Page 1

El t riángulo de la Merluza 1

Año 2 N°4 / Mayo 2015


2 El Triángulo de la Merluza es una publicación literaria independiente ligada a la cultura rock. Nació en el año 2014 bajo el ala de La parla de Raviolo1, una banda de música local que marca cultura ampliando canales de expresión más alla del universo sonoro. Por este medio buscamos difundir y nuclear a todos aquellos nuevos artistas del lenguaje y la ilustración que están en constante surgimiento. 1

LaParladeRaviolo

@ParlaDeRaviolo

PERSONALIDAD DEL DÍA

Marilyn Monroe

Idea original: Anahí, Andrés, Federico y Ornella

Sedujo

Staff: Anahí Herrera, Florencia Di Primo y Ornella Catanese

“No quiero hacer dinero. Yo solo quiero ser maravillosa”

Colaboran con las ilustraciones y fotos de este número: Florencia Di Primo (tapa y contratapa) Emmanuel Risso (Ilustración PÁG. 4) Ornella Catanese (Foto PÁG. 6) Belén Poviña (Foto PÁG. 8)

ÍNDICE

PERSONALIDAD DEL DÍA

POESÍA

CUENTOS

Marilyn Monroe PÁG. 2

Suspiro

Sin título

Belcebú terrenal

Aura Banks PÁG. 4

Marco Castagna PÁG. 5

Joaquín Rodríguez PÁG. 8

EDITORIAL

Preguntas frente al espejo

Silencios Guardados

Anahí Herrera y Ornella Catanese PÁG 3

Sabrina Fischberg PÁG 5

Pablo Rodríguez PÁG. 6


EDITORIAL

3

H

ace muchísimos años los monjes medievales realizaban sus escritos a mano sobre papiros utilizando tinta de sepia y pigmentos de carbón. A pesar del cuidado manifiesto en evitar emborronar el documento original, a veces se producían manchones que los obligaban a reescribir todo el manuscrito desde cero. Al respecto, la modernidad ha adoptado la expresión “borrón y cuenta nueva” como equivalencia de “olvidar deudas, errores y enfados, y continuar como si nunca hubiesen existido”, mas aquí le atribuimos un significado levemente diferente. Leer y releer una y otra vez nuestros pensamientos nos acerca a la verdad intrínseca que nos conforma. Así, nos volvemos efecto de nuestras revelaciones más íntimas que constituyen la base de la acción. Más que un reinicio al origen, despojándonos del pasado, la mancha alude precisamente a aquello de lo que no nos podemos desprender, pero que nos motiva a transformarnos. Y esto es precisamente lo que nos ha ocurrido. A modo de cierre y comienzo de ciclos, inauguramos este 2015 con un staff ampliado, nuevo formato y nuevos aportes que nos desafían e invitan a redescubrirnos… y del borrón nos hacemos cargo, es lo que nos trajo hasta acá.

Anahí y Ornella

ESCRITOS

HORÓSCOPO

HISTORIETA Un cuento sobre la felicidad

El charco de Saliva

Sin arrepentimiento

Capricornio

Javier Fernández PÁG. 7

Marina Panelo PÁG. 8

Chapa PÁG. 10

Escrúpulos

HUMOR

Anahí Herrera PÁG. 7

La sección de Dani Hoy... Mudanzas Daniela Seleme PÁG. 10

Nicolás Desulovich PÁG. 11


POESÍA

4

Suspiro http://aurabanksetereo.blogspot.com.ar/

http://www.facebook.com/emmanuelrisso07/

Sigo del otro lado del teléfono Un repique constante Anunciando la espera Suspiro, cierro los ojos No obtengo respuesta Aguardo con una paciencia inquieta Del otro lado todavía sin respuestas Siento ganas del llanto dejar aflorar Y suspiro por tanta espera Camino, siento mis pies gélidos Paralizados

Como si no me moviera Trayectoria circular Es larga la espera Sólo han pasado minutos inquietos Pausa de repiques Segundos de respuesta Todo está bien, Se ha completado la rueda, La vida continúa Suspiro, que nada ni nadie nos detenga


5

Preguntas frente al espejo http://enunsoploprofundo.blogspot.com.ar/ ¿soy la misma beba flaquita? ¿niña de flequillo y voz dulce? ¿hermana mayor celosa? ¿adolescente que llora? ¿joven que ama y sueña? ¿son siempre sombras las que me aquejan? ¿o proyecciones de mis deseos las que me atrapan? ¿de qué se disfraza la angustia en las parodias de la rutina? ¿cuál es el tiempo que se escurre entre los dedos? ¿cuántos retazos llenan el vacío de mi cuerpo? ¿en qué se transformaría ese aire si lo soltara? ¿dónde guardé la ternura de los labios? ¿cómo se empezaba todo de nuevo? ¿siguen los nudos teniendo alas? ¿qué melodías tararean mis silencios? [SIN TÍTULO] http://palabrasamarillas.blogspot.com.ar/ La amante de Neruda o días que brillan más que otros un vendedor ambulante se pierde en el subte y sigue vendiendo el viaje es gratis siempre que no contemos demasiado las horas más gente regresa a sus casas por caminos nuevos en el tren del norte una nena nos regala una frase para seguir pueblos lentos donde los chicos se bañan al atardecer y salen a la calle con el pelo mojado al anochecer bajamos del coche y fumamos extraviados la mirada en el misterio de las cosas vos y yo volviendo a casa sin apuro el viento barre de la superficie el polvo acumulado el cielo es una pecera sin estrenar todo parece simple y funciona


http://mycenapura.blogspot.com.ar/

6

Silencios Guardados “Hay una desviación, quizás, en el devenir. Nos olvidamos de lo cierto, para encuadrar lo aprendido. Ya que la verdad no es útil, pintémosla del mentir. Sale el sol por costumbre, y cuanto es funcional a nosotros, se convierte en nuestro argumento. ¿Por qué será?. Ni la fé ni el nihilismo me convencen. Ni la noche ni el día tienen algo que decir y sin embargo yo escucho. Hay algo que ser, hay algo que querer ser y algo que se desea, seamos. ¿Cuál de estos camina mas rápido en la consciencia?. Ni el verano ni el invierno quieren responder. Lo que realmente son, es lo que dejan entrever. Ni los ríos ni los mares osan dudas deponer. El vídeo corta el tiempo y terminado nada queda. Ni los ojos quieren ya ir un poquito mas allá. Se me antojó todo lo vivido, una incertidumbre. Pero torné los ojos adentro. Ahí donde siempre alguien puede y quiere responder cansado de haber escuchado la verdad más sincera, que por toda contestación rezaba: no lo sé.”


ESCRITOS

7

El charco de saliva

http://palabrasamarillas.blogspot.com.ar/

En sus clases todos se aburrían. Hablaba del imperativo categórico. Leía en voz alta ideas resumidas de manuales. En su clase cuarenta y dos ese año sintió que de su boca salían unos chispazos. Era como un ruido gutural entre los dientes. Escupió al suelo y del punto de saliva se formó un charco que creció cinco centímetros. El charco tenía una conciencia mnemónica del amor y le dictaba frases dulces. Él quería repetirlas pero cuando trataba de hacerlo sólo decía nulidades que no tenían nada que ver con lo que le había escuchado decir al charquito de saliva. Éste lo acompañaba a todas partes, dando pequeños saltos. Durante una clase, el charquito le dijo desde el suelo: “Decí que la música es música. Y no algo que señala otro algo. Por eso el arte no sirve para denunciar o expresar.” Cuando quiso repetir lo que escuchó sólo pudo atinar a decir: “No sabía cómo iba a ser esta clase y no imaginaba que fuera así.” Un estudiante con cara de murciélago lo miró con desconfianza desde un banco del fondo del salón. Pero la arbitrariedad más ordinaria de la vida no parecía importarle demasiado ahora que lo acompañaba un charco de saliva que le dictaba frases.

Escrúpulos

http://mycenapura.blogspot.com.ar/

A la nieta más chiquita de Nilda le gustaba mirar por la ventana del tren el paraíso industrial que unía la estación de Liniers con su hogar allá lejos en Moreno. Era tal su pasión por observar y conocer que usualmente su madre lograba conseguirle un asiento junto al vidrio, para disgusto de los restantes pasajeros que con muecas burlonas y alguna palabra hostil daban a entender que también ellos tenían un buen motivo para ir sentados. Una tarde de domingo, Nilda y su nieta emprendieron el largo trayecto a casa. En la ventana, una gran mancha color café cegaba el estrecho campo visual de la pasajera. En su desesperación -y la impulsividad que eso conlleva- la nieta de Nilda forcejeó con su cuerpo hasta lograr desnudar su torso y erguida sobre las rodillas frotó el vidrio, en tanto la sonrisa alegre del Mickey Mouse de su playera adquiría la sombra propia de la boca adolescente femenina después de una jornada de besos y lápiz labial. Entonces Nilda, furiosa por el qué dirán, arrebató la remera de las manos de la niña y suavemente, pero con firmeza, estampó su mano en la rosada mejilla porque... (y convengamos que esto está bastante claro) una prenda infantil jamás podría ser un trapo como en debido.


8

Sin arrepentimiento

http://mydoubledecker.blogspot.com.ar/

Me arrepiento de vos. Sí, de aquella noche y de tu cuerpo pegajoso que me chocó mientras me dejaba llevar por la música que sonaba en ese cuarto oscuro pero a la vez luminoso. Me arrepiento de haberme acostado ese día. Me hiciste sentir como una puta. Me arrepiento de no haber escupido tu cara perfecta y tus ojos color canela. De no arruinar el cuadro perfecto. Me arrepiento de seguirte bajo las sombras de tu propio enemigo. Tu ego. Me arrepiento de llorar por aquella noche que me dejaste por tus amigos, o por la que me dijiste que tenías que sacar a tu perro. Me arrepiento de decirte que cocinabas bien, a tus comidas siempre le faltaba huevo. Me arrepiento de que te guste más el tequila que mi cuerpo. O que prefieras ver la novela de las cinco en vez de mi cara. Me arrepiento que siempre te la pases escribiendo en sevilletas de papel, en vez de decirme las cosas en la cara. PERO YA ESTÁ…. Ya me arrepiento de arrepentirme todo el tiempo. Entonces pretendo no arrepentirme nuevamente. Cuando a la semana que me dejaste fui a tu casa llorando que vuelvas. Y bueno, ahora seguimos teniendo la misma relación enfermiza. Pero por lo menos, yo soy consciente. Sí, no puedo hacer borrón y cuenta nueva, porque no creo que exista.

https://www.flickr.com/photos/belenpovina/


CUENTOS

Belcebú Terrenal

9 http://elforajidowallace.blogspot.com.ar/

Belcebú terrenal fue expulsado de su pueblo natal tras un furibundo combate contra el Jesús Local. Fue una singular gresca de cuchillos en la plaza pública por el amor de la ramera, María Magdalena. Pese a saberse ganador y tras haber penetrado en las costillas de Jesús con su daga, Belcebú Terrenal fue linchado por los vecinos, quienes lo subieron a un sucio tren de carga que, tras tres días de dura travesía, lo depositó en la ciudad central. Llegó a la urbe solo, con frío y siendo apenas un despojo de un exitoso pasado que ahora volaba por los aires. Conoció los peores baños y en todos ellos vomitó. Durmió durante días en los puertos y estaciones, y merodeó los restaurantes donde familias de mejillas rosadas deglutían lujosos platos. Probó los licores más nefastos y no perdió oportunidad para masturbarse en las plazas asediadas por la bruma del invierno. Belcebú terrenal notó, tras algunos años de deambular como una rata, la llegada de un convoy proveniente de su ex-pueblo. Allí venían brujas y hechiceros, trovadores, soldados y otras huestes divagantes que viajaban a la ciudad de las putas raquíticas. Fue entonces que dió con viejos conocidos, quienes le hicieron saber que aún poseía seguidores en su lugar de origen. Eso se debía a que “Jesús no era dueño de la bondad de la cual se preciaba, sino de un enorme ego”, coincidieron los viajantes; la relación del mesías pueblerino con la masa se había deteriorado. Belcebú vió entonces la oportunidad de retornar a por lo que era de él. Horas más tarde montó un tren que transportaba maquinaria hacia su tierra. Fueron, esta vez, dos largos días de viaje sobre una vieja formación por donde los rayos de luna se colaban tras las hendiduras de la madera bañando el pestilente cuerpo del polizón. Llegó a plena luz del día, relamiéndose por una venganza que sabía cercana. Cruzó las plazas y almacenes, viendo como lo miraban con ojos anonadados frente a su imperturbable andar. El rumor de su retorno surcó de lado a lado las viejas casas de lata y granjas del condado, tal como lo hace una fresca brisa veraniega; las bellas flores se marchitaban ante el avance de su sedicioso hedor. Arrastró los pies sobre las polvorosas calles y desenfundó el cuchillo al llegar ante la morada del Jesús Local. Lo acompañaba un puñado de súbditos que en el camino se le sumaron. Al llegar pateó con furia la puerta varias veces hasta que pudo despedazarla. Allí encontró a su oponente sentado frente a una amplia mesa. Su aspecto era de una pulcritud perfecta, pero cargaba una leve sonrisa maquiavélica. Apenas ingresó, las puertas se cerraron bruscamente tras él y su ejército de mercenarios del resentimiento quedó relegado en la calle. Cuentan los escribas más locuaces, que Belcebú Terrenal permaneció reunido con Jesús Local cerca de dos horas. Que salió vestido con una elegancia supérflua y ya no con los andrajos de lo que supo ser un hombre. Que ignoró a todos y en vez de un arma letal, cargaba un precioso maletín forrado en cuero. Un anciano contador de historias asegura que viajó a la ciudad en un lujoso auto y que de allí, cada semana, llegaban noticias acerca de su despreciable comportamiento que incluía hurtos, violaciones y otras tantas vejaciones, lo que enfurecía a los pueblerinos. Nadie sabe más sobre ello. Dice el viejo, también, que a veces por las noches invernales, se lo ha visto ingresar a mansiones con Jesús Local donde pasan horas reunidos. Nadie sabe más. Sólo es notorio que luego de aquel encuentro, Belcebú ya no acosa a Jesús. El Mesías no cambió en nada sus actitudes. Sin embargo, ahora parece bueno. María Magdalena lleva años muerta; la cirrosis acabó con ella.


HUMOR

10

La sección de Dani HOY... MUDANZA Nadie sabe lo que tiene, hasta que se muda: • Un souvenir de la fiesta de 15 de la nieta de una amiga de mi abuela a quien no conozco. • Moños y papeles de regalos pasados (para envolver los que yo haga en el futuro cercano, vió?). • Bolsas de casas de ropa medianamente fuertes como para llevar las botellas de cerveza a las casas de mis amigos (al final termino usando las del supermercado). • Agendas de cuando tenía entre 13 y 16 años que producen vergüenza propia, ajena, etc. • Ropa que: “la guardo para cuando adelgace” (desde hace 5 años). • 25 pasajes IGUALES de colectivo/subte de algún país visitado (con uno o dos bastaba). • Apuntes, apuntes y más apuntes de las 287 carreras que empecé y NO terminé. • Pulseras hippies que nunca usé (y que realmente odio). • Dinosaurios de juguete recontra geniales no aptos para la donación bajo ningún punto de vista. • Folios, mapas de Argentina, hojalillos... tan solo recuerdos del colegio. • Nombres de bandas escritas con liquid-paper en una tipografía deplorable en carpetas del colegio. • Un pañuelo rollinga como el de la foto (sé quien me lo regaló. Si estás leyendo esto te pido disculpas, lo había perdido en mi cuarto). • Marcadores SECOS. • Velas de cuando cumplí 18 años.

HORÓSCOPO CAPRICORNIO • Ocupaciones y negocios: Desconcentrado, disperso y distraído. Aleje de una buena vez su mano de su pene. • Salud: Olvidadizo y desmemoriado. El onanismo brutal al que se somete le ocasiona secuelas adversas a su retentiva. • Amor: Retirada. Sus repetidas prácticas masturbatorias hacen que su pareja lo abandone para siempre. • Sorpresa: Bochorno. Su tía descubre innumerables páginas pornográficas en el historial de su explorador de internet.


HISTORIETA

11

http://issuu.com/taleabouthappiness/

Un cuento sobre la felicidad

EPISODIO 4

CONTINUARÁ... Si querés participar del próximo número de El Triángulo de la Merluza, no dudes en enviarnos tu arte a: triangulodelamerluza@gmail.com Seguinos en: Triángulo de la Merluza


12

Año 2 - Número 4 / Mayo 2015  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you