Issuu on Google+


Javier gasc贸. Alejandra Juan. Lois Hansen. Andrea Tejero. Teresa Monte. Aranzaz煤 Hortal.


- Introducción. - El esplendor del diseño en los 40 y los 50: - Los Eames - Arquitectura. - Charles arquitecto - Casa Eames - Casa Entenza - Mobiliario. - Cine y fotografía. - Celuloide - Diapositivas - Artes plásticas. - Bellas Artes - Publicidad


“El diseño es una expresión de propósitos. Un plan que dispone elementos de la mejor manera posible para alcanzar un fin específico” Charles Eames.


Los Eames:

Charles Eames (17 de junio de 1907 - 21 de agosto de 1978) fue un arquitecto, diseñador y director de cine norteamericano. Junto a su esposa Ray, es responsable de numerosos diseños convertidos ya en clásicos del siglo XX. Nació en Saint Louis, Missouri y estudió arquitectura en la Universidad Washington en San Luis. A los dos años de iniciar sus estudios los abandonó y empezó a trabajar para un estudio de arquitectura de su ciudad natal. Trabajo básicamente en proyectos de viviendas residenciales. Estuvo fuertemente influenciado por el arquitecto finés Eliel Saarinen. Siguiendo una invitación de Saarinen, se trasladó con su primera esposa, Catherine Woermann y su hija Lucia, en 1938 hasta Cranbrook, en Míchigan para continuar estudiando arquitectura y diseño en la Academia de Arte de Cranbook. Se convirtió en maestro y dirigió el departamento de diseño industrial. Junto a Eero Saarinen, el hijo de su maestro Eliel, diseño el trofeo para el premio de “Diseño Orgánico”, otorgado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. El trabajo mostraba su nueva técnica en el modelaje de la madera; técnica que posteriormente desarrolló Eames en sillas y otros muebles que diseñó para la marina americana durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1941 tras divorciarse de su esposa Catherine se casó con su colega en Cranbook, Ray Kaiser. Se trasladaron a vivir a Los Ángeles donde residirían durante el resto de su vida. A finales de los años 40, Ray y Charles diseñaron y construyeron su casa, conocida como la “casa Eames”. Ubicada en lo alto de una colina y mirando hacia el Océano Pacífico, la casa se construyó con trozos prefabricados de acero. Hoy en día se sigue considerando esta casa como una obra maestra de la arquitectura moderna. En los años 50, el matrimonio siguió trabajando en arquitectura y diseño de muebles. En muchas ocasiones se mostraron pioneros en la utilización de nuevas técnicas, como la fibra de vidrio o la resina plástica en la fabricación de sillas. Además, Charles empezó a mostrar interés por la fotografía y la producción de cortometrajes. También se encargaron de realizar numerosas exposiciones. La primera de ellas “Matemáticas, un mundo de número y más allá” (1961) aún sigue siendo considerada como un modelo de exposición científica de carácter popular. La fructífera carrera de Charles y Ray estuvo siempre aderezada con su excelente gusto, respeto al diseño y pequeñas dosis de humor. Podría decirse que prácticamente crearon todo un mundo diseñado a medida para ellos y sus novedosas ideas tanto estéticas como de fabricación y montaje.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo.

· Casa Eames. 1948.

· Eliel Saarinen (1873-1950). · Eliel Saarinen, Diseño interior, 1902.

· Eliel Saarinen, sillas, 1918.


El esplendor del diseño en los 40 y los 50:

La horrible marca dejada por la guerra dirigió las miradas creativas del mundo del diseño a la austeridad y la practicidad en su estado puro. Las renovadas energías creativas comenzaban a dejarse notar a finales de los años 40 y se asentarían y popularizarían en la década de los 50. Los años cuarenta podrían considerarse una cultura de improvisación y ahorro. Una sociedad fuertemente marcada por el derroche de la guerra y el pánico del crack de la bolsa configuró unas décadas de gran creatividad estética y ahorro de materiales y procesos de fabricación. La construcción de viviendas se popularizó tras la guerra y las torres de apartamentos comenzaron a construirse a ambos lados del atlántico. De este modo la posesión de un inmueble dejaba de ser un privilegio de los ricos. Al reducirse el espacio de las viviendas también se hacía necesaria la nueva configuración del espacio y se requería otro mobiliario (asientos modulares, armarios empotrados, paneles divisorios, etc.). En los 50, en los EEUU, tras el pánico de la gran depresión, un nuevo momento de aparente abundancia creó una nueva cultura del consumo, una cultura amante de

los muebles de línea futurista y sugerentes formas que aludían al “sueño americano”. Esta idea de decoración futurista creó lo que Christian Dior llamó en 1947 “el new look”, una imagen contemporánea y efectista que acercaba visualmente al consumidor a un estado de bienestar. En muchos aspectos se ha considerado la década de los 50 como una época de esplendor económico, marcada por la aparición de la televisión, el avión y las misiones espaciales, una época en la que el consumo se asienta como un motor primordial de la economía y la sociedad. Charles y Ray trabajaron en estos momentos y durante esta etapa desarrollaron la mayoría de sus proyectos. Podríamos decir que se amarraron a la ola creativa de la posguerra y utilizaron muchos nuevos recursos más baratos pero también reflejaron en la mayoría de su obra un concepto estético “contemporáneo”. Si bien, nunca abandonaron la idea de practicidad en cada uno de sus proyectos.

Imágenes de interiores y publicidad de los 40 y los 50 que hacen referencia al citado momento de consumismo y estética moderna.


Charles arquitecto.

La construcción modular de piezas industriales (4´8 m. de ancho y 40 cm. de alto) da un aspecto exterior poco cuidado. Éste se trata de embellecer con manchas de colores primarios puros (usados como señales) que además hacen un guiño estético al arte neoplasticista de Mondrian.

El joven Charles ya apuntaba maneras cuando a sus 22 años lo expulsaron de la escuela de Arquitectura de Saint Louis, alegando “gustos demasiados modernos” cuando propuso estudiar a Frank Lloyd Wright. Sin embargo, cuando Eames cumplió 30 años aceptó una beca para terminar sus estudios de arquitectura en Cranbrook, una escuela recogida. Además de al finlandés Eliel Saarinen - arquitecto fundador de la escuela -, conoció a su hijo Eero - quien firmaría la terminal de la TWA en el aeropuerto Kennedy de Nueva York -, convertido con el tiempo en su mejor amigo. Charles se mojó de las ideas postguerra y se propuso diseñar una tipología nueva de casa, barata y rápida de construir y basada en sistemas modulares de fabricación industrial. Éstas ideas fraguaron en sus fructíferas manos y alumbraron un grandisimo ejemplo de arquitectura “lowcost”: La casa Eames. En esta construcción puso en práctica técnicas de construcción y materiales desarrollados durante la II Guerra Mundial. Estudiño y creó una serie de piezas arquitectónicas modulares, ligeras y de facil montaje y las ordenó para crear una espaciosa y luminosa vivienda. Como podemos ver en la siguiente ilustración, el propio Eames se refirió a este tipo de construcciones como “cometas chinas” por su ligereza y concepción.

Casa Eames. Fue construida en diciembre de 1949, como parte del proyecto “Case Study House Program” (creado por John Entenza y en el que también participó Richard Neutra). Lo más destacable de su ejecución fue su finalización en 90 horas. La obra consta de dos volúmenes estandarizados y autoconstruibles (casa y estudio). Ambos con espacios jerarquizados y dobles alturas.


Interiormente es un reflejo de la forma moderna de vida, configurando espacios contemporĂĄneos e interrelacionados unos con otros mediante vanos o medios muros. Esto configura un interior marcadamente independiente que podrĂ­a variar respondiendo a las necesidades de sus propietarios, adaptĂĄndose realmente al ritmo de vida familiar.


Casa Entenza. Construida también en 1949 pero esta vez para Entenza. Debido al sistema de construcción elaborado por los Eames la concepción de la obra es muy parecida. Si bien, esta vez no se ven tantos tintes personales en la ejecución, tanto interior como exteriormente. La arquitectura que hemos visto, además de los tintes ahorrativos e industriales, es una arquitectura que juega con los espacios, tanto dentro como fuera y los hace partícipes a unos de otros. Los grandes vanos dejan ver el exterior que se confunde con la abundante vegetación interior. Por otra parte, el amasijo industrial exterior crea una comunicación por contraste con el verde entorno que rodea a ambas casas.


las décadas transcurridas, la mayoría de sus muebles no han perdido ni un ápice de su poder de seducción, su frescura y su calidad. Son muebles contemporáneos venidos de otra época. Y cuando se les considera clásicos, no es tanto por su significado hístórico como por su validez a lo largo del tiempo.

Mobiliario de Ray y Charles Eames: Entre los numerosos ámbitos de trabajo en que los Eames se implicaron a lo largo de su carrera, el diseño de mobiliario ocupa un lugar destacado. El diseño de muebles dio el pistoletazo de salida a su colaboración y fue la base de su posterior éxito a escala internacional. En este campo, los Eames pudieron aunar a la perfección sus virtudes individuales para conseguir la fructífera obra común. Y es que fueron capaces de combinar la vision constructiva arquitectónica de Charles con la sensibilidad por la forma de Ray, desarrollada en sus estudios de pintura y escultura. Los muebles de los Eames son siempre fruto del trabajo intenso, son un material cuya aptitud para los objetivos funcionales y la fabricacion industrial en serie se sometía a una exhaustiva investigación. La intelegencia constructiva conjugada con el cuidado por el detalle, una filosofía de diseño que rechazaba todo lo fortuito y lo casual, y una concepción en categorías industriales hacen que los diseños de los Eames resulten atemporales. A pesar de

tableros, ofreciendo al mismo tiempo cierta flexibilidad a la construcción, lo que se traducía en un mayor confort. Los procesos de moldeado de tableros desarrollados por los Eames permanecen en lo esencial hasta nuestros días. Los muebles de este material resultan igual contemporáneos. Hoy como ayer convencen por su comodidad, ligereza, economía de materiales y una integridad constructiva. Las formas extrañas y esculturales, elegantes y Moldeando madera. dinamicas de la carcasa de madera confieren las sillas su carácter inconfundible. Al mismo La idea de producir carcasas de tiempo encarnan el sentido optimista de ka asiento comodas y adaptadas al cuerpo vida de la e´poca en que se diseñaron, que mediante el conformado tridimensional de no ha perdido nada de su frescura. tableros preócupa a Charles Eames ya en 1940. Al principio, su realizazion fracasó por su dificultad técnica. Durante la II guerra mundial, charles y Ray Eames se dedicaron a este problema de forma intensiva. El primer éxito palpable de sus esfuerzos fueron tablillas de madera para el transporte de heridos, que la armada de Estados Unidos encargó en gran cantidad. En poco tiempo aparecieron diseños de sillas, mesas, muebles infantiles y elementos divisorios: en ocasiones fabricados completamente con tableros y, en otros casos, con una combinación de tubos de acero y tableros. La segunda cuestión que acaparó la atención de los Eames al trabajar con el plywood group fue el problema de unir los distintos elementos de la construcción. En este área consiguieron introducir una importante innovación: para unir las carcasas a las bases, utilizaron por primera vez topes de goma amortiguadores. Su uso evitaba tener que perforar los delgados


Lounge chair

Plastic

confort burgués sin presentar un aspecto anticuado ni demasiado corpulento.

El diseño de este pretendía satisfacer la necesidad de acomodarse en un asiento grande y lujoso y combinar así el máximo confort con la más alta calidad de matariales y acabados. Con el Lounge Chair los Eames establecieron un nuevo precedente: no sólo es un asiento más ligero, elegante y moderno que los ostentosos sillones de club, sino también más cómodo. El Lounge Chair consiste en un pie de cinco radios de aluminio sobre el que reposa de manera giratoria la estructura del sillón; tres carcasas de madera laminada de diversas formas para el asiento y el respaldo de dos piezas; tres voluminosos cojines de cuero que encajan en las carcasa; dos reposabrazos acolchados de cuero: dos perfiles angulares de acero que, cubiertos por los reposabrazos, sirven de unión entre asiento y respaldo; dos estrecturas de aluminio para asegurar entre sí dos elementos del respaldo y, por último, deslizadores en las patas, un parde tornillos, ganchos, ojales y separadores, así como cuatro amortiguadores integradostopes de goma dura que dan flexibilidad a toda la construcción y, por tanto, aumentan el confort. ºCon el diseño del Lounge Chair, los Eames lograron fusionar tradición y modernidad de manera convicente. El sillon es lujoso sin resultar pretencioso, ofrece un

“Lo máximo de lo mejor para el mayor

numero de gente y por lo minimo¨

Con ningun otro diseño se acercaron tanto a este ideal como con los Plastic Chairs. Los Eames invertieron muchos años en conseguir una carcasa e asiento de una pieza adaptada alcuerpo humano. Tras realizar sin éxito experimentos con tableros y láminas de aluminio, se toparon durante la búsqueda de materiales alternativos con una resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio. Con este plásico, en aquel entonces nuevo y desconocido en la industria del mueble, conseguieron desarrollar los diseños de carcasa para su producción en serie. Los Eames reconocieron y aprovecharon en consecuencia las ventajas del material: suagradable tacto, su plasticidad, su rigidez, que al mismo tiempo ofrecía un alto grado de flexibilidad. Además de su precio asequible y su adecuación para el tratamiento industrial. En 1850 salieron al mercado las carcasas de plástico con reposabrazos y poco despues, las carcasas de asiento simple, fueron las primeras sillas de plástico construidas en serie en la historia del mueble. Después, los Eames desarrollaron para estas carcasas un gran número de bases distintas que ampliaban cada vez más la posibilidada de aplicacion de las sillas. Encontraron aplicación tanto enla vivienda privada con enoficinas, asi como

para colectividades en restaurantes, escuelas, auditorios, aeropuertos y estadios de deportes. En 1933, Vitra suspendió la producción de carcasas de fibra de vidrio por motivos ecológicos. Desde 1999 vuelven a estar disponibles las carcasas de plástio, ahora fabricadas en polipropileno reciclable.


Wire group

Aluminium group

Ray y Charles Eames tenian un interes especial por los materiales industriales y las técnicas de producción más novedosas, y su predilicción por construcciones ligera y prácticas. En este contexto, su intenso trabajo con el cable de acero no resulta tan sorprendente, ya que se trata de un material que hasta este momento apenas se había utilizado en la industria del mueble. Los Eames tuvieros primeras experencias con el cable de acero en 1950, cuando desarrollaron una nueva base para sus sillas de plástico y sus materiales auxiliares. A partir del cable de acero soldado y doblado consiguieron realizar construcciones a modo de filigrana. Su entanto visual se basaba en la contra posición entre su ligereza óptica y su estabilidad real.

Ilustra algunas características esenciales del diseño de los Eames: su inteligencia constructiva, su profunda comprensión de la propiedades y posibilidades de cada material, su concepción de diseño adaptado a las condiciones industriales y su capacidad de emplear una forma básica en un gran número de aplicaciones con las mínimas variaciones. Con el Aluminuim Group, se alegaron por primera vez de los asientos en forma de concha, que hasta entonces había sido la base de sus diseños. En su lugar, emplearon el principio del revestimiento, que permite reposar el peso del cuerpo en una membrana textil o de piel. Tensada entre dos estructuras, se adapta gradualmente a la forma del cuerpo, garantizando así un alto nivel de comodidad.

La Wire Chair, lanzada al mercado en 1951, constituye desde el punto de vista formal una transformación de las carcasas de plástico en una carcasa de asiento de cable de acero fabricada mediante soldadura por puntos. Con ella, los Eames consiguieron fabricar todo el materialmínimo una silla que ofrece al mismo tiempo ergonómia diseñaron un cojindesmontable que subrayaba le silueta de la silla.

El trabajo con aluminio fundido a presión fascinaba a los Eames por las propiedades específicas del material: alta resistencia, gran ligereza, plasticidad y resistencia a la corrosión. Al mismo tiempo se vieron ante un reto particular. La libertad formal que ofrece el material implica el riesgo de una arbitrariedad creativa, contraria a su concepción del diseño. La maestría con que se enfrentaron a este problema que da patente en la estructura metálica en las Aluminium Chairs. A pesar de su presencia estructural

y sus líneas esbeltas y extraordinariamente elegantes, cada elemento de la construcción responde a un fin comprensible y definido con exactitud, y su forma responde con precisión a esta función. Por este motivo y hasta que otro material no supera las propiedades del aluminio, el Aluminium Group de los Eames resulta hoy tan actual y contemporáneo en lo formal y en lo constructivo como entonces.


Soft pad

Soft pad chaise.

El Soft Pad Group, lanzado en 1969, se basa tanto formal como constructivamente en las Aluminium Chairs, desarrolladas unos diez años antes. La membrana tensada entre las dos estructuras de aluminio laterales, sobre la que se apoya el peso del cuerpo, cuenta en este caso con el acolchado adicional por medio de cojines planos de piel cosido.

Las Soft Pad Chaise marca un punto culminante en el mobiliario de Charles y Ray Eames que, una vez más, lograron sintetizar completamente en esta obra forma y función, construcción y materialización. Estimulados por su amigo el director de cine Billy Wilder, que deseaba un sillón para sus breves siestas en la oficina, diseñaron una tumbona delgada pero sumamente cómoda que cumplía esta finalidad a la perfección. Teniendo en cuenta que últimamente se han publicado numerosos estudios científicos que demuestran que la siesta ejerce un efecto reparador y aumenta la productividad, la Soft Pad Chais, que se fabrica desde 1968, disfruta hoy de una actualidad y relevancia.

Los cojines del asiento compuestos de una sola pieza y los cojines del respaldo, divididos en segmentos longitudinales, ofrecen al Soft Pad Group un aspecto más suave y voluminoso. Son sillas representativas sin resultar cargantes y su aspecto simple promete gran comodidad.

La base de la Soft Pad Chaise esta formada por dos bastidores unidos entre sí mediante traviesas de aluminio fundido a presión revestido en polvo. Para la superficie de reposo, diseñada de forma ergonómica y fácil de plegar en dos, los Eames aplican el principio del revestimiento ya utilizado en las Aluminium Chairs. Seis cojines de piel planos rellenos de espuma y fijados mediante cremalleras garantizan el excepcional confort que caracteriza esta tumbona. En caso necesario, dos cojines sueltos ofrecen una base adicional en la zona del cuello y rodillas.


Tandem seating.

Lobby Chair

El desencadenante del desarrollo del síntoma Tándem fue una petición del arquitecto Eero Saarinen amigo de los Eames. Buscaban mobiliario para las zonas de espera de la terminal del aeropuerto Dulles que esta diseñando en Washington D.C. la Eames office acepto el encargo y concibió un sistema de asientos caracterizado por su construcción modular y su especial resistencia. Desde el punto de vista constructivo, los Eames modificaron con el sistema Tandem Seating de 1962 la idea de utilizar una membrana tensada entre dos estructuras, que se aplico por primera vez en los Aluminium Chairs. Sus resistentes estructuras de aluminio fundido a presión con reposabrazos integrados se montan en un soporte de acero en forma de T. Es posible formar filas de hasta seis asientos unidos entre sí. Gracias a la claridad de su diseño, el sistema Tandem seating se adapta a la perfección a la organización espacial de grandes salas abierta. Su resistencia y durabilidad le ha permitido ser especialmente apreciado desde hace décadas en los años de aplicación más diversos.

En 1960, Charles y Ray Eames recibieron el encargo de diseñar y amueblar el interior de una serie de recepciones del edificio Time-Life, recién construido en el Rockefeller Centre de Nueva York. En el marco de este proyecto surgió, en principio tan solo como serie limitada, la Lobby Chair. Con este diseño, los Eames respondían a la necesidad de su cliente de una silla especialmente cómoda que al mismo tiempo resultara representativa, que fuera más pequeña que la Lounge Chair y que también pudiera servir como silla de conferencia. Tres voluminosos elementos acolchados- un asiento y un respaldo de dos piezas- se unen entre sí por medio de un marco de montaje lateral de aluminio fundido a presión que integra también un soporte para los reposabrazos. Para optimizar la producción en serie, los Eames desarrollaron dos versiones del sillón de dimensiones ligeramente distintas para diferentes ámbitos de aplicación: como sillón ejecutivo o como sillón de conferencias.


Contract Tables

Segmented Tables

Con el diseño de las Contract Tables a principios de los años 50, los Eames introdujeron una base de mesas con aplicaciones universales. Se puede utilizar con tableros de diversos materiales, de multitud de tamaños y formas. Su forma estructural esta estrechamente relacionada con las bases del Aluminium Group y consta de tres elementos básicos: una araña de cuatro picos de aluminio a la que se une el tablero, una columna tubular de acero que transfiere la carga a la base y una base cruciforme de aluminio moldeado que aporta gran estabilidad.

Las Segmented Tables de 1964, diseñadas especialmente para mesas con tableros grandes, llevan un paso más allá las características formales y estructurales de las Contract Tables. Los Eames añadieron un nuevo elemento a la base de este sistema: travesaños de acero horizontales que se combinan con columnas tubulares de acero y pies de aluminio moldeado para crear una estructura continua y extremadamente resistente. Los componentes modulares de las Segmented Tables posibilitan la configuración individual de la base de acuerdo con el tamaño y la forma del tablero de la mesa. El resultado es un sistema de mesas variable que combina con multitud de configuraciones distintas.


Folding Tables

Occasional Table LTR

Al diseñar la Folding Table, los Eames pretendían fabricar una mesa apilable de aplicación flexible, ligera de transportar y que ocupara poco espacio. Fue presentada por primera vez en 1946 durante una exposición en el Museum of Modern Art de Nueva York y fabricada en serie con una forma perfeccionada un año después.

En 1950, Charles y Ray Eames desarrollaron una serie de bases de sillas con cables de acero curvados y soldados por puntos. Fascinados por las prestaciones de este material en combinación con su ligereza óptica y física, diseñaron de forma paralela bases para mesas bajas. Estas estructuras se utilizaron por primera vez en las versátiles Occasional Tables, equipadas con un tablero laminado rectangular.

Su sencillo tablero de madera laminada tiene las esquinas redondeadas y los bordes biselados, lo que desvela la estructura del material. El tablero se apoya sobre cuatro patas tubulares de acero cromado, abatibles y ligeramente inclinadas hacia fuera. Dos travesaños laterales en los extremos superiores de las patas refuerzan aún más la construcción. Cuando están plegadas, las patas desaparecen en un bastidor de madera atornillado debajo del tablero, al que se fijan mediante un clip de metal.

Elliptical Table ETR

Para crear la Elliptical Table de 1951, concebida como mesa baja para sofá, los Eames utilizaron la misma base de cable de acero que habían desarrollado para las Occasional Tables. Esta mesa llama la atención por su tablero elíptico de madera laminada, extremadamente elegante e inspirado en las tablas de surf.


La Chaise

Stools

Hang-it-all

Aunque fue diseñada en 1948 para un concurso de mobiliario del Museum of Art, Vitra no incorporó la Chaise en su producción en serie hasta 1991. Desde entonces, esta escultural butaca se ha convertido en un icono del diseño orgánico gracias a su forma excepcional e inconfundible. Su carcasa de fibra de vidrio, suavemente modelada y pintada de blanco, con unas formas que invitan a tocarla, ofrece sujeción al cuerpo en distintas posturas. El asiento se apoya sobre cinco varillas de acero cromado, ancladas a un pie de madera en forma de cruz. El nombre de este sillón alude al escultor Gastón Lachaise, suya obra “Floating Figure” Charles y Ray Eames consideraban que podía haber tomado asiento con gran comodidad en su diseño.

Los taburetes diseñados por Ray Eames en 1960 se enmarcaban, al igual que la Lobby Chair, en el encargo de decorar tres recepciones del edificio Time-Life de Nueva York. Estos pequeños muebles torneados, que pueden utilizarse como taburete o como mesilla auxiliar, reflejan la admiración de Ray Eames por la artesanía tradicional. El fuerte carácter domestico de estos taburetes, que recuerdan a los asientos africanos o a figuras de ajedrez de madera, se debe principalmente al toque cálido de la madera de nogal en que están fabricados. Con dimensiones exteriores idénticas, los taburetes se comercializan en tres variantes formales.

Esta misma técnica de cable de acero y soldadura por puntos fue utilizada por los Eames en 1953 para el diseño del perchero infantil Hang-it-all. En un marco rectangular pintado de blanco que se atornilla a la pared, hay soldados ganchos de formas distintas. Las bolas de madera de colores montadas en los extremos son las que dan a este estructural objeto de pared su aire alegre, simpático y colorido.


Organic chair

Esu/ edu

La organic chair procede del legendario concurso organizado por el Museum of Modern Art de Nueva York de en 1940 ¨Organic Design in home Furnishings¨. Charles Eames que por aquel entonces daba clase en la Cranbrook Academy, participo en colaboración con su colega y amigo Eero Saarinen con varios bocetos. Entre los trabajos realizados, la organic Chair, que fue galardonada con el primer premio de la categoría de asientos ocupa un lugar especial. El jurado, entre quienes encontraban Marcel Beuer y Alvar Aalto, valoro la innovación técnica que aportaba este mueble. Y es que Eames y Saarinen habían conseguido por primera vez fabricar una carcasa de asiento tridimensional con un tablero conformado. El desarrollo de la silla respondía al deseo de conseguir una carcasa de una pieza que pudiera ofrecer un alto grado de comodidad sin necesidad de excesivo acolchado. Debido a la II Guerra Mundial, este diseño, en el que Charles y Ray Eames se inspiraron tanto en lo contructivo como en la forma para otros trabajos, no pudo producirse en serie hasta los años 40. Desde 2004, la Oganic Chair se fabrica a partir de los prototipos originales del Vitra Desing Museum.

Las ESU (Eames Storage Units), diseñadas en 1949, constituyen un sistema de muebles basado en la idea de modularidad. El elemento básico de este mobiliario apilable, concebido según los principios de la producción en serie industrial, es un estructura de apoyo auto portante a base de perfiles angulares de acero galvanizados y cepillados. Las baldas son tableros de abedul, chapados en arce o pintados. La pared posterior y los laterales están formados por paneles de madera de densidad media (MDF) pintados en colores. Para reforzar la construcción, los paneles se sustituyen en ciertos puntos por barras metálicas cruzadas y atornilladas. Los compartimentos cerrados presentas puertas correderas de finas planchas de contrachapado con un patrón circular grabado. Finalmente, para equipar casa ESU se utilizan tres cajones de madera. El atractivo visual de las ESU se debe principalmente a sus cuidadas proporciones. Los paneles, de distintos colores, quedo tan de anaqueles a la estructura portante, presentan una geometría organizada de forma estrictamente modular, incorporando a su vez un elemento divertido al diseño. Los compartimentos, tanto abiertos como cerrados, subrayan el carácter arquitectónico de este mueble de almacenamiento, imitado con frecuencia.

La EDU (Eames Desk Unit) se desarrollo en paralelo a la ESU, basándose en la misma construcción.


Sofá compact

Sencillo, esbelto, cómodo de transportar y muy versátil. Con estos objetivos, Charles y Ray Eames desarrollaron el Sofa Compact, lanzada al mercado en 1954. Gracias a su forma sencilla, algo que lo diferenciaba esencialmente de los pesados sofás de la época, el Sofa Compact resulto un gran éxito y desde hace décadas lo encontramos en viviendas privadas y en zonas de espera de oficinas y consultas, tal y como los Eames pretendían. El elemento más característico de este sofá de construcción simple, montado sobre una estructura de metal cromado, es la altura extraordinaria de su respaldo, que esta dividido en dos segmentos horizontales almohadillados. Para su traslado el sofá puede plegarse fácilmente sobre el asiento. Así, embalado en una caja plana, el sofá completo puede transportarse de forma muy económica.


Las obras audiovisuales de los Eames son básicamente anuncios corporativos o de sus propios productos. Son creativas, visualmente atractivas y modernas, dan una gran importancia al color, el plano y el sonido. No tuvieron una producción muy extensa cinematográfica pero si podemos comentar algunas obras relevantes.

Powers of ten, 1977. Fue un video promocional de la empresa IBM encargado a Charles y Ray. En el celuloide, primero nos alejamos de un bucólico picnic veraniego en saltos de potencias de diez: un metro, diez metros, cien metros, mil metros, hasta que nuestra galaxia desaparece en la lejanía; después nos acercamos en saltos de potencias de diez, hasta llegar al mundo subatómico. El video es impactante por la claridad y belleza de las imágenes.

Kaleidoscope jazz chair, 1960. Es un audiovisual en stop-motion que muestra varios modelos de sillas diseñados por los Eames interactuando y transformándose a ritmo de música jazz. Es original en composición y ritmo y da una imagen moderna y actual del mobiliario que diseñaron.

901: Tras 45 años de trabajo, 1988. Desde 1943 la Oficina de los Eames se encuentra en el 901 del Washington Boulevard en Venice, California. Esta película es un documento de esa oficina y un registro de su cierre tras la muerte de Ray. Utiliza 901 como un prisma para examinar la riqueza de la vida y el trabajo.

House: after five years of living, 1955. Un retrato personal de la Eames House, un clásico de arquitectura de la posguerra que los Eames proyectaron y construyeron en 1949 como parte del Programa de Estudio de Casos de Casas. Es también la primera de una serie de películas que utilizan las imágenes fijas de una manera muy fílmica. La cámara fija ofrecía la libertad y la flexibilidad que permitían a Charles capturar regularmente imágenes de la casa mientras vivían en ella.


Design Q&A, 1972,. Una de las afirmaciones más concisas y señaladas sobre el diseño que nunca se haya rodado en una película. Como continuación de la contribución de los Eames en la exposición ¿Qué es el diseño? del Louvre de París. Expresa con mucha claridad la noción de valor de las restricciones y la importancia del reconocimiento de la necesidad para los Eames. La senyora Lamic del Museo de Artes Decorativas se encarga de la entrevista.

Diapositivas

Las exposiciones de diapositivas de multipantalla eran quizás el método Eameses más eficaz para presentar cosas diarias de nuevos modos y relaciones. Abarcando una enorme anchura de materia, las exposiciones de diapositivas fueron montadas para cursos de la escuela y conferencias así como para acontecimientos corporativos. Para estas presentaciones complicadas, el Eameses The Fiberglass Chairs: Something of how dibujó sobre su colección meticulosamente catalogada de aproximadamente 350,000 they get the way they are, 1970. Con una partitura de 12 tonos de diapositivas: su muy propio “ gabinete de Buddy Collette, este corto da una idea del curiosidad. “ diseño inicial, la producción y fabricación de estas famosas sillas. Una delicia visual. S-73 (Sofa Compact), 1954. Muestra el diseño y desarrolo del Sofa Compact. Una película encantadora que deja las cosas claras respecto a la legitimidad de las restricciones de un diseño concreto -en este caso el uso eficiente del espacio para una entrega eficaz. (S-73 era el número de catálogo del Sofa Compact).

IBM at the Fair, 1965. Pensada como recuerdo en forma de película del Pabellón IBM de la Exposición Universal de Nueva York, esta película usa mucha filmación a intervalos para reflejar la energía del pabellón en su uso por miles de visitantes.

Lounge Chair, 1956 Hecho para la introducción de la butaca de los Eames, muestra cómo se monta rápidamente. Esta película se rodó en muy pocos días cuando los Eames salieron en el espectáculo Today con Arlene Francis. Este corto es una ilustración clara de una expresión de Charles: lo mejor que puedes hacer entre hoy y martes es algo así como lo mejor que puedes hacer.


¿Quién podría decir que el placer no es útil? Charles Eames.


Bellas Artes. La práctica totalidad de la obra gráfica de la pareja nace en las preciosistas manos de Ray Kaiser. Esta mujer fue una buena alumna de BBAA y mejor escultora que aportó las ganas, la disciplina y gran parte de la estética a la obra de Charles Eames. Fue una trabajadora incansable, una creativa docta y una especialista del detalle. Trabajaba los bocetos de sus ideas y las desarrollaba metódicamente. Fue, también una comprometida con la causa del diseño práctico, funcional y de bajo coste. Brilló en muchas disciplinas pero lo que más ha perdurado fueron sus diseños para telas estampadas, algunas de las cuales se emplean hoy en día. No por ello debemos malograr la obra gráfica de charles, muy expresiva y clara pero prácticamente ligada a la metodología de sus proyectos, es decir, a los bocetos iniciales y diagramas explicativos. Ambos formaron un buen tandem de creatividad, las buenas ideas de Charles encontraron la mejor manera de realizarse junto a su amada Ray. Juntos fueron capaces de crear un sinfín de proyectos de toda índole de forma racional y consecuente. Siempre considerados con las clases desfavorecidas, la naturaleza y las nuevas técnicas y materiales. Sin duda supieron crear un fabuloso mundo multicolor y manufacturado que les envolvía en el más bello de los placeres: tener la sensación de haber realizado un buen trabajo.


Publicidad. A parte de estas manifestaciones gráficas son, también, dignas de mención los diseños publicitarios que acompañaban sus productos, mayoritariamente diseñados por los Eames y su equipo. Crearon panfletos e imágenes de productos claros, reconocibles y comprensibles. Envueltos en una estética moderna y minimalista. De esta forma trataron de acercarse al consumidor, explotando, sobre todo, una visión modesta pero moderna de sus productos. Trataron de acompañarlos todos de videos o dibujos explicativos y difundieron sus ideas con éxito gracias a estas campañas.


Bibliografía:

- Summa Artis, Miguel Cabañas. Volumen XII. Ed. Espasa. - Decorative art 50’s, Charlotte & Meter Fiell. Ed. Taschen - Principios universales del diseño, William Lidwell. Ed Blume. - The Work of Charles and Ray Eames: A Legacy of Invention, Donald. Ed. Albrecht - Design 1935-1965: What Modern Was. Ed. MartinEidelberg. - Architecture USA, Ian McAllum. Ed. Reinhold - Arquitectura siglo XX, Peter Gössel , Gabriele Leuthäuser. Ed. Taschen. - Eames House, Marilyn Nehueart.


Charles y Ray Eames