Page 1


2012, Editorial de Mil Agros Juan Enrique Ramos Salas jers90@gmail.com Ilustraciones : Beatrix Prieto Dise帽o y edici贸n: Lenin Guerrero Oronia ISBN en suspensi贸n deliberada.

@versi贸n digital con permiso del autor


A Lucía, que luce y sigue luciendo. Lucía, mi mujer, mi esposa, mi amor, mi reina, mi cariño, mi compañera, mi colchón, mi paño, mi auxilio, mi ejemplo, mi faro, mi ruta, mi regla, mi encanto, mi cocinera, en veces, mi oasis, mi fuente, mi tizón, mi acicate, mi rumbo, mi límite, mi restricción, mi mito, mi alivio


A PROPÓSITO DEL ANO NUEVO Y pudo por fin librarse de molestias y malestares, muletas, paros y pretextos para no ser, lastres y gravideces, impedimentos para volar, pesares y dificultades, piedritas en los zapatos, inventos y somatizaciones, distractores, faltas, fugas gigantescas de energía vital, empachos, tapones, desequilibrios, máculas, culpas y disculpas, fregaderas para justificar sus derrotas y sus miserias, mediocridades y nimiedades en que se enredaba su falta de hombría, su escasísima dignidad, un sin fin de explicaciones alambicadas de enormes fracasos, en vez de cantar victoria, estirar hacia el cielo los brazos, expandir el corazón y la risa, plenas del júbilo de los triunfadores, no por ser los primeros sino por lograr sus propósitos, por tender puentes, 7


construir edificios, edificar instituciones, consolidar negocios, alcanzar las cimas y los zenithes, las simas de las cañadas, por ganar con el corazón, con el alma toda, por grabar y esculpir, imprimir y sellar, un rasgo en el ser, por gozar de la dicha del latir de la vida, por saber disfrutar del rocío, del color y el silencio de los ocasos, de la noche estrellada sin luna, de la luna estrellada sin noche, de la brisa en el mar, una sonrisa de niño, el abrazo de los solidarios, la belleza del horizonte, todo eso y más, dicho y redicho cada día, cada hora, cada instante, para no estar valiendo sombrillas, para derrotar al pesimismo, al jalón del abismo y al espíritu de la pesadez, la tiricia, la mala vibra, lamargura, el desaire, el desdén y el menosprecio, el extravío de la confianza, el marasmo que inunda como pantano, 8


las aguas negras, el fétido humor, el estertor perenne en que se gasta la vida, se enrancia el entusiasmo, se niebla la vista, se pierde la fe. Y sí, estar animoso, dispuesto, en un eterno decir que yes, oui, oralé, vamos entrándole, se va a hacer, sí va a jalar, la pasaremos muy bien, aprenderemos, creceremos, conoceremos más gente, personas, saldremos avante, ya lo verás, verás que sí, claro, cada obstáculo un acicate, cada caída un resorte, cada suceso la bendición, estar contentos, felices, esperanzados, sonrientes, abiertos, atentos, gloriosos, con los ojos bien anchos, la sonrisa mostrando los dientes, la mirada amistosa, la piel suave, chinita, sedosa, turgente, la ilusión en las nubes, el paraíso en la tierra, el deseo a galope, las ganas inagotables de ser, 9


de vivir, gozar, no fregar, celebrar, agradecer, bien decir, impulsar, apadrinar, crear, proyectar, acompañar, inundados de satisfacción y placer por vivir como debe de ser, de acuerdo a los cánones, digamos que casi flotando, etéreos, impecables, deslizándonos cual velero, como gaviotas o como pelícanos, con las alas extendidas al máximo, planeando, subiendo y bajando entre las corrientes de viento invisible, descifrando la orografía de los litorales y la luz que se quiebra en tonos dorados, iridiscentes, en cada cresta del mar. Y así, vivir libres, sin estrépitos ni turbulencias, empáticos, cordiales, justos, armónicos, a pesar de todo, claro, de las desgracias y los enfermos, la violencia, las muertes, el terror derredor, el terror derruidor, las estupideces de los políticos, su miopía, su corta visión, nuestra dejadez, nuestra desidia, nuestra flojera, a pesar del hambre de tantos, del frío, las lágrimas, la ignorancia y la bestialidad, la insensibilidad, 10


la frialdad de los bastos, a pesar de las injusticias y los atracos, los robos y los abusos, los crímenes, los desvíos y las atrocidades, a pesar de eso y más, provocar, desatar, propiciar, promulgar, convocar, reproducir la esperanza, proclamar otra vez una y mil veces la buena nueva, la creencia en una vida mejor, ejercerla, multiplicarla, cada día, cada hora, cada instante, en cada trato, cada interacción, cada persona, contigo mismo, en un diálogo incesante, amable, tierno y jocoso, en un jolgorio o en un aquelarre, en un festival, un happening, un jubileo, una fiesta, una celebración de la vida, la especie, el universo que vibra y pulsa enterito dentro de ti y en mí, en aquellos y en estos, todos partes del mismo ser, del uno que nos hermana, del eikos, la casa, el éter, inmenso el océano que nos contiene y abarca, 11


el caldo pretérito del big bang, de ese destino incógnito que compartimos, esos misterios que somos, esos milagros que manan en el polvo que flota en cada rayo que entra, oblicuo, enamorado por la ventana, en las mieles que liban las abejitas de cada panal, en las palabras de los poemas de los poetas excelsos, en las moléculas de cada cristal, los tejidos de cada telar, en las células y en los átomos de cada infinito ser y no ser y seguir así durante minutos y horas, imparable, inagotable, suave y continuo, el hilo simple de su canción, de esa voz que rompió para siempre todos los diques que no quiso más estar embalsada, prisionera, y surgir como torrente impetuosa, procelosa, y laminar luego y caminar serena, dúctil y refrescante, fluyendo, compañera de todos los ríos, en busca de deltas de mares en donde fundirse, pluvial, pregonera de amaneceres brillantes, de años, quinquenios, décadas y centenarios -milenios incluso-, virtuosos, de porvenires excelsos 12


y nuevas edades doradas, presentes de éxtasis sempiternos, ajenos a la rutina, paradójicamente, aunque usted no lo crea, aunque lo niegue la lógica aristotélica o la mismísima postmoderna, presentes de éxtasis ininterrumpidos por obra y gracia de la creación permanente, la imaginación delirante y batiente, la plenitud en campaña, la mira en el infinito, el corazón enhiesto, la salud en el apogeo y la gravidez en el perigeo o viceversa.

13


MANANTIALES Y resultó que libre al fin de pretextos, paros y diques, pudo aquél ser ver en el mundo colores ver desde otros ángulos, otras maneras, como perro que se echa en la calle, con la panza y los pies al cielo y desde ahí mirarlo plácido, en posición de Chac mol, sin vergüenza o congoja alguna de que así de supino lo encuentren, lejos de la imagen del triunfador, al que no se le despeina ni un solo pelo, ni se le arruga la camisa, ni se le cuela un mal pliegue o una manchita en el lustroso calzado, lejos igual de la imagen del perdedor, el lúser aborrecido, arrinconado y seco, de mirada torva, encogido, lejos de esos extremos, pues, y más bien cercano, a la figura relajada y bonachona, de un ser parsimonioso, en paz consigo y con la humanidad, el mundo, el universo, anónimo, difuminado, sin protagonismos, sosegado mas no derrotado ni tampoco incrédulo, conforme y activo, en pie cuando hay que estarlo 14


y echado de vez en cuando, alerta y transparente, ávido y receptivo, sereno, dulce, paciente, pero no enfermo, sano, vigoroso, firme y flexible, entusiasta, puesto, loco al natural, cual papalote en vuelo elevado, eximio, conducido por un hilo, una cuerda tersa y oblonga, visible en lo alto y sin aspavientos, sin preguntarse porqués, simplemente arriba, en vuelo tendido, coqueteando con los embates del viento, del Noto, del Bóreas, aliado, aleado, alado y al lado y hacia todos los lados, al fin decidido a ser, a perseguir sueños, a creer en sí, a postear los anhelos, a no desviarse de los afanes, no procastinar, -que es lo mismo que no hacerse pendejo-, a ser fiel a sí mismo, porque uno puede engañarse y entretenerse y pasarse los años sentado en un lugar donde no eres feliz, donde te tienen, donde ocupan tu existencia y pierdes lo principal, cada momento una sorpresa, 15


cada paso un deleite, cada situación novedosa, cada persona un manantial, un contemporáneo un semejante, cada libro un prodigio, cada hora más que sesenta minutos…

16


EL MIEDO no fue incluido en la larga ristra de sustantivos, adjetivos, preposiciones y conjunciones que conformaron los dos párrafos- capítulos anteriores. El miedo que no sale, que no aparece. El miedo pálido, que paraliza y que hela la sangre, el miedo maldito que priva y asalta, atropella y se expande como epidemia en las epidermis, miedo a cantar, bailar, brillar, decir y bullir, miedo al ridículo, al regaño, a regarla, a ser diferente, a echarte a perder, miedo al tirano que aplasta y destruye, a la excomunión, a diosito, al divorcio, al púlpito y a los infiernos, a las llamas y el castigo, al encierro, a defender la verdad, a los golpes, miedo a perder que se vuelve y transforma, increíblemente, en miedo a vencer, miedo a ganar, a figurar, a pasar adelante y hablar tu verdad frente a cualquiera, decir lo que piensas, expresar tus sentimientos porque no vaya a ser, 17


miedo a que se rían de ti, que se burlen, te injurien, miedo a los robachicos, al coco que viene y te lleva lejos de mami, si te portas mal, si no le haces caso, si persistes en ser, miedo a la noche, a la oscuridad, a quedarte solo en un baile, como cerillo, a la vista de los demás que andan juntos, miedo a la chole, la soledad, miedo al extravío, al manicomio, a tus fantasmas, la tía de tus parientes que encerraron en el policlínico porque gozaba de su sexualidad, miedo a ser padre antes de tiempo, a masturbarte, temor, pavor, ¿qué digo?, ¡terror!, horror a dios, a un padre severo que te apretuja y tritura, que no te pela, miedo que se traspasa a cualquier figura de autoridad, miedo a la jerarquía, al jefe, al patrón, al padre, al director, al presidente, al partido, miedo que nos inunda y asfixia, miedo que nos aísla, que no nos permite ni preguntar, miedo que prohíbe la duda, impone el silencio, la reja, miedo que vencer, acabar, terminar desaparecer, extirpar, quemar, expulsar, desterrar, tirar, aventar, desafiar, desinflar, sí, eso, precisamente, 18


desairar, ignorar, olvidar, menospreciar, sepultar, para que emerja libre nuestro mejor ser, para que brote lo nuevo y circule la luz, canten las voces, prevalezca el espíritu, irradie la miel, desaparezca la hiel, miedo enemigo, miedo traidor, miedo enano, miedo impostor, ¡vete de aquí!, no vuelvas a molestar, ¡desparece!, yo te conjuro y te acribillo, te conmino para que nos dejes vivir en un mundo mejor y prospere el respeto, la tolerancia, la paz, la solidaridad, la libertad, el amor, miedo horroroso y purulento, tumefacto y fangoso, mucoso, miedo tenebra, truculento, pinchi, por años me has contenido, amenazado, vejado, atrapado, sobornado, extorsionado, controlado, callado, miedo agazapado, miedo necrófilo, miedo balín, cobarde, soez, pantalla, eres inferior a quien desea ser, al creador, 19


al arrojado, al que busca, al que investiga, no puedes con la pasión, ni con el amor, ni con la amistad, ni con la solidaridad, empequeñeces y desapareces con la determinación y la sinceridad, la justicia, nada eres frente a la inocencia miedo pingüe nos la vas a pelar, llegará el momento en que no puedas más y entonces los demás comenzaremos a crecer, a prosperar y avanzar, el abusivo se arrugará, el prepotente se secará, el bravucón caerá y el aire será más limpio, los bosques volverán a medrar, las ciudades olerán a naranjos en flor, menos hambre habrá, menos alcohol, más calma, más felicidad, más abrazos, más bailes, más cópulas y sonrisas, miedo maldito no friegues más, miedo terrorista, miedo capado, eunuco, miedo frustrado, miedo infeliz, aborrecido, reverenciado, cultivado, promovido, raptor, perverso, atormentado, castrante, nefasto, punzante, torturador, ruidoso, pérfido, retrógrada, pesado, enemigo del vuelo, de la ligereza, la risa, la liviandad, 20


LA ENVIDIA QUE TE CORROE e invade. Te atrapa y no deja estar, se mete dentro de ti, satura tus poros, uno por uno, no soportas que el otro tenga y tú no, careces, te ganan, te despojan, te aventaste al suelo por los dulces y ni uno solo que te tocó, otros se los llevaron, son más fuertes, más rápidos, más grandes que tú, y ahí estás, con las manos vacías, desamparado, nadie que te consuele, nadie que evite que estés ahí, parado, inmóvil, sin dulces, ni chicles, ni chocolates, pitos y serpentinas que tienen los otros chicos, sus manos llenas te muestran dichosos, extasiados, gritando y brincando enfrente de tí, sólo tienes la envidia, que te empieza a invadir, te deja lívido y pálido pinta tu rostro de rojo, de verde, de negro porque no supiste cómo desprenderte del deseo chicloso, no supiste cómo vencer tanta tara ésas que no te dejaron alcanzar siquiera un dulce, la envidia que inunda y se instala, se queda pegada y medra, 21


en cada medalla que exhiben tus hermanos en las paredes, cada diploma que ganan los otros, cada ascenso al estrado que no sabes cómo hacer propio, no has aprendido a disfrutar de los triunfos ajenos, quizás porque desconoces tu rumbo, tu meta y misión, porque no sabes aún qué es lo que buscas, el potencial que hay en ti, quieres ser tú quien se lleva las palmas, quien concentra miradas y recibe reconocimientos quieres ser tú el protagonista, el actor principal, el líder, macizo y director, solo tú, quien no llega a lo más alto porque careces, no tienes, algo te falta, no sabes qué y te retuerces en la evidencia, enmudeces, te pudres, te pringas, gorgoreas, enrabias, no puedes ser, te ahogas en los porqué nunca yo, porqué siempre segundo, porqué en la cola, porqué te ganaron, porqué no te acercas, porqué no tienes amigos, porqué el rencor y tantos otros porqués que te preguntan quienes supuestamente te quieren, y están cerca de ti, 22


a quienes salpica tu hiel, te ven desesperado, te presionan, no te dejan ser, te están siempre exigiendo que seas otro, no te aceptan así, segundón, ¡estírate, crece, haz un mayor esfuerzo! y tú no puedes, no creces, eres más lento, menos listo, más temeroso, estás enredado, enervado, eres superultrasensible, claro, no quieres ser así, quieres desprenderte de esa laca tiesa, esa costra putrefacción, esa peste, esa lepra, ese salpullido que enardece tu cuerpo, te somete, subyuga, comprime y tú, que has andado y nadado en la envidia muchísimos años, décadas en ella y con ella, que la respiras en cada poro, en cada raíz, que te asalta durante las noches, que posee tus sueños, al despertar, al anochecer, que la has visto crecer como baoab principesco, le has rendido tributo, débil y timorato, sí, no has dejado de anhelar, un solo instante, los días de luz, de sol tierno y viento feliz, de cantos alegres, vuelos caprichosos de ruiseñor, de brotes enhiestos en tierra, firmes, verdes, de aromas a flor, 23


los días de gracia, de navegación venturosa, días de paz, de aceptación y de encuentro, de ya llegué, de buena voluntad hacia el hombre y la mujer, de regocijo por los logros de los demás, de comprensión abisal, somos uno, lo que le hace bien al otro te hace bien a ti, y viceversa, ¿por qué no alargaste la mano y les pediste?, ¿por qué no te acercaste a ellos y les dijiste que compartieran?, ¿por qué no les dijiste que si se comían todos los dulces se les iban a picar los dientes y a caer las muelas y les iba a doler el estómago?, ¿por qué te has quedado varado siempre frente a la incertidumbre, por qué no aprendiste a moverte, a tomar una opción, a jugártela o aceptar que varado es tu kitsch?, la contemplación, la abstinencia, el no juego, no quiero, estoy muerto, por lo que fuese, tú no seguirás preguntando porqués, bienvenidos todos los logros de los demás, igual para ti llegarán los hallazgos, las conclusiones, las cimas en el propio camino, no cejes, no dejes de andar, celebra que estás vivo, goza en cada suspiro, en cada inhalación, 24


suéltate, relájate en cada exhalación, afloja, deja ir lo que te hace daño, abandona el dolor, ignora el dolor, es tuyo el cielo azul, el blanco algodonoso, la tinta que mana, la risa de los infantes, las cosas todas de la existencia señor de los mares y de las olas, los riscos de las montañas, los pabellones, los precipicios, las obras de arte imperecederas, las compañías de quienes te quieren, los minutos que compartes con tus amistades, tus familiares, eres inmensamente rico, tu olla está llena, tu caldero rebosa, deja que otros se acerquen y husmeen, tomen y lleven lo que les guste, mantente despierto siempre, dispuesto a la conversa, a buscar, a seguir andando hasta que no puedas ya más llénate de luz, bebe toda la energía que gustes, la que necesites, hay para todos, mira como te llenas ya, tus células se calientan, se alegran, se estiran, se colman y se retiran, pues tampoco se quieren quemar.

25


FRACTAL Los augurios son positivos, las señales no son ominosas, buena ventura se anuncia, renacimiento, viento ligero en popa, suave la navegación, cielo despejado, porvenir de sonrisas, alegría en do mayor, vida que te quiero fuerte, intensa, desparramada, sentidos para qué os quiero, hiéreme aroma del néctar, púlsame el tímpano ruiseñor, tócame mano amiga, bésame amor, inúndame intemperie, envuélveme... Dice mi tía Inés, la hermana más chica de mi mamá, mi segunda madre, que cuando era yo chico, un bebé, me envolvían en las colchitas como un taco y ahí me quedaba por horas, a ratos dormido, a ratos despierto, sin moverme y sin llorar, amortajado, supongo que desde entonces tuve inclinaciones por el marasmo, la inmovilidad, a lo que ahora parece regreso, en el eterno retorno, como que en la vuelta al origen, 26


después de largas peregrinaciones, extensas persecuciones, ascensos y descensos, escaladas, incursiones, conquistas de cimas, de escarpados peñascos, inmersiones en valles, cañadas y arroyos, entradas al paraíso, ligeras estancias en los infiernos, apenas atisbos en la miseria, muy leves estancias entre estampidas, indirecto receptáculo de envidias y de traiciones, miserias humanas, ambiciones en desmesura, he sido más bien espectador que actor, protagonista de segunda, actor de reparto, secundario, observador, proclive a la contemplación y la reflexión, en vez de torero, mirón, en vez de futbolista, miembro del público anónimo, doble, eso sí, presto a gritar cácaro en las salas de cine, árbitro vendido en las canchas de fut, he tenido mis momentos de gloria, sí, he gozado de triunfos, sí, la olla de mis alcances no está en vacío, mi alcancía no suena a hueco, pero no soy de esos hombres océano, de esas mujeres mar, un ser ordinario y extraordinario a la vez, un soplo de vida, un fractal. 27


DESPIDO Atrás que queden los años, décadas de inhalación, de dependencia y hartazgo, convertidos en ansiedades y hastíos, obsesiones y extravíos, que se esfume el pasado, que los saldos terminen, que si todavía estás vivo es que tampoco fue tanto, no exageres, ni caso seguir colgado, ¿para qué la apología, la exaltación, los elogios, el inventario o la antología de tus desvíos y excentricidades?, sí, hay gloria en salir del camino, valor en dejar la manada, entraña al soportar las miradas, los dedos índices, las risas, pero a ti, que gozaste al máximo en las errancias, probaste el néctar de Venus y viajaste con Faetón en su carro, con tu mirada más allá el horizonte y que fuiste a lo más hondo, aunque nunca llegaste, jamás, a ser como alguno de los que encontró Dante en cada recoveco de los infiernos, a ti, lo que importa ahora es que ya no dependes, estás libre de ansias, no se te ponen más los pelos de punta, has olvidado el erizo, no te levantas directo a encender el gallo, a jalar con fruición hasta dentro, a atrapar en los pulmones hinchados el humo, sentir que se te botan los ojos, sentir que la sangre del cerebro poco a poco se afloja, 28


sentir el pulso, volver a jalar, inspirar, llenar hasta que ya nada cabe y comenzar a sentir la sonrisa en tu cuerpo, que empieza a no sentir nada, no pasa nada, todo está bien, el mundo es el mejor de los posibles, no importa lo que te hayan dicho, los reproches y los desaires, los gestos de hartazgo de ti, de inmenso disgusto que causas así en los que quieres, los que te quieren, extraviado, dopado, saturado y de repente hambriento, sediento, voraz y gritón, musical, cadencioso, eufórico, ocurrente, desinhibido, si pudieras acaso llegar a tales estados de percepción sin quemar esa hierba, ese narcótico, ese enervante, pero no puedes, estás atrapado, eres adicto, dependes, te controla la droga, te domina, te hundes una vez que vienes pabajo, ya que se va pasando el efecto, 29


cuando comienza la cruz, el bajón, el eterno retorno, que bueno que quedó, que no se ha acabado, que no la tiraste, que no la regalaste, que no nos la fumamos toda, que no vas a tener que pedirle otra vez al que te surte, tu dizque amigo, a quien buscas porque lo necesitas -y él lo sabe y tu también-, no es que sean amigos, más bien son simbióticos, pero ¿qué le van ustedes a hacer? si bien saben que el trato es interesado, está atravesado, confundido con el supuesto aliviane, así que ahora te sientes libre al fin, ahora que saboreas la ligereza, la liviandad, que te has quitado la loza de encima, solo por eso sientes que flotas, que nada te atrapa, que eres fuerte, te has dominado, eres de nuevo tu dueño, puedes, mas no por eso vas a presumir tus pírricas victorias, para qué andar de hocicón, además de que uno nunca sabe qué puede venir, no eres hasta que se acaba todo, así que por lo pronto basta con seguir a gusto por haber soltado el lastre, haberte desprendido de lo que te perjudica, afloja, desangra, debilita, resta, que no hay energía que tirar, hay que estar al cien, fuerte, presto, animado, para sentir la vida que llevas en ti y la que te rodea, 30


saberte parte del uno, estar conectado al cosmos, nutrirte de la savia de los árboles, del néctar de las flores, el elixir de los dioses no es como para andarlo tirando, desechando, no, ahora has de vivir cada instante más que sobrio, con tus dieciocho sentidos, alegre, dichoso, en éxtasis, que le hace que a los otros les parezcas fatuo y ridículo, cierto que con cada toque dejabas de ser el calmado, el clamado, el apaciguado, el tranquilito, entrabas en la pausa que refresca, que alivia, oxigena, en una pausa prolongada que duraba meses o años descansabas de ti, incluso porque te habían calmado demasiado, sosegado, a lo mejor estaba en ti un vaivén, la contradicción, el oleaje, el canal que tanto te llama, que adoras, te cautiva y seduce y ¿cómo no? si está ahí frente a ti desde las terrazas en el océano inmenso, el océano intenso, el océano total, tres cuartas partes, el océano tú y yo, que nos fundimos en un solo ritmo junto al cielo, las estrellas, Eolo, hay que ver si ser nómada es tu condición, errante, transitorio, de aquí pallá, arribabajo, en movimiento, sin cesar, sin César, libre, en continuo albedrío, ad libiitum, como sea, anormal, sin norma ni tapia, de modo que sí, vamos, no estás perdido, que digan misa, que se apaniquen las sarihueyas, los perezosos,

31


los medrosos, los tramposos y los temerosos, que se exalten y se crispen, ¿qué vas a hacer tú?, no es tu intención inquietarles, para nada pretendes molestias, que te perdonen y te dejen ser, te vas hasta el último montículo, te retiras, te apartas, te aíslas, me voy…

32


FUCHI EL PODER Si pudiera vivir otra vez, si me dieran la oportunidad, si me diera la oportunidad, que nunca una n hizo tanto la diferencia, no volvería a cometer los mismos errores, no, volvería sí, a vivir mis aciertos, mis aventuras, los bienes que llevo en mi alforja, sería mucho más paciente, más tolerante, haría más amistades, aprendería a bailar rumba y a cantar flamenco, sería actor, representaría doscientos cuarenta y siete personajes, sería vago, pintor, astronauta, vaquero y orfebre, navegante, carpintero, científico, místico en busca de la perfección, practicaría más rituales de adoración al sol, a la madre tierra, al cosmos, los vientos, los ríos y las cascadas, sería labrador, procuraría a la gente, sería más sensible a sus anhelos, estaría atento y actuaría enfocado en sus ilusiones, pero jamás buscaría el poder, fuchi el poder, que se queden los poderosos con sus afanes y desmesuras, que sucumban con el peso de todas sus pólizas y sus haberes, sus ejércitos de personal, sus suburbans, sus recursos humanos, que el orgullo por todos sus bienes que su mirada no abarca, 33


su cacumen no alcanza para contar, algĂşn dĂ­a les pueda ayudar a sanar la aridez, las ausencias, la sequĂ­a del alma de sus familiares, que se enfermen con sus traiciones, que se vayan a otro planeta, que se exilien del aire.

34


SIN PROYECTO DE MANDARÍN Sin rumbo ni mira, sin misión, tirado, retirado, abandonado, perdido, solo, asustado, angustiado, aterido, pero no desahuciado, ni rendido, ni derrotado, mucho menos occiso, muerto, un poco palidón, sí cierto, ojeroso y enjuto, jorobado, nada que no se pueda evitar, extraviado, desorientado, desanimado en veces, alicaído, triste, agüitado, meditabundo, tiricio, absorto y huevonzón, incrédulo, poco más que escéptico, enfadoso, grave, 35


pesado, cuasinerte, aletargado, soporífero y somnoliento, estúpido no, pendejón tal vez, quizás, negligente acaso, miope, para nada visionario, ocasionalmente entusiasta, sobre todo cuando es fácil, cuando no hay mucho que luchar, ni que trabajar, cuando el clima es benigno y el paisaje nada de hostil, cuando la compañía es grata, cuando hay cerros o montañas de altura mediana, de pendientes poco escarpadas, lomitas para ascender, porque ¿qué afán el de batallar, qué insistencia en sufrir, qué ofuscación, qué pretensión por el camelleo, qué exaltación del sudor, qué cofradía de burros, atado de bestias, qué confusión de valores?, ¿qué va?, cada quién, me defiendo, claro, ante tanto el embate, tanta impotencia, 36


tal pequeñez, me defiendo, cuestiono, critico, dudo, pregunto, ¿por qué ha de ser de una vez, de una forma, una versión, un ganador?, ¿que no podremos vivir en solidaridad, compartiendo en vez de compitiendo, sin ganadores ni perdedores, sin elegidos ni electores?, ¿ no nos dará el ingenio pamás?, ¿por qué no ser como las hormigas o la abejas?, ¿por qué no alcanza el cacumen, cómo es que no hemos podido resolver lo básico: el pan, el techo, el vestido, la salud, la educación, las posibilidades de crear en cada uno de los sujetos que habitamos el mundano día de hoy?, ¿por qué nos estamos matando, quién y cuándo van a detener las masacres, las carnicerías, el salvajismo?, ¿quién, cuándo y cómo vamos a organizarnos para un mundo sin hambre, con educación y servicios de bienestar para toda la población? porque sí, es cierto, hay que encontrar qué hacer, hay que resolver los desafíos que plantea la vida, ser audaces y originales, producir salud y querer, generar y encontrar la felicidad antes que pensar en hacernos ricos, en ser un magnate o un jerarca, un jeque, una mandarina o un mandarín. 37


HIJO: No tengo todas las respuestas, ¡qué va, no tengo ni una! No busques en mí, soy para ti un pozo seco, vacío; si acaso tengo preguntas, no son las tuyas y entonces mis respuestas te servirían aún y aun, de muy poco.

38


PARECE QUE LA HORA LLEGA se acerca, siento ya en el viento el aroma, viene la buena nueva.

39


CON QUE NO DEMOS LATA Sí, en otros tiempos pretendí alcanzar estrellas, escalar montañas, conquistar ensueños. Sí, en otros tiempos paladeé la gloria, la miel, el néctar del amor y la buena ventura. Sí, en otros tiempos fui iluso, confuso, difuso y obtuso, pero no caperuzo, ni tampoco ruso. Me hubiera gustado serlo, quizás, vivir en las estepas, viajar en el transiberiano, cabalgar entre los árboles de los bosques del buen Tolstoi, ver danzar a las ballerinas, vitorear a Gagarin. Sí, pero no. Nací mexicano y no me gusta renegar de mi patria, ni de mi cultura, me disgusta que hablen mal de mi matria, que generalicen, que nos llenen de estereotipos negativos, malignos, mediocres, huevones, corruptos, valemadristas, etcétera, como si en otros lados fuesen perfectos, como si no compartiéramos el mismo genoma, como si no tuviésemos encantos, como si no hablaran bien de nosotros un sin fin de turistas, comosí. Sí, en otros tiempos fui creyente, pero estaba yo muy chico y había leído poco de historia y de religión. Sí, en otros tiempos me creí yo muy chicho, muy sabihondo, y hoy sé que sé muy poquito, sé que me gasto, adolezco, 40


pero también que deseo y anhelo una vida sana para mí, para mi familia, mi pueblo, mi nación y el mundo entero. Sí, en otros tiempos estaba yo atorado, no podía escribir y me daba pena, me trababa, sentía como si nada tuviera que decir y ahora ya no pasa eso, aunque a cada rato me pregunto ¿cuánto va a durar este chorro? Luego me da miedo volver a la sequía, pero por lo pronto sigo sin que me importe lo que digan los argonautas o los doctores, los sabios de la academia, los pseudopropietarios de las palabras y los canónigos. Que digan lo que gusten, que yo aquí encarrerado voy, a sabiendas de que algo digo, al menos a mí, que algo quizás diga para otros tantos que sé que por ahí andan, con las antenas arriba, si no tengo respuestas a sus preguntas, sí algunas para las mías. Hay un mensaje, es el reflejo de su luz en mis espejos, un destello, como si en un susurro: Con que no demos lata.

41


CARTA DE NAVIDAD Sé que las cosas llevan su tiempo, que no todo sale en un tris, que el fuego lento cuece mejor las recetas, que el trote calmado te lleva más lejos más pronto, la digestión toma sus horas, la paciencia es virtud generosa, las heridas sanan despacio y nunca hace bien retirar las costras, de modo que no desespero, tomo las cosas con calma, saboreo los minutos, creo en las esperas y en las estancias bajo las sombras, cada minuto un verso, cada segundo una idea, un chispazo, una centella, una luz que se enciende, un sensor que palpita, una gota que cae y explota, refresca, un fantasma risueño, una virgen desnuda y morena, un cometa fugaz, un trazo virtuoso y alegre, un cromo encendido, una fresa un manjar suculento, unas notas agudas, contrapunteadas con otras graves, una cascada espumosa y su estruendoso torrente, una cabellera fragante, 42


una parvada sobre el sol al poniente, una escuela marina, una carcajada de niĂąo, millones de rostros de paz, un sin fin de amuletos, una ristra de prescripciones, ocho preservativos, un susurro al oĂ­do, una voz persa muy tersa, el calor del amor, el ingenio de un mago, la luz de un cristal, arracadas de viento, arena de mar.

43


SI LES PAREZCO VULGAR, PROSAICO O ESCATOLÓGICO Y yo acá acostado, pensando si iré a ser el que dure primero los 150 años, dados los descubrimientos científicos, con mis afanes de comer bien, según la dieta de la reducción calórica, otra vez en la hamaca, tomando sol, tratando de recordar lo que leí anoche, de Hugo sobre el Esquilo y sobre Shakespeare, el teatro, la escritura, los grandes creadores, tratando de recuperar el hilo perdido, invocando a la inspiración, alerta, esperando, hurgando en el I Ching, atajando mis malestares, acosando mis obsesiones, extirpándolas, secándolas, hambreándolas, tejiendo los hilos del goce, libando, deseando, anhelando, pretendiendo, alargando el pico, poniendo los labios de trompetita, la boquita enfrente para recibir o dar solo un kiko, para besar una ninfa, para mamar.

44


Y si les parezco vulgar, prosaico o escatológico, saco a colación que leí a Rabelais, quien abordó los temas de escándalo, como las abundantes maneras que tienen las personas para limpiarse el ano, a quienes los españoles llaman, sin rubor alguno, el culito. Mas no es necesario, basta con recrear la imagen del placer, alivio y satisfacción, de lelez, de un bebé que acaba de mamar un buen rato. La verdad es difícil de superar en goce esa sensación, esa fusión, ese acople al vacío entre los labios carnosos y la aureola oscura de un pecho rubicundo y turgente, hinchado, pleno y calientito. Quiero.

45


NUEVOS VIENTOS Hoy amanecí indispuesto, con escasas ganas de circular, con la mente revuelta y mis males en punta, me siento acosado, no tengo energía para pelear, me declaro en receso, abúlico, bajo la guardia y me reduzco, me escondo, me sustraigo en refugio. Desde ahí en lo oscurito, esperaré nuevos vientos que muy pronto vendrán: Yo lo sé, se acerca la hora, estaré listo.

46


RISAS OLOR ASERRÍN Nada mejor que la risa, no la risa burlona, no, la de las carcajadas, la que desternilla, que a veces te hace llorar, te vacía y te deja exhausto, la risa simplona de los adolescentes, la contagiosa de los bebés, la que te dobla y ocupa y no puedes parar, trato de recordar los momentos de ataques de risa, las películas de Cantinflas y de Jerry Lewis, algunos chistes, las veces que vi a alguien tropezar y caer en la calle, chocar contra un vidrio o un cancel, las sorpresas, los sustos y los asombros frente a lo inesperado mas no peligroso, súbito y sin fatalidad, la risa de las travesuras compartidas y no descubiertas, las risas del loco pacífico, la sonrisa de la bondad, las de los changos y sus parientes, las de los mimos, la risa sonora, vigorosa, estentórea de algunas personas, las agudas como de gallina, las sofocadas y las recatadas, no, silenciosas, discretas, que no se notan; sí las desgracias de Sancho en que le metía el Quijote, narradas por Cervantes, excelsas, provocadas por un texto escrito, 47


sembradas, cultivadas, explosivas y detonantes, las risas de los payasos con sus trucos y trampas frente al público de los circos, risas olor aserrín, no la risa de los bufones en los palacios, ni la de los que ríen al último, la risa de Nietzche, la que mata todo, la del libro perdido de Aristóteles, la de Umberto Eco, no la de las hienas, ni la del guasón, la risa del que goza la vida, un chiste, un juguete, una caricia, la risa que te entra cuando te diviertes con otras personas, con un perrito que brinca y retoza, la que no puede ser llevada al extremo como el que no olvida nada o el que todo lo olvida, el que no ve o el que no huele o no oye, la risa que no es un sentido sino un estado, escaso, un suceso raro, muy raro, en algunas personas, sufren quienes nunca se ríen, la risa que ataca cuando menos la esperas, te agarra desprevenido, la hilaridad que suprime muchísimos males,

48


si riéramos más habría menos muerte, la risa enemiga de lo solemne, la risa de las calaveras, la risa como arma contra los jerarcas, la risa que es brisa, que nunca va en prisa, que vence y subyuga al que revisa, la risa que singulariza y contagia, ¡que haya más risas!

49


SI NO FUERA POR LA PUNTA DE ESTA PLUMA Me molesta el aire, se mueve la hamaca, el sol me da justo en la cara, directo, me quema la mema, me tatema la testa, se me calienta el cerebro y el cerebelo y si no fuera por la punta de esta pluma que se desliza tersa sobre el papel pautado, ya hubiera aventado el cuaderno a la goma y hubiera desistido de estar aquĂ­ pescando ideas para crear ratos gratos, de ocurrencias, invitaciones, proemios, evocaciones, suspenso, lo mejor de la vida.

50


“TENGO VAMOS A VER” Y COMENZÓ EL RECUENTO EL POETA CUBANO,

al que luego le puso música un trovador moderno, su hermano paisano, a los que escucho y leo desde hace tantos los años, a los que sigo desde antes de que existiera el twitter, por lo que ahora reincido: Tengo, vamos a ver: una patria ensangrentada, un desmadre generalizado, una treintena de muertes diarias, jóvenes sin ilusión, mujeres asesinadas, iglesias pederastas, en el mejor de los casos, empresarios autistas, metalizados, funcionarios corruptos, universitarios monocromáticos, teleadictos, digitalizados; tengo vamos a ver: sesenta años, proyectos perdidos, ilusiones abandonadas, dos hijas, dos hijos, cuatro nietos, una nieta, mi mujer, mi esposa, mi amor, mi reina, mi cariño, mi compañera, mi colchón, mi paño, mi auxilio, mi ejemplo, mi faro, mi ruta, mi regla, mi encanto, mi cocinera, en veces, mi oasis, mi fuente, mi tizón, mi acicate, mi rumbo, mi límite, mi restricción, mi mito, mi alivio, tengo salud, al 99%, tengo casa, tiempo,

51


amistades, unas pocas, escasas como el trabajo, tengo ilusiones, proyectos, capacidades, mi cuerpo, mi mente, mis manos, mis piernas que me llevan cada mañana cuatro kilómetros a la redonda, mis pulmones que me dan chanza, mi voluntad y no se qué tanto más, mi cultura, no mi dios, no tengo dios como ente abstracto, como soberano refugio o como padre continente en el que pones toda tu vida en sus manos y le dices que se haga su voluntad, no, no tengo eso, tengo sí mi cultura, mis libros leídos que me hicieron corregir errores, construir, edificar, tuve a mi madre, mi padre que es ya un recuerdo presente mis hermanas, hermanos, sobrinos, sobrinas, cuñados, cuñadas, tías y tíos, primos y primas, que quisiera conocer más, convivir más, hacer más cosas juntos, pero no puedo porque los tengo lejos, tengo mi compu, que es mi negocio, mi enchufe, tengo mi huerto, mi par de perras, 52


el cielo todas las noches, los atardeceres, un pedazo en la sierra, un arroyo, tengo los mares que no han cerrado los gringos, tengo más de quinientos árboles sembrados, tres libros publicados, unas mil personas a las que alguna vez les di clase, tengo mis ideas, mis binoculares, tuve una brújula, dos, y las he perdido, pero no me pierdo porque se dónde encontrar el norte y para dónde está el este, tengo comida, bebida, aire, necesito poco, gasto menos, de repente tengo miedos ridículos, tengo faltas, errores, aprehensiones, fobias muy pocas, al plátano maduro, a la vejez, a los mamones, a los políticos mentirosos, arribistas, oportunistas, tengo mi rostro, mi barba lampiña, pelillos que me salen apenas, ¡y me tengo!, ¡creo que por fin me tengo!, por fin comienzo a aceptarme, a no molestarme, no fastidiarme ni exigirme de más, ni lastimarme ni lacerarme, por eso estas ristras, estos inventarios, estas erupciones, no pido ya nada, no ansío, no ambiciono, 53


DOMINGO, DOMINGUITO, descanso, ruptura, libertad, libre discurso, libre albedrío. Estuve bajo el sol haciendo leña, con un serrucho y unas tijeras, estuve trozando las ramas que le corté a mi guamuchil hace un par de semanas. Hice un buen hato y me quedó suficiente para hacer otro de menor calibre. El carpintero aún llora porque le quité parte de su casa. Pobrecito, pero que no píe tanto, puede fácilmente volar hacia un árbol contiguo. Parece que los laureles no le gustan mucho, no le gusta tanto el follaje, le agrada el sol y se agrada también de mostrar su garbo, su pico, su copete rojo, que lo miren pitando pí, pí, píii. 54


SEGUIRÉ ESCRIBIENDO Tuve una pausa, como que me pasmé, me asusté con el vuelo y me ocupé en otras cosas y la mente se me distrajo y la disposición y el ánimo. Pero ahora vuelvo. Sé que estoy en proceso, que no he de apurar, todo a su tiempo, todo con tiempo, cuestión de estar perceptivo y perseverar...

55


ME REGALARON UN PEDAZO DE VIDA, un boleto de entrada al teatro de las emociones -los que se suicidan son como los que se salen del parque, no les trae chiste, renuncian-, igual nadie viene aquí por elección propia, se vale no querer, como se vale pensar en que si aquí ya estamos, vamos probando, agarrémosle saborcito, no todo es amargo o, bueno, asegún, no todo mundo recibe o empieza con las mismas fichas, hay quienes llegan con grandes carencias, enormes defectos y los convierten en oportunidades, los superan o encuentran en ellos motivos especiales para vivir y nos dan tremendas lecciones, nos tapan la boca, a quienes tenemos todo más o menos normal, digamos que funcionando, la piel, las extremidades, el corazón, la columna, la testa, los ojos, los cinco sentidos y así, así nos quejamos, pero, bueno, así son las cosas, ¿qué le vamos a hacer?, en la vida cabe todo, incluídos el cambio y la esperanza, igual mañana es distinto, a veces no lo puedes creer, ¿quién lo iba a pensar?, y el criminal se convierte en santo, 56


el agresor en humilde, la bestia en beldad, etcĂŠtera, nunca estĂĄ todo dicho, siempre hay, para la redenciĂłn, un caldo.

57


LO BUENO DE SER INÚTIL es que tus hijos pueden superarte con mayor facilidad, lo bueno de ser inútil, es que nadie te anda encargando que le hagas cosas. Y, bueno, hay cosas levemente malas de ser inútil, como el desprecio de quienes se creen o piensan muy útiles.

58


DESCUBRO OTRA MANERA DE ESCRIBIR nada que sea desconocido para otros, solo que por primera vez se aparece en mi camino, es la voz persistente de un amigo que se fue, se adelantó, adelantado como siempre lo fue y ahora, desde hace unos días, unas semanas, regresa a mi mente y le dice que le hable a su señora, que la salude y mira que se ha encantado, que hasta santo me dijo, milagroso, me invitó a su casa, a desayunar. Y vaya que me dan ganas, para estar cerca de mi amigo, sentir su presencia, recordar cómo me recibía, volver a ver su escritorio, descubrirlo sentado en su lugar de trabajo, escribiendo, en su biblioteca, las preguntas que me hacía, su atención, fue un hombre profundo, excepcional, sabio, activo, querido, libre, gozoso, un modelo, mi Chanoc, digamos, aunque muy poco válido a algunos pudiera hacérseles el símil, estoy seguro que él lo comprendería completamente, en su valor cultural, con una gran sonrisa, longitudinal. 59


LUCHAS Contenerse, detenerse, abstenerse, no dejarse ir, resistir, aguantar, puro esforzarse, ¿dónde está el premio, dónde la recompensa?, ¿en el ser más fuerte?, ¿en el saberte en control?, ¿ en la renuncia?, ¿en el saber que estás en dominio, que no te ganaron los impulsos? Digamos que te dejas ir, que te sueltas, ¿acaso te liberas?, pensemos en que procedes, ¿acaso no regresas al viejo camino?, ¿al camino ya andado?, ¿a la ruta por la cual ya no quieres seguir? Sí, sin duda, pero eso no quita la tentación, eso no satisface el deseo, no apaga la pasión. Y ¿ entonces? Tres cosas se me ocurren, una es suerte de negociación, algo entre medio, una salida para no ahogarte y sucumbir: resiste por ahora, el mundo no va a cavar, prohibiciones siempre habrá, abasto también, oportunidades siempre han de sobrar. Digamos que así libras el ansia del momento, sobrevives el peligro, del combate sales entero, del embate, orgulloso de no haber caído, orgulloso de haber podido, libre de la decepción de ti mismo, 61


del saberte vencido, atrapado por el temor de no poder volver a empezar. Esa es una. Otra es encontrar el origen del impulso, descubrir la profunda raíz del goce, el motivo, el afán, el deleite y renunciar a él o suprimirlo, borrarlo, detenerlo o eliminarlo de algún modo, digamos que con un deleite más grande, con una satisfacción mayor, esto es, sublimarlo, precisamente, y sería, justamente, la tercer cosa que se me ocurre hacer. O sea: negocias, suprimes o sublimas. O las tres. Si vas a negociar y vas a suprimir, has de olvidar, pues dar vueltas al asunto chupa demasiada energía. Así que mejor poner la mente en otra cuestión, por ejemplo: escuchar el paso del arroyo, el agua que corre y cae, piensa que lava tu mente y se lleva el ardor, siente tú su frescura en las neuronas, mira como las limpia de los recuerdos, las deja tersas, escucha también cómo llega el viento y te acompaña, déjate arrullar, mécete, transpórtate, respira hondo, cambia de fruición. Eso es todo. No pienses. Solo escucha el agua, su murmullo perenne, 62


es la vida que fluye, es el mundo que late, Gea que gira y avanza, eres tú que sonríe, nada te turba, nada te espanta, ya los has logrado, por ti mismo, sin intervenciones externas, sin recurrir al abismo, a la grieta, sin intoxicación y sin cruda, sin tener que bajar, ahora estás arriba, ahora estás despierto, por fin te tienes, disfrútate, acéptate, así como eres, tal cual, con tus limitaciones y tus defectos, quizás no seas águila sino zopilote, tal vez no seas lobo sino coyote, a lo mejor no delfín, sino ballena, quizás no paloma sino escarabajo, algo bueno así habrás de tener, para algo has de servir zopilote, coyote, escarabajo o ballena, acéptate, regocíjate, confórmate, quiérete: eres tú 63


el primero con el que has de contar, el único al que has de convencer, el único al que no puedes mentir, alguien que no se puede engañar, tú, el macizo de tu película, primer actor de tu drama, el mero mero de tu acontecer, opta en vez de reptar, vuela: decide estar bien, métete a tu arroyo y fluye, lava con agua fría y corriente tus intersticios, que entren los rayos del sol hasta lo más íntimo de tu ser y lo animen, relájate, disfruta, agradece, sonríe, ponte como pato que seca sus alas, como árbol que abre sus hojas, como lagartija que levanta en vilo su cuerpo ene veces, como hombre que has de vencer.

64


PULSA UNA TECLA En las soledades del bosque toco mi flauta y espero no se lamenten los pajarillos. ¿Podrá seducirlos el himno de la alegría del buen Ludwig, el Luis tan adusto? Hay seres a los que les acompaña la música, la traen por dentro, dicen algunos, la traen en la sangre, dicen algotros y, bueno, bien puede ser, ¿por qué no?, cuestiones hereditarias, pero todos tenemos ritmos, empezando por los cordiales, siguiendo por los circadianos y terminando por los nocturnales, y con un poco de dedicación y constancia, puede cualquiera aficionarse a los timbales, las percusiones, las cuerdas, los metales y las vocales y comenzar a sentir los sonidos, los arpegios, las armonías y las melodías, coquetear con los capotastros, las tizas y los bastones, las teclas, los cornos, las claves y los acordes, y si duras uno dos tres años, pronto compones o de memoria interpretas un vals, un fox trot, un bolero, un blues, un rock, un rococó y hasta un chotís, la música empieza a hacer lo suyo en tu cuerpo, labra en tu oído, tu voz y ya entonces puedes cantar en coro y en público 65


y verte entre otros que todavía callan, como tú antes, por vergonzoso o por reprimido o por un trauma, un accidente, un infortunio salvable, algo pasó que te hizo cerrar la boca y no te atreves, mira es tan fácil, cuestión de tres cuatro vocalizaciones, tu canta, no le hace que no les guste, nadie te está viendo y mueve también la cadera, sensual, sexy, hacia delante la recta, hacia atrás los dos glúteos, las nalgas, el bote, de un lado a otro, para arriba y abajo, sacude, gira, suda, respira, vamos con la emoción, nada de estar ahí rígido, viendo a los demás bailar, desairando la música y, bueno, ya que en esas andamos, toca un instrumento, escoge el que más te guste o el que creas se te hace más fácil, comienza, pulsa una tecla, tensa una cuerda, palmea un cuerito, uno dos tres ¡qué ritmo!, la música lenguaje del alma, 66


la música pasaporte a lo excelso, expresión del espíritu, enlaces alegres, profundos, desván de los tristes y alegres recuerdos, imitación natural, sonidos poéticos, tronidos cromáticos, idioma universal, mensaje celeste, la música dimensiones del ser que no todos viven, lamentablemente, si hubiera más músicos habría menos crímenes, la música arte, música alas, música salsa, música porra, música dicha, proclama de buena la voluntad.

67


LABORES INEVITABLES Con la tarde llegó el viento, canta y suena el viento, pero está frío. Anuncia una noche helada. Hay que estar listos, arropados, para salir a ver las estrellas en el cielo claro, antes de que aparezca Selene y alumbre la bóveda entera y el globo completo. Listos para la fogata y la compañía. Ser muy discretos y pacientes, atentos. Hay que hacer cena, preparar las cosas, los utensilios, la vida tiene sus labores inevitables, minucias domésticas, aterrizajes en lo concreto.

68


EN YÉCORA RECOBRÉ EL HILO, vencí mis fantasmas, mis propios demonios, salí adelante, esta vez no me ganaron, pero ahí están derrotados, humillados, rechinando, retorcidos, pero agazapados, como estuve yo tantas veces antes, abatido, pero no más por ahora aunque nunca es bueno cantar victoria contra tu propio enemigo.

69


ESA VETA DE TI ¡Ah cómo me gusta encontrar esa veta de ti! Ese filón brilloso, ese entusiasmo, ese tono de loor, de loa, de gusto, ese desliz en velero, ese roce de olas en ristra, ¡ah, cómo me gusta esa visión de ti!, esa mirada coqueta, esa seguridad, esa cereza, esa transparencia y nitidez cristalina, esa conversación, esas palabras, ¡ah, cómo me gusta ese fluir de ti!, ese borbotón, ese manar de burbujas esperanzadoras, ¡ah, cómo me gusta observar que ya estás aquí! Has vuelto, yo te convoco, te espero, te anhelo, sigiloso, pendiente, ¡ah cómo me gustas, sí!, te voy conociendo, te voy descubriendo...

70


TAINI PARTÍCULA Y resulta que el mundo rueda Y las bandas sin fin se deslizan Y avanzan en el mar las barcazas Y los autos de un tripulante siguen andando Y en el bosque una gente quemando Y la plusvalía se sigue extrayendo Y uno por acá solo observando, captando, sintiendo, escribiendo Y algunos seguimos andando Y otros se le llevan odiando quizás porque no los quisieron o porque diosito los maltrató en el reparto o por accidente o por lo que sea, pero el mundo sigue rodando Y no parece percatarse de sobresaltos Y uno se intriga y otros conspiran Y más allá rezan y más allá lloran Y por allí trabajan y solo trabajan Y por allá cumulan y solo cumulan Y todos por fortuna seguimos vivos, respiramos, olemos, bebemos, mamamos, comemos y defecamos, nos movemos, soñamos, dormimos, creamos, creemos, pensamos amar, nos quejamos, erramos y atinamos, nos perdemos y nos encontramos, 71


aparentamos y emparentamos, finjimos, mentimos, nos superamos, en veces entendemos, y comprendemos y cedemos, mientras que el mundo sigue rueda que rueda, rota que rota, avanza que avanza. Y en la inmensidad de la noche, te descubres estrella, te sabes planeta, polvo c贸smico, todo y nada, gota celeste, mol茅cula de universo, taini part铆cula, coraz贸n que palpita, pulso que hiende, alas al viento.

72


ยกTANTA LIBERTAD! ยกTanta holgura!, ยกtanto el devaneo!

73


A TONO CON EL SMALL IS BEAUTIFUL A fin de cuentas yo también acumulo, junto molestias, dolores, pesares y no puedo levitar libre mente, junto objetos pequeños, una conchita, de algodón la paquita, de marfil la gaviotita, un grifito maya de estuco, de latón un rayador chiquitico, brilloso, de madera la mascarita, todo en diminutivo, pequeño como soy, corto, enano, a tono con el small is beautiful, y, bueno, la vida se me complica un poco, mi cuerpo entero que languidece, mi vista se nubla, mis rodillas se duelen, flaqueo, qué va, y con razón el I Ching me habla de la resignación como clave para la felicidad.

74


PINCHE DOLOR Como una llaga o una plaga, me invade y no me deja el dolor, me posee y me asalta, no me suelta un instante, ahí está, quema, pica, arde, punza, se expande, derrama, se extiende e irradia, desde un punto hasta el otro, clavado, me molesta en la espalda, en el cutis, no me deja estar, me inquieta, me incomoda, me crispa, me harta, me hostiga, me pone de mal humor, me roba la calma y las sonrisas, me jala, me agarra y tritura, me hinca las uñas, pinche dolor, maldito dolor, inverecundo dolor, ¿irás algún día a alejarte de mí?, ¿me abandonarás por fin?, ¿me dejarás? Ruego que sí Y, si no: te pondré en un rincón, te marginaré, te sublimaré, para volar, transgredir, airear, crear y gozar… 75


INDISTINGUIBLE EN EL FRENESÍ Se rompe el hilo, se pierde la huella, se abandona el camino, se borra la estela, ya no hay marcas, se esconden las claves, no se entienden señales, quedas en cero, oscuro, difuso, extraviado y ahíto, no encuentras por dónde, te quedas varado, atascado, ni para atrás ni padelante, no debes moverte ni desesperarte, tienes que estar calmado, tranquilo, permanecer, tener fé, esperar el momento, estar atento, alerta, pendiente porque pronto aparece una pista, el hilo, el tono, el chorro, la vibra en tropel, palabras en ristra, adjetivos y sustantivos, verbos, conjunciones y proposiciones, metáforas, versos, oraciones y yuxtapuestos, polaridades que te van calentando, te inspiran, aprietan, inducen y educan, y empiezas entonces a manar, a salir, a brotar el sonido, 76


el ritmo, la emoción, los vocablos uno tras otro, en hilerita, como hormiguitas en tránsito, sinuosas, con rumbo, laboriosas en sus afanes, cargadas de aquí para allá, como partes de un todo, con una misión, un propósito implícito, que no llega a ser hasta que termina en el punto final, que sube y que baja en el inter, que deja su brecha, abre vereda, sendero y ahí vas tú, indistinguible en el frenesí.

77


CREDO ¿En qué creo? ¿En mi país?, ¿en mi gente y en mí? ¿En un futuro más próspero? En que amanecerá y mi sangre seguirá viva. En que moriré, en que a veces me quieren, en que soy un enfado. En que los pájaros vuelan. En ti.

78


RARECOS, RARITOS No vamos a misa, no vemos la tele, no trabajamos con regularidad ni tampoco rezamos, comemos poco, hacemos ejercicio, no traemos carro del año ni ropa de marca, andamos en bici, caminamos, leemos novelas y ensayos, vamos muy poco a bodas y a showers ninguno, vemos películas en salas que están casi siempre vacías, no hacemos ruido, en las playas y en el gimnasio por lo común pedimos que le bajen al radio, escribimos, viajamos, en casa tenemos muy poca ayuda, no seguimos el fut ni el americano, ni el beis ni las carreras ni el basket, acampamos, tendemos al monte, somos agrestes, raritos, nos distanciamos, distinguimos y diferenciamos y no en aversión ni repudio, simplemente distintos, de otra crianza, rarecos, no acudimos a mítines de gobierno, protestamos de vez en cuando y marchamos, nos somos de ningún partido político, 79


somos críticos, cuestionamos, evitamos la labia, la lambisconería, somos excéntricos, fuera de foco, lejos de la medianía, en los extremos, aunque pacíficos, no somos violentos, toleramos y respetamos, no nos metemos con nadie, dejamos, hasta donde podemos, nos lamentamos de la sequía, los excesos, las aberraciones y los peculados, soñamos con un mundo mejor, una especie educada, el superhomo, sin que por ello perfecto, aceptamos el error, el quiebre, el desvarío, el llamado Dionisio…

80


BESAR, TOCAR, CONECTAR, ENCHUFAR, TRANSMITIR, sentir, amar, saborear, coger, musitar, prolongar, seguir, palpar, percibir, suspirar, respirar, volver a hacer, más hondo, más tiempo, salivar…

81


-¿Y QUÉ VOY A HACER?la eterna pregunta, la pregunta de múltiples evasivas y con respuestas múltiples, infinitas, la que muchos no se preguntan porque les da pavor y es panta o porque ya tienen todo resuelto o porque no se cuestionan, pero, ¿qué importa cuando el caso es que uno no sabe qué hacer?, cuando no tienes claro, estás indeciso, repleto de dudas, la pregunta rebota, insiste, taladra y exige respuestas. Voy a escribir es una de ellas. -¡Escribe!-, grita una voz desde el fondo de mi alma

82


Y ENTONCES, hemos de tener Esperanza, no olvidar que es prima de Pandora, cultivarla, invocarla, cautivarla

83


VEJEZ Puedo cambiar, irme, vagar, viajar, conocer lugares, errar, andar, de aquí parallá, arribabajo, peregrinar, buscar, escalar, descender, hurgar en rincones, conocer gente, amar, dejar, abandonar, explorar, cantar, bailar, aguantar, enmudecer, resistir, aceptar, conformarme, estar, vegetar, sonreír. Por lo pronto me basta con disfrutar, gozar de mi buena salud, de la ausencia del maldito dolor, del clima benigno, del avío perenne, la refacción, del triunfo sobre mis vicios, mi austeridad, mi contención, me espiritualizan, me hacen sensible, me hacencasi flotar, ¡es tan sabrosa la hamaca!, se siente re padre la suspensión, ¡ah estos hilos que me contienen!, estos hilos que me soportan, me amarran y me detienen ¡Oh para qué fastidiarme? ¿Para qué batallar? ¿Para qué moverse? Mejor estar aquí.

84


EPIFANÍAS Un buen clima, un día templado y sin apuros, una música suave, a volumen bajo, y cadenciosa; un cuerpo sano, una mente no tanto, en búsqueda, sin temor a lo desconocido; aire, mucho aire, pulmones limpios, alvéolos transparentes y una conexión con el cosmos, natura incluida, una inserción; captar el leve tono de los amarillos en este otoño, los verdes que permanecen, se aferran, insisten, pelean, no ceden; un sentimiento de dicha, fortuna, por saberte vivo, estar aquí, presente, pertinentes, latientes, percutiendo, no le hace que en veces percudido y telúrico. 85


SI NO FUERA TU AMOR YO, ¿A VER?, ¿QUÉ SERÍA? Muy poco. Sí, ya sé: primero he de ser, más allá de ti, -y de cualquiera-, pero si no fuera tu amor yo, a ver, ¿qué sería? Un cabo suelto, una hoja seca, un pájaro herido, un paria, un desamparado; tu amor me construye, tu amor me enaltece, me nutre e impulsa, endulza mi vida.

86


PERSONALIDAD ABYECTA He sido muy afortunado, corrido con mucha suerte, doy gracias a la vida, que me ha tratado de maravilla, me ha chiqueado, consentido… Soy un privilegiado. Y, sin embargo, me resisto a creer que estoy hecho a imagen y semejanza de un ser divino, me iría mejor si pensara que soy polvo cósmico, si creyera en que soy una chulada, a creer que soy una porquería, un saco de defectos, un hato de ruidos, una personalidad abyecta: Afortunado tú, que has encontrado tu destino, que no dejaste de buscar, que pudiste no rendirte -no te venció el peso del metal ni el brillo ni la carne ni la pasión-, que aun guardas optimismo, sigues siendo idealista, la hiel no invade aún tus venas. ¡Afortunado tú!, que no claudicas, crees incluso sin sustentos, no has consumido todavía la paciencia, que tienes, poco, 87


pero aunque sea, una pizca de tolerancia para soportar tanta estulticia, tanta debilidad, bajeza... Digo: poco nos falta para vender el aire que respiras, ya se comercia con el agua, la salud, la integridad. Estamos inundados de vileza.

88


SÍ, YO TAMBIÉN DOY GRACIAS A LA VIDA QUE ME HA DADO TANTO, me dio dos hijas y dos hijos, cuatro nietos y una nieta, salud, cariño y talentos, me ha surtido la vida, me ha consentido y mimado, pródiga y amable, bonachona con este sujeto. Gracias Vida, Mil gracias. Millones, inconmensurables e infinitas.

89


ME VOY A VACIAR DE SABERES me voy a quedar sin nada, voy a expulsar todo para empezar otra vez, para que se limpie el dep贸sito, que no quede huella y se impriman de nuevo otros olivos, que comience otra vuelta, que nazca otra vez.

90


ESTOY SANO Nada me duele ¡Voy hacia arriba, al techo del mundo! ¡Publicaré!

91


Índice A propósito del ano nuevo ............................................................. 07 Manantiales ............................................................................................ 14 El Miedo .................................................................................................. 17 La envidia que te corroe .................................................................. 21 Fractal ........................................................................................................ 26 Despido .................................................................................................... 28 Fuchi el poder ...................................................................................... 33 Sin proyecto de Mandarín ............................................................. 35 Hijo ............................................................................................................. 38 Parece que la hora llega, se acerca .......................................... 39 Con que no demos lata .................................................................... 40 Carta de navidad ................................................................................. 42 Si les parezco vulgar, prosaico o escatológico ........................................................................................... 44 Nuevos vientos .................................................................................... 46 Risas olor aserrín ................................................................................ 47 Si no fuera por la punta de esta pluma ................................. 50 “Tengo vamos a ver” ........................................................................ 51 Domingo, dominguito .................................................................... 54 Seguiré escribiendo .......................................................................... 55 Me regalaron un pedazo de vida ................................................ 56 Lo bueno de ser inútil ................................................................... 58 Descubro otra manera de escribir ........................................... 59 Luchas ...................................................................................................... 61 Pulsa una tecla .................................................................................. 65 Labores inevitables ........................................................................... 68 En Yécora recobré el hilo ............................................................... 69


Esa veta de ti .......................................................................................... 70 Taini partícula ...................................................................................... 71 ¡Tanta libertad ...................................................................................... 73 A tono con el small is beautiful ................................................ 74 Pinche dolor .......................................................................................... 75 Indistinguible en el frenesí .......................................................... 76 Credo ......................................................................................................... 78 Rarecos, raritos .................................................................................... 79 Besar, tocar, conectar, enchufar, transmitir, ...................... 81 -¿Y qué voy a hacer?- ..................................................................... 82 Y entonces .............................................................................................. 83 Vejez .......................................................................................................... 84 Epifanías .................................................................................................. 85 Si no fuera tu amor yo, ¿a ver?, ¿qué sería? ......................... 86 Personalidad abyecta ....................................................................... 87 Sí, yo también doy gracias a la vida ......................................... 89 Me voy a vaciar de saberes ........................................................... 90 Estoy sano .............................................................................................. 91


Editorial de Mil Agros te ofrece su segunda entrega, ex timado lector, ex timada lectora, estas Prosas Leprosas y una que otra letanía profrana, porque pretende abonar en mil campos y generar alimento para el espíritu, que es un milagro editar y que editamos milagros. Entra pues lectora, lector, a estos textos sin temor alguno a contagio, han sido escritos en forma relaxa para aflojar un poco el arte poética, quizás sean poemas, quizás sean prosas, pero antes que cualquier otra cosa son relaxos, experiencias del fondo del alma de un ser del tercer milenio.

Juan Enrique Ramos Salas (Torreón, 1952) radicado en Sonora desde hace más de 25 años. jers90@gmail.com

Prosas Leprosas y una que otra Letanía Profana  

Juan E. Ramos Salas presenta... Prosas Leprosas y una que otra Letanía Profana. Segunda entrega de Editorial de Mil Agros.