Issuu on Google+

Las  Trece  Noches  Sagradas   24  Diciembre      al      5  de  Enero  

Raquel  Cachafeiro    


Las  Trece  Noches  Sagradas   Cada  una  de  las  13  noches  que  hoy  comienzan  representa   un  umbral  de  acceso  a  un  nivel  superior  de  visión  y  de  buen   hacer.   Con  el  ejercicio  voluntario  y  eficaz  del  pensar  verdadero  y   de  la  buena  acción  emanamos  belleza  sublime  y   transcendente.   Cada  individuo  tiene  en  sí,  en  su  corazón,  la  semilla  del   corazón  de  la  humanidad.     El  nacimiento  del  Yo  Superior,  encarnado  y  sellado  en  cada   ser  humano,  abre  una  esperanza  para  todos  y  para  la  tierra,   pero  su  fragancia  y  la  belleza  de  sus  colores  necesita   acciones  nobles  que  merezcan  celebración.   Desde  tiempos  inmemoriales  las  Damas  de  las  flores  o   Musas  nos  han  inspirado.   Las  Damas  de  las  Flores  se  manifiestan  donde  las  flores  y  el   sentimiento  humano  verdadero  se  unen  para  un  bien   mayor.     Te  deseamos  13  noches  de  encanto  y  sueños  exaltados.  Te   deseamos  que  la  belleza  visible  y  la  invisible  te  guíen.  


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  primera:       Siento  en  mi  el  nacimiento  del  Yo  Soy.   Inspiración:     Yo   soy   el   dueño   de   mi   destino;   Yo   soy   el   capitán  de  mi  alma.  (William  Ernest  Henley)     Esta  cita  se  ha  hecho  muy    famosa    gracias  a  la  grandeza   de   Nelson   Mandela   que   la   ha   hizo   plan   y   guía   de   su   vida   durante  los  largos  años  de  su    cautiverio.      


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  segunda:     El  Yo   Superior   necesita   cobijo   y   plan   en   la   tierra.   Acógelo  con  imaginación  creadora  y  poderosa.   En   primera   persona   Amo   representa   el   presente   del  amor  lúcido  y  también  el  dominio.     La   imaginación   del   cobijo   que   das   a   tu  Yo  Superior   sólo  puede  construirse  con  la  ayuda  de  las  damas   de   las   flores.   La   imaginación   es   el   albañil   de   la   excelencia.     Inspiración:  Buscad  leyendo  y  hallaréis  meditando         (San  Juan  de  la  Cruz)  


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  tercera:     Recibo.   La   mejor   ofrenda   es   la   atención.   El   que  recibe  la  belleza  de  las  flores  y  se  recrea   en   ellas   hace   un   doble   servicio:   a   la   humanidad  y  a  la  naturaleza.   Inspiración:   Me  ofrezco  a  recibir  la  belleza  de  las  flores  y   el   sentido   que   tiene   que   yo   las   vea.                         (Ama  Elsen)  


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  cuarta:     Cada  día  recibes  de  nuevo  la  Vida,  te  atrae  con  mil   formas   y   susurros   en   la   naturaleza   y   en   tu   propio   pensamiento.   Si   quieres   un   cambio   empieza   por   cambiar     hoy   la   falsa   imagen   que   te   dice   que   la   Vida   es   algo   que   se   gasta   y   desaparece.   Afirma   una   imagen   en   la   cual   la   Vida   aparezca   como     renovación  y  nuevo  espíritu,  sorpresa  y  hermosas   posibilidades.   Inspiración:   Cuando   yo   tenía   5   años   mi   madre   me   decía   que   la   felicidad   era   la   clave   de   la   Vida.   Cuando   fui   al   colegio  me  preguntaron  qué  quería  ser  cuando  fuera   grande,   yo   respondí:   Feliz.   Ellos   me   dijeron   que   yo   no  entendía  la  pregunta,  yo  les  respondí  que  ellos  no   entendían  la  Vida.          (John  Lennon)  


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  quinta:     Cada   día     estoy   de   vuelta:   Nuestra   vida   está   marcada  por  la  vuelta  a  casa,  a  nosotros  mismos,   al   lugar   de   donde   vinimos.   En   cada   respiración   salimos  y  volvemos  con  el  aire  que  nos  da  valor  y   nos  refresca.  Cada  mañana  volvemos  al  lecho  que   acoge   nuestro   cuerpo   con   hallazgos   y   novedades   que  podríamos  usar  mejor.   En  la  ida  observamos,  en  la  vuelta  aprendemos.       Inspiración:   En  cada  experiencia  recuerda  que  debes  dejar  sitio   para   el   camino   de   vuelta.   Después   de   muchas   vueltas  tus  pasos  destilan  sabiduría.    


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  sexta:     Del   infinito   de   mis   sueños.   Vuelve   con   ojos   renovados   por   el   sueño   a   contemplar   la   belleza   de   una  rosa.  Verás  que  es  una  hermosa  suerte  vivir  en   una   tierra   que   florece   y     soñar   que   te   cuidan     las   Damas  de  las  Flores.   Inspiración:   Durante   algunos   años   mi   placer   de   crear   era   ilimitado.  El  talento  productivo  no  me  abandonó  ni   un  instante;    lo  que  se  me  ocurría  durante  el  día  y  en   estado   de   vela,   se   iba   elaborando   de   noche,   en   ordenados  sueños.    (J.W.Goethe)    


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  séptima:     Comprender  es  una  tarea  creativa  que  exige   un   esfuerzo   imaginativo   por   parte   del   receptor.     Decide  a  qué  prestas  tu  atención  y  lograrás   Integridad  o  desintegración.   Inspiración:   Ayudadme   a   comprender   lo   que   os   digo   y   os   lo  explicaré  mejor.                        (Antonio  Machado)    


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  octava:     La  Enseñanza.  Aprendemos  de  lo  que  nos  enseñan   y   de   lo   que   destilamos   de   las   vivencias   de   cada   día.  Es  un  acto  de  voluntad  verdadero  aprender  en   la  vida  de  aquello  que  es  bello,  de  lo  que  no  se  nos   impone   y   por   lo   tanto     nos   deja   libertad   para   elegirlo  o  no.       Inspiración:   La  educación  consiste  en  dirigir  los  sentimientos  de   placer   y   de   dolor   hacia   el   orden   ético.             (  Aristóteles)  


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  novena:     Las  flores  te  alegran  porque  reflejan  la  belleza  del   alma   humana.   La   contemplación   de   flores   es   un   ejercicio  sanador  que  enriquece  al  que  observa;  el   que   se   mira   en   ellas   durante   unos   minutos,   en   silencio   interior,   accede   a   tesoros   de   incalculable   valor.   Inspiración:   Inspiración:   ¿Me   preguntas   por   qué   compro   arroz   y   flores?    Compro   arroz   para   vivir   y   flores   para   tener   algo  por  lo  que  vivir.              (Confucio)  


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  décima:     El  cuerpo  es  el  jardín  encarnado  en  el  que  el  alma   puede  desvelar  la  presencia  de  las  Damas  de  las   flores.  En  infinita  contracción,  el  cuerpo  es   recreado  y  moldeado  por  un  universo  de  fuerzas   afines.   Sólo  el  que  se  honra  y  ama  en  su  cuerpo,  puede   ver  y  conocer  la  más  alta  inspiración.   Inspiración:   Mantener  el  cuerpo  en  buena  salud  es  una   obligación…  de  otra  manera  no  podremos  mantener   nuestra  mente  fuerte  y  clara.          (Buda)    


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  decimoprimera:     Me   doy   cuenta   y   celebro.   ¿A   qué   me   sabe   lo   que   cuento?   La   primera   misión   de   lo   que   cuento   es   que  yo  mismo  me  entere.   Cuando  me  doy  cuenta   despierto  las  estrellas  encarnadas  en  mi.    Preparo   el   viaje   de   vuelta   con   honor   y   dignidad   de   una   acción  célebre.     Inspiración:   Si   quieres   darte   cuenta   de   algo   valioso   en   tu   vida   escucha   lo   que   dices   y   atrévete   a   cambiar   tu   discurso.  Toma   una   flor   como   modelo   y   ensáyate.               (Ana  Llorca)                          


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  decimosegunda:     El  cuidado.  En  ti  está  el  potencial,  en  las  flores  el   plan.  Hay  que  ser  muy  valientes  para  afrontar  los   hechos   más   bellos   de   la   vida.   Hay   que   templar   el   ánimo   y   entrenar,   para   lograr   la   intensidad   que   nos   permita   resistir   el   amor   exquisito   con   el   que   las  Damas  de  las  flores  pueden  llegar  a  cuidarnos.   Vivir   en   la   mediocridad   imaginativa   es   más   fácil,   más  aburrido  y  menos  verdadero.   Inspiración:   Las   plantas   son   el   mejor   espejo   de   consciencia   si   sabemos  cómo  mirarnos  en  ellas.   Rudolf  Steiner    


Yo   amo,   recibo   la  vida.   Cada  día  estoy  de  vuelta   del  infinito  de  mis  sueños.   Comprendo  e  integro   la  enseñanza   de  las  flores.   Y  en  mi  cuerpo     me  doy  cuenta  y  celebro   el  cuidado   de  las  Damas  de  transcendental  belleza  e   inspiración   Noche  decimotercera:     Al   contemplar   una   flor   te   mides   con   tu   potencial   para   florecer.   El   cuerpo   entra   en   temor   por   lo   que   más   anhela.   Se   exalta   la   mente   que   añoraba   el   susurro   del   alma.   Las   Damas  contemplan  tu  trance  y  te  bendicen   con   su   respetuoso   cuidado.   Porque   admiran   el  gran  valor  que  te  mueve  a  cambiar.     Inspiración:   Lo   que   logramos   interiormente   cambia   la   realidad  exterior.            (Plutarco)  


Las  Trece  Noches  Sagradas   ©  Raquel  Cachafeiro  Gil  2014  

www.cosmoetica.net   info@cosmoetica.net  


Las Trece Noches Sagradas