Issuu on Google+

Montevideo 25 de septiembre de 2013

Estimados Amigos, gracias…..muchas gracias por acompañarme hoy, sin lugar a dudas, un día muy importante en mi vida.

Gracias, Pedro por estar acá hoy y nuevamente confiar en mí, gracias al amigo y senador, Alfredo Solari. Gracias a los Diputados que hoy me acompañan. Mil gracias a quienes siempre están y nunca fallan, a la Familia y los amigos. Gracias viejo, y principalmente a vos, gracias vieja, quien me han sabido transmitir todos esos buenos valores que hoy tanta falta hacen.

Como saben a partir de hoy comenzará un nuevo desafío en mi vida personal. Estoy en la política hace 6 años. En el peor momento del partido colorado de toda su historia, decidí, acompañar, apoyar y ayudar a un hombre que sé, es la mejor opción política de nuestro País. Ese hombre es Pedro Bordaberry.

Un día de enero, ya hace 6 años, sentado en el escritorio de mi trabajo escuché por radio que Pedro formaría una nueva agrupación política dentro del partido colorado, como una nueva opción. Créanme que la emoción fue muy fuerte. Aparecía una persona que nos daba una esperanza; una persona que era capaz de levantar a un partido que estaba agonizando y como decían algunos, a punto de desaparecer.


Sin dudar, y lo más rápido posible, traté de entrar en contacto con Pedro. Me fui directo a la casa del partido y ahí me dieron el teléfono del estudio donde él trabajaba. Alicia, su secretaria, rápidamente me agendó una entrevista a los pocos días. A partir de ahí, comenzamos a trabajar juntos. Al poco tiempo nos instalamos en la sede de viejo pancho, sede que será por siempre un inolvidable recuerdo, recuerdos de esos que con poca cosa teníamos que hacer mucho y de asemejar que era la sede central de un candidato presidenciable.

Y así fue que con muy poca cosa, pero con la esperanza intacta, comenzamos a trabajar. Ahí integré la Comisión de Montevideo. Planificábamos el trabajo que se iba a realizar en la capital con las distintas agrupaciones, los diferentes actos; en fin, uno hacía todo lo que fuera necesario y lo que estaba a su alcance para colaborar. Luego integré la comisión de finanzas, cargo de vital importancia y de suma confianza para cualquier agrupación política. Y créanme, no estábamos en la mejor posición, en ese momento de la historia, para recibir donaciones a una campaña con un futuro incierto. Los resultados están a la vista, y déjenme decirle a los pesimistas, a aquellos que no creen, que no la ven, la ven difícil, que sueñan todas las noches con Dr. Vazquez, que la semana previa a las elecciones nacionales del 2009, las encuestas le daban al partido colorado entre un 8% o 9%. Y contra todos los pronósticos, votamos un 17% Más del doble de lo que nos pronosticaban todas las encuestas, tan solo, una semana antes.


Entiendo que quienes nos embarcamos en la Política lo hacemos por vocación y pasión, por lo menos así lo entiendo yo. Sentimos la necesidad de ayudar a los demás, pero principalmente, sentimos la necesidad de ayudar a nuestro país. En la vida uno se prepara, para lograr sus sueños, objetivos, para alcanzar metas, enfrentar desafíos y superarse. Para estar preparado, hay que estudiar, hay que capacitarse, hay que aprender, y hay que equivocarse. Para lograr el éxito hay que hacer mucho esfuerzo, pero principalmente hay que trabajar mucho. Como dijo Winston Churchill, frase que me acompaña hace ya muchos años; “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse” Y en estos años de preparación, siento que el momento ha llegado, llegó el momento de dar un paso más, con la frente en alto y orgulloso de ser colorado. En esta nueva etapa que comenzamos a construir no sabemos hasta donde podemos llegar, pero sí sabemos, que vamos a acompañar, apoyar y ayudar a Pedro desde donde sea necesario para que él sea Presidente.

Estimados, para nosotros hoy es un día especial, comienza la cuenta regresiva hasta el primero de junio del 2014, fecha de las elecciones internas. Aspiro a ser candidato a diputado por Montevideo, ciudad capital que hoy en vez de sentirnos orgullosos de vivir en ella, nos da tristeza, lástima, hasta vergüenza, y nos genera esa fea sensación de NO querer estar acá. Montevideo supo ser una de las capitales más seguras y lindas del mundo. Siempre me pregunté y creo que también lo hace mi generación y seguramente alguna otra, ¿cómo hubiera sido vivir en la Suiza de América? Qué lindo! hubiera sido vivir en esa capital.


Hace 23 años que Montevideo está enferma, vivimos entre la mugre, el transito se hace cada vez más insoportable, nos quita las ganas. Señores Montevideo agoniza es tierra de nadie, o mejor dicho, tierra de los delincuentes. No voy a profundizar en todos los problemas que Montevideo vive en torno a la seguridad, ya lo sabemos, todos hemos vivido algún acto delictivo, y si no fuimos nosotros seguramente algún familiar directo, porque ahora no corre más esa que seguramente conoces a alguien que algo le pasó, no, no! ahora ya te pasó a vos. Pero no se preocupen, es todo una sensación térmica.

Amigos, todo esto tiene una raíz, y esa raíz se llama Educación. La educación no es solo el desarrollo de las personas, también hace al crecimiento de los pueblos. Recuerdo que Pedro, hace unas semanas, escribía en su columna del Domingo y lo titulaba EL OTRO MUNDIAL, ese campeonato que no jugamos y que estamos lejos de jugarlo, ya que en la tabla de clasificación nuestra universidad se encuentra lejos, muy lejos del campeón. Ponía como ejemplo, que en los países Escandinavos, como también en Suiza, Holanda, Alemania, Korea, egresan de la educación media, entre el 80% y 92%. En nuestro país egresa menos del 40% de la Educación Media. La tasa de repetición de primero de liceo en Montevideo es del orden del 43%. Casi la mitad repite el año escolar. Triste, muy triste. Estamos todos de acuerdo, que la verdadera Justicia Social es darle el mismo nivel de educación a nuestra gente para que tengan las mismas posibilidades y oportunidades. Y en esto si debemos ser celosos guardianes, por la sencilla razón que se nos va la vida, se nos muere el futuro de nuestro País.


Vaya si nos espera el desafío más grande de la historia, recomponer ese estandarte de la educación que siempre nos diferenció y caracterizó en el mundo. Pero, saben una cosa? como colorados ya lo supimos hacer y lo vamos a volver a hacer.

Con autoridad, disciplina y respeto nos han mostrado cual es el camino del éxito. Nos están mostrando el camino, esos que algunos no quieren seguir; ellos se llaman, Los Pinos, Liceo Impulso, Liceo Nº 4 de Maldonado, Liceo Militar, Liceo Jubilar. Se puede, Juntos Se Puede.

Por estas razones y otras, nace Visión 360, donde el propósito simbólico es ser uno de los brazos ejecutores de Pedro desde el Parlamento. Como al comienzo, acompañarlo, apoyarlo y ayudarlo. Para ello, estamos convencidos, tenemos Fe, trabajamos arduamente, con Pasión, y vamos a cambiar las cosas, Entusiasmadamente. Para terminar queridos amigos, el Montevideo de aquella época esta en el mismo lugar que está ahora, y si logramos que fuera la Suiza de América en aquella época, también podemos lograrlo ahora. Acompáñenme, Acompáñennos. Juntos Podemos!! Muchas gracias


Mis palabras....