Page 1

Año 03 Nº 10 - Noviembre 2006

Chato de Oro

ALIANZA PARA EL PROGRESO


"EDICIÓN CHOKE"

A

utoridades y funcionarios apristas apresuran gastos, consumen trámites, aceleran procesos, intervienen personas e instituciones, apresuran remates en una loca carrera contra el tiempo como si quisieran aprovechar sus últimos rasgos de autoridad a fin de conseguir lo que hubieran estado tramando hasta hace poco en la seguridad, desmentida por la realidad, de que hubieran logrado continuar en su desmesurada permanencia en el poder. A solo treinta días de retirarse a la comodidad de su domicilio, el alcalde Martín Sifuentes, se propone concesionar la obra del terminal terrestre en el terreno de ex Modasa, cerca al Óvalo de la Marina. La firma del contrato con la empresa, presuntamente ganadora, se llevará a efecto según su propia confesión, el 13 de diciembre, (18 días antes de su salida del sillón municipal que recibiera de José Murgia que no ha regresado a la Municipalidad culminada su licencia, como

14

si lo ha hecho Moisés Arias). Teniendo en cuenta que está de por medio una concesión de 23 años, (casi 6 períodos municipales), un elemental principio de ética y ponderación trujillana o de tradicional caballerosidad, se hubiera esperado que Sifuentes deje para la nueva administración de César Acuña la decisión final al respecto.

IGUAL CON LA LIMPIEZA PÚBLICA Prueba de que los apristas nunca soñaron con el voto negativo de los trujillanos y de que aspiraban a seguir en la Municipalidad, es lo que se refiere a la Limpieza Pública, que ya ha sido concesionada por 20 años, (5 períodos municipales) a alguno de los postores brasileños, chilenos, colombianos y peruanos. A Sifuentes no le tiembla la mano para firmar la concesión a toda velocidad, 10 días antes de pasar al anonimato. ¡Apúrese compañero, que ya nos vamos!.

La Voz de la Calle


EL ÓVALO BOMBARDEADO En la carrera del gasto apresurado, los apristas destruyeron la plazoleta del Óvalo Larco en un acto incalificable y a todas luces injustificable. Fuentes bien informadas revelaron a La Voz de la Calle, que Sifuentes, con desesperación, exigió que el perfil técnico se hiciera en dos semanas, lo que habitualmente se hace en dos meses a fin de proceder inmediatamente a su destrucción. El pretexto dado a regañadientes es totalmente absurdo y hasta ridículo: “Esa plazoleta estaba muy alta...hay que bajarla a nivel”. En suma un dinero botado a la calle en una inversión que solo ha beneficiado a la afortunada empresa que recibió la concesión.

LA HERENCIA Repentinamente pintoresco, el saliente alcalde, cual personaje de Tirso de Molina, anuncia pomposamente que dejan en Caja nada menos que 12 millones de soles, dándose el lujo de señalar a lo que deben estar destinadas esas cantidades que seguramente con el dolor de su corazón no ha podido gastar en las obras presuntamente proyectadas. Ya no hay tiempo, apúrese compañero que ya nos vamos...

EL DRAMA DE LA FAMILIA ALFARO, UNO DE TANTOS Una exhaustiva investigación sobre el destino de los bienes, presuntamente municipales y de los otros, tendrá que realizarse por la nueva administración municipal que encabeza César Acuña. ¿Adonde o a que manos han ido a parar gran número de ejidos o de terrenos despojados a sus posesionarios de más de 20, 30, 40, 50 y hasta 60 años de posesión pacífica, mediante procesos judiciales, en los cuales se habrían utilizado dolosas maniobras y fraudes procesales como el de la calle Zepita 439 El delito de la quema de documentos vinculados a la propiedad y posesión de determinados lotes de terreno urbano, así como de los alegatos de los posesionarios, perpetrado por personal y funcionarios de la administración municipal aprista saliente en septiembre pasado, habría hecho desaparecer valiosos alegatos y pruebas de la precariedad del derecho municipal. Tal podría haber sido la motivación del acto punible, descubierto por la prensa trujillana, que motivó la creación de una comisión investigadora integrada por regidores que, ya en víspera de su salida, no han investigado nada y han otorgado patente de corso para incalificables abusos en agravio de gente trujillana. Ha de corresponder a la nueva administración municipal del cambio moral y material de Trujillo, continuar la investigación del caso de la familia Alfaro, que viene luchando por su propiedad desde hace mas de 16 años y que se ve acorralada por maniobras de todo género y donde los

La Voz de la Calle

protagonistas son los mismos, incluyendo el mismo notario utilizado por todos los municipios apristas, que se entornillaron durante más de tres lustros en las oficinas de la llamada Dirección General de Bienes Inmuebles. Lo curioso del caso es que dos lotes de terreno, uno de 126 m2 y otro de 77.45 m2 han tenido diferente destino. Mientras el primero, mediante Resolución de Concejo Nº 120-2001, firmada por el alcalde José Murgia fue vendido a su secular posesionaria , doña Rosa Andrea Alfaro Cáceres , el segundo de don Mario Alfaro Zapata, en Avda. España Nº 646, sufrirá los efectos de un lanzamiento judicial programado para el 14 de diciembre del presente año. La singular lógica aprista, movida por quien sabe qué ocultos intereses, se manifiesta en este caso en toda su crudeza, iniciando la cuenta regresiva de la angustia y la muerte a quienes se lanzara sin misericordia y sin justicia a la calle. ¿A que manos irá a parar la propiedad de Mario Alfaro Zapata?. ¡ A p ú r e s e , compañero, que ya nos vamos!!!

15

lvc nov revis  

lvc nov revis