CALEIDOS: Entrevista a Claudia Márquez

Page 1

CORREO.PE 24 > DIARIO LIMA/JUEVES 20 DE DICIEMBRE/2018

Desarrolladora de software fue becada para formar parte del Incubator Program de Singularity University de la NASA UNA ENTREVISTA DE LILIANA CAYSAHUANA / FOTO: CÉSAR BUENO

CLAUDIA MÁRQUEZ PALACIOS, cofundadora de Caleidos

A

l mando de Caleidos, una compañía que ofrece soluciones de desarrollo, se encuentra Claudia Márquez, una joven que con tan solo 26 años ha sido capacitada por Singularity University, institución ubicada en Silicon Valley, Estados Unidos, para crear proyectos de transformación mundial mediante la tecnología.

“No están acostumbrados a ver a una mujer dirigir” 2013

¿Cómo inicia tu interés por la tecnología? Yo siempre estuve interesada. En mi casa siempre hubo computadoras y videojuegos. Mi mamá es Ingeniera de Sistemas, entonces la tecnología siempre fue parte de mi vida. Creo que antes de aprender escribir, ya sabía entrar a una computadora a jugar con videojuegos.

cofundó Caleidos, empresa que cuenta con un equipo de más de 30 personas.

¿A qué edad realizaste tu primer proyecto? Más o menos a los 10 años, mi mamá compró un libro que se llamaba Cómo programar páginas web para dummies, de programación muy básica que yo comencé a leer por diversión, y desde entonces creé mis primeras páginas web.

2018

formó parte del programa Singularity University (SU), que reúne a 40 emprendedores a nivel mundial.

¿Cómo lograste ser parte de Singularity University? Yo fui becada. Hubo un concurso que se llamaba Global Impact Challenge en Perú, que consistía en presentar una idea de negocio que podría impactar de manera positiva a mil millones de personas. En la competencia participamos Doménica Obando y yo. Después de que terminara el concurso, postulé a una beca a Singularity University. Ambas presentamos un proyecto que se llama ANDI, que sirve para enseñar inglés de una forma más fácil. Por otro lado, durante mi estadía en Singularity trabajé en otro proyecto llamado CARTEDO junto a Shweta Homji y John Peebles.

CLAUDIA MÁRQUEZ

DIRECTORA DE TECNOLOGÍA EN CALEIDOS

Estudió Diseño Web en Toulouse Lautrec y obtuvo una certificación de DevOps Engineer y Solutions Architect por Amazon Web Services.

¿En qué consistió ese último proyecto? Se trata de una plataforma que busca enseñar a los niños a desarrollar sus habilidades blandas mediante planteamientos de proyectos reales. Por ejemplo, una empresa puede crear un proyecto y puede ponerlo en esta plataforma para que niños de secundaria puedan ganar experiencia profesional incluso antes de salir del colegio. En este momento aún se está desarrollando. Tenemos planeado el acceso al público a partir de marzo del próximo año. ¿Cómo surge Caleidos? Yo comencé a trabajar hace 9 años como freelance con mi socia, que es mi hermana. Empeza-

El comentario siempre es el mismo: ‘qué raro que seas mujer y estés en tecnología’”

mos a elaborar páginas web y al ver la buena recepción de los clientes, pensamos que necesitábamos ayuda. Teníamos más trabajo del que podíamos realizar, entonces decidimos expandirnos, crear una empresa, formalizarla y contratar a más personas capacitadas. ¿Cuál es el trabajo que realizan? Tenemos tres grandes focos. En general, la empresa se dedica a hacer innovación digital; desarrollo de software, que tiene que ver con la creación de un producto y cómo llevarlo a la realidad; y servicios Cloud, que son servicios de infraestructura en la nube. ¿Es usual que existan mujeres desarrolladoras o se trata de una profesión compleja? En realidad, no hay nada que te detenga de programar y no es que haya algo más o menos complejo si te gusta. Cualquier persona tiene todas las habilidades para poder programar. A decir verdad, me sorprendió cuando empecé a entrar al mundo laboral porque me di cuenta de que no había muchas mujeres desarrolladoras. Recién ahí me sentí extraña en esa situación y es que, en realidad, en el Perú hay menos de 10% de mujeres desarrolladoras. ¿Te has sentido discriminada alguna vez? Siempre me lo mencionan. Me han pasado situaciones raras como entrar a una reunión con desarrolladores y empiezan a hacerle preguntas al resto. O sea, en vez de mirarme porque soy yo quien está hablando en la reunión, les hacen preguntas a los chicos. Después de ver que yo también respondo y que soy la que normalmente sabe más en ciertos contextos, solo ahí se dan cuenta de que puedo responder. Hay quienes piensan que soy un project manager, en vez de una directora de tecnología. Normalmente, a primera impresión, no me ponen en el rol correcto, no asumen que soy la encargada. ¿Por qué crees que sucede? Porque no encajo dentro de los estereotipos. Simplemente no están acostumbrados a ver a una mujer dirigir un proyecto y el comentario siempre es el mismo: “qué raro que seas mujer y estés en tecnología”. Lo he escuchado en cada nuevo cliente o en las reuniones a las que voy.