Page 1

Magnitud de la crisis en el sistema eléctrico hace necesario un nuevo modelo de gestión en Corpoelec | p. 3

Órgano del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela

¡EL SOCIALISMO SIGUE SIENDO LA ESPERANZA DE LOS PUEBLOS!

Consejos Patrióticos Populares: Contra el imperialismo y los agentes a su servicio | p. 6 |

MAYO de 2019

|

Nº 3.005

|

Año LXXII

|

BsS. 500

p. 4 y 5

Se agudizan las contradicciones, se incrementan las luchas TRIBUNA POPULAR/PEM.- En el Encuentro Nacional del Movimiento Obrero y Sindical Clasista «Contra el golpe imperialista y por los derechos del pueblo trabajador», el pasado 21 de febrero, el Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT) denunció la corrupción en el Ministerio del Trabajo, donde hay funcionarios que complacen a la patronal a cambio de dólares y otros «obsequios», y planteó a la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, quien asistió al evento, la necesidad de un cambio radical en la política laboral que favorece al capital y golpea a las y los trabajadores y al sindicalismo clasista. La alta funcionaria se comprometió a ordenar el establecimiento de mesas de trabajo (previstas en el Acuerdo unitario marco PSUV-PCV, suscrito por el propio presidente Maduro el 26 de febrero de 2018) para procesar las denuncias y hacer valer los derechos laborales; sin embargo, hasta el presente momento no se concreta ese compromiso. El creciente ataque patronal contra los derechos de las y los trabajadores es enfrentado por el movimiento obrero y sindical clasista desarrollando una ofensiva que combina movilización, presión ante las Inspectorías del Trabajo, acciones judiciales y solidaridad de clase, apuntando en la dirección de acumular fuerzas para la clase obrera y el pueblo. TRINCHERAS DE COMBATE El 22 de marzo, trabajadores al servicio de Coca-Cola Femsa, con orientación y apoyo del FNLCT, el Partido Comunista de Venezuela

(PCV) y el Colectivo Clasista de Abogados Laboralistas «Pedro Ortega Díaz», interpusieron recurso de nulidad contra la aplicación viciada del artículo 148 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), homologada por el Min-Trabajo, que autorizó a la patronal la suspensión de 2.600 trabajadores y la desaplicación de beneficios contractuales, como parte de una reducción de costos de los capitalistas sacrificando derechos laborales, en componenda con sindicatos patronales. Acción similar también fue ejecutada por las y los trabajadores al servicio de Inlaca (Yaracuy). El FNLCT, en diversas regiones, batalla contra despidos y suspensiones ilegales, logrando importantes reenganches, como en el estado Aragua, donde se cumple un plan de movilizaciones, piquetes y procesos organizativos con trabajadores de entidades privadas, tales como Plumrose, Ovomar, Cervecería Regional, Alpina, Seravian, Montserratina, Pepsico, hoteles Pipo Internacional y Princesa Plaza, entre otros. Para enfrentar los efectos de los Lineamientos del Min-Trabajo para las Convenciones Colectivas, cuya aplicación redujo beneficios contractuales de carácter salarial en distintos sectores (salud, educación universitaria y básica, administración pública, petróleo, empresas básicas y grandes entidades privadas), el FNLCT organiza la introducción de recursos ante tribunales del trabajo por el pago de beneficios dejados de percibir, esto sin vanas ilusiones en el Poder Judicial, por ser estructura del Estado burgués, pero conscientes de que les asiste el derecho y la razón de clase.

Asimismo, continúa la lucha por lograr reenganches en casos emblemáticos de despidos ilegales e injustificados: Abastos Bicentenario, Cealco, centrales azucareros, Grupo de Empresas Polar, Sundde. De igual manera, se rechazan los cierres de turnos unilaterales y masivas suspensiones ilegales que vienen ejecutando diversas empresas, tales como Mondelez (antigua Kraft, en Barquisimeto) con 800 trabajadores suspendidos, y Laboratorios Leti (en Guarenas) con 200 suspendidos. Contra el autoritarismo, la corrupción, la desinversión, el desmantelamiento y la privatización, velada o abierta, de las empresas estatales, que deben ser recuperadas y fortalecidas con un nuevo modelo de gestión, bajo control obrero y popular, el FNLCT se ha solidarizado con los reclamos y movilizaciones que desarrollan trabajadores de Pdvsa (Costa Oriental del Lago y ENT en Guatire), empresas básicas de Guayana, Arroz del Alba, entre otras. La perseverancia y consecuencia de las organizaciones, junto a una orientación correcta, genera resultados positivos para la clase trabajadora. Así lo experimenta el Colectivo 2 de Junio de las y los Trabajadores de Barrio Adentro (organización emblemática del FNLCT), que ha logrado el establecimiento de una dirección colectiva para los ASIC, en la que se integra a los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, junto a la representación de las organizaciones comunitarias y las autoridades gubernamentales; sólo falta hacer cumplir a cabalidad esta decisión, con conciencia, unidad y organización de clase.


2

POLÍTICA

MAYO de 2019

|

Nº 3.005

|

Unidad en defensa del pueblo trabajador y por Patria soberana

PCV: ¡ES EL MOMENTO DE LA REBELIÓN MUNDIAL DE LOS PUEBLOS CONTRA EL CAPITAL!

El Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV), repudia y condena el pronunciamiento pro-imperialista y anti-democrático emitido por el denominado «Grupo de Lima», el cual, contraviniendo los más elementales principios y reglas del derecho internacional, violando básicas y civilizadas normas de convivencia entre naciones y Estados, acentúa la política injerencista, irrespeta la autodeterminación de los pueblos, profundiza la agresión multifacética del imperialismo e intenta agudizar la presión y el criminal bloqueo internacional contra el pueblo venezolano, así como promover escenarios de renovadas provocaciones fronterizas, violencia interna y fractura de la institucionalidad, con el propósito de imponer el desconocimiento al legítimo y soberano derecho del pueblo venezolano a elegir democráticamente, como lo hizo el pasado 20 de mayo del 2018, al compatriota Nicolás Maduro Moros, Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. La posición de 13 de los 14 miembros del referido grupo –con la honrosa excepción del gobierno de México–, se corresponde con el plan de recomposición de la dominación imperialista, adelantada en América Latina y el Caribe por los Estados Unidos y sus aliados europeos, en el marco de la agudización de las contradicciones intercapitalistas e interimperialistas por un nuevo reparto del mundo, de sus riquezas naturales y fuentes de energía, por la monopolización de los avances científico-técnicos y por el control de mercados, mano de obra calificada y barata, rutas de comercialización y posiciones geoestratégicas. En este contexto, Latinoamérica es concebida por el aparato financiero-energético-militar-industrial norteamericano y europeo, a cuyo servicio están los gobiernos de las potencias imperialistas, como su retaguardia estratégica que debe ser sometida, dominada, subordinada y recolonizada para poder disponer de sus ingentes recursos sin resistencias de los pueblos. Ese es el gran sueño de los sempiternos explotadores. La clase obrera y los pueblos latinoa-

Fundado el 17 de FEBRERO de 1948 Premio Nacional de Periodismo 2002

mericanos no lo permitiremos: es el momento de la rebelión mundial de los pueblos contra el capital y de profundizar la solidaridad internacional con base al internacionalismo proletario que sustenta la acción consecuente de los partidos comunistas y obreros del mundo. Venezuela, por las inmensas riquezas que posee y su estratégica localización geográfica, es un territorio históricamente ambicionado por el gran capital transnacional. Su control por parte del imperialismo estadounidense y europeo, les colocaría en posición estratégicamente favorable en la disputa mundial frente a China y Rusia. Para lograr tal cometido, se proponen sepultar las conquistas sociales, políticas, culturales del proceso bolivariano y los avances alcanzados por la correcta política patriótica y antiimperialista, lideradas por el Presidente Hugo Chávez Frías, dirigidas a romper la dependencia y construir soberanía, estableciendo necesarias y nuevas alianzas que sirvieran al desarrollo nacional independiente, al impulso de la multipolaridad y al cambio en la correlación de fuerzas a nivel continental y mundial, que le abriese cauce a la derrota histórica del imperialismo. Retroceder en el camino andado, pese a las inconsecuencias, errores y omisiones presentes en la dirección del proceso bolivariano, las cuales debemos confrontar crítica y autocríticamente al unísono con la acción antiimperialista, sería perder el rumbo trazado de luchar sin desmayo por la liberación nacional y por abrirle verdaderas perspectivas al socialismo-comunismo; no comprender el momento histórico y perder de vista al enemigo principal: el imperialismo estadounidense y sus aliados europeos, desfalleciendo en la justa senda de luchar por los derechos del pueblo y patria soberana, significa tributar a los intereses de las grandes corporaciones transnacionales que históricamente han ejercido la dominación continental. Es por ello que el PCV, ante la coyuntura presente de sostenida agresión multifacética y desarrollo de los escenarios de «guerra no convencional» promovida por el imperialismo estadounidense, sus aliados europeos

y las cipayas oligarquías latinoamericanas, proclama que nuestra Patria es libre y soberana, y junto a nuestro pueblo, en unidad y resistencia revolucionaria obrera, campesina, comunera y popular antiimperialista y en alianza con las corrientes militares patrióticas, el Partido Comunista de Venezuela se movilizará con el conjunto del pueblo trabajador de la ciudad y el campo el próximo 10 de enero y en todos los momentos que fuesen necesario, para acompañar y estar presente, en amplia unidad revolucionaria y disposición combativa, en el acto de toma de posesión legítima y constitucional de Nicolás Maduro Moros como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025, en perfecta sintonía, en tiempo, contenido y forma con lo establecido en la Constitución Bolivariana. ¡A SEGUIR LUCHANDO Y A SEGUIR VENCIENDO POR LOS DERECHOS DEL PUEBLO Y PATRIA SOBERANA! Buró Político del Comité Central Partido Comunista de Venezuela (PCV) Caracas, 06 de Enero de 2019.

¡De nuevo al combate! Camaradas, amigos, lectores, kiosqueros y pregoneros: Tribuna Popular, el órgano del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), vuelve a librar las batallas en fábricas, universidades, liceos, barrios y calles, después de más de nueve meses de interrupción en las ediciones impresas «[…] a raíz de la crisis económica sin precedentes en nuestro país y su repercusión en la aguda escasez de papel prensa y demás insumos de imprenta que son importados en su totalidad», como lo expresamos en su momento. El internacionalismo militante clasista ha permitido retomar una de las expresiones distintivas de los genuinos partidos marxistasleninistas, aunque sea, todavía, con tiraje menor al que tuvimos hasta principios del año pasado, con ocho páginas y regularidad mensual; pero es una nueva oportunidad para demostrar el nivel ideo-político y orgánico de la militancia comunista, especialmente frente a las actuales amenazas imperialistas y de retroceso en las conquistas obrero-populares. Dirección de Tribuna Popular

DIRECTOR-FUNDADOR: Gustavo Machado M. (1898-1983) | DIRECTOR: Carlos Aquino G. | EDITOR: Fernando Arribas G. ADMINISTRADORA: Zenaida Marrero Z. | DIAGRAMACIÓN Y DISEÑO: María Jesús Alvarado. COLABORADORES: Pedro Eusse, Yul Jabour, Carolus Wimmer, Gabriel Aguirre, Douglas Gómez, Francisco Guacarán V. OFICINAS: Calle Jesús Faría, Esq. de San Pedro. Edif. Cantaclaro. Pquia. San Juan, Caracas. Venezuela | Depósito Legal: PP760472 TELÉFONOS: +58 212 395.56.96 - 482.75.05 - 481.97.37 | EDICIONES ANTERIORES: www.issuu.com/Tribuna_Popular REDACCIÓN: redacciontp48@gmail.com | PUBLICIDAD: publicidadtp@gmail.com | ADMINISTRACIÓN: pagotp@gmail.com CUENTA CORRIENTE: 0102 0876 9600 0010 2665 Banco de Venezuela, Fundación Editorial Tribuna Popular RIF: J-403255121


|

Nº 3.005

|

MAYO de 2019

POLÍTICA

3

Con participación protagónica de la clase obrera y el pueblo organizado

Rescatar y transformar al sistema eléctrico

CARACAS.- El Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV) considera que la crisis que atraviesa el sistema eléctrico nacional, severamente afectado por actos de sabotaje, es de tal magnitud, que se hace necesario establecer un nuevo modelo de gestión de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), donde participen de forma protagónica y decisiva sus trabajadores y trabajadoras, junto a las comunidades organizadas y el Gobierno. El PCV reconoce los esfuerzos que realiza el Gobierno para enfrentar la crisis del sistema eléctrico, identificando como acertadas, aunque tardías, la destitución del Mayor General Luis Motta Domínguez y la designación al frente de Corpoelec y del Ministerio para la Energía Eléctrica, del ingeniero Igor Gavidia. Reiteradamente, el PCV, en coincidencia con dirigentes sindicales revolucionarios de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica (Fetraelec) y el Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT), realizó denuncias contra la gestión de Motta Domínguez, solicitando que se le abriera una investigación y que fuera destituido por su evidente responsabilidad en el deterioro del sistema, así como por las violaciones sistemáticas a los derechos individuales y colectivos de las y los trabajadores al servicio de la industria eléctrica venezolana, incluso imponiendo un clima de terror laboral con represión y criminalización de las relaciones laborales lo que, junto a la depreciación de

los salarios, provocó la salida masiva de personal técnico. La dirigencia comunista expresó que las decisiones que adoptan el Ejecutivo nacional y las nuevas autoridades de Corpoelec, aun siendo pertinentes, resultan insuficientes ante la gravedad y profundidad de la crisis eléctrica, dada la vulnerabilidad del sistema que, como se ha demostrado, es objetivo político-militar del imperialismo y la ultraderecha golpista, como parte de las agresiones múltiples que desarrollan contra Venezuela el Gobierno de EEUU y sus lacayos, en aplicación de la denominada guerra no convencional. PROPUESTAS CONCRETAS Para enfrentar exitosamente la emergencia en que se encuentra el sistema eléctrico nacional y para avanzar hacia su profunda transformación, haciendo de la electrificación un factor fundamental de desarrollo de las fuerzas productivas al servicio de los intereses nacionales y populares, el PCV propone: dignificar las condiciones de vida y trabajo del personal de la industria eléctrica; respetar sus derechos individuales y colectivos; reactivar inmediatamente la discusión de la convención colectiva (paralizada por decisión unilateral de la patronal y del Ministerio del Trabajo); y reconocer las direcciones sindicales, particularmente la de la Federación y sus sindicatos afiliados.

Asimismo, definir un plan de rescate y transformación del sistema eléctrico nacional con participación de las y los trabajadores; en lo inmediato, reactivar y fortalecer la capacidad de generación y transmisión de las plantas termoeléctricas del país; realizar auditoría integral, con participación de las y los trabajadores, en todas las áreas y procesos técnicos y administrativos de la industria eléctrica; realizar las inversiones que sean necesarias para lograr, lo antes posible, la total estabilización del servicio y avanzar hacia su máximo desarrollo. Adicionalmente, reactivar plena y efectivamente la Escuela de Formación de técnicos electricistas Germán Celis Sauné; establecer un modelo de gestión de nuevo tipo en Corpoelec, con dirección colectiva y compartida, donde participen consejos de trabajadores y trabajadoras (en todas las áreas), organizaciones sindicales y delegados(as) de prevención, en articulación con las autoridades del Gobierno y representación de las comunidades organizadas (comunas y consejos comunales). Finalmente, el PCV plantea establecer planes de ahorro y desarrollar una cultura general de uso racional y eficiente de la energía eléctrica, a lo que contribuirá la pronta reactivación de la medición y cobro proporcional de la factura por consumo; y avanzar hacia la diversificación de las fuentes de generación, incorporando, además de las hidroeléctricas y las termoeléctricas, las renovables como la eólica y la solar.

Debe respetarse la voluntad del pueblo en Libertador CARACAS.- El Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV) reiteró una vez más su exigencia a la dirección política del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el estado Monagas, y a la gobernadora de ese estado, Yelitze Santaella, para que acaten las resoluciones y decisiones adoptadas por el Concejo del municipio Libertador de la entidad oriental.

El PCV denunció que mantener como alcalde interino a quien venía ocupando dicho cargo, siendo que perdió la cualidad legal para seguir ejerciéndolo ya que ni siquiera fue reelecto concejal el pasado 9 de diciembre, adquiere el carácter de clara usurpación de funciones; por lo que llamó a que se respete la designación de Alexander Reina, presidente de la cámara municipal, hecha por los concejales para ocupar la Alcaldía.

Asimismo, la dirección del Partido del Gallo Rojo condenó las expresiones públicas, conductas y prácticas políticas que en Monagas intentan imponerse desde posiciones de poder, desconociendo el legítimo derecho del pueblo y su voluntad expresada en el voto popular; por lo que continuará transitando las vías legales y jurisdiccionales para hacer respetar los derechos populares y del propio PCV.


4

ESPECIAL 1 DE MAYO

MAYO de 2019

|

Nº 3.005

|

1 de mayo: Manifiesto del Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT)

Luchamos hasta vencer, con los trabajadores al poder El Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT), en nuestro día, entrega un saludo clasista a las y los trabajadores de Venezuela y el mundo, cuando las fuerzas al servicio de los capitales internacionales, encabezadas por el imperialismo estadounidense –el principal y más peligroso enemigo de la humanidad–, se tornan más agresivas contra los pueblos del planeta, con el objetivo de imponer su hegemonía única global. La clase obrera y el pueblo venezolano sufren las consecuencias de la crisis del capitalismo dependiente y del criminal cerco económico que el imperialismo yanqui-europeo impone a nuestro país. En ese contexto, las organizaciones del movimiento obrero y sindical clasista de Venezuela reafirmamos nuestra disposición de lucha contra las pretensiones imperialistas y contra el modo de producción capitalista y su correspondiente Estado burgués, que siguen intactos en nuestro país pese a las reformas progresistas que se han producido desde 1999 con el inicio del proceso bolivariano. En medio de agresiones y amenazas del imperialismo yanqui, vivimos una situación insoportable de hiperinflación, colapso de los servicios públicos, deterioro y desmantelamiento de empresas estatales, violaciones de los derechos laborales, corrupción y negligencia de burócratas estatales. Ante el acentuado deterioro en las condiciones de vida de nuestro pueblo, nos movilizamos para exigir que se apliquen medidas revolucionarias y efectivas en favor de los explotados y oprimidos, para salir de la crisis: activar las fuerzas creadoras de la clase obrera y del pueblo trabajador de la ciudad y el campo para desmontar el poder de los monopolios capitalistas, de los terratenientes y de las mafias privadas y públicas que se enriquecen con las necesidades del pueblo; abatir la corrupción y la especulación, imponiendo el control obrero y popular revolucionario sobre la producción y la distribución de bienes y servicios esenciales (alimentación, salud, agua, medicinas, energía eléctrica, gas doméstico, transporte, educación).

El FNLCT llama a toda la clase obrera y al pueblo trabajador de la ciudad y el campo, a luchar por: - Control obrero, campesino, comunero y popular sobre la producción, administración y distribución de bienes y servicios en general. - Reenganche y restablecimiento de los derechos infringidos de las y los trabajadores despedidos o suspendidos de forma ilegal e injustificada, tanto del sector privado como del público. - Escala móvil de salarios de acuerdo a los precios de los rubros de la canasta básica. - Dejar sin efecto la regresiva e inconstitucional política salarial expresada en los Lineamientos del Ministerio del Trabajo para las Convenciones Colectivas. Respeto a las conquistas logradas en las convenciones colectivas. - Acabar con la criminalización y judicialización laboral. Reivindicar a las y los trabajadores víctimas de tales prácticas aberrantes cometidas por patronos privados y públicos, con la complicidad de instancias del Estado. - Derogar la mal llamada «ley de precios justos» que permite a los empresarios imponer los precios que les vengan en gana; establecer control y supervisión por parte de comunidades y trabajadores sobre costos, tasas de ganancia y precios. - Aprobar la Ley Especial de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras. - Rescatar las empresas del Estado y los fundos agrícolas, con un nuevo modelo de gestión, basado en dirección colectiva obrera, campesina, comunera y popular, para acabar con la corrupción, la ineficiencia y los métodos autoritarios y antidemocráticos en la gestión. No a la reprivatización de empresas estatales y fundos agrícolas recuperados. - Aplicar planes de producción agrícola e industrialización a gran escala, con participación protagónica de la clase obrera y del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, para el desarrollo soberano de las fuerzas productivas y la satisfacción de las necesidades. - Reactivar las empresas cerradas y/o abandonadas por la patronal, aplicando el artículo

149 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), para ponerlas bajo control obrero-popular con apoyo gubernamental. - Depurar el Ministerio del Trabajo, expulsando a los funcionarios corruptos y patronales; instaurar la contraloría obrera y sindical clasista sobre sus actuaciones, a todos los niveles, particularmente en las Inspectorías del Trabajo. - Respeto a la libertad sindical y el derecho a la sindicalización. Fortalecer al sindicalismo clasista y combativo, derrotar las tendencias sindicales reformistas, patronales y desclasadas. - Suprimir la tercerización y precarización de las relaciones laborales en las empresas privadas y públicas, aplicando severamente lo establecido en la LOTTT. - Nacionalización revolucionaria de la banca privada y todo el sistema financiero nacional. - Nuevo régimen tributario que traslade el peso de la carga impositiva a los grandes capitales, las actividades especulativas y el consumo suntuoso; derogar los tratados contra la doble tributación (que libera a las transnacionales de pagar impuestos en Venezuela); eliminar el IVA. - Encarcelar a los corruptos y especuladores, confiscarles sus bienes mal habidos. El FNLCT hace un llamado a todas las fuerzas clasistas y patrióticas de las y los trabajadores, sindicatos, delegados y delegadas de prevención, consejos de trabajadores y demás expresiones del movimiento obrero, a unirnos en lucha con el movimiento campesino, comunero y popular, y con el resto de las organizaciones políticas y sociales revolucionarias, para enfrentar la injerencia y agresión imperialista, defendiendo con independencia de clase nuestros derechos, acumulando fuerzas para tomar la conducción política y económica del país, con la finalidad de desmontar el dominio del capital y su Estado burgués, para conquistar plena liberación nacional e iniciar la construcción del Socialismo sobre bases científicas. ¡Unidos venceremos! ¡Fortalezcamos al FNLCT!


|

Nº 3.005

|

MAYO de 2019

ESPECIAL 1 DE MAYO

5

DECLARACIÓN POLÍTICA DEL BURÓ POLÍTICO DEL PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA (PCV)

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) hace llegar un fraterno saludo clasista a las y los trabajadores en el Día Internacional de Lucha de la Clase Trabajadora, en un contexto de agudización de las contradicciones intercapitalistas e interimperialistas en la disputa por la hegemonía global y el reparto imperialista del mundo, de sus riquezas naturales y fuentes de energía, por la monopolización de los avances científico-técnicos y por el control de los mercados, mano de obra calificada y barata, rutas de comercialización y posiciones geoestratégicas, teniendo como uno de sus epicentros la agresión multifacética y guerra no convencional contra nuestra nación en los actuales momentos, como parte del plan hegemónico del imperialismo estadounidense y sus aliados europeos, en su proyecto de recomposición y de dominación en el mundo. Ratificamos la decisión de impulsar la construcción de los Comités Patrióticos Populares, instancias que lleven a garantizar la unidad de todas y todos los venezolanos patriotas, que confronten las políticas intervencionistas de potencias extranjeras en complicidad con sectores apátridas. En ese contexto, la clase obrera y el pueblo trabajador de la ciudad y el campo –a falta de una política revolucionaria– están siendo severamente castigados por desmesuradas alzas de precios, escasez, colapso de los servicios (electricidad, agua, gas, transporte), desconsiderado e ilegal cobro en dólares y demás consecuencias de la grave crisis del capitalismo dependiente, del cerco económico imperialista, de las actuaciones impunes de corruptos, especuladores y de inescrupulosas mafias de las finanzas, del comercio intermediario y del contrabando de extracción. La hiperinflación desatada ha destruido los salarios y no se producen decisiones ni acciones efectivas por parte del Gobierno nacional. El pueblo trabajador sufre un estado general de indefensión y desprotección. La patronal privada y pública acrecienta sus actuaciones contra los derechos de las y los trabajadores. Despidos y suspensiones ilegales, vio-

laciones de convenciones colectivas, precarización y tercerización, prácticas antisindicales, montajes de «falsos positivos» y actos de criminalización contra líderes obreros, son, entre otras, vivencias cotidianas en las relaciones obrero-patronales. Estas prácticas, cometidas en empresas privadas y públicas, no han tenido una respuesta categórica y efectiva por parte del Ministerio Público, pese a las denuncias realizadas. La libertad sindical y el derecho a la sindicalización son reiteradamente violentadas por las autoridades del Trabajo. Los salarios han sido destruidos por la sostenida hiperinflación y ante el carácter regresivo y empobrecedor de la política salarial asumida por el Gobierno desde el año pasado (particularmente por las orientaciones emanadas del Ministerio del Trabajo y del Ministerio de Planificación), dado el carácter entreguista de las más importantes decisiones en materia económica, que tienden a debilitar al trabajo y a fortalecer el papel del capital en la sociedad, favoreciendo a determinados grupos monopólicos, amenazando la vigencia en Venezuela del derecho a convenir colectivamente la venta de la fuerza de trabajo. El PCV llama a la clase trabajadora a responder con una ofensiva combativa en unidad de acción clasista, para hacer retroceder tan insensata política de destrucción de los salarios y las conquistas contractuales. Tal ofensiva unitaria del movimiento obrero y sindical requiere plantearse además el objetivo de salir de la crisis y el colapso actual, en alianza con el movimiento campesino y el movimiento popular y comunal. En tal sentido hay que dar la batalla por un cambio profundo, revolucionario, en la política económica, bajo dirección de la clase obrera y el pueblo trabajador de la ciudad y el campo. El PCV, reitera su llamamiento de impulsar la producción nacional a través de un plan agro-industrial, y demanda del Gobierno nacional corregir algunas medidas que se aplican en dicho sector, específicamente detener y revertir procesos de reprivatización de empresas

estratégicas para la soberanía alimentaria. Es el momento para que se modifiquen los parámetros de adjudicación de créditos destinados al sector agrícola; garantizar que el financiamiento y la asistencia técnica llegue a los pequeños y medianos productores, a las y los campesinos, y no a los grandes terratenientes. Es momento de iniciar ese proceso como garantía de lucha contra la dependencia alimentaria en nuestro país. El PCV, con sus frentes políticos de masas y organizaciones más amplias de la clase obrera, del campesinado y otros productores de la ciudad y el campo, impulsa y/o acompaña el desarrollo de iniciativas colectivas de solidaridad obrera, campesina, comunera y popular, promoviendo y organizando mecanismos y estructuras de intercambio directo de alimentos y otros rubros, a los fines inmediatos de contrarrestar los efectos de la crisis, fortaleciendo la unidad y organización del pueblo trabajador de la ciudad y el campo. Hacemos un llamado general a las y los trabajadores, a las organizaciones sindicales, delegados y delegadas de prevención, consejos de trabajadores y demás formas organizadas del movimiento obrero y sindical clasista a unir fuerzas para enfrentar la injerencia y agresión imperialista, defendiendo con independencia de clase nuestros derechos y acumulando fuerzas para disputarle el poder a los representantes de las diversas tendencias burguesas y pequeñoburguesas, con la finalidad de derrotar el dominio del capital, abriéndole perspectivas ciertas a la conquista de una nueva sociedad, el Socialismo verdadero, que será preámbulo del Comunismo, la formación económico-social libre de toda forma de explotación y de opresión social. ¡A SEGUIR LUCHANDO Y A SEGUIR VENCIENDO POR LOS DERECHOS DEL PUEBLO Y PATRIA SOBERANA! Buró Político del Comité Central Partido Comunista de Venezuela (PCV) Caracas, 19 de Abril de 2019


6

NACIONAL

MAYO de 2019

|

Nº 3.005

|

Consejos Patrióticos Populares por los intereses del pueblo TRIBUNA POPULAR/FGV.- La agudización de la crisis del modelo de acumulación capitalista de Venezuela, de carácter dependiente, monoproductor, multiimportador y extractivista, atizada por las cada vez más severas medidas unilaterales del imperialismo, a través de las sanciones criminales e ilegales del Gobierno estadounidense y de la Unión Europea, ha recrudecido la confrontación política y social en el país. La táctica de confrontación de la derecha venezolana ha tomado el camino de la conformación de un supuesto gobierno paralelo cuyas acciones, todas ilegales, han contado con el beneplácito, asesoramiento y bendición de las fuerzas imperialistas y sus lacayos, junto al rechazo, denuncia y movilización de las organizaciones populares, democráticas y revolucionarias del mundo. Este nuevo episodio de la lucha de clases y la resistencia del pueblo venezolano contra la

injerencia imperialista han ratificado y relievado la importancia de impulsar la línea política adoptada por el Partido Comunista de Venezuela (PCV) en cuanto a lograr la más amplia unidad patriótica, democrática, popular y revolucionaria, que consolide las fuerzas del movimiento bolivariano, de los sectores sociales organizados en su más amplia gama, con el objetivo de oponerse al lacayismo, al grosero injerencismo imperialista, contra la guerra y por la defensa de los derechos y conquistas populares, en aras de su profundización revolucionaria. El PCV ha señalado que, en las actuales condiciones, los esfuerzos del movimiento popular deben estar dirigidos a la defensa de la soberanía nacional y la autodeterminación, y a la lucha contra quienes azuzan la injerencia y la intervención, así como contra quienes, desde el Gobierno nacional, preten-

den entregar las conquistas populares aprovechando el presente escenario de desestabilización y crisis económica y social. Por estas razones, el PCV está impulsando la conformación de los Consejos Patrióticos Populares (CPP) como instancias de base que sirvan para la acción de las corrientes patrióticas, populares y democráticas, dispuestas a defender los intereses del pueblo trabajador frente al imperialismo y a las inconsecuencias e incoherencias de sectores del Gobierno que no respondan a los intereses de la clase obrera, el campesinado, la juventud y el movimiento popular y comunal. Los CPP están planteados como espacios de encuentro, de construcción colectiva de la agenda popular en defensa de la soberanía nacional, contra el injerencismo y por la profundización revolucionaria de las conquistas y derechos del pueblo trabajador.

El FPAA incrementa su activismo y lucha TRIBUNA POPULAR/FGV.- La construcción de la amplia alianza patriótica, popular, democrática y revolucionaria es una imperiosa necesidad en las actuales condiciones económicas, políticas y sociales que ha impuesto la lucha de clases en Venezuela, agudizadas por las confrontaciones con el imperialismo estadounidense y europeo junto a sus lacayos internos. Así lo han entendido las diversas organizaciones que conforman el Frente Popular Antiimperialista y Antifascista (FPAA), instancia que está cerca de cumplir dos años de su creación y que ha reanudado y acelerado sus esfuerzos para fortalecer la unidad popular revolucionaria e incidir en el cuadro político nacional con un programa revolucionario y en defensa de los intereses del pueblo trabajador de la ciudad y el campo. Las diversas organizaciones que la conforman –Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT), Partido Revolucionario del Trabajo (PRT), Movimiento Gayones, movimiento Lucha de Clases e Izquierda Unida– reiniciaron las reuniones de intercambio político y de construcción de una agenda de movilización el pasado mes de febrero, cuyos satisfactorios resultados siguen abonando el camino de un poderoso frente amplio que real-

mente sea expresión de los intereses de la clase obrera, el campesinado y sectores organizados de la juventud, mujeres, intelectualidad revolucionaria y trabajadores de la cultura. Desde esta plataforma, las organizaciones han insistido en llamar «a la preparación, la

organización y movilización popular», exigir al Gobierno la aplicación de la ley «contra los saboteadores, interventores y terroristas; cárcel inmediata para los especuladores; […] la aplicación de los artículos 113 y 114 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a los especuladores monopolistas, particularmente al sistema financiero», así como al establecimiento del «control obrero-campesino-comunero y popular, sobre los procesos de producción, comercialización y distribución e impulsar un plan de industrialización nacional y una verdadera revolución agraria» como solución real a la dependencia y el extractivismo. Con base en estos planteamientos, así como en las denuncias contra la injerencia imperialista, el cerco financiero criminal e ilegal promovido por el Gobierno estadounidense contra Venezuela, y en atención a la crisis económica y social y sus efectos nefastos sobre el pueblo trabajador, el FPAA sigue impulsando acciones de encuentro a nivel regional y movilizaciones como la realizada frente a la representación de la Unión Europea en la ciudad capital, el pasado 4 de abril, en defensa de la soberanía y la autodeterminación del pueblo.


|

Nº 3.005

|

INTERNACIONAL

MAYO de 2019

7

70º aniversario del Consejo Mundial de la Paz PRENSA COSI.- Sólo cuatro años después de la Segunda Guerra Mundial, y como respuesta a la existencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y el Campo Socialista, las potencias imperialistas de EEUU, el Reino Unido y Francia crearon con otros países el 4 de abril de 1949, en Washington, la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN). Una vez más la paz del planeta estaba amenazada. Inmediatamente, las fuerzas de la paz se movilizaron a nivel mundial, guiadas por la URSS, el movimiento comunista internacional y diversas organizaciones de paz. Comenzaron los trabajos para la creación del Consejo Mundial de la Paz (CMP), como respuesta a los planes guerreristas del imperialismo. Del 20 al 25 de abril de 1949 se realizó el Primer Congreso Mundial de los Partisanos de la Paz, en París y Praga. El Partido Comunista de Venezuela (PCV) e intelectuales organizados en el Comité Nacional de Paz, participaron activamente con diez delegados: Joaquim Araujo, periodista; Germán Espina, abogado; Juan Fuenmayor, periodista; Roberto Ganzo, escritor; Héctor Mujica, periodista; Miguel Otero Silva, periodista; Héctor Poleo, pintor; Adela Rico, pintora; Manuel Rodríguez, obrero petrolero; Ciro Urdaneta, periodista. Otero Silva formó parte del Presidium; y Rodríguez habló en nombre de la clase obrera venezolana, terminando su discurso con: «¡Abajo los planes bélicos del imperialismo! ¡Viva el Congreso de los Partisanos de la Paz!».

Del 16 al 22 de noviembre de 1950 se realizó el Segundo Congreso Mundial de los Partisanos de la Paz, en Varsovia, con la presencia venezolana del General José Gabaldón, presidente del Comité Nacional de Paz, y el artista plástico Gabriel Bracho, quien también pronunció un discurso en el espíritu del llamamiento del Congreso: «De ahora en adelante, la paz es la preocupación de todos los pueblos. Nadie solo y ningún país solo, sino unidos, pueden defender la paz y prevenir la guerra». El CMP es una organización internacional que aboga por el desarme universal, la soberanía, la independencia y la coexistencia pacífica, y que

desarrolla campañas contra el imperialismo, las armas de destrucción masiva y todas las formas de discriminación. El CMP es miembro consultivo del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas. A partir del año 2000 su sede se encuentra en Atenas, Grecia. En Venezuela el Comité Nacional de Paz se transformó en el Comité Obrero de Solidaridad Internacional (COSI), y posteriormente en Comité de Solidaridad Internacional. En 2008, el COSI asumió la responsabilidad de organizar la Asamblea Mundial del CMP en Caracas. Hoy, el COSI es miembro activo del Comité Ejecutivo del CMP.

Trump, la clase obrera y el socialismo CAROLUS WIMMER. Especial para TP Secretario de RRII del PCV

E

l presidente estadounidense Donald Trump, en su más reciente discurso del «Estado de la Unión», expresó: «Aquí, en Estados Unidos, estamos alarmados ante los nuevos llamados a adoptar el socialismo en nuestro país… Esta noche, reafirmamos nuestra determinación de que Estados Unidos nunca será un país socialista». Después de la afrenta anticomunista de Trump, el Buró de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) publicó un reporte que precisamente motiva este temor hacia el socialismo: la expansión de la lucha de clases. Según el BLS, el número de trabajadores que participaron en huelgas el año pasado fue el mayor desde 1986, hace más de tres décadas. El año pasado más de medio millón de trabajadores estadounidenses hicieron huelga, 20 veces más que en 2017. La paralización más grande fue la huelga en abril 2018 de 81.000 maestros y personal educativo en Arizona, resultando en 486.000 jornadas laborales perdidas. La huelga de 20.000 docentes en Oklahoma ese mismo mes resultó en 405.000 jornadas laborales perdidas. El BLS añadió: «también ocurrieron importantes paros laborales a nivel estatal en los servicios educativos en Virginia del Oeste, Kentucky, Colorado y Carolina del Norte». A principios de este año setenta mil trabajadores de autopartes lanzaron una importante huelga que ya ha afectado la producción automotriz y

EEUU: Maestros en huelga por un contrato justo

que está expandiéndose a otros sectores de la clase obrera. Este es tan solo el comienzo. Desde el aplastamiento sangriento de las huelgas en 1981, la burguesía estadounidense ha presidido décadas de desindustrialización, despidos masivos y retrocesos salariales y en prestaciones. Los sindicatos patronales han colaborado en la implementación de todas estas medidas, traicionando toda lucha, respaldando cada cierre de planta y llamando cada derrota una victoria. Esto ha resultado en la mayor redistribución de riqueza de pobres a ricos en la historia de Estados Unidos. Tan sólo tres personas en EEUU controlan la misma riqueza que la mitad más pobre del país. Cada vez más, la política ultraderechista de Trump se arraiga en la caracterís-

tica principal de todo movimiento fascistizante: el odio explícito hacia el socialismo. Hace 170 años, en el nacimiento del movimiento socialista moderno, Karl Marx y Friedrich Engels declararon en el Manifiesto del Partido Comunista que «Ya es hora de que los comunistas expongan a la faz del mundo entero sus conceptos, sus fines y sus tendencias, que opongan a la leyenda del fantasma del comunismo un manifiesto del propio partido». Más allá, las luchas en desarrollo de la clase obrera asumirán una orientación anticapitalista y de carácter socialista. Como lo temen Trump y toda la clase burguesa, la lógica de las luchas de la clase obrera se dirige hacia el poder político y de la reorganización de la sociedad con base en las necesidades sociales y no el lucro privado.


MAYO de 2019 Año LXXII

|

Nº 3.005

www .issuu.com / Tribuna_Popular

Organizaciones del mundo solidarias con Venezuela

CARACAS/JGA.- Con la participación de 87 delegados de 65 organizaciones, en representación de 45 países de los cinco continentes, se realizó exitosamente la 2ª Misión Internacional de Solidaridad con Venezuela, organizada por la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD) y el Consejo Mundial de la Paz (CMP), del 12 al 14 de abril en Caracas. Esta Misión tenía como objetivo principal conocer las diferentes luchas y mostrar la resistencia patriótica del pueblo venezolano, frente al actual cuadro de agresiones, injerencias y amenazas por parte del imperialismo estadounidense y europeo. Las diferentes delegaciones

internacionales tuvieron la posibilidad de intercambiar con sectores del movimiento popular organizado y palpar la realidad actual del proceso bolivariano, para organizar de mejor forma la solidaridad con el pueblo y el país. Una representación de los delegados sostuvo un encuentro con el presidente de la República, Nicolás Maduro, en el palacio de Miraflores, en el cual el jefe de Estado agradeció las muestras de apoyo y expresó las principales amenazas que hoy existen contra la paz y la importancia de fortalecer el movimiento de solidaridad en el mundo. Posteriormente, el presidente Maduro recibió a todos los integrantes de la Misión en

la Plaza Bicentenario, donde la FMJD y el CMP ratificaron su compromiso de continuar impulsando la denuncia de las acciones injerencistas e intervencionistas que atentan contra la soberanía y la independencia de Venezuela. En el marco de la Misión tuvo lugar el acto político-cultural «Voces del mundo en defensa de Venezuela», en el que diferentes organizaciones, en representación de las regiones del planeta, reafirmaron su disposición a llevar la verdad venezolana a sus países, y condenar toda intención de sumir al país en una guerra imperialista que tendría como objetivo controlar la principal reserva de petróleo en el mundo. De igual forma las delegaciones de Juventudes y Partidos Comunistas asistentes, sostuvieron un encuentro con el Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV), que sirvió para examinar el desarrollo de la actual lucha de clases en el país y las propuestas del PCV para enfrentar la amenaza imperialista y superar el sistema capitalista por la vía revolucionaria. Finalmente, organizado por el Comité de Solidaridad Internacional (COSI), se desarrolló una actividad conmemorativa y de reconocimiento al CMP por sus 70 años de lucha para la preservación de la paz y la promoción de las diferentes causas de los pueblos que luchan por su independencia, soberanía y autodeterminación.

La FMJD y el CMP se fortalecieron en Caracas CARACAS/JGA.- Como antesala a la 2ª Misión Internacional de Solidaridad con el pueblo venezolano, se realizó la Reunión del Consejo General de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD), del 9 al 11 de abril, y la Reunión Regional de las Américas y el Caribe del Consejo Mundial de la Paz (CMP), el 11 de abril, ambas en Caracas. Frente al incremento de las agresiones imperialistas y amenazas a la paz por parte del Gobierno de EEUU y la Unión Europea contra Venezuela, a la cita de la organización juvenil asistieron 60 delegados de 50 organizaciones, provenientes de 37 países de todos los rincones del mundo, encabezados por el presidente de la FMJD, Iacovos Tofari, contando como anfitriones con la Juventud Comunista de Venezuela (JCV), organización miembro del Consejo General, y la JPSUV, que forma parte de la FMJD. A la reunión regional del CMP asistieron, además del Comité de Solidaridad Internacional (COSI) –organización anfitriona y miembro del Comité Ejecutivo del CMP–, el Consejo de Paz de Estados Unidos; el Congreso Canadiense por la Paz; el Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo (Mompade); el Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad (Mopassol), de Argentina; el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (Movpaz); el Comité de Solidaridad con los Pueblos (Cosop), de México; el Comité de Paz de Colombia; el Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos y la Lucha por la Paz (Cebrapaz); asimismo, el Consejo Nacional Sirio de Paz y el Consejo de Paz y Solidaridad de Nepal como invitados especiales; y la presidenta del CMP, Socorro Gomes, y el secretario ejecutivo del CMP, Iraklis Tsavdaridis. La coordinación regional del CMP, a cargo del Movpaz, de Cuba, presentó un informe acerca del momento actual de la lucha de los movi-

mientos de paz y de solidaridad en el continente, y se conocieron las acciones que en cada país se adelantan para enfrentar la contraofensiva imperialista que intenta recomponer su dominación en la región. Se discutió un plan de acción regional, con campañas de movilización, concientización y comunicacionales en solidaridad con Cuba, Ni-

caragua y Venezuela como eje central ante las medidas coercitivas unilaterales de EEUU. En la declaración final se condenó al imperialismo estadounidense y europeo, por ser los principales promotores de guerras en todo el mundo, que emplean actualmente a la OTAN y sus bases militares para el escalamiento de conflictos en el continente americano.

Profile for Tribuna Popular

Tribuna Popular 3.005  

Mayo de 2019

Tribuna Popular 3.005  

Mayo de 2019

Advertisement