Page 1

ANÁLISIS DEL SECTOR DE SEGURIDAD PRIVADA 2008

Gabinete de Estudios de FeS-UGT


INDICE

1.

MARCO NORMATIVO Y PROPUESTAS DE REFORMA ................................................. 2

2.

MAPA SECTORIAL ............................................................................................................. 10

3.

ESTRUCTURA EMPRESARIAL DEL SECTOR ............................................................... 11

4.

DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN ECONÓMICA DEL SECTOR .............................. 15 Panorama internacional de la seguridad privada ................................................................. 15 Panorama español de la seguridad privada ........................................................................... 17

5.

EVOLUCIÓN Y CARACTERÍSTICAS DEL EMPLEO ..................................................... 26

6.

CONDICIONES LABORALES DEL SECTOR .................................................................. 34 Clasificación profesional .......................................................................................................... 34 Retribuciones ............................................................................................................................ 38 Jornada laboral ........................................................................................................................ 40 Salud laboral ............................................................................................................................. 41 Problemática en la contratación con las Administraciones Públicas .................................. 51

7.

FORMACIÓN ....................................................................................................................... 53

1


1. MARCO NORMATIVO Y PROPUESTAS DE REFORMA El Decreto 554/1974, de 1 de marzo, que establece la obligatoriedad para bancos y cajas de ahorro de dotarse de ciertas medidas de seguridad, marca el punto de partida del sector de la seguridad privada en nuestro país, concretamente con el desarrollo del transporte de fondos. Para la realización de estos servicios, la única figura de trabajador reconocida era la del Vigilante Jurado de Seguridad. En 1978, el Real Decreto 629 reconoce al Vigilante Jurado y regula sus funciones y su ámbito de actuación. En esta época y con motivo de la desocupación creciente, comenzaron a proliferar numerosos delitos. Los poderes públicos, conscientes de que la inseguridad ciudadana era un hecho consistente y que intereses privados demandaban una protección que ya no podían prestar los propios servicios públicos, comenzaron a legislar en la materia, considerando a los servicios privados de seguridad como servicios complementarios y subordinados respecto a los de la seguridad pública. Entre 1974 y 1977, año en el que tan sólo había inscritas en el registro 10 empresas de Seguridad, comienzan a funcionar a escala media, dedicada mayoritariamente a dar servicio a la gran banca privada, Transportes Blindados, Esabe, Transportes Candi, Prosesa y alguna otra compañía de menor entidad. A partir de esta fecha y al amparo de las exigencias del mercado, se produce un crecimiento desorbitado de las actividades de seguridad privada. En 1977, el Real Decreto 2113/1977, de 23 de julio, modifica las normas de seguridad para entidades de crédito y establecimientos industriales y de comercio, lo cual facilita aún más la expansión. Comienza a generalizarse la contratación de vigilantes para la protección y custodia de inmuebles, fábricas, polígonos industriales e instalaciones de todo tipo. La década de los ochenta fue bastante prolífica en cuanto a la aparición de nuevas empresas produciéndose un despliegue sin precedentes en el año 1986. Si durante el período comprendido entre 1974 y 1982, se registraron en la Dirección General de la Seguridad del Estado 360 empresas, en cambio, entre 1982 y 1987, se inscribieron en el registro del orden de 825 empresas de seguridad más, sumando cerca de 1.200 a finales de 1987. En 1992, la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada vino a resolver numerosos problemas que habían ido surgiendo paralelamente al crecimiento del sector, tales como el intrusismo, la falta de normas de homologación de productos, deficiente formación de los vigilantes, irregularidades en su funcionamiento y comisión de numerosas infracciones, 2


así como la ausencia sobrevenida de requisitos esenciales. El desarrollo de esta Ley se plasmó fundamentalmente en el Reglamento de Seguridad Privada aprobado por el Real Decreto 2363/1994, de 9 de diciembre. En junio de 2005, el Director General de Policía convocó la Comisión Mixta Central de Seguridad Privada, órgano principal de colaboración y coordinación entre la Seguridad Pública y la Seguridad Privada y Foro receptor de sugerencias, problemas e inquietudes que afectan al Sector. En esa reunión se acordó la creación de varios grupos de trabajo y específicamente uno de ellos sobre “modificación normativa” se constituyó con distintos representantes del Sector, quienes elevaron sus propuestas hasta el mes de diciembre a la Unidad Central de Seguridad Privada1. Posteriormente se convocaron reuniones de los distintos grupos durante los meses de enero, febrero y marzo de 2006 en Unidad Central, con el objeto de estudiar, evaluar y consensuar las propuestas recibidas, que afectaban tanto a la Ley, Reglamento y Órdenes Ministeriales. La Unidad las elevó a la Dirección General de la Policía. Y de todo este proceso parece que ya existe un borrador en la Dirección de la Policía y la Guardia Civil. Las principales cuestiones que están pendientes de regular y que se han planteado como propuestas de cara a la futura reforma normativa son2: 1) Falta de personal Para solucionar el notable déficit de personal de seguridad, las organizaciones empresariales plantean la entrada en el Sector de personal extranjero no comunitario. Desde la principal patronal del sector que agrupa a 18 empresas, la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser), se propone que dicha entrada se haga con unos límites: sólo en los servicios no armados, y que se exija una residencia mínima en el territorio español para comprobar posibles antecedentes penales. En noviembre de 2007, el Congreso aprobó por unanimidad una proposición no de ley por la que los extranjeros no comunitarios podrán ser contratados como vigilantes de seguridad. En la actualidad, está pendiente su tramitación en la nueva legislatura.

Boletín informativo de la Asociación Española de Empresas de Seguridad (AES). Número 28. Enero 2007 2 Secretaría Sectorial de Seguridad Privada de FeS-UGT. “Propuestas de FeS-UGT para la Comisión Mixta Central de Seguridad Privada del Ministerio del Interior”. 16 de febrero de 2006. Seguritecnia nº 323. Octubre 2006. “Mesa redonda sobre legislación”. 1

3


2) Sistema de acceso a la profesión Las empresas también proponen una reforma radical del sistema de acceso a la profesión, habilitación y acreditación profesional, que se traduce en la relajación de los requerimientos actuales de acceso (formación, pruebas físicas, etc.) y en la agilización de los trámites burocráticos y de la periodicidad de las pruebas. En este sentido, desde el sindicato también apostamos por una reducción de las distintas tasas de seguridad privada (pruebas selectivas, TIP, compulsas, etc.). En cuanto al cuadro de aptitud psicofísica, debería ser más realista, acorde con la realidad de la profesión y a la edad del personal de seguridad, valorándose también otras facetas como la experiencia y la formación. Una fórmula adecuada sería que cada uno de estos aspectos (pruebas psicofísicas, experiencia y formación) supusieran un tercio de la valoración para la permanencia en el sector. 3) Funciones del personal En este tema, las empresas plantean, por un lado, modificar las funciones del vigilante de seguridad, para adaptarlas a los nuevos servicios de seguridad. Por otro, se habla de crear una carrera profesional para hacer más atractiva la profesión. Y también destacan que habría que subsanar la omisión de la figura del Director de Seguridad y desvincularlo de la del Jefe de Seguridad. Desde nuestra Federación, consideramos que las incompatibilidades del personal de seguridad deberían suprimirse, permitiéndose la realización de las distintas funciones una vez obtenidas las correspondientes habilitaciones. 4) Protección jurídica del vigilante de seguridad La propuesta de reforma persigue otorgar mayor protección jurídica al personal de seguridad, que podría llegar hasta alcanzar el carácter de Agente de la Autoridad. Desde FeS-UGT, creemos que se debe dotar de mayor protección legal al personal de seguridad. Nos parecería una fórmula adecuada el considerar como infracción administrativa la desatención a las indicaciones de dicho personal en el ejercicio de sus funciones, con su correspondiente sanción económica por parte de la Administración, así como la protección penal como Agentes de la Autoridad. 4


5) Uniformidad La normativa sobre uniformidad del personal de seguridad no es adecuada a las necesidades reales de dicho personal. En este sentido, proponemos: -

La uniformidad debe ser establecida por la empresa de que dependa el personal de seguridad y la representación legal de los trabajadores;

-

Debe existir uniformidad para personal masculino, personal femenino y personal femenino en los supuestos de embarazo.

-

La uniformidad debe seguir criterios de funcionalidad y comodidad, de acuerdo con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

-

No podrá inducir a error con la uniformidad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ni con los de las Fuerzas Armadas, debiendo ser aprobados por el Ministerio del Interior.

-

El personal distinto del de seguridad privada que realice las funciones excluidas por la normativa de seguridad no podrá utilizar uniformes que puedan inducir a error con los uniformes de los vigilantes de seguridad o de los guardas particulares del campo. 6) Armas y material de protección

El incremento de la delincuencia y la experiencia práctica han demostrado que, en muchos casos, la defensa reglamentaria se demuestra claramente insuficiente para repeler las agresiones sufridas por el personal de seguridad. Por otra parte, la utilización del arma de fuego resultaría desproporcionada en la mayor parte de los supuestos. Dado que existen multitud de armas en el mercado (sprays de gas lacrimógeno, defensas eléctricas, etc.) se debería autorizar la utilización de las mismas por parte del personal de seguridad, de acuerdo con sus necesidades. Asimismo, se debería autorizar la utilización de material de protección, como cascos, escudos, etc. para aquellos supuestos de mayor peligrosidad, como por ejemplo eventos deportivos, transportes públicos zonas con gran afluencia de público, etc. 7) Formación Se hace hincapié en la necesidad de contar con un personal bien formado para garantizar la calidad de los servicios, lo que pasa por potenciar los centros de formación y la especialización de la formación. 5


Desde nuestra Federación apostamos por: -

El establecimiento de un itinerario formativo que permitiese a aquellos que han perdido la habilitación de vigilante de seguridad por inactividad durante 2 años, acceder a la ocupación sin necesidad de examinarse nuevamente. Dicho itinerario debería ser flexible para poder adaptarse a los cambios tecnológicos, legales, etc.; con una duración no inferior a 20 horas; siempre presencial e impartido en centros homologados; y establecido por la Administración. Igualmente deberían desarrollarse itinerarios formativos similares para las especialidades de escolta y vigilantes de explosivos.

-

La creación de un itinerario formativo de adiestramiento para el mantenimiento de la licencia de armas en los supuestos de suspensión de los ejercicios puntuables de tiro, con una duración mínima de 5 horas.

-

La necesidad de acreditar en itinerarios formativos debidamente desarrollados la utilización de perros y de equipos radiológicos en las diferentes instalaciones.

-

El establecimiento de un protocolo de actuación en la actividad inspeccionadora de la Administración que garantice la adecuación de la formación impartida a las exigencias normativas. Y el desarrollo de un régimen disciplinario para aquellos centros de formación homologados que no cumplen con la normativa vigente o para aquellos que no estándolo imparten de forma camuflada formación para los profesionales de la seguridad privada.

-

Sería deseable la exigencia de que una vez concluidas las acciones formativas de vigilante de seguridad y sus especialidades, se remitiese un acta a los centros de formación con la relación de aptos y no aptos de la acción formativa.

8) Carta de calidad y deontología profesional La elaboración de la Carta de Calidad y de un Código Deontológico debe estar presidida por criterios de máximo respecto y escrupuloso cumplimiento de la legalidad vigente en todas las materias. Debe estar rodeada del más profundo respeto a los derechos individuales y colectivos. Tiene que fomentar la calidad y la profesionalidad del personal y las empresas de seguridad privada sobre la base de la formación, la confianza mutua, el reconocimiento de la labor realizada y la seguridad y estabilidad laboral y económica de los trabajadores del sector. 6


Asimismo, servirá como instrumento de lucha contra el intrusismo y la competencia desleal. Y tiene que implicar también a los usuarios de los servicios de seguridad para que contribuyan y no obstaculicen la consecución de los fines expuestos. 9) Intrusismo y competencia desleal Todos están de acuerdo en luchar contra el intrusismo que las empresas de servicios ejercen. Pero lo que no reconocen es que, en la mayoría de las ocasiones, el intrusismo viene de la propia empresa de seguridad que realiza las mismas funciones a través de sus empresas de servicios. La correcta aplicación de la Ley de Seguridad Privada y sus normas de desarrollo es la mejor forma de acabar con el intrusismo. 10)

Régimen sancionador

Las empresas quieren que se suavice el régimen sancionador. Actualmente se considera falta grave la contratación de empresas sin habilitación y falta leve si el que carece de habilitación es el personal contratado. Desde FeS-UGT creemos que la falta debería considerarse muy grave en ambos casos. Además, el usuario debería establecer los medios de control necesarios para comprobar que tanto las empresas de seguridad contratadas como el personal de las mismas cumplen los requisitos de habilitación. 11)

Coordinación entre la seguridad pública y la seguridad privada

La escasa transferencia de información entre la seguridad pública y la privada constituye un problema para el correcto funcionamiento de este Sector. Creemos que deben establecerse unas normas básicas de referencia para conseguir una cierta homogeneidad en todo el Estado, si bien la aplicación práctica de las mismas debe corresponder a las Comisiones Mixtas Provinciales de Seguridad Privada, que son las adecuadas para establecer protocolos de actuación en esta materia. Para ello, tiene que haber reuniones conjuntas de las anteriores con las Juntas de Seguridad de las Comunidades Autónomas y las Juntas Locales de Seguridad. 12)

Transporte de Fondos

Las especiales características del transporte de fondos, conlleva la realización de continuas paradas para cumplir su cometido, situando en la mayoría de los casos, a los vigilantes de seguridad conductores al límite de la normativa de 7


tráfico (estacionamientos prohibidos, invasión de carril bus, retenciones de tráfico, invasión de aceras, etc.). Por ello, proponemos la búsqueda de fórmulas que conjuguen la normativa de seguridad privada y la legislación de tráfico, así como un compromiso por parte de las autoridades con competencia en materia de tráfico de colaboración de la Policía Local que facilite la realización de funciones de seguridad. En los centros comerciales, grandes superficies, cajeros automáticos, cajas de transferencia y similares, debido a la gran afluencia de público, se debería establecer, para los vigilantes del transporte de fondos, la obligación de tener zonas de exclusa para efectuar las tareas de entrega y recogida. Y en los supuestos en que la normativa permite realizar el transporte de fondos solamente con uno o dos vigilantes, dado el riesgo que ello supone, se deben aumentar las medidas de seguridad, estableciendo por ejemplo la obligación de un cierto blindaje del vehículo, disponer de caja fuerte en el mismo, etc.

Por otro lado, en junio de 2006, la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados aprobó con modificaciones una Proposición no de Ley relativa al proceso de ejecución de la Sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 26 de enero de 2006, sobre la adecuación de la normativa española en materia de seguridad privada al ordenamiento jurídico comunitario, presentada por el PP, junto con una enmienda del PSOE. Dicha Sentencia considera que España está incumpliendo algunas de las obligaciones de Derecho comunitario, específicamente los artículos 43 y 49 del Tratado de la Comunidad Europea relativos a la libertad de establecimientos y de servicios, al exigir una serie de requisitos a las empresas de seguridad extranjeras, para que puedan ejercer sus actividades en nuestro país (forma jurídica, capital social mínimo, depósito de una fianza, plantilla mínima, autorización administrativa específica expedida por las autoridades españolas, reconocimiento de las cualificaciones profesionales del detective privado para el ejercicio de dicha actividad). Con la Proposición no de Ley se insta al ejecutivo a reformar la Ley de Seguridad Privada, adaptando el ordenamiento jurídico “en aquellos aspectos en los que la experiencia ha puesto de manifiesto su insuficiencia”. Como respuesta, el 19 de septiembre de 2007 se publicó el Real Decreto-Ley 8/2007, de 14 de septiembre, por el que se modifican determinados aspectos de la Ley 23/1992, de 20 de julio, de Seguridad Privada, corrigiendo en parte los obstáculos que, según el Tribuna de Justicia, imponía a la libertad de establecimiento y a la libre prestación de servicios. Asimismo, el Real Decreto

8


4/2008, de 11 de enero, ha realizado las modificaciones oportunas del Reglamento de Seguridad Privada. Finalmente, los diferentes actores implicados abogan por una armonización de las distintas legislaciones europeas, con motivo de la discusión del proyecto de la Directiva Europea de Servicios. Los requisitos de acceso a la profesión, la ausencia de antecedentes penales y la edad mínima de acceso son algunos de los aspectos que se recogen en las legislaciones de todos los países en mayor o menor medida. Por el contrario, existen otros puntos en los que las divergencias son bastante notables, como en la legislación laboral, la utilización de uniformes y tarjetas de identificación, la utilización de armas de fuego, la formación y las condiciones del ejercicio de la profesión. En este sentido, la armonización europea no puede hacerse en menoscabo de aquellos regímenes que han conseguido un mayor nivel de desarrollo, de forma que debe buscarse una regulación mínima común obligatoria, combinada con regulaciones nacionales fuertes.

9


2. MAPA SECTORIAL Según el Artículo 1 del Reglamento de Seguridad, los servicios y las actividades de Seguridad Privada son los siguientes: Vigilancia y protección de certámenes o convenciones.

bienes,

establecimientos,

espectáculos,

Protección de personas determinadas, previa autorización correspondiente. Depósito, custodia, recuento y clasificación de monedas y billetes, títulosvalores y demás objetos que, por su valor económico y expectativas que generen, o por su peligrosidad, puedan requerir protección especial, sin perjuicio de las actividades propias de las entidades financieras. Transporte y distribución de los objetos a que se refiere el apartado anterior, a través de los distintos medios, realizándolos, en su caso, mediante vehículos cuyas características serán determinadas por el Ministerio de Justicia e Interior, de forma que no puedan confundirse con los de las Fuerzas Armadas ni con los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Instalación y mantenimiento de aparatos, dispositivos y sistemas de Seguridad. Explotación de centrales para la recepción, verificación y transmisión de las señales de alarma y su comunicación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como prestación de servicios de respuesta cuya realización no sea de la competencia de dichas Fuerzas y Cuerpos. Planificación y asesoramiento de las actividades de Seguridad. Y de acuerdo con el Registro de Empresas de Seguridad de la Dirección General de la Policía, las empresas de Seguridad se dividen con relación a la actividad a que se dedican de la siguiente forma:         

Vigilancia y protección Instalación y mantenimiento Protección de personas Depósito de fondos Transporte de fondos Centrales de alarma Asesoramiento y planificación Depósito de explosivos Transporte de explosivos

10


3. ESTRUCTURA EMPRESARIAL DEL SECTOR

Según los últimos datos aportados por el INE, en España existen actualmente 2.591 empresas de seguridad e investigación (CNAE 746), un 6,3% más que el año anterior. La evolución del número de empresas ha mostrado un comportamiento creciente a lo largo de los últimos años, con importantes subidas en 2003 y 2004, en que creció un 9 y un 7% respectivamente, así como en los dos últimos ejercicios. EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE EMPRESAS. 1999-2007

2700 2600 2500 2400 2300 2200 2100 2000 1900 1800 1700 Nº Empresas

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

1777

1830

1863

1881

2049

2195

2285

2437

2591

Fuente: Directorio Central de Empresas. INE

De éstas, el 49% no tiene asalariados a su cargo, por lo que se puede entender que son empresas de investigación. De hecho, si atendemos a su condición jurídica, el 38% son personas físicas y no sociedades. Por tanto, se puede deducir que aproximadamente podríamos estar hablando de unas 1.317 empresas de seguridad propiamente dichas.

11


EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE EMPRESAS POR ESTRATO DE ASALARIADOS. 2006-2007 ASALARIADOS

TOTAL Sin asalariados 1-49 50-99 100-199 200-499 500-999 1.000-4.999 5.000 o más

2006

Nº 2.437 1.192 1.036 89 58 33 11 16 2

% 100,00% 48,91% 42,51% 3,65% 2,38% 1,35% 0,45% 0,66% 0,08%

2007

Nº 2.591 1.274 1.113 77 63 39 7 15 3

% 100,00% 49,17% 42,96% 2,97% 2,43% 1,51% 0,27% 0,58% 0,12%

VARIACIÓ N 06/07 % 6,32% 6,88% 7,43% -13,48% 8,62% 18,18% -36,36% -6,25% 50,00%

Fuente: Directorio Central de Empresas. INE

Se trata en general de empresas de pequeña dimensión ya que el 43% tiene menos de 50 trabajadores en sus plantillas. Y tan sólo 18 empresas superan los 1.000 empleados, de las cuales 3 cuentan con 5.000 o más trabajadores. La mayoría de ellas, un 44,23% son sociedades de responsabilidad limitada, mientras que el 12% son sociedades anónimas.

EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE EMPRESAS POR CONDICIÓN JURÍDICA. 2006-2007 CONDICIÓN JURÍDICA

TOTAL Personas físicas Sociedades anónimas Sociedades de responsabilidad limitada Otras formas jurídicas

2006

2007

Nº 2.437 898 314

% 100,00% 36,85% 12,88%

Nº 2.591 984 308

1.084 141

44,48% 5,79%

1.146 153

VARIACIÓN 2006/2007 % % 100,00% 6,32% 37,98% 9,58% 11,89% -1,91% 44,23% 5,91%

5,72% 8,51%

Fuente: Directorio Central de Empresas. INE

12


Los datos facilitados por el Ministerio del Interior para 2007, se refieren a 1.134 empresas de seguridad autorizadas en España. Atendiendo a las actividades desarrolladas, son las dedicadas a instalaciones y mantenimiento las más numerosas, con 842 empresas, seguidas por 347 compañías dedicadas a la vigilancia y la protección y 175 centrales de alarma. EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE EMPRESAS POR ACTIVIDAD. 2001-2006

ACTIVIDAD

Vigilancia y protección Instalación y mantenimiento Protección de personas Depósito de fondos Transporte de fondos Centrales de alarma Asesoramiento y planificación Depósito de explosivos Transporte de explosivos TOTAL EMPRESAS

2001

2006

VARIACIÓN 2001/2006 Nº %

Nº 316

% 32,64%

Nº 347

% 30,95%

685

70,76%

842

75,11%

31 157

48

4,28%

48

9,81% 22,92%

7 9 161 60

0,72% 0,93% 16,63% 6,20%

8 11 175 88

0,71% 0,98% 15,61% 7,85%

1 2 14 28

14,29% 22,22% 8,70% 46,67%

12 46

1,24% 4,75%

15 51

1,34% 4,55%

3 5

25,00% 10,87%

968

100,00%

1.121

100,00%

153

15,81%

Fuente: Anuario Estadístico del Ministerio del Interior. El número total de empresas no se corresponde con la suma del número de empresas por actividad ya que una empresa puede actuar dentro de varias actividades.

Entre 2001 y 2006 han entrado en el mercado de servicios de seguridad 153 nuevos operadores de un total de 1.121 empresas. En el ámbito de servicios de vigilancia han ingresado 31 operadores en los últimos 5 años; y en el mercado de alarmas, 157 empresas que prestan servicios de instalación y mantenimiento y 14 centrales de alarmas. Como hemos comentado, el sector está dominado por pequeñas y medianas empresas lo que puede resultar chocante ya que el sector de seguridad se caracteriza por la contratación de personas físicas (vigilantes). No obstante, este dato está directamente relacionado con el crecimiento tan notable que están experimentando las actividades de instalaciones y mantenimiento de sistemas de alarma.

13


Es decir, la seguridad ya no sólo se limita al personal de vigilancia, sino que los sistemas informáticos de seguridad van adquiriendo cada vez mayor importancia. De hecho, el mercado de las soluciones técnicas de seguridad de Europa y EE.UU. se valora en la actualidad en unos 26.100 millones de euros. Y, además, la prueba evidente de la importancia que está adquiriendo la tecnología, es la adquisición por parte de las grandes empresas del sector de compañías especializadas en sistemas de seguridad. Las Comunidades Autónomas donde se ubican más empresas de Seguridad son Madrid con un 25% respecto al total, seguida de Cataluña con un 17% de empresas y Andalucía que también destaca con un 16,4% del total. NÚMERO DE EMPRESAS POR COMUNIDAD AUTÓNOMA. 2006-2007

CC.AA. TOTAL Andalucía Aragón Asturias Baleares Canarias Cantabria Cast y León C-La Mancha Cataluña C Valenciana Extremadura Galicia Madrid Murcia Navarra País Vasco La Rioja Ceuta y Melilla

2006 Nº 2437 398 34 25 48 134 13 85 73 416 239 19 115 600 91 16 109 12 10

% 100,00% 16,33% 1,40% 1,03% 1,97% 5,50% 0,53% 3,49% 3,00% 17,07% 9,81% 0,78% 4,72% 24,62% 3,73% 0,66% 4,47% 0,49% 0,41%

2007 Nº 2.591 426 42 26 49 142 15 91 78 445 249 23 119 642 96 14 110 17 7

% 100,00% 16,44% 1,62% 1,00% 1,89% 5,48% 0,58% 3,51% 3,01% 17,17% 9,61% 0,89% 4,59% 24,78% 3,71% 0,54% 4,25% 0,66% 0,27%

VAR 06/07 % 6,32% 7,04% 23,53% 4,00% 2,08% 5,97% 15,38% 7,06% 6,85% 6,97% 4,18% 21,05% 3,48% 7,00% 5,49% -12,50% 0,92% 41,67% -30,00%

Fuente: Directorio Central de Empresas. INE

14


4. DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN ECONÓMICA DEL SECTOR

PANORAMA INTERNACIONAL DE LA SEGURIDAD PRIVADA Si bien la media del mercado mundial de servicios de seguridad privada ha crecido en torno al 10%, estas cifras se reparten de manera desigual siendo del 6% para el conjunto del mercado comunitario y un 10 % en el mercado internacional, en el que destacan por su dinamismo América Central y del Sur3. El mercado mundial de la seguridad está valorado en unos 87.300 millones de euros, en el que operan 85.000 firmas. Ocho empresas facturan más de 1.000 millones de euros al año, representando el 20% del mercado mundial. Y Europa y Estados Unidos representan el 75% del mercado mundial. El valor del mercado estadounidense de la seguridad se cifra en unos 11.290 millones de euros, donde las cinco primeras empresas de seguridad representan una cuota de mercado total del 49% y Securitas destaca con el 19% de la misma. PRINCIPALES EMPRESAS DEL MERCADO ESTADOUNIDENSE EMPRESAS Securitas Wackenhut AlliedBarton Akal Security Guardsmark TOTAL

FACTURACIÓN (MM $ USA) 2.684 1.500 1.099 1.000 509

DELEGACIONES

EMPLEADOS

650 120 79 50 155

102.780 38.000 37.000 12.000 18.500

CUOTA DE MERCADO (%) 19 11 8 7 4 49

Fuente: Securitas y Security Magazine.com

El mercado europeo de servicios de vigilancia y seguridad se encuentra valorado en algo más de 21.300 millones de euros, de los que un 75% (16.000 millones) se encuentra externalizado. En 2005, este mercado se expandió en un 3-4%. En este mercado existen 30.265 empresas que tienen contratados a 1.054.000 vigilantes. Los seis primeros países, por número de vigilantes, son: Alemania, España, Francia, Italia, Polonia y Reino Unido. Entre ellos tienen el 75% del 3

Memoria Anual 2006 del Grupo Prosegur.

15


mercado europeo (787.631 vigilantes). Alemania, España, Francia y Reino Unido son los cuatro países con mayor facturación; entre los cuatro reúnen un 67% (16.271 millones de Euros)4. Las principales empresas del sector a nivel europeo son Securitas, con una cuota aproximada del 15% y Group 4 Securicor. Esta última nació de la fusión de dos de las principales compañías de seguridad europeas: la danesa Group 4 Falck y la británica Securicor. Está presente en 100 países, emplea a más de 500.000 personas y en el año 2007 alcanzó una facturación de 4.490,7 millones de libras. Sus principales accionistas son Skagen Alpha Limited (13,43%), Deutsche Bank AG (4,14%) y Legal and General Group Plc (3,48%). Otros protagonistas dentro de este mercado, aunque con una cuota considerablemente menor y presencia regional, son Prosegur e Initial-Rentokil. Desde el punto de vista de la demanda de los servicios de seguridad a nivel mundial, las estimaciones apuntan a un sólido crecimiento. La mejora del nivel de vida en los países en desarrollo y la creciente complejidad de las operaciones corporativas (que lleva aparejada una mayor vulnerabilidad y en consecuencia un incremento de la necesidad de protección) son los principales motores que impulsan la demanda. En este escenario, la previsión de crecimiento de ingresos del sector a nivel mundial es de entre el 8% y el 9%. Los servicios de vigilancia, que suponen casi la mitad del mercado, tienden a aumentar alrededor del 7%, mientras el negocio de logística de valores, que es el segmento más maduro, podría crecer en torno al 5%. Las áreas más dinámicas son los sistemas electrónicos y la seguridad residencial, ambas con aumentos claramente por encima del 10%5.

anteriores a la amortización

Margen operativo (%) 7,5 7,9 7,5 Amortización del fondo de comercio - - - 45,59 Amortización de activos fijos - 4,26 - 2,88 intangibles asociados a adquisiciones

4 Boletín Informativo Aproser. Nº 14. Diciembre 2005. Conclusiones del III Seminario Europeo de Seguridad Privada. 5 Memoria Anual 2006 del Grupo Aproser.

16


PANORAMA ESPAÑOL DE LA SEGURIDAD PRIVADA El mercado español de la seguridad privada, que representa el 0,34% del PIB español, creció durante el año 2006 un 7%, alcanzando una facturación de alrededor de 3.347 millones de euros, según las estimaciones de Aproser. Como se puede observar, se trata de un sector en pleno desarrollo que no ha dejado de crecer en los últimos años. EVOLUCIÓN DE LA FACTURACIÓN DEL SECTOR. 2001-2006

3500 3300

3100 2900 2700

2500 2300 Millones €

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2366

2610

2781

2922

3123

3343

Fuente: Aproser

La actividad que mayor volumen de negocio generó fue la de Vigilancia que aportó el 63,4% del total, con 2.121 millones de euros y un crecimiento del 8% respecto al ejercicio 2005. Pero el sector que experimentó mayor crecimiento (20% respecto a 2005) fue el de Sistemas Electrónicos y Alarmas, que concentró el 27,8% del mercado con 931 millones de euros. Finalmente, el Transporte de Fondos y Manipulado de Efectivo generó 295 millones de euros, correspondiéndole un 9% de la facturación total.

17


DISTRIBUCIÓN DE LA FACTURACIÓN POR ACTIVIDADES. 2006

Transporte Fondos y Manipulado de Efectivo 8,81% Sistemas Electrónicos/Alarmas 27,82%

Vigilancia 63,37%

Fuente: Aproser

Los clientes públicos representan el 30% de la demanda de servicios de vigilancia y los privados el 70%. Sus principales clientes son la industria (19%), seguida de las entidades financieras y las infraestructuras de transporte, cada una con un 18%, y el comercio (17%). La Administración Pública (16%) y el sector doméstico (12%) cierran el listado de sectores que demandan servicios de seguridad. Madrid, Cataluña y Andalucía son las Comunidades Autónomas que más facturaron durante 2007 en el sector de la seguridad privada, como se puede observar a continuación. De hecho, estas tres comunidades concentran el 57% de la facturación total del sector.

18


DISTRIBUCIÓN DE LA FACTURACIÓN DEL SECTOR POR CC.AA. 2006

Madrid 954

28,50%

Andalucía 490

14,60%

Cataluña 472

14,10%

Valencia 277

8,30%

P aís Vasco 228

6,80%

Canarias 139

4,20%

Galicia 130

3,90%

Castilla y León 124

3,70%

Aragón 87

2,60%

Asturias 84

2,50%

Castilla La Mancha 74

2,20%

Murcia 66

2,00%

Baleares 63

1,90%

Navarra 51

1,50%

Cantabria 41

1,20%

Extremadura 35

1,00%

La Rioja 19

0,60%

Ceuta y Melilla 13

0,40%

0,00%

5,00%

10,00%

15,00%

20,00%

25,00%

30,00%

Fuente: Aproser

19


En los últimos años hemos asistido a la desaparición de pequeñas empresas y a una mayor concentración empresarial en torno a las compañías de mayor tamaño que operan a escala nacional. La seguridad privada es un sector muy atomizado, aunque las 10 empresas más grandes concentran el 72% del mercado6. Las tendencias apuntan a un creciente grado de concentración de la oferta, motivado por la realización de operaciones de adquisición de empresas de tamaño pequeño y medio por parte de los grandes grupos del sector.

FACTURACIÓN DE LAS PRINCIPALES EMPRESAS DE SEGURIDAD. 2006 Millones de Euros

Prosegur

843

586

Securitas (2007)

Grupo Segur

207,8

Eulen Seguridad

205,5

0

200

400

600

800

1000

Fuente: Elaboración propia

El Grupo Prosegur, fundado en 1976 por Herberto Gut, sigue controlado por la familia Gut Revoredo, que cuenta con una participación del 50,1% a través de la sociedad Gubel, S.L. y cotiza en Bolsa desde 1987. En el ejercicio 2006, la facturación mundial del Grupo Prosegur fue de 1.628 millones de euros, un 17% más que en el ejercicio anterior.

6

Consultora DBK con datos de 2006.

20


El Grupo presta servicios en 13 países de Europa y de Latinoamérica: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, Francia, Italia, México, Paraguay, Perú, Portugal, Rumanía y Uruguay. Su infraestructura está formada por 600 delegaciones, una plantilla de 76.765 profesionales y una flota compuesta por casi 4.700 vehículos entre los blindados y las unidades destinadas a servicios técnicos, comerciales o de mantenimiento. Latinoamérica representa el 31,5% de los ingresos totales del Grupo. En España, su facturación fue de 843 millones de euros en 2006, un 12% más que el año anterior, liderando el mercado de provisión de servicios de seguridad español, con una cuota de mercado del 27% y 25.472 empleados. España supone el 51,5% del negocio total del Grupo. Durante 2005 Prosegur reforzó su presencia en España con la compra de la Compañía Europea de Servicios de Seguridad (CESS) y Servicios Generales (ESC) y el Grupo Nordés, empresa puntera en el mercado de las tecnologías de la seguridad. En Brasil, adquirió dos compañías de logística de valores (Transpev y Preserve) y abrió un nuevo mercado en Europa Oriental con la compra de la rumana Dragon Star. En 2006 continuó consolidando su apuesta por la tecnología de seguridad y protección contra incendios con la adquisición de Escol en Portugal y Fireless en Argentina. Y, a principios de 2007, ha tomado el control del 60% de la firma colombiana Thomas Greg & Son Transportadora de Valores, situándose en el segundo lugar del mercado de seguridad colombiano por detrás de la americana Brinks. La multinacional sueca Securitas es la mayor empresa del mundo en servicios de seguridad, con una facturación de 6.694 millones de euros en 2006 y una cuota de mercado global del 12%. El Grupo cuenta con 215.000 trabajadores repartidos en 30 países. Securitas posee una cuota del 18% en el mercado estadounidense y una cuota del 15% en el negocio europeo. El grupo está actualmente organizado en tres divisiones especializadas: dos en vigilancia, servicios de seguridad Norteamérica y servicios de seguridad Europa, y otra en servicios de tratamiento de efectivo, cuyo nombre ha cambiado recientemente a Loomis. En 2006, el negocio de la vigilancia, con unos 195.000 empleados en más de 30 países, generó unas ventas de 5.429,52 millones de euros. La cuota de mercado en estas actividades representa un 12% del total mundial (16% en Norteamérica y 18% en Europa).

21


Loomis, con unos 20.000 empleados en EE.UU. y Europa, tuvo una cifra de negocios de 1.269,19 millones de euros en 2006. La cuota de mercado de esta división, es de un 19% en ambos mercados. En septiembre de 2006 se produjo un gran cambio para Securitas, ya que las empresas que hasta entonces formaban parte del antiguo Grupo Securitas (Securitas Sistemas; Securitas Tratamiento Integral de Valores, que ha cambiado su nombre por el de Loomis; y Securitas Direct), comenzaron a cotizar en la bolsa de Estocolmo de forma independiente, convirtiéndose en entidades completamente autónomas. Tras la separación de Loomis, el Grupo Securitas está totalmente centrado en la prestación de servicios de vigilancia, predominantemente en los mercados europeo y norteamericano. En el año 2007 facturó 586 millones de euros en España, donde cuenta con una cuota de mercado del 23% y una plantilla formada por 20.000 empleados. Securitas comenzó su actividad en España en 1992, y desde entonces se han adquirido y absorbido algunas empresas de ESABE en 1992, Grupo 4 en 1994, Segurcat y Asepro en 1998, Seguridad 7 en 1999, Ausysegur en 2000, Salco en 2002, la empresa de servicios Ebro Vigilancia & Seguridad en 2003, TCV en 2004, Black Star y ESES en 2005 y Paneuropea de Seguridad Integral (PSI) en junio de 2006. Por detrás de las dos grandes y a gran distancia, se encuentran el Grupo Segur, Eulen Seguridad y Vinsa. El Grupo Segur, compuesto en la actualidad por Segur Ibérica, Consorcio de Servicios, Segur Control y Segur Fuego, se consolida como el tercer grupo de seguridad en el ranking español, con una facturación de 207,8 millones de euros en 2006 y una plantilla de 6.927 trabajadores repartida en 22 delegaciones. Segur Ibérica representa el 80% de la facturación del Grupo con 166 millones de euros en el ejercicio 2006. El Grupo ha realizado tres adquisiciones en los últimos cinco años: Segurmap en 2000, Seguridad y Control del Norte en 2002 y Manteninstal en 2005. El Grupo Segur está controlada por un sindicato de fondos de capital riesgo integrado por Corpfin (35,6%), Dinamia (17,8%), Nmás1 (17,8%), MCH Private Equity (13,1%) y Espiga Capital (11,3%). El equipo directivo de la sociedad ostenta el resto del capital. La división de seguridad del Grupo de servicios Eulen fue fundada en 1974 con el nombre de Prosesa. Cerró el ejercicio 2006 con una facturación de 251,4 millones de euros, un 15,5% más que el año anterior. El 82% de dichas ventas se generaron en España.

22


La empresa, que emplea a 5.127 profesionales, ofrece servicios de vigilancia y protección; servicios de protección personal, ingeniería de seguridad, mantenimiento integral de instalaciones de seguridad, central receptora de alarmas, consultoría de seguridad y transporte de fondos. Además, está presente en once países de Europa y América. Y, finalmente, Vinsa se encuadra dentro del Grupo Alentis Servicios Integrales, perteneciente a la Corporación Empresarial Once. El Grupo Alentis presenta una facturación conjunta de 291 millones de euros para 2005, con una plantilla de cerca de 18.000 empleados, pero no especifica los datos de Vinsa por separado. Securitas, Prosegur y ADT se disputan el liderazgo en el mercado de las alarmas, con una cuota del 20-30% cada una. Con la adquisición de Nordés por parte de Prosegur, esta ha pasado a igualar la cuota del líder del mercado que es Securitas. El tercer operador en este mercado es el Grupo ADT, filial del grupo estadounidense Tyco Fire & Security, dedicado a los sistemas electrónicos contra incendios y de seguridad, y que se sitúa a la zaga de las 5 grandes. Cuenta con 5 delegaciones en España y una plantilla de casi 1.000 trabajadores. En cuanto a las perspectivas de crecimiento, las empresas consideran que el año 2008 será bueno para el sector de la seguridad privada. Sus perspectivas son positivas incluso teniendo en cuenta que habrá una desaceleración en la demanda de servicios de vigilancia o alarmas en algunos sectores como el de la construcción o residencial, que podrían verse perjudicados por la crisis inmobiliaria. Aproser pronostica un avance similar al del año 2007 y al de años pasados, en torno a un 7%. Esta mejoría vendría dada no sólo por una intensificación de la seguridad privada en sectores como el transporte y la industria, sino también por la confianza de ver cubiertos los puestos de trabajo que hacen falta en el sector. Aproser cree que el nuevo Gobierno aprobará la proposición no de ley que permite la contratación de inmigrantes no comunitarios para cubrir el vacío en este segmento. A lo largo del periodo 2006-2008 se espera que el valor del mercado experimente un ritmo de crecimiento medio anual cercano al 8%7. Los segmentos de sistemas y explotación de centrales receptoras de alarmas son los que ofrecerán un mejor comportamiento mientras que los de vigilancia y, sobre todo, transporte de fondos crecerán por debajo de la media del mercado. 7

Estudio Sectores de DBK: Compañías de Seguridad 2005.

23


El crecimiento en este sector vendrá marcado en los próximos años, como ha venido ocurriendo hasta ahora, fundamentalmente por el desarrollo económico, la mejora del nivel de vida de los ciudadanos y la mayor concienciación de protección frente a la delincuencia y las nuevas formas de terrorismo. También ofrecerán grandes oportunidades de negocio la externalización de los servicios de seguridad por parte del sector público y el desarrollo de una oferta de productos y servicios de mayor calidad y mejor adaptados a los clientes. El incremento de la inseguridad ciudadana supone uno de los principales motivos del gran crecimiento que está experimentando la seguridad privada en nuestro país y, sobre todo, en el sector de instalación de alarmas. Algunos datos ponen de manifiesto esta situación: la delincuencia se ha incrementado un 10,52%; los robos en inmuebles en un 20,34%, etc. Además, los medios de comunicación provocan sobre la población un efecto amplificador de los hechos delictivos o criminales que se producen y que tiene un impacto directo sobre el consumo de productos de seguridad y protección. De hecho, para el 20,5% de los españoles, la inseguridad ciudadana constituye uno de los cinco principales problemas de la sociedad, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas de noviembre de 2006, por detrás del paro, la inmigración, el terrorismo y la vivienda. El sector privado asume cada vez más competencias consideradas tradicionalmente como exclusivas de los poderes públicos. Por ejemplo, en países de nuestro entorno existen compañías de seguridad que efectúan funciones de custodia de presos y vigilancia de cárceles, entre otras funciones. Las nuevas tecnologías jugarán un papel importante en el corto y medio plazo. El desarrollo y perfeccionamiento de los actuales sistemas electrónicos de seguridad (alarmas monitorizadas, circuitos cerrados de televisión, etc.) irá acompañado de una mayor integración de todos estos servicios en un mismo paquete. Finalmente, una tendencia que seguirá marcando las pautas del sector será la creciente concentración empresarial, con la ampliación de la dimensión y el ámbito de actuación por segmentos y zonas de los grandes grupos, sustentada en la adquisición de otros operadores de menor tamaño.

24


PRINCIPALES MAGNITUDES DE LAS PRIMERAS EMPRESAS DE SEGURIDAD. 2006 EMPRESAS DE SEGURIDAD

PRESIDENTE/ CONSEJERO DELEGADO

FACTURACIÓN (MILLONES EUROS)

EMPLEADOS

PRINCIPALES ACCIONISTAS

GRUPO PROSEGUR

Helena Revoredo Delvecchio Eduardo Paraja Quirós

1.628 (Mundo) 843 (España)

76.765 (Mundo) Gubel (50,1%) controlada por la Familia 25.472 (España) Gut Alba Participaciones (5%) controlada por la Familia March AS Inversiones (5,3%)

SECURITAS

Melker Schörling (Presidente)

6.694 (Mundo) 586 (España 2007)

215.000 Investment AB Latour, Förtvaltnings AB (Mundo) Wasatornet y SäkI AB son titulares del 20.000 (España) 11,4 % Melker Schörling 4,5 %

GRUPO SEGUR

Antonio Mateos González (Presidente)

EULEN SEGURIDAD

David Álvarez Díez (Presidente)

VINSA

José Antonio Reyes (Consejero Delegado)

207,8 (España)

6.927

251,4 (Mundo) 205,5 (España)

5.127 (España)

Corpfin Capital 35,6% Dinamia 17,8% Nmás1 PEF LP 17,8% MCH Private Equity 13,1% Espiga Capital 11,3% Management 4,4% Grupo Eulen controlado por la Familia Álvarez Grupo Alentis Servicios Integrales que pertenece a la Corporación Empresarial ONCE

Fuente: Elaboración propia

25


5. EVOLUCIÓN Y CARACTERÍSTICAS DEL EMPLEO El sector de investigación y seguridad ocupa a 146.500 trabajadores con datos del INE referidos al segundo trimestre de 2007, un 15,5% más que el año anterior. Los datos oficiales del Ministerio del Interior cifran en 81.000 los vigilantes de seguridad en activo a principios de 2007. A esta cifra habría que añadir lógicamente todo el personal no habilitado que trabaja en el sector, es decir, el personal administrativo, técnico, mandos intermedios, etc. El número de vigilantes de seguridad que hay en España se encuentra por debajo de otros países de la Unión Europea como Alemania con 180.000; Reino Unido con 150.000 o Francia con 140.000 trabajadores. Se trata de un sector fundamentalmente masculinizado, ya que la presencia femenina se reduce a un 19%, registrando un notable ascenso respecto al año pasado, ya que el número de mujeres se ha incrementado en un 38% respecto a 2006, alcanzando las 27.800 trabajadoras.

EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE TRABAJADORES POR GÉNERO. 2005-2007

90,0%

84,1%

83,4%

81,0%

80,0% 70,0% 60,0% 50,0% 40,0% 30,0% 20,0%

16,6%

15,9%

19,0%

10,0% 0,0% 2005

2006 Varones

Mujeres

Fuente : Encuesta de Población Activa. INE. Segundo Trimestre

2007


Por actividad, las mujeres se concentran en el personal de Estructura donde alcanzan el 44% y destacan ligeramente en Sistemas y Alarmas donde representan un 19%. En cambio, sólo suponen un 10% de los vigilantes y un 5% de los escoltas. DISTRIBUCIÓN DE LOS TRABAJADORES POR GÉNERO Y ACTIVIDAD. 2007

100% 10%

5% 19%

90% 80%

44%

70% 60% 50% 90%

95% 81%

40% 30%

56%

20% 10% 0% Vigilantes

Escoltas Varones

Sistemas/Alarmas

Estructura

Mujeres

Fuente: Aproser

El sector cuenta con trabajadores bastante jóvenes, ya que el 76% de los mismos tiene menos de 44 años. La media de edad del sector es de 38 años. Atendiendo a las diferentes actividades, la gente más joven se ubica en Sistemas y Alarmas con un 33% de trabajadores menores de 30 años y un 59% entre 30 y 45 años. En cuanto al tiempo medio de servicio, los trabajadores que menos tiempo se mantienen en su puesto son los Vigilantes, con una media de 2,2 años, seguida de Sistemas/Alarmas, con 4,2 años; Escoltas con 7 años y Estructura con una media de 7,8 años.

27


DISTRIBUCIÓN DEL NÚMERO DE TRABAJADORES POR GRUPOS DE EDAD. 2006-2007

45,0% 38,5%

40,0%

36,7%

35,0% 28,9%

30,0%

30,2%

25,0% 19,1%

20,0%

15,7%

15,0% 10,0%

5,6%

8,9%

7,9% 8,5%

5,0% 0,0% 16-24

25-34

35-44 2006

45-54

55 Y MÁS

2007

Fuente : Encuesta de Población Activa. INE. Segundo Trimestre

DISTRIBUCIÓN DEL PERSONAL POR EDAD Y ACTIVIDAD. 2007

100% 12% 90%

8%

20%

26%

80% 70% 59%

60% 50%

61%

76%

51%

40% 30% 20% 10%

33% 23%

19% 12%

0% Vigilantes

Escoltas Menos de 30 años

Sistemas/Alarmas Entre 30 y 45 años

Estructura

Más de 45 años

Fuente: Aproser

28


En este sector se produce una gran rotación anual (entrada y salida de trabajadores), que alcanza el 46% para la actividad de Vigilancia según Aproser, debido a las condiciones de trabajo que lo caracterizan (turnos, noches, jornadas excesivas, trabajo con muchos riesgos, etc.). Otras actividades registran un nivel de rotación menor como Sistemas y Alarmas (24%), Escoltas (14%) o Estructura (13%). Pero también se trata de un sector del que es difícil salir una vez alcanzada una determinada edad, puesto que la experiencia adquirida no te permite ocupar un puesto de trabajo similar en ningún otra empresa que no pertenezca al sector. Como ya no es una actividad nueva, observamos que el colectivo de trabajadores que no han encontrado otro puesto de trabajo, a una edad más temprana, cada vez va siendo más significativo, con lo que en un futuro existirán numerosos trabajadores que se jubilen en esta actividad.

PORCENTAJE DE ROTACIÓN DEL PERSONAL POR ACTIVIDAD

Estructura

13%

Escoltas

14%

24%

Sistemas/Alarmas

46%

Vigilantes

0%

5%

10%

15%

20%

25%

30%

35%

40%

45%

50%

Fuente: Aproser

29


Respecto al nivel de estudios terminados, el 74% de los trabajadores ha realizado estudios secundarios y el 17,5% estudios superiores, lo que evidencia un nivel educativo bastante alto. Pese a que al vigilante de seguridad se le exige estar en posesión del título de graduado escolar o de formación profesional de primer grado, es decir, sólo se le pide haber realizado estudios primarios, la realidad es que el 91% de los trabajadores tiene estudios secundarios o universitarios, lo que evidencia la falta de salidas profesionales existentes en nuestro mercado de trabajo para gente bien formada.

DISTRIBUCIÓN DEL NÚMERO DE TRABAJADORES SEGÚN EL NIVEL DE ESTUDIOS TERMINADOS. 2006-2007

80,0% 70,3%

73,9%

70,0% 60,0% 50,0% 40,0% 30,0%

19,0% 17,5%

20,0% 10,6% 10,0%

8,6%

0,0% Ed Primaria e inferior

Ed Secundaria 2006

Ed Superior

2007

Fuente : Encuesta de Población Activa. INE. Segundo Trimestre

El sector se caracteriza por una gran estabilidad en el empleo en cuanto al tipo de contratos que se realizan, sin atender al grado de rotación que pueda haber en el mismo. De hecho, el 75% de los trabajadores tiene un contrato indefinido, sin apenas variaciones respecto al año anterior.

La actividad donde la contratación indefinida es mayor es Vigilancia con un 86% de contratos indefinidos, mientras que los trabajadores de

30


Sistemas/Alarmas son los que sufren una mayor temporalidad ya que registran un 38% de contratos temporales. Como se trata de un sector con una importante oferta empresarial de puestos de trabajo, se recurre en numerosas ocasiones al contrato fijo. De hecho, el convenio colectivo vigente en su artículo 32 obliga a las empresas a tener un 60% de trabajadores fijos en plantilla, durante la vigencia del mismo y en cada uno de los años, aunque excluye de este cómputo a los contratos por obra o servicio determinado. No obstante, las características de los servicios está generando que una gran parte de los contratos que se realizan sean de obra o servicio y eventuales por circunstancias de la producción.

DISTRIBUCIÓN DEL NÚMERO DE TRABAJADORES SEGÚN EL TIPO DE CONTRATO. 2006-2007

80,0%

75,2%

74,9%

70,0% 60,0% 50,0% 40,0% 30,0%

23,4%

23,8%

20,0% 10,0%

1,5%

1,4%

0,0% Indefinidos

Temporales 2006

No asalariados

2007

Fuente : Encuesta de Población Activa. INE. Segundo Trimestre

31


DISTRIBUCIÓN DEL PERSONAL POR TIPO DE CONTRATO Y ACTIVIDAD. 2007

100% 90%

14% 22% 30% 38%

80% 70% 60% 50% 40%

86% 78% 70% 62%

30% 20% 10% 0% Vigilantes

Escoltas Indefinidos

Sistemas/Alarmas

Estructura

Temporales

Fuente: Aproser

En conclusión, el perfil del trabajador en el sector de seguridad es de un varón, dentro de un margen de edad que va de los 25 a los 44 años, con estudios medios y contrato indefinido. En el sector de seguridad nos encontramos con un déficit importante de mano de obra (alrededor de 20.000 según las empresas del sector), que convive con una fuerte demanda de servicios. Los vigilantes son los profesionales más demandados en el sector, que también necesita secretarios, administrativos, técnicos y gestores de atención al cliente. Otro de los ámbitos donde la demanda de profesionales es creciente es el de las alarmas, donde los trabajadores no tienen que pasar ningún examen oficial y están mejor pagados. El perfil más buscado en las empresas de alarmas es el comercial, cuyas principales funciones son la captación de clientes y la puesta en marcha del equipo de seguridad vendido.

32


La expansión de los servicios de seguridad como respuesta a las demandas procedentes de la sociedad ha supuesto un empuje para la creación de empleo innegable. No obstante, la escasez de vigilantes de seguridad habilitados es una realidad, cuya razón se puede encontrar en las propias condiciones laborales del sector: a los aspirantes a vigilantes se les exige un esfuerzo formativo muy importante para alcanzar un puesto de trabajo dominado por cierta precariedad en lo referente a su retribución, horario nocturno, turnos, trabajo en fines de semana y días festivos, falta de promoción profesional, falta de valoración social, etc. Este desequilibrio entre el esfuerzo necesario y el resultado provoca una gran rotación en forma de salida de los empleados en activo en cuanto encuentran un empleo mejor y, por otro lado, un rechazo a realizar tal esfuerzo por parte de los jóvenes que podrían acceder a un puesto de trabajo dentro de una empresa de seguridad. A través de la negociación del convenio, UGT ha intentado paliar esta situación elevando las retribuciones salariales, reduciendo la jornada laboral, etc. con el fin de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores en activo, al mismo tiempo que se hace más atractiva la profesión para los aspirantes que llegan al sector. Según las organizaciones empresariales la escasez de personal condiciona los procesos de selección, lo que se traduce en servicios de peor calidad, baja cualificación profesional, exceso de horas trabajadas, etc. Para solucionar este déficit de personal, las firmas del sector vienen reclamando al Ministerio del Interior que permita la contratación de ciudadanos no comunitarios, algo que impedía hasta ahora la legislación actual; así como una disminución de los requisitos administrativos para acceder a la profesión y la creación de una carrera específica dentro de la Formación Profesional. En noviembre de 2007, el Congreso aprobó por unanimidad una proposición no de ley por la que los extranjeros no comunitarios podrán ser contratados como vigilantes de seguridad. En la actualidad, está pendiente su tramitación en la nueva legislatura.

33


6. CONDICIONES LABORALES DEL SECTOR

CLASIFICACIÓN PROFESIONAL La ley de Seguridad Privada estableció un periodo de transición hasta enero de 1998, en que desaparecerían todas las categorías anteriores (especialmente la de Guarda de Seguridad) y, a partir de entonces, únicamente podrían realizar actividades de seguridad privada y prestar servicios de esta naturaleza las empresas de seguridad y el personal de seguridad privada, que estaría integrado por los vigilantes de seguridad, los jefes de seguridad y los escoltas privados que trabajen en aquéllas, los guardas particulares del campo y los detectives privados8. El vigilante jurado era un figura obligada por Ley a trabajar con arma de fuego, mientras que la figura del guarda trabajaba sin arma con una retribución inferior en un 38% a la del vigilante. Con la nueva Ley, los vigilantes podían trabajar sin arma y los guardas fueron habilitados como vigilantes, obligando a la Ley a la desaparición de esta figura. Los plazos para la desaparición total de los Guardas de Seguridad, que ya suponían un 60% del sector, se fueron prolongando durante más de 5 años. Y no fue hasta el Convenio Colectivo Estatal de las Empresas de Seguridad 1998-2001 cuando se firmó una equiparación progresiva de los guardas con los vigilantes de seguridad. En estos cuatro años, los guardas fueron percibiendo incrementos desde el 6,4% hasta el 11% el último año, mientras que los vigilantes mantuvieron su nivel adquisitivo para que el guarda pudiera alcanzarle. Por tanto, en la actualidad, entre el personal operativo de las empresas de seguridad privada, podemos distinguir dos tipos de trabajadores: el personal habilitado y el no habilitado. Dentro del personal habilitado y en la actividad de transporte de fondos, la tripulación de cada vehículo blindado está compuesto por un vigilante de seguridad de transporte-conductor y dos vigilantes de seguridad de transporte. Si el transporte es de explosivos, igualmente, las funciones serán desarrolladas por el vigilante de seguridad de transporte de explosivos-conductor y por los vigilantes de seguridad de transporte de explosivos. Los vigilantes de seguridad, los vigilantes de explosivos y los guardas particulares de campo son los que se encargan de los servicios de vigilancia.

8

Artículo 1.2 de la Ley de Seguridad Privada y artículo 52 del Reglamento.

34


Los guardas particulares de campo que antes desarrollaban su actividad fuera de las empresas, ahora se han integrado en ellas. Ejercen funciones de vigilancia y protección de la propiedad en las fincas rústicas, en las fincas de caza y en los establecimientos de acuicultura y zonas marinas protegidas con fines pesqueros. Este colectivo también ha sufrido problemas de intrusismo por parte de los gobiernos de las Comunidades Autónomas que han creado figuras fuera de la ley con las mismas competencias que los guardas. Y también adolecen de una falta de protección jurídica, como ocurre con los vigilantes de seguridad en las ciudades. Entre el personal no habilitado, encontramos la figura del contador-pagador y la del operador de central receptora de alarmas.

DENTRO DE LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD HABILITADO Jefes de Seguridad

FUERA DE LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD

Detectives Privados

Vigilantes de Seguridad:       

Vigilante de Seguridad TransporteConductor Vigilante de Seguridad de Transporte de Explosivos-Conductor Vigilante de Seguridad de Transporte Vigilante de Seguridad de Transporte de Explosivos Vigilante de Seguridad Vigilante de Explosivos Guarda Particular de Campo

Escoltas de Seguridad NO HABILITADO  

Contador-Pagador Operador Central Receptora de Alarmas

35


Además, existen tres figuras que contempla la Ley de Seguridad Privada pero que no se recogen como tales en el Convenio de Seguridad: el jefe de seguridad, los escoltas privados y los detectives privados. Por un lado, el jefe de seguridad es el jefe superior del que dependen los servicios de seguridad y el personal operativo de la empresa, y es el responsable de la preparación profesional de los trabajadores a su cargo. Desde las empresas, se apuesta por subsanar la omisión de la figura del Director de Seguridad y desvincularlo de la del Jefe de Seguridad. Por otro, los escoltas privados se ocupan del acompañamiento, defensa y protección de personas determinadas impidiendo que sean objeto de agresiones o actos delictivos. En el Convenio de seguridad, los escoltas son vigilantes de seguridad con un plus de escolta. Según la Asociación Española de Escoltas, son 3.500 los que trabajan en activo, pero más de 6.000 los que lo hacen de forma ilegal o irregular. En este sentido, se aboga por tomar medidas por parte de la Administración para realizar un control real de esta situación. Finalmente y ya fuera de las empresas de seguridad, la Ley también contempla a los detectives privados, que se encargan de: ♦ obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados. ♦ investigar delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal. ♦ vigilar en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos. Desde la Asociación Profesional de Detectives, se pide que se desarrolle un apartado específico para los Detectives Privados con sus funciones y una estructura clara; que se haga realidad el secreto profesional; que puedan ayudar en aquellos pequeños delitos públicos a los que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no llegan. Además, reclaman la creación de una figura auxiliar sólo para la vigilancia y no uniformada, en grandes superficies y hoteles y se instó a acabar con el intrusismo de los denominados peritos de investigación que no tienen regulación ni control alguno. También reclaman una mayor colaboración y coordinación con la Policía y la Guardia Civil y facilidades a la hora de adecuar los títulos y la formación de los detectives españoles con respecto al resto de Europa, ya que los primeros se encuentran por encima de estos últimos.

36


Tras la equiparación ya comentada entre la figura del Guarda de Seguridad y la del Vigilante, uno de los principales problemas que se plantean en la actualidad es el intrusismo, que puede estar afectando a casi el 50% del sector. En el sector existe un importante número de trabajadores que no se encuentran amparados por el convenio de seguridad privada, sino en el mejor de los casos, por convenios de empresa. La mayoría realizan funciones de seguridad encubiertas a través de empresas de servicios con unas condiciones laborales muy por debajo de las del convenio de seguridad. Frecuentemente, los grupos de seguridad utilizan estas empresas para abaratar costes de servicios. La forma de acabar con este problema es una correcta interpretación y aplicación de la Ley de Seguridad Privada y sus normas de desarrollo. Además, desde el sindicato proponemos que se sancione como falta muy grave a los usuarios que contraten o utilicen empresas o personal de seguridad privada sin la habilitación específica. También se ha presentado la posibilidad de que se elabore una carta de calidad y un código deontológico que esté regido por criterios de máximo respeto y escrupuloso cumplimiento de la legalidad vigente. Otro de los problemas que se plantea en esta ocupación es que prácticamente no existe la promoción profesional, lo que desmotiva enormemente al trabajador en el desempeño de su trabajo y le incita a abandonar su puesto de trabajo en cuanto encuentra otro empleo alternativo. El verdadero problema del sector no son los salarios de entrada, sino la situación de nulo crecimiento de los trabajadores en el campo profesional.

37


RETRIBUCIONES Una vez solventado el problema de la equiparación retributiva entre el vigilante y el guarda de seguridad y la desaparición de éste último, el siguiente convenio 2002-2004, incrementó un 16% el sueldo de los vigilantes. El convenio vigente, 2005-2008, se ha ocupado, entre otras cosas, de extender el plus de peligrosidad a todos los vigilantes, realicen o no servicios con armas. El plus se remonta a los convenios en que no se concebía que un vigilante pudiera trabajar sin arma, pero cuando en la actualidad sólo un 20-25% de los vigilantes portan arma, el convenio ha intentado resolver un problema de pérdida retributiva tremenda. De acuerdo con el convenio actual, las retribuciones del personal están constituidas por el salario base y los complementos del mismo: -

Complemento personal de antigüedad: trienios hasta el 31/12/96 sin actualización; quinquenios a partir del 1/1/97. La acumulación de trienios y quinquenios no podrá suponer más del 10% del salario base a los 5 años, del 25% a los 15 años, del 40% a los 20 años y del 60% a los 25 años o más.

-

Complementos de puesto de trabajo:

a) Peligrosidad: unido a las actividades que es necesario realizar con armas de fuego. También se prevé un plus inferior para los vigilantes de seguridad que realicen servicios sin arma. b) Plus escolta c) Plus de actividad d) Plus de responsable de equipo de vigilancia o de transporte e) Plus de trabajo nocturno f) Plus de radioscopia aeroportuaria g) Plus de radioscopia básica h) Plus fin de semana y festivos-vigilancia i) Plus de Residencia de Ceuta y Melilla -

Complementos de cantidad o calidad de trabajo: horas extraordinarias

-

Complementos de vencimiento superior al mes: gratificaciones de Navidad, julio y beneficios (sueldo base + complementos personales + parte proporcional del plus peligrosidad).

-

Indemnizaciones o suplidos:

a) Plus de distancia y transporte

38


b) Plus de mantenimiento de vestuario Se recoge la actualización de todos los conceptos salariales según el IPC del año anterior. Existe cláusula de descuelgue salarial y se podrán pedir anticipos de hasta el 90% del importe de la retribución total mensual. Finalmente, se incluyen unos premios por jubilación anticipada de los 60 a los 63 años.

TABLAS DE RETRIBUCIONES DEL PERSONAL OPERATIVO. 2008 Cifras en Euros CATEGORÍAS

SALARIO BASE

PLUS PELIGRO SIDAD

PLUS ACTIVI DAD

PLUS TRANSPOR TE

PLUS VESTUA RIO

Habilitado: Vigilante de 961,37 134,42 157,07 75,18 75,19 Seguridad Transp. Conductor Vigilante de 917,40 134,42 157,07 75,18 75,19 Seguridad Transporte Vigi. de Seg. 961,37 143,15 113,89 75,18 75,19 Transp. Explosivos Conductor Vigilante de Seg. 917,40 143,15 113,89 75,18 75,19 Transporte Explosivos Vigilante de 867,74 157,34 30,00 75,18 74,53 Explosivos Vigilante de 867,74 18,00 75,18 74,53 Seguridad Guarda Particular 867,74 152,65 75,18 74,53 de Campo No habilitado Operador CR 690,31 75,18 48,34 Alarmas Contador-Pagador 805,63 60,00 75,18 50,96 Fuente : Convenio Colectivo Estatal de las Empresas de Seguridad Privada. 2005/2008

TOTAL

1.403,23

1.359,26

1.368,78

1.324,81

1.204,79 1.035,45 1.170,10

813,83 991,77

39


JORNADA LABORAL El artículo 41 del Convenio Colectivo Estatal de las empresas de seguridad establece que la jornada de trabajo, durante los años 2007 y 2008, será de 1.782 horas anuales de trabajo efectivo en cómputo mensual a razón de 162 horas. No obstante, en ambos casos, las empresas, de acuerdo con la representación de los trabajadores podrán establecer fórmulas alternativas para el cálculo de la jornada mensual a realizar. Es propio de este sector el trabajo a turnos, el trabajo nocturno y la realización de horas extraordinarias. Los dos primeros son consecuencia de la actividad, que se desarrolla 24 horas al día en la mayor parte de los casos. En lo que respecta a las horas extraordinarias, es un instrumento al que recurre el empresario para ahorrarse costes laborales y un medio para el trabajador de obtener una mayor retribución. De hecho, el principal problema del que se quejan los trabajadores de seguridad privada es el exceso de horas extraordinarias, producido por un lado, por la falta de personal que ha obligado a muchas compañías a ampliar las horas extraordinarias de los empleados, y por otro, porque las retribuciones son insuficientes lo que hace que los trabajadores se vean forzados a realizarlas como complemento. Este malestar también se amplía a los escoltas privados, que se quejan de la falta de medios humanos y el elevado número de horas que un escolta destina a ofrecer sus servicios.

40


SALUD LABORAL La prestación de servicios de seguridad privada tiene unas características singulares de las cuales se derivan factores de riesgo muy específicos, susceptibles de producir, de no prevenirse adecuadamente, daños a la salud. Estos daños pueden asumir la forma de accidentes de trabajo en sentido estricto, pero también de patologías y síndromes, físicos y psíquicos. Por un lado, existe un conjunto de riesgos laborales ligados a la actividad profesional y, por otro, los producidos por el puesto de trabajo concretamente realizado, porque la mayoría de los trabajadores del sector realizan su trabajo en lugares y entornos laborales muy diferentes (polígonos industriales, centros comerciales, transportes, hospitales, obras de construcción, entidades financieras, empresas químicas, edificios oficiales, museos y centros de arte, centrales nucleares, aeropuertos, traslado de fondos, de explosivos, etc.).

RIESGOS LIGADOS A LA PROPIA ACTIVIDAD PROFESIONAL

RIESGO AGRESIONES FÍSICAS

FACTORES DE RIESGO 

 

MANIPULACIÓN DE ARMAS

    

MEDIDAS PREVENTIVAS

Características del lugar de  trabajo (aislado o no, con sistemas de seguridad o  no) Posibilidad o no de rápida comunicación con los compañeros o policía Turnos de trabajo, trabajo nocturno 

Armas mal cuidadas o deterioradas Munición en mal estado Cabinas de tiro inadecuadas Almacenamiento incorrecto de las armas Superficie de apoyo inestable

     

Medidas de seguridad física (puertas con código, etc.) Evitar el trabajo aislado en la medida de lo posible y garantizar un contacto rápido con la posible ayuda Formar a los vigilantes en gestión de conflictos Formar a los vigilantes en el uso y mantenimiento correcto del arma Garantizar el cuidado del arma Realizar pruebas psicotécnicas regulares a los usuarios de las armas Almacenarlas en los lugares adecuados y de forma correcta Utilizar los EPI exigidos Realizar ejercicios de tiro periódicamente

41


RIESGO EQUIPOS CANINOS

FACTORES DE RIESGO     

Adiestramiento del perro Formación del vigilante para su relación con el perro Condiciones sanitarias del perro Comportamiento inadecuado con el perro Heridas sin proteger

MEDIDAS PREVENTIVAS    



RADIACIONES

   

Trabajo con escáneres Trabajo con rayos X Hospitales, medicina nuclear Centrales nucleares

   

CARGA FÍSICA

 



ATRACO

 

Esfuerzos físicos y  manipulación de cargas incorrecta Posturas forzadas y/o inadecuadas (vigilancia de pie, sentado, en las  rondas, en cabinas de vehículos)  Estatismo/sedentarismo (en la vigilancia de controles de acceso, de pie, de rondas....) Entidades financieras Vehículos de transporte de fondos y explosivos

 

Buen adiestramiento del perro Entrenar al vigilante que va a trabajar con el perro Cumplir con todas las exigencias sanitarias del perro Atender correctamente al perro en sus necesidades de alimentación y alojamiento No comer, fumar o beber sin lavarse antes las manos Formar al trabajador sobre los riesgos y buen uso de los aparatos Controlar las fuentes para evitar las fugas Revisar periódicamente los aparatos Respetar las instrucciones recibidas, y los carteles de señalización de las zonas controladas Formar a los trabajadores para que adopten buenas posturas de trabajo y manipulen correctamente las cargas Establecer pausas y descansos Facilitar los cambios de postura y/o tareas

Formar al trabajador sobre los riesgos de su puesto de trabajo Mantener todas las medidas de prevención

Fuente: Guía Prevención de Riesgos psicosociales en el Sector Seguridad Privada. Observatorio Permanente de Riesgos Psicosociales. UGT. 2007

42


RIESGOS RELACIONADOS CON LAS EMPRESAS EN LAS QUE SE PRESTA SERVICIO Y CON EL MEDIO AMBIENTE DE TRABAJO

RIESGO CAÍDAS, RESBALONES Y TROPIEZOS

FACTORES DE RIESGO        

CHOQUES, GOLPES Y ATRAPAMIENTOS



 

RIESGOS ELÉCTRICOS

  

MEDIDAS PREVENTIVAS

Suelos sucios, resbaladizos, irregulares o en mal estado Iluminación insuficiente Obstáculos en lugares de paso Escaleras sin barandillas o mal acondicionadas Nula o escasa señalización Calzado inadecuado Falta de orden y limpieza Caída de objetos por desplome o derrumbamiento



Espacio de trabajo pequeño o inadecuado (cabinas de vigilancia insuficientes y pequeñas) Vías de paso inadecuadas Máquinas y vehículos sin protecciones, señalización o advertencia



Instalaciones eléctricas defectuosas, maquinaria o herramienta dañadas Maquinaria mal aislada o protegida Instalación y reparación de sistemas de seguridad electrónica



   

 

   

ATROPELLOS

 

INCENDIOS





Instalar suelos antideslizantes y de fácil limpieza, y realizar un mantenimiento adecuado Liberar de obstáculos las zonas de paso y las salidas de emergencia Iluminar adecuadamente Utilizar calzado adecuado Comprobar el buen estado de las protecciones

Buena organización del espacio de trabajo Iluminación adecuada de las vías de paso Delimitar bien las zonas de circulación de vehículos y maquinaria

Alejar cables y conexiones de las zonas de trabajo Mantener en buen estado cables, enchufes y aparatos eléctricos No usar los aparatos con las manos mojadas No sobrecargar los circuitos y los enchufes con ladrones Formar a los trabajadores que vayan a utilizar la maquinaria

Vehículos circulando por  las zonas de vigilancia Golpes con maquinaria y/o vehículos en movimiento

Delimitar correctamente las zonas de circulación de vehículos y maquinaria



Almacenar los productos inflamables y combustibles aislados y alejados de las zonas de trabajo No fumar en los recintos

Presencia de materiales inflamables, sustancias combustibles y fuentes de calor Sistemas de detección del



43


RIESGO

FACTORES DE RIESGO

 

fuego y alarmas en mal estado Mal estado de las instalaciones y aparatos eléctricos Vías de evacuación obstruidas

MEDIDAS PREVENTIVAS

  

RUIDO





Ruido de las instalaciones, máquinas, equipos, personas, público, etc. de los lugares donde se desarrolla el trabajo Ruido procedente de los ejercicios de tiro





 ILUMINACIÓN

TEMPERATURA, HUMEDAD Y CONDICIONES DE VENTILACIÓN





 

Niveles adecuados de iluminación según las necesidades y el tipo de trabajo Potenciar el uso de la luz natural Permitir el ajuste de luz por parte del trabajador Proteger a los trabajadores que realizan su trabajo al aire libre Organizar periodos de descanso Dotar a los trabajadores de las prendas de trabajo adecuadas





Conducciones de aire acondicionado Contacto con el público y/o usuarios en controles de acceso, enfermos, salvamentos, agresiones físicas, etc. Trabajos con perros

Formar a los trabajadores sobre los riesgos biológicos a los que están expuestos Vigilar la calidad del aire en los centros de trabajo Mantenimiento y limpieza de filtros y conductos de aire acondicionado

 

Locales mal aireados Presencia en el medio de





 

EXPOSICIÓN LABORAL A AGENTES QUÍMICOS



Formar a los trabajadores sobre los riesgos a los que están expuestos en su actividad Aislar los lugares de trabajo con materiales que absorban el ruido, aislar la maquinaria con mayor ruido Facilitar a los trabajadores EPI

Exposición a temperaturas  extremas (trabajo a la intemperie) Niveles de humedad y  ventilación inadecuados Vestimenta de trabajo poco  adecuada



AGENTES BIOLÓGICOS

Mala iluminación que dificulta el desarrollo de la tarea, disminuye la agudeza visual y la percepción, y produce molestias como cansancio, dolor de cabeza, etc.

de trabajo Dotar el lugar de trabajo de sistemas de detección de incendios Formación e información de todos los trabajadores y realización de simulacros Mantener las salidas de emergencia libres y bien señalizadas

 

Informar y formar al trabajador de los riesgos

44


RIESGO

FACTORES DE RIESGO



trabajo de productos tóxicos, irritantes, nocivos,  corrosivos... Malas condiciones de  almacenamiento de estos productos en los centros de trabajo

MEDIDAS PREVENTIVAS ligados a estos productos No fumar ni comer en el lugar de trabajo Ventilar correctamente

Fuente: Guía Prevención de Riesgos psicosociales en el Sector Seguridad Privada. Observatorio Permanente de Riesgos Psicosociales. UGT. 2007

Pero también los riesgos psicosociales (posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño a su salud psíquica derivado de su prestación de servicios) afectan cada vez a un mayor número de trabajadores del sector de seguridad privada, motivado en gran medida por una serie de cambios que han venido produciéndose en el mundo laboral durante las últimas décadas. Entre estos cambios podemos destacar el auge del sector servicios, las nuevas formas de organización del trabajo que fomentan la flexibilidad, la polivalencia y la competitividad, la reducción de las plantillas y la intensificación de los ritmos de trabajo, el deterioro de las condiciones de trabajo en general y los procesos de externalización y subcontratación. Los factores de riesgo psicosocial (todo aquel aspecto de la concepción, organización y gestión del trabajo así como de su contexto social y ambiental que tienen la potencialidad de causar daños físicos, sociales o psicológicos en los trabajadores) se vienen diferenciando en factores objetivos y subjetivos:

45


FACTORES DE RIESGO PSICOSOCIAL FACTORES DE RIESGO PSICOSOCIAL

DESCRIPCIÓN

FACTORES OBJETIVOS Condiciones materiales del entorno o ambiente laboral

   

Iluminación Ruido Ambiente térmico Espacio de trabajo

Concepción y contenido de las tareas del puesto de trabajo



Contenido de las tareas (se están aprovechando todas las capacidades del trabajador o se están desaprovechando) Carga de trabajo (esfuerzo que hay que realizar para desarrollar una tarea).

 Autonomía



Posibilidad de decidir sobre aspectos referentes a la realización de las tareas, al tiempo de trabajo o a la organización del trabajo

Ritmo de trabajo



Velocidad o frecuencia de movimientos de trabajo necesarios para lograr el resultado deseado

Organización y procesos de trabajo



Modos de programación del trabajo (distribución irregular, trabajo a turnos, trabajo nocturno...) Cambios en la organización del trabajo Cultura de organización y gestión y el clima laboral

  FACTORES SUBJETIVOS Características de personalidad



Unas personas son más vulnerables que otras

Variables individuales



Edad, sexo...

Experiencia vital y trayectoria, personal y profesional de cada trabajador y expectativas individuales (económicas, promoción profesional...) Estado biológico, hábito de consumo, estilo de vida Responsabilidades familiares



La conciliación de la vida personal, laboral y familiar

Fuente: Guía Prevención de Riesgos psicosociales en el Sector Seguridad Privada. Observatorio Permanente de Riesgos Psicosociales. UGT. 2007

46


CATÁLOGO DE RIESGOS DE ORIGEN PSICOSOCIAL RIESGO DE ORIGEN PSICOSOCIAL

DESCRIPCIÓN

ESTRÉS LABORAL

Consecuencias:

Es el resultado de una relación de desajuste entre las exigencias o demandas derivadas del trabajo y la capacidad de los trabajadores de dar respuesta a tales demandas en un determinado ambiente ocupacional.





Los estresores son los factores objetivos ya mencionados



Los trabajadores potencialmente afectados los hemos expuesto como factores subjetivos





Físicas: trastorno gastrointestinal, del sistema cardiovascular, alteraciones respiratorias, endocrinas, musculares, sexuales... Psicológicas: alteraciones del sistema nervioso, trastornos del sueño, depresión, ansiedad, trastornos afectivos, trastornos de la personalidad, trastornos alimenticios, drogodependencias.... Para la empresa: deterioro del ambiente de trabajo, que influye negativamente en el rendimiento y la productividad y también en las relaciones interpersonales. Puede desembocar en bajas, absentismo, incapacidades laborales, un aumento de los accidentes...

SÍNDROME DEL QUEMADO O BURN-OUT

Causas:

Provoca una situación de desgaste profesional del trabajador en el que concurren, al menos, tres rasgos:

 









La persona siente que tiene una baja realización personal en el trabajo, por la imposibilidad de poner en práctica sus conocimientos Se siente con un especial cansancio o agotamiento emocional ante esta situación, de modo que su resistencia se va consumiendo y se agota su capacidad de entrega a los demás La respuesta ante este problema o conflicto es la despersonalización, es decir, la aparición de unos sentimientos y actitudes negativas y cínicas hacia el sujeto o sujetos con los que trabaja

  

La sobrecarga de trabajo El trato directo con usuarios que se encuentran en una situación de angustia y la implicación en sus problemas Los conflictos interpersonales con supervisores y compañeros de trabajo en la organización debidos a la ambigüedad de papeles o roles La introducción de nuevas tecnologías y la falta de formación para hacer uso de ellas La demanda y presión social de ciertos servicios La escasa valoración salarial de los esfuerzos realizados

Consecuencias: las mismas que en el estrés laboral pero con una mayor gravedad por el estado avanzado de deterioro de la situación organizativa y personal que supone.

VIOLENCIA LABORAL

Tipos:

Se trata de una conducta agresora contra uno o varios trabajadores proveniente de una o varias personas de su entorno socio-laboral.

 



Puede ser física y/o psicológica Puede ser interna (de personas de la misma empresa) o externa (terceros ajenos a la empresa, propia del sector de seguridad) Puede ser esporádica y aislada o reiterada

47


RIESGO DE ORIGEN PSICOSOCIAL

DESCRIPCIÓN y continuada

ACOSO

Tipos:

Es una forma grave de violencia psicológica que se caracteriza por una conducta negativa reiterada o continuada entre compañeros de trabajo, o entre superiores y subordinados, como consecuencia de la cual la persona contra la que se ejerce es humillada y atacada de modo directo o indirecto, por una o varias personas.

    

Acoso Acoso Acoso Acoso Acoso

discriminatorio sexual por razón de género o sexo psicológico o mora (mobbing) institucional

Fuente: Guía Prevención de Riesgos psicosociales en el Sector Seguridad Privada. Observatorio Permanente de Riesgos Psicosociales. UGT. 2007

Del estudio realizado por el Observatorio de Riesgos Psicosociales sobre el sector de seguridad privada9, podemos destacar las siguientes conclusiones: 

El 22% de los trabajadores de seguridad privada encuestados realizan su trabajo en unas condiciones ambientales inadecuadas.



El 70% de los trabajadores presenta una alta carga mental. La carga mental de trabajo es uno de los factores de riesgo de estrés que más se evidencian en el sector. La razón estaría en la percepción de una sobrecarga de trabajo (prolongación de las jornadas), de una creciente presión sobre los trabajadores, a la presión por parte de la dirección para la consecución de unos objetivos económicos y a la exigencia por parte del cliente de atención y rapidez en sus variadas demandas que, en ocasiones, no se corresponden con las funciones de un vigilante de seguridad. La prolongación de la jornada laboral es un factor de riesgo determinante que, en general se deriva de la precariedad de las retribuciones, que obliga en muchas ocasiones a los trabajadores a doblar jornadas para conseguir una remuneración suficiente. Estas largas jornadas de trabajo limitan el tiempo que el trabajador puede pasar con su familia, disminuye su tiempo libre y dificulta la participación social. La prestación de servicios se realiza a través de contratas, lo que supone trabajar en la empresa cliente y no en la propia empresa. Esto conlleva una sensación de estar en “tierra de nadie”, ya que las condiciones de trabajo de la empresa contratante afectan al vigilante, pero éstos no tienen capacidad de mejorarlas.

9

Guía Prevención de Riesgos psicosociales en el Sector Seguridad Privada. Observatorio Permanente de Riesgos Psicosociales. UGT. 2007

48




El 79% de los encuestados carece de autonomía para decidir pausas, orden en las tareas, etc.



El 48% no tiene definido su rol en el trabajo, lo que se traduce en recibir órdenes incompatibles y en no disponer de los recursos necesarios para realizar la tarea.



El 46% realiza un trabajo carente de contenido. El trabajo suele ser muy monótono y rutinario, con tareas repetitivas y poco estimulantes.



El 33% dice sentirse quemado por su trabajo.



El 71% tiene malas o nulas relaciones laborales.



El 9% se queja de unas condiciones de trabajo inseguras El aislamiento, la soledad y la incomunicación son rasgos característicos de los servicios que prestan. Todas estas situaciones provocan irritabilidad, ansiedad, depresiones, estrés, etc.



El 17% dice haber sufrido un algún acto de violencia en su centro de trabajo, ya sea física o verbal. La exposición a atracos, ataques, persecuciones, inevitablemente un fuerte estrés en los trabajadores.

etc.,

genera



El 4% presenta una puntuación alta en el indicador de acoso psicológico.



El 26% realiza su trabajo en turnos o en jornada nocturna en condiciones inseguras para su salud. El trabajo a turnos y el trabajo nocturno, típicos del sector, repercuten directa y negativamente en la calidad de vida del trabajador, aumentando el grado de tensión y su fatiga, y altera los ritmos biológicos normales, provocando alteraciones del sueño, insomnio, trastornos digestivos, nerviosos, fatigas, irritabilidad, etc.

Ante esta situación, proponemos la definición y puesta en práctica de una política antiestrés y de una política antiviolencia laboral, incluido los diversos modos de acoso, que comprenda la evaluación, prevención, información, formación y, en su caso, una acción reparadora: 

La evaluación de riesgos de carácter psicosocial debe ser una exigencia en todas las empresas del sector, para intervenir preventivamente contra todo desorden o trastorno de orden psíquico. 49




De esta evaluación debe derivarse la adopción de medidas, colectivas e individuales, introducidas en forma de acciones específicas para prevenir factores concretos de estrés, así como de violencia laboral y acoso.



Para desarrollar una política de prevención eficaz es necesario informar y formar a la dirección y a los trabajadores sobre los distintos factores psicosociales, síntomas, consecuencias de sus riesgos y la manera de hacerles frente y/o adaptarse al cambio.



Asimismo, es capital la participación de los representantes de los trabajadores en todo el proceso, adoptando códigos y protocolos de forma negociada.



El fracaso de la acción preventiva llevaría a la intervención desde la acción reparadora, es decir, al reconocimiento de cantidades que indemnicen los daños producidos, tanto en el ámbito de la Seguridad Social como en la responsabilidad civil. También es posible plantear una acción sancionadora por haber incumplido las normas preventivas e, incluso, las penales.



Por último, exigimos el reconocimiento del atraco como riesgo laboral, en concordancia con las resoluciones de varias Comunidades Autónomas, una Sentencia de la Audiencia Nacional el propio Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

50


PROBLEMÁTICA EN LA CONTRATACIÓN CON LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS Otro de los problemas de los que adolece el sector es que las empresas de seguridad siguen buscando artimañas para reducir sus costes salariales por debajo del convenio y los usuarios siguen primando el precio por encima de otras cuestiones. En el área de las contrataciones con la Administración, se corrobora esta tendencia hacia una política de reducción de costos, a través del aumento de auxiliares de servicio en lugar de vigilantes y la reducción del número de servicios con armas. Pero además, en muchas de estas contrataciones, los precios de licitación de hora/vigilante en los contratos administrativos no cubren ni tan siquiera los costes laborales establecidos en el convenio colectivo. Como en los pliegos de condiciones no se recoge el número de trabajadores que van a realizar el servicio, se contrata a menos del necesario, con las implicaciones de jornadas excesivas que conlleva, con el fin de poder ganar la adjudicación del concurso. Sería recomendable que la Administración recogiera con más detalle todas estas condiciones con el fin de evitar situaciones intolerables, como el caso extremo pero cierto de que un trabajador esté trabajando 30 horas seguidas. Se vulnera el convenio colectivo de Seguridad Privada constantemente, con jornadas de trabajo que superan las recogidas en convenio, con contratos de media jornada cuando en realidad se trabaja 8 horas, etc. Existe una gran diferencia respecto a los precios hora/vigilante cuando se contratan en diferentes departamentos administrativos, cuando las funciones de seguridad son las mismas. Está demostrado que las empresas de seguridad que trabajan con la Administración realizan un volumen enorme de horas extraordinarias. Esto no está muy de acuerdo con el espíritu de fomento de empleo que debería suscitarse desde la propia Administración y más cuando esto genera fraudes de todo tipo. Por este motivo, en el convenio se recoge un pacto de repercusión en precios y competencia desleal (art. 74). Es decir, se establecen unos precios mínimos y se considera competencia desleal las ofertas comerciales realizadas por las empresas que sean inferiores a los costes establecidos en el Convenio. Estos costes también son objeto de actualización. Para el año 2008, el coste/hora

51


mínimo es de 16,82 euros para el vigilante con arma y 15,46 euros para el vigilante sin arma. La Comisión de Seguimiento del Convenio será la encargada de la comprobación del cumplimiento de lo pactado en este artículo.

52


7. FORMACIÓN

La única titulación homologada por el Ministerio de Educación y relacionada con el sector es la de Criminología, que es una titulación universitaria de primer ciclo. No obstante, en los últimos años, los estudios universitarios de seguridad han proliferado de forma evidente. Generalmente, se trata de carreras y masters de seguridad y de investigación privada, impartidos por diferentes universidades pero sin homologación oficial. Las empresas usuarias proponen hacer más atractiva la profesión creando una carrera específica dentro de la Formación Profesional. Dejando a un lado la formación reglada, todos los aspirantes a vigilantes de seguridad tienen que superar una formación inicial, en ciclos de al menos 180 horas y 6 semanas lectivas, en los centros de formación autorizados por la Secretaría de Estado de Interior. Los módulos profesionales de formación se determinan en la Resolución de 1901-96, de la Secretaría de Estado de Interior, en su redacción dada por la Resolución de 18-01-99, de la Secretaría de Estado de Seguridad. Las enseñanzas de los módulos o áreas correspondientes a los vigilantes de seguridad, escoltas privados y vigilantes de explosivos son las siguientes:

ÁREAS Y ENSEÑANZAS Área jurídica:

Área Técnico-Profesional:

     

      

Derecho constitucional Derecho penal Derecho procesal-penal Derecho administrativo-especial Derecho laboral Práctica jurídica

Seguridad Protección Alarmas Policía Científica Sistemas contra incendios Protección explosivos Planes de emergencia

Área Socioprofesional:

Área Instrumental:



      

Criminología

Sistemas de comunicación Medios de detección Protección contra incendios Primeros auxilios Preparación física Defensa Personal Armamento y tiro

53


MATERIAS COMPLEMENTARIAS Para escoltas privados:

Técnicas de protección:  

Para Vigilantes de Explosivos:



Protección Seguridad Armamento y tiro

 

Armamento y tiro Explosivos

Una vez realizado el curso, tienen que superar unas pruebas de selección que convoca la Secretaría de Estado de Seguridad, para lograr la habilitación para el ejercicio de la correspondiente profesión, previa expedición de la tarjeta de identidad profesional. Otra de las inquietudes que se vienen suscitando entre los trabajadores del sector es el tipo de formación que se imparte, bastante monótona e improductiva. Desde el sindicato, reclamamos que se establezca un itinerario formativo que fije un protocolo de actuación en la Administración para que se garantice la adecuación de la formación impartida por los centros a las exigencias normativas.

54

Profile for Tra-Int-Valores

Analisis Sector de Seguridad Privada 2008  

Analisis Sector de Seguridad Privada 2008

Analisis Sector de Seguridad Privada 2008  

Analisis Sector de Seguridad Privada 2008

Advertisement