Page 16

1. Desarrollo sostenible desde una perspectiva empresarial

23

El “Manifiesto por la supervivencia” (Goldsmith et al., 1972), publicado en la revista The Ecologist unos meses antes de la Conferencia de Estocolmo, destaca la insostenibilidad a largo plazo del estilo de vida de la sociedad de la época, caracterizado por la destrucción de los ecosistemas, el agotamiento de recursos, la escasez de alimentos y tensiones sociales. Los trabajos de Carson (1962), White (1967), Ehrlich (1968), Hardin (1968), Commoner (1971) Schumacher (1973), Georgescu-Roegen (1971), Dumont (1973), Heilbroner (1974) o Daly (1977), entre otros, afrontan también desde diversas perspectivas las tensiones que el modelo de crecimiento ejerce sobre el medio ambiente y los problemas sociales generados, y proponen soluciones a largo plazo. Es más, la viabilidad a largo plazo del modelo de desarrollo, cuestión a la que intuitivamente parece refirirse el desarrollo sostenible si consideramos la semántica de los dos términos que componen la denominación, es un recurrente tema de debate entre las diferentes escuelas del pensamiento económico desde prácticamente el nacimiento del capitalismo. La teoría malthusiana y su célebre principio de población (Malthus, 1798) constituye una de las primeras críticas al mantenimiento a lo largo plazo del modelo de desarrollo existente. La consideración de una versión rudimentaria de la ley de los rendimientos decrecientes lleva a T. R. Malthus a establecer diferencias entre la capacidad de crecimiento de la población, que crece en progresión geométrica, y los medios de subsistencia, que creen en progresión aritmética. La escasez de alimentos, los únicos medios de subsistencia en las primeras formulaciones de la teoría, supone un grave obstáculo al mantenimiento del crecimiento, que el reverendo Malthus soluciona apelando a estrictos controles morales que reduzcan la natalidad. La ley de los rendimientos decrecientes es enunciada y perfeccionada por otros economistas de la escuela clásica, quienes encuentran en ella un freno a la producción que se puede obtener del factor tierra y al crecimiento de la población. D. Ricardo considera la escasez de la oferta de este factor y encuentra en la explotación de tierras marginales de baja productividad la explicación a la caída de la producción (Ricardo, 1817). J. Stuart Mill adopta un enfoque similar, aunque a diferencia de Ricardo no asume un horizonte tecnológico constante ya que es consciente de que los avances en los distintos campos de la ciencia, la mejora de la productividad agrícola y las comunicaciones, etc., podrán ralentizar la llegada de un estado estacionario, presente en sus predicciones (Mill, 1848). La insostenibilidad del sistema capitalista es el eje central de la teoría de K. Marx. El análisis realizado es diferente a la de sus predecesores, destacando la reducción de los incentivos para acumular capital a medida que se reduce la tasa de ganancia

1_9788481437089  

Ecoetiquetado de bienes y servicios para un desarrollo sostenible Adolfo Carballo Penela © AENOR (Asociación Española de Normalización y Cer...

1_9788481437089  

Ecoetiquetado de bienes y servicios para un desarrollo sostenible Adolfo Carballo Penela © AENOR (Asociación Española de Normalización y Cer...