Page 1


10


12


13


sweet pastel Joanna Kustra Londres, Reino Unido

Fotógrafa - Joanna Kustra Vestuario - Sharpay Tang Maquillaje - Kate O’Reilly Estilista - Kazuto Shimomura Modelo - Liza Serepova

42


43


44


45


46


Wes Art

Studio

Pasión por la Ilustración La ilustración mexicana cada vez va tomando más fuerza, poniéndose en boca de todo el mundo, jóvenes exponentes han sido los encargados de este arduo trabajo; ejemplo de ello es Wes Art Studio un proyecto netamente mexicano que trata de ofrecer algo de sí a la ilustración nacional y a la cultura del cartel en nuestro país. POR: carlos aparicio

Miguel González es el creador detrás del mundo Wes Art Studio un proyecto que nace a partir de la idea de llevar al cartel a otro nivel. Acostumbrados a ver posters sencillos y sin mucha arte, Miguel trata de dar un vuelco creativo a ello. “Wes” era el nickname que utilizaba para los foros, el messenger y demás redes; al plasmar la idea de este proyecto decidiría unirle “Art Studio”. La fusión va más allá del nombre, intentando enlazar las pasiones y deseos del artista así como su propia personalidad. Egresado de la carrera de Diseñador Gráfico en la Universidad del Pedregal en el año 2007, Miguel tiene un gusto muy arraigado por los vectores y el Pop Art; su trabajo como ilustrador consiste en crear imágenes utilizando vectores y realizando una excelente mezcla entre la ciencia ficción y el terror, retomando la idea de los posters “serie B” de las películas gringas. Para el artista esto no es un trabajo pues disfruta jugar con las tipografías y

esos trazos pop que habitan en su mente, el resultado se puede traducir a un poster o a un nuevo personaje lleno de colorido que sin duda dejará algo al ojo del espectador. Desde niño se vio atraído por la cultura pop, y es que además de levantarse temprano para ver Spider-Man y el Capitán América, era aficionado a los cómics, mismos que una vez en sus manos intentaba reproducir siempre tratando de ir más allá al mezclar personajes de una serie en otra. Siempre dibujando, no recuerda un sólo cuaderno sin sus bocetos. Sabedor que el talento no lo es todo, puso todo su esfuerzo en la escuela, siendo un poco tímido Miguel reconoce que el dibujo le fue generando amigos; ya pasado el tiempo y cuando tenía que tomar el rumbo de su camino, se inclinaría por la pintura, y ante la disyuntiva de aún no ser considerada una licenciatura como tal, fue así como elegiría al diseño gráfico para nunca más soltarlo.

47


48


49


La ilustraci贸n tiene diversas vertientes, sin embargo, Miguel eligi贸 una que se encuentra muy olvidada, la ilustraci贸n en cartel.

50


El estilo se forma de un todo: sueños, anécdotas, anhelos, vivencias, en fin de todo una vida; en el caso de Wes Art Studio ocurre lo mismo, además de cada una de las partes de Miguel González, quien claramente influenciado por Andy Warhol y la superposición de imágenes y el trabajo del maestro Roy Lichtenstein, no deja a un lado a grandes de la escena nacional como el Dr. Alderete y Mr. Kone.

Reviviendo al cartel La ilustración tiene diversas vertientes, sin embargo, Miguel eligió una que se encuentra muy olvidada, la ilustración en cartel. Al ver la poca o casi nula producción del mismo, decide crear Wes Art Studio, a través del cual pretende revivir esa cultura del cartel de concierto, siempre tomando en cuenta que una buena ilustración en un cartel es algo más. –Quería que la gente se diera cuenta que al ir a un concierto o evento es posible regresar con buen recuerdo; más allá de las fotografías, era demostrarle a la gente que se puede hacer algo creativo con la serigrafía y la ilustración, orillarlos a que dijeran “está muy loco, está muy chido”. Me gustó el cartel por todo ello, lo nuevo que te ofrece y el potencial–. Consciente de que a la ilustración en México aún le falta mucho camino por recorrer opina: –Nos hemos visto lentos, aunque ya en estos tiempos grandes ilustradores como Seher Oner, Dr. Alderete, Kraken, entro otros, nos han abierto las puertas a los que venimos atrás. Las marcas que se han atrevido a recurrir a la ilustración, así como los nuevos lugares donde podemos mostrar nuestro trabajo, han ayudado-. En el caso de Wes Art Studio ha sido más complicado, y es que debido a que la gente no tiene esa visión de los posters, el hacerse de un nombre, darse a conocer, o peor aún, vender una pieza, resulta muy complicado. Aún así a tenido sus recompensas, como el trabajo que realizó para una exposición en Puebla dentro de una galería café que juntaría a grandes de la ilustración nacional e internacional, y donde el trabajo de Wes Art Studio tendría una gran aceptación permitiéndole a sus piezas llegar hasta París, Francia. Si bien ve a la distracción como uno de sus obstáculos al momento de producir, considera al tiempo como su mayor rival. –Por un lado trabajo en una agencia de publicidad y mi ‘freelance’ es la ilustración–, a pesar de ello la idea de Miguel y Wes Art Studio es seguir creciendo, que la gente los conozca más y de paso llevar al cartel mexicano a un plano internacional. Miguel González sigue en este arduo camino, vivir por completo de la ilustración y llevar su trabajo al extranjero son algunas de sus metas. Hoy en día se encuentra colaborando con Tone Olvera y con una marca de playeras próximas a sacar una nueva temporada. ¿Planes? muchos, ¿sueños? aún más, por lo pronto Wes Art Studio se ha posicionado como un proyecto mexicano que deja a la ilustración mexicana en alto y que seguramente llegará a darle nuevos bríos al arte del cartel en nuestro país.

51


Osmani Por amor al arte Las calles de la ciudad de México esconden una guerra invisible entre la publicidad y el arte, una batalla encarnizada en la que uno trata de ganarle terreno al otro. El territorio urbano es el campo de batalla, y como en cualquier guerra, existen infiltrados. Osmani es alguien que aboga por los dos bandos, la imaginación y el dinero son cosas que no están peleadas en él, yendo de un lado a otro nunca olvida su complemento. POR: NAHÚ GUERRERO

Osmani es un joven artista mexicano dedicado a la publicidad desde hace unos cuantos años. Actualmente se encuentra trabajando como creativo en una agencia de publicidad y es encargado del departamento de arte. –He estado en la publicidad desde hace 4 años, estudié diseño y una especialidad en relaciones públicas–. El graffiti como a muchos artistas lo atrajo desde el primer momento, y justo fue el parte aguas para decidir en sus tiempos de juventud a que se quería dedicar. –Mis inicios en el arte fueron hace aproximadamente ocho años. Me llamaba mucho la atención el graffiti, fue por eso que me inicié en esto del arte y me metí a estudiar la carrera de diseño, adentrándome más y más hasta llegar al área creativa que es lo que hago hoy en día–. Al hablar de sus inicios, Osmani nos remonta a aquellos tiempos donde el graffiti no era considerado un arte como tal, sino como una muestra de rebeldía y vandalismo, donde el graffitero tenía que hacer gala de sus habilidades tanto físicas como artísticas. –Fui de los primeros neo-graffiteros, sin embargo tuve que alejarme del graffiti para estar en la escuela. Recuerdo haber sido de los primeros en pintar vagones de metro y también recuerdo irme a pintar a Puerto Vallarta. Desde aquel

52

entonces podía vislumbrar que a futuro el graffiti cobraría mayor trascendencia–. Después de un comienzo incierto, el joven artista decidió dedicarse profesionalmente al arte, siendo la publicidad un escaparate. Si bien los puristas podrían tacharlo de traidor al alejarse de esa esencia natural donde el arte se aleja de cuestiones monetarias, no ha dejado de lado su vena artística. –En este momento me gusta hacer más ilustración. Al graffiti lo respeto mucho por la manera en la que se debe de hacer, su relación con la adrenalina es demasiada–. Con Wildheads, un proyecto que lleva fraguando desde hace tiempo y que está a punto de ver la luz, Osmani se muestra orgulloso de su obra y nos explica un poco hacia dónde va y hasta dónde pretende llegar con este proyecto del cual espera recibir muchas satisfacciones. –Wildheads como su nombre lo dice en español, significa cabezas salvajes; estas caras y cabezas son únicas, cada una tiene un sentimiento. Hay veces que uno está enojado, que uno va al trabajo y está de buenas o de malas, el tráfico te pone salvaje o agresivo, en ocasiones te pones muy amoroso, todo eso le pasa a la gente y Wildheads es reflejo de ello–.


54


–En este momento me gusta hacer más ilustración. Al graffiti lo respeto mucho por la manera en la que se debe de hacer, su relación con la adrenalina es demasiada–.

55


Al preguntarle sobre el proceso creativo de la obra se muestra multifacético, confiesa dar una cara a la gente cuando está trabajando y otra con familia y amigos, algo que definitivamente podría pasarle a cualquier persona pero que con Wildheads lleva a otro nivel. –Me tardé tres años en contextualizar este proyecto. La técnica en este momento es lo de menos, es decir, si yo quisiera podría hacerlo todo chorreado o muy pulcro sobre óleo, pero lo importante para mí es el concepto que lleva detrás, lo que significa y lo que al final marca diferencias respecto a las demás cosas. Mi trabajo está yendo por un camino así, no quiero ser el típico ilustrador o el típico graffitero que sólo hace personajes bonitos, cosas medio cosplay o vector arte en paredes. Yo quiero ser alguien con un estilo muy peculiar, le guste o no a la gente y capaz de explicar lo que hago–.

56

Osmani ha trabajado con mucha gente del medio, ahora mismo tiene una colectiva con Tone Olvera y Wes Art Studio, mientras anteriormente ha colaborado con Mr. Kone y algunos otros afamados ilustradores mexicanos. Sin embargo, no deja de pensar en lo que viene y con quien más le gustaría colaborar en un futuro. –Pensando en eso me gustaría colaborar con alguien internacional, me gustaría mucho con Boo!, Os Gemeos, Ari, no sé... el chiste es seguir trabajando–. Como todo artista Osmani tiene un porqué de las cosas, cada uno tiene una manera diferente de inspirarse y plasmar lo que quiere en su superficie preferida, el escaparate necesario después de estar en una oficina siendo parte del lado oscuro en la publicidad. –Mi trabajo es lo que me hace sentir bien, similar a cuando sales a pintar, eres tú con el pincel o el aerosol, empiezas a poner todo


eso en una pared o en un lienzo, ese conecte es lo más chingón–. Ante la disyuntiva de saber cuál es su inclinación, es bastante claro, hay algo que le da de comer y algo que le gusta mucho hacer, y que a su vez sigue formando parte de su esencia… el origen de todo lo que hace ahora. –El arte lo hago por puro amor y gusto, gracias a Dios me dedico a otra cosa (la publicidad) que me está dejando. Es un 80-20, el 80 es la publicidad y el otro 20 se lo dedico al arte. En estos días se encuentra encargado de Ufield, una tienda dedicada al streetwear que surgió gracias a una sociedad con la tienda Atléticos. –Ufield surge por un proyecto que se hizo con Atléticos teniendo en mente que en México no hay una tienda que se dedique al streetwear de una manera más comercial. La gente no nace sabiendo

cuál es la mejor marca o el diseño último modelo, la gente necesita armarse y eso es lo que Ufield ofrece: ¡Que la gente se vista y consiga un estilo chingón sin la necesidad de ir a una tienda en la Condesa donde el dueño te hace jetas si no sabes qué pedo!–. Ante el futuro Osmani se encuentra cerrando proyectos y abierto a la posibilidad de trabajar con quien sea y donde sea. –Lo que sigue es una exposición en solitario en una galería en la Colonia Roma en Enero, ahí se verá culminado Wildheads en alrededor de 20 obras. Después me gustaría exponer en Los Angeles, existe la oportunidad y me gustaría culminarla a futuro. Más adelante, me gustaría trabajar con más gente no importa que tan buena o que tan mala sea… sólo deseo seguir trabajando–.

57


TONGUE N.10  

Weird Beuty en portada

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you