Page 9

Prólogo Este libro, Sistema de Derecho Comparado y Global: de las Familias Jurídicas Mundiales al nuevo Derecho Común, que como bien dice su autor, resulta madrugador, pues invita a salir del caduco paradigma de las decimonónicas Facultades de Derecho (preocupadas por impulsar la regulación estatal), para conducir al nuevo modelo que se acomete desde las Facultades de Ciencias Jurídicas, como la que tengo el gusto de dirigir desde hace ya un tiempo. Desde nuestra Facultad, siempre se ha apostado por una educación integral de vanguardia, de ahí que fuera pionera en la impartición del Derecho Comparado y Global (DCG), desde sus diversas asignaturas (e.g. Derecho Comparado en la Licenciatura de Derecho, Sistemas Jurídicos Contemporáneos del Grado de Derecho, Marco Legal Internacional en las Licenciaturas y Grados de ADE, Finanzas, et al.) Para abordar la materia, el Prof. Sánchez-Bayón, acertadamente, parte de la observación y constatación de que, con la globalización, “existe una red de redes regulatoria” (desde las organizaciones internacionales hasta los entes locales, y cualquier particular en interacciones con otros sujetos) —tal como ya probara en su código de nueva generación, RIDE, el mismo autor (junto con el Prof. González de la UAM)—, por lo que resulta urgente y necesario enseñar a los estudiantes de Ciencias Jurídicas (Derecho, Criminología, Relaciones Internacionales, Ciencias del Transporte, etc.) a apreciar y saber gestionar dicha red. Se entenderá entonces la importancia que se ha concedido en nuestros planes de estudio al DCG. En palabras del autor, tal “disciplina, permite el estudio de los fundamentos de derecho comunes a las diversas tradiciones (occidentales y occidentalizadas), para descubrir la razón jurídica subyacente posibilitadora de la configuración de sus sistemas y la armonización de las relaciones inter, intra y transordinamentales, de modo que se vaya avanzando en la consolidación de un nuevo Derecho Común —actualmente, de aspiración global: tanto por coordenadas espacio-temporales como materiales—. Sus reflejos más frecuentes en la realidad, donde prueba su valía el DCG, son: (a) calificar y resolver problemas de tráfico jurídico en la globalización (e.g. conflictos ordinamentales, elementos trasnacionales, trasplantes jurídicos, materias sobrevenidas difusas); (b) cotejar soluciones jurídicas dadas, para

1_9788490047477  
1_9788490047477