Page 1

Annals d’Urologia Any 2010-3 N.34

ÒRGAN OFICIAL DE DIFUSIÓ DE LA SCU


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

Editorial ESTEM EN EL BON CAMÍ Enguany fa deu anys de la fundació de la nostra revista ANNALS D’UROLOGIA. Celebrem aquests deu anys i en aquest temps la nostra revista s’ha consolidat, s’hi han publicat més de 800 articles. Durant aquest darrer any l’activitat de la revista ha crescut. Al mateix temps que l’edició en format digital es publica una edició en paper que inclou un recull dels millors articles i també els treballs premiats en el Simposi. És per aquest motiu que us puc assegurar que la Revista i la Societat estem en el bon camí. He llegit totes les editorials escrites durant aquests deu anys i us puc dir que s`han resol mancances i s’han assolit la majoria de les fites. És per aquest motiu que des de la Direcció de la Societat Catalana d’Urologia, us vull agrair la feina feta i també animar-vos a seguir creixent i a consolidar la publicació de la nostra Societat com una eina de consulta, estudi i debat. JOSEP MARIA MALET President

2

Societat Catalana d’Urologia president

Codirecció Annals d’Urologia

Dr. Josep Ma. Malet Carreras Dr. Lluis Gausa i Gascón

Vocal Tarragona

Dr. Manel Prados Saavedra

Dr. Antoni Pont i Salvadó Dr. Jordi Huguet Perez

Vice-president 2on

Vocal Lleida

Comité Científic

Vice-president 1er

Dra. Rosa Regué Aldosa

Secretari

Dr. Enric Trilla Herrera

Tresorer

Dr. Miquel Puyol Pallás

Vocal Barcelona 1er

Dr. Joan Ramon Bordalba Gómez

Vocal Girona

Dr. Ramon Domingo i Farrerons

Vocal de Residents

Dr. Josep Mª Santillana Altamira

Vocal d’Activitats Professionals

Dra. Gloria Nohales Taurines

Dr. Josep Pagà i Carbonell

Vocal Barcelona 2on

Vocal d’Activitats Científiques

Dr. Josep Ma. Caballero Giné

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

Dr. Jordi Huguet Perez

Josep Segarra Edu García Cruz Vanesa Monllau Joan Palou Josep Comet

Disseny i Paginació

Dr. Antoni Pont i Salvadó Elisa Sáinz D.L.: T-350-09 ISSN: 1886-6549 SRV autoritzat annals@scurologia.cat


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

Sumari ARTICLES Síndrome Miccional y Retención Aguda de Orina en Mujer de 26 años: LINFOMA DE BURKITT URETRAL

Maialen Del Canto Aguirre. Servei d’urologia. Hospital del Mar. Barcelona

Xv Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. nov de 2009. Comunicacions orals. LOCALIZACIÓN DE LOS TUMORES EN RECURRENCIA PRECOZ Y TARDÍA EN PACIENTES CON TUMOR VESICAL T1G3 TRATADOS CON O SIN BCG. ¿EXISTEN DIFERENCIAS?

Guillermo Urdaneta. Fundació Puigvert

Litiasis urinaria en pacientes portadores de derivación ureterointestinal

Martínez Barea. Hospital Universitari de Bellvitge

Esquistosomiasi vesical. La nostra experiència.

M. Barrio. Servei Urologia. Servei Oncologia*. Servei M.Infeccioses**. Hospital de Sabadell. Institut Universitari Parc Taulí. Endometriosis con afectación ureteral – nuestra experiencia

Alexandru Ciudin. Hospital Clínic de Barcelona

AVALUACIÓ D’OSTEOPOROSI EN PACIENTS AMB CÀNCER DE PRÒSTATA. DXA AXIAL VERSUS DXA PERIFÈRICA

Juan Morote. Hospital Vall d’Hebrón, Barcelona.

Enucleació prostàtica amb làser Holmium, els nostres primers dos anys d’experiència

Bernal SalguerO. Hospital Universitari Germans Trias i Pujol

CRIOTERAPIA EL EN CÁNCER DE PRÓSTATA: RESULTADOS PRELIMINARES EN LOS 50 PRIMEROS CASOS

Alfredo Werner Bohorquez Barrientos. Clinico provincial de Barcelona

3

Estudio prospectivo sobre 705 pacientes consecutivos sometidos a biopsia de próstata sobre la relación entre testosterona, SHBG y la presencia de adenocarcinoma de próstata.

Pérez Márquez M. Hospital Clínic de Barcelona

Relación entre 2º y 4º dedos de la mano, testosterona sérica y riesgo de Síndrome de Deficiencia de Testosterona.

E García-Cruz. Hospital Clínic de Barcelona

ENFERMEDADES HEMATOLÓGICAS DE AFECTACIÓN TESTICULAR

Luisa Suárez de Lis. Servei de Urologia. *Servei de Radiologia. ** Servei de Medicina de Urgencias. Hospital Universitari Germans Trias i Pujol. Badalona. Tumor de cèl•lules de leydig. Descripció de la nostra sèrie

Tapia M. Hospital Universitari Germans Trias i Pujol. Badalona. Barcelona TUMORES TESTICULARES EN PACIENTES MENORES DE 15 AÑOS

Guillermo Urdaneta. Fundació Puigvert

POLIÒRQUIES. SÈRIE CATALANA. REVISIÓ BIBLIOGRÀFICA.

Carles Pellicé i Vilalta .Uròleg de L’ics

CATÉTER DE DIÁLISIS PERITONEAL POR LAPAROSCOPIA: DESCRIPCIÓN Y VIABILIDAD UNA TÉCNICA PROPIA DE DOS PUERTOS.

Gosálbez García D. Hospital Clínic de Barcelona.

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

Article Síndrome Miccional y Retención Aguda de Orina en Mujer de 26 años: LINFOMA DE BURKITT URETRAL

Maialen Del Canto Aguirre Servei d’urologia. Hospital del Mar. Barcelona

INTRODUCCIÓN

La Retención Aguda de Orina (RAO) en una mujer joven supone un desafío diagnóstico para el urólogo. Es una clínica relativamente infrecuente pero que requiere un importante ejercicio de diagnóstico diferencial. Entre las herramientas más útiles de las que disponemos se encuentra una correcta anamnesis y una adecuada exploración física inicial. Entre los diagnósticos diferenciales que se han de barajar se encuentran patologías diversas anatómicas o funcionales. Entre otras destacarían procesos neurológicos (EM, tumores medulares, neuropatía periférica…), la disinergia vesico-esfinteriana, el Síndrome de Fowler, causas farmacológica, infecciosas o procesos obstructivos uretrales entre otros.

CASO CLÍNICO

4

Exploraciones complementarias

Se solicita una Ecografía reno-vesical (ECO RV) en la que destaca imagen circular bien delimitada en suelo vesical (Fig. 1). Se sospecha de divertículo de uretra versus ureterocele por lo que se amplía el estudio con Urografía Endovenosa (Fig.2). En ésta se descarta la presencia de uréteres ectópicos o ureteroceles y destaca la falta de repleción endovesical por lesión extrínseca que comprime el suelo vesical.

Presentamos el caso de una mujer de 26 años sin antecedentes patológicos de interés. Fumadora de 5-6cig/día que presenta síndrome miccional de 2 meses de evolución. No asocia hematuria ni dolor lumbar. Inicialmente etiquetado como una infección de tracto urinario a pesar de uro cultivos repetidamente negativos, la clínica no responde al tratamiento antibiótico. La clínica progresa con importante disuria y dolor en hipogastrio hasta que finalmente queda en RAO. Tras tres intentos infructuosos de retirada de sonda vesical se solicita valoración por Urología. En la exploración física inicial destaca Mucosa uretral redundante, resistencia uretral aumentada al sondaje así como un tacto vaginal con aumento de la consistencia en cara anterior. Dada la exploración se orienta como un proceso obstructivo uretral.

Fig. 1 ECO RV: Paciente sondada. Lesión bien delimitada, quística en suelo vesical.

Fig. 2 UIV: eliminación renal simétrica. Sin uréteres ectópicos,

Fig. 3 RMN: Lesión nodular sólida parauretral de 36x31cm. Ho-

doble sistema ni ureteroceles. Ocupación vesical derecha por

mogénea. NO quística ni con calcificaciones. T1 isointensa y T2

compresión extrínseca.

relativamente isointensa. Refuerzo con Gadolinio.

Se lleva a cabo una Cistoscopia flexible en la que no se objetivan lesiones de la mucosa vesical pero sí lesión uretral que protruye sobre trígono vesical. Se efectúa Resonancia Magnética Nuclear (RMN) en la que se describe una lesión nodular sólida en suelo vesical (Fig. 3), nodular no quística, isointensa en secuencias potenciadas en T1 y T2 y que se refuerza con Gadolinio compatible con Leiomioma.

Tratamiento inicial

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

Dada la orientación diagnóstica de la RMN se decide realización de exéresis quirúrgica de la lesión. Durante el abordaje quirúrgico por cara anterior vaginal, al intentar la resección se observa falta de adecuado plano de clivaje y una lesión de consistencia friable muccinosa de 3-4cm que parece infiltrar trígono vesical y uretra. Se decide exéresis parcial y se realiza estudio peroperatorio


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

que informa de presencia de células malignas compatibles con Tumor Neuroendocrino de célula pequeña o Tumor Linfoproliferativo.

Diagnóstico definitivo

El diagnóstico histo-patológico definitivo es de Linfoma de Burkitt parauretral (Fig. 4-6). Caracterizado por un inmunofenotipo CD79a, CD20, CD43, CD10 y MUM1 positivos. Ki67 del 100% y CD23, CD3, CD5, bcl2, TdT, p53 negativos. Reordenación de las cadenas pesadas de las inmunoglobulinas y mutación del gen c-myc por traslocación t(8;14) (q24;q32).

negativos y TC tóraco-abdominal que no observan adenopatías de tamaño significativo. La Gammagrafía ósea es negativa. Por otra parte se amplía estudio mediante PETTC (Fig. 7-8A,8B) con trazador FDG que presenta intenso depósito por actividad metabólica incrementada en arco posterior derecho de vértebra lumbar L5 y cadenas ilíacas de manera bilateral. La lesión en L5 se confirma mediante RMN lumbar.

Estadiaje y tratamiento dirigido

Según la Clasificación para Linfomas de Ann-Arbor que también se emplea en los linfomas de Burkitt nuestra paciente se encontraría en un estado avanzado de la enfermedad, caracterizado por la no presencia de síntomas B pero con afectación de diseminada de varios órganos fuera del sistema linfático. Estadio IV-A. La paciente es valorada y controlada por el Servicio de Hematología que

Estudio de extensión

Se lleva cabo estudio virológico (VHB, VHC, VIH y CMV) que es negativo. Biopsia de médula ósea y punción lumbar para estudio de líquido cefalorraquídeo que resultan negativos así como marcadores tumorales (β2 microglobulina y LDH) Fig.7 : PET-TC FDG con marcado depósito en lámina posterior derecha de L5

5

Fig. 4: Detalle anatompatológico. Epitelio escamoso en superficie. Cambios reactivos e infiltración por proceso linfoproliferativo subyacente.

Fig. 8A : PET TC FDG con depósito en Fig. 5: Lesión neoplásica linfoide en el que llama la atención

cadena ilíaca interna izquierda

el patrón en cielo estrellado

Fig. 6: Detalle anatompatológico con dos poblaciones celulares. LINFOCITOS TUMORALES; tamaño intermedio, muy escaso citoplasma, núcleos hipercromáticos con cromatina granular

Fig. 8B PET TC FDG con depósito en cadena ilíaca externa derecha.

y varios nucleolos pequeños. Otra de MACRÓFAGOS; núcleos claros con pequeño nucleolo y citoplasma abundante. Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

la incluye en el ensayo clínico multicéntrico en Fase II de Burkimab-08 (Pethema) en el que recibe 6 ciclos de Rituximab (anti-CD 20) asociado a tratamiento intratecal (TIT) con Metrotexate a altas dosis y quimioterapia en el tercer bloque con Ciclofosfamida y Citarabina.

Evolución

Desde el punto de vista urológico funcional la paciente actualmente presenta micciones confortables. Inicialmente presentó incontinencia urinaria de esfuerzo leve que respondió adecuadamente a ejercicios del suelo pélvico y Duloxetina. Presentó toxicidad de Grado I secundaria al tratamiento quimioterápico recibido (neuropatía periférica, mucositis y pancitopenia entre otros.) Desde el punto de vista de la enfermedad onco-

lógico-hematológica presenta remisión completa metabólica con un PET-TC en que no se objetivan los depósitos hipermetabólicos descritos en el estudio inicial (Fig. 9-10)

DISCUSIÓN

Nuestro caso clínico plantea el diagnóstico diferencial de masas para-uretrales entre las que cabría incluir las de carácter benigno y maligno (1). Entre las de carácter benigno se plantean sobre todo posibilidades presentes en mujeres jóvenes en edad fértil como serían los divertículos uretrales, la endometriosis o los leiomiomas. Entre las lesiones malignas, más infrecuentes, se incluirían tumoraciones primarias como carcinomas de uretra, melanomas, fibrosarcomas y linfomas entre otros o secundarios a metástasis.

El Linfoma de Burkitt en un Linfoma No Hodgkin (LNH) derivado de las células B secundario a mutación en el gen c-myc por traslocación t(8;14). La presentación característica es en tejido fuera del sistema linfático. Existe una forma endémica, asociada en un 90% a infección por el Virus de Epstein Bar (VEB) que se da en Centroáfrica. Aparece en niños varones entorno a los 5 años como lesión mandibular. La forma no endémica que se da en América y Europa Occidental se asocia a un 30% de infecciones por VEB. Se presenta en niños varones con edades entorno a los 8-15 años y debutan como masa abdominal. En la literatura existen unos 20 casos clínicos descritos de LNH de células B que debutan como lesiones uretrales. La mayoría en mujeres adultas que debutan con síntomas obstructivos infravesi-

6 Fig. 9 PET-TC de control post-tratamiento en el que no se observan los depósitos ilíacos bilaterales previos

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

cales o hematuria (2-4). Por otro lado existe sólo un artículo de un grupo de Camerún que hace referencia a la posibilidad de presencia de Linfoma de Burkitt en tracto genitourinario (5)

CONCLUSIÓN

La RAO supone un desafío para el Urólogo y requiere un estudio clínico completo en la que la exploración física, como ha demostrado nuestro caso, supone una herramienta fundamental de entrada. Entra las causas obstructivas cabe pensar en los tumores malignos de la uretra. Aunque son poco frecuentes (<0,1% de las neoplasias genitourinarias)(6). De éstos un pequeño porcentaje corresponderá a tumores hematológicos. Existen muy escasas publicaciones en la literatura que hayan descrito el Linfoma de Burkitt uretral. Se trata de una patología extraña en nuestro medio y en la que habrá que pensar sobre todo ante paciente de origen Centroafricano. El tratamiento se tiende a realizar de manera combinada con quimioterapia y radioterapia. El pronóstico vendrá dado por la carga tumoral al diagnóstico, el subtipo histológico (factor pronóstico individual más importante) y el estadio clínico de Ann-Arbor. Presenta buena respuesta al tratamiento médico siempre y cuando no exista afectación del sistema nervioso central o médula ósea, casos en los que empeora considerablemente el pronóstico.

Fig. 10 PET-TC de control post-tratamiento en el que no se observa el depósito vertebral L5

BIBLIOGRAFIA 1- Clasificación de tumores de uretra femenina según comportamiento e histología. Caballero J et al., Arch Esp Urol 1993 2-A patient with a primary malignant lymphoma surrounding the female urethra. Morioka K,et al. Hinyokika Kiyo. 2009 Jun;55(6):357-60. Review. Japanese. PMID: 19588871 3-Primary non-Hodgkin’s B-cell lymphoma of the male urethra presenting as stricture disease Richter LA, et al. Urology. 2007 Nov; 70(5):1008.e11-2. Review.PMID: 18068472

4-Primary malignant lymphoma of the female urethra Inuzuka S, Koga S, Imanishi D, Matsuo T, Kanetake H. Anticancer Res. 2003 May-Jun;23(3C):2925-7. Review.PMID: 12926136 5- Epidemiological and histological features of urogenital tumours in Cameroon. Sow M, et al. Prog Urol. 2006 Feb;16(1):36-9. 6- Female urethral cancer-an overview. Srinivas V, Khan SA: Int Urol Nephrol 1987; 19:423-427.

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

7


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

LOCALIZACIÓN DE LOS TUMORES EN RECURRENCIA PRECOZ Y TARDÍA EN PACIENTES CON TUMOR VESICAL T1G3 TRATADOS CON O SIN BCG. ¿EXISTEN DIFERENCIAS?

Guillermo Urdaneta, Joan Palou, Miriam Serrano, Rubén Parada, Óscar Rodríguez, Luis Gausa, Humberto Villavicencio Fundació Puigvert

de TVNMI en la primera cistoscopia durante el seguimiento a los 3 meses y recurrencia tardía posterior a la primera cistoscopia del seguimiento. Adicionalmente se registró la localización de la recurrencia en cada caso.

INTRODUCCIÓN

8

Aproximadamente el 10% de los pacientes con tumor vesical no músculo invasivo (TVNMI) debutan con enfermedad T1G3. Actualmente, los pacientes con TVNMI de alto grado son a menudo tratados con RTU y Re-RTU al mes asociada a BCG y seguimiento estricto. Aunque la terapia intravesical con BCG ha disminuido la tasa de recurrencia de enfermedad de alto grado, existe controversia sobre la utilidad real de la ReRTU. Presentamos la tasa y localización de la recurrencia en una serie de pacientes con TVNMI T1G3 tratados con RTU, sin Re-RTU, con o sin terapia intravesical con BCG.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se incluyeron en este estudio los pacientes llevados a RTU con biopsias múltiples randomizadas (BMR) y diagnóstico final de T1G3. En estos pacientes no se realizó Re-RTU.Posteriormente fueron divididos en 2 grupos, el grupo 1 incluyó pacientes que no recibieron instilaciones con BCG. El grupo 2 incluyó pacientes tratados con BCG (cepa Connaught 81 mg/50 mL, con un ciclo de inducción de 6 dosis semanalmente, sin mantenimiento). El seguimiento consistió en cistoscopia y citología cada 3 meses durante los primeros 2 años y a partir de entonces cada 6 meses. Definimos recurrencia precoz como reaparición Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

a los 3 meses y el 40.5% a los 6 meses o posteriormente. En cuanto a la recurrencia precoz se presentó en un 38.2% en la misma localización que en la RTU previa y el tratamiento con BCG disminuyó la recurrencia en el grupo 1 y 2 (23% y 48%; p=0.4). De las recurrencias tardías, sólo el 8.8% estaban en la misma localización que en la RESULTADOS Se incluyeron 254 pacientes, de los cuales el RTU previa y el tratamiento con BCG no influenció 86.6% fueron hombres. El 48.8% presentaron Cis la tasa de recurrencia ni tampoco la localización concomitante. La edad media fue de 67 años (ran- de forma significativa (11% vs. 8%; p=1.0). go 25-87 años) y una media de seguimiento de 87 meses (rango 4-258 meses). El grupo 1 incluyó CONCLUSIÓN 108 casos (grupo control) y el grupo 2 incluyó 146 Existe una clara diferencia en la recurrencia entre pacientes con T1G3 primario tratados o no con pacientes. La tasa de recurrencia global fue del 53.5% (136 BCG. pacientes). La tasa de recurrencia de los pacien- Cuando no se realiza Re-RTU, la tasa de recutes tratados sin BCG (grupo 1) fue del 66.7% y rrencia global en la misma localización que en la del 43.8% en los tratados con BCG (p< 0.0001). previa RTU es baja (en nuestra serie: 8.6%, 22 paGlobalmente el 16.2% de las recurrencias (22 pa- cientes). En cuanto a la tasa de recurrencia precoz cientes) fueron en la misma localización que en la en la misma localización que en la RTU previa, es RTU previa. Específicamente observando el grupo más alta (38.2%) que la tasa de recurrencia tardía 1 y 2, el 12.5% y 19.4% de las recurrencias fue- (8.8%). ron en la misma localización que en la RTU previa La inmunoterapia con BCG disminuye la incidencia de recurrencia en la misma localización de la (p=0.3)., respectivamente. Subestratificando los pacientes para recurrencia RTU previa, a pesar que en nuestra serie no alcanprecoz y tardía el 13% de los tumores recurrieron za significación estadística.


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Litiasis urinaria en pacientes portadores de derivación ureterointestinal

Martínez Barea, V.; Torrecilla Ortiz, C.; Colom Feixas, S.; Vigués Julià, F.; Domínguez García, A.; Pérez Reggeti, J.; Franco Miranda, E. Hospital Universitari de Bellvitge

Introducción:

Es conocido el aumento de incidencia de litiasis urinaria tras derivación urinaria a segmentos intestinales, alcanzando el 20% en derivaciones continentes y un 10-12% en conductos ileales. En estos pacientes se objetivan múltiples factores que favorecen la formación de litiasis, como éstasis urinario, producción de moco, infección del tracto urinario, presencia de suturas, así como alteraciones metabólicas producidas por la reabsorción de componentes de la orina en el segmento intestinal, resultando acidosis metabólica hiperclorémica, hipocitraturia e hipercalciuria, objetivándose alcalosis urinaria

de presentación fue asintomática como hallazgo casual en 2 casos, debutando el resto en forma de dolor lumbar acompañado ocasionalmente de síndrome febril. En la mayoría de casos la localización fue ureteral, objetivándose expulsión espontánea en 2 casos, hallando 9 casos de obstrucción ureteral requiriendo derivación mediante nefrostomía percutánea. El tratamiento de las litiasis se planeó según la localización y las características de éstas, abarcando desde tratamiento alcalinizante o litotricia extracorpórea (LEOC) a ureteroscopia anterógrada o nefrolitotomia percutánea (NLP). La tasa de resolución mediante LEOC alcanzó un 33%. La mayoría de los cálculos fueron de fosfato amónico magnésico, encontrando también cál-

culos de oxalato cálcico monohidratado y fosfato tricálcico. El 80% de los pacientes presentaron urocultivos positivos, siendo el gérmen más frecuente el E. Coli. Conclusión:Se halla una incidencia litiásica del 10%. Dada la presencia de múltiples factores favorecedores de litogénesis se recomienda abundante hidratación, autocateterismos frecuentes y retirada de moco. Se aconseja tratamiento alcalinizante como bicarbonato sódico así como antibiótico específico y ácido acetohidroxámico en caso de infecciones urinarias recurrentes. La LEOC suele mostrar mal resultado, siendo las opciones quirúrgicas óptimas la NLP y la cirugía abierta. Se observa una tasa de recurrencia litiásica del 65%.

9

Material y métodos:

analizamos la incidencia de litiasis urinaria en nuestra serie de 688 cistectomias radicales por neoplasia vesical con realización de derivación ureterointestinal, seleccionando aquellos pacientes con seguimiento mayor a 36 meses, resultando 180 pacientes. Las derivaciones urinarias utilizadas fueron mayoritariamente no continentes (84.2% tipo Bricker). En el control post-operatorio todos los pacientes fueron seguidos mediante exploraciones de imagen.

Resultados:

de los 180 pacientes citados únicamente 18 presentaron litiasis de novo. La media de aparición de litiasis fue 40.2 meses. Los pacientes que presentaron litiasis fueron principalmente portadores de derivación urinaria no continente. La forma Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Esquistosomiasi vesical. La nostra experiència.

M. Barrio, J.Muñoz, R. Martos, I. Costa, D. García, A. Prera, C. Abad, E. Vicente, J.L González, N. Hannaoui, E. Gallardo*, B. Font**, J. Prats. Servei Urologia. Servei Oncologia*. Servei M.Infeccioses**. Hospital de Sabadell. Institut Universitari Parc Taulí.

Un dels 8 casos va resultar èxitus per malaltia neoplàsica vesical metastàsica. Els 6 pacients no neoplàsics van rebre tractement mèdic amb praziquantel 40 mg/kg/dia. Quatre dels 8 malalts presenten un seguiment erràtic donat que no es presenten a les visites de control programades.

Conclusions:

Introducció i objectius:

10

Donat l’important increment de població immigrant en els darrers anys l’esquistosomiasi vesical és cada vegada un diagnòstic menys infreqüent al nostre medi. L’objectiu de l’estudi és la descripció de la trajectòria clínica dels casos d’esquistosomiasi vesical tractats al Servei d’ Urologia de l’Hospital de Sabadell.

L’Esquistosomiasi urinària és una entitat emergent, observant-se un augment de la incidència a Catalunya en els darrers anys. Davant un pacient amb els antecedents personals i epidemiològics citats i amb clínica compatible s’ha de descartar el diagnòstic d’esquistosomiasi vesical i la presència de neoplasia maligna vesical concomitant.

Es desconeix l’etiopatogènia en la relació entre la infecció crònica urinària per S. haematobium i el risc de desenvolupar càncer vesical però les teories actuals suggereixen que la resposta inflamatòria crònica induïda pel paràsit condueix a un augment de l’estrés oxidatiu cel•lular amb conseqüent dany del DNA. Tot i que clàssicament el tumor vesical més freqüentment associat a esquistosomiasi és el carcinoma escamós, recents estudis evidencien un canvi en la tendència, a favor d’un augment de la incidència de carcinoma vesical de tipus transicional. La manca d’un seguiment correcte dificulta tant la confirmació de compliment del tractament mèdic com el control endoscòpic i histopatològic de les recidives tumorals.

Material i mètodes:

S’analitzen de forma retrospectiva 8 casos d’esquistosomiasi vesical diagnosticats al nostre centre atenent als següents paràmetres: simptomatologia, proves complementàries, tractament mèdic i quirúrgic i seguiment a consultes externes en el periode comprès entre desembre de 1999 i octubre de 2009.

Resultats:

En tots els casos es tracta d’homes joves procedents de l’Àfrica subsahariana. Set casos van debutar amb hematúria frecuentment associada a Sd irritatiu-miccional. La prova complementària que ha resultat més eficient en el diagnòstic és l’ecografia reno-vesicoprostàtica, tot i que la confirmació diagnòstica és sempre l’anatomia patològica de les lesions vesicals. En tots els pacients es va practicar cistoscopia i RTU com a tractament quirúrgic inicial de les lesions vesicals amb remissió de la hematúria en 6 dels 8 casos. Dos malalts van debutar en forma de carcinoma vesical transicional múscul-invasiu amb diferenciació escamosa. Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

Calcificació complerta de la paret vesical


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Endometriosis con afectación ureteral nuestra experiencia

Alexandru Ciudin, M. Ángeles Martínez, Maria Pilar Luque, A. Franco, Maria José Ribal, F. Carmona, R. Alvarez-Vijande, A. Alcaraz Hospital Clínic de Barcelona con anticonceptivos orales. El tratamiento fue en la mayoría de los casos (13) cateterismo ureteral con catéter doble J seguido de ureterolisis, sin resección, con consolidación hormonal posterior. En el resto se realizó: nefrectomia (2), resección ureteral parcial con reimplantación en cúpula vesical (1) y hormonoterapia sin necesidad de rescate quirúrgico (1). Diez de las intervenciones se realizaron por laparotomía y siete por laparoscopia. En todos los casos se realizó tratamiento

hormonal posterior a la cirugía. Tiempo medio de seguimiento: 50 meses. Cuatro pacientes tuvieron recidivas de la endometriosis, ninguna con afectación urológica.

Conclusiones:

La endometriosis del tracto urinario es una enfermedad muy infrecuente. El tratamiento de elección es combinado: quirúrgico y hormonal, con buenos resultados.

Introducción:

La endometriosis representa la existencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. Se trata de una enfermedad ginecológica cuya prevalencia es desconocida. La endometriosis con afectación del tracto urinario es muy infrecuente, hasta la actualidad se han descrito aproximadamente 450 casos de endometriosis con afectación urológica. La afectación ureteral se supone que representa un 20 - 25 % del total de casos de endometriosis urológica.

11

Objetivos:

Describir nuestra experiencia de 17 pacientes con endometriosis con afectación ureteral.

Material y métodos:

Se analizaron retrospectivamente 17 casos consecutivos de pacientes con endometriosis con afectación ureteral diagnosticados y tratados en el Hospital Clínico de Barcelona entre mayo de 2001 y enero de 2009.

Resultados:

Edad media: 32 +/- 6 años. Cinco pacientes (29%) habían sido intervenidas previamente por endometriosis pélvica sin afectación urinaria. Diez pacientes (59%) presentaron afectación ureteral izquierda, cuatro (23%) afectación ureteral derecha y tres (18%) afectación ureteral bilateral. La manifestación clínica fue: dolor persistente en el hemiabdomen inferior en doce casos (70%), cólico nefrítico en cuatro casos (23%) y hematuria en un caso (6%). El diagnóstico inicial se realizó mediante ecografía abdominal y urografía endovenosa, confirmándose por resonancia magnética. En todos los casos se inició tratamiento hormonal Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

AVALUACIÓ D’OSTEOPOROSI EN PACIENTS AMB CÀNCER DE PRÒSTATA. DXA AXIAL VERSUS DXA PERIFÈRICA

Juan Morote, Jacques Planas, Carles X. Raventós, José Placer, Gloria Encabo. Hospital Vall d’Hebrón, Barcelona.

Conclusions:

La DXAp a l’avantbraç és la localització més eficient per detectar osteoporosi en pacients amb

Introducció i objectius:

La pèrdua de massa òssia és un efecte secundari freqüent del tractament amb supressió androgènica (SA) en els pacients amb càncer de pròstata (CaP). L’absorciometria d’energia dual de raigs X (DXA) és el mètode estàndard per avaluar la densitat mineral òssia (DMO), no obstant no existeix consens sobre quina 12 és la millor localització per avaluar la DMO en aquests pacients. L’objectiu d’aquest estudi és comparar l’eficiència de la DXA axial versus la DXA perifèrica en l’avaluació d’osteoporosi en pacients amb CaP.

Material i mètodes:

Vàrem determinar la DMO amb DXA a nivell de l’avantbraç (DXAp) i a columna lumbar, coll femoral i maluc complet (DXAa) a 141 pacients amb CaP (28 verges de tractament hormonal i 113 amb SA). El diagnòstic d’osteoporosi es va determinar per un T-score menor de –2.5 a qualssevol localització. L’edat mitja dels pacients fou de 69.5 anys (54-88) i el període mitjà d’exposició a SA fou de 29 mesos (12-251) en els pacients tractats.

Resultats:

La taxa global d’osteoporosi fou del 29.1% a l’avantbraç, 23.4% al coll femoral, 19.9% a la columna lumbar i 12.8% al maluc complet. Considerant totes les localitzacions axials la taxa d’osteoporosi fou del 29.8%. El grau de coincidència diagnòstica entre la DXAp i la DXAa fou del 82.6%. D’altra banda l’avantbraç fou l’única localització capaç de detectar un increment significatiu de la taxa d’osteoporosi entre els pacients verges de tractament hormonal i aquells que rebien SA (13.8% versus 33%). Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

CaP. A més, l’avantbraç fou capaç de detectar el major increment de taxa d’osteoporosi en pacients tractats amb SA.


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Enucleació prostàtica amb làser Holmium, els nostres primers dos anys d’experiència

Bernal Salguero, S; Buisan Rueda, O, Ruiz Domínguez JM, Suárez de Lis, L; Valverde Vilamala, I, Tapia Garcia, I; Ibarz Servio,L; Saladie i Roig, JM Hospital Universitari Germans Trias i Pujol

Introducció:

La hiperplàsia benigna de pròstata és una patologia molt freqüent en el nostre medi, afectant en diferent grau un 50% dels homes entre 50 i 60 anys i un 70% dels pacients de més de 70 anys. L’enucleació amb làser Holmium ha demostrat un ser tant eficaç com els tractaments clàssics per la HBP com la resecció transuretral i l’adenomectomia retropúbica, segons els estudis publicats. El principal inconvenient es la corba d’aprenentatge, que és d’uns 50 pacients

13

Material i Mètodes:

Revisem els 150 primers casos operats en el nostre servei entre juny de 2007 i Gener de 2009. Amb una mitjana d’edat de 71 anys i de tamany prostàtic de 72 cc.

Resultats:

Totes les cirurgies es van realitzar de manera satisfactòria, sense necessitat de reconversió de la tècnica i nomes un pacient es va reintervenir a les poques hores de la intervenció per sagnat. La mitja d’hores d’ingrés hospitalari es de 21.2 hores (rang 18-400), dos pacients van precisar transfusió de sang i en tres dels pacients s’ha diagnosticat d’estenosis d’uretra postquirúrgica. El tamany mig enucleat en sec es de 43.2 grams (5-140) i els pacients presenten un flux màxim als 6 mesos de 25.2 (14-44)

Conclusions:

L’enucleació prostàtica amb làser Holmium és una tècnica segura i eficaç, que permet disminuir el temps d’estància hospitalària, i amb bons resultats al curt termini Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

CRIOTERAPIA EL EN CÁNCER DE PRÓSTATA: RESULTADOS PRELIMINARES EN LOS 50 PRIMEROS CASOS

Alfredo Werner Bohorquez Barrientos, Maria Jose Ribal Hospital Clinico provincial de Barcelona

RESULTADOS

INTRODUCCION

La crioterapia es una técnica mínimamente invasiva aceptada por la FDA para el tratamiento con intención curativa del cáncer de próstata local o localmente avanzado y como rescate tras fracaso de la radioterapia. 14

OBJETIVOS

Evaluar los resultados postoperatorios inmediatos del tratamiento del cáncer de próstata mediante crioterapia prostática.

PACIENTES Y METODOS

Se analizó retrospectivamente las historias clínicas de 50 pacientes sometidos a crioterapia prostática entre enero de 2008 y octubre de 2009 como tratamiento del CP local o localmente avanzado. Dos pacientes presentaban recidiva local tras radioterapia y braquiterapia; en ellos se realizó crioterapia como terapia de rescate. Para la realización de la técnica se utilizó: CRYOcare (Endocare®); calentador uretral aprobado por la FDA (Tª 40º); 6-8 criosondas 2,4mm de punción directa; 4 termosensores en esfínter, ápex y ambas bandeletas neurovasculares. Se realizaron al menos 2 ciclos de congelación-descongelación con Tª objetivo de -40ºC. El control del procedimiento se realizó con un ecógrafo biplanar multifrecuencias. La distensión del espacio recto-prostático se consiguió con suero. Se colocó una sonda vesical al final del procedimiento que se retiró a las 3 semanas de la intervención (previo pinzamiento 3 días antes de su retirada). El seguimiento se realizó con determinación de PSA a los 2 meses y posteriormente cada 6 meses. Se realizó biopsia post crioterapia según PSA y tacto rectal.

La edad media de los 50 pacientes fue de 73 años y su seguimiento medio 6.8 meses (3-20). Los pacientes se estratificaron en tres grupos de riesgo según los criterios de D’amico: a) bajo riesgo (n=16, 32.7%); b) riesgo intermedio (n=22 , 44.9%); c) alto riesgo (n=22, 22.4%). Se consideró éxito un PSA post tratamiento inferior a 0.5 ng/L, El 96.2% alcanzo este nivel a los 2 meses, el 90% a los 6 meses y un 71,4% a los 12 meses. Se consideró recidiva bioquímica a un PSA nadir + 2 ng/L. En la serie estudiada el tratamiento fracasó en 3 pacientes (6%), 2 de ellos con recidiva bioquímica a los 18 meses (uno del grupo de bajo riesgo y el otro del grupo de alto riesgo); ambos pacientes fueron sometidos a biopsias de próstata, las cuales fueron negativas para malignidad. El tercer paciente pertenecía al grupo de riesgo intermedio y presentó recidiva bioquímica a los 12 meses; el estudio de extensión con TAC mostró ganglios positivos en la cadena iliaca derecha, por lo que inició tratamiento hormonal. No se observaron complicaciones intraoperatorias ni en el postoperatorio inmediato. La tolerancia

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

al procedimiento fue buena con mínimos requerimientos analgésicos. Diez pacientes (20%) presentaron síntomas irritativos que remitieron en las 3 semanas posteriores a la intervención; diez pacientes (20%) presentaron ITU, de los cuales 3 fueron orquiepididimitis. El 94% de los pacientes de nuestra serie son continentes tras la intervención, 2 pacientes presentan incontinencia total (uno de ellos presentaba vejiga hiperactiva antes de la intervención y el otro paciente presenta incontinencia urinaria de tipo mixto diagnosticada por urodinamia), mientras que un paciente presenta incontinencia leve (1 pañal). Dos pacientes (5%) presentaron esfacelamiento uretral, requiriendo uno de ellos RTUp. La tasa de disfunción eréctil fue del 100%. Tres pacientes presentaron hematoma perineal, resuelto de manera conservadora. No se objetivó fístula rectal ni infecciones perineales.

CONCLUSIONES

La crioterapia es una técnica poco invasiva, reproducible y con una morbilidad aceptable.


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Estudio prospectivo sobre 705 pacientes consecutivos sometidos a biopsia de próstata sobre la relación entre testosterona, SHBG y la presencia de adenocarcinoma de próstata.

Pérez Márquez M, García-Cruz E, Huguet Pérez J, García Larrosa A, Piqueras Bartolomé M, Peri Cusí L, Ribal MJ, Franco A, Alcaraz A Hospital Clínic de Barcelona hipogonádicos, los niveles de testosterona se relacionan con diagnóstico de adenocarcinoma próstata (272±55 ng/dL vs 235±94 ng/ dL, p=0,004). Los niveles de SHBG se correlacionan con la presencia de adenocarcinoma prostático (No adenocarcinoma prostático 32±10 vs adenocarcinoma prostático 38±15, p=0,016).

Introducción

la neoplasia de próstata responde a la estimulación hormonal. Sin embargo, no existe evidencia de que niveles altos de testosterona produzcan aumento en la incidencia de neoplasia de próstata.

de adenocarcinoma prostático. Los pacientes con adenocarcinoma de próstata presentaron mayores niveles de SHBG. En pacientes hipogonádicos, los niveles de testosterona y SHBG se relacionan con diagnóstico de adenocarcinoma prostático.

Conclusiones

No existieron diferencias en cuanto a los niveles de testosterona en relación a la presencia

15

Objetivo

Determinar la relación entre los niveles hormonales y el diagnóstico de adenocarcinoma de próstata. Nuestro objetivo secundario fue examinar el diagnóstico de adenocarcinoma de próstata en pacientes hipogonádicos.

Material y métodos

Analizamos prospectivamente 705 pacientes a los que realizamos biopsia prostática transrectal ecodirigidas desde septiembre 2007 hasta junio 2009. La indicación de biopsia prostática fue elevación de PSA o tacto rectal sospechoso. Se determinaron niveles de testosterona y SHBG en todos los pacientes. Se recogió de manera prospectiva la edad, IMC, PSA, ratio PSA, densidad de PSA, volumen prostático, número previo de biopsias, tacto rectal y perfil hormonal.

Resultados

Testosterona: 443±167 ng/dL en pacientes sin diagnóstico de adenocarcinoma vs 439±171ng/dL en adenocarcinoma prostático, p=0,831; SHBG: 44±19 ng/dL en pacientes sin adenocarcinoma prostático vs 52±27 ng/dL en el cáncer próstata, p=0,000).En pacientes Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Relación entre 2º y 4º dedos de la mano, testosterona sérica y riesgo de Síndrome de Deficiencia ador de Testosterona. Guany ILLOR

E García-Cruz; J Huguet Pérez; M Piqueras Bartolomé; M Pérez Márquez; A Alcaraz Asensio. Hospital Clínic de Barcelona

Introducción:

16

La relación entre el segundo y el cuarto dedo de la mano es una rasgo sexual dimórfico, que presenta valores menores en varones que en mujeres. Existe relación entre el ratio entre el segundo (D2) y el cuarto dedos (D4) de la mano y la exposición intrauterina a testosterona. La relación entre el segundo y el cuarto dedos (D2/4D) se mantiene estable desde la infancia a la vida adulta. Sin embargo, la relación D2:D4 con los niveles de testosterona en el adulto son controversiales. El objetivo del presente estudio fue estudiar la relación entre el ratio D2:D4 y los niveles de testosterona y la presencia de síndrome de deficiencia de testosterona.

7.35±0.48cm. Media Ratio D2:D4 0.98±0.04. 63% de los pacientes presentaban D4>D2. En el análisis univariante, la correlación D2:D4 con los niveles de testosterona fueron estadísticamente significativos (B= -741, 98; ß= -0,165, p = 0.045) y con la presencia de TDS (T<346ng/ dL) (D2:D4 0,97±0,037 en pacientes con T<346 ng/dL vs 0,99±0,043 en pacientes con T>346 ng/dL, p = 0.05. En el análisis multivariante, la dislipemia (p=0.039), el antecedente de IFC por HIV/HCV (p=0.002) y la ratio D2/D4 (p=0.046) se asociaron con los niveles séricos de testosterona. Los pacientes con D2>D4 presentaban niveles más bajos de testosterona (D2>D4 404±158 vs D2< D4 476±185, p=0.017) y mayor incidencia

Material y métodos:

Analizamos prospectivamente 204 varones consecutivos remitidos para biopsia transrectal de próstata que fueron atendidos por un solo médico (EGC) entre Enero de 2008 y Junio de 2009. El mismo médico realizó todas las historias clínicas, exploraciones físicas, mediciones D2:D4 y biopsias transrectales. A los pacientes se les solicitó testosterona y SHBG, cuya extracción se realizó entre las 7h00AM y las 11h00AM. Las variables edad, masa, talla, IMC, hábitos tóxicos, TR, PSA y D2:D4 fueron recogidas prospectivamente. Se utilizaron los puntos de corte 231 y 346 ng/dL de testosterona sérica para el diagnóstico de TDS.

Resultados:

Edad media 67.5±8.6 años, testosterona media 447±178 ng/dL, testosterona <231 ng/dL: 6.1%, testosterona <346 ng/dL: 30.6%. Media longitud D2 7.2±0.46cm. Media longitud D4 Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

M PREMI ICACIÓ COMUN 2009 ORAL

de TDS (testosterona <346 ng/dL) (41.7% vs. 23%, p=0.013) comparados con los pacientes con D2<D4. En el análisis multivariante, el antecedente de neoplasia maligna (p=0.035) y D2<D4 (p = 0.023) se relacionaron con la presencia de TDS.

Conclusión:

La ratio D2/D4 está relacionada con los niveles de testosterona. La testosterona es mayor en aquellos pacientes con ratios D2:D4 bajos. Los varones con D2>D4 presentan mayor riesgo de TDS. Esta relación podría indicar una predisposición congénita a sufrir TDS.


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

Tumor de cèl•lules de leydig. Descripció de la nostra sèrie

Tapia M, Arzoz M, Ibarz L, Quer A, Ruiz J.M, Bernal S, Suarez L, Valverde I, Areal J, Saladié J.M Hospital Universitari Germans Trias i Pujol. Badalona. Barcelona

rogènia en el cas restant. Es realitzà biòpsia peroperatòria en el pacient monòquic però tot i que el diagnòstic fou de Tumor de Cèl•lules de Leydig, s’optà per l’orquiectomia degut a l’antecedent de coriocarcinoma previ. Tots els pacients es troben lliure de malaltia en l’actualitat.

CONCLUSIONS:

Tot i que és una entitat poc freqüent, hem de

sospitar la possibilitat d’aquest tipus de tumor en aquells pacients amb ginecomastia i desordres hormonals. El tractament d’elecció és l’orquiectomia inguinal, davant el risc de que es tracti de la variant maligna.Tot i això, en aquells pacients amb testicle únic, no hem d’oblidar l’opció de realitzar una biòpsia peroperatòria i de fer una cirurgia conservadora en que cas de que és confirmi el Tumor de cèl•lules de Leydig.

INTRODUCCIÓ:

Els tumors testiculars representen el 5% dels tumors urològics. El 90-95% d’ells són tumors de cèl•lules germinals i la resta tumors de l’estroma. Tot i ser una raresa, el tipus de tumor estromal més freqüent és el tumor de cèl•lules de Leydig que representa el 1-3% dels tumors testiculars de l’adult i el 4% dels tumors testiculars de l’infant. La majoria són benignes però, en un 10% dels casos hi ha signes de malignitat. La historia natural d’aquesta malaltia i el tractament quirúrgic més adient (conservador o radical) continua avui dia en discussió.

17

OBJECTIUS:

Descriure el quadre clínic, el mètode diagnòstic, el tractament utilitzat i l’evolució dels pacients diagnosticats de tumor de cèl•lules de Leydig al nostre servei.

MÈTODE:

Avaluem retrospectivament els pacients diagnosticats de tumor de cèl•lules de Leydig des de l’any 1999 fins l’actual. En total s’han diagnosticat 5 casos, amb una mediana d’edat de 37 anys (20-69). Dos casos es diagnosticaren durant un estudi per esterilitat amb ginecomastia i gonodatrofines en sang augmentades en un d’ells. En un altre cas, l’antecedent de mastectomia i l’elevació d’estrogens i progestagens en sang foren el motiu de sospita. Els dos casos restants es diagnosticaren durant ecografies de control, un d’ells per antecedent de coriocarcinoma testicular contralateral. L’ecografia escrotal mostrà una lesió hipoecogènica en tres dels casos, microcalcificació i nòdul sòlid en el pacient monòrquic i una lesió sòlida heteAnnals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

TUMORES TESTICULARES EN PACIENTES MENORES DE 15 AÑOS

Guillermo Urdaneta, Anna Bujons, Mercè Pascual, Miriam Serrano, Jorge Caffaratti, José María Garat, Humberto Villavicencio Fundació Puigvert

Conclusiones:

Los tumores testiculares en menores de 15 años son poco frecuentes. La mayoría de ellos son benignos y entre los malignos los que predominan

Objectivo:

Evaluación del tratamiento quirúrgico conservador o radical en niños con tumores testiculares.

Material y métodos:

18

Estudio retrospectivo desde enero del 1980 hasta enero del 2009 de todos los pacientes menores de 15 años intervenidos en nuestro centro por tumores testiculares. Hemos analizado las características clínicas, los procedimientos diagnósticos, el tratamiento, los resultados anatomopatológicos y la evolución posterior.

Resultados:

Se han intervenido 15 tumores testiculares primarios con una edad media de 10 años (6 meses – 15 años). La manifestación clínica principal ha sido una masa testicular palpable (80%). El diagnóstico se realizó mediante ecografia testículo-escrotal, y sólo en un caso se ha producido aumento de los marcadores tumorales. En 6 pacientes (40%) se ha realizado una orquiectomía radical y en 9 (60%) una orquiectomía parcial. En todos los casos de orquiectomía parcial la anatomía patológica ha sido benigna. De las 6 orquiectomías radicales, 3 han presentado anatomía patológica maligna (2 tumores germinales mixtos y 1 gonadoblastoma) y 3 anatomía patológica benigna (1 quiste epidermoide, 1 teratoma maduro y 1 tumor de la granulosa juvenil). Globalmente un 20% de los tumores son malignos (3:15). La evolución clínica posterior ha sido satisfactoria en todos los casos después de 185 meses de seguimiento, excepto en un paciente que se manifestó con patología metastásica en el momento inicial y del cual se ha perdido el control. Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

son los de tipo germinal. Siempre que sea posible se le ofrecerá al paciente un abordaje conservador mediante orquiectomía parcial.


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

POLIÒRQUIES. SÈRIE CATALANA. REVISIÓ BIBLIOGRÀFICA

Carles Pellicé i Vilalta

Uròleg de L’ICS

OBJECTIU:

Saber que ha estat de l’interès per les poliòrquies, també conegudes com a testicles supernumeraris (TSN), en la literatura urològica a l’Estat Espanyol i referenciats per autors adscrits a institucions sanitàries catalanes.

19

METODOLOGIA:

Treball de recerca bibliogràfica, abastant revistes i “abstracts” congressuals. (Estat Espanyol / Període d’estudi: 1965 – 2008).

RESULTATS:

Cinc TSN aportats per tres institucions barcelonines en quatre cites bibliogràfiques. Fundació Puigvert (1981 i 2001: 3 casos / 14, 18 i 24 anys), Hospital Vall d’Hebrón (1976: 1 cas / 9 anys ) i Hospital Clínic i Provincial (1989: 1 cas / 38 anys) Clínica de presentació: 3 “efectes massa” i 2 “escrots aguts” Tractament: 4 orquiectomies i un seguiment.

CONCLUSIONS:

En un TSN, es lícit adoptar per una aptitud aspectant, valorar un biopsiat per-operatori i optar per la orquiectomia al davant d’un TSN atròfic o en una torsió no recuperable.

Agraïments:

Al Dr. FX Solé i Balcells per la cessió bibliogràfica

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010


Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

XV Simposi de la Societat Catalana d’Urologia. la mola-TeRRASA NOVEMBRE DE 2009 Comunicacions orals

CATÉTER DE DIÁLISIS PERITONEAL POR LAPAROSCOPIA: DESCRIPCIÓN Y VIABILIDAD UNA TÉCNICA PROPIA DE DOS PUERTOS.

Gosálbez García D, García-Cruz E, Corral Molina JM, Vera-Rivera M, Mallafré-Sala JM, Alcaraz A. Hospital Clínic de Barcelona. Hospital Clinic Provincial de Barcelona

CONCLUSIONES:

La técnica de dos puertos descrita es un procedimiento fácil y rápido, con pocas complicaciones y un bajo tiempo de hospitalización. Debido a su alta fiabilidad, ofrece buenos resultados en la función del catéter.

OBJETIVO:

Comprobar la viabilidad, eficacia y seguridad de la nueva técnica laparoscópica de dos puertos para la colocación de los catéteres de diálisis.

MATERIAL Y METODOS:

20

De enero del 2006 a julio del 2009 fueron colocados a 51 pacientes catéteres de diálisis usando una técnica innovadora. Todos los procesos fueron finalizados por laparoscopia, utilizando dos puertos de 12mm. Nuestra técnica se basa en colocar el catéter de Oreopoulos-Zellerman junto con una guía de Guyon de punta atraumática, garantizando visualmente su correcta colocación. Si se desea, el catéter se puede recolocar mediante la reposición de la guía. El tiempo medio de seguimiento fue de 25 meses.

RESULTADOS:

El tiempo medio por intervención fue de 32 minutos (rango entre 15-55 minutos). Un paciente sufrió una obstrucción del catéter en el postoperatorio inmediato, que requirió una reposición quirúrgica. No se detectaron ninguna otra complicación peri o post operatorias inmediatas relacionadas con la técnica. El tiempo medio de estancia hospitalaria fue de 1,02 ± 2,2 días. El porcentaje de fallo del catéter fue del 7,6%. El paso a hemodiálisis debido a peritonitis fue del 13%. El ratio de peritonitis por paciente / año fue del 0,27. El porcentaje de catéteres con un correcto funcionamiento a los 6 meses, 1 año y 2 años fue del 94%, 87% y 72%. El ratio de desplazamiento del catéter fue del 4%. No hubo fugas de líquido peritoneal.

Annals d’Urologia 2010-3, Num. 34, octubre 2010

C30


Annals 2010 34  

Annals d'Urologia N. 34 any 2010 Òrgan oficial de difusió de la Societat Catalana d'Urologia

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you