Page 1


ALMOGAREN Revista del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (Sede Gran Canaria)

NÚMERO 41 DICIEMBRE 2007


Edita:

Director: Secretaría: Consejo de Redacción:

Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (Sede Gran Canaria) José Luis Guerra de Armas Elías Francisco Zaít León Julio José Roldán García José Alonso Morales Luis María Guerra Suárez Mariola López Villanueva Juan Manuel Cabiedas Tejero

Administración:

Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (Sede Gran Canaria) Campus Universitario de Tafira

35017 Las Palmas de Gran Canaria Tlfs: 928 45 29 46 - 928 45 45 94 Fax: 928 45 29 47 E-mail: almogarensecretaria@vahoo.es Diseño cubierta:

Elías Francisco Zait León Javier Alzugaray García

Imprime:

Ediciones Monte Casino (Benedictinas) Apdo. 299

49080 ZAMORA, 2007

Tfno. 980 53 16 07 1 Fax: 980 53 44 25 Correo-e: edmontecasino@vlanalfa.es D.L.

GC. 451-1988

ISBN

3-900861-13-7

ISSN

1695-2669


Jornadas de Geografía, Historia y Arte en «San Lorenzo*


SUMARIO

9 ÍNDICE DE LOS PRIMEROS CUARENTA NÚMEROS DE LA REVISTA «ALMOGAREN».....................................................

Salvados de la quema por ELÍAS FRANCISCO ZAIT LEÓN ....

29 99

Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: aproximación al medio físico y antrópico por HÉCTORJAVIER ALEMÁN ARENCIBIA ........................................................................................

105 San Lorenzo de Tamaraceite: Historia de u n municipio por JUAN FRANCISCO SANTANA DOMINGUEZ .....................................

143 Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo por RUYMÁN HERNÁNDEZ SANTANA ...........

171 El proceso de restauración en los bienes históricos de la Iglesia. La parroquia de San Lorenzo. "Salvados de la quema" por AMPARO CABALLERO CASASSA .................................................................


Estimado lector, el presente número de la Revista ALMOGAREN, ofrece un detallado índice de la revista: por número, por autor y por materia. Además de la lección inaugural del curso académico 2007-2008 en el ISTICsede Gran Canaria, a cargo de D. Cristóbal Déniz, doctor en Teología Moral. Sin duda el volumen de números publicados, en total 40 y con el presente 41, en más de 20 años de historia de la revista, requería que se ofreciera a todas las instituciones y amigos con los que mantenemos intercambio o suscripción, un número casi monográfico en el que se recogiese el total de artículos publicados, fecha, autor y tema. Esta ingente labor ya se había realizado con ocasión de los primeros 20 números, (del número 1 al 10 y más tarde del número 11 al 20). Se ofreció este trabajo como separata, y prácticamente no llegó a todos los que hubiéramos deseado que llegase, amén de que la perdida por ser documento a parte era frecuente. Gracias al sistema de informatización de la revista, hoy podemos ofrecer un número de recopilación de todo lo publicado en ella, con todos los epígrafes necesarios para que el investigador tenga fácil acceso a cualquiera de nuestros artículos, aunque estos estén agotados en el papel editado en la actualidad, pero que ofrecen interés para todos y para la comunidad científica en particular. Es por otra parte una herramienta necesaria, para la evaluación de nuestro trabajo y también para la proyección cara al futuro, analizado desde nuestro consejo de redacción los temas que se han abordado y los campos que se han tratado con mayor o menor esmero, sobre todo para seguir pensando y reflexionando una Teología desde Canarias y una Historia de la Iglesia desde nuestra Islas.

Almogaren 41 (2007) 7-8


La tarea requiere seguir construyendo un sólido argumento que sea atrayente para nuestras comunidades cristianas, y para el ámbito científico y académico en particular, de cara a seguir haciendo con este trabajo un servicio a nuestra diócesis y su proyección cara al exterior. Pensamos que este trabajo tiene en gran medida una oportuna publicación y sin duda una necesaria acogida. Agradecidos por estos años de colaboración, tanto a los que han escrito sus artículos, como a los suscriptores y otras entidades públicas o privadas con las que mantenemos intercambio.

Consejo de Redacción "ALMOGAREN"

Almogaren 41 (2007) 7-8


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

Curso 2007-2008: Lección Inaugural

Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio ciimático

E l cambioclimático pertenece al elenco de temas relevantes de final y principio milenio en los que encontramos desde análisis catastrofistas hasta postura de enorme escepticismo, dando lugar todo ello a innumerables pronunciamientos y controversias de las que fundamentalmente entienden sólo los expertos o aquellos iniciados,motivados por intereses intelectuales,científicos e incluso de carácter económico y político. El desarrollo de esta reflexión consta de cuatro partes en la que progresivamente abordaremos el estado de la cuestión; los efectos del cambio climático sobre el crecimiento y el desarrollo; una lectura ética del cambio climático y finalmente unos criterios operativos para una respuesta eficiente a esta problemática. 1. Actualidad, preocupaciones y divergencias sobre el cambio climático La continua puesta de actualidad de esta preocupación vista de forma alarmante a través de los medios de comunicación ha generado un caldo de preocupación en todo el mundo, comenzándose desde hace algunos años a tomar medidas en los gobiernos y en las poblaciones fundamentalmente occidentales. El 24 de Septiembre, el secretario general de la ONU se ha manifestado en este mismo sentido indicando la oportunidad única del momento presente:

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural 'Xlgunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

"Ha pasado el momento de las dudas. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático ha confirmado inequívocamente que nuestro sistema climático se está recalentando y que ello es imputable directamente a la actividad humana. Los cientljCicos han descrito con mucha claridad la gravedad del problema. S u mensaje es muy sencillo: lo que sabemos es suficiente para pasar a la acción; si n o lo hacemos ahora, el impacto del cambio climático será devastador; disponemos de medidas y tecnologías de u n costo asequible para comenzar a hacer frente al problema ya mismo. L o que n o tenemos es tiempo. El momento de actuar es ahora"l. La expresión cambio climático es definida por el Panel intergubernamental del cambio climático2 como cualquier cambio del clima a lo largo del tiempo, ya sea debido a la variabilidad natural o como consecuencia de la actividad humana. Esta concepción quiere guardar una cierta prudencia respecto a la sólo responsabilidad humana en el calentamiento global, como de hecho aparece en algunos análisis como el de la Convención marco sobre el cambio climático, en la que se define el cambio climático como el cambio de clima directa o indirectamente debido a la actividad humana que altera la composición de la atmósfe-

De hecho, un cambio climático puede producir profundas repercusiones en la salud del género humano y de todos los seres vivientes de la Tierra. En efecto, el cambio climático comporta complejas interacciones en la atmósfera, los océanos, la superficie terrestre, la cobertura de nieve y hielo y la biosfera. Es, además, en los últimos años cuando se va consolidando la opinión de que la 1 BANKI MOON,Declaración en la reunión de alto nivel sobre el cambio climático el 24-9-07 en la ONU. 2 El Panel Intergubernamentaldel Cambio Climático, (Intergovernmental Panel on Climate Change), responde a las siglas IPCC. Puesto en marcha en el año 1988 por el Programa Ambiental de Naciones Unidas y la Organización Metereológica Mundial. Desde entonces realiza informes periódicos sobre las variaciones climáticas, señalando posibles causas y consecuencias en todo el planeta. En el año 2007 ha sido galardonado con el premio nobel de la paz. 3 C.f. IPCC, 2007: Sumrnary for Policymakers. In: Climate Change 2007:The Physical Science Basis. Contribution of Working Group 1 to the Fourth Assessment Report of the Intergovemmental Panel on Climate Change [Solomon, S., D. Qin, M. Manning, Z.enhen, M. Marquis, K.B. Averyt, M.Tignor and H.L. Miller (eds.)]. Cambridge University Press, Cambridge, United Kingdom and New York, NY, USA.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

acción humana es decisiva para este efecto cambiante del clima, con consecuencias preocupantes para la ciudadanía mundial aunque, como expondremos, no de forma igualitaria ni tampoco conforme a la responsabilidad de la acción, que cae globalmente en el mundo desarrollado. Las primeras noticias inquietudes en torno al calentamiento global comienzan desde finales de los años 70 con conferencias y estudios de distintas organizaciones nacionales e internacionales, y dándose un paso significativo con la primera relación del panel intergubernamental sobre el cambio climático, el cual se ha ido actualizando con nuevos conocimientos. En este año se ha registrado el último informe que manteniendo aún un grado alto de prudencia ante las incertidumbres de las problemáticas en juego, si confirma, la tendencia a un calentamiento climático global en la tierra, con efectos sobre la población humana y los ecosistemas y en la que se va reconociendo con insistencia, la importante incidencia en la alteración climática de la acción humana. En la primera relación ya se llega a la conclusión de que si las emisiones de gas de carbón permanecieran inalteradas, la temperatura media de la superficie terrestre habría podido subir de 0.2 a 0.5 grados de temperatura por decenio con el probable aumento de un grado antes de 2025 y de 3 grados antes del fin del siglo XXI. Afirma Jamieson que esta alteración representaría el cambio climático más consistente verificado sobre la Tierra en el arco de al menos 10000 años4. Por otra parte, ya hecho hemos mención a la existencia de voces discrepantes a estos pronunciamientos mayoritarios. Estas voces aducen fundamentalmente los siguientes argumentos: Para algunos la contribución humana al efecto invernadero es insignificante, para otros es bastante menos el posible aumento de temperaturas, incluso hay quién afirma que no está produciendo calentamiento global. Fred Singer, profesor de la Universidad de Virginia y director el proyecto científico con el que se montó la red mundial de satélites meteorológicos va más allá, y afirma que hay un interés profesional en torcer la ciencia para crear alarma, porque "lo que levanta el miedo levanta dinero". También hay quién piensa que detrás del cambio climático se sitúa una estrategia internacional de los grupos de izquierda en la lucha contra el modelo capitalista de desarrollo. 4 Jamieson Dale, Mutazione climatiche en Russo G.,Enciclopedia di Biotetica e sessuologia, Elledici, Torino, 2006.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

El climatólogo Stephen Scheneider sostiene que a pesar de las incertezas y de las discrepancias de esta problemática, no se puede obviar la existencia del efecto invernadero. En su opinión, ésta es una de las mejores y más comprobadas teorías de las ciencias atmosféricas. Si no fuese por el efecto invernadero, todos los planetas del sistema solar, y por tanto también la tierra estarían fríos y por tanto, sin vida. Pero como se ha aprendido en ciencias como la medicina, lo demasiado de una cosa buena puede cambiarla en una cosa pésima. El efecto invernadero se verifica cuando la atmósfera de un planeta, gracias a su composición físico-química, permite a las radiaciones solares de calentar la superficie del planeta pero deja parte del calor, que de otra parte se irradiaría de reflejo, en el espacio. El efecto invernadero explica al menos en parte, la diferencia entre las condiciones existentes sobre la superficie de Venus, Marte y de la Tierra. Venus tiene una atmósfera extremamente densa, rica de bióxido de carbono, que recoge tanto calor de hacer imposible la vida sobre la superficie del planeta. Marte tiene una atmósfera muy tenue, pobre de bióxido de carbono; la temperatura superficial a mitad de latitud sobre Marte corresponde a las temperaturas polares en la Tierra. La Tierra tiene la temperatura más apropiada para la evolución y el sostenimiento de la vida, al menos por el momento. Otro hecho del que estamos ciertos es que la actividad humana influye sobre la composición química de la atmósfera de la tierra. De 1800 a 1990 el bióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado cerca del 26 por ciento, casi mitad del aumento registrado desde 1960 en adelante. A este respecto debemos tener en cuenta que el dióxido de carbono es el gas de efecto invernadero antropogénico más importante y que, según los datos del IV panel intergubernamental sobre el cambio climático, la concentración atmosférica global de dióxido de carbono ha aumentado de un valor preindustrial de alrededor de 280 partes de moléculas de gas de efecto invernadero por millón de moléculas de aire seco a 379 en 2005. Según el informe de estos expertos la concentración atmosférica de dióxido de carbono en 2005 supera con mucho, el rango natural de los últimos 650000 años que varía de 180 a 300 partes por millón según muestran los testigos de hielo5.

5 Contribution of Working Group 1 to the Fourth Assessment Report of the Intergovemmental Panel on Climate Change h t t ~ : / / w w w . i ~ c c . c h / ~ d ~ a s s e s s m e n t - r e ~ o r t / a r / w / a r - w - s m2.- s . d f ,

3

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

Por lo demás, en los 10 últimos años se ha aumentado la tasa de crecimiento de la concentración anual de dióxido de carbono; de 1995 a 2005 la media fue de 1,9 parte por millón, mientras la media desde 1960 estaba en 1,4 partes por millón. En el mismo periodo otros gases de invernadero han hecho registrar aumentos porcentuales incluso mayores6. Las concentraciones de estos gases han aumentado como consecuencias de actividades que son esenciales al crecimiento y al desarrollo económico, por lo menos como concebidos actualmente: empleo de combustibles fósiles, producción de alimentos, producción agrícola y empleo de fertilizantes. Por tanto, lo que es cierto es que el efecto invernadero existe y que la concentración de los gases invernaderos en la atmósfera está en aumento. En el cuarto informe sobre cambio climático se afirma con un nivel muy alto de confianza que el efecto neto medio de las actividades humanas desde 1750 ha tenido como resultado un calentamiento del clima, con un forzamiento radiativo de más 1,6 vatios por metro cuadrado, entendiéndose por forzamiento radiativo, la medida de la influencia que un factor tiene en alterar el balance de energía entrante y saliente en el sistema Tierra atmósfera. El forzamiento radiativo es por tanto un índice de la importancia de este factor como mecanismo potencial de cambio climático7. En nuestra exposición entresacamos algunos datos de estudios relevantes del momento, fundamentalmente del Cuarto informe de Evaluación del Grupo Intergubernarnental de Expertos sobre el cambio climático publicado este año y el informe Stern del año 2006 que es sobre todo un informe sobre las repercusiones para el desarrollo y la economía como consecuencia del cambio climático. Nicholas Stern en su informe al gobierno británico señala desde las primeras páginas de su estudio la conveniencia de una actuación inmediata de medidas que hagan reducir las emisiones de gases invernadero en todo el mundo:

6 JAMIESOND., Mutazioni climatiche, en RUSSO G. (ed), Enciclopedia di bioetica e sessuologia, 1270-1271. 7 Contribution of Working Group 1 to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel 2. on Climate Change http:llwww.ipcc.chl~d~assessment-report/ar4lwllar4-wel-sm-s.~df,

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

" L o s indicios cient+cos de la gravedad y la urgencia del problema del cambio climático son actualmente convincentes, hasta el punto de justificar la aplicación de medidas contundentes de reducción de las emisiones de gases invernadero en todo el mundo para reducir el riesgo de consecuencias m u y dañinas y potencialmente irreversibles en los ecosistemas, las sociedades y las economías8". El cuarto informe sobre el cambio climático una vez introducidas grandes mejoras en la disponibilidad y análisis de los datos desde el primer informe de 1990 mantiene una orientación similar: El calentamiento del sistema climático es inequívoco, tal y como evidencian ahora las observaciones de los incrementos en las temperaturas medias del aire y los océanos, el derretimiento generalizado de hielo y nieve y el incremento medio global del nivel del mar. Afirma que Once de los últimos doce años (1995-2006) están el ranking de los doce años más calurosos en los registros instrumentales de la temperatura de la superficie mundial desde 1850. La tendencia lineal de calentamiento de los últimos 50 años es casi el doble que para los últimos 100 años. Se ha producido un incremento total de temperatura de 0,76 grados centígrados. En contra de algunas de la críticas a este tipo de informe sostiene que los nuevos análisis de mediciones, por globos sonda y satélite, de temperaturas de capas baja y media de la troposfera muestran tasas de calentamiento que son similares a las de los registros de temperaturas de superficie y son coherentes con sus respectivas incertidumbres. Por otra parte, se indica que a escala continental, regional y de cuenca oceánica, se han observado numerosos cambios a largo plazo en el clima. Estos cambios incluyen cambios en el hielo y las temperaturas del ártico, cambios generalizados en la cantidad de precipitación, salinidad de los océanos, patrones de viento, etc. Un aspecto muy relevante, podemos decir, sobresaliente del último informe sobre el cambio climático en comparación con los anteriores es una orientación más firme en ratificar de forma consolidada el aumento de temperaturas y, en segundo lugar, de identificar como factor predominante al incremento en los gases de efecto invernadero antropogénicos9. 8 STERN N,, El informe Stern. La verdad sobre el cambio climático, Paidos Ibenca, Barcelona 2007,17. 9 Contribution of Working Group 1 to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change ~lwww.ipcc.chlpdWassessment-report/ar4/wgl/ar4-wgl-svm-sv.pdf, 10.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

Respecto al futuro también hay proyecciones dentro de un límite de incertidumbre y prudencia. El cuarto informe augura un aumento al menos de 0,2 grados para las dos próximas décadas, aunque también indica que las emisiones de efecto invernadero continuadas en los niveles actuales o por encima de éstos, causarían un mayor calentamiento e inducirían muchos cambios en el sistema climático global durante el siglo XXI, algunas de las estimaciones estarían entre 1,s grados y 4 grados centígrados para todo el siglo. 2. Efectos del cambio climático sobre el crecimiento y el desarrollo. En un segundo momento de nuestra reflexión nos centramos en presentar el impacto actual y el predecible en el futuro del cambio climático. El grupo de trabajo 11 del Cuarto informe destaca la evidencia observacional en todos los continentes y en la mayoría de los océanos de una alteración en muchos sistemas naturales por cambios climáticos vinculados a incrementos de temperaturalo. En cuanto a los recursos hídricos se auspicia un aumento de la disponibilidad del agua entre un 10 y un 40% en las latitudes altas y en algunas áreas tropicales húmedas y un descenso de entre un 10 a un 30 % en algunas regios secas de latitudes medias y en los trópicos secos, algunos de los cuales ya son actualmente áreas con estrés hídrico. Estas áreas posiblemente aumenten de extensión. Las reservas de agua almacenadas en los glaciares también se verán afectadas por una disminución,reduciendo la disponibilidad de agua en las regiones abastecidas por el deshielo de las cadenas montañosas donde viven en la actualidad más de un sexto de población mundial. Los ecosistemas también se verán afectados por una combinación sin precedentes de cambio climático, perturbaciones asociadas tales como, inundaciones, sequías, fuegos, acidificación de los océanos, a lo que hay que añadir otros impulsores de cambio global, como por ejemplo, cambios en el uso de la tierra, contaminación, sobreexplotación de recursos, etc. Se prevé que la absorción neta de carbono por los ecosistemas terrestres es probable que alcance su máximo antes de mitad de siglo y a partir de entonces se debilite o incluso se 10 Cf. IPCC, 2007: Summary for Policymakers. In: Climate Change 2007: Impacts, Adaptation and Vulnerability. Contribution of Working Group ZZ to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, M.L. Parry, O.F. Canziani,J.P. Palutikof, P.J. van der Linden and C.E. Hanson, Eds., Cambridge University Press, Cambridge, UK, http://www.ipcc.ch/pdf/assess-

ment-reportlar4/wg2/ar4-wg2-spm.pdf.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

invierta amplificando de esta manera el cambio climático al asumir emisiones continuadas de gases de efecto invernaderol1. En cuanto a alimentación, fibra y productos de la madera se espera un aumento moderado de la producción en latitudes medias a altas por el aumento local de la temperatura media entre 1 y 3 grados centígrados, dependiendo del cultivo, decreciendo más allá de esos valores en algunas regiones. Sin embargo, las latitudes más bajas, especialmente en las regiones más secas y tropicales estacionales,se espera que la productividad de los cultivos disminuya incluso para incrementos pequeños de la temperatura local de uno a dos grados, lo que incrementaría el riesgo de hambruna. Las latitudes de bajas se pueden ver afectadas también por el incremento de frecuencias de sequías e inundaciones con consecuencias en la producción local. En cuanto a los sistemas costeros y zonas costeras de poca altura se pronostica una exposición a riesgos crecientes de las costas, incluyendo la erosión costera y el aumento del nivel del mar, efecto que se verá aumentado por el aumento de las presiones producidas por los humanos en las áreas costeras. Se indica en la relación del grupo de trabajo 11 del Cuarto informe que las áreas densamente pobladas y de poca altitud, donde la capacidad de adaptación es pequeña y que afrontan otros retos como tormentas tropicales están especialmente en riesgo. El número mayor de afectados será en los grandes deltas de Asia y África. La industria, los asentarnientos y la sociedad tendrán beneficios y costes dependiendo de la ubicación y de la escala, con la convicción de que en conjunto los efectos netos tenderán a ser más negativos cuanto mayor sea el cambio del clima. La salud de las personas será uno de los aspectos más vulnerables; este estudio y otros informes coinciden en afirmar que las exposiciones relacionadas con el cambio climático es probable que afecte el estado de salud de millones de personas, particularmente a aquellas con pocas capacidades de adaptación, concretados en aumentos de la malnutrición y sus consecuentes desórdenes, aumento de muertes, enfermedades y daños debidos a olas de calor, inundaciones,tormentas, incendios y sequías, aumento de enfermedades diarreicas y cardiorespiratorias debido a 11 IPCC, 2007: Summary for Policymakers. In: Climate Change 2007: Zmpacts, Adaptation and Vulnerability, Contribution of Working Group II to the Fourth Assessment Report of the Zntergovernmental Panel on Climate Change, M.L. Parry, O.F. Canziani,J.P. Palutikof, P.J. van der Linden and C.E. Hanson, Eds., Cambridge University Press, Cambridge, UK, http://www.ipcc.cWpdf/assessment-reportlar4/wg2/ar4-wg2-spm.pdf. 3-4.

x

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

mayores concentraciones de ozono. Se espera una mayor transmisión de la malaria en África, y menos muertes por exposición del frío en las áreas templadas. Una importancia decisiva tendrá aquellos factores que directamente determinan la salud de la población tales como la educación,la asistencia sanitaria, la prevención de la salud pública y el desarrollo económico y de las infraestructuras. Resulta también de particular interés la información más específica por continentes, nos detenemos para nuestro interés en África y Europa. En el continente africano se espera para el 2020 que entre 75 y 250 millones de personas se vean expuestas a un incremento en el estrés hídrico debido al cambio climático. La producción agrícola y el acceso al alimento se pronostica que en muchas regiones estén severamente comprometidas, afectando de manera adversa a la seguridad alimentaria y agraven la malnutrición en el continente. Un dato ilustrativo lo muestra la previsión de una reducción de hasta el 50 % para el 2020 de las producciones agrícolas dependientes de las lluvias en algunos países. Decididamente en este estudio se confirma que África es uno de los continentes más vulnerables a la variabilidad climática debido a múltiples presiones y a la escasísima capacidad de adaptación y mitigación de los previsibles efectos En Europa, se documentan retroceso de los glaciares, alargamiento de las estaciones de crecimiento, cambios en rangos de las especies, e impactos en la salud debido a una ola de calor de magnitud sin precedentes En casi todas las regiones europeas se prevén efectos negativos por el cambio climático. En primer lugar se espera una magnificación de las diferencias regionales en los recursos naturales y activos de Europa. En la parte sur de Europa se pronostica un empeoramiento de las temperaturas altas la sequía, reduciendo la disponibilidad de agua, el potencial hidroeléctrico, el turismo de verano, y en general la productividad de los cultivos, también se espera un incremento en los riesgos de salud debido a las olas de calor y la frecuencia de incendios descontrolados. En el Centro y Este de Europa se espera un descenso de las precipitaciones de verano causando mayor estrés hídrico. Se prevé que la productividad de los bosques disminuya y la frecuencia de las turberas aumente12. 12 IPCC, 2007: Summary for Policymakers. In: Climate Change 2007: Impacts, Adaptation and Vulnerability. Contribution of Working Group ZZ to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, M.L. Parry, 0.E Canziani,J.P.Palutikof, P.J. van der Linden and C.E. Hanson, Eds., Cambridge University Press, Cambridge,UK, http://www.ivcc.ch~df/assessment-report/ar4/~2/ar4-w2-~m.~df. 6.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

En el Norte de Europa se pronostica una mezcla de efectos positivos y negativos, beneficios tales como la reducción en la demanda para la calefacción, incremento en la producción de los cultivos y de crecimiento de los bosques, pero si el cambio climático continúa, sus impactos negativos es probable que superen los beneficios por inundaciones frecuentes en invierno, puesta en peligro de los ecosistemas e incremento de la inestabilidad del suelo. A pesar de lo dicho, en el continente europeo habrá una mayor capacidad de adaptación a todos estos efectos. En este estudio se reconoce que algo de adaptación se está produciendo ya sobre todo en el entorno de los países desarrollados, aunque siguen siendo muy limitados los esfuerzos realizados hasta ahora. Este estudio insiste en que la vulnerabilidad futura va a depender del cambio climático y de la senda de desarrollo del planeta. Se afirma sin ambages que el desarrollo sostenible puede reducir la vulnerabilidad al cambio climático, sin embargo se reconoce que en la actualidad son pocos los planes de promoción de la sostenibilidad. Nicholas Stern en su informe sobre el cambio climático al gobierno británico, considera urgente invertir la actual tendencia y evolucionar a una economía baja en carbono. Reconoce a su vez, que una transición hacia un desarrollo económico eficaz y eficiente conlleva necesariamente una serie de retos éticos y económicos, pero también nos abrirá diversas oportunidades, en la que se pueda plantear el horizonte de un potencial de bienestar y desarrollo de las sociedades en una mayor sintonía con el medio ambiente. De esta forma afirma que "podemos ser verdes y crecer al mismo tiempo ". En realidad, continúa: si no somos verdes, acabaremos minando el crecimiento, se mida como se mida. A su juicio, aun se está a tiempo de evitar los peores efectos pero con la conciencia de que la inacción es un enorme riesgo para que las generaciones futuras tengan globalmente unas condiciones satisfactorias13. Para el informe Stern, si no actuamos los costes y los riesgos totales del cambio climático equivaldrán a una pérdida anual permanente de, al menos, un 5% del PIB mundial. Si se toma en consideración un conjunto más amplio de riesgos y efectos, los daños estimados podrían elevarse hasta el 20% o más del PIB., por el contrario los costes de actual podrían limarse hasta no superar, por año el 1%del PIB global14. 13 STERN N., El informe Stern, 18. 14 STERN N., El informe Stern, 21.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural 'Xlgunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

Señala nuestro autor que los riesgos que se corren son semejantes a los de las grandes guerras y a la depresión económica de la primera mitad del siglo XX. Un dato revelador de este estudio es que aunque el impacto del calentamiento global se produzca en toda la Tierra, sin embargo no producirá exactamente los mismos efectos en todas partes. Las naciones más pobres por su situación y sus condiciones de desarrollo sufrirán antes y en mayor medida los efectos, aun cuando hayan sido quienes menos han contribuido a las causas de ese cambio climático. Por esta razón, es justamente, en los países en vías de desarrollo donde más deben acelarse los intentos de adaptación o de mitigación15. Stern estima que los riesgos de que el cambio climático llegue a producir sus peores efectos pueden ser reducidos sustancialmente si ,los niveles atmosféricos de gases invernadero llegan a estabilizarse a un nivel equivalente a entre 4501550 partes por millón de C02 equivalente (C02E). 3. Una lectura ética del cambio climático

El cambio climático pone en cuestión los modelos de desarrollo de la humanidad, interpelando de esta forma las actuaciones políticas y económicas sobre la naturaleza. Aunque, esta interpelación es también de carácter ético, cuestiona la forma de relacionarse el hombre con la naturaleza que al alterar su armonía y equilibrio se puede tornar en una amenaza para las generaciones humanas presentes y futuras. Frente al riesgo de hacer menos habitable o quizás imposible la vida de las personas, se impone la necesidad de programar modelos de relación y políticas de intervención que tengan por referencia una ética inspirada en la responsabilidad y en la solidaridad planetaria. Se debe ejercitar ambos principios pensando en el futuro y más en concreto en no hipotecar las condiciones de vida. Los indicios en torno al cambio climático son un reclamo para que en las actuales sociedades se responda con lucidez, responsabilidad y de forma conjunta a un nuevo desafío del que antes la humanidad no había tenido que responder. La ética entendida como modelo de crecimiento armónico de la persona y de los pueblos debe estar más presente en la configuración de los proyectos de

15 STERN N., El informe Stern, 22.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008:Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

desarrollo de los pueblos, los cuales deben prestar más atención al cuidado y protección del medio ambiente, lo que conlleva una concepción del desarrollo sostenible. La cultura contemporánea afortunadamente es cada vez más sensible a que la calidad del ambiente sea un valor importante hasta para la misma convivencia, de hecho, es uno de los elementos a los que se hace referencia cuando pensamos en la calidad de vida. Asimismo, el cambio climático nos hace pensar en la insuficiencia de los planteamientos fundados solamente en una racionalidad instrumental de tipo economicista, que ha visto también en la explotación de la naturaleza una oportunidad para el desarrollo y el esplendor de la racionalidad humana. En nuestro tema también cabe pensar en los límites de un ejercicio de la racionalidad humana fundada solamente en la concepción unilateral de los derechos de la personas, pero en los que cabe obviar o interpretar arbitrariamente en función de los propios intereses el derecho de los otros, y el respeto y cuidado de los bienes colectivos, como es el ambiente que nos rodea. Afortunadamente hoy podemos de hablar de una mayor conciencia y sensibilización por parte de nuestras sociedades, que incluso a nivel político y jurídico protege en mayor medida que anteriormente el medio ambiente. En nuestro tema se debe subrayar la creciente toma de conciencia a nivel internacional que sobre todo a partir del protocolo de Kyoto da pasos todavía insuficientes, pero preciosos en orden a una conciencia planetaria más sensible en las políticas al cuidado de la naturaleza. De esta forma, paulatinamente se va superando la consideración de la explotación naturaleza como un derecho sujeto a sólo a la decisión personal, pero sin un contexto de deberes de todos a una responsabilidad colectiva para la conservación del patrimonio ambiental. Como afirma Attilio Danese en la época contemporánea se advierte la necesidad de mirar a la naturaleza como a nuestro cuerpo orgánico más grande. La naturaleza ya no es el mito materno de las culturas precristianas, pero tampoco el objeto distante, abstracto, manipulable de la ciencia moderna. Insiste este autor en que contemplar la naturaleza como nuestro cuerpo orgánico más grande significa relacionarla con nuestra vida, en una dinámica de recíproca influencia que evita tanto la manipulación como una adoración indiscriminada con tendencia a idolatrarla y a protegerla por encima, incluso de una utilización legítima por parte del hombre.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reji'exiones éticas a propósito del cambio climático"

Desde el punto de vista de la Tradición cristiana y hebraica, el poder de dominar con cuidado las cosas creadas y de cultivar el jardín del mundo es una tarea confiada por Dios a los seres humanos, hombre y mujeres, imágenes de Dios16.Dice el libro del Génesis en el primer capítulo: "Crezcan y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven por la tierra17". Pese a que hay alguna línea de pensamiento que ha acusado al pensamiento cristiano y judaico de favorecer indiscriminadamente la explotación de los recursos de la tierra, no se puede obviar como la indicación de Dios es positiva. La Creación es puesta al Servicio del hombre, pero en ningún momento se postula una acción libre que favorezca o tenga como consecuencia la destrucción de la Creación. El ser humano está llamado a "utilizar las otras criaturas, a ocuparse de estas y según la narración de Génesis 2,15 está puesto en el jardín con la tarea de cultivarlo y custodiarlo, el hombre además, debe permanecer vinculado a la voluntad de Dios con unas indicaciones precisas en el uso y en el dominio de las cosas18. En el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia se afirma que "la relación del hombre con el mundo es un elemento constitutivo de la identidad humana. Se trata de una relación que nace como fruto de la unión más profunda del hombre con Dios19" El mismo Compendio partiendo de la misma inspiración bíblica indica que el hombre es superior al universo material el cual está a su servicio20para ser usado responsablemente. Afirma con las enseñanzas del Concilio que las victorias del hombre son signo de la grandeza de Dios y consecuencia de su inefable designio21.Por lo demás los padres conciliares subrayan el hecho de que "cuanto más se acrecienta el poder del hombre, más amplia es su responsabilidad individual y colectiva22"y que toda la actividad humana debe encaminarse a buscar siempre el bien de la humanidad, siendo este el deseo de Dios23. 16 Cf. Génesis 2,151. 17 Génesis, 1,26-28. 18 JUANPABLO 11, SRS 29. 19 CDSI452 20 Cf. GS 33. 21 GS 34. 22 GS 34. 23 GS 35.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural 'Xlgunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia dedica un capítulo a la Creación en la que se encuentra el hombre, con el título ya ilustrativo de salvaguardar el medio ambiente. Adentrándose en el capítulo es interesante la valoración de la técnica y de la tecnología sobre todo para resolver los grandes problemas del hombre y de la humanidad24,como son el hambre y la enfermedad. Sin embargo, la utilización de la técnica debe desarrollarse desde el principio de recta aplicación. "Por esta razón, es necesario una actitud de prudencia y analizar con ojo atento a la naturaleza, la finalidad y los modos de las diversas formas de tecnología aplicada de forma que no dañe las condiciones vitales de ~ ~ . la constatación de que la aplicación de los pueblos y de n a t ~ r a l e z a Señala algunos descubrimientos en el campo industrial y agrícola produce, a largo plazo, efectos negativos. Todo esto ha demostrado crudamente cómo toda intervención en un área del ecosistema debe considerar sus consecuencias en otras áreas y, en general, en el bienestar de las generaciones futuras26. Por otra parte, se critica la tendencia a la explotación inconsiderada de los recursos de la creación. Se señala que el ambiente como recurso está poniendo en peligro el ambiente como casa y que de esta forma el equilibrio entre el hombre y la naturaleza está alcanzando un punto crítico27. El Compendio sitúa la causa en la difusión y el predominio de una mentalidad con una concepción reductiva que entiende el mundo en clave mecanicista y el desarrollo en clave consumista. El primado atribuido al hacer y al tener más que al ser es causa de graves formas de alienación humana. Se afirma que esta actitud más que derivar de la investigación científica y tecnológica, tiene su motivación más profunda en una ideología cientificista y tecnócrata que tiende a condicionar10 todo. La tutela del medio ambiente constituye un desafío para la entera humanidad28.Además es una responsabilidad que debe crecer, teniendo en cuenta la globalidad de la actual crisis ecológica y la consiguiente necesidad de afrontarla integralmente, ya que todos los seres dependen unos de otros en el orden uni-

24 Cf. CDSI458. 25 CE CDSI458. 26 JUANPABLO11, Mensaje Jornada mundial para la paz, 1990. 27 CE CDSI461. 28 Cf. Conferencia Episcopal Española. Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral social, La formación en la responsabilidad por lo creado y por un desarrollo sostenible, 30-48.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

versa1 establecido por el Creador. "Conviene tener en cuenta la naturaleza de cada ser y su mutua conexión en un sistema ordenado, que es precisamente el Por otra parte, también se insiste en el cuidado del medio ambiente como solidaridad con las generaciones futuras. Todo esto debe encontrar una traducción adecuada e inmediata en el ámbito jurídico a nivel nacional e internacional. Es necesario que los estados controlen más eficazmente las diversas actividades que determinan efectos negativos sobre el ambiente y preservar los ecosistemas, previniendo posibles incidentes. Sin embargo,el documento destaca de forma lúcida a nuestro parecer, que en nuestros contextos sociales las normas jurídicas son insuficientes por sí solas para garantizar de forma satisfactoria una respuesta firme ante los desafíos del momento. En el tema de nuestra reflexión, también es urgente que junto a ellas se siga favoreciendo en todas las sociedades un sentido de responsabilidad y un cambio efectivo en la mentalidad y en los estilos de vida30. En el número 486 del compendio se invita a unos estilos de vida en los que la búsqueda de la verdad, de la belleza y del bien, así como la comunión con los demás hombres para un desarrollo común, sean los elementos que determinan las opciones del consumo, de los ahorros y de las inver~iones~~". Los estilos de vida más acorde a un ambiente saludable deben estar presididos por la sobriedad, la templanza, la autodisciplina,tanto a nivel personal como Se subraya que es muy necesario abandonar la lógica del mero consumo y promover formas de producción agrícola e industrial que respeten el orden de la creación y satisfagan las necesidades primarias de todos. Una actitud semejante, favorecida por la renovada conciencia de interdependencia que une entre sí a todos los habitantes de la tierra, contribuye a eliminar diversas 29 JUANPABLO 11, SRS 34. 30 Cf. CDSI468. 31 JUANPABLO 11, CA 36. 32 A este respecto es sugerente la reflexión de Román Flecha señalando que el antiguo andamiaje de las virtudes morales puede ser utilizado para articular una reflexión sobre el lugar del ser humano en el cosmos y su responsabilidad.A su juicio, la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza son los goznes cardines de una nueva y necesaria relación con los demás y con lo demás. A su vez, las llamadas virtudes teologales son un complemento necesario para presentar en las problemáticas relacionadas con el medio ambiente una propuesta moral cristiana abierta a un horizonte trascendental de gratuidad y ofrenda. Cf. J. R. FLECHA, El respeto a la Creación, BAC, Madrid 2001,124-128.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008:Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

causas de desastres ecológicos y garantiza una capacidad de pronta respuesta cuando estos percances afectan a pueblos y territorios. Se insiste en que la cuestión ecológica no debe ser afrontada únicamente en razón de las terribles perspectivas que presagia la degradación ambiental: tal cuestión debe ser, principalmente, una vigorosa motivación para promover una auténtica solidaridad de dimensión mundial. Referente a nuestro tema sobre el cambio climático en el que todavía permanecen incertezas e incluso discrepancia de pareceres, es sugerente la enunciación del principio de precaución; a tener en cuenta, sobre todo para quien tiene responsabilidades políticas. Este principio entra en juego cuando hay situaciones en las que los datos científicos o disponibles son contradictorios o escasos; consiste en que no comporta llevar a cabo una aplicación de una regla, sino una orientación para gestionar situaciones de in~ertidumbre~~. Mediante este principio se pretende que se favorezca la toma de decisiones aunque sea provisional y flexible a nuevos conocimientos.A juicio del Compendio: "Las políticas preventivas, basadas sobre el principio de precaución, exigen que las decisiones se basen en una comparación entre los riesgos y los beneficios hipotéticos que comporta cada decisión alternativa posible, incluida la decisión de no i n t e r ~ e n i r ~Por ~ " .otra parte este principio conlleva también la exigencia de promover seriamente la adquisición de conocimientos más profundos y un ejercicio de transparencia en la toma de decisiones debido a todo lo que implica estas cuestione^^^. De todas formas, el Magisterio en la problemática que nos aborda no se queda en una simple reflexión prudencial, en coherencias con los fundamentos manifestados de la relación del hombre con la Creación, vincula el desarrollo económico a la necesidad de respetar la integridad y los ritmos de la natur a l e ~ aLa ~ ~legítima . actividad económica debe incluir la salvaguardia del medio ambiente37.En la encíclica Centesimus Annus de Juan Pablo 11 se recoge esta idea subrayando que "el ambiente es uno de esos bienes que los mecanismos del ~~. mercado no son capaces de defender o de promover a d e c ~ a d a m e n t eJusta33 Cf. CDSI469. 34 CDSI469. 35 Cf. CDSI469. 36 Cf. CDSI470. 37 Cf. CDSI470. 38 JUAN PABLO 11, CA 40.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

mente Nicholas Stern afirma en este sentido que el cambio climático y sus efectos es el mayor fallo de mercado conocido hasta ahora39.

4. Criterios operativos para una respuesta eficiente al cambio climático En la parte final de nuestra disertación ofrecemos unas pautas éticas de carácter más operativas para la problemática en cuestión. Podemos afirmar que la ciencia, la economía, la política y la ética sugieren la urgencia de una comprensión internacional común de unas políticas precisas ante el cambio climático y sus efectos ya presentes. Desde distintos foros se insiste en la urgencia de una actuación insistente en todo el planeta. Nos parece muy sugerente el abanico de posibilidades ofrecidos en el informe Stermn. A nivel global las políticas deben ser realmente ambiciosas con políticas estables de reducción de emisiones y con la promoción y desarrollo de tecnologías que puedan abaratar los costes medios de dicha reducción. Ya se ha empezado a tomar medidas. La convención marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático y el Protocolo de Kyoto proporcionan una base para la cooperación internacional, pero actualmente se necesita una actuación más ambiciosa en todo el mundo. Es imprescindible la creación de un programa internacional compartido de objetivos a largo plazo y la construcción de los marcos internacionales que ayuden a cada país concreto a desempeñar su papel en el cumplimiento de esas metas comunes. Afirma Stern que el coste social del carbono será mejor con políticas sensatas de cambio climático y tecnologías eficientes de bajo uso del carbono40.En su opinión una política de adaptación y mitigación del cambio climático con un gasto del 1%del producto mundial bruto para siempre podría impedir que el mundo perdiera el 10% del producto mundial bruto para siempre41.Afirma que hay espacio para el debate sobre la velocidad precisa de reducción de las emisiones, pero no, para un debate sobre la dirección en la que el mundo debe moverse42.A este respecto destaca la opción de la Unión Europea apoyada por

39 Cf. STERN N., El informe Stern, 27. 40 Cf. STERN N., El informe Stern, 231. 41 CE STERN N., El informe Stern, 233. 42 Cf. STERN N., El informe Stern, 257.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

numerosos ONGs y creadores de políticas para limitar el cambio de temperaturas media global a menos de 2 grados, siendo un enfoque precavido del que también participa nuestro país. Otro aspecto decisivo en las políticas será el de intentar cambiar las nociones de comportamiento responsable y fomentar la voluntad de cooperación. Ante el cambio climático las preferencias individuales desempeñan un papel particularmente importante. El cambio climático peligroso no puede evitarse solamente a través de acuerdos internaciones de alto nivel; se necesitan cambios de comportamiento por parte de individuos y comunidades, particularmente en relación con sus decisiones respecto a la vivienda, el transporte y el consumo de alimentos. Hay claros indicios de un cambio hacia el consumo y la producción medioambiental y socialmente responsables. Las acciones y actitudes de los individuos también importan en lo que respecta a la actuación colectiva internacional por parte de los gobiernos. La fuerza más importante que generará y mantendrá dicha actuación es la demanda política interior en los países y regiones clave. Por lo tanto, las políticas deberían apuntar a la creación de una comprensión compartida de las ideas clave. De esta forma los gobiernos, y las distintas instituciones de la sociedad pueden ayudar a dar forma a las preferencias y al comportamiento a través de la educación, la persuasión y la discusión que debe pasar en un primer momento por un conocimiento preciso de la población. Según el informe Stern, los indicios sugieren que la gente a menudo considera el discurso sobre el cambio climático como confuso, contradictorio y caótico43. Una línea de acción muy particular será el de colaborar con los países más pobres del mundo para que puedan realizar una adopción y mitigación suficiente de los efectos del cambio climático; como ya se ya reiterado son los que más lo sufrirán y son los que menos lo han provocado. Buena parte de la adaptación debería ser una extensión de las buenas prácticas de desarrollo y reducir la vulnerabilidad del ambiente. La cooperación internacional deberá incluir además una política en la línea de Kyoto de reducción de las emisiones, mediante lo que se conoce como el comercio de emisiones. "Expandir y relacionar el número creciente de sistema de comercio de emisiones en todo el mundo son poderosas formas de 43 INSTITUTE OF PUBLIC POLICY RESEARCH, Warm Worleds:How are telling the climate story and can we te11 it better?, http://www.jppr.org.uWpublicationsandreports/publication.asp?id=485.

Almogaren 41 (2007) 9-27


Curso 2007-2008: Lección Inaugural "Algunas reflexiones éticas a propósito del cambio climático"

fomentar reducciones eficientes de las emisiones y de propiciar la actuación en los países en vías de desarrollo: unos objetivos enérgicos en los países desarrollados podría impulsar flujos económicos de hasta decenas de miles de millones de dólares cada año para apoyar la transición a trayectorias de desarrollo de bajo uso del carbono44". En segundo lugar, debe darse una mayor inversión y cooperación tecnológica. Globalmente el apoyo a la investigación y el desarrollo en energía debería por lo menos doblarse, y el apoyo al despliegue de las nuevas tecnologías de bajo uso del carbono debería quint~plicarse~~. En tercer lugar se debe actuar para reducir la deforestación. La pérdida de bosques naturales alrededor del mundo contribuye con más emisiones anuales que el sector del transporte. Poner freno a la deforestación es una manera, altamente efectiva respecto a su coste, de reducir las emisiones. Por último es esencial que el cambio climático esté plenamente integrado en las políticas de desarrollo, y que los países ricos respeten sus promesas de incrementar el apoyo mediante la asistencia al desarrollo de otros países. La financiación internacional también debería apoyar una información regional mejorada sobre los impactos del cambio climático y la investigación de nuevas variedades de cultivo que sean más resistentes a la sequía y a las inundaciones. Concluimos reiterando que la reflexión en torno al cambio climático progresivamente tiene menos incertezas sobre los efectos que puede producir en la humanidad. Es urgente seguir promoviendo un contexto de colaboración global a todos los niveles, dentro de los países y a nivel internacional para que los riesgos se queden sólo en el mito que para algunos todavía es lo que llamamos cambio climático.

44 Cf.STERN N., El informe Stern, 354. 45 Cf.STERN N., El informe Stern, 355.

Almogaren 41 (2007) 9-27


ÍNDICE DE LOS PRIMEROS CUARENTA NÚMEROS DE LA REVISTA


2 2

La lglesia y el desarrollo cultural de Canarias durante el reinado de Isabel Il: las bibliotecasparroquiales del Obispo Lluch y Garriga

La persona en el pensamiento de Maritain

Relaciones Iglesia-Poder político en Gran Canaria, tras el Concordato de 1851

Marrero Rodríguez, Gonzalo

3

Clave para una formación en la espiritualidad del presbítero diocesano secular

Alonso Morales. Jose

Bravo Esner. Antonio

97-107 11-29

3 3 3

Semana de Arte

Sobre la dirección espir'iual

Iglesia y Restauración en España

Causa formada al Obispo Romo (por el Jefe político de Canarias y el Tribunal Supremo de Justicia)

Nogueira Pascual, Raúl

Nos Muro, Luis

Núñez Muñoz, Maria F.

Rivero Rivero, María del Rosario y Afonso Santana. Sergio Pablo

3

55-79

3

31-39

195-196

81-96

3

El Consejo Pastoral: reflexiónTeológico-Pastoral

La otra historia de la Salvacibn

Hernández Rodríguez, A. Serafín

145166

3

El décimo aniversario de Monseñor Echarren

Diaz Santana. Ana

Feliciano Sosa, Aurelio

41-53

169-178

3 3

El testamento de los trece hermanos

Algunos aspectos del Obispo Romo: lglesia y estado en el comienzo del régimen liberal

Castro Alfín. Demetrio

119-1 40

141-165

181-193

31-39

97-111

11-59

131-142

61-79

215221

225234

154169

171-183

Caballero Mújica. Francisco

3

3

La InstituciónJaveriana en Canarias

3

En la experiencia de la Palabra. Elementos para profundizar en la práctica de la lectura creyente

v

Alemán Hernhndez, María del Carmen

Supremo de Justicia)

Afonso Santana. Sergio Pablo y ~ María del Rosario

~p

2 2

De vueltas con el "Locus" de la Teología

Herndndez Rodríguez. A. Serafín

Luxan Mekndez, Santiago de

i

2

Memoria del curso académico, 1987-1988

CET

Pérez García. José Miguel

2

Segundas Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias s.XIX

CET

2

Estatutos del CET

CET

2

Catecismo normando

Caballero Mújica, Francisco

Historia

Historia

Espiritualidad

Historia del arte

Teología

Teología-Pastoral

Historia

Historia

Historia

Espiritualidad

Espiritualidad

Historia

Historia

Historia

Filosofía

e

Jornadas P de Historia de la Iglesia

Teología dogmática

Memoria

Jornadas P de Historia de ia lglesia

Estatutos

Historia


Memoria del curso académico. 1988-1989

Aproximación a la bibliograílade sacerdotes de la Diócesis Nivariense

Génesis de la parroquia de San Gregorio de Telde

Familia y Liturgia: algunas lecciones del pasado

CET

Diaz Martin. Matias

Díaz Martín. Matías

Guerra de Armas, Josb Luis

Cartas de S.S. El Papa Pablo VI al Obispo Mons. Pildain y Zapiain

Psicología del juego

La música religiosa de Agustín Millares Torres

Drogas, drogas y sociedad del desamor

Marrero Rodriguez, Gonzalo

Siemens Hernández, Lothar

Younis Hernández, José Antonio

Lavandera López, José

Lavandera López, José

63-78

5

5

5

5

5

5

El Concilio de Jerusal6n como experiencia sinodal de la Iglesia primitiva

Aproximación a las fuentes no eclesiásticas para el estudio del Obispado de Tenerife a mediados del siglo XIX Diario de la visla pastoral del Obispo Martínez de la Plaza a las islas de Tenerife, La Palmas. Gomera y H~erro.Febrero-Abril de 1788 (continuación)

González Duque. Luis y Suárez Acosta, José Juan

Echarren Ystúrb, Ramón

Garcla-Viana Caro, Luis Fernando

11-36

5

La doctrina social de Monseñor Pildain (Homenaje a Monseñor Pildain en el centenario de su nacimiento -21 de mayo de 1990)

143-156

169175

103-142

215219

179-213

157-161

37-61

Diaz Santana. Segundo

223-231 5

Hace cincuenta años en la Puntilla...

El Sínodo Diocesano como experiencia singular de comunión eclesial

Díaz Santana, Ana

5

79-102

5

Eclesiología en España en la década de los ochenta. Una aproximación.

Bueno de la Fuente, Eloy

91-112

4

Misiica y Seculaiiación. ¿Qué Dios?

143-157

113-125

11-57

175186

77-89

161-173

127-140

59-75

109-119

4

4

4

4

4

4

4

4

3

Rollán Rollán. Maria del Sagrario

Lavandera López, José

Contribución al estudio de la retratistica eclesiástica en Canarias durante el siglo XIX Diario de la visita pastoral del Obispo Martínez de la Plaza a las islas de Tenerife, La Palmas, Gomera y Hierro. Febrero-Abril de 1788

Orar desde las parábolas: apuntes para un diálogo entre agnósticos, creyentes y posmodernos

Castro Cavero, José Manuel y Waardenburb, Femke

de los Reyes

Actilud ante la muerte y experiencia religiosa en las sociedades avanzadas

Cabrera Sbnchez. Carlos

Hernbnder Socorro,

Sentir y sentido de una ausencia: Juan de la Cruz y el hombre de hoy

Rollbn Rollán. María del Sagrario

Pastoral

Historia

Psicología

Historia

Historia

Teología biblica

Sociología

Eclesiología

Historia

Eclesiología

Eclesiologia

Espiritualidad

Historia

Historia del arte

Liurgia

Historia

Historia

Memoria

Espiritualidad

Filosofía

Espiritualidad


Aproximación a una etica ecológica desde Canarias

Algunas cuestiones relacionadas con una Teologia hecha en Canarias

Collado Mirabal, Maria de la Soledad

Echarren Ystúrii, Ramón

7

,

Viera y Clavijo. cl6rigo ilustrado

s.XVIII: "Recursos" en Canarias

A Manuel Alemdn: In memorian

Algunos aspectos artísticos de la Villa de Teguise en el siglo XVlll

Algunas consideraciones sobre Ilustración e Iglesia en el s.XVIII. Presentación de las Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias, s. XVlll

El Centro Teológico y la guerra del Golfo

La huella del Duque Cornejo en Gran Canaria

Akola Goruález, Josb Miguel

Arencibia. Yolanda

Artilez Sánchez. Juan

Bermúdez SuBrez, Felipe

Concepción Rodríguez. José

Echarren Ystúriz, Ramón

Fernhndez-Figares, Maria Teresa

Garcia Santana. Graciela

Hernandez Gomdlez, Manuel

Goruález Duque, Luis y Suárez Acosta. José Juan

Godoy Garcia, Estanislaa

7

Expediente incoado por la Inquisición con motivo de la publicación de la novena a la Virgen del Pino de Diego A~varezde Silva, año 1755

La consagraciónen los Institutosseculares. 25 años de las Catequistas de la Virgen del Pino La Virgen de Candelaria y el Cabildo de Tenerife. Apuntes en torno a una confrontación sesgada Religiosidad y creencias religiosas en Canarias y Am6rica durante el silo XVIII: las continuas influencias

6

El medio ambiente: ciencia, ética y politica

Sosa. Nicolas M.

6

7

7

7

7

7

7

7

7

6

Maria en el Archivo de Música de la Catedral de Las Palmas

La presencia de la comunidad creyente en la sociedad demochtica

Rovira Belloso. Josep Maria

6

6

6

6

6

6

Quintana Sánchez, Heraclio

Nuevo mundo. nuevos paradigmas

Martinez de la Fe, Eduardo

Lavandera López, José

Carta del Dr. Pildain a S.S. Pio XII sobre los sindicatos verticales españoles (1956). No remitida Escritura fundacional de la ermita de Santa Ana en Casillas del Angel, Fuerteventura. 27 de febrero de 1763

Memoria del curso, 1989-1990

CET

Lavandera López, Jose

Recesión sinodal española en el s.XVII: Carta de D. Bartolomé Garcia Jiménez y Rabadán. obispo de Canarias al rey Carlos II

Caballero Mújica, Francisco

Ética y moral

Eclesiologia

Historia del arte

Ética y moral

Historia

Historia

Pastoral

Ética y moral

Memoria

Historia

Jornadas b de Historia de la 1-24 Iglesia Jornadas b de Historia de la 2535 lglesia Jornadas 3=de Historia de la 1-121 lglesia Jornadas b de Historia de la 181-184 lglesia Jornadas 3' de Historia de la 123-133 lglesia Jornadas 3ade Historia de la 53-66 Iglesia Jornadas 3' de Historia de la 177-180 lglesia Jornadas 3=de Historia de la 101-1 lglesia Jornadas 3' de Historia de la 167-175 Iglesia Jornadas 3. de Historia de la 87-100 Iglesia Jornadas 3' de Historia de la 67-75 Iglesia

51-68

98-103

135163

69-88

177-179

169176

105134

11-49

195209

181-191


"*

elsal 1 el ap e!lo&s!~ ap .p sap.ui$ eisal61 e1 ap e ! ~ o l sap ! ~p , sepBuior elsal61 ZEC-60L 91 ap e ! ~ o l sap ! ~ .p ssp.uior eisal61 9LL-LS1 e1 ap ~ ! J O ~ Sap ! Hp , sep.u~or e!sal61 el ap B!JOIS!H ap P . sepeulor e ! ~ o l s ! ~9~ C - ~c 9

6

e!)e~60uoi!ns A a q a u a l ua sauo!oonap se~aw!ldse1

eloleuy 'oll!gse3 lap olu!aer sa61og

o i s ! i u e ~'ei!lpyy j oialleqe3

ia!ney solie3 ' a ~ a u n ~ollse3 g

o!uoguy 'nalsseyy voiuaqlag

se!ieue3 ua " d ' o 'ezeiad a y a i ! A ~e~j

se!ieue3 ua sopeino so!oyauaq sol ap pep!le!uoui!qed o aleuol!d

vnoauaqlag ap oipad oya)~au!gla iod epepunj 'eqwalqlag uaplo el ap e i ~ i g w yua eiqo e l

6

6

6

o!uojuy ?sor 'eooy zan6~1poy

u!wlaj ' o l l e n e ~o l a w o ~

ad!lad 'zaipns zapnwiag

sei!691oal seyliadslad 'se!Jeuaoses!w se1

03!6~10!30~ s!s!lpuy .le6nAuoi s!s!~oel ua ueliaAo~das anb ,,san!)einpa,, saua6pw! se1

saioloa e!ieyy 'ugai ap o!nel

8

epnbuoa e( ap e!~ols!qel ap wnpalai eun epeq :e!ielapue3 A ouid lap saleuo!a!pallsolelal s o l

8

6

Z* 13~1.

031 ap saioloa sol ap ell!dea e l

â‚Ź7.1-601

8

e!JOlS!H 981-LLC

e!6010!30s

e!Jols!H 8

ap e'Jew 'OJJOaOS zapupuJaH

?Sor 'zadpl PJapUPAel

?sor 'zadol elapuenel

ap 06e!gues 'zapu?(ayy uexnl

e!lajO ' z e ! ~e!lqeueS

?soy 'san6e1y a~6a(y

?sor 'zed91 elapuenel

?sor ' z a d q elapuenei

elleyy cuy 'laveyy zaiad

133

sgsay ?soy 'ZapupulaH zapupulaH A se!leyy 'u!veyy ze!a

S6 L-E61

eun6el e1 ap ullsn6y ues ap oluanuoi-xa lap e!aeis ap a i o y a ~e i l s a n ~ap e!pe403 e1 s!saio!p ns e epunual el opqdaae aliaqeq lod IA olqed eded le u!e!dez A u!epl!d '10 'se!ieue3 ap ods!qo lap otua!w!aape~6eap eve3 ZUL ap aiqnpo 'se!mue3 'se!ieue3 ap 1eipale3e!sa161elues el ap eibiqp) A elqo el alqos 111 sope3 AaM le oppqe3 ns A w a i a ~ a 3ods!qo !ap eve3 eun6el e1 ap o6!u~ueo'e6avo e ! i ~ e 3?sor .a iopop lap e~)e16o!qeun eied segoly

lanueyy ?soy 'oiane3 oilse3

e!Jols!H

1661-0661 'osini lap e!lowayy

8

lew le aquay eso!6!!ai A ea!)? elsandold eun

solle3 'zaqaups elalqe3

E6 1-681

8

(1) Inaoi!y lned ap e!)osoly el ap sedela seiaw!~dse1 ua olains lap ewalqoid 13

99 C-EPC

8

e!jO)S!H

8

B!JOlS!H

~ e ~ oA w ei!l=~ 6p-11

8

PlZ-661

68-19

e!JoUaW

LOC-16

einluanavanj ua oa!u!wop oluanuo3 un ap up!oepun~el A enanaos ap zalpzuos ueqajs3 uoa e!Jniuelag ap ope!a!,auaq lap oluauielsal13 u!epl!d 'suoyy ap e)!p?u! !aiolsed eun e ,,eue!io6ai~pep!siayu" el ap se!oua!= ap oyiq~sul..lap salosa~oldsol ap auno)ul uaw! 91 on !gue lap saleuy e se!~eue3ua save sellaq se1 ap ~e!~o)!s!nbu! ednsuai ap OS: un

1 1 1 o16!s ~ ~ lap sauy e se!1eua3 ua sop!q!qo~dsoiq!~ap saiopal

So3!19le3 sol ap le!aos os!woidwoi 13 .le!ios uo!oeinpa ap soye 001 : w n i e n o ~wnlaM e!leu6!1 einpavnb~eel ua sauo!oelsaj!uew sns A se!Jeue3 e os!sg!ioau lap epe6all e l

IeJOlsed

L L

L

SaAau

eUOsOl!j

e!sa[61 ej ap e!lols!H ap E . sepeuJoy e!sal61 el ap e!Jols!H ap E . sepeuloy e!sa161 a1 ap e!lols!~ap E . sepeu~or *9C-C9C e!sal61 el ap e ! ~ o l s ap !~ E . sepeu~or 09L-L91 e!sa161 e1 ap ~!JOJS!H ap O sepeulor


10 1O 1O 10

1O 1O

11 11

Una escukura cristiana en la cueva aborigen de la Aldeíta (Fuerteventura)

Estudio e iconografia de la Cruz en la conquista de Tenerife

~Economiacon ética?

El nacimiento del asociacionismo obrero cristiano en Las Palmas: 1873-1877

El sindicato obrero católico independientedel Puerto de la Luz. Las Palmas 191516

"New Age": Un nuevo reto a la Teologia

La ética y la constitución de la subjetividad en los escritos recientes de Paul Ricoeur

Descripciónde la realidad del CET en el quinquenio 1987-1992

Memoria del curso, 1991-1992

El Buen Pastor: estudio exeghtico-teológicode Juan 10, 1-8

Hacia una Iglesia con un nuevo rostro

La Iglesia y los pobres en el Sinodo

Nuestro camino de Emaús

El futuro esta en la familia

Pérez Martel, Ana María

Alegre Aragües, José

Barreto Romano, José Miguel

Barreto Romano, José Miguel

Berzosa Martines, Raúl

Cabrera Sánchez. Carlos

CET

CET

Guerra Suárez. Luis María

Albertos Cabahero, José Luis

Arencibia. Gotzone y Lanao. Carmen

Bermúdez Suárez. Felipe

Cardoso Suárez, Octavio y SánchezTembleque Doreste, Maria del Carmen

11

11

1O

1O

9

9

9

9

9

Lavandera López, José

Fundamentos de la Donación pontificia de Canarias

Garcia y García, Antonio

9

Las primeras pilas bautismales en Canarias

La evangelización luluiana: el Obispado de Telde

Garcla Santos, Josh

9

9

VI Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias (Presentación)

La recristianizaciónmariana de Tara y Amagro

Garcia Santana, Graciela

Hernández Perera, Jesús

La arquitectura canaria a raiz de la conquista. La gestación de un lenguaje

Galante Gómez, Francisco José

9

Lavandera López. Josh

IV Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias (Introducción)

EcharrenYstúriz, Ramón

98126

137-138

5364

6588

139-142

2593

145-158

159-169

11-24

117-126

135142

127-133

lX Sinodo Diocesano de Canarias IX Sinodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sinodo Diocesano de Canarias

Biblia

Memoria

Historia

Filosofía

Pastoral

Historia

Historia

hica y moral

Jornadas 4a de Historia de la lglesia Jornadas 4' de Historia de la 215227 lglesia Jornadas 4. de Historia de la 87-95 lglesia Jornadas 4' de Historia de la lglesia Jornadas 4= de Historia de la 21-35 lglesia Jornadas 4' de Historia de la 191-212 lglesia Jornadas 4 l de Historia de la 11-12 lglesia Jornadas 4. de Historia de la 37-41 lglesia Jornadas 4' de Historia de la 177-189 lglesia

1520


El Achamán. Reflexiones sobre una experiencia eclesial

25 aíios de convivencia sacerdotal de Navidad

Crónica del curso 1992-1993

Barreto Betancort, Juan

Bermúdez Suárez, Felipe

CET

Se percibe el impulso del Espíritu

Pérez Reyes, Simón

El Sínodo en la Prensa

La fidelidad al Espíritu ha dado su fruto

Morales de los Ríos Piñar, Fernando

Un regalo del Espiritu a nuestra Iglesia de Canarias

Una experiencia profunda de confianza en el padre

Larborda Santesteban, Luis

Rodriguez Roca, José Antonio

Notas para la memoria

Guerra de Armas, José Luis

Vega Mesa, Jesús

Una opción prioriiaria por los pobres

Garcia Berenguer, Eduardo

Una Iglesia que crece hacia dentro y hacia fuera

El Sínodo Diocesano visto por el Pastor de la Iglesia

Echarren Ystúru, Ramón

Robledillo Ortega, Juan Bautista

Homilia de Clausura del Sínodo Diocesano. Festividad de la lnmaculada Concepción de Santa María Virgen

Echarren Ystúriz, Ramón

La Iglesia somos todos

Homilía de San Antonio María Claret

Echarren Ystúriz, Ramón

Una propuesta de solidaridad

Anuncio oficial del Sínodo Diocesano

Echarren Ystúriz, Ramón

Ramírez Marrero. Carmelo

11

Extranjeros y derechos humanos: Un pacto por la humanidad

Díaz Tejera, Arcadio

Prieto Barbeito. Mary Carmen

11

La riqueza del diálogo Eclesial

Diaz Santana. Segundo

12

12

12

11

11

11

11

11

11

11

11

11

11

11

11

11

11

11

Experiencia de conversión y acontecimiento público

Díaz Santana, Ana María

11

Una lluvia temprana, un aire fresco

Déniz Díaz. Angélica

145162

89-108

7E88

211-226

37-52

145144

133.136

1-116

151-158

121-124

189-210

125130

13-36

177-188

171-176

159-170

89-104

17-120

37-138

131-132

Centro Teológico de Las Palmas

Iglesia en Canarias

Eclesiología

IX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de dhnarias iX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sinodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de Canarias


Índices «Almogaren» no 1 a1 40

Almogaren 41 (2007) 29-98


14 14 14

15 15

La experiencia familiacomunidad en el movimiento ADSlS

La Familia. Iglesia domestica

Aspectos psicosociales de la familia en Canarias

"Proyecto Hombre" y la familia

Acercamiento al mundo de la deficiencia a partir de dos textos literarios

Experiencia de oración litúrgica con el pueblo

El compromiso politico y la vida de familia

Secretariado Diocesano de pastoral familiar

Notas para la reflexión ante la pastoral prematrimonial y familiar

La familia en Canarias. Un análisis sociológico

La fundación Centro de Orientación de Canarias

El Sacramento del Matrimonio: una Eucaristía realizada. Carácter eclesial del amor de los esposos: su conexión teológico-litúrgica con el Sacramento de la

Secretariado Diocesano de pastoral familiar

Perspectivas 6ticas de la familia

Iglesia y poder politico en la transición democrática

La solidaridadcon la tierra. Relectura de Gn 1-11

Identidad canaria y fe cristiana

A modo de crónica.

Apuntes para la diferencia y la comunidad. Una aportación desde el cristianismo a una etica para la sociedad

Garcia Hernández, Miguel Angel

Guerra de Armas, José Luis

Marrero Rodriguez,Gonzalo

Matilla Aranda, Rafael

Melbndez Jiménez. Fuensanta

Parieras Horta, Hna. Lucla

Ramirez Marrero, Carmelo

Reyes, Benjamín y Santana Rodríguez, Goya

Rodriguez Ventura, Carmelo

Romero Navarro. Fermin

Romero Navarro. Fermin

Sánchez Romero. Higinio

Santana Rodriguez, Goya y Reyes. Benjamín

Vidal, Marciano

Artiles Sánchez, Juan

Barreto Betancort, Juan

Berrnúdez Suárez, Felipe

Bermúdez Suárez, Felipe

Castro Cavero. José Manuel

15

15

15

14

14

14

14

14

14

14

14

14

14

14

14

CET

14

Pastoral prematrimonial en Las Palmas de Gran Canaria

Memoria del curso 93/94

Cardoso Suárez, Octavio y SánchezTembleque Doreste, del Carmen

197-202

281-288

181-190

235244

169-180

107-116

161-168

11-48

185196

49-70

141-160

161-168

205206

229-240

217-228

209-216

71-86

87-106

197-204

241-256

169-184

de Teologia Jornadas la

Jornadas la de Teologia

Iglesia en Canarias

Biblia

de Teologia Jornadas la

Ética y moral

Iglesia en Canarias

Sacramentos

Sociología

Sociologia

Pastoral

Pastoral

Sociologia

Espiritualidad

Sociologla

Iglesia en Canarias

Sociología

Eclesiologia

Espiritualidad

Centro Teológico de Las Palmas

Iglesia en Canarias


15 15

15 15

El cristianismo en la actualidad mundial.

El mundo. después del Apocalipsis. Tendencias actuales de la humanidad (19902100)

lnsularidad y marginación

Desafios de la cultura moderna a la catequesis de adultos

Desafíos de la cukura moderna a la catequesis de adultos

Martln Velasco, Juan

Martinez de la Fe, Eduardo

Pérez Navarro, Fernando

Pérez Reyes, Simón

15 16

Religión y modernidad

La ética civil: paradigma moral de la sociedad democrática

Historias intempestivas de solidaridad, rumores del Dios de vida. Una propuesta cristiana en el contexto de la sociedad española de fin de siglo

Mujer y Convento en Las Palmas de Gran Canaria, siglo XVll

La actitud ante la muerte en Gran Canaria en el tránsito entre el siglo XVll al XVlll

El pendón de la conquista: lugar de encuentro en las relaciones Iglesia-Estado

Situación de la beneficencia en San miguel de la Palma a lo largo del siglo XVll

Legislación episcopal sobre la fiesta del Corpus

Vidal, Marciano

Vitoria Cormenzana. F. Javier

Alemán Ruiz, Esteban

Aranda Mendiaz. Manuel

Artiles SBnchez, Juan

Amelo Gil, Lourdes

Caballero Mújica, Francisco

16

16

16

16

15

lglesia

1520

de Historia de la

de Historia de la

de Historia de la

de Historia de la

Jornadas b de Historia de la

Jornadas la de Teología

$ica y moral

Jornadas la de Teología

Jornadas la de Teología

Filosofia

Jornadas la de Teologia

Jornadas la de Teología

Jornadas la de Teologia

Pedagogía

Iglesia en Canarias

Jornadas la de Teologia

Jornadas la de Teologia

Jornadas la de Teología

de Teologia Jornadas la

Jornadas l V e Teologia

Jornadas la de Teología

Jornadas 5' lglesia Jornadas 5' 173-184 lglesia Jornadas 5' 224240 lglesia Jornadas 5' 21-54 lglesia

5572

97-120

121-144

1-28

29-46

15

Solidaridad y esperanza ante las víctimas de la pobreza injusta

Sobrino, Jon

Sotelo Martínez, Ignacio

15

203-212

245260

221-234

145-154

145-154

191-196

15

15

15

15

47-68

6488

213-220

89-96

261-280

155168

Algunas consideraciones a partir de la 6tica alemana contemporánea

Santiago Alembn. José Manuel

Romero Navarro, Fermin

Polo Conde, lldefonso

La responsabilidad del científico en el contexto de la primera y segunda guerra mundial La familia, proyecto de solidaridad en una sociedad en cambio. Perspectiva sociológica. Interrogante6 éticos

15

El consenso, la diferencia y el otro. Habermas, Vattimo y Levinas en el umbral ético

izquierdo Miguel. Santiago

Pérez Reyes, S~món

15

Apuntes sobre ética, economía y política para reflexionar acerca de Canarias

Espino Romero, Rodolfo

15

Nuestro tiempo y nuestro sínodo

Dominguez Pérez. José

15

Dar razón de la esperanza en la nueva sluación sociocutiural. La teología en el camino entre Jerusalén y Atenas

Díaz Santana. Segundo


Algunos aspectos del legado artístico del s.XVII

La Orden de Santa Clara en Canarias, s.XVII

Garcia Santana, Graciela

Garcia Santos, José

Darías Príncipe, Alberto y Rodríguez González, Margarita

Castro Brunelio, Carlos Javier

Bethencourt Massieu, Antonio

Alzola González, José Miguel

La excomunión impuesta al Doctor don Gregorio Chil Naranjo, fundador de El Museo Canario, por el obispo don JosC Maria Urquinaona Del antiguo al nuevo rbgimen: Fin del pilonaje. El concurso a beneficios curados. 1814-1818 El pensamiento y el arte de las órdenes religiosas de Canarias en el transito de las &pocas moderna y contempordnea Concordato y restauración: La reconstrucción de templos en la Diócesis de Tenerife

Memoria del curso 94/95

Homilia y comunicación

Guerra de Armas. José Luis

Waardenburg, Femke

La interpretación bíblica de 1965 a 1995

García Berenguer, Eduardo

Garcia-Viana Caro, Luis F.

Desplazamientosen la racionalidad moderna durante los últimos 50 años

Cdriias: diez años de transición

Echarren Ystúriz, Ramón

A propósito del proyecto dialógico conciliar. Una evaluación prospect~a

Cdritas a la luz de "La Iglesia y los pobres"

Diaz Santana, Segundo

Rodriguez Roca. José Antonio

17

La recepción de la Eclesiologia del Vaticano II en la Diócesis de ~ a n a r i a s , a K treinta años (19651995)

Izquierdo Miguel, Santiago

17

Mujeres en la Iglesia: Memoria de una etapa, proyecto de futuro

Aleixandre, Dolores

18

18

18

18

17

17

17

17

17

17

17

16

Dotación de la ermla de Nuestra Señora de la Consolación de Garachico

16

Los registros parroquiales del bachiller Don Juan Mateo de Castro

Rodriguez Calleja, Jesús Emiliano

16

16

16

16

16

16

Tavio de León, Maria Dolores

Quintana Andres. Pedro

En torno al Obispo Garcia Jimbnez: Gobierno, conflictosy lligios en la lglesia canaria del s.XVII El patrimonio del Cabildo Catedral de Canarias en el antiguo régimen. Su composición y gestión

Conflictos jurisdiccionales entre Obispo Garcia Jiménez y su Cabildo Catedral

Díaz Martin. Matias

González Alonso, Tomás

Noticias sobre la reconstrucción del convento dominico de San Pedro Mdrtir

Concepción Rodríguez, José

Eclesiologia

Biblia

Iglesia en Canarias

Pastoral

Eclesiologia

.- -

Eclesiologia

Jornadas de Historia de la lglesia Jornadas 5' de Historia de la lglesia Jornadas b de Historia de la lglesia Jornadas 5' de Historia de la iglesia Jornadas 5' de Historia de la Iglesia Jornadas 5' de Historia de la Iglesia Jornadas de Historia de la lglesia Jornadas b de Historia de la Iglesia

97-108

71-88

1-42

203-224

225242

135150

Centro Teológico de Las Palmas Jornadas de Historia de la Iglesia Jornadas 6 de Historia de la Iglesia Jornadas 6' de Historia de la Iglesia Jornadas 9 de Historia de la Iglesia

Eclesiologia

151-178 Filosoiia

207-224

57-117

204206

117-134

11-57

179-203

223-228

241-282

73-84

125151

85-124

215222

155172

197-212


18 18 18

La Sagrada Escritura como fuente de inspiración religiosa en la obra de José Arencibia Gil: Análisis iconográficoe iconológico del Mural de la Capilla Mayor de la iglesia de San Francisco de Asis de Las Palmas de Gran Canaria

Sermones, panfletos e impresos prohibidos en Canarias. 18001819

Entre la reforma y la incertidumbre: La Diócesis de Canarias entre 1833-1843

Jimenez Martel, Germán

Negredo del Cerro, Fernando

Quintana Andres, Pedro

9 5 118 173-189 147-156 23-48 49-64

11-22 119-138

19 19 19 19 19 19 19 19 19

El voluntariado social en Cáritas

Creciendo en solidaridad con los empobrecidos

Bibliografia de Nuestra Señora La Virgen del Pino, Patrona de Canarias

"Las Palmas Acoge": centro de atención al inmigrante

Los pobres, ¿Quiénes son?, ¿Dónde están?, ¿Por qu6 existen?

El abismo de la pobreza. visto desde las cumbres mundiales

Recrear el Seminario en la Teología del Ministerio ordenado

El desafio de una cooperación solidaria

Memoria del curso 95/96

Departamento de formación y animación del voluntariado de cáritas de la diócesis de Canarias

Garcia Roca, Joaquín

Macias Alemán, Victor M.

Motas Pérez. Fernando

Renes Ayala, Victor

Romero Rodriguez, José J.

Sánchez López, lsidoro

Velázquez Guerra. Esteban

Waardenburg. Femke

157-172

139-146

6594

19

Los pobres y la teologia

6594

19

Los pobres y la teologia

225234

139168

59-70

167-182

Castillo, Jos6 María

18

18

18

de Historia de la

de Historia de la

de Historia de la

de Historia de la

de Historia de la

Centro Teológico de Las Palmas

Ética y moral

Eclesiologia

Sociologia

Pastoral

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Pastoral

Iglesia en Canarias

Pastoral

Eciesioiogia

Sociologia

Jornadas 6. de Historia de la lglesia Jornadas 6. de Historia de la lglesia Jornadas Q de Historia de la Iglesia

Jornadas 6' Iglesia Jornadas 43-58 Iglesia Jornadas 6' 183-202 iglesia Jornadas 6' lglesia Jornadas 6' 109-118 Iglesia 19-138

Castillo, José Maria

Saranyana. Josep lgnasi

Rodriguez Cruz, Maria del Pino

Conceptos y propuestas de la educación en Gran Canaria a finales del siglo XVIIIXIX ¿Cómo historiar la vida cristiana de los pueblos? Balance de medio siglo de debate

18

Iglesia y arte en el s.XIX: El caso de una "Presentación en el templo"

Hernández Socorro, Maria de los Reyes

Hernández Gonz6lez, Manuel

18

Gómez Vozmediano, Miguel F.

18

El Sínodo canario de Pedro Manuel Dávila y Cárdenas (1735) y su proyección decimonónica Equilibrio de poderes en Canarias en los albores de la edad contemporánea: los espectáculos públicos Rente a la política colonial: San Antonio Maria Claret y los matrimonios entre canarios y personas de color en el Oriente de Cuba

Garcia Garcia. Antonio


21 21 21 21 21

Crónica de las FJornadas

La fe cristiana entre la homogeneización culturaly las cukuras locales

Seculariracióny nacionalismo. Repercusiones sobre la religión

El amor de Pablo VI por una Iglesia santa

La incukuración de la fe como imperativo de la misión de la Iglesia

La fe, un reto para la aldea global y las nacionalidades

Pluralidad y unidad en los orígenes cristianos

La tensión universal-particular, un reto para la fe cristiana

Aldea global y nacionalidades: un reto para ia fe cristiana

Fe cristiana y nacionalismo

Suékame. que llega la Aurora

Hacer teologia para los pobres, desde los pobres, con los pobres.

La Palma: noticias históricas de interés pastoral

El Espiritu de Señor, cc de quien está llena toda la tierra >>

La escatologia reinterpretada: una mirada a la segunda y tercera generación cristiana

Impronta cultural canaria en el siglo XVlll

La crisis del comercio con los ingleses (1660-1688) vista por un testigo de excepción: Don Bartolome Garcia Jiménez, Obispo de Canarias.

Revisión del calificativode "Secta". Contexto sociológico y eclesial

Juan de Valdés y su interpretación de la Esciiura

Bermúdez Suárez. Felipe

Bondyale Oko, Teodoro M.

Castro Cavero, José Manuel

Chica Arenllano, Fernando

Diaz Santana, Segundo

Dominguez Perez. José

Estévez Lopez, Elisa

Forte. BNM)

Gallego Diaz. Manuel

Torres Queiruga, Andrés

Artiles Sánchez. Juan

Bermúdez Suárez. Felipe

Caballero Mújica, Francisco

Diaz Santana, Segundo

Garcia - Viana, Luis F.

Infante Florido, José Antonio

Lavandera López, Jose

Rodriguez Roca, José A.

Tejera López, Maria del Pino

21

21

21

21

20

20

M

M

M

M

M

M

M

M

M

Presentación de las Jornadas (II Jornadas de teología)

Bermúdez SuBrez. Felipe

M

Acercamiento teórico a la relación entre multicukuralismo y educación

Aguiar Mateo. Benito Jornadas F de Teologia

Jornadas F de Teologia

Jornadas P de Teologia

Jornadas F de Teologia

Jornadas F de Teologia

Jornadas P de Teologia

Jornadas F de Teologia

Pastoral

Historia

Jornadas 2 de Teologia

Jornadas F de Teologia

Historia

Escatologia

Eclesiologia

53-88

Historia

135-172 Eclesiologia

179-194 Historia

173-178

3552

89-114

195234 Pastoral

115 134

9-34

1-18

19-m Jornadas F de Teologia

31-54

131-138

81-112

157-175

123-1

139-146

147-156Jornadas P de Teología

9-10

11 3-1 22 Jornadas F de Teologia


La Cristología de la religiosidad popular canaria

Rodrlguez Roca. José A.

22

24 24

Claves para una 6tica de final de siglo: la compasión y el disenso

El padre Claret y el siglo XIX

Diez preguntas sobre neoliberalismo

Neoliberalismo global

De re Canaria

El espacio de la celebración cristiana

Dimensión social del Padre Cueto

El bienestar humano en el fin de siglo: luces y sombras

La esperanza. Fundamentos antropoteológicos

La manipulación genética

Cuidados paliativos. Importancia del problema. Principios generales

lngenieria genética y reproducción humana: algunos interrogantes éticos en torno a sus potencialidades eugenésicas

Opción por el pobre. opción por Cristo. Religión y compromiso por la vida

Sastre García. Vicente José

Alonso Morales, José

Aivarez Gómez, Jesús

Camacho, lldefonso

De Sebastian, Luis

Garcia Santos. José

Guerra de Armas, José L.

Murillo, Teresa

Casado Pérez, Demetrio

Castro Cavero, José Manuel

Gago. Javier

Gómez Sancho. Marcos

laíiez Pareja. Enrique

Pikaza, Xabier

24

24

24

24

23

23

23

23

23

23

23

22

Los partidos confesionaies espaíioles. Historia de varias frustraciones

Algunas claves eclesiológicas de la asamblea conjunta de Obispos y Sacerdotes (lUl969-911971)

Sanz de Diego, Rafael Maria

22

22

22

El pontificado de Plo IX visto por un cura ultramontano de Canarias

Pérez Plasencia. Jesús

87-136

1-36

137-152

37-58

153165

77-86

107-120

127-144

121-126

3548

49-76

77-106

11-34

1-52

251-285

75104

1051 44

229-250

22

"El esplendor de la verdad (Estudio analitico y teológico de esta enciclica)

Anticlericales. masones y librepensadores en Las Palmas de Gran Canaria (1868 1931)

Larrabe, José Luis

Millares Cantero, Agustin

5574

22

Barreto Romano. José Miguel

16208

22

La Iglesia en la España de Franco

Manifestaciones de la división de los católicos durante el obispado de José Pozuelo y Herrero

Andrés-Gallego, José

Jornadas b de Teologia

Jornadas 3=de Teologla

Jornadas 3' de Teologla

Jornadas 3' de Teologia

Jornadas 3" de Teologla

Jornadas 3' de Teologia

Pastoral

Pastoral

Historia

Historia

Historia

Historia

Ética y moral

Jornadas P de Historia de la lglesia Jornadas P de Historia de la Iglesia Jornadas P de Historia de la lglesia Jornadas 7' de Historia de la Iglesia Jornadas 7' de Historia de la lglesia Jornadas 7. de Historia de la lglesia Jornadas 7a de Historia de la lglesia Jornadas P de Historia de la Iglesia


25 25

La enciclica "Fides et Ratio". Reivindicación de la razón desde la debilidad de la fe

El bien común desde Santo Tomás de Aquino

Peregrinacionesy procesiones: un rilual de ayer para el hombre de hoy

Hambre y miseria en Gran Canaria: 1768-1772. El papel de la Iglesia

Justicia social y bien común

Castro Cavero, Josb Manuel

Gil Cruces. Maria del Mar

Guerra de Armas, Josb Luis

Lavandera López, Josb

Ramón Echarren Ysturiz

La problemática de la consustancialidad católica de España en los SS.XIX y XX

El Estudio Socio-pastoral y la Asamblea Diocesana: su contribución a la participación política y10 al nacionalismo canario

Notas sobre la ermita de Ntra. Sra. del Buen Suceso de El Carrizal

Castro Cavero, Josb M.

Domínguez Pbrez. J O S ~

Garcia Correa y Gómez, Luis C.

26

Las relaciones entre el Cabildo, Catedral de Canarias y la Corona Castellana: el caso de los donativos reales

La construcción de la imagen de Canarias a travbs del cine

Quintana Andrés, Pedro C.

Ramirez Guedes, Enrique

26

26

España como concepto. nacióny permanente debate

Pbrez Garzón. Juan-Sisinio

26

Iglesia y nación en la España de la Edad Moderna

26

26

26

25

Martin Tejedor, Jesús

Jimbnez Vega. Ana Maria

de los Reyes

26

La conversiónde Recaredo: la unificación de la monarquía visigoda en torno al catolicismo

Campos Mbndez, Israel

Hernández Socorro,

26

26

Iglesia y nacióncastellana en la Baja Edad Media

Aznar Vallejo, Eduardo

La alianza del Trono y del Altar: algunos ejemplos iconográficos en la formación histórica de España Relaciones artísticas-culturales entre la parroquia del Smo. Cristo Crucificado y la comunidad urbana del barrio de Guanarteme

26

Una Mística para el tercer milenio

Tiburcio Moreno. Emiliano

25

La esperanza cristiana ante la expectación del final y comienzo del milenio

¿Por dónde va la teologia de los sacramentos?

Rodriguez Roca, Josb A.

Sánchez Romero, Higinio

25

25

25

25

25

Diagnóstico de la teologia española actual

Castro Cavero, Josb Manuel

24

La teologia en el umbral del siglo XXI

Rovira Belloso, Josep

Historia

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Historia

Pastoral

Teologia

Teología

Pastoral

Jornadas 3=de Teologia

-

,

3548

Jornadas 8' de Historia de la lglesia Jornadas 8. de Historia de la 28 Iglesia Jornadas de Historia de la 173.184 lglesia ' de Historia de la Jornadas 8 185,90 Iglesia Jornadas 8' de Historia de la 191-194 lglesia Jornadas 8' de Historia de la Iglesia Jornadas 6 de Historia de la 195202 Iglesia Jornadas 8. de Historia de la 49-74 lglesia Jornadas 8' de Historia de la lglesia Jornadas 8' de Historia de la 161-172 Iglesia Jornadas 8' de Historia de la 7S88 lglesia

71-84

39-48

49-70

113.172

11-24

97-112

173.177

8596

2538

59-76


IeJOlsQd 8 b 1 S E l

IQJOlSQd ZL-GP

8Z

8Z

8Z

a

a

ojpnl ajuelo lap so!a 13

alua!io ua ,,so!a,, ap e!aua!~adxael e up!oew!xo~de'..up!au!$xaA e!auapaox3,,

Q Z ! I Q ~JOUQ O ~ ~la 019s

e!sal61el ua oa!p!in! 01 A le~o~sed 01

elo!~eyy'enanuell!~Zadpl

s!nl ?soy 'sale60~zaqougs

?Soy 'SalQJOWOSUOIV

ueny 'zaqoups sal!yy

~ ~ f i o l oap a l .p sepeuloy Z9LSS1

elfioloal ap ,p sepeuioy

LZ

LZ

8Z

82

8Z

8Z

82

IXX o16!s la ua ojal un 'e!l!wq el ua a) el ap up!s!wsue~le1

(LP '91 JW) ..OP!N~S A op!nfias u e i q ~ q oi.,

olua!w!oouoi lap pepa!oos el apsap e!fioloal el Q solay

se!iaue3 ap ouesaio!a o p o u ! ~XI lap leluauieioes up!suaw!p q

oaug~odwaluooooypsoly olua!wesuad la ua so!a

eo!ja)sa A e!Goloal .ezallaq el leladniay

seAIpadsJad .so!a alqos OUQ!~S!J~ os~nas!plap einlnj A aluasaid

ewal lap lenpe ug!sian eun :upze~A so!a ua a3

I Q ~ Q P !' zJ a~p u p u ~ aw~? a

e!ieyy ?soy 'oualoyy ze!a

elo!~eln]'enanuell!y, zadoi

olezuog 'zan6iipoy oiaiJeyy

ofie!gues 'eua13 ein3 la0

?sor 'eua~ejp3zawpg

laqes! 'oqaay-zawpg

uenr 'oaluy-zalpzuog

e!Jeyy s!ni 'zaJgnS eJJang

9L1*91 82

eaup~od~a~uo3 pepapos el ua so!a ua epuaalau! a epuaaio el aiqos QAIID~~SOJ~ A up!senj!s

sisd!leiody lap eue!$s!~a e!aua!~adxael ua ouoa! a olop]

Z9SZ

e!6oloal ap g sepeuioy e~fioloalap .p sepeuioy

LZ

ea!$?up!oelad~aju!eun :SO!JPUQ~ ua up!aei6!wu1q

el

LZ

u!lsnBy 'ollaialn] oilsa3

so!a ap u a 6 s y 1aw .

VZ-ll

ZSC*EL

LZ

(8981-zs81) ~e!l!auo3o!~eu!wagla ua sel!nsay sol A eu!po3

e~fioloalap g sepeuioy

ZcCsO1

LZ

e!JOls!H

QO!I~

-11

PP-a

IeJolsed OZI-601

IQJOISQ~

P J ~ O I O ~ 8~ ~

Vol-E8

e!fio~oalap V, SQPQuJor 88 L-LLL

~!6010alap & SQpDUiOr

s~6oloalap .p sepeuioy

O 9 9

IeJolSQd 801-18

QMOSOl!J

191-Sbl

LZ

08-19

9Z

SQ!JQUQ3 ap sods!qo so! ap soa!j!lod A soi!$p!~led'sea!)? s o s ~ w o i d u o ~

oue!lnyal ap ,.unioo!~a~aeq auo!$d!iosae~d aa.. lap pep!~enpy

SQ!JQUQ3 ap ods!qo-xa 'op!~ol j sajuejul o!uoluy ?sor 'suoyy e els!nallu3

o!lny 'zan61~poyzaqaups

ezue~ads3'zaqaugs ianooly

u a w ~ e 3'upualy

'zapupulad A uawJe3 'upwaly ( S L I ~ L - Z L ~se!~eue3 ~) ap s!saop!a el ap ~eio~sed-o!ao~ o!pnlsg iel!d lap e~~eyy

~ o p e n l e'o~an!y ~ eua~ue~

la!iqeg '1103 len6uawy

lanueyy ?sor 'o~ane3o~qse3

IeJolsQd Gi-1-LZl

LZ IBJolSQd

e!salfil SQpQUiOr 09C-6Z1

LZ

e!JOlS!H P P L - l P l

I Q J O ~A

81 ap Q!JO&S!H ap


149-1 60 109120

29

29

Biotecnologiaen el inicio de la vida humana y presencia de Dios

La mlstica como culminación del redescubrimientodel espiritu en Henri Bergson

Santiago Melián, Josb Manuel

30 30 30

Los obispos canarios y la emigración europea en los siglos XVI-XVIi

Algunos conflictos en la rendición de cuentas de la vacante del obispo Verdugo

Historiodiceacritico-contextual. Fundamentos ético-estéticosde la historia

El Concilio Vaticano II y la participación de Monseñor Pildain

El obispo D. Fernando Cano y Almirante

Iglesia e Ilustraciónen Canarias

La asamblea Conjunta y sus consecuencias

El desarrollo de los medios de comunicación en la lglesia en el último cuarto del s.XX

Briio González, Alexis

Calvo Cruz, Mercedes

Castro Cavero, José Manuel

Cirarda Lachiondo, Jose Maria

Garcia Santos, José

Hernández González, Manuel

Laboa Gallegos, Juan Maria

Lamet, Pedro Miguel

30

30

30

30

30

30

Bethencourt Massieu. Antonio

30

Estado de la cuestión de los estudios inquisitorialesen Canarias

Canarias, Diócesis del Patronato Regio

Anaya Hernández, Luis Alberto y Fajardo Espinola, Francisco

79-108

109-136

337-352

11-26

319336

355366

367387

137-166

167-206

161-176

189-202

Ramiro Garcia, Francisco José

29

29

La religión en el nuevo escenario internacional

181-184

Algunos datos para la biografia de Francisco Pablo de Matos y Coronado

29

185-188

121-134

Poggio Capote, Manuel

Inauguraciónde la cátedra de teologia

López Ojeda, Antonio

29 29

205207

177-180

11-48

75108

Martinez de la Fe. Eduardo

Inauguraciónde la cátedra de teología

Lobo Cabrera, Manuel

29

La dimensión proiética de la teologia

Isaias, profeta de la esperanza

Echarren Ystúriz, Ramón

Guerra Suárez, Luis Maria

29

Inauguraciónde la cátedra de teologia

Dominguez Perez. Jos6

29

Los laicos protagonistasde la "nueva evangelización"en el tercer milenio

Delgado Perdomo, Policarpo

29

La concepción Zubiriana de la historia. Impoitancia de una propuesta fundamentada para la teologia

Castro Cavero, Jose Manuel

Jornadas P de Historia de la Iglesia Jornadas 91 de Historia de la lglesia Jornadas 9 de Historia de la lglesia Jornadas 9.de Historia de la lglesia Jornadas 9 de Historia de la lglesia Jornadas S. de Historia de la lglesia Jornadas P de Historia de la lglesia Jornadas 9' de Historia de la lglesia Jornadas 9' de Historia de la lglesia Jornadas 91 de Historia de la Iglesia

Historia

Ética y moral

Historia

Pastoral

C.E.T.

C.E.T.

Biblia

Teologia

C.E.T.

Pastoral

Historia


179-202 203-236

31 31

31 31

31 31

Cambios culturales que afectan a la Iglesia en el último cuarto del s.XX

Parroquia y municipio en Canarias

Magisterio de la Iglesia y medios de comunicación social (1)

Presencia eclesial en la cultura mediática (11)

Formación y pastoral de las comunicacionessociales (111)

Posibilidadesde la Teleformaciónen la Comunidad Autónoma Canaria

Hablar de Dios hoy. De Gütemberga lnternet

El lenguaje teológico en la Sociedad del Conocimiento

De la sociedad de la informacióna la sociedad del conocimiento: luces y sombras

Expresióny comunicación de la palabra de Dios

Tbcnicas verbales

Canarias. hacia América y Africa en la sociedad del conocimientos.XXI

La presencia de la Iglesia en los medios de comunicación

Sociedad de la información. Bases de un nuevo diálogo entre ciencia, tecnología, filosofia y teología en el s.XXI

Sastre García, Jos6 Vicente

Suárez Grimón, V~cente

Bru. Manuel María

Bru, Manuel María

Bru, Manuel María

Candela Solá, Santiago y Marrero Rodriguez, Gonzalo

Castro Cavero. Jos6 Manuel

Garcia Morales, Juan Jesús

González Rodríguez, Manuel y Joyanes Aguilar. Luis

Guerra Suárez, Luis María

Lafuente Zorrilla. Angeí

Lobo Cabrera, Manuel

Martí Alanis, Joan

Núfiez Ordoñez, Antonio

31

El cristianismo es comunicación

El Inmigrante en perspectiva teológica

Ética y sociedad mediática

Sastre García, Vicente

Castro Cavero, Josb Manuel

D6niz Hernández, Cristóbal

32

32

31

Pérez Martell, Esther y Rubio Royo. Francisco Nuevos recursos y modalidadesde la docencia universitaria

31

31

31

31

31

31

30

30

109-1 22

63-86

95104

25-54

105-126

197-310

127-140

237-250

251-264

55-78

285-296

265-284

79-92

141-178

207-280

59-78

28,-302

41-58

El Cabildo Catedral de Canarias: estado de la cuestión

Quintana Andrbs, Pedro 30

30

La crisis de la ACE en la memoria de uno de sus protagonistas:Jos6 Quevedo, presidente en funciones de la Juventud (JACE) en el momento de la crisis

Montero García, Feliciano

27-40

30

Los Movimientos de Acción Católica en la crisis del Franquismo

Montero García, Feliciano

de Teología

de Teología

Ética y moral

Pastoral

' de Teologia Jornadas 5

Jornadas 5' de Teología

Jornadas b de Teología

Jornadas

Jornadas Sa de Teología

Jornadas 5a de Teología

Jornadas

Jornadas 5' de Teología

Jornadas Cia de Teología

Jornadas 5' de Teología

Jornadas 5' de Teología

Jornadas 5' de Teología

Jornadas 5' de Teología

Jornadas b de Teología

Jornadas Sa de Historia de la lglesia Jornadas 9. de Historia de la Iglesia Jornadas 9' de Historia de la lglesia Jornadas 9 de Historia de la lglesia Jornadas 9 de Historia de la lglesia


32 32 32 32

El conocimiento de Dios en la sociedad de la información

Perfil del comunicador cristiano: buenos periodistas y periodistas buenos

La globalizaciónfinanciera como producto de la era de la información. Especial referencia al problema del endeudamiento del Tercer Mundo

"Nosotros también fuimos extranjeros..."

"Y conectados a la red lo siguieron". Hacia la Ciberiglesia

Garcia Morales. Juan Jesús

Gil Tamayo, José Maria

González de la Fe, Pedro

Morales Maitin. Marcial

Roldán Garcia. Julio

32

33 33

La escondida senda de vivir en pareja

Dos prólogos relevantes en la etapa mistia de Laín Entralgo

Apuntes sobre la Antropologia de la esperanza en Lain Entralgo

La potencia salvadora y transformante de la Resurrección

Sevilla y Canarias a travás del fenómeno mariano

Shea, David

Castro Cavero, Josá Manuel y Waardenburg, Femke

De Lorenzo-Cáceres.José Arturo

González Gorrln. Lucio

Guerra Suárez. Luis Maria

López Plasencia, Jos6 Cesáreo

Maldonado. Luis

33 33 34 34

La dimensión Iúdica de la Cristologia

La iglesia en Canarias ante los retos de la identidad cultural

El Patronato Regio

En el VI centenario de la creación de la Diócesis Canariensis-Rubicense

El Papa Luna y el arte de su tiempo

Rodriguez Roca, José A.

Rodriguez Roca, José A

De Bethencourt Massieu, Antonio

Echarren Ystúriz, Ramón

Franco Mata, Angeia

34

123-134

33

Teologia y Llurgia en la espera. hoy

83-1

9-20

7-1

19-44

65122

185205

4564

9-18

135-150

151-184

173-178

167-172

179-198

43-62

159-166

199-219

87-108

123-142

143-158

11-42

33

33

33

32

La religión de Lessing en la era de los medios de comunicación

Tenemos de todo. pero no estamos contentos La marginaciónde la gente joven en la Sociedad del Conocimiento

Santana Quintana. Cristina

32

32

32

La comunicación del Misterio (de Dios) en el lenguaje poético de lgnacia de Lara

Globalizacióne información

32

Garcia Cabrera, Ange~a

La Inmigración: un dramático problema social

Egües Oroz, lnmaculada

Echarren Ystúru, Ramón

Jornadas 10. de Historia de la Iglesia Jornadas 10' de Historia de la Iglesia Jornadas loa de Historia de la Iglesia

Historia

Cristologia

Teologia

Historia

Pastoral

Historia

Historia

Pastoral

~asioral

Historia

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral


Navarro Mederos, Juan Francisco

Lobo Cabrera, Manuel

Llabres Martorell, Pere-Joan

Guerra de Armas, José Luis

García Santos, Jose

García Gutiérrez. Fernando

La Iglesia promotora de la cultura y el arte

Espacios Sagrados en las Religiones Aborígenes

El primer libro de Bautismos del Sagrario

Mallorca y Canarias. Los primeros contactos

El lugar del Bautismo: genesis y desarrollo de una práctica

El Convento Franciscano de Betancuria

Relaciones entre el arte de Andalucía y Canarias

34

34

34

34

34

34

34

259-279

21-38

235248

135148

213-234

199-212

244258

Filosofia

Plazaola Artola, Juan

255261

Historia

1491 80

29-58

34

34

195-254

Ética y moral

La vinculaciónde canarias en el siglo XV al orden de paz de europa, en tanto que territorio castellano. Efectos y consecuencias de esa incorporación

35

59-68

ttica y moral

Puente Egido. J.

Recensiones

c<Totus orbis, quie aliquo modo est una republica>>. Francisco de Vitoria, el derecho de gentes y la expansión atlántica castellana

35

147-1 94

Historia

39-48

Viejo-Ximenez, Jose Miguel

Las ideologías

35

35

69-84

Teología

181-198

Barreto González, Daniel

Notas históricas de la parroquia de San Lorenzo

35

9-28

34

Echarren Ystúriz, Ramón

Fecundación in vitro y respeto a la dignidad de la persona

35

85146

34

Hernández Benítez, Pedro

El ver-juzgar-actuar como metodo científico según Guillermo Rovirosa

35

Linajes andaluces en la exploración y conquista de Canarias

Ramiro Garcla, Francisco José

El seminario de Canarias

35

El Reino de Mallorca durante la segunda mitad del siglo XIV

Rodríguez Martín, Eugenio

Centralidad de la fe en el quehacer teológico. La teología según San Juan Alfaro

354376

Urgell Hernández, Ricard

Sánchez. Agustín

Vegueta: algunos ejemplos de arquitectura religiosa

36

,5-44

Sánchez Saus, Rafael

Santiago, Eloy A.

Regimen del patrimonio artístico religioso de la Iglesia católica en Espaíia

36

4482

Zaít León, Ellas Francisco

Fundamentoteológico de ordenamiento jurídico de la Iglesia Católica

Jornadas 6=de Teología

Jornadas 6' de Teología

Historia de la Arquitectura

Filosofía

Aldanondo Salavenia, Isabel y Corral Salvador, Carlos

Jornadas l o a de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas l o a de Historia de la lglesia Jornadas 10. de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la Iglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la Iglesia Jornadas 10. de Historia de la Iglesia

Artiles Sánchez, Juan


Régimen juridico del matrimonio canónico en España

Constitución, Acuerdos y Ley Orgánica de Libertad Religiosa

Los acuerdos de 1979.Balance y perspectivas de futuro

Los Acuerdo de Cooperación con las Confesiones religiosas no católicas

Posición jurídica de la Iglesia Católica en el Derecho español

Ferrer Ortiz, Javier

González del Valle, Josb Maria

Martines Sistach, Lluts

Montilla de la Calle, Agustin

Nasarre Goicoechea, Eugenio

Presentación 'Almogaren 37"

El servicio teológico en la Diócesis de Canarias en el posconcilio

La vida consagrada después del Vaticano II: un "son" diferente".

La recepción del concilio Vaticano II en la Diócesis de san Cristóbal de la Laguna

La Sacrosanctum Concilium, carta magna de la participación activa

Diaz Santana, Segundo

Díaz Santana, Segundo

Egües. lnmaculada y Murillo, Tere

Garcia, Mons. Felipe

Guerra De Armas, Jose Luis

Castro Cavero. Jose Manuel

Constitución y derechos fundamentales: El derecho de los padres a decidir sobre la formación religiosa de sus hijos Perspectivas posconciliares sobre la teologia de las religiones y el diálogo interreligioso

37

37

37

37

37

37

37

37

La donación y lo imposible. Aproximacion a la filocofia de Jean - Luc Marion

Barreto González, Daniel

Carbaiio Armas, Pedro

36

Posición jurídica de la Iglesia Católica en el orden internacional

Viejo Ximénez, José Miguel

36

36

La enseñanza de la religión católica

a

Vázquez Garcia-Pañuela, José María

--

El acuerdo sobre Asuntos Económicos: Evolución de un incumplimiento

1979

36

36

36

36

36

Puchades Navarro, Miguel

Olmos Ortega, Maria Elena

36

El proceso de negociación y conclusión de los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español de 1979

Diaz Moreno, José

Naturaleza jurídica de los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español de

36

Concordatos y Acuerdos con la Iglesia Católica en la Unión Europea

Carlos lbán. Iván

36

Reconocimiento de la Jurisdicción eclesiástica por el Estado Español

Calvo Tojo. Manuel

36

Los profesores de religióncatólica

Cabrera González, Hipólito y Rodriguez Chacón. Rafael

Jornadas

de Teologia

Jornadas 6' de Teologia

' de Teologia Jornadas 6

Jornadas 6 ' de Teología

Jornadas ea de Teologia

285-303

3g-63

249256

50

, 7-1

7-9

195216

de Teologia

Lfiu'Sia

Eclesiologia

Eclesiologia

Eclesiologia

C.E.T.

Eclesiologia

Jornadas 6 de Teologia

Filosofía

Jornadas 6' de Teologia

Jornadas Gade Teología

Jornadas 6 ' de Teologia

m5-309

1-37

45-84

271-308

395-410

p p

Jornadas

' de Teologia Jornadas 6

Jornadas 6ade Teologia

141-162

85108

185208

377-394 Jornadas 6' de Teología

209-236

237-270

109-140

163-182

339358

Jornadas 6*de Teologia


El presbltero y el seminario después de Presbyterorumordinis y Optatam totius

Sdnchez Pérez, Agustin

La historia por escribir de lo olvidado y el presente

Barreto González. Daniel

Sánchez Pérez, Agustin

El concilio Constantinopolitano11 (680-681). Una obligada hermenbuticaa la cristologia calcedoniana La virgen Maria en el diálogo ecuménico, según el documento de Les Combes y la declaración de Seattle

En la casa de dos mujeres. Dialogos, silencios e intercambioscompasivos

López Villanueva, Mariola

Marrero Moreno, Carlos Maria

Encuentro, esperanza y amor: La filosofia de Lain Entralgo

Historiografiay fuentes sobre a creación de la diócesis de San Cristóbal de La Laguna Aspectos institucionalesy socioeconómicosde la lglesia en Canarias en la edad moderna. Estados de la cuestión Desentrañar el significado teológico de la muerte para construir responsablemente la vida El problema europeo del cristianismo. Creencias y laicismo en un nuevo contexto postradicional

Visión historiográficade la arquitectura religiosa. Diócesis de Canarias

De Lorenzo-Cáceresy A~varez,José Arturo

Castro Cavero. José Manuel

Cabiedas Tejero, Juan Manuel

Suárez Grimón. Vicente J.

Navarro Mederos, Miguel Angel

López Garcia, Juan Sebastián

De LuxánMeléndez, Santiago

Barreto Romano, José Miguel

La labor de la Iglesia en la redencibn de cautivos canarios en Berberia

Anaya Hernández, Luis Alberto

Aproximación a la historia en Canarias durante el antiguo régimen. El tránsito al siglo XX La hacienda de la lglesia en Canarias durante el antiguo régimen. Ensayo de Sintesis

Mirando al Ecumenismo. Cuarenta años después del concilio Vaticano II

Tiburcio Moreno, Emiliano

Santiago Santiago, Eloy

Desarrollo pastoral de la eclesiologia del concilio Vaticano II en la Diócesis de Canarias (19652005) El hombre imagen de Dios, a la Ihz de Cristo, Antropologia cristocéntrica de la Gaudium et Spes

37

Libertad religiosa, principio de no discriminacióny acuerdos con las confesiones religiosas

Rodriguez Blanco, Miguel

Santana Rivero, Salvador

37

Moral matrimonio y familia: a los cuarenta años de la Gaudium et Spes

Ramiro Garcia, Francisco José

39

39

39

39

39

39

38

38

38

38

38

38

38

37

37

37

37

37

La vida consagrada después del Vaticano II: un 'son" diferente".

Murillo, Tere y Egües, lnmaculada

37

A los cuarenta años de la Dei Verbum

Guerra Suárez. Luis Maria

Ecumenismo

Antropología

Pastoral

Eclesiologia

Jornadas 6 de Teología

Ética y Moral

Eclesiologia

Eclesiologia

139-171

29-58

175192

s28

6,-107

934

Mariologia

Cristologia

Biblia

Filosofla

Pastoral

Jornadas 11a de Historia de la lglesia JGnadas 11a de Historia de 235239 la lglesia Jornadas 11' de Historia de 131-190 la Iglesia Jornadas 11a de Historia de 71-,30 la Iglesia Jornadas 11'de Historia de 213-233 la lglesia Jornadas 11' de Historia de 191-21 la Iglesia de Historia de Jornadas 1la 3570 la Iglesia Escatologia 109-1

217-248

151-172

6590

1751 93

31,-334

257-284

249256

91-1


sepeuioy

e!6oloal ap d sepeuioy e!6oloal ap e!60loal ap ,L sepeuioy e!6oloal ap d sepeuioy e!6010al ap d sepeuioy e!Boloal ap d sepeuioy e!Boloal ap d sepeuioy e!6oloal ap d sepeuioy e!ooloal ap L . sepeuioy

"-"

OP

OP

OP

uoioea1eqol6ap sodwa!t ua euepepn!o ~ ~ ! l e d ! ? ! ~ e d

~euowadeuewnq ep!n A lenp!n!pu! euewnq e p ! ~

~euo!oeuia~u! oduiei la ua e p ! e ~1 ap einqns q

olezuog 'epuei!yy

lanueyy uenr ' o i o l lap zaipns

o!lny 'zau!peyy zaug~eyy

e ~ i e ws!ni 'zaiens eiiang

seloo!~'epaiieg el ap annoy

opueuiaj 'soUeype3 e!oieg

lenp!n!pu! eueuinq e p ! e ~1 ap ozua!woo la aiqos e!Bolo!q el ao!p anb 01

le!oos e p ! ap ~ soluawia) 'pep!iep!lose l

etouepunqe ua ue6ual el A e p ! ~ ue6ual anb eied op!uan aH

OP OP

SVSZ

98-E9

ZPLiZL

saieloaoj

"elo?3

lanueyy asoy 'oiane3 oilse3

uo!suaui!p enanu eun eied eua!;s!ia elsandoid eun

ep!n Aeq ezueiadsa eleq seilualyy

sopeu!6ew! s a i o l e ~

OP OP

OP

0LLB91

OP

Z9L-6P1

BPLSPL


El Sínodo Diocesano y la Familia

La Institución Javeriana en Canarias

Mujer y Convento en Las Palmas de Gran Canaria, siglo XVll

Entrevista a Mons. Josb Antonio Infantes Florido. ex-obispo de Canarias

Alemán Artiles, Carmelo

Alemán Hernández, María del Carmen

Alemán Ruiz, Esteban

Alemán, Carmen

Pinturas murales realizadas en Gran Canaria durante el s.XX

La pintura religiosa de Rodriguez de Lozada en la catedral de Canarias

Aivarez Gómez. J e s k

Alzola González, Josb Miguel

Alzola González, Josb Miguel

22 16

Estado de la cuestión de los estudios inquisitoriales en Canarias

La Iglesia en la España de Franco

La acttud ante la muerte en Gran Canaria en el tránsito entre el siglo XVll al XVlll

La Iglesiay los pobres en el Sínodo

Viera y Clavijo, clbrigo ilustrado

Anaya Hernbndez, Luis Alberto y Fajardo Espinola, Francisco

Andrbs-Gallego. Josb

Aranda Mendiaz, Manuel

Arencibia. Gotzone y Lanao. Carmen

Arencibia. Yolanda

7

11

38 30

La labor de la Iglesia en la redención de cautivos canarios en Berbería

28

Dios en el pensamiento filosófico contemporáneo

Amengual Coll. Gabriel

18

7

2

1

23

Anaya Hernández. Luis Alberto

Alzola González. Josb Miguel

Expediente incoado por la Inquisición con motivo de la publicación de la novena a la Virgen del Pino de Diego Aívarez de Silva, año 1755 La excomunión impuesta al Doctor don Gregorio Chil Naranjo, fundador de El Museo Canario. por el obispo don Josb María Urquinaona

El padre Claret y el siglo XIX

Alonso Morales, Josb

Alzola González. Josb Miguel

23

Sólo el amor globaliza

Alonso Morales, Josb 29

3

Claves para una btica de final de siglo: la compasión y el disenso

Alonso Morales, José

27

27

16

3

14

17

En la experiencia de la Palabra. Elementos para profundiuar en la práctica de la lectura creyente

Alemán, Carmen y Fernández. Marla del Pilar Estudio Socio-Pastoral de la Diócesis de Canarias (1972-1975)

Mujeres en la Iglesia: Memoria de una etapa, proyecto de íuturo

Aleixandre. Dolores

2535

65.88

1520

145208

167-206

9-34

83-104

205224

1-24

113-130

139146

77-106

135148

11-34

141-165

121-14

141-144

5572

181-193

7-1

179203

de Historia de la

Jornadas 1la de Historia de la lglesia Jornadas 9 de Historia de la Iglesia Jornadas P de Historia de la lglesia Jornadas 5. de Historia de la lglesia IX Sínodo Diocesano de Canarias Jornadas 3. de Historia de la lglesia

Filosofía

Jornadas 3ade Historia de la Iglesia Jornadas de Historia de la Iglesia

Historia del arte

Jornadas la de Historia de la lglesia

Historia

Pastoral

Ética y moral

Espiritualidad

Pastoral

Historia

Jornadas lglesia

Historia

lX Sínodo Diocesano de Canarias

Eclesiología


El nacimiento del asociacionismo obrero cristiano en Las Palmas: 18751877

Barreto Romano, José Miguel

Berrnúdez SuQrez. Felipe

Bermúdez SuBrez, Felipe

Barreto Romano. Jose Miguel

Barreto Romano. Jose Miguel

Barreto Romano. Jose Miguel

La historia por escribir de lo olvidado y el presente

Barreto González, Daniel

A Manuel AlemBn: In memorian

El sindicato obrero católico independiente del Puerto de la Luz. Las Palmas 191516 Manifestaciones de la división de los católicos durante el obispado de Josb Pozuelo y Herrero Aproximación a la historia en Canarias durante el antiguo rhgimen. El trensito al siglo XX El Vaticano II en la Diócesis de Canarias. Los once anos de D. Jos6 A. Infante Florido, 1967-1978

37

La donación y lo imposible. Aproximación a la filosofia de Jean - Luc Marion

Barreto Gonzdlez. Daniel

7

1

38

22

10

38

15

12

2

26

35

Iglesia y nación castellana en la Baja Edad Media

k n a r Vallejo, Eduardo

16

Recensiones

Situación de la beneficencia en San miguel de la Palma a lo largo del siglo XVll

AN~IOGil, Lourdes

7

Barreto GonzBlez, Daniel

s.XVIII: "Recursos" en Canarias

Artllez Sbnchez, Juan

1

La solidaridad con la tierra. Relectura de Gn 1-1 1

IJornadas de historia de la Iglesia en Canarias en el s.XX

Artilez SBnchez, Juan

36

Barreto Betancort, Juan

Fundamentoteológico de ordenamiento jurídico de la Iglesia Católica

Artiles SBnchez, Juan

29

21

Para una antropología bíblica: anotaciones sobre el Brnbito del "logos"

Lo pastoral y lo jurídico en la Iglesia

Artiles SBnchez, Juan

16

El Achamán. Reflexiones sobre una experiencia eclesial

SubRame, que llega la Aurora

Artiles SBnchez, Juan

Barreto Betancort. Juan

El pendón de la conquista: lugar de encuentro en las relaciones Iglesia-Estado

Artiles SBnchez, Juan

15

Barreto Betancor, Juan

Iglesia y poder político en la transición dernocrbtica

Artiles SBnchez. Juan Jornadas l a de Teología

Historia

Historia

Jornadas 1l a de Historia de la lglesia

Filosofía

Filosofía

Biblia

Eclesiología

Biblia

de Historia de la

de Historia de la

de Historia de la

Jornadas 7a de Historia de la 53-74 Iglesia Jornadas 1 l a de Historia de ,31-190 la Iglesia Jornadas l a de Historia de la 1-131 Iglesia Jornadas 3' de Historia de la 181-184 lglesia

1351 42

127-1 33

235239

1-37

255261

235244

78-@ü

81-96

187-189

de Historia de la

Jornadas 6' de Teología

Pastoral

Historia

Jornadas 5' de Historia de la lglesia

Jornadas 1' lglesia Jornadas 3' 1-121 lglesia Jornadas 5' 229-240 lglesia Jornadas 3548 lglesia

,544

49-72

9-34

175184

169-180


13 18

Pilonaje o patrimonialidadde los beneficios curados en Canarias

Valoración de los estudios eclesiásticos en Canarias en el s. XVll

Del antiguo al nuevo régimen: Fin del pilonaje. El concurso a beneficios curados, 18141818

Canarias, Diócesis del Patronato Regio

Bethencort Massieu, Antonio

Bethencourt Massieu, Antonio

Bethencourt Massieu, Antonio

Bethencourt Massieu, Antonio

9

Clave para una formación en la espiritualidaddel presbítero diocesano secular

Los obispos canarios y la emigración europea en los siglos XVI-XVII

Magisterio de la Iglesia y medios de comunicación social (1)

Presencia eclesial en la cultura mediática (11)

Formación y pastoral de las comunicacionessociales (111)

Eclesiología en España en la década de los ochenta. Una aproximación.

Borges Jacinto del Castillo, Analola

Bravo Tisner, Antonio

Briio González. Alexis

Bru, Manuel María

Bru, Manuel María

Bru, Manuel María

Bueno de la Fuente, Eloy

5

31

31

31

30

3

20

La fe cristiana entre la hornogeneizacióncultural y las cunuras locales

La obra en América de la orden Bethlemita. fundada por el tinerfeño Pedro de Bethencourt

Bondyale Oko, Teodoro M.

30

9

10

21

Hacer teologia para los pobres. desde los pobres. con los pobres.

20

"New Age": Un nuevo reto a la Teología

Crónica de las PJornadas

Bermúdez Suárez, Felipe

15 20

Berzosa Martines. Raúl

Presentaciónde las Jornadas (II Jornadas de teología)

Bermúdez Suárez. Felipe

15

12

11

9

Bermúdez Suárez. Felipe

Identidadcanaria y fe cristiana

A modo de crónica.

25 años de convivencia sacerdotal de Navidad

Bermúdez Suárez, Felipe

Bermúdez Suárez, Felipe

Nuestro camino de Emaús

Bermúdez Suárez, Felipe

Bermúdez Suárez, Felipe

Los relatos tradicionales del Pino y Candelaria: hacia una relectura de la historia de la conquista

Bermúdez Suárez. Felipe

Pastoral

Pastoral

Jornadas 2' de Teología

Jornadas 2 de Teología

Jornadas l a de Teología

lglesia en Canarias

iglesia en Canarias

Jornadas 4. de Historia de la Iglesia IX Sínodo Diocesano de Canarias

79-102

179-202

141-1 78

367387

11 9-1 40

109-132

Eclesiología

Jornadas 5. de Teología

Jornadas 5' de Teología

Jornadas 5' de Teología

Jornadas Sa de Historia de la lglesia

Espiritualidad

Jornadas 4. de Historia de la Iglesia

Jornadas de Historia de la 157-176 lglesia Jornadas S1 de Historia de la 6594 lglesia Jornadas 6' de Historia de la 1-42 Iglesia Jornadas ga de Historia de la 137-166 lglesia Jornadas P de Teología 139-146

11 7-1 26

11 5 1 34

147-156

9-1 0

281-288

181-190

89-108

5364

4553


6

Fray Vicente Peraza, O.P., en Canarias

Legislación episcopalsobre la fiesta del Corpus

Caballero Mújica, Francisco

Caballero Mújica, Francisco

39

Los profesores de religión católica

Actitud ante la muerte y experiencia religiosa en las sociedades avanzadas

Cabiedas Tejero, Juan Manuel

Cabrera González, Hipólito y Rodriguez Chacón, Rafael

Cabrera Sánchez, Carlos

23 26 31 37

Reconocimiento de la Jurisdicción eclesiástica por el Estado Español

Diez preguntas sobre neoliberalismo

La conversiónde Recaredo: la unificaciónde la monarquía visigoda en torno al catolicismo

Posibilidades de la Teleformación en la Comunidad Autónoma Canaria

Constitución y derechos fundamentales: El derecho de los padres a decidir sobre la formación religiosa de sus hijos

Calvo Cruz, Mercedes

Calvo Tojo, Manuel

Camacho, lldefonso

Campos Mbndez. Israel

Candela Solá, Santiago y Marrero Rodríguez, Gonzalo

Carballo Armas, Pedro

Concordatosy Acuerdos con la Iglesia Católica en la Unión Europea

Carlos Ibán, lván

36

40

14

Pastoral prematrimonial en Las Palmas de Gran Canaria

Mientras haya esperanza hay vida

11

El futuro está en la

Cáritas

Cardoso Sudrez, Octavio y SánchezTembleque Doreste, María del Carmen Cardoso Suárez, Octavio y SánchezTembleque Doreste, del Carmen

36

Algunos conflictos en la rendición de cuentas de la vacante del obispo Verdugo

Cabrera Sdnchez. Carlos

30

8

1o

El problema del sujeto en las primeras etapas de la fiiosofia de Paul Ricceur (1)

La btica y la const'lución de la subjetividad en los escritos recientes de Paul Ricoeur

Cabrera Sdnchez. Carlos

4

36

21

La Palma: noticias históricas de interbs pastoral

Desentrañar el significado teológico de la muerte para construir responsablemente la vida

Caballero Mújica. Francisco

16

9

3

El testamento de los trece hermanos

Recesión sinodal española en el s.XVII: Carta de D. Bartolomb Garcia Jimbnez y Rabadán. obispo de Canarias al rey Carlos II

Caballero Mújica, Francisco

2

Caballero Mújica, Francisco

Catecismo normando

Caballero Mujica. Francisco

82

145148

169-184

137-138

305309

79-92

115-128

49-76

339-358

353-366

11-24

51-89

59-75

309-338

109-138

195234

21-54

133-156

181-191

169-178

171-183

Jornadas Q de Teología

Jornadas 7' de Teología

Iglesia en Canarias

lX Sínodo Diocesano de Canarias

Jornadas 6 de Teología

Jornadas 8' de Historia de la Iglesia Jornadas 5' de Teología

Historia

Jornadas 9' de Historia de la lglesia Jornadas 6' de Teologia

Filosofía

Filosofia

Filosofia

Jornadas 6 de Teología

Escatologla

Pastoral

Jornadas de Historia de la lglesia Jornadas 5. de Historia de la lglesia

Historia

Historia

Historia


Índices «Almogaren»no 1 al 40

-m

-m

-m

-m

-m

v w

v w

v 0

v w

.m o

m

-O

ii

H 1

v O

W

S $ U

u

Q o

.e

Sm

.m .m m o b ' g H H H 1

1

1

W

O

W

v

v

r

9

9

O

-

n

z

f

v

S

w

.m

m

O

0

E

v w

u

m

-m

S m

v U

$-

v O

v w

E ? z ~ & , a e .m d~ mdmdmBm9 g a s a E? Ü, 8 .e % ~ f j f a f j ~ a, $ a ~ g 2 $ E

E

2

mS

g

X

Z

Z

m

U

%

U

U

< s < s < s * s ;.s

2

,, g

m

2

2

N

B

-

Z

R

X

2

R

m

Almogaren 41 (2007) 29-98

R

-O oz w a :,@a

ii

v w

"7

- E? E?

$ 2 g

%

W

W

~

s

R

O

%


Memoria del curso, 19841990

Memoria del curso, 1990-1991

Descripción de la realidad del CET en el quinquenio 1987-1992

Memoria del curso. 1991-1992

Crónica del curso 1992-1993

Memoria del curso 93/94

El amor de Pablo VI por una Iglesia santa

El Concilio Vaticano II y la participación de Monseñor Pildain

Aproximación a una ética ecológica desde Canarias

Algunos aspectos artísticos de la Villa de Teguise en el siglo XVlll

Noticias sobre la reconstrucción del convento dominico de San Pedro MBrtir

Concordato y restauración: La reconstrucción de templos en la Diócesis de Tenerife

El Patronato Regio

CET

CET

CET

CET

CET

CET

Chica Arenllano. Fernando

Cirarda Lachiondo, José María

Collado Mirabal, Maria de la Soledad

Concepción Rodriguer. Jos6

Concepción Rodriguez,José

Darías Príncipe, Alberto y Rodríguez Gonzdlez, Margarita

De Bethencourt Massieu. Antonio

~p

Memoria del curso académico, 198&1989

CET

-

Segundas Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias s.XIX

Memoria del curso académico. 1987-1988

CET

Estatutos del CET

CET

CET

Codina y los Jesuitas en el Seminario Conciliar (1852-1868)

34

18

16

7

6

30

20

14

12

1O

1O

8

6

4

2

2

2

27

La escondida senda de vivir en pareja

Castro Merello. Agustin

4 33

Orar desde las parhbolas: apuntes para un dihlogo entre agnósticos, creyentes y posmodernos

Cadro Cavero, José Manuel y Waardenburb, Femke Castro Cavero. Jos6 Manuel y Waardenburg. Femke

40

Valores imaginados

Castro Cavero, José Manuel

Memoria

Memoria

Memoria

Ética y moral

Jornadas S" de Historia de la lglesia

Centro Teológico de Las Palmas Centro Teológico de Las Palmas Jornadas 2 de Teología

Memoria

Historia

Jornadas 3' de Historia de la 123-133 lglesia Jornadas 5=de Historia de la 197-212 lglesia Jornadas 6' de Historia de la 97-108 Iglesia Jornadas 10' de Historia de 7-1 la lglesia

11-49

11-26

157-175

241-258

1451 62

145158

154169

--

Jornadas 2 de Historia de la lglesia

Estatutos

Historia

Pastoral

Espiritualidad

Jornadas 7' de Teología

199-214 Memoria

195209

161-173

213-221

223-234

154-169

145161

151-184

127-140

,651 70


Diaz Martin, Matras

Diaz Martin, Matras

Departamentode formación y animación del voluntariado de cáritas de la diócesis de Canarias

Déniz Hernández, Cristóbal

Déniz Hernández, Cristóbal

Déniz Diaz. Angélica

Delgado Perdomo, Policarpo

Del Cura Elena. Santiago

De Sebastián. Luis

De Luxdn Meléndez, Santiago

De Lorenzo-Cáceres, José Arturo

De Lorenzo-Cáceres y Aivarez, José Arturo

Génesis de la parroquia de San Gregorio de Telde

Aproximación a la bibliografía de sacerdotes de la Diócesis Nivariense

Bibliografia de sacerdotes canarios

El voluntariado social en Cáritas

Ética y sociedad mediática

La Inmigración en Canarias: una interpelación ética

Una lluvia temprana, un aire fresco

Los laicos protagonistas de la "nueva evangelización" en el tercer milenio

Presente y futura del discurso cristiano sobre Dios. Perspectivas

Neoliberalismo global

La hacienda de la lglesia en Canarias durante el antiguo régimen. Ensayo de Sintesis

Dos prólogos relevantes en la etapa mistica de Lain Entralgo

Encuentro, esperanza y amor: La filosofía de Lain Entralgo

16

4

4

1

19

32

27

11

29

28

23

38

33

39

158172 lglesia

175186

77-89

,65182

4560

32

35-48

71-1 30

Jornadas l a de Historia de la lglesia

hica y moral

Ética y moral

131-132 Canarias

11-48

Historia

139-146 Iglesia en Canarias

109-122

Historia

Historia

Jornadas 11' de Historia de la Iglesia

135150 Historia

Filosofla

Diaz Martin, Matras

Conflictos jurisdiccionales entre Obispo Garcia Jiménez y su Cabildo Catedral

9-28

Diaz Martin. Matlas

Diaz Moreno, José Maria

El décimo aniversario de Monseñor Echarren

La transmisión de la fe en la familia, un reto en el siglo XXI

5

3

27

38

8

137-138 Canarias

225231

143-166

109-120

109-140

Eclesiologla

Historia

Pastoral

143-166 Historia

IX Sinodo Diocesano de

Jornadas 6 . de Teología

Diaz Santana, Ana

Hace cincuenta años en la Puntilla...

11

Diaz Moreno, José

Diaz Santana. Ana

Experiencia de conversión y acontecimiento público

Jornadas 5=de Historia de la

lX Sinodo Diocesano de

Pastoral

Jornadas ' 4 de Teologia

Dlaz Martin, Matías y Hernández Hernández, JosB Jesús

Notas para una biografía del doctor D. José Garcia Ortega, canónigo de la Laguna El proceso de negociación y conclusión de los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español de 1979

Diaz Santana. Ana Maria


El servicio teológico en la Diócesis de Canarias en el posconcilio

El Magisterio social del episcopado de Monseñor Pildain y Zapiain

El Sinodo Diocesano como experiencia singular de comunión eclesial

La riqueza del dialogo Eclesial

Diaz Santana. Segundo

Diaz Santana, Segundo

Diaz Santana, Segundo

Diaz Santana, Segundo

20 26

1 5 6 7

Nuestro tiempo y nuestro sinodo

La fe. un reto para la aldea global y las nacionalidades

El Estudio Socio-pastoral y la Asamblea Diocesana:su contribución a la participación politica y10 al nacionalismocanario

Inauguraciónde la cátedra de teología

Presentación

La doctrina social de Monseñor Pildain (Homenaje a Monseñor Pildain en el centenario de su nacimiento -21 de mayo de 1990)

Algunas cuestiones relacionadas con una Teología hecha en Canarias

Algunas consideracionessobre Ilustracióne lglesia en el s.XVIII. Presentaciónde las Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias, s. XVlll

Dominguez PBrez, Jos6

Dominguez Pbrez, Jose

Dominguez Pbrez. Jose

Dominguez Perez, Jose

Echarren Ystúriz, Ramón

Echarren Ystúru. Ramón

EcharrenYstúru, Ramón

EcharrenYstúriz, Ramón

1

29

15

12

El Colegio de Arciprestes en su primera epoca posconciliar.Años 1971-1974

11

La corresponsabilidadcomo don gratuito

Extranjeros y derechos humanos: Un pacto por la humanidad

Diaz Tejera, Arcadio

21

Dominguez Pbrez, Jose

El Espiritu de Señor. c< de quién esta llena toda la tierra >>

Diaz Santana. Segundo

20

17

15

11

5

1

37

37

12

Dominguez Pérez, José

La incukuración de la fe como imperativo de la misión de la Iglesia

Diaz Santana, Segundo

Diaz Santana, Segundo

Dar razón de la esperanza en la nueva situación sociocultural. La teologia en el camino entre Jerusalen y Atenas La recepción de la Eclesiologia del Vaticano II en la Diócesis de Canarias. a los treinta años (1965-1995)

Presentación"Almogaren 37"

Diaz Santana, Segundo

Diaz Santana, Segundo

Relaciones Prensa-Diócesisdurante el curso 1992-1993

Diaz Santana. Ana Maria

5366

105134

11-36

9-26

177-180

185190

131-138

261-280

1-30

183-185

89-104

89-114

12

11-57

155168

7-1

37-61

73-1

7-150

7-9

165146

Jornadas 3=de Historia de la Iglesia

Pastoral

Eclesiologia

Jornadas 1' de Historia de la lglesia

C.E.T.

Jornadas 8. de Historia de la Iglesia

Jornadas P de Teologia

IX Sinodo Diocesano de Canarias de Historia de la Jornadas la lglesia IX Sinodo Diocesano de Canarias Jornadas la de Teología

Eclesiologia

Jornadas P de Teología

Eclesiologia

lX Sinodo Diocesano de Canarias Jornadas la de Teologia

Historia

Jornadas la de Historia de la lglesia

Eclesiologia

C.E.T.

Sociologia


La comunicación del Misterio (de Dios) en el lenguaje poetico de lgnacia de Lara

La vida consagrada despues del Vaticano II: un "son" diferente".

Apuntes sobre etica, economía y política para reflexionar acerca de Canarias

Pluralidady unidad en los origenes cristianos

El Consejo Pastoral. reflexión Teológico-Pastoral

El Centro Teológico y la guerra del Golfo

Regimen jurídico del matrimonio canónico en España

Una propuesta cristiana para una nueva dimensión

La tensión universal-particular,un reto para la fe cristiana

La Iglesia y los Artistas Extranjerosen el s.XVII

Egües Oroz, lnmaculada

Egües, lnmaculada y Murilio, Tere

Espino Romero, Rodolfo

Estévez López, Elisa

Feliciano Sosa. Aurelio

Fernández-Figares,Maria Teresa

Ferrer Ortiz, Javier

Focolares

Forte. Bruno

Fraga González. Carmen

7

3

20

15

37

32

35

34

32

29

17

13

11

177-180

81-96

31-54

249-256

143158

29-58

920

11-42

203-207

117-134

1528

13-36

177-188

171-176

159170

1520

Jornadas 3. de Historia de la lglesia Jornadas 6 de Teologia

Teología-Pastoral

Jornadas P de Teologla

Jornadas la de Teología

Eclesiología

Pastoral

Filosofla

Jornadas 10' de Historia de la lglesia

Pastoral

Teologia

Pastoral

Jornadas 4= de Historia de la lglesia lX Slnodo Diocesano de Canarias lX Sínodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de Canarias IX Sínodo Diocesano de Canarias Jornadas 5. de Historia de la lglesia

13

20

40

221-224

1930

1491 62

Jornadas 5' de Historia de la lglesia

Jornadas P de Teologia

Jornadas P de Teología

36 237-270 -

En el VI centenario de la creación de la Diócesis Canariensis-Rubicense

Las ideologias

La Inmigración: un dramdtico problema social

EcharrenYstúriz, Ramón

EcharrenYstúriz, Ramón

La dimensión profética de la teologia

EcharrenYstúriz, Ramón

EcharrenYstúriz, Ramón

Introduccióna las V Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias

CBritas a la luz de "La Iglesia y los pobres"

El Sínodo Diocesano visto por el Pastor de la Iglesia

Echarren Ystúriz. Ramón

Echarren Ystúriz, Ramón

11

Homilía de Clausura del Slnodo Diocesano. Festividad de la lnmaculada Concepción de Santa María Virgen

Echarren Ystúriz. Ramón

Echarren Ystúriz. Ramón

11

Homilia de San Antonio María Claret

Echarren Ystúriz. Ramón

11

Anuncio oficial del Sinodo Diocesano

Echarren Ystúriz, Ramón

9

IV Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias (Introducción)

Echarren Ystúriz. Ramón


El lenguaje teológico en la Sociedad del Conocimiento

Garcia Hernández, Miguel Angel

Garcia Morales, Juan Jesús

La evangelización luluiana: el Obispado de Telde

La experiencia familia-comunidaden el movimientoADSlS

Garcia Gutiérrez. Fernando

Algunos aspectos del legado aitistico del s.XVII

Relaciones entre el arte de Andalucía y Canarias

Garcia Garcia, Antonio

Garcia Santos. José

El Sinodo canario de Pedro Manuel Dáviia y Cárdenas (1735) y su proyección decimonónica

Garcia Santana. Graciela

La Iglesia Canaria en 1629

Garcia Garcia, Antonio

La recristianizaciónmariana de Tara y Amagro

Notas sobre la ermla de Ntra. Sra. del Buen Suceso de El Carrizal

Garcia Correa y Gómez, Luis C.

Garcia Santana, Graciela

La solidaridad, fermentos de vida social

Garcia Cadiñanos, Fernando

La huella del Duque Cornejo en Gran Canaria

Globalizacióne información

Garcia Cabrera. Angeia

Garcia Santana, Graciela

18

Cáritas: diez años de transición

Garcia Berenguer, Eduardo

El conocimiento de Dios en la sociedad de la información

13

Una opción prioriiaria por los pobres

Garcia Berenguer, Eduardo

Creciendo en solidaridad con los empobrecidos

21

La escatologia reinterpretada:una mirada a la segunda y tercera generación cristiana

Garcia Roca, Joaquín

20

Aldea global y nacionalidades:un reto para la fe cristiana

Gallego Diaz. Manuel

Garcia - Viana, Luis F.

Garcia Morales, Juan Jesús

9

La arquitectura canaria a raiz de la conquista. La gestación de un lenguaje

Galante Gómez. Francisco José

9

16

9

7

19

32

31

14

34

26

40

32

17

11

24

La manipulacióngenPica

Gago, Javier

34

El Papa Luna y el arte de su tiempo

Franco Mata. Angeia 37-58

55-85

213.222

87-95

,01-1

95-118

87-108

285296

197-204

249-258

19-138

95-120

191-194

123-1 42

204-206

125130

3552

1-18

213-227

Jornadas 3= de Historia de la lglesia Jornadas de Historia de la lglesia Jornadas 5' de Historia de la lglesia Jornadas 4= de Historia de la lglesia

Pastoral

Pastoral

Jornadas 5= de Teologia

Espiritualidad

Jornadas 8' de Historia de la lglesia Jornadas 5' de Historia de la lglesia Jornadas 6' de Historia de la Iglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia

Jornadas 7= de Teologia

Pastoral

Iglesia en Canarias

lX Sinodo Diocesano de Canarias

Escatologia

Jornadas de Historia de la lglesia Jornadas 2 de Teología

Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 3' de Teologia


El Concilio de Jerusalén como experiencia sinodal de la Iglesia primitiva

Garcia-Viana Caro, Luis Fernando

18

Fe en Dios y razón: una versión actual del tema

Cuidados paliativos. Importanciadel problema. Principios generales

Equilibrio de poderes en Canarias en los albores de la edad contemporánea: los espectáculos públicos

La mujer imagen de Dios

Godoy Garcia, Estanislaa

Gómez Caffirena, José

Gómez Sancho, Marcos

Gómez Vozmediano. Miguel F.

Gómez-Acebo. Isabel

Constitución, Acuerdos y Ley Orgánica de Libertad Religiosa

Aproximación a las fuentes no eclesiásticas para el estudio del Obispado de Tenerife a mediados del siglo XIX La Virgen de Candelaria y el Cabildo de Tenerife. Apuntes en torno a una confrontaciónsesgada

Gonzélez del Valle, José Maria

Gonzélez Duque. Luis y Suárez Acosta, José Juan González Duque, Luis y Suérez Acosta, José Juan

González de la Fe, Pedro

González Alonso. Tomás

24

La consagración en los lnsi'autos seculares. 25 anos de las Catequistas de la Virgen del Pino

En torno al Obispo Garcia Jimenez: Gobierno, conflictos y litigios en la lglesia canaria del s.XVII La globalización financiera como producto de la era de la información. Especial referencia al problema del endeudamiento del Tercer Mundo

7

Perfil del comunicador cristiano: buenos periodistas y periodistas buenos

157-161 87-100

5 7

159-166 209236

32

125154

133.152

43-58

137-152

1-24

167-175

194219

173.177

63-78

36

16

28

28

32

El bien común desde Santo Tomás de Aquino

Gil Tamayo, José María

.25

5

57-117

31-56

199-212

337-352

de Teologia

Jornadas 3' de Historia de la Iglesia

Teología bíblica

Jornadas

Pastoral

Jornadas 5' de Historia de la Iglesia

Jornadas de Historia de la Iglesia Jornadas 4= de Teologia

Jornadas 3=de Teología

Jornadas 3' de Historia de la Iglesia Jornadas 8 de Teologia

Pastoral

Teologla

Sociologia

Biblia

Biblia

Jornadas 9' de Historia de la lglesia Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 4= de Historia de la lglesia Eclesiologia

Historia

Jornadas 5' de Historia de la lglesia

p p p

17

12

34

30

Gil Cruces, Maria del Mar

- -

La interpretaciónbíblica de 1965 a 1995

Garcia-Viana Caro, Luis F.

3963

37

La recepción del concilio Vaticano II en la Diócesis de san Cristóbal de la Laguna

Aspectos de la corresponsabilidaden la primera carta a los Corintios

Garcia, Mons. Felipe

Fundamentos de la Donación pontificia de Canarias

Garcia y Garcia, Antonio

Garcia-Viana Caro, Luis F.

21-35

9

El Convento Franciscanode Betancuria

Garcia Santos, José

121-126

El obispo D. Fernando Cano y Almirante

23

De re Canaria

Garcia Santos, Jos6

85124

Garcia Santos, José

16

La Orden de Santa Clara en Canarias, s.XVII

Garcia Santos, José


La otra historia de la Salvación

Hernández Rodriguez. A. Serafin

Hernández Rodríguez. A. Serafin

de los Reyes

26

Relaciones artisticas-culturales entre la parroquia del Smo. Cristo Crucificado y la comunidad urbana del barrio de Guanarteme

Lo que dice la biologia sobre el comienzo de la vida humana individual

Jimenez Vega. Ana Maria

Jouvé de la Barreda, Nicolás

40

18

Jimánez Martel. Germán

~

17

Izquierdo Miguel, Santiago

La Sagrada Escritura como fuente de inspiración religiosa en la obra de José Arencibia Gil: Análisis iconográfico e iconológico del Mural de la Capilla Mayor de la iglesia de San Francisco de Asis de Las Palmas de Gran Canaria

15

Izquierdo Miguel, Santiago

Desplazamientosen la racionalidad moderna durante los últimos 50 años

21

24

26

18

13

El consenso, la diferencia y el otro. Habermas. Vattimo y Levinas en el umbral ético

La alianza del Trono y del Altar: algunos ejemplos iconográficos en la formación histórica de España Ingeniería genética y reproducción humana: algunos interrogantes éticos en torno a sus potencialidades eugenésicas

Iglesia y arte en el s.XIX: El caso de una "Presentación en el templo"

Neri, la Fundación de un Patronazgo bajo su

7

4

Impronta cultural canaria en el siglo XVlll

de los Reyes

~:v~;;;i;;~;;~f;ei,","i,";;sFeli~e

ünnurr:;iceyra

3

2

9

12

30

18

13

7

Infante Florido. Josá Antonio

lañez Pareja, Enrique

Socorro,

Hernández Socorro, Maria de los Reyes

Hernández Socorro,

Hernández Socorro, María de los Reyes

Contribución al estudio de la retratística eclesiástica en Canarias durante el siglo XIX inquisitorialde las bellas artes en Canarias a finales del

De vueltas con el "Locus" de la Teologia

Hernández Perera. Jesús

Hernández socorro, María de los Reyes

Proyecto Pastoral de La Isleta

Las primeras pilas bautismales en Canarias

Herndndez Navarro, Manuel

Iglesia e Ilustración en Canarias

Religiosidad y creencias religiosas en Canarias y América durante el silo XVIII: las continuas influencias La Migración Canaria dentro de la política misional en Indias: El Oriente de Venezuela (s.XVII-XVIII) Rente a la politica colonial: San Antonio Maria Claret y los matrimonios entre canarios y personas de color en el Oriente de Cuba

Hernández González, Manuel

Hernández Gonzblez, Manuel

Hernández González. Manuel

Hernández Gonzblez. Manuel

2545

195202

109-118

151-178

215220

175178

1-36

239-250

TI-85

115 125

55-79

61-79

191-212

109-128

305318

185202

149-168

67-75

de Historia de la

Jornadas 6 de Historia de la Iglesia Jornadas P de Teologia

Jornadas Iglesia

Filosofía

de Teologia Jornadas la

Historia

Jornadas 3' de Historia de la lglesia Jornadas 5' de Historia de la lglesia Jornadas 6a de Historia de la lglesia Jornadas de Historia de la Iglesia Jornadas b de Teologia

Historia del arte

Teología

Teologia dogmática

Jornadas 6 de Historia de la lglesia

Iglesia en Canarias

Jornadas 3a de Historia de la Iglesia Jornadas 5a de Historia de la Iglesia Jornadas 6' de Historia de la Iglesia Jornadas P de Historia de la lglesia


VI Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias (Presentación)

Una escukura cristiana en la cueva aborigen de la Aldeita (Fuerteventura)

La Iglesia del ex-convento de San Buenaventura en 1835. Villa de Betancuria

V Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López. José

Carta del Dr. Pildain a S.S. Pío XII sobre los sindicatos verticales españoles (1956). No remitida Escrilura fundacional de la ermita de Santa Ana en Casillas del Angel, Fuerteventura.27 de febrero de 1763 Informe de los profesores del "Instituto de Ciencias de la UniversidadGregoriana" a una Pastoral inédita de Mons. Pildain El testamento del beneficiado de Betancuria Don Esteban González de Socueva y la fundación de un Convento dominico en Fuerteventura Carta del Obispo Cervecera y su Cabildo al Rey Carlos III sobre la obra y fábrica de la Santa Iglesia Catedral de Canarias. Canarias, octubre de 1772 Carta de agradecimiento del Obispo de Canarias, Dr. Pildain y Zapiain al Papa Pablo VI por haberle aceptado la renuncia a su diócesis

Cartas de S.S. El Papa Pablo VI al Obispo Mons. Pildain y Zapiain

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Lavandera López. José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

La Iglesia en Canarias durante la Za República. Documentos de prensa, 1931

Lavandera López, José

Diario de la visita pastoral del Obispo Martínez de la Plaza a las islas de Tenerife, La Palmas, Gomera y Hierro. Febrero-Abril de 1788 Diario de la visita pastoral d e 1 5 b p p p p La Palmas, Gomera y Hierro. Febrero-Abril de 1788 (continuación)

Crónica

I Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias. Introduccióngeneral

"El esplendor de la verdad (Estudio analítico y teológico de esta encíclica)

Larrabe, José Luis

Lavandera López, José

Una experiencia profunda de confianza en el padre

Larborda Santesteban. Luis

Lavandera López, José

30

El desarrollo de los medios de comunicaciónen la lglesia en el último cuarto del s.XX

Lamet, Pedro Miguel

13

12

9

9

8

7

7

6

e -

5

5

4

1

1

1

22

11

31

Técnicas verbales

Lafuente Zorrilla, Angel

30

La asamblea Conjunta y sus consecuencias

Laboa Gallegos, Juan María

1-14

137-144

37-41

11-12

193-195

189-193

161-164

157-160

177-179

169-176

215-219

179-213

143-157

45-60

31-32

27-30

225250

10B1

79-108

237-250

105136

Jornadas S de Historia de la lglesia

Iglesia en Canarias

Jornadas 4= de Historia de la lglesia Jornadas 4. de Historia de la lglesia

Historia

Historia

Jornadas 3= de Historia de la Iglesia Jornadas de Historia de la Iglesia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Jornadas P de Historia de la Iglesia lX Sinodo Diocesano de Canarias Jornadas T. de Historia de la lglesia Jornadas la de Historia de la lglesia de Historia de la Jornadas la lglesia de Historia de la Jornadas la lglesia

Jornadas P de Historia de la lglesia Jornadas 5. de Teología


25

Hambre y miseria en Gran Canaria: 1768-1772, El papel de la Iglesia

Mallorca y Canarias. Los primeros contactos

Las Primeras Procesiones en Canarias

Inauguración de la cátedra de teología

Canarias, hacia America y Africa en la sociedad del conocimiento s.XXI

El primer libro de Bautismos del Sagrario

Visión historiográfica de la arquitectura religiosa. Diócesis de Canarias

Inauguración de la cátedra de teología

Sevilla y Canarias a través del fenómeno mariano

Lavandera López, Jose

Llabrés Martorell, Pere-Joan

Lobo Cabrera, Manuel

Lobo Cabrera. Manuel

Lobo Cabrera, Manuel

Lobo Cabrera, Manuel

López Garcia, Juan Sebastián

López Ojeda, Antonio

López Plasencia, José Cesareo

28 2

El Dios del orante judío

La lglesia y el desarrollo cultural de Canarias durante el reinado de Isabel II: las bibliotecas parroquiales del Obispo Lluch y Garriga

López Villanueva, Mariola

Luxan Meléndez, Santiago de

39

López Villanueva, Mariola

13

Religiosas de barrios

Luxhn Melendez. Santiago De

Macho Arnaiz. Ana María

19 33 39

2

Bibliografía de Nuestra Señora La Virgen del Pino, Patrona de Canarias

Teología y Liturgia en la espera. hoy

El concilio Constantinopolitano 11 (680-681). Una obligada hermen&ttiica a la cristología calcedoniana

La persona en el pensamiento de Maritain

Macías Alemán, Victor M.

Maldonado, Luis

Marrero Moreno, Carlos María

Marrero Rodríguez, Gonzalo

12

7

Lectores de libros prohibidos en Canarias a fines del siglo XVlll

Aportaciones realizadas durante el mandato del Prelado Fray Francisco de Sosa en la Biblioteca de la Catedral de Santa Ana

Luxan Melbndez. Santiago de

27

En la casa de dos mujeres. Dialogos. silencios e intercambios compasivos

"Lo habían seguido y servido" (Mc 15.41)

López Villanueva, Mariola

33

29

38

34

31

29

13

34

21

La crisis del comercio con los ingleses (1660-1688) vista por un testigo de excepción: Don Bartolomé García Jimenez, Obispo de Canarias.

Lavandera López, José

Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 11a de Historia de la lglesia

Jornadas 5' de Teología

C.E.T.

Jornadas 10ade Historia de la lglesia Jornadas 5. de Historia de la lglesia

Historia

Historia

11-59

2958

123-134

173-189

129-136

,64188

37-52

131-142

153-162

29-44

175192

185205

181-184

Filosofía

Cristología

Teología

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Jornadas 2' de Historia de la Iglesia Jornadas 3=de Historia de la lglesia Jornadas 5* de Historia de la Iglesia

Jornadas 4. de Teología

Pastoral

Biblia

Historia

C.E.T.

~p

213-233

2352a

127-140

185188

189-210

1351 a

11-24

179-1 94


e!fioloal ap .g sepeuior e!sal61 81 ap e!lo)s!~ap .6 sepeuioy e!sal61 el ap e ! i o j s ! ~ap .g sepeuioy e!6oloal ap .L sepeuior e!sa161 el ap e!io)s!~ap ,lsepeuioy

80Z-E8L

m-"

wlBSL

e!salfi~ el ap Q!JO~!H ap ,L sepeuior wLSO1 Qยก~OIO!~OS QZZ-LlZ

eo!l?

9E

ows!nbueij lap s!s!io el ua ei!191~3u o ! i i y ap so)ua!w!~oyys o l

S!S!J~ el ap owawow la ua (33yr) pnluanny el ap sauo!aunj ua awap!said 'opanano psor :se)s!uo6e~oidsns ap oun ap e!iowaw el ua 3 g y el ap s!s!ii q

sea!lo)ei ou seso!6!lai sauo!sajuo3 se1 u o i uo!ieiadoor~ap opianay s o l

oue!i!laj 'e!aieS oia)uoyy

u!lsn6v ' ~ I I Q QI ap ~ QII!~UOW

oue!3!laj 'e~aie3oiawoyy

ole2uo3 'epuei!yy

1an6!yy'esos zaipns A s!xaly 'zaipns

e~uesuan j 'zaupw!r zapuplayy

ullsnfiy 'oialue3 saiell!yy

~ ~ , " ~ ~ , ~ ~ P A ~ ~ { a ~

so!ieiagl solxal sop ap i!ped e e!iua!3gap e1 ap opunw le olua!weila3y

IaQJQLi'ePuW4 ell!leW

LE61 ap seuled se1 ua salopesuadaiq!l A sauosew 'salei!iala!wy

Q!l!Wg Ql A ,,aiqUOH opaloid,,

anb!lu3 'z!na zaulveyy

uei,

la ua eloyedsa e!sal61el aiqos so!pnlsa sol ap se!ouapua) A sapep!leay

opienp3 ' a j el ap zau!veyy

o!lnr 'au!veyy zaulveyy

~euo!aeuia~u! ot~euaisaonanu !a ua ug!6!lai e l

uo!iez11eqol6 ap sodwa!) ua euepepn!a u ? ! i e d ! 3 ! ~ ~ d

uenr ' o i s e l a ~u~veyy

s!nll 'yaels!~sauiveyy

opienps ' a j el ap zau]peyy

opienps ' a j el ap zau!veyy

ap sopianie s o l

'Ie!punw pep!~en#ie el ua ows!ue!gs!ii 13

oinlnj ap sen!laadslad A aiuelea 6 ' -161

sew6!peied sonanu 'opunw o n a n ~

(W1z m 6 ~ pep!uewnq ) el ap salen~iese!iuapual .s!sd!leiody lap spndsap 'opunw 13

IIAX'S

e!ieue,

o u s ! n b u ~jl la A I ! A ! eilan3 ~ el aweinp u!epl!,j ods!qo lap uo!aenlie el ap so~iadsesounsly

~euosiadeuewny ep!n A lenp!n!pu! euewny e p ! ~

OE

)S ,-

O& OP

L

Pl

OP

E1 EZL-L8 6Z

9

"

88-69

9& S1

P6PLLE

'S-L'

ZOZ-68 1

S ~ ! J P Uua Q e!sal61 ~ 91~-60~ e!sal61 el ap e!iols!~ap S , sepeuior

lelolsed

e!Boloal ap .L sepeuior

IQIOW

e~601oalap .lsepeuior

e!6oloal ap .g SepQUiOr

ueor 's!ue!y yeyy

snsar 'ioparal ulveyy

up!iei!unwoi ap soipaw sol ua e!sal61el ap 8!3ua~aldq

o l e z u o ~'zan6!ipoa oiaiieyy

euiapoyy pep3 e! ap eusdsz el ua uo!ieu A e!salfi~ LE

olua!w!iouoi lap pepa!ios el apsap e!6oloal el e so)aN

9Z

LZ

o(ezu03 'zan6!ipoa oiaiieyy

vL-GP

SZ-11

se!ieue3 ua e!l!tug el ap s ~ ( Q ! ~ o s o sopadsy ~!s~

olezuog 'zan6!ipoa oiaiieyy

e!Bo~oal

P1

osan! lap ~!60!03!sd

sepeuior

Q!~OIO!~OS98-1L

S

e!601oal ap .lsepeuior e!sal61 el ap e ! i o l s ! ~ap Q . sepeuior e!Boloal ap

Q ! ~ O I O ~ !ZPPEOL S~


38

"Las Palmas Acoge": centro de atención al inmigrante

La vida consagrada después del Vaticano II: un "son" diferente".

Dimensión social del Padre Cueto

Posición juridica de la Iglesia Católica en el Derecho español

Espacios Sagrados en las Religiones Aborígenes

Historiografia y fuentes sobre a creación de la diócesis de San Cristóbal de La Laguna

Sermones, panfletos e impresos prohibidos en Canarias. 18001819

Contexto general de la historia de la Iglesia católica en el siglo XX

Semana de Arte

Sobre la dirección espiritual

Iglesia y Restauración en España

Motas Pérez. Fernando

Murillo. Tere y Egües. lnmaculada

Murillo, Teresa

Nasarre Goicoechea. Eugenio

Navarro Mederos. Juan Francisco

Navarro Mederos, Miguel Angel

Negredo del Cerro. Fernando

Nogueira Pascual, Raúl

Nogueira Pascual, Raúl

Nos Muro. Luis

Núñez Muñoz. María F.

8

Estudio e iconografía de la Cruz en la conquista de Tenerife

Pérez Martel. Ana María

9

26

España como concepto, nación y permanente debate

La Cofradía de Nuestra Señora de Gracia del ex-convento de San Agustín de La Laguna

2

14

36

31

3

3

3

1

18

36

23

Pérez Martel. Ana María

Relaciones Iglesia-Poder político en Gran Canaria, tras el Concordato de 1851

Pérez Garcia, José Miguel

19 37

Pérez Garzón, Juan-Sidnio

Experiencia de oración litúrgica con el pueblo

Parieras Horta, Hna. Lucía

Olmos Ortega. Maria Elena

Núñez Ordoñez, Antonio

34

La corresponsabilidad en el IX Sinodo Diocesano

Motas Pérez. Fernando

Sociedad de la información. Bases de un nuevo diálogo entre ciencia, tecnologia, filosofla y teologia en el s.XXI Naturaleza juridica de los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español de 1979

32

"Nosotros también fuimos extranjeros..."

Morales Martin. Marcial 12

11

La fidelidad al Espíritu ha dado su fruto

Morales de los Rios Piñar, Fernando

Jornadas 6' de Teologia

Pastoral

Eclesiologia

lglesia en Canarias

IX Sínodo Diocesano de Canarias

Pastoral

lX Sinodo Diocesano de Canarias

177-189

177-185

1-34

97-111

229240

141-162

105126

11-29

97-107

195196

21-38

Jornadas 4' de Historia de la lglesia

Historia

Jornadas b de Historia de la lglesia

Historia

Espiritualidad

Jornadas e de Teología

Jornadas 5' de Teologia

Historia

Espiritualidad

Historia del arte

Jornadas l o ade Historia de la lglesia Jornadas 11' de Historia de 191-21 la Iglesia Jornadas 6' de Historia de la 167-182 lglesia Jornadas 1' de Historia de la 35.44 lglesia

85108

107-120

249256

147-156

57-78

43-62

121-124


~!~OIO!~O S oozsoz se!ieue3 ap ouesaio!a opou!~xl %LEE' e!sal61 el ap e!iols!~ap .g sepeuior ave I ~ ~!JOยกS!H P ESLSEL

OE

9Z

9

9Z

1L

tL

up!lsano 81 ap opelsa :se!Jeuet) ap leipale3 op(!qe3 13

saleai son!lauop sol ap osei la :euellalse3 euoio3 e1 A se!iaue3 ap l e i p a l e ~'opl!qe3 la aiwa sauopelai se1

sewled se1 ap leipale3 el ap ei!snyy ap on!r(iiy la ua elieyy

au!i lap saneil e sa!ieue3 ap ua6ew! el ap ug!iinilsuoi e l

pep!~ep!~os ap elsandoid 8un

e!l!wq ap e p ! ~ 81 A oi!)110d OS!UIOJ~LLIO~ 13

oipad 'spipuy euqu!ng

oipad 's?lpuy eue)u!ng

' 3 olpad 'sqipuy eue$u!ng

o!loeia~'zeqiugs euelu!ng

anb!~u3'sapang za~!wey

olawie3 'oiaiieyy m i ~ w e y

olawie3 'o~ai~eyy zai!we~

oipad 's?ipuy euqu!ng

w 9 1 - ~ 8 1allua . sa!ieueD ap s!saop!a e l :alqwnp!vaou! el A suuojal el aqu3

81

9LL-'lL

0LP-'33E

PE

a

91

LL

9'2

sollnpe ap s!sanbaleiel e euiapow einqni e1 ap so~esaa

ep!~ 81 id os!woidwoa A up!6!la&~ 'ols!i3 iod ug!ldo 'aiqod la lod uo!3do

ave la A einqno e1 ap e ~ o ~ o w o 8!sal61 ~d q

opeuoio3 A sopyy ap olqed ois!iueij ap e!)w60!q 81 eied solep sounBly

Ie!punw eiian6 epun6as A eiaw!id el ap olxaluoi la ua oi)!wa!i (ap pep!l!qesuodsai q

sopol sowos e!sal61 q

o)ua!ui!\dwnau! un ap up!ynloh3 :so3!wguoa3 sownst/ aiqos oplanie 13

u g w ! ~'saAau zaipd

u p u i ! ~'saAay zai?d

ugw!~ 'saAa~zapd

ia!qe)( 'emq!d

uenr 'elopy eloezeld

lanueyy 'alode3 o!660d

owolapll 'apuo3 oled

uawie3 h e w 'opaqieg o&a!id

l a l l f i ! ~'OiJeAPNSapEr(ind

9L

PEZ-LZZ

SI

PZ

sollnpe ap s!sanbale? el e euiapow einqni el ap sopsaa

q s a y 'e!iuaseld zaipd

.r 'op!63 awand

90L-Lg

npi!ds3 lap oslndw! la aq!iiad as

up!lsa6 A up!i!scdwoi n s 'uaw!6?1 on6!we la ua se!isue~ap lelpale3 opl!qe3 lap o!uow!iled 13 uo!oeiodloiu! esa ap se!iuaniasuoi A sopa43 .ouellalseo o!iol!iiat anb owel ua 'edoina ap zed ap uapio le AX OIB!Sla ua se!ieueo ap ug!ie~niu!~ el

VSL*L

S1

se!ieue3 ap ouewowei)jn w n i un iod o l s ! ~XI o ~ d ap opeay!luod 13

eisal61 el ap e!iols!~ap .g sep&uior ZLL-L9L elsal61 el ap e!iols!~ap sep&uior ZOE-LgZ e!sal61 O +' el ap e!iols!H ap e sepeuior e!sal61 81 ap e!iols!~ap sepeuior e!sal6l el m'-6PL ap a!iols!~ap .OL sepeuior

VSLPPC

L1

e!Boloal ap .g sepeuioy se!ieue3 ap ouesaio!a opou!~XI

SL-I-"

e!Bo6epad

e!6oloal ap .L sepeuior

e16oloalap E . sapeuior

e!sal6181 6LZ*9Z ap e!lo\s!H ap - 0 ~ sepeuioy

Q!Jols!~ 9~ C-191

e!6o(oal ap .l. sepeuior

se!ieue3 ap ouasaio!a opouls ~1

opuau~ad' o u e n a ~z a i ~ d

ZZ

e!iqsian!un e!iuaiop 81ap sapep!lepow A soainiai sonanN o i s ! ~ u w d' o A o ~o!qnH A iag)$3 'llavew zai?d

ug!ieu!fiiew A pep!~elnsul

'OLSL

se!ieua3 ua e!sal61 961-16~

LE

91.

'?salQ el ap e!iols!~ap d sepeulor

e!Boloal ap S . sepeuior


25 19

Fecundaciónin vitro y respeto a la dignidad de la persona

Justicia social y bien común

Los pobres, ¿Quiénes son?, ¿Dónde están?, ¿Por qué existen?

Ramiro García, Francisco José

Ramón Echarren Ysturiz

Renes Ayala, Víctor

59-68 hica y moral

24,-282 lglesia

Jornadas 6ade Historia de la 139-168 Iglesia

37

35 21

33 8

Libertad religiosa, principio de no discriminacióny acuerdos con las confesiones religiosas

Los registros parroquialesdel bachiller Don Juan Mateo de Castro

Conceptos y propuestas de la educación en Gran Canaria a finales del siglo XVIIIXIX

El ver-juzgar-actuarcomo método científico según Guillermo Rovirosa

Revisión del calificativo de "Secta". Contexto sociológico y eclesial

La Cristologia de la religiosidad popular canaria

La esperanza cristiana ante la expectación del final y comienzo del milenio

La dimensión Iúdica de la Cristología

La iglesia en Canarias ante los retos de la identidad cultural

Las Misas canarias. Perspectivasteológicas

Un regalo del Espíritu a nuestra Iglesia de Canarias

A propósito del proyecto dialógico conciliar. Una evaluación prospectiva

Notas para la reflexión ante la pastoral prematrimonialy familiar

Rodriguez Blanco, Miguel

Rodriguez Calleja, Jesús Emiliano

Rodriguez Cruz, Maria del Pino

Rodríguez Martín, Eugenio

Rodríguez Roca. José A.

Rodriguez Roca, José A.

Rodríguez Roca, José A.

Rodríguez Roca, José A.

Rodríguez Roca, José A.

Rodríguez Roca, José Antonio

Rodríguez Roca, José Antonio

Rodriguez Roca, Jose Antonio

Rodríguez Ventura. Carmelo

~

11

14

17

11

33

25

22

,8

lX Sinodo Diocesano de Canarias

Historia

Historia

Cristología

Pastoral

de Historia de la

141-160 Pastoral

135150 Eclesiologia

37-52

109-123

19-44

M122

49-70

251-285 lglesia

Jornadas

135-172 Eclesiología

147-194 Ética y moral

Jornadas

de Historia de la

Canarias Jornadas 6 de Teología

p p

311-334

143-144 IX Sinodo Diocesano de

Historia

Una Iglesia que crece hacia dentro y hacia fuera

31-39

161-168 Pastoral

Robledillo Ortega, Juan Bautista

3

Secretariado Diocesano de pastoral familiar

Pastoral

Causa formada al Obispo Romo (por el Jefe político de Canarias y el Tribunal Supremo de Justicia)

23-48

115172 Pastoral

Rivero Rivero, Maria del Rosario y Afonso Santana, Sergio Pablo

14

Ética y Moral

149-160 Ética y moral

257-2&4

Reyes, Benjamín y Santana Rodríguez, Goya

35

29

Biotecnología en el inicio de la vida humana y presencia de Dios

Ramiro García. Francisco José

37

Moral matrimonio y familia: a los cuarenta años de la Gaudium et Spes

Ramiro García. Francisco José


4 8

14 15

Mística y Secularización. ¿Que Dios?

Las imágenes "educativas" que se proyectan en la crisis conyugal. Análisis sociológico

La familia en Canarias. Un análisis sociológico

La fundación Centro de Orientación de Canarias

La familia, proyecto de solidaridad en una sociedad en cambio. Perspectiva sociológica. lnterrogantes éticos

El abismo de la pobreza, visto desde las cumbres mundiales

Rollán Rollán. María del Sagrario

Romero Navarro, Fermín

Romero Navarro, Fermín

Romero Navarro, Fermín

Romero Navarro, Fermin

Romero Rodríguez, Jos6 J.

7

La llegada del neoclásico a Canarias y sus manifestaciones en la arqulectura lignaria

Recrear el Seminario en la Teología del Ministerio ordenado

"Excedencia y extinción", aproximación a la experiencia de "Dios" en Oriente

Sanabria Diaz, Ofelia

Sánchez López, lsidoro

Sánchez Nogales, José Luis

39 26 14

Compromisos éticos. patrióticos y políticos de los Obispos de Canarias

El Sacramento del Matrimonio: una Eucaristia realizada. Carhcter eclesial del amor de los esposos: su conexión teológico-litúrgica con el Sacramento de la

¿Por dónde va la teología de los sacramentos?

Linajes andaluces en la exploración y conquista de Canarias

Sánchez Pbrez, Agustín

Sánchez Rodríguez, Julio

Sánchez Romero. Higinio

Sánchez Romero, Higinio

Sánchez Saus, Rafael

32

167-172

69-84

35

El seminario de Canarias

La religión de Lessing en la era de los medios de comunicación

Sánchez, Agustin

Santana Quintana, Cristina

181-198

39-48

11-48

12g-160

39-171

173-193

63-82

11-22

135145

9&-103

59-76

49-64

245260

185196

49-70

125-1 42

91-1 12

109-1 19

179-198

34

25

37

El presbítero y el seminario despues de Presbyterorum ordinis y Optatam totius

La virgen María en el diálogo ecumenico, según el documento de Les Combes y la declaración de Seattle

Sánchez Pérez. Agustin

28

19

6

Rovira Belloso, Josep María

24

La teología en el umbral del siglo XXI

La presencia de la comunidad creyente en la sociedad democrática

Rovira Belloso, Josep

19

14

3

Rollán Rollán, María del Sagrario

32

"Y conectados a la red lo siguieron". Hacia la Ciberiglesia

Sentir y sentido de una ausencia: Juan de la Cruz y el hombre de hoy

Roldán García, Julio Pastoral

de Teología

Historia

Historia

Jornadas l o a de Historia de la Iglesia

Pastoral

Sacramentos

Jornadas 8=de Historia de la Iglesia

Mariología

Eclesiología

Jornadas

Eclesiología

Jornadas 3= de Historia de la Iglesia

Eclesiología

Jornadas 3. de Teologia

Sociología

Jornadas la de Teología

Sociologia

Sociologia

Sociología

Espiritualidad

Espiritualidad


29

37

Secretariado Diocesano de pastoral familiar

Algunas consideracionesa partir de la ética alemana contemporánea

La mística como culminación del redescubrimientodel espíritu en Henri Bergson

El hombre imagen de Dios, a la luz de Cristo. Antropología cristocéntricade la Gaudium et Spes

Centralidad de la fe en el quehacer teológico La teología según San Juan Alfaro

Santana Rodrlguez, Goya y Reyes, Benjamín

Santiago Alemán, José Manuel

Santiago Melián, José Manuel

Santiago Santiago, Eloy

Santiago, Eloy A.

El cristianismo es comunicación

Sastre García, Vicente

40 13

Solidaridady esperanza ante las víctimas de la pobreza injusta

El medio ambiente: ciencia, ética y política

Religión y modernidad

La cultura de la vida en el campo internacional

Prosperidady clero: Las capellanias en Gran Canaria s.XVII

Parroquia y municipio en Canarias

Sobrino, Jon

Sosa, Nicolás M.

Sotelo Martinez. Ignacio

Suárez del Toro, Juan Manuel

Sudrez Grimón. Vicente

Suárez Grimón, Vicente

30

15

6

15

5

La música religiosa de Agustín Millares Torres

Siemens Hernández, Lothar

1

La creación musical religiosa en Gran Canaria en el s.XX

32

22

31

Siemens Hernández, Lothar

Shea, David

Sastre García. Vicente José

Cambios culturales que afectan a la Iglesia en el último cuarto del s.XX

Sastre García. José Vicente

Algunas claves eclesiológicas de la asamblea conjunta de Obispos y Sacerdotes (1211969-911971) Tenemos de todo, pero no estamos contentos. La marginaciónde la gente joven en la Sociedad del Conocimiento

18

Saranyana, Josep lgnasi 30

22

Los partidos confesionales españoles. Historia de varias frustraciones

'Cómo historiar la vida cristiana de los pueblos? Balance de medio siglo de debate

Sanz de Diego, Rafael María

35

15

14

27

La dimensión sacramental del IX Sinodo Diocesano de Canarias

Santana Rivero. Salvador

37

Desarrollo pastoral de la eclesiología del concilio Vaticano II en la Diócesis de Canarias (19652005)

Santana Rivero. Salvador

207-280

121-148

1-23

11-28

51-68

29-46

169-175

147-151

173-1 78

209-228

93-104

59-78

225234

1-52

9-28

151-172

109-120

203-212

161-168

81-108

6590

a y moral

Jornadas 5' de Historia de la lglesia Jornadas 9' de Historia de la lglesia

Jornadas 7 l de Teología

de Teología Jornadas la

h

Jornadas la de Teologla

Historia

de Historia de la Jornadas la lglesia

Pastoral

Jornadas P de Historia de la Iglesia

Jornadas 9' de Historia de la lglesia Jornadas de Teología

Sociología

Jornadas P de Historia de la lglesia

Teología

AntropologIa

Historia

Filosofia

Iglesia en Canarias

Pastoral

Pastoral


La ensehanza de la religión católica

Vázquez Garcia-Pañuela. José María

36

34

Posiciónjurídica de la Iglesia Católica en el orden internacional

<cTotus orbis, quie aliquo modo est una republica>>. Francisco de Vitoria, el derecho de gentes y la expansión atlentica castellana

Visitas episcopales al Cister de Teror en el siglo XX

Historias intempsstivasde solidaridad, rumores del Dios de vida. Una propuesta cristiana en el contexto de la sociedad española de fin de siglo

Memoria del curso 94/95

Memoria del curso 95/96

Drogas, drogas y sociedad del desamor

Vegueta: algunos ejemplos de arquitectura religiosa

Viejo-Ximenez, José Miguel

Viera Déniz, Sor Esperanza

Vioria Cormenzana, F. Javier

Waardenburg, Femke

Waardenburg, Femke

Younis Hernández. José Antonio

Zait León. Elias Francisco

35

5

19

17

15

1

15

Viejo Ximenez, Jose Miguel

14

Perspectivas éticas de la familia

La ética civil: paradigma moral de la sociedad democrática

Vidal. Marciano

Vidal. Marciano

19

El Sínodo en la Prensa

El desaflo de una cooperación solidaria

Velázquez Guerra, Esteban

36

34

20

25

37

21

Vega Mesa, Jesús

--

El Reino de Mallorca durante la segunda mitad del siglo XIV

Urgell Hernández, Ricard

-

Una Mística para el tercer milenio

Fe cristiana y nacionalismo

Torres Queiruga, Andres

Mirando al Ecumenismo. Cuarenta años después del concilio Vaticano II

Tiburcio Moreno, Emiliano

Tiburcio Moreno. Emiliano

Juan de Valdés y su interpretación de la Escritura

Tejera López, Maria del Pino

16

8

La capilla de los Dolores de Ico

Dotación de la ermita de Nuestra Señora de la Consolación de Garachico

Tavio de León, Marla Dolores

38

Aspectos institucionales y socioeconómicos de la lglesia en Canarias en la edad moderna. Estados de la cuesti6n

Tavio de León, Maria Dolores

Suárez Grimón. Vicente J.

85-146

145156

157-172

225242

97-120

135138

49-82

45-84

121-144

107-116

119-138

211-226

de Historia de la

Jornadas 10' de Historia de la lglesia Jornadas 6' de Teologia

Jornadas 2. de Teología

Historia

Ecumenismo

Historia

Jornadas lglesia

Historia

Jornadas 1la de Historia de la Iglesia

Historia de la Arquitectura

Pastoral

Centro Teológico de Las Palmas Centro Teológico de Las Palmas

de Teología Jornadas la

Jornadas 10. de Historia de la Iglesia Jornadas la de Historia de la lglesia

Jornadas 6 l de Teologla

Ética y moral

ttica y moral

ttica y moral

Canarias

271-308 lX Sínodo Diocesano de

39-48

71-84

217-248

53-88

223-228

167-175

3570


37

El presbltero y el seminario despues de Presbyterorum ordinis y Optatam totius

Eclesiologia

37

37

La vida consagrada despues del Vaticano II: un "son" diferente".

-

37

37

Eclesiologia

La vida consagrada despuás del Vaticano II: un "son" diferente".

Eclesiologia

37.

37

La recepción del concilio Vaticano II en la Diócesisde san Cristóbal de la Laguna

El servicio teológico en la Diócesis de Canarias en el posconcilio

Eclesiologia

A los cuarenta anos de la Dei Verbum

Perspectivas posconciliaressobre la teologia de las religionesy el diálogo interreligioso

Eclesiologia

21

Eclesiologia

Revisión del calificativo de "Secta". Contexto sociológicoy eclesial

Eclesiologia

21

19

19

17

17

14

Eclesiologia

El Espir'tu de Sehor, <c de quien estd llena toda la tierra >>

Eclesiologia

A propósiio del proyecto dialógico conciliar. Una evaluación prospectiva

Eclesiologia

Los pobres y la teologia

Homilia y comunicación

Eclesiologia

Recrear el Seminario en la Teologia del Ministerio ordenado

La recepción de la Eclesiologia del Vaticano II en la Diócesisde Canarias, a los treinta años (19651995)

Eclesiologia

Eclesiologla

17

Mujeres en la Iglesia: Memoria de una etapa. proyecto de futuro

Eclesiologia

Eclesiologia

17

La Familia, Iglesia domestica

Eclesiologia

6 12

El Achamán. Reflexiones sobre una experiencia eclesial

Eclesiologia

5

La presencia de la comunidad creyente en la sociedad democrática

de su nacimiento-21 de mayo de 1990)

Eclesioiogia

Eclesiologia

5

Hace cincuenta años en la Puntilla...

Eclesiologia

La doctrina social de Monsehor Pildain (Homenaje a Monsehor Pildain en el centenario

5

Eclesiologia en Espaha en la decada de los ochenta. Una aproximación.

Eclesiologia

173-193

249-256

91-115

39-63

249.256

117-150

195216

135172

89-1 14

11-22

6594

135150

207-224

11-5i

179-203

87-106

78-68

98-103

11-36

223231

79-102

Sánchez Pérez. Agustin

Murillo, Tere y Egües, lnmaculada

Guerra Suárez, Luis Maria

Garcia, Mons. Felipe

Egües, lnmaculaday Murillo, Tere

Diaz Santana, Segundo

Castro Cavero, Jose Manuel

Rodriguez Roca, José A.

Diaz Santana. Segundo

Sánchez López, lsidoro

Castillo, Jose Maria

Rodriguez Roca, Jose Antonio

Guerra de Armas, Jost! Luis

Diaz Santana, Segundo

Alekandre, Dolores

Guerra de Armas, Jos6 Luis

Barreto Betancort,Juan

Rovira Belloso, Josep Maria

Echarren Ystúriz, Ramón

Diaz Santana. Ana

Bueno de la Fuente, Eloy


4

Mística y Seculari~ación.¿Qué Dios?

La experiencia familia-comunidaden el movimiento ADSlS

Experiencia de oración litúrgica con el pueblo

Estatutos del CET

Aproximaci6n a una ética ecológica desde Canarias

Nuevo mundo, nuevos paradigmas

El medio ambiente: ciencia. ética y politica

Una propuestaética y religiosa frente al mal

¿Economía con ética?

Espiritualidad

Espiritualidad

Espiritualidad

Estatutos

h a y moral

Bica y moral

ttica y mora

ttica y moral

Ética y mora

19 23

El desafío de una cooperaciónsolidaria

Claves para una ética de final de siglo: la compasióny el disenso

Ética y moral

15

~--

14

10

8

6

6

6

2

14

Ética y moral

ttica y mora

La ética civil: paradigma moral de la sociedad democrática

4

Orar desde las parábolas: apuntes para un diálogo entre agnósticos, creyentes y posmodernos

Espiritualidad

-

3

Sentir y sentido de una ausencia: Juan de la Cruz y el hombre de hoy

Espiritualidad

ttica y moral

3

14

3

Clave para una formación en la espir'itualidad del presbítero diocesano secular

Sobre la dirección espiritual

Espiritualidad

3

39

21

37

Espiritualidad

Espiritualidad

Escatología

La escatología reinterpretada: una mirada a la segunda y tercera generación cristiana

Escatología

Desentrabar el significado teológico de la muerte para construir responsablemente la vida En la experiencia de la Palabra. Elementos para profundizar en la práctica de la lectura creyente

Mirando al Ecumenismo. Cuarenta años después del concilio Vaticano II

Ecumenismo

11-34

119-138

121-144

107-116

95-126

11-49

51-68

6988

11-49

154169

229240

197-204

91-112

127-140

109-119

97-107

119140

141-165

109138

3552

217-248

Alonso Morales, José

Velázquez Guerra, Esteban

Vidal, Marciano

Vidal. Marciano

Alegre Aragües, José

Castro Cavero, José Manuel

Sosa, N~colásM.

Mariinez de la Fe, Eduardo

Collado Mirabal, Maria de la Soledad

CET

Parieras Horia. Hna. Lucía

García Hernández, Miguel Angel

Rollán Rollán, María del Sagrario

Castro Cavero, José Manuel y Waardenburb. Femke

Rollbn Rollán, María del Sagrario

Nos Muro, Luis

Bravo nsner, Antonio

Alonso Morales, José

Cabiedas Tejero, Juan Manuel

García - Viana, Luis F.

Tiburcio Moreno. Emiliano


37 2

h a y sociedad mediática

Fecundación in vitro y respeto a la dignidad de la persona

El ver-juzgar-actuar como método cientifico según Guillermo Rovirosa

Moral matrimonio y familia: a los cuarenta años de la Gaudium et Spes

Ética y moral

ttica y moral

Ética y moral

h a y Moral

8 1O

28 35

El problema del sujeto en las primeras etapas de la filosofía de Paul Ricoeur (1)

La ética y la constitución de la subjetividad en los escr'tos recientes de Paul Ricoeur

Algunas consideracionesa partir de la ética alemana contemporánea

Desplazamientosen la racionalidad moderna durante los últimos 50 anos

Dios en el pensamiento filosófico contemporáneo

Recensiones

Filosofia

Filosofía

Filosofia

Filosofía

Filosofia

Filosofia

Filosofía

2 3 3

La InstituciónJaveriana en Canarias

Historia

Historia

2

Catecismo normando

Historia

Relaciones Iglesia-Poder político en Gran Canaria, tras el Concordato de 1851

39

Encuentro, esperanza y amor: La filosofía de Lain Entralgo

Filosofla

Causa formada al Obispo Romo (por el Jefe político de Canarias y el Tribunal Supremo de Justicia)

37 .

Filosofía

Historia

35

Las ideologías

La donación y lo imposible. Aproximación a la filosofia de Jean - Luc Marion

Filosofia

17

15

4

La persona en el pensamiento de Maritain

Actitud ante la muerte y experiencia religiosa en las sociedades avanzadas

Filosofla

147-194

35

Alemán Hernández, Maria del Carmen

31-39

181-193

Pérez García. José Miguel Afonso Santana. Sergio Pablo y Rivero Rivero. María del Rosario

Caballero Mújica, Francisco

97-11 1

De Lorenzo-Cáceres y Aivarez, José Arturo

Barreto González, Daniel

171-183

9-28

11-37

Barreto González, Daniel Echarren Ystúriz, Ramón

2958

Amengual Coll, Gabriel

Izquierdo Miguel. Santiago

Santiago Alemán, Jos6 Manuel

Cabrera Sánchez, Carlos

Cabrera Sánchez, Carlos

Cabrera Sánchez, Carlos

Marrero Rodriguez, Gonzalo

Ramiro García, Francisco José

255261

83-104

151-178

M3-212

11-24

51-89

59-75

11-59

257-284

Ramiro Garcia, Francisco José Rodriguez Martin, Eugenio

Déniz Hernández, Cristóbal

59-68

Ramiro García, Francisco José

Déniz Hernández. Cristóbal

109-122

149-1M)

4560

35

32

29

Biotecnologiaen el inicio de la vida humana y presencia de Dios

Ética y moral

27

La Inmigraciónen Canarias: una interpelaciónética

h a y moral


Historia

Las Misas canarias. Perspectivasteológicas

La capilla de los Dolores de Ico

Historia

8

Carta del Obispo Cerveceray su Cabildo al Rey Carlos III sobre la obra y febrica de la Santa Iglesia Catedral de Canarias. Canarias. octubre de 1772 Carta de agradecimientodel Obispo de Canarias, Dr. Pildain y Zapiain al Papa Pablo VI por haberle aceptado la renuncia a su didcesis La Cofradía de Nuestra Señora de Gracia del exconvento de San Agustin de La Laguna

187-175

8

177-185

195195

189193

143166

177-179

169176

181-191

169-175

215-219

e 179213

37-61

109-123

n

143157

175-186

77-89

31-39

11-29

143-166

41-53

169-178

8

8

8

6

5

5

5

5

Notas para una biografla del doctor D. José Garcia Ortega, canónigo de la Laguna

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

La música religiosa de Agustin Millares Torres

Historia

Recesiónsinodal española en el s.XVII: Carta de D. Bartolomé Garcia Jiménez y Rabadán, obispo de Canarias al rey Carlos II Carta del Dr. Pildain a S.S. Pio XII sobre los sindicatos verticales españoles (1956). No remitida Escritura fundacional de la ermita de Santa Ana en Casillas del Angel, Fuerteventura. 27 de febrero de 1763

Cartas de S.S. El Papa Pablo VI al Obispo Mons. Pildain y Zapiain

Historia

e

El Sinodo Diocesano como experienciasingular de comunión eclesial

Historia

a a i o de la visita pastoral del Obispo Martinez de la Plaza a las islas de ~ Palmas, Gomera y Hierro. Febrero-Abrilde 1788 (continuación)

4

Diario de la visita pastoral del Obispo Martinez de la Plaza a las islas de Tenerife, La Palmas, Gomera y Hierro. Febrero-Abrilde 1788

Historia

Historia

4

Génesis de la parroquia de San Gregorio de Telde

Historia

4

Aproximación a la bibliografía de sacerdotes de la Diócesis Nivariense

Historia

3

3

3

Iglesia y Restauraciónen España

El décimo aniversario de Monseñor Echarren

Historia

3

Causa formada al Obispo Romo (por el J e k politico de Canarias y el Tribunal Supremo de Justicia)

Algunos aspectos del Obispo Romo: Iglesia y estado en el comienzo del régimen liberal

Historia

Historia

El testamento de los trece hermanos

Historia

f

Tavio de León, Maria Dolores

Rodriguez Roca, José Antonio

PBrez Martel, Ana Maria

Lavandera López, José

Lavandera López, JosB

Diaz Martin, Matias y Hernández Hernández, José Jesús

Lavandera López, José

Lavandera López, JosB

Caballero Mújica, Francisco

Siemens HernBndez, Lothar

Lavandera López, José

r i Lavandera López, José

Diaz Santana, Segundo

Lavandera López, José

Diaz Martin, Matias

Diaz Martin, Matias

Rivero Rivero, Maria del Rosario y Afonso Santana, Sergio Pablo

Núñez Muñoz, Maria F.

Diaz Santana, Ana

Castro Alfin, Demetrio

Caballero Mújica, Francisco

e

,

~


10 21 21 21 21 23

Descripción de la realidad del CET en el quinquenio 1967-1992

Sueltame, que llega la Aurora

Impronta cultural canaria en el siglo XVlll

La crisis del comercio con los ingleses (16W-1688) vista por un testigo de excepción: Don Bartolomé Garcla Jiménez, Obispo de Canarias.

Juan de Valdés y su interpretación de la Escritura

El padre Claret y el siglo XIX

Diez preguntas sobre neoliberalismo

Neoliberalismo global

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Barreto Romano, José Miguel

Ahrarez Gómez, Jesris Camacho, lldefonso

Lavandera López, José Tiburcio Moreno, Emiliano Alemán, Carmen Castro MereNo, Agustln Castro Cavero, Jose Manuel Poggio Capote. Manuel

TI-106 49-76 3548 121-126 11-24 71-84 141-144 145161 73-108 161-176

23 23 23 25 25 27

27

a 29

29 32

De re Canaria

Hambre y miseria en Gran Canaria: 1788-1772, El papel de la Iglesia

Una Mistica para el tercer milenio

Entrevista a Mons. José Antonio Infantes Florido, ex-obispo de Canarias

Codina y los Jesuitas en el Seminario Conciliar (1852-1868)

La concepción Zubiriana de la historia. Importancia de una propuesta fundamentada para la teologla

Algunos datos para la biografla de Francisco Pablo de Matos y Coronado

La mlstica como culminación del redescubrimiento del espiiiu en Henri Bergson

La religión de Lessing en la era de los medios de comunicación

Dos prólagos relevantes en la etapa mísiiia de Laln Eniralgo

Apuntes sobre la Antropología de la esperanza en Laín Entralgo

Historia

Historia

Historia

Hitaria

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Historia

Santana Quintana, Cristina De Lorenzo-Cáceres,Jos6 Arturo

167-172 135150 9-18

33 33

González Gorrin, Lucio

Santiago ~eliá', José Manuel 109-120

Garcia Santos, José

De Sebastián. Luis

Tejera López, Maria del Pino

52-68

Infante Florido, Jose Antonio

Artiles Sánchez, Juan

CET

Barreto Romano, José Miguel

Lavandera López, José

173-176

9-34

159-169

135-142

127-133

179-194

10

Historia

10

El nacimiento del asociacionismo obrero cristiano en Las Palmas. 1873-16TI

El sindicato obrero católico independiente del Puerto de la Luz. Las Palmas 1915 16

Historia


4

Contribuciónal estudio de la retratísticaeclesiástica en Canarias durante el siglo XIX

Maria en el Archivo de Música de la Catedral de Las Palmas

Historia del arte

Historia del arte

181-190 204-206

12 12 12 14 14 14 15 17 19

Proyecto Pastoral de La Isleta

La Iglesia del ex-convento de San Buenaventura en 1835. Villa de Betancuria

Religiosas de barrios

Pastoral prematrimonialen Las Palmas de Gran Canaria

"Proyecto Hombre" y la familia

Secretariado Diocesano de pastoral familiar

Identidadcanaria y fe cristiana

Cáritas: diez años de transición

El voluntariado social en Cáritas

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

Iglesia en Canarias

139146

161-168

209-216

169-184

129-136

137-144

109128

69-108

12

191-196

15

lnsularidady marginación

25 años de convivencia sacerdotal de Navidad

Iglesia en Canarias

135163

115125

195196

115130

85-146

69-84

195254

1944

185205

Iglesia en Canarias

6

3

2

La pintura religiosa de Rodriguez de Lozada en la catedral de Canarias

Semana de Arle

Historia del arte

35

Historia del arte

35

El seminario de Canarias

Vegueta: algunos ejemplos de arquitectura religiosa

35

Notas históricas de la parroquia de San Lorenzo

Historia

Historia de la Arqubctura

33

La iglesia en Canarias ante los retos de la identidad cultural

Historia

Historia

33

Sevilla y Canarias a través del fenómeno mariano

Historia

Departamento de formación y animación del voluntariado de cáriias de la diócesis de Canarias

Garcia Berenguer, Eduardo

Bermúdez Suárez. Felipe

Santana Rodríguez, Goya y Reyes, Benjamín

Matilla Aranda. Rafael

Cardoso Suárez, Octavio y SánchezTembleque Doreste, María del Carmen

Macho Arnaiz, Ana Marla

Lavandera López, José

Hernández Navarro, Manuel

Bermúdez Suárez, Felipe

Pérez Navarro. Fernando

Quintana Sanchez, Heraclio

Hernández Socorro, Maria de los Reyes

Nogueira Pascual, Raúl

Alzola González, José Miguel

Zait León, Ellas Francisco

Sánchez, Agustín

Hemández Benitez, Pedro

Rodrlguez Roca, José A.

López Plasencia,José Cesáreo


Hacia una Iglesia con un nuevo rostro

La Iglesia y los pobres en el Sinodo

Nuestro camino de Emaus

El futuro está en la familia

Una lluvia temprana, un aire fresco

Experiencia de conversióny acontecimiento público

La riqueza del diálogo Eclesial

IX Sinodo Diocesano de Canarias

IX Sínodo Diocesano de Canarias

IX Sínodo Diocesano de Canarias

IX Sinodo Diocesano de Canarias

IX Sinodo Diocesano de Canarias

IX Sinodo Diocesano de Canarias

Una propuesta de solidaridad

IX Sinodo Diocesano de Canarias

11

11

La Iglesia somos todos

IX Sinodo Diocesano de Canarias

11 11

11

La fidelidad al Espirilu ha dado su fruto

Una experiencia profunda de confianza en el padre

IX Sinodo Diocesano de Canarias

11

Se percibe el impulso del Espiritu

Notas para la memorla

IX Slnodo Diocesano de Canarias

133136

111-116

151-158

121-124

105110

189-210

125-130

1336 11

11

IX Sinodo Diocesano de Canarias

Una opci6n prioritaria por los pobres

177-188

11

IX Sínodo Diocesano de Canarias

El Sínodo Diocesano visto por el Pastor de la Iglesia

lX Sinodo Diocesano de Canarias

Diocesano de Canarias

IX Sínodo Diocesano de Canarias

IX

171-176

Hornilia de San Antonio Maria Claret

IX Sinodo Diocesano de Canarias

11

11

;,o;;iii~M;/usu;,"e~ Sinodo Diocesano. Festividadde la lnmaculada Concepción

89-104 159-170

11

Extranjerosy derechos humanos: Un pacto por la humanidad

Anuncio oficial del Sinodo Diocesano

IX Sinodo Diocesano de Canarias

117-120

137-13

131-132

137-13

53-64

6588

lX Sinodo Diocesano de Canarias

11

11

11

11

11

11

139-142

147-156

19

"Las Palmas Acoge": centro de atención al inmigrante

Iglesia en Canarias

IX Sinodo Diocesano de Canarias 11

173189

19

Bibliograflade Nuestra Señora La Virgen del Pino, Patrona de Canarias

iglesia en Canarias

Ramirez Marrero, Carmelo

Prieto Barbeito, Mary Carmen

Perez Reyes, Simón

Morales de los Rios Piñar, Fernando

Larborda Santesteban, Luis

Guerra de Armas, Josb Luis

Garcla Berenguer, Eduardo

EcharrenYstúriu, Ramón

Echarren Ystúriu, Ramón

Echarren Ystúriz, Ramón

Echarren Ystúriz. Ramón

Draz Tejera, Arcadio

Diaz Santana, Segundo

Diaz Santana, Ana Maria

Déniz Dlaz, Angelica

Cardoso Suárez, Octavio y SánchezTembleque Doreste, Marla del Carmen

Bermúdez Suárez, Felipe

Arencibia, Gotzone y Lanao, Carmen

Albertos Cabaíiero, Josb Luis

Motas Perez, Fernando

Macias Alemán, Victor M.


La corresponsabilidadcomo don gratuito

La corresponsabilidaden el IX Sinodo Diocesano

El Sínodo Diocesano y la Familia

Pinturas murales realizadas en Gran Canaria durante el s.XX

I Jornadas de historia de la Iglesia en Canarias en el s.XX

;X Slnodo Diocesano de Canarias

IX Sinodo Diocesano de Canarias

IX Sinodo Diocesano de Canarias

Jornadas '1 de Historia de la Iglesia

Jornadas 1' de Historia de la Iglesia

1 1

Presentación

Aproximaci6n a la dinámica arquitectónicade los templos católicos del posconcilioen Gran Canaria

Jornadas '1 de Historia de la Iglesia

Contexto general de la historia de la Iglesia católica en el siglo XX

La creación musical religiosa en Gran Canana en el s.XX

Jornadas '1 de Historia de la Iglesia

Jornadas 1. de Historia de la Iglesia

1

1

1

Algunos aspectos de la actuación del obispo Pildain durante la Guerra Civil y el Franquismo

de Historia de la

1

La Iglesia en Canarias durante la 2 República. Documentos de prensa, 1931

Jornadas la de Historia de la Iglesia

Jornadas

1

I Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias. Introduccióngeneral

Jornadas l a de Historia de la Iglesia

1

Crónica

1

Jornadas l a de ~istoriade la Iglesia

de Historia de la

El Colegio de Arciprestes en su primera época posconciliar. Ahos 1971-1974

Jornadas 1. de Historia de la Iglesia

1

El Magisteriosocial del episcopado de Monsehor Pildain y Zapiain

Jornadas '1 de Historia de la Iglesia

1

1

Bibliografiade sacerdotes canarios

1967-1978

1

1

14

12

12

11

11

11

Jornadas '1 de Historia de la Iglesia

de Historia de la

El Sínodo en la Prensa

IX Sinodo Diocesano de Canarias

Jornadas

Un regalo del Espírau a nuestra Iglesia de Canarias

IX Sínodo Diocesano de Canarias

El Vaticano II en la Diócesis de Canarias. Los once años de D. José A. Infante Florido,

Una Iglesia que crece hacia dentro y hacia fuera

IX Sínodo Diocesano de Canarias

147-151

35-44

155164

4560

31-32

27-30

61-72

926

185185

73.110

165.182

1 1 1-131

187-189

134146

1 1 7-140

57-78

11-30

21 1-226

37-52

145144

Siemens Hernández, Lothar

Nogueira Pascual, Raúl

Millares Cantero, Sergio; Anaya Hernández, Luis Alberto; Alcaraz Abellán. José; Orihuela Suárez, Alexis y Sudrez Bosa. Miguel

Lavandera López. José

Lavandera López, José

Lavandera López, José

González Padrón,Antonio María

Echarren Ystúriz, Ramón

Dominguez Perez, José

Díaz Santana, Segundo

Díaz Martin, Matías

Bermúdez Suárez, Felipe

Artllez Sánchez, Juan

Alzola González, Jose Miguel

Alemán Artiles, Carmelo

Motas Pérez, Fernando

Domínguez Pérez, José

Vega Mesa, Jesús

Rodríguez Roca, José Antonio

Robledillo Ortega. Juan Bautista


Índices «Almogaren» no 1 al 40

Almogaren 41 (2007) 29-98


Las primeras devociones en Tenerife y su iconografia

Jornadas

9 9 13

Una escukura cristiana en la cueva aborigen de la Aldeíta (Fuetieventura)

Estudio e iconografiade la Cruz en la conquista de Tenerife

Valoración de los estudios eclesiásticos en Canarias en el s. XVll

Las devociones religiosas y el pensamiento artístico en el s.XVII

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

de Historia de la Iglesia

Jornadas

Jornadas 5' de Historia de la Iglesia

de Historia de la lglesia

de Historia de la lglesia

Jornadas 5'de Historia de la lglesia

Jornadas

Jornadas 5' de Historia de la lglesia

Jornadas 5' de Historia de la lglesia

Jornadas

Jornadas 5. de Historia de la lglesia

V Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias

La Migración Canaria dentro de la política misional en Indias: El Oriente de Venezuela (s.XVII-XVIII) En torno a la imagen de San Felipe Neri, la Fundación de un Patronazgo bajo su advocación. en el Seiscientos

Un nuevo artesano de los Retablos Barrocos en la Isla de Gran Canaria

La Iglesia Canaria en 1629

La Iglesia y los Artistas Extranjeros en el s.XVII

Introducción a las V Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias

9

VI Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias (Presentación)

Jornadas 4 de Historia de la Iglesia

Jornadas 5' de Historia de la lglesia

9

13

13

13

13

13

13

13

13

9

Las primeras pilas bautismales en Canarias

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

11-14

239-250

149-168

225238

95-120

221-224

15-28

M94

M94

177-189

37-41

11-12

191-212

21-35

5585

9

La evangeliraciónluluiana: el Obispado de Telde

87-95

215227

1520

97-108

133-156

109-132

9

Fundamentosde la Donación pontificia de Canarias

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

9

9

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

La recristianuaciónmariana de Tara y Amagro

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

9

9

9

Jornadas C d e Historia de la Iglesia

IV Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias (Introducción)

La arquitectura canaria a ralz de la conquista. La gestacidn de un lenguaje

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

de Historia de la Iglesia

Fray Vicente Peraza. O.P., en Canarias

La obra en América de la orden Bethlemita, fundada por el tinerfetio Pedro de Bethencourt

Jornadas 4' de Historia de la Iglesia

4a de Historia de la

Borges Jacinto del Castillo, Analola

Lavandera López, José

Hemández Socorro, María de los Reyes

Hernández GonzBlez. Manuel

Gonrález Padrón, Antonio

Garcia García, Antonio

Fraga GonzBlez, Carmen

Echarren Ystúriz, Ramdn

Castro Brunetto, Carlos Javier

Bethencourt Massieu, Antonio

Pérez Martel, Ana Marfa

Lavandera López, José

Lavandera López, José

Hernández Perera, Jesús

García y Garcla. Antonio

García Santos. José

Garcia Santana, Graciela

Galante Gómez, Francisco José

Echarren Ystúrir, Ramón

Castro Brunette, Carlos Javier

Caballero Mújica, Francisco


-

88-LL

"

81

81

ia!ner sopa3 'ouaunia oilse3 ZP-l1

el!ieBeyy 'zalqniog nn6!ipoa A ovaqly 'ad!ni!id se!iea

o!uoluv 'na!sseyy vnoouqlag

91

91

EL

z8z-l~~

~ZZ-EU

~anB!w?sor ' ~ ~ I F ~~ IO O ~OI V PZZ-EOZ saioloa e!ieyy 'upai ap o i n y oue!l!w3 snsay 'elalle3 zanB!ipoy

al!iaual ap s!saop!a e[ ua soldwal ap uo!aoni~suoaaiq :up!?eineaai 1olepioauo3

oa!qaeieg ap uo!oelosuo3 el ap eiogas eJpanN ap egwia el ap ug!oe)oa

eaugioduiawoaA euiapow s e d se1 ap ol!sugil la ua seueue3 ap seso!B!lai sauapig se1 ap ave la A owa!wesuad 13 El81 +181 'sopuna so!ayauaq e ooinouoa 13 .aleuol!d lap u!, :uaw!6?1 onanu le on~!luelaa euoeu!nbin elieyy +sor uop s!qo la icd 'oueue3 oasnyy 13 ap iopepunl 80!ueJe~1!q3o ! J o ~UOP ~ ~iOpoa J ~ leelsfdw! ug!unwoaxa q

1 1 ~ ~'se!ieue3 's ua viel3 ewes ap uapio q

IIAX'S laP e!ieuea e!salB~el ua so!B!yl 1sola!yuoo 'ouia!qog :zau?w!r e!ueO cds!qg le owolu3

oilse3 ap oaleyy uenr uoa iall!qoeq lap sale!nboiied soils!Bai s o l

9L

1 1 ~ ~lap ' s oa!ls!)ie opeBal lap sopadse soun61~

WSL

-

91

lelpale3 opl!qe3 ns A nu?w!r eloie~)ods!qo ailua sa~euo!w!ps!in!sop!~uo3

Oipad 'S?ipU~EUe+U!u!ng

91

i!&tgyy oipad ues ap ol!u!wop owanuoa lap ug!oanipuoaai e( aiqos se!o!loN

KL-SZ~

IIZ-ELZ

91

=dio3 lap elsay el aiqos ledoas!da up!3els!Bai

~ 'osuo~v w zawmos

~ 1 ~ ~ 6 181

ZL~SPL

91

IIAX olB!s (ap oBie~ole ewpd el ap lanB!w ues ua e!ouaayauaq el ap uopenes

se!lew 'U!P~W "la

ela!aei~'euelues eloieg

s

?sor 'zanB!ipo~uo!daouo3

E-1z

91

?sor 'solue~~IDJ~E) PZLSB

ois!oueij 'eo!lnyy oialleqe3

OPZ-~U

-多!sal61 el ap e u o ~ sap ! ~p sepeuior

e!salB~e1 ap e u o l s ! ~ap p sepeuior

el

sepewOr

e ! s a l ~el~ap e!iols!~ap p sepeuior

e!sa161el ap e!io+s!H ap .S sepewor

e!salB~81 ap e!iols!~ap =S sepewor

e!salB~el ap e!iols!H ap 6 sepeuior

e!salB~e( ap e u o l s ! ~ap .S sepeuior

e!salB~e1 ap euots!~ap .S sepeulor

e!salB~e1 ap e!iols!~ap .S sepewor

e!salB~e1 ap e!iols!~ap .S sepewor

e!salB~el ap e!iols!~ap .S sepeuioy

ZLSS

El

91

81

uenr 'nqauqs s a l ! l i ~ ~ 8 1 ~ ~ 19 1

1 1 ~ ~la' ua s elogadsa e!salB~el aiqos so!pnlsa sol ap se!auapua) A sapep!leay

1 1 ~ ~eueue3 's u u 3 ua se!uelladeo se1 :malo 1pep!iadsoid

IIAX olB!s 'e!ieuey) u u g ap sewled se1 ua oluanuo3 1ialnw

IIIAX le IIAX 016!s la ailua ogwgil la ua e!ieua3 ueig ua avanw el awe pngpe q

opels3-e!sal61sauo!oelai se1 ua oiwanoua ap ieBnl :els!nbuooel ap uopuad 13

e!sa161el ap ~!JO)S!H ap .S sepewor

e!salB~el ap e u o l s ! ~ap .S sepewor

e!salB~el ap e u o l s ! ~ap .S sepewor

e!salB~el ap euo)s!H ap .S sepeuior

W I - ~ Z ~

El

euv v e s ap I ~ J P ~81Pap~ eoalo!lq!a el ua esos ap oas!aueij ~ e iopalaid j lap olepuew la awernp sepealeai sauo!oe&twiv

saplnoi '!!O 01aw

~9-6z

"

aluaon 'upw!ig zaigns

ueqals3 ' v a u ~ w a l v

lanueyy 'zeipuayy epueiv

anb!iu3 'any zau!vew

88l-691

E1

e!salB~el ap e u o l s ! ~ap 6 sepeuior

e ! s a l ~el~ap e!iols!H ap .S sepeuioy

e!salB~el ap ~!JO)S!H ap g sepeuior

e!sal61 el ap B!JO~S!H ap .S sepeuioy

a a o6e!lues 'zapu?law u w i

011-681

se!ieue3 ua sauo!saoo~dS P J ~ ~ se1 !J~

lanuew ' e ~ a ~ q eoqoi 3


3

\P

N

v

S

N O

h

E: g S

09

S

>

de Historia de la Iglesia

Jornadas b de Historia de la lglesia

I

El Estudio Socio-pastoral y la Asamblea Diocesana: su contribución a la participación politia y10 al nacionalismocanario

La problemáticade la consustancialidadcatólica de Espana en los ss. XIX y XX I

26

26

de Historia de la Iglesia

26

La conversión de Recaredo: la unificación de la monarquía visigoda en torno al catolicismo

I

185190

173-184

115128

35-48

11-52

251-285

75-104

105-144

209-228

Iglesia y nación castellana en la Baja Edad Media

Jornadas

5374 229-250

22

22

22

22

22

Jornadas 8' de Historia de la lglesia

(1U1 969-911971)

Algunas claves eclesiológicasde la asamblea conjunta de Obispos y Sacerdotes

Los partidos confesionalesespañoles. Historia de varias frustraciones

La Cristologia de la religiosidad popular canaria

El pontificado de Pío IX visto por un cura ultramontano de Canarias

1931)

Anticlericales, masones y librepensadores en Las Palmas de Gran Canaria (1868

"El esplendor de la verdad (Estudio analítico y teológico de esta enciclica)

22

22

145208

22

La Iglesia en la España de Franco

Manifestaciones de la división de los católicos durante el obispado de José Pozuelo y Herrero

139-168

59-70

167-182

109-118

69-96

183-202

43-58

119-138

18

18

18

18

18

18

18

Conceptos y propuestas de la educación en Gran Canaria a finales del siglo XVíII-XiX

Entre la reforma y la incertidumbre: La Diócesis de Canarias entre 18331843

/sermones, panfletos e impresos prohibidos en Canarias. 18001819

~a Sagrada Escritura como fuente de inspiraciónreligiosa en la obra de José Arencibia Mayor Gil: Análisis iconoaráficoe iconoló~icodel Mural de la Capilla . . de la iglesia de \san Francisco d e i s í s de Las palmas de Gran Canana

Iglesia y arte en el s.XIX: El caso de una "Presentaciónen el templo"

El Sínodo canario de Pedro Manuel Dávila y Cárdenas (1735)y su proyección decimonónica Equilibriode poderes en Canarias en los albores de la edad contemporfinea: los espectáculos publicos Rente a la política colonial: San Antonio Maria Claret y los matrimonios entre canarios y personas de color en el Oriente de Cuba

' de Historia de la Iglesia Jornadas 8

Jornadas 7 ' de Historia de la lglesia

Jornadas 7ade Historia de la Iglesia

Jornadas 7ade Historia de la Iglesia

Jornadas 7 ' de Historia de la Iglesia

Jornadas P de Historia de la Iglesia

Jornadas 7ade Historia de la Iglesia

Jornadas 7 ' de Historia de la lglesia

Jornadas 7 ' de Historia de la Iglesia

Jornadas 6=de Historia de la Iglesia

Jornadas 6 ' de Historia de la Iglesia

Jornadas

' de Historia de la Iglesia Jornadas 6

Jornadas 6 ' de Historia de la lglesia

Jornadas 6a de Historia de la lglesia

' de Historia de la lglesia Jornadas 6

Jornadas 6=de Historia de la lglesia

1

Domínguez Pérez, José

Castro Cavero, José M.

Campos Méndez, Israel

Aznar Vallejo, Eduardo

Sastre Garcia, Vicente José

Sanz de Diego, Rafael María

Rodríguez Roca. José A.

Pérez Plasencia, Jesús

Millares Cantero, Agustin

Larrabe, Jos6 Luis

Barreto Romano, José Miguel

Andrés-Gallego, José

Rodriguez C r w , Maria del Pino

Quintana Andrés, Pedro

Negredo del Cerro. Fernando

Jiménez Martel. Germán

Hernández Socorro, Maria de los Reyes

Hernández González, Manuel

Gómez Vozmediano, Miguel F.

Garcia Garcia, Antonio

1

O .b

e

P

so

?

5

E m


Jornadas 9' de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9 de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9' de Historia de la lglesia

Jornadas 9' de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9. de Historia de la lglesia

Jornadas 9' de Historia de la lglesia

Jornadas 9' de Historia de la Iglesia

Jornadas 8. de Historia de la lglesia

Jornadas 6 de Historia de la lglesia

Jornadas 8' de Historia de la lglesia

Jornadas 8'de Historia de la lglesia

Jornadas 8' de Historia de la lglesia

Jornadas 8' de Historia de la lglesia

Jornadas 8' de Historia de la lglesia

Jornadas 8' de Historia de la lglesia

El Cabildo Catedral de Canarias: estado de la cuestión

La crisis de la ACE en la memona de uno de sus protagonistas: Josb Quevedo, presidente en funciones de la Juventud (JACE) en el momento de la crisis

Los Movimientos de Acción Católica en la crisis del Franqu~smo

El desarrollo de los medios de comunicaciónen la Iglesia en el último cuarto del s.XX

La asamblea Conjunta y sus consecuencias

Iglesia e Ilustraciónen Canarias

El obispo D. Fernando Cano y Almirante

El Concilio Vaticano II y la participaciónde Monseñor Pildain

Historiodicea criticocontextual. Fundamentos btico-estéticos de la historia

Algunos conflictos en la rendición de cuentas de la vacante del obispo Verdugo

Los obispos canarios y la emigración europea en los siglos XVI-XVII

Canarias, Diócesis del Patronato Regio

Estado de la cuestión de los estudios inquisitorialesen Canarias

Compromisos hticos. patrióticosy politicos de los Obispos de Canarias

La construcciónde la imagen de Canarias a travbs del cine

Las relaciones entre el Cabildo, Catedral de Canarias y la Corona Castellana: el caso de los donatnros reales

España como concepto, nación y permanente debate

Iglesia y nación en la España de la Edad Moderna

La alianza del Trono y del Altar: algunos ejemplos iconográficosen la formación histórica de España Relaciones artisticas-culturalesentre la parroquia del Smo. Cristo Crucificado y la comunidad urbana del barrio de Guanarteme

Notas sobre la ermita de Ntra. Sra. del Buen Suceso de El Carrital

30

30

30

30

30

30

30

30

30

30

30

30

30

26

26

26

26

26

26

26

26

281-302

41-58

27-40

79108

109-136

303.318

337-352

11-26

319-336

355366

367-387

137-166

167-206

129-160

75-88

161-172

11-34

49-74

195202

89-114

191-194

Quintana Andrbs. Pedro

Montero Garcia, Feliciano

Montero Garcia, Feliciano

Lamet. Pedro Miguel

Laboa Gallegos, Juan Maria

Hernández González. Manuel

Garcia Santos, Jos6

Cirarda Lachiondo, José Maria

Castro Cavero. Jos6 Manuel

Calvo Cruz. Mercedes

Biio González. Alexis

Bethencourt Massieu, Antonio

Anaya Hernández. Luis Alberto y Fajardo Espinola, Francisco

Sánchez Rodriguez, Julio

Ramirez Guedes, Enrique

Quintana Andrbs, Pedro C.

Pbrez Garzón, Juan-Sisinio

Martin Tejedor. Jesús

Jimbnez Vega. Ana Maria

Hemández Socorro, Maria de los Reyes

Garcia Correa y Gómez. Luis C.


OEL-LL

EEZQCZ

06e!lues 'npuplayy ugxni aa

ml-LEL

ug!ls~qasu ~ n 'r~ ! a ~ ezadoi g

lanfi!yy ?sor 'oueuioy olaiJQa l a ! u ~ a' z a l v ~ o 3o l a ~ ~ e a ~ E Z ~ E I .

8E 8~

8E

se!ieue3 ap s!sasp!a .eso!fi!lai wngal!nbie el ap e a ~ g ~ f i o ! ~ U~!S!A o~!q

s!saw!s ap olesu3 .uaw!fi?i onfi!lue la alueinp S Q ! J Q U ua~e!sal61 ~ el ap epua!oeq e l

aluasaid la A opep!nlo 01 ap i!q!iasa ~ o d e!iols!q e l

.

e!sa161el ap Q!JO~S!H ap ,l. 1. sepeuior

e!salfi~el ap e!iols!~ap 11. sepeu~or

e!salfi~e1 ap e!iols!+ ap 11 sepeuior

,

e!salfil e1 ap e!io+s!+ap .1.1 sepeuior

XX 016!s le oysugill3 .uaw!fipi on6!gue la alueinp seueue3 ua e!iols!q el Q ug13eui!xo~d~ e!sal61 el ap e!iols!H ap -11. sepeuior

eliaqiag ua so!ieueo son!peo ap up!ouapai el ua e!salfil el ap ioqel e l

e!sa~fi~ el ap ~!JOIS!Hap .o1 sepeuior

8E

QUQllalSQ3Qo!lUpll@U ~ ! S U Q el ~AX salua6 ~ ap oqoaiap la ' e ! i o l ! ~ap oos!aueij '<<~3!lqndaleun isa OPOW onb!~ea!nb 's!qio snlolss

e!sal61el ap e!io)s!~ap ,o1 sepeuior

~c-6

A ~ Xolfi!s lap p ~ spunfias w el awwnp eoi011eyy ap ouiay 13

oliaqly sini 'zapuguia~eAeuy

PE

'zauawx- ola!^

m-%

se!leua~ap els!nbuoa Aup!aeioldxa el ua saonlepue sa.u!i

lanfi!yy ?sor piao!y ' z a p u p u ~ a~~l a f i ~ n PE

ave la A einyna el ap eiolouioid e!sal61e l

ueloaja anb saleinllna so!qwe3

sepeuioy

SQ~QUJO~

e!sa161el ap e ! i o l s i ~ap ,6 sepeuior

e!sa161el ap e!iols!H ap ,6 sepeuior

e!salfil el ap Q!JO)S!H ap .o1 sepeuior

e!salfil el ap e!io)s!~ap .o1 sepeuior

e!salfil e1 ap e ! i o l s ! ~ap .o1 sepeuioy

e!salfi~el ap e ! i o l s ! ~ap .o1 sepeuioy

e!salfil el ap e ! i o l s ! ~ap .o1 sepeuior

e!sa(fil el ap e ! i o l s ! ~ap .o1 sepeuior

e!salfi~el ap e!io)s!~ap ,o1 sepeuior

e!salfil el ap e!iols!~ap .o1

e!salfil el ap e!io+s!Hap .o1 sepeuior

e!salfil el ap e ! i o l s ! ~ap

e!sa161el ap e ! i o l s ! ~ap .o1 sepeuior

sepeuior

861-1.81

opueuiad 'zadp!gn3 ejoie3

Q

e!salfi1 el ap e!~ols!+ap

laQlQ8'SnQSZailaupS

PE PE

sauafi!ioqv sauo!fi!lay se1 ua sopeifie~so!ods3

83!13pld eun ap olloiiesap I s!sau?fi :ows!lneg lap ie6nl13

PE

PE

e!inouelag ap oueos!aueij oluanuo3 13

o!ieifieg lap sows!lneg ap oiq!~iaui!id 13

PEZ-EIZ

PE

se!ieue3 A e!onlepuv ap ave (a a~luasauo!oelay

PE

ZlZ-661

PE

odua!l ns ap ave la A eunl eded 13

$OPeluOi soiaui!id SO1 'SQ!JPUQ3A Q3lOl!Q~

ffiz-6~~:

PE

asuao!qny-s!sua!ieue3 s!saig!a el ap ugpeaio el ap o!ieuawao 1~ la u3

PE

u9!auodioau! esa ap se!auanaasuoo A soloal3 .ouellalseo o!iol!lial anb oluel ua ' d o i n a ap rred ap uapio le AX olfi!s la ua se!ieuea ap ug!ae~nau!ns i

081-~PI 6LZ-6B

aluand

'r 'op!Q UQnr 'QIOVVQIOQmld

WZSEZ

oas!aueij uenr 'soiapayy o i ~ e n e ~ K-LZ 1anu-w ' e ~ a ~ cocloi l~3

ueoi-a~ad'II~~OPQW s ? ~ q ~ l l WLSEL

91.1%

PE

s!ni ?sor 'seuuy ap eiiang

elafiuy 'eleyy ooumj

01%

o!fiay oleuoiled 13

?sor 'SOluQSQ!3JQ3

upwey ' z ! i n l s ~u a i i e q q

PE

X X ' Slap oyeni ow!lln la ua e!sa161QI

SQ!JQUQ~ ua o!d!a!unw A ~!nboiied

PEC-LIC

OE

o!uo~uy'na!sseN unoauaqlag aa

s

Oâ&#x201A;Ź ~

081-LOZ 8

aluaa!~' u 9 ~ ! ~ n i3p n s awaqA ?soy ' ~ 1 3 ailses ~~3


Historiografia y fuentes sobre a creación de la diócesis de San Cristóbal de La Laguna

113-122

Jornadas II de Teologia

Jornadas II de Teologla

La fe cristiana entre la homogeneizacióncultural y las culturas locales

Crónica de las 2Jornadas

M

20

M

M

Presentación de las Jornadas (II Jornadas de teologia)

Acercamiento teórico a la relaciónentre muliiculiuralismoy educación

Jornadas II de Teologia

Jornadas II de Teolcgia

97-120 15

Historias intempedias de solidaridad, rumores del Dios de vida. Una propuesta cristiana en el contexto de la sociedad española de fin de siglo

Jornadas Ide Teologia

134146

147-156

9-10

11-28

15

Religión y modernidad

29-46

245260

221-234

146154

47-68

69-88

213-220

89-96

261-280

Jornadas I de Teologia

15

15

15

15

15

15

15

15

155168

197-202

261-288

169-180

35-70

191-211

15

La familia. proyecto de solidaridad en una sociedad en cambio. Perspectiva sociológica. Interrogantes éticos

La responsabilidad del cientifico en el contexto de la primera y segunda guerra mundial

Desafíos de la culiura moderna a la catequesis de adultos

El mundo, después del Apocalipsis. Tendencias actuales de la humanidad (19902100)

El cristianismo en la actualidad mundial.

El consenso, la diferencia y el otro. Habermas, Vattimo y Levinas en el umbral ético

Apuntes sobre ética. economia y politica para reflexionar acerca de Canarias

15

15

15

15

38

38

Solidaridad y esperanza ante las victirnas de la pobreza injusta

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Jornadas Ide Teologia

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Nuestro tiempo y nuestro sinodo

Apuntes para la diferencia y la comunidad. Una aportación desde el cristianismo a una ética para la sociedad Dar razón de la esperanza en la nueva situación socioculiural. La teologia en el camino entre Jerusalén y Atenas

Jornadas Ide Teologla

Jornadas I de Teologia

Iglesia y poder politico en la transición democrltica

A modo de crónica.

Jornadas I de Teologia

Jornadas I de Teologia

Aspectos inst'tucionales y socioeconómicos de la lglesia en Canarias en la edad moderna. Estados de la cuestión

Jornadas 1l1de Historia de la lglesia

Jornadas 1 l a de Historia de la Iglesia

Bondyale Oko, Teodoro M.

Bermúdez Sudrez, Felipe

Bermúdez Suárez, Felipe

Aguiar Mateo, Benito

Vitoria Cormenzana. F. Javier

Sotelo Martinez, Ignacio

Sobrino, Jon

Romero Navarro, Fermin

Polo Conde, lldefonso

Pérez Reyes. Sirnón

Martinez de la Fe, Eduardo

Martin Velasco, Juan

Izquierdo Miguel, Santiago

Espino Romero, Rodolfo

Dominguez Pbrez, José

Diaz Santana, Segundo

Castro Cavero, José Manuel

Bermúdez Suárez, Felipe

Artiles Sdnchez, Juan

Sulrez Grirnón, Vicente J.

Navarro Mederos, Miguel Angel


Jornadas IV de Teologia

Jornadas IV de Teología

Jornadas IV de Teologia

Jornadas IV de Teologia

Jornadas IV de Teologia

Jornadas IV de Teologia

Jornadas III de Teología

Jornadas IIIde Teología

Jornadas III de Teología

Jornadas III de Teologia

Jornadas III de Teologia

Jornadas III de Teologia

Jornadas III de Teologia

Jornadas II de Teologia

Jornadas II de Teología

Jornadas II de Teologia

Jornadas II de Teologia

Jornadas Il de Teologia

Jornadas II de Teologia

Jornadas II de Teologia

Jornadas II de Teologia

28

28

ídolo e icono en la experiencia cristiana del Apocalipsis

28

Situación y prospectiva sobre la creencia e increencia en Dios en la sociedad contemporánea

28

La mujer imagen de Dios

Fe en Dios y razón: una versión actual del tema

28

163-176

25-62

135152

11-24

105132

177188

28

Recuperar la belleza. Teologia y estética

Presente y futura del discurso c r i i t i a ~sobre Dios. Perspectivas

59-76

87-136

11-36

137-152

37-58

155165

24

24

24

24

24

77-86

55-80

11-18

19-30

31-54

131-138

81-1 12

157-175

125130

La teologia en el umbral del siglo XXI

Opción por el pobre, opción por Cristo. Religióny compromiso por la vida

Ingeniería genética y reproducciónhumana: algunos interroganteséticos en torno a sus potencialidadeseugenésicas

Cuidados paliativos. Importanciadel problema. Principiosgenerales

La manipulacióngenética

24

24

El bienestar humano en el fin de siglo: luces y sombras

La esperanza. Fundamentos antropoteológicos

20

20

20

20

20

20

20

20

Fe cristiana y nacionalismo

Aldea global y nacionalidades: un reto para la fe cristiana

La tensión universal-particular,un reto para la fe cristiana

Pluralidady unidad en los orígenes cristianos

La fe, un reto para la aldea global y las nacionalidades

La incukuraciónde la fe como imperativo de la misión de la Iglesia

El amor de Pablo VI por una Iglesia santa

Secularizacióny nacionalismo. Repercusiones sobre la religión

Guerra SuBrez, Luis Maria

Gonzblez-Anleo, Juan

GómezAcebo, Isabel

Gómez Cafiarena, José

Del Cura Elena. Santiago

Castro Cavero, José Manuel

Rovira Belloso. Josep

Pikaza, Xabier

lañez Pareja, Enrique

Gómez Sancho, Marcos

Gago, Javier

Castro Cavero, José Manuel

Casado Pérez, Demetrio

Torres Queiruga.Andrés

Gallego Dlaz, Manuel

Forte, Bruno

Estévez López, Elisa

Dominguez Pérez, José

Diaz Santana, Segundo

Chica Arenllano, Fernando

Castro Cavero, Josb Manuel


Jornadas VI de Teologla

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teologia

Jornadas V de Teologia

Jornadas V de Teologla

Jornadas V de Teologia

Jornadas V de Teologla

Jornadas V de Teologla

Jornadas V de Teologia

Jornadas V de Teologia

Jornadas V de Teologia

Jornadas V de Teología

Jornadas V de Teologla

Jomadas V de Teologia

Jomadas V de Teologia

Jornadas V de Teología

Jornadas V de Teología

Jomadas IV de Teología

Jornadas IV de Teología

Concordatos y Acuerdos con la Iglesia Católica en la Unión Europea

Reconocimiento de la Jurisdicción eclesiástica por el Estado Español

Los profesoresde religión católica

Fundamento teológico de ordenamiento jurídico de la Iglesia Católica

Régimen del patrimonio arilstico religioso de la Iglesia católica en Espana

El cristianismo es comunicación

Nuevos recursos y modalidadesde la docencia universitaria

Sociedad de la información. Bases de un nuevo diálogo entre ciencia, tecnologia, filosotia y teología en el s.XXI

La presencia de la Iglesia en los medios de comunicación

Canarias, hacia América y Africa en la sociedad del conocimiento s.XXI

Técnicas verbales

Expresióny comunicaciónde la palabra de Dios

De la sociedad de la informacióna la sociedad del conocimiento: luces y sombras

El lenguajeteológico en la Sociedad del Conocimiento

Hablar de Dios hoy. De Gütemberga lnternet

Posibilidadesde la Teleformación en la Comunidad Autónoma Canaria

Formación y pastoral de las comunicacionessociales (111)

Presencia eclesial en la cultura mediática (11)

Magisteriode la Iglesia y medios de comunicaciónsocial (1)

"Excedencia y extinción", aproximacióna la experiencia de "Dios" en Oriente

El Dios del orante judio

36

36

36

36

36

31

31

31

31

31

31

31

31

31

31

31

31

31

31

28

28

163-182

334358

304338

1544

354376

93-104

25.54

105-126

197-310

127-140

237-250

251-264

55-78

285-296

265-284

7492

203-236

179-202

141-178

63-82

153-162

Carlos lbán, lván

Cabo Tojo. Manuel

Cabrera González, Hipólito y Rodriguez Chacón, Rafael

Ariiles Sánchez, Juan

Aldanondo Salaverria, Isabel y Corral Salvador. Carlos

Sastre Garcia, Vicente

Pérez Martell, Esther y Rubio Royo, Francisco

Núñez Ordoñez, Antonio

Marii Alanis, Joan

Lobo Cabrera, Manuel

Lafuente Zorrilla. Angel

Guerra Suárez. Luis Maria

González Rodriguez. Manuel y Joyanes Aguilar. Luis

Garcla Morales, Juan Jesús

Castro Cavero, José Manuel

Candela Solá, Santiago y Marrero Rodríguez. Gonzalo

Bru, Manuel Maria

Bru, Manuel Marla

Bru, Manuel Maria

Sánchez Nogales, José Luis

López Villanueva, Mariola


40 40

La solidaridad,fermentos de vida social

He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia

Lo que dice la biología sobre el comienzo de la vida humana individual

Jornadas VI1 de Teologla

Jornadas VI1 de Teologla

Jornadas VI1 de Teologia

40 40 40

Vida humana individualy vida humana personal

La cultura de la vida en el campo internacional

Jornadas VI1 de Teologia

Jornadas VI1 de Teología

40

Participaciónciudadana en tiempos de globalización

Jornadas VI1 de Teologia

40

Una propuesta cristiana para una nueva dimensión

Jornadas VI1 de Teología

40

40

Mientas haya esperanza hay vida

Valores imaginados

37

37

36

36

36

36

36

36

36

36

36

36

Jornadas VI1 de Teologia

Constitucióny derechos fundamentales: El derecho de los padres a decidir sobre la formación religiosa de sus hijos Libertad religiosa, principio de no discriminacióny acuerdos con las confesiones religiosas

Posiciónjurídica de la Iglesia Católica en el orden internacional

La enseñanza de la religion catdlica

El acuerdo sobre Asuntos Económicos: Evolución de un incumplimiento

Naturaleza juridica de los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español de 1979

Posición juridica de la Iglesia Católica en el Derecho español

Los Acuerdo de Cooperacióncon las Confesiones religiosas no católicas

Los acuerdos de 1979. Balance y perspectivasde futuro

Constitución,Acuerdos y Ley Orgánica de Libertad Religiosa

Rbgimen juridico del matrimonio canónico en España

El proceso de negociación y conclusión de los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español de 1979

Jornadas VI1 de Teología

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teología

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teología

Jornadas VI de Teologia

Jornadas Vi de Teologia

Jornadas VI de Teología

Jornadas VI de Teologia

Jornadas VI de Teología

Jornadas Vi de Teología

Jornadas Vi de Teologia

11-23

47-62

87-123

2545

125142

63-86

149-162

165170

145148

311-334

305309

45-64

271-308

395410

141-162

85108

183-208

377-394

209-236

237-270

109-140

Suárez del Toro, Juan Manuel

Miranda. Gonzalo

Martinez Martlnez, Julio

Jouvb de la Barreda, Nicolás

Guerra Suarez, Luis Marta

García Cadiñanos, Fernando

Focolares

Castro Cavero, Jos6 Manuel

Cáriias

Rodriguez Blanco, Miguel

Carballo Armas, Pedro

Viejo Ximbnez, Josb Miguel

Vázquez Garcia-Pañuela,Josb Maria

Puchades Navarro, Miguel

Olmos Ortega, Marla Elena

Nasarre Goicoechea, Eugenio

Montilla de la Calle, Agustin

Martines Sistach, Lluis

González del Valle. Josb Maria

Ferrer Otiu, Javier

Diaz Moreno, Josb


39

10 5

21 21

La virgen Marla en el diálogo ecuménico, según el documento de Les Combes y la declaraciónde Seattle

Memoria del curso académico, 1987-1988

Memoria del curso academico, 19851989

Memoria del curso, 1989-1990

Memoria del curso, 19901991

Memoria del curso, 1991-1992

Drogas,drogas y sociedad del desamor

Algunas cuestiones relacionadascon una Teología hecha en Canarias

Re~m Novarum: 100 años de educación social. El compromiso social de los católicos

"New Age": Un nuevo reto a la Teologia

Secretariado Diocesano de pastoral familiar

Notas para la reflexión ante la pastoral prematrimonialy familiar

Cáritas a la luz de "La Iglesia y los pobres"

Los pobres y la teología

Creciendo en solidaridad con los empobrecidos

Los pobres, ¿Quiénes son?, ¿Dónde están?, ¿Por qué existen?

Hacer teología para los pobres. desde los pobres, con los pobres.

La Palma: noticias históricas de interes pastoral

El espacio de la celebracióncristiana

Mariologia

Memoria

Memoria

Memoria

Memoria

Memoria

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

23

19

19

19

17

14

14

1O

8

6

8

6

4

2

37

La Sacrosanctum Concilium,carta magna de la participaciónactiva

Liturgia

4

Familia y Liturgia. algunas lecciones del pasado

Liturgia

127-144

195234

115 134

B48

95-1 18

6594

117-134

141-160

161-168

117-126

91-107

105-134

143-156

145-158

199-214

195209

161-173

213-221

139-171

285303

11-57

Guerra de Armas, José L.

Caballero Mújica, Francisco

Bermúdez Suárez, Felipe

Renes Ayala, Victor

García Roca, Joaquin

Castillo, J o á Maria

EcharrenYstúriz, Ramón

Rodriguez Ventura, Carmelo

Reyes, Benjamíny Santana Rodríguez. Goya

Berzosa Martines, Raúl

Alegre Aragües, José

EcharrenYstúriz. Ramón

Younis Hernández, Jose Antonio

CET

CET

CET

CET

CET

Sánchez Pérez, Agustin

Guerra De Armas, Jose Luis

Guerra de Armas, José Luis


61-80

Alcover Sánchez, Esperanza

Castro Cavero. José Manuel Echarren Ystúriu, Ramón

Garcia Morales. Juan Jesús Gil Tamayo. José María

11-48 189-202 63-86 11-42 145158 125142 87-108 199-219

29 29 32 32 32 32 32 32

Los laicos protagonistasde la "nueva evangelización" en el tercer milenio

La religión en el nuevo escenario internacional

El Inmigrante en perspectiva teológica

La Inmigración: un dramático problema social

La comunicacióndel Misterio (de Dios) en el lenguaje poético de lgnacia de Lara

Globalización e información

El conocimiento de Dios en la sociedad de la información

Perfil del comunicador cristiano: buenos periodistasy periodistas buenos

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Garcla Cabrera, Angeia

Egües Oroz. lnmaculada

Martinez de la Fe, Eduardo

Delgado Perdomo, Policarpo

Artiles Sánchez, Juan

49-72

29

Lo pastoral y lo jurídico en la Iglesia

Pastoral

Santana Rivero, Salvador Alonso Morales, José

29

Sólo el amor globaliza

Pastoral

135-148

27

La dimensión sacramentaldel IX Sínodo Diocesano de Canarias

Pastoral

López Villanueva, Mariola

29-44 81-108

27

"Lo hablan seguido y servido" (Mc 15,41)

Díaz Moreno. José Maria

109-1M

121-140 Alemán, Carmen y Fernández, María del Pilar

Pastoral

27

Estudio Socio-Pastoral de la Diócesis de Canarias (1972-1975)

Pastoral

Sánchez Romero, Higinio

39-48

27

27

Actualidad del "De praescriptionehaereticorum"de Tertuliano

Pastoral

Rodríguez Roca, José A.

Ramón EcharrenYsturiu

49-70

Guerra de Armas. José Luis

97-112 115172

Castro Cavero, José Manuel

Murillo, Teresa

La transmisión de la fe en la familia, un reto en el siglo XXI

25

¿Por dónde va la teologia de los sacramentos?

Pastoral

-

25

La esperanza cristiana ante la expectación del final y comienzo del milenio

Pastoral

-

25

Pastoral

25-38

107-120

Pastoral

25

Peregrinaciones y procesiones: un ritual de ayer para el hombre de hoy

Justicia social y bien común

Pastoral

25

Diagnóstico de la teologla española actual

Pastoral

23

Dimensión social del Padre Cueto

Pastoral


32

Tenemos de todo, pero no estamos contentos. La marginación de la gente joven en la Sociedad del Conocimiento

La escondida senda de vivir en pareja

La potencia salvadora y transformantede la Resurrección

Pastoral

Pastoral

Pastoral

Relaciones Prensa-Diócesis durante el curso 1992-1993

Acercamiento al mundo de la deficiencia a pattir de dos textos Ilerarios

El compromiso polltico y la vida de familia

La familia en Canarias. Un análisis sociológico

La fundación Centro de Orientaciónde Canarias

¿Cómo historiar la vida cristiana de los pueblos? Balance de medio siglo de debate

El abismo de la pobreza,visto desde las cumbres mundiales

Sociologia

Sociologia

Sociologia

Sociologia

Sociologia

Sociologia

Las imágenes "educativas" que se proyectan en la crisis conyugal. Análisis sociológico

Sociologia

Aspectos pstcosociales de la familia en Canarias

El Concilio de Jerusalén como experienciasinodal de la Iglesia primitiva

Sociologla

Sociologia

El Sacramento del Matrimonio: una Eucaristia realizada. Carácter eclesial del amor de los esposos: su conexidn teológico-litúrgicacon el Sacramento de la Eucaristia

Sociologia

5 14

Psicologia del juego

Psicologia

Sacramentos

19

18

14

14

14

14

14

12

8

5

15

39

37

33

Desafíosde la cultura moderna a la catequesis de adultos

Pedagogía

Pastoral

Desarrollo pastoral de la eclesiologia del concilio Vaticano II en la Diócesis de Canarias (1965-2005) El problema europeo del cristianismo. Creencias y laicismo en un nuevo contexto postradicional

32

"Y conectados a la red lo siguieron". Hacia la Ciberiglesia

Pastoral

Pastoral

32

"Nosotrostambién fuimos extranjeros..."

Pastoral

33

32

La globalizaciónfinanciera como productode la era de la información.Especial referenciaal problema del endeudamiento del Tercer Mundo

Pastoral

49-64

226234

185196

49-70

205208

217-228

71-86

165146

125142

6578

11-48

103-142

145154

61-107

6590

45-64

151-184

173-178

179-198

43-62

159-166

Romero Rodriguez, José J.

Saranyana, Josep lgnasi

Romero Navarro, Fermin

Romero Navarro. Fermin

Ramirez Marrero, Carmelo

Melbndez Jimbnez, Fuensanta

Marrero Rodriguez, Gonzalo

Diaz Santana, Ana Maria

Romero Navarro, Fermin

Garcia-Viana Caro. Luis Fernando

Sánchez Romero, Higinio

Marrero Rodriguez, Gonzalo

Pérez Reyes, Simón

Castro Cavero, José Manuel

Santana Rivero. Salvador

Guerra Suárez, Luis Maria

Castro Cavero, José Manuel y Waardenburg, Femke

Shea, David

Roldán Garcia. Julio

Morales Martin, Marcial

González de la Fe, Pedro


Índices «Alrnogaren» no 1 al 40

Almogaren 41 (2007) 29-98


Elías Francisco Zaít León: "Salvados de la quema"

Salvados de la quema

Elías Francisco Zaít León Director de las Jornadas y comisario de la exposición

1. E l peso compartido del trabajo en equipo y la magnitud del tema Salvados de la quema es el relato de una experiencia de fe, celebrada con motivo de la festividad de San Lorenzo, diácono y mártir de la Iglesia, en los días 31 de Julio al 10 de Agosto de 2007 en la isla de Gran Canaria. Fue una tarea didáctica e intensa para la comprensión del ayer, en la que varios profesionales de la Historia, el Arte, la Restauración, la Geografía y la Teología unimos nuestros conocimientos para reflexionar, juntos, sobre un caso singular de recuperación del pasado y del acervo material legado y depositado en diversas estancias del recinto parroquial de San Lorenzo. La exposición es el fruto de tres años de intensa labor de rescate, pero sólo fue la punta de un iceberg. Un gran número de obras artísticas, de distinta consideración material, tipología y calidad, mal almacenadas en los trasteros de nuestro hermoso templo parroquial, fueron rescatadas de los peligros del olvido. Toda investigación es ardua, aún hoy continuamos trabajando. Tuvo el gran mérito de ser una respuesta al abandono secular y al deseo de devolución para el culto y la celebración de la fe cristiana, realzando el lenguaje litúrgico y pastoral para el que fue producido todo el patrimonio expuesto, y del que se habló durante las Jornadas de Historia de San Lorenzo.

Almogaren 41 (2007) 99-103


Elías Francisco Zaít León: "Salvados de la quema"

Estas Jornadas contaron con un ciclo de conferencias al uso, pero con el matiz de ser profundamente didácticas, de tal modo que cualquiera pudo acceder a ellas y entender lo que se decía, además de poder comprobar in situ lo descrito y narrado. Constancia de ello son los siguientes artículos, que son la base de aquellas conferencias. Se concedieron créditos por la asistencia y participación, otorgados por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias, sede Gran Canaria. Se ejecutó un plan de divulgación que consistió en elaborar una propaganda adecuada, mediante póster, carteles en lona y un folleto de mano, a todo color y con un texto adaptado y gráficamente bien presentado, para seguir el rigor de las diferentes actuaciones y conferencias. Además de entrevistas en diferentes canales de televisión local, en la prensa insular y nacional. El eco y la expectación fueron muy sentidos, por lo que, el día de la inauguración, el desbordamiento de asistentes impidió el pase de inauguración, que sólo se pudo hacer para las autoridades allí presentes. Éste inconveniente se explicó en el mismo acto de presentación y fue comentado en el brindis posterior al que todos sí pudieron asistir sin limitación. La exposición fue ubicada en una nave lateral del Templo y en las sacristías nueva y vieja. Se acondicionaron estos lugares como de exposición temporal. Se estableció un calendario de visitas guiadas, se contó con vigilancia y se aseguró a todo riesgo el continente y el contenido de la exposición. Finalmente se realizaron visitas al medio geográfico, para comprender mejor el enclave de nuestra parroquia, urbanismo, medio climático y factores geológicos del enclave.

2. Nuevas constataciones y posibles vías de investigación E1 Templo parroquia1 de San Lorenzo, tal como se recoge en el estudio en uno de los siguientes artículos, ofrece muchas incógnitas sobre su edificación. Si bien es verdad que tenemos las fechas registradas sobre su levantamiento y las posteriores reformas y añadidos en el tiempo, no cabe duda que la tipología interior habla de una mayor antigüedad, que nosotros queremos pensar que su origen está en la propia erección de la ermita, mucho antes que el actual templo. Esta hipótesis no es concluyente, pero sí nos aventuramos a pensar que la

Almogaren 41 (2007) 99-103


Elías Francisco Zaít León: "Salvados de la quema"

construcción del edificio actual está sobre los pilares y arcos de una anterior, que se aprovechó y no se derrumbó del todo. Entre las curiosidades arquitectónicas hemos analizado dos pequeños detalles. El primero son los arcos del Presbiterio, de gran anchura y que ofrecen la tipología de arco triunfal. Un modelo que según nuestras investigaciones tiene claras referencias renacentistas, con lo cual confirmaría la mayor antigüedad del recinto. Por otra parte, los pequeños cascabeles en torno a los capiteles de las columnas nos recuerdan perfectamente a los igualmente trazados en la Iglesia Catedral de Santa Ana. Lo que nos lleva a pensar de nuevo en la influencia de la segunda sobre la primera construcción señalada. El edificio es un lugar recogido, no muy amplio, con poca luz del exterior, y con un claro diseño tradicional de tres naves cubiertas a dos aguas cada una, de similares proporción y altura. El espacio facilita el recogimiento espiritual y el sentido intimista de la fe, llevando al creyente a los puntos focales de la vida cristiana, es decir, el altar y la palabra. De forma más alterada se sitúan los otros elementos como pueden ser la pila bautismal, los retablos y las imágenes de devoción. Estos elementos se han movido de su lugar con frecuencia, intercambiándose su posición en varias ocasiones. Por razones que todavía no podemos explicar, tal vez por el celo de los párrocos del momento, el edificio no sufrió el embate de reformas despiadadas que, debido a una mala comprensión y aplicación de la reforma litúrgica llevada acabo por el Concilio Vaticano 11, sí sufrieron otros hermosos edificios de esta diócesis. Es de destacar la pérdida entre los años 70 y 80 del pasado siglo XX del púlpito y del retablo mayor, en lenguaje neogótico, y que, según nos informan fuentes orales consultadas, fueron eliminadas por su avanzado estado de deterioro. En este espacio tuvimos que decidir como devolver juventud al mensaje de fe que allí se estaba expresando. Una de las primeras acciones fue estudiar bien el lugar, dialogar con el responsable de liturgia de la Diócesis, para que viese e hiciese un análisis de las alteraciones sufridas, como así fue. Posteriormente se invitaron a otros organismos diocesanos para que siguieran aportando sugerencias de cara a una intervención pastoral de recuperación y proyec-

Almogaren 41 (2007) 99-103

1 101


Elías Francisco Zaít León: "Salvados de la quema"

ción estética. Una vez escuchadas las opiniones expertas, se hizo un proyecto de recuperación y restauración. Hemos de decir que necesariamente este trabajo ha sido lento y siempre atendiendo a los consejos de los profesionales, evitando el introducir nada que afectase a lo ya hecho y eliminar todo lo que fuese introducido recientemente y que afectaba negativamente al conjunto. Se emprendió una localización, y protección de todos los objetos de orfebrería, atendiendo sólo al criterio de conservar e inventariar. Se hizo un traslado del archivo, cuidando de que todo el fondo documental no siguiera sufriendo por el estado en que se encontraba de simple apilamiento y sin ningún registro actualizado. Para ello se preparó una pared en la llamada sacristía vieja, que se revistió de cerámica para evitar el contacto directo con la pared y por tanto la humedad. Se colocaron, a modo de cierre, grandes puertas de aluminio como protección ignífuga para que en caso de incendio resista al calor de las llamas. Posteriormente se han ido clasificando y colocando los legajos en cajas apropiadas y bien señaladas, para finalmente inventariar todo el depósito del archivo. Todo esto llevado a cabo por un licenciado en Historia con amplios conocimientos en Archivística y experiencia laboral en biblioteca. 3. Devolución al Templo

Muchos de los objetos que se expusieron, sufrieron un proceso de restauración, siguiendo unos criterios técnicos que siempre se han respetado. En ninguna ocasión se forzó el tratamiento que se debía aplicar a cada una de las piezas, y se trató con esmero el fin último, esto es la reintegración para el culto. Se fueron seleccionando las piezas por urgencia y se contactó con varios especialistas restauradores para que valorasen y presupuestasen por separado cada una de las obras propuestas a su arreglo. A la hora de selección del profesional no se atendió al criterio del más económico o de aquel que fuese a la baja, como sí sucede lamentablemente en otros ámbitos, sino que se estudió por parte del equipo cada uno de los valores y de las pretensiones de los especialistas, que demostraran competencia técnica sobre el asunto y sensibilidad religiosa. Aquí se podía correr el peligro de creer que el edificio parroquia1 sería como una especie de museo, y por ello se concienció adecuadamente a los fie-

Almogaren 41 (2007) 99-103


Elías Francisco Zaít León: "Salvados de la quema"

les, que el fin de las restauraciones es y será la devolución para el culto. No costó hacerlo entender, y en las diferentes charlas se insistió en esta cuestión, además la propia intervención del Sr. Obispo de la Diócesis en la sesión de inauguración recalcó dicha idea. A la hora de financiar tanto objeto para restaurar se contó con la aportación de la comunidad cristiana de dos maneras ejemplares; la primera la de aquellos donantes que se hacían cargo de forma particular de alguna restauración completa y a su sólo cargo. La otra consistió en elaborar diferentes listados para que cada cual se apuntase a uno de ellos y hacer su donación para llegar a una cantidad y así ir sumando dinero hasta dar con el total necesario que sufragara el total. Esto supuso una concienciación que empezó a los pocos meses de tomar por mi parte posesión de la parroquia y que en diferentes momentos y modos iba mostrando la urgencia del problema, así como la necesidad de que fuese la comunidad la encargada de asumir el proyecto. 4. Perspectivas finales y conclusión El patrimonio eclesiástico, dada su gravedad y riqueza, requiere una sensibilización general por parte de la Comunidad Cristiana, que es la depositaria de tan alto legado, y que se corresponde con su tarea de transmitir la fe. Es el patrimonio eclesiástico un referente religioso de primer orden, cara a la tarea evangelizadora y a los fines específicos que como Iglesia debemos atender, es por ello que tenemos la obligación moral de proteger y conservar nuestro acervo, pues él nos identifica en el tiempo y nos constituye para el futuro. Finalmente, y muy al contrario a como se opina en algunos sectores, el patrimonio eclesiástico no tiene como propósito último convertir a las parroquias y demás lugares de culto en museos, sino que su cometido primordial es ofrecer a los fieles la fe, siempre viva, expresada y herencia que dar a las nuevas generaciones cristianas. Quiero agradecer a los que con su esfuerzo contribuyeron a esta noble tarea, que con tesón y generosidad compartida salió adelante un imposible.

Almogaren 41 (2007) 99-103


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio físico y antrópico

CARACTER~ST~CASTERR~TOR~ALES DE SAN LORENZO Y SU ENTORNO: APROXIMACIÓN AL MEDIO F~SICOY ANTR~PICO

Héctor Javier Alemán Arencibia Licenciado en Geografía

"Al principio creó Dios el cielo y la tierra" (Gen 1,l) E s t e pasaje de la formación del mundo que relata el Génesis, hace referencia a la todopoderosa acción divina que se manifiesta en la creación del universo, así como de todas las especies y seres vivos que lo pueblan. Mediante la sucesión de todos los días de la semana de la creación, habiendo creado todo el orbe, finaliza su obra al sexto día con la creación del hombre a su imagen y semejanza. Y Dios los bendijo diciendo: "Sed prol@cos y multiplicaos, poblad la tierra y sometedla; dominad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre cuantos animales se mueven sobre la tierra" (Gen 1,28). La enseñanza teológico-religiosa, versa sobre el origen de las cosas, aunque su objetivo principal queda remarcado en que el mundo y todo cuanto contiene es obra de Dios. De su voz surgen las cosas de la nada, quedando remarcada su Omnipotencia (todo lo puede), Sabiduría (todo era bueno -Gen 1,30-) y Amor (la razón de la creación). Sin duda, el hecho de crear al hombre a su imagen y semejanza, quiere decir que lo hace cercano a Dios, lo hace superior a todas las cosas, y destaca de esta manera la supremacía del mismo. Este Don preciosísimo del Padre, no es ni mucho menos un desprecio hacia todos los seres y elementos de su creación al hacerlos inferiores, sino una

Almogaren 41 (2007) 105-141


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio físico y antrópico

responsabilidad al hacerlo dueño de todo, por lo que por ello encuentran su dignidad, que se traduce en el cuidado y respeto hacia todo aquello por ser obra de Sus Manos; y una gracia inefable por poner bajo su dominio todo lo que necesite para su sustento y así proseguir la obra creadora y salvífica del proyecto de Dios y que la Humanidad va desarrollando a lo largo de su existencia. El Mundo es creado para el hombre, pero éste no puede sobrevivir sin el medio que el Padre le proporciona. Se vislumbra la estrecha simbiosis entre el ser humano y la naturaleza, lo que hace que su vida esté en estrecha relación con la misma, y sin la que no podría realizarse la maravillosa aventura de la vida.

El ser humano no se ha quedado impasible ante la obra creadora de Dios y lo ha expresado a través de los tiempos. Buena prueba de ello son los salmos. Así de esta manera, el Salmo 103 hace referencia a la gloria de Dios en la creación: iBendice a Yavé alma mía! iYavé, Dios Mío, qué grande eres! Vestido estás de majestad Y de esplendor, arropado de luz como de u n manto Tú despliegas los cielos L o mismo que una tienda, Alzas sobre las aguas tus moradas. Haces tu carro de las nubes, Sobre las alas del viento te deslizas (...) iCuán numerosas son, Yavé, tus obras Todas las hiciste con sabiduría, Llena está la tierra de tu riqueza. (...) ]Sea por siempre la gloria de Yavé, E n sus obras Yavé se regocije! (...) iBendice a Yavé alma mía!jAleluya!

La presencia del medio natural ha estado presente en el devenir de la Humanidad, más aún si cabe en la antigüedad. Ya en el Nuevo Testamento, Cristo hace continua referencia a la naturaleza y a todas aquellas actividades relacionadas con la misma. Es fuente de inspiración para muchas de sus enseñanzas.


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio físico y antrópico

Una de ellas es la referida a la confianza en la providencia, enseñando la actitud del abandono del hijo a Dios, como Padre de Amor que cuida incesantemente de él. Así de esta manera:

"Mirad las aves del cielo; n o siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros más que ellas?( ...) Y del vestido, ¿por qué o s preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo, n o se fatigan ni hilan (...) pues si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al fuego, ¿qué n o hará más por vosotros, hombres de poca fe? (...) Vuestro Padre celestial sabe lo que necesitáis. Buscad primero el reino y su justicia y lo demás se os dará por añadidura" (Mt 6,26129-30132-33). Las enseñanzas mediante las parábolas tienen, muchas de las veces, como marco de referencia la naturaleza, las plantas, los animales, la agricultura, tales como la parábola del sembrador, la de la cizaña, la del grano de mostaza o la de la oveja perdida entre otras. Los astros mayores de la creación son referidos a la Santísima Virgen María, en virtud de ser madre de Dios y por ende reina de todo lo creado y madre nuestra por este motivo y por expreso deseo de Cristo en la cruz: "Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer revestida de sol (de la gracia de Dios), con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza (Ap 12,l). Del mismo modo, muchos santos fueron sensibles al utilizar la naturaleza como referencia y marco para expresar su fe. Por ejemplo, Santa Teresa del Niño Jesús se identifica como "la pequeña flor de la montaña del Carmelo", "el pequeño pajarillo que debe volar". Asimismo hace referencia al jardín de Jesús, el mundo de las almas, donde la multitud de las flores de diferentes tipos y especies (las almas) conforman el jardín donde Dios dirige las miradas.. . San Francisco de Asís, por su parte, captó de una manera única y singular la grandeza y presencia del Padre a través de la naturaleza, las plantas y los animales. Su experiencia quedó plasmada, para siempre, en el magnífico Cántico de las Criaturas: .

Altísimo y omnipotente buen Señor, tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.

Almogaren 41 (2007) 105-141


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno:Aproximación al medio físico y antrópico

A ti solo, Altísimo, te convienen y ningún hombre es digno de nombrarte. Alabado seas, m i Señor, en todas tus criaturas, especialmente en el Señor hermano sol, por quien nos das el día y nos iluminas. Y es bello y radiante con gran esplendor, de ti, Altísimo, lleva significación. (...) Alabado seas, m i Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sostiene y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas. (...) Alaben y bendigan a m i Señor

y dénle gracias y sírvanle con gran humildad. San Antonio Abad, San Benito, San Antonio de Padua, San Pascua1 Bailón, Santa Catalina Labouré.. . son sólo unos pocos ejemplos de aquellos testigos que encontraron a Dios en la inmensidad de la creación, y que sus alabanzas a la misma, están encaminadas (San Ignacio de Loyola) " A d maiorem Dei gloria". En definitiva, la estrecha relación hombre-naturaleza, está remarcada desde la antigüedad y confirmada por la Biblia desde sus inicios, comenzando la Historia de la Salvación por el equilibrio de la misma. A continuación, se analiza de forma pormenorizada el territorio natural y social de San Lorenzo y su entorno en Las Palmas de Gran Canaria, donde se subscriben los límites de la parroquia de San Lorenzo, diácono y mártir. En esta realidad territorial, se aprecia la estrecha relación del hombre con su entorno, como ejemplo del fruto del deseo del Padre para con sus hijos y así poder ser alabado hasta la eternidad a través de sus criaturas. Finalmente conocer el entorno circundante de la misma, sus características y sus problemáticas, ayudarán a conocer en gran medida la idiosincracia de la misma y los caracteres de la feligresía, que ayudaran en gran medida al trato con la misma, como acercamiento a sus realidades sociales. San Lorenzo y su entorno se encuentra localizado en la periferia del municipio de Las Palmas de Gran Canaria, en torno a la cuenca del barranco de Tamaraceite, a unos 200 metros sobre el nivel del mar. Todo el sector colinda

1 0 8 1

Almogaren 41 (2007) 105-141


Hécbor Jawer Alernan Arenc~biaCaracferísncart~mtilnaiesde San Lorerzzo y su entorno rlptomacidn medzo fl~zcsy antropica

con los municipios de Teror (en el sector de Ia Milagrosa) y Santa Brigida (en el sector de Siete Puertas),

San Lorenzo y su entorno, no se puede entender, por r i solo. sino dentro de un enclave esencial que es la isla de Gran CanaPia, cuya conslrueclOn ha sido el devenir de muchos rnlllanes de afios de evoluciBn en el tiempo geológico, intercalando periodos de erupción, ea los cuales mediante coladas y flujos piroelAstlcos, se va construyendo la isla. y asimismo, por periodos be calma erupriva. en los cuales los agentes erosivos cobran mayor relevancia, y empieza todo un proceso de modelado terrestre, donde se excavan barrancos y aparecen otras formas resultantes como Ruto de Gcta acci6n. En el Area cartografiada, estan presentes en mayor s menor medida, tod3s los ciclos volc6nicos constructivos de La isla de Gran Canaria, ~i bien la mayor representación viene dada por 10s rxraterinles emitidos en el Ciclo 1 del Miaceno y en el Ciclo Roque Nublo en el Pliacena?, Pasa empezar a entender el territorio desde la perspectiva geolfigica, hay que empezar a ver los materiales desde la época de construectón de la Isla de Gran Canaria. Los materiales rnas antiguos, que se encuentran en el sector, que son Ins pertenecientes al Ciclo 1, y dentro de eslas al Mlaceno Medio, donde los materiales pertenecientes a la facie Traquita-fonollt.;ca,es unlcarnente la t o b aitrc>fidiea,presente a ambos Lados del riltlmo tramo denbarranco de Mascuervo y en torno al Lecho ailrviai en su margen izqriierda del barranco de San Loren~o, &seos materialesx, 1 ITCE. Pag. 16


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio físico y antrópico

tal y como pone de manifiesto Schmincke en lo que a su existencia se refiere, representan los afloramientos más septentrionales de la isla de Gran Canaria, ya que su mayor distribución pertenece a la sección occidental de Gran Canaria. En este sector de San Lorenzo está representada en mayor o menor medida por las dos principales subunidades: la toba vitrofídica y la toba traquibasáltica. La siguiente facie, perteneciente al Mioceno Superior, es la correspondiente a la facie fonolítica, llamada así porque representa el culmen del primer ciclo volcánico. Entre los materiales correspondientes a esta etapa están las lavas fonolíticas, en el mapa distribuidas por las zona correspondiente a los grandes interfluvios presentes en la zona tales como el Lomo de la Cardonera, en las confluencias del barranco del Pintor y el barranco del Cortijo, en el Castillejo que corresponde a la zona de la actual cantera de San Lorenzo y las zonas bajas del Lomo Gordo. Es de importante reseña, el Pitón fonolítico del Pintor, que se encuentra localizado en las inmediaciones de la cantera de San Lorenzo, que ha quedado en resalte debido a la labor extractiva que se lleva realizando desde hace años en esta zona del sector, con la cantera de fonolitas abierta y también debido al encajamiento de los barrancos de Las Vacas y del barranco de Castillejos. Constituye una estrecha masa fonolítica adosada a las coladas de esa misma naturaleza, en la que se pone de manifiesto la disyunción prismática o columnar. Las rocas son verdosas, masivas y en general presentan los mismos caracteres petrológicos y de visu que las coladas2. Otros materiales que están representados son las ignimbritas, que se encuentran localizadas en torno a las zonas conocidas como El Cortijo y Cuevas del Monje. Las coladas piroclásticas del tipo "ash and pumice" sin soldar se encuentran situadas en la parte alta del Lomo de Ruano, en la ladera oeste del barranco de Mascuervo, en torno a la zona de la presa del Pintor y en el Palomar y que alcanzan grandes potencias. Los últimos materiales pertenecientes al Mioceno Superior presentes en la zona se encuentran mayormente localizados en las zonas bajas del Lomo Gordo, El cortijo, Cuevas del Monje y en las laderas de Siete Puertas en la confluencia de la carretera que va hacia el nombrado barrio. Supone una gran extensión del territorio de análisis.

2 Op. Cit. 20

---?q

Almogaren 41 (2007) 105-141


Hecrar hvrer hlenzan hrencibia Ceiirt urí~rzcasrrmtonc~lerde San Lorenzo j i.u entorno Apm~minalinal rnerito j.sí~o v antropico

Dichos materiales provienen del centro de la isla. donde el volcán central emitid lavas durante cientos de miles de años. Alcanzan potencias de crentos de metros. Ya en el Hioceao, se entra en el Cielo Roque Nublo, Eii esta época, el estratovnicán, comenz6 a diferenciar en su cAmara rnagm6tlca. La composlcr6a de los magrnas y se vuelven mas gcidos..Se producen erupciones más violentas, Como fruto de la in-

4 Ñ

Cica del gran estratovolcan surgido en el interior-centro de la isla, 3. se emrtetl lavas basaniticas y hasálticas

en el mapa distribuidas par las zona este de San Lorenzo Casco, el Interflu\rlo situado entre las barrancos del Pintor y Mascuervo-San Lorenzo concretamente en los núcleos de La Cruz, El Pintor y La Milagrosa. Asimismo también se encuentra Iocallzado en la ladera oeste del Lomo de i a Garga.

Por otro lado, esta presente la Brecha Roque Nublo que se distribuye generalmente al Sur del sector, especialmente en las zonas de Lomo Gordo, barrio de Siete Puertas, El Silvan y Los Altos de Siete Puertas, que dan corno resultado unas fornias de singular belleta y más caraderísticos del entorno de San Lorenzo. Dicha zona corresponde a la línea diMsoria en dicha zona de las cuencas hidrográficas del barranca de Tarnaracelte y del Guiiiiguada, A finales de este cicio, se Intercala una fase de calma volc6niccl y se produce un eminente periodo erosivo, por lo cual se excavaron barrancos. Aslrnisrno, se producen desllzamier~tosde flanco del estratovolcAn central. En este periodo cobra especial relevancia la zona NE del sector de analisls donde se encuentra una pequeña parte de la Formacián detrltica de Las Palmas que es un conjunto de depositas volcanoclásticos y sedlrnentariiis que se superpone estratigráficamente en el área NE de la isla de Gran CanariaJ.En la zona de estudio


Hécíor Javler Aleman Arenclbsa cr~rncterhhcusremt«rieler de San L<;iren:a 1 entorno Aproxsmacldn al rnriito $sito y ttntrdpzco

nt

corresponde exactamente al margen derecho de las laderas del barranco de San Lorenzo, zonas en las que hay niirhitud de parcelas de cultivo y que corresponden a Las nombres de Camino de Las Carretas, La Cancela, Lomo del Divaso, Lomo de la Herradura y Lcrrno del Pedregal entre otros.

Esta formaci6n posee facies de arena congiornerados poco clasificados ("'mud Ilows'" y ""Lhares frias"). La procedencia del nlisrna segúr~Ia bibliografía actual, es que pertenecen a los materiales arrastrados por los barrancos con sus cargas erosivas aunque hay autores que indican que la procedencia de Ios rxiateriales corresponden a los pracedenkes de los deslizamientos de las laderas del estratovolc6n anteriormente explicados.

Eli cuanto a la getrmorfologia, se pueden di-ferenciar dos unidades morfoestructuraies principales: el lecho aluvlal por un lado, y los interfluvios y barrancos por el otro.

El lecho del barranco de San Lorenzo tiene

extensidn.

&*

Dicha morfoirigia surge corno resultado de la deposleion de los materiales aiu\xiaies que i o n arrastrados puz !os ha-


Réetor Javier Alemán Arencrbra Caracterísr~cnsterrzrunlsles de San Lore~zzoy entorna &ronrnacrdn al medzo $atto y antrúpico

n d

rrancos en épocas de una mayor pluviornetría, que tras a-ios de erosión y arrastre, conhrman el extenso lecho que en la actualidad se conoce. A esta actividad Bídrica, se unen los coluviones que se van depositando en el fondo del valle coma fruto de la dlnamica de vertientes, si estos son lllenos abundantes. Este punto es la confluencia de multitud de barrancos, que van a provocar, unos metros más debdo de la actual parroquia de San Lorenzo dlaeono y rnhrtir, el nacimiento del barranco de San Lorenzo que un poco mas adelante se explicará. Como fruto de los materiales arrastrados durante años por los barrancos. el extenso lecho aluvial de San Lorenzo, se convirli6 en una gran vega agrlcola hasta casi la actualidad, ya que está sometido a dikrentes situaciones de abandono.

En cuanto a los interiluvios que conforman la parte alta del sector, se producen como resultado de la incipiente erosion hidrica que incide sobre los paquetes Xávicos resultantes de los diferentes periodos de actividad explosiva aateriorrnente comentada, y que conforman la topografía alomada que se eonoee actualmente en sus cimas sobre las que se asientan los diferentes nucleos y pagos de poblacidn de San Lorenzo. Son los relieves resultantes como Rulo de la erosión dil'erencial. Lomo de la Cardonera, Lomo de la Garga, Lomo Gorda y Altos de f iete Puertas son algunos de los topónimas que dan nombre a las diferexltes morfoLogías que coexisten entre Ins dilerentes barrancos. La altitud media de los misnos, es de 500 metros sobre el niiel del mar aproximadamente, donde la fisíonomía suele ser ea la rnayoria de las veces abrupta y escarpada.

Sin duda estas morfologías articulan la configuración urbana de los asenlamientos de poblaei6n. La última de las geoformas, que conforman eI territorio de San Lorenzo, son los barrancos.


Existe una gran cantidad de colectores que drelian el territorio desde las estribaciones montañosas mas elevadas de Ia cumbre. hasta su desembocadura al mar.

A

La gran cantidad de barrancos que atraviesan

terrltorlc~se subdividen jerirquicarnente segUn el numera total que los conhrman a su vez.

El "arranco de San Lorenzo es conforrnadrr por otros dos barrancos: E1 de Mascuervo, que a su vez es formado por los barrancos del Laureai y el barranco de los Galderos y por otra parze por el barranco dcl Cortijo, que a str vez e.; torrnadv par el barranco de Las Vacas y por el barranco del Pintor, que a su ver, es formado por los barrancos de Las Pulidos y la Higuerilla respectivamente. El perfil flsfogr6fico de los barrancos corresponde a un cauce estrecho y encgado eoilzo fruto de los diferentes periodos clin~&licos, y urias vertientes rocosas y escarpadas, representantes del. cl55lco perfil en ""t" En este sentida, el barranco de San Lorenzo, trascurre a la altura del lecho aluslial. por un estrecho canal por donde corre el agua en kpacas de grandes precipltacloncs. para unirse a su llegada al barno capitalino de ?amaraceite, y pasarse a llamar barranco de "amaraceite, para finalmente desetnbocar en El Rincon, justo al lado del auditorio Xlfredu Kraus en e i barrio de Guanarreme. 3. Clima

E1 estudio del clima de San Lorenzo se hace a trakés del an6iisis de Los datos cllm6ticos que aportan las difere-ites estaciones 1neterenl6gic~ presentes en la zona. En e4te sentido, la única estacl0n metereol6grca presente en el sector es una estación pluviomélrlca que iinlsamente aporta datas relativos a las precipitaciones y que se encuentra localr~adaen cl casco de San Lorenzo. Es la estación


Hécior Ja%rrrAleman Arencrbta Cnructeri~r~ctsc fe~nt«niilesde San Lorenzo y su erzlorrru Apr oxtinncibn a ! medio f l s ~ yo anlrdp~ca

64580.El periodo existente que permite su anailsis comprende desde los afios 1967 al año 2005, con una Laguna de datos de 7 años, desde el 1977 al afio 1982. A continuacl6n se muestra de manera gráfica la distrlbueldn de las precipitacrones a 10 largo de todos los anos de anallsis:

PPmm San Lorenm (19"-

íS"77fi983-2005)

La precipitación media anual de San Lorenzo, es de 275-300rnm anuales, existiendo años en los que la pre~tpitaci6nha sido ligeramente superior, corno la rcglstracia en tos años 1488 con aproxlrnadamerrte S00 mm, o el afin 1993, con aproximadamente 4011 rnm. Tarnblkn exrslen años de sequia donde Las precipitaciones totales regrstradas no superan 10s 100 mm, 60n-rii ern 10s ~ A O Sde 1998 y 2001 respectivamente.

En cuai-rto a la distrrbucr6n de las pi-cerpitnclnnes a lo largo del año, sola 1116s abundantes cn La 6-0ca invernal y a frnales del utofio, siendo el nrcs de Di-


Héctor Javier i2iem611Areneibia: Cnraereris¿icasterrit0riaiL.r de San Lorenzo j su mtorna: Apnirirrincibn al nztdio f i i c o y anivr5pico

ciembre el que mas precipitaciones registra. A modo de ejemplo en el afio 2004, se registraron un total de 68.2 mrn en el mes de Noviembre, R5,6mrn en el mes de Diciembre ) 35,1 mm en el mes Je Enero.

El periodo que menos preeiplraciones registra es la época estival, donde en los meses de verano. las pluviornet-Jas son inapreciables, siendo 10s meses de Agosto y Septiembn, con 1,8 rnm y O rnm, tos que menos lluvia registraron en ef aiio 2004, y situaaón que se repite como raorma general, en el, resto de afios analizados. Las plu-biometrías rolales que se registran en los meses Invernales, son las responsables del desbordamiento de presas y barrancos (especialmente el de San Lorenzo), conlo resultado de las situaciones climhrlcas asociadas a Canarias de episodios de temporales de gota fria. En cuanto a las temperaturas, se hace necesaria la utliización de la estacI6n metereol6giea CSSXJ, presente en el barrio del Zurbarán en Tafira, por ser la mas prbxlma U la zona de anglicls y poseer unas cs;süeterx"stieastermicas mis o nlenos similares, ya que el sector de estirdio no posee estaclhia metereológica térmica.

EL perrodi) de anailsrs esta correspondido entre 10s afios 1996 y 2006,La ternperaturrir rnedia oscita en torno a Los 18'6" 6, siendo ligeranlente inferior a los 22" @ que se registran en el caso urbano de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.


Hé-ciur Javier ialernán Arencibia: Curacierbficas tc>i.rritorialtisde Savr Lorerus y sz4 c.rztorrto: A]?rnximacián (SI medio f i i c n y tinirdpico

Temperaturas San Lorenzo (19\"C)-;-00I)

Para todos los años de an&Hsis,se desprenden unos datos en 10s que ningiin afio Ilega it superar los 19.9" C de temperatura media, nol8ndose descensos de terngeralura por dcbajo de los IR0 C incluave en el año 2005.

En cuanta a la distrlbuciiin de los l~ala-esde Ias temperaturas, los valores nrenorcs se registran en el periodo invernal, con medias de entorna a los 14-15" 6; y por el contrario Los valores medios superlores se registran en los meses estivales con medias de 21-22"C. No obstante los valores rrí6ximos se registrar:, en el mes de Agosto, que populari-iente coincide con la fiesta del Santo Patr6n del lugar, San Lorenzo, que h e quemado en una parrilla y cuyo calor se deja sentir entre los habitantes que participan en la fiesta.

La vegetación en Ir? zona de estudio correspondiente a Santa Brfgida, cuenta con una serre de pardcillaridades y factores, tanto naturales corno antrópicos que La condicionan, y que la han configurado en la vegetaciíjn actual que se aprecia en el territorio existente.

Las especies vegetales están condicionadas en gran medida por 10s Eactures naturales, donde se implican en gran medida la euestlon elirnática, donde la influencia del aiEsitr es constante debido a su posición geograñca SMJ-NE. que propician tener unas valores de humedad elevados, y favarece el desarrollo de la vegeraei0n. Las variables geolbgicas y geomorfol6gicas, asimismo influyen en el desarrollo de Las especies vegetales. Ceoiágicamente, el tipo de sustrato Enfl~tyeen


Héctor Javier Ale~nhnArencibia: C~rucierfsticas terninrialt- de San Lurerzzo y su entorttto:iipr«ximaci01ial medio jXsico y nnfr4pico

el emplazamiento de muchas especies vegetales, que se desarrollan mejor sobre unos tipos de materiales, que sobre otros, En el plano geornoriol6gle0, La pendiente es un factor clave, a la hora de abordar el desarrollo de la wegetacibn, ya que a medida que se Incrernentan los vaPores de pendiente, hay rnencss desarrollo del suelo, de los horizontes edáficos. lo que dificulta sobremanera, el creelrniento 6ptfmo y adquieren portes fisondrnicos que se adaptan a dicha situcicibn. Asimismo, la existencia de pendientes dificulta en gran medida, las actividades humanas, lo que ha hecho propicio que en estas zonas. la vegetación haya sufrido menos presión antrúplca y ha hecho que se conserven "isslas'" de vegeraeibn relicta, en buen estado de eonservacíón. pero ligeramente degradadas. La vegetación actual es fruto de todo un proceso histórico de cinco siglos. en donde la presión humana ha generado un grado de alteracl6n Importante, transformando de forma sustancial el paisa~ede Sarz Lorenzo y su entorno. Durante todo este tiempo. Ins usos intensivos como extensiaros del territorio, así como los procesos de urbanizacion, han alterado de forma sustancial la cubierta vegetal, donde en epoca pre-hispBnica, La vegetación abundailte era la correspondiente al piso basa1 y terrnófilo, dentro del arnbito hioclimlitlco xerocanarlo y termocanario. Entre la vegetacion arbustiva. se diferencian varios tipos de matorrales como el xerotermcffilo,el xeroterrn6ñlo degradado, el matorral de legumiriosas, matorral de sustitucidn y los piterales. San plantas de más o menos un metro de


Hector Javler Alemán Arenubla Cara<trrtsizcas terrztonolec.de San Lorenzo y entorno ilprorzmoclón al nzetiin ff~zcny untrbprio

$14

altura, y que presentan adapiaciones morfol6gi-

P.Ecum spp.], siemprevivas (limonirtrrz -rpyy),jaras (Clsltds rnonspellensl.~),tagirnastes (Echtu-? spp.), margaritas (Argivmnrizetnurrr spp,), cardones ( E u ~ ~ c I .cannrie~~sis), Y~~w las auíagas (Launaea arbnrescensj o La retama blanca (Retama raetanz).Este tipo d e matorral esta representado por todo el sector de manera más o menos hornogenea sobre todo en fondos de barrancos y algunas vertientes. Dicha matorral, se encuentra de rnaliera degradada, eri todas aquellas zonas, donde ha habido ufla presencia humana importante, que ha propidado la desapariciiin de algunas especies de dicho matorral, por otras especies como la vinagrera (Rumex l~lnaria). las pitas (Agave americana) o el incienso morisco fArteíízlsia ~lzuscmía). Los pitas (Agave arnencnna) y las tuneras iopurztia &p.)son especies introducidas, que tienen presencia en todo el sector, formando plterales por un lado corno consecuencia de su Introdraeelán en el siglo XXX, con motiva de extraer su fibra para confeccionar sogas. Par otra parte se ven distribuidas por toda el sector debido a que se utilizaban con Ia finalidad de servir de linderos de Las parcelas o con la Intenci6n de retener suelos en aquellas vertientes expuestas a la erosi6n tras la desaparieldn de la cubierta vegetal originaria. La vegetacidn arbustlva se puede dividir por un lada los acebuchales, y par otro lado los palmerales y eucaliptales. Los acebuchales (Olea eurupaea), se encuentran con forrnacloiles gerieralrnente abiertas y dolide su aspecto respecto a Las vertielltes de barlovento y sotavento cambian de forma visible. Los acebuchales están en proceso de extensi6n sobre todo en vertientes del barranco de Mascuervo y el Pintor, debido generalmente a ser zonas con menor presicln antropica. Los acebuchales están acompañados en mayor o menor medida con un cortejo florística en los estra-


Hécror Javier Alemhn Arencihra iaraclerísncu~terriiorrrrlesde San Lorenzo enmvrta Aprt>x~mcirtnn al rnednii f~)ic*rrcitv antropico

Y ctr

tos herbaceos y arbustivos, por lo que se establecen Areas con matorral disperse, y con pitas, debida al descenso de la -resiOn humórr~asobre estos espacios, y que ha provacado la progresi.craexpansidn del acebuche, en see"ires corno los anteriormenf e comentados. Asimismo en las zonas de menclr pendiente. se vislumkan acebuchales Junto con pequeños rodales de palmeras canarias (Phorn k cunnriensis).

Estas rdWmas,Juntocon las palmeras datileras (PtzoenixdactjjItfert~), tienen mucha presencia en todo el sector, aunque de manera dispersa. asocI6ndose generaln~entea campos de culti\fos.Se aprecia una regeneraei6n de las palmeras junto a las fincas abandonadas. donde comparten en ocasiones lugar con 10s arebuches u Los eucnXiptos entre otras especies vegetales. Otros enclaves muy ImportarsLec, donde (;e denota. la presencia de las palmeras son los corredores en torno a los mayores barrancos del rnlmlcipio. Las palmeras tannbien se t~tilizaxoapara delimitar los lindes de las parcelas, por lo que se distribuyen de manera hornagénea par todo el sector de estudio.

Por otra parte las eucaliptos (Elzcalypltds giribulids), están presentes en algunas arboledas que estan emplazadas en torrto a algunas divisorias de agua, u plantaciones dispersas. Asimismo, la presencia de muchos de estos ejemplares,


Elector Javier Alernhn Arencibia: Carnrt~r-ísricasterritoriales de San Lorenzo y su erirorno:itprosi~r?nriiín al mr~diofiicn y antrbpico

radica en la creencia popular de su caracter medicinal, lo que propició desde principios del sigla XX la plantación de los mismos, debida a 1- epidemia de gripe que asoló a principios del XX ü la isla. Otra earacterlstlca de las eucalipros, es su rhpida y 6píima adaptación a suelos pobres que complican el crecimiento de las especies vegetales, por lo que su dlfirsibn sobre estos espacios fue rápida. Es normal, ver espacios donde hay una mezcla de eucaliptos con acebuehes. debido n Ia expansion que en la actualidad experimentan &tos, y en donde empicznn a recolonizar el espacio que les cnrnsponden.

La vegetacldi? cle fondo de barranco, estri sepr-esenrada ex- el sector en los tramos de los barrancos de San kirrenzo, Las condiciones que presentan de mayor huniedizd, menor precencla de insolación y punluaimeitte presencia de agua corRenae, propicia La presencia de algunas especres como los cañaverales (Arzinciu Docv~ax),ba1u.i (Proclama Pelzdula) o el laraja1 (Emurix- canariwsis), elrlre otras. con rodales de palmeras canarias bien desar-roiiados, 5 Fauna


Hkctor Jav~erALemhn Arenc~hia-Camctev&tzcasfemr<~p.iale~ de San Lorenzo ) su enrornu AproiímnczRn al rnrdzo flxzco y antrbj9tco

cultcs). Los reptiles estan representadas por la especie mas abundante entre otras, corno es el lagarto de Gran Canaria jGulliofr.r slehhni), la lisa (Glzalcides scllrlirrearus) o el perenquen (Tnrentoia Boettgeui).

En la zona. existe urna "nena represeataclon de aves, coma consecuencia de la presencia de varios tipos de hábitats, tales cama las lomas Aridas y pedregosas de los GIÍes, hasta Ias laderas escarpadas y el fondo del barranco. Las especies m6s representativas son el alcaravan (Burhmrts sedicnemus Ssp. DtPrhcttls), el camachuelu trompetero o pAjaro moro (Rlrodopechys githaginea) y el halcón tagarote (Folco pelegrr~~or(Se.v?s).

MEDIO ANTEI~PTCO

La poblacjbrn del barrio dc San Lorenzo ha fenidcr una evoluclrin a lo largo su existencia que ha variado, primeramente siendo tkrrnlno tnunicipal ir~dependiente,existente hasta IU anexión acontecida en el ofio 1938,por Ia cual pasó a Fer dependiente del vecino munlcip~ade Las Palmas de Gran Canaria. Desde sus albores iniciaies, el verindano del Lugarejo, experimento una crecida de la poblaclijn, con la excepcrcln de los altrbalos propros da lirs acontekn-rrenkos hist6nrus tsles CULIIO las eprdcm~as, donde llega a los 4.4 3 7 hab~raa~leo, en el 21106. Los sers pñlntc~ C > Safios del cornlenzo del s. XXI hnri e\tado marcadas por el creczrnlento de la población, no sdlo en el susodrcho barrio de San Loren~ocasco, .;rrso en todo el íiluidlOn de pago5 y barrros que conforman si entorno mas pr6x1mo.


H6ctor .tavier Alemán Areneibia: Caracieri~ticirsierrirorialesde .Sur? Lorenzo y su ent»m»:Apro.~imaci6nal nzedio ,flsicu y antrtj~~leo

Tal y corno se muestra en los datos que ofrece el Instituto Canario de estadlstica (ES'rAC)S. la poblaclbn correspondiente a San Lorenzo corresponden las siguienres entidades de poblaQ6n:

La Cruz. Las Cuevas, Llano5 de ~Witn'raRivera, Lomr? GOrcobado, -Masapezp., La iWiiagmstr, La filnzn, E/ Plnroí; Risco ,Wegir;: El Roiizhrt, El Roqlte, San Jos6 del tilumo, ?inri I-crretzze Siete A t e r a s y Dt%eminado5.

En terminos generales, desde el año 2000 al ZOOh se observa un incrernenpoblacibrr desde Ins 3,26"3iabitantes para el primer año, a los 3,417 habitantes para el año 2006. El l~~crenlento total de personas fue de 848, que representa un 19.20% dc Ia po"olam6rr total del año 2006. LO de la

Evoiucibn de /a poblaclbn de San Lorenzo (2000-200@)

El incrernenro de le pohlacion en todos los años es paulatino, no obstnnle el incremento de poblaci6n tiene un ritmo mas acelerado en los primeros afios, tales como del año 2000 a 2001 que se observa un inerenzerito de 182 persollas. o el mayor incremento que se denota del a l o 2001 al 2002, donde el crecimiento vegetativo registra. el máximo pico, con una eleiiael6n del nilmero de Iiabrtantes en 336.

4 insiimto Canario de Estadística. http:i!wwrv.israc.i~rg/ 5 ""Drsen-irnddocrqnifica aqueiiai +i.*lendaino dd\crlras

el ierlit<lriode estudio

J nlnglrnd

entiddd poblaclonai concrsta en


Heclor Javier Aleindr? Arencibra Cnracteristrcn~terrrtonules de San Larenso 1 su entorno Aproxzmu~~<in al me&u fisrco j antrbprio

A partir de este notable aumento, se observa un retroceso continuado a lo Largo del resto de los afios, aunque se sigue con el crecimiento de la población y existiendo un saldo positivo en el crecimiento vegeta~vo.

La cifra de los 4.000 habitantes, se rebasa ea el año 2002, con la existencia de 4.087 habitantes y que se hallará pr6ximo a alcanzar los 4.500 habitantes en el año 2006, con 4.417 habitantes, a tan salo 87 personas para alcanzar ta cifra anteriormente citada.

EI aumento de poblacián que se registra, podría ser debido al aumento de los procesos de urbanizacion que se producen de manera exponencial por todo el espacio."uá Lejano el lastre que posee San Lorenzo corno "lugar alejado"', gracias a la rne~orade las comunicaciones,que han favorecido ta mayor accesibilidad de este lugar con otros puntos de la isla y especialmente de la capital grancanaria, han favorecido igualmente la arracrividad, que los promotores ininobiliarios han aprovechado para construir diversas urbanizaciones y edificaciones que se distribuyen por toda la zona y su entorno6. Sin embarga, la distribuciíin de la poblacirln en el territorio, no es del todo homoggnea. Tal y corno muestra la siguiente grafica, hay una primacía de San Lorenzo casco, con 1,239habitantes, que representa un 29% del total. Es la Unica zona que supera los 500 habitantes. llegando a superar los 1,000 habitantes desde el afio 2002, con l . 109 habitantes.

Fuente Instrtlrto ,Vaczonal de EstadBaca (1,VEj Elaboracróiz proprn 6 Se observa la evoluci6n grecras a la cctrnparactón de las fotngraflas aéieas del afio 2996 y 2003


I-i[éctorJavier Aleman Arencibia: Características tcrrilorinles de Sarz Lorenzo y su entorno:Aproximtzción nl medio flsic~)y arrirbpico

Los otros espacios que siguen en número de habitantes son los nUcleos de Et Pintar, La Milagrosa y Siete Puertas, que superan en los tres casos los 400 habitantes, donde los dos prtmeros experimentan un Leve crecimiento a excepcián de Siete Puertas que sufre un descenscs de población pasando de tener en el año 2000,438 habitantes a 401 habitantes, lo que supone una merxna de 37 habitantes. La Milagrosa tiene un fncretnenta de 56 personas y el Pintor obtlene un leve incremellto de 10 personas. Los nYci¢os que precedcrr a los anteriores en cuanto al número de habitantes se refrere, son los barrios de Risco Negro y El Kornán, con 352 y 348 hahitai~tesrespectivamente. Ambos núcleos desde el año 2002, experimentan un incremento de poblaciótl. pero destaca mayoritariamente Risco Negro, coi? un espectacular crecimienta. Faso de solo t 1 habitantes en el año 2000, a una población de 352 habitantes en el a l o 2006. Este núcleo ocupa el segundo lugar que mayor crecimiento registra de todas Ias entidades de poblaeion de1 entorno de San Lorenzo, Junto con San Lorenzo casco. La población que se encuentra en viviendas diserilinadas por todo el territorio, conforman un total de 289 personas, que apenas ha evolucronado a fo largo de los años de estudio, con unos leves alribilJos que remontan y equiparan practicamente los arios 2000 y 3006.Otros nucleos que superan los 100 habitantes son primeramente 10s barnos de La Palma, con S25 l~abitantesy San José del Alarno con 203 habitantes; y que preientr-u? una evolucibn similar a la de los nucIeos diseniinados por la zona. Los dos élitimos barrios que superan los 100 habitantes corresponden a los Llanos de Marla Rivera con 1.1.2 habitantes y Las Cuevas con 135 habitantes.

E( resto de barrios posee un contiilgcnte pobliic~onaIinferior a los 100 el-ecilvos,tale< crrmo e1 barrio de El Roque cola 94IiakItarrtes, ida Cruz con 69


Hkclur Javier Alemtin Arencibba: Cc~mctenFficav r e r u i r ~ i i n ~ ede~ s.%n Lorenzo J. su cntornu:Afiri>xinzaci& al medi« fi.riso y aniri>plcn

habitantes, l o m o Corccpbado con 57 habitantes y po"úItimo la zona de Masapez con tan s61o 37 habitantes, Todas estas zal~asposeen una evoluclcin desde el año 2001) hasta e1 2006 similar, con unos leves r/nlue-res que sugieren un incremento o disrnlnucl0n de la población segúrr proceda, corno en el caso de La Cruz y Macapez que observan un Leve incremento y Lomo Corcobado y El Roque que cursan con uria leve dibminuci0n de efectivos poblacionaies totales.

En cuanto a la dEsrribueldn de la poblacih por grupri- de e&d para el año 2006,se obtienen unos resultados conlo muestra la siguiente gráfica:

PobIaclon de S m Lorenzo p w grupos de edad (20061

>

"' < 4

*?*

i ,

#<

":*

*ri

*i. .d+

-.* ,#

Edades

Esta distrfbucl6n de Ia gobtaci6n ofrece unos datos e n las cuales se prrede observar que el grupo de edad que m6s efectivos de poblacibn posee es la correspondiente a la de 40-44 y 35-30, con 415 y 419 personas respccrivarnente. Desde el comienzo de la contcibiiización del número total de personas desde el primer grupo de edad, desde los 0-4, con 180 personas, nUmero que va en aumento pdra todos los grupos de edad sucesivos, teniendo su cuImen en Los dos grupos de edad anteriormente comentados. La explicación razclnable de la primacía de ambos grupos es debido al

,**"

,"" pr".

++

512


Héctor Javier Alemán Arencibia: Caracteristicas territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio fisico y antrópico

"baby-boom" posbélico que aconteció en España en torno a finales de los años 60 principalmente. Tras este escalón, se denota un nuevo descenso de la población, a partir de los grupos de edad de 45-49 con 373 personas, llegándose a reducir esta cifra por debajo de los 200 efectivos a partir del grupo de 60-64 con 185 personas. A partir de ahí, el número de población se va reduciendo hasta llegar a los 80-84 años de edad, donde la cifra se sitúa por debajo de los 100, debido a la alta mortandad registrada en estos grupos de edad.

La población joven, abarcando desde los O a los 29 años corresponden al 42,8% de la población de San Lorenzo, mientras que la población adulta que va desde los 30 a los 49 años corresponde asimismo al 35% de la población total, lo que permite afirmar de la juventud de la población de todo el sector, aunque se observa para los últimos años un retroceso en el número de nacimientos, y que no asegura el reemplazo generacional totalizado, lo que supone que a pesar de la aparente juventud de la población, tiende unas tendencias donde la población irá envejeciendo de forma progresiva, aunque la senectud de la población de San Lorenzo, actualmente sólo corresponde a partir de los 75 años con un 5,8% de la población total. Lo que refiere a la estructura de la población por sexo, en todo el territorio son mayores las cifras de hombres con 2.249, que las mujeres con un 2.168 total. No obstante, a niveles específicos para cada uno de los barrios que conforman el sector, las diferencias entre hombres y mujeres son diferentes, aunque no difieren de manera significativa,tal y como se puede apreciar en la siguiente tabla: POBLACZÓN POR SEXO DE SAN LORENZO.AÑ0 2006

Almogaren 41 (2007) 105-141


Heclor dav~exAleman Artincibra Curactert"~acastemroutaie~dc San tormzn 1 vid entorno Aproxrrnacrcin a¿ necko firrco I nndroplco

Para finalizar este apartado relativo a la pobiacián de San Lorenzo, se hace mencldn a la pnblrteidn expanjera que reside cn este espacia, y que se encuentran empadronadas como pahiiacldr-r de derecho del municipio de Las Palmas de Gran Canaria. Desde ef aria 2000 a 2006,se observa una pequella evo'iucibn pasando de 57 personas extranjeras en el afin 20M a 73 en el año 2006. La poblaaón extranjera es POCO significativa ea San Lorenzo, ya que solo representa el l,6% de la población total de la zona. A pesar del escaso numero de poblacldn extranjera que coexiste en la zona, hay diferencias acentuadas en el origen de cada uno de ellos, Pofíiacidn exrclnjera en San Lorenzo (Año 2006) (2006)


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio físico y antrópico

El número de extranjeros más numeroso son los procedentes de Europa, con representación de 9 personas procedentes de Alemania, 7 de Reino Unido, 4 de Italia y 3 de Francia. También la presente población europea procedente de Portugal, Noruega y otros países de fuera de la Unión Europea. Esta población representa un 59% de la población extranjera que habita en San Lorenzo. El segundo número de extranjeros más numeroso es el de los procedentes de América, con un total de 23 personas, que conforman el 32% de la población extranjera de la zona de estudio. De los países de América ostentan representación los países de Argentina con 7 personas, 4 personas de Ecuador, 3 de Cuba, 2 de Colombia y Ecuador, 1persona de Venezuela y 4 personas procedentes de otros puntos del continente. El resto de extranjeros proceden de África, con tan sólo 4 personas, de las cuales 1 procede de Marruecos y los otros 3 de otros países no especificados; mientras que están presentes 3 personas procedentes de Asia, donde una persona procede de China, 1de Corea del Sur y 1de un país asiático no especificado. Estos extranjeros representan un 5% para la población africana y un 4% para la población asiática, en comparación con el total de población extranjera existente en San Lorenzo.

7. Actividades económicas 7.1. Sector primario La actividad agraria es la principal desde la misma fundación del Antiguo Lugar de Tamarasayte, hasta la actualidad. San Lorenzo es un pueblo agrícola por excelencia. Sin embargo una de las principales características que han marcado el devenir socioeconómico, se encuentra en constante regresión, tal y como se puede comprobar de forma empírica en toda la vega agrícola del pueblo. A este estado de abandono va asociada la pérdida de todo un patrimonio cultural, asociado a las prácticas agrarias, tales como las infraestructuras hidráulicas, con señas de identidad de todo el pueblo y que tienen una riqueza medioambiental y ecológica asociada. Dentro de la actividad relacionada con el agro, la agricultura prevalece sobre la ganadería, como a continuación de explicará.

Almogaren 41 (2007) 105-141

p%--


Hkctor Javier Aleinan Arencibia Caracieristtciis iemtonales 6 1 San ~ Lotenzo y su entorno Apruxamaczdn ad medio fis~coj arztr6pscn

Destaca aún a pesar del grado de abandono que presenta el mundo rural, a favor de Las presiones urbanisticas que circundan en la zona, San Lorenzo es sin duda el barrio rural del municipio de Las Palmas de Gran Caz~arin.

Agricuitura La agricultura es el principal motor económico del pueblo de San Lorenzo. Las Areas de cultivo se localizan fundanrentafmente en el lzzho del barranco y en los fondos de valle. El tipo de explotaciót~presenta diferencias en cuanto a su localizaa6n dentro del sector, así como al tipo de cultivos existenles. La agricultura que se concentra en la vega agrícola del barranca de San Lorenzo, es principalmente una agricultura de expctrracián. Et.cultivo del platano es una agricultura en crisis en toda Ganarlas, lo que ha .favorecido el abandono de todas aquellas parcelas dedicadas a tal fin. Todo el barranco de San Lorenzo es una confrmacfdn de este proceso que se agudiza con el paso del tiempo. o

Sin embargo, existen gran número de parcelas y explotaciones de pequeño tarnafio, dedicadas fundamentalmente al autoabastecimiento y al consumo familiar y que se encuentran en los terrenos colindantes a las viviendas existentes. Existen un gran nfimero de tipologías de cultivo. Por un lado las plataneras son las que abundan y se concentran en torno al barranco de San Lorenzo, aprovechando los buenos terrenos aluviales que poseen altos nutrientes ed6flcos y que favorecen la practica agrlcola.

No obstante, hay presencrla de hortalkas (papas, coliflor, lechugas,...) y de frutales (vid y cItIieos fundamentalmente) que se disemina11por todo el territorio.


Hectnr taller Alemarni brencrbia C'nracierirrttasterrltonuie~de San Lorenzo y sri etztorno rlprorimacron itl m ~ d m jtkico y rrn»ij[~ic-o

Tal y como se ha comentado. la agricultura esla en clara reeesion, con todas los males que de ello se deatia, tales como la pérdida de la identidad rural del pueblo. La perdida de patrrmanio, erosi6n o perdída de La dlversificacl6n de la ecollomía entre otros factores.

Pero tamlrien el abandono de la agricultura, favorece la r-egeneraclón vegetal, que se deteriora por la Incipiente presI6n antrópica sobre el medio, y que puede observar con la expar1sr6n de ciertos acehuchales en el barranco de Ma~cuervo.

La @nadería actuaírnente tiene una presencia tesllmor~lalen toda el territorio, restrim~gidaa pequeñas expiotaclones agropecuarias salpicadas por la zona. Las vacas y las cabras son por xnayoría los arzimales que conforman corno norma general el ganado estabufado que sc puede apreciar. no crsrrlando con un gran nrjn~crode ejernpiares.

-

Destaca la granla de1 Cabildo de Gran Canana, s:tudda cn Almatrrciie, que aunque no pertcnee al 5enhieo dr esaudro, hace frnnteri: con el mismo.


San Lorenzo y su Fléctor Javier Alemán Areneibia: Cnmcierírficns ri.ruiioria1e.v eritornn:Apr«-;imnci(.íntii medio ,lijieci y ni?tr6pico

La ganaderia existente en la zona esríl destinada iundainentalmeate a la obtención de carries y leche para derivadas como el queso, generalmente para el autoabastecirnie~~to de la zona, Destacan las ilptinxas condiciones de higiene en las que se encuentran dichas explotaciones, aunque es de destacar que al igual que la agricultura. se encuentra en regresion. 7.2. Sector sec~~ndario El sector de la transforrnaclon tie-ne escasa representación ea la zona, aunque Ia mayor representacidn de este sector, se cuncentra en la extraccfdn de pie&'a y riridos que se localiza en la cantera existente en las inrnediaclones del barranco del fintor. Actualn~ente esta industria es fuente de problemas, ya que presenta grandes Ittiglvs entre 10s empresarios dusAos de la cantera y los tiecitlos,

Dicha cantera ilen e un fortisislmo impacto visual debida a las CXtracciones que se reslizan en 1 6 1 n?,onta&a,unido al ~rnpactc)auditivo coma fruto de los desmontes, sernovimientos de Uerras y expiosionc3.s encauzadas a La oblenciún dehmariai detritica, que se rnoviflrí)~ de manera iamlnertte durante todo el dfa. EI movlei~dodc can~ioneses constante. E ü s labores de removimiento y extraecisn de árido5 supaac una alteración de la tspugrafia del barranco que pueden suponer graves riesgos geológicns. 7.3. Sector terciarlo

El sector tcrcrarso tiene una escasrrlma presenaa en el sector y se r elaciona pr raeipaimeritc al sector de Ioi S ~ ~ V I C I O S


Hectoi Jav~ertilrrnan Areiierbra Caratfen\ncns terrrrurra/es de San Lorenzo t su entorno rlpro~rrnuelnnni me&) fls~'isrcc>y trrrtrdp~m

La oferta de los establecimientos de la zana pasa por ser tiendas que satisfagan Las necesidades diarias de la poblaclbn tales como pequeños estancos de allmentac~ún,ferreterlas o algunodares restaurantes,

Es una tónica comlJn ü todos ellos, la antiguedad de todos ellos en cuanto a sus i~~scaIaeionss estrategias empresartaies, As~mismoes de destacar el nulo y escaso n~vclde asociación entre ellos.

Las principales infraestructuras existentes en la zana son las carretera5 y las infiaestructuras hidr8ulieas.

En cuanto a (as carreteras, favorece1111i conexión de San Lorenzo con el resto del municipio y con otros. Las principales entradas al pueblo de San Lorenzo se pueden rcahzar por el acceso de Alrncirrlehe, por el acceso de El Zardo, por el vecina barrio de Tarnaraeeite y por la circunvataci6n de Les Palmas de Gran Canaria, Es precisamente esta ultima la que ha revolucionado las comunleaciones de San Lorenzo y su entorna, con el caso de Las Palmas de Gran Canana, disminuyendo el tiempo de llegada y salida y mejorando los accesos, que se ha resumido en un aumento de la accesibilidad y eoxrectividad con otros barrios. rompiendo el mita de lugar excesivamente alejado e inaccesible.

A pesar de las mejoras de las comunicaciones para entrar y salir del pueblo, dentro de estas las vías de comunicaci6n son pequeñas carreteras que cumplen la funei6n de co~lectarlos principales núcleos de población existentes. La carretera principal de San Lorenzo es de segundo rango y atraviesa el sector del casco urbano de San Lorenzcr.


Hectar Javier Alemán Arericthia Caracterfsr1sritarr'errrto?iulercdr San Lorenzo entorno Aproximacaón a! medzo &ECO v antrdpcco

li

sri

De suma importancia es toda la extensa red de pistas de tierra localizadas generalmer~teen el entorno del lecho del barranco de San Loreirzo, como recuerda de la intensa actividad agricola que exlstiá en la zona, al Igual que la extensa maya de infraestructuras hidráulicas presentes en el sector. Sin duda, muchas de estas Infraestrueturas hidráulicas son un auténtica simba10 de San Lorenzo, Sus conocidas -"charcas"son pequeks estanques w e servían de apoyo a ta agricultura y que se formaban mediante Ia compactaci6n de la arcilla existente en Xa zona, y que se utilizaba corno reservarlo para las diferentes explotaciones agrlcolas.

En la actualidad muchas de esas charcas. se encuentran principalmente localizadas en el lecho del barranco de San Lorenzo y en el fondo de algunos barrancos.

La importancia de la eonservaei6n actual de las mismas radica en la g a n riqueza etnográíiea y patrimonial que representa por un lado, ya que son infraestructuras realizadas en los albores de los siglos pasados y que conforman una técnica constructiva na realizada en la actualidad ni en ningun punto de la geografía insular de Gran Canaria. Por otro lado, destaca la riqueza ecológica y ambiental, ya que es nicho eeol6gico de multitud de especies, y de estancia temporal de rnultitud de aves migratorias, y que se eacuentra altamente amenazada por Las presiones urbanlsticas que recaen en la zona, corno la construcción de un campo de golf, o por erosion que se produce por la práctica de actividades tales como el motociciismo y el trlal. que hacen incompatible la utilización de este medio para tales fines, que no alcanza un equilibrio sostenible conlo otras actividades mas respetuosas con el medio, corno el ciclismo o la equitaclon.


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno: Aproximación al medio físico y antrópico

Por último es de destacar la gran infraestructura hidráulica existente en la zona: la presa del Pintor que se encuentra en dicho barranco, y que recoge las aguas que discurren por los barrancos que vierten sus aguas desde las curribres de la isla.

9. Estructura urbana San Lorenzo y su entorno lo conforman diferentes barrios y pagos, donde a continuación se expone la práctica totalidad de los mismos:

San Lorenzo casco El Pintor La Milagrosa Siete Puertas Risco Negro El Román La Palma Llano de María Rivera El Roque La Cruz Lomo Corcobado Masapez

Sin embargo, la entidad de población que destaca es el casco de San Lorenzo, que se encuentra situado en la confluencia de los barrancos del Cortijo y Mascuervo, a unos metros donde surge como unión de los dos anteriores. El casco urbano de San Lorenzo se estructura en torno al templo parroquial y a la plaza, siendo estos los ejes principales sobre los que se desarrolla la urbanización del pueblo con posterioridad.

Almogaren 41 (2007) 105-141


Hécro~Jal irr Rlernan Arenclbra Carncreristicusa~rnti~riuic.r, de Sgrn Luret~zo1 sil etlE<>mff ilproxi1nurr6n ui medio ftrscn 1 arzrrcJpiLa

EI casco urbano se caracteriza por poseer una complicada red de calles estrechas que se adaptan a la topograiia preexistente, ocupando los espacios menos aptos para la pr;ícllca agrlcola. Sin embargo, San Lorenzo no se ha estancado en el perirnetxcs urbano exktenae, sino que ha exgeri~nentnda un ct-eii-lrnientnpaulatlno como fruto del aumento de la pobiaclon que acontece en todos los años Es de destacar los inminentes procesos de urbanizacion que acontecen en la zona, tal y como se pueden ver en los nuevas crecimientos cofindantes al casco urbano, como la urbanizaci6n de adosados. que presenta un gran impacto visual. Caracterlstica importante a todos los nuevos crecimientos que se producen en la zona, es la escasa adaptaeihn al medio que presentan tales edificaciones, siendo construcciones que producen un fuerte impacst.0 visual en el entorna. No hay un conocimiento de la arquitectura tradicional.

San Lorenzo se encuentra situado en el tkrrnlno municipal de Las Palmas de Gran Canaria, desde la anexlirn acontecida en 1939, por el que el municipio de San Larelizo pasa bajo 1a jurlsdiccí6n del colindaatc municipio capitalino de la isla de Gran Canaria.

San Lorenzo posec unas características propias que Lo diferencian de otros barrios de Las Palmas de Grarr; Ganarla. Se encuentra situado en la cuenca del barranco de Tarnaraceire, a unos 200 metros sobre el nivel del mar, donde rrace eI barranca de San Lorenzo, como fruto de la confluencia del barranco de Mascuervo y los barrancos de El Pintor y El Garlgu. El relieve predominante se


Hcüor Javier Alernan Arencrhin Cnracreruiltas feurftonniei d e San Lrirenzo v h i t erzrarno Aprortrrzact6n al mrdzo fl~icnY untr'fprcn

diferencia en dos unidades rnorfoesrrucrurales principales, dil'erencidndose par un lada los interfluvios que smgen eotno fruta de la kcísión de 10s barrancos, donde destacan el Lomo de 1a Cardonera, Lomo de la Garga, Lomo Gordo y Los AItos de Siete Puertas con aproximadamente 500 metros de altitud: y el anelí-o Lecho del barranco de San Lorenzo que se forma por la fuerte erosicin hídriea y por el arrastre y deposiciún de materiales aiuvlales, que hacen der esta zonii un prlvilrgro para La practica de 1~agicultura. tal y corno se ha producida desde los primeros años del antiguo L~rgarcjade ?amarasayte,

La bealg~~idad del clima y sus atros rilvelzs dc humedad, han hecho de San Lorenzo y w entorno, un espacio con una abundante vegetación, donde sí: encuentran especies representativas del matorral xer6Ello. sobre todo en las zonas mas balas del sector, con especies como el carddn (Eupirorbia canariensisf, ta tabaiba (Ecr~~harbtu halhumij-un, El, obrwlfí):oiin)o la aulaga (tuunaea a h o resceizr) y al,.-unas especies introducidas cornil ias tullerai (Ojxcontln Pcu~-rrzrdical o las pri&~:(Aga-


ve rrmencnlzn). Las especies correspondientes al piso termofilo estan presentes en las zonas altas dcl sector, en torno a los rlscos existentes, con ejemplares de acebuc h e ~(Olen prtropaen) o e1 lentisco (Pl.rtacia leuzascu~).La palmera canaria (Phnenzx crltzanensw) esta presente en las areas de cuirivo en explotacicln y en abztnduncr, y foxínmdn autkriricus rodajes en los barrancos de esta zona.

Territorio con una escasa población de 4.417 habitantes, con fuerte idlosincracla rural y ulla carga agraria representativa en la actualidad y durante toda su historia, actualmente expenmenra las consecuencias del atlandono de i a actividad agrícola, doi~de r e aprecia el cada vez mhs abandono de las parcelas de cullli~o,ü favor de 10s I ~ C I ~ I ~ I P tcs ~ T O C C S Ode ~ urbaaiiz,?a6n que acontecen, gracias a Ioí diferentes proyector be mejora de las comunicacir>nes.donde ha tenido ui-r gran protagontsrno La circunvalac16ra de Las Palmas de 6.C.,junro con los cada ve2 mas intensos ilujos ec~niJmic~s, de infurrnaci611 y de personas, que hacen que el peso be Iss esiilos de viida urbanos se extiendan lsacia todas Ias zonas penf6rlcas de la ciudad, proceso en que se


Weclor Javier AlemAn Areneibia: Caracterlsticas tevntoriales de San Lorenzo y su entorno:Alj.ro,xirnaciótz al nzedio flsico y nntrópico

encuentra San Lorenzo y su entorno, poniendo de manifiesto la dihcultad de poder diferenciar e; deslinde urbano y rural tradicional del sector, a pcsar del Suerte sentirniento de pueblo que aún permanece en la zona como resrrltado de la continuidad de muchas de sus tradiciones y el todavla latente sentimiento de 1a anterior existencia del antigua termino municipal.

San Lorenzo, es un "crBtario. privilegiada de Las Palmas de Gran Canaria, uno de los pocos lugares de esta ciudad que atesora en tan reducido espacia: tradición, naturaleza, vecindad y patnanonlo.

;Oh Yave, Sefior n u e s t m Qud gm~zdees 164 nombre por fi~díbla serra

Tu rrsajestad cantada por encima de las cielos! j.. .) Cuando veo tus cielos,

Hechura de tus manos, La Ezcna y las estrellas que pusiste, k q ~ t kes et hombre

Para que de i l te acuerdes? 2El mortal para que te preocztpes? &enas inferior a un dios lo hickte,

Le arlarnaste de gloria y esphndou. Le diste el sefiorio de la obra de tus manos

Bajo s ~ i pies s todo lo pu.~is:sle: Ovejas y buey^ &dos juntos


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno:Aproximación al medio fkico y antrópico

Y hasta las bestias de la selva Y las aves del cielo y los peces del mar, iOh Yavé, Señor nuestro, Qué grande es tu nombre por toda la tierra!

Salmo 8

Almogaren 41 (2007) 105-141


Héctor Javier Alemán Arencibia: Características territoriales de San Lorenzo y su entorno:Aproximación al medio físico y antrópico

Bibliografía GÓMEZOREA,D. (2002): Ordenación Territorial. Mundi-prensa. Agrícola Española. Madrid MARTÍNGALÁN,F. (2001): Las Palmas: Ciudad y Puerto. Cinco siglos de evolución. Fundación Puertos de Las Palmas. Las Palmas de Gran Canaria. VV.AA. (1988): Geografia de Canarias. Interinsular Canaria. Santa Cruz de Tenerife. W.AA. (1993): Geografia de Canarias. Editorial Prensa Ibérica. Las Palmas de Gran Canaria. VV.AA. (2000): Gran Atlas Temático de Canarias. Interinsular Canaria. Santa Cruz de Tenerife. VV.AA. (1990): Memoria mapa geológico. Hoja 1.109-IV. Teror-Grancanaria. Instituto Tecnológico y Geominero de España. Madrid. Fuentes y datos estadísticos Instituto Nacional de Estadística (INE): http://www.ine.es/ Instituto Canario de Estadística (ISTAC): http://www.gobcan.es/istac/ Fotografías Propias del autor.

Almogaren 41 (2007) 105-141


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

San Lorenzo deTamaraceite: Historia de un municipio

Juan Francisco Santana Domínguez Doctor en Historia

E l objetivo fundamental de la Historia debe ser recuperar y sacar a la luz la verdad, porque la Historia n o es lo que queremos oír ni lo que queremos que sea, simplemente es lo que sucedió. E n ocasiones surgen hechos históricos que pueden constituir u n orgullo y en otras convertirse en vergüenza y pesadilla. Este trabajo pretende sacar a la luz la historia del Municipio de San Lorenzo, desde que en el siglo XV la zona era un reino de los antiguos canarios hasta la anexión forzada e ilegal que de este Municipio hace el vecino municipio de Las Palmas de Gran Canaria, el día 1de enero de 1940, aprovechando un momento histórico que le permitió saltarse la Ley Municipal del año 1935, que impedía aquella injusta anexión.

LOS INICIOS Para poder comprender la historia del Municipio de San Lorenzo es necesario retrotraernos, al menos, a la segunda mitad del siglo XV, momento en que Canarias es incorporada a la Corona de Castilla. Desde los primeros momentos de la conquista de la isla de Gran Canaria, e incluso antes de ser conquistada, hay dos topónimos que aparecen reflejados con bastante frecuencia, como son el de Atamarasaid y el de Atenoya (con el paso del tiempo pasarían

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

a llamarse las actuales Tamaraceite y ~ e n o ~ a )Antes '. de la conquista eran reductos de población autóctona, de suma importancia, demostrándolo el hecho de que Juan Rejón (uno de los primeros conquistadores): " ... salió con 300 hombres y 30 caballos a los campos de Tamarasayte, Tenoya y Arucas, destruyendo todos sus higuerales y sementeras, dando fuego a las casas de sus Lugares y haciendo prisioneros de todas las edadesn2. Tamaraceite, al igual que Tenoya, es un topónimo de origen amazigh que ha ido sufriendo modificaciones con el paso del tiempo. En los primeros momentos lo veremos escrito con el prefijo "a" para más tarde perderlo. En los documentos, desde finales del siglo XV, lo veremos escrito de diferentes maneras, fruto de que en los primeros encuentros entre canarios y castellanos la comunicación oral conllevó dificultades a la hora de plasmar por escrito lo que los cronistas escuchaban a los canarios y así un mismo sonido lo representan por zeta, ce o ese; o también se confunden los sonidos consonánticos de la t o la d. La transmisión oral hará que sufra cambios a lo largo de los años. Así veremos como en los diferentes documentos va a aparecer: Atamaraseid, Atamarasaid, Atamarazait, Tamarasayte o el definitivo Tamaraceite, entre otros3. El territorio que ocupaba aquel cantón, guanartemato o reino era, aproximadamente, lo que ocuparían los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y el de San Lorenzo, y debido a su gran extensión, a pesar del paso del tiempo, se seguirían recordando aquellos límites ancestrales. Su territorio iba a abarcar lugares tan distantes como Dragonal, Alviturría, El Toscón, Los Altos, El Llano de Santa Catalina, Casa Ayala, Las Rehoyas o los Barrancos que rodeaban la Ciudad, por citar algunos, y debido a ello todos esos topónimos llevaban la coletilla de Tamaraceite, y así veremos San Lorenzo de Tamaraceite, El Toscón de Tamaraceite o el Llano de Santa Catalina de Tamaraceite, La Playa de Tamaraceite. Con respecto al Lugar de San Lorenzo hay que decir que hasta el año 1645, aproximadamente, era conocido como el Lugarejo de Tamasaite y que al ser concluida la ermita de San Lorenzo, en el año citado, comenzó a denominarse el

1 BERNALDES, A,: Historia de los Reyes Católicos por el Bachiller Andrés Bernaldes, cura de Palacio. T. 11, p. 52. Colección de Documentos de Millares Torres, de la Biblioteca del Museo Canario de Las Palmas. 2 CASTILLO VERGARA, P. A,: Descripción histórica y geográfica de las Islas Canarias. Las Palmas de Gran Canaria 1960.T. 1, fasc. 2, cap. 4, p. 304. 3 A.P.S.L. Libro de Defunciones. No 2, f. 184r; No 3, fs. 55v,81v; No 4, fs. 64r y SS.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínpez: San Lorenzo de Tamnraceire. Hi.~roriade un Mrtnicipio

Lugar del Señor San Lorenzo de Tamarasaite, en honor a su Santo Patrón. por estar ubicada en el territorio de lo que otrora había sido el reino de Atamarasaid.

P.,.

..

cn gris claro podernos ver señalada la exrensirín apro.rirnada del cantón de ~arnaraceire~ Es digno de reseñar la importancia que tenía el cantón de Tamarasayte en el contexto isleño antes de la conquista castellana y así veremos como entre los diez personajes más importantes de la Isla estaba Adeum de Tamarasayte. guanarteme o rey de aquel cantón. Aquellos diez personajes se desplazaron a la isla de Lanzarote, el día 11 de enero de 1476, para mostrar su arrepentimiento a Diego de Herrera, poseedor del Señorío de las Islas Canarias, por el asalto que habían hecho a la Torre de Gandos. Algunos autores relacionan el nombre de Atamarasaid con el de "bosque de palmeras". evidentemente la han relacionado con el fruto de la palmera canaria, al que llamamos támara. y al ser el Valle de Tamaraceite, en su origen, un gran palmeral del cual aún hoy nos quedan hermosos ejemplares, pues es lo 4 SANTANA SANTANA. A,: "Análisis territorial del poblamiento prehispánico de Gran Canaria: No O. pp. 288-289. Las Palmas de Gran Canadelimitación de a~rupacionesterritoriales'' Ve,q~cera. ria 1992. S "Diseminado" si~nificaaquellas viviendas no adscritas a ninguna entidad pohlacional concreta en el territorio de estudio. ARREU GALINDO. J.: Historio de lo conqcti.vto de los siete i.~lasde Conorin. Santa Cruz de Tenerife. 197. p. 135.

Almngaren 41 ( 2 0 7 ) 143-170

1

145


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceife. Historia de un Municipio

más lógico que aquel valle fuera conocido con el nombre de las plantas que en él predominaban. Prueba de que el Lugar estaba profusamente cubierto de verdes palmeras son las crónicas de los primeros momentos de la conquista de la Isla: "...los cristianos procurábamos ir a mariscar, pescar y traer palmitos derribando más de doce mil palmas muy grandes y medianas sin dejar las pequeñas, por más de tres meses todas las semanas iban trescientos hombres de a pie con hachas y costales, y seis de a caballo para custodia a el pago de Tamara~aite"~. Su población explotaba el sector noroccidental de los Lomos de Las Palmas y La Isleta, ocupando una gran franja de terreno, situado entre los barrancos de Guiniguada y el de Tenoya-Teror7,aunque yo pienso que Tenoya formaba un cantón independiente, situado entre el barranco últimamente mencionado y el Barranco de Jacomar, como lo demuestra el siguiente documento: "...Pedrode Vera atravesó los espesos palmerales de Tamaraceite, y salvando sin ~, cantropiezos la cadena de cerros que separa este cantón del de T e n ~ y a "ambos tones formarían, curiosamente y de forma aproximada,lo que con posterioridad serían las jurisdicciones de San Lorenzo y de la Capital. Debemos preguntarnos sobre el cantón en donde se van a asentar los nuevos pobladores al servicio de la Corona de Castilla y en el que van a construir la Fortaleza de Santa Ana, germen inicial de la futura ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. La respuesta es sencilla pero de forma curiosa es algo que hasta ahora no se había tenido en cuenta. La futura ciudad no se iba a asentar en un temtorio que pertenecía a Telde, Arucas o Gáldar, se ubica en Atamarasaid y como consecuencia de ello las referencias a este guanartemato son muy frecuentes en aquellos primeros momentos de ocupación y expolio. Como recuerdo de aquella gran población prehispánica, que ocupó todo el territorio mencionado, han quedado los documentos escritos y también cuevas y otros vestigios, aunque desgraciadamente y debido al gran número de asentamientos europeos posteriores a la conquista, los antiguos poblados son

6 MARÍN DE CUBAS,T.A.:Historia de las siete islas de Canaria. Las Palmas de G.C. pp. 171-172. 1986. 7 SANTANA SANTANA,A.: "Análisistemtorial del poblamiento prehispánico de Gran Canaria: delimitación de agrupaciones temtonales" Veguefa.No O, pp. 288-289. Las Palmas de Gran Canana 1992. 8 MILLARES TORRES,A.: Historia General de las Zslas Canarias. Santa Cruz de Tenerife 1977. T. 11,p. 178.


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tarnaraceite. Historia de u n Municipio

aprovechados por los nuevos pobladores, construyendo sobre ellos o aprovechando muros y cuevas, dándoles un nuevo aspecto; y como prueba de ello nos quedan varias cuevas viviendas en la Montañeta de Tamaraceite, Los Giles, Tenoya y Dragonal, entre otros. En muchísimos documentos se reflejan los restos de las construcciones de piedra de la población prehispánica de Atamarasaid y como ejemplo de ello tenemos:

...y el Barranco de Tamaraceite, y de la parte de arriba tierras de Alon-

-"

so de las Piedras y la cerca de los canarios... en siete de agosto de 152Y9. -

"... en 4 de agosto de 1528...Tamaraceite entre las casas del cuchillero y

las cuevas de Francisco Martín Bragado ... y unas cuevas que fueron de Diego García Viejo"lo.

...espigonal abajo a el Lomo de los Frayles y arriba está un albercón del

-"

tiempo de los canarios y por otra parte el Barranco de Tamarasayte ... a 30 de diciembre de 1632"11. Además de la cuevas naturales y paredes de viviendas, también se habla de túmulos de piedra en La Isleta y cuevas artificiales en San Lorenzo, y en otros lugares, en donde se habían encontrado diferentes restos óseos, fundamentalmente los cráneos que sirvieron al antropólogo René Verneau, que llegó a las Islas Canarias en el año 1877 para hacer un estudio antropológico de los grupos étnicos de los antiguos pobladores de Canarias12. En la zona de crecimiento actual de Tamaraceite, hacia los institutos, se encontraban, según comentan personas mayores, muchas construcciones de los antiguos canarios, siendo las piedras de sus muros utilizadas por algunos vecinos para hacer sus viviendas. También molinos de piedra y cerámica de la zona fueron a engrosar colecciones particulares. La población aborigen huye al interior de la Isla ante los ataques de rapiña y conquista que llevan a cabo los conquistadores y en la vega y capital del cantón de Atamarazaid van a construir los recién llegados una construcción defensiva, una fortaleza, y a su amparo van a asentarse los primeros europeos.

9 A.H.P.L.P. Cristóbal de San Clemente. No 737, fs. 172v-173v. 10 Ibidem. No 739, fs. 255r-256v. 11 Ibidem. Conventos. Leg. 34 - 3. 12 HERRERA PIQUÉ, A,: Tesoros del Museo Canario. Madrid 1990, p. 38.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

Al comienzo fue Tenoya el núcleo más poblado de la zona del lugar y municipio de San Lorenzo, pero conforme avanzó el tiempo Tamaraceite pasó a ser el lugar más poblado. Todo cambia en el momento en que surgieron las nuevas urbanizaciones del sector de Guanarteme, hacia el primer cuarto del siglo XX, momento en que Tamaraceite perdió su supremacía.

LA ERMITA Y POSTERIOR PARROQUIA DE SAN LORENZO Como en todos los lugares, encontraremos grandes y ricas familias que son los que acumulan la mayor parte de las tierras y riquezas, aunque serán las menos, ya que la población de San Lorenzo y sus alrededores siempre destacó por su humildad y escasos ingresos; prueba de ello es que pasaban muchísimos años sin confesar y sin oír la misa, pues no tenían ni tan siquiera vestidos adecuados para acudir a Las Palmas. Debido a aquellas precarias circunstancias, los vecinos del Lugarejo hacen un escrito, en el que piden que se les conceda el permiso para poder llevar a cabo la construcción de una ermita en el año 1638.En aquellos momentos la población estaba compuesta por unos sesenta vecinos, equivalente a unos 300 habitantes aproximadamente, de los cuales más de 200 recibían la comunión. Las razones en pro de edificar la ermita hicieron que el Obispo de las Islas, D. Francisco Sánchez de Villanueva y Vega, les concediera el permiso de erección el día 14 de marzo de 1638, con la condición de que los vecinos tenían que obligarse a costear toda la fábrica y dotación de la ermita. Se reunió el vecindario para elegir el nombre de su santo representativo, echándose a suerte la elección y saliendo por patrono el mártir San Lorenzo. La elección del Santo de la parrilla hará que con el paso del tiempo el antiguo nombre del Lugarejo se cambie por el Lugar del Señor San Lorenzo de Tamarasaite. Las obras comenzaron en el año 1640, siendo su constructor el maestro mayor de cantería Diego Báez, y el trabajo relacionado con la madera lo llevó a cabo el carpintero Manuel Hernández13. La obra finalizó en el año 1645, con la explosión de alegría de aquel pobre vecindario, que acudió en masa al acto de la bendición, llevado a cabo por el cura de la Iglesia del Sagrario Catedral, D.

13 FRAGA GONZÁLEZ, M" del C.: "La arquitectura mudéjar en Canarias". Tenerife. 1977, pp. 228-229.

1 1 8 1

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

Juan Bautista, y se dijo misa por primera vez el día de San Lorenzo del citado año. Los gastos de construcción de la ermita supusieron 2.648 reales. Las sucesivas modificaciones que se llevaron a cabo en la primitiva ermita fueron debidas al aumento constante de población que experimentaba la jurisdicción. La estructura y medidas de la ermita se mantuvieron hasta el año 1680. Así en un escrito fechado el ocho de septiembre, se puede leer que los vecinos habían alargado la ermita y que se encontraba en perfectas condiciones14. Sus dimensiones originarias eran de unos 7'66 metros de ancho por unos 13'43 de largo, o quizás algo menos15. En su interior, de una sola nave, destacaba el altar mayor, realizado en cantería, y el púlpito de madera, adosado a una de las paredes laterales. Era una edificación en la que ya en el año 1649 se podía contemplar un campanario, que había costado a los vecinos la cantidad de 100 reales, a los que hubo que sumar 357 más del costo de la primera campana, que llegó en el año 1648. E n aquellos primeros momentos es de destacar el papel fundamental que desempeñaron los dos primeros mayordomos de la Ermita de San Lorenzo: Lázaro de Ortega y Sebastián Hernández, que se esmeraron en tenerla bien dotada16.Es por todo ello, y por lo que representaba el padre de la novia, que el día 12 de febrero de 1646 se casan en la Ermita los jóvenes Lucas Lorenzo y Beatriz Rodríguez Ortega, hija del Capitán y Alcalde del Lugarejo de Tamara-

Firma de Lucas Lorenzo, primero que se casó en la Ermita de San Lorenzo

14 A.H.P.L.P.Melchor Gumiel de Narváez.No1.387.fs. 384v-387r. 1680. 15 Medidas tomadas por el autor del presente trabajo. 16 A.P.S.L.Libro de Fábrica. N" 1. fs. 4r-7r. 164511648.

Ahogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

saite Lázaro de Ortega y de María Vidal, siendo los contrayentes los primeros que se velaron en la Ermita17. La pequeña población comienza a beneficiarse de su ermita, sirviéndoles, en aquellos años, los curas de la Iglesia del Sagrario Catedral en los servicios dominicales o en los días festivos, abonando el vecindario los gastos que aquel servicio les suponía. Todos los pagos se sacaban de las limosnas del vecindario, que eran recogidas y administradas por los mayordomos. Además de las limosnas recogidas, tanto en dinero como en frutos, en una parte del terreno que había sido cedido para la construcción de la ermita se construyó una casa, costeando los gastos de la construcción los vecinos Sebastián Hernández, Francisco y Cristóbal Rodríguez y Juan Naranjo. Iba a ser conocida como "la casa del Santo", y se alquiló ya desde el año 1654 por treinta reales anuales, cantidad que ayudó a sufragar los gastos que suponía la asistencia espiritual en la Ermita18. Con respecto a los curatos creados, el insigne Viera y Clavijo dejó un buen número de datos sobre el Curato de San Lorenzo, y así escribió:"Elprimero fue el de San Lorenzo, que siendo un anexo del beneficio de la Ciudad de Las Palmas, fue erigido en curato en el año 1681, nombrando como primer cura a Juan González Travieso, cuyo nombramiento y elección confirmó el Obispo Ximénez el día 27 de marzo del mismo año." Los vecinos de San Lorenzo habían pedido la creación de su curato19ya desde el año 1666, basando su pedimento en la larga distancia que les separaba de la Ciudad, su extremada pobreza, dificultad para el auxilio a sus difuntos y no oír misa ni recibir la comunión con frecuencia. A pesar de sus fundadas y meditadas razones no se les concedió la licencia desde el Obispado en aquel primer intento, seguramente por la falta de garantía económica para mantener los servicios de un cura y los costos del gasto de aceite y cera. Los mayordomos de la ermita, así como todo el vecindario, según las posibilidades de cada uno, seguían contribuyendo, como se habían obligado en el año 1638, a mantener con dignidad la ermita y a sufragar los gastos que les ocasionaba el traer a los curas desde la Ciudad todos los domingos y días de fiesta.

17 A.D.L.P. Libro de Matrimonios. No 3. Iglesia del Sagrario Catedral. f. 79. 1646. 18 A.P.S.L. Libro de Fábrica. No 1. f. 5r. 1654. 19 A.H.P.L.P. Melchor Gumiel de Namáez. No 1.387. fs. 384v-387r. 168011681.

-

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

El 8 de septiembre de 1680,el Capitán y Sargento Mayor D. Alonso Olivares Lezcano y Castillo, junto con su esposa Da Luisa Antonia Trujillo Suárez Figueroa de Vergara, vecinos de la Ciudad y de las más importantes familias de la Isla, habiendo tenido noticia de la lucha de los vecinos de San Lorenzo para conseguir un permiso de erección de la Parroquia cedieron al mayordomo de la misma dieciséis fanegadas de tierraz0, que fueron ocho fanegadas frente a la Iglesia de San Lorenzo, en el denominado Llano de Machicao, y las otras ocho fanegadas se encontraban a la salida del Lugar, lindando por la parte alta con el camino que iba al Dragonal y por la parte de abajo con el barranquillo que bajaba de la Herradura. Además le cedieron una cueva frente al Lugar, que al igual que las mencionadas tierras no se podían vender sino dar en arrendamiento al mejor postor. Las cantidades que se iban a conseguir con los arrendamientos se utilizarían para pagar el aceite de la lámpara, que serían unas doce botijas anuales y lo que sobrase se emplearía en adquirir la cera necesaria para la celebración de la misa. Dichos arrendamientos se debían hacer por un tiempo no superior a los seis años, pudiendo todos los vecinos optar a su uso, colocándose para ello unos papeles anunciadores en la puerta de la Iglesia por un espacio de tiempo de tres domingos, beneficiándose el mejor postor en la puja21. Con todo lo ofrecido por el citado matrimonio, además de obligarse a la erección, seguridad y saneamiento de la Iglesia y su transformación en Curato, parece ser que en el Obispado surtió efecto la importancia de la familia que lo pedía, a lo que había que sumar el nuevo pedimento que hacieron los vecinos de San Lorenzo, encabezados por su alcalde, el día 12 de agosto del año 1680.El escrito en cuestión lo hace Salvador Rodríguez, Alcalde del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite y su jurisdicción, que junto a los vecinos más pudientes piden permiso al Corregidor y Capitán a Guerra de la Isla, que por aquellas fechas era D. Diego de Ponte y Llarena, caballero de la Orden de Calatrava, el cual al ver el escrito no puso ningún impedimento y dio la oportuna licencia para que se pudieran reunir en cualquier día de la semana y otorgaran el poder a favor de la persona o personas que les representasen, para que en nombre de todos pidieran la erección del curato. En aquellos momentos se exponen nuevas razones, o bien se detallan más minuciosamente, pues se habla de un vecindario en aumento, ya que se había

20 SOSA, Padre José de.: Topografía de la Isla afortunada Gran Canaria. Tenerife 1849,p. 112. 21 A.H.P.L.P.Melchor Gumiel de Narváez. No 1.387. fs. 384v-387r. 1680.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

superado el número de 150 vecinos, de las dificultades de acudir a la Ciudad a bautizar a sus hijos, así como de lo complicado de acudir a la misma en busca de los sacramentos para sus enfermos y moribundos, ya que aquel auxilio no llegaba nunca a tiempo y el problema que les suponía traer a sus difuntos desde tan lejos a enterrar. Todos aquellos vecinos se obligaron ante el Obispo de la Di6cesis, con sus personas y bienes raíces, para afrontar todos los gastos que ocasionara la tan esperada Con posterioridad al pedimento, se hace una primera reunión en la iglesia de San Lorenzo, el áía 12 de agosto del año en cuestión, con el ñn de informar y alcanzar acuerdos. El 27 de octubre se reúnen por segunda vez, siendo el alcalde Salvador Rodríguez el organizador de las mismas, llegándose a un acuerdo consensuado en el que todos los mencionados, con ocasión del nuevo pedimento, se imponían el cuidado, aseo y pagos de todo lo necesario para el culto, haciéndolo en nombre de todo el vecindario. Entre los presentes a aquellas reuniones se encontraba el joven Juan González 'Ifavieso, clérigo presbítero y capellán del Lugar, natural de la jurisdicción de Arucas, que poco tiempo después se convertirá en el primer cura de la futura parroquiaz.

Firma de D. Juan González Travieso,primer cura de San Lorenzo

En las reuniones mencionadas anteriormente se acuerda que serán los vecinos los que corran con los gastos del salario del sacristán y en dar todo lo necesario al cura para su sustento, así como si se diera la circunstancia que la 22 Ibidem. fs 315-318v. 23 A.H.P.L.P. José Bethenwurt Herrera. N" 1.330. fs. 188v-191r. 168011681.


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

iglesia fuera destruida por cualquier causa, también les correspondería reedificarla en su totalidad. A pesar de las buenas intenciones y deseos del vecindario no llegan noticias desde el Obispado y los vecinos, desesperados, se reúnen de nuevo y elevan otro escrito al Cabildo Eclesiástico en el mes de febrero del año 1681, en el cual expresan que reunidos en la iglesia, a toque de campana, siguen en su deseo de que se les conceda la parroquia. A esta última reunión asistieron cuarenta y un vecinos, encabezados por el Alcalde ya mencionado, Francisco López, Alguacil Real del Lugar y Juan Rodríguez que desempeñaba el cargo de Alguacil de la Isla, así como el futuro cura, que firma el documento junto con seis personas más24. Por fin, la tenacidad del vecindario obtiene su merecido premio, con un acuerdo del Cabildo y Deán que decía: " E n Cabildo particular, siendo 22 de febrero de 1681, para ver la división hecha de la Jurisdicción del Curato de San Lorenzo y nombrar cura. Aprueban todo el Cabildo la división, desmembrándolo del Curato del Sagrario de esta Santa Iglesia, el término y Lugar de San Lorenzo y con autoridad del Señor Obispo se erige y constituye en Iglesia Parroquia1 y curato aparte la del citado Lugar de San Lorenzo. Corriendo todos los gastos por costa de los vecinos referidos, así como el sueldo de sacristán, siendo 24 doblas de salarios anuales para el cura, que también los vecinos se comprometen, cuyo nombramiento de cura hará este C ~ b i l d o " ~ ~ . Al recibir la noticia, una vez el Obispo Bartolomé García Ximénez la había aprobado, se reunió todo el vecindario para ratificar la escritura que habían hecho y todos juntos manifestaron que se ratificaban en todo lo que habían dicho, obligándose no sólo ellos sino todos los que en un futuro fueran vecinos del Lugar, en el llamado Comunal, para hacer frente a todos los gastos que fueran necesarios.Animados por todo lo que estaba sucediendo pusieron en marcha la edificación de una sacristía para tener al completo su iglesia26. El día once de marzo del citado año, con gran satisfacción de todo el vecindario, el Alcalde Salvador Rodríguez mandó a que se diese aviso a toda la jurisdicción, acudiendo muchísima gente a contemplar, con gran ilusión, la colocación del Santísimo en el S a g r a r i ~ ~ ~ . 24 25 26 27

A.H.P.L.P. José Bethencourt Herrera. No 1.330. fs. 58v-60r. 1681. Ibidem. fs. 6lr-62r. Ibidem. fs. 58v-60r. A.P.S.L. Libro de Bautismos. No 1, f. 1,1681.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

En las innumerables obras que se han llevado a cabo en la iglesia de San Lorenzo, a lo largo del tiempo, hay que destacar la gran generosidad del vecindario, en cuanto a todo tipo de aportaciones, a pesar de que siempre, en general, fue un pueblo muy humilde y muy necesitado desde el punto de vista económico.

LOS LIMITES DEL MUNCIPIO D E SAN LORENZO: U N TEMA DESCONOCIDO Y SORPRENDENTE Trabajar en la búsqueda de datos referentes a los límites del Municipio de San Lorenzo y luego dar forma a toda la documentación encontrada, a lo largo de los años, me ha llevado a pensar que la historia desconocida es muchísimo más amplia que la conocida y sólo me refiero a nuestro entorno más inmediato. Somos muy poco conocedores de nuestro pasado y sí que es verdad que conocemos la historia a grandes rasgos, pero nos sorprenderíamos al descubrir los detalles y los cambios que experimenta la misma hasta llegar al momento presente. En ocasiones llegamos a descubrimientos tan sorprendentes que hacen que necesitemos contrastar muy bien lo que vamos a dar a conocer, y uno de esos temas es el relacionado con la línea divisoria entre la Capital y San Lorenzo. Para la población actual es poco conocido y, en general, sorprendente el tema de los límites del Municipio de San Lorenzo en el momento de ser incorporado a Las Palmas de Gran Canaria en el mes de enero del año 1940, pero aún es más sorprendente si nos alejamos en el tiempo y nos situamos en los años veinte del siglo XIX, para poder ver cómo un el Municipio de Las Palmas, dirigido por intelectuales y gente muy poderosa, utiliza una variada gama de estrategias para recortar la extensión de San Lorenzo, acudiendo a las amenazas, a la ilegalidad, a la utilización de un juego sucio y desigual, basado en la preparación de los políticos de la Capital, amparados por gobernadores y gente de leyes, frente a agricultores y gente con escasa, en la mayoría de los casos, formación para afrontar una lucha tan desigual que siempre benefició a la Capital, excepto en aquellos momentos en que el Municipio de San Lorenzo tuvo hombres con formación suficiente, o al menos de una gran valentía y coherencia, para negarse ante las pretensiones y luchar por lo que les pertenecía según la Ley.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan fiancrsco Sanrana Duminguez: San L,nrenzo de Tamaracezte. H~srortade un i%funrcipia

E n la presente lamina p en Zlnea rizas gruesa -y se pueden apreciar los Einzites de San Larmzo con respecto a la Capital. Se aprecia el Castillo del Rey que se ponla como referencia en los ütigzos fmnterizosZ8.

Hace ya muchos awas me encontre con un doeurnenlo que hacía alusi6n a un cura de La Parroquia de San Lorenzo y aI Puerto de La Luz y abl quedo, pues no le encontraba sentida. Para rnl era imposible que la ~ldrisdic~ibn de San 28 COELLQ. F. Arlm de España y sus posesrones (le ulrramar Madrid 18J7 T II Esta obra consta de dos desplegables y en el segundo he nlarcado coa una ifuea inás gruesa para señalar los límltes aprnxrmados del mualcipru de San h r e n z o con su vectno de Las Palmas, iambrEn he senalado con una Beella el Castrllo del Rey y colocado el llombre de San Lorenzo, a.;í como la liilea que marea otro iímlte municrpal hasta el año 1821 aproximadamente


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

Lorenzo de Tamarasaite llegara a aquella zona de la Isla. Me dije a mí mismo que posiblemente se quiso expresar por escrito otra cosa y la redacción no fue acertada, pero nunca me olvidé de aquella primera nota que relacionaba a San Lorenzo con la zona del Puerto. Soy el primer sorprendido en poder ver a dónde llegaban los límites y así, poco a poco, fui dándome cuenta de su verdadera extensión inicial, que luego, a lo largo de los años, fue menguando en pro de los intereses de la Capital; pero eso lo veremos más adelante. El día primero de enero del año 1940, cuando San Lorenzo es incorporado a Las Palmas de Gran Canaria, haciendo alusión a la Ley Municipal de 1935, se estaba cometiendo un error mayúsculo, porque aquella Ley era inaplicable al caso de San Lorenzo y se estaba llevando a cabo otra más, una injusticia que ahora ha salido a la luz, no sólo por los testimonios orales, sino porque los documentos y leyes nos hacen ver la ilegalidad cometida. Dentro de los límites del Municipio de San Lorenzo se encontraban lugares como Schamann, Escaleritas, Las Arenas, El Polvorín, Lomo Apolinario y sus alrededores, San Antonio, Barranquillo de Don Zoilo, La Paterna, Guanarteme hasta la Plazoleta de Farray, siendo la Peña la Vieja el referente fronterizo, además de San Lorenzo, La Milagrosa, Almatriche, Dragonal Bajo, Dragonal Alto, Tamaraceite, Las Majadillas, Hoya Andrea, La Suerte, Piletas, Tenoya, Cuevas Blancas, Casa Ayala, Román, El Zardo, Cuesta Blanca, Llanos de M" Rivera, Siete Puertas, Lomo los Frailes, Las Perreras, La Galera, El Toscón, S. José del Álamo, Las Mesas, Los Giles, Costa Ayala, Cuevas Torres, La Minilla, Las Torres, La Feria, El Rincón, El Cardón, Chile, Cruz de Piedra, Alviturría, Las Rehoyas o la Hoya de Enamorado, actual Siete Palmas, entre otros. Aquellas fronteras tuvieron su origen en la transformación del Lugarejo de Tamarasaite en Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite, poco después del año 1645. Siempre en la línea que separaba los municipios de la Capital y el de San Lorenzo hubo problemas porque, entre otras razones, la población asentada en las fronteras de ambos no tenía claro a qué municipio tenían que pagar sus contribuciones. Va a ser a partir de 1812, con la Ley Municipal, cuando los antiguos Lugares y Villas pasan a denominarse municipios y se comienza a extender una serie de problemas limítrofes en todo el Estado. En el caso de San Lorenzo con respecto a la Capital va a ser una continuidad de los antiquísimos enfrentamientos y disputas por la zona del Lomo de las Mañanicas, altos de San Nicolás, cercanas al Castillo de San Francisco y al Molino de Albiturría. En tal sentido nos vamos a encontrar que hasta, aproximadamente, el año 1821 los límites de San 156

(

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tarnaraceite. Historia de un Municipio

OCÉANO ATLANTICO

LAS PALMAS GRAN CANA SANTA BRÍGIDA

Lámina que nos permite visualizar lo que son las demarcaciones de los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y San Lorenzo. Elaboración del autor del trabajo

Lorenzo se extendían hasta el Puerto de la Luz y la Isleta y así lo demuestran muchos documentos de cobro de impuestos de la sisa y el mesón del Puerto, destacando este escrito de 2 de octubre de 1820, en donde se nos especifica: " Siend o Alcalde D. Miguel Jiménez. Acordaron se oficie al Ilustre Ayuntamiento de la Capital, a fin de que siendo desde tiempo inmemorial el lindero de esta Jurisdicción por lo que se respecta a la Justicia desde la Acequia de San Nicolás, el Puerto de la L u z y la Isleta lo que linda esto sea de este Cuerpo, que es la sisa y el mesón del referido Puerto". Existen otros documentos que hacen alusión a aquella jurisdicción y en el mismo sentido, en el mes de agosto de 1895, el concejal de San Lorenzo, Juan Ponce García, manifestaba: " Con respecto al edificio público destinado a polvorín, que hace poco tiempo se ha construido en Las Rehoyas, en esta jurisdicción municipal, se debía haber hecho entrega de los planos en este Ayuntamiento y n o en el de Las Palmas, siendo u n abuso y en consecuencia este Pueblo seguiría mermando su jurisdicción, proponiendo que el Ayuntamiento dirija u n escrito al Gobernador Militar, suplicándole se digne manifestar los antecedentes que existan sobre dicha fábrica que se halla en este término municipal, remitiendo copia de los planos para su custodia en este Archivo". De forma evidente, a lo largo de aquella centuria, se multiplicaron los problemas limítrofes y algún bocado a los mismos se hizo, beneficiando siempre a la Capital, como así lo demuestran las

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

palabras del concejal de San Lorenzo cuando nos dice "seguiría mermando su jurisdicción" en clara referencia a que algunos políticos y alcaldes de la Capital, además del apoyo de los Gobernadores Civiles ya hicieron un trabajo en pro de que la Capital ampliara su dominio territorial en la zona del Puerto de la Luz. Volviendo atrás en el tiempo, el día 29 de abril del año 1821 se hablaba de las lindes por el naciente con la Capital para evitar los perjuicios por el reparto de la contribución y para ver las lindes se nombró un perito, como ya se había hecho en el año 1818. El día 12 de mayo de 1821 se volvió a insistir en el tema de los Iímites municipales y el 24 de diciembre del mismo año se hace alusión a los problemas con el deslinde por el Lomo de Albiturría, acordando la Corporación de San Lorenzo de hacer un recordatorio a la de la Capital, haciendo mención a los límites estipulados en el año 1681, fecha de la creación de la Parroquia. Las presiones no fueron sólo en los momentos de la anexión definitiva, y de ello tenemos un ejemplo el seis de mayo de 1821, en donde el Jefe Político envía a San Lorenzo un decreto de la Junta Provincial de la Provincia para que se remitiera al Ayuntamiento de la Capital todos los fondos de la Jurisdicción, contestándosele desde San Lorenzo: "habiéndose quedado este Cuerpo sin tener con que pagar al secretario, portero y demás obligaciones, por lo que se les pide dejar dichos fondos a este Cuerpo para pagar sus obligaciones". Meses después se revisaban los linderos por los cuatro puntos cardinales, siendo estos los momentos en que el Municipio de Las Palmas de Gran Canaria iba ganando terreno con la ayuda de la Autoridades competentes. Los problemas de límites con el Municipio de la Capital no se acaban y debido a ello el Ayuntamiento de la Capital envía un oficio al de San Lorenzo, el día 29 de junio de 1822, para evitar dudas en el cobro de la contribución con los vecinos "del L o m o que llaman de Las Mañanitas (O Mañanicas)". Desde San Lorenzo se les da contestación aludiendo a la verificación del deslinde que tantas veces se les había repetido. No fue un tema pasajero sino que el 14 de enero de 1828 se volvió a hablar de límites en el Ayuntamiento de San Lorenzo, debido a que el Ayuntamiento de la Capital presionaba a los vecinos de las zonas limítrofes para que pagaran los impuestos en la Ciudad, y es por ello que en el libro de actas de aquel año nos encontramos con esta manifestación: "Los vecinos que concurran a arreglar el Camino Real que viene de la Ciudad, principiando en la Plaza de

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tumaraceite, Historia de un Municipio

San Nicolás por encima del Calvario y Acequia Real, por la vereda o andén que cruza la ladera por debajo del Castillo del Rey, sólo por conservar las posesiones que desde antiguo tiene de llegar la vara de esta Alcaldía Real hasta la dicha Acequia de la Plaza de San Nicolás han ido siempre los vecinos a principiar allí la limpia del camino. Los vecinos de Las Rehoyas y L o m o de Mañanica n o vienen a la llamada de la Alcaldía cuando hasta el año 1826 lo hacían." El 22 de agosto de 1833 el Síndico Personero del Ayuntamiento de San Lorenzo, D. Miguel Díaz Cabrera, por haberse dado muchas dudas y reclamaciones en relación a la demarcación y límites, vio la necesidad de saber hasta dónde llegaba Ia Jurisdicción por la parte que lindaba con la "raya de la Ciudad", tanto para el tema de las contribuciones como para el alistamiento y sorteo de los jóvenes que iban a entrar en el ejército, ya que muchos presentaban la excusa de ser vecinos de la Ciudad cuando se les llamaba desde San Lorenzo. Por todo ello manifestaba que era una absoluta necesidad que se procediera a hacer un deslinde formal entre ambas jurisdicciones, pidiéndolo a nivel judicial si fuere necesario. Curiosamente la Capital se va a beneficiar de esta situación de desorientación de aquella Corporación de San Lorenzo para lograr mejoras en la mencionada "raya". En el año 1836, justo en el mes de abril, nos encontramos con un oficio del Gobernador Civil para que se remitan "por fin, cada trimestre los nacidos, casados y muertos que hayan en los pagos de Las Reh0ya.s y Laureral, por depender éstos de la Alcaldía Real de este Pueblo". Evidentemente suponía un problema que desde San Lorenzo, posiblemente por recordar algún mandato anterior, por descuido o por falta de costumbre, pues no existía allí un gran número de vecinos, no se remitiera la estadística de aquellos pagos y en consecuencia desde el Gobierno Civil se le recuerda a la Alcaldía que así lo hiciera. Por la parte de la Ciudad, sin dejar de tener problemas, los límites se mantuvieron claros hasta la desaparición del Municipio, ahora bien, no lo fue así por la zona cercana al Puerto ya que los intereses de la Capital hicieron que allí, a lo largo de los años veinte, de forma fundamental, y también a todo lo largo del siglo XIX, se recortaran, dejándolos en la Peña del Agujerado, la conocida actualmente como Peña la Vieja y continuaba por lo que se conoce actualmente como la Plazoleta de Farray, en donde se encontraba hasta el año 1939 el fielato, y continuaba por el Paseo de Chil hasta llegar al Castillo de Mata y Barran-

Almogaren 41 (2007) 143-170

pir-


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

co de Guiniguada, haciendo frontera con los municipios de Santa Brígida, Teror y Arucas, así como con el Océano Atlántico. Siendo Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria D. José Mesa y López quiso extender los límites de la Ciudad para el crecimiento de la zona que rodeaba al Puerto de la Luz y así intentó meter presión sobre los representantes del Municipio de San Lorenzo en el año 1929.En aquellos momentos era Alcalde de San Lorenzo D. José Rivero Viera, hombre con una buena formación, que contestó que la línea divisoria estaba muy clara. Mesa y López amenazó a la Corporación de San Lorenzo con llevar el tema a Madrid, alegando que si no se cedía al crecimiento de la Capital por Guanarteme, Escaleritas y Schamann, hasta la Paterna, iba a ser peor pues en Madrid se daría el visto bueno para que fuera anexionado en su totalidad. No hizo efecto la amenaza y se contestó desde San Lorenzo que la Ley no daba la razón a la Capital y así fue. Eran años de muchas carencias y problemas económicos para la Capital y se vio como salida al problema la incorporación de las zonas de interés, pues sus poseedores eran los grandes terratenientes, en los documentos se les llama prohombres, de San Lorenzo, que con sus contribuciones y las urbanizaciones que se iban a llevar a cabo podían paliar la penuria económica del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Como ya sabemos aquellos propósitos no se pudieron llevar a cabo porque eran contrarios a la legislación vigente, que de forma clara amparaba a San Lorenzo, teniendo que llegar el golpe militar y su aprovechamiento en pro de unos intereses largamente pretendidos, como se ha podido ver. En el siguiente documento se hace alusión a aquellos límites del siglo XIX: "todavía recuerdan los vecinos más viejos de San Lorenzo y en su archivo municipal existen documentos que así lo confirman, que Las Palmas sólo llegaba a la acequia de San Nicolás, y el Puerto de la L u z y la Isleta pertenecían a San Lorenzo y año tras año ha ido cediendo este terreno hasta llegar a la actual delimitación.. .". Este es un ejemplo de clara injusticia histórica, que debemos conocer para poder tener una opinión con fundamento al respecto y no basada en los deseos de la Capital de extender sus límites, pisoteando la legalidad. No se puede opinar con el sentimiento patriótico que fue impuesto y sí con la formación y el conocimiento que nos da la verdadera historia de los hechos sucedidos entre San Lorenzo y Las Palmas de Gran Canaria.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tmraceiite. Historia de un Municipio

Escrito de la alcaldía de San Lorenzo en contestación a la pretensión de Mesa y Lbpez

LA TRANSFORMACIÓNEN LUGAR Y SU SEPARACIÓN DE LA CAPITAL El hecho de la transformación en Lugar va a ser ocasionado por la construcción de la ermita dedicada a San Lorenzo, finalizada en el año 1645, pero sobre todo por La figura del Capit6n &aro de Ortega, alcalde del Lugarejo ya

Jurisdicción del Lugar de San ~ o r e n z o *en~el año 1655

29 A.H.P.L.P. Diego A~varezde Silva. N" 1.273, fs 54v-56r. Aiio 1655.


Juan Francisco Santana Dominguez San Lorenzo de Tamaraceite. Historia de un Municipio

en el año 1634,que llegó a desempeñar el cargo de Regidor de la Isla en los años 1645 y 1646.Su influencia hizo que muy poco después de construida la ermita pasara a dársele la condición de Lugar. En la anterior imagen, en un documento con fecha 15 de febrero de 1655, se puede leer: "Sepan cuantos esta carta vieren como yo Manuel Pacheco Suárez vecino desta Ciudad de Canaria arrendador del arrendamiento del almotacelasgo (almotacén es una palabra de origen árabe, se conoce con variadas denominaciones según los lugares, era un cargo que vigdaba los pesos y medidas para evitar los fraudes) desta Isla otorgo por esta dicha carta que arriendo y doy en arrendamiento a Joan Vhente vecino desta Ciudad la renta de dicho amotecelasgo de los Lugares de San Lorenzo de Tarnarasaite y Teror y sus Jurisdicciones que se entiende desde la corriente del agua del Barranco desta Ciudad al de Tenoya, del molino de Miguel de Collado arriba lo que hace la Jurisdiccibn de dichos Lugares". El citado documento nos hace ver que la jurisdicción de San Lorenzo estaba separada de la jurisdicción de la Capital, siendo el Barranco de Guiniguada (Barranco desta Ciudad) el límite de ambas jurisdicciones

Firma del Capitán Lázaro de Ortega artífie de la transfonnacibn en Lugar

En el año 1643 se menciona el Lugarejo de Tamarasaite30. El Capitán Lázaro de Ortega, que había sido Alcalde del Lugarejo en los años 1634138 y en 1646,manifiesta en un documento31del año 1649,que era vecino de Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite. Años más tarde, en concreto entre 1653 y 1656, volverá a desempeñar de nuevo el cargo de Alcaide, esta vez como alcalde del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite. 30 A.H.P.L.P. Juan Bautista Algirofo N" 1.219.,fs 13-16.Años 1613-1619. 31 A.H.P.L.P. Diego Aivarez de Silva. N" 1.267.fs. 1591-15%.


Juan Francisco Santana Dominguez San Lorenzo de T-raceite H b M de un Municipio

Documento del año 1t549, en donde se puede leer que el Capitán Mzaro de Ortega era vecino del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite

Desde mucho antes del año del año 1674 ya se habla de las justicias del Lugar de San Lorenzo, además de sus alcaldes, se hace mención de sus diputados, alguaciles y síndicos personeros. También vemos cómo por orden de su Majestad y Real Audiencia, Fray Luis Palomino, como administrador general de la redención de cautivos y para fomentar la donación de limosnas en el Lugar de San Lorenzo, vio la necesidad de nombrar a Pedro Pérez, vecino del Lugar, como síndico con la función de "pedir las limosnas por los campos, eras, casas y jurisdicción del mencionado Lugar y así mismo pueda poner cepo a la Iglesia donde los fieles den sus limosnas y dio poder a las justicias de dicho lugar y pidió que lo tenganpor síndico, no obligándole a tutelas,alhondigas,positos, velas,rondas ni otras cargas reales"32.

A N E X I ~ NILEGAL E INJUSTA AL MUNICIPIO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Hasta el 31 de diciembre del año 1939 la Isla de Gran Canaria estaba compuesta por 22 municipios, a los que amparaba la Ley Municipal de 31 de

32 Ibidem. Melchor Gumiel de Narváez. N" 1.382, £ 82r.


Juan Francisco Santana Domlnguex: San Lorenzo de T(~0~0ceiiic HistoM de un Municipio

octubre de 1935 y anteriormente el Real Decreto de 1924. Será a partir del dia 1de enero de 1940 cuando los municipios de Gran Canaria se queden reducidos a los actuales 21. Desde aquel entonces un largo silencio, impuesto por los hechos y actuaciones llevadas a cabo por el Gobernador Civil de aquellos tenibles momentos y todo el aparato político que le rodeaba, además del silencio interesado y las acciones llevadas a cabo por el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, han llevado a que la historia del Municipio de San Lorenzo haya sido un tabú para la población afectada y un desconocimiento casi total para el resto de la Isla. Hablar hoy en día de San Lorenzo es hablar de un pueblo que está más alejado de lo que le debía corresponder. Se habla, de forma errónea, de un bamo de la ciudad de Las Palmas Los canarios son conscientes de la importancia de sus fiestas y de los famosos fuegos de San Lorenzo, pero pocos de ellos sabrán hablarnos de la importancia de este "Pueblo", así denominado por sus moradores, en relación a reivindicar su historia diferenciada del municipio de Las Palmas de Gran Canaria. Pocos sabrán que, tan sólo hace sesenta y ocho años, San Lorenzo era el nombre de un municipio de Gran Canaria que desapareció por una serie de intereses de la Capital y de sus representantes políticos, aprovechando los momentos iniciales del franquismo,pisoteando los derechos que amparaban a toda una población y a sus representantes políticos, en un hecho sin igual en la Islas y merecedor de la más absoluta repulsa, que intereses mayores han impedido hasta el presente que aquellos hechos se difundan. Las Palmas de Gran Canaria no sería lo que hoy es en extensión,pues hasta el año 1940,fecha en que es anexionado San Lorenzo, sólo disponía aproximadamente de unos cincuenta kilómetros cuadrados,justamente la mitad de lo que hoy es la extensión de su suelo. Los cincuenta kilómetros restantes son los que representan la contribución obligada del Municipio de San Lorenzo a la Capital.


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tarnaraceite. Historia de un Municipio

¿Si tan sólo han pasado esos pocos años cómo es posible que la población desconozca esos hechos que marcaron la historia de dos municipios vecinos? ¿Cómo es posible que se hayan silenciado esos hechos? Si se actuó con buena fe y a favor de unos intereses inexcusables, ¿por qué se silenciaron y se continúan silenciando? ¿Dónde están los nombres de los alcaldes de San Lorenzo que al ser incorporado a la Capital pasaron a formar parte de su historia? ¿Dónde está esa historia? ¿Dónde está la bandera del Municipio que posibilitó que la Capital creciera? ¿Por qué se tiene miedo de algo que, según algunos, fue legal, justo y necesario? Con aquella oscura e injusta incorporación el municipio de Las Palmas de Gran Canaria no sólo doblará su anterior extensión, sino que incrementará su población en casi 30.000 habitante^^^. Nunca antes de aquellos años las pretensiones de Las Palmas de Gran Canaria pudieron hacerse realidad pues chocaban con la legislación que defendía los derechos que amparaban al municipio de San Lorenzo. La anexión fue llevada a cabo por el Gobernador Civil de aquel entonces, D. Antonio García López, en pro de los intereses de la Capital, largamente pretendidos y no llevados a cabo hasta aquellos momentos porque la legalidad no se lo permitió en ningún momento. En dicha anexión concurrieron diversas ilegalidades, que atentaban contra la Ley Municipal de 1935,y así podemos ver diferentes artículos, entre otros:

Artículo 5: Se reconoce como Municipio a todos los que al promulgarse la citada Ley, estuvieran legalmente constituidos. Artículo 10: Para la agregación total de u n municipio a otro, fusión de varios, en ambos casos limítrofes, sería necesario: petición escrita de la mayoría de los electores residentes en los términos municipales que hayan de unirse, dirigida a su respectivo ayuntamiento, y acuerdo favorable de los ayuntamientos interesados. También podría realizarse la agregación o la fusión de municipios limítrofes con los requisitos siguientes:

lo Acuerdo adoptado por las dos terceras partes de los Concejales, que legalmente compongan los Ayuntamientos respectivos.

33 Archivo del Ayuntamiento de Las Palmas. (A.A.L.P.) Libro de Actas de San Lorenzo, E 45r. 1938.

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Turnaraceite. Historia de un Municipio

2" Exposición de dichos acuerdos al público, para que éste pueda oponer cuanto considere oportuno, en plazo no inferior a quince días. 3" Resolución de las oposiciones acordadas por mayoría absoluta de los concejales que integren el Ayuntamiento, ante el que aquellas hubiesen sido formuladas.

Ninguno de ellos se cumplió, no se contó con la aprobación de los vecinos, ni hubo petición escrita de los mismos, ni por San Lorenzo ni por Las Palmas de Gran Canaria, sencillamente no fueron consultados. No hubo acuerdos favorables de ambos Ayuntamientos, sólo la firma de unos concejales que no estaban allí como políticos sino como seres humanos indefensos ante el miedo y la presión, tanto es así que al Ayuntamiento sólo iban a firmar (palabras textuales de los protagonistas). Nunca fueron expuestos al público los acuerdos tomados. Los concejales no eran los suficientes a la hora de firmar el documento de anexión. Además se sucedieron en San Lorenzo una gran cantidad de incongruencias y acciones de carácter ilegal, aprovechándose del miedo lógico del momento, no sólo de la Corporación Municipal sino de todo el vecindario, que no se atrevieron a levantar la voz, en contra de lo que era una auténtica muestra de fuerza. %mas cómo desde al año 1812 se multiplicaron los problemas de límites entre ambos municipios pero en ningún momento, a pesar de las innumerables reuniones mantenidas entre las diferentes comisiones creadas a tal efecto en ambos municipios, la Capital nunca pudo conseguir su anhelo de crecimiento. Sólo con la llegada del golpe militar del año 1936 se pudieron lograr los propósitos y el Gobernador Civil fue nombrando a dedo a diferentes corporaciones para el Ayuntamiento de San Lorenzo, como quiera que ninguno de los nombrados estaba de acuerdo con la anexión los cesaba e iba nombrando a otros en su lugar, hasta conseguir formar una Corporación débil e incapaz de dar respuesta. Hasta el nombramiento de la última corporación, con cuya elección se había logrado lo que se pretendía, aunque tampoco querían firmar sin más, pero el uso de la violencia consiguió el propósito que se ansiaba. Recordar que la Ley municipal de 1935 en su artículo 50 señalaba: "la autoridad gubernativa no podrá intervenir de manera alguna en el nombramiento de concejales, ni en su suspensión o destitución, que sólo podrán ser decretadas por autoridad judicial salvo lo dispuesto en el artículo 55 de la Ley Orden Público". Una vez designada la corporación municipal que deseaba el Gobernador, son llamados a la Ciudad para que se procediera a la firma. Sólo acuden 5 de los 19 que correspondían a la corporación de San Lorenzo, vulnerando nuevamen-

1 6 6 1

Almogaren 41 (2007) 143-170


Juan Franceco Sanlana Domingiiez: San Lorenzo (le Tramaracelte Hr'storra de trn Mitn~c~pzo

te el artículo 10 de la Ley municipal de 1935 que decía: " para la ragregaeidn de rtn rnunielpto a otro se hnbh de disponer de la peficidn par eserito de la mayorfa de los electores residentes en los rdrminos municipales que hubieran de unirse dir-íglda a sus respectivos ayuntamientos, o en su defecto urnbiin yurlteran Izaceulo, por acuerdo adoptado por las das terceras partes de los concejales qzde l?gaErnente cornpongtstz las ayryuntamientos re~ectivos".Ni hubo petición de los vecinos ni tampoco el número de concejales que se necesitaba para la aprobación. No curnpll4ndose aquellos requisitos, pues Los concejales firmantes no representaban las dos terceras partes necesarias para tal aprobación. necesitandose para ello casi 13 conciFIJales,nUrnero que en nada se acerca a 10s que firmaran, que entre otras cuestiones, no representaban a nadie.

La anexión fue especialmente alentada par algunos concejales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que tenían parcelas y propiedades en el municipio de San Lorenzo en las que tenían proyectados varios desarrollos urbanlsticos y otras muchas personas importantes en la sociedad canaria, bien directamente o a través de relaciones familiares can concejales de i a Capital.

11, Jidan Salalana 1%'

alcalde de San Lorenzo, fisikado en 1937


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite Historia de un Municipio

Al efecto de acallar cualquier manifestación popular en contra de la anexión pretendida comenzaron las represalias, en primer lugar contra el alcalde y concejales que habían constituido la corporación municipal en el año 1936, el llamado Ayuntamiento Comunista, algunos de los cuales fueron fusilados y otros encarcelados. Los fusilados fueron el alcalde, el secretario, el inspector de la policía municipal y otros dos hombres de izquierdas,hecho que se aprovechó para lograr el objetivo de crear pánico en la población y ésta no se manifestara contra la anexión impuesta, y así en la publicación en el Boletín Oficial de La Provincia (20/11/1937)se podía leer "se invita a los vecinos del municipio de San Lorenzo a presentar las reclamaciones, sin que tengan cabida los comentarios extraoficiales, que sólo conducen a desorientar". Con el clima de represión existente y aún sin finalizar la guerra civil, aquella anexión ilegal se llevó a cabo sin pudor y con total vulneración de derechos, no sólo individuales sino los colectivos. Para muestra de desaciertos e injusticias está el documento de anexión de 30 de noviembre de 1939, después de que la documentación que se enviaba desde Gran Canaria al Gobierno de la Nación fuera devuelta una y otra vez por presentar ilegalidades manifiestas, firmado por Serrano Súñer, en el que de forma increíble se hace alusión al Artículo 10 de la Ley Municipal del año 1935, pues no se cumplía con los requisitos al que el mencionado artículo hacía referencia. Además faltó el trámite de audiencia del Consejo de Estado, hecho que se dispensó, como bien se puede leer en el documento adjunto. Fue una última chapuza, debido a las prisas por llevar a cabo algo que no tenía consistencia legal y queriendo aprovechar aquellos duros primeros años de la Dictadura. El silencio y el miedo impuesto hicieron de bandera de toda una población, que en algunos casos y aún hoy, teme hablar de lo que aconteció en aquellos años, aunque siguen esperando respuestas a tamaña barbaridad. Tal ha sido el clima de injusticia a la que se ha sometido al desaparecido Municipio de San Lorenzo, que la propia historia de la ciudad nunca ha mencionado en sus publicaciones la importancia de aquella anexión. Las sucesivas corporaciones no han visto la necesidad de reconocer aquellos injustos y trágicos hechos, fundamentados en la fuerza de las armas y el abuso de poder y autoridad, sin que en el período democrático se halla abierto ningún proceso que aclare y dé respuestas a aquellas vejaciones e injusticias. Entre las diferentes presiones que llevó a cabo el Gobernador Civil para acabar con las fuerzas de los concejales de San Lorenzo, se pueden citar, entre otras, la relacionada con la Compañía Eléctrica

1 6 8 1

Almogaren 41 (2007) 143-170


luan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceire. Historia de un Municipio

E

Nimi. 342

GOBI QRDNde ?O da rrmrrmm&e ds 1 9 3 apm&mdo, da arusdo c m al Cm-ep de .Wnimu:, la a ~0cic5nd81 Mmic'pio de S a n E

mn;o al de La- Palmtu.Ihno. Sr.: En el d i e n t e . de agrewcick totd del IlimvY ui de

san ~oremo.SI ~mrmoo.a)e La3 Palma% el Conseio de !~linistrm.m

9 del x d . con &%pena del &te de aiidicnca del Consrlo & Estado. ha aprobado la citada ameacita de acuerdo con lo di% pueiro en el animlo 10 de la n-te h hfuuiapal de 31 de ombre de 1935. conrtinnmdo un S& A\illmmmmr). Lo &?o a Y.L pan su cccnotimenro. el de los Ai.mgmimnn inreresador. el de todos los Centros ri ~orpo&cioorr Oficiales c k & u en el BOEi!X OEiCIAi DEL E s T m . Dios miardeaV.1 nucborah. Ivíadnd 30 & de 1939. . S o de la Yictona. ~ w > S l ! ! T R Ilmo. Sr. ü k m r Geoaal de A& mimsmióo Local

Recorre del Boletín Oficial del Esrado en donde se recoge la injusta e ilegal anexión

de Canarias para que exigiera a San Lorenzo la cantidad de 4.825'95 pesetas, a pesar de que ya se había llegado a un acuerdo con la citada Compañía para pagar en dos plazos, pero se les obligó a pagarlos en el momento, olvidándose que existían documentos en los que se podía ver que los otros Ayuntamientos también tenían los mismos problemas y así,por ejemplo, el de Las Palmas de G. C. debía la cantidad desorbitada de 372.854'51 pesetas, o Telde que también

Almogaren 41 (2007) 143-170

1

169


Juan Francisco Santana Domínguez: San Lorenzo de Tamaraceite, Historia de un Municipio

debía 6.425'55, pero sólo se le exigía a San Lorenzo que pagara. Otra presión sería la del Cabildo, que en el mismo momento pedía a San Lorenzo que le abonase 18.000 pesetas por unas cédulas personales del año 1926, jcurioso que un débito de hacía más de diez años se exigiera pagar en aquel momento! Otra presión vino de Sanidad pidiéndosele en las mismas fechas 14.000 pesetas del costo de medicinas que se habían pedido en años anteriores para atajar enfermedades como las fiebres tifoideas. Y así seguiríamos, sin olvidarnos que Hacienda debía a San Lorenzo unas cantidades con las que había podido hacer frente a aquel colapso económico, ocasionado por el juego partidista del Gobernador, pero esas cantidades nunca llegaron, a pesar de que le correspondía cobrarlas. Cuando nos planteamos en la sociedad actual el tema de la memoria histórica, ésta no se debe ceñir a la restitución de los derechos individuales, sino que debe también hacerse efectiva en la restitución de los derechos colectivos vulnerados, y el caso del Municipio de San Lorenzo es una realidad que ya va siendo hora que se aborde, amparándose en la ilegalidad e injusticia cometida contra toda su ciudadanía, que por miedo a las represalias calló y, en numerosos casos, enfermó psicológicamente al ver que el tiempo pasaba y no se restituía lo que por ley les pertenecía. Esta deuda legal e histórica con los habitantes del Municipio de San Lorenzo sigue siendo una asignatura pendiente de la historia de la democracia, ofreciendo un silencio interesado y al que ningún político ha prestado el más mínimo interés.

Juan Francisco Santana Domínguez

Almogaren 41 (2007) 143-170


Ruymán Hemández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo

Ruymán Hernández Santana

E l presente artículo pretende ser una aproximación sobre la parroquia de San Lorenzo, diácono y mártir, en Las Palmas de Gran Canaria, y en concreto sobre el patrimonio artístico que atesora esta antigua iglesia. La elaboración de un inventario general de bienes muebles e inmuebles -aún en curso- en la mencionada parroquia puso de manifiesto la necesidad de un estudio en profundidad, dada la gran riqueza patrimonial con la que nos encontramos, en su gran mayoría inédita y desconocida para el ámbito académico. La primera observación que surge al enfocar el tema de la parroquia de San Lorenzo es lo poco que de ésta han publicado tantos autores. Queremos decir con esto que la información que hemos tenido que revisar se encuentra dispersa por numerosas publicaciones de muy variada temática: notas al pie, artículos publicados en revistas, catálogos de exposiciones, etc. conforman la bibliografía con la que vamos a trabajar a lo largo del presente artículo. Sin embargo, resulta paradójico que, si bien el patrimonio artístico y documental de la iglesia de San Lorenzo no ha pasado desapercibido para algunos de los más importantes investigadores de nuestro ámbito local, pues de hecho han acudido a él de forma puntual y precisa, se echa en falta un estudio completo con vocación más exclusiva. Mención aparte merece el extenso patrimonio documental conservado en el archivo parroquial, pendiente de ser debidamente clasificado y estudiado;

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

labor apremiante no sólo por el amplio espectro temporal que abarca sino por el valor cualitativo de su contenido. El presente trabajo es deudor de la exposición Salvados de la Quema: San Lorenzo el Tesoro de la Iglesia, celebrada el pasado mes de agosto de 2007 en el templo parroquia1 de San Lorenzo con motivo de la presentación de las obras restauradas y, en algunos casos rescatadas para el culto, dentro de un ambicioso, pero no menos necesario proyecto de su actual párroco Rvdo. Elías Zait León. Aspecto valioso del patrimonio histórico-artístico de la Parroquia de San Lorenzo es su variedad de tipologías: imágenes: de candelero, de talla e incluso en miniatura; pinturas; retablos: tallados en madera y piedra, lámparas, muebles, orfebrería y vestimentas litúrgicas, reliquias, pilas de cantería, joyas y un largo etc., dan formato a una larga historia de más de tres siglos y medio, de los cuales, casi la mitad se inscribe en el movimiento barroco. La historia de San Lorenzo se inicia en un clima histórico propicio por el cual nuestras iglesias se llenan de retablos, imágenes y pinturas, siendo por lo general el pueblo el que contribuía con sus limosnas a tales manifestaciones1. En este sentido el Barroco se nutre del ideario tridentino. En el decreto de 3 de diciembre de 1563 del Concilio de Trento se afirma que en las iglesias se podía tener y conservar imágenes, tanto de Cristo como de su Madre y otros santos, a los que se debía tributar honor y veneración, pero no como tales imágenes, sino teniendo en cuenta lo que ellas representaban. La imagen sería colocada a la veneración de los fieles en un retablo, cumpliendo sólo la función de evocación y convirtiéndose, en manos de la Iglesia, en un medio muy importante de activación de la fe y la piedad. Por otro lado, servían como medio de instruir al pueblo, puesto que Trento pretendía eliminar todo lo que hubiera de supersticioso en la veneración tanto de los santos como de sus reliquias. La profesora Fraga González ha definido la evolución de la historia del arte canario desde el siglo XVI como una constante en la importación de pinturas, esculturas y piezas de orfebrería. Cuando un donante quiso destacar su estima por una determinada advocación, o deseó enriquecer un templo, recurrió al encargo allende los mares. Así

1 CALERO RUIZ, C. Escultura Barroca en Canarias (1600-1750)Tenerife: Cabildo Insular de Tenerife 1987. p. 29.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximaciónal patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

fue prosperando el patrimonio artístico del archipiélago. No obstante, ello no significó la inexistencia de escultores locales, cuyas modestas realizaciones hubieron de competir con otras de artistas notorios, sin contar con las llegadas de tierras americanas2. En cualquiera de los tres casos San Lorenzo resulta un ejemplo válido. La mayor parte de las imágenes y otros objetos de culto de la parroquia son fruto de la generosidad de sus vecinos, bien porque fueron donadas directamente, bien porque estos contribuyeron con la parroquia para obtenerlas. Recordemos cómo los vecinos del pago de San Lorenzo se comprometieron al erigirse primero la ermita y posteriormente la parroquia, no sólo con su construcción sino con su mantenimiento y dotación3. Una de las primeras muestras del desprendimiento de los vecinos para con su iglesia fue la imagen de la Virgen del Buen Suceso, donada mucho antes de la existencia de la parroquia, pero que aún hoy se venera con gran devoción. La virgen fue traída desde Fuerteventura por Catalina de Armas Marichal en el año 16524.Esta fecha, por tanto, nos habla de la primera imagen documentada de la parroquia de San Lorenzo. La Virgen del Buen Suceso porta al niño Jesús, recostado sobre su seno, sujetándolo con la mano izquierda por la cintura. La expresión de los rostros de madre e hijo es muy dulce. Aunque no se comunican con la mirada, puesto que la de la Virgen se dirige hacia delante, el Niño acerca su mano derecha hacia el rostro de su madre. La Virgen viste saya de color natural con ribetes dorados en los puños, toquilla cubriendo la cabeza que cae sobre los hombros y manto azul tachonado de estrellas, recogido sobre los brazos. La presencia de esta imagen y su correspondiente devoción van a tener gran importancia en lo que atañe a la riqueza patrimonial de la parroquia, especialmente entre los hijos del pueblo que emigraron a América5, como veremos con más detalle.

2 FRAGA GONZÁLEZ, C . "Prólogo" En Escultura Barroca en Canarias (1600-1750). p. 17. 3 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. "Notas históricas de la Parroquia de San Lorenzo" en Almogaren no. 35 (diciembre 2004) p. 203. 4 A.P.S.L. Libro de Fábrica, No 1, fs. 6v - 7r.

5 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P.Pbro. Ibidem. p. 250.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruym6n Herriández Santana: 'ilproxzmaaiin a1 pummonzo kzst6nca-nrij.rtco de fa parmquia de San Lorenzo"

La existencia de la Virgen del Buen Suceso t m venerada por los vecinos, propicia la donacinn de Joyas y otros enseres para su adorno. Este es el caso de las dos coronas que lucen la Virgen y el Niño respectivamente, Se trata de dos preciosas piezas de plata sobredarada y con incrustaciones de piedras. Segdn parece las coronas fueron traldas desde Caracas (Venezuela) por D. Juan Agustln Naranjo y Nieto que ejerció en Verrezuela importantes cargos eclesidsticos6. f i u t a de la misma devocíán es la media Iuna de plata que junto con las coronas, don6 el mencionado canbnlgo Nararrjo y Nieto y en cuya reverso reza la siguiente dedicatoria del donante: Me SSmn DEL BUEN fUCCESGt, A TUS PlIIS ES7il VRO ESCLAVO E L D R D J M N AGMNARANJO Y METO.

Bicha media luna esta decorada con el emblema del Ave María y rematada por estrellas en cada una de sus pirntas, aunque la correspondiente at lado derecho se ha perdido.

6 XIERNANDEZ SOCORRO iilR Arte hlspanocrrnerrcirnu en la3 tunarrar orrentat~,Stqto~ m I , X X Casan de Colon 2000 p 62


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artistico de la parroquia de San Lorenzo"

La luna, que en otro tiempo estaba a los pies de la Virgen7,como es propio de la iconografía mariana8,se encuentra ahora en la sacristía de la parroquia a la espera de que pueda ser restaurada. La devoción de la parroquia se articula, como no podía ser de otra forma, en torno a la imagen de su titular, San Lorenzo, diácono y mártir. Si bien no es menester de este artículo desgranar la biografía del santo, se impone mencionar algunos datos que explican la iconografía con la que el santo suele ser representado. Lorenzo, del latín Laurentius, fue un diácono de origen español, nacido en Huesca, martirizado en Roma en tiempos del emperador Decio. Según parece, el joven Lorenzo fue llevado a Roma por el papa San Sixto, quien impresionado por su virtud, lo puso al frente de todos los diaconados de ~ o m a ~ . La tradición, harto conocida, cuenta cómo Lorenzo fue ordenado diácono por el Papa Sixto 11, y encargado de administrar los bienes de la Iglesia y el cuidado de los pobres. Por esta labor es considerado uno de los primeros archivistas y tesoreros de la Iglesia, y es el patrón de los bibliotecarios. Tras la muerte del Papa Sixto, víctima de las persecución del 258, el prefecto de Roma ordenó a Lorenzo que entregara las riquezas de la Iglesia al emperador; Lorenzo pidió tres días, durante los cuales repartió la mayor cantidad posible de bienes entre los pobres. Acabado el plazo compareció ante el prefecto acompañado de los pobres, los discapacitados, los ciegos, los menesterosos, afirmando que éstos eran el verdadero tesoro de la lglesialo. Por tal osadía Lorenzo fue hecho quemar vivo sobre una parrilla, martirio durante el cual, según la leyenda el santo hizo gala de un gran sentido del humor con sus propios verdugos. Del relato de la vida y martirio de San Lorenzo identificamos los signos iconográficos que suelen acompañar la imagen del santo. Estos son: la parrilla, señal inequívoca de su muerte, la palma que portan todos los que murieron defendiendo la fe cristiana y la dalmática, como vestimenta más común en alusión a su condición de diácono. Menos conocida es la representación de San 7 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. Ibidem. p. 250. 8 APOCALIPSIS 12.1.

9 VORAGINE, S. De la. La Leyenda Dorada. Madrid: Alianza 1984 pp. 461-462. (volumen 1).

10 http://es.wikipedia.org/wiki/lorenzo

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artísticode la parroquia de San Lorenzo"

Lorenzo portando libros, rasgo iconográfico que hace referencia a su labor de archivero y tesorero de la Iglesia. Por último, algunos artistas representan al santo coronado con laureles, simbolizando su victoria sobre la muerte y en clara alusión a su nombre Laurentiusl1. El San Lorenzo de la parroquia homónima es una talla en madera policromada, con unas medidas de 124 x 76 x 38 cm. Aparece representado con sus signos iconográficos típicos, la dalmática, la palma y la parrilla. El santo está representado en actitud serena, con la cabeza ligeramente ladeada la mirada perdida hacia el cielo, con los brazos extendidos hacia adelante como mostrando su palma y su martirio. La dalmática, estofada, está profusamente decorada con ramilletes florales anudados con amplios lazos. El alba, elaboradamente ornamentada a punta de cincel, imita encajes12. El patronazgo del santo de la parrilla sobre el lugar se debe a un hecho fortuito, así lo cuenta la carta de fundación de la primitiva ermita, recogida por el Padre Hernández Benítez en sus Notas Históricas. Según ésta: "Haviendo Havido suerttes entre unos y ottros y salido por Patrono del dicho Lugar el Bienaventturado San Lorensso que de comun asssenttimientto y de nuestra volunttad queremos que sea la abocación de dicha Ygle~ia"'~. Con respecto a la datación de nuestro santo, ya en un inventario parroquial de 1662 aparecen citadas dos imágenes de San Lorenzo: "Tiene el altar dos imágenes de bulto del Glorioso San Lorenzo, launa grande y la otra pequeña con que se bendijo la iglesia"14. En efecto, aún hoy existen en la parroquia dos imágenes del santo patrón, una en su retablo del Altar Mayor y otra, de menor tamaño guardada en la sacristía y popularmente conocida como San Lorenzo "el chico". Referente al origen de la efigie del santo titular, no existe documentación alguna que respalde la autoría por parte de algún taller local, y no resulta descabellado pensar que puede tratarse de una manufactura extranjera. Desde el

11VALDÉS LEAL. El Martirio de San Lorenzo. Óleo sobre lienzo. 1665 Catedral de Sevilla. 12 HERNÁNDEZ SOCORRO, M.R. "José Luján Pérez. Elocuencia y enigma en su oratoria plástica (1756-1815)". En Luján Pérez y su tiempo: [exposición] Islas Canarias: Gobierno de Canarias, 2007. pp 43-46. 13 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. Ibidem. p. 204. 14 Archivo Parroquia1 San Lorenzo. Libro de Fábrica. No 1, fs, 6v - 7r.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

siglo XVI en adelante han llegado al archipiélago tanto artistas como piezas de otras tierras, de la Península, de Flandes, de Francia, Italia, Portugal, o Inglaterra. Estas importaciones, en forma de esculturas, pinturas, piezas de orfebrería, muebles, tapices, etc., han jugado un papel fundamental, puesto que han enriquecido los tesoros de los templos, además de haber servido de modelo a los artistas locales15. Sin embargo, la profesora Hernández Socorro atribuye la autoría de la talla al escultor José Luján Pérez. Con motivo de la exposición conmemorativa del 250" aniversario del imaginero, titulada "Lujan Pérez y su tiempo" se incluyó a San Lorenzo en la nómina de obras expuestas. Las razones expuestas por la doctora Hernández Socorro son que la pieza pudo haber sido hecha por Luján entre 1800 y 1803, reutilizando la parte correspondiente al hueco de una antigua imagen, a la cual se presupone la función de relicario16,además de por otros elementos estilísticos comunes en la estética lujaniana. Este hueco que presenta la imagen del santo debajo de la dalmática, a la altura del tórax, pudo constatarse al someter a la pieza a distintas radiografías en las que se ve claramente una estructura rectangular de aproximadamente 50x20 cm.17. Las imágenes-relicarios no son una rareza en la iconografía del arte cristiano; son numerosos los ejemplos a lo largo de la geografía española, como la colección de Relicarios de Santos que conserva la Universidad de Sevilla. Se trata de un conjunto de 10 relicarios, de carácter escultórico, con una cronología en torno al primer cuarto del siglo XVII, procedente del patrimonio jesuítico y que formaron parte originariamente del Altar de las Reliquias, ubicado en la sacristía de la Iglesia de la Anunciación. Se desconoce el autor de la mayor parte de las piezas, salvo un San Francisco Javier atribuido a Juan de Mesa18. Partiendo de la existencia de la cavidad-relicario, habría que matizar que Luján no pudo esculpir este San Lorenzo ex novo sino que su función fue recomponerlo, dando como resultado una talla prácticamente nueva.

15 CALERO RUIZ C..Ibidem. p. 33. 16 HERNÁNDEZ SOCORRO, M.R,Op. Cit. p. 43-53. 17 HERNÁNDEZ SOCORRO, M.R. Ibidem. 18 http://www.patrimonioartistico.us.es

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artisticode la parroquia de San Lorenzo"

En el catálogo de obras de Luján Pérez no sería éste el único caso de imágenes realizadas aprovechando elementos de otra más antigua.Tal es el caso del Cristo de la Humildad y Paciencia de la iglesia de San Francisco, en Las Palmas de Gran Canaria, del cual Luján sólo talló el cuerpo, las manos y los pies, conservando el rostro que se hallaba en buenas condiciones y era del gusto del escultor19. Esta composición, recomposición o restauración de San Lorenzo por parte de Luján está recogida por otros autores como Calero Ruiz20 o el Padre Hernández Benítez que afirma que: "las imágenes de San Lorenzo, San Sebastián el Señor de la Columna y la Virgen del Rosario, existentes en la iglesia parroquial de San Lorenzo, n o son obra de Luján, aunque si tenemos por cierto que él la compuso, imprimiendo a algunas, de tal manera el sello de su arte"21. Tampoco remiten dichos autores a una fuente documental que confirme está intervención parcial de Luján sobre el San Lorenzo, hecho que sí está perfectamente documentado en el caso de Manuel Hernández El Morenito, que en la década de los 30 del siglo XIX restauró la imagen del santo, tal como consta en las cuentas de el mayordomo de fábrica de san L o r e n z ~ ~ ~ . No era esta la primera restauración documentada sobre la imagen de San Lorenzo, pues entre 1768-1769 aparece en las cuentas de Fábrica una partida de treinta reales para la composición del santo y otra partida de dos reales de plata para pagar a los cargadores que lo trajeron en andas desde la capital23. En resumen, con las pruebas documentadas así como con las opiniones de los citados expertos que han abordado el tema, se puede afirmar que en 1662, poco más de veinte años desde que se construyera la primitiva ermita del Lugarejo, ya existía en ella una imagen de su santo patrón San Lorenzo, diácono y mártir. Es posible que dicha imagen se tratara de un santo relicario, algo común en la imaginería barroca española. Dentro de las prácticas del culto y la devo19 CALERO RUIZ, C. Lujan. José Luján Pérez. Tenerife:Viceconsejería de Cultura y Deportes Gobierno de Canarias 1991. p. 18 (Biblioteca de Artistas Canarios 1). 20 Ibidem. 21 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. Ibidem. p. 247. 22 Archivo Histórico Diocesano de Las Palmas. Parroquia de San Lorenzo. Cuentas de el (sic) mayordomo de fábrica de san Lorenzo al visitador del obispado desde el 12 de mayo de 1830 hasta el 28 de Febrero de 1840. Cita de HERNÁNDEZ SOCORRO,M.R. Ibidem. p. 46. 23 A.P.S.L. Libro 1 de Fábrica No 1, f. 106v.

1 7 8 1

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

ción populares estaba procesionar las imágenes, como ocurría junto a la Virgen del Pino, a su paso por el pueblo, con ocasión de las bajadas a Las Palmas. Por primera vez en 1668 y regularmente a partir de 1689,San Lorenzo acompañó a la imagen de Ntra. Sra. del Pino a la capital24. Ya para el último tercio del siglo XVIII, la imagen de San Lorenzo presenta un deterioro, tras un siglo de bajadas, que hace aconsejable su restauración. A pesar de ello, en los primeros años del XIX el santo vuelve a ser intervenido por el imaginero José Luján Pérez, que prácticamente realiza una imagen nueva de los restos de la anterior. Algunos años más tarde, entre 1830 y 1840,sin que se conozca el motivo, el artista Manuel Hernández, conocido como el Morenito, vuelve a componer la talla de San Lorenzo. Más incógnitas ofrece la imagen de San Lorenzo el "chico". Si damos por válido que se trata de la imagen con que se bendijo la primitiva ermita en 1645 nos asalta la duda acerca de dónde salió esta imagen, puesto que la elección del santo como patrón de la misma fue fortuita. Por otra parte las características estilísticas de la talla no son en absoluto indicativas de tal antigüedad, aunque si bien en este punto hay que decir que la imagen fue sometida a una mala restauración en la década de los SO', que pudo haber tergiversado la apariencia original. No obstante está proyectada una nueva intervención, sobre la pequeña imagen que quizás aportará datos valiosos a este respecto, además de devolverle su aspecto original. La tercera advocación importante que ha recibido culto en la parroquia es la de San Sebastián; no en vano es el copatrón de la parroquia, junto con San Lorenzo y la Virgen del Buen Suceso. La tradición sitúa la figura del santo mártir Sebastián en tiempos de los emperadores Diocleciano y Maximiano. El joven Sebastián era oriundo de Narbona y siendo un fidelísimo cristiano se alistó en la milicia romana con el fin de ayudar y aliviar a sus hermanos cristianos de las penalidades y persecuciones sufridas por la fe. Tras protagonizar una serie de milagros y conversiones prodigiosas, los emperadores, que habían depositado en él su confianza, ordenaron ejecutarlo. La Leyenda Dorada narra así su martirio: "atado a u n tronco y que u n pelotón de soldados dispararan sus arcos contra él y lo mataran a jlechazos.

24 SUÁREZ GRIMÓN,~.Las bajadas de la imagen de Nuestra Señora del Pino a Las Palmas (1607I815).Las Palmas de Gran Canaria: Anroart Ediciones 2007. p. 265.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruyman Ilernández Santana "'Aproxstnactbvi al patrzmoi~rahstdneo-arrl'rfimde la parroquia de San Lormzo' i

Los e~~eargados de cumplir esfa orden se enscafiarclrz can el sanlo, chvando en su cuerpo tal cantidad de dardos, que lo dejaron convertido en urzn especia de enzow2¿".

6 1 santo aparece representado atado a un tranco con la mano derecha alzada y flexionérda sobre la cabeza, el cuerpo akbillado por tres saetas, de cuyas heridas vemos brotar sangre. Una te perfora el brazo derecho, otra el eostado izquierda y La tercera el muslo del mismo lado. Un paño blanco, atado a la aitrira de la cadera derecha cubre la desnudez del mgrtir hasta La mitad del muslo, cuya pierna está aexfonada, La pierna derecha, estirada se muestra en toda su extensión a travbc de una apertura del paño de pureza. La anatcirnla del santo es atlética, como corresponde a su Iconografía. La espresictn del rostro, en cambio, es serena, resignada, se diría que casi androgina en contraste con la tremenda mscu2atura de\cuerpo, pero no por esa =nos hermosa. En un inventario parroquia1 de 1890, San Sebastián consta situada en el retablo del Altar Mayor,Junto al santo patrono: "con diadema de plata y tres-flechas-7h

15 VQRAGlNE, f De la lb~cismp 115 26 A PS L Documentos sueltos inventario 1 de drcrembre 4890síf


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

El San Sebastián de la parroquia de San Lorenzo es otra de las obras atribuidas a Luján Pérez. En el catálogo de la exposición Luján Pérez y su Tiempo, en el anexo Relación de obras escultóricas y diseños arquitectónicos de José Luján Pérez. La pieza aparece como atribuida al imaginero grancanario". Otros autores, como el Padre Hernández Benítez, han negado categóricamente la autoría por parte de Luján basándose en la ausencia de pruebas documentales que confirmen tal autoría. Sin embargo, tampoco ha sido hallada documentación que respalde lo contrario, por lo que no parece que haya razón de suficiente peso para descartar al escultor guiense como posible autor de nuestro San Sebastián, máxime cuando la tipología de la imagen, aún a simple vista, es marcadamente lujaniana. La comparación con cualquier otra imagen de Luján Pérez permite comprobar cómo el esquema ojos-nariz-boca es idéntico. Como idéntico es también el tratamiento de los cabellos, el remate de la barbilla, el arqueo de las cejas, las comisuras de los labios y un largo etcétera de detalles estilísticos. No es nuestra intención afirmar que la percepción visual tenga más crédito que la seguridad de las fuentes escritas, pero el propio Hernández Benítez, aunque interpretados en sentido contrario, propone algunos datos en su obra que abren una posibilidad a nuestra teoría. En las cuentas de Fábrica de Ntra. Sra. del Buen Suceso que comprenden desde el 25 de agosto de 1793 hasta el 11 de octubre de 1799,aparece la siguiente partida: "Por doscientos setenta y cinco reales que también entrego a dicho Veble. Cura para el Sor. San S e b a ~ t i á n " ~ ~ . Aunque considera el Padre Hernández Benítez que tal cantidad era insuficiente para pagar una talla como el San Sebastián, nosotros interpretamos que tal partida no determina que 275 reales sea el coste total de la pieza, sino que se destina tal cantidad por parte de la cofradía del Buen Suceso. Sabemos que una escultura de Luján Pérez, como la Virgen de la Luz, podía costar por aquellos años 136 pesos29,pero bien es cierto que también solía darse el caso de que Luján no cobrase en dinero al contado sino en especies como trigo, vino, madera o cal; en otras ocasiones el imaginero por devoción a determinada iglesia o afecto a un particular regalaba personalmente su obra30. 27 Luján Pérez y su tiempo: [exposición]. Islas Canarias: Gobierno de Canarias, 2007 pp. 482. 28 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. Ibídem. p. 247. 29 CALERO RUIZ, C. Ibidem, p. 56. 30 Ibidem, p. 22.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

Por otra parte la fecha de la partida en las cuentas del Buen Suceso, 1793, coincide con el inicio de la etapa de plenitud creadora del imaginero, tras los primeros seis titubeantes años31. Pero hay otro dato más que nos parece determinante y es que el mayordomo de las cuentas de Fábrica de la Parroquia de San Lorenzo entre los años 1793 y 1810 fue Don Esteban de Icaza y C a b r e j a ~íntimo ~ ~ , amigo de Luján y en cuya casa llegó a pasar temporadas durante el verano33. Según parece, Icaza durante el tiempo que ejerce dicho cargo no rinde las cuentas de su Mayordomía, ni siquiera a requerimiento del Deán y el Cabildo, por lo que se acude a litigio, hasta que las cuentas son saldadas para con la Fábrica34. Esta anécdota es presentada por Hernández Benítez para reforzar su teoría de que si hubiera sido adquirida una imagen de Lujan Pérez en dicho periodo, su amigo habría justificado esta compra en las cuentas de Fábrica para evitarse con ello el pago de una cantidad tan considerable como la que le fue exigida. A nosotros, sin embargo, nos parece que esta labor negligente por parte del mayordomo Icaza explica por qué en los libros de la parroquia no aparece referencia alguna de compra de imágenes para ese periodo. En cambio, las cuentas de las Cofradías, cuyos mayordomos sí cumplieron con diligencia su cargo, sí que aportan algunos datos relativos a la actividad de Luján Pérez en San Lorenzo. Acerca de la pintura debemos decir que es la manifestación menos representada en San Lorenzo. En este caso vamos a destacar tres lienzos, que junto con otras pocas obras de menor formato, componen el breve patrimonio pictórico de la parroquia. Como muchas otras iglesias parroquiales de la geografía insular,San Lorenzo no fue una excepción en la arraigada devoción por las Ánimas del Purgatorio. Según la Teología, el purgatorio es el lugar de limpieza y expiación donde, después de su muerte, las personas que han muerto sin pecado mortal (ofensa directa a Dios), pero que han cometido pecados leves en su vida, tienen que limpiar esas culpas para poder alcanzar el cielo. Debido a que todo aquel que entra 31 Ibídem. p. 17. 32 HERNÁNDEZ BENITEZ, P. Pbro. Ibídem. p. 249. 33 TEJERA QUESADA, S. Los grandes escultores: Estudio histórico- crítico-biográfico de D. José Luján Pérez. Madrid: [s. n.] 1914 p. 161. 34 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. Ibídem. p. 249.

1 8 2 1

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hemández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

en el Purgatorio terminará llegando al Cielo tarde o temprano, el purgatorio no es una forma del Infierno. Las plegarias por los muertos y las indulgencias pueden acortar la estadía de los que permanecen en este lugar. El purgatorio como doctrina de fe fue formulada en los concilios de Florencia (1431) y de Trento (1545). Se trata de un óleo sobre tela, con unas medidas de 270 x175cm. Con una cronología, según consta en el propio lienzo de 1870. Está localizado en el centro de la nave de la epístola, enmarcado en un retablo de madera, cuya cronología desconocemos pero que ya aparece en un inventario parroquia1 de 1892:"Un retablo de madera para el cuadro de Animas, en muy buen estado "35. En la obra dominan los colores brillantes y los tonos cálidos, propios de la temática representada. Se distinguen dos planos diferenciados, uno inferior y más próximo al espectador, donde aparecen las almas de los penitentes expiando sus culpas en el fuego purificador. Sus cuerpos arremolinados entre las llamas alzan los brazos al cielo pidiendo clemencia. Destaca el personaje central, de espaldas, con una anatomía tensada por el sufrimiento. Según la observación del historiador Santana Lemes, de entre todos los rostros de las ánimas penitentes, poco definidos, anónimos incluso, una fisonomía llama la atención por su realismo, la del personaje masculino que está en el centro del grupo más próximo al ángulo inferior derecho de la obra. Considerando que pueda tratarse de un retrato inserto en el escenario de las Ánimas36. En el plano superior, aparece la Virgen del Carmen, en medio de nubes y rodeada por ángeles y amorcillos, llevando consuelo a los afligidos. La Virgen porta el escapulario, su símbolo iconográfico, que nos recuerda la promesa que hizo a San Simón Stock. Según es tradición, la Virgen prometió liberar del Purgatorio a todas las almas que hayan vestido el escapulario durante su vida, y llevarlos al cielo, el sábado siguiente a la muerte de la persona. Debajo, un ángel con una balanza pesa las almas. La segunda obra pictórica del patrimonio artístico de la parroquia que queremos destacar es una representación de la Inmaculada Concepción.

35 A.P.S.L. Documentos sueltos. Inventario de 15 de septiembre 1892 s/f.

36 Información oral facilitada por D. Juan Miguel Santana Lemes durante la exposición Salvados de la quema. San Lorenzo, el Tesoro de la Iglesia. Parroquia de San Lorenzo, diácono y mártir, Agosto 2007.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

Es un óleo sobre tela con unas medidas de 122,5 x 87 cm. La figura de la Virgen ocupa el centro de la composición, envuelta de una aureola de luz dorada formando un óvalo. La Virgen con saya roja y un manto de damasco floreado junta las manos en actitud orante. Está siendo coronada por dos ángeles portadores de palmas, bajo sus pies la luna creciente y la bestia apocalíptica que es el signo universal de la Inmaculada. Alrededor de la figura de la Virgen se distinguen otros símbolos marianos, alusivos a las Letanías del Santo Rosario como la torre de David, la Puerta del Cielo, etc. En el plano inferior de la escena aparecen San Francisco y Santa Catalina de Alejandría. Esta obra, al igual que la tercera y última pintura que comentaremos a continuación, procede de Venezuela y fue donada por D. Antonio Martel Rodríguez a principio de la década de los 80. Según el testimonio del propio donante, recogido por la profesora Hernández Socorro, ambas pinturas arribaron a Venezuela desde Colombia por enlaces matrimoniales. D. Antonio Martel emigró a Caracas en la década de los 50, allí pasó doce años trabajando como sochantre y organista, además de dar clases de piano. Con lo ganado como profesor de dicho instrumento pudo adquirir ambas pinturas, que trajo en 1965. En 1980 las pinturas fueron restauradas en el taller de Julio Moisés en la Casa de Colón, tras lo cual fueron donadas a la Parroquia de San Lorenzo en 1981. En el archivo parroquia1 de San Lorenzo se conserva el documento de donación de la obra, con fecha 10 de agosto de 1981, siendo párroco D. Martín Gracia Álamo. La otra obra representa una Glorificación de la Virgen. Es un óleo sobre lienzo con unas medidas de 127 x 89 cm. Observamos dos planos claramente diferenciados, en el superior aparece la Santísima Virgen glorificada, rodeada por seis ángeles, dos de los cuales colocan la corona sobre su cabeza. La Virgen viste una saya de color rojo y se envuelve con un manto con claras influencias de las vestimentas americanas. Es de destacar la transparencia del fino velo que cubre la cabeza de la Virgen. En la parte inferior del cuadro, en actitud orante aparecen cuatro santos que identificamos con San Francisco de Asís, Santa Inés, San Juan Evangelista y San Antonio de Padua. Es destacado que todos sean santos de la órbita franciscana. Común entre las Órdenes Religiosas fue la representación de sus Congregantes bajo el amparo de la Santísima Virgen. Era ésta una manera de hacer

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

visible el sentimiento de protección y predilección de María por ellas. Esta práctica de claro origen medieval se mantuvo en España a pesar de las prohibiciones tridentinas. En las colonias se pintaron numerosos cuadros con diversas comunidades que de este modo imploraban la protección mariana, a pesar de que la Iglesia no era partidaria debido a las rivalidades que ello podría despertar entre los clérigos. Tanto la Inmaculada con San Francisco y Santa Catalina como la Glorificación de la Virgen con santos fueron restauradas el pasado año 2007 por la restauradora Amparo Caballero Cassasa, con motivo de la exposición ya mencionada Salvados de la quema. San Lorenzo, el Tesoro de la Iglesia. Los dos cuadros se localizaban en la Capilla Mayor de la parroquia1 de San Lorenzo, a ambos lados del retablo del santo patrón, sobre las puertas que comunican el presbiterio con la sacristía. Además de la muestra mencionada, ambas pinturas han sido incluidas en el catálogo de otras exposiciones, como la Exposición de Arte Sacro del Museo Diocesano de 1988 o en Arte Hispanoamericano en las Canarias Orientales. Siglos XVI/XIX celebrada en la casa de Colón en el año 2000. De especial interés tanto científico como artístico es la colección de objetos litúrgicos de orfebrería que atesora la parroquia de San Lorenzo. A las dos coronas y luna de plata del ajuar de la Virgen del Buen Suceso, se suman cálices, custodias, y la fabulosa arqueta de carey y plata o "arqueta del monumento". Ésta es un pequeño cofre de madera de cedro cubierto de láminas de carey y nácar e incrustaciones de plata. Con unas medidas de 22,8x16 x12,7 cm., más 6,3 cm por la altura de las patas. Está rematada por un Ecce Homo en medio de una aureola de rayos donde se puede leer la siguiente inscripción: TANTUM = ERGO= SACRAMENTUM. A DEVOC., N/ D E L DR. D.JUAN AGUSTIN NARANJO Y NIETO Según Pérez Morera, la figura del Ecce Homo tiene una iconografía similar a otras placas de portapaces fabricados en serie desde el siglo XVI, siendo un modelo muy aceptado que deriva de un grabado flamenco de W i e r i ~ x ~ ~ . Las láminas de carey componen un motivo floral, tres cabezas de amorcillos de plata rematan el paño frontal así como la tapa. De los laterales de la 37 PÉREZ MORERA, J. "Arqueta del Monumento" [Ficha Catalográfica] En La Huella y la Senda [Exposición] Viceconsejería de Cultura y Deportes; Diócesis de Canarias, IV Centenario, D.L 2003. p. 589.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximaciónnl polrimonio hklórico-arlkfico de 10 parroquia de San Lorenzo"

arqueta penden dos asitas de plata, material que, a su vez remata todos los perfiles y cantos de la pieza con decoración de racimos de uvas. El donante de la arqueta de carey fue el mismo Agustín Naranjo y Nieto de las coronas de la Virgen y el Niño, quien puso varias condiciones al donarla, cómo que la pieza fuera guardada por su familia con la obligación de entregarla cada Jueves Santo a la parroquia para ser colocada en el monumento del S a n t í ~ i m o ~ ~ . En la carta de donación explica el Dr. Naranjo y Nieto que por la devoción a la Virgen del Buen Suceso y en recuerdo de una pieza similar que su madre prestaba a la parroquia de San Lorenzo para colocar la Sagrada Forma, decidió mandar hacer el cofre, acompañado de un pequeño cáliz y patena de plata dorada, ya consagrados por el Obispo de Caracas39.

La arqueta venía guardada en otra caja de madera de cedro que hoy en día despierta tanta admiración como el citado cofre. Es una caja con forma de baúl con tapa piramidal y cerradura de hierro. Lo más destacado es la decoración exterior del arca, diez medallones de cobre dorado conteniendo reliquias de santos, protegidas por un cristalito, cuatro recuadros representando alegorías religiosas sobre un fondo de encajes de papel. No es la de San Lorenzo la única arca de madera de cedro con reliquias que llegaron de América, Jesús Pérez Morera relaciona otra similar conservada en la Parroquia de Ntra. Sra. De la Luz en el municipio de Guía de Isora, en Tenerifea. 38 HERNÁNDEZ BENÍTEZ. P. Pbro. Ibídem. p. 224.

39 A.P.S.L.Documentas Varias f. 105. 40 PÉREZ MORERA, J. Ibidem. o. 590.

7

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximaciónal patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

Otro de los bienes suntuarios donados a la parroquia por influencia de la devoción al Buen Suceso es la lámpara de plata que cuelga sobre el presbiterio. El Padre Hernández Benítez en su relación de objetos preciosos donados a Ntra. Sra. del Buen Suceso recoge la siguiente inscripción, inserta en la propia lámpara: DIO ESTA LAMPARA D E LIMOSNA JUAN RODRIGUEZ D E ALPISAR, AÑO D E 1714, PARA NUESTR4 SEÑORA D E L BUEN SUCESO EN EL LUGAR D E SAN LORENZO= COSTO 400 PESOS= SE ISOS EN L A ABANA~'. Asimismo pensamos que el estado actual de la lámpara no es el adecuado a una pieza de su entidad, ya que su adaptación a la luz eléctrica Arte Hispanoamericano en las Canarias Orientales. Siglos XV no ha tenido el acierto estético que hubiera sido deseable. Si el denominador común de todas las piezas de plata y orfebrería descritas hasta ahora era la devoción de sus donantes por la Virgen del Buen Suceso, las piezas que a continuación veremos, por encima de otros criterios técnicos, coinciden en que son pruebas de la devoción por el patrón de la parroquia San ~orenzo~~. La custodia de plata fue donación de Ana de Padilla por petición testamentaria de su hermano Cristóbal Padilla según consta en el libro primero de Fábrica. La pieza fue donada en 173143.El padre Hernández Benítez la describe como "severa,sencilla, elegante y no muy grande, cinceladas con unos dibujos de muy buen gusto, con rayos quebrados en curvas y rectos alternados entre sz"'. El cáliz de filigrana es una de las piezas más valiosas de cuantas se atesoran en la parroquia de San Lorenzo. Fue donado por Don Pedro Fernández del Campo, natural de San Lorenzo, pero que residía en Cádiz, en junio de 169444. Este cáliz es con el que se consagra en la Misa del día de la festividad litúrgica de San Lorenzo, el 10 de agosto; esto ha ocurrido cada año ininterrumpidamente desde el momento en que fue donado.

41 HERNÁNDEZ BENITEZ, P. Pbro. Ibidem. p. 250 (Recogemos la trascripción literalmente del texto de Hernández Benítez ante la imposibilidad de acceder personalmente a la propia lámpara). 42 Ibidem. p. 251. 43 A.P.S.L. Libro primero de Fábrica f. 41. 44 Ibidem. Libro primero de Fábrica f. 28v.

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

La documentación relativa al cáliz que se conserva en el archivo parroquial de San Lorenzo aclara poco acerca de su origen y procedencia, pero distintos estudios, especialmente el de la doctora Esteras Martín, ubican su procedencia en Guatemala. El profesor Hernández Perera por su parte ha comparado la pieza con otras obras de filigrana del archipiélago, como la gran cruz de la parroquia1 de San Marcos de Icod en Tenerife, de la cual dice es menos barroca que el cáliz la~rentino~~. El cáliz de filigrana fue enviado dentro de un estuche cilíndrico de madera forrado de cuero y con grabados decorando la tapa, lo que Pérez Morera relaciona con los típicos trabajo de cuero cordobeses. Junto al cáliz de filigrana fue enviado otro de plata maciza, donación de Don Carlos Fernández del Campo, hermano del anterior, que residía en Sevilla46.La pieza contiene una inscripción que revela la autoría del mismo: "EL ALFERES AL' DE AYALA ME FECIT", y según la carta enviada por D. Pedro Fernández del Campo, ya había sido consagrad^^^. Este Alonso de Ayala y Rojas fue el platero más importante en la isla de Gran Canaria en la segunda mitad del siglo XVII. El profesor Hernández Perera define el cáliz de plata de San Lorenzo como "la muestra más arcaizante" del orfebre gran canario, al que achaca un excesivo gusto por los modelos de principios de la centuria48. Hasta aquí llega esta relación de algunas de las riquezas patrimoniales que alberga la parroquia de San Lorenzo. Expresamos nuestro deseo de que este trabajo sirva como acicate para que otros investigadores se acerquen al importante filón que ofrece desde el punto de vista de la Historia del Arte en Canarias. Ruymán Hernández Santana

45 HERNÁNDEZ PERERA, J. Orfebrería de Canarias. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Instituto Diego Velázquez. 1955. p. 178. 46 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, P. Pbro. Ibidem. p. 213. 47 A.P.S.L. Libro primero de Fábrica f. 29. 48 HERNÁNDEZ PERERA, J. Ibidem. p. 218.

188

1

Almogaren 41 (2007) 171-189


Ruymán Hernández Santana: "Aproximación al patrimonio histórico-artístico de la parroquia de San Lorenzo"

Bibliografía CALERORUIZ, C. Escultura Barroca en Canarias (1600-1750) Tenerife: Cabildo Insular de Tenerife, 1987.

Luján. José Luján Pérez. Tenerife: Viceconsejería de Cultura y Deportes Gobierno de Canarias, 1991 (Biblioteca de Artistas Canarios, l). ESTERASMARTÍN,C. Marcas de platería hispanoamericana: siglos XVI-XX. Madrid: niero, 1992. FRAGAGONZÁLEZ,C. Arte Barroco en Canarias. Tenerife: Editorial Interinsular Canaria S.A, 1980 (Arte en Canarias 11).

Gran Enciclopedia del Arte en Canarias. Tenerife: Centro de la Cultura Popular Canaria, 1998. HERNÁNDEZ BENITEZ,P. Pbro. "Notas históricas de la Parroquia de San Lorenzo" en Almogaren no. 35 (diciembre 2004). HERNÁNDEZ PERERA,J. Orfebrería de Canarias. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Instituto Diego Velázquez, 1955. HERNÁNDEZ SOCORRO, M.R. Arte hispanoamericano en las Canarias orientales Siglos XVI/XX. Casan de Colón, 2000.

La Huella y la Senda: [Exposición].Viceconsejería de Cultura y Deportes; Diócesis de Canarias, IV Centenario, D.L, 2003 LOBOCABRERA,M. Aspectos artísticos de Gran Canaria en el siglo XVI: Documentos para su Historia. Las Palmas: Excma. Mancomunidad de Cabildos de Las Palmas, 1981.

Luján Pérez y su tiempo: [Exposición] Islas Canarias: Gobierno de Canarias, 2007. SUAREZGRIMÓN,V. Las bajadas de la imagen de Nuestra Señora del Pino a Las Palmas (1607-1815). Las Palmas de Gran Canaria: Anroart Ediciones, 2007. TEJERAQUESADA, S. Los grandes escultores: Estudio histórico-crítico-biográfico de D. José Luján Pérez. Madrid: [s. n.] 1914. VORAGINE, S. De la. La Leyenda Dorada. Madrid: Alianza, 1984 (Vol. 1).

Almogaren 41 (2007) 171-189


Amparo Caballero Casassa: Elproceso de restauración en los bienes históricos de la Iglesia. La parroquia de San Lorenzo. "Salvados de la quema"

El proceso de restauración en los bienes históricos de la Iglesia La parroquia de San Lorenzo. "Salvados de la quema"

Amparo Caballero Casassa

.

Restauradora d e Obras de Arte

E n el curso 2006-07 en el taller de Restauración de obras de Arte "El Altillo", varios restauradores profesionales hemos sometido a proceso de Restauración y Conservación un gran número de obras escultóricas y pictóricas de la parroquia de San Lorenzo y de la ermita de la Milagrosa dependiente de ésta. Dentro de esta amplia gama de esculturas y pinturas hemos encontrado las obras en muy diversos estados de conservación yendo el deterioro consistente en afecciones poco significativas y de carácter sólo estético a gravísimos daños que han hecho, en ocasiones, considerar la obra como desahuciada. Algunas de ellas, como la escultura de telas encoladas que representa a San Pedro mártir se encontraba gravemente deteriorada en un 75% del total. En cualquier labor de Restauración es esencial seguir unos criterios básicos, comunes en todos los ámbitos de quienes ejercen esta profesión, que garantizan la calidad del trabajo y la ética en el ejercicio de esta disciplina. Dichos criterios pueden resumirse en: Prima siempre la conservación sobre la restauración y son las necesidades de la obra las que limitan la actuación restauradora El respeto absoluto al original La utilización de productos inocuos y siempre reversibles

Almogaren 41 (2007) 191-199


Ami_.ar» Caballero Casassa Elpwceso de resiuisracrrín en los brerrer hrstirieos de la Igiesta La parroquia de San Lorenzo ' Sal;alkado"asela qidema''

Téenleas con errterio de drfereneraci6n donde siempre quede discretamente diferenciado el. original de la intervención restawadora

Es obvro que estos prlnc~píosse ponen en practica con cuatquler trpo de obra: pero además; dentro del arte sacro se hace cierla d~ferenciaentre obras al culm o procesionales y otras que no cumplen esta fúnci0n y se encucalran Gnicarnente expuestas en un museo o son de propiedad parircular, En el caso de las primeras se contempla de modo especial el resultado final del trabajo, siempre, como ya hemos dreko. con respeto absoluto al orlgrnal,


Amparo Caballero Casassa: El proceso de restauración en los bienes históricos de la Iglesia. La parroquia de San Lorenzo. "Salvados de la quema"

Poniendo por ejemplo una imagen de la Santísima Virgen a la que le falte una mano, no es lo mismo mostrarla sin ésta en un museo que devolverla a la iglesia donde se la venera sin al menos un esbozo de la misma si no se tiene referencia del original. El respeto a la integridad y originalidad de la obra, lo es desde que ésta es considerada obra de arte, documento histórico o imagen devocional. El arte sacro ha sido concebido con una función específica al servicio siempre de la Iglesia, de la Liturgia y de los fieles que ven en ellas un apoyo a su piedad, ya que representan realidades espirituales muy íntimas. El Papa Juan Pablo 11 lo expresaba con total exactitud y belleza en su "Carta a los artistas" escrita en abril del año 1999: "Para transmitir el mensaje que Cristo le ha confiado, la Iglesia tiene necesidad del arte. En efecto, debe hacer perceptible, más aun, fascinante en lo posible, el mundo del espíritu, de lo invisible, de Dios. Debe por tanto acuñar en fórmulas significativas lo que en sí mismo es inefable. Ahora bien, el arte posee esa capacidad peculiar de reflejar uno u otro aspecto del mensaje, traduciéndolo en colores, formas o sonidos que ayudan a la intuición de quien contempla o escucha. Todo esto sin privar al mensaje mismo de su valor trascendente y de su halo de misterio".

Hacemos, aun así, desde la experiencia de años de trabajo, una reflexión que por otro lado parece ser muy lógica: las obras que son buenas técnicamente responden mucho mejor a cualquier tratamiento que las obras de peor calidad. Esto es debido tanto al empleo de materiales de mayor calidad, como al buen hacer artesanal y, cómo no, a la mano del artista. Por otro lado, resulta menos complicado restaurar obra antigua (entendiendo como tal desde el siglo XVIII hacia atrás), que moderna (ya en el siglo XIX comienzan a utilizarse materiales de peor calidad o al menos menor resistencia al paso del tiempo). Emitir alguna conclusión sobre lo dicho sería quizás entrar en algún tipo de polémica que no viene al caso en este momento, pero sí la apuntamos como cuestión a considerar. Consideramos que el arte nunca debe ser malo ni técnica ni formalmente hablando puesto que debe plasmar siempre el gusto y la belleza, más aún cuando hablamos del arte sacro que debe conducir siempre a Dios. Dentro de esta reflexión incluimos la adquisición que a veces movidos por los muy bajos costes se realiza, de obra de muy mala calidad y visión estética pésima. Pienso que debería equilibrarse la balanza entre dignidad de la pieza adquirida y coste de la misma.

Almogaren 41 (2007) 191-199


An~paroCaballelo Casassa Flprocesu de restauranon en lo7 hrene~hnrnncos tle la Iglesra La parroquia de San Lorenzo 'Sa/%adorde la quema"

En general, los Irab-os de rzsbwacr谩n han transcrrsndo con completa nomaIidad. Las obras, cada una, han reaccionado fa\~orablementea todos las Iases de los tratamientos a que han sido sometidas. El proceso de niestauraeibn en cunlqurera de Las obms procedentes de la gamqula de San Lorenzo comenzb como es IOglco, por el soporte, ya se tzatara de escultura (telas o madera), ya pinturas (telas). SI el soporte, cotno su nornbre indica, sustenla y recibe la preparacibn, poixcromia o peliculas pict贸neas, se encuentra en mal estado, esta repercute directarrrente sobre todos los estratos, peligrando asi Ia enridart e integridad de la obra. 7a1 es el caso de La imqen antes nsiencionada ""San Pedro m6airW.


Amparo Caballero Casassa Llproce~ode restauracron en br hrener htstoncor de in Igtesiu t n purvoq~itade San Lormzri "'Sal*ados de In qriema

Dentro de los tra.-imrentos que se refieren al sopo-te dcstaeamos La eonsolrdrieliĂ­n del rnlsmo, la reintegracibn con rnje-t-nse hdns de sutura, Is elinllnaciOn de deformaciones, ex~adicacrt2nde ataques de insectos xilbfagos, etc.

El tratamiento de la pelĂ­cula plctori-a es la sigurente intervencrbn que ha de realizarse, snrnebkndoia a la fijacrSn de esta-atas,retirado de replntes, Irrnpre~a,estucado, re1nfepracr6n de lagunas, efc. La nurrierbn de la pellcula pIcr;orrea y la proleccriln de lo misma son fases eonclucivas de cuialquier tratamrento de restaurac~itrn,


Amparo Cahalielu Gasassa Elproceso de restauranbri en los bienes hzsroncos de la Iglesza La parroquta de Sun Lo~enio""Sntvador de la quema"

Estas son, a muy grandes rasgos, las Intewenciones realizadas prÍlctrcarnenle en cualquiera de las abras tratadas. Desde luego, es bastante más preciso en cada una de las obras, y realzmdo awí una mera enumeración de ellas, corrernos el riesgo de ""dspersonülizar"' cada una de las intenrenciones, que aun siendo muy simil;?ll-estoman la parlicularidad propia de cada obra ya que la labar restauradora esla marcada por las necesidades y el estado de consewacidn concreta de ca& una de ellas.


Anlparo Caballero Casassa El procesa de resraurrrclbn en km bzmes hzsdncas de In Iglesia La yarragrira de Sart Lotenzo "'Saivados de la quema"

Para conclrtir, nos gustarla destacar por un lado, el InterĂŠs creciente por eoncervar y en el caso de la parroquia que nos ocupa, por resccrlar unas obras que son patrimonio de La Iglesia y que en la m-ona de los casos se encontraron en rrn estado penoso. De no ser por los conocĂ­nilentos hlstbrieo-adisticos y par el celo de las personas responsables se habrĂ­an perdido pasa siernpre, Por otra lado, llamar La atencihn de los propios responsables de Las parroqtrlas para que hagm tomar concrencia a los Geles y visitantes del trato que han de recibir estas obras, que se limita oscilo y exclusivamente -para ser muy claros y concrsos- a rezarles, y presentarles respeto y venerarlas, ya que del cuidado de las inismas que -continuando con la misma claridad- se reduce a Iirnpiar el polvo con un plumero o brocha mrly suave &be corresponder a una sola persona.


Amparo Caballero Cdsasqa Eiproccsn de rerinuiucrda e11 1o"rlene'i A Z I ~ C > T ~ Cde <~S la IgI~siiiLa parrorjuzil de San Larewzn "Salvador de la qrlerrtia '

En el caso de que la obra presente aigitn tipo de aleccion u haya sufrido un accldenle, sOlo y 煤nlcmente debe tratarla un restaurador profesional. Debemos eonsegulr, aurlque no es tarea fhcil, que las manlfestacrones de devoc ~ b nno estkn renidas con el Qptlina,estado de conservaerd.n de la abra, nl que esle vaya en detr~meilfode la devoclba popular, Nos gustaria concluir con unas palabras del aelunf Ponrifce enresacadas de uno de los muchos esttld~oc,que realiz贸 sobre Arte y Llrwrgra: "Un canto nuei o para e1 Se5urS':


Amparo Caballero Casassa: El proceso de restauración en los bienes históricos de la Iglesia. La parroquia de San Lorenzo. "Salvados de la quema"

"Siguen vigentes las tres condiciones del verdadero arte mencionadas en el Éxodo: el artista debe estar guiado por su corazón; debe tener conocimiento, es decir, ser un virtuoso; y debe haber percibido lo que el mismo Señor le mostró".

Amparo Caballero Casassa Restauradora de Obras de Arte

Almogaren 41 (2007) 191-199


Almogaren 41, 2007  

Revista del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias. Gran Canaria Almogaren 41, 2007 + Índices del 1 al 40

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you