Issuu on Google+

A M A R G O R P


PROGRAMA PARA LA FEC 2014 “TODXS CAMINANDO” PRESENTACIÓN Compañeros y compañeras, tenemos el inmenso agrado de presentarles nuestro proyecto federativo para el año 2014, un proyecto que nace desde las aspiraciones de un grupo importante de personas que componemos diversas organizaciones políticas y sociales, como también individualidades, todos y todas con la única motivación de contribuir al desarrollo de una nueva universidad, y sobre todo, una federación que realmente cumpla con el mensaje de que todos y todas la componemos, no solo quienes ostentan los cargos de representatividad. Nos planteamos la tarea de construir este proyecto en un primer momento porque concebimos a la Federación de Estudiantes como una herramienta válida para representar y canalizar los intereses y las legítimas aspiraciones de los estudiantes de la universidad. Creemos necesario reorientar el carácter actual de la federación de estudiantes, desde un rol dirigente paternalista que baja lineamientos político programáticos provenientes de instancias superiores o ajenas a los espacios naturales del estudiantado, y asistencialista en sentido de que se dedica más a la administración de este espacio y carece de propuestas propias y una real participación del estudiantado en su conjunto en la elaboración de propuestas y en la toma de decisiones; hacia una federación que se constituya bajo tres principios fundamentales estrechamente relacionados entre sí, que son la participación, amplitud y un rol local. Hablamos de una Federación amplia en el sentido que apostamos a la construcción de un proyecto que contemple a todos los actores que forman parte del proceso educativo, y no solamente a los estudiantes y docentes, sino que también a las familias, pobladores, trabajadores y a la comunidad en su conjunto; de manera que haya una efectiva participación de estos en la creación de una nueva universidad, que recupere el fundamento histórico que esta tenía en su creación respecto de posicionar a la región como un polo de desarrollo humano dentro del país, en donde la universidad cumpla un papel importante en el desarrollo integral de la comunidad, es decir fomentar su rol local. ¿A QUÉ RESPONDEMOS? Dado el actual escenario tanto nacional como local, creemos que pese a que se han levantado grandes procesos de movilización durante los últimos años, y los niveles de organización han aumentado respecto de años anteriores, pensamos que esto no es concomitante y no se han materializado victorias concretas y cambios sustanciales en la realidad de nuestros compañeros y compañeras en cuanto a la demanda por la educación, que tenía un carácter latente desde la reforma impulsada durante la dictadura, y cuyo cuestionamiento de


fondo se hace patente con mayor fuerza durante el año 2011. Al mismo tiempo se evidencia la incapacidad por fortalecer y profundizar las conquistas obtenidas en el año 2012 en términos de acceso y democracia, durante nuestras movilizaciones internas. Por otro lado, el entrante gobierno de la nueva mayoría, se ha apoderado de ciertas demandas tácticas para nosotros como lo es la educación superior gratuita, que si bien significa un avance en ciertos aspectos económicos para la comunidad, no implica necesariamente una salida y una alternativa estructural a la crisis del sistema educacional chileno. Somos enfáticos en recalcar insistentemente, que si no democratizamos los espacios, no superamos la desigualdad social de la educación en todos sus niveles y no generamos sistemas de acceso acordes a la realidad concreta de la población, no seremos capaces de conquistar una universidad que responda a los intereses y necesidades reales de nuestro pueblo. En base a esto es que planteamos la necesidad de darle un contenido a estas demandas que vaya en beneficio de la comunidad y no del mercado, superando el carácter economicista de dichas demandas. Este contenido debe estar dado en función de una participación real y democrática del estudiantado en su conjunto, pero además, necesariamente debe comprender a los demás actores locales que conforman la comunidad universitaria y penquista, ya que nuestra apuesta apunta hacia la conformación de un perfil de profesional distinto al que hoy en día egresa de nuestra casa de estudios, generando profesionales críticos del sistema social en el que están inmersos, y que pongan su conocimiento al servicio de las necesidades de la mayoría de los miembros de nuestra comunidad, y no de una minoría privilegiada. En cuanto a nuestra realidad inmediata hoy en día consideramos que estudiamos en una universidad que se orienta hacia la empresa privada y conglomerados de elite, por lo que todos los conocimientos, desde donde se generan y hacia dónde se pretende que se establezcan, van en relación con sus necesidades y transformaciones y no en pos de la población en general. Además de esto, la falta de espacios (culturales, de recreación, deportivos, etc.) para la discusión y el esparcimiento por y para la comunidad; hacen aún más difícil la tarea de volcar la universidad al pueblo y que éste pueda desarrollarse y organizarse con los medios e implementos necesarios. Otra carencia fundamental de nuestra casa de estudios es la participación de los distintos estamentos que conforman la comunidad universitaria en la elaboración, toma de decisiones y las políticas generales de la universidad; entendiendo que la universidad la construimos todas y todos, por lo que como futura federación planteamos la necesidad de ser parte de éstas instancias, impulsando la demanda de democratización de las estructuras de poder de la institucionalidad universitaria y de ese modo incidir en cada proceso que se viva dentro de esta comunidad. No somos ilusos en nuestros análisis, pues estos se plantean en base a lecturas de la realidad concreta, en torno a las proyecciones de participación que el estudiantado de la universidad puede desarrollar.. Es claro que desde las masivas movilizaciones del 2011 hasta la


fecha, hemos sufrido cierto letargo y descenso en participación; ciertos espacios han sido saturados y en realidad son pocas las carreras que dan discusiones políticas y elaboran propuestas transformadoras. Es por esto que uno de los más grandes desafíos que se plantea este equipo de trabajo, es el de consolidar el sector estudiantil, fomentando la participación de nuestros compañeros y compañeras en todas sus manifestaciones, ya sean artísticas, deportivas, culturales, políticas, etc. Creemos que todo tipo de ejercicio de organización, fomenta el empoderamiento y nos convierte en sujetos capaces de crear alternativas, y en el fondo, nos permite empoderarnos del espacio en que estamos inmersos. En cuanto al ingreso de la universidad, es necesario profundizar el proyecto de Acceso Social, generado el año 2012 por la comisión de acceso, integrada por nuestros compañeros y compañeras. Ya van dos años desde su implementación, pero se hace urgente trabajar en darle un mayor horizonte y crítica al trabajo realizado, de manera conjunta y con el fin de abrir la universidad al pueblo empobrecido y deselitizar al estudiantado, para así romper el patrón actual en el que sólo estudiantes de colegios particulares y subvencionados tienen la oportunidad de hacer ingreso a la educación superior, situación que en algunas carreras es totalmente predominante. Es a partir de éste análisis que proponemos trabajar en función de dos ejes principales para la superación de éstas necesidades:

EJE PROPOSITIVO: En cuanto a este eje nos proponemos lograr los siguientes objetivos: Abrir la universidad a la comunidad: En este aspecto como espacio federativo analizamos que la herramienta cultural e intelectual de la universidad no debe cerrarse solamente a los y las estudiantes, a aquellos que poseen las condiciones materiales para costear esta apropiación de capital cultural, entendemos que si la producción de conocimientos es social, también debe ser social su apropiación, por ende debe estar abierta a todo el pueblo en su conjunto, sin limitaciones de ningún tipo. Además la universidad no debe ser el único agente que debe cumplir el rol educador de la comunidad, sino es ésta, la que a través de sus experiencias, debe ser quien retroalimente y potencie el desarrollo integral de la casa de estudios. Pretendemos que esta retroalimentación no se dé solamente fuera del espacio universitario, ya que si entendemos a la universidad como una institución al servicio de la comunidad, también esta debe abrir sus espacios a la comunidad misma, y generar con ello un real sentido de pertenencia. Acercar la universidad al pueblo: Consideramos que este objetivo se materializa a través de una reorientación de la extensión universitaria. Esta reorientación debe darse en un primer


momento en términos de revisar hacia qué sectores se orientan las prácticas profesionales de los estudiantes, ya que en la actualidad, la mayoría de estas están enfocadas hacia el sector privado siendo funcional a los vaivenes del mercado y a los intereses del empresariado. Otra importante medida que consideramos debe implementarse es la socialización de los espacios culturales, recreativos e informativos que genera la universidad, en términos de que éstos se enfoquen a prestar su utilidad a la comunidad en su conjunto y no a determinadas elites, como por ejemplo el caso de la sinfónica de la universidad, la cual hace la mayoría de sus presentaciones para un público exclusivo, o el caso de los medios de comunicación de la universidad, en donde no existe incidencia alguna por parte de los estudiantes a la hora de utilizar estas herramientas para la difusión de actividades, opiniones u otras dentro de estos mismos. Otro ámbito importante a considerar dentro de esta arista, dice relación con el necesario acercamiento que los estudiantes representados por la federación debemos tener respecto de los conflictos sociales y territoriales que se den en la zona, ámbito que se ha dejado un tanto abandonado por las últimas federaciones. Consideramos totalmente necesario abordar estas temáticas por parte de los estudiantes representados en la federación ya que también somos un actor social más dentro de la zona, y por ello no podemos estar ajenos a este tipo de problemáticas ya que claramente, también nos afectan directamente. Generar una retroalimentación efectiva entre las bases y sus órganos representativos: Consideramos que uno de los factores que determina la baja participación del estudiantado de la UdeC, responde a la constante desconexión existente entre las bases estudiantiles y sus órganos representativos. Esto porque al no concretarse un apoyo directo a los centros de estudiantes y organizaciones autónomas por parte de la federación, no se facilita ni fomenta el ejercicio organizativo, sea cual sea su índole, produciendo una sensación generalizada de una “FEC invisible” que sólo llama a marchar y discutir líneas provenientes de la CONFECH u otras instancias, que se alejan cada día más de la cotidianeidad que se vive en nuestro campus. Como mesa federativa y equipo de trabajo amplio, aspiramos a mantener un contacto directo con las bases estudiantiles, que fomente la organización y el trabajo concreto, haciéndonos parte de cada conflicto, cada propuesta y en el fondo, todas las reales necesidades de nuestra gente. Esto nos entregará un mayor conocimiento de la realidad concreta de nuestros espacios y nos permitirá alcanzar mayores grados de representatividad, para de esta forma, mostrar y proponer en otras instancias participativas lo que realmente se está creando desde el estudiantado de la UdeC. Aportar a la generación de profesionales críticos/as : Consideramos que es necesaria la generación de un perfil de profesional distinto al que hoy en día egresa de nuestra universidad, ya que en la actualidad -debido a los valores que el sistema político, económico y cultural nos


entrega- se fomenta la competencia, la vanidad, la ostentación y el egoísmo, y estos hacen que las motivaciones del/la profesional apunten principalmente a saciar intereses aspiracionales, y no en poner su conocimiento al servicio de la comunidad que lo educó y vio crecer. En base a lo expuesto, pretendemos contribuir a la generación de profesionales en los que primen valores como la solidaridad, integridad, compañerismo, etc. y que pongan su conocimiento al servicio de la construcción de una sociedad más justa, igualitaria e inclusiva y no al servicio de la reproducción de un sistema elitista como el neoliberalismo que impera en el presente. Sabemos que lograr este objetivo requiere de un trabajo de largo aliento, tiempo mayor al del período de una Federación de Estudiantes, pero nuestra apuesta es la de sentar las bases sobre las cuales se pueda comenzar a desarrollar este perfil, contribuyendo a cambiar paulatinamente la subjetividad del estudiantado respecto a este tema. Reorientar la extensión e investigación universitaria: Este objetivo es una forma concreta de materializar los ideales antes planteados. Reorientar la extensión universitaria va en directa relación con las ideas de acercar la universidad al pueblo y la comunidad, es decir, generar una política de extensión universitaria que vaya en directo beneficio de la comunidad en su conjunto, por ejemplo, resignificando las prácticas profesionales como antes se mencionaba, o generando espacios culturales y de esparcimiento dentro de la universidad en los cuales participen las distintas colectividades de la zona. Entendiendo lo extenso que significa este proceso esperamos generar medidas concretas que apunten hacia una definitiva reorientación de la extensión. En cuanto a la investigación universitaria también proponemos sentar las bases para un verdadero cambio en la orientación de esta. Pretendemos que la producción de conocimiento que se realiza en la universidad tenga como objetivo mejorar las condiciones de vida de la comunidad y generar beneficios para la mayoría de los individuos que la componen, en lugar de estar orientada a generar conocimiento para el beneficio de las empresas y la explotación de los recursos humanos y naturales. Concretamente, nos proponemos generar contactos y mecanismos para que las tesis de los estudiantes de pregrado no se realicen en beneficio del sector privado, sino que vayan orientadas a crear conocimiento, por ejemplo para cuidar el medioambiente en el caso de las carreras ligadas a las ciencias como biología, física, química, o al bienestar de los grupos humanos como en el caso de las ciencias sociales, etc. Eje reivindicativo: Para nadie a estas alturas es discutible que el modelo educativo chileno está atravesando por una fuerte crisis dada por sus propias contradicciones. Cabe mencionar, que estas críticas se han desarrollado principalmente a partir de los inicios de la década del 2000, teniendo un punto de inflexión las con las movilizaciones del 2006, en las cuales los estudiantes secundarios generaron una de las movilizaciones más grandes que se habían dado los últimos años. Estas críticas al modelo educativo, que consistían en cuestionar la municipalización de los liceos, el mecanismo de acceso a la educación superior, y el rol que cumplimos los estudiantes dentro de la sociedad, si bien en su momento fueron aplacadas por


el entonces gobierno de Michelle Bachelet, se retomaron un par de años más tarde en las movilizaciones del año 2011. En ésta movilización, además de lo planteado desde el año 2006, se posiciona el cuestionamiento a la forma en que se financian las instituciones de educación superior, quienes son los que imparten la educación, por qué se lucra a costa de un derecho social, etc. Por lo anterior, a la hora de plantear nuestro proyecto para la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, creemos que necesariamente debemos abordar estas demandas sociales, asumiendo nuestro rol de sujetos activos inmersos en la sociedad y planteando una postura ante este conflicto. Educación no mercantil: En este sentido, consideramos que el neoliberalismo y su lógica mercantil, determinan una visión sobre la educación como bien de consumo, por ello, su calidad va de acuerdo al nivel de ingresos del consumidor, cuestión inaceptable si consideramos el hecho de que la educación es más bien la herramienta de reproducción de la cultura de una sociedad y que por ello la educación formal debiera ser un derecho social que se asegure tanto en su entrega y calidad. Además, en este mismo sentido, consideramos que bajo ningún aspecto se debiera pagar por el acceso a la educación en ninguno de sus niveles, y en lo que toca a la educación superior. Si bien el actual gobierno de la Nueva Mayoría propone alcanzar la gratuidad de la educación superior; en ningún caso se ataca al problema de fondo, que es acabar con el lucro. Además no cuestiona la lógica mercantil bajo la cual se imparte la educación superior, y bajo la que se perfila la extensión e investigación universitaria. Tampoco habla de democracia, siendo que es uno de los ejes fundamentales que planteamos como estudiantes para acabar justamente con estas lógicas bajo las cuales se nos imparte la educación. Acceso: En la actualidad quienes ingresan hoy a la universidad son parte de las capas y sectores más acomodados o se posicionan como los pocos que, bajo un estándar meritocrático, han podido situarse por sobre los resultados de los liceos vulnerables, sin que las oportunidades y herramientas estén disponibles para todas y todos los estudiantes. Es decir, los ejemplos que se nos muestran en los medios en relación a jóvenes con altos puntajes de zonas rurales o marginales, sólo corresponden a excepciones y lamentablemente, no son la regla general. Si bien las diferencias entre ambas realidades socio económicas han disminuido, esto no se debe a un trabajo en la eliminación de la brecha educacional entre ellos, sino que hoy, dada la Ley de Libertad de Enseñanza, existen más establecimientos de educación superior, pero esto no trae consigo la garantía de la calidad. En el mismo sentido anterior, la lógica del acceso universitario, con sus mecanismos segregadores, es la que lleva a que las personas que no puedan optar por una universidad tradicional y por ello finalmente elijan un CFT o universidad privada, lo que muchas veces va asociado a títulos profesionales sin acreditación o con un bajo nivel en formación. El sistema de acceso actual está avalado por pruebas estandarizadas que se constituyen como obstáculos que


dificultan aún más el ingreso a las casas de estudio, un ejemplo de ello es la PSU (Prueba de Selección Universitaria) la que, según las distintas investigaciones ligadas al ámbito educacional, refleja sólo la brecha económica entre las y los estudiantes y no el conocimiento ni las capacidades de ellas y ellos. Ésta prueba es evaluada con una nota de 3,8 a nivel internacional por la prueba PISA, que es la encargada de examinar a los instrumentos que determinarán el ingreso o no de un o una estudiante a una casa de estudios, tal nota devela su bajo nivel de objetividad y capacidad de visualizar las reales capacidades y habilidades de él y la estudiante. Por otro lado, consideramos que el acceso no es un problema que toque nuestras puertas sólo al entrar a la universidad, sino que es una realidad que responde a un sistema que se orienta para y por el mercado, basado en inequidades que se dan desde la etapa pre escolar hasta la educación primaria y secundaria; esto quiere decir que al no existir un modelo educativo de calidad e igualitario, no se puede dar entonces un proceso de acceso que responda a nuestras inquietudes, ya que no es una demanda aparte, sino que se encuentra en directa relación con las temáticas que pretendemos tratar en nuestro proyecto a nivel general. Autonomía estudiantil: La autonomía universitaria se plantea como paso táctico para recomenzar a democratizar en todas sus formas la universidad, está autonomía contempla una independencia en todos sus planos, administrativos, económicos, territoriales, curriculum, etc. Lo que significa que la institución educativa no debe responder a las lógicas impuestas desde el exterior. En la medida que vayamos conquistando esta autonomía universitaria podremos acumular fuerzas como estudiantes y trabajadores de la educación para así disputar las orientaciones, visiones, misión, plan estratégico, etc. de nuestra casas de estudios y así podremos democratizar efectivamente estos espacios, ya que la participación será real y directa, y tanto los estudiantes como los demás actores que intervienen en el proceso educativo podrán participar de la elaboración de este mismo. ¿CÓMO LOGRARLO?: Estamos convencidos que la herramienta más idónea para la consecución de estos objetivos y la subsecuente transformación de nuestra universidad es la participación de todos los miembros de la comunidad, de todos los actores involucrados en la generación del conocimiento. Creemos firmemente que a través de nuestro empoderamiento como miembros de esta comunidad podremos avanzar en la concreción de un proyecto educativo que efectivamente contemple los intereses y aspiraciones de nuestro pueblo, abarcando no solamente los aspectos necesarios de la educación en un sentido formal, sino que también considere las particularidades de cada territorio y las incluya como parte del programa educativo.


MEDIDAS CONCRETAS:

Todos los ejes y objetivos planteados, pretendemos concretarlos a través de una serie de medidas que pasaremos a detallar a continuación. • La universidad tiene 2 medios masivos de comunicación que la representa, radio y canal de televisión, en donde los estudiantes de la universidad, quienes la conforman en un gran porcentaje, tienen poco y nada que decir. Ante esto, pretendemos gestionar bajo los mecanismos que sea posible, un espacio de difusión no sólo para el estudiantado de la UdeC, si no también para la comunidad en general, donde se puedan difundir problemáticas, actividades, ideas, etc. • Nos planteamos también la tarea de fomentar aquellas iniciativas estudiantiles que tiendan a facilitar el acceso a la educación superior de compañeros y compañeras de la educación secundaria que no se pueden costear un preuniversitario particular. Para ello gestionaremos el desarrollo de Preuniversitarios Populares, a los cuales invitaremos a trabajar junto con la FEC para potenciar su humilde pero tan necesaria labor. • La gestión de un espacio material de fácil acceso, en cuanto a oportunidades de usarlo, que esté a disposición de los estudiantes de la universidad y la comunidad en general, con el afán de fomentar la participación y organización en todos sus niveles. • Haremos un llamado a organizaciones sociales, políticas, etc. externas al espacio universitario, cuyos objetivos muchas veces se ven mermados por falta de recursos monetarios y materiales, por lo cual no pueden concretar sus proyectos, y reconociendo la gran cantidad de recursos que maneja la federación, impulsar sus trabajos, demandas y reivindicaciones, con el objetivo de generar trabajo conjunto. • Realización de jornadas culturales de carácter familiar durante todo el año, donde se busque abrir la universidad a la comunidad y también potenciar a las agrupaciones locales para que puedan hacer sus presentaciones musicales, teatrales y artísticas en general. Estas se realizarán para fechas emblemáticas como por ejemplo el día del trabajador, y los días domingo, que es cuando más familias visitan el campus universitario. Para esto necesitamos mejorar la gestión de recursos de la FeC. • Potenciar instancias de asistencia jurídica y sindical ya existentes, y también crear algunas nuevas, que cumplan con el objetivo de exteriorizar el conocimiento encerrado en la academia y sobre todo, de difícil acceso para nuestro pueblo, en función de las necesidades de la sociedad. • Generar voluntariados interuniversitarios, en donde participen estudiantes de las distintas universidades de la región, que consistan en operativos profesionales que presten sus servicios a sectores de la comunidad que los necesiten, sin una visión


asistencialista, sino buscando un trabajo que fomente el empoderamiento y entregue herramientas para el desarrollo del trabajo a largo plazo por parte de los propios protagonistas de dichos sectores. • Aportar en las luchas de movimientos territoriales,sociales, étnicos, ambientales, etc. a través de recursos materiales, económicos y humanos con que nuestra federación y su respectivo equipo de trabajo contará. Esperamos lograr que el sector estudiantil sea una efectiva fuerza auxiliar en las luchas de nuestro pueblo, para lo cual es necesario también mejorar los niveles de participación y discusión. Entendemos la necesidad y obligación que tenemos todos y todas, de defender el territorio de la 8va región de los proyectos empresariales que significan un daño a los ecosistemas y las comunidades que viven aledañas, con el propósito de enriquecerse y obtener mas poder. Creemos que la FeC debe jugar un papel importante como organización en este y otros ámbitos similares, impulsando las demandas concernientes a las necesidades de la población. • Realización de talleres abiertos a la comunidad y realizados por exponentes de diversas áreas, por ejemplo huertas agroecológicas, de formación política, etc. y así ir abriendo espacios de la universidad y también retroalimentarlos con las experiencias populares de cada temática. • Adquisisión de una pequeña amplificación para ponerla disposición de los centros de estudiantes u otro tipo de organizaciones, con el fin de facilitar la realización de actividades de financiamiento, difusión, etc. • Adquisición de un generador eléctrico que funcione en base a combustible, de propiedad de los estudiantes de la UdeC, que sirva como fuente de energía para realizar intervenciones culturales en las manifestaciones, actividades de financiamiento, etc. • Gestionar la implementación de una sala de ensayo para los estudiantes de la Universidad, administrada por la federación y una comisión representativa de quienes utilicen aquel espacio. • Gestionar la implementación de una multicancha, de las ya existentes (por ejemplo cancha de hockey), acondicionada con aros de básquetbol y propiciar charlas deportivas, orientándolas a darle un sentido social a dicha práctica, invitando a personalidades del deporte para generar un debate más amplio al desarrollo de dicha actividad. • Generar una vinculación directa de los órganos federativos de representación con los Centros de estudiantes, coordinadoras de estudiantes, vocalías, etc. Buscando también aumentar los recursos con que este tipo de organizaciones cuentan, y poniendo a disposición de estos, los recursos materiales que la federación maneja para facilitar sus


tareas y actividades de gestión de recursos u otros. Además es necesario entregar insumos para discusiones, y sobre todo participar de estas y de los conflictos internos que existen en ciertas facultades, o puedan suscitarse en otras. • A través de la secretaría de bienestar, realizar una defensoría académica que facilite los casos de apelación al reglamento docente que afectan a los estudiantes de la UdeC y de esta forma poder copar los pocos espacios de participación que la institucionalidad universitaria nos confiere y también defender a nuestros compañeros y compañeras de las arbitrariedades cometidas por las autoridades de las facultades, muchas veces a causa del desconocimiento de herramientas ya existentes, como por ejemplo, el comité de docencia. • Generar charlas sobre roles profesionales diferentes en las distintas carreras, orientadas a mostrar alternativas laborales en que se fomente la formación de profesionales dedicados a trabajar aristas que el sistema educativo deja de lado, que tengan un sentido por ejemplo, social y/o ambiental, que busquen el desarrollo para la comunidad y no sólo para el sector privado. Esto mediante la gestión conjunta de la Federación y los respectivos Centros de estudiantes o colectivos, trayendo exponentes de dichas áreas para que muestren su trabajo a los estudiantes interesados en poner las herramientas del conocimiento académico al servicio del pueblo.


Programa Federativo "Todxs Caminando" FEC 2014