__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 64

in magazines we trust

www.thegentlewoman.com

The Gentlewoman ¿Cómo puede ser que hayamos tardado tanto tiempo en incluir en nuestras páginas una sección dedicada a las revistas? La cuestión es que empezamos tímidamente en nuestro blog, destacando cada mes publicaciones que nos atrajeran, pero nos hemos dado cuenta de que esta obsesión nuestra merece un hueco más allá de lo virtual y, por supuesto, en formato papel. Queríamos inaugurar sección con una revista que fuera muy simbólica y que nos gustase mucho. Pero mucho. La indecisión, obviamente por exceso de opciones, nos ha recordado una situación que ha sido la que finalmente nos ha hecho decidirnos. Hace un par de años viajamos a Ámsterdam y para nosotros una de las visitas obligadas en esa ciudad era Athenaeum, espléndida librería que cuenta con un anexo dedicado exclusivamente a prensa y revistas internacionales. Entrar en aquel santuario y tener delante y, sobre todo, al alcance del mano cientos y cientos de revistas era como estar en el paraíso. Pero nos dejó bloqueados. ¿Qué elegir teniendo en cuenta las limitaciones de presupuesto al final de un viaje y, lo que es peor aún, el suplicio restrictivo del peso del equipaje de todo viajero low cost? Tras un largo (larguísimo) rato en la tienda, nos decidimos. Dos únicas revistas se venían con nosotros y una de ellas fue The Gentlewoman. La portada de aquel número, otoño/invierno 2010, era relativamente discreta, con un color de fondo azul marino. Pero en la imagen central, Inez van Lamsweerde, una de las mejores fotógrafas de moda actuales, era ella la retratada y nos miraba, con gesto mesiánico, luciendo una gran barba. La publicación se definía como una revista de mujeres fabulosas y aunque podía sonar un poco pretencioso en principio, resultó ser bastante acertado. Las protagonistas de sus portadas dan una pista del tipo de mujeres a las que se refieren: la diseñadora Phoebe Philo, la actriz Olivia Williams o la mismísima Angela Lansbury, como ven en la portada del número actual. Para nosotros una de esas mujeres maravillosas es la propia directora de la publicación Penny Martin, que partiendo del mundo del arte como comisaria y docente, y alentada por el equipo de Fantastic Man, versión masculina y otra maravilla de revista, se decidió a liderar el proyecto. Las revistas femeninas están saturadas de propuestas totalmente huecas, muy comerciales y repletas de clichés. El criterio editorial ha desaparecido y ha sido sustituido por intereses económicos, algo que puede llegar a ser comprensible pero no cuando se pierde el respeto a la inteligencia de los lectores. La propuesta de Penny Martin deja a un lado el concepto del lector como objeto y se centra en la personalidad de las protagonistas de sus páginas, en sus historias y en lo que pueden aportarnos. Y ante todo en generar una revista para leer. La publicación se puede considerar de moda pero en el sentido que ama la moda, como una forma de expresión, de creatividad, y como un elemento de nuestra cultura contemporánea. Los editoriales de producto están tratados de una manera muy visual, sin estridencias, con un tono muy efectivo que también invita a leer las imágenes. La tipografía, la maquetación, el diseño y la estructuración de la revista en bloques hacen que uno quiera saber qué pasa allí dentro. Ni siquiera la publicidad es invasiva. El resultado es atractivo y apela a mentes atractivas, al margen de que a uno puedan interesarle más o menos sus contenidos. En definitiva, nos gusta (mucho) esta revista y sus mujeres. Y sí, in The Gentlewoman we trust.

Texto: Ana Alarcón Fotografía: Portada actual The Gentlewoman con fotografía de Terry Richardson. Cortesía de The Gentlewoman

64 treintaycuatro

Profile for Ana Alarcón

treintaycuatro // número cinco  

vida, cultura, ocio y diseño desde alicante

treintaycuatro // número cinco  

vida, cultura, ocio y diseño desde alicante

Advertisement