Page 1

El ERROR – Alrjandro Dolina

1


EL ERROR

Transcripción del programa radial “La venganza será terrible” De Alejandro Dolina Sección: Reflexiones Agosto de 2006


El ERROR – Alejandro Dolina

El tema de hoy es “El Error”

En los mitos griegos hay una personificación del error, es Ates, se trata de una divinidad muy ligera, muy liviana que deposita sus pies sobre la cabeza de los mortales sin que ellos se den cuenta, es una idea poética muy interesante, “el error esta sobre nosotros y desde luego no lo advertimos si no no sería un error”. Ates había sido castigado y arrojado del Olimpo por Zeus, el motivo era el siguiente: parece que Zeus había predicho que el primer descendiente de Perseo que naciera por esos tiempos sería el dueño de la región de Micenas. Y había dos chicas, justamente descendientes de Perseo que estaban embarazadas, una era Alcmena, amada por Zeus, (que estaba embarazada de Zeus) y la otra era Nicipe que había sido amada por Esténelo. Era la mujer de Zeus, siempre celosa por las andanzas de su marido, hizo que se retrasara la gestación de Alcmena, la embarazada de Zeus, para jorobar, para jorobar al hijo que iba a nacer. Recuérdese que recién pudo Alcmena parir a los 10 meses. 3


El ERROR – Alejandro Dolina

Nació entonces primero el hijo de Nicipe y Esténelo que se llamó Euristeo que fue aquel rey de Micenas que impuso unos trabajos justamente al chico que llegó en segundo orden, que llego tarde, que fue nada menos que Heracles. Ahora bien, Ates estaba a favor de Era y había distraído a Zeus para que no intercediera en el alumbramiento de Alcmena, y Zeus se vengó: le cerró para siempre las puertas del cielo y lo hizo caer desde lo alto del Olimpo. Cayó Ates en Frigia, en una colina que desde entonces tomo el nombre de la “Colina del Error”. Desde allí sale Ates en sus vuelos para depositar sus pies en la cabeza de los mortales que han de equivocarse. Y tenemos aquí una catálogo de equivocaciones, ayer mismo contamos lo que le sucedió a Jasón y a los argonautas en la primera estación, en la primera parada que hicieron en su viaje a la Cólquide en búsqueda del vellocino. Hoy contaremos lo que paso en la segunda, porque después de pasar por la isla de Lemnos, aquélla donde las mujeres habían sido 4


El ERROR – Alejandro Dolina

condenadas a despedir un olor espantoso, los argonautas llegaron a la isla del rey Císico en el país de los doliones. El pueblo los recibió hospitalariamente, el rey Císico junto a su bella esposa Cleita los invitó a un banquete donde se honró a Jasón y a sus acompañantes; se le sirvieron los mejores platos, se hicieron cantos en su favor y según los mitógrafos hasta se ofreció la amistad de las mujeres de la isla. Rolon: _ Eso es ser bien recibido Dolina: _ Eso es ser bien recibido, no esa gente que ni te invita a sentarte Rolon: _Claro, y menos te entrega una mina Dolina: _ A mí me gusta que me sirvan los mejores platos, que se hagan cantos en mi favor..., sea lo que fuere el significado de este inciso, ¿no? que se hagan cantos a mi favor, .. no importa lo que sea eso. Y que me ofrezcan la amistad de las mujeres de la casa también. A la noche siguiente Jasón y sus hombres agradecidos dijeron: 5


El ERROR – Alejandro Dolina

_“bueno, termino la fiesta, todo está muy lindo pero tenemos que ir a buscar el vellocino de oro” y volvieron a la nave para hacerse a la mar, después de navegar un rato se levantaron unos vientos contrarios y sin saberlo, antes del alba, tocaron tierra nuevamente en la costa de Císico y de los Doliones, el mismo lugar desde donde habían salido. Los lugareños sin darse cuenta de que eran los huéspedes de la víspera, los que volvían, los tomaron por piratas pelasgos, que como ocurría frecuentemente iban a atacar su país. Además se levantó una niebla que les impedía ver. Entonces se armó una batalla, el rey Císico atraído por el estrépito acudió en ayuda de sus súbditos y cayó muerto a manos del propio Jasón que le atravesó el pecho con su lanza. Los compañeros de Jasón causaron una enorme matanza en aquel lugar del que en verdad no se habían ido nunca. Al amanecer y al levantarse la niebla los dos bandos se dieron cuenta del error y todos prorrumpieron en lamentos: "ay ay ay, que error hemos cometido" a causa de le escuridad, la niebla y la estupidez. Jasón dispuso magníficos funerales para Císico y por espacio de tres días los argonautas lanzaron lamentaciones rituales, del orden del “ay ay ay…”, y celebraron, como sabía hacerse, juegos en su 6


El ERROR – Alejandro Dolina

honor, quiero decir competencias. La joven esposa de Císico, Cleita, recién mencionada, se ahorco de desesperación. Las ninfas la lloraron, con tal desconsuelo, que sus lágrimas originaron una fuente que hoy lleva su nombre, fuente de Cleita ... No Rolón, yo no estoy hablando de usted y tampoco que se lleva su nombre, el nombre de las ninfas, podría interpretarse también que la fuente lleva su nombre que es "fuente”. Pero me parece que no, que lleva el nombre de Cleita. Vamos a otro error histórico muy famoso, vamos a Roma, hablemos de Mucio Cévola que es un personaje de los mitos romanos. Cuando Roma después de la expulsión de los tarquinos se hallaba sitiada por el Rey etrusco Pórsena, Mucio Cévola decidió darle muerte, dijo: "voy a matar al Rey etrusco Pórsena. A tal efecto se introdujo Mucio en el campamento enemigo, pero se le presentó un problema, Mucio no conocía a Pórsena, y cuando advirtió aquella circunstancia decidió apuñalar para probar suerte a algunos que dormían por ahí _"vamos a ver como ando, voy a matar a 5 o 6 y en una de esas acierto”. Finalmente despertaron 7


El ERROR – Alejandro Dolina

muchos guerreros y detuvieron a Mucio, debe decirse que ninguno de los asesinados resulto ser Pórsena. Contaremos como termino Mucio. Cuando la atraparon lo condujeron ante el rey justamente, ante Pórsena, en ese preciso momento traían un bracero lleno de brasas ardientes destinado a la celebración de un sacrificio. Entonces Mucio, para demostrar que clase de tipo era puso la mano derecha y dejo que se consumiese en el bracero sin quejarse. Pórsena admirado ordenó retirar el bracero y escucho a Mucio. El romano dijo, lo cual era falso, que trescientos de sus hombres aguardaban la ocasión de realizar la empresa a la cual él había fracasado y para la cual, a modo de intento, había sido simplemente designado por sorteo. Pórsena le creyó, ¿Por qué le creyó? Porque había puesto la mano en el bracero y no se había quejado y tenían la absurda superstición, los etruscos, superstición que no comparto en absoluto, conforme a la cual el que ponía la mano en el bracero y no se quejaba, decía la verdad. Me temo que la historia fue de otra manera a esta versión. Supongo que le habrán hecho alguna clase de pregunta y Pórsena 8


El ERROR – Alejandro Dolina

bajo amenaza de ponerle la mano en el bracero y Mucio se habrá negado a contestar aun habiéndosele quemado enteramente la mano, verificada esa ignición, Mucio habrá dicho bueno ahora te voy a decir algo hay 300 tipos que están ahí y yo soy el peor. Y ahí es donde Pórsena, asustado, concertó enseguida un armisticio con Roma. Si no fue así, no importa, hay que contarlo así. Si no parece que te creyeron nada más que porque te mandaste desde luego la hazaña de dejar que tu mano se quemara sin chistar, podes tener esa facultad acompañada también de la del engaño. Mucio, resulto manco naturalmente a causa de esta acción y tomó desde ese momento el nombre de Cévola que es el "zurdo", una especie de eufemismo ya que era zurdo por obligación. Hablemos de Eunomo. Cuando Heracles después de su matrimonio con Deyanira vivía en la corte de su suegro Eneo el rey de Calidón provocó una desgracia. Parece que vivía allí un niño llamado Eunomo que era pariente de Eneo y trabajaba como copero, es decir servía tragos, Eunomo se encargaba de algunos tratos hospitalarios con las visitas. En una oportunidad parece que el chico vertió en las manos de Eracles agua tibia que estaba destinada a lavarle las patas. Bue, no es un error tan grande pero 9


El ERROR – Alejandro Dolina

es un error. El héroe se enojó y quiso castigarlo y le dio un pequeño bofetón pero le salió con tanta fuerza que lo liquido – “tenía la mano pesada”. Heracles tuvo que desterrarse y se marchó a Traquis con Deyanira para purificarse luego de aquel involuntario asesinato. Último error, así como una confusión provoco aquella guerra entre Jasón y los doliones, la niebla fue una confusión, Heracles disfruto sin reconocer quien tenía junto a él en otra ocasión. Recuerden ustedes que la primera hazaña de Heracles durante su adolescencia, fue matar al león de Citeron, una feria, …no, una feria no, una fiera. _Una feria había en Citeron que tuvo que ser suspendida porque un león merodeaba, entonces lo llamaron a Heracles y le dijeron: “tienes que matar a esta fiera que tiene un tamaño y una ferocidad tales que producen desastres en los rebaños del rey Tespio y ningún cazador se atreve a enfrentarlos, ¡Oh Heracles!”. Heracles resolvió librar aquellas tierras de la bestia y se instaló en la casa de Tespio. Pasaba el día cazando y por la noche iba a dormir al palacio. Al cabo de un tiempo consiguió dar muerte al león. 10


El ERROR – Alejandro Dolina

Sin embargo el rey y su esposa Megamede aprovecharon la estadía de Heracles para otro propósito. Este matrimonio tenía 50 hijas y querían tener nietos que fueran hijos del héroe. Y lograron que Heracles se uniera a un de las muchachas durante la noche y el héroe se enamoró de esa chica y la invito a continuar con aquellos encuentros. Pero a pesar que Heracles pensaba que se encontraba cada noche con la muchacha, todas las noches Megamede, la madre, se las arreglaba para introducir en la cama de Heracles a una de sus 50 hijas, cada noche una diferente. Así que Heracles en la oscuridad se unió con todas pensando que era la misma... algunos tienen la destreza de unirse con la misma creyendo que son todas. De ese modo tuvo 50 hijos Heracles uno atrás de otro, los llamados Tespiadas, los hijos de Heracles. Los brujos de Chiclana tienen una pequeña destilería y allí se elabora el vino del olvido y el del recuerdo, pero también el abominable licor del error. Al tomarlo empieza uno a tener una falta de convicción acertada, todas las convicciones pasan a ser falsas.

11


El ERROR – Alejandro Dolina

Los brujos lo envasan en toda clase de botellas de modo tal que la gente lo toma sin saberlo, por ahí lo envasan en una botella de vino El Vasquito, una botella de gaseosa, o caña o pernod. Y uno cree que está tomando eso y en verdad se está incorporando el más peligroso de los brebajes. Bajo sus efectos, bueno naturalmente, los cobardes se creen valientes, los rubios se ven morochos, las feas se suponen lindas y los tontos se piensan pícaros. Más aun nuestros enemigos creen ser nuestros amigos y proceden como tales, personas que no recuerdan su infancia creen recordarla, los que fueron a Villa María juran que no han ido nunca y los que no fueron dicen haber ido. Los ausentes creen que están presentes y los presentes aquí en el Bahuen, si es que toman ese abominable licor creen que están ausentes. Como me hubiera gustado estar en Villa Dolores dice alguien que está precisamente en Villa Dolores. Se habla también del licor del acierto que tiene efectos opuestos, es decir que genera ideas correctas y exactas. Sucede muchas veces que los bebedores del licor del error están convencidos de haber tomado el del acierto. Desde luego los que toman el licor del acierto también creen lo mismo y los dos grupos se dan la mano creyendo que coinciden. 12


El ERROR – Alejandro Dolina

¿Qué licor habremos tomados esta noche nosotros? ¿Qué licor beberán los que escriben? ¿O los que hablan por la radio, por la televisión? ¿O los príncipes del mundo?, los poderosos, no sabemos. Hay que cuidarse de todo, especialmente de quienes toman ambos licores porque lo que mata es la mezcla.

El disco que hemos elegido hoy, hay alusión a la niebla que hizo que se mataran los argonautas con sus amigos, los súbditos del rey Císico en el país de los doliones. Esa niebla fue una niebla fatal. Y “niebla fatal” se llama el tango que cantará para nosotros inmediatamente Routh Atagile acompañada por el trío de Fernando Marshan.

13


El ERROR – Alejandro Dolina

www.transcriptdata.com solutions@transcriptdata.com + (5411) 45 52 60 74 15 66 02 64 15

14

El Error - Desgrabación Alejandro Dolina  

Desgrabación del programa de radio "La venganza será terrible" de Alejandro Dolina