Page 1

MTB TRAVEL

Tres Sierras | Guadarrama | Grazalema | Gredos


L

os sueños se hacen realidad y hemos venido para cumplirlos.

En vez de decir para que es este fanzine, te diremos para lo que no es. No es para que al verlo pienses “que bonito sería...”. Porque a todos los lugares que verás aquí puedes venir y en todas experiencias puedes participar. Cada lugar que aparecerá aquí es producto de una exploración concienzuda de mapas, blogs, llamadas e emails con senderistas y bikers locales. Ha sido visitado anteriormente con el único objetivo de garantizar la calidad total de la experiencia. La belleza del paisaje. Las necesidades físicas y técnicas para realizar el recorrido y la profundidad de la experiencia global. Así, si viajas con nosotros, cuando vuelvas no serás el mismo. No volverás a montar igual, ni a pensar igual, ni a vivir igual. Porque nuestra meta es ver esa sonrisa que se nos pone al terminar un maravilloso singletrack.

Conocimos a TugaWear en un Festibike. Nosotros apenas comenzábamos y ellos tenían una amplia experiencia la personalización de ropa de trail running. A nosotros nos interesó su accesibilidad y la calidad de sus prendas y a ellos nuestra afición por la imagen y el amor por la montaña. Aceptaron nuestra propuesta y son sponsor de TrackMTB desde el principio. Su ropa nos ha acompañado a los lugares mas remotos, nos ha protegido y ha aguantado miles de lavadas intacta. ¿Algo más?

Hay afinidades que se crean trabajando juntos. Empezamos con Karacol prestándoles servicios profesionales de fotografía y vídeo y cada día que pasamos por la tienda surgen nuevas ideas de colaboración. Para esta edición nos han cedido bicicletas que nos han hecho los recorridos más fáciles. Trabajar con ellos es una garantía de calidad, escogen cuidadosamente sus marcas para que tú disfrutes.


Qué rápido ha pasado este tiempo desde que conocí a Álvaro en Noviembre de 2.012. En aquella época estaba buscando la manera de entrar laboralmente en el mundillo del MTB, pero lo cierto es que me encontraba bastante desorientado. Cuando me contó su idea sobre un proyecto de turismo activo para Mountain Bike, rápidamente acepté y nos pusimos a trabajar. Con su experiencia como fotógrafo y periodista, y con mi conocimiento de la Sierra de Guadarrama tras varios años recorriendo y descubriendo sus secretos, en seguida todo comenzó a tomar forma y creamos TrackMTB. Desde entonces hemos andado un largo camino. Cada día aparecen nuevas ideas y desafíos que queremos llevar a cabo. Este año comenzamos a realizar viajes por España, todavía estamos explorando muchas zonas y nos quedan por explorar muchas más. En un futuro cercano saldremos de nuestras fronteras para rodar por los senderos de otros países y así poder ofrecer paquetes de vacaciones y experiencias a nuestros clientes. Álvaro es un tipo que piensa a lo grande. Cuando me decía hace un año que colaboraríamos con algunas marcas, o que saldríamos en medios de comunicación internacionales y nacionales en papel, no podía menos que echar una carcajada. Ahora somos una realidad. Tampoco me veía a mí mismo descubriendo y explorando las rutas más perfectas de otras partes de España, que ni siquiera los locales conocen. Esto ahora es otra realidad. Y no ha hecho nada más que empezar. Ahora os presentamos este fanzine que editaremos más o menos trimestralmente contando nuestros viajes y experiencias, así como muchas otras cosas que estamos seguros os gustarán, siempre con la alta calidad que nos caracteriza, con las excelentes fotografías de Álvaro y en los sitios y rutas más espectaculares que busco y descubro. Jorge Talus

Siempre soñé ser un fotógrafo de viajes y recorrer el mundo. Pero ¿A donde ir? ¿Cómo? Resulta que el paraíso estaba en el patio trasero de casa y el guía esperando en las redes sociales. Aquel perfil de Vimeo llamado Talus se conocía todos los secretos que guardaba la Sierra de Guadarrama y buscaba un proyecto. ¡Viva internet! Una salida en bici para marcar un estilo y unas cervezas para aligerar la palabra. TrackMTB, que había nacido como un proyecto de desarrollo de contenidos para la industria del turismo en bicicleta, se había convertido en un proyecto de turismo en bicicleta. Pero no uno cualquiera. Sino uno que busca la senda perfecta que pasa por el paisaje perfecto y que se convierte en inolvidable, eso busca Jorge Talus y yo lo veo con mi cámara, os lo cuento y os tiento a venir con nosotros. Porque lo mas importante de todo esto es que podéis venir con nosotros a hacer realidad esos sueños de perderse en las montañas con una bici. Ser quien está al mando y viendo con sus propios ojos. Álvaro Hernández


LA BELLEZA La belleza no proporciona dulces sueños cunde en el imsomnio azul del hielo y en la materia del relámpago. En cales vivas, en láminas abrasadas, gira sin descanso su perfección es el vértigo. La belleza no es un lugar donde van a parar los cobardes. Viva en su luz mi pensamiento. Quiero morir en libertad. Antonio Gamoneda


sierra de g Enclavada entre Madrid y Segovia reserva sus mejores secretos para aquellos que se aventuren a descubrirla y dejarse sorprender por sus sendas naturales y salvajes, por su paisaje impresionante y sus desniveles de vĂŠrtigo. En este viaje nos acompaĂąan nuestros amigos de Porto, que despuĂŠs de solo 5 horas de viaje en coche, estaban montando en las sendas de Valsain.


guadarrama


I

nternet es esa ventana donde podemos ver como bikers como nosotros lo pasan en grande al otro lado del mundo.Martillando piedras con sus ruedas cerca de su casa o de viaje a lugares míticos. YouTube o Vimeo se han convertido en agencias de viaje virtuales, donde bikers con cámaras pegadas a sus cascos se convierten en embajadores de recorridos que te hacen salivar. Así nuestro amigo Paulo de Porto (Portugal) conoció a nuestro guía Jorge Talus, que llevaba ya tiempo creando vídeos espectaculares de sus rutas de MTB por nuestra Sierra de Guadarrama. Cuando decidimos comenzar a ofrecer rutas guiadas de MTB en Guadarrama Paulo no dudó en venir. Su destino habitual era LIvigno en Italia (2160km), pero la distancia hasta Madrid era la cuarta parte (523km), ¿por qué no arriesgarse? Así que sin perder el tiempo convenció a sus amigos y salieron un viernes por la mañana de Portugal, a mediodía estaban en Madrid.

Día 1

Recibimos a nuestros amigos portugueses en nuestro alojamiento rural, al fin nos vemos las caras, aunque ya nos conocíamos. Al bajar sus bicicletas de su coche ya conociamos sus intenciones, les gustan los senderos con piedras y raíces, llenos de curvas y difíciles, la velocidad y disfrutar. Cargamos fuerzas con un menú en Cercedilla y antes de las 5 ya estamos descargando las bicis en el Puerto de Navacerrada para bajar hasta el puerto de La Fuenfría, desde ahí todo el valle del Valsaín con sus senderos cerca del río Eresma, llenos de pinos y vegetación, al llegar

al Embalse del Pontón sus sonrisas contaban toda la historia. Después de la respectiva ducha nos fuimos a cenar y hacernos mas amigos a una Pizzeria de Cercedilla, un lugar regentado por argentinos muy agradable y con una calidad sobresaliente. Para estrechar lazos nuestros amigos portugueses se lucieron obsequiándonos con una botella espectacular de Vinho do Porto Vintage que nos arregló a noche. A dormir pronto que hay que aprovechar el día 2.


sierra de guadarrama


sierra de guadarrama


Día 2

Tenemos una baja, uno de nuestros compañeros ha pasado mala noche y no está en condiciones de ir a la montaña. Luego de dejarlo a resguardo en el hotel, subimos de nuevo al Puerto de Navacerrada desde donde iríamos de nuevo

al camino de Schmid para enlazar el Carril del Gallo que es una de las sendas mas divertidas de la vertiente Segoviana, parada en su mirador, donde se puede subir a unas piedras y en un buen día ver hasta Segovia y seguimos por diversas sendas hasta el pueblo de Valsaín.


sierra de guadarrama El Valle Valsaín está lleno de pinos enormes donde desde hace décadas se explota la madera, sus pinos y vegetación hacen que este lleno de senderos sombríos y divertidos. Al terminar nuestro recorrido matutino decidimos ir a ver a nuestro enfermo y de camino compramos en unos grandiosos y típicos bocadillos Españoles de lomo, tortilla… Como el enfermo seguía indispuesto, volvemos a subir al Puerto de Navacerrada, lugar habitual de comienzo de muchas rutas, para subir hasta la entrada del valle de La Barranca que esconde muchos secretos, el primero de ellos la famosa senda de La Tubería que recibe su nombre de una tubería traicionera que la cruza diagonalmente en todo su recorrido, este tubo no es lo único que añade dificultad, también está llena de

piedras… antes de llegar al mirador, desde donde en un día despejado se ve todo el valle, el sendero se habrá convertido en una senda estrecha pero mas flow donde podremos aumentar la velocidad. Unas fotos de rigor en el mirador y seguimos bajando por el valle. Nuestro paso va repartiendo caras de perplejidad entre los senderistas. Al salir de La Barranca breve paso por pista forestal hasta entrar a El Camino de Santiago en Navacerrada, una senda expuesta y divertida que enlazara con nuestro paso final por Becerril. Mas sonrisas que cuentan historias… El restaurante La Portada de Los Molinos nos acoge para unas cervezas y las típicas tapas Españolas.


sierra de guadarrama

Día 3

¡Estamos de alta! Nuestro compañero se levanta con muchas ganas a intentar recuperar el tiempo perdido. Lo temíamos… ¡Es una maquina! Menos de un mes antes había hecho una ultra maratón de MTB. Una vez mas desde el puerto de Navacerrada pero esta vez para hacer una de las ascensiones mas míticas de la Vuelta a España, La Bola del Mundo. Todos los bikers de Madrid y los que vienen a España hacen una muesca en su cuadro cuando suben su primera Bola del Mundo, al llegar arriba recoges tus trofeos en forma de fotos del panorama, con el skyline de la gran metrópoli Madrileña al fondo. Pero hay que prepararse, comienza la bajada y hay que estar alerta, la bajada hasta Cotos esta llena de piedras y cada quien va improvisando sus lineas, es un camino muy empinado y difícil.

Desde Cotos tomaremos la senda que baja por el Valle del Lozoya, comienzo difícil, con pasos de piedra y empinados que enlazan con sendas cada vez mas flow, pasando alguna vez al otro lado del arroyo, poco tardamos en llegar a uno de los puntos mas bonitos, el pequeño embalse de Angostura, con un paso de piedras que se convierte en mirador, desde donde se ve todo lo que hemos bajado, arriba del todo las antenas rojas de La Bola del Mundo parecen hacernos señales saludando, las sonrisas y las fotos son inevitables. Arrancamos hacia Rascafría, aún nos quedan fuerzas para dar velocidad, el paisaje ha cambiado muchas veces en el recorrido y en la zona baja hay mas encinas y está mas seco. El paso por el Puente del Perdón nos indica que hemos llegado a Rascafría, pasamos por el Monasterio de El Paular, un gran final para un gran fin de semana donde hemos hecho amigos para siempre.


Sierra de Grazalema La Sierra de Grazalema rompe a pedradas la campiña andaluza llena de cereales y olivares infinitos. Sus macizos calcáreos se yerguen como una muralla natural a los vientos atlánticos cargados de humedad, lo que hace que la zona sea la que mayor pluviosidad registra en la mitad sur de la península Ibérica. En lo alto de un peñón el blanco de Zahara florece entre los matorrales oscuros de laderas verticales.


E

nsartada en el rosario de los pueblos blancos andaluces Zahara nos mira como encaramada en la roca.

preguntarnos cómo podremos bajar por esa zona y si podremos hacer todo el recorrido que tenemos en mente subidos en la bici.

Antigua fortaleza morisca vigila desde lo alto el embalse de El Gastor. Por las matrículas de los coches parece que estamos en Bruselas en una cumbre de la UE.

Cae la luz y parece sonar de fondo un quejío ancestral, los cerros cobran formas escalonadas, como un llamado a preparar nuestras monturas, a velar las armas para acometer la conquista.

Intentamos subir en nuestra furgo hasta el centro (urbanitas), la pendiente se atraganta y continuamos a pie orientándonos por la torre del castillo, la distancia es corta, pero el desnivel se nota, como un presagio. Con razón la cabra montesa se cuenta entre la fauna local. Nos dejamos encantar por sus calles llenas de luz mientras avanzamos en busca de unas cervezas, en la terraza de un bar una camarera Marroquí con cerrado acento local nos pregunta si hablamos Español, por un momento parece que retrocedemos siglos entre risas. Por 30€, 3 personas degustamos 5 platos repletos de especialidades locales, jarras frías, tartas y cafés. A primera vista, sólo con un track en el bolsillo más parecido a una colcha de retazos digitales cosidos con el hilo de la experiencia de nuestro guía Jorge Talus que a una ruta de MTB, las laderas del Monte Prieto que pretendemos ciclar parecen cuando menos trepidantes. Venimos a ciegas. No podemos menos que sentir mariposas en el estómago al

El cartel del Puerto de las Palomas marca 1.357m, nuestro GPS (mas fiable) 1.189m. Hasta aquí llegamos desde Zahara, mejor con remonte. Nuestro objetivo es descender hasta el embalse por una de las laderas del Monte Prieto. Hemos estudiado tres alternativas y decidimos hacer la ruta que va más alta por la cara Oeste, que discurre a media ladera y parece un ondulante sube y baja. La senda es un rastro de tierra roja sobre caliza, estrecha y con el borde exterior marcado con piedras que parecen advertencias del peligro de la caída, un fallo nos llevará a un aterrizaje donde los espinos serán nuestros mejores amigos. Aún así es rápida y técnica e invita a disfrutar de la conducción por un entorno inigualable. Salvo algún pequeño paso donde nos patina la rueda trasera en alguna piedra o escalón, podemos ir dando pedales casi todo el tiempo. Aunque disfrutamos de la tracción de la caliza, que en primavera está en perfecto estado, las vistas nos invitan a parar con frecuencia.


Sierra de Grazalema


Sierra de Grazalema


El embalse de Zahara-El Gastor aparece a nuestros pies como una mancha turquesa sobre el marrón de la tierra. Creado en 1995 para el riego de la campiña de Villamartín sumergió parte de la Cañada Real Sevilla-Ronda y las Salinas de Ventas Nuevas, solo el puente medieval que se desmontó y trasladó se salvó de sus aguas. El llaneo da paso a zetas con más pendiente de bajada rápida y técnica donde tenemos que centrar toda nuestra atención, aunque también tiene tramos mas flow donde podemos soltar un poco el freno y notar como fluye la adrenalina. En ciertas zonas es tan aéreo que inconscientemente te arrimas más de lo debido al precipicio. Llegamos a un collado desde donde podemos ver las dos caras del Monte Prieto. Aquí hay un paso bastante técnico donde es recomendable bajarse ya que hay una gran caída y más adelante habría que que bajarse de todos modos en una zeta cerrada y empinada que enlaza con otro tramo muy estrecho y divertido que baja hacia unas peñas en la zona conocida como Los Espartales.

Al norte divisamos los picos de Tajo las Grajas (Izquierda) y Tajo Algarín (derecha) entre los que pasa el límite provincial Cádiz-Málaga, Al fondo La Mesa de Ronda La Vieja, donde están las ruinas romanas de Acinipo. Al SE impresionante la Sierra de Libar, que cubre la Ciudad de Ronda. En este collado sopla el viento de levante con fuerza, Es recomendable extremar la precaución en las zonas más expuestas del trazado. Aquí comienza un precioso sendero que nos deposita en una dolina que en época de fuertes lluvias almacena bastante agua, ahora estaba seca. Esta zona es conocida como los olivares. Al llegar a las peñas de Los Espartales ponemos pie a tierra de nuevo y empujamos unos metros para rebasarlas. Los buitres leonados que sobrevuelan nuestras cabezas nos recuerdan que los errores se pagan caro, en Grazalema existe una de las colonias más importantes de Europa. Pasan tan cerca que podemos intuir su gran tamaño e increíble envergadura.

Sierra de Grazalema


Pasadas las Peñas de Los Espartales el sendero, aunque marcado, comienza a desdibujarse, se nota que es poco transitado. Subimos una zona muy corta pero técnica y después comenzamos una bajada muy revirada y divertida por una estrecha senda donde parece que estemos en un escenario de cuento. Llega el descenso del último tramo de la cara norte de Monte Prieto por unas zetas con gran inclinación. Es un paso técnico donde esperábamos algo de porteo y pateo, unos trescientos metros alternando subir y bajar de la bici, mucho menos de lo que esperábamos y al ser cuesta abajo no supone el sufrimiento añadido de empujar el peso de la bici. Pasados los trescientos metros, ciclamos otra parte de la bajada muy rápida, técnica y divertida. Una ventaja de una senda poco transitada es la soledad, la desventaja es que crece la vegetación y las desafiantes especies de matorrales se cobran algunos arañazos y nos dejan las piernas bastante tocadas. Es muy recomendable llevar las cubiertas en buen

Sierra de Grazalema

estado y por supuesto recambios de cámaras, parches etc. El terreno es abrupto y además de piedras cortantes hay tramos con diferentes tipos de abrojos, etc. Entramos en una zona flow y rápida de sendero entre un pequeño pinar al paso por Los Ranchiles hasta un canchal de unos 50 metros que pasaremos andando. Seguimos bajando suave y rápido hasta una valla metálica a la derecha que en algún punto pisa el sendero, algo incomprensible, los más hábiles pasarán sin descabalgar. Bajamos bordeando la valla hasta el Arroyo de los Molinos, donde cruzaremos por una parte hormigonada cómoda de pasar hasta toparnos de nuevo con el turquesa del embalse en el Área Recreativa de Arroyomolinos-La Playita que el Ayuntamiento de Zahara tiene habilitada y a un precio bastante contenido. Un chapuzón nos curará los arañazos y flotando en sus aguas volveremos a contemplar desde abajo aquellas paredes que al llegar nos parecían imposibles. Ahora como un trofeo.


Equipaciones personalizadas para clubs y colectivos


Gredos Indómito S

iguiendo la tendencia pirenaíca de los Centros BTT orientados al Enduro. La comarca del Bajo Tietar ha apostado por aprovechar los macízos graníticos que la arropan para entramar una red de rutas señalizadas que nos permitan recorrer algunos de los mejores trails de la zona. Pero siempre se quedan en el tintero sendas que nunca se olvidan. Bien porque pasan por lugares impresionantes o bien porque te llevan al límite y se quedan grabadas para siempre en tu catálogo de hazañas personales. La inmensidad de la Sierra de Gredos parecía llamarnos a gritos desde el sistema central. Queríamos oir sus piedras rugir bajo nuestras ruedas. Habíamos visto un vídeo de la prueba de Enduro que había organizado el Centro BTT Bajo Tiétar y nos pusimos en contacto con Mario Plasencia quien nos recibió con una de las mayores sorpresas que hemos tenido jamás. Mario parece un tipo tranquilo, cuando le planteamos nuestra curiosidad por conocer su zona, enseguida se ofreció a recibirnos y a ayudarnos en todo lo que pudiera. Estrechamos su mano en la sede del Centro BTT Bajo Tiétar una mañana y pronto nos encontramos comparando el track que llevábamos en nuestro GPS con el mapa de la zona que cuelga junto a su escritorio. Aunque parece una escena inicial de uno de los miles de vídeos de bici que circulan por internet, todos estamos en nuestra salsa. Esto

de querer conocer cada vez mas lugares sobre nuestras bicis nos ha hecho rastrear mapas en busca de sendas ciclables, o no... Talus y Mario se entienden a la primera, ambos dominan la coartografía y llevan en las venas el amor por los senderos llenos de piedras, por los retos de alta montaña, por las horas interminables explorando en búsqueda de algo mas. Y ambos están dispuestos a pagar un alto precio por llegar a esos lugares inaccesibles que te premian con el tránsito solitario, y te producen un íntimo sentimiento de

desasosiego. Mario nos mira con un poco de incredulidad cuando cerca de las 10hrs le planteamos sobre el mapa lo que queremos hacer. Hace una pausa, se encoge de hombros y nos termina de explicar y advertir de dos zonas de pateo, pero la sonrisa que esboza cuando nos relata la bajada final nos da ánimos. Comenzamos la ruta en el parking del Santuario de San Pedro de Alcántara, desde donde en breve subiremos hasta un mirador de piedras donde el mapa se convierte en


Gredos Ind贸mito


una inmensidad de montañas y valles coronadas por los clásicos macizos de Gredos. Preparados para la hazaña comenzamos la subida que, Mario intenta suavizar, sabiendo lo que nos viene. Poco a poco vamos ganando altura mientras admiramos el impresionante paisaje de Gredos. Por momentos parece que estemos en Suiza, pero no, esta en España. Al llegar a la primera zona de pateo que nos había avisado recordamos su cara de incredulidad a las 10hrs, eran las 15hrs y quedaba mucho. Subimos y bajamos de la bicicleta al paso de arroyos y zonas de piedra. Según avanzamos, la sensación de soledad se acrecienta, somos varios, pero en la montaña por algún motivo siempre estas solo. A las 18hrs ya nos hemos bebido y comido todo. Comenzamos a llenar nuestros bidones en las torrenteras y a mirar el reloj intentando calcular cuanto falta. Un rebaño pequeño de cabras montesas nos mira

con atención y sabemos que estamos lejos de la civilización. Seguimos empujando, cada vez mas vertical, cada vez con mas esfuerzo, ya solo nos quedan las ganas de encontrar esa bajada espectácular que nos habían prometido. Poco después cuando el dorado de la luz de la tarde coronaba Los Galayos y el rumor de los truenos nos apresuraba, salimos de una cresta y vimos un hilo de piedras serpenteando por la ladera. Cuarenta zetas con giros imposíbles daban sentido a todo. Mario había envíado a Talus a su tierra

prometida. Bajamos con las fuerzas que nos quedaban, aún abrumados por la inmensidad de la que salíamos. Llegamos a Guisando por una senda flow y atravesamos sus callejuelas llenas de escalones sorprendidos por su belleza. Aligeramos la cadencia y, mientras el aire de la velocidad nos calma el cansancio, las sensaciones del día comienzan a desfilar por nuestro silencio. Cansancio, soledad, agorafobia, pequeñez... triunfo, hazaña, superación... Llegamos a Arenas pasadas las 20hrs, hemos hemos estado 10 horas en la montaña y las fuerzas que nos quedan son para intentar buscar un sitio para comer, pero el tiempo apremia y todos preferimos regresar a casa lo antes posible. En el camino de vuelta todo parece descontento, pero es producto del cansancio. A la mañana siguiente las sensaciones devastadoras del día anterior se han convertido en una sola palabra. Volver. ¡Somos adictos a la montaña!


Gredos Ind贸mito


Gredos Ind贸mito


MTB Travel N.1  

Reportajes de viajes en MTB por España. Sierra de Guadarrama. Sierra de Grazalema y Sierra de Gredos. Realizados por www.trackmtb.com. Cualq...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you