Page 15

Prólogo

19

pago de la compensación equitativa por copia privada, las cantidades aplicables a cada uno de ellos y la distribución entre las diferentes modalidades de reproducción. Pero faltaba un aldabonazo final. Lo dio, cerrando el año, el RDley 20/2011, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, con una DA 10ª del siguiente tenor: “Modificación del régimen de compensación equitativa por copia privada.– 1. Se suprime la compensación equitativa por copia privada, prevista en el artículo 25 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, con los límites establecidos en el artículo 31.2 de la misma Ley. // 2. El Gobierno establecerá reglamentariamente el procedimiento de pago a los perceptores de la compensación equitativa por copia privada con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.//3. La cuantía de la compensación se determinará tomando como base la estimación del perjuicio causado”. A estas alturas ya se conoce cuál es el montante de la compensación. En la Ley 2/2012 de 29 de junio, de Presupuestos Generales del Estado (BOE de 30 de junio), se consigna una partida de 5 millones € en concepto de “Compensación equitativa por copia privada a hacer efectiva a los beneficiarios legales de la misma, a través de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, mediante el procedimiento de pago que reglamentariamente se establezca”. Sin entrar en la cifra, muy alejada de los cálculos de las entidades obligadas a gestionar la compensación, es como mínimo llamativo que el resultado de la STJUE del Caso Padawan, que apreciaba desviaciones incorrectas en el sistema español (pues pagaban el llamado canon quienes no debían hacerlo), haya sido al fin un sistema en el que la desviación es superlativa. La cantidad per capita es pequeña. Pero ahora corre a cargo de todos los ciudadanos, hagan o no copias privadas. La solución, no obstante, se presenta como provisional y todo apunta a que los especialistas tendrán que seguir hablando de “cuestiones de actualidad”, sea para analizar novedades —españolas o europeas— en materia de copia privada, sea para el obligado balance de la actividad de la Sección Segunda de la Comisión en su lucha por la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual o, de forma más

1_9788490048467  
1_9788490048467