Page 1

PREMI OSMARTAMATA I ESORTEGAYGASSET

ANEXO XV. 4

Pr oye c t ode Di r e c c i 贸n


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”-

CAPÍTULO I: CARACTERÍSTICAS DEL CENTRO. 1.1-INTRODUCCIÓN Las siguientes páginas presentan un proyecto que no parte de cero sino que, en buena medida, es el resultado de una serie de experiencias vinculadas al I.E.S. “Ortega y Gasset” en el que he venido desempeñando funciones docentes desde 1997. Una parte esencial de la misma, integrado en el equipo directivo. Es una obviedad indicar, por someramente que sea, que la sociedad española en general, y la madrileña en particular, están experimentando una serie de cambios, transformaciones y modificaciones de calado, de los que el fenómeno de la inmigración no es más que la punta del iceberg. Sociólogos, pedagogos y otros científicos de un amplio espectro de disciplinas coinciden en señalar que nos encontramos ya inmersos en lo que unos denominan “sociedad de la información” y otros “sociedad del conocimiento”. Los cambios son de tal magnitud que podemos considerar que la “Galaxia de Gutenberg” ha pasado a la historia y que nos encontramos en los albores de una nueva etapa. Pocos dudan que hoy quienes no dispongan de una mínima destreza tecnológica (manejo de un ordenador, navegación por Internet, utilización de los paquetes informáticos, correo electrónico, etc.) se encuentran sumidos en una nueva modalidad de analfabetismo y que nuevos conocimientos y destrezas, vinculados a las nuevas tecnologías, son imprescindibles para desenvolverse adecuadamente en las relaciones sociales y laborales. La educación en este nuevo contexto adquiere nuevas dimensiones. Una sociedad democrática debe suponer un impulso sostenido en pro de la igualdad de oportunidades. Este principio, desde luego loable, necesita hacerse efectivo en un medio progresivamente complejo. No se trata sólo de avanzar hacia la igualdad de género, sabemos que el número de universitarias es ya mayor que el de universitarios, sino de ampliar esta igualdad de oportunidades. Aspectos como el fenómeno de la inmigración habrá de esperar a la segunda o incluso tercera generación para que los porcentajes de acceso a los estudios superiores adquieran “proporciones de equilibrio” con los de los españoles. Desarrollar una tarea educativa y formativa en una zona donde el número de alumnos inmigrantes es creciente obliga, quizás ante todo, a conjugar un modelo

1


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”educativo comprometido con los valores democráticos con una atención especial a la cohesión social. Soy consciente de que el “dinamismo social” puede, en poco tiempo, convertir en obsoletos algunos planteamientos, otrora considerados vanguardistas pero, al mismo tiempo, nada puede ayudarnos a orientar el futuro si perdemos de vista ese dinamismo social tan acusado. Una base educativa bien fundamentada ha de apostar por vincular estrechamente el bienestar personal y social, y preparar al alumnado para que se desenvuelva lo más resueltamente posible en una realidad crecientemente compleja, y en no pocas ocasiones muy diferente de su cultura y visión del “mundo de origen”. En definitiva y para no alargar más esta nota introductoria, de lo que se trata es de articular un conjunto de ideas en un proyecto capaz de resultar útil a la comunidad educativa y muy especialmente a los alumnos de diferentes procedencias, para contribuir a la integración social y para que puedan atisbarse nuevos horizontes de acceso a la estabilidad social y laboral. Un reto de indudable importancia lo constituyen los proyectos que hemos emprendido vinculados tanto a la sede de la calle de Santa Fe como la de la calle de El Greco, en las que se están llevando a cabo experiencias muy enriquecedoras con los alumnos de características muy diferenciadas y que, (a lo largo de este trabajo tendremos ocasión de exponer y comentar) nos obligan ante todo a diseñar nuevas estrategias para atender perfiles de alumnos muy distintos. No hubiera sido posible emprender una serie de proyectos innovadores y realistas, si no se hubiera contado con un claustro participativo, generoso y dispuesto a apoyar e implicarse en todos los proyectos que pudieran mejorar el prestigio del centro sin importarle el incrementar notablemente su trabajo y dedicación. La comunidad educativa posee un buen nivel de entendimiento, diálogo, tolerancia e incluso cabría decir una gran complicidad. Hemos procurado mantener contactos periódicos con las familias de los alumnos que viven fuera de Madrid. Por lo que respecta a quienes viven en el distrito hemos podido constatar en los últimos años que ha aumentado su implicación por lo que sucede en el centro, y su apoyo tanto a las actividades que se han realizado como a la resolución de los conflictos que se hayan producido ha sido constante.

2


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”La condición impuesta como extensión máxima de este proyecto me obliga a sintetizar aspectos que probablemente merecerían un desarrollo más minucioso. Por ello, me veo obligado a enfocar este conjunto concatenando ideas de acuerdo con el esquema planteado en el índice.

I.2-CONTEXTO Y ANÁLISIS DE LA REALIDAD Cualquier proyecto educativo ha de partir de la realidad concreta en la que está enclavado el centro. Con anterioridad he tenido la oportunidad de desarrollar proyectos y experiencias en Parla y en el distrito de Moratalaz. El conocimiento de la realidad social del entorno y del universo de expectativas ayuda extraordinariamente a la tarea formativa y organizativa. Pues bien, una de las primeras tareas que realicé al obtener el nuevo destino en el I.E.S. “Ortega y Gasset” fue hacer una reflexión en este sentido en el trabajo 1 Un Instituto Innovador Para Un Nuevo Siglo, que presente en diciembre de 1998 a mis compañeros de claustro una vez registrada la propiedad intelectual y que aportaré el día de la exposición de este proyecto. I.2.1-CARACTERÍSTICAS DEL ALUMNADO De manera complementaria al trabajo citado y esquemáticamente expondré a continuación las que considero características más relevantes del alumnado del I.E.S. “Ortega y Gasset”. Como he expuesto en la introducción, tenemos dos sedes y en cada ubicación alumnos pertenecientes a familias con intereses y expectativas muy diferentes, por consiguiente esta reflexión lo tendrá muy en cuenta analizando los colectivos por separado. 1-Por lo que respecta al alumnado de la sede de la calle Santa Fe los aspectos de mayor interés son los siguientes: A- Alumnos de nacionalidad española: 9

El alumnado procede de capas y segmentos sociales muy diferenciados y

heterogéneos. 9

Un porcentaje que podría cifrarse en torno a un quinto del alumnado de origen

español se encuentra en una situación cercana a la marginalidad o exclusión social. 9

Puede constatarse un incremento de las familias monoparentales.

1- Benito Cristóbal F., Un Instituto Innovador para un Nuevo Siglo, Madrid, 1998, 85, págs.

3


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”9

Es significativa la presencia de alumnos pertenecientes a la etnia gitana que,

representan del 5 al 7% variando cada curso. Este colectivo generalmente presenta un desfase curricular de más de cuatro años y ha venido ocasionando problemas graves de disciplina, convivencia y conductas agresivas; aunque, por otra parte ha servido de enriquecimiento para la comunidad educativa B- Alumnos que proceden de la inmigración: En menos de una década el fenómeno de la inmigración ha irrumpido con fuerza. De un alumnado compuesto casi exclusivamente por españoles hemos pasado a otro en el que los inmigrantes se sitúan en torno al 35% con más de 20 nacionalidades de procedencia cuyas características más relevantes son: 9

Un cierto desfase curricular con respecto a los españoles de su misma edad.

9

Al ser básicamente iberoamericanos son muy escasos los problemas de

integración. 9

En la actualidad tienen generalmente un excelente comportamiento

contrastando esta situación con la de hace unos años, lo que indica que en este sentido han resultado positivos los proyectos de compensación educativa y las experiencias de convivencia e integración que se han venido efectuando. 2-Las aulas cedidas al I.E.S. “Ortega y Gasset” por el Consejo Superior de Deportes (C.S.D.) en la calle del Greco, representan la segunda sede del centro y aproximadamente el 50% del alumnado total, cuyas principales características son: A- Alumnos del C.A.R.D. 9

Mayoritariamente son de origen español.

9

Son alumnos de alto rendimiento deportivo y alta competición y están adscritos

al programa que el Centro de Alto Rendimiento Deportivo dependiente del C.S.D. lleva a cabo fundamentalmente en sus instalaciones de Madrid. Representan el 50% de los alumnos de esta sede. 9

La mayoría vive en la residencia “J.Blume”, y no con sus familias a las que

generalmente ven en vacaciones, siempre que no tengan competiciones o concentraciones. 9

La mayor dificultad es lograr una estabilidad en el proceso de aprendizaje, ya

que estos alumnos del C.A.R.D. realizan no sólo entrenamientos muy exigentes, sino 4


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”también gran número de competiciones nacionales e internacionales que les obligan con frecuencia a estar días o semanas fuera del centro. 9

Por lo que respecta a su procedencia, es de destacar que los hay de todas o casi

todas las comunidades autónomas y están federados en un amplio espectro de federaciones nacionales. B- Alumnos del I.M.D.E.R. A comienzos del curso 2003/04 y habida cuenta de los magníficos resultados con los alumnos del C.A.R.D., el I.M.D.E.R. y la Federación de Natación de la Comunidad de Madrid nos ofrecieron estudiar la posibilidad de desarrollar una experiencia en la línea de la del C.A.R.D., aunque con un perfil diferente. Estudiado el caso, se presentó un proyecto que en la actualidad está en su primer año de puesta en marcha. Este colectivo presenta los siguientes rasgos: 9

Todos residen en la Comunidad de Madrid aunque en distintas localidades, y

habitan con sus familias, lo que les diferencia de los alumnos del C.A.R.D. 9

Como los alumnos del C.A.R.D., presentan un alto grado de responsabilidad,

buen trato, buena convivencia y disciplina. 9

Si bien están sometidos a una fuerte presión de entrenamientos diarios, en

contraste con los alumnos del C.A.R.D. no suelen realizar desplazamientos para competiciones o concentraciones deportivas frecuentes o prolongadas. I.2.2-CARACTERÍSTICAS DEL CENTRO Y DE LAS ENSEÑANZAS QUE IMPARTE. Las características del centro Las instituciones, naturalmente, también tienen su pequeña historia. El I.E.S. “Ortega y Gasset” está ubicado en el barrio Casa de Campo del distrito MoncloaAravaca del municipio de Madrid. El centro se creó hacia 1970 como Instituto Nacional de Bachillerato en un edificio que dejó libre Televisión Española en la calle Santa Fe. Hemos podido constatar que se produjo un pronunciado descenso de alumnos a finales de los 80 y a lo largo de los 90 entre otras razones por el descenso demográfico generalizado en nuestra región.

5


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Esta crisis, de no haberse corregido, pudo haber tenido consecuencias tan negativas como el cierre del centro. Se logró superar después de múltiples análisis y debates tras los cuales llegamos a la conclusión de que era necesario imprimir un giro notable para orientarnos hacia proyectos experimentales de atención a la diversidad 2 . Así surgió un proyecto de educación compensatoria en dos fases y posteriormente nos enfrentamos a un reto educativo muy ambicioso: lograr que adolescentes que practican el deporte en la categoría de tecnificación, en un caso y alta competición, en otro, pudieran realizar en condiciones adecuadas su formación académica sin inferir en la práctica deportiva. De esta forma estábamos abriendo camino hacia la progresiva especialización del I.E.S. tal y como posibilita la legislación actual educativa vigente. (L.O.C.E. artículo 66). A comienzos del año 2001 se firmó un convenio entre la Secretaría de Estado para el Deporte y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid por el que se cedían unas aulas al I.E.S. “Ortega y Gasset” para atender las necesidades educativas de los jóvenes deportistas que llegan al C.A.R.D. y desde el curso 2001/02 tenemos una nueva sede en la calle del Greco donde están ubicadas las citadas aulas. Habida cuenta de los excelentes resultados académicos y deportivos, en el curso 2002/03 se nos propuso estudiar la ampliación del convenio e incorporar a alumnos de la Comunidad de Madrid del programa de tecnificación de la Federación de Natación de Madrid que entrenan fundamentalmente en las instalaciones M-84, el reto fue aceptado y este curso ha comenzado a desarrollarse. En el curso actual el claustro de profesores tiene 69 miembros y el número total de alumnos es de 424 distribuidos como a continuación se indica: 9

Aulas de Santa Fe……………………….227

9

Aulas de la calle El Greco…...………….197

Las enseñanzas que se imparten Básicamente los cambios operados tras poner en marcha los proyectos monográficos actuales, han afectado a la propia organización del centro, que ha ido cambiando paulatinamente para adaptarse a una nueva realidad, fruto

de esos

proyectos. 2- Benito Cristóbal F, La diversidad en el I.E.S.”Ortega y Gasset”. Investiga a través del entorno y exponlo, Patronato del Corte Inglés, Madrid, 2003, 84 y 85 págs.

6


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”De forma esquemática expondré un diagrama sinóptico de las enseñanzas que impartimos.

2º BACHTO 1º BACHTO 2º DIVERS. 4º ESO

1º DIVERS.

3º ESO

COMP,G.ES

AULA PERS.

2º ESO

COMP,G.ES

AULA PERS.

1º ESO

COMP.A y B

AULA PERS.

PROGRAMA

DE

INTEGRACIÓN

PROGRAMA DE SERVICIO DE ATENCIÓN EDUCATIVA A ENFERMOS DE LARGA DURACIÓN S.A.E.D.

En la exposición oral podré aportar una serie de datos complementarios que desarrollen estas líneas necesariamente esquemáticas, lo mismo podría decir de los proyectos específicos. Eso sí, quisiera indicar que no se ha puesto en marcha ningún proyecto sin que concurrieran tres hechos significativos: a- Que fueran proyectos planificados partiendo de la realidad del centro y del entorno del centro, que contuviera elementos capaces de dar una respuesta positiva a los problemas que pretendíamos atajar, comenzando por los intereses de los alumnos y siguiendo por la viabilidad del centro. b- Que fueran consensuados, lo que era a nuestro juicio imprescindible para que contaran con un amplio respaldo en su desarrollo. c- Que tuvieran el apoyo de las instituciones educativas; así la inspección lo estudió detenidamente e informó y la Consejería de Educación autorizó su puesta en marcha. Un reto de indudable importancia lo constituyen los nuevos proyectos que hemos emprendido vinculados a la sede de la calle de El Greco llevando a cabo

7


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”experiencias educativas muy enriquecedoras cuando se completen. No obstante, en la actualidad, se ha podido constatar un alto rendimiento en lo educativo y deportivo, al hacer compatible la práctica deportiva de alto nivel y una buena formación académica. I.2.3-ENTORNO SOCIAL, CULTURAL Y ECONÓMICO. Conocer la realidad social, cultural y económica del entorno es, desde mi punto de vista uno de los primeros pasos a dar antes de emprender ningún proyecto ni acción educativa innovadora. Tras diecinueve años de servicio en el curso 96/97 solicité y obtuve el traslado al I.E.S. “Ortega y Gasset” con independencia de integrarme en el departamento de Biología y Geología dedique el primer curso a “aterrizar”, es decir, a descubrir el marco en el que podrían desenvolverse las actividades que diseñáramos para atender los nuevos problemas que se planteaban en la práctica educativa diaria, así como convertir en práctica educativa las ideas y reflexiones que iban surgiendo en los departamentos y la C.C.P. y, naturalmente, en el claustro. El primer objetivo necesariamente tendría que consistir en adecuar las iniciativas que pensábamos poner en marcha a la población a la que iba dirigida, conectando con sus necesidades y sus expectativas. De esta forma pudimos lograr un diagnóstico inicial que respondiera a lo que el barrio necesitaba y los alumnos demandaban. Fueron unos meses de intenso trabajo, pero necesarios, pues sin ellos no existiría el primer embrión que posibilitó el desarrollo de los proyectos. Esta experiencia quedó plasmada en el estudio que he citado en páginas anteriores. La ciudad de Madrid ha padecido una perdida de población intensa desde hace unos años. En algunos barrios como el nuestro, esta pérdida de población se ha paliado notablemente con la llegada de inmigrantes de diversas procedencias: iberoamericanos y países del este que pronto realizaron la reagrupación familiar y tenían hijos en edad escolar. Como en otros muchos casos, en un mismo distrito conviven personas en zonas o núcleos con una acusada diferencia económica y sociocultural. El río Manzanares actúa de línea divisoria. La margen izquierda del río, la Avenida de Valladolid, Paseo de la Florida y adyacentes, es una zona, en general, de alto poder adquisitivo. Fundamentalmente los niños en edad escolar asisten al colegio público “Fernández Moratín”. La margen derecha presenta un perfil más modesto y deprimido en algunos

8


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”casos. Se ubica en el eje formado por la calle Comandante Fortea, la M-30 y aledaños. El tipo de viviendas de esta zona en muchos casos son antiguas; se trata de viviendas sociales edificadas en los años 40 y 50. Algunas de éstas han sido alquiladas por inmigrantes y sus hijos son escolarizados en el colegio público “Estados Unidos de América”. Estas diferencias sociales se manifiestan de manera clara en el nivel académico y, aunque en los últimos años ha subido el número de familias con estudios superiores, también nos hemos encontrado con nuevos vecinos cuyos hijos, alumnos nuestros, presentan graves deficiencias; se trata en su mayoría de familias procedentes de la inmigración que necesitan un refuerzo para ser integrados en nuestra sociedad; por ello, hemos tomado algunas medidas de compensación educativa interna y externa que expondré más adelante. I.2.4-RELACIONES DEL CENTRO CON LA COMUNIDAD EDUCATIVA Formar personas es una tarea compleja. Nos hemos propuesto preparar a los alumnos para la vida y para que aprendan a desenvolverse en un medio social difícil. Las características del entorno permiten extraer algunos datos significativos. Es fundamental propiciar la integración y ayudar a despertar o canalizar en los adolescentes las aptitudes si queremos ser útiles en nuestra apuesta por la igualdad de oportunidades. Razonablemente creemos que participar en un taller de teatro o aprender a tocar un instrumento musical, es algo más que un complemento, supone abrir nuevos horizontes. En horario de tarde, fuera del horario lectivo, hemos puesto en marcha toda una serie de actividades dirigidas a los alumnos con la finalidad de que mejoren su formación como personas, despertando en ellos inquietudes intelectuales y culturales. Nos perece importante la participación. Quién participa se interesa, aporta y opina. En el centro se realizan reuniones periódicas con los delegados, en las que se expresan con libertad, sugieren modificaciones, hacen peticiones y en definitiva tienen un cauce adecuado para canalizar las reivindicaciones. En cuanto a las actividades que se realizar por la tarde, estamos decididos a mantener las existentes y a crear otras nuevas. Es importante mantener actividades como el estudio asistido, la animación a la lectura, o las técnicas de estudio, ya iniciadas este curso, pero queremos, así mismo, 9


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”continuar con el taller de teatro, el taller de prensa y la edición de la revista del centro, las aulas de piano y guitarra española, las actividades deportivas como tiro con arco, piragüismo o baloncesto, por citar una representación de ellas. En esta línea también nos hemos venido ocupando de generar actividades para desarrollar durante el verano. Lógicamente en coordinación con otras administraciones públicas que organizan y hacen una oferta pública para alumnos con bajo poder adquisitivo. Así el curso pasado treinta alumnos del centro tuvieron la oportunidad de pasar quince días en Cantabria, en una actividad subvencionada al ciento por ciento por las administraciones públicas. Es oportuno hacer una referencia a la importancia de los padres y madres en el proceso educativo de sus hijos. Las buenas relaciones de la A.M.P.A. y del equipo directivo y el claustro de profesores han permitido una eficaz colaboración que ha dado como resultados positivos la existencia de una escuela de padres desde hace ya más de seis años, que viene analizando una amplia gama de aspectos que abarcan desde la legislación educativa, la psicología evolutiva de los adolescentes, la resolución pacífica de conflictos o el papel de los padres y madres en el proceso educativo de sus hijos. La orientadora del I.E.S. colabora activamente en esta tarea que cuenta también con ayudas institucionales. I.2.5-RELACIONES DEL CENTRO CON OTRAS INSTITUCIONES Se ha dicho muchas veces que los centros no deben ser una isla. Estamos plenamente de acuerdo con este principio. Toda la sociedad, desde las instituciones públicas hasta las organizaciones privadas de iniciativa social, puede y debe colaborar aportando sinergias a los centros educativos. Un equipo directivo comprometido y competente ha de tener entre sus funciones, la de conocer lo más pormenorizadamente esas ofertas y la de seleccionar aquellas que tengan mejor encaje en los proyectos que se están desarrollando o que tenemos previsto impulsar. Con anterioridad hemos indicado la colaboración del departamento de Orientación y la escuela de padres. Señalaremos ahora aquellas otras instituciones con las que existe un buen grado de coordinación y que están prestando apoyos a distintos proyectos.

10


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Pensamos en la importancia de la educación vial, la educación afectivo-sexual, las habilidades sociales o la motivación al asociacionismo lleguen al alumnado. Pues bien, a través de la Junta Municipal Moncloa-Aravaca, en forma de charlas, encuentros o talleres, monitores, animadores socioculturales, psicólogos, trabajadores sociales, médicos y otros profesionales contribuyen a sentar las bases, no sólo de una educación más sólida, si no abriendo caminos y contribuyendo a algo tan importante como eliminar prejuicios y hacer ver la importancia de ejercitar hábitos saludables. El centro viene manteniendo relaciones periódicas con la parroquia se San PioX, con la fundación Juan March, con el Conservatorio Profesional de Danza de Comandante Fortea, con el Conservatorio Superior de Música “Amaniel”, con el teatro y escuela de actores “La Abadía” y, lógicamente con el IMDER y el C.S.D. dependiente de la Secretaría de Estado para el Deporte cuyos deportistas atendemos educativamente en el centro. Evidentemente los músicos, monitores y voluntariado suponen una inestimable ayuda para la adecuada realización de diversas experiencias, desde la prevención de la drogadicción a la asistencia a obras de teatro o exposiciones y conciertos, ya que, vincular un centro con una serie de instituciones es un vector de doble sentido cuya eficacia no se agota con su presencia en el I.E.S., sino que supone un factor de estímulo cooperador para facilitar visitas y salidas que van creando hábitos de asistir a diversos actos culturales.

11


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”-

CAPÍTULO II: CALIDAD Y VIABILIDAD DEL P. de D.

II.1-OBJETIVOS BÁSICOS Y FINES TELEOLÓGICOS. Los objetivos constituyen lo primero en la formulación y lo último en la consecución. Son una respuesta a interrogantes como: qué pretendemos, a dónde queremos ir, hacia dónde apuntamos. El viejo Aristóteles en su Ética a Nicómaco, ya exponía, que de la misma manera que el arquero busca un punto para dirigir su flecha, los hombres debemos buscar un referente para dirigir nuestras acciones. Pensadores, filósofos, pedagogos, e intelectuales han ido formulando que la duda debe actuar como aguijón para irnos empujando hacia las certezas, siempre revisables, eso sí, que constituyen nuestra meta, o lo que es lo mismo, el ámbito que deseamos alcanzar. Decía Platón en la República que quien tiene visión de conjunto es dialéctico y quien no tiene visión de conjunto no lo es. Digo esto, porque el lograr una visión estructurada y amplia de la realidad en época de fragmentarismos tiene para mí un carácter esencial. Entiendo que los objetivos son fundamentalmente “aquello que pretendemos alcanzar porque es deseable”, pero para alcanzarlo hay que seguir un “camino” y es necesario como advirtió con su irónica sabiduría el viejo Cavafis, que el camino sea rico en experiencias porque a veces la llegada no es sino el recuerdo del camino. Por tanto, no quiero limitarme a una retahíla de objetivos, sino poner de manifiesto que los objetivos, al menos tal y como yo los entiendo, están íntimamente vinculados a compromisos y valores. Quiero señalar con esto que las propuestas que siguen a continuación tienen también para mi el carácter básicamente de un programa de actuación. Estos objetivos lo son para los alumnos, para la comunidad educativa y para el centro en su conjunto y, de alguna manera, nos gustaría que constituyeran nuestras señas de identidad en la gratificante tarea de formar personas. A lo largo de mi vida profesional he participado o coordinado un buen número de proyectos, tanto de carácter organizativo como de investigación e innovación educativa. En mil novecientos noventa y seis la Consejería de Educación de la 12


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Comunidad de Madrid, tuvo a bien premiar primero y publicar después un proyecto 3 de innovación educativa de carácter interdisciplinar La legislación educativa vigente, especialmente las leyes orgánicas, contienen formulaciones de gran interés que es preciso adaptar a una realidad concreta como es nuestro I.E.S. y sus circunstancias. Naturalmente tenemos ante nosotros un amplio espectro de objetivos que pueden reforzar las líneas que venimos siguiendo pero hemos decidido dar prioridad a algunos de ellos por su importancia para entender la realidad y contribuir así a formar personas

que

puedan

desenvolverse

adecuadamente

en

un

marco

social

progresivamente dinámico y cambiante. Nos vamos a centrar en los siguientes: 1º- Propiciar con nuestra práctica educativa una visión estructurada y ordenada de la realidad. En no pocas ocasiones el perder de vista la comprensión del mundo no es sólo causa de lo que algunos científicos han denominado la barbarie de la especialización, sino que dificulta la propia comprensión de los hechos y de los procesos. 2º- Preparar y prepararnos para entender y asimilar los cambios de todo tipo, pero especialmente los tecnológicos. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que los cambios tecnológicos están sucediéndose a diario. Hoy el principio de preparar para la vida está vinculado a dominar el lenguaje y a saber desenvolverse en un medio en el que las nuevas tecnologías son parte fundamental de la vida laboral y de la vida cotidiana. 3º- Hacer compatible una utilización rigurosa del método científico y de las leyes de la naturaleza con el respeto, interés y conocimiento del legado humanista, que a través de siglos ha ido llegando hasta nosotros. Las humanidades, por supuesto, son mucho más que el latín y el griego y, a través de la lectura y del comentario de texto, podemos y debemos inculcar el principio de que las enseñanzas de los clásicos están vivas y deben formar parte de nuestro acervo común. 4º- Trabajar cotidianamente en la línea de que la diferencia enriquece. Vivimos en sociedades que progresivamente adoptan un carácter pluriétnico y

3- Benito Cristóbal F. et al, Recuperación de Espacios Naturales con Especies Autóctonas Vegetales, Madrid, 1996. Beca de Investigación del Patronato del Corte Inglés. Premio de Innovación Educativa de la Comunidad de Madrid, 1997. Publicación en el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales.

13


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”multicultural. El racismo y la xenofobia 4 tienen su caldo de cultivo en el rechazo al diferente y a la diferencia; aceptar que todos, sea cual sea la procedencia de cada uno, tienen ideas, valores y elementos culturales que aportar es una de las mejores formas de contribuir, no sólo a la integración, sino a afianzar un modelo de convivencia social, abierto, respetuoso y tolerante. 5º- Comprometer a la comunidad educativa en el principio de que la educación es la mejor herramienta para hacer efectiva la igualdad de oportunidades. Los alumnos, profesores, padres, etc. debemos ser conscientes de que la preparación, el mérito y la capacidad que se canalizan a través del proceso formativo, son el instrumento más adecuado para derribar barreras y corregir o paliar las diferencias de origen. 6º- Crear y fortalecer una visión cosmopolita y solidaria que tenga unos cimientos firmes en el europeísmo. Naturalmente todos podemos sentirnos madrileños, españoles, europeos y ciudadanos del mundo, personas provenientes de cualquier latitud que se integran en un país que forma parte de la Unión Europea y que debe ampliar sus vínculos con los países en vías de desarrollo. Los viajes de estudio, los seminarios y talleres sobre la diversidad y la participación activa en intercambios y programas europeos son algunos elementos básicos para ir completando este objetivo. Así, nos hemos propuesto integrarnos en el proyecto de aulas europeas para el próximo curso escolar. 7º- Aprender a valorar el esfuerzo personal y la disciplina. Un rasgo de inequívoca inmadurez es querer todo al instante. Por el contrario, la madurez se logra cuando la consecución de lo que deseamos se dilata en el tiempo y hemos de derrochar esfuerzo hasta alcanzar la meta. Pensemos en los meses e incluso años de entrenamiento que median entre las primeras competiciones y la consecución de una medalla en un certamen de alto nivel. Pensemos en la importancia de las clases de física, química y de las prácticas de laboratorio como elemento propedéutico que abre el camino para la participación posterior en proyectos de investigación. Pensemos en el camino que media entre emborronar las primeras páginas en blanco hasta lograr un ensayo publicable.

4- Benito Cristóbal F. y Marrodán Serrano Mª D, La Diversidad Nos Hace Crecer, Madrid, 1996, 67, págs.

14


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Concedemos mucha importancia al esfuerzo personal y a la disciplina también como instrumento para frenar el consumismo y ayudar a formar personalidades austeras; de la misma forma el esfuerzo y la disciplina tienen un alto valor preventivo contra determinadas conductas violentas y antisociales. 8º- Favorecer la experimentación procurando eliminar lo que de rutinario y ritual tiene la práctica educativa. Estar preparado y dispuesto para experimentar e innovar es ya un valor en sí mismo. En algunos departamentos universitarios europeos y estadounidenses, se está trabajando ya sobre esta disposición a afrontar cambios con espíritu positivo y a vencer los miedos, entropías e inercias. Suelen denominar a esta disposición “solencia” o “solertia”. En este sentido renovamos el compromiso de seguir desarrollando los proyectos elaborados por los departamentos didácticos y respaldados por el claustro y el consejo escolar y de poner en marcha otros nuevos ya que constantemente hemos de hacer frente a retos y desafíos que surgen como resultado del complejo modelo social en que vivimos. Esta tarea ha de ir puntualmente acompañada de cauces para mantener informada a toda la comunidad educativa del desarrollo de los proyectos en marcha para que puedan conocerlos, efectuar su seguimiento o integrarse en alguno de ellos. 9º- Considerar a los padres y madres de alumnos un pilar educativo del centro. Es obvio que las tareas administrativas y burocráticas, siendo necesarias, son manifiestamente insuficientes. Naturalmente los padres y madres de los alumnos y alumnas deben tener información de lo que sucede en el centro, acceso a los tutores y al departamento de Orientación, pero es necesario dar un paso más, abrir el centro a los padres como ciudadanos. Los instrumentos para hacer efectivos este principio son: la escuela de padres y madres, un modelo de desarrollo interactivo con la A.M.P.A. y un horario amplio y flexible que facilite la comunicación con el centro y la presencia en las actividades que se organicen. 10º- Desarrollar actividades que sean útiles para desenvolverse como ciudadanos en el medio social. Me ha parecido siempre de gran importancia organizar planes de evacuación para, con posterioridad, corregir los defectos detectados. Me preocupa que uno de los azotes que diariamente nos abruman sea la siniestralidad laboral. Aprender a cumplir las normas y adoptar las precauciones debidas es un elemento de indudable valor, de cara a la vida laboral y social, y que afecta a comportamientos responsables o irresponsables en aglomeraciones, atentados,

15


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”emergencias en aeropuertos, situaciones críticas en casos de accidentes, etc., es básico; ahora bien, el horizonte es mucho más amplio: las materias transversales, los talleres de educación afectivo sexual, de consumo responsable, de salud, de educación vial, o de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres son también instrumentos válidos para avanzar hasta estos fines. Queremos, desde luego, que el centro no sea una isla; de ahí que me proponga no sólo mantener, sino ampliar la red de relaciones que venimos manteniendo con una serie de instituciones que hoy por hoy son fundamentales para el desarrollo de nuestro proyecto educativo, como la Consejería de Educación, la Junta Municipal de MoncloaAravaca del Ayuntamiento de Madrid, el IMDER, el INEF, el CSD, Federación Madrileña de Natación, Centro de Tecnificación Mundial – 84… Dado que los proyectos con jóvenes deportistas de alto rendimiento y tecnificación son muy escasos, me propongo establecer contactos con el centro de tecnificación de Pontevedra y muy especialmente el centro de alto rendimiento de San Cugat del Vallés en Barcelona, para estudiar sobre el terreno las experiencias educativas que están llevando a cabo, así como la organización, estructura de estudios y resultados obtenidos, para implantar en el I.E.S. “Ortega y Gasset” aquellas que refuercen nuestra línea de trabajo en el sentido de la máxima eficiencia para compaginar la formación científica y humanista, o la obtención de una formación profesional de calidad adecuada a las necesidades y capacidades del deportista con la práctica deportiva.

II.2- LÍNEAS DE ACTUACIÓN En el apartado anterior me ha parecido conveniente no limitarme a enunciar los objetivos, sino esbozar su desarrollo aplicado a la práctica educativa; de ahí que perfectamente hubieran podido fundirse ambos apartados; no obstante, para desarrollar metodológicamente el índice, paso a complementar lo anterior con unas líneas de actuación comunes que sirvan como eje vertebrador del conjunto de las metas formuladas. 1ª- Sin caer en un planteamiento retórico, quisiera indicar que la educación es ante todo, un factor mediante el que favorecer y apoyar la formación de la personalidad. Este principio tan general y abstracto, entiendo que debe llevarse a la práctica a través de una atención a la diversidad, tal y como explicaré más adelante; una educación individualizada, un fomento del trabajo en equipo, un compromiso con

16


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”los valores democráticos y en definitiva una dinámica de funcionamiento mediante la cual el I.E.S. se convierta en un instituto al servicio de la igualdad de oportunidades. 2ª- Cuando se habla de la importancia de la participación, muchas veces no se pasa del simple enunciado. Nosotros con modestia, pero con notable ambición concebimos la participación como un mecanismo para extender y afianzar los valores democráticos. Obviamente existen dificultades objetivas para medir la eficacia de una dinámica participativa, pero me parece oportuno señalar que desde la óptica de que el centro sea un lugar de preparación para la vida y de formación para aprender a desenvolverse como agentes sociales; es también importante constatar que un número aún insuficiente, pero ya representativo, de alumnos se integran en asociaciones y ONGs de voluntariado. Así mismo, un número importante de profesores se ha ido incorporando a los proyectos y planes de mejora que hemos ido poniendo en marcha en los últimos años. 3ª- Se dice con cierta razón que, cuando alguien afirma una cosa y hace otra, es incierto lo que afirma y cierto lo que hace. Digo esto, porque si los objetivos, las líneas de actuación y los proyectos no se plasman y ejecutan desde una estructura organizativa que los refuerce y canalice adecuadamente, quedan como meras formulaciones que rara vez adquieren peso específico y su desarrollo si es que comienza, es inestable y poco duradero; es decir, no adquieren densidad y calado en la vida del centro y no llegan a ser conocidos por la mayoría de los miembros del claustro, ni del consejo escolar, y mucho menos por las familias de nuestros alumnos. Desde este punto de vista asumo el compromiso de modificar y reestructurar el organigrama de funcionamiento para dar protagonismo a los planteamientos antes formulados. Un viejo texto con más de veintisiete siglos de existencia señala que la acción sigue al pensamiento como la rueda del carro a la pezuña del buey. Quiere esto decir que, si la estructura no está al servicio de los principios y planes prioritarios, éstos tendrán graves dificultades para ser desarrollados o, en el peor de los casos, serán neutralizados, pues a veces la negligencia en la práctica no es otra cosa que una descalificación de la teoría. Dentro de la Programación General Anual (P.G.A.) y por supuesto atendiendo a las coordenadas marcadas por la legislación vigente, me propongo impulsar una serie de ajustes -en unos casos- y reformas -en otros-, que permitan dar una mayor flexibilidad, agilidad, comunicación y participación, a la vida del centro, implicando en 17


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”esta reestructuración al consejo escolar, al claustro, a los departamentos didácticos, al departamento de orientación , al departamento de actividades extraescolares, a la junta de delegados y al personal administrativo, de control e información. Así mismo, tengo especial interés en continuar y, si es posible, ampliar la comunicación y apertura del centro a su entorno con la finalidad, entre otras, de poder canalizar adecuadamente las demandas sociales. 4ª- De lo dicho hasta aquí, pese a que no es posible descender a detalles en un proyecto como éste, se deduce que soy partidario de un proceso de aprendizaje a través de la experiencia. Es importante valorar los conocimientos abstractos o la destreza lógica o matemática, pero procurando que tenga siempre un elemento sobre el que aplicarse. 5ª- Comentan los clásicos que “cada día tiene su afán”. La evolución acelerada de la sociedad, motivada por la revolución tecnológica y microelectrónica, entiendo que nos obliga a insistir con fuerza en la consecución de determinados valores, destrezas y habilidades. Doy por supuesto que la tarea educativa ha de encaminarse a canalizar las capacidades e inquietudes, pero en cada tiempo y lugar hay aspectos que adquieren una dimensión especial y sobre los que es preciso actuar prioritariamente. Me atrevo a sostener que hay en este momento dos valores sobre los que deberemos desarrollar todo un plan estructurado de programas y actividades, por considerarlo de enorme importancia. Son éstos: la creatividad y el desarrollo del espíritu emprendedor que tanto se vinculan con las nuevas exigencias sociales y laborales y, por consiguiente, con el futuro más cercano de nuestros alumnos. 6ª- Lo anteriormente expuesto se logrará en mayor medida si se apuesta firmemente por vincular la innovación educativa con la preparación para la investigación científica y social; de ahí, la importancia de ampliar los cauces de comunicación ya existentes con diversos departamentos universitarios, lo que se refuerza con visitas periódicas a estos centros docentes, con la presencia en determinados momentos de investigadores en el I.E.S., con la asistencia a conferencias y con una colaboración activa en proyectos de investigación que complementen actividades ya en marcha en nuestro centro.

II.3- PLANES DE MEJORA Y PROYECTOS EDUCATIVOS

18


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Hemos seguido la línea de exponer el proyecto desde lo más general a lo más concreto. De poco sirven los grandes enunciados si carecen de instrumentos precisos de desarrollo y evaluables para encauzarse, fortalecerse y contribuir a los fines previstos en su planificación. Para mí, la mayoría de los proyectos actualmente en ejecución son planes de mejora que afectan tanto a las infraestructuras como al refuerzo y la consolidación de habilidades sociales. Ni que decir tiene que, los nuevos proyectos deberán ser concebidos en este marco de colaboración y reparto de esfuerzos en el seno del claustro de profesores básicamente aunque no exclusivamente, dando el protagonismo que se merecen el resto de los sectores de la comunidad educativa, así como a las instituciones que habitualmente colaboran con el centro y que a lo largo de este trabajo he hecho referencia en distintas ocasiones. Comenzaré exponiendo algunos de estos proyectos o planes de mejora actualmente en marcha y a continuación indicaré otros que me propongo potenciar o crear a partir del próximo curso. Proyecto S.A.E.D Por ser este el más antiguo lo citaré en primer lugar. Colaboramos en el programa que desarrolla el proyecto de atención extrahospitalaria para enfermos de larga duración conocido por las siglas S.A.E.D. y que tanto ha tenido que ver su nacimiento y desarrollo actual con nuestro I.E.S. En la línea de involucrarnos en iniciativas sociales y vincularnos con el voluntariado, aceptamos diseñar un proyecto 5 que diera respuesta a esta demanda social, para más tarde incorporarnos y comprometernos como centro en el desarrollo y ejecución desde su puesta en marcha en esta Área Territorial hasta el presente curso académico. Este proyecto pretende atender educativamente como hemos dicho a jóvenes que cursan enseñanzas medias en el tramo de E.S.O. y Bachillerato, en sus domicilios ya que a causa de su enfermedad no pueden desplazarse al centro educativo en el que están matriculados. Se persigue que estos chicos y chicas no se desvinculen el proceso educativo e, incluso en no pocos casos, que puedan hacer frente a las demandas del

5- Benito Cristóbal F. et al, Programa de Atención Educativa a Hospitalizados de Larga Duración, Madrid, 1999.

19


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”curso escolar o actúe este apoyo como refuerzo y estímulo a la recuperación tanto física como psíquica. En la actualidad nos hayamos en el tercer año de colaboración y nos consta que se ha extendido a distintas zonas de la Comunidad de Madrid. No me es posible extenderme más en un proyecto tan atractivo como éste pero aportaré y comentaré, si la comisión lo cree oportuno, las posibilidades de futuro. Proyecto de compensación educativa. La apuesta por la igualdad de oportunidades tiene en las actuaciones de compensación educativa una faceta primordial, ya que es notorio que las desigualdades sociales y de origen son un factor que condiciona el rendimiento académico de los alumnos más desfavorecidos. Por ello, en el curso 2000/01 concebimos este plan de mejora 6 y comenzamos la experimentación de esta iniciativa en el curso 2001/02 con alumnos de tercer curso en las aulas de Santa Fe y, posteriormente, en un segundo proyecto7 de actuación, lo fuimos extendiendo al alumnado de primero y segundo, de E.S.O. El mero hecho de su extensión, profundización e incremento del número de alumnos es la mejor prueba de que: 1- Satisface necesidades educativas. 2- Resulta útil a los alumnos. 3- Ha contribuido a mejorar el rendimiento de alumnos con dificultades significativas. 4- Ha supuesto un avance en la mejora de la convivencia y de la disciplina, pues los alumnos que han participado en el mismo han mejorado su conducta. 5- Disminuyeron los gastos de pequeñas reparaciones en más del 90% en el primer trimestre de puesta en marcha. Por las mismas razones que expuse anteriormente, lo incluyo así mismo como anexo y para poderlo comentar si procede.

6- Benito Cristóbal F., et al, Compensación Educativa, Madrid, 2001, 50, págs. 7- Benito Cristóbal F., Proyecto de Compensación Educativa en la Enseñanza Secundaria Obligatoria, Madrid, 2002, 109, págs.

20


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Convenio C.A.R.D. 8 y proyecto de profundización C.A.R.D. e I.M.D.E.R. En el año 2001 se firmo un convenio de cesión de aulas al I.E.S “Ortega y Gasset” como ya se ha explicado anteriormente. El curso 2001/02 se puso en marcha y tras el primer año de experimentación se pudo constatar: 1- Que el convenio ofrecía excelentes posibilidades a los alumnos. 2- Que se duplicó el número de alumnos atendidos. 3- Que mejoró considerablemente el resultado académico global. 4- Que el convenio presentaba importantes lagunas y era susceptible de mejora. Por todo ello, en marzo de 2003 presentamos el proyecto educativo de especialización para jóvenes deportistas 9 . Es este proyecto destinado a los jóvenes deportistas de alto rendimiento y tecnificación, a fin de que puedan complementar su formación académica con una práctica deportiva exigente que, en ocasiones, les obliga a largas y prolongadas ausencias, se recogen las especiales características que presenta este alumnado. Ni que decir tiene que el éxito de este proyecto pasa por una atención muy diversificada y personalizada, por un seguimiento exhaustivo y por una inequívoca disposición a favorecer que, tanto en la actividad presencial como en los desplazamientos, estos jóvenes tengan la máxima atención y dedique el máximo tiempo posible mediante tareas programadas. Por supuesto, a la vuelta de los desplazamientos hacemos especial hincapié en la recuperación ampliando la franja horaria a fin de paliar en la medida de lo posible los efectos del estrés y de una prolongada e intensa dedicación a las competiciones deportivas. El hecho de que, por ejemplo, en las pruebas de selectividad los resultados sólo sean ligeramente inferiores a los del resto de sus compañeros del I.E.S. (un ciento por ciento de aprobados) hace que nos sintamos orgullosos y muy agradecidos a los profesores por el esfuerzo y cariño puesto en la ejecución de la tarea diaria. Por tanto, 8- Convenio de la Secretaría de Estado para el Deporte y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Madrid, 2000. 9- . Benito Cristóbal F. et al., Proyecto Educativo de Especialización para Jóvenes Deportistas, Madrid, 2003, 42, págs. Adenda al Convenio. Madrid, 2003.

21


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”nuestro máximo reconocimiento hacia ellos. Esta situación supone un enorme contraste con etapas anteriores en las que el rendimiento académico de estos alumnos era notoriamente bajo y preocupante. Proyecto de mejora y extensión de los servicios educativos 10 . Este fue presentado en 2003 y aprobado ese mismo año. Comenzó a ejecutarse en el inicio de 2004 con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid y monitores externos al centro. Este plan de mejora como los anteriores lo aporto como anexo y naturalmente si la comisión lo considera oportuno profundizaremos en su precioso contenido. Otros campos sobre los que estamos trabajando desde hace años, necesitan retoques y refuerzos para mejorar su operatividad. Quiero empezar por referirme al problema que supone el absentismo aunque es netamente inferior al de la media de otros centros y además ha disminuido sensiblemente en los últimos dos años. Pero sigue siendo un problema, que además afecta a sector más débil de la comunidad educativa, de ahí que estemos dispuestos a introducir nuevos elementos de seguimiento y control de faltas. Proyecto PISCIS 11 . Este proyecto ha pasado por distintas vicisitudes en los últimos años. Nos proponemos darle un impulso y continuar con su desarrollo, dados los buenos resultados que ha venido logrando, tanto por la profesionalidad y dedicación de sus monitores, el interés de su coordinadora y el calado que produce en la mayoría de los alumnos del centro a los que va dirigido. Así mismo aportaremos una reseña del mismo y como en casos anteriores quedo a disposición de la comisión para profundizar en el mismo si lo considera oportuno. Sería conveniente, para desarrollar más eficazmente algunos de estos proyectos, asumir como tarea urgente la mejora de las instalaciones, tanto de la sede de la calle de El Greco como las de la calle Santa Fe. Por último, pondremos todo nuestro empeño en lograr que en breve sean realidad dos iniciativas en las que venimos trabajando en los últimos años y ya disponemos de un esbozo de proyecto muy avanzado. Se trata de: 10- Benito Cristóbal F., Plan de Mejora y Extensión de los Servicios Educativos del I.E.S.”Ortega y Gasset”, Madrid, 2003. 11- Proyecto Piscis, Servicios Educativos del Ayuntamiento de Madrid, J.M. Moncloa-Aravaca.

22


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”1ª- Conseguir, como un complemento muy necesario y de excelentes perspectivas de futuro para los jóvenes deportistas, que se autorice en el centro la implantación de dos módulos uno de grado medio “Técnico en conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural” y otro de grado superior el de “Animación de Actividades Físicas y Deportivas”, que hemos solicitado en diversas ocasiones sin éxito hasta el momento. 2ª- Es desde cualquier punto de vista importante estrechar los vínculos entre jóvenes de los diversos estados que componen la Unión Europea. A tal efecto estamos decididos a consolidar una línea de actuación que refuerce las iniciativas que se están desarrollando y concretando en la realización de intercambios con centros de Francia y a ampliarla a Gran Bretaña u otros países dentro del programa de “aulas europeas” al que asisten algunos profesores del centro. El equipo que está concretando este proyecto ha puesto especial énfasis en el concepto de ciudadanía europea y en el conocimiento cultural y experiencia de desarrollo personal que supondrá la participación del I.E.S. “Ortega y Gasset” en el proyecto aulas europeas a partir del próximo curso.

II.4 – EVALUACIÓN Llegados a este punto, quisiera hacer unas someras reflexiones sobre la evaluación. La evaluación es necesaria. Toda tarea debe ser evaluada. La planificación es una forma de organizar el trabajo en virtud de la cual se enuncian unos objetivos y se trabaja para lograrlos cubriendo progresivamente espacios. Antes de iniciar un proyecto es conveniente disponer de un análisis lo más concienzudo y riguroso posible de la realidad sobre la que se va a actuar, es decir, un diagnóstico. Tras el diagnóstico vendrá el desarrollo de las líneas a seguir. Un diagnóstico sin terapia, permítaseme la broma, sería como un bosque sin árboles. La terapia es aquello que nos permite resolver los problemas detectados, pero ¿cómo sabemos verdaderamente que se han resuelto?: recurriendo a un chequeo, análisis o como queramos denominarlo, es decir, evaluándolo. En general, si el diagnóstico es correcto y la actuación adecuada, la evaluación no hará, sino constatar que se ha llevado a buen fin la tarea iniciada. Pensemos en un paciente que se queja de una dolencia. El médico le descubre un tumor y le comunica que no está extendido y es operable (diagnóstico). El paciente sigue el tratamiento y se somete a la operación que resulta satisfactoria. Ahora bien, para garantizar el buen resultado postoperatorio el

23


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”doctor realiza análisis y chequeos periódicos y comprueba si ha surgido alguna disfunción antes de darle el alta definitiva (evaluación). En los últimos veinte años ha aparecido una abundante bibliografía sobre la evaluación, con algunas aportaciones más que interesantes canadienses, alemanes e italianas. En España diversas editoriales especializadas en pedagogía también han realizado aportaciones de calidad e incluso el Ministerio de Educación y las Consejerías de distintas comunidades autónomas han puesto en circulación materiales de interés, para profesores y equipos directivos. ¿Qué es lo que se ha modificado con respecto al concepto de evaluación? Lo más importante desde mi modesto punto de vista ha sido descubrir que resulta mucho más positivo y enriquecedor evaluar también los procesos que limitarse a evaluar los resultados. De esta forma se puede detectar dónde esta la disfunción y corregirla en muchas ocasiones casi de inmediato, sin tener que esperar a que finalice la tarea en marcha. Todos estos avances los tenemos que incorporar paulatinamente, pero a la mayor brevedad posible en la gestión diaria de los equipos directivos y evaluar los servicios que prestamos, como una unidad administrativa más del estado democrático al que servimos y del que somos funcionarios y, por consiguiente, sujetos al derecho administrativo. Por ejemplo, cómo atendemos la información que se nos solicita, cómo canalizamos las reclamaciones, cómo son respondidas éstas, en qué tiempo, etc. También desde el equipo directivo hay que impulsar cambios en el profesorado cuando sea necesario. Quisiera indicar que bastantes de estos avances los ha venido aplicando el profesorado exigente desde hace años por intuición, a través de técnicas tan sencillas como unos comentarios orientativos al corregir unos ejercicios o al efectuar unas prácticas en el laboratorio. Otro aspecto que ha enriquecido la evaluación y, por tanto, todo el proceso de aprendizaje ha sido la introducción primero y la extensión después del concepto de evaluación formativa. Los profesores hemos de juzgar tareas pero no somos jueces. Somos educadores, personas dispuestas a facilitar la comprensión de contenidos y métodos. Por eso, la pregunta esencial a la que debemos dar respuesta es la siguiente ¿cómo puede influir la educación en la mejora de todo el proceso de aprendizaje? Molière en El Burgués Gentilhombre habla de un personaje que llevaba cuarenta años

24


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”hablando en prosa sin saberlo. Pues bien, un entrenador de un saltador de altura realiza un magnífico ejercicio de evaluación formativa cada vez que corrige los defectos o potencia las cualidades del atleta. Los profesores naturalmente también tenemos defectos, uno muy arraigado es que no nos gusta que nos evalúen a nosotros. Si no nos sentimos reos y consideramos por el contrario que la evaluación es también un factor de calidad educativa, comprenderemos que todo el sistema debe ser evaluado y que la evaluación externa es un complemento imprescindible de la evaluación interna. Ante la evaluación tiene que haber colaboración y ante la evaluación externa más. Debe evaluarse periódicamente el centro educativo en todas sus dimensiones: instalaciones, funcionamiento de los departamentos Didácticos, del departamento de Orientación, del departamento de Actividades Extraescolares y Complementarias, del Equipo Directivo y también los procesos de aprendizaje del alumnado. Me comprometo a animar e impulsar, en estrecha colaboración con los departamentos Didáctico y de Orientación, la implantación del concepto de evaluación formativa, a realizar evaluaciones periódicas del funcionamiento del centro, y a colaborar activamente en las evaluaciones externas que sean necesarias. Quisiera añadir para finalizar, que al estar trabajando en estrecha coordinación con el C.S.D., I.M.D.E.R., Junta Municipal de Moncloa – Aravaca, etc., las evaluaciones externas de lo que hacemos no son para nosotros una novedad, pero con todo y con eso convendría sistematizarlas ya que las propuestas que nos plantean son de gran ayuda para mejorar lo que verdaderamente nos interesa, aumentar la eficiencia y operatividad de los proyectos que realizamos y de los servicios que prestamos.

25


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”-

CAPÍTULO III: DE LA ORGANIZACIÓN INTERNA III.1- RELACIONES CON LOS ÓRGANOS DE PARTICIPACIÓN EN EL CONTROL Y GESTIÓN DEL CENTRO En los apartados anteriores he expuesto con plena convicción que la estructura de funcionamiento del centro ha de responder plenamente a las necesidades de la P.G.A. y, por tanto, al servicio del cumplimiento de los objetivos y proyectos que nos hayamos marcado. Disponemos, para acometer esta tarea dentro de las coordenadas establecidas por la legislación educativa vigente, de un concepto de importante calado educativo: la autonomía de los centros, tanto en su vertiente pedagógica como organizativa y económica. Quisiera agradecer el apoyo que ha venido prestando la inspección resolviendo dudas, haciendo propuestas e informando favorablemente los proyectos que hemos formulado para mejorar los aspectos organizativos y pedagógicos, ya que entendemos que la inspección es un refuerzo externo importante, a las innovaciones pedagógicas que se han ido planteando y habrán de plantearse. A veces creo que descender a ejemplos sencillos facilita mi modesta capacidad de exponer principios organizativos y didácticos. Par mí, el centro es un motor, en el cual las piezas han de ajustar y estar bien engrasadas, pues como en todo sistema dependen unas de otras hasta un grado inimaginable. Sería absurdo que el proyecto que pretendo dirigir no se basara esencialmente en una coordinación permanente con esas piezas y en un funcionamiento democrático con un cumplimiento estricto del ordenamiento jurídico. Antes de tomar decisiones habrá que debatir, consensuar y aprobar líneas de actuación, pero después, a la hora de ejecutarlo no haré dejación de las responsabilidades y haré que cada uno cumpla las suyas, ya que he visto en mi vida profesional como muchos proyectos han tenido un vuelo corto al existir disfunciones en ese paso que Lope de Vega definió magníficamente como “de las musas al teatro”. Considero que ha de haber, no sólo una buena relación formal, sino simpatía, empatía y hasta complicidad entre el consejo escolar y el claustro. De hecho cuando entre claustro y consejo escolar existen reticencias y disfunciones el clima acaba por enrarecerse. Constituye para mi un objetivo prioritario armonizar a estos órganos y velar por que actúen de consuno. 26


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”En una sociedad democrática avanzada el consejo escolar es un instrumento que pone en valor la presencia de la sociedad en el centro. Fijémonos en que es el único órgano en el que está representada toda la comunidad educativa; de ahí, que tanto los grandes proyectos como aquellos otros vinculados a la gestión diaria deben plantearse y de allí deben salir las líneas de actuación que posteriormente ejecutará el equipo directivo. Hay expertos que han venido opinando sobre el funcionamiento del consejo escolar desde su puesta en marcha con la L.O.D.E.; representación, operatividad, lagunas legales, etc. No es este el momento de profundizar sobre su funcionamiento, pero sí indicar primero que para mí será importante consensuar al máximo las decisiones escuchando a todos y procurando acercar posiciones. Quizás el mejor consejo escolar sea aquél que más acuerdos toma sin recurrir a votaciones. El consejo escolar tiene muchas tareas que cumplir. Considero que hay que reforzar notablemente la de que se convierta en un elemento dinámico y activo para implicar a los distintos sectores de la comunidad educativa en los proyectos que se generan contribuyendo a elevar la participación. Sé positivamente que la función docente no tiene el reconocimiento social que merece, pero ello no puede ser óbice para valorar que la capacidad, el esfuerzo y la implicación del claustro es esencial para desarrollar satisfactoriamente los proyectos. Es fundamental que cada profesor se sienta valorado, apoyado y lo que es más importante motivado. De ahí que haya expresado en todas las ocasiones que me ha sido posible mi gratitud hacia la disposición mayoritaria del claustro a actuar con una enorme generosidad, aportando tiempo, ideas y dedicación muy por encima de lo exigible y de la consideración social y económica antes apuntada. La legislación vigente especifica las respectivas funciones de estos órganos de participación en el control y gestión del centro. Las atribuciones del consejo escolar están recogidas en el artículo 82 y las del claustro en el 84 de la L.O.C.E. En nuestro caso, en el IES “Ortega y Gasset” ambos órganos son plenamente conscientes de las dificultades que atravesó el centro no hace muchos años como consecuencia de la caída demográfica y han venido actuando con un enorme sentido de la responsabilidad, aprobando y apoyando, asumiendo nuevos retos y proyectos

27


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”innovadores para garantizar primero la supervivencia y después la viabilidad del centro.

III.2 – ORGANIZACIÓN Y TAREAS DEL EQUIPO DIRECTIVO Quisiera agradecer al actual equipo directivo el trabajo que ha venido desarrollando en los últimos años y que me propongo continuar y, quisiera hacerlo en la persona de Dª. Pilar Ruiz Ortega que tras una carrera docente plagada de éxitos nos abandona para disfrutar de una merecidísima jubilación. Desde mi punto de vista el equipo directivo ha de cumplir varias tareas de responsabilidad: organizativas, de coordinación y control, tanto de los distintos sectores de la comunidad educativa y actuar como ariete en la implantación de nuevos proyectos, así como, incrementar la participación, ampliar la colaboración del centro con instituciones públicas y privadas y, en nuestro caso establecer una comunicación lo más fluida posible con las familias de los alumnos y muy especialmente con las de los adolescentes deportistas que residen fuera de la región de Madrid. Las funciones del director figuran en el artículo 79 de la L.O.C.E., sin embargo, las del jefe de estudios y secretario no figuran en la ley citada y al no haberse derogado el Real Decreto 83/1996, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los I.E.S. (B.O.E. de 21 de febrero) siguen vigentes los entonces recogidos. Desde luego las tareas y funciones recogidas en la legislación son importantes pero insuficientes. Es imprescindible “dotar de alma” las líneas burocráticas de actuación. No me cansaré de insistir en lo importante de las formas y el talante para desde un clima de tolerancia y respeto poder acometer tareas educativas innovadoras. Me parece tan importante como no hacer dejación de funciones, el saber delegar, aunque pueda parecer contradictorio en su formulación. En numerosas ocasiones el personalismo está próximo al autoritarismo. El equipo directivo debe funcionar como tal, como un equipo, repartiéndose las funciones, atemperando conflictos y apoyándose mutuamente en los momentos difíciles cuando estos se presenten. Quisiera añadir la importancia que el nuevo equipo directivo va a otorgar a la acción tutorial. En otro momento esbocé la conveniencia de mejorar el control de asistencia y su comunicación, para esta tarea es primordial la colaboración de los 28


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”tutores y que el equipo directivo supervise al menos semanalmente el desarrollo de la iniciativa. El equipo directivo, naturalmente ha de velar por mejorar la convivencia, pero hemos venido comprobando que sin menoscabo de aplicar las sanciones oportunas cuando sean necesarias, no obstante, la mejor contribución a la convivencia es el desarrollo de programas preventivos: contra la violencia de género 12 , contra el racismo y la xenofobia, etc. Así como valorar muy positivamente que desde el aula al consejo escolar se promueven principios y métodos de la denominada “resolución pacífica de conflictos”. Obvio es indicar la necesidad de la actualización permanente del profesorado y su participación en actividades que organiza el C.A.P. de princesa en su sede, muy próxima a nuestro I.E.S. o en nuestro propio centro ya que el impulso más importante no radica en que un profesor de Biología, Literatura o Física y Química asista a un curso, siendo esto importante, sino en la participación en actividades interdisciplinares y, sobre todo, en aquellos ciclos y actuaciones formativas dirigidas a tutores o que plantean aspectos básicos en el terreno de la experimentación y de la innovación.

III.3- PARTICIPACIÓN DE LOS ÓRGANOS DE COORDINACIÓN DOCENTE No es posible construir un edificio sólido sin cimientos firmes. El lugar de experimentación de todos los proyectos e iniciativas finalmente es el aula y lo que se haga en el aula dependerá en no poca medida, del trabajo de los departamentos didácticos. Es evidente pues, que el equipo directivo habrá de trabajar denodadamente para que estos departamentos mucho más allá de las tareas burocráticas generen ideas y proyectos dinamizadores. Para ello, la jefatura de estudios mantendrá una reunión mensual con los jefes de departamento a fin de tomar decisiones conjuntas siempre que sea posible. De la misma forma es de gran importancia el apoyo al departamento de orientación y a las tutorías. Se buscará imprimir una dinámica activa y una relación estrecha con las familias, para lo cual se programarán reuniones periódicas de estas con los tutores. Sería, asimismo, conveniente que previas a esas reuniones hubiera otras de los tutores de los mismos cursos. 12-. Nuez del Rosario L., No te líes con chicos malos Programa contra la violencia de género, 2003.

29


-proyecto de dirección, I.E.S. “Ortega y Gasset”Hay otros muchos aspectos a los que por falta de espacio no me he podido referir o lo he hecho muy superficialmente y que forman parte de nuestra práctica organizativa o de nuestra práctica docente, pero antes de concluir este proyecto veremos alguno más. Comenzaré por los aspectos metodológicos. Uno de nuestros ejes prioritarios de actuación será una firme apuesta por las metodologías activas y participativas, pues no todas las metodologías activas son participativas. Tan importante como lo que se aprende es la manera de aprenderlo, y las metodologías participativas abren puertas para reforzar aspectos como la implicación en proyectos sociales, el trabajo en equipo, la seguridad en uno mismo, etc. No podría dejar de referirme, aunque sea tangencialmente a la importancia de las materias optativas, ya que a veces la elección se realiza por parte de los alumnos sin suficiente conocimiento de causa, de ahí, que a través del departamento de orientación pondremos en práctica una información amplia que ayude en la reflexión necesaria para realizar una elección adecuada para los estudios que deseen seguir. Me propongo, así mismo fomentar y ampliar la relación entre familias y tutores. Es esencial que las familias estén informadas de todos aquellos aspectos que conciernen al proceso educativo de sus hijos pero es no menos importante la información que las familias proporcionan sobre los adolescentes. A veces es trascendental detectar la causa de un bloqueo o bajo rendimiento repentino que puede tener origen en algún problema surgido en el seno de las familias. En esta línea los tutores recibirán a los padres al comienzo de curso tras el recibimiento previo del equipo directivo para hacerles llegar una impresión general de objetivos, proyecto educativo y líneas generales de actuación del centro. Las siguientes entrevistas serán principalmente individualizadas a requerimiento de cualquiera de las partes. El equipo directivo adquiere el compromiso de conceder una importancia esencial al apoyo inequívoco a los tutores, a quienes consideramos la espina dorsal de la vida educativa del centro y su conexión con las familias de los alumnos. Quisiera cerrar este proyecto haciendo expreso mi estado de ánimo. Tengo más ilusión que hace veintiséis años, cuando salí de viaje a buscar mi Ítaca, por resultar útil como funcionario, por seguir innovando, por orientar y ayudar a poner en marcha proyectos educativos que contribuyan a mejorar el centro en el que trabajo y la sociedad en la que vivo.

30

23 Marta Mata XV.4 Proyecto de direccion  

Proyectode Dirección PREMIOSMARTAMATA IESORTEGAYGASSET

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you