Issuu on Google+

¿Ratificación o Anulación de la elección a Gobernador de Veracruz? La fidelidad fue reprobada por los veracruzanos el pasado 4 de julio ya que a pesar de que las cifras “oficiales” (cifras que nadie tiene la certeza de saber cuáles sean las reales), la votación de los veracruzanos por la alternancia políticopartidista fue mayor que la votación a favor de la fidelidad, rompiéndose con ello el mito de que Fidel Herrera Beltrán es el gran gobernante que ama todo Veracruz. Una de las tantas cifras “oficiales” nos indican que Javier Duarte de Ochoa (PRIPV-PRV) obtuvo 1, 357,705 votos, mientras que los candidatos opositores obtuvieron: Miguel Ángel Yunes (PAN-PANAL) 1, 278,147 votos y Dante Delgado (PRDConvergencia-PT) 419, 700 votos; por lo que suponiendo

sin conceder, esas sean las cifras que ratifique el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el número de veracruzanos que decidieron votar por la alternancia político-partidista en Veracruz fue de 1,697,847, es decir 340, 142 veracruzanos más de los que “apoyaron” la permanencia de la fidelidad gobernante en Veracruz en la persona de Javier Duarte. El Instituto Electoral Veracruzano fue el encargado de “reventar” la elección a Gobernador del 4 de julio en Veracruz. Lo que muchos veracruzanos vimos fue como el IEV en cada una de sus acciones o pronunciamientos antes, durante y después de la jornada electoral, tuvieron un objetivo único: proteger fielmente al candidato del Gobernador Fidel Herrera, sin importar absolutamente nada.


El perfil antidemocrático, autoritario y enfermizo de Fidel Herrera Beltrán nos tiene sumidos en la incertidumbre judicial, ya que a falta de un juego democrático libre, transparente y equitativo en las elecciones del 4 de julio, los veracruzanos tuvimos un proceso electoral plagado de irregularidades y “operaciones políticas” que nos ha remontado (guardando toda proporción), al escenario de la elección presidencial de 1988, elección ícono de los fraudes electorales en México, que se sintetiza en una frase: “Se cayó el sistema” (Manuel Bartlett, 1988).

Veracruzano y ahora del Tribunal Electoral de Veracruz, los candidatos opositores tuvieron que recurrir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), como la última instancia para dirimir el resultado final de la elección a Gobernador del 4 de julio.

Ahora bien, los pronósticos en cuanto a la judialización, es decir, que alguno de los participantes en la elección a Gobernador recurriera a los tribunales electorales, se cumplieron. Ante las señales de parcialidad a favor del PRI y Javier Duarte, por parte del Instituto Electoral

a).- Ratificación de Javier Duarte como Gobernador Electo

Los Magistrados Electorales Federales tienen dos opciones para resolver: a) ratifican a Javier Duarte como Gobernador electo de Veracruz, b) se anula la elección a Gobernador. Dependiendo de uno u otro escenario, podemos decir lo siguiente:

De ratificarse por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el triunfo de Javier Duarte, los veracruzanos tendremos un Gobernador muy acotado y


con poca movilidad política debido a los siguientes factores: - Déficit de legitimidad.Javier Duarte puede eventualmente ser ratificado como Gobernador Electo por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y con ello ser un Gobernador legalmente electo; sin embargo, para un gran sector de los veracruzanos, Javier Duarte sería un Gobernador producto del fraude electoral diseñado y organizado por Fidel Herrera Beltrán y ejecutado por el Instituto Electoral Veracruzano, por lo que su legitimidad será permanentemente cuestionada por los ciudadanos veracruzanos. - Fidel Herrera.- por las aspiraciones presidenciales del futuro ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte enfrentará fuertes presiones, chantajes y amenazas por parte de Fidel Herrera para

que le mantenga el flujo de dinero fresco para poder sostener su aventura en pos de la candidatura priísta por la presidencia de la República rumbo al 2012. De igual manera, el Gobernador saliente trataría de imponerle a Duarte la gran mayoría de los miembros de su gabinete, lo que complicará la construcción del duartismo gobernante. Lo anterior, abriría la puerta de una posible ruptura HerreraDuarte que podría derivar en el encarcelamiento de los aún afines del para entonces ex Gobernador. - La oposición partidista.- a pesar de las incapacidades políticas, estratégicas e historial de corrupción de las oposiciones partidistas en Veracruz, la lógica política rumbo al 2012, año de la elección presidencial, irá marcando el rumbo de los posicionamientos de los partidos políticos de oposición, tanto a nivel de sus dirigencias estatales,


como desde sus posiciones políticas en el Congreso Local y los Ayuntamientos que gobiernen. Debido a lo anterior, la oposición tendrá un discurso mucho más beligerante que el que tuvieron con Fidel Herrera, así que cualquier intento de reedición de los “Pactos de Gobernabilidad” fidelistas corre el riesgo de fracasar. Deuda pública veracruzana.- ante la opinión pública ha trascendido lo comprometidas que están las finanzas públicas veracruzanas. Los candidatos opositores a Javier Duarte durante el proceso electoral hablaron de un endeudamiento del orden de los 40 mil millones de pesos, endeudamiento que limitará en mucho la disponibilidad financiera del estado, lo que seguramente generará fricciones con los proveedores del Gobierno del Estado por las grandes deudas que ha contraído la fidelidad con los distintos

sectores empresariales. A lo anterior, hay que agregar las intenciones de Fidel Herrera de endeudar a Veracruz con otros 6 mil 800 millones de pesos mediante una nueva bursatilización de las participaciones federales. - Corporativismo.- mientras Fidel Herrera se esmeró en aceitar el viejo y oxidado corporativismo veracruzano inyectándole grandes cantidades de recursos económicos (“gasolina” con la que funciona toda estructura corporativa), Javier Duarte ante la falta de liquidez y el gran endeudamiento de Veracruz, le será cada día más difícil tener contento a los caciques sindicales y con ello, podrían generarse manifestaciones o declaraciones mediáticas en contra de las acciones emprendidas por Javier Duarte como Gobernador. - Gobierno Federal.- para muchos es conocido que la Federación ha puesto un


especial interés en el manejo de los recursos federales durante la gestión de Fidel Herrera y en la que en buena parte de la misma Javier Duarte fue Secretario de Finanzas, de ahí que ante las dudas que hay por parte del Gobierno Federal sobre el manejo transparente del dinero en Veracruz, seguramente habrá marcaje especial a la gestión de Javier Duarte. b).- Anulación de la elección a Gobernador de Veracruz - Para el ex Diputado Federal Eduardo de la Torre, la eventual anulación de la elección a Gobernador en Veracruz del pasado cuatro de julio por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación estaría sustentada jurídicamente en el Código Electoral de Veracruz en su Artículo 307, Fracción XI que dice “Cuando existan irregularidades graves y plenamente acreditadas y no

reparables durante la jornada electoral…y sean determinantes para el resultado de la votación”; así como en la “causal genérica” producto de la última reforma electoral a nivel Federal y que se basa entre otras cosas en la ausencia de elecciones libres y la alteración del sufragio universal, libre y secreto. - Sobre la aceptación de una nueva elección a Gobernador por parte de los veracruzanos, en Agendamx vía twittpoll.com lanzamos un sondeo de opinión (sin rigor estadístico alguno) a nuestros seguidores en Facebook y Twitter preguntando: Ante las críticas ¿Aceptarías una nueva elección a Gobernador en Veracruz? En el sondeo participaron 492 cibernautas, de los cuales el 75 % (369 cibernautas) están a favor de una nueva elección a Gobernador, en tanto el 25 % (123 cibernautas) está en contra. El resultado del


sondeo nos permite sospechar por lo menos que, una buena parte de los veracruzanos descalifican la elección del 4 de julio pasado y por ello, ven con buenos ojos una nueva elección a Gobernador en Veracruz. - De ser inminente la anulación de la elección a Gobernador, Fidel Herrera buscaría con sus “cabilderos” ante el TEPJF que la resolución se diera antes de noviembre, mes en que de acuerdo al Art. 21 de la Constitución de Veracruz se renueva el Congreso Local. El interés de que el TEPJF resuelva antes de noviembre por parte de Fidel Herrera se fundamenta en que de acuerdo al Art. 46 de la Constitución de Veracruz si “…la elección no estuviere hecha o declarada válida, cesará en sus funciones el Gobernador cuyo período haya concluido, encargándose desde luego del Poder Ejecutivo; en calidad de Gobernador

interino, a quien designe el Congreso…” por lo que el Congreso actual, del cual tiene el control absoluto Fidel Herrera, sería el encargado de nombrar al Gobernador interino, quien tendría la obligación de acuerdo al mismo Art. 46 de convocar de inmediato a una elección extraordinaria en plazo no mayor a los 12 meses; caso contrario, serían los nuevos Diputados locales los encargados de nombrar el Gobernador interino y con ello a Fidel Herrera se le reduce su margen de control. - Una nueva elección a Gobernador, y en base a la lógica de los partidos de opositores al PRI a nivel nacional, traería una nueva correlación de fuerzas partidistas, en donde sería muy probable la alianza electoral PAN-PRD en Veracruz para intentar ganarle al PRI de manera contundente. Cada polo electoral evaluaría a profundidad si repiten o no a


los mismos candidatos, aunque las probabilidades de cambiarlos sería alta. - De anularse la elección a Gobernador del 4 de julio por parte del TEPJF, el descrédito del Instituto Electoral Veracruzano (IEV) sería total, por lo que sufriría fuertes presiones para ser renovado completamente o, para desaparecer y dejarle la responsabilidad de organizar la nueva elección a Gobernador en Veracruz al Instituto Federal Electoral (IFE). Como se podrá observar, ya sea que el TEPJF decida la ratificación de Javier Duarte como Gobernador electo o la anulación de la elección a Gobernador del 4 de julio, el cierre de este 2010 y el inicio de 2011 se antojan complejo institucional, económica y políticamente hablando. Finalmente, muchos veracruzanos esperamos que por fin la clase política de

Veracruz haga a un lado su mezquindad y pequeñez política para que una vez que el TEPJF emita su resolutivo, se ponga a trabajar por un Veracruz que se aleje del cuarto lugar de marginación y pobreza que a nivel nacional tenemos. Sé que es mucho pedirles, pero 5 millones de veracruzanos sumidos en la pobreza ya no pueden esperar más. Tomás González Corro Director General de agendamx.org Mail: agendamx@gmail.com y tagonco@gmail.com Blog: tomasgonzalezcorro.blogspot .com Twitter: @tomasglezcorro Facebook: facebook.com/tomasgonzale zcorro


¿Ratificación o Anulación de la elección a Gobernador de Veracruz?