Issuu on Google+

PRESS KIT


INDICE

A | Historia de Arte Étnico Argentino | pág. 02 B | El Arte del Monte Santiagueño | pág. 04 C | Arte Étnico Argentino en el mundo | pág. 07 D | Proyectos Editoriales | pág. 08 E | Arte Étnico Argentino. Su incidencia social y cultural | pág. 10 F | Arte Étnico Argentino y el medio ambiente | pág. 11


A | HISTORIA DE ARTE ÉTNICO ARGENTINO Arte Étnico Argentino (AEA) significa arte de la tierra argentina y es una empresa creada por Ricardo Paz y Belén Carballo para la difusión y comercialización de productos artesanales argentinos de alta calidad. Tal como su nombre lo indica Arte Étnico Argentino (AEA) promueve el desarrollo del arte y la producción artesanal en comunidades rurales del interior de la Argentina. Creemos que, mediante el apoyo a nuestras culturas de origen, estamos trabajando por nuestra identidad como país y sabemos que en la conservación de nuestras tradiciones colaboramos en la protección del medio ambiente en el que estas culturas nacen y viven. Somos concientes de que este medio ambiente se encuentra hoy en día gravemente amenazado y requiere el mayor compromiso en su defensa. Arte Étnico Argentino actúa con la certeza de que una producción ampliamente sustentable para los artesanos, revaloriza la cultura y el arte de las poblaciones rurales argentinas. Los productos que Arte Étnico Argentino (AEA) ofrece son realizados por artesanos y artesanas que trabajando en su tierra, mantienen y conservan las tradiciones de sus antepasados. De este modo, Arte Étnico Argentino (AEA) promueve la permanencia de estos artesanos y artesanas en sus lugares de origen y genera para ellos y sus familias fuentes de trabajo que les permitan la opción de no tener que emigrar. Todo el proyecto de Arte Étnico Argentino (AEA) está basado en un profundo respeto por la cultura rural, su gente y sus recursos naturales y trabajamos para fortalecer y desarrollar cada uno de estos aspectos.

Ricardo Paz y Belén Carballo Hace 25 años, Ricardo Paz, un anticuario especializado en estilos europeos, comienza a recorrer la Argentina en busca de piezas que reflejasen más fielmente nuestra identidad sudamericana. En este recorrido llega al monte de Santiago del Estero y para su sorpresa descubre cómo, aún a fines del siglo XX, habían subsistido en él las antiguas tradiciones familiares y como éstas se reflejaban en su forma de vida y en los elementos que los rodeaban. Los hombres fabricaban sus propios muebles en madera y cuero, mientras las mujeres producían textiles de lana con tintes naturales. La difusión al mundo de esta región, su gente, su cultura y su arte, se convirtió en el objetivo profesional de Ricardo Paz. Recorriendo el monte en busca de piezas antiguas, Ricardo y su mujer, Belén Carballo, junto a los viejos artesanos conocieron a las ya ancianas tejedoras. Escucharon sus historias de los tiempos de antes y las vieron practicar su arte a punto de quedar olvidado. Desde entonces, se propusieron no solo preservar las piezas más antiguas sino inyectar nueva vida a una tradición que se estaba perdiendo.

A | HISTORIA DE ARTE ÉTNICO ARGENTINO

PRESS KIT | 001


Comenzaron organizando talleres en el monte donde la gente mayor transmitiera su conocimiento a los más jóvenes. En ese proceso, se fueron recuperando antiguos saberes y registrandose sus técnicas y diseños. Se buscaba preservar las piezas originales, pero por sobretodo, recuperar y dar continuidad a la cultura que sobrevivía con ellas. En este camino fue necesario primero revalorizar los productos para revalorizar los oficios y luego profesionalizar a las jovenes artesanas y artesanos para que se animasen a enfrentar los múltiples prejuicios de exclusión y pobreza que ese antiquísimo oficio simbolizaba, tanto dentro como fuera del monte argentino. ... valorizar los productos para revalorizar... Los Orígenes ( 1982 – 2006) Instalado como anticuario en Palermo Viejo desde septiembre de 1982, hacia fines de los años 80, nace Arte Étnico Argentino. Fruto de los viajes de Ricardo Paz y Belén Carballo al interior profundo de la Argentina, este proyecto ampliaba la presencia de piezas originales con la presentación de productos contemporáneos de los habitantes del monte en diseños que, conservando su realización artesanal, revivificaban su tradición cultural. Impulsados por el deseo de presentar este proyecto en Buenos Aires, se instalan en un viejo taller mecánico en el barrio de Palermo Viejo, resultando así precursores en un barrio que estaba aún muy lejos de ser uno de los más atractivos y pujantes en el circuito del diseño de la ciudad y convirtiéndose en pioneros y referentes del desarrollo de productos étnicos y artesanales de la Argentina.

Espacio Arte Étnico Argentino (2007) Hoy, 25 años más tarde, doblan la apuesta de su proyecto inaugurando un espacio, en el que fuera originalmente su taller de restauración y depósito, ubicado en la calle El Salvador 4656. La renovada casona de Palermo, que conserva su patio original, tiene ahora un anticuario, sector destinado exclusivamente a las piezas de colección y un gran salón, donde se exhiben las piezas de diseño y arte contemporáneo. En su renovado galpón, Arte Étnico Argentino se propone funcionar como un espacio de proyección cultural desde donde comunicar ideas, proyectos y producciones artísticas que aborden la problemática ambiental en un contexto de identidad cultural argentina.

A | Historia de Arte Étnico Argentino

PRESS KIT | 03


B | EL ARTE DEL MONTE SANTIAGUEÑO Mucho antes de la conquista española, el área que hoy conforma la provincia de Santiago del Estero en el norte argentino, era el lugar donde confluían distintas culturas provenientes de los Andes Incas, las Pampas y los bosques del Amazonas. Estos grupos étnicos encontraron en la mesopotamia de los ríos Dulce y Salado el lugar apropiado para asentarse. Con el tiempo, los elementos particulares de los distintos grupos se fueron integrando y el monte dió a luz a una cultura mestiza de gran riqueza. A partir de la llegada de los europeos, esta antigua tradición recibió nuevas influencias. No solo las que absorbió naturalmente del imperio español sino también la silenciosa y oculta sabiduría textil morisca que traían consigo los adelantados españoles, fruto de los siete siglos de dominación islámica en la península ibérica. Aquel monte fue entonces, cuna y matriz de nuestros primeros criollos. Durante los siglos siguientes, la influencia jesuítica propia del período colonial español fue determinante en la formación del pueblo criollo y por cierto merece destacarse en esta diversidad cultural, el aporte producido por la llegada a la región de importantes contingentes de población negra africana. Hacia fines del siglo XIX y junto con el tendido ferroviario, otros países de Europa, fundamentalmente Inglaterra, llevaron a la zona las nuevas influencias propias de su época. Esta conjunción de estilos y saberes, sumada a la de los pobladores originales de la tierra, conforman lo que hoy conocemos como la cultura criolla del monte, la cultura Quichua–Santiagueña.

Muebles, objetos y piezas de arte Vivir a partir de la tierra y lo que ella ofrece es elemental para la gente del monte Santiagueño. Con los siglos han desarrollado una extraordinaria sensibilidad en cuanto a lo que la naturaleza puede ofrecer, no sólo para propósitos utilitarios, como herramientas o muebles, sino también como un canal para expresar su animada imaginación. Utilizan la naturaleza y disfrutan jugando con ella, descubriéndola y revelando sus formas y misterios. Prueba de ello es su habilidad para tallar figuras animales o imaginar formas generando orgánicas esculturas de madera. Dispersos en los muchos kilómetros de monte, sus habitantes basan el diseño de sus obras en la íntima relación que mantienen con el medio ambiente. Tienen un instinto para ver el objeto práctico allí donde la tierra lo ofrece: así, la raíz de un árbol puede devenir en un banco o una rama en una herramienta de trabajo o el sostén para una mesa. Esta mirada que se trasluce en la pureza de sus líneas y diseños se adapta armónicamente a los criterios minimalistas de las ambientaciones contemporáneas, tan necesitadas de elementos que la provean de una reconexión con la naturaleza.

B | El Arte del Monte Santiagueño

PRESS KIT | 04


De hecho, estos muebles y objetos son los que los habitantes del monte utilizan en su vida diaria. Por lo tanto, incluyen mesas, bancos, camas, sillones, armarios, diversos tipos de herramientas y las tradicionales sillas materas utilizadas desde siempre para sentarse junto a un fuego amigable. Salvo las piezas de gran tamaño, todos los muebles de AEA son confeccionados artesanalmente por carpinteros rurales que hasta hoy se guían con los métodos y técnicas tradicionales de antaño. Textiles Los textiles son uno de los elementos más tradicionales de nuestro arte criollo. Los hallazgos arqueológicos reflejan que la práctica del tejido existe en estas tierras desde tiempos anteriores a la llegada española. Aunque no sobrevivieron obras de ese período, debido al elevado nivel de humedad en la atmósfera, hay evidencias de que los textiles existen desde antes del 1000 D.C.. La industria textil se estableció en la región bajo el mando español, incorporando nuevas técnicas como el telar horizontal, que es utilizado hasta el día de hoy por las «teleras». La milenaria historia de la cultura Quichua Santiagueña puede ser estudiada a partir de los distintos modelos y diseños de sus tejidos. Los textiles contemporáneos reflejan una variedad muy amplia de motivos que se extienden desde la cultura andina y amazónica hasta aquellos de otros continentes, entre los cuales se identifican dos influencias principales: la europea, traída por los españoles, y la orientalista, introducida por los Ingleses. Siendo una actividad tradicionalmente femenina, que desde siempre existió en la cultura Quichua, el tejido se sigue transmitiendo de madre a hija. Muchas de las piezas se confeccionaban cuando una persona joven abandonaba el hogar materno para empezar su propio camino y eran utilizadas como cobijas o cubrecamas. En los ambientes urbanos, se valoriza en cambio, su función estética. La armonía de sus colores y diseños, sumados a su valor cultural, las llevan a ser utilizadas como tapices para las paredes, mantas para los sillones y hasta como pequeñas alfombras de lujo. Esta revalorización estética ha conferido una renovada vitalidad a este, hasta hace poco, desconocido patrimonio textil argentino. Los textiles de Santiago del Estero son parte de la herencia cultural argentina, sin embargo, la falta de una comunicación adecuada, hizo que, gradualmente, estuviese a punto de perderse esa tradición y esa forma de vida. Arte Étnico Argentino cree que reavivando estas prácticas, no solo se proveen nuevas fuentes de trabajo, sino que al recuperarse estas técnicas casi olvidadas se revitaliza también la sabiduría oculta en sus significados simbólicos.

B | El Arte del Monte Santiagueño

PRESS KIT | 05


El cuero El uso del cuero en la Argentina es parte de su identidad cultural. El gaucho, típica figura y mito nacional, tiene la reputación de ser un hábil artesano en materia de cueros. Valiéndose únicamente de un cuchillo y la piel de un animal, puede hacer desde lazos, riendas y monturas hasta botas y ropas sofisticadas. Además de usarse como materia prima para la fabricación de productos relacionados con lo ecuestre, los criollos del monte santiagueño utilizan el cuero para sus muebles, en asientos y otros tipos de superficies, ya sea usando una pieza de cuero entera, o bien, tejiéndola o mezclándola con otros materiales. Puesto que este tipo de cuero proviene del ganado criollo que pastorea constantemente en el monte subtropical árido, se trata de un material mucho más fuerte y resistente que el proveniente de los ganados de cría de razas europeas, propios de la pampa húmeda. Este material, tan ligado a nuestra cultura nacional, sea cuero de vaca, de caballo o de chiva, es constantemente utilizado por Arte Étnico Argentino para conferir identidad argentina a sus productos de diseño.

B | El Arte del Monte Santiagueño

PRESS KIT | 06


C | ARTE ÉTNICO ARGENTINO EN EL MUNDO Desde el año 2002, Arte Étnico Argentino (AEA) exporta sus productos a los principales centros de diseño del mundo. En Milán y en Londres, existen galerías especializadas en productos del monte argentino. Durante los años 2006 y 2007 se realizaron importantes exportaciones de colecciones completas a Usa y Japón, que generaron exhibiciones en Nueva York y Tokio.

Spazio Sumampa – Milán, Italia Sumampa significa Agua Pura y es una antigua localidad en Santiago del Estero pero también es el nombre de un espacio cultural en Milán cuyo objetivo es la difusión y preservación de la cultura del monte argentino. Invitados por la Señora Andreina Bassetti de Rocca, Ricardo Paz y Belén Carballo iniciaron en el año 2001 este proyecto con una muestra de Arte Étnico Argentino (AEA) que se desarrolló en el contexto del famoso Salone del Mobile del año 2002. Este proyecto resultó impulsor de la Asociación Civil Adobe que desde entonces trabaja activamente en proyectos sociales, educativos y de defensa del medio ambiente en el monte. Junto con la Señora de Rocca, Ricardo Paz y Belén Carballo fueron fundadores y activos colaboradores de esta asociación. El espacio Sumampa en Milán funciona hasta la fecha con la misión de apoyar la cultura rural argentina, su tradición popular y en particular la producción y el desarrollo sustentable de las comunidades que habitan el monte santiagueño. www.sumampa.com

Otumpa – Londres, Inglaterra En el 2003 Ricardo Paz y Belén Carballo fueron los promotores y asesores del desarrollo de un espacio de exposición en South Kensington, la tradicional zona para el diseño contemporáneo en Londres. Este espacio continúa hasta la fecha dedicado a la promoción y comercialización de los productos del monte Quichua–Santiagueño, provistos por Arte Étnico Argentino. En junio del 2006, se realizó con gran repercusión una exitosa muestra de piezas criollas con la presentación del libro Teleras, en la muestra «Textile and Tribal Art» que fuera organizada por la editorial Hali, en el Olimpia Center, tradicional espacio de exhibición de Londres. www.otumpa.com

Siesta – José Ignacio, Uruguay Siesta, en el faro de José Ignacio, es una galería dedicada a la difusión y comercialización de los productos del monte argentino. La Galería ofrece muebles, objetos y textiles antiguos y contemporáneos y está ubicada en la entrada a José Ignacio, camino al parador La Huella, en la intersección de Los Cisnes y Las Golondrinas. www.siesta.com.uy

C | Arte Étnico Argentino en el mundo

PRESS KIT | 07


D | PROYECTOS EDITORIALES Belén Carballo y Ricardo Paz han jerarquizado la difusión del arte étnico argentino generando proyectos editoriales de exquisita calidad y contenido. En conjunto con un equipo interdisciplinario de tra-bajo, han trabajado en tres publicaciones sobre el arte y la cultura de comunidades criollas e indígenas de la Argentina. Con la última de ellas, Arte Étnico Argentino inauguró su propio sello editorial, que se propone continuar con una producción que siga enriqueciendo la comunicación y puesta en valor del arte étnico argentino.

MAPUCHES DEL NEUQUÉN Luz Editora. Buenos Aires, 2001. Este libro sobre el arte, la historia y la cultura mapuches nos muestra imágenes de este pueblo que se desarrolló al oeste de la cordillera de los Andes y que, a partir del siglo XVI, fue penetrando las tierras «donde corren los guanacos y los «ñandúes», en lo que es hoy la Patagonia argentina.

UN ARTE ESCONDIDO Editorial Gagliannone. Buenos Aires, 1998. Este libro es un intento de rescatar nuestra propia riqueza de la destrucción y del olvido. Nos habla de un rincón desconocido de nuestra tierra, el monte, y de los criollos que lo habitan desde siempre, el pueblo Quichua–Santiagueño. Se ocupa del hacer de esta gente, de los objetos que produce para su vida cotidiana en íntima relación con el medio que la rodea. Estos objetos nos hablan de un modo de vida en armonía con la naturaleza y ésta se encuentra presente en ellos no sólo en la fuerza y nobleza de sus materiales, sino también en la frescura de sus diseños y la sutil pureza de sus líneas. Algunas de las piezas son ejemplos elocuentes de un ingenio por demás eficaz y cuya sofisticada simpleza las convierten en verdaderas obras de arte contemporáneo. En este sentido, esta colección de piezas resulta una contribución sorprendente al mundo del arte y el diseño, contribución aún mayor viniendo de raíces puramente argentinas.

D | Proyectos Editoriales

PRESS KIT | 08


TELERAS Ediciones Arte Étnico Argentino. Buenos Aires, 2005. El arte textil del mundo Quichua–Santiagueño está poblado de estos chispazos de la gente de antes. En sus telares, el espíritu del monte juega en silencio, se hace materia y evoca su origen. Rastros de su andar con destino argentino nos recuerdan que cinco siglos atrás el monte fue cuna y matriz de nuestras primeras criollas, y que aquellas mujeres llevaban en su corazón mestizo, tradición de la más antigua sabiduría.

ARTS & CRAFTS OF ARGENTINA «Arts & Crafts of Argentina» es la edición inglesa de «Un Arte Escondido» y fue realizada por la prestigiosa editorial Rizzoli New York.

D | Proyectos Editoriales

PRESS KIT | 09


E | ARTE ÉTNICO ARGENTINO. SU INCIDENCIA SOCIAL Y CULTURAL Arte Étnico Argentino (AEA) es, a la par de un proyecto comercial, un proyecto con proyección social, cultural y ambiental y desarrolla acciones concretas en cada una de estas áreas. Arte Étnico Argentino (AEA) apoya y colabora con organizaciones sin fines de lucro cuyos objetivos son la contribución al desarrollo de las diversas culturas rurales argentinas. Como parte de este proceso, Arte Étnico Argentino (AEA), participó en la creación de talleres para la formación de artesanos en poblaciones rurales del monte argentino, instándolos en la búsqueda de la más alta calidad para sus productos. En su compromiso como difusores del arte étnico argentino, Ricardo Paz y Belén Carballo trabajaron activamente junto a la Señora Andreína Bassetti de Rocca en la creación de la Asociación Adobe. Esta asociación, iniciada en el año 2001, es una organización civil sin fines de lucro que tiene como fin la recuperación y conservación del patrimonio cultural de poblaciones rurales del monte argentino. Belén Carballo presidió esta asociación durante sus primeros cinco años de vida.

La Asociación Adobe tiene como misión crear mayores oportunidades y mejores condiciones de vida para los pobladores rurales en sus contextos locales, favoreciendo su arraigo y fortaleciendo su identidad cultural. Para ello desarrolla sus proyectos en un marco de respeto y valoración de la diversidad cultural, favoreciendo la participación activa y el protagonismo de las personas y comunidades. Entre otros proyectos, Adobe ha puesto en marcha una escuela exclusiva para tejedoras con el objetivo de promover la excelencia, estimular su creatividad y preservar las técnicas y tradiciones locales. Paralelamente, se trabajó en la creación de un banco de lana y en la organización de grupos de teleras en cooperativas independientes que comercializan y exportan sus productos en forma autónoma. En el mes de septiembre de 2007, Arte Étnico Argentino (AEA) participó como sponsor oficial de la muestra «Decorative Arts from Santiago del Estero», organizada por Help Argentina en el consulado argentino en Nueva York, a beneficio de Fundapaz, una organización civil de reconocida acción en el ámbito rural de Santiago del Estero. www.asociacionadobe.com | www.helpargentina.org

E | Arte Étnico Argentino. Su incidencia social y cultural

PRESS KIT | 10


F | ARTE ÉTNICO ARGENTINO Y EL MEDIO AMBIENTE El bosque subtropical árido de Santiago del Estero tiene una enorme variedad en su fauna y en su flora. A las conocidas variedades de quebrachos y algarrobos se suman otras especies nativas como el chañar, el mistol, la huiñaj, el itín y el vinal, entre otros. Tal como la gente local descubrió en su momento, estos árboles, afamados por su larga vida y la dureza y belleza de su madera, son ideales para la producción de muebles. Sin embargo, históricamente la venta de postes y carbón constituyó la principal fuente de empleo en esta área y aquellos bosques que alguna vez fueron inmensos, fueron lentamente diezmados, provocando así una creciente pobreza para sus habitantes. Sin embargo, aún en un monte herido, su gente sobrevivió en él, junto a su fauna y su flora, hasta iniciado el siglo XXI. En este nuevo milenio, insensible a la conciencia ecológica imperante en el planeta, el irracional proyecto de extender la frontera agropecuaria de la pampa húmeda al monte santiagueño ha generado más desmontes en apenas siete años que a lo largo de todo el siglo XX. Producido el desmonte, el escaso residual orgánico de ese bosque árido deja unos pocos centímetros de humus, apenas suficientes para unas pocas temporadas de soja, condenando esa tierra a un futuro yermo de desiertos y salitrales. Aun así, el Estado, tanto nacional como provincial, avanza con irrefrenable codicia sobre un bosque que tardó siglos en crecer y que, una vez talado, jamás podrá recuperarse. Sus habitantes, condenados sin opción al destierro, enfrentan un exilio en los márgenes suburbanos de las grandes ciudades, afrontando un estilo de vida para el que no están preparados sumando así su drama social al desastre ecológico. Es imperioso y urgente detener los desmontes. No hay negocio de corto plazo que justifique semejante barbarie. No es este el espacio para desarrollar este tema, pero resultaría banal extendernos en la defensa de nuestro patrimonio cultural sin alertar acerca de esta aterradora amenaza a nuestro patrimonio natural. Uno de los principales objetivos de Arte Étnico Argentino (AEA) es promover una explotación racional y equilibrada de nuestros bosques nativos. Los artesanos rurales extraen de ellos la materia prima para fabricar sus muebles y objetos de unos pocos árboles, seleccionando ramas o gajos caídos, no solamente cuidando el ambiente sino logrando con ello, un mayor beneficio potencial. Durante los años 90, al promover el trabajo de los artesanos, Arte Étnico Argentino (AEA) revirtió prácticas sumamente depredadoras del medio ambiente como eran la producción de carbón y/o postes, que constituían muchas veces las únicas fuentes de ingreso de los habitantes del monte. Al transformar a un trabajador del carbón en artesano, revalorizar su oficio y profesionalizarlo, se salvaron literalmente toneladas de madera dura que de otro modo hubiesen acabado en el fuego. La utilización de madera para el trabajo artesanal es infinitamente más limitada y racional, y reporta por otro lado una ganancia mucho mayor para el artesano, que está además trabajando en un oficio que mantiene y revaloriza su propia tradición cultural.

F | Arte Étnico Argentino y el medio ambiente

PRESS KIT | 11


Hoy, merece ser dicho, la situación para los artesanos vinculados a Arte Étnico Argentino (AEA) ha mejorado notablemente. Dignos ejemplos en sus comunidades, muchos de ellos, gracias a su visible progreso económico, se han convertido en referentes locales. Estos pequeños productores autónomos e independientes, con sus propios talleres y empleados, albergan la mayoría de las veces, numerosos aprendices trabajando con ellos. Es el monte mismo el que, actualmente, está en peor situación. El pequeño proyecto de Arte Étnico Argentino (AEA) que llegó a impactar en escasas 150 familias del monte es insignificante frente al abusivo poder de las corporaciones agrícolas con sus topadoras. Desgraciadamente no puede decirse nada optimista frente a la actual desidia de nuestros gobernantes y la ignorante soberbia de nuestros poderes económicos. Arte Étnico Argentino (AEA) ha colaborado activamente en acciones tendientes a enfrentar esta problemática. En el marco de la Asociación Adobe se creó un pequeño vivero de plantas nativas y se generó una pequeña reserva de 16 hectáreas en la cual se resembraron diversas especies locales. Concientes de la insuficiencia de estos pequeños gestos y ya librados a una lucha meramente individual, los directores de Arte Étnico Argentino siguen sembrando árboles y llevan plantados con éxito cerca de mil ejemplares de especies nativas en tierras privadas.

F | Arte Étnico Argentino y el medio ambiente

PRESS KIT | 12


Para mayor información comunicarse con: Astrid Perkins E | astrid@think-argentina.com.ar C | (5411) 15.5958.9999 Solana Tixi E | solana@think-argentina.com.ar C | (5411) 15.5843.3800 TELÉFONOS |

(5411) 4361.8383 / 5775.0306

www.arteetnicoargentino.com www.ricardopaz.com


press kit