Page 15

20

J. F. VERA - F. LÓPEZ - M. J. MARCHENA - S. ANTON

1. EL TURISMO: UN FENÓMENO CONTEMPORÁNEO, DE NATURALEZA DIVERSA Y DE ESTRUCTURA COMPLEJA El origen del turismo como fenómeno social y del propio nacimiento del término “turismo” han sido objeto de atención desde hace tiempo por parte de los historiadores sociales. Sin embargo, aún perduran las interpretaciones fundamentadas en marcos disciplinares determinados o ideas preestablecidas sobre el tema. En estas páginas se aportan unas notas sobre la evolución histórica del turismo, que avalan la afirmación realizada sobre el carácter contemporáneo del turismo, y se hace referencia asimismo al significado del ocio y turismo en un marco de competencia espacial en un mundo globalizado. Finalmente, se introduce el tema de las dificultades de aprehensión de este fenómeno, dada su diversidad y complejidad, con referencias iniciales a la aportación del conocimiento geográfico del turismo, cuestión que se aborda con mayor profundidad en el Capítulo 2.

1.1. Ocio y turismo: notas de su evolución histórica Históricamente, desde los orígenes del hombre, el ser humano se ha desplazado en el territorio por distintas razones, y entre ellas también por motivos de ocio. En la Grecia clásica, los Juegos Olímpicos motivaban viajes con fines parecidos a los turísticos. Tiempo después los romanos viajaban a sus villas de verano para descansar y escapar del bullicio de las ciudades. Durante la Edad Media lo más parecido al turismo eran las peregrinaciones, especialmente el Camino de Santiago, que creaban una gran ruta que, en cierta medida, vertebraba Europa. Las grandes expediciones marítimas de portugueses, británicos y españoles despertaron y respondieron a las ansias viajeras, dando paso a algunas de las señas de identidad del Renacimiento. Sin embargo, no se puede hablar propiamente de turismo, tal como se concibe hoy, hasta el fin del Antiguo Régimen y los albores de la revolución industrial en el siglo XVIII, con las prácticas de nobles y rentistas, que impulsaron los primeros balnearios y realizaban el denominado «grand tour». Por lo tanto, el precedente más claro del turismo se encuentra en la costumbre de la aristocracia inglesa de enviar a los jóvenes a hacer el «grand tour» (de ahí el término ‘turismo’): un viaje de larga duración (entre tres y cinco años) por distintos países europeos al finalizar los estudios, cuyo fin era el de complementar su formación y adquirir experiencias. La Revolución Industrial proporcionó a la burguesía recursos económicos y tiempo libre para viajar, actividad mucho menos incómoda que en siglos anteriores gracias al mismo invento que define la época: la máquina de vapor. El ferrocarril se extendió por toda Europa y América del Norte, al tiempo que se reducía espectacularmente la duración de los desplazamientos marítimos. Thomas Cook, nacido en Gran Bretaña en el año 1808, fue el hombre que inventó el servicio de «agencia de viaje» para los

1_9788490042298