Page 1

COMUNICAR SU MATRIMONIO ¡Ya está: acaban de tomar la decisión de casarse! Antes de comenzar con el zafarrancho de combate que suponen los preparativos, todavía hay que anunciar la gran noticia a todo su entorno. Cada uno tiene sus métodos y su medios para comunicarlo pero ¡cuidado con los pasos en falso! Se procede por orden de prioridad.

A los padres, hermanos y hermanas. Lógicamente y muy a menudo, son ellos, después de ustedes dos, ¡los primeros a los que le concierne!. - Si sus dos familias ya se conocen, inviten a una cena o, si prefieren que el encuentro sea más corto, a una merienda. En torno a una copa de champán, anunciarles su gran noticia. Anunciándolo de común acuerdo, verán la famosa y molesta pregunta de tu madre: “¿y a quién se lo has dicho primero?”. - Si sus dos familias no se conocen, hagan una visita a cada una o inviten a una cena por separado para anunciar la noticia. Tendrán el placer de conocerse más tarde. - No hacer Evita gritar eufórica en medio de la noche: “¡ya está, voy a casarme!” El anuncio de tal acontecimiento suele estar señalado por un diamante, y merece ser más solemne.

A tus abuelos. Incluso aquí, se impone una pequeña visita de cortesía, con el fin de demostrarles el lugar importante que tienen en tu vida. Si tus abuelos ya conocen a tu novio, los dos juntos pueden darles la noticia. Si no, este asunto puede quedar muy bien con una merienda en la que les darás la noticia tú sola. Ya conocerán a tu media naranja - No hacer No dejes que sean tus padres quienes les den la noticia. Se sentirán muy molestos de que no hayas tenido un momento para decírselo personalmente.

12

A tus amigos más cercanos Ciertamente, te dolerá no marcar el número de tu mejor amiga en cuanto tu novio te ha pedido matrimonio. ¡Esto ocurre con esta persona en particular! Pero para el resto, invítalas a un café y cuéntales la fiesta que les espera próximamente. - No hacer Olvida el mensaje. Demasiado impersonal y puede caer en un momento poco oportuno. Justo cuando tu súper amiga acaba de terminar con su chico recibe tu: “¿adivina qué? ¡Me caso! ¡Yupiiiii!” Hay muchas posibilidades de que tu gran alegría no sea totalmente compartida en ese preciso momento...

A tus viejos amigos. Si viven en el extranjero y tu factura de teléfono corre el riesgo de explotar, envíales un pequeño e-mail bien expresado y personalizado. Pero el mejor medio es una llamada. - No hacer No seas perezoso enviando a toda tu libreta de direcciones de correo electrónico el mismo e-mail.

En el trabajo Se impone cierta discreción. Pon al corriente a tus compañeros más próximos si te llevas bien con ellos, o déjales adivinar por qué llevas en tu mano izquierda un pedrusco brillante de mil destellos. - No hacer Aprende a guardar ciertos detalles de tu vida privada a fin de que más tarde nadie te acuse de haber estado varias horas al teléfono cada día arreglando los preparativos, en lugar de estar redactando tal o cual informe.

12 NOVIAS  

A tus viejos amigos. A tus abuelos. En el trabajo Si viven en el extranjero y tu factura de teléfono corre el riesgo de explotar, envíales u...