Page 1

路1路

El Efecto Chomsky

o el Anarquismo de Estado Si se hicieron anarquistas no fue por casualidad

destruir esta pesadilla...

Grecia | No a la escuela | Ratas de laboratorio | Mi cuerpo, mi elecci贸n Proyecto hombre | 1潞 de Mayo | Y a pesar de todo, seguimos votando


Redacción: Calle Javier Sanz, 14, 3º derecha | 04004 Almería | Apartado de correos, 1098 // 04080 | t. / f. 950 25 27 89 | www.cnt.es | sovalmeria@cnt.es


editorial Trebol negro Trébol Negro regresa. Queremos crear una conciencia capaz de sobrecoger al mundo, reflexionar sobre él y cambiar la idea actual de delegar en políticos y demás para que dirijan nuestras vidas. Por eso Trébol Negro regresa, porque nosotros queremos dirigir nuestras vidas, queremos ser quien tome las decisiones de todo aquello que nos afecta y que nos influye en nuestro día a día. Desde Trébol Negro intentamos y deseamos que nuestras ideas, nuestra forma de ver el mundo y de luchar por lo que creemos llegue a todos aquellos que nos lean, esperamos que se contagien de todo esto y que entre todos podamos conseguir que las cosas cambien. Porque nada nos haría más felices que cambiar el mundo, porque nosotros somos el mundo y por eso lo queremos, ahora. No queremos que nos hagan participes de él como meras marionetas que nos manejan sino que queremos manejarnos nosotros mismos y por eso protestamos, luchamos y vivimos. Los que hacemos Trébol Negro no queremos cerrarnos en nosotros mismos, pretendemos al contrario que el boletín esté abierto a todas aquellas personas que con un ideal libertario quieran expresarse libremente sobre cualquier tema que le preocupe. Al igual que tampoco queremos centrar la distribución sólo en Almería, sino que se pueda expandir sin hacer caso a fronteras ficticias y en las que no creemos. Trébol Negro no es más que un órgano de expresión de CNT-AIT Almería, por eso está dirigido a todos los trabajadores y a todas aquellas personas que pertenecen a esta clase social, esta clase que está explotada y oprimida, para que sepan que no están solos y que tienen personas que junto a ellos pueden cambiar las cosas. Consejo de redacción de Trébol Negro, CNT-AIT Almería.


trebolnegro

Presentación Si quieres saber más sobre Jaime Guevara puedes consultar Lo que escribí en las paredes, Jaime Guevara, Fundación Editorial La Pulga, Los Libros de Tintají, www.tintaji.org o comprar y escuchar sus discos publicados hasta el momento: De contrabando y In FragantiJaime Guevara en vivo 19771999.

Dedicamos en estas páginas un afectuoso recuerdo a ese juglar venido de la mitad del mundo, ese aprendiz de bufón, ese abuelo con pinta de nieto, que es el Chamo Guevara. Jaime Guevara pasó unos días entre nosotros. Venía de Madrid, y luego planeaba ir a Cádiz. Vino a animar la presentación de nuestro número cero, a cantarnos sus canciones, a contarnos bastantes cosas de las luchas sociales en Latinoamérica y a compartir con nosotros algunos buenos momentos. Supimos de su tesón a la hora de afrontar los achaques de una salud que no se da por vencida ante la enfermedad, por muy divina que ésta sea. Supimos de su vida dedicada a cantar las cuarenta al poder, independientemente de quién ocupe el sillón. Supimos de sus peripecias vitales entre el rock (cuando el rock era considerado como un instrumento imperialista por la izquierda latinoamericana), la canción de autor, y el gusto por los juglares, desde los medievales hasta los de hoy. Nos hizo conocer a su admirado y admirable Joe Hill. Supimos que para poder ir viviendo del guitarreo, hay que ser muy frugal, y el Chamo lo es. Nos dejó muchas cosas, aparte de una bufanda olvidada. También algunos discos. Y manuscritos... Himnos del Ecuador (oficial, censurado y guevarista). Incluso le quedó tiempo para hacer una versión del himno anárquico italiano “Addio Lugano Bella”, que esperamos poder escuchar en breve... Así es que, Chamo, esperamos verte pronto de nuevo por estos lares, y en tanto te tenemos muy presente para el reparto del pastel terrenal...


númerouno

Muchos predicadores están, siempre hablándote del bien y del mal, pero cuando tú pides comer, te contestan sus voces de miel: “algún día comerás, en la muy gloriosa tierra celestial, trotarás, pastarás, y un pastel en el cielo tendrás.” Como ejército de ayunación, y cantándote esa oración, sólo intentan tu plata coger, para luego poderte ofrecer “algún día comerás, en la muy gloriosa tierra celestial, jugarás, y pastarás, y un pastel en el cielo obtendrás”.

Camuflados en sectas sin fin, cuando gritan te quieren decir: “dale toda tu plata al señor que él te salva de todo dolor”. Algún día comerás, en la muy gloriosa tierra celestial, trotarás, pastarás, y un pastel en el cielo tendrás. Si es que luchas buscando llevar una vida mejor para tu hogar te dirán que eres un pecador, y al infierno tu condenación. Algún día comerás, en la muy gloriosa tierra celestial, trotarás, pastarás, y un pastel en el cielo tendrás. Los obreros unámonos ya combatiendo por nuestra libertad cuando el mundo tengamos por fin a esos puercos podremos decir: algún día comerán, cuando aprendan a freír y a cocinar, leña hacer ¡que placer!, sólo entonces habrán de almorzar. Algún día comerán, cuando estén en la cajita funeral, Jugarán y pastarán, y un pastel en el cielo obtendrán.


trebolnegro

Por el mes era de mayo, cuando hace el calor, cuando canta la calandria, y responde el ruiseñor, cuando los enamorados, van a servir al amor, sino yo triste cuitado, que vivo en esta prisión, que ni sé cuando es de día, ni cuando las noches son, sino por una avecilla, que me cantaba al albor, matómela un ballestero, déle diós mal galardón, Cabellos de mi cabeza, lléganme al corvejón, los cabellos de mi barba, por manteles tengo yo, las uñas de las mis manos, por cuchillo tajador. Si lo hacía el buen rey, hácelo como señor, Si lo hace el carcelero, hácelo como traidor Mas quién agora me diese, un pájaro hablador Siquiese fuese calandria, o tordico o ruiseñor, Criado fuese entre damas y avezado a la razón, Que me lleve una embajada a mi esposa Leonor: Que me envíe una empanada, no de trucha ni salmón Sino de una lima sorda y de un pico tajador: La lima para los hierros y el pico para la torre ( torreón) Oídolo había el rey, mandóle quitar prisión.

Cancionero de mediados del siglo XVI.


nĂşmerouno


trebolnegro


númerouno

El Efecto Chomsky

o el Anarquismo de Estado ¶ El otoño de 2001 vio culminar un entusiasmo editorial y militante para los textos de Noam Chomsky, perceptible desde 1998. Varias recopilaciones se publicaron (en particular, por la editorial Agone), así como algunas entrevistas; una parte de la prensa anarquista hace un uso inmoderado de sus numerosos textos y entrevistas disponibles en internet. ¶ Le Monde Libertaire le consagraba la portada de su primer número del año, preludio a una larga serie [1]. Los textos políticos del famoso lingüista americano eran en efecto imposibles de encontrar hace veinte años.

[1] “Le capitalisme en ordre de guerre” (“El capitalismo en guerra”) (20 al 26 de septiembre; texto sacado de Internet, se encuentra en la contraportada de la revista Les temps Maudits (revista teórica de la CNT-Vignoles), octubre de 2001); “A propósito de la globalización capitalista” (27 de sept. al 3 de octubre); entrevista sacada de Internet (15 al 21 de noviembre de 2001).


trebolnegro

Este redescubrimiento se realiza casi siempre de forma panergírica. “Noam Chomsky es el más conocido de los anarquistas contemporáneos; es también uno de los más famosos intelectuales vivos”, escribe Normand Baillargeon (“El orden sin el poder”, Agone, 2001). En el prólogo de “La guerra como política exterior de los Estados Unidos” (Agone, 2001) Jean Bricmont lo califica llanamente de “gigante político ignorado”. Los “autores” de una entrevista, curiosamente titulada “Dos horas de lucidez” (Les Arènes, 2001), tampoco le van a la zaga, aclamando “uno de los últimos autores y pensadores vivos verdaderamente rebeldes de este naciente milenio”, cuyo tiempo libre, nos informan “se reserva con seis meses de antelación”. No cabe duda que estas fórmulas, a las que no pienso imputarles un crimen, características de un culto a la personalidad extrañas a la tradición libertaria, hacen reir al principal interesado. Pretenden, y por eso me interesan, convencer al lector que tiene la oportunidad de descubrir un pensamiento absolutamente original hasta entonces despreciado e ignorado. Por parte de los periódicos y comentaristas libertarios (Baillargeon, etc.), se trata de utilizar la reputación internacional del lingüista Chomsky para favorer la difusión de posiciones políticas calificadas de anarquistas, y así darles credibilidad ante el reconocimiento universitario y científico de quien las defiende. Por tanto es necesario presentar a Chomsky como un lingüista célebre duplicado en un pensador anarquista. Es sobre la legitimidad -y las consecuencias- de este dispositivo lo que aquí deseo examinar. Es importante antes tener en cuenta que al mismo tiempo que se presenta al anarquista al público militante, el analista de la Política Exterior (militar, en particular) de los Estados Unidos ve abrir ampliamente las columnas de la prensa respetuosa, sin que nunca se mencionen sus simpatías libertarias. Le Monde, que le concede una página entera en un suplemento sobre la guerra (22 de noviembre de 2001) lo califica a pesar de todo de “encarnación de un pensamiento crítico radical”. Le Monde Diplomatique, que publica “Terrorismo, el arma de los poderosos “ (diciembre

de 2001) no susurra palabra de sus compromisos. El caso es que también el mismo Chomsky se abstiene de hacer la menor alusión. Admitimos -reservándonos el derecho de intentar un examen a fondo en un futuro- la separación entre su trabajo como lingüista y su actividad militante (justificada por el echo de que ésta última no debería estar reservada a los especialistas), como comprendemos mal por qué el “anarquista” Chomsky descuida semejantes tribunas, y espera que se le planteen cuestiones sobre su compromiso anarquista, como si se tratase de cuestiones “personales”, para abordar este aspecto de las cosas. Haciendo esto, contribuye a su propia instrumentalización por los fabricantes de ideologías, unas veces ignorado (en los USA desde el 11 de septiembre), y otras celebrado (en Francia) dentro de un perfume de antiamericanismo. En su opúsculo de vulgarización “El orden sin el poder”, unánimamente saludado por la prensa anarquista, Baillargeon considera que Chomsky “prolongó y renovó la tradición anarquista”. Se abstiene no obstante -¡por qué!de indicar en que podría consistir esta “renovación”. El mismo Chomsky parece más próximo a la verdad cuando precisa (en 1976): “No me considero realmente un pensador anarquista. Digamos que soy un compañero de viaje” [2]. Aparte de la filiación anarcosindicalista, reivindicada en muchas conversaciones concedidas a revistas militantes [3], no es tan fácil -a pesar de la reciente plétora de publicaciones- hacerse una idea precisa del compañerismo anarquista de Chomsky. He limitado mis investigaciones a la cuestión, esencial, de la destrucción del Estado y la ruptura con el sistema capitalista. Indico aquí, para conveniencia de mi observación y su lectura, qué entiendo por “revolucionario” precisamente el o la que toma partido por tal ruptura, necesidad previa para la construcción de una sociedad igualitaria y libertaria. Simétricamente, se dice “contrarevolucionario” el que declara la ruptura imposible y/o poco deseable.

[2] De l’espoir en l’avenir. Entretiens sur l’anarchisme et le socialisme (“De la esperanza en el futuro. Conversaciones sobre anarquismo y socialismo”), Agone, Comeau & Nadeau, 2001. Este texto no se encuentra en francés; ya figuraba en 1984 en la recopilación publicada por Martin Zemliak en Acratie (Escritos políticos 1977-1983). [3] Entrar en la página web de la revista Z-net: www.zmag.org/chomsky/index.cfm


númerouno

Reforzar el Estado En uno de los textos recientemente publicado [4], Chomsky recomienda una política que tiene -desde el punto de vista anarquista- el mérito de la originalidad: el refuerzo del Estado. “El ideal anarquista, cualquiera que sea la forma, siempre ha tendido, por definición, hacia un desmantelamiento del poder oficial. Comparto este ideal. Con todo, entra a menudo en conflicto directo con mis objetivos inmediatos, que son defender, o incluso reforzar algunos aspectos de la autoridad del Estado [...]. En la actualidad, en el marco de nuestras sociedades, considero que la estrategia de los anarquistas sinceros debe ser defender algunas instituciones del Estado contra los asaltos que sufren, esforzándose al mismo tiempo en obligarles a abrirse a una participación popular más amplia y más efectiva. Este enfoque no se ve socavado desde dentro por una aparente contradicción entre el ideal y la estrategia; procede naturalmente de una jerarquización práctica de los ideales y de una evaluación, igualmente práctica, de los medios de acción”. Chomsky vuelve sobre el tema en otro texto, no traducido en francés [5], del que voy a dar lo esencial del contenido, antes de criticar ambos. Preguntado sobre las posibilidades de realizar una sociedad anarquista, Chomsky responde utilizando un lema de los trabajadores agrícolas brasileños: “Dicen que deben ensanchar su jaula hasta que puedan romper los barrotes”. Chomsky considera que en la situación actual en los Estados Unidos es necesario defender la jaula contra los depredadores exteriores; defender el poder -ciertamente ilegítimodel Estado contra la tiranía privada. Es, dice, una cosa evidente para toda persona preocupada por la justicia y la libertad, por ejemplo alguien que pensara que los niños deben ser alimentados, pero esto parece difícil de comprender para muchos de los que se proclaman libertarios y anarquistas. A mi parecer, añade, es uno de los impulsos irracionales y autodestructores de las

personas de bien que se consideran de izquierda y que, de hecho, se alejan de la vida y las aspiraciones legítimas de las personas que sufren. Excepto la referencia, más precisa que en el texto precedente, a los Estados Unidos, es la misma clásica defensa e ilustración del supuesto realismo reformista. ¡Esta vez, a pesar de las advertencias, supone a los adversarios actuales del Estado más tontos que cualquier persona enamorada de la justicia, y además, incapaces de comprender que contribuyen a que los niños se mueran de hambre! Los “anarquistas sinceros” son invitados a reconocer honestamente encontrarse pues en un impasse reformista. Observemos inmediatamente que este fatalismo estatal, duplicado de un moralismo reformista bastante desabrido, tiene eco en Francia. La revista libertaria La Griffe publicó en su entrega del verano de 2001 un “Dossier Estado” cuyo primer artículo concluye con esta fórmula, calcada de Chomsky: “el estado [sic] es hoy la última muralla contra la dictadura privada que no nos hará regalos” [6]. Puesto que similares enormidades pueden publicarse hoy en una revista libertaria sin que sus animadores vean allí otra cosa que un punto de vista tan legítimo como otros, es indispensable oponerse a los efectos de la “pedagogía” chomskyana poniendo algunos relojes en hora. “Ideal” y “realismo” La historia reciente nos abastece de ejemplos de luchas llevadas parcialmente en nombre de la defensa de los “servicios públicos” (transportes, Seguridad Social, etc.), que no merecían, por cierto, ser condenadas en nombre de un principio antiestatal abstracto. Por ejemplo [7], he analizado el desmantelamiento de la red

[4] “Responsabilité des intellectuels” (“La responsabilidad de los intelectuales”), Agone, 1998, p.137. [5] Réponses à huit questions sur l’anarchisme (Respuestas a ocho preguntas sobre el anarquismo), 1996, Z-net (en inglés) [6] “L’autogestion n’est pas une institution mais un comportement” (“La autogestión no es una institución sino un comportamiento”), (P. Laporte.6) [7] Gare au TGV! 1993 (¡Cuidado al TGV!) - acabado los ejemplares en papel; sólo se se puede sacar por intenet -


trebolnegro

ferroviaria tradicional y su sustitución por el “sistema TAV” [*] destinado a una clientela de personal ejecutivo, circulando entre las grandes metrópolis europeas. Se trata de la constatación histórica de la privatización creciente de los “servicios” (transportes, salud, correos y telecomunicaciones, agua, gas, electricidad) y las consecuencias nefastas que se derivan. No se me ocurrió -porque no existe ningún lazo lógico entre ambas proposiciones- deducir de esto la necesidad de una “jerarquización práctica de los ideales”, que conduciría ineluctablemente a teorizar un sostén de la institución estatal que se pretende querer destruir. Que puedan existir, dentro de un momento histórico dado, enemigos diferentes y desigualmente peligrosos, y que un revolucionario pueda encontrarse en la penosa (y aleatoria) necesidad de alinearse con un adversario en contra del otro, haría falta un dogmatismo tonto para no admitirlo. Así no es inconcebible basarse en el compromiso en pro del “servicio público” (a condición de desacralizarlo) para frenar, en la medida de lo posible, los apetitos de las grandes empresas. No es cierto que esto sea equivalente a una renuncia necesaria, de la que [**] la teoría leninista del “deterioro del Estado” -que Chomsky específicamente rechaza- nos proporciona una versión calculada. En otros términos: reforzar el Estado para después borrarlo, ¡ya nos la han jugado! En cambio, si movimientos de oposición a las tendencias actuales del capitalismo conducen a restaurar, temporalmente, ciertas prerrogativas de los Estados, no veo razón para perder el sueño. Se observará que Chomsky invierte el proceso. Para él, es el ideal (el desmantelamiento del Estado) el que entra en conflicto con los objetivos inmediatos. Ahora bien, el objetivo inmediato no es fortalecer el Estado, sino por ejemplo retrasar la privatización de los transportes, debido a las restricciones que necesariamente trae a

la circulación. El “fortalecimiento” parcial del Estado es pues aquí una consecuencia y no un objetivo. Por otra parte, se ve que el hecho de bautizar de “ideal” la destrucción del Estado empuja este objetivo fuera de lo real. La cualificación equivale a la descalificación. El verdadero realismo, me parece, consiste en acordarse de que un Estado sólo dispone de dos estrategias eventualmente complementarias para responder al movimiento social y más aún a una agitación revolucionaria: la represión y/o la reforma/recuperación. Un movimiento revolucionario, portador de una voluntad (consciente o no) de ruptura con el sistema existente no puede -por definición- obtener satisfacción de un Estado. En cambio, puede forzar a éste a jugar a la reforma, a las retiradas, a la demagogia. El inconveniente del reformismo como estrategia (aumentar la “participación popular” en el Estado democrático, dice Chomsky) es que no reforma nunca nada. Y esto por la excelente razón de que el Estado autoadaptador se recompone con las reformas por lo menos tanto como con ciertos motines. No existe, fuera de la lucha, garantía de que una reforma “progresista” no sea vaciada de su contenido, pero debemos rendirnos a esta evidencia, paradójica solamente en apariencia, que es la acción revolucionaria el medio más seguro de reformar la sociedad. Muchas instituciones y dispositivos sociales son así resultado de luchas obreras insurreccionales. El hecho de que se pongan en entredicho a la vez por los políticos y los capitalistas puede dar lugar a ver la salvación en un fortalecimiento del “Estado”, concebido como entidad abstracta o como una especie de materia inerte, un dique por ejemplo, que habría que consolidar para protegerse de las inundaciones. El Estado institucionaliza en un momento histórico dado las relaciones de clase que

Nota del traductor: (*)AVE en España (**) El texto en francés es el siguiente: Il est inexact que cela soit équivalent à un nécessaire renoncement, dont la théorie léniniste du «dépérissement de l’État» - que Chomsky récuse précisément - fournit la version calculée. Donde el pronombre dont, que lo he traducido por “de la que”, hace referencia a renoncement (renuncia). El presente escrito fue publicado en la revista de crítica social: Oiseau-tempête nº 9 (verano de 2002). Si bien el artículo hace referencia al contexto francés, los aspectos fundamentales del mismo no encierran ningún localismo. La alusión al entusiasmo editorial y militante para con los escritos de Noam Chomsky ha sido igual de abundante en el territorio español. Por último señalar que el paso del tiempo no ha hecho mella en el texto de Claude Guillon, y no ha restado un ápice su validez crítica a ese mal llamado “anarquismo” renovador.


númerouno

existen en una sociedad. Recordemos que la definición (en derecho político) del Estado moderno es el que dispone del monopolio de la violencia. Un antileninista como Chomsky sabe por otra parte que no existe Estado “obrero”; es decir el Estado es por naturaleza un arma de la burguesía. Criticado en los EE.UU Las posiciones defendidas por Chomsky y sus admiradores canadienses no reflejan, ni de lejos, el punto de vista general de los medios libertarios o anarcosindicalistas en los Estados Unidos. Han sido muy criticadas particularmente en la revista trimestral Anarco-Syndicalist Review, a la que había concedido una entrevista [8]. La metáfora de la jaula que debe ensancharse, que Chomsky juzga especialmente luminosa [9], desencadena la ira de James Herod: “Los depredadores no están fuera de la jaula; la jaula, son ellos y sus prácticas. La propia jaula es mortal. Y cuando nos damos cuenta que la jaula abarca las dimensiones del mundo, y que no hay “exterior” donde escapar de nosotros, entonces podemos ver que la sola manera de no ser asesinados, o brutalizados y oprimidos, es destruir la jaula misma”. Si el conjunto de colaboradores reconocen a Chomsky el mérito de analizar la Política Exterior de los EE.UU. [10], dando una visibilidad al movimiento anarcosindicalista americano, y proporcionando una crítica de los medios de

comunicación que parece nueva al otro lado del Atlántico, tres de ellos (sobre cuatro [11]) absolutamente se desmarcan de su reformismo. “Es posible, como Chomsky, ser sindicalista y defender los beneficios de la democracia liberal, pero esto no es anarcosindicalista ni anarquista”, escribe Graham Purchase. “Sería un error para nosotros, añade James Herod, volvernos hacia Chomsky para pedirle su opinión sobre sujetos que realmente no estudió, porque sus prioridades estaban en otro lugar, en particular, lo que afecta a la teoría anarquista, a la estrategia revolucionaria, a las concepciones de una vida libre, etc.”. En Francia: ¿al servicio de qué estrategia? ¿Por qué publicar hoy los textos de Chomsky sobre el anarquismo? Apartemos la hipótesis simplista de la ocasión de una coedición franco-quebequesa, financieramente sostenida -incluido en Francia- por instituciones culturales de Quebec [12], aunque la originalidad del dispositivo editorial merece ser señalado. ¿Se trata más bien de publicar sin discernimiento un corpus teórico importante -por su volumen-, producido por un científico muy conocido aportando un aval serio a un “anarquismo” cuyo contenido preciso importaría poco? Esta segunda hipótesis es invalidada por la publicación simultánea de los textos de Normand Baillargeon, que reanuda y enumera la distinción chomskyana entre los objetivos (muy a largo plazo) y los fines inmediatos, estos últimos siendo “determinados teniendo en cuenta las

[8] ASR, n°25 y n°26, 1999 (Anarcho-Syndicalist Review, P.O. Box 2824, Champaign IL 61825, USA). [9] Además de en el texto que cito, Chomsky usa esta metáfora en sus conversaciones con D. Barsamian, The Common Good, Odonian Press, 1998. [10] En el análisis geopolítico, ámbito donde sus competencias son las menos propensas a desaprobar, Chomsky adopta el mismo cariz democrático y reformista. “Le nouvel humanisme militaire. Leçons du Kosovo” (El nuevo humanismo militar. Lecciones de Kosovo), Éditions Page deux, Lausanne, 2000, se cierra con una llamada a meditar sobre los méritos del derecho internacional del cual el principal avance sería, según un autor que Chomsky cita elogiosamente, “la proscripción de la ley de la guerra y la prohibición del uso de la fuerza”. Lo que el prologuista califica “razonamiento de un rigor casi matemático” encierra esta tontería jurídica. [11] Solamente Mike Long realiza un largo argumento para un pragmatismo confuso que lo conduce, por ejemplo, a una evaluación complaciente del régimen de Castro. [12] Es el caso del “Instinct de liberté et De l’espoir en l’avenir”(“Instinto de libertad y la esperanza en el futuro”) (Chomsky) y para los “Les Chiens ont soif” (“Los Perros tienen sed”) (Baillargeon; c.f. nota siguiente).


trebolnegro

posibilidades permitidas por las circunstancias”[13], las cuales sirven para justificar un compromiso -la palabra es de Baillargeon- “ciertamente coyuntural, provisional y con mesura con el Estado”. También Baillargeon reprocha a Chomsky sus argumentos lacrimógenos (los pequeños niños muertos de hambre) y sus llamadas a la “honradez intelectual”: “Eso significa textualmente, si no se juega con las palabras, estar a favor de la defensa de ciertos aspectos [sic] del Estado”. Avanza incluso, rematando así la inversión chomskyiana de la perspectiva histórica, que la obtención de reformas “es sin duda la condición necesaria” para la conservación de un ideal anarquista. El reformismo no es pues el peor de los recursos, sino el medio inmediato para sentar las bases sobre las cuales se construirá una maquina que permitirá lograr los fines revolucionarios. No es de extrañar: ni la naturaleza de la maquina ni su modo de propulsión son indicados. Esta rehabilitación “libertaria” del reformismo encuentra su eco en los medios anarquistas franceses o francófonos, como por otra parte en los enfoques como los de Attac, ya criticado en estas columnas, que en absoluto se refiere al “ideal libertario” pero recurre a la fraseología y al imaginario utópico del movimiento obrero (cf. OiseauTempête n° 8). La moda reformista-libertaria también se expresa en el eco dado a las tesis “municipalistas”, que vienen de Bookchin, y en la tentativa de crear un polo universitario-libertario, del que participan los eruditos coloquios organizados por ediciones ACL (Lyon) y hasta cierto punto la revista Réfractions. Que tal o cual de estas iniciativas sea llevada por excelentes camaradas no se tiene en cuenta aquí. Cuando las ideas libertarias suscitan un cierto renacido interés editorial y militante, de la que dan prueba la creación de librerías anarquistas (Ruán, Besançon, etc.) y numerosas publicaciones, se dibuja una tendencia que presenta como compatible con la tradición anarquista una versión sin originalidad del reformismo, dado como único sustituto posible para cambiar el mundo.

palabra combatido-, y con mucha menos complacencia cuando se envuelve en los pliegues de una bandera negra para dar brillo y pedigrí adulador a un anarquismo de opinión, devenido disciplina universitaria, actor de la pluralidad democrática o curiosidad museológica. La ruptura con el sistema capitalista, vía necesaria hacia la construcción de una sociedad comunista y libertaria, sigue siendo una de las líneas de fractura esenciales entre los que aceptan este mundo -cínicos liberales-libertarios o ciudadanos serviles- y los que quieren inventar otro. Ahora mismo, me gustaría que todos los honestos libertarios que solicitan a Chomsky, publican a Chomsky, y venden a Chomsky a mogollón, saquen las consecuencias y nos digan si, hecha la reflexión, se unen a la estrategia del compromiso, al anarquismo de Estado. Claude Guillon. Traductor (M A. Martínez de S.O.V. Almería).

Como lo recuerda uno de los críticos americanos de Chomsky, cada uno tiene derecho a estar en un partido que es -estrictamente hablando- el de la contrarevolución. Debe ser desconstruido y criticado -en una [13] «Les chiens ont soif. Critiques et propositions libertaires» (Los perros tienen sed. Críticas y propuestas libertarias), Agone, Comeau et Nadeau, 2001. Impreso en Quebec. Publicado con la participación del Conseil des Arts du Canada, del programa de crédito de impuesto para la edición del Gobierno de Quebec y el SODEC.


Para las iglesias, se propusieron cuatro soluciones diferentes y se reconocieron defendibles hasta que la experimentación haga triunfar pronto a la mejor: G.E. Debord se declara partidario de la destrucción total de los edificios reliogiosos de todas las confesiones. (Que no queden huellas y que se utilice el espacio). Gil J. Wolman propone mantener las iglesias vaciándolas de todo concepto religioso. Tratarlas como edificios normales. Dejar jugar en ellas a los niños. Michèle Bernstein pide que se destruyan parcialmente, de forma que las ruinas no denuncien su antigua función (la Torre de Santiago, en el bulevar de Sébastopol, sería un ejemplo accidental). La solución perfecta sería arrasar completamente la iglesia y reconstruir en su lugar las ruinas. Se elige la solución propuesta en primer lugar únicamente por razones de economía. Jacques Fillon, finalmente, quiere transformar las iglesias en casas de miedo. (Utilizar su actual ambiente acentuando los efectos de pánico). Todos aceptan rechazar la objeción estética para acallar a los admiradores del portal de Chartres. La belleza, cuando no es una promesa de felicidad, debe ser destruida. ¿Y qué representa mejor la desdicha que un monumento erigido a todo lo que aún no ha sido dominado en el mundo, al gran margen inhumano de la vida? Extracto de “Proyecto de embellecimiento racional de la ciudad de París” publicado en el boletín de la Internacional letrista “Potlatch”, número 23, 13 de octubre de 1955. Todos los números de Potlach están traducidos al español y publicados en un tomo por Literatura Gris. Actualmente distribuido por Traficantes de sueños (traficantes.net).


trebolnegro

RATAS DE

LABORATORIO (BREVE APUNTE SOBRE EL TRABAJO)


númerouno

De vez en cuando se topa uno casi por azar con pequeños detalles, frases sin importancia aparente o modos de conducta que no llaman la atención por habituales, que, si se analizan desde un punto de vista un poco más profundo, se busca la raíz, se hace un análisis más radical, ponen en entredicho la totalidad del sistema de trabajo y ocio de la actual sociedad de consumo. El otro día, por ejemplo, la amiga de un amigo, estudiante de psicología con un expediente sobresaliente, formuló la frase siguiente sin que nada ensombreciese su rostro: “Está científicamente probado que el estrés mata. Una rata de laboratorio sometida a una situación de estrés muere mucho antes que una que no lo está.” Dicho esto en un contexto mundial donde los patrones aumentan sin cesar una presión psicológica ya de por sí casi insoportable, donde la tan publicitada –por los medios sedientos de baratijas que sustituyan el tiempo de lo realmente importante- mejora de las condiciones de trabajo para aumentar el rendimiento sólo llega a un puñado de empleados privilegiados del capital y los obreros industriales o agrícolas no pueden ni soñar siquiera, donde la ansiedad por encontrar un empleo es sustituida por el miedo a perderlo, donde la precariedad laboral se sigue cobrando víctimas; sólo podemos llegar a una conclusión que, frente a la reivindicación de la mejora de las condiciones de trabajo, aumentos salariales, etc., debe estar siempre a flor de piel en nuestros planteamientos y en nuestra forma de actuar, esta conclusión se enuncia con una frase que cada vez puede verse con más frecuencia en los muros de las ciudades, en dos palabras: “trabajar mata”.


trebolnegro

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES INSURGENTES DE ATENAS


númerouno

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES INSURGENTES DE ATENAS Durante todo el mes de diciembre y hasta justo antes de la llegada de las vacaciones de Navidad del pasado 2008 se ha difundido por los medios de comunicación de todo el mundo la noticia de las revueltas en Grecia que tuvieron como detonante la muerte de un joven de 15 años, pero que venían ya de lejos. En todos lados hemos podido observar cómo se difundía la mentira en torno a estas revueltas, para empezar cesando de informar del tema hacia el 24 de diciembre cuando las revueltas continuaron al menos hasta el mismo fin de año y se reanudaron al término de las vacaciones, si bien con menos virulencia; uno de los titulares de los pocos medios que dieron la noticia post-vacacional rezaba: “a las andadas”, lo cual indica el trato que se le ha dado desde su inicio a esta revuelta, definiendo como simples alborotadores, delincuentes juveniles, “anti-sistema”, y un largo etcétera, a los participantes en los choques contra la policía; de esta manera intentaba venderse el conflicto como algo exclusivo de jóvenes parados y estudiantes de “extrema izquierda” mientras se incidía en la baja participación de la clase obrera (sobre todo teniendo en cuenta que para ellos la clase trabajadora es solamente aquella que se deja manipular por los sindicatos “representativos”) como si todos los allí presentes fueran “otra cosa”; y finalmente ocultando el movimiento asambleario que se producía aparte de los enfrentamientos con los antidisturbios, que cualitativamente era si cabe más importante que éstos, sin despreciar la importancia de éstos. Para desenmascarar la mentira generalizada por los medios y difundirla, nada mejor que echar mano de los textos originales escritos y divulgados durante esos días en Grecia. He aquí la traducción de uno de los escritos difundidos durante la revuelta por la Asamblea General de Trabajadores Insurgentes de Atenas. DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES INSURGENTES DE ATENAS Desde el edificio liberado de la GSEE Nosotros decidiremos nuestra historia nosotros mismos o la dejaremos ser decidida sin nosotros. Nosotros, trabajadores manuales, empleados, parados, trabajadores temporales, locales o emigrantes, no somos telespectadores pasivos. Desde la muerte de Alexandros Grigoropoulos el sábado por la noche, hemos participado en las manifestaciones, en los enfrentamientos con la policía, en las ocupaciones del centro de la ciudad así como en las de los alrededores. Nosotros hemos tenido muchas veces que dejar el trabajo y nuestras obligaciones cotidianas para tomar las calles con los estudiantes, los universitarios y los otros proletarios en la lucha. NOSOTROS HEMOS DECIDO OCUPAR EL EDIFICIO DE LA CONFEDERACIÓN GENERAL DE TRABAJADORES EN GRECIA (GSEE) -

Para transformarlo en un espacio de libre expresión y un punto de encuentro entre los trabajadores.

-

Para diseminar los mitos vendidos por los medias sobre la ausencia de trabajadores en los enfrentamientos, que la rabia de estos últimos días no sería sino la obra de unos 500 “encapuchados”, “hooligans”, u otras historias increíbles, mientras que en los informativos televisivos los trabajadores son presentados como víctimas de estos enfrentamientos, y mientras la crisis capitalista en Grecia y en el mundo lleva a incontables despidos que los medias y sus dirigentes consideran como un “fenómeno natural”.


trebolnegro

-

Para desenmascarar el rol de la burocracia sindical en el trabajo de fosa contra la insurrección, pero también de una manera general. La Confederación general de trabajadores en Grecia (GSEE), y la totalidad de la maquinaria sindical que la sostiene desde hace decenas y decenas de años, mina las luchas, negocia nuestra fuerza de trabajo por unas migajas, perpetúa el sistema de explotación y de esclavitud asalariada. La actitud de la GSEE el pasado miércoles habla de sí misma: la GSEE anuló la manifestación no obstante programada, conformándose precipitadamente con una breve concentración en la plaza Syntagma, asegurándose simultáneamente de que los participantes se dispersaban rápidamente, por miedo a que ellos fueran infectados por el virus de la insurrección.

-

Para abrir este espacio por primera vez, como una continuación de la apertura social creada por la insurrección misma, espacio que ha sido construido con nuestra contribución pero del cual hemos estado hasta ahora excluidos. Durante todos estos años hemos confiado nuestro destino a salvadores de toda naturaleza, y hemos terminado por perder nuestra dignidad. Como trabajadores, nosotros debemos comenzar a asumir nuestras responsabilidades, y cesar de hacer reposar nuestras esperanzas en líderes “sabios” o representantes “competentes”. Debemos comenzar a hablar con nuestra propia voz, reunirnos, discutir, decidir y actuar por nosotros mismos. Contra los ataques generalizados que nosotros aguantamos. La creación de colectivos de resistencia “de base” es la única solución.

-

Para propagar la idea de la auto-organización y de la solidaridad en los lugares de trabajo, del método de comités de lucha y de los colectivos de base, abolir las burocracias sindicales.

Durante todos estos años nos hemos tragado la miseria, la resignación, la violencia en el trabajo. Nos hemos acostumbrado a contar nuestros heridos y nuestros muertos –los llamados “accidentes de trabajo”. Nos hemos acostumbrado a ignorar que los emigrantes, nuestros hermanos de clase, sean asesinados. Estamos cansados de vivir con la ansiedad de tener que asegurarnos nuestro salario, de poder pagar nuestros impuestos y de garantizarnos una jubilación que ahora parece un sueño lejano. Del mismo modo que nosotros luchamos por no abandonar nuestras vidas en las manos de los patronos y de los representantes sindicales, igualmente no abandonaremos a los sublevados arrestados en las manos del Estado y de los mecanismos jurídicos. LIBERACIÓN INMEDIATA DE LOS DETENIDOS RETIRADA DE LOS CARGOS CONTRA LOS INTERPELADOS AUTO-ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES HUELGA GENERAL ASAMBLEA GENERAL DE LOS TRABAJADORES EN LOS EDIFICIOS LIBERADOS DE LA GSEE Miércoles, 17 de diciembre a las 18 horas.


1,2,3/08/08 Organizamos una marcha por el cabo de Gata para la defensa de nuestras costas. La marcha empezó en La Fabriquilla y acabó en Aguaamarga, durante la ruta se colocaron 6 banderas negras en diferentes puntos del litoral elegidos como puntos más representativos de la destrucción del parque natural: La Fabriquilla, San José, La Isleta del Moro Rodalquilar, San Pedro y Aguamarga.


15/10/08 Piquete informativo por CNT Adra y Almería desplegando pancarta a las puertas del centro de Mercadona en Aguadulce y repartiendo panfletos para informar públicamente sobre el fallecimiento de una trabajadora de este centro. La trabajadora falleció el pasado mes de septiembre tras una desastrosa atención sanitaria en la que la mutua que la atendía (por otra parte muy cercana a los dueños de Mercadona) desatendió o incluso forzó la salud de la trabajadora en beneficio de la empresa para la que trabajaba. Así pues, aunque no se pueden pedir responsabilidades directamente a la empresa hay ciertas evidencias que saltan a la vista. Según el testimonio de algunos compañeros de la fallecida, “vivía con mucho estrés” debido al cargo que ocupaba, y del que ya había solicitado varias veces al coordinador de su establecimiento que la relevase, siempre con resultado negativo, y a la presión que se ejercía sobre ella, pudiendo con bastante probabilidad haber influido la sobrecarga de trabajo en el deterioro de su salud. Este tipo de actuación por parte de los coordinadores no es nueva en Mercadona, lo que nos hace pensar que se trata más bien de un modus operandi generalizado y ordenado desde los altos mandatarios de la empresa, y que en este caso podría haber llegado al extremo contribuyendo al fallecimiento de una trabajadora. Más información sobre este caso y sobre los múltiples conflictos que CNT mantiene contra Mercadona por todo el territorio español en las siguientes direcciones:

http://www.cnt.es/node/592 http://www.cnt.es/mercacoso


18/10/08 Nos dirigirnos a la localidad del sur de Alicante, Pilar de la Horadada, donde una manifestación en apoyo de los compañeros de la sección sindical de la empresa que se ocupa de la recogida de basura, STV Gestión. La sección cuenta hoy con 17 trabajadores del total de 40 que tiene la empresa y ha sufrido tanto el acoso empresarial como el de la alcaldía de Pilar de la Horadada en manos del Partido que se autodenomina Socialista, además de la traición de la burocracia servil de CCOO que se opuso a la huelga cuando la mayoría de la plantilla estaba dispuesta a asumirla, dinamitando así la unidad de los trabajadores y la combatividad de los mismos. A la manifestación acudieron más de trescientos compañeros y familiares y vecinos de los afectados para expresar nuestra solidaridad con los trabajadores y demostrar una vez más que el apoyo mutuo no es sólo la mejor sino casi la única arma de que disponemos para luchar contra las continuas agresiones de empresarios, políticos y burócratas sindicales de la peor calaña.

+ Info en: http://www.cnt.es/search/node/pilar%20horadada

13/11/08 CNT Almería acudió a la protesta contra Bolonia que se convocaba en todas las universidades del Estado. En la universidad de Almería, alrededor de 1000 estudiantes entre universitarios y de enseñanzas medias acudieron a la protesta que consistió en la realización de un piquete informativo entrando en las distintas facultades que hay en esta universidad e interrumpiendo las clases acabando la protesta frente al despacho del rector en el que, a pesar de que el ambiente entre los estudiantes era propicio al menos para una ocupación pacífica de las dependencias del rectorado, no hubo oportunidad de entrar. Varias personas pertenecientes a la seguridad de la facultad cubrieron la puerta y junto con la colaboración de la burocracia estudiantil impidieron al grupo de estudiantes entrar a protestar ante el rector. http://www.cnt.es/no_a_bolonia


15/11/09 Varios compañeros de CNT Almería nos dirigimos a Madrid a mostrar nuestro rechazo contra la SGAE y a movilizarnos contra el juicio que la SGAE había levantado contra el Sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos de Madrid por mostrar su solidaridad ante una demanda que previamente había interpuesto contra la página web alasbarricadas.org. A la manifestación acudieron más de 1500 personas que mostraron su rechazo contra la sociedad general de autores, movilizándose a favor de la libertad de expresión y aprovechando esta movilización para protestar contra el canon digital. Además de solidarizarse contra la demanda que la SGAE había interpuesto a CNT. El juicio se celebró el 18 de noviembre y la sentencia resultó a favor de CNT prevaleciendo la libertad de expresión sobre el derecho al honor, además sabemos que la asociación privada carece de ello. + info en: http://www.cnt.es/sgae http://www.cnt.es/node/572 http://www.cnt.es/node/721


14/21/02/09 CNT Almería acudió a Adra a manifestarse junto a sus compañeros en contra de los despidos de las trabajadoras de la emisora municipal y la destrucción de seis puestos de trabajo en el área de mantenimiento de parques y jardines. Este conflicto aún permanece abierto y desde Almería mostraremos nuestro apoyo a estas trabajadoras y estaremos expectantes ante cualquier nuevo suceso en este caso. + info en: http://www.cnt.es/node/795

28/02/09 CNT Almería acudió a marchar en una manifestación bajo el lema contra el paro y los despidos en Adra donde se dieron cita los sindicatos de CNT de las diferentes provincias andaluzas. A esta manifestación acudieron más de 300 afiliados que además de protestar contra los efectos de la crisis mostraron su solidaridad y apoyo al sindicato de Adra por el conflicto que éste mantenía contra el Ayuntamiento. + info en: http://www.cnt.es/node/811 http://www.cnt.es/node/851


26/03/09 Nos concentramos, junto a los compañeros del sindicato de Adra, a las puertas de la sede de la UNED en Almería con el fin de informar del despido de la delegada sindical en Laya Producciones, una falsa subcontrata de la UNED. Durante la concentración se repartieron numerosas octavillas a estudiantes, trabajadores y usuarios varios aprovechando que se celebraba el “Día de la UNED”. Este acto se sumaba a muchos otros actos de protesta que tuvieron lugar ese día por toda España como solidaridad con la compañera despedida. En esos momentos había una sentencia que declaraba el despido nulo y obligaba a la readmisión de la despedida, sin embargo la sentencia había sido recurrida por la UNED. Unos días después, el 5 de mayo, el Tribunal Superior de Justicia desestimó el recurso de la UNED y Laya Producciones dándole la razón a la trabajadora.

+ info en: http://www.cnt.es/search/node/uned


28/03/09 Unas 3000 personas marcharon en manifestación en Madrid para protestar contra todos los abusos que está sufriendo la clase trabajadora de mano del capitalismo por medio de ERE’s, despidos, paro… y amparándose para esto en una crisis que ellos mismos han provocado. Compañeros de CNT Almería marcharon a Madrid en un autobús que paró en Adra y en Jaén para recoger a más compañeros y así llegar a Madrid para mostrar nuestro rechazo ante toda esta situación. + info en: http://www.cnt.es/node/947


Texto 1º mayo 2009 Todo el discurso trataba de los conmovedores acontecimientos de Chicago. Empezó relatando los antecedentes históricos del caso. Habló de las huelgas que se produjeron en todo el país en 1886 en demanda de la jornada de ocho horas. El centro del movimiento fue Chicago y allí la lucha entre los trabajadores y sus jefes se volvió intensa y dura. Una reunión de los trabajadores en huelga de la McCormick Harvester Company de aquella ciudad fue atacada por la policía; hombres y mujeres fueron golpeados y varias personas murieron. Para protestar contra aquella atrocidad se convocó un mitin multitudinario en la plaza de Haymarket para el 4 de mayo. Tomaron la palabra Albert Parsons, August Spies, Adolph Fischer y otros, y fue tranquila y pacífica. Esto fue testimoniado por Carter Harrison, alcalde de Chicago, que había asistido al mitin para ver qué es lo que estaba pasando. El alcalde se marchó, satisfecho de que todo iba bien, e informó al capitán del distrito sobre este punto. El cielo se estaba nublando, empezó a caer una lluvia fina, y la gente empezó a dispersarse, sólo unos pocos se quedaron mientras uno de los últimos oradores se dirigía a la audiencia. Entonces, el capitán Ward, acompañado de una numerosa fuerza policial, apareció repentinamente en la plaza. Ordenó a la gente que se dispersara en el acto. “Esto es una asamblea pacífica”, respondió el presidente, después de lo cual la policía cargó contra la gente, golpeándolos sin piedad. Entonces algo resplandeció en el aire y explotó, matando a un número de oficiales de policía e hiriendo a muchos otros. Nunca se supo quién fue el verdadero culpable, y aparentemente las autoridades se esforzaron poco en descubrirle. Por el contrario, se emitieron inmediatamente órdenes de arresto contra todos los oradores del mitin de Haymarket y otros anarquistas destacados. Toda


la prensa y la burguesía de chicago y del país entero empezaron a clamar por la sangre de los prisioneros. La policía dirigió una verdadera campaña de terror, apoyada moral y financieramente por la Citizens’ Association, para promover su plan criminal de deshacerse de los anarquistas. La opinión pública estaba tan excitada por las historias atroces que hacía circular la prensa en contra de los líderes de la huelga que un juicio justo se hizo imposible. De hecho, el juicio resultó ser la peor maquinación de la historia de los Estados Unidos. El jurado fue seleccionado para que declarara culpables a los acusados; el fiscal del distrito anunció ante la audiencia pública que no sólo los arrestados eran los acusados, sino que también “la anarquía estaba en juicio” y que debía ser exterminada. El juez censuró repetidamente a los prisioneros desde el estrado, influyendo al jurado en su contra. Los testigos fueron aterrorizados o sobornados, con el resultado de que ocho hombres, inocentes del delito del que se les acusaba, y de ninguna manera en relación con él, fueron declarados culpables. El estado en que se encontraba la opinión pública y el prejuicio general contra los anarquistas, unidos a la enconada oposición de los empresarios al movimiento por la jornada de ocho horas, constituyeron la atmósfera que favoreció el asesinato judicial de los anarquistas de Chicago. Cinco de ellos –Albert Parsons, August spies, Louis Lingg, Adolph Fischer y George Engel- fueron sentenciados a morir en la horca; Michael Schwab y Samuel Fielden fueron condenados a cadena perpetua; Neebe recibió una sentencia de quince años. La sangre inocente de los mártires de Haymarket clamaba venganza. […] Fui hasta casa como en un sueño. Mi hermana Helena ya estaba dormida, pero yo tenía que compartir mi experiencia con ella. La desperté y le conté toda la historia, citando el discurso casi literalmente. Debí de estar muy dramática, porque Helena exclamó: “Pronto oiré decir que tú también eres una anarquista peligrosa”. Emma Goldman: Viviendo mi vida, Tomo I. Fundación Anselmo Lorenzo.


El marco es una sociedad que se consume a sí misma, que se consume en sí misma, que se diluye en el inmovilismo mental más absoluto mientras se deja arrastrar por un sistema burócrata-cibernético-represivo que se renueva constantemente como la producción tecnológica que la inunda. Una sociedad que se deja gobernar por la supuesta inutilidad e incompetencia de unos dirigentes (políticos, económicos o militares) que sin embargo tienen muy claras sus funciones, sus objetivos, la finalidad de sus cargos asignados. El aumento constante de la producción, su reconversión en función de la oferta y la demanda, la creación irracional de una riqueza (“Queremos una vida rica, no una vida de rico”, grafiti de las revueltas anti-CPE, Francia 2006) que la mayoría de nosotros sólo veremos por la tele, una tele o un ordenador al que otra mayoría, que nosotros conocemos también por la tele, no puede no sólo aspirar sino ni tan siquiera soñar, ya no por no saber cómo son tales infernales aparatos sino porque simplemente soñar les está prohibido. Licencias literarias aparte, estos argumentos, que de tan repetidos, de tan obvios, de tan reales, nos suenan ahora ficticios, irrisorios, irreales, justo como a los inteligentes conservadores del poder y la mercancía les interesa que se nos aparezcan -la apariencia de la apariencia de la apariencia, a espera de que sea necesaria una cuarta vuelta de tuerca. Tanto es así que incluso estas apariencias en bucle, las teorías de la sociedad del espectáculo, de los 1984 hechos realidad y superados por las democráticas dictaduras de la apariencia, etc., se nos empiezan a antojar de un tiempo a esta parte como otro invento -el invento del invento del invento. El marco es la extensión sin fin de la miseria real y de la miseria intelectual y emocional, y su comercialización como producto de nueva generación. Un mundo donde la puesta en venta de los nuevos modelos de hambre, represión, analfabetización y demás tipos de barbarie humana es acogida con entusiasmo por los gobiernos y empresarios del mundo. Y todo lo que de ello se deduce. La esencia la constituyen unas mujeres y hombres ansiosos por devorar sin espera y por completo el marco que acabamos de mencionar. O más exactamente, la esencia la forma el ansia, el hambre de libertad, la rabia positivamente conducida y serenada, las mentes ávidas por elaborar la estrategia definitiva y por ver dicha estrategia engullida por la masa furiosa y consciente que finalmente invertirá todos los aspectos de esta sociedad invertida; y los corazones henchidos por la verdad orgánica reconquistada, por el desenmascaramiento de la mentira organizada que nos subyuga; la forman las infinitas ganas de vivir, que no otra cosa es la verdad orgánica que ha de arrasarlo todo, de esas mujeres y hombres. La esencia de la que hablamos, que está dentro y fuera de esas mujeres y hombres que en Almería como en todo el mundo salieron a la calle este Primero de Mayo, es la necesidad, agónica ya, de una revuelta mundial inmediata que barra para siempre de la Tierra este absurdo sistema industrial-capitalista y todos los principios vitales de él derivados; es esa necesidad y ella misma hecha conciencia en el interior de esas mujeres y hombres de ahora y de antes, como una mancha latente que en el futuro ha de llenarlo todo y a todos.

La esencia es pues conciencia y acción, teoría y práctica, es espíritu y carne, es deseo y necesidad. Pero no esos conceptos tomados por separado, sino solamente unidos como un todo; no como dicotomías filosóficas separadas, sino como elementos inseparables, ensamblados todos ellos, entre sí y con todos los demás, por la determinación. La determinación revolucionaria de esas mujeres y hombres por liberarse a sí mismos y, consiguientemente, al resto de la humanidad de este sistema de explotación, material y humana, encubierto. Dicha determinación constituye la base, el principio, de todo movimiento, de la teoría y la práctica,… Los materiales son la vergüenza, la indignación, la impotencia. La vergüenza, por ejemplo, de ver cómo esta sociedad que se autodenomina a sí misma (o se deja autodenominar) como democrática y se considera la más perfecta de las sociedades posibles, permanece impávida, adormecida por la pasividad que sus guías intelectuales, filosóficos y religiosos, les han concedido, inyectada en vena, a cambio de una triste remuneración por sus absurdos e inútiles trabajos. Impávida mientras la revuelta se desarrollaba en las principales ciudades de Grecia, en Islandia, en Estonia, mientras las manifestaciones de indígenas en Perú eran reprimidas a golpe de fusil, o más recientemente cuando las multitudes eran violentamente disueltas en Teherán, como en el resto de Irán, por policías y fuerzas paramilitares armadas y en moto con el fin de sembrar el terror entre los manifestantes. Y la vergüenza, sobre todo, de ver a esta sociedad occidental creer como niños de parvulario las mentiras de los medios sobre todos estos y muchos otros conflictos; o sobre los generalizados por todo el mundo, aunque por desgracia poco multitudinarios, actos de solidaridad con el movimiento asambleario griego y con el joven asesinado por la policía;


o sobre la enésima crisis, real o ficticia, de consumo del sistema capitalista; o al comprobar, otra vez más, que el Estado y el capital privado son un solo poder que vela por los mismos intereses, como demuestran las ayudas económicas de todos los estados del primer mundo a la banca enriquecida durante años por la especulación urbanística, o la nacionalización de la General Motors por el gobierno norteamericano. La vergüenza y la indignación de ver a los grandes sindicatos, supuestos representantes de los trabajadores, manifestarse contra el cierre de una central nuclear que ha cumplido su tiempo de vida previsto por defender unos míseros cientos de puestos de trabajo ( “El problema no es que mucha gente no tenga trabajo, sino que mucha gente lo tiene todavía”, Ken Knabb, El placer de la revolución, http://www.bopsecrets.org/Spanish/index.htm) o de escuchar a unos periodistas autoerigidos portadores de la sabiduría universal calificar al posible cierre de la central de algo así como de “cierre ideológico”, como si la basura radioactiva producida por las centrales nucleares, que seguirá activa de entre 6.600 años a 2.130 millones de años después del cierre de Garoña, conociera la palabra ideología. La vergüenza, la indignación… y la impotencia, en definitiva, de esas mujeres y hombres para difundir la conciencia que devaste de una vez por todas este mundo infecto de competitividad, de nuevas enfermedades creadas o fomentadas por la industria farmacéutica, de represión violenta o cultural, de una precariedad laboral que se extiende como la peste no sólo para mantenernos en la pobreza extrema sino también para maniatarnos y amordazarnos en esta parálisis social generalizada, de enfermedades mentales que sustituyen a la muerte por inanición en el mundo occidental,


etc., etc., etc. La impotencia para propagar una conciencia, en fin, que será revolucionaria o no será. La puesta en escena la componen todos los momentos revolucionarios del pasado y del futuro. Las situaciones verdaderamente revolucionarias experimentadas dentro de las grandes revoluciones “exitosas” aceptadas por los historiadores oficiales, las revueltas radicales que supusieron una práctica revolucionaria real encaminada a realizar una sociedad sin clases y la autogestión generalizada de todos los aspectos de la sociedad, los acontecimientos radicales sucedidos en momentos de aparente inactividad, y todo instante o periodo que contuvo o contendrá un movimiento cualitativo tendente a modificar el estado de las cosas, desde la formación de un grupo a la toma de conciencia individual y su puesta en práctica. La puesta en escena son todos estos intentos revolucionarios y todos los que todavía están por llegar, y todas aquellas y aquellos que los vivieron y que los vivirán. Estás invitado por tanto a formar parte de esta “representación” constante que es tu propia vida como elemento activo de la misma.


Proyecto Hombre AlmerĂ­a,

esa gran mentira


trebolnegro

aconfesional dado que el piso de acogida pertenece al obispado, y mucho menos apartidista ya que en Proyecto Hombre, dentro del CESAL está el alcalde Luís Rogelio Rodríguez Comendador. Hablamos de terapias alienantes porque eliminan el poder de decisión de cada persona prohibiéndoles elegir libremente qué ver en la televisión, qué música escuchar, qué película ver en el cine o incluso tomar café, refresco de cola, etc. después de las seis de la tarde. Recordamos que Proyecto Hombre Almería sólo trabaja con personas mayores de edad y que deberían poder elegir qué ver o escuchar.

Proyecto Hombre se disfraza de asociación con una finalidad social de reinserción de drogodependientes describiéndose como una asociación sin ánimo de lucro, aconfesional y apartidista. Lo cierto es que sí se dedica a la rehabilitación de los drogodependientes pero no a la reinserción de éstos por las terapias alienantes que utilizan. No es una asociación sin ánimo de lucro, para que una persona entre a hacer el programa de reinserción tiene que pagar unas cuotas que varían según la fase en el que se encuentre en su terapia, pagando el piso de acogida aparte. Estas cuotas están disfrazadas de donativos, pero la realidad es que si un chico no paga no entra a hacer la terapia. Tampoco es

Las herramientas que utilizan son agresivas y maltratadoras, aunque su norma fundamental es la no violencia. Obligan a las personas que participan en el programa a reprocharle a otra persona que también participa cosas que han hecho y que en teoría son reprochables. Esta práctica se lleva a cabo incluso cuando se te cae un tenedor, tus compañeros/ as de terapia te dirán que estás descentrado, que eres demasiado impulsivo y que lo que haces es una falta de higiene. Por faltas de respeto mayores como puede ser no hacer la cama un día, el castigo es que este reproche se hace a solas separándole en una habitación al que llaman “el punto” y usando frases como “sigues haciendo lo mismo que cuando te drogabas”, “tu padre sentiría vergüenza de ti”. La persona que está siendo recriminada no tiene derecho a réplica, tiene que permanecer en silencio durante todo el proceso, se dan casos de que la persona salga llorando. Si sus compañeros/as de terapia no le reprochan suficientes cosas en un mes se les castiga con la excusa de que no se preocupan de sus compañeros/as y que por tanto son unos egoístas, por


númerouno

lo que podrán ser castigados con una reflexión. Ésta consiste en aislarle del mundo prohibiéndole hablar (salvo de su propia reflexión y pidiendo permiso), ver la televisión, leer, escuchar música, etc. durante varios días, generalmente entre 3 y 9 días. Para los casos más extremos le convierten en un fantasma, nadie le habla, no se le prepara la comida, no entra en los grupos de terapia, etc. El sarcasmo, la ironía o bromear o reír en exceso son suficientes para aislar a una persona porque dicen que esto es un método de defensa de la realidad. Si alguien no cumple estas normas el castigo puede ser desde limpiar los rodapiés de rodillas hasta tener que comerte un litro de arroz con leche por abrir el envase de una forma insalubre. Las personas que están en el programa tienen prohibido hablar de política, decir su idea religiosa e incluso llevar una estética determinada. Están prohibidos los pendientes, las rastas, el chándal, etc. También tienen prohibido el sexo en todas sus vertientes, no pueden mantener relaciones entre ellos, ver fotografías o videos eróticas, no pueden bromear sobre este tema ni usar expresiones tipo “qué buena está esa o ese chico”. Estas terapias tan agresivas y estos castigos son llevados por profesionales no cualificados, los terapeutas del programa no tienen que tener ninguna titulación y rara vez son psicólogos. En Almería hay un trabajador social, un teólogo e incluso personas que ya han terminado el programa. Los únicos requisitos que hay para ser terapeuta de Proyecto Hombre y desempeñar las funciones de psicólogo son realizar un curso en Madrid de dos semanas y ocho seminarios de una hora.

A las familias se las convence de que lo mejor es que permanezcan en el programa llegando hasta el extremo de pedirle a las familias que si una persona abandona la terapia no le abran la puerta y le dejen dormir en la calle hasta que vuelva a terapia. Por otra parte, las condiciones laborales de esta asociación son tener a los y las educadores de piso trabajando 126 horas en una semana descansando la siguiente semana, que aunque no estén en el piso tienen que asistir a reuniones, convivencias, etc. Proyecto Hombre no paga las horas extraordinarias, ni la nocturnidad ni otros tipos de pluses que corresponden a este tipo de trabajo. Presiona a los y las trabajadoras cuando preguntan sobre sus condiciones laborales y las contradicciones continuadas con el estatuto de los trabajadores, estas presiones van en aumento hasta que la persona se va firmando un acuerdo para que tenga derecho a paro pero sin ningún tipo de compensación económica y sin pagarle el dinero que le deben. Así funciona realmente Proyecto Hombre, funciona como una secta, usando continuamente expresiones como “la familia”, “el amor responsable” o “esto no es un trabajo, es una forma de vida”. Usan terapias para los chicos y convivencias para trabajadores con metodologías alienantes y deshumanizadoras y disfrazan las cuotas como donativos, entre otras cosas. * Todos los ejemplos del panfleto son casos reales ocurridos todos ellos en Almería en este último año. Sindicato de Oficios Varios de CNT-Almería.


No a la escuela Pedro GarcĂ­a Olivo


númerouno

CONTRIBUCIÓN A LA ANTIPEDAGOGÍA. El siguiente texto son una serie de fragmentos extraídos de la charlaconferencia que Pedro García Olivo dio en 2007 en las Jornadas Libertarias organizadas por CNT-AIT Almería bajo el título “No a la escuela. Contribución a la anti-pedagogía”. La transcripción completa de la charla puede conseguirse en un folleto poniéndose en contacto con CNT Almería, o bien pasando por el local de la calle Javier Sanz o por correo electrónico escribiendo a sovalmeria@cnt.es. No quiero aburriros con un planteamiento teórico muy largo sino explicar muy claramente qué entiendo por anti-pedagogía, por qué digo “no” a la Escuela, a toda forma de Escuela. Especialmente digo “no” a las escuelas progresistas, a las escuelas libertarias, a las escuelas alternativas; y digo “no” a los profesores inquietos, buenrolleros, alumnistas, etc. Casi no digo ya “no” a los carcas autoritarios que llegan allí pegando gritos: comparativamente, me parece que son menos peligrosos -originan malos sentimientos, los niños se les sublevan,...Ya casi les tengo simpatía. Me cae mal el tipo de profesor que yo soy. […] Y no tengo excusa: es una contradicción, la mía, no asumida, dolorosa, lacerante. Hablo contra mí mismo. Como no soy autoritario, como soy alumnista, tengo buen ambiente en clase y los alumnos me quieren. Mis clases son muy amenas, activas, con internet, todas las tecnologías, etc. Con lo cual soy exactamente el tipo de profesor que más detesto: mi enemigo número uno soy yo. Éste es mi punto de partida. Mi único consuelo es no engañarme, en primer lugar; y pensar que, a fin de cuentas, mi vida no importa. Mi vida puede ser un desastre, una miseria; pero lo que importa son las cuatro o cinco ideas que ponemos aquí, encima de la mesa, para discutirlas. Yo puedo ser un tipo infame, que creo que lo soy, pero hay que ver si la anti-pedagogía es sostenible o no. […] Estas son mis fuentes… Nietzsche, los poetas malditos, Illich y Rehimer con sus teorías en contra de la Escuela y poco más. Es una tradición casi minúscula, comparada con la fiebre constructivista, con el reformismo pedagógico: construir nuevas escuelas, escuelas mejores. En España, ahora, Paideia, Els Donyets en Valencia, la “escuela convivencial” de Murcia,… Casi


trebolnegro

“[…] Yo eso no lo podré entender nunca, porque para mí lo libertario es la anti-pedagogía. […]”

en cada Comunidad hay alguna experiencia así, de gente que, como si fueran ingenieros, diseñan una escuela y dicen que son escuelas libres. Escuelas libres… Esto para mí es una contradicción entre los dos términos: escuelas libres. Y hablan de pedagogía “libertaria”. Yo eso no lo podré entender nunca, porque para mí lo libertario es la anti-pedagogía. […] Yo creo que el movimiento libertario no puede asumir el encierro ni la autoridad. Por eso, para mí hablar de “pedagogía libertaria” es una contradicción entre los dos términos. Así como no puede haber un cura ateo, un militar pacifista, no puede haber, me parece a mí, un profesor libertario, mucho menos un anarco-funcionario. […] Y así, punto por punto, llevo al aula los principios de la pedagogía libertaria. Más o menos lo que puede hacer hoy Paideia es lo que hacía yo, porque no hay nada más que hacer. Es decir, por señalarlo claramente, son sólo cinco los puntos que podemos alterar: la asistencia, la dinámica pedagógica, la cuestión de la evaluación, el temario y la gestión del aula. No hay más que hacer: es la columna vertebral. […] Para eso sirve la asamblea: para regular el orden. Así que una asamblea entre adultos y niños, ¡qué terrible mentira! ¿Cómo puede haber una relación digamos simétrica entre adultos y niños? Esas asambleas son falsas. Diría Habermas que no satisface las condiciones para una comunidad ideal del hablante: los adultos y un montón de niños, ¿asamblea? Pues bien, mis clases no eran entonces, en rigor, “asamblearias”; en mis clases no se hacían verdaderas asambleas. Si algún día me decían: “Pedro, vamos a convocar una asamblea porque estamos cansados y queremos irnos al patio”, decía: “tranquilos” y tal. “Pedro, otra vez queremos hacer asamblea para irnos al patio”, yo decía: “hombre, eso


númerouno

no puede ser; tenemos que ponerle unos límites a las asambleas. No podemos estar siempre tratando cosas que no son de mi competencia”. Esa era la forma de “gobernar” la asamblea… […] Y luego lo peor de todo: me da asco ver el efecto que tengo sobre mis alumnos, mi influencia. Ya parecían un ejército de la liberación: todos más majos, más enrollados, feministas, pacifistas, comprometidos, conscientes, lúcidos (¡un atajo de descerebrados!). Y, como yo era joven, bastaba casi que dijera “mañana a la huelga” para que la hicieran. Tenía sobre ellos un gran poder, los convencía fácilmente, los adoctrinaba; mis clases eran clases intensivas de adoctrinamiento libertario. […] Hasta ese punto, creo que mi práctica era la de la escuela libertaria actual, o más o menos. Y mi conclusión es que me estaba moviendo siempre en el ámbito de una desobediencia inducida. Que las experiencias que fomentan la desobediencia en pedagogía, las escuelas alternativas, libres, etc., se mueven fuera de la legalidad pero en un ámbito de “ilegalismo útil”. Una forma de desobedecer al sistema que el sistema requiere para reproducirse aún mejor que con la obediencia. Hoy día el sistema no te dice “haz esto”, te moviliza para que lo desobedezcas en los términos que plantea. Eso que Foucault llamó ilegalismo útil, desobediencia inducida. Nos llevan a meternos en falsas luchas y ahí nos desgastamos; creemos que hacemos algo, pero en el fondo esas luchas son las que el sistema requiere para reproducirse mejor. […] “Conquistar la expulsión”: eso quiere decir ya un tipo de práctica anti-pedagógica, anti-pedagogía. Y empiezo a seguir una práctica que, de alguna manera, es la que se manifiesta en “El Irresponsable” y que tiene que ver con la poesía, con la locura y con el arte; y que parte de una consideración: al anti-pedagogo, la cabeza del estudiante le importa un pito. Eso lo tenía bien claro: la cabeza de los alumnos me da igual, no tengo nada que hacer por ellos, ni por su bien; no me incumben; posiblemente, están mejor que yo. No tengo que intentar hacerlos “tolerantes”, “críticos”,… porque eso simplemente es adoctrinarlos y descerebrarlos. Así que su cabeza está bien como está; si no les gusta, que la cambien ellos. Mi asunto no son sus cabezas; es romper la máquina, desguazar la máquina, sabotear la máquina escolar. ¿Cómo? Ludismo… Destrozo del mobiliario: mesas, pizarras y otros instrumentos de tortura. Acoso a los agresores: llamadas de teléfono, intimidaciones, amenazas,… Se les puede pinchar las ruedas del coche, rayárselo,… Hay muchas formas de pelear, en un ámbito que ya sí que es el del Crimen. […]


trebolnegro

¿Cómo ordeno entonces los cinco puntos? Muy fácil: -¿Temario? No hay. Viene el inspector y me dice: “¿dónde está el nuevo temario?” Y le respondo: “el temario soy yo… y los alumnos”. […] -¿Dinámica? Ninguna dinámica. -¿Evaluación? Una anti-calificación. Les dije: “os pido por favor que os pongáis todos sobresaliente, sobresaliente colectivo, todos sobresaliente siempre. Por favor, hacedlo por mí: ¡no seáis tan gilipollas de suspenderos en la autocalificación!”. […] Decido entonces dar el paso más importante que he dado en todo mi camino. Hago una autodenuncia. Ésta luego trascendió y la publicó “El Mundo”… Y hubo un escándalo de prensa muy bonito, desde “El Mundo” y la prensa regional, “La Verdad” de Murcia y de Alicante. Porque me autodenuncio, me acuso de todo: de haber violado durante dos años las reglas educativas, de forma sistemática, hasta donde alcanzaba mi imaginación, sin esconderme de nadie, causando un enorme perjuicio a los derechos legítimos de los padres, manifestando una gran falta de respeto hacia los mismos alumnos, no siguiendo el temario, etc. También me acuso, de paso, de apología del terrorismo, a ver si así intervenía el Estado: “E incurrí (escribo) en una persuasiva apología de eso que llamáis terrorismo; es decir, la lucha del pueblo vasco por su plena emancipación social y nacional”. “Ya con eso estoy seguro de que lo consigo”, pienso. […] No te vamos a echar… Si quieres de verdad la expulsión tienes tres vías para conseguirla: una, que violes a un alumno, mejor chico que chica, es más efectivo; segunda, consumo de drogas en el aula e incitación al consumo; tercera, dejar de venir, absentismo injustificado. Haz eso, y a la calle… Por otros motivos, así como hablas de anti-pedagogía, de lucha contra el Capitalismo, de que la educación hay que hacerla fuera, etc., por todo eso, no te vamos a echar”. Y me fui. Firmé la excedencia y me fui. Porque yo no quería una expulsión por tales motivos: yo quería la expulsión como respuesta a una lucha, y no que me echaran por fumar o por dejar de ir a clase. ¿Qué me demostró todo eso? Lo que decía antes: que incluso cuando parece que la táctica es ya realmente subversiva, está como integrada. Que hay un fantasma de la Represión. Y que los profesores que están todos los días en sus clases pensando que hacen algo muy explosivo, que realizan subversiones por cambiar los temarios, por desarrollar experiencias innovadoras, por sacan los chiquillos del aula, etc. no están

Decimos no a las reformas por las que nos quiere hacer luchar el partido y el sindicato. Porque hemos entendido que sólo sirven para mejorar el sistema con el que nos explotan los patrones. No nos interesa ser explotados mejor con algo más de casas de escuelas y de medicinas. Todo esto sólo mejora el Estado el interés general el progreso. Pero nuestros objetivos se oponen al progreso se oponen al interés general son nuestros y punto. Nuestros objetivos los objetivos materiales de la clase obrera son enemigos mortales del capitalismo y de sus intereses. Hemos comenzado esta lucha reclamando más dinero y menos trabajo. Ahora sabemos que esta es una consigna subversiva que hace saltar por los aires los proyectos patronales todo el plan del capital. Ahora tenemos que pasar de la lucha por el salario a la lucha por el poder. Compañeros rechacemos el trabajo. Queremos todo el poder queremos toda la riqueza. Será una lucha larga de


númerouno

años con éxitos y fracasos derrotas y victorias. Pero es esta lucha la que ahora debemos comenzar una lucha a fondo dura violenta. Tenemos que luchar para que ya no exista el trabajo. Tenemos que luchar por la destrucción violenta del capital. Tenemos que luchar contra un Estado fundado sobre el trabajo. Digamos sí a la violencia obrera. Porque somos nosotros los proletarios del Sur nosotros los obreros masa esta masa de obreros los ciento cincuenta mil trabajadores de la Fiat los que hemos construido el desarrollo del capital y de su Estado. Somos los que hemos creado toda esta riqueza y de la que no nos dejan más que las migajas. Hemos creado toda esta riqueza dejándonos la vida en el trabajo de la Fiat o muriéndonos de hambre en el Sur. Pero ahora que somos la gran mayoría del proletariado ya no tenemos ganas de trabajar y de dejarnos la vida por el progreso del capital y de su Estado. Estamos hartos de mantener a todos estos cerdos. Fragmento de “Lo queremos todo” de Nanni Balestrini (pag. 150), editado en España por Traficantes de sueños (traficantes.net), que narra las huelgas salvajes de la Fiat en Turín en 1969.

promoviendo nada, nada que en absoluto preocupe al Sistema, sino todo lo contrario. […] La anti-pedagogía se basa, pues, en el modelo del profesor que se autodestruye, del terrorista pedagógico. A mí me preguntaron en una ocasión: “¿te consideras un “terrorista pedagógico”?”. Yo respondí que no, que no estaba a la altura, que esa comparación era injusta con los terroristas, porque a fin de cuentas aquí estoy, no he sido castigado, no he sido expulsado, tengo casi un trato de favor en la Administración. […] Queda claro lo que es la anti-pedagogía: cuestionar esos prejuicios que están en la base de toda opción pedagógica y de toda forma de escuela. Por eso yo digo “no” a la escuela; no suscribo ninguna forma de escuela. Como alternativa, se puede hablar por ejemplo de “educación comunitaria”. Yo la conocí en Chiapas, y sobre todo en Oaxaca: esos niños no iban a la escuela, pero hablabas con ellos y sabían muchas cosas, sobre todo de aspectos relacionados con su ambiente, agricultura, biología, naturaleza, cuestiones morales locales,... Tenían un sistema de “democracia directa”; y, a partir de ahí, debiendo desempeñar cargos rotativos, para ejercer con dignidad, también se forzaban a aprender mucho. Es decir, tenían una forma de organización en la que el saber, su cultura, se reproducía sin escuelas. […] Sección de enseñanza, CNT Almería


MI CUERPO MI ELECCIÓN

DECIDIR NO ES UN DELITO Ante la nueva ley de plazos para abortar, que más que progresista debe de ser tachada de retrograda, digamos alto y claro que lo que realmente necesitamos no es esta ley, sino la regulación del aborto en una ley específica, dejando de estar tipificado como delito en el Código Penal, siempre y cuando no se realice contra la voluntad de la mujer o por imprudencia. Este derecho tiene que garantizarse en la red sanitaria pública, asegurando la equidad territorial y la disposición continua de personal médico, sin vulnerar la objeción de conciencia de éstos. La ley de plazos no es más que un retroceso legislativo que genera más restricciones porque actualmente sólo depende de plazo uno de los supuestos despenalizados. Con esto no queremos decir que la ley actual sea positiva, nada más lejos de nuestra opinión, sino que la única regulación posible es la despenalización total del aborto voluntario, y si tuviéramos que hablar de plazos, nunca menos de los 24 semanas como ocurre en Holanda, y sin plazo en caso de peligro físico o psicológico para la madre.


LA VIDA COTIDIANA Para cualquier mujer es una tragedia ser obligada a continuar un embarazo no deseado sea cual sea su edad. Ningún padre, madre o tutor tienen derecho a decidir por una joven embarazada, ya que se trata de su vida y no de la de ell@s. Desde Liza creemos que para reducir los abortos la solución no es prohibir sino poner soluciones, garantizando la financiación total de anticonceptivos en la sanidad pública y abriendo centros de planificación familiar, inexistentes en nuestra ciudad. También hay que dar el máximo de información posible, impulsando la educación sexual, reconociendo el derecho a decidir, el derecho a una sexualidad independiente de la reproducción y el disfrute de ésta desde diferentes opciones sexuales. Queremos remarcar la hipocresía que rodea al movimiento antiabortista, dado que est@s mism@s son l@s que apoyan la pena de muerte, no dicen nada ante el despido masivo de trabajador@s que deja familias enteras en la calle, o se muestran contrarios a investigaciones científicas que pueden salvar muchas vidas. Vemos inaceptable la tutela de nuestro cuerpo que vulnera nuestra capacidad de decidir sobre él y la criminalización de las mujeres que han tomado la decisión de abortar. En todo momento vemos la interrupción voluntaria del embarazo como una elección reflexiva y consciente. A la Iglesia, con la derecha siempre tan vinculada, se le llena la boca con el derecho a la vida y ¿dónde queda el derecho a decidir sobre nuestra propia vida? No entendemos cómo la iglesia tiene tanto peso en cuestiones políticas y menos aún las relativas a la mujer cuando este peso debería caer íntegramente sobre nosotras, dado que nadie puede decidir qué hacer con nuestro cuerpo.

númerouno

En numerosas colectividades el alimento y otras provisiones para el consumo local, eran almacenados en iglesias, que constituían bodegas ideales. Los métodos para la distribución local variaban de colectividad en colectividad. En algunas colectividades se introdujo el salario familiar. En otras, los miembros de la colectividad decidían el pago de un salario a cada persona fijado por la colectividad. El pago se establecía en función de las necesidades de la persona y no de las horas trabajadas. Otras colectividades abolieron la moneda estatal, y podían usar su propia moneda local, o bien la reemplazaban por “fichas” o “cupones” intercambiables por bienes. A menudo, los miembros de una colectividad podían tomar de ciertas provisiones, tales como pan, verduras, frutas y en ciertos casos, vino (Muniesa) e incluso tabaco (Beceite), tanto como necesitasen sin restricción. Las colectividades operaban sobre la base de “a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus capacidades”. En todas las colectividades, los artículos escasos eran racionalizados. “Todos, ya fuesen aptos para el trabajo o no, recibían lo necesario para vivir en la medida en que la colectividad pudiera hacerlo”. La edad para trabajar iba entre los 14 y los 60 años. Los días que se estuviera enfermo, eran contados como días trabajados. Se cuidaba de los ancianos y cuando era necesario, se construían casas especiales para ellos. Traducción de Deirdre Hogan, “Anarchist rural Collectives in the Spanish Civil war”.


trebolnegro

Volvamos a la calle, defendamos nuestros derechos.

Depende de nosotras.

La organización de LIZA Asamblea de Mujeres Combativas nace de la necesidad de dar una respuesta activa y crear un movimiento sólido y feminista entre las jóvenes. La crisis capitalista a la que se enfrenta la clase trabajadora supondrá un agravamiento de la situación de la mujer, ya de por sí muy limitada. Las graves tasas de paro y la precariedad laboral se traducirán en un aumento de la discriminación laboral hacia la mujer. Como mujeres luchadoras que somos no podemos quedarnos quietas ante este brutal ataque que se nos viene encima; por eso hemos decidido organizarnos y combatir. Como colectivo nos basamos en una serie de puntos ideológicos y organizativos que se pueden resumir así:

Antipatriarcado: Acabar con el sistema patriarcal es terminar con la visión y estereotipo de la mujer como una variable dependiente del hombre. No somos un medio, somos un fin.

Juvenil: Es importante la concienciación del movimiento feminista; como jóvenes tenemos la fuerza, impulso y los argumentos necesarios para combatir aquello que nos esclaviza por razones únicamente de genero. Debemos ser las jóvenes quienes tomemos el relevo de la lucha contra el sexismo.

Mujeres: Somos una organización formada íntegramente por mujeres porque creemos que somos nosotras quienes tenemos la responsabilidad de tomar la iniciativa en la lucha feminista. No luchamos contra el hombre sino contra un sistema creado por y para el hombre. Esto no les exime de colaborar en nuestra lucha.

Asamblearismo: Somos una organización autónoma y asamblearia en la que todas tenemos voz y voto. En nuestras asambleas decidimos y organizamos todos los aspectos a llevar a cabo en nuestra lucha.

Autogestionada: El sistema capitalista alimenta y se beneficia del sistema patriarcal. Como feministas no queremos depender ni recibir ayudas económicas de quien queremos derrotar.

Pluralidad ideológica: El movimiento de izquierdas es quien desarrolla una labor antisexista, pero como colectivo no nos catalogamos con una ideología política determinada. Tenemos en común que somos mujeres y que luchamos por la mujer.

Por todo esto te animamos a que te organices. Las mujeres llevamos mucho tiempo resistiendo pero… ¡ES EL MOMENTO DE COMBATIR! LIZA Asamblea de Mujeres Combativas // Colectivo de Valladolid


númerouno

Y a pesar de todo, siguen votando Estamos rodeados de personas que, considerándose de izquierdas, no hacen otra cosa que colaborar con la derecha. Me refiero a todas aquellas personas que dicen ser críticas con el sistema, pero ¿de que nos sirven esas críticas desde el sofá de su casa? Esta nueva ola de progresistas es en realidad una corriente de conformistas cuya finalidad es simplemente dar un voto a un partido para sentirse participes y con ello creen adoptar un derecho irreal para poder criticar sus decisiones. Aceptan un sistema bipartidista, eligen uno de ellos y le dan legitimidad para campar a sus anchas. Por supuesto votan al que consideran de izquierdas con la estúpida idea de que en un sistema capitalista pueda funcionar un partido de izquierdas. Sabemos que el capitalismo se basa en la existencia de ricos-pobres, explotadosexplotadores, oprimidos-opresores... ¿Cómo va a existir un partido socialista en un sistema que se basa en la desigualdad social? Debería estar claro que cualquier partido político que funcione en un sistema así es porque ese partido acepta estas desigualdades. A esto le tenemos que sumar el sistema económico mundial, sabemos que en una sociedad capitalista la economía tiene mucho peso, las grandes empresas y las entidades financieras son parte activa de la toma de


trebolnegro

decisiones del gobierno, éstas sólo buscan su propio beneficio y es de suponer que las intervenciones que llevan a cabo van a ser medidas egoístas y por lo tanto no van a ser sociales. ¿Cómo puede ser que un gobierno se describa como socialista y después estar influenciado por lobbies empresariales? Ante esto la sociedad no dice nada. Europa, en su afán incondicional para que el valor del euro supere al del dólar, saca propuestas que todos los países aceptan buscando sólo la supremacía económica. Antes de la existencia del euro se creó la OTAN, un organismo militar disfrazado de humanitario y que casualmente sólo (...) además interviene en los conflictos de países con mayor fuente de riqueza aún por de los lobbies explotar, Afganistán o Sudán son un empresariales buen ejemplo de ello. Desde Europa, también existe una otra de las medidas más importantes fue la Constitución Europea, que presión política por aunque en Europa no salió ratificada que recordar que en el estado parte de la iglesia. hay español se votó sí. Entre otras medidas ésta proponía la guerra preventiva, así la OTAN tendría más libertad para poder robar las riquezas de los distintos pueblos. Otras medidas más actuales son la nueva ley de enseñanza superior que asegura la mercantilización de la universidad o las 65 horas semanales de jornada laboral, no es necesario destacar nada de esta ley para ver claramente su finalidad. Dejando el panorama europeo a un lado y centrándonos únicamente en este Estado vemos fácilmente cómo además de los lobbies empresariales también existe una presión política por parte de la iglesia. Sabemos y aceptamos que la iglesia y la derecha están vinculadas y que las medidas llevadas desde la derecha son afines a la iglesia católica. Si vemos esto claramente y estamos en contra de que una religión tome

DIRIGIDO A LOS BOLCHEVIQUES Octavilla distribuida en Moscú, menos de un año después de octubre de 1917 Vosotros estáis en el poder en Rusia, pero ¿qué ha cambiado? Las fábricas y la tierra no están todavía en manos de los trabajadores sino en las del Estado-patrón. El trabajo asalariado, el mal fundamental del orden burgués, continúa existiendo, es por esto que son inevitables el hambre, el frío y el desempleo. A causa de la “necesidad de soportarlo todo” por un futuro mejor, de defender “lo que ya se ha conseguido”, un enorme aparato burocrático ha sido creado, el derecho de huelga se ha abolido, los derechos de expresión, de reunión y de prensa se han suprimido. Vosotros engendráis un chovinismo militar rojo, pero ¿qué es lo que la clase obrera tiene que defender? Decís que la burguesía ha sido apartada y que la clase obrera está en el poder. Nosotros responderemos que no hay más que algunos obreros en el poder, y además son antiguos obreros, separados de su clase. Los oprimidos no pueden estar en el poder por definición; aunque el poder se proclame “proletario”, la que es entonces la más grande de las mentiras. Nos objetáis que vosotros queréis también la anarquía, pero que primero hay que destruir al enemigo, y que después el poder se disgregará de él mismo. Nosotros creemos que vosotros podéis tener, personalmente, subjetivamente, las mejores intenciones, pero objetivamente, por naturaleza, sois los representantes de la clase de los burócratasfuncionarios, de un grupo de intelectuales improductivos. Nosotros no tomamos en consideración vuestro estandarte rojo, sino los hechos, y vemos que vuestra política conduce a una verdadera reacción en el interior del país. No hay todavía nada alcanzado y adquirido, y nosotros no tenemos nada que defender. Nosotros llamamos a la insurrección inmediata por el pan y la libertad, y defenderemos la libertad con las armas de la libertad y no con las de la esclavitud. Los anarquistas clandestinos. Extraído del boletín número 2 de “Négatif”, abril de 2004, y traducido del francés por CNT-AIT Almería.


númerouno

parte de las decisiones políticas ¿por qué hay gente que sigue defendiendo la existencia de un partido de izquierdas cuando se ve claramente que desde los dos partidos mayoritarios se beneficia a la iglesia? En un Estado supuestamente laico vemos como la religión católica sigue estando en la educación, y no sólo como asignatura sino también con la existencia de colegios privados religiosos, aunque muchos de ellos se disfracen de concertados. También recibe dinero de los fondos públicos, incluso tienen una casilla en la declaración de la renta. La iglesia no es la única institución que chupa del bote, también tenemos una monarquía que si no interviene directamente en leyes sociales sí interviene en la distribución económica de fondos, en las decisiones militares o en la manipulación informativa, recordamos que es la única institución con poder para secuestrar una revista. Lo contado en este artículo no es nuevo para nadie, todo el mundo lo sabe y a pesar de estar en contra lo acepta y lo legitima. Claro está, seguirá criticándolo desde el sofá, aunque seguirá defendiendo que un partido es mejor que otro, que tiene más medidas sociales que el otro y demás excusas para defender un voto, un voto que no es otra cosa que la excusa de éstos para sentirse participes de las leyes que rigen su vida aceptando una democracia representativa que realmente no existe (y aunque existiera tampoco la querríamos) y estando ésta camuflada en una oligarquía. Vemos claramente cómo la clase dominante es una minoría privilegiada que maneja nuestras vidas y nuestros derechos desde arriba, siempre asegurando sus privilegios y su propia existencia. Ningún partido duda de la utilización de medidas represivas para acallar a una masa inconforme que protesta contra lo que es injusto y no hay medida más fascista que la represión hacia un pueblo. Alfonso


trebolnegro

TERRORISMO CULTURAL & AVANT-GARDE & DISIDENCIAS


númerouno

TERRORISMO CULTURAL & AVANT-GARDE & DISIDENCIAS

Así definen en su portada el contenido de La Felguera, una revista que nos ofrece ahora su número 12, lo cual, en un momento de la historia donde los proyectos interesantes, los que verdaderamente tienen algo que decir, no se caracterizan por durar demasiado, puede casi considerarse todo un éxito. A esto hay que añadir un diseño cuidado y acorde con los contenidos de la revista, es decir, directo, rudo por momentos, impactante a veces, revolucionario siempre. Los temas, los de siempre tanto en la revista como en la editorial homónima, son la guerrilla urbana; la crítica de la cultura; la música, siempre enfocada desde una perspectiva activista, nihilista, subversiva, pero no anclada en el punk, en números anteriores encontrábamos a Leonard Cohen, John Cage, The smiths; en este caso y en ese sentido destacamos los Manifiestos de Refused; sin olvidarnos del recuerdo de la Internacional situacionista, un escrito de Guy Debord y una entrevista a Raoul Vaneigem; el anti-arte deviniendo revolución, personalmente subscribo las palabras del manifiesto “El pasado no importa, el futuro no existe”; el análisis radical del espectáculo, etc., etc. VY en su horizonte siempre las grandes oportunidades revolucionarias: la comuna de París, el movimiento mahknovista, la revolución espartaquista, la revolución española del 36, los movimientos sesentaiochistas; y los movimientos sociales y antiartísticos del pasado y del pasado más reciente: dadaísmo, futurismo, surrealismo, Internacional letrista y situacionista, Fluxus, Provos, Zengakuren, Black Panthers, Motherfuckers, King Mob, Punk, Class War. Pero ellos mismos se expresan mucho mejor, a modo de editorial, presentando este número en la solapa de la revista:


trebolnegro

La aparición de este nuevo y esperado número llega justo cuando debía acontecer: en el preciso instante que se constata la evidencia última de una posmodernidad capaz de resucitar cualquier estilo muerto, cualquier hecho histórico centelleante, y presentarlo como una novedad. Aunque hoy las palabras parezcan no decir nada, este número doce está repleto de éstas, pero tan sólo en su superficie. En su subsuelo (lugar ideal para la rebelión) expresan una urgente llamada a adelantarnos y no sólo a resistir. En definitiva, esta airada tinta busca trascender a esta época sin duda catastrófica. Y lo hace, además, desplegando una potente crítica a la cultura convertida en espectáculo. Por esta razón, encontrarás distintos textos que dirigen su diatriba en esta dirección. Éste número –bien pudiera ser así- está dedicado a todas aquellas cuestiones relativas a la crítica de la cultura y el arte que tanto nos han interesado. El pomposo subtítulo de este número (“la publicación más comprometida del mundo”) persigue crear reacción y debate ya en su misma portada, así como es un guiño a Potlatch –la publicación de los letristasque en su primer número (junio, 1954) decía algo idéntico. La intención no es la autocomplacencia, en absoluto. En un tiempo donde todo (o casi) es relativo, desideologizado y poco valiente a la hora de posicionarse, nosotros hemos optado por lanzar a la cara una divertida y arrogante afirmación que, aún sin mayor trascendencia, es una total declaración de principios: radicalidad, total disidencia y revolución, sin ambigüedades de ningún tipo. De esta civilización repleta de fetiches y gadgets, poco merece la pena salvar. Este número doce es, por lo tanto, testigo de un tiempo cuyo trágico destino

encuentra su espíritu en el gesto de André Gorz. [Filósofo y superviviente de su época, se suicidó en el mes de octubre de 2007 junto a su esposa. Ambos cuerpos fueron encontrados tendidos sobre la cama junto a una nota en la que, de forma escueta y obviando cualquier pretensión de romanticismo, se decía: “Por favor, llamen a la gendarmería”]. En la derecha, es decir, aquellos poderes conservadores y sus agentes sociales, la increíble capacidad de resistir y destruir cualquier eslogan rupturista es notable. En la izquierda, el olor a naftalina y el deseo de asumir ciertas posturas radicales como mera cuestión (tan sólo) estética, despiertan en nosotros un rechazo aún mayor. Nuestro discurso trata de sumarse a un ejército que, aunque compuesto por minorías desorganizadas, compañeros aún resistentes, terroristas culturales impugnadores del cadáver llamado, con gran acierto, “arte moderno”, pretenden hacer realidad la vieja idea de transformar la vida/cambiar el mundo, a la que añadimos el “hacer insoportable la fábrica”. Finalmente, Godard ha sido vencido por la hermosa violencia de Sillitoe y sus jóvenes airados. Rimbaud vaga por los parques de los extrarradios de unas ciudades que se caen a pedazos, mientras maldice a sus (malos) imitadores y sueña con ver destruir, nuevamente, la Bastilla. Warhol es hoy más que nunca un objeto pop: una metalizada escupidera. Nuestra impugnación es total. Si quieres saber más sobre La Felguera o adquirir la revista o material editado por ellos puedes hacerlo a través de su página web: www.nodo50org/lafeguera.org o de su e-mail: lafelguera@nodo.org


númerouno

Receta:

RIP

ROGAD A DIOS POR EL ALMA DEL SEÑOR Don Aumento de Sueldo, desaparecido de esta tierra a edad muy avanzada, víctima de Don Capitalismo Salvaje que sigue circulando a aterradora velocidad. Su afligida esposa Doña Paga Extraordinaria, hijos Don Anticipo, Doña Deuda Permanente y Doña Vergüenza (ausente), invitan a participar a sus amistades en tan dolorosa pérdida y ruegan un piadoso recuerdo de ayuno forzoso, así como asistan a la conducción del cadáver desde la mortuoria -Ministerio de Trabajo -al cementerio- Delegación de Trabajo. ORACIÓN.- Padre Nuestro que no existes, santificado sea el muerto, venga a nosotros el dinero que se están llevando, hágase tu voluntad como así está pasando, acoge en tu presencia y en tu seno a Don Aumento de Sueldo, no nos traigas planes de empleo, ni sindicatos amarillos, que nos están esclavizando, perdona nuestras deudas que nos están aumentando así como nosotros no perdonamos a los que nos están robando, no nos dejes caer en la tentación de buscar enchufes para ir tirando, más líbranos de los magnates que nos están arruinando. AMEN.

“Pollo a la Concejalía” Ingredientes: - un pollo - un despacho - varios chorizos Preparación: - Se coge el pollo - Se le coloca en un despacho - Se le rodea de chorizos - Se le deja a su antojo - Y él solito se va haciendo rico, rico, rico.

Contactos: Viejo verde busca chica ecologista. Alcalde busca parque natural para humildes inversiones, poca cosa hoteles, urbanizacioes, etc... Conocido empresario hostelero busca esclavos para sustituciones de verano. Abtengase “Con Papeles.” Cambio invernadero por Constructora. Cambio constructora por banco.


Todos los textos publicados en Trebol Negro pueden ser libremente reproducidos, traducidos o adaptados, incluso sin indicar su fuente, con fines no comerciales.

... vivir nuestro sue単o

Trebol Negro nº 1  

Segundo número de la revista trebol negro

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you