decir que en realidad los milicos

eran demasiado fuertes y les sacaron los vehículos. En Calilegua y en Ledesma hubo 33 compañeros desaparecidos, que en principio fueron 200 compañeros detenidos. Los llevaron a Guerrero y ahí los torturaron. Todo lo que ellos digan es una mentira y una aberración. La gente en la marcha lo demostró. Esta es una lucha que viene de hace mucho. Yo vengo marchando desde hace 29 años, cuando éramos diez o quince personas y la gente cerraba las cortinas porque tenía mucho miedo. El otro día contábamos la anécdota cuando los camiones de Ledesma nos pasaban raspando las orejas. Nosotros éramos jóvenes, yo tenía 19 años. Íbamos con Olga Aredez y ella nos decía que no había que bajar los brazos, que acá teníamos que seguir. Cuando hicimos la marcha del 24 de marzo, nadie creía que los íbamos a tener a los genocidas en Jujuy sentados en un juicio. Porque se venían postergando. Cuando asumió el juez Poviña; ese día nos abrazamos con los compañeros y lloramos. Llorábamos de alegría porque decíamos, por fin vamos a ver sentados a todos estos genocidas. Y cuando nos anuncian los juicios más contentos nos pusimos porque decíamos “vamos a ser protagonistas”. La presión más grande que han tenido


entrevista

acá en Jujuy son los jujeños en la calle. Se logró cambiar un juez. Nunca en Jujuy, en una marcha de 24 de marzo, se habían visto más de 100.000 personas en la calle. Nunca se vio el 26 de junio en Calilegua y Libertador la cantidad de gente que se vio, a pesar de que hicieron una campaña nefasta. Es impresionante. Impresionante la cantidad de conciencia que andan caminando por la ruta, que andan caminando por las calles de Jujuy. ¿En qué consistió la campaña de hostigamiento que llevó adelante la empresa Ledesma en estos días previos a la marcha? Nosotros a Libertador fuimos con un poco de temor, ¿y mira quién te lo dice, no? Fuimos con un poco de temor porque el ingenio Ledesma había dicho a los trabajadores que nosotros íbamos a quitarle los puestos de trabajo porque queríamos que cierren la fábrica. Y a mi me da mucha bronca, porque cómo pueden inventar tremenda mentira y aberración, si nosotros sólo queremos que los tipos que estuvieron implicados con los genocidas vayan a la cárcel, simplemente. Nosotros no estamos yendo contra los trabajadores, como vamos a ir contra 4.000 familias que es lo que significa el ingenio Ledesma. Por ese lado el ingenio empezó a apretar a los mismos trabajadores para que salgan a la calle, defiendan a Blaquier, porque si no iban a tener que cerrar la fábrica y se iban a tener que ir. Ahí nomás dijimos que si se tenían que ir que se vayan, pero que dejen la empresa para los laburantes, que ellos iban a saber armar cooperativas y se iban a hacer cargo de la empresa. La historia argentina nos ha demostrado que cuando los laburantes se hacen cargo de las problemáticas, las soluciones vienen mucho más rápido. Porque las empresas trabajan para una sola familia y los laburantes lo hacen para todos, para muchas familias. Y bueno, ver 50.000 personas en un

pueblo tan chico como Calilegua y Libertador. A mí, que me conocen como una mujer dura, fuerte… las lágrimas se me iban porque miraba para arriba y sentía que Olga Aredez estaba al lado nuestro. Porque ella fue nuestra maestra, la que nos enseñó a caminar en medio de la ruta. Cuando decían que íbamos a ir a romper todo, yo les decía, tranquilos que el tiempo nos va a ayudar, que nosotros vamos a romper conciencias y ese día la historia va a cambiar. En ese sentido, nosotros como M. E. Liberación queremos agradecerte el hecho de que nos hayas invitado, porque además de la maravillosa experiencia que nos llevamos de aquí, viviendo la organización de la Tupac y experimentando una realidad algo exótica como es ver al pueblo argentino conquistando salud, vivienda y educación digna, además de eso, pudimos marchar contra estos genocidas como lo hacemos en otros juicios en La Plata o en Buenos Aires… ¿Sabes por qué nosotros invitamos a distintas organizaciones sociales o a distintos partidos? Porque sentimos que hay muchos que dicen “vamos a Cuba, vamos a ver la experiencia de Cuba”. La experiencia de Cuba es muy linda. Yo también he ido, cuando tenía 18, 20 años, y vine con toda la cabeza destrozada. En ese tiempo no tenía hijos, entonces decía, vengo arreglo todas las cosas en Argentina, agarro ropa y me voy a vivir a Cuba. Y me acuerdo que un amigo que tengo desde que somos chicos, de militancia, el “Nando” Acosta, con él que ya militábamos junto a Víctor De Gennaro, cuando les planteo esto me mecharon de los flequillos y me dijeron: “¿a dónde vas vos? Pero qué fácil, a un lugar donde está todo hecho, que fácil. A cualquier le gustaría ir a un lugar donde ya está todo construido, la Revolución, donde hablás sobre la Habana, cómo entró el Che, cómo entró Fidel… pero dejá que esa historia la cuenten los cubanos que lo han

6

vivido. ¿Por qué no militamos acá? Cambiemos la historia. Cambiemos la historia en Buenos Aires, en Córdoba, en Jujuy, en las provincias. Si se puede cambiar la historia con la militancia de cada uno de nosotros”. Que vengan ustedes es para que vean que las cosas si se pueden, que es posible todo, y que es posible acá en la Argentina. Porque no sólo en Jujuy se construyen viviendas, hay predios de natación, fábricas. Los compañeros de la Tupac de Mendoza también lo tienen. Los compañeros de Córdoba ya están con su experiencia también. Humildemente digo que si hay alguien que puede hacer las cosas mejor que la Tupac de Jujuy yo voy a ser la más feliz. Esperamos siempre que el ejemplo nuestro multiplique las experiencias en otros lados. Porque lo que queremos es el cambio para los argentinos y no únicamente para una organización social. Que todos puedan estudiar mientras sus padres trabajan. Que se terminen los famosos comedores o las copas de leche. Porque el día que ya no haya pobreza en Argentina va a volver a ser como en la época de Evita. A pesar de que este gobierno ha hecho muchas cosas. Creo que después de Perón, es el gobierno donde se ve que parte de la distribución de la riqueza está yendo para los que menos tienen. Por ejemplo la Asignación Universal por Hijo, que nosotros veníamos discutiendo desde la CTA y se hizo una votación y empezamos a planteárselo al gobierno. En ese tiempo era difícil verlo, pero hoy existe. Hoy están las cooperativas de construcción, donde los fondos vienen para que nosotros podamos construir nuestro propio futuro. Ahora, que falta más… sí que falta más. ¿Acá en Jujuy, cuáles son las políticas que faltan? Falta una política mucho más fuerte en la cuestión de pueblos originarios, en la entrega de tierras directa, una política mucho más seria en salud y en contra de la contaminación. Y nosotros no


7entrevista

estamos yendo en contra de las empresas mineras. Que quede claro. Hay dos cosas, uno cuando habla de contaminación, lo primero que dicen los dueños de las empresas es “están queriendo que nos vayamos”. No, nosotros queremos que esa empresa deje de contaminar y que dejen de cavar nuestros cerros como topos. Porque vienen con las maquinas, los explosivos, te cortan los riachuelos y te contaminan todo. Eso es lo que no se tiene que hacer. ¿Quieren la explotación del mineral? Busquemos otra manera. Nosotros no le queremos sacar el trabajo a nadie, la gente tiene que trabajar. En el norte, cerca de Chile, los jujeños tienen que trabajar y es un hecho. Por eso nosotros pedimos a los gritos la distribución de la riqueza. Para que la plata llegue hasta el lugar más inhóspito de la Argentina. Donde no llegan ni bolsones de comidas, ni un puesto de trabajo, ni una vivienda, un hospital, donde no llega un pavimento ni un cordón cuneta. ¿Y si estos tipos se están llevando este montón de plata por qué no invierten y levantan un hospital a todo trapo? ¿Por qué no hacen una universidad o un terciario en La Quiaca o en La Pampa? Que dejen algo. Porque te podés imaginar que acá en Jujuy, la empresa minera deja un total de 12 millones de pesos al año. ¿$12.000.000? Y vos ves salir los camiones y camiones por Chile de mineral. Nosotros seguimos siendo los hijos de la pavota, los pueblos originarios. Nos siguen robando las cosas y nosotros aplaudimos. Y encima le tenemos que salir a agradecer por los $12.000.000 que nos dejan. Los doce millones los pueden hacer un rollito y ya sabes lo que pueden hacer. Nosotros lo que queremos es que no contaminen y que si ellos van a seguir sacando mineral como sacan les cobremos mucho más, y les pongamos controles mucho más fuertes en contaminación y en saber qué se llevan de la Argentina. Vas a ver que ahí los tipos van a pagar el verdadero impuesto. Y con el impuesto que se les cobre a estas empresas, como también a “Ledesma”, a “La Esperanza” o a “La Mendieta”, vas a ver que a Jujuy no le va a ser falta plata de ningún lado. La manera de hacer política tiene que cambiar. Nosotros lo hemos demostra-

do. A nosotros nos dan la plata, construimos las viviendas y con lo que nos queda construimos un mundo de cosas. No para la Milagro Sala, para miles y miles de compañeros. Nosotros tenemos centros de salud, que son mini-hospitales, y viene todo el mundo a atenderse. Acá no hace falta que te digan: “a ver dame la tarjetita de afiliación”. A todo el mundo se lo atiende gratis, y si hay que internarlo de urgencia se lo interna y si hay que operarlo de urgencia se lo opera. Y en la escuela lo mismo, a todo el mundo se lo prepara. La única exigencia es que tanto el padre, como la madre y el hijo se prepare y estudie. Cuando uno pone alguito de voluntad vos podés llegar a tu meta. Nunca es tarde para estudiar ni para prepararse. Ver esta organización, la estructura que lograron, que no es otra cosa que el pueblo organizado disputando poder, nos lleva a preguntarte cuáles fueron y cuáles son las grandes diferencias y los puntos más álgidos de conflicto con el gobierno provincial... Cuando nos dieron para construir las primeras viviendas, el gobierno de la provincia se puso loco porque las empresas le empezaron a hacer despelote; ellos tenían la construcción de viviendas. Entonces entramos en discusión con ellos, si tenían que hacer mil viviendas por año y hacían cien. Ellos se excusaban diciendo que subía el material, esto y lo otro y “hasta que no me reconozcan lo que vengo gastando yo no puedo seguir construyendo”. Pero la mentira se caía porque ellos hacían las mismas viviendas que nosotros y el porcentaje que les quedaba era muy grande. Por ejemplo, nos pagaban $70.000 por vivienda construida y a ellos $140.000. Un 100% más… y sin embargo subía la bolsa de cemento y ellos paralizaban la obra; y nosotros no podíamos parar porque cada seis meses teníamos que entregar 500 viviendas. Todos estamos de acuerdo que sube el cemento, sube la cal, pero convengamos que la construcción deja mucha plata. Y está demostrado. Mirá toda las cosas que hicimos con la plata que queda de la construcción. Y esa fue una discusión que hubo en la mesa del gobierno de la provincia.

Nunca le pedimos que nos prefieran a nosotros. Si quisieran darnos la mitad de las casas a nosotros y la mitad a ellos, perfecto. Pero así como nos cuentan las costillas a nosotros se las tendrían que contar a ellos. Nuestra organización social prefiere llevar la plata que queda a las familias tupaqueras, que son cerca de 70.000 afiliados. Después, el sector político muy fuerte en la provincia y los grandes empresarios no quieren saber nada con que las organizaciones sociales tengan tanto poder. Pero nosotros en la década del ’90 nos quejábamos que la educación era muy mala y la salud también, y a nosotros no nos gusta vivir de la queja. Por último Milagro, quisiéramos que nos dejes una breve reflexión sobre éste Estado paralelo que están construyendo. ¿Pareciera un Estado paralelo, no? Porque la verdad que competimos con la salud del Estado, con la educación del Estado, con la construcción del Estado. Pero competimos de muy buena manera, tratamos de llegar a donde no se está llegando. Y por ahí cuando entregamos medicamentos controlamos que se tomen y hacemos seguimientos de cada caso hasta que los pacientes están curados. Una vez que se curó, que siga con su vida; pero si vemos que hay que hacer algo mucho mejor de lo que estábamos haciendo, se hace. Con la educación lo mismo, no permitimos que ninguna mamá, ni ningún chico o joven deje de estudiar. Nosotros vamos y los buscamos, y por ahí nos dicen “no tengo para zapatillas”, entonces tomá las zapatillas, y “no tengo para el colectivo”, tomá para el colectivo… somos muy cargosos. Y ya estamos teniendo buenos frutos de todo eso. Somos los mejores en el básquet en Jujuy, en matemáticas, el otro día los chicos del secundario Olga Aredez sacaron primer premio en Buenos Aires con un documental sobre el 24 de marzo. Los que nadan, los que juegan al rugby. Esta inversión que hacemos es para sacar estos frutos, y es lo que no entienden los sectores políticos, porque no entienden nada de lo que hacemos. Y vamos por mucho más de lo que tenemos.


“dos, tres, por Stella Calloni

muchos Vietnam”

NO A LA GUERRA - NO A LA MENTIRA Siria está bajo una grave amenaza de intervención y ocupación por parte de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) y los grupos mercenarios y tropas especiales de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Israel y otros países aliados en esta nueva aventura colonial. Las recientes declaraciones de la Secretaria de Estados de EE.UU, Hillary Clinton establecen que Washington sólo aceptará que el presidente Bashar Al Assad entregue el gobierno, para que las potencias de la OTAN puedan instalar una administración colonial, bajo la máscara de una “democracia” falsa. Clinton advirtió que su país puede decidir una intervención unilateral en Siria y desconoció todos los esfuerzos democráticos del gobierno sirio, como el plebiscito constitucional de febrero pasado, ganado con más del 80 por ciento de los votos y las legislativas de mayo donde intervinieron nueve partidos de la verdadera oposición democrática que se opone a una intervención extranjera. Asimismo amenazó a los países que no apoyen su posición diciendo que “no tendrán futuro”. El gobierno sirio realizó todos los esfuerzos para convocar a los observadores de Naciones Unidas, pero cada acuerdo. incluyendo el alto al fuego, que en su momento dispuso, fueron respondidos con ataques terroristas en la capital siria y en los pueblos arrasados por mercenarios, cuya presencia nadie desconoce, porque han sido entrevistados y denunciados por medios europeos. Las potencias exigen al ejército sirio retirarse de su propio territorio cuando están defendiendo a su país, al costo de más de tres mil muertos en sus filas, muchos de ellos ejecutados y víctimas de crueles torturas de las que se ufanan los mercenarios que utilizan las tropas de esas mismas potencias. Las crueles masacres contra la lquieren ser atribuidas al gobierno sirio, imitando el modelo que aplicaron en

Libia. Los dirigentes del Consejo Nacional Sirio, pertenecen a ONGs y fundaciones ligadas a la inteligencia de EE.UU y sus aliados, como han demostrado investigadores de Europa y de Estados Unidos. El supuesto Ejército Libre de Siria (ELS ) integrado mayoritariamente por mercenarios, está pagado por las potencias como lo han reconocido públicamente, que les envían cada vez más dinero y armas más potentes, incluyendo misiles de alto poder. Lamentablemente el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon no está cumpliendo con la agenda de paz que le corresponde sino acompañando la decisión de guerra de Estados Unidos, sin escuchar siquiera al enviado Kofi Annan, quien renunció recientemente, o informar sobre las denuncias y pruebas que desmienten a los medios masivos, involucrados en esta guerra cruel. En la mayor campaña de desinformación de los últimos tiempos se han creado laboratorios que han trucado fotografías, filmado videos falsos que envían al exterior: las marchas multitudinarias de apoyo al gobierno son mostradas como si fueran de la “oposición” y las masacres atribuidas al gobierno sirio. Han mentido incluso organismos de derechos humanos bajo control de las potencias hegemónicas.“ El ataque contra Siria está dirigido desde bases militares en Turquía y allí se financia y se arma a paramilitares con una estrategia muy parecida a la utilizada por los militares estadounidenses en las guerras en Centroamérica, en la época en que John Negroponte era embajador en Honduras” denuncia el Equipo Nizkor de España, (especializado en Derechos Humanos). Los medios del poder hegemónico manipulan, mienten, desinforman como parte del armado de una guerra de Baja Intensidad-.“La OTAN prepara la mayor operación de intoxicación de la Historia” denunció la Red Voltaire el pasado 12 de junio, con datos precisos sobre esta operación en marcha, mientras que se reconoce la aplicación de la

8

*

“guerra cibernética”. Hay pruebas de todas las denuncias formuladas por el gobierno sirio y el de Rusia, además de otros países y verdaderos periodistas independientes. Por todo esto llamamos a reaccionar para impedir otro genocidio, que se agrega a lo sucedido en Afganistán, Irak y Libia, países invadidos bajo argumentos falsos, mientras anuncian nuevas invasiones como a Líbano y a Irán, que la humanidad no debe aceptar más. Esta invasión a Siria, coloca al mundo al borde de una guerra nuclear. Y representa una grave amenaza para todos los países del mundo, y especialmente para América Latina, en momentos en que Estados Unidos desarrolla abiertamente, un plan de recolonización de nuestro continente, intentado destruir la integración y unidad lograda por la decisión de gobiernos elegidos y sostenidos por la voluntad de nuestros pueblos. No pueden hablar de “dudas” los intelectuales progresistas ante la situación dramática que significan las invasiones criminales y la ocupación de países soberanos, y cuando existe tanta información en todos los casos, que se puede obtener por fuera de los medios masivos de desinformación, convertidos en publicistas de una guerra colonial, violando todo paradigma ético en el periodismo y haciéndose cómplices de violaciones gravísimas a los derechos humanos en los países bajo agresión. Debemos detener este nuevo crimen antes de que sea demasiado tarde para la humanidad. Llamamos a una solidaridad efectiva y contundente. Ni un día más de guerras coloniales, denunciemos y derrotemos a la desinformación. Basta de genocidios, de pueblos ocupados colonialmente, de golpes de Estado, bases militares y fundaciones de contrainteligencia disfrazadas de “democráticas” que nos invaden silenciosamente cada día. Contra la guerra y por la paz verdadera.

* publicado en PIA


9 cultura

de la base

TRELEW QUEMA

Raymundo Gleyzer. Ni olvido ni perdón

por Juan Cruz Geli

“...algún día volverá a aparecer Raymundo en medio de su pueblo. Todo parece indicar que así ha de ser.” Tomás Gutiérrez Alea En el momento en que Raymundo Gleyzer, con esa trinchera cinematográfica de denuncia social que es el grupo Cine de la Base, está filmando Los traidores, se produce en el “sur profundo” del país la masacre de Trelew. Algunos días antes, miembros de las tres organizaciones armadas más importantes del país -PRT-ERP, FAR y Montoneros- planean una fuga masiva (alrededor de 120 compañeros) del penal de máxima seguridad U6 de Rawson, donde están presos bajo la dictadura de Lannuse. En la tarde del 15 de agosto de 1972 toman el penal, y se disponen en grupos para trasladarse al aeropuerto de Trelew, a unos 20 kilómetros. Un primer grupo de seis militantes logra llegar al aeropuerto, donde aborda un avión comercial que realizaba el trayecto Buenos Aires- Trelew. Un segundo grupo de diecinueve, por inconvenientes en el traslado, llega al aeropuerto una vez que el avión está levantando vuelo rumbo a la Chile de Allende, con los otros compañeros abordo. Inmediatamente, ante la situación de amenaza militar que los acecha, los diecinueve militantes deciden tomar el aeropuerto, convocar a los medios y entregar las armas. Entienden que es la opción más conveniente para continuar la lucha. Frente a las cámaras lo hacen. Dos voceros del grupo, Mariano Pujadas (Montoneros) y Pedro Bonet (PRT-ERP) explican las razones que justifican la continuidad de la lucha, remarcan la persecución y represión de la dictadura sobre las organizaciones y la manifestación popular. Expresan su voluntad de entregarse pacíficamente, y piden que se verifique el estado de salud de todos, en previsión de futuras represalias. También piden garantías para ser trasladados nuevamente a la U6 de Rawson, donde estaban alojados previamente. Pero en cambio, son trasladados a la base aeronaval almirante Zar de Trelew, donde seis días después son fusilados. 22 de agosto de 1972. En la masacre de

Trelew fusilan a diecinueve revolucionarios, dieciséis mueren y tres logran sobrevivir. En Buenos Aires, Gleyzer (militante del PRT) se entera de lo sucedido en Trelew y decide suspender el rodaje de Los traidores. Siente que es necesario mostrar los verdaderos hechos de la masacre, desenmascarar la versión oficial que plantea un intento de fuga de los revolucionarios, impulsada por el gobierno militar y sostenida por los medios burgueses. Realiza de modo urgente el mediometraje Ni olvido, ni perdón. Toma la conferencia de Mariano Pujadas y Pedro Bonet en el aeropuerto prácticamente entera, le agrega un prólogo y un epílogo explicando los hechos, sobre fotos e imágenes de las actas de las declaraciones judiciales. Pero más allá de las formas y los recursos estéticos, piensa Gleyzer, lo necesario y fundamental es el carácter de denuncia que representa la película. Es una verdadera herramienta de contrainformación, que sirve para desmentir las versiones de los medios masivos de comunicación, que quieren hacer pasar los fusilamientos como un “enfrentamiento”. El Grupo Cine de la Base se caracteriza por eso: por descifrar los matices de la realidad argentina, por contar lo que pasa, vincularse a las luchas populares, atender a lo que se está dando y el cine comercial no muestra. Álvaro Melián, integrante de Cine de la Base, sintetiza la premisa del grupo cuando afirma que hay toda una concepción de lo que es el cine: “nosotros pensamos en la necesidad de construir un discurso cinematográfico que esté ligado a las luchas sociales más que a una propuesta de creación de una estética particular” . Los compañeros que integran el Cine de la Base comparten la perspectiva ideológica de Mario Roberto Santucho, máximo dirigente del PRT-ERP y uno de los integrantes que logran irse en el avión rumbo a Chile. Santucho promueve la unidad práctica de las corrientes políticas en busca de un mismo horizonte para el cambio social . Raymundo Gleyzer apoya esa perspec-

tiva e intenta reflejarlo en sus películas, con su cámara como un arma de denuncia. Esta convencido de la trasformación revolucionaria de la vida social, de su carácter necesario, justo. Entonces y sobre todo, Ni olvido, ni perdón es un fiel reflejo de la unidad política de los revolucionarios. Es un dato a subrayar el hecho de que el grupo esta integrado por militantes de distintas organizaciones, con una clara postura de unicidad luchadora. En palabras de Jorge Giannoni -cineasta miembro del Cine de la Base y creador de los documentales Palestina, otro Vietnam y Las vacas sagradas- explica sobre la intención comunicacional Ni olvido, ni perdón: “la dábamos como muestra de la unidad de las organizaciones. Porque ahí, en la conferencia de prensa que ellos dan en Trelew, están todos. Entonces la proyectábamos para decir: ` ¿Ven que están todos? Ahora, ¿por qué nos vamos a pelear todos?´” . Las declaraciones de Bonet y Pujadas, en la madrugada de agosto en el aeropuerto trelewense, son contundentes, consecuentes de lo que piensan y hacen: “Bregamos por anular, por romper en base a la discusión pública, en base a la discusión frente a las masas, las pequeñas diferencias que tienen las distintas organizaciones armadas. Esto es la prueba”. Y esa es la prueba que toma y muestra Gleyzer: el carácter compartido de la lucha, el carácter superador que los distintos aportes le pueden brindar a la misma causa. La misma causa que los mantiene vivos en el legado de lucha que reivindicamos.


nuestros relatos

10

Un día de escuela más por Luciano Gagnoni Si bien el jardín daba más ventajas, esta vez tendría que sortear algunas dificultades para ver el aula. Primer grado era otra cosa. En el acto siempre lo mismo, chicos cabeceando tras las palabras vacías de los profesores, y directores, que se creen poseedores de la palabra y realizan encrucijadas descripciones de los niños que recién ingresan comparándolos con palomas, mariposas, soles, hormigas, porque no son personas, son niños. Entraron todos al aula, como un pelotón, y se pararon al lado de lo bancos esperando a la autoridad. Recibieron y dieron los saludos de rigor, luego se sentaron. El ambiente no era ameno. Algo raro volaba en el aire como en un cuento de Lovecraft. Las cosas se confundían, pero imaginé que sería por el vidrio de la ventana, con esa sucia limpieza que es capaz de poseer la escuela. La maestra comenzó a tomar lista, detrás de esos gruesos vidrios se veían los monstruosos ojos que una vez me arrebataron a mis padres. En el momento en que la autoridad suspiró el universo pareció meterse en un tubo y girar, me sentí dentro de un caleidoscopio, todas las formas se modificaron, todo se moría o renacía con la parsimonia y agilidad de los sueños, también con su descontento e irrealidad. - ¿Albarracín? - Presente - ¿Ahuel? - Presente - ¿Barcci? - Presente –cada chico que contestaba levantaba la mano y era escrutiñado como a un criminal. Los niños sentían ese peso y agachaban la cabeza por no sobresalir. - ¿Boel? - Presente - ¿Cardatto? - Presente - ¿De Marco?

- Presente - ¿Gallero? - Presente –la tensión aumentaba conforme los nombres seguían transcurriendo. - ¿Imoel? - Presente - ¿Izaola? - Presente - ¿Lopez…?-silencio. - ¿Lopez…?-silencio Uno de los niños, el más valiente, o el menos conciente, se paró y dijo: «Lopez no está… hace mucho que no está» con la cabeza gacha, la voz quebrada y los ojos cristalizados de lágrimas. Los demás, conteniendo el llanto, miraron al compañero que se había atrevido a enfrentar al monstruo con algo de lástima, orgullo, y resignación, con ese cariño y esa piedad que causa la gente que está por morir. Todos los ojos clavados en ese futuro cadáver, y el olor a tiza y sudor se metamorfoseó en amoníaco. La maestra frunció el entrecejo, memorizó el rostro de su interlocutor y siguió: «¿Loyola?»

6 y encubrimiento

años de impunidad

--------------------------------------------------Esta sección busca poner en circulación aquellas ficciones que nacen en los talleres de textos de la facultad. Envianos tu relato prensamasetti@gmail.com. --------------------------------------------------------

Bancamos la educación pública y a sus trabajadores. No al ajuste de Scioli y De Lucia


¿Y la soberanía? Bien, gracias

por Nicolás Sampedro

En estos últimos meses, en los diferentes discursos mediáticos y desde diversos sectores, empezamos nuevamente a leer u oír determinados términos o conceptos que parecían estar fuera del diccionario de quienes detentan el poder en nuestro país. El primer caso es el concepto de “soberanía” y el ejemplo más reciente es la discusión sobre la recuperación de un porcentaje de las acciones de YPF. Otro ejemplo es el caso de Malvinas y los constantes reclamos desde el gobierno nacional ante la comunidad internacional. Entendiendo que este concepto tiene varias formas de definirse -según quién lo haga- debemos dejar en claro que en nuestro caso comprendemos a la soberanía como el derecho que tienen los pueblos de determinar qué quieren hacer de sus vidas, territorios, formas de producción, entre varias otras cosas. Por consiguiente hablamos de “soberanía popular”. Otro de los términos a resaltar en este primer número, es el concepto de “Bienes comunes”, entendiendo a éstos como aquellas cosas que son de todos y de ninguno a la vez. El aire que respiramos, el agua, la tierra, la comida, son necesidades básicas del ser humano, por consiguiente son bienes de todos, lo cual no implica que podamos hacer lo que queramos, y mucho menos que algunos buitres se los apropien, los exploten o los vendan según su antojo. En el contexto mundial en el que vivimos, la disputa por estos bienes es algo que a menudo podemos observar en diferentes situaciones de nuestra vida cotidiana, sobre todo en los medios de comunicación -¿o incomunicación?Por citar uno de los últimos casos, tenemos el ejemplo de la reciente invasión de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) en Libia. En ese país lo que se buscó -y logró- no fue devolver la democracia a un pueblo, sino todo lo contrario: violar sus derechos para poder sacar de allí las mayores ventajas económicas y geoestratégicas, a través del robo de sus bienes comunes -agua y petróleo principalmente-. Cabe destacar que Libia era el país con mayor calidad de vida de toda África. Algunos datos que sirven para clarificar: según el Banco Mundial (BM) el nivel de ingreso per cápita (por persona) de Libia en 2009 era de U$S 12.320 cuando el promedio en Oriente Medio y el norte de África es de U$S 3.678; la esperanza de vida según la misma entidad era de 75 años; la electricidad era gratuita para

todos; la vivienda era considerada un derecho humano; los préstamos bancarios eran a tasa de interés 0% por ley (el islam no permite la usura); la educación era gratuita y de alta calidad (el nivel de alfabetismo era 83%); la atención médica era gratuita y de calidad; cualquier libio que quisiera ser agricultor recibía tierra, casa, animales, equipamiento y semillas totalmente gratis; el banco central libio era del Estado; el 01 de julio de 2011, 1.7 millones de libios marcharon a la Plaza Verde de Trípoli para protestar por los bombardeos de la OTAN –esto implica el 95% de la población de Trípoli, Libia tenía sólo 5 millones de habitantes-. Las potencias imperiales, nucleadas en lo que se conoce como “la tríada” -EEUU, Unión Europea y Japón- se han encargado a lo largo de la historia, de hacer todo lo posible por obtener estos bienes. Porque quien los tiene, tiene el poder. Ya sean para el consumo propio -alimentación, industria, industria militar, construcción, entre otros- o para venderlos y poder obtener ventajas económicas, generando un círculo en donde cada vez se quiere más y más. Argentina, al igual que el resto de Nuestramérica, tradicionalmente estuvo vinculada con la producción de materias primas. Lo que se conocía como “modelo agroexportador” o “agro-minero-exportador”. Actualmente está inmersa dentro de un modelo de producción que se conoce como “modelo extractivista”. Este concepto hace alusión a una forma de producción que depreda la naturaleza sin importar las consecuencias. Lo importante es generar divisas que permitan “tener caja”. Lo peor del caso es que en general, esta forma de producción está concesionada a grandes multinacionales como Monsanto, Cargill, Noble Grain, Bunge Lted., Dreyfus, Nidera, ADM, Barrick Gold, Yamana Gold, BHP Billintong, Xtrata Copper, British Petroleum, Goldcorp, Exxon Movil, Repsol, Panamérican Energy, Coca Cola, Bayer, Roche, entre muchas otras. Por ejemplo, en materia de soja, el 83% de las exportaciones está concentrado en sólo siete empresas de las cuales sólo una es argentina. Las políticas que ejercen estas corporaciones son políticas de saqueo. Estas son posibles gracias a la total connivencia con los gobiernos de turno, quienes les otorgan acuerdos muy beneficiosos –subsidios, deducciones

impositivas, cesión de terrenos fiscales, estabilidad fiscal por décadas, entre muchas otras- y les permiten manejarse con total impunidad. Por citar sólo un ejemplo, Argentina en los primeros 5 años luego de la implementación de las leyes menemistas que regulaban el sector –vigentes hasta hoy en muchos casos-, permitió no sólo que las multinacionales mineras se lleven totalmente gratis los más de 40 minerales que extraen de nuestro territorio, sino también utilizar grandes cantidades de agua y energía casi sin costo, la generación de un impacto ambiental casi irreparable. Como si fuera poco entregó más de 860 millones de dólares en la diferencia impositiva que se genera entre lo que el Estado recauda y los subsidios que otorga por ser una explotación no convencional -situación que no sólo no se ha modificado sustancialmente, sino que se ha agravado en los niveles de entregaHablar de soberanía hoy, implica comprender que está siendo vulnerada día tras día por esas empresas que obtienen grandes ganancias a costa de la vida de los pueblos, de sus formas de vida, sus culturas. Corrernos de ese análisis es negar -por desconocimiento o por complicidad- una realidad concreta de nuestra época. Ante esta situación, los pueblos encontraron -y encuentran- en las calles y rutas el lugar donde dar batalla para enfrentar a estos degenerados y sus cómplices locales, en defensa de lo que les pertenece. A modo de ejemplo se pueden mencionar las luchas de los movimientos campesinos e indígenas por su derecho a la tierra, las luchas contra los ingenios azucareros en el norte, las luchas contra la megaminería en la cordillera, entre muchos otros. Discutir en torno a soberanía supone que determinemos qué hacer con nuestros bienes comunes. Tal y como están las cosas planteadas en el mundo, la única alternativa es seguir estando en las calles, organizados y dispuestos a dar batalla a lo que venga.


12

saqueo

Megaminería, contaminante y saqueadora por Lautaro Franco Mensch

L a actividad minera a gran escala en

Argentina, esta enmarcada en el modelo económico y político neoliberal, que se desarrolló en los años´90 con el menemismo. En esta década, una serie de leyes promulgadas por el gobierno nacional, como la Ley 24.196 de Inversiones Mineras (1993), abrieron el arco legal para la intervención de empresas transnacionales y profundizaron el modelo de saqueo y dependencia frente a capitales extranjeros. Con este marco la actividad minera es la actividad extractiva que más ha sido beneficiada e incentivada por la legislación de nuestro país, y conforma hoy una de las contradicciones más grandes en el sistema de desarrollo nacional. La mega minería a cielo abierto demanda enormes cantidades de agua y contamina las cuencas hídricas con metales pesados y sustancias químicas como el cianuro, todos efectos comprobados que, muchas veces, comienzan después de que se retiró la empresa y se cerró la mina. Por cada onza producida,

se genera un promedio de 79 toneladas de desechos. Sumado a la problemática ambiental que sufren las poblaciones locales, donde se daña la economía regional con base en la agricultura y se pone en riesgo el agua y la tierra de las generaciones futuras, surgen las contradicciones económicas y políticas, ya que las empresas transnacionales tienen total libertad para actuar y enriquecerse en nuestro territorio. Según el artículo 22 de la Ley 24.196, las provincias no pueden cobrar un porcentaje superior al 3% sobre el valor “boca mina” del mineral extraído. Este negocio de la dependencia por miserables regalías, no hace más que alimentar el modelo agro-minero exportador que atenta contra nuestra independencia y el derecho a la autodeterminación de los pueblos. Es por ello que a lo largo de estos años se han ido consolidando diferentes asambleas que luchan contra el saqueo y por la vida, asambleas que nuclear los intereses de las poblaciones afectadas,

frente a la complicidad entre las empresas y los gobernantes nacionales, provinciales y municipales. En julio y agosto de este año, en un intento de nacionalizar la lucha, este conjunto de asambleas realizó un corte selectivo a minera La Alumbrera (minera en actividad más grade del país) Bloqueo Nacional Cerro Negro. La relación entre la gobernación de Catamarca, la empresa multinacional Alumbrera en planes de instalar “Agua Rica” (tres veces más grande), la policía de la provincia, los medios locales y los grupos de choque financiados por la minera para desalojar la protesta pacífica, demostró la impunidad que viven día a día las poblaciones del interior y demostró cómo las empresas extranjeras guían, por sus intereses, el poder político en Argentina. Es necesario rever y actuar sobre esta problemática con un interés nacional, en busca de la soberanía sobre nuestros bienes comunes, por la salud y el ambiente sano y por la vida.

Viajamos al corte selectivo contra los camiones que abastecen a la minera La Alumbrera en Cerro Negro, Catamarca.


13 saqueo

Las aguas turbias suben esta vez

por Luciano Gangoni

La empresa de aguas israelí Mekorot es uno de los principales bastiones de la ocupación en Palestina y está trazando los planes para emplazarse en la provincia de Buenos Aires. El 11 de enero de 2011, Daniel Scioli anunció la construcción de una planta potabilizadora en La Plata, luego de una reunión con directivos de la empresa en suelo israelí. La construcción de la nueva planta quiere hacerse ver como una inversión extranjera, pero en realidad es un gasto provincial que se puede ver en el articulo 53 del presupuesto aprobado en el 2010. El mismo dispone una autorización para que el gobierno bonaerense pueda contraer deuda “por un monto de hasta 100 millones de dólares o su equivalente en otras monedas y por un plazo de hasta 15 años y con aval de fondos de la coparticipación federal”. El proyecto implica un “cargo de obra” adicional que deberán pagar 225 mil usuarios, lo que representa un aumento en las tarifas del 33 %. También se anunció la creación de una planta de reciclado de efluentes cloacales en Bahía Blanca. Mekorot está explotando los acuíferos palestinos. Un informe del banco mundial señala que “extrae más del 50% de los acuíferos que sirven tanto a Cisjordania como a Israel.” (www.palestina.int.ar). La empresa obliga al pueblo palestino a vivir con 70 litros de agua diarios, mientras que “los asentamientos [israelíes] establecidos ilegalmente, tienen un suministro casi ilimitado de agua” según un informe de Amnistía Internacional.

La intención está a la vista: generar padecimiento al pueblo Palestino con el fin de desterrarlo. El nefasto escritor inglés Israel Zangwill, sentó el precedente sobre el que se erigió el sionismo “una tierra sin pueblo, para un pueblo sin tierra”. El sionismo no concibe al estado palestino, ni a su pueblo y la provincia de Buenos Aires está avalando la ocupación con este gesto de negociación. En este sentido, el asesor

de prensa de la Embajada Palestina en el país, Rafael Araya, señala: “La Argentina padece la usurpación de su territorio en las Islas Malvinas… no podemos ser tan hipócritas como para condenar esa ocupación y convalidar la ocupación de otros que sufren los designios del colonialismo, impuesto a sangre y fuego de la mano del imperialismo”.


rescate histórico

Conmemoración del guerrillero heroico

14

por Franco Carignano

Cuando conmemoramos a Ernesto Che Guevara de la Serna, recordamos aquel hombre ejemplar, que dio la vida por la libertad de los pueblos, luchando contra el imperialismo en cada rincón del mundo. Todos han oído hablar de los viajes del Che por Nuestramérica. Éstos fueron vitales para la formación del Ernesto revolucionario. Conocer esos pueblos oprimidos, condenados por el imperialismo, sumidos en la pobreza, hizo comprender al Che el único sendero para el cambio social: la violencia contra el régimen. Esa violencia cuestionada por las cómodas clases burguesas, que estigmatizan a los que salen a la calle buscando respuestas ante una vida indigna. Violencia es lo que fomenta el sistema. Pensar en el Che es pensar en el Guerrillero Heroico y eterno que encausa un proceso revolucionario vigente. Un Hombre Nuevo que tanto desde la teoría como de la práctica aportó para la liberación de los pueblos, identificando desde un comienzo cuál era, y es, el enemigo: el imperialismo en cualquiera de sus formas. Su compromiso y convicción no cesaron, aún habiendo triunfado el proceso revolucionario que condujo junto a Fidel, Raúl, Camilo y el pueblo cubano. A la hora de recordarlo, es inevitable pensarnos como sujetos políticos; como luchadores, como combatientes, como constructores de poder popular. Los que lloran desean sepultar su legado. De lucha por una patria grande, justa, soberana y antiimperialista. Pero también están los que luchan...


trinchera

de la comunicaci贸n militante popular y antiimperialista

Profile for Jorge Ricardo Masetti

Trinchera n°1  

Revista de actualidad político cultural de la agrupación J. R. Masetti

Trinchera n°1  

Revista de actualidad político cultural de la agrupación J. R. Masetti

Advertisement