Issuu on Google+

La Melaza

Historias de Amor y Tambor


La Melaza Historias de Amor y Tambor


La Melaza

Historias de Amor y Tambor Año tras año, el primer jueves de Febrero marca el comienzo del desfile de Llamadas, hito singular del largo carnaval uruguayo.  Cientos de miles de personas se arrejuntan a lo largo de la estrecha calle Isla de Flores entre Barrio Sur y Palermo, para disfrutar de una interminable sucesión de agrupaciones tocando candombe[*].  Este vigoroso, enérgico y peculiar ritmo oriundo de Uruguay no pasa desapercibido. El pueblo se desata ante el repiquetear del tamboril, manifestación inusual en la generalmente aplacada sociedad uruguaya. La Melaza abre una brecha en un espacio de expresión dominado por los hombres y crea la primera comparsa en desfilar en las Llamadas, con una cuerda de tambores integrada sólo por mujeres. Pero más importante aún, germina en esta sociedad la posibilidad de integrar a la mujer a una actividad tan nuestra, y a la vez tan ajena a las mujeres uruguayas. Con ellas nace también un estilo, una propuesta, una forma de expresión tan genuina como diferente. Este libro es un tributo a estas mujeres, quienes representando a la comunidad negra en el desafío por ejercer su libertad y dignidad, han también desafiado la condición social de la mujer en el Uruguay. Es un reconocimiento a quienes abrieron la intimidad de su comparsa para mí, y me brindaron color, alegría y esperanza. Este proyecto es el resultado del registro fotográfico de seguir a la comparsa La Melaza, desde la preparación y durante el transcurso del desfile de Llamadas del día 5 de Febrero del 2009. [*] Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.


Personas y personajes


Maquillaje. Una de las características de la Melaza es su sofisticada, única y elaborada producción. En este caso se aprecian algunos de los diferentes diseños de maquillajes utilizados para el día de Llamadas. Daniela Villamonte | Repique. Cuatro son los colores que caracterizaron a la agrupación representando los ciclos de la fiesta de la naturaleza (amarillo, verde, rojo y violeta). El verde simboliza el brote. Bárbara Fernández | Cuerpo de Baile. Cuatro son los colores que caracterizaron a la agrupación representando los ciclos de la fiesta de la naturaleza (amarillo, verde, rojo y violeta). El amarillo simboliza la semilla. Melina Rubiños | Chico. Habiendo ya pasado por el maquillaje ahora solo resta la larga espera previa a la salida. Faltan aún varias horas antes de que toda esta anticipación se desate en un intenso tocar de tambor por la calle Isla de Flores. Banderillero. En una agrupación donde los tambores están exclusivamente a cargo de las mujeres, los pocos hombres que participan de La Melaza están en el cuerpo de baile o a cargo de alguno de los trofeos o personajes tradicionales. Fernando Paez | Porta Estandarte. Aún durante el proceso previo de la preparación, se lo aprecia concentrado y enfocado. Cada persona vive el proceso de diferente manera.

El Equipo. Múltiples personas colaboraron en el armado del vestuario y los diversos elementos que forman parte de la propuesta artística.

‘Chacha’ (Ana Claudia de León) | Repique. Chacha reflexiona sobre la propuesta de La Melaza durante una entrevista previa a la salida del desfile de llamadas.


Lucía Ianandrea | Cuerpo de Baile. Para algunos la previa es una oportunidad de entretenimiento y festejo. Para otros es un proceso más intimo, tal vez de nervios o concentración.

Selvi Paez | Cuerpo de Baile. Cuatro son los colores que caracterizaron a la agrupación representando los ciclos de la fiesta de la naturaleza (amarillo, verde, rojo y violeta). El violeta simboliza la madurez. Espejito, espejito... Reflejo de una de las integrantes de la comparsa durante la sesión de maquillaje.

Anabella Calisto | cuerpo de baile. Desde temprano a la mañana fueron llegando a la sede donde se prepararon en la calle Blanes. Durante largas horas un grupo de más de cuatro maquilladoras y múltiples personas más trabajaron en preparar la producción de esta sofisticada comparsa, no perdiendo de vista ni el más mínimo detalle. Vestuario. Se puede apreciar el nivel de detalle e intrincado trabajo propuesto a través del vestuario, uno de los tantos elementos que caracteriza a esta agrupación.

Tania Bega | cuerpo de baile. Cuatro son los colores que caracterizaron a la agrupación representando los ciclos de la fiesta de la naturaleza (amarillo, verde, rojo y violeta). El rojo simboliza el fruto. Lucía Martínez | Chico. Maquilladora trabajando en los toques finales del maquillaje de una de las tamboreras de la Melaza.

La espera. Mientras algunos se preparan, otros esperan su turno en la esquina de Blanes y Lauro Muller.


Listas. Minutos antes de salir para el punto de partida de las llamadas, las tamboreras, ya prontas se juntan en la calle Blanes para darse ánimo.

La formación. Detalles de último momento. Estudiando la formación que llevará la comparsa durante las llamadas.

La partida (Camila Ortíz | Cuerpo de Baile). La agrupación subiendo al transporte que las llevará a Paraguay y rambla, donde está el control de entrada para el desfile de llamadas.

Ximena Bouzo | Repique. Del otro lado de la barrera, y ya pronta para salir una de las tamboreras de La Melaza observa mientras el resto de los integrantes pasa el control de acceso. En el fondo las típicas casas de Barrio Sur en Paraguay casi la rambla. Aguante La Melaza. A lo largo de la calle Isla de Flores, una y otra vez, esta agrupación de candombe compuesta por solamente tocadoras mujeres, despierta la pasión del público que las acompaña con entusiasmo. Isla de Flores. Cada año, cientos de miles de personas se agrupan alrededor de la estrecha calle de Isla de Flores en Barrio Sur y Palermo para ver pasar una tras otra, las comparsas desfilando al ritmo del candombe. Vientos y zancos. La propuesta de La Melaza para este año incluyó una agrupación de vientos y tres personajes en zancos que cerraban la formación de la comparsa.

Las brujas. Los inusual vientos se tornan el centro de atención durante el corte 'Fiesta' de la comparsa. Hasta ahora los instrumentos habían estado cubiertos debajo de las capas violetas que llevan las 'brujas'.


El corte. La propuesta de este año estuvo caracterizada por la dinámica integración y comunicación entre tambores y bailarines, enfatizados a través de dos cortes musicales y movimientos escénicos colectivos. Banderillero. Banderillero de La Melaza desplegando la bandera violeta de la agrupación.

Intensidad. Una de las integrantes del cuerpo de baile de La Melaza interactuando con el público.

Fuerza! "Mache" Marcela Díaz | Piano. Con la bandera de la agrupación como fondo, una de las tamboreras enfrenta al público rindiendo tributo al entusiasmo con el que son recibidas.

El fin! Daniela Villamonte | Repique. Después de haber recorrido más de diez cuadras cargando el tambor y tocando sin parar, el silbato marca el fin de un largo y especial día para la comparsa de La Melaza. La celebración. El cansancio no es suficiente para prevenir el merecido festejo y la alegría que continuará durante la noche y por muchos días más.


Basado en Montevideo, Uruguay, Martín Herrera Soler se especializa en trabajo documental y fotografía de viajes. Con una vasta experiencia profesional en el mundo corporativo, Martín decide incursionar en el mundo artístico, y empieza su camino en la fotografía en el año 2004, muy a pesar de las recomendaciones de su horóscopo. En el 2008 regresa a Uruguay con la intención de ‘reconocer’ su país, ahora desde la óptica de un fotógrafo y a través del lente de su cámara. Además, y tal vez más importante, porque no hay rival para el helado uruguayo (sus gustos favoritos son chocolate amargo y limón). www.martinhsphoto.com


Fotografias: Martin Herrera Soler | www.martinhsphoto.com


La Melaza, historias de amor y tambor