Page 1

para que tengas Cu

38

1 de abril del 2017


psicosociales

Aparecen en momentos de agitación y buscan, de hecho, atizarlos. Los psicosociales de estos tiempos se manifiestan a través de audios, fotos o noticias falsas en redes sociales y mensajería móvil. ¿Por qué compartimos información que no hemos confirmado?

escribe: nora sugobono miranda nsugobono@ comercio.com.pe @nsugobono ILUSTRACIÓN: NADIA SANTOS

N

o suele haber mucha diferencia entre quien envía a sus contactos un audio por WhatsApp donde se recomienda a la población abastecerse de agua y quien comparte una noticia en Facebook sobre la cura secreta del cáncer: casi siempre hay una buena intención detrás. Informar a amigos o familiares de algún peligro o un descubrimiento novedoso. Está bien, quizás un poco (o mucho) de afán de notoriedad. El problema es que también hay desconocimiento. ¿De dónde vino esa información? ¿Se han verificado los datos? ¿Por qué es cada vez más común que le demos clic a un botón para hacer público aquello que no sabemos si es veraz? “Siempre ha habido cadenas, material psicosocial difundido por los canales tradicionales”, indica el consultor en comunicación digital Augusto Ayesta. “Pero estamos en un entorno totalmente diferente del que había cuando se divulga-

ban noticias falsas a través de algunos medios”, sostiene. El actual es un contexto que otorga a los usuarios la capacidad de convertirse en generadores de su propio contenido (prosumers) gracias –principalmente– a la penetración de dispositivos como los smartphones. “Cualquier persona puede hacerlo. Es ese poder, que no es empoderamiento, lo que permite que las noticias se viralicen o difundan con un simple clic”, añade Ayesta. Preguntamos. ¿Qué factor resulta necesario –aunque obvio– para diferenciar qué información es ‘compartible’? “La educación”, afirma el consultor. Es la herramienta que actúa como primer –y fundamental– filtro personal. “Muchos usuarios se impresionan fácilmente y por eso difunden este tipo de material. También puede ser que no tengan una base tecnológica que los ayude a identificar que se trata de audios, artículos o fotos falsas”, explica. Según Ayesta no hay, sin embargo, ninguna investigación local que pueda confir-

“El poder de generar contenido, que no es empoderamiento, permite que las noticias se viralicen”, afirma Augusto Ayesta.

uidado 1 de abril del 2017

39


BLOOMBERG

mar qué grupos específicos son los más vulnerables. La edad no es un factor condicionante, pero sí la experiencia en el mundo digital. “Esas pequeñas capacidades que vamos adquiriendo nos ayudan a reconocer si se trata de un titular falso o si la foto es o no del lugar que se indica”, finaliza Ayesta. Ojo al detalle, estimado lector. He ahí el diferencial.

Pánico colectivo

No es para que se alarmen, pero sí para que estén atentos. Memorice esta frase. Así suelen comenzar muchos de los psicosociales –mejor denominados ‘psicoaudios’– que circulan por WhatsApp desde hace ya algún tiempo. “En primer lugar dan una sensación falsa de legitimidad”, explica Víctor Caballero, editor del portal Útero.pe. “Siempre hay alguien que se presenta al inicio como ‘yo soy el primo del capitán tal’, ‘el compañero de promoción de tal otro’ (sin decir su nombre real) y acto seguido esa voz cuenta lo que estos altos mandos han dicho sobre algún tema de alerta”, añade Caballero. Lo segundo que hay que tener en cuenta es el momento en que aparecen. “Definitivamente creo que

40

1 de abril del 2017

hay grupos de personas que se dedican a la invención de estos mensajes y a su difusión en coyunturas específicas. Suelen estar, además, muy bien producidos”, asegura. En circunstancias de agitación política o durante una catástrofe las consecuencias pueden ser gravísimas. ¿Por qué fomentar que los usuarios los compartan? “La intención suele ser generar inseguridad y desconfianza, sobre todo con el gobier-

Puede ser el nuevo psicosocial, una falsa noticia o foto sin procedencia clara. Aquí algunos consejos para reconocer qué tipo de información es verídica en redes sociales.

1

INICIAR BÚSQUEDA. Los buscadores no solo lo ayudarán a comprobar la veracidad de textos, sino también de las imágenes. Google ya cuenta con esta herramienta: deberá subir la foto para encontrar la información (fecha, autor) correspondiente.

no de turno”, continúa Caballero. Otro punto a considerar es que hay una vinculación entre muchos de ellos. En diciembre del 2016, por ejemplo, un audio advertía sobre la existencia de traficantes de órganos en Huaycán. Los vecinos casi linchan a dos encuestadores que se encontraban en la zona. Especialistas consultados por un noticiero identificaron que la voz de la mujer que grabó aquel audio

2 3

TIEMPO MÍNIMO. Antes de contarles a sus amigos o familiares que existe vida en Marte, dese un momento para hacer lo más básico: leer el material completo. CREDENCIALES EN ORDEN. Revisar el nombre de la página es obligatorio. Muchos portales de noticias falsas son en realidad blogs: puede comprobarlo si el dominio web es un ‘wordpress’. BUENA FUENTE. Intente rastrear de qué contactos parte la difusión de material. Leer los comentarios originales antes de compartir también es útil.

4

A LA MANO. Compartir una noticia de dudosa procedencia es igual de fácil que ‘googlear’ la información para saber si se trata de un hecho real.


2 1

“En primer lugar, los psicoaudios dan una sensación falsa de legitimidad”, sostiene Víctor Caballero.

era muy similar a la que alentaba el rechazo contra la marcha que recordaba el autogolpe de Fujimori, antes de las elecciones presidenciales de 2016. ¿Existe alguna penalidad por difundir o promover información falsa en redes sociales? Según el artículo 315-A de la Constitución, la perturbación de la tranquilidad pública es un delito grave. “Hay al menos cuatro tipos de grupos que se dedican a esto”, indica el abogado Erick Iriarte, especializado en el derecho de nuevas tecnologías. “Los desestabilizadores, que actúan por mandato de alguna fuerza (económica o política) y que buscan hacer tambalear un régimen; los terroristas digitales, que generan contenidos como mecanismos de generación de caos social; los ‘jokers’, que simplemente quieren ver arder el mundo (al más puro estilo del Guasón); y los bromistas, que creen que el humor negro no afecta a otros”, sostiene. Según el caso, la pena puede ser de tres a diez años. La recomendación más importante es también la más sencilla: sea cuidadoso con quién sigue en las redes sociales. “Nos enfrentamos a una sofisticación de la generación de contenidos que puede hacer real lo que no es, y lo que sí, puede parecer falso”, concluye Ayesta. Afine los filtros. //

4

5

3

1. EN CALMA. Un artículo viene circulando en redes indicando que otro fenómeno (de proporciones apocalípticas) llegaría al Perú en agosto. “La finalidad de los psicosociales es generar intranquilidad”, indica Víctor Caballero. 2. VIDA SALUDABLE. Los temas de salud suelen gozar de buena difusión, aunque se trate de hallazgos sin confirmar. La mayoría de estas páginas busca generar tráfico.

1 de abril del 2017

3. PLATAFORMA. ¿Demasiado bueno para ser verdad? Chequee qué tipo de material acompaña las noticias que pretende compartir. 4. ACCIÓN Y REACCIÓN. Tenga especial cuidado con la información relacionada a familiares y posibles extorsiones. 5. DE MODA. Elaborar listas con un giro ‘exclusivo’ o secreto también responde a la intención de acumular clics.

41

Para que tengas cuidado con lo que publicas (revista somos 2017 04 01)  

Aparecen en momentos de agitación y buscan, de hecho, atizarlos. Los psicosociales de estos tiempos se manifiestan a través de audios, fotos...

Advertisement