Page 6

febrero 2011 •Triana Crónica•

06 · Opinión ·

El Cuadraíto

Amor de ferretería

Javier Bolaños

L

aura y Carlos; Rober y Jenny; Lolo y Carmen… así más de 2.000 parejas han dejado prueba metálica de su unión, abrazada al Puente de Triana, arrojando después la llave al río. Es la moda del candado. Una moda, como tantas, importada de fuera de nuestras fronteras. En este caso, todo apunta a la pluma de Federico Moccia y su obra ‘Tengo ganas de ti’, aunque, a decir verdad, visto el índice de lectura que tenemos los sevillanos, mucho me temo que el libro tiene poco que ver en el asunto. Según la Federación del Gremio de Editores, en Andalucía

y en Sevilla, seguimos a la cola nas sugerencias menos posesivas entre los lectores de toda España. y menos lesivas para nuestro Quizá, por eso, los que le ponen patrimonio. Por ejemplo, poun candado al cariño desconocen drían remontar el río en barca, la historia de como cuenta Al Mutamid la leyenda que y Ramuyqui- Podrían remontar el río hizo Hércules ya, una esclava en barca, como cuenta la en busca de su trianera a la leyenda que hizo Hércu- amada Astarque el rey, para té y antes de demostrarle su les en busca de Astarté fundar Sevilla; querer, hizo o subirse a los justamente lo tejados para focontrario: liberarla de sus cade- tografiarse junto a la Torre de nas. Don Fadrique, donde el infante Así que, a quienes se empeñan del mismo nombre se veía con su en defender este amor de ferrete- madrastra y amante, Doña Juaría, me permito hacerles algu- na; o quizá visitar y descubrir el

Alto & Zano Don Camilo en Triana Jacinto Santa Ana

D

on Camilo fue un escritor familia que hoy en día sería clabrillante, tierno y borde a un sificada como friki. Quien quiera ver aquella Triatiempo, áspero como las ortigas que crecen en las cune- na de finales de los años cincuentas de los caminos que recorría a ta con los ojos, el ingenio y el humor corropie y sensible como esas flo- En ‘Primer viaje andaluz’, sivo de un prerecillas que lo Cela recala en Sevilla mio Nobel, ya sabe lo que tieacompañaban en sus viajes pero se queda a vivir en su ne que hacer. La carcajada y en su prosa. barrio más universal está asegurada Contradictogracias al surio y ambivalente. Conocedor como pocos rrealismo de los personajes que del alma de España gracias a esas desfilan por este relato. La sonriperegrinaciones cuyo fin no era sa irónica, también. Y un curioso estudio del flamenco que una ermita ni un santuario, realiza Cela con un sino la escritura en esrigor sorprendente tado puro. En uno para aquella épode esos recorridos ca: aparece un por la vieja piel listado con los de toro se plantó cantes comenen nuestra tierra: tados según sus ‘Primer viaje ancaracterísticas, daluz’ es el título además de una de aquella obra amplia selección de que no tendría conletras flamencas. tinuación. En este libro, apeAl leer el ‘Primer vianas conocido por la mayoría de je andaluz’ parece que viajamos nuestros paisanos, Cela recala a través del tiempo para enconen Sevilla pero se queda a vivir trarnos con una Triana donde en su barrio se cantaba en más universal. La carcajada está asegura- las tabernas, Don Camilo, da gracias al surrealismo donde se vivía que tenía pinta de la picaresde vagabundo de los personajes que desfi- ca, donde se lan por este relato hasta el punto agolpaban tode que le dados los tópicos ban limosna que existían en en la calle, se queda a dormir en aquella contradictoria realidad. casa de una artista del flamenco Una Triana que ya no existe más que en realidad se dedica a otros que en los libros y en ese recuermenesteres más carnales y que do vago que aún vaga por las camantiene con su trabajo a una lles que conforman su alma.

Convento de Santa Inés, donde se refugió Doña María Coronel para huir del ‘amor’ del rey Don Pedro. Todas ellas son leyendas sin tirón mediático, pero que forman parte de la historia romántica de la ciudad. Leyendas con las que, además de a quien queremos, podemos demostrarle amor a nuestro barrio, dejando de dañar sus lugares emblemáticos. Pero claro, para conocer todo esto, hay que leer. Por eso, mi última propuesta pasa por encerrar a tanto ‘enamorado’ en una Biblioteca Municipal. ¡Ah! Y, por supuesto, tirar después la llave al río.

Triana Cronica Febrero 2011  

Triana Cronica mes de febrero

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you