Page 1

COFRADÍA DEL CUENTO CORTO http://triple-c.ning.com/


EROS GOURMET

CRÉDITOS Idea del proyecto: José Manuel Ortiz Soto Tallereo de los textos: Triple C Revisión de la antología: Caro Fernández y Leo Mercado Imagen de tapas: Aurora Ruá Diseño: Diana Raquel Hernández Meza Todos los derechos de los textos son propiedad de sus autores. Eros Gourmet puede ser difundido íntegra o parcialmente, siempre que se haga referencia a sus autores. Mayo 2012. Dirección de Triple C


EROS GOURMET

PRESENTACIÓN

Desde hace un tiempo, un grupo de microrrelatistas venimos compartiendo el placer por el género en un espacio virtual que permite romper la barrera de la distancia y alimentar la creatividad. En Triple C, damos rienda suelta a los deseos y nos brindamos el gusto de escribir, comentar, aprender, proponer y participar de jugosas actividades. Así surge “Eros Gourmet”. La idea comenzó a cocinarse en la mente de Manolo (José Manuel Ortiz), quien organizó un taller de microrrelatos cuyos ingredientes elementales debían ser el arte culinario y el erotismo. De esta forma, el impulso creativo por el amor erótico, refinado con el talento de un paladar exquisito, originaron un cúmulo sensorial que deriva en este plato afrodisíaco que hoy presentamos, y que, como toda buena obra de arte culinario, entra primero por los ojos, de la mano de la siempre predispuesta Aurora Ruá, presentándonos un particular ejercicio frutal goyano: la pera desnuda (tapa) y la pera vestida (contratapa). El triple placer de combinar apetito gourmet, microrrelatos y erotismo en su punto exacto, nos deja satisfechos. Esperando no indigestar al lector, lo invitamos a saborear la propuesta, sin miedo, entregándose a la especialidad de la casa. (El postre corre por cuenta propia). Caro Fernández Leo Mercado


EROS GOURMET

ÍNDICE -Alquimia, Aldo Altamirano, 6 -Ossobucco, Carlos Manuel Rivera, 7 -Carne, Caro Fernández, 8 -Catequesis, Caro Fernández, 9 -Éxtasis, Caro Fernández, 10 -Juventud divino tesoro, Danik Lammá, 11 -Cita del 29, Débora Benacot, 12 -Engaño, Diana Raquel Hernández Meza, 13 -Cama y mesa, Dilo Renzo, 14 -Sabor a fresa, Dilo Renzo, 15 -R. I. P., Esperanza Temprano, 16 -Hambre, Guillermo Iglesias, 17 -Buena pesca, Jesús Olague, 18 -Cadena alimenticia, Jesús Olague, 19 -Alta cocina, José Manuel Ortiz Soto, 20 -Dar de beber al sediento, José Manuel Ortiz Soto, 21 -Escena de sobremesa, José Manuel Ortiz Soto, 22 -Gangbang, José Manuel Ortiz Soto, 23 -En cuaresma, Juan Manuel Montes, 24 -Fruta de estación, Juan Manuel Montes, 25 -La última cena, Juan Manuel Montes, 26 -Paraíso 2.0, Juan Manuel Montes, 27 -Añoranza, Juan Romagnoli, 28 -Plato combinado, Juan Romagnoli, 29 -Sensualidad, Juan Romagnoli, 30 -Contusos, Leo Mercado, 31 -Fruta fresca, Luisa Hurtado, 32 -Frutas, MA, 33 -Consecuencias, Marisa Zweifel Rousseau, 34 -Exceso, Marisa Zweifel Rousseau, 35 -Deleite, Paloma Hidalgo, 36 -Siete claves, Patricia Nasello, 37 -Croquetas o el arte de la seducción, Pilar Arenas, 38 -La parte del león, Sandra Montelpare, 39 -Fresa, Sandra Montelpare, 40 -Cena sorpresa, Yashira, 41


EROS GOURMET

Era como si el gusto de la carne los volviera a ambos hambrientos Ana誰s Nin


EROS GOURMET

6

ALQUIMIA Aldo Altamirano Yo no la amaba, ella lo sabía. Tenía impregnado en mis recuerdos otra piel, otros besos, otros sabores… A pesar de mi indiferencia, nunca se daba por vencida. Una noche, como planeado, me ofreció un espectáculo maravilloso; con sus manos danzantes ensambló dos ingredientes en una ensalada que devoré al instante. Segura de su conquista huyó sin tomarme. Optó por el sabor de la venganza.


EROS GOURMET

7

OSSOBUCCO Carlos Manuel Rivera Sirves otra variación de esa rica papaya que quiero tragármela antes de tenerla en la boca. Me dices “cógelo suave, papi”, pero sigo succionando. Busco tu cara. Mis únicos utensilios son mis manos. Te quejas, que te hago daño, que cuidado con el pescuezo. Y lo quiebro. Crack. Llegan los inoportunos imbéciles. Te digo que los acompañaré, pero que regresaré para terminar la velada. Al menos investigaron la obra del artista. Digo, eso parece.


EROS GOURMET

8

CARNE Caro Fernández Si al pasar por una carnicería se descubre recorriendo el labio superior con su lengua, al ver las costeletas montadas una sobre otra; si siente que la tira de morcillas le acelera las pulsaciones; si transpira ante el hueco húmedo y tentador del osobuco, y puede percibir un leve cosquilleo bajo el ombligo, no se preocupe, no es morbo, a todos nos sucede durante Semana Santa.


EROS GOURMET

9

CATEQUESIS Caro Fernández Si al menos hubiese sido un irresistible, descomunal, firme y delicioso chorizo colorado, el libro del Génesis sería mucho más convincente.


EROS GOURMET

10

ÉXTASIS Caro Fernández Convengamos que un placentero momento, de esos en que uno entrecierra los ojos emitiendo sonidos de gozo, deseando que el instante dure para siempre, solo lo provoca el rojo placer de la carne: las papas fritas son un simple acompañamiento.


EROS GOURMET

11

JUVENTUD DIVINO TESORO Danik Lammá La camarera del restaurante vietnamita se acerca y nos ofrece un cóctel de color verde claro. —La casa invita —dice con una sonrisa seductora. Sin preguntar qué es, bebo. La joven espera con los brazos detrás. La observo. Piel tersa y clara, cabello castaño recogido, ojos color almendra y labios carnosos. “Lo haría con ella”, pienso. —¿Qué tal? —pregunta sonriente—. Vodka con maracuyá y ralladura de jengibre —agrega con un guiño. Es entonces cuando me pongo de pie y decido marcharme. Esta vez para siempre, Peter Pan.


EROS GOURMET

12

CITA DEL 29 Débora Benacot El peso de tu cuerpo sobre el mío, qué ensamble natural, maravilloso. Todo fluye, se enrosca y desenrosca. Mi lengua es tobogán por el que tu ser se transporta. Con los dientes reconozco la blanda sumisión de tu piel. En el umbral de la garganta ahogo un grito de placer, casi un espasmo. Aunque acabe tragándote, aunque después de hoy desaparezcas, no podrás negar que estabas en tu salsa.


EROS GOURMET

13

ENGAテ前 Diana Raquel Hernテ。ndez Meza No era vegetariano estricto. Ella sabテュa que a escondidas comテュa sus pechos.


EROS GOURMET

14

CAMA Y MESA Dilo Renzo Placer es un buen roquefort sobre tu vientre, acompa単ado por un sorbo de borgo単a de tu ombligo.


EROS GOURMET

15

SABOR A FRESA Dilo Renzo Luego de un sorbo de café, volvió a untar otro pan y lo paladeó. Ya no tenía dudas: nunca más su mermelada favorita le sabría igual después haberla probado de sus senos.


EROS GOURMET

16

R.I.P. Esperanza Temprano Vi su esquela en el periódico y un respingo me llevó a las tardes de verano de mi juventud; a las siestas en el melonar de mi amigo Luis, al ruido hueco del melón al partirse, al agua de la fruta deslizándose por el escote de su madre, al anhelo de ser su camisa, a ese anochecer en el que perdí la cabeza entre sus senos y viví mi primera vez entre sus caderas. Siempre pensé que con una hembra así no podría ni la muerte, está visto que los gusanos también quieren su parte.


EROS GOURMET

17

HAMBRE Guillermo Iglesias Hoy seré el cocinero, pero no mires. Te quiero así, de espaldas, hojeando distraída el muestrario de tapicería o la cartelera de cines. De espaldas, iluminando la luz que tamiza la ventana. No mires, igual lo sabrás todo. Se lo iré contando a tus sentidos, oirás el golpeteo de la hoja contra la tabla de roble, el crepitar de algo que se dora en el olivo. Me delatarán los efluvios de la albahaca, el borboteo de un líquido escanciándose, las fragancias liberadas del mortero. Te daré sed con el leve tintineo de la copa y dejaré que ese múltiple registro, ese catálogo aromático y disperso, se hermane coronado por una lágrima de orégano. Me habré de demorar para que el hambre y el vino postergado te exasperen. Oirás crujir el pan que parto con mis manos junto a los fuegos encendidos. Habrá una pizca de crueldad o de pimienta, una gota de bálsamo tardío. Un silencioso grito en las entrañas que tensará la seda de tu espalda cuando mi hambre feroz te coma el hambre y devore caníbal tus caderas. Y quieras escapar pero no puedas. Y puedas escapar pero no quieras.


EROS GOURMET

18

BUENA PESCA Jesús Olague Cada noche salimos a pescar, equipados de lámparas, redes, cuchillos y, sobre todo, nuestras educadas voces de tenor. Preferimos hacerlo en las rías y los esteros cercanos a la playa, por el suave sabor característico que adquiere la cola de las sirenas de agua dulce después de hacerles el amor.


EROS GOURMET

19

CADENA ALIMENTICIA Jesús Olague Te observo desde las alturas mientras te bañas a orillas del mar. Salivo al ver las gotas de agua que recorren lentamente tus senos y tu vientre desnudos. Excitado, me lanzo al vacío en cuanto empiezas a desenredarte el cabello con el peine nacarado. Apenas te enteras de mi presencia intentas escapar al abisal, pero es tarde ya y te abrazo, mientras extiendo las alas casi al tiempo de estrellarme contra el acantilado y alzo el vuelo.


EROS GOURMET

20

ALTA COCINA José Manuel Ortiz Soto Está comprobado que la inestabilidad hormonal del chef afecta la elaboración de los platillos. Por tal motivo, en nuestro restaurante un selecto grupo de castrati alterna el escenario del bar con la cocina y las mesas. Su voz angelical, la textura de su piel y la fineza de sus rasgos, aunados al prodigio creativo de sus manos, despiertan en nuestros comensales apetitos nunca antes explorados. También contamos con servicio a domicilio.


EROS GOURMET

21

DAR DE BEBER AL SEDIENTO Jos茅 Manuel Ortiz Soto A nadie se niega un vaso de agua, dijo la prostituta y abri贸 de par en par las puertas de su casa.


EROS GOURMET

22

ESCENA DE SOBREMESA José Manuel Ortiz Soto Prendido al seno generoso, semeja un crío viejo y barbado del que solo se oye el chupeteo de sus labios ansiosos. Tratando de abarcar la escena, la joven nodriza echa la cabeza hacia atrás. Mientras mordisquea un higo, algunos gemidos escapan por sus labios entreabiertos.


EROS GOURMET

23

GANGBANG José Manuel Ortiz Soto Este es mi cuerpo: coman y beban de él.


EROS GOURMET

24

EN CUARESMA Juan Manuel Montes Como si fuera una barra de estripers, sus ojos se le iban hacia la g贸ndola de la carne.


EROS GOURMET

25

FRUTA DE ESTACIÓN Juan Manuel Montes De repente la vi madura, apretada en un escote negro y con un racimo de bucles cayéndole por la espalda, tan mujer y tan dueña de unos labios rojos, húmedos y carnosos. La invitaría a cenar, pero es más excitante acecharla desde las sombras.


EROS GOURMET

26

LA ÚLTIMA CENA Juan Manuel Montes Nos quedamos charlando hasta que nos encontró la noche. Yo le di mi saco con el que se cubrió sus alisados hombros. La vi reírse y medio morder su labio cada que algo la ruborizaba. La luna se traslucía en sus pupilas mientras yo me emborrachaba en su profundidad. Casi temblando quise darle de comer con mis manos el último grano de uva. Por un descuido esa uva cayó entre en su escote. Yo miré hacia allí con culpa. Desde chico me enseñaron a no desperdiciar la comida.


EROS GOURMET

27

PARAÍSO 2.0 Juan Manuel Montes Adán ve cómo Eva se pone en puntas de pie para tomar una manzana del árbol prohibido. Ella, con sus gruesos labios, parece besar el fruto que se le escurre por la comisura de su boca. Eva percibe la mirada de Adán y, con gracia felina, se voltea tapándose los senos con el antebrazo. Luego le giña un ojo y deja caer con malicia la manzana que rueda hasta los pies del hombre. Él se agacha para recogerla. Ella, con una actitud nueva en el mundo, retira lentamente el antebrazo de sus pechos y con su otra mano se acaricia los muslos mientras sus dedos ascienden. Él, absorto en el paraíso que ven sus ojos. Muerde con violencia el fruto prohibido. Aún sin saber qué hacer, Adán se convierte en el primer jugador de Tetris de la historia.


EROS GOURMET

28

Aテ前RANZA Juan Romagnoli Desde que ayer me dejaste, paso las horas mirando esa pera en el centro de mesa.


EROS GOURMET

29

PLATO COMBINADO Juan Romagnoli Se enciende con solo mirarla. Llega casi al orgasmo cuando ella, muy lentamente, se lleva a los labios ese bocado de lomo al oporto. Luego la ve marcharse con su vestido negro, su cartera y su marido. Entonces, como de costumbre, pide un cafĂŠ y espera a que otra dama ordene el mismo plato.


EROS GOURMET

30

SENSUALIDAD Juan Romagnoli Ella le da fresas con crema en su boca desdentada. ร‰l le pone gajos de mandarina en sus labios torcidos. Nadie mรกs puede ver lo que ellos ven.


EROS GOURMET

31

CONTUSOS Leo Mercado Seguir el hilo de agua que nace en la manzana mordida (donde la impronta de tus dientes es una sutil provocación), atraviesa la cocina, el living, el pasillo, el alféizar, y escala la cama, asiéndose de las sábanas, para morir en la íntima contusión que guardan, celosas, tus piernas. Y ahí, derramar la savia mordaz de mi herida.


EROS GOURMET

32

FRUTA FRESCA Luisa Hurtado Elegiré aquellas que cedan a la presión de mis dedos como ceden los senos a la caricia del amante. Y ahora, después de dejar que mis yemas jugueteen y recorran suavemente sus tersas superficies, las saco de la caja para acercármelas, dejándome perder en su olor, con los ojos cerrados, ya con ellas en mis manos. Mi boca me ofrece otra idea, más dulce, y me dejo llevar. Así, frente al pezón, mis labios y dientes se entreabren y mi lengua, al fondo, roja y húmeda, me susurra juegos y caricias. Y yo, ya me estoy acercando como en un beso. Mis labios rozan su piel, mis dientes se separan y mi lengua se arquea apresurándose a la recepción. Un momento después, todos toman vida propia y, o juegan con la punta barnizándola de saliva, o parece que vayan a morder y herir la frontera de piel, mientras se retrocede cerrándose la caricia y se vuelve a avanzar, con avidez, para no perder el sabor de su zumo. Fruta fresca. Peras de agua. Riquísimas.


EROS GOURMET

33

FRUTAS MA A Clara le parece muy erótico comer mango sin usar los cubiertos. Su color, su olor salvaje, su suave piel anfibia; pelarlo sin que le quepa en las manos, mientras resbala, escurridizo, entre sus palmas. Sujetarlo con las uñas mientras lo trocea con el cuchillo, cerca de la boca; agarrarlo entre los dientes y sorber cada trozo despacio, saborenado su dulzor, jugoso y fresco. La abundancia de líquido dorado chorreando entre los dedos en lento viaje hacia el codo, remoloneando en las muñecas; y el tacto suave entre su lengua y el cielo de su boca. A Clara, comer mango le parece toda una experiencia. Comer fresas, no, aunque sea con nata.


EROS GOURMET

34

CONSECUENCIAS Marisa Zweilfel Rousseau Las copas de vino se desvanecen dejando su círculo morado. Me rindo. En tu fuego genital soy. Estoy sobria, pero más vulnerable.


EROS GOURMET

35

EXCESO Marisa Zweifel Rousseau Mientras mezclamos el chocolate fundido con la canela y unas gotas de rhum, nos miramos tibiamente. Nos damos a probar con las manos, nos dibujamos los labios, las orejas, el cuello. Excitados por este aroma sensual babeamos y gemimos de placer. Nos devoramos hasta empalagarnos.


EROS GOURMET

36

DELEITE Paloma Hidalgo La bandeja de sashimi despierta su interés. La bella desconocida que está sentada frente a mí se dirige hacia las láminas de salmón, que superpuestas dibujan una espiga; sus labios de frambuesa, húmedos y entreabiertos esperan su carne naranja. Sus párpados entornados encienden mi ánimo y detienen el tiempo mientras se abandona al deleite. Quiere más. Yo también. Acerca la mano de nuevo a la bandeja y se decanta por la blancura opalescente del pargo, que deposita sobre esa lengua que provoca a la mía con su concupiscente aparición entre los labios deseados. Cierro los ojos. La imaginación ofrece un festín a mis sentidos en el que como hasta saciarme, hasta sentir que mi lujuria y yo quedamos satisfechas.


EROS GOURMET

37

SIETE CLAVES Patricia Nasello —Adquiera una red de plata, facilita la caza y por tanto el riesgo de sufrir una mala caída se reduce de manera notable. —Una vez atrapada la luna nueva de su elección, ubíquela en el trozo de mica que previamente habrá ahuecado para ella. —Clausure la salida, el encierro dentro de tal superficie espejada estimulará su desarrollo. —Pase revista cada 28 días. —Cuando la cara interna del contenedor se tiña de rojo, la presa estará madura para su degüello y cocción —Consulte la preferencia del cliente al que se dispone a servir, las alternativas son jugosa o seca. —Establezca una relación personal con cada cliente, sólo así estará en condiciones de reconocer los signos: cuándo alguno de ellos podría ser satisfecho con una presa inmadura. A menor tiempo de espera, mayores réditos.


EROS GOURMET

38

CROQUETAS O EL ARTE DE SEDUCIR Pilar Arenas —¿Qué llevas puesto? —Camiseta negra de tirantes, braguita de encaje negro. —Ummm, sigue… —¿Te gusta? —¡Ohhh! sí, me gusta. —Siente mis labios sobre tu cuello, ¿los sientes? —Siii, los siento… —Mi mano acaricia tu nuca, la otra la deslizo suavemente por tu pecho. —¡Ahhh! Lo noto… Estela con una mano removía la bechamel, con la otra sostenía el inalámbrico. El delantal rojo con lunares negros, salpicado de lamparones de aceite, destacaba con sus graciosos volantes sobre el chandal rosa y gris.


EROS GOURMET

39

LA PARTE DEL LEÓN Sandra Montelpare Marido y amante creen comerse la pulpa, pero ella sólo les deja saborear la cáscara.


EROS GOURMET

40

PRESA Sandra Montelpare Desde la incorporación de la contorsionista, él ya no es el mismo. Le suprimieron su número hasta nuevo aviso pero no le importa: a todos lados lo acompaña el olor a manzana de su piel, y el hilo de voz que sale de su boca meliflua lo mantiene cautivo. Está decidido a vencer la tentación de un solo mordisco cuando ella pase por la jaula de los osos camino a su carromato.


EROS GOURMET

41

CENA SORPRESA Yashira El anuncio en el periódico despertó en mí todas las fantasías dormidas: "Invítame a cenar, te sorprenderás". Con sólo leerlo me sentí excitada. ¿Cómo será? ¿Seré capaz? Decidí probar. La habitación en semi penumbra con inciensos, velas y una lamparita de sal que apenas dejan entrever la escasa ropa que cubre mi piel. Suena el timbre, mi corazón parece que se va a detener. Abro despacito, alarga su mano y tiernamente me acerca hasta él. Con una rápida mirada sabe lo que tiene que hacer, me toma en sus brazos y me deja caer sobre la mesa (que yo preparé:) totalmente despejada; a su lado, una mesita auxiliar con todo tipo de frutas y salsas para mezclar; (sólo un plato fuerte,creo que lo podéis imaginar). La noticia en la prensa sobrecogió la ciudad: "Se encontraron nuevos restos de mujer. El caníbal volvió a atacar"


EROS GOURMET

TRIPLE C 2012

EROS GOURMET  

MIcrorrelatos que unen arte culinario con erotismo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you