Page 1

El cambio climático es en parte resultado de un enfoque del desarrollo y el crecimiento económico que, como se ha comprobado, es insostenible. Para frenar el cambio climático es preciso adoptar un nuevo criterio, más equitativo y sostenible, acerca de la manera en que vivimos, producimos y consumimos. Por consiguiente, para contener el acelerado aumento de los gases de efecto invernadero, causantes de episodios meteorológicos extremos y de la elevación del nivel de los mares, puede ser necesario formular una nueva definición de “progreso” y acordar un nuevo paradigma de desarrollo La complejidad del desafío de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático requiere que no nos limitemos a lo obvio, y pongamos en marcha estrategias innovadoras. Pero las soluciones más eficaces para el cambio climático serán las producidas “desde abajo hacia arriba”, sobre la base de los conocimientos de las comunidades acerca de su medio ambiente inmediato, que amplíen los medios de acción de quienes deben adaptarse a un nuevo mundo—en lugar de sacrificarlos o sobrecargarlos—, y que no creen una renovada relación de dependencia entre países desarrollados y países en desarrollo. La única solución perdurable será una que coloque en su centro a los seres humanos. Los pobres suelen vivir en zonas vulnerables a inundaciones, tormentas y elevación del nivel del mar; y tienen más probabilidades de depender para sus medios de vida de la agricultura y la pesca y, por consiguiente, corren riesgo de sufrir hambre o de perder sus medios de vida cuando hay sequías, o cuando las lluvias se tornan impredecibles y los huracanes azotan con fuerza sin precedentes. Y entre los pobres, son las mujeres las más vulnerables.


si el mundo ha de ¿Qué es el cambio climático? evitar que haya más La superficie de la Tierra se está recalentando. cambios El aumento de las temperaturas a partir de fines climáticos peligrosos, tal vez del siglo XIX podría parecer pequeño—0,74 quede muy poco grado centígrado—pero los efectos sobre los margen en la atmósfera para que seres humanos serán probablemente profundos. los países pobres desarrollen sus economías siguiendo las mismas pautas de generación intensiva de energía con fuentes de carbono de las que dependieron los países industrializados para su propio desarrollo en los últimos El deshielo de los glaciares perturba el abastecimiento de agua a los dos siglos. agricultores de subsistencia y a las megaciudades


la urbanización opera en sentido opuesto. El traslado de …

población desde zonas rurales a las ciudades parecería intensificar pronunciadamente las emisiones. Esto no necesariamente se debe a que los residentes en ciudades contribuyan más per cápita a las emisiones de gases de efecto invernadero que quienes viven en zonas rurales. Pero otros investigadores afirmaron que esto es una ficción y que actualmente las zonas urbanas aportan mucho menos que la mitad de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, pese a que en ellas reside más de la mitad de la población mundial. El crecimiento económico estimulado en las ciudades tiende a tener efectos de propagación en todo el país y ayuda a reforzar, al mismo tiempo, el crecimiento económico en las zonas rurales. A su vez, un mayor crecimiento económico podría acrecentar las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el país. En general, se pone de manifiesto reiteradamente que un cambio económico es la influencia más inmediata sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, superior a la de los cambios en la población.

Debido a la

insuficiente capacidad de absorción de muchas ciudades del mundo y a la falta de planificación para un futuro crecimiento, con frecuencia los migrantes desde zonas rurales hacia zonas urbanas tienen como única opción explotar excesivamente o contaminar los recursos naturales para satisfacer sus necesidades básicas. Dado que no hay vivienda costeable, los migrantes tal vez recurran a construcciones no reglamentarias, así como a medios de vida insostenibles y a prácticas no sanitarias que crean graves riesgos de salud pública y degradan las tierras, con lo cual se exacerban los efectos de los aludes de lodo y las inundaciones, así como la vulnerabilidad a ellos

Entre las grandes ciudades del mundo que corren peligro figuran Dhaka, Yakarta, Mumbai, Nueva York, Shanghai y Tokio.


Es preciso armarse de valor y adoptar decisiones difíciles”, dice. Esto significa, por ejemplo, construir ciudades en torno a sistemas viables de transportes públicos, con escuelas y tiendas en los barrios. También significa reconsiderar lo que compramos, vestimos y comemos. “¿Necesitamos realmente comer fresas en invierno?”.

Medidas: 1: Promover una mejor comprensión de la dinámica de población y de las cuestiones de género y salud reproductiva en los debates a todos los niveles sobre cambio climático y medio ambiente. 2: Ofrecer financiación completa de servicios de planificación de la familia y de suministros anticonceptivos, dentro de un marco de salud reproductiva y derechos reproductivos, y asegurar que tener bajos ingresos no obste al acceso a dichos servicios y suministros. 3: Asignar prioridad a la investigación y la recopilación de datos a fin de mejorar la comprensión de la dinámica de población y los asuntos de género en la mitigación del cambio climático y la adaptación a éste 4: Mejorar la desagregación por sexo de los datos relativos a corrientes migratorias suscitadas por factores medioambientales y prepararse desde ahora para los aumentos en los desplazamientos de población resultantes del cambio climático 5: Integrar las consideraciones de género en las actividades mundiales para mitigar el cambio climático y adaptarse a éste


La región andina concentra el 95% de los glaciares tropicales del mundo, cubriendo una superficie estimada hoy en 2,500 km2. El 71% de los mismos están ubicados en Perú, el 22% en Bolivia, el 4% en Ecuador y el 3% en Colombia. En los mismos se observa un franco retroceso atribuible al calentamiento global, tal como fueran estimados por el IPCC (1996) al señalar que el calentamiento en las regiones de alta montaña generaría una reducción o desaparición significativa de las superficies de nieve y hielo (CAN, 2007). Los pueblos indígenas que habitan zonas de glaciares, se ven afectados por diversos peligrosos durante la época de lluvias (avalanchas, desbordes de lagunas, derrumbes, etc.) o por efectos de sismos de gran magnitud. Los riesgos se incrementan con las lluvias. Sin embargo, la

pérdida del volumen de sus glaciares durante los últimos decenios podría reducir la disponibilidad de agua para riego y generación eléctrica al disminuir el

http://flood.firetree.net/?ll=-34.5911,-58.4747&z=5&m=14&t=2

caudal de los ríos, e incluso para el consumo humano. Los impactos en el agua podrían provocar conflictos entre diversos usuarios.

sostenibilidad y cambio climático  

si el mundo ha de evitar que haya más cambios climáticos peligrosos, tal vez quede muy poco margen en la atmósfera para que los países pobre...

Advertisement