Issuu on Google+


Q

El vistoso emoticon japonés

2

Dragones: Oriente y Occidente

4

Dibuja una fabulosa serpiente

8

la leyenda de Sensemayá

11

Qué es el Yaoi y el Slash

12

Cómic: Mercié & Élie

14

DIRECTORIO Esta revista fue diseñada por: Fabiola C. García Ruelas Algunas de las ilustraciones y de los textos de esta revista, pertenecen al mismo diseñador de la misma, incluyendo entre estos el tutorial para aprender a dibujar una serpiente; el material restante fue tomado de Internet y de algunas fuentes bibliográficas.

zerafad2001@yahoo.com



uimera es un monstruo hibrido con cabeza y cuerpo de león, tiene una cabeza de cabra sobre el lomo, su cola es una serpiente y escupe fuego. La Quimera es un símbolo complejo de las creaciones imaginarias salidas de las profundidades de lo inconciente, es una deformación psíquica, caracterizada por una imaginación fértil e incontrolada. Pero ¿Qué pudo originar la invención de este monstruo en el imaginario humano? Se dice que en Licia existe un volcán que lleva su nombre: la base esta infestada de serpientes, en las laderas hay praderas y cabras, la cumbre exhala llamaradas y en ella tienen su guarida los leones; la Quimera sería una metáfora de esta curiosa elevación, lo que nos lleva a pensar que tal vez muchos de nuestros monstruos y relatos míticos estén relacionados con el temor a lo desconocido. Los antiguos navegantes veían monstruos marinos pues temían a las profundidades del mar, se hablaba de dragones que habitaban en las cumbres más elevadas, que en aquellos tiempos eran imposibles de alcanzar, hoy en día nos inventamos extraños seres que vienen del espacio ante nuestro temor a la inmensidad del Universo. Y los relatos que pueblan nuestra cultura, nuestros libros, nuestras películas, nuestros juegos de video, nuestra música, nuestro arte, nuestros cómics, nuestras historias de fantasmas y de más, no son sino Quimeras, creadas a partir de la unión de mitos entremezclados, de temores y de sueños humanos, de visiones, de imágenes, de sonidos y de una gran gama de la imaginería de la especie humana. Y que son sino nuestras creaciones, una Quimera: Aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, no siéndolo.


U

n emoticon (o emoticono) es una combinación de caracteres dispuestos de tal forma que simulan una mueca; en un principio representaban una cara humana y expresaban una emoción, pero, posteriormente, fueron creándose otros emoticonos con significados muy diversos. Los emoticones occidentales se crean empleando el código ASCII y para poder leerlos es necesario ladear la cabeza hacia la izquierda; se emplean frecuentemente en mensajes de correo electrónico, en foros, SMS, chats, redes sociales etc. ¿Un ejemplo? Pues este: XD (reírse a carcajadas). Este sería un ejemplo de un Emoticon occidental, muy común en la Web. Los emoticones occidentales emplean muy pocos caracteres a la hora de expresar la emoción deseada, justo lo contrario que los emoticonos japoneses, los cuales están compuestos con más caracteres con el simple objetivo de ser lo más similares a expresiones vistas en mangas y animes. En Asia Oriental tuvieron su origen los llamados “emoticons japoneses” conocidos también como kaomoji (kao = cara, moji = letra), estos se diferencian de los occidentales, principalmente, en que se pueden comprender sin tener que girar la cabeza.

EMOTICONOS

2

OCCIDENTALES

Desde hace tiempo parece ser que los japoneses han delegado su expresividad facial en los personajes manga, de los cuales han sacado los cánones necesarios para poder crear su biblioteca de emoticonos y convertirlos en uno de sus lenguajes más utilizados a la hora de expresarse, curiosa paradoja. Como es lógico, Internet es uno de los contextos principales en los que se usan estos emoticonos, incluso existe un TOP de los más utilizados. Los kaomoji representan caras y emociones y su estilo se asemeja mucho al que se encuentra en el manga y anime, como ya se menciono antes. A diferencia de los emoticonos occidentales, los kaomoji no se encuentran acostados y casi todas las expresiones faciales son representadas reemplazando los ojos en vez de la boca. Gracias a que el japonés y otros idiomas asiáticos emplean caracteres Unicote además del código ASCII, el número de caracteres disponibles es mucho mayor que en idiomas occidentales para los cuales se emplean únicamente los caracteres ASCII. Esto multiplica muchas veces el número de combinaciones posibles para formar un kaomoji, permitiendo representar no solo expresiones faciales, sino también personajes conocidos e incluso animales. El arte e ingenio mostrados por los creadores anónimos de algunos de estos emoticonos es sorprendente. Aunque no siempre es suficiente con los símbolos, y es necesario acudir al lenguaje escrito, en este caso el japonés, para complementar algunas expresiones y no se llegue a ninguna confusión. Por ejemplo, si nosotros vemos este Emoticon, \(−−)/ es muy probable que no nos diga ni mu. Por eso se le acompaña con マイッタ, que significa “no puedo más”.

ASCII y UNICODE

El código ASCII puede obtenerse por defecto en las computadoras P c presionando l a tecla “Alt” m ás u n número, por ejemplo: Alt + 64 = @, y así sucesivamente.

Ejemplos de ASCII

JAPONESES

Alt + 5 =

:)

sonrisa

( ^_^ )

Alt + 94 =

:(

triste

(;_·)

Alt + 91 =

;’(

llorando

(T-T)

Alt + 92 =

:-O

sorprendido

( O_o )

Alt + 14 =

:?

confundido

( ?_? )

Ejemplos de Unicode

En c ambio, l os c aracteres Unicote no e stan por d efecto e n las computadoras Pc occidentales, y deben ser bajados de la red.


sorprendido y apenado

Los Kaoani Existen además otro tipo de emoticones japoneses conocidos como: Kaoani ( kao - cara y ani - animación) son pequeños emoticonos que normalmente rebotan y parece que están flotando. Estos kaoani son el equivalente de nuestras galletas o cookies animadas. En español son conocidos como caritas de anime, nubecitas o bombones (en inglés también son conocidos como blobs, puffs y kaos). Los Kaoanis pueden tener forma de animales, gelatinas de colores, bombones vestidos como animales, personajes de caricaturas, etc. Muchos están animados haciendo diferentes actividades, como bailar, reír o jugar. El formato de archivo de los kaoanis siempre es GIF igual que nuestras cookies, ya que este formato acepta animación. Los kaoanis normalmente son usados en foros de discusión, páginas de MySpace, blogs y MSN para demostrar las emociones de una persona. *

kaomoji

L

os emoticones occidentales son muy sencillos, se forman utilizando el código ASCII, para leerlos es necesario ladear la cabeza hacía la izquierda.

L

os emoticones japoneses son más complejos, para crearlos se utiliza el código ASCII y el Unicode, su aspecto intenta imitar las expresiones del manga y el anime.

L

os Kaoani son el equivalente de nuestras cookies, siempre estan flotando y tienen diversas formas, imitan las expresiones del manga y el anime.

enojado

dudando

dolor

guiño

dormido

kaoani

:-m pensando

agitando los bracitos

caja gato

3

emoticon

sorprendido

reírse


“A



lo largo de nuestra historia, por encima de cualquier otra cosa, a cautivado nuestra imaginación una criatura en especial, en la tierra o desde el aire el dragón a dejado su huella en el folclore de nuestros antepasados.” El dragón es tal vez la más universal de todas las criaturas míticas. Con mayor frecuencia se le describe como un gran reptil volador, una bestia feroz e indomable (pero no necesariamente mala) que personifica en muchas culturas las fuerzas elementales del caos y el orden cósmico. Los dragones constituyen en la iconografía de muchos pueblos un importante material básico de gran fuerza simbólica. Se configuran completamente como reptiles, que recuerdan ocasionalmente cocodrilos alados o serpientes gigantes. El dragón es el símbolo universal del poder, la inteligencia y la astucia. Los dragones son seres maravillosos, majestuosos y grandiosos que podemos encontrar en casi toda la mitología. Las formas del dragón son tan variadas como las culturas que lo cobijan y estas cambian acorde a su origen. Si acaso, lo único que tienen en común es el parecido que guarda con las serpientes. No todos tienen alas, no todos escupen fuego, aunque por lo general tienen varías cabezas, les sale fuego por los ojos y escupen veneno.

Para algunas culturas representan al mal y son tomados como demonios, mientras, que en otras representan sabiduría y son vistos como dioses. Así por ejemplo son alados en occidente y considerados malévolos, mientras en oriente los dragones chinos son considerados benévolos y u n símbolo tanto de vida como de abundancia. Muchas personas creen que un arcoiris es un dragón o serpiente gigante que rodea la tierra, alejando lluvias y protegiendo al mundo del desorden que se encuentra más allá. Como habitantes de regiones lóbregas bajo tierra o submarinas, los dragones a menudo se asocian con fuerzas obscuras. En muchas tradiciones están vinculados con la serpiente que habita la tierra, una forma que a menudo se considera representante del mal. El dragón se nos presenta esencialmente como un guardián severo o como un símbolo del mal y de las tendencias demoníacas. Es en efecto el guardián de los tesoros escondidos y como tal el adversario que debe vencerse para poder acceder a ellos. En Occidente es el guardián del Vellocino de Oro y del Jardín de las Hespérides; en China, según un cuento de los Táng, es el guardián de la perla; la leyenda de Sigfrido confirma que el tesoro guardado por el dragón no es sino la inmortalidad. En Occidente, el dragón simboliza los cuatro elementos de la naturaleza (tierra, aire,


un poema épico anglosajón, el más antiguo que se conserva; un hombre llamado Beowulf, que había librado a su pueblo de un monstruo mitad hombre y mitad diablo, luego, ya convertido en rey, lucha contra un dragón, disputa en la que ambos mueren. En el Cantar de los Nibelungos, un poema épico medieval anónimo, Sigfrido mata a un dragón llamado Fafnir, y al ungirse con su sangre se hace inmune a todo mal. Para los celtas, el dragón era una divinidad de los bosques, cuya fuerza podía ser controlada y utilizada por los magos. Entre los conquistadores celtas de Britania fue símbolo de soberanía, y durante la ocupación romana de la isla adornó los estandartes de guerra, convirtiéndose en un símbolo heráldico y luego militar. Entre los romanos, como se dijo más arriba, el dragón era considerado un símbolo de poder y sabiduría. Para la mitología eslava, el dragón era una de las formas que adoptaba el dios Veles, señor del Mundo Subterráneo, adversario de Perún, dios del trueno. Los cristianos heredaron la idea hebrea del dragón, que aparece en el Apocalipsis, del apóstol Juan, y en otras tradiciones posteriores. En el arte cristiano del Medievo simboliza el pecado y al aparecer bajo los pies de los santos y mártires representa el triunfo de la fe y los reinos cristianos sobre el diablo. La leyenda de San Jorge y el dragón muestra claramente este significado. El dragón como símbolo demoníaco se identifica en realidad con la serpiente: “Orígenes” confirma esta identidad a propósito del salmo 74 (Leviatán). “Las cabezas de dragones rotas, las serpientes destruidas, prueban la victoria de Cristo sobre el mal”. Además de la conocida imaginería de San Miguel, o de San Jorge, el propio Cristo se representa a veces pisando a los dragones. El simbolismo cristiano ve al dragón como personificación de lo diabólico o del satánico Lucifer, al que el arcángel Miguel vence y arroja a las profundidades del infierno. Por consiguiente, los dragones se relacionan frecuentemente con el elemento fuego y se les representa escupiendo fuego. Particularmente comparando la idea del dragón entre el lejano Oriente y Occidente. Los dragones chinos (o long), los japoneses (o ryū) y los coreanos son vistos gene-



fuego y agua); vive en las profundidades de la tierra o del agua, vuela y a menudo lanza fuego. En los mitos de la creación, los dragones son generalmente criaturas primitivas poderosas y violentas que deben ser vencidas por los dioses. Los papeles que le dan al dragón son el de monstruo al que hay que vencer o el de guardián. La victoria sobre el dragón es, a menudo en cuentos y leyendas, una prueba a la que es sometido el héroe, que mediante ello logra un tesoro o salvar a una princesa cautiva. Muchas de las princesas de los cuentos actuales sufren todavía cautiverio bajo el poder de algún fabuloso dragón. El dragón es en este sentido símbolo de la animalidad salvaje que debe ser dominada por la energía disciplinada. El simbolismo alrededor del dragón es esencialmente el de la lucha. La lucha entre el dragón y un héroe o un dios tiene, sin embargo, distintos significados. En estos míticos combates el dragón asume dos papeles, el de devorador y el de guardián, que tienen finalmente una sola raíz: el de un ser cósmico en espera, cuya acción implica la muerte -o el nacimiento- de un orden universal. Así, en un principio fueron los devoradores de dioses algunos mitos se refieren a los dragones como la causa de los eclipses, por ejemplo-, o sus enemigos -caso de Apofis y Pithon, enemigos del sol-; posteriormente los dragones fueron fuerzas a la que se les ofrecían doncellas en sacrificio, y no tardaron en concebirse como comedores de hombres. Mas ese papel no se aleja del de guardián, que implica la espera y mantenimiento de un orden, sea por una nueva vida para el universo o el de un lugar sagrado. Justamente porque son guardianes de algo sagrado es que son simbólicamente el puente a otro mundo o la prueba de todo héroe. Las actitudes tomadas en las culturas del mundo frente a la figura del dragón y la lucha que supone se distancian en ocasiones. El rasgo común de todos los dragones es una combinación de características de animales de tierra, mar y aire, estas se fusionan de una forma tan armoniosa, que siempre resulta ser la criatura más bella e imponente que se haya visto, y que representa el más perfecto balance entre belleza y fealdad. Las tribus nórdicas de Europa asociaban su folclore con varios aspectos terroríficos del dragón. La mitología germana incluye al dragón (Nidhug o Níðhöggr) entre las fuerzas del inframundo, se alimenta de las raíces de Yggdrasil, el fresno sagrado que extiende sus raíces a través de todos los mundos. Los antiguos escandinavos (los vikingos), adornaban las proas de sus naves esculpiéndolas en forma de dragón; usaban esta decoración en la creencia de que así asustarían a los espíritus (Landvaettir) que vigilaban las costas a las que llegaban. También los dragones aparecen en poemas germanos: en Beowulf,


En Occidente los dragones representan las fuerzas del caos y de la destrucción. El dragón occidental escupe fuego por la boca, es alado y tiene una vaga semejanza con la serpiente. El dragón occidental también guarda tesoros que protege celosamente, es así que se convierte entonces en un símbolo de la codicia del hombre. Gracias a la iglesia católica en occidente se percibe al dragón como un ser infernal, demoníaco, al que es preciso vencer.



El elemento común del dragón occidental es el fuego, el viento y la tierra, puesto que vuela y avita en las cavernas.

ralmente como benévolos, mientras que los europeos son generalmente malévolos. Sin embargo, los dragones malévolos no están restringidos a Europa y se ven también en la mitología persa y en otras culturas. El tema es, por supuesto complejo, y ha variado a lo largo de la historia, por ejemplo, entre los romanos, típicos representantes del Occidente antiguo, el dragón era considerado un símbolo de poder y sabiduría. La noción del dragón en China es compleja y comprende una enorme variedad de tipos. Es al mismo tiempo símbolo de realeza, del Emperador, de las regiones Orientales y de la primavera. La mitología china no conoce dragones malos que causen daños a la gente, su actuación en la tierra tiene siempre resultados benéficos. En China, los dragones son acompañantes de los dioses; el Dragón Celestial Azul custodia sus mansiones. El dragón chino representa el poder espiritual supremo terrenal y celestial. Es el símbolo más antiguo del arte oriental; representa también al sol y la abundancia de la tierra, al conocimiento y a la fuerza. La energía del dragón engloba todos los fenómenos naturales, aporta lluvias bienhechoras, pero también tifones devastadores ocasionados por los dragones del mar. Los dragones saben dominar el tiempo y se ocupan sobre todo de que los campos tengan la humedad suficiente; también existe la creencia de que determinan la forma del paisaje. A diferencia de las contraproducentes energías asociadas a los dragones occidentales, la mayoría de los dragones orientales son bellos, amigables y sabios. Son como unos “ángeles del Oriente”. Pero al mismo tiempo, los dragones orientales son sumamente orgullosos, cuando no se escuchan sus consejos o no se los adora lo suficiente, son capaces de detener la lluvia, invocar tormentas,

El dragón en oriente es benévolo, es el dador de la lluvia y el ordenador del caos. Sólo la forma más evolucionada del dragón oriental tiene alas, su cuerpo es muy parecido al de una serpiente, pero con pequeñas patas, orejas y cuernos. Este dragón es el guardián de un tesoro que es capaz de cumplir todos los deseos: la perla del dragón. El dragón oriental es el que trae la lluvia, es el 5º animal del zodiaco chino. Los elementos de éste dragón estan ligados a la naturaleza, simboliza el viento, el agua y el relámpago; vive en los ríos o en las nubes.


El dragón encierra un significado universal, es el poseedor del conocimiento y su más preciada riqueza es la inmortalidad.

gón chino tiene un aspecto casi constante y bien conocido: cuerpo delgado de serpiente, cuatro patas cortas, con cuatro o cinco zarpas, cabeza vagamente leonina con el hocico alargado, largos colmillos, ojos grandes y a veces, vistosos bigotes y cuernos; mientras que en occidente tiene cuatro patas, alas de murciélago, un cuello largo y serpenteante y piel escamosa. Los cuatro elementos que constituyen todas las cosas: agua, tierra, fuego y aire, aparecen combinados simbólicamente en el dragón que habita en las tierras o en las aguas, vuela por los aires o vomita fuego. Que Occidente y Oriente son tierras muy distintas entre si es un hecho. Hecho que se refleja en su forma de percibir el mundo y de representar la naturaleza que nos rodea, el dragón como símbolo de las fuerzas de la naturaleza es un símbolo de nuestra visión tan diversa de percibir la tierra. El dragón es un animal divino y el único digno de ser el emblema y guardián del poder de la naturaleza. *

7

acarrear inundaciones y causar escasez de alimentos. El dragón representa la esencia primaria yang de la imagen china del cosmos, o sea, generación, fecundidad y actividad y por ello se convierte a menudo en motivo con función ahuyentadora de demonios. En el arte decorativo suelen representarse dos dragones que juegan con una perla (la esfera del trueno), con lo cual provocan la lluvia fertilizadora, en esa perla esta su poder, es inofensivo si se la quitan. El vínculo con el agua explica también la relación preferencial del dragón con la perla, hecha de la quinta esencia del mundo acuático. El dragón, de hecho, además de ser, como el occidental, guardián de tesoros, lleva como excrescencia una perla, que tiene afinidades estructurales con él. El dragón tanto en Oriente como en Occidente, representa aspectos cósmicos y celestes junto con aspectos infernales, valores creativos junto a valores destructivos. El aspecto del dragón chino, en la literatura, es extremadamente variad, en la iconografía, por el contrario, el dra-


Y ahora, para seguir con el tema de nuestro dragón dibujemos a ese animal real que tiene mucho que ver con él, nos referimos a la serpiente.

COMENCEMOS: 

2

M ate r i a l es : • Un lápiz de punta dura. • Un lápiz azul o un bicolor. • Una hoja de papel, puede ser: bond, cartulina, marquilla etc. • Tinta china y plumilla o un pincelín negro de punto fino.

3 2. Ahora, ayudándote con el círculo traza un ovalo con forma de huevo, la punta más delgada será la nariz. Enumera las divisiones de la cabeza.

1. Para formar la cabeza de nuestra serpiente debemos trazar un círculo y dividirlo en cuatro partes, en los ejes X y Y.

4

4. Comenzando en la parte 2 de la cabeza, traza una segunda línea paralela a la que ya habías dibujado y únelas al final. Con esto tendrás el boceto terminado. • Observa: en la parte del centro la figura de la serpiente es más gruesa y se va adelgazando conforme se llega a la cola.

3. Traza una línea en forma de una S deforme que comience en la parte 4 de la cabeza. • El movimiento en S es la forma más característica de las serpientes y además llenará a tu dibujo de movimiento.

 5. Traza más líneas dentro del cuerpo siguiendo la forma de la serpiente, como en el ejemplo. Esta sección es el vientre.

• Las líneas no tienen que ser perfectas, es mejor si quedan algo deformes.

6. Ahora dibuja líneas a lo ancho de la serpiente.

8

• Observa que estas líneas son curvas, no rectas. Una línea curva ayuda a dar volumen a la serpiente y evita que ésta se vea plana.




7 Abras notado que al dividir el boceto en líneas parece como si estuviera formada por una red. Pues bien, nos guiaremos con esta red para poner las escamas, éstas llenarán a nuestra serpiente de volumen y movimiento.

7. Te tiene que quedar algo asì. El cuerpo de tu serpiente esta dividido en cuadros, para dibujar una escama primero: 8 - a. Traza una línea curva que abarque dos cuadritos.

9

8 - b. La punta de la línea curva debe quedar en el centro de los dos cuadritos. Llena la primera sección de escamas.

8 8 - c. Observa que la escama inferior nace en la punta de la escama superior, y así, conforme avances, las escamas de más abajo deberán comenzar en la punta de las escamas de arriba. • No importa si en una parte queda sólo un cuadrito, dibuja en él la mitad de la escama. • No importa que las escamas no esten todas del mismo tamaño, esa “deformidad” en las escamas es lo que le da movimiento a la serpiente

0

9

9. Llena toda la serpiente con escamas excepto la zona del vientre, guíate con la red de líneas.

10. Ahora pon pequeñas curvas a lo largo de la línea del vientre, las líneas que dividen a la serpiente a lo ancho serán tu guía para estas líneas.


Para dibujar un ojo Ahora vallamos a la cabeza y agreguemos los detalles.

 11. Guiándote con la imagen agrega los detalles de la cabeza: ojos, nariz, boca y el mentón de la serpiente.

2

¡listo!

Puedes agregar más detalles, echa a volar tu imaginación. En el próximo número te enseñaremos como dar color a la serpiente. 12 - a. Para terminar toma tu lápiz azul o tu bicolor y delinea los detalles de la serpiente, las escamas, los detalles de la cabeza, el vientre y el cuerpo de la serpiente. 12 - b. Una vez terminado toma el borrador y borra, el color azul no se borrará.

0

12 - c. Para finalizar, cubre los trazos azules con tinta china o con el plumón.


C

uentan que hace mucho, mucho tiempo, en el lugar en donde nacen las nubes, vivía una serpiente verde que soñaba con volar. Todas las mañanas al despuntar el alba, la serpiente, melancólica y triste, se ponía a observar el amanecer rojizo, y cuenta la leyenda que fue tanto su deseo de volar que un día sus escamas se transformaron en plumas y la elevaron al cielo. “La serpiente emplumada” la llamaban todos los animales, pues su cuerpo se había cubierto de largas plumas verdes. Nuestra serpiente verde ahora cubierta con plumas esmeralda remontaba el cielo azul, volaba al igual que las nubes y al hacerlo sus largas plumas oscilaban como si la serpiente estuviese hecha de viento. Nuestra pequeña serpiente poco a poco fue creciendo hasta transformase en un gran dragón emplumado, volaba junto con las tormentas y se escondía entre las nubes obs-

Para evitar que las aguas inundaran la aldea de los Hombres la serpiente arrastro su cuerpo por la tierra formando los ríos para que el agua tuviera por donde correr. Los ríos crecieron largos y profundos hasta desembocar en el mar. Los Hombres agradecidos construyeron templos para la serpiente emplumada y la llamaron “Sensemayá”, y desde entonces, gracias al viento de Sensemayá que llevaba las nubes de lluvia al desierto, éste se transformo en una selva verde y exuberante con enormes ríos que les recordaban a los Hombres la forma de la serpiente. *



curas cargadas de agua. Un día, en uno de sus viajes el viento la llevó hasta un desierto seco y caliente, la tierra estaba cubierta de huesos y piedras, no había vegetación. A lo lejos la serpiente pudo ver una pequeña aldea oculta entre el polvo de las tormentas de arena. En la aldea habitaban un grupo de animales que nuestra serpiente nunca había visto, eran pequeños y caminaban en dos pies, al principio la serpiente pensó que eran aves pero pronto vio que no tenían alas, ni plumas, ni pelo, ni escamas. Estas criaturas bípedas sufrían del calor y sacaban el agua cavando profundos pozos en la tierra, nuestra serpiente pudo ver las plantas amarillas y marchitas de las criaturas y se compadeció de ellas. Estas criaturas eran los Hombres. Utilizando la fuerza del viento la serpiente emplumada empujo a las nubes obscuras hacía el desierto y una vez allí las nubes dejaron caer grandes torrentes de agua.


E

Yaoi... casi todo el mundo metido en el manga ha oído hablar de ello. ¿Pero como empezó todo este movimiento, tan particular del manga? Vamos a echarle un vistazo.

2

l yaoi o shonen-ai es, aproximadamente, la mitad del mercado shojo manga. Yaoi es un acrónimo de “yama-nashi” (sin un clímax), “ochi-nashi” (sin conclusión) y “imi-nashi” (sin contenido). Shonen-ai significa simplemente “amor de chicos”. La diferencia básica entre ambos es que el Yaoi es más sexualmente explícito mientras que en el Shonen_ai lo más explicito que se muestra es una caricia o un beso. El Yaoi son, exclusivamente, historias que narran amores entre chicos. ¿Y entre chicas no hay?, alguien se preguntará. Si, lo hay, y se llama “yuri”, pero al contrario que el yaoi, es un género minoritario que no hay que confundir con los mangas hentai lésbicos para chicos. Las primeras historias de amores entre chicos aparecieron en los años 70: Toma no Shinzo de Moto Hagio (1975) y Kaze to ki no uta de Keiko Takemiya (1976), fueron las pioneras. Ninguna de las dos es una obra ligera, ambas tratan historias complicadas, dramáticas, y sí, también trágicas. Ambas autoras son parte del “grupo de las 24”, creadoras del shojo manga moderno el cual, en esa época, estaba en plena fase de expansión y experimentación, dando lugar a grandes clásicos. Las raíces se plantaron entonces, pero lo que hoy se conoce como Yaoi tuvo su origen en el mundo de los dojinshi (fanzines) japoneses a mitad de los ochenta. Estos dojinshis Yaoi empezaron como parodias de las series de éxito en las que las autoras convertían en parejas a los protagonistas masculinos. Aunque ya habían existido historias parecidas con algunos personajes, la explosión se produjo en 1984 con Captain Tsubasa (Super Campeones), cuya reina indiscutible fue Minami Ozaki, posterior creadora de Zetsuai. A esta le siguieron Saint Seiya (198889), Yoroiden Samurai Troopers (1989-92), Tenku Senki Shurato (1990), Cyber Formula (1992-96), Yuyuhakusho, Slam Dunk, Sailor Moon, Gundam Wing y Rurouni Kenshin, Trigun y Sorcerous Stabber Orphen, siendo estos últimos los que están mas en boga ahora. Juné fue la primer revista específicamente Yaoi que existió, hasta el punto que casi ha dado nombre al genero en Japón, y apareció a principios de los 80. Sin embargo, el gran boom de revistas y editoriales Yaoi no se produjo hasta principios de los 90. Estas nuevas publicaciones se nutrieron con autoras salidas del mundo de los dojinshis, muchas de las cuales saltaron a la profesionalidad muy rápidamente, quizás demasiado. Por supuesto, el fenómeno llego al anime. Pataliro, de Mineo Maya, fue el primer manga de temática homosexual en ser animado, pero ésta

es básicamente una obra cómica donde los protagonistas son gays, así que no podemos hablar verdaderamente de anime yaoi con ella. Para ello tendríamos que esperar a 1987, cuando Kaze to ki no uta fue animado en forma de OVA. Las OVAs son el formato standard en animación Yaoi hoy en día ya que, por su propio mercado, no puede ser viable de otra forma. La mayoría son de gran calidad, aunque por supuesto hay excepciones. Dentro de las publicaciones conocidas como literatura de género, el Yaoi despierta una curiosa paradoja dentro de las personas dedicadas a su estudio, puesto que el Yaoi es producido en su gran mayoría por mujeres y para mujeres. El manga Yaoi y Shonen_ai son un géneros muy populares en Japón y son vistos con buenos ojos, algo que aquí no sucede, en occidente este tipo de temas aun son rechazados por la sociedad aunque reflejen una parte de ella.


Dentro de la Literatura del Fan Fiction existe un género llamado “Slash” que se publica, por el momento, en Internet, pero ¿que es el Slash? Vallamos a ello.

Cabe mencionar que existen relatos con personajes y universos ciento por ciento originales que no parten de serie alguna, pero que al tratar temas relacionados como lo serían el amor entre chicos o personajes homosexuales, son clasificados dentro del género Slash y no se les considera literatura gay, curiosa paradoja. Pero son Slash por ser creaciones de mujeres que tratan temas de amor entre chicos, por estar dirigidos a un público femenino, aunque lleguen a tener lectores masculinos, y por ser el Internet su principal medio de difusión y publicación. Esperemos que algún día esta continuación del mito,que es el Fan Fiction salte de las pantallas del ciberespacio para instalarse en los medios impresos. *

En las historias Slash el canon se desafía, reconsidera o complementa de 3 formas posibles: Algunas historias muestran a los personajes como gays que no han logrado confesar su homosexualidad. Este recurso es muy utilizado en fandoms relacionados con el mundo militar, como la ciencia ficción militar. Otro recurso es mostrar a los personajes descubriendo una homosexualidad desconocida, muchas veces reprimida por un ambiente conservador. Finalmente, otras historias se basan en la bisexualidad de los personajes, lo que justifica que los personajes mantengan relaciones heterosexuales y homosexuales.

3

El Slash El Fan Fiction (ficciones de los fans) es un género de la Literatura que se publica principalmente en Internet y en fanzines. El Fan Fiction son ficciones escritas por fans partiendo de universos ya creados. Por ejemplo, pueden existir Fan Fiction de libros, películas, series de televisión, juegos de videos etc. uno de los Fan Fiction más viejos de la historia es la continuación de Don Quijote de la Mancha escrito por Alonso Fernández de Avellaneda. Dentro del Fan Fiction, como era de esperar, existen una gran variedad de géneros, los cuales se emplean para catalogar el gran número de Fan Fiction existentes, nosotros, nos ocuparemos por el momento de ese género llamado: Slash. Slash es un género de fanfiction de temática homosexual. Sus protagonistas son personajes de libros, series de televisión, videojuegos, etc. que en las historias mantienen o desean mantener una relación romántica o sexual con un miembro de su mismo sexo. El término “slash” suele quedar reservado para las relaciones entre hombres; para las mujeres se emplea femslash, f/f slash o femmeslash. El origen del slash se remonta a los años 70 y 80 en Estados Unidos y Japón, de forma prácticamente simultánea. En EE.UU se comenzó a llamar slash a aquellos relatos basados en Star Trek donde Kirk y Spock eran presentados como amantes. El término “slash” viene del nombre del símbolo “ / ” en inglés, que era lo que se utilizaba para separar los nombres de los involucrados (Kirk/Spock). Hoy día, sin embargo, se ha popularizado el empleo de la barra oblicua (/) en la fanfiction para referirse a cualquier pareja, heterosexual u homosexual. Actualmente el principal canal de distribución del Slash es Internet. Se suele considerar Slash a los relatos provenientes de esta tradición americana, generalmente ambientados en series, películas y libros de origen occidental. Para los relatos inspirados en personajes de manga o anime se prefiere utilizar los términos Yaoi y Shōnen-ai, pero igualmente es común que se utilice Slash. A su vez, se emplea el término slash para otras obras derivadas que contengan el mismo elemento homosexual, como el fanart o los juegos de rol. Como norma general, este tipo de relatos se encuentran dirigidos a mujeres, y asimismo sus creadores son mujeres. Este punto ha sido fuente de mucha curiosidad e investigación en los últimos años. Hoy día se reivindica el Slash como un lugar más de expresión donde las mujeres pueden compartir libremente sus aficiones con otras.








E

l diseño y la diagramación de esta revista fueron hechos por Fabiola C. García Ruelas, egresada de la carrera de Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara.

Parte del contenido, tanto en textos como en ilustraciones, pertenecen a la misma persona encargada de su diseño, el resto del contenido fue tomado de diversas fuentes bibliográficas. Son material original e inédito, perteneciente al diseñador de esta revista: • La ilustración de la portada exterior. • La leyenda del nombre “Témele al Silencio”, que figura en la portada interior, pertenece a una obra inédita del mismo autor de esta revista. • La figura de la Quimera que esta en la página uno, así como el texto escrito para presentar la revista. • La ilustración de los dragones de la pagina cuatro, la ilustración de la página siete, y el texto del artículo “Dragones”. • El relato “La Leyenda de Sensemayá”, así como la ilustración de la serpiente. • El tutorial fue escrito y diseñado en un 100% por el autor de la revista. • El cómic: “Mercié y Élie. • Y finalmente, la ilustración de la Quimera con tipografía. El resto del material que no se menciona en esta lista fue editado y diseñado partiendo de material obtenido de distintas fuentes. Diseño y diagramación de revista: Fabiola C. García Ruelas zerafad2001@yahoo.com Universidad de Guadalajara Abril de 2012



Quimera (revista)