Issuu on Google+

SEX SHOP ¿Quién no ha sentido nunca la curiosidad de mirar el escaparate de un sex shop? Nos llama la atención de ellos sus colores, ropas, artículos… Cada día son más las personas que acuden a este tipo de establecimiento buscando algo "diferente". Y en efecto, el morbo, la sensualidad y el erotismo, son los componentes principales de estos lugares en los que se pretende que el sexo deje de ser un tabú para la sociedad y se convierta en un elemento básico en el disfrute y entretenimiento, tanto a nivel de pareja como a nivel individual.

Hoy en día es fácil encontrar un sex shop en muchas de las ciudades de España, Argentina, México, Chile, EE. UU. y un largo etcétera, pero no es habitual encontrarlas en ciudades donde la población es poco elevada ya que, como dijimos anteriormente, el tabú es un factor que acompaña siempre a este tema. Sin embargo, para los que prefieren disfrutar del sexo con los cinco sentidos, los sex shops disponen para ellos de una gama de artículos en los que prima la variedad y sobre todo la exclusividad: todo los elementos necesarios para poder llevar a cabo nuestras fantasías sexuales y poder sacarle un buen partido a nuestro lado más sexy y desenfrenado. Desde revistas eróticas, pasando por lencería sexy y llegando hasta los juguetes sexuales, los sex shops ofrecen artículos en los que el placer, la higiene y el bienestar de sus clientes son la principal fuente de innovación y garantía a la hora de ofertar estos productos: consoladores para hombres y para mujeres, lubricantes, lencería de hombre y de mujer, preservativos, kits especiales para parejas, cosmética erótica, libros, películas, etc. Aunque muchos de estos sex shops los veamos en las calles de nuestra ciudad, diremos que gran parte de este sector comercial ha aumentado sus ventas gracias a la facilidad de compra que les ofrece Internet. Así pues, hoy en día la mayoría de los consumidores de artículos eróticos, realizan sus visitas virtuales y eligen sus productos a través de catálogos exclusivos y virtuales que harán las delicias de los más atrevidos.


Sex shop