a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1

MÉ XICO $50

DE VENTA EXCLUSIVA PARA MAYORES DE EDAD

Futuro


ORAL REPRESENTATIONS CANNOT BE RELIED UPON AS CORRECTLY STATING REPRESENTATIONS OF THE DEVELOPER. FOR CORRECT REPRESENTATIONS, MAKE REFERENCE TO THE DOCUMENTS REQUIRED BY SECTION 718.503, FLORIDA STATUTES, TO BE FURNISHED BY A DEVELOPER TO A BUYER OR LESSEE. All artist’s or architectural renderings, sketches, graphic materials and photos depicted or otherwise described herein are proposed and conceptual only, and are based upon preliminary development plans, which are subject to change. This is not an offering in any state in which registration is required but in which registration requirements have not yet been met. This advertisement is not an offering. It is a solicitation of interest in the advertised property.


THE WORLD’S FINEST RESIDENCES

THE ESTATES AT ACQUALINA MIAMI

NOW UNDER CONSTRUCTION LOBBY DESIGNS BY KARL LAGERFELD RESIDENCES FROM $4.2 TO $9 MILLION 17895 COLLINS AVENUE, SUNNY ISLES BEACH, FL 33160 PRIVATE TOURS: +1 786 398 4434 or info@estatesatacqualina.com www.estatesatacqualina.com


Contenido

Futuro

MÉXICO $50

NÚMERO 204

DE VENTA EXCLUSIVA PARA MAYORES DE EDAD

Futuro

En Portada Aurora boreal en Yellowknife. Foto Camilo Christen

Sarawak

Futuro Tra­ve­sías nú­me­ro 204 Febrero 2020

Una región tropical llena de biodiversidad en el sureste asiático.

54

Yellowknife

Cuatro Ciénegas

Auroras boreales, trineos jalados por perros y tipis en el norte de Canadá.

Un valle en el desierto de Coahuila tan diverso que lo comparan con las Galápagos.

34

64


PLAYAS EXCLUSIVAS. GASTRONOMIA ALTAMENTE RECONOCIDA. MOMENTOS INOLVIDABLES. MEXICO. 1-800-MYNIZUC

NIZUC .COM


Contenido

Hoteles Aperturas que esperamos con ansias.

20 Reunión Una isla que lo tiene todo y nada al mismo tiempo.

22 48 horas en Kiev Imprescindibles en la capital ucraniana.

32

Transcantábrico 677 kilómetros de paisaje verde en el norte de España.

24 Medellín Una guía para salir de fiesta en la ciudad.

26

Archivo Travesías ¿Cómo veíamos el futuro en 2002?

112 Atelier

Gastronomía Rusia como destino para probar platillos distintos.

28 Futuro ¿A dónde (y cómo) vamos a viajar?

30

Una selección de productos innovadores.

83


Editorial

Comenzamos la década con una pregunta que parece simple: ¿hacia dónde vamos? Para responder esta pregunta, podríamos tomar el camino fácil y enumerar los destinos que nos gustaría visitar este año, apostarle a los que serán los consentidos de nuestros lectores o recurrir a la fórmula infalible de playas paradisíacas, lugares exóticos remotos y hoteles que nunca se antoja dejar. A este número no le falta nada de eso, pero también sabemos que las preguntas simples son las más difíciles de responder. Para quienes hacemos Travesías, preguntarnos hacia dónde vamos es pensar en cómo está cambiando la manera en que viajamos: qué sentido tendrá viajar bien en los próximos años. Esta edición de Futuro toma el camino menos transitado. Yellowknife, Sarawak y Cuatro Ciénegas no están en boca de todos. Sin embargo, nos parece que estos tres lugares —un poblado del noroeste de Canadá a donde se va a “cazar” auroras boreales; un refugio isleño que se debate entre la apertura y la protección cultural y ambiental; un frágil ecosistema de manantiales en medio del desierto de Coahuila, con grandes planes y grandes esperanzas de convertirse en un desarrollo turístico popular— son muestra del hambre de descubrimiento, la que nos mueve a desplazarnos miles de kilómetros, pero también de lo difícil que es hacerlo de manera responsable, con efectos positivos. En nuestra lista de recomendaciones para viajar en 2020 volvimos a encontrarnos con la misma disyuntiva. Si el futuro ya nos alcanzó, ¿habría que buscar rincones donde alejarnos de todo, o más bien viajar para presenciar los cambios acelerados y profundos mientras se desenvuelven? ¿Deberíamos aprovechar las condiciones tecnológicas de un mundo ultraconectado y probar cosas que nunca imaginamos que estarían a nuestro alcance, o procurar encontrar el gusto por viajar a otro ritmo, haciendo del trayecto mismo una experiencia especial, memorable, como sucedía en el pasado? ¿Quizá un poco de todo? Esperamos que este número prospectivo sea una invitación a entender que el futuro de viajar bien, más que una excusa para alejarse o evadirse, para dejar atrás las responsabilidades cotidianas, deberá entenderse como una oportunidad para conocer lo que desconocemos, para desconectarse de la pantalla y reconectarnos con algo más profundo, para asumir posturas y dejarse sorprender –o incluso, para sacudirse–, al reparar en nuestro camino compartido hacia lo que apenas se entrevé en el horizonte.

Mario Ballesteros Dire c tor Editorial


Colaboradores

Camilo Christen @kahmeeloo Fotógrafo Nació en la Ciudad de México en 1986, en donde radica actualmente. Su trabajo ha sido publicado en medios como Gatopardo, National Geographic, The New York Times, entre otros. Es director del Departamento de Video de Travesías Media y, además, hace el registro del trabajo de la ong Oxfam México.

Diana Solano @jovencocodrilo Escritora Diana nació en la Ciudad de México en 1981. Estudió Literatura y Ciencias del Lenguaje —disciplinas que aún son sus intereses principales— en la Universidad del Claustro de Sor Juana. Desde 2010 forma parte del equipo editorial de Travesías Media, donde edita proyectos para clientes y, siempre que puede, escribe sobre viajes y comida.

Diego Parás @diegoparas Periodista Egresado de la Universidad Iberoamericana, Diego es un periodista mexicano que vive en la Ciudad de México. Forma parte del equipo de Travesías desde hace tres años y enfoca su trabajo en temas de turismo sustentable y aventura; entre más intrépido, mejor. Siempre viaja con audífonos y una cámara.

Ritta Trejo @rittatrejo Fotógrafa Ritta nació (y vive) en la Ciudad de México. Estudió fotografía en la Academia de Artes Visuales y una especialización en procesos alternativos y foto análoga en Central Saint Martins London. Su trabajo se basa en la experimentación, al manipular la imagen y trabajar en conjunto con otras disciplinas visuales y artísticas. Actualmente es coordinadora de foto en la revista Travesías.


Courchevel • Baden-Baden • Paris • Vence - Côte d’Azur • St Barths • Cap d’Antibes • Antigua - West Indies • London • São Paulo

Eric - Life Saver


Directorio Director Editorial Mario Ballesteros mario@travesiasmedia.com Edi­to­ra pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na Lei­la Gue­rrie­ro leila@travesiasmedia.com Editor Gráfico Ángel Gómez angel@travesiasmedia.com Editora Digital Viviana Cohen viviana@travesiasmedia.com Coordinadora Editorial Mariana Castro mcastro@travesiasmedia.com

Presidente Javier Arredondo Directora General Luz Arredondo Director de Finanzas Antonio Salas Directora Editorial Viajes María Pellicer Di­rec­tor Creativo Rigoberto de la Rocha Director de Fotografía Diego Berruecos Director de Plataformas Digitales Enrique Rocha

Coeditora Digital Karen Martínez karen@travesiasmedia.com Coordinadora de Fotografía Rita Trejo rita@travesiasmedia.com

Gerente de Circulación Alejandro González Peña Retoque Digital Armando Ortega

Redacción Diego Parás dparas@travesiasmedia.com

Producción Oswaldo Rodríguez

Corrección de Estilo Oswaldo Barrera

Auxiliares de Circulación Eduardo Sánchez, Jorge Iván Díaz

Redactora Digital Paola Gerez

Coordinadora de Marketing y RP Teresa Cristo

Becarios Diego Ávila Frida Méndez

Coordinadora de Alianzas e Intercambios Imelda Fuentes Asistente de la Dirección General María del Carmen García Anaya

Director de Nuevos Negocios Diego Sánchez dsanchez­@travesiasmedia.com Director Comercial Abraham Herrera abraham@travesiasmedia.com Coordinadora de Relaciones Institucionales Ximena De Córdova ximena@travesiasmedia.com

Sistemas Joaquín Téllez Auxiliares en Contabilidad Claudia Reyes, Mónica Reyes Auxiliares de Oficina Erika Arellano, Julio Lara, Arturo Ramírez, Alejandro López, Juan Gabriel Campos, José Luis Cortés, Valentina Guardado, Víctor Mora

Colaboradores en este número

Febrero 2020 Los artículos, la publicidad pagada y los anuncios son responsabilidad exclusiva de sus autores o representantes legales y no necesariamente reflejan las opiniones y juicios de Travesías Editores, S.A. de C.V.

travesiasmedia.com

Suscripciones suscripciones@travesiasmedia.com

Dis­tri­bu­ción Nacional Ibermex Ibermex Distribuidora, S.A. de C.V. T. 5347 1165 y 5347 1151 Distribuidora Dabeli, S.A. de C.V. Voceadores de la CDMX. Iturbide n. 18-D Col. Centro T. 55 6111 8563 Alfesa Alfesa Comercializadora y Logística, S.A. de C.V. T. 6840 7791 y 5319 3020 Preprensa e impresión Litoprocess Impresos, San Francisco n. 102 –A, Col. Naucalpan, Edo. de México T. 2122-5600

Asistente de la Dirección Comercial Marcela Flores marcela­@travesiasmedia.com

Tra­ve­sías nú­me­ro 204

travesiasdigital .com

Adam Greenfield › Reino Unido Andrea Cinta › México Camilo Christen › México Daniel Bañales › México Daniela Elbahara › México David Estrada › Colombia Diana Solano › México Diego Gómez Pickering › México John Brunton › Francia Liliana López Sorzano › México Mariana Vidal › México Natalia Torija › Ucrania

Una publicación de Travesías Editores, S.A. de C.V. Amatlán 33, col. Condesa, 06140, Ciudad de México T. 01 800 509 8933, 5211 4000 y 5211 0665 To­dos los de­re­chos de re­pro­duc­ción de los tex­tos pu­bli­­ca­dos son pro­pie­dad de Travesías Editores, S.A. de C.V. Editor responsable: Javier Arredondo. Nú­me­­ro de re­ser­va al tí­tu­­lo en dere­cho de au­tor: 04-2012-101710132400-102. Número de certificado de licitud de contenido: 8318 Número de certificado de licitud de título: 11758 ISSN 9­7166503­3­­0­­0­9


IT’S EVERYTHING YOU LOVE

COSTA MUJERES

Diversión y risas de fondo, momentos entrañables para recordar con tus seres queridos. En Grand Palladium Costa Mujeres Resort & Spa, vivir unas vacaciones en familia te llenará de felicidad. Disfruta tu estancia con Infinite Indulgence®. Todo está incluido

Para más información y reservas, contacta con tu operador de viajes favorito, visita

PALLADIUMHOTELGROUP.COM o llama al 01

CANCÚN - MÉXICO

grandpalladiumcostamujeres

800 990 1234 PalladiumHotels


travesiasdigital .com

L A MÁ S VISTA

RECORRIDO POR LOS MONUMENTOS DE IRÁN Coloridos palacios, ruinas de más de 1 500 años de antigüedad y hermosos templos religiosos; Irán tiene mucho que ofrecer.

DESTINOS

HOTELES

¿CÓMO SE VIAJABA EN MÉXICO EN 1920?

IL PALAZZO EXPERIMENTAL

Hace 100 años, viajar era toda una odisea por la escasez de conexiones, tanto carreteras como vías férreas o marítimas. Aquí, un recordatorio visual.

Ubicado a 10 minutos (a pie) de las galerías de arte más icónicas de la ciudad, este hotel es una oda al diseño veneciano.

@travesiascom

@TravesiasMexico

@travesias


Más que inspiración gastronómica, un pequeño homenaje a todos los que nos alimentan cada dia.

VERSIÓN IMPRESA EDICIÓN ESPECIAL GASTRONOMÍA

GASTRONOMÍA ~ MUSEOS Y GALERÍAS VIDA NOCTURNA ~ COMPRAS

Cartografía gastronómica de la Ciudad de México

http:// www. local. mx

LOCAL.MX G UÍA DE L A C IUDAD DE MÉ XIC O POR TR AV E S ÍAS


19

Futuro Hoteles / Destinos / GastronomĂ­a / 48 horas


20 V IA JAR EN 2020 PAR A . . .

Conocer nuevos hoteles

Más allá de los restaurantes, museos, atractivos naturales o eventos específicos, hay personas que encuentran en los hoteles razón suficiente para planear un viaje. Afortunadamente, 2020 tiene un gran calendario de aperturas de todo tipo; éste es un pequeño recuento de las que más nos emocionan. Empezando en Estados Unidos (y como si fueran necesarias más razones para visitar esta ciudad), Nueva York dará la bienvenida a dos grandes hoteles a finales del año. En el corazón de Chelsea se alzará la primera propiedad de Six Senses en Norteamérica, mientras que el icónico Crown Building se transformará en el hotel Aman, que contará con un bar de jazz subterráneo, un rooftop bar con vistas hacia Central Park, dos (sí, dos) lujosos spas y 22 residencias privadas en los últimos pisos del edificio. A poco

Aman New York.

más de mil kilómetros, en Chicago, Nobu agregará un hotel más a su portafolio en mayo. Bajando hacia México, el muy anticipado Ritz-Carlton finalmente llegará a Reforma a mitad del año, mientras que el One&Only Mandarina comenzará operaciones en verano, lo que dará inicio a la primera fase del megaproyecto residencial y turístico Mandarina, en la Riviera Nayarit. En Sudamérica, destaca la llegada de Rosewood São Paulo —la primera apertura de la compañía en esta parte del continente—, un proyecto que tiene trabajando en conjunto al arquitecto Jean Nouvel, el diseñador Philippe Starck y varios reconocidos artistas brasileños, como Vik Muniz. Moviéndonos a Europa, el grupo NoMad eligió Londres como sede de su primer proyecto fuera de Estados Unidos.

Kisawa Sanctuary.

A finales de este año (y por si necesitáramos más razones para visitar la ciudad), Nueva York dará la bienvenida a dos nuevos hoteles: Six Senses y Aman.

FOTOS: CORTESÍA SIX SENSES, AMAN, KISAWA SANCTUARY ‘THE BOUNDARY’, ROSEWOOD HOTELS Y ACE HOTELS.

Por Mariana Castro


21

Six Senses New York.

Con 91 habitaciones ocupando el antiguo espacio de una estación de policía, The NoMad London abrirá sus puertas en verano —en Covent Garden—, con la misión de “celebrar el lazo artístico que existe entre Nueva York y la capital inglesa”. Seguimos en Asia, específicamente en Japón, donde, en el marco de la celebración de los Juegos Olímpicos, Four Seasons abrirá un hotel más en Tokio, esta vez en Otemachi. Por su parte, en Kioto, la cadena Ace aterrizará en el corazón de la ciudad con un diseño a cargo del arquitecto Kengo Kuma. Otra gran apertura se llevará a cabo en Udaipur a finales del año, cuando Raffles dé la bienvenida a su primera propiedad en India, con el concepto de bienestar que los caracteriza. Finalmente, en África, los viajeros encontrarán dos grandes opciones de viaje a partir del verano. La primera es Xigera

Rosewood São Paulo.

Safari Lodge, en el delta del Okavango, un acercamiento único a la riqueza natural de Botsuana con todas las comodidades de un hotel de lujo. Lo mejor, con sólo 12 suites, Xigera —parte de The Red Carnation Hotel Collection— operará casi en su totalidad con energía solar. Los que prefieran una experiencia más relajada deben seguirle la pista a Kisawa Sanctuary, en la isla de Benguerra, Mozambique. Escondido entre la playa y el bosque, este pequeño hotel (también de 12 habitaciones) fue diseñado con un enfoque sustentable nunca antes visto, al utilizar únicamente materiales locales y una innovadora tecnología de impresión en 3D.

Ace Hotel Kyoto.


22 V IA JAR EN 2020 PAR A . . .

Alejarse del mundo Por Diego Gómez Pickering

Mientras el sol comienza su lento camino al encuentro del océano Índico, la somnolienta capital de la isla de Reunión, Saint-Denis, retoma el pulso. Las oficinas cierran y los comercios, restaurantes y bares abren sus puertas. La avenida de París, que disecciona la ciudad entre el mar y las montañas, se parte en calles repletas de coloridas casas coloniales. En derredor, iglesias, mezquitas y templos hindúes parecen despertar de un largo letargo. Son casi las cinco de la tarde, ¿o acaso las seis? La verdad es que nadie lo sabe a ciencia cierta, porque aquí, en este pedacito de paraíso a mitad del hemisferio sur, la hora (y los relojes) poco importan. “La Réunion est unique” (Reunión es única) reza uno de los varios anuncios con los que el gobierno de este territorio autónomo francés se promociona como destino; un eslogan que puede sonar vacuo, reiterativo o insulso, pero que en el caso de esta ínsula africana es plenamente cierto. Hay pocos lugares en el mundo con

el encanto, la singularidad y la lejanía de Reunión. A más de 9 000 kilómetros de la capital francesa —u 11 horas de vuelo—, la isla de origen volcánico parece, desde el aire, una esmeralda incrustada en medio de las idílicas aguas del océano Índico. “En verdad te sientes en el confín del mundo”, dice Jean-Christophe, un dicharachero mestizo (o créole) dedicado a la repostería fina, cuya familia lleva afincada en Reunión desde finales del siglo xix. Vainilla, tiburones blancos, cascadas, ron de caña, volcanes activos, playas vírgenes, pescado cocinado en hoja de plátano, ballenas jorobadas, montañismo, buceo, peleas de gallos, plantaciones de especias, centenarias canchas de tenis, retiros de yoga, rapel, música africana y pesca, Reunión lo tiene todo y al mismo tiempo no tiene nada, de turistas al menos. Fuera del puñado que llega en temporada alta desde la “metrópoli”, la isla francófona es uno de los destinos

menos socorridos por un turismo de masas que poco a poco se ha ido apoderando de esta región, de las Maldivas a las Seychelles, pasando por la vecina isla de Mauricio y por las costas malgaches o mozambiqueñas. Ya sea que pases tus días escalando entre vertiginosos acantilados e imponentes cataratas, explorando el Parque Nacional de Reunión —inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la unesco— o su riquísima vida submarina, o enamorándote de su diversidad cultural, culinaria y étnica, Reunión no te decepcionará en lo absoluto. En una década en la que aislacionismos nacionalistas, protestas populares y regímenes demagogos amenazan con dar al traste con la paz mundial, y en la que el cambio climático y el turismo de masas amagan con destruir destinos ensoñadores, Reunión es el antídoto perfecto para escaparse de todo (señal de celular incluida) y de todos, así como para volverse a enamorar del viajar y descubrir.


23

FOTOS: GETTY IMAGES.

A más de 9 000 kilómetros de París, esta isla autónoma francesa en el océano Índico lo tiene todo y, al mismo tiempo, no tiene nada.


El Transcantรกbrico Gran Lujo es un tren azul y blanco, de vagones alfombrados, luces cรกlidas y modales exquisitos.


25 V IA JAR EN 2020 PAR A . . .

Disfrutar el trayecto Texto y fotos Andrea Cinta

Entre Madrid y Barcelona hay 659 kilómetros de vías férreas y un tren que las recorre en dos horas y 30 minutos. Entre San Sebastián y Santiago de Compostela hay 677 kilómetros y otro tren que cubre esa distancia en ocho días y siete noches. El ave responde a la euforia por los transportes de alta velocidad, capaces de recorrer países enteros en unas cuantas horas; el segundo conserva la promesa de un trayecto que es en sí mismo el destino. El Transcantábrico Gran Lujo es un tren azul y blanco, de vagones alfombrados, luces cálidas y modales exquisitos. Su recorrido a lo largo de la España Verde, de San Sebastián a Santiago de Compostela, se da desde 1983 y atraviesa las cuatro comunidades autónomas del norte español: País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia.

En su versión más corta —Costa Verde Express—, el viaje empieza en Bilbao y termina en Gijón. Ambos trenes se inspiran en el lujo de los viajes de antaño, con una tripulación de guantes blancos y poca prisa. A las seis de la mañana, el tren despierta. Los poco madrugadores oímos entre sueños el ritmo quedo de la locomotora que avanza entre una estación y otra. Desde ese momento, el paisaje es puro verde esmeralda, interrumpido de vez en cuando por asomos del mar Cantábrico a lo lejos. Para algunos, este trayecto, a 45 kilómetros por hora y con una decena de paradas, podría parecer en exceso minucioso. Para otros es la prueba de que no hay placer más grande que desenredar lentamente los días y renunciar a la moda de los viajes relámpago.

En el norte de España, el tiempo marcha tan tranquilo como el Transcantábrico. Los días se van en conocer las ciudades del itinerario, famosas por su gastronomía —el mejor pulpo a la gallega de mi vida lo encontré en un puesto callejero en Mondoñedo—, y en recorridos culturales, desde arte paleolítico en la cueva de Altamira hasta piezas contemporáneas en el Centro Botín de Santander o el Guggenheim de Bilbao. La España Verde es un microuniverso de contrastes. Si bien las comunidades que lo conforman están muy bien conectadas por carretera y el famoso camino peregrino a Santiago de Compostela, explorarlas a bordo de este tren —con más ventanas que puertas— se siente como la opción más sensata.


26 V IA JAR EN 2020 PAR A . . .

Salir de fiesta Por Daniela Elbahara Fotos David Estrada

Si de fiesta se trata, no hay como Medellín para viajar en 2020. Además de ser la capital industrial y la segunda ciudad más grande de Colombia, “Medallo”, como le llama J. Balvin —el reggaetonero más conocido del mundo, oriundo de la ciudad—, tiene una vida nocturna y una escena de cultura urbana difícil de igualar. Se puede llegar vía Bogotá (el vuelo directo desde la Ciudad de México tiene unos horarios muy inhóspitos) y aprovechar un par de días en la capital rumbo a Medellín. Dependiendo del presupuesto de cada quién, conviene alquilar un Airbnb u hospedarse en un hotel cerca de El Poblado o alrededor del Parque Lleras. Aquí, uno de los principales atractivos es la gente joven y guapísima paseándose entre los muchos bares y clubes de la zona. Lo difícil es escoger. Para una experiencia más local, lo ideal es lanzarse a la calle 33, cerca del vecindario de Laureles, para conocer el California Club, o bailar a ritmo de merengue, ballenato o salsa en The Rouse. También se puede pasar la tarde en MAD Records, en El Poblado, un beer garden polivalente con disco, jardín y lounge. Ahí siempre habrá dj de música

Para bailar a ritmo de merengue, ballenato, salsa, electrónica o reggaetón. Medellín tiene todo tipo de fiesta.

electrónica y fauna creativa antioqueña. A los bares más populares, como el Salón Amador, hay que llegar temprano, para poder disfrutar su barra art déco y su amena selección de música electrónica. Para ir más deep está el Callenuevemasuno, un club lgbt friendly de electro alternativo, funky y techno en una casona antigua, con dj invitados internacionales. Si lo de uno es el perreo —además de la buena coctelería—, hay que visitar el Bar Chiquita, un club con decoración digna de John Waters, tapizado con muñequitos de plástico, querubines, grecas doradas y flores artificiales que enmarcan sus espectáculos de variedad. El reggaetón, el grafiti y la cultura urbana de Medellín han contagiado a las instituciones más serias (como el Museo de Arte Moderno de Medellín, o mamm, con la curaduría de Emilio Valdez) y el trabajo de diseñadores de moda locales, como Jorge Orozco. Los más aventureros también pueden lanzarse al graffitour en las favelas de La Comuna Trece o las fiestas clandestinas en las bodegas de las afueras de la ciudad, donde el ambiente quizá sea más denso, pero muy de Medallo. ¡Dale!


Descubre Colombia

¡Siente el ritmo de sus ciudades más importantes! Vuela directo desde la Ciudad de México hacia Bogotá y Medellín. aeromexico.com Compra tus boletos en aeromexico.com, solicita a tu agente de viajes que tu vuelo sea por Aeroméxico, visita nuestras Tiendas de Viajes, llámanos al tel. (55) 5133-4000 o marca *4000 desde tu Telcel.


28 V IA JAR EN 2020 PAR A . . .

Probar algo distinto Por Liliana López Sorzano

Erizo de mar de Twins Garden.

Las primeras impresiones al hablar de la culinaria rusa pueden sonar monótonas, pero este país tiene mucho más que ensalada de papa, blinis o vodka.

protagonistas. La carta tiene carnes, aves y pescados, pero su menú degustación explora con creatividad —y con todas las técnicas modernas— las posibilidades de los vegetales que producen en una finca propia, donde controlan la calidad y el origen de la mayoría de sus ingredientes. Su forma de cocinar es pura, sofisticada y precisa. Imaginen un repollo añejado por unos días y servido como si fuera un steak, o una

burrata en infusión en pieles de papa. Vale la pena destacar la novedad del maridaje, ya que elaboran vinos vegetales de puerro, tomate o apio nabo (utilizando el mismo principio de la producción con uvas). Por su parte, Vladímir Mukhin toma la herencia culinaria nacional como punto de partida, le imprime rock and roll y crea su propia evolución. En el piso 16 de un edificio en la calle de Arbat, el restaurante

FOTOS: CORTESÍA TWINS GARDEN, Y WHITE RABBIT .

En materia gastronómica, Rusia pareciera ese gigante adormilado que, después de un tiempo de hibernación, quiere comerse el mundo. Aún pesa la imagen de la era soviética y la comida no escapa a esta visión del pasado. Las primeras impresiones al hablar de la culinaria rusa pueden sonar monótonas, incluso aburridas, pero lo cierto es que este país tiene mucho más que ensalada de papa, blinis o vodka. Hace casi cinco años, tres nombres se asomaban con timidez a la escena internacional y ahora son referentes del panorama de los fogones en Rusia. Se trata de Vladímir Mukhin, de White Rabbit, y de los gemelos Iván y Serguéi Berezutskiy, de Twins Garden, en Moscú; el primero ocupa el puesto número 13 de la lista The World’s 50 Best Restaurants y el segundo, el 19. Desde esquinas opuestas, y con estilos distintos, han sido pioneros en reivindicar la cocina y los ingredientes rusos, además de fomentar el orgullo por lo propio. Aunque el sentido de pertenencia y la valorización de la identidad en materia culinaria han ocurrido como algo orgánico en el mundo, factores como la intervención militar de Rusia en Ucrania y las restricciones de Putin a las importaciones de comida ayudaron a una búsqueda incansable de productos endémicos. Tanto los gemelos Berezutskiy como Mukhin han recorrido la inmensidad del territorio ruso en busca de esos tesoros que no alcanzaban a llegar a la capital. Uno de ellos es el cangrejo gigante de Kamchatka, toda una exquisitez que supera en sabor y calidad a muchos de sus pares en el mundo. De hecho, uno de los conceptos de los gemelos es el restaurante Wine and Crab, un festín de lujo alrededor de distintos tipos de cangrejos, entre los cuales el rey indiscutible es el proveniente de Kamchatka. Sin embargo, su visión gastronómica es más clara en el restaurante insignia Twins Garden, donde los vegetales son los


29

Arriba: Vladímir Mukhin. Derecha: menú degustación de White Rabbit.

White Rabbit se despliega ante unos ventanales gigantes y un espacio poblado con los excéntricos conejos de Alicia en el País de las Maravillas. Allí, Mukhin cocina sus versiones modernas de la tradición rusa, como su inolvidable borsch, la cual sirve con carpa frita y frijoles, o su pan negro (borodinsky) con lardo de coco y caviar. En ese mismo edificio está Chef’s Table, un espacio más íntimo y creativo

donde el chef de White Rabbit sienta cada semana a 20 personas y les ofrece un menú de contrastes. Yuxtapone un ingrediente muy humilde, como las semillas de calabaza, con uno de lujo, como el caviar, o junta mar y tierra en un plato de erizos con papas y mandarinas. Estos dos restaurantes representan la vitalidad y el paso futuro del renacer de la gastronomía rusa.


30 V IA JAR EN 2020 PAR A . . .

Vislumbrar el futuro Por Adam Greenfield

Me pidieron que recomendara lugares a donde uno podría viajar en 2020 si quisiera “echar un vistazo al futuro”. Quizá esperarían que nombre uno de los sospechosos comunes: alguna reluciente capital trofeo de un estado petrolero despótico, digamos, con sus avenidas triunfales repletas de rascacielos fálicos cada vez más inútiles. O tal vez que escribiera sobre China, donde todo —desde una habitación de hotel y un boleto de tren hasta un espresso matutino— se puede pagar con reconocimiento facial (siempre y cuando uno esté en buenos términos con el gobierno). Pero, siendo sincero, sólo se me ocurre lo siguiente: Para muchas personas, los próximos años implicarán viajes hechos por necesidad más que por deseo. Quizá una visita a alguno de los grandes campamentos de personas desplazadas pudiera ser un anticipo instructivo. El campo de Kakuma en Kenia, por ejemplo, concentró en 2015 a una población de 184 550 personas que

huyeron de las guerras en Sudán y Somalia; casi una ciudad por derecho propio. Sin embargo, tan sólo pensar en este sitio como un posible destino turístico, por impresionante que sea, sobrepasaría los límites del gusto. Preferiría quizá un viaje a los confines de la capa de hielo de la Antártida occidental. Sinceramente, observar los estanques oscuros formándose en la superficie de esas extensiones de un blanco sin fin —dándonos cuenta de que absorben más la energía solar y, por lo tanto, derriten el hielo que queda debajo mucho más rápido— sería conocer el futuro. El frío antártico, por supuesto, no es para todos; como se sabe, algunos prefieren quemarse. En ese caso, ¿podría recomendar la Zona de Exclusión de Chernóbil y la vecina reserva radioecológica estatal de Polesia para echar un vistazo al mañana? Con sus poblaciones de osos, jabalíes, bisontes, castores y unos cuantos cientos de

especies de aves que resurgen, es posible encontrar algo de consuelo al ver cuán rápido la naturaleza reclama nuestros descarríos. Pero, como lo deja claro Svetlana Alexiévich en las últimas páginas de su luminoso Voces de Chernóbil, por ahí todavía acechan cuestiones éticas que tal vez no deseemos asumir —eso sin siquiera hacer mención de los radioisótopos. Y con eso, tal vez la idea de que uno puede simplemente subirse a un avión ad libitum pertenece más al pasado que al futuro. (Como lo admitió hace poco un ejecutivo de la industria de la aviación: “Si hay un nombre que todos en este negocio conocen, que no conocían el año pasado, es Greta Thunberg”.) Entonces, ¿a dónde iremos a probar el mañana, cuando el hecho de volar en sí mismo se ha vuelto problemático? Aquí la respuesta es más clara, ya que no implica nada más que caminar hasta el parque o espacio abierto más cercano que tengamos. Si el futuro nos depara algo, apuesto que son aventuras cerca de casa.


T R AV E S Í A S BOOKING . COM

México desde la mirada de Booking.com

Una guía con doce destinos por descubrir cada mes de 2020 intrépidos. Ahora se dieron a la

que da gusto descubrir por su

tarea de elegir los 12 destinos

hospitalidad e infraestructura,

más emocionantes, mágicos

su deliciosa gastronomía y todas

y singulares de México para

las posibilidades y actividades

presentarlos en una guía que

que ofrecen.

motivará a los lectores a viajar todo el año.

Desde cascadas petrificadas en Oaxaca hasta una de las

Dentro de la selección hay

playas más surrealistas de

destinos de ensueño en los

Baja California, pasando por

que la naturaleza —relajante,

impresionantes columnas de

sorprendente y fotogénica— es

piedra con cortes geométricos

la protagonista absoluta: agua

en Hidalgo y un espectacular

Booking.com hace que

que va del turquesa al rosa,

jardín escultórico en medio de

descubrir el mundo sea más

cielos inabarcables, esculturas

la huasteca potosina, esta guía

fácil. La plataforma de reservas

surrealistas, constelaciones

—llena de consejos prácticos

en línea abre las puertas

de aves y mares estrellados,

y datos curiosos— es una

a destinos a los que antes

paisajes y postales que no se

invitación al México colorido y

habría sido impensable llegar,

encuentran en ningún otro lugar

onírico que puedes descubrir

incluso para los viajeros más

del mundo. Son, además, sitios

de la mano de Booking.com.

P a r a m á s info r m a ci ó n , v isi t a b o o k in g . c o m


32 48 HORAS

Kiev: novedad y nostalgia Por Natalia Torija

Es difícil describir Ucrania sin considerar

TARDE

su pasado soviético. A pesar de obtener su

Kyiv Food Market, con diseño de Balbek

el cual existe desde tiempos del Rus de Kiev

independencia en 1991, este país aún batalla

Bureau, se encuentra en el antiguo arsenal

medieval y que ahora luce una estructura

bajo la sombra de Rusia; no obstante, la

de Catalina la Grande y es una excelente

soviética moderna, con relieves en aluminio

capital ucraniana, Kiev, ha mostrado un gran

opción para comer y tomar un trago. El sitio

de los diferentes estados de la URSS en su

empuje cultural en los últimos años y se

incluye también el museo de arte y cultura

exterior y rodeado de ventanales, con un

ha convertido en una ciudad cosmopolita.

Mystetskyi Arsenal, situado frente al antiguo

claro gigantesco en el interior.

De la mano de una nueva generación de

monasterio ortodoxo de Kyiv-Pechersk

emprendedores, artistas y diseñadores, hoy

Lavra, que data del siglo xi.

Kiev está más lejos que nunca de la Cortina de Acero.

Hay que visitar el mercado Zhitnii Rynok,

Continuando sobre la calle Lavrska, el

TARDE Pausa para un café en Kachorovska, el

Monumento a la Madre Patria (para muchos

atelier de zapatos y bolsas de piel hechos

controversial, ya que recuerda el pasado

a mano que pasó de ser un pequeño

comunista) es una enorme escultura que

negocio familiar a una concept store. Al

forma parte del parque conmemorativo de

movernos al distrito de Lypky, se distingue

la Segunda Guerra Mundial.

la arquitectura de Wladislaw Horodecki,

DÍA UNO

en particular la Casa de las Quimeras, en

MAÑANA

NOCHE

la calle Bankova, frente a la residencia

La avenida Khreshchatyk es la vía principal

La gastronomía de la región de Crimea

presidencial. Sobre estas calles no

de Kiev y sufrió un gran daño en la

comparte influencias de Asia central y la

predomina un estilo arquitectónico único,

Segunda Guerra Mundial, por lo que fue

Ruta de la Seda, y es un verdadero agasajo.

sino que el neoclásico, el art nouveau e

reconstruida —según el estilo neoclásico

Un buen lugar para probar distintos platillos

incluso el renacentista conviven pared con

característico de la URSS de Stalin— en las

típicos es Musafir, donde hay que pedir

pared.

décadas de 1950 y 1960. Aquí se encuentra

plov, laghman, mante, shashlik, cheborik

el mercado central Besarabsky, donde,

y yantek. Después, una visita a cualquiera

NOCHE

además de degustar productos orgánicos

de las puestas en escena de la ópera es

El centro de arte contemporáneo Pinchuk

frescos —cortesía de las babusias en

garantía, una tradición que se remonta al

suele ser un punto de encuentro para los

cada puesto—, aún se puede apreciar la

siglo

estructura original del edificio, con muros

ruso. Aunque, si se trata de vida nocturna

termina en el café del sexto piso, con vista

de ladrillo, arcos de metal y enormes

(y el cuerpo aguanta), lugares como Closer

a la ciudad.

ventanales.

o Cxema jamás decepcionan a las almas

También en Khreshchatyk, las dos

xix ,

cuando reinaba el antiguo imperio

lugareños. La entrada es libre y el recorrido

fiesteras.

tiendas de Vsi Svoi —moda y mobiliario con diseño ucraniano— son una excelente

DÍA DOS

opción para las compras. O bien la tienda

MAÑANA

de lujo TsUM —antes Tienda Departamental

Un buen desayuno en Kosatka, seguido de

Otros sitios imprescindibles

Central Universal, llamada así por los

un paseo por la calle Reitarska, y estarás en

bolcheviques—, que ahora se compara con

el epicentro del arte, el diseño y la cultura

Harrods o Galeries Lafayette.

contemporáneos. Visita la galería The

Justo frente al parque Mariinsky, el

Naked Room y toma un café en Kashtan o

hotel Kyiv recuerda con nostalgia el lujo

Zigzag. Después camina hacia la catedral de

de ser un huésped en la Unión Soviética.

Santa Sofía, uno de los íconos de Kiev (con

Asimismo, el hotel Salyut es otro de

frescos que datan del siglo xi), para seguir

los íconos soviéticos modernos que

hacia el antiguo barrio de Podil, que es muy

difícilmente pasan inadvertidos.

transitable.

En fin de semana vale la pena visitar el mercado de pulgas de Petrivka, que tiene una gran variedad de artículos retro y todo tipo de libros.

En el parque Taras Shevchenko, la galería 19/6 muestra lo mejor del arte local y de Asia central.

Las opciones para comer y beber en el hotel BURSA: el café/bistro White Noise, el rooftop 1818 y el bar Parakalo.

¡El metro! De lo mejor que dejó la Unión Soviética. Todas las estaciones son increíbles, pero la de Zoloti Vorota se lleva el premio.


1

2

33

3

FOTOS: CORTESÍA YEVHENII AVRAMENKO, NATALIA TORIJA, SANTA SOFÍA, THE NAKED ROOM Y RESTAURANTE KANAPA.

1. Kyiv Food Market. 2. Biblioteca estatal científico-técnica, conocida como Tarilka. 3. Catedral de Santa Sofía. 4. The Naked Room. 5. Postre de calabaza con helado de café y mousse de arroz del restaurante Kanapa.

4

5


34


35


36


37


Camilo Christen tomó estas imagenes en los Territorios del Noroeste, Canadá, donde la luz del sol se acorta tres minutos y medio cada día en invierno. Canon 5D, Mark IV. 50mm f/1.2, 35mm f/1.2 y 14mm f/2.8


39


La llamada de lo salvaje. En busca de auroras boreales Yellowknife, la capital de los Territorios del Noroeste en Canadá, es una pequeña ciudad de cielos hermosos. Tan intensamente hermosos que vale la pena recorrer más de 6 000 kilómetros para verlos. Por Diana Solano Fotos Camilo Christen


42

I Aunque Yellowknife es una capital territorial, su nombre no es muy conocido. Se extiende —apenas un poco, porque en realidad es pequeña— sobre la ribera norte del Gran Lago del Esclavo, el décimo más grande del mundo. Con una población de unos 20 000 habitantes, la ciudad es el centro de la vida política y cultural de los Territorios del Noroeste de Canadá, con una larga historia de migraciones y un clima de los mil demonios. Sin embargo, nadie vuela hasta el Subártico por la sola expectativa de encontrarse con la intensidad de su vida cultural. No se viaja al paralelo 60 norte —el mismo del mar de Bering, el golfo

de Alaska o la península de Kamchatka— sólo para sentir el frío. Nadie piensa en los bisontes americanos, puercoespines, osos negros, zorros, cuervos, lobos; nadie piensa en los árboles, la nieve, las rocas, los caminos de hielo. Quienes aterrizan en Yellowknife, sintiendo el primer toque gélido a través de abombadas y livianas prendas de plumas, saben muy bien —o se han imaginado largamente— lo que buscan: el espectáculo celeste, el despliegue zigzagueante de las auroras boreales. La imaginación de quienes atraviesan el segundo país más grande del mundo para llegar hasta aquí está teñida de pensamientos verdes. Y para eso, para ver el cielo, se viaja a Yellowknife.

Yellowknife


43

II Ocho de la noche. La oscuridad —densa, impenetrable— se cierne sobre todas las cosas. Sólo los faros del autobús la desafían; se adivinan pinos, el camino escarchado y ondulante y, de pronto, un lobo. “¡Un lobo!”, se escucha en inglés, en español, también en coreano, japonés y chino. El autobús disminuye su marcha y por la ventana se ve una silueta, unas orejas, unas patas posadas en la nieve, firmes, listas para lo que siga. Lo que sigue es un minuto largo, en el cual el lobo mira el autobús y sus pasajeros lo miran, en silencio. El autobús retoma su marcha a lo largo de Ingraham Trail, la carretera que conecta Yellowknife con el destino último de este viaje: Aurora Village, un enorme terreno entre colinas nevadas donde todo —cómodos tipis equipados con sillones mullidos y chimenea, un restaurante en una cabaña con olor a leña, una carta de actividades diurnas y nocturnas— se ha dispuesto para recibir a quienes buscan las luces del norte. La larga explanada —el centro de las actividades de la propiedad— se llena de familias completas, parejas de distintas edades, abuelos con nietos. Desde el año 2000, Aurora Village tiene la misión de convertir las temperaturas bajo cero y la intensa nieve del Subártico en una experiencia inolvidable para todos, de ésas capaces de cambiar la forma de percibir el mundo.

Los días en los Territorios del Noroeste comienzan temprano, cubiertos por una nieve densa. Todo está sepultado (coches, botes, arbustos necios) y, aunque parece que podría fracturarse con sólo tocarlo, resiste.


44

De izquierda a derecha: Liam estå a cargo del recorrido en trineo tirado por perros, en Aurora Village; Diga, perro de ojos bicolor, es uno de los miembros de su equipo; Jonathan —equipado con raquetas para nieve— lleva al grupo a un paseo diurno por los senderos de Aurora Village.

Yellowknife


Detroit


46

A media hora de Yellowknife, Aurora Village está lo suficientemente lejos como para que el resplandor citadino no contamine la negrura de la noche y que, por más de 200 noches al año, pueda verse el espectáculo de las luces del norte en su esplendor absoluto sobre una bóveda celeste infinita, estrellada y perfectamente negra. La cercanía, por otra parte, permite que los viajeros se alojen en los hoteles de Yellowknife y pasen la mañana resguardados del frío sin salir de la cama o recorriendo las calles, las tiendas de artesanías y los restaurantes de comida asiática del centro, o bien, el Old Town, el primer asentamiento de la ciudad. Estar cerca facilita también —dependiendo del itinerario y los intereses de cada quien— visitar Aurora Village durante las horas de luz, en las que el enorme terreno es una imagen en negativo de lo que ocurre por las noches: sobre el terreno blanco refulgen los tipis, esparcidos en la nieve y cercados por filas de coníferas robustas. El día, en este espacio fluorescente, se pasa con una sesión de pesca en hielo, un paseo veloz a bordo de un trineo tirado por perros, una caminata en la nieve. El atardecer, sin embargo, es el momento que todos esperan desde que amanece. Decenas de viajeros, cubiertos de pies a cabeza con fleece y lana, descienden de los autobuses que llegan cada noche a Aurora Village. Saben, acaso, que están en un lugar especial, porque todos guardan silencio. Sólo se oye el movimiento, la nieve crujiente a cada paso y, de pronto, la voz de alguno de los guías —uno por idioma— que conducen a los visitantes en la penumbra. La oscuridad es un imperativo inviolable: la pantalla del celular debe mantenerse al mínimo, hay que evitar el flash, usar lamparitas sólo en caso necesario. III Para ver las luces del norte no hay que salir a cazarlas; basta ponerse en manos del equipo de alrededor de 130 personas que opera Aurora Village como una maquinaria, atendiendo cada pequeño detalle. Los guías equipan a todos con chamarras azules —gruesas como una pared— y botas peludas, todo a la medida. Recogen a los viajeros en los diferentes

La oscuridad es un imperativo inviolable: la pantalla del celular debe mantenerse al mínimo, hay que evitar el flash, usar lamparitas sólo en caso necesario. hoteles de Yellowknife, los conducen a los tipis, privados o compartidos (que en este caso no son de piel de caribú, sino de lienzo, pero que siguen las reglas de construcción y las medidas de los tradicionales), y les dan chocolate caliente; atizan el fuego de los tipis para asegurarse de que haya un lugar caliente (warm & toasty es la descripción de cabecera) en el cual guarecerse en cualquier momento. Caminan con los viajeros al restaurante, explican los platos de sabores locales —chowder de pescado blanco con bannock, estofado de bisonte, poutin de pato con papas fritas—. Charlan, comparten todo cuanto saben de la cultura local, del invierno, de Yellowknife, de la gente. En cada conversación se aclara que si bien se viaja para contemplar las auroras, también hay mucho más que ver. Ver las auroras, además, no es algo que simplemente ocurra: hay que esperar. Para quienes se quedan tres noches, la probabilidad de verlas es de 95 %; una noche adicional eleva el porcentaje hasta 98 %. Vendrán. Mientras aparecen, los viajeros reposan en sillas cómodas y prueban las capacidades nocturnas de sus celulares o cámaras fotográficas profesionales. Juegan en la nieve, se exponen al frío, el cual, debajo de capas y capas de ropa térmica, se aguanta bien y también se disfruta. Revisan sus apps: el índice KP (una escala del 0 al 9 que indica la potencia de las auroras en un momento determinado), la hora en que llegarán las luces del norte, la posibilidad de que

Yellowknife


47

esté nublado, la ubicación en el mapa de estas masas celestes en su suave tránsito por el círculo polar ártico, un fenómeno que resulta del choque de partículas solares con la magnetosfera terrestre y que al entrar en contacto con el oxígeno se vuelven verdes, o rojas por el nitrógeno. Hay noches, como ésta, en las que eso es todo lo que ocurre: el restaurante, que también es bar, se llena; de un tipi empieza a salir música, alguien canta; en un momento de impaciencia, alguien señala con insistencia una nube, y las auroras —las verdaderas auroras— no aparecen. El grupo se encamina al autobús, que parte en la madrugada de regreso a Yellowknife, y el silencio —que a la llegada era de expectación— se transforma, aunque nadie lo reconozca, en un tibio aire de desaliento. ¿Vendrán? IV No es fácil habitar con una temperatura media de -5.7 ºC, pero que puede descender, como si cualquier cosa, a -40. La vida alrededor responde a ese ritmo. Los días en los Territorios del Noroeste, cada uno más corto que el anterior conforme se aproxima el invierno en el hemisferio norte, comienzan temprano, con cuervos que atraviesan el cielo sin importar si es una mañana azul de luz dorada o si está invadida por una bruma ciega. Pinos, abedules y alerces que soportan el peso de la nieve en sus ramas o que, desnudos de hojas y forrados de escarcha, preservan su vida como por milagro. El mundo amanece cubierto por una nieve densa, apenas marcada por senderos de huellas que dejan los lobos —libres y silvestres, hambrientos y solitarios— en su tránsito nocturno; coches, botes, bardas, buzones, rejas, un arbusto necio, todo está sepultado y, aunque parece que podría fracturarse con sólo tocarlo, resiste. Perros gigantes, lobunos, entran y salen de las tiendas, saludan, corren a la esquina y vuelven impacientes al lado de su amo; ambos, perro y amo, dejan tras de sí gruesas vaharadas. Y la nieve, dorada y diamantina por los tibios rayos del sol, sigue cayendo. Todo en este territorio minero recuerda, sin quererlo, al oro y los diamantes. Muchos exploradores europeos, desde el siglo xviii, recorrieron los Territorios

del Noroeste, con éxitos y fracasos, en busca de la providencial riqueza americana, para comerciar con pieles o minerales y trazar nuevas, siempre mejores rutas marítimas. La fiebre del oro, que tuvo su auge en los años treinta del siglo xx, puso la región en el mapa. Después, a inicios de los noventa, se descubrieron los diamantes. En cada giro de la historia, los miembros de las Primeras Naciones —los grupos étnicos originarios— han estado ahí, preservando sus lenguas y tradiciones, heredando su conocimiento de los recursos, trabajando en un territorio hostil e inconmensurable, aprendiendo de la nieve, los huesos y las rocas. V Jonathan, miembro de una de las comunidades locales, asegura un par tras otro de raquetas para nieve a las botas de los viajeros. Lleva al grupo a un paseo diurno por los senderos de Aurora Village. Las raquetas, que parecen frágiles, están hechas —como siempre— de tendones y corteza. El snowshoeing es, aunque antes de agarrar el ritmo no lo parezca para nada, la forma más eficiente de caminar en la nieve a buena velocidad y sin hundirse. Por el camino, mientras asciende y desciende y corre por la nieve con una agilidad asombrosa, Jonathan aparta troncos y ramas secas para abrir paso a los caminantes, señala rastros y huellas de animales salvajes, retira montones de nieve de la base de los árboles para encontrar arándanos rojos, hace una fogata, recupera un hacha que lanzó el verano pasado y no volvió a ver entre la nieve. Todo alrededor son rocas y coníferas: píceas negras (Picea mariana, cuya corteza se usa para hacer cuerdas), píceas blancas (Picea glauca, para construir los tipis), pinos de Banks (Pinus banksiana, que crecen sobre roca y sólo liberan sus semillas tras un incendio forestal), abedules enanos (Betula nana, que sirven para hacer canastas). El grupo llega justo a tiempo para el atardecer a la parte más alta del camino, desde donde se ve a lo lejos, en toda su amplitud, el lago Prosperous. Los rayos del sol sobre su superficie le dan un tinte rojizo; la nieve sempiterna se ve azul: es una invitación a tomar la panorámica perfecta de un paisaje que, en cuanto cae el sol, desaparece para siempre.

Yellowknife


Las auroras boreales resultan del choque de partĂ­culas solares con la magnetosfera terrestre, que al entrar en contacto con el oxĂ­geno se vuelven verdes, o rojas por el nitrĂłgeno.


49

Yellowknife


50


51


52

Aurora Village estรก a media hora de Yellowknife y alejado de todo, lo que permite que los viajeros contemplen el cielo mรกs negro y estrellado, condiciรณn perfecta para ver las luces del norte.

Yellowknife


53

VI Unos 120 perros —huskies siberianos, huskies de Alaska y otros— esperan ansiosos. Woody, Doc, Gampy, Frost (nombres más propios de los renos de Santa Claus que de estas criaturas fuertes) saltan, ladran, agitan la cola emocionados. Nacieron aquí, en estas condiciones; aman el frío (están felices a -25 °C y son infelices cuando el termómetro alcanza los 10) y los visitantes de Aurora Village pueden acercarse a ellos durante las actividades diurnas que —junto con deslizarse desde una altísima resbaladilla de hielo o asar malvaviscos en una fogata— se ofrecen en el complejo. Diga es un perro viejo de ojos bicolor; Heat, un cachorro, pequeño y despeinado, tierno como cualquier perrito recién nacido, pero que ya muestra sus dotes para aguantar el frío, y Hunter, el ejemplar más hermoso de todos, un macho alfa, mitad perro, mitad lobo. Cuando uno se acerca a él y hunde una mano en su pelaje —todo grosor y densidad—, su mitad de perro responde: se tira panza arriba, mueve la cola, se retuerce en la escarcha. Cuando está a cargo, en cambio, es su sangre de lobo la que guía la manada. Liam, el humano de este equipo, selecciona 10 ó 12 perros y los sujeta a un trineo, una especie de balsa cubierta de lienzo, el transporte más socorrido históricamente en el norte. Los perros apenas pueden contener su energía y, a la voz de Liam, la marcha comienza. La manada tira del trineo y, con toda la fuerza de sus patas musculosas, hechas para el terreno, incrementan la velocidad y, aún corriendo, agarran bocados de nieve a un lado y otro del camino. En el trayecto helado, de no más de 15 minutos, la tracción de las patas levanta tantos copos de nieve que los convierte en bruma. Liam anima a los perros desde la parte posterior del trineo —Good boys!— y corre él mismo, incansable, por todo el sendero. VII La noche es un monstruo inquebrantable. No es de un azul profundo, no es índigo: es negra. Aquí, donde la oscuridad es sagrada, la

negrura se instala poderosa y cubre el cielo; lo toca todo. Los ojos se acostumbran de inmediato y lo que asombra es un manto infinito de estrellas, un tejido interminable y brillante. Conforme pasan los minutos y las horas, la mirada viaja más y más lejos en el cosmos, y cada vez son más las estrellas (una capa tras otra) que pueden verse: grandes y blancas, pequeñas y amarillas, puntitos rosados, Polaris al centro, luces brillantes por millares. Lobos y perros aúllan, se contestan en la negra noche. Todo es tan real —tan sencillo en su espontaneidad— que parece mentira. Una nube tenue, grisácea, entra en escena. Adquiere, de pronto, un tinte verde, transparente. Avanza poco a poco, toma forma, se solidifica. Su cuerpo plasmático y fosforescente se comporta distinto a cualquier nube que avance con trayectorias predecibles: se mueve por sí misma, no responde al viento, no espera la capacidad de comprensión de quienes observan. Nadie piensa en el índice KP o en la magnetosfera, el oxígeno o las partículas solares. Cuando las auroras aparecen (y con su dentellada rompen, por derecho propio, la sagrada oscuridad de la noche), se olvida todo lo que se estudió, todo aquello que trató de entenderse. Las luces surcan la bóveda celeste, ondulan, bailan, brincan en el cielo y muestran sus resplandores verdes, estolas turquesas, ríos azules. Atenúan el brillo de los miles de millones de estrellas; sólo las más brillantes atraviesan su cuerpo. Tras un frenesí fotográfico, todo es silencio. Las auroras adoptan una forma vertical y se plantan detrás de las coníferas robustas, brillando sobre el manto negro de la noche, apenas punteado por estrellas. El silencio resuena mientras todos observan el espectáculo antinatural de la naturaleza. El tiempo transcurre lento y rápido, y algo —quizá interior— aúlla. Las auroras, que instantes antes bailaban y brincaban por el cielo, se adelgazan poco a poco, se transparentan, reanudan su camino descarado por el círculo polar ártico. La vista se readapta a la oscuridad, a la boca de lobo de la noche, y regresa el manto infinito de estrellas.

Yellowknife


Sarawak: un descubrimiento El estado tropical de Malasia en Borneo le apuesta a un turismo sostenible, preocupado por el medio ambiente y el desarrollo econรณmico de las comunidades locales. Texto y fotos John Brunton


56

Cada vez que el avión sobrevuela el mar del Sur de China y alcanzo a divisar la costa tapizada de jungla de Sarawak, el estado tropical de Malasia que ocupa el noroeste de Borneo –la isla más grande de Asia, con el doble de extensión que Alemania–, se me eriza la piel de la emoción. Esta inmensa masa de tierra todavía resguarda una de las selvas tropicales más antiguas del mundo, con sus raíces de 140 millones de años. Una selva que acoge una biodiversidad incomparable: orquídeas silvestres, plantas medicinales, magníficos cálaos bicornes —de plumaje y pico bicolor—, orangutanes cautivadores. Se trata de un auténtico paraíso que pocos viajeros, hartos del turismo masivo, han descubierto. Un paraíso que desafortunadamente está amenazado por la deforestación a gran escala, que pone en peligro el frágil eco-

sistema, debido a que los gobiernos locales han permitido que corporaciones talen árboles y quemen tierras para sembrar grandes plantaciones de palma para la extracción de aceite, un cultivo comercial muy controvertido. Los cientos de pueblos indígenas que han habitado la isla por unos 40 000 años obtienen muy pocos beneficios de esta explotación. Hoy, Borneo se divide entre tres naciones muy distintas: el pequeño sultanato islámico de Brunéi —rico en petróleo—, apretujado entre los estados multitribales de Sarawak y Sabah, que son parte de Malasia, mientras que otros dos tercios de la isla los ocupa la provincia de Kalimantan, donde el gobierno de Indonesia planea construir una nueva capital, previendo que Yakarta –la actual capital, que se hunde entre 10 y 20 cm al año— quede sumergida.

Sarawak


57

Sarawak es un gran destino gastronรณmico para descubrir la variedad de ingredientes que crecen en la selva. Anterior: el nuevo edificio de la asamblea legislativa del estado de Sarawak, en Kuching.

Sarawak


De izquierda a derecha: Ernesto Kalum, tatuador tradicional; el Festival de Jazz de Borneo reĂşne actos tradicionales e internacionales; Roslyn, dueĂąa de Lepau.


59

Visitar Kuching es como retroceder en el tiempo, a una época en que las ciudades asiáticas no estaban atascadas de rascacielos que rompieran el horizonte. De ellas, Sarawak mantiene una imagen más positiva en términos de conservación, con un compromiso serio de promover un turismo sostenible, que proteja la vida silvestre y el medio ambiente, y que permita a las comunidades locales beneficiarse económicamente a la vez que conservan sus costumbres. Mi lento viaje por Sarawak comienza en Kuching, la antigua capital colonial, que alguna vez fue sólo un destartalado puesto comercial a orillas del río Sarawak, fundado por una familia inglesa –los Brooke, llamados “rajás blancos”– que gobernó Sarawak como su dominio privado durante un siglo, hasta 1946. Visitar Kuching es como retroceder en el tiempo, a una época en que las ciudades asiáticas no estaban atascadas de tráfico ni había rascacielos que rompieran el horizonte. Me uno a la caminata favorita de los lugareños al atardecer, por el histórico paseo a lo largo del río, lleno de puestos de comida callejera deliciosa y personas que se detienen amablemente a saludar a los viajeros que han descubierto su escondite en esta esquina de Borneo. Kuching ya no es el remanso somnoliento que fue, sino un destino único para descubrir artesanía, gastronomía y costumbres autóctonas, y un punto de partida ideal para hacer una excursión y sumergirse brevemente en las profundidades de la selva. En el centro de la ciudad hay numerosos talleres de artesanías, como Tanoti, donde re-

catadas damas dominan con destreza sus telares manuales y producen tejidos intrincados, con patrones distintivos songket o ikat, estilos ancestrales que se siguen transmitiendo a las generaciones jóvenes. En la Galería Ranee, del hotel Marian —un antiguo internado colonial transformado en una elegante estancia contemporánea—, los huéspedes pueden conseguir elaboradas canastas de ratán y exquisitos collares de cuentas hechos a mano en remotas aldeas tropicales, gracias a un programa de colaboración con artesanos locales, en el cual las ganancias se canalizan para financiar proyectos de comunidades rurales. A unos pasos del hotel, un flujo constante de viajeros hace una peregrinación al curioso Borneo Headhunter Studio, donde uno de los tatuadores más famosos del mundo, Ernesto Kalum, sigue practicando el arte del tatuaje a mano tradicional. Los tatuajes son una parte vital de la cultura tribal de Borneo, en particular para la tribu iban, a la que pertenece Ernesto, que hasta mediados del siglo pasado eran conocidos cazadores de cabezas. Muchos aún viven en casas comunales tradicionales, en las que más de 100 familias –prácticamente una aldea– coexisten y conviven, con divisiones sólo entre habitaciones. En la Annah Rais Longhouse, los viajeros pueden pasar la noche en una de estas casas alargadas, con familias que ofrecen alojamiento, y tener una experiencia única que por lo general termina en baile y bebiendo tuak, una bebida de arroz fermentado. Kuching es un paraíso para los amantes de la comida –Anthony Bourdain estaba entre sus más fervientes adeptos–, sobre todo a partir del renacimiento de la cocina tribal y sus ingredientes selváticos. El rústico Lepau es un templo de la cocina étnica, donde se sirven platillos como el umai, una ensalada picante de productos crudos —pescado, camarones o medusas en rodajas finas— marinada con jugo de limón kalamansi, cacahuates, cebolla picada y chile, que explota en el paladar como una combinación perfecta de ceviche mexicano y sashimi japonés. La propietaria del restaurante, Roslyn, pertenece a la etnia kayan, pero incorpora en su cocina sabores e ingredientes

Sarawak


Sarawak


El Parque Nacional Mulu cuenta con algunas de las cuevas mรกs antiguas del mundo, como Deer Cave (anterior) y Clearwater Cave.

Sarawak


62

La principal atracción natural de Sarawak está a una hora de Kuching en avioneta: el Parque Nacional Mulu.

de las tribus iban, melanau, kelabit y bidayuh. Me cuenta que originalmente abrió Lepau “para preservar las tradiciones gastronómicas de nuestra gente, para revivir recetas antiguas, pero hoy nuestro modesto restaurante es un escaparate vivo para que los visitantes de todo el mundo prueben la cocina única de las diferentes tribus de Sarawak”. Deleitarse con estos sabores de la jungla despierta el apetito por explorar la selva tropical, que en Sarawak puede hacerse en excursiones cortas de un día.

Los emblemáticos orangutanes de Sarawak se han convertido en uno de los símbolos de los riesgos de la deforestación. Una visita al Semenggoh Wildlife Centre por lo menos es alentadora, en el sentido de que se está haciendo algo para salvar esta especie en peligro de extinción. En el santuario cuidan de orangutanes heridos y huérfanos, y todas las ganancias de las visitas se reinvierten en un programa de rehabilitación para que estos simios puedan sobrevivir fuera del cautiverio. Sin embargo, la principal atracción natural de Sarawak está a una hora de Kuching en avioneta: el Parque Nacional Mulu, un laberinto oculto de 200 kilómetros cuadrados con algunas de las cuevas más grandes y antiguas del mundo, reconocido como Patrimonio Mundial de la unesco. Me aventuré por primera vez aquí a finales de la década de 1980, cuando Mulu comenzó a recibir visitas. Increíblemente, su belleza sigue casi intacta y poco afectada por el turismo. Apenas se ha construido una pista de aterrizaje estrecha en la jungla para permitir que los viajeros comprometidos puedan llegar al parque, con apenas 250 visitas permitidas al día para explorar las cuatro impresionantes cuevas. Aquí no encontraremos multitudes ni filas, ya que los límites se observan estrictamente, con guardias verificando que los visitantes traigan sus pulseras de plástico como prueba de registro. Todos los guías pertenecen a comunidades locales y sus familias se han beneficiado de este turismo responsable, con muchos albergues familiares económicos, restaurantes rústicos y bares amigables, donde todos disfrutan una cerveza fría después de un día caluroso de senderismo. Para llegar a las cuevas Lang y Deer hay que cruzar un paso elevado de cinco kilómetros a través de la densa jungla y manglares pantanosos. Un enorme boquete en un acantilado de piedra caliza nos conduce a la inmensa Cueva de los Ciervos, un antiguo cauce de dos kilómetros de largo, cinco veces mayor que la catedral de San Pablo. De ahí se puede tomar una canoa motorizada para descender por el río Melinau hasta la Cueva del Viento, que asemeja un paisaje lunar, desde donde una empinada escalera de 500 escalones llega

Sarawak


El avistamiento de orangutanes es una de las principales razones por las que la gente viaja a Sarawak. Anterior: a 35 km al norte de Kuching ocurre el Rainforest World Music Festival.

hasta la espectacular cueva de Clearwater, en la cual el río desemboca en una transparente piscina natural para cerrar el día con un refrescante baño. Mi última parada en Sarawak está nuevamente a un corto vuelo desde Mulu, hasta el puerto costero de Miri, un pueblo animado y bravío, muy popular entre los trabajadores petroleros de Brunéi –donde está prohibido beber alcohol– que buscan relajarse un poco los fines de semana. A pesar de las plataformas petroleras que se alcanzan a ver desde la playa, Miri busca cambiar su imagen y atraer un turismo más diverso, ofreciendo pesca en alta mar, rafting, buceo y –curiosamente– jazz. Aquí se celebra durante tres días el Festival de Jazz de Borneo, a la altura del de París, Chicago o Tokio. Se juntan músicos internacionales con raperos locales o músicos vestidos

con trajes ceremoniales que improvisan en el sapeh. El festival, que se organiza cada año en julio, es otro ejemplo de cómo el turismo puede ser una fuerza positiva para contribuir a la economía local, al conservar y enriquecer un entorno y una cultura frágiles. Una ong local, Tuyang, promueve por medio del festival la iniciativa Eco-Drum, con la que jóvenes de las tribus indígenas aledañas aprenden a tocar instrumentos que fabrican ellos mismos reutilizando hojas, botellas y cartón. La fundadora de la iniciativa, Juvita Tatan Wan, considera que el turismo puede ser una fuerza positiva de cambio: “El turismo realmente cambia la vida de las personas de Sarawak, es una oportunidad para lograr una vida sostenible y significativa, al mantener y enriquecer nuestras costumbres y nuestra cultura. Eso tiene que ser el futuro para nosotros”.

Sarawak


El Galápagos de México Hay destinos que cambian con la llegada de viajeros y otros que cambian nuestra manera de viajar. Cuatro Ciénegas, uno de los lugares más biodiversos del país, está por definir cuál quiere ser. Por Diego Parás Fotos Ritta Trejo


66

Cuatro CiĂŠnegas


67 Las dunas blancas empiezan como pequeños montículos alrededor de una planta. Anterior; la cantera de mármol es una de las atracciones principales.

Despoblado, inhabitado, solitario, vacío: todas estas palabras son sinónimo de desierto. Sin embargo, nada está vacío cuando se ve bien. Ver bien se complica cuando estás entre dunas blancas, a las dos de la mañana, en una noche sin luna. “Podría ser de una cascabel”, dice Gil, nuestro guía, mientras señala el sutil rastro que deja una serpiente al arrastrarse por la arena. Quisiera advertirle a la pequeña rata canguro que vimos de la presencia de dicha serpiente. A la serpiente, del aleteo que oímos más adelante. No sé a cuál advertirle sobre el galopar de quién-sabe-qué que escuchamos a lo lejos; tal vez a nosotros mismos. Entonces me pregunté, ¿quién le advierte al desierto de nuestra presencia? *** En Cuatro Ciénegas, la gente se mueve en camioneta; pueblo de primera, porque nadie quiere pasar a segunda; de menos de 15 000 habitantes, que batallan con el polvo que in-

siste en contaminar sus albercas; donde las mujeres mayores caminan por la banqueta contraria a las cantinas tradicionales y los hombres, de bigote, pantalón de mezclilla y sombrero, se toman selfis en El 40, la única cantina moderna. A una hora al oeste de Monclova, a tres al noroeste de Monterrey y a cuatro de Torreón, Cuatro Ciénegas está lejos de todo y, sin embargo, el ingeniero Fernando Pérez Cano apuesta a que se convertirá en el punto turístico más importante del noreste de México. “La magia que tiene es que ofrece algo muy diferente al turismo tradicional de sol y playa, eso es lo que buscan las nuevas generaciones: experiencias distintas”, me dice por teléfono, meses después de haberlo conocido en el Hotel Hacienda 1800, el epicentro de la inversión millonaria del regiomontano. “El ingeniero” —como se refiere a él la mayoría de su equipo— es dueño de 9 000 hectáreas a las afueras del pueblo y del Área de Protección de Flora y Fauna Cuatro Ciénegas

Cuatro Ciénegas


68


69

Con 800 hectáreas de extensión, éste es el cuarto desierto más grande de dunas de yeso en el mundo.


70

El 40 es una mezcla de cantina tradicional y restaurante moderno.

Cuatro CiĂŠnegas


Cuatro CiĂŠnegas


72

Cuatro Ciénegas es uno de los pocos lugares en que se encuentran estromatolitos vivos, una de las formas microscópicas más antiguas en todo el planeta.

(Manhattan tiene 5 900). Administra la mayoría de las atracciones principales del destino: la cantera de mármol, las dunas de yeso, el río San Marcos, un parque ecoturístico en uno de los cañones que conforman el valle, entre otros. Le pregunto al ingeniero por los planes para el resto de sus hectáreas: un restaurante, una tienda-galería en el centro del pueblo, una casa vitivinícola propia, más tarde un campo de golf con un desarrollo habitacional alrededor —“Siempre y cuando podamos conseguir el agua residual del municipio para riego, utilizando fertilizantes naturales autorizados por la Secretaría del Medio Ambiente”— y un santuario de animales de 3 800 hectáreas, en el que se va a poder hacer glamping. “Vamos a tener un evento al que va a venir el secretario de Defensa a soltar dos águilas y a lo mejor viene el presidente. Están viendo si su agenda lo permite”, remata. Ya sea que su destino sea convertirse en un paradigma de turismo responsable o un caso más de fracaso ambiental, Cuatro Ciénegas cruzó un punto de inflexión.

*** Salimos temprano del hotel para evitar el sol. Es natural que un ingeniero cuyo sustento está en la industria metalmecánica, la del petróleo y otros sectores industriales crea que una antigua cantera de mármol a 20 minutos de su hotel será interesante para el público en general. No se equivoca. Lo que desde la carretera parecen pequeños bloques de piedra, de cerca son del tamaño de un tinaco; los medianos, del tamaño de un automóvil, y los más grandes tienen la altura de un edificio de dos pisos. Hay algo en sus cortes geométricos y ángulos rectos que hipnotiza. La monumentalidad siempre ha sido fascinante, pero parece no ser suficiente. “Todavía tengo que enseñarselo al ingeniero”, me dice uno de los trabajadores que toman medidas, mientras me muestra en su celular un rénder animado del túnel y la cascada que piensan construir para consolidar la atracción. También quieren poner un esqueleto de dinosaurio falso sobre uno de los bloques. Hace 65 millones de años, este valle era un mar y en el mármol está la prueba más clara de ello. El material se dejó de extraer aquí porque la piedra no es tan pura como para usarla en la construcción. Entre los pequeños hoyos como de esponja, uno puede ver el paso de las eras glaciales y todas las capas geológicas de lo que fue mar, río, bosque y finalmente desierto, gracias a fósiles de plantas, conchas marinas y pequeños animales. No toda la evidencia de lo que dejó el mar a su paso está muerta. Además de turistas, aquí han llegado científicos de la unam –e incluso de National Geographic y la nasa –, por ser uno de los pocos lugares donde se encuentran estromatolitos vivos, una de las formas microscópicas de vida más antiguas en todo el planeta. Cuatro Ciénegas es “el Galápagos de México”: el valle tiene alrededor de mil especies de flora y fauna, de las cuales más de 70 son endémicas. Muchas de ellas dependen de las ahora escasas pozas de agua regadas a lo largo del valle. La más visitada es la Poza Azul, a ocho minutos de la cantera.

Cuatro Ciénegas


73

Cuatro CiĂŠnegas


74

Cuatro CiĂŠnegas


En el Parque RĂ­o San Marcos se puede rentar un kayak, nadar y esnorquelear. Anterior: Hotel Hacienda 1800.

Cuatro CiĂŠnegas


Cuatro CiĂŠnegas


La Poza Azul llama a turistas nacionales e internacionales, asĂ­ como a cientĂ­ficos de la nasa .

77

Cuatro CiĂŠnegas


78

Es mediodía, no hay nada que detenga al sol, ni nubes ni los cinco metros de profundidad de la poza. No es época de sequías y el paisaje alrededor de la Poza Azul guarda algo de verdor; después será completamente amarillo y en invierno quizá blanco, por la nieve. Sin importar la temporada, este ojo de agua tendrá siempre un difuminado de verde esmeralda en las orillas a un azul marino en el centro. El fondo de la poza se ilumina tanto como los agaves a su alrededor. Los rayos del sol brillan en la superficie, y se ondulan con el viento. Se ven peces. Quizá no haya oxímoron mejor que encontrar peces en medio del desierto para entender que algunos ecosistemas naturales son más frágiles que otros. De entre juncos nace el brote del agua que alimenta la poza, imagen que podría inspirar un mito nacional, al escudo de la bandera de la “República soberana de Coahuila”. Son 250 litros por segundo de agua que cayó hace 30 años y se filtró por las montañas que rodean el valle hasta llegar aquí. Si este año llueve poco, los efectos se verán hasta dentro de 30 años. Entonces, ¿cómo es que el número de pozas ha disminuido de tal manera en los últimos años? Debido a los sembradíos de alfalfa, uno de los principales problemas ecológicos de Cuatro Ciénegas. Para cada metro cuadrado de cultivo se necesitan extraer dos metros cúbicos de agua del acuífero profundo; eso ha afectado el ciclo natural del agua en el valle. A 10 minutos de la poza se encuentra el Parque Río San Marcos. Una de las primeras cosas que hizo el ingeniero al adquirirlo fue poner a un biólogo a cargo. Antes, la práctica entre los turistas consistía en comprar un cartón de cervezas y carne para asar, alimentar a las especies locales y llevar una bocina para que cada quien pusiera su música. Ahora, la administración controla todo lo que entra y sale: se lleva un control de las especies que visitan el río y hay programas que buscan concientizar a los visitantes sobre la importancia del cuidado del sitio. Nos sentamos en la palapa principal. Dejamos que pasen las horas y con ellas la intensidad del sol. Rentamos un kayak y nos aden-

tramos en el río, alejándonos de las palapas principales. Nos detenemos en medio de lo que podría ser tan buen lugar como cualquier otro y saltamos al agua. Hay sitios con más vida, más colores y, tal vez, mejor clima, pero en pocos puedes nadar entre quiotes de agave. De salida, veo a parte del equipo del ingeniero platicar con otros huéspedes del Hotel Hacienda 1800. —Son de Monterrey, me preguntaron si podían montar. —¿A poco también tienen caballos? —No, pero los podemos conseguir. Ustedes pregunten y haremos todo lo posible para lograrlo. De regreso en el hotel, cenamos al lado de la alberca principal. En el norte, no importa si es desayuno, comida o cena, un corte de carne siempre es buena idea. Entre un sotol y otro sale la idea de ver las estrellas en la madrugada en medio del desierto. ¿Es parte de la carta de experiencias que ofrece el hotel? No. Pero había que preguntar para ver hasta dónde llegan las posibilidades de este equipo de lugareños que quieren mostrar lo mejor que tiene su hogar. El resultado: 20 minutos apretados en la cabina de una pick up, los Tigres del Norte, una rata canguro, el rastro de una serpiente, un aleteo, un galope, cuatro estrellas fugaces y la vía láctea. El día siguiente empieza de la misma manera y con el mismo objetivo: salir temprano para escapar del calor. Desembocamos en un valle en forma de sombrero después de una caminata/escalada de dos horas por las barrancas que delimitan el valle de Cuatro Ciénegas. Empieza a hacer calor. Cada minuto que pasa cuenta. Chamán, el encargado de desarrollar el parque ecoturístico en el cañón, me explica lo que quieren hacer en el valle: “Aquí, un mirador… Acá, una tirolesa… Aquí, una alberca… Aquí, un lift para los que no quieran caminar… Más allá, rutas de bicicleta de montaña… Esto va a ser un jardín botánico”. Es como si jugaran con legos. “Cuando me contrató, el ingeniero me dijo: ‘No importa lo loca o imposible que parezca

Cuatro Ciénegas


79

Pasan las horas y las dunas se tiñen de un morado tan diluido que parece rosa. Un buen atardecer no depende tanto del sol como de lo que lo enmarca. una idea, proponla’”. Chamán, paisano del ingeniero, llegó a Cuatro Ciénegas por este proyecto. Desde lo que va a ser un mirador se pueden ver las Dunas de Yeso, a 20 minutos. Dicen que las dunas blancas de Cuatro Ciénegas están llenas de energía, por lo que hay que quitarse los zapatos para recargarse. Para sorpresa de uno, la arena está fría. Y es que no se trata de la arena a la que estamos acostumbrados, es yeso. Hay diferentes tipos de dunas blancas, pero éstas son las únicas de sulfato de calcio en México (y las cuartas más extensas en el planeta). Como resultado de la erosión de los residuos de las lagunas al evaporarse, cada duna es la tumba de una planta. Cuando el viento corre y carga el calcio, las plantas lo atrapan y lo van acumulando; algunas dunas apenas son pequeños montículos, otras son montes blancos de los que salen ramas y, las más viejas —de más de 2 000 años—, tienen por esqueleto un mezquite muerto. Es el cementerio más bello del mundo. Pasan las horas y las dunas se tiñen de un morado tan diluido que parece rosa. Un buen atardecer no depende tanto del sol como de lo que lo enmarca. Le dimos la espalda al sol para voltear hacia lo que sólo puedo catalogar como la nube más grande que he visto en mi vida. De pronto cobro noción de la curvatura del cielo; estas dimensiones únicamente las

consigues en la soledad del norte del país. En la punta, el blanco más intenso que puede tener una nube; conforme voy bajando la mirada se va transformando en gris, hasta llegar al negro amenazador de una tormenta eléctrica. De pronto, un trueno; luego, otro. Parece que caen sobre las montañas que, desde las dunas blancas en las que estamos parados, se ven casi negras. La frontera del valle. Dentro de la nube se ilumina —como si tuviera otro sol dentro— una sección rosa. La nube cobra más volúmen, más textura. Los blancos se vuelven más blancos y los negros más negros. El azul del cielo se oscurece. Aparece la primera estrella como señal de retirada a la cantina El 40, lugar de reunión del equipo después de un día de trabajo. Si hay algo que lamento de este viaje, es no haber ido a El 40 en fin de semana para ver un Fara Fara en vivo. Acordeón, bajo sexto y tololoche no sólo representan la música del norte: son un trío norestense y no hay mejor lugar para oírlo que éste. Con casi 100 años de historia, la nueva versión de la cantina La Oficina abrió hace tres años con su nuevo nombre. Cuando llegó el tendido telefónico al pueblo, a La Oficina le tocó el número 40, desde entonces se le empezó a llamar popularmente El 40. Hoy conserva el mismo número telefónico (869-696-0040), el letrero original, el techo de madera con marcas de disparos posrevolucionarios, las paredes hechas de ladrillo de adobe y las puertas de madera de encino quemado. Nos sentamos en el salón principal. Hay tres grupos más además de nosotros. Una mesa de cuatro hombres, sólo uno con bigote, pero todos de camisa y mezclilla (los políticos, según nuestros amigos locales); una mesa de nueve hombres, también de pantalón de mezclilla, pero sucio, y con una mezcla de gorras y sombreros (los ganaderos), y, en la esquina, una mesa con dos mujeres vestidas de negro. La música de banda —omnipresente en todo el viaje— se interrumpe para dar paso a “Las mañanitas” versión mariachi. Al mismo tiempo que sale un pastel con un fuego artificial bonsái a modo de vela, los ganaderos desenfundan sus celulares. Empiezan las fotos,

Cuatro Ciénegas


80

Cuatro CiĂŠnegas


81

los videos, las selfis. Se apaga la vela y vuelve la banda, al final de cuentas aún es una cantina del norte con casi 100 años de antigüedad, piso de madera de los durmientes del ferrocarril, popotes de semilla de aguacate, cerveza artesanal propia y esquites con arrachera. Esta cantina es un elemento clave en la historia de Cuatro Ciénegas, un pueblo relativamente joven, fundado en 1800. De ahí el nombre del hotel: una hacienda de la misma antigüedad que llegó a manos del ingeniero como pago en especie y que pensaba vender, hasta que se enamoró del lugar. “Si tomara la típica decisión de hombre de negocios, difícilmente le apostaría a Cuatro Ciénegas, el riesgo es muy alto”, me dice el ingeniero en nuestra llamada al terminar el viaje. “Hemos solicitado ayuda del gobierno estatal y estamos esperando su apoyo para los libramientos, la planta de aguas residuales, la expansión del aeropuerto y la central de autobuses”. Pero, al igual que al sahuaro le toma años convertirse en el árbol del desierto, el crecimiento aquí es lento y lleno de adversidades. “Una de las cosas que nos limitan es la falta de recursos que el estado recibe por parte del gobierno federal… Honestamente, ahorita nos sentimos un poco solos en este tenor, porque ya no hay planes de apoyos federales para este tipo de proyectos. Si queremos desarrollar Cuatro Ciénegas, tenemos que trabajar de la mano con los tres niveles de gobierno”. En agosto del año pasado, Eglantina Canales, secretaria del Medio Ambiente de la entidad, anunció un programa estatal con una bolsa de 13.5 millones de pesos para el cuidado de Cuatro Ciénegas.

cotas en la poza”, responde. La realidad es que nadie le advirtió al desierto de nuestra presencia. Cuatro Ciénegas está en un punto de inflexión: ¿podrá convertirse en un destino ecoturístico ejemplar en el norte del país o tomará el camino de muchos otros destinos que explotan sus bellezas naturales hasta perder el equilibrio?

*** Entre los estudiantes de secundaria y preparatoria del pueblo hay una campaña para pescar una especie introducida que impide la reproducción de la mojarra endémica. “¿Cómo llegó un pez externo a esta poza en medio del desierto?”, le pregunto a Luis Ángel, naturista local. “A alguien se le hizo muy fácil tirar sus peces de la tienda de mas-

Cuatro Ciénegas

Chamán, el encargado de desarrollar el nuevo parque ecoturístico en el cañón. Anterior: una de las tantas vías ferrata que componen la primera etapa del parque.


SUSCRIPCIONES

SUSCRÍBETE POR UN AÑO suscripciones@travesiasmedia.com T. 5241 0700

La inspiración nunca se vio mejor.


83 Atelier

Atelier OBJETOS, MODA, TECNOLOGÍA, BELLEZA E HISTORIAS DE MARCA

Para esta edición, buscamos prendas, accesorios y productos innovadores que, aunque puedan parecer objetos de películas de ciencia ficción, prometen convertirse en artículos de viaje indispensables.

Vollebak es una marca estadounidense dedicada a elaborar prendas que combinan tecnología e ingenio. La Deep Sleep Cocoon está inspirada en un capullo; fue diseñada para los astronautas que irán en las primeras misiones a Marte y provee un microhábitat que permite dormir cuando (y donde) sea. vollebak.com

Viajar mañana


84 Atelier

Una nueva generación

FOTO: CORTESÍA RIMOWA.

Además de incorporar materiales novedosos o imaginar prendas multiusos, varias marcas han creado alianzas insospechadas que les han permitido reinventar piezas clásicas, las cuales parecían atemporales. Ejemplo de lo anterior es esta valija, que forma parte de Capsule Collection, una colaboración especial entre Rimowa y Dior. rimowa.com / dior.com


T R AV E S Í A S MUSEO N AC I ON A L DE A N T ROP OLO GÍA

Lo nuevo del Museo Nacional de Antropología

Para celebrar su aniversario número 55, el recinto remodeló su tienda: un escaparate pensado para ofrecer lo mejor de México.

En 2019, el Museo Nacional

cajas de Olinalá, para terminar

de Antropología cumplió 55

con objetos de propuesta

años. Con 24 salas y un acervo

moderna y contemporánea,

que incluye numerosas obras

cuya inspiración proviene de las

maestras de arte precolombino,

culturas prehispánicas. Todos

este espacio cultural se ha

los productos comercializados

colocado como uno de los

se producen en México y

más importantes de México

entre sus proveedores se

y, cada año, es visitado por

encuentran artesanos, familias y

aproximadamente tres millones

cooperativas que se benefician

de personas. Como parte de

directamente de la venta de sus

los festejos, el patronato del

creaciones en el museo.

museo reinauguró la tienda a

Con una atractiva oferta

finales del año pasado. Ahora,

que va del barro negro a la

además de lucir una imagen

joyería de plata, pasando por

más atractiva, la nueva tienda

las clásicas postales, la nueva

también ofrece un recorrido

tienda del museo se consolida

a sus visitantes por algunas de

como una ventana que busca

las regiones artísticas más ricas

exhibir lo mejor de México

del país.

y de las culturas que lo han

Empezando con

habitado. Lo mejor, todas

reproducciones de vasijas

las ganancias de la tienda se

prehispánicas, el trayecto

destinan a la conservación de

conduce al visitante entre libros

las salas del museo y las piezas

sobre arqueología, textiles

que lo habitan.

indígenas, talavera poblana y las Para más información, visita mna.inah.gob.mx / Instagram: @tienda_mna / info@patronatomna.org


86 Atelier

Belleza in-flight

FOTO: CORTESÍA SARAH CHAPMAN.

Aquellos días en los que usar protector solar era suficiente para proteger la piel han quedado atrás. La industria de la belleza ha evolucionado para ofrecer tratamientos que se adecúen a las necesidades de la vida actual, incluidos los viajes constantes. Sarah Chapman, por ejemplo, ha desarrollado esta mascarilla para los ojos (elaborada con células madre), ideal para usarse en vuelos de larga duración. sarahchapman.com


# F I C U N A M 1 0 # E L C I N E Q U E P R O V O C A F I C U N A M . U N A M . M X @ F I C U N A M

1 0 ยบ F E S T I V A L I N T E R N A C I O N A L D E C I N E U N A M

5 - 1 5 M A R Z O 2 0 2 0


88 Atelier

Reimaginar las telas

FOTO: CORTESÍA LOUIS VUITTON.

Los diseñadores siempre han sido pioneros a la hora de imaginar el futuro, y aunque los gadgets suelen acaparar la mayoría de las miradas, la moda nunca se ha quedado atrás. Prueba de ello es la colección 2054 de Louis Vuitton, que incorpora telas y pieles a prueba de agua en los visionarios diseños de Virgil Abloh. louisvuitton.com


90 Atelier

Mucho más que dar la hora

FOTO: CORTESÍA SUUNTO.

Sin importar dónde nos encontremos, la tecnología se ha convertido en un aliado que siempre está con nosotros. Para los viajeros más intrépidos, Suunto creó este smartwatch que, además de ser a prueba de golpes, polvo y agua, cuenta con gps y muestra mapas sin necesidad de estar conectado a internet. suunto.com


T R AV E S Í A S L E MÉRIDIEN ME XIC O C I T Y

La Gloriosa

La nueva propuesta gastronómica de Le Méridien Mexico City es una parada obligada para comer en Reforma.

Inspirado en las cantinas clásicas

se quedan atrás, entre ellos los

de la Ciudad de México, con

langostinos al horno, el pulpo al

elementos decorativos como

carbón, el pork belly cocinado

petates y zarapes, coloridos

durante siete horas o el rib eye

murales a cargo del artista

cinco chiles, por mencionar

Martín Hernández Robles y

algunos.

una agradable terraza, La

Para los que prefieren

Gloriosa es la nueva propuesta

botanear, La Gloriosa también

gastronómica de Le Méridien

cuenta con una carta especial

Mexico City, un hotel que

de tacos de chicharrón de

resulta atractivo para todo tipo

rib eye, pork belly, pulpo,

de viajeros gracias a su gran

pescado o carnitas de marlin.

ubicación en el corazón de

Para acompañar, vale la pena

la ciudad.

echarle un vistazo a la carta

Situado sobre Paseo de la

de cocteles, entre los que

Reforma, este restaurante y

recomendamos el Ojos Verdes,

cantina familiar es un espacio

preparado con mezcal, limón,

superagradable y ofrece un

miel maya y aguacate, o la

delicioso menú a cargo del

Margarita al Pastor, que se

chef Fernán Álvarez, pensado

elabora con jugo de limón, licor

para pedir varias cosas al

de naranja, tequila y piña.

centro y compartir con amigos

La Gloriosa está abierto

o familia. Algunas opciones: los

todos los días de 6:00 a 23:00.

sopes y gorditas con guacamole

Si se planea visitarlo en fin de

casero o los inigualables tacos

semana, vale la pena marcar al

al pastor. Los platos fuertes no

55 5061 3033 para reservar.

P a r a m á s info r m a ci ó n , v isi t a e s p a n o l . m a r ri o t t . c o m


92 Atelier Por Diego Ávila

Grupo Habita celebra (sus primeros) veinte años En el número 56 de Travesías (agosto

Después de abrir el primer hotel de diseño

Pero la revolución hotelera no

de 2006), platicamos con Rafael Micha

en la Ciudad de México —el Habita Polanco—,

terminó ahí. Un antiguo palacio

y Carlos Couturier, socios fundadores

los socios descubrieron el gran potencial que

novohispano fue reinventado para

de Grupo Habita, acerca del primer

tenían sus propuestas. A esta propiedad le

albergar al Downtown en la Ciudad

aniversario del CondesaDF, su tercer —y

siguieron varias aperturas, como el icónico

de México, una finca veracruzana se

en aquel entonces más reciente— hotel.

CondesaDF con sus interiores diseñados por

transformó en el Maison Couturier, una

A casi 14 años de aquella entrevista,

India Mahdavi, el clásico Boca Chica con su

casona de Guadalajara se convirtió en

hoy Habita cuenta con un portafolio

estética retro que evoca la época dorada de

Casa Habita y, en su momento, el sello

de 14 propiedades y se ha consolidado

Acapulco y el ultravanguardista Habita MTY:

de calidad y diseño del grupo llegó

como el grupo de hoteles boutique más

ocho pisos de concreto y cristal en el corazón

a Estados Unidos con la apertura en

importante del país.

de San Pedro Garza García.

Chicago de The Robey.


93 Atelier

FOTOS: CORTESÍA GRUPO HABITA.

En los últimos años, Grupo Habita

Todo parece indicar que, para Grupo

Por si fuera poco, el grupo

ha comenzado a cultivar un nuevo estilo,

Habita, no hay mejor manera de celebrar el

aumentará sus propiedades en Estados

enfocado en la recuperación de edificios

vigésimo aniversario que con hoteles nuevos.

Unidos con dos aperturas más: una

con historia y la colaboración con grandes

Algunos proyectos en puerta incluyen

en el Arts District de Los Ángeles

arquitectos que inyectan una dosis de

una tercera propiedad en Veracruz y una

y otra en Austin, Texas. Mientras

vanguardia a cada propiedad, esto sin dejar a

segunda en Puebla, además de la incursión

tanto, algo es seguro: después de

un lado la esencia de cada ciudad en la que se

en La Paz, Mérida y San Agustinillo. También

20 años en la industria de los viajes,

establecen. Apenas a finales de 2019, el grupo

dará la bienvenida a dos hoteles en el centro

la energía, creatividad y calidad que

dio la bienvenida a su hotel más reciente,

histórico de la Ciudad de México, uno

han caracterizado a Habita desde sus

Escondido Oaxaca, diseñado por Alberto

firmado por el despacho de Frida Escobedo

inicios parecen tomar cada vez más

Kalach y ubicado en el corazón de la ciudad.

y el otro por el de Héctor Esrawe.

fuerza. ¡Felices (primeros) 20 años!


94 Atelier Por Mariana Vidal María Pellicer

Tuza: compras, perforaciones y decoración de uñas De estilo retrofuturista, con piso y techo

(@chulitx_nails) es la encargada de

y el cuerpo con los accesorios

de espejos, neones y el plateado como

conceptualizar y crear esas obras de arte

que venden en la tienda, todos

tono predominante, la nueva tienda

en las manos. La variedad es amplia: uñas

diseñados por Suzzan Atala. Hay una

Tuza, en la Roma, ahora es de dos pisos

acrílicas, gelish, dibujos a mano alzada,

gran variedad de tamaños, modelos

y no puede pasar desapercibida. Ahí uno

piedras, estampas, encapsulados, efecto

y precios: gemas preciosas como

encuentra ropa, objetos de decoración y

holográfico y muchísimos colores.

zafiros y rubís, o semipreciosas

En Tuza decoran sobre las uñas naturales

como opalina, obsidiana y malaquita.

todas seleccionadas meticulosamente

o ponen postizas de hasta cinco centímetros.

Todo está hecho con oro o titanio y

por la diseñadora Suzzan Atala. Lo más

Ovaladas, cuadradas, picudas, cada quien

se encuentra en exhibición.

significativo de esta transformación

decide entre opciones (casi) infinitas. El

(además del nuevo lugar) es que ahora

precio y el tiempo varían según la petición,

que hacer cita previa en @chulitx_

también ofrecen perforaciones y

aunque nunca es menos de una hora. Un

nails o en @tuzastoremexico.

decoración de uñas.

trabajo cuidadoso dura hasta un mes y es

Las uñas adornadas y lo más largas

importante hacer un retoque después,

posible son tendencia y nosotros creemos

cambiar las uñas o retirarlas. Todos los

que un romance está sucediendo (o

trabajos en uñas incluyen manicure completo

resurgiendo) entre la ciudad y esos

y una muy buena plática con Geraldine.

artilugios. Tuza es uno de los pocos lugares

Por su parte, Nacho es tatuador

(por ahora) en los que uno puede pedir un

profesional y está en Tuza de tiempo

diseño de uñas “para matar”. Geraldine

completo. Hace perforaciones en la cara

Para cualquiera de ambos hay

http:// local. mx

FOTOS: CORTESÍA TUZA / MARIANA VIDAL

accesorios de las marcas más vanguardistas,

¿Necesitas más inspiración para redescubrir la ciudad? Échale un ojo a nuestra guía de locales para locales.


T R AV E S Í A S GUADAL AJARA

Guadalajara, cultura para todos

aquí —Guillermo del Toro, entre

Roxy

ellos—. En los últimos años, la

Este festival prueba que

cantidad de eventos en la ciudad

cuatro ediciones son

no sólo ha crecido en número,

más que suficientes para

sino en tamaño e importancia

convertirse en uno de los

a escala mundial. Para los que

favoritos del público tapatío.

tienen planes de visitar este

Con presentaciones de

destino durante los primeros

artistas como Stone Temple

meses del año, acá van tres

Pilots y LCD Soundsystem en

atractivas opciones que vale la

años anteriores, todo parece

pena apuntar en la agenda.

indicar que la edición de este año no decepcionará

En los últimos años, la ciudad ha dado la bienvenida a nuevos eventos con lo mejor del cine, arte y música del mundo.

FICG 2020

a los asistentes. Aparta las

La edición número 35 del

fechas: del 29 de febrero al

Festival Internacional de Cine

1 de marzo.

de Guadalajara se llevará a cabo del 20 al 27 de marzo

Akamba

en múltiples sedes por toda

El próximo 18 de abril vuelve

la ciudad; la principal es la

Akamba, un festival que

nueva Cineteca FICG del

busca promover la unión

magnífico Conjunto Santander.

entre la música, la naturaleza

Durante esta increíble

y las personas. Con sede

Teatro, música, arte, cine…,

muestra, los amantes del cine

en las faldas del volcán de

si hay algo que caracteriza a

podrán disfrutar los estrenos

Tequila, ha contado con la

Guadalajara, es su amplia oferta

de grandes producciones

presencia de importantes

cultural, tanto así que muchos

nacionales e internacionales,

propuestas musicales,

de los grandes exponentes

además de conocer a los

como Toro y Moi, Kelela y

nacionales se han formado

equipos detrás de ellas.

Sotomayor, entre otras.

P a r a m á s info r m a ci ó n , v isi t a g u a d a l a j a r a mi d e s tin o . c o m


96 Atelier Por María Pellicer

Masseria Torre Maizza.

El ecosistema de las experiencias aperturas, sino a proyectos que exploran

recibió con sol, más de 6 000 profesionales

otras maneras de atender al sector. Marcas

apuestan por las grandes ciudades

de la industria y un comunicado de prensa

como Hyatt, por ejemplo, apuestan a sus

—como LVMH, que anunció su

—publicado en conjunto con Barton y

categorías de lujo: así lo prueba la llegada

apertura en Cheval Blanc Paris, en

Wealth-X— titulado The Global Luxury

de Park Hyatt a Auckland, Kioto, Doha y

el edificio de La Samaritaine—, otros,

Travel Ecosystem. En este comunicado

la reapertura de Toronto. Por su parte,

como Rocco Forte, exploran parajes

destacaba una cifra: 1.54 billones de dólares

Rosewood (que tendrá aperturas en los

menos conocidos, como Puglia

es el valor de la economía de experiencias

próximos años en São Paulo, Viena, Múnich

y Palermo. No todo son grandes

que comprende a la industria turística; es

y Venecia) dará el brinco a la economía de

cadenas, y esta edición de ILTM

decir, todo aquello que rodea a los viajes,

las experiencias con Rosewood Limited

Cannes presentó también a muchos

sin tomar en cuenta los trayectos aéreos

Edition, una colección de experiencias

emprendedores independientes,

y el hospedaje. El número se refiere a lo

únicas alrededor del mundo, desde bucear

tal es el caso de The Londoner,

que comemos y bebemos, a las actividades

con tiburones en las Bahamas hasta

que abrirá sus puertas en verano y

culturales y las escapadas al spa.

comprar botas de diseño en Dallas, pasando

promete una experiencia exclusiva

por actividades en París, Yangón, Nueva

y una boutique a gran escala (350

fácil saber por qué 2020 tiene un calendario

York, Phuket, Londres, Beijing, Montecito,

habitaciones en pleno Leicester

tan apretado, no sólo en cuanto a las

Bangkok, Abu Dabi y Hong Kong.

Square).

Al conocer esta impresionante cifra, es

Y mientras que algunos

FOTOS: CORTESÍA ROCCO FORTE HOTELS.

La edición número 18 de ILTM Cannes nos


T R AV E S Í A S HOUSTON

¿Por qué Houston?

La cuarta ciudad más grande de Estados Unidos tiene una amplia oferta para todo tipo de viajeros: cultura, gastronomía, ciencia y las mejores compras.

de la ciencia, del arte o de

Aunque, si se trata de

los deportes también pueden

atraer a chicos y grandes

encontrar una gran variedad de

por igual, el Centro Espacial

actividades que se extienden

se alza como el ganador

durante todo el año.

indiscutible. Además de ser el

El distrito de museos de la

hogar del Control de Misiones

ciudad incluye 19 instituciones

de la nasa y del Control de

e incontables obras de arte de

Misiones de la Estación

todas las épocas, al igual que

Espacial Internacional, este

increíbles edificios firmados

lugar resguarda la mayor

por algunos de los arquitectos

colección de rocas lunares del

Se suele decir que todo es más

más famosos del mundo.

mundo y atrae a millones de

grande en Texas y los centros

Rafael Moneo y Mies van der

visitantes cada año.

comerciales de Houston parecen

Rohe se encuentran presentes

comprobarlo. En esta ciudad, ir

dentro del campus del Museo

Houston también presume un

de compras es cosa seria, tanto

de Bellas Artes de la ciudad,

envidiable distrito de teatros,

así que los grandes complejos

Yoshio Taniguchi dejó su huella

que ocupa un área de 17

comerciales —como The Galleria

en el Asia Society Texas Center

cuadras (e incluye un ballet,

y River Oaks District— se han

y Renzo Piano hizo lo propio

una sinfónica y una ópera),

convertido en destinos por

en The Menil Collection. El

más de 10 000 restaurantes y

sí mismos. Sin embargo, este

zoológico, el acuario y los

cuatro arenas deportivas que,

destino lleno de personalidad

museos dedicados a la salud y

definitivamente, prueban que

tiene una amplia oferta más allá

las ciencias naturales completan

esta ciudad es una gran opción

de las tiendas, y los amantes

la oferta para toda la familia.

para todo tipo de viajeros.

Por si fuera poco,

P a r a m á s info r m a ci ó n , v isi t a H o l a h o us t o n . c o m y H o l a h o us t o n m a rke t . c o m


98 Atelier Por Luz Arredondo

Audemars Piguet en Art Basel Miami Beach

La relación de Audemars Piguet con el

¿Dónde encuentras tu inspiración?

global oficial de Art Basel. En diciembre

arte es completamente orgánica y natural,

Más que nada, en la naturaleza. Los

pasado, la manufactura suiza presentó a

ya que los procesos de elaboración de cada

últimos cinco o seis años he estado

dos artistas en la feria de arte en Miami:

pieza de alta relojería también son una

muy enfocado en que mi trabajo sea

Fernando Mastrangelo y Jana Winderen.

forma de arte. De hecho, la manufactura

un registro de nuestra época, de

relojera ha apostado por trabajar con

lo que sucede con nuestro paisaje.

como la nueva sección Meridians —curada

artistas contemporáneos para comunicar su

También viajo mucho, entonces,

por Magalí Arriola, directora del Museo

interés en la precisión y la libertad creativa.

cuando empiezo a pensar en algún

Tamayo—, donde se presentaron obras en gran

Olivia Giuntini, chief brand officer de

tema del que quiero hablar, pienso en

formato que antes no podían formar parte del

Audemars Piguet, asegura que, al igual que

qué lugar podría visitar para encontrar

programa. “Meridians da nuevas posibilidades

sus colaboradores, los clientes de la marca

materiales. Por ejemplo, Turquía y

a la feria creando una plataforma vibrante

se caracterizan por tener una personalidad

sus albercas saladas. Después, traigo

para esculturas de gran escala, instalaciones

que rompe esquemas. En el marco de Art

todo eso de vuelta a mi estudio y lo

e imágenes en movimiento, así como el

Basel Miami, platicamos con Fernando

hago funcionar. Cuando fui al Vallé de

performance, que no había tenido un espacio

Mastrangelo para conocer más sobre su

Joux, sede de Audemars Piguet, logré

en la feria hasta ahora”, dice Arriola.

colaboración.

encontrar todo para crear lo que están

Desde 2013, Audemars Piguet ha sido socio

Esta edición estuvo llena de sorpresas,


99 Atelier

viendo en Art Basel. Fuimos al bosque, a

desde los 10 hasta los 19, un periodo muy

involucrado en el trabajo manual. Trato

las cuevas, caminamos por la montaña y

formativo. Si observas de cerca mi trabajo,

de hacer cosas bellas, por lo que vieron

observamos atardeceres. Mi trabajo busca

verás mucho cemento, que es un producto

una relación con la marca, con cómo ellos

encontrar belleza y poder hablar sobre ella

inmenso en México (en Monterrey, Cemex

tratan de innovar y darle importancia a la

sin dejar a un lado el lado oscuro, lo que

es gigante). También uso mucha arena.

artesanía, la innovación y el detalle.

está pasando con nuestro entorno. Creo

La genealogía de mi trabajo comienza en

que ése es el tema más importante para

México y, además de los materiales, también

acercaron a mí para hacer este proyecto.

mí como artista, poder hablar sobre la

conseguí inspiración de Barragán, Legorreta

Jamás había hecho un espacio, siempre

actualidad.

y muchos arquitectos que hacen trabajo

trabajo con objetos, así que era una

simplificado y geométrico.

oportunidad única para empujar mi lenguaje

FOTOS: CORTESÍA ART BASEL.

¿De niño eras explorador? ¿Cuándo

Al darse cuenta de la conexión, se

hacia la instalación. Pensé que me había

decidiste que querías ser artista? Empecé

¿Cómo comenzó tu relación con

ganado la lotería y estaba muy sorprendido.

a hacer arte cuando tenía 14. Con mis papás

Audemars Piguet? La marca trabaja con

Además de ser una marca con integridad,

viajé mucho. Crecí en Monterrey, porque

curadores que siguen de cerca el mundo

tiene un gran sentido de comunidad, es

mi papá consiguió un trabajo con Walmart

del arte y diseño, y habían seguido mi

una enorme familia y ofrece un ambiente

y nos mudamos. Viví nueve años en México,

trabajo desde hace unos años. Estoy muy

creativo sin límites.


100 Atelier

JANA WINDEREN: EL ARTE DE ESCUCHAR BAJO EL AGUA El trabajo de Jana se enfoca en grabar los sonidos de distintos lugares para demostrar la huella que están dejando los humanos y generar conciencia ambiental. Winderen llegó 10 días antes de la feria para realizar una documentación sonora del mar en Miami, y los resultados de su investigación llevaron a la instalación que presentó en el parque Collins. En este espacio se podía experimentar ¿Tienes un colectivo de nuevos talentos?

la profundidad del mar, los sonidos de

Sí, es un proyecto que me apasiona. Se llama

los delfines y hasta algunos aviones.

In Good Company [En Buena Compañía].

Al cerrar los ojos, el corazón latía

Es una organización sin fines de lucro, en la

más rápido y era posible entrar en un

cual apoyamos a diseñadores jóvenes. Me

estado de concentración profunda.

encanta y me da mucha energía orientar a

Jana asegura que su objetivo es llevar

artistas y diseñadores jóvenes sobre cómo

un mensaje de preservación a la mayor

pensar sus carreras, cómo promoverse

cantidad de gente posible. Poco a

y cómo hablar sobre su trabajo. Este

poco, la artista ha perfeccionado la

año recorreremos el país para hacer un

calidad de su equipo de grabación para

documental buscando talento joven que no

conseguir documentar cada vez más

tiene plataformas para mostrar su trabajo.

sonidos alrededor del mundo.


102 Atelier Por María Pellicer

Café Royal Si hay una arteria de Londres que puede

neurálgico de la capital inglesa. El hermoso

comunicar el pulso de la ciudad un día

edificio, que fue hogar durante muchos

cualquiera, ésa es Regent Street. Desde lo

años de una cava de vinos, frecuentada por

alto, al observar por un gigantesco ventanal

una lista interminable de artistas, escritores

que mira directamente a la avenida, es

y ricos y famosos, ha conseguido mantener

fácil adivinar el clima, la hora, el día de

ese sentido de exclusividad y elegancia; el

la semana y la época del año. Dentro de

lobby, por ejemplo, recibe a los visitantes

una habitación de Café Royal —cómodas,

en un majestuoso hall de arquitectura art

amplias y con un mobiliario elegante y

déco, que refleja la historia del hotel. Como huésped o curioso visitante, no

viendo desfilar a turistas y locales, policías,

hay que perderse la hora del té en el Oscar

oficinistas y estudiantes, icónicos autobuses

Wilde Lounge, que hasta hace no mucho

rojos de doble altura y sobrios taxis negros.

era hogar de fiestas memorables. También

Café Royal, el segundo integrante de

hay que guardar el apetito para probar algo

The Set Collection, ocupa un espacio lleno

en Cakes & Bubbles, un local donde el chef

de historia justo en el cruce de Soho,

español Albert Adrià ofrece un menú de

Mayfair y Piccadilly Circus, en el centro

postres y champaña.

FOTOS: CORTESÍA CAFÉ ROYAL.

sobrio—, uno podría pasarse el día entero


English for Foreigners. Book Illustrations, 2017 (detalle). Cortesía Stephen Prina, Galerie Gisela Capitain, Colonia y Petzel Gallery, Nueva York

STEPHEN PRINA

7 FEB – 24 MAY 2020

Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec, Miguel Hidalgo, C.P. 11580


104 Atelier

INTERESES QUE DEFINEN AL CLUB

ARTE A R Q UI T ECT UR A D I SEÑO A R Q UEO LO G Í A HI ST O R I A G A ST R O NO MÍ A

Experiencia #24, Castillo de Chapultepec de noche.

Club Travesías, en donde la revista Travesías cobra vida

¿C ÓMO F UNCIONA?

Club Travesías es el club de experiencias que lanzamos en 2016 para celebrar nuestros 15 años de viajeros. Con tu membresía obtienes acceso a un calendario

Visita www.clubtravesias.com

de experiencias diseñadas por el equipo de editores de Travesías, Gatopardo y local.mx. Arte, arquitectura, gastronomía, historia y otros temas culturales que reflejan nuestros intereses son algunos de los ejes conductores detrás de cada Explora

una de las experiencias. Cada año podrás asistir a recorridos únicos, creados especialmente para aquellos que, como nosotros, ven el mundo con ojos curiosos y quieren formar

En un solo lugar podrás conocer nuestro calendario de experiencias.

parte del grupo que abre las puertas que parecían cerradas.

Próximas experiencias

Hazte socio

En CDMX

Al registrarte y pagar tu membresía,

Nacional Monte de Piedad

tienes acceso a nuestro calendario

Felix Tissot: lo tradicional y lo moderno

de experiencias.

Tezontle Studio Originalmente falso. Gabriel de la Mora Yoshua Okon y Edgar Orlaineta en

Reserva

Proyectos Monclova

Elige cuál de las experiencias quieres

Castillo de Chapultepec de noche

vivir de acuerdo con tus intereses.

Vive Las experiencias de Club Travesías clubtravesias.com

@ClubTravesias

en grupos reducidos.


105 Atelier Por Daniel Bañales Fotos Ritta Trejo

Casa Torreblanca-Elías Calles: una instantánea en el tiempo

En esta ocasión, los socios de Club Travesías

la memoria de su padre, decidió donar su

tuvieron la oportunidad de recorrer la Casa

archivo e hizo de su casa un espacio público

Torreblanca-Elías Calles, que perteneció al

para su consulta. Enrique Krauze, refiriéndose

matrimonio formado por Hortensia Elías Calles,

a ello, escribió: “Doña Hortensia le puso casa a

hija del entonces presidente Plutarco Elías

la verdad”.

Calles, y Fernando Torreblanca, secretario

A partir de ese momento, no sólo se

particular de la Presidencia durante los

convirtió en protectora de los archivos, sino

gobiernos de Obregón y Calles. Actualmente,

en amiga de muchos políticos, periodistas

la residencia es un centro de investigaciones

y pensadores, con quienes tenía largas y

históricas, el cual alberga un acervo invaluable

enriquecedoras conversaciones.

relativo a la etapa posrevolucionaria de México. La casa abrió sus puertas al público en

Desde la muerte de doña Hortensia en 1996, Norma ha luchado para preservar el

1986 para mostrar los archivos personales de

legado de sus abuelos. Hoy, el centro recibe

presidentes como Álvaro Obregón y Plutarco

a investigadores nacionales y extranjeros

Elías Calles, desde cartas hasta documentos

interesados en la historia de México. A los

oficiales, al igual que una gran colección de

archivos de Obregón, Calles y Torreblanca se

objetos conmemorativos y piezas de arte que el

han sumado otros más, como los de Joaquín

general Calles recibió como obsequio durante

Amaro, Adolfo de la Huerta y Abelardo L.

su desempeño como funcionario público, y el

Rodríguez.

mobiliario de los años veinte y treinta, adquirido por el matrimonio Torreblanca. Durante la visita guiada, Norma Mereles

Esta mansión de estilo ecléctico guarda objetos históricos, como la silla del restaurante La Bombilla en la que fue asesinado Álvaro

Torreblanca, directora del centro, hizo énfasis

Obregón, crónicas sobre la muerte de Pancho

en que el recinto no sería lo que es hoy sin la

Villa y anécdotas que le dan un giro a la historia

visión de doña Hortensia, quien, para preservar

que conocemos.

¿Quieres vivir las experiencias que Club Travesías tiene diseñadas para ti? Visita clubtravesias.com


106

PREMIOS TRAVESÍAS Lo mejor de los viajes en las Américas


En octubre del año pasado dedicamos un día a celebrar lo más destacado e innovador de los viajes de lujo en la región. En la primera edición de los Premios Travesías reconocimos a los protagonistas de la industria de los viajes en el continente americano. Respaldada por 18 años de liderazgo y una constante búsqueda de personajes e historias, esta entrega de reconocimientos fue única en su tipo y se enfocó en la creación de experiencias, la responsabilidad y la innovación, apuntando a las tendencias que serán clave para el futuro del sector.

Con el Museo Tamayo como escenario, dedicamos un día entero a pensar qué vuelve a un viaje una experiencia inolvidable. Para eso armamos una serie de conferencias con paneles de expertos en lujo, innovación y creatividad. Otros conocedores de la industria, al igual que estudiantes de diferentes universidades, fueron invitados para crear un debate y generar un espacio de aprendizaje.

Al terminar las conferencias, dio inicio la ceremonia donde se entregaron los reconocimientos a nueve de los 27 proyectos nominados. La cita fue en la explanada principal del museo, en medio del Bosque de Chapultepec, donde Travesías premió a una diversidad de actores, proyectos, promotores y proveedores en seis categorías temáticas.


CATEGORÍA

AUTENTICIDAD Proyectos y actores de la industria que, además de llevar la honestidad y el vínculo con la comunidad como estandarte, acercan lo global a lo local.

Premio Travesías al Impacto Local Ganador CAMINO COPALITA La experiencia de hacer un viaje a pie por Oaxaca, visitando distintas comunidades y disfrutando su riqueza natural, ofrece a las personas una aproximación distinta, no sólo a la región, sino a la experiencia del viaje en sí.

CATEGORÍA

BIENESTAR Proyectos y actores de la industria que han integrado el wellness como parte fundamental de la experiencia de viaje, por medio de vivencias o momentos de tranquilidad.

Premio Travesías a la Mejor Experiencia Wellness Ganador CHABLÉ RESORT & SPA Además de haber ganado numerosos reconocimientos por su diseño interior y su oferta gastronómica, Chablé Resort & Spa también redefine el concepto de bienestar. Su spa cuenta con un cenote privado y combina la modernidad con el misticismo de los rituales mayas.


CATEGORÍA

CREATIVIDAD Proyectos y actores de la industria que están redefiniendo la experiencia de viajar por medio del diseño, el branding y el storytelling.

Premio Travesías al Mejor Diseño de Experiencia Ganador DUVINE Esta iniciativa ofrece espectaculares rutas en bicicleta, diseñadas para que los viajeros puedan explorar, de la mano de guías locales, diversas comunidades con cada detalle perfectamente contemplado.

Premio Travesías a la Mejor Campaña Ganador AEROMÉXICO Desde 2015, Aeroméxico tomó la decisión de crear un departamento de marketing propio. A partir de entonces, la aerolínea no sólo se ha posicionado mejor entre un público más joven, sino que ha elaborado campañas creativas que realzan tanto a sus pasajeros como los destinos.


CATEGORÍA

INNOVACIÓN Proyectos que desafían los límites en el mundo de los viajes y actúan como agentes transformadores en el ámbito tecnológico y en la experiencia de servicio.

Premio Travesías a la Innovación en Servicio Premio Travesías a la Innovación Tecnológica en Viajes Ganador VIRTUOSO WANDERLIST Virtuoso ha creado un portafolio que les permite a sus socios planear mejor los viajes y mapear los destinos que quieran conocer en el futuro.

Ganador MARRIOTT BONVOY El programa de lealtad de Marriott es único en su tipo. Al integrar 30 de sus marcas y programas, como Marriott Rewards, Ritz-Carlton Rewards y Starwood Preferred Guest, Bonvoy es un esfuerzo mayúsculo del grupo hotelero por ofrecer un servicio integral

CATEGORÍA

LUJO Proyectos y actores de la industria que están redefiniendo el lujo en los viajes por medio de la creación de experiencias inigualables y significativas.

Premio Travesías al Futuro del Lujo en Viajes Ganador EXPLORA VALLE SAGRADO Fue en Valle Sagrado donde Explora llevó el turismo de lujo a otro nivel, al incorporar el menú del reconocido chef Virgilio Martínez. Además, gracias a la filosofía del hotel, aquí las aventuras se traducen en una huella positiva para la comunidad.


CATEGORÍA

RESPONSABILIDAD Proyectos y actores de la industria que se preocupan por minimizar los efectos negativos que puede ocasionar el turismo, tanto en lo social como en lo ambiental.

Premio Travesías a la Responsabilidad Ambiental

Premio Travesías a la Responsabilidad Social

Ganador INKATERRA RESERVA AMAZÓNICA

Ganador ROSEWOOD MAYAKOBA

Con 35 cabañas repartidas en 17 000 hectáreas de bosque tropical, la filosofía de este hotel se basa en la contribución activa a la investigación y la conservación del entorno.

Rodeado de manglares y naturaleza, Rosewood Mayakoba ha implementado una larga lista de políticas ambientales que van más allá del alojamiento y que pretenden lograr un verdadero impacto en la comunidad.

PREMIOS TRAVESÍAS 2020

Sería imposible cubrir en un solo evento a un continente tan rico y con una gran oferta, que va de los nuevos proyectos a los clásicos que nunca pasan de moda. Por eso, después de un debut exitoso y gracias al alma exploradora que nos caracteriza, queremos encontrar y dar a conocer a las mejores iniciativas turísticas de la región una vez más. Premios Travesías, septiembre de 2020. Espéralos.


#14

ARCHIVO TRAVESÍAS

octubre 2002

En el artículo “Shanghái: un mundo al otro lado del mundo”. Hari Camino, periodista mexicano, fue a la ciudad china para encontrar “el fulgor plateado de una metrópoli del futuro que continúa elevándose hacia las nubes, con el perfil afilado de nuestra era globalizadora”.

Un hombre practica tai chi en el malecón Bund, frente a la zona financiera de Pudong. Foto Víctor Garza


E X P E R I E N C I A # 62

Adentrarse en la cocina oaxaqueña con un chef experto.* Únete a Club Travesías y vive con nosotros un plan diferente cáda semana.

Alam Méndez, chef y propietario de Pasillo de Humo. Cada experiencia de Club Travesías es diseñada de manera individual y cuidando cada detalle. Para la comodidad de nuestros socios los cupos son limitados. Para poder asistir a las experiencias es necesario tener una membresía vigente y reservar el espacio. *Esta experiencia fue parte de la programación 2017 y están sujetas a cambios sin previo aviso.

Club Travesías experiencias extraordinarias. clubtravesias.com


Profile for Travesías Media

Travesías - Número 204 - Febrero 2019  

Comenzamos la década con una pregunta simple: ¿hacia dónde vamos? Para responderla, hemos tomado el camino menos transitado. Nos hemos deten...

Travesías - Número 204 - Febrero 2019  

Comenzamos la década con una pregunta simple: ¿hacia dónde vamos? Para responderla, hemos tomado el camino menos transitado. Nos hemos deten...