Page 20

24

Agnès Lucas-Schloetter

De conformidad con la doble vertiente de la Ley, la HADOPI tiene dos misiones diferenciadas: por un lado, luchar contra las descargas ilícitas (vertiente represiva); por otro lado, fomentar la puesta a disposición legal e informar a los internautas de los peligros de la piratería (vertiente pedagógica). De ahí que se prevea una formación obligatoria en las escuelas para sensibilizar a los jóvenes y contribuir a cambiar sus hábitos (artículo L. 312-6 Código de Educación). En cuanto a la misión de la HADOPI de promover la puesta a disposición legal de contenidos, se otorgará un distintivo a las webs que respeten los derechos de autor, de modo que los internautas puedan identificar claramente la legalidad de las ofertas2. Asimismo, la HADOPI tiene que crear un portal que incluya las ofertas legales (artículo L. 331-23 CPI). La HADOPI está formada por una Junta y una Comisión de Protección de los Derechos (CPD). La Junta se encarga de la mayoría de las misiones de la Alta Autoridad (artículo L. 331-15 CPI). Está compuesta por 9 miembros nombrados por decreto por un período de 6 años (artículo L. 331-16 CPI). El “brazo armado” de la HADOPI es la CPD que está compuesta por 3 magistrados procedentes del Tribunal Supremo, el Consejo de Estado y el Tribunal de Cuentas respectivamente, nombrados por decreto por un período de 6 años. Dicha Comisión se encarga de enviar una advertencia a los internautas cuya conexión a Internet está siendo utilizada para efectuar descargas ilícitas (artículo L. 331-17 CPI). En la ley, se había previsto que la CPD fuera la encargada de ordenar la suspensión del acceso a Internet, pero dicha posibilidad fue anulada por el Consejo Constitucional (ver infra). Para el ejercicio de estos avisos, la CPD cuenta con funcionarios especializados, denominados por la ley como “agentes jurados” (artículo L. 331-21 CPI).

2. Consagración del sistema de respuesta gradual (three strikes system) El sistema de lucha contra las descargas ilícitas establecido por las leyes HADOPI no es un sistema de sanción automática que se aplique

2

Véase el Decreto 2010-1366, de 10 noviembre de 2010, relativo a la concesión de un distintivo para las ofertas de servicios de comunicación pública en línea. Sobre dicha cuestión, véase también el Decreto 2010-1267, de 25 de octubre de 2010, relativo a la “Tarjeta Música”.

1_9788490048467  
1_9788490048467