Issuu on Google+

PAS PASTO TOR R

CC OO MM UU NN IÓN N AC CIÓ ICCA I

LA E ELA DD LAL A

´ PROVINCIAECLESIASTICA ECLESIASTICA PROVINCIA DETLALNEPANTLA TLALNEPANTLA DE

Periódico Católico Provincial • Ejemplar Catorcenal

Domingo 15 de Mayo de 2011

Donativo $ 5 Año 3 No. 77

LA PAZ, TAREA DE TODOS Pág. 8

SEGUNDO ENCUENTRO PROVINCIAL DE PASTORAL SOCIAL Pág. 16

LA IGLESIA SE RENUEVA EN LOS JÓVENES Pág.7

QUE CESE LA VIOLENCIA EN EL PAÍS, PIDE ESCUELA DE PASTORAL A CRISTO REY

Edit rial A PROPÓSITO DE...

Pág.16

Pág. 2


PAS TO R

TO R

COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

2 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

DIRECTORIO Obispos Fundadores Mons. Carlos Aguiar R. Arzobispo de Tlalnepantla Mons. Ricardo Guízar D. Arzobispo de Tlalnepantla Emérito Mons. Guillermo Ortiz M. Obispo de Cuautitlán Mons. Héctor Luis Morales Sánchez Obispo de Nezahualcóyotl Mons. Luis Artemio Flores C. Obispo de Valle de Chalco Mons. Onésimo Cepeda S. Obispo de Ecatepec Mons. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo de Texcoco Mons. Guillermo Francisco Escobar Galicia Obispo de Teotihuacán Mons. Francisco Ramírez N. Obispo Auxiliar de Tlalnepantla Mons. V. René Rodríguez G. Obispo Auxiliar de Texcoco DIRECTOR GENERAL Mons. Luis Artemio Flores Calzada DIRECTOR EN TURNO Pbro. Mariano Isaías Montiel Acosta COLABORADORES Equipo de la Pastoral de la Comunicación de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla. Mensajero es una publicación catorcenal de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla. Se distribuye en la Arquidiócesis de Tlalnepantla, y en las Diócesis de Cuautitlán, Ecatepec, Texcoco, Teotihuacán, Netzahualcóyotl y Valle de Chalco

Queremos conocer tu opinión, envíanos un email a: periodicomensajero@gmail.com Consulta nuestra edición en línea: En cada portal Diocesano Registro en trámite

A C

La voz del Pastor

PROPÓSITO DE…

on el favor de Dios, en los próximos días comenzará el trabajo de los diversos partidos políticos, para presentar de la mejor manera a sus candidatos para el cargo a gobernador en el Estado de México.

Es una actividad que, gracias a Dios, ha sido disminuida en tiempo y costos, porque el gasto de los partidos es siempre el de los ciudadanos, de modo que nuestra participación en este evento ahora nos costará menos. Están muchos miembros de la sociedad al acecho (dentro de los mismos partidos, sin duda). Además los actuales servidores públicos, así como grupos de la sociedad como líderes sindicales y las organizaciones no gubernamentales(no se diga los que realizan su trabajo en los medios de comunicación). ¡Todos atentos! ¿Qué podemos hacer los católicos?. Les invito a todos ustedes, queridos miembros de la Iglesia Católica, a todos ustedes simpatizantes del bien común y a todos los interesados en actuar en pro de la transformación de la sociedad, a reflexionar sobre algunos puntos que el Beato Juan Pablo II nos presentó en su momento a través de su Exhortación Apostólica Postsinodal CRHISTI FIDELIS LAICI, (sobre la vocación y misión de los laicos en el mundo actual)-como Papa y como hombre de fe-, nos habló para iluminarnos en un momento como este. En el número 43 de este documento, que casi me limitaría a trascribirlo, aparece una serie de elementos que nos pueden ayudar a todos los ciudadanos en la toma de conciencia de nuestra responsabilidad social y política. De manera especial a los católicos. Se titula este apartado: “Todos destinatarios y protagonistas de la política”. De modo que nos llama a todos. El número anterior se ha referido a la caridad como el alma de la solidaridad. En el sentido católico, no basta la solidaridad, es necesaria la caridad, que es el amor sin medida. Por eso la primera frase del número que estamos reflexionando ya pone el marco referencial: La caridad que ama y sirve a la persona no puede jamás ser separada de la justicia: una y otra, cada una a su modo, exigen el efectivo reconocimiento pleno de los derechos de la persona, a la que está ordenada la sociedad con todas sus estructuras e instituciones. Ya nos dice qué ha de ser para nosotros la sociedad, el ámbito en el que la persona es considerada sujeto de derechos y deberes, en la justicia. Después ya nos llama la atención más claramente sobre el asunto: Para animar cristianamente el orden temporal -en el sentido señalado de servir a la persona y a la sociedad- los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la «política»; es decir, de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común. Como hombres y mujeres de la ciudad, como sujetos del desarrollo no podemos abdicar de la política, cuyo sentido está descrito en este párrafo: Fieles laicos son todos los bautizados que no han recibido ningún ministerio ordenado (diácono, presbítero, obispo). La siguiente cita nos pide que seamos críticos en el uso de los medios de comunicación y que, además, no podemos tomar como pretexto lo que en ellos aparece cuando vienen las descalificaciones y acusaciones entre los participantes en una contienda: Las acusaciones de arribismo, de idolatría del poder, de egoísmo y corrupción que con frecuencia son dirigidas a los hombres del

gobierno, del parlamento, de la clase dominante, del partido político, como también la difundida opinión de que la política sea un lugar de necesario peligro moral, no justifican lo más mínimo ni la ausencia ni el escepticismo de los cristianos en relación con la cosa pública. No tenemos pretexto para participar. Finalmente, dirigiéndose a los actores políticos ahora en campaña, dice el mismo número: En el ejercicio del poder político es fundamental aquel espíritu de servicio, que, unido a la necesaria competencia y eficiencia, es el único capaz de hacer «transparente» o «limpia» la actividad de los hombres políticos, como justamente, además, la gente exige. Considero que estos elementos, por una parte nos invitan a todos los católicos a asumir nuestra responsabilidad en la vida política de la sociedad. Además, es un llamado a todos los hombres y mujeres que vayan a participar en esta contienda analizar sus actitudes, intenciones, y sentido de su deseo de servir a la sociedad. Sean católicos o no, pues estos elementos no son sólo privativos de una opción religiosa, sino que van a la opción de existencia de la persona humana. ¿Cómo quieres ser?, ¿Qué quieres para ti y qué quieres para tu familia?, ¿Qué quieres para tu sociedad, siendo tú sujeto de su construcción? Conozcamos a los candidatos, conozcamos sus propuestas, elijamos libremente, desde la conciencia católica de fe en Cristo Resucitado, Señor de la vida, Palabra creadora del hombre y de la mujer a imagen de Dios, constructor de una nueva humanidad.

+Mons. Guillermo Ortiz Mondragón Obispo de Cuautitlán


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

PAS

LA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesisdecuautitlan.net

DE

AC IC

CuautitlÁn

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

XXXII

XII Encuentro

ANIVERSARIO DE LA ERECCIÓN DE LA DIÓCESIS DE CUAUTITLÁN

de monaguillos

Encargados de la Dimensión Juvenil, Vocacional Y Misionera Pbro. Ernesto Barrera Gutiérrez Pbro. René Carrera Sánchez Pbro. Noé Ocampo Alarcón

U

MENSAJE.

M

uy queridos hermanos en Cristo Sacerdote, fieles laicos, consagrados y ministros ordenados: Es para mí una gran alegría celebrar junto con todos ustedes este XXXII aniversario de la erección de esta Diócesis de Cuautitlán, a la que pertenecemos y en la que nos encontramos como hermanos de camino, y a la que el Padre de todos me ha enviado, a través de la Iglesia, para realizar el Ministerio de Cristo Pastor. En los primeros años, mi querido predecesor, el Señor Obispo don Manuel Samaniego Barriga, puso los fundamentos de esta gran diócesis, dando los pasos para establecer una estructura y una legislación con gran sentido pastoral, para atender a los fieles que, desde entonces, han venido aumentando en cantidad, Desde mi llegada, procurando dar continuidad a este inicio, he podido reconocer la gran labor del Señor Obispo y de quienes con él colaboraron, especialmente de los presbíteros y diáconos, de los consagrados y de los laicos comprometidos. Los inicios fueron misioneros, continuando con su origen desde la evangelización primera. La figura de los grandes misioneros franciscanos, la gran respuesta de San Juan Diego Cuauhtlatoatzin y muchos más, cimentó la respuesta en la fe que ha dejado para nosotros, y para muchas generaciones más, un sustrato católico que, a pesar de los cambios acelerados, sigue sosteniendo la vida y la esperanza de muchos. Nuestra semana de Formación Permanente para el Ministerio Ordenado (Diáconos, Presbíteros, Obispo), nos ha dejado un sabor de esperanza. Siempre han estado en la mira de nuestro esfuerzo por superarlos, todos los fieles consagrados y laicos, para que juntos caminemos como Iglesia Comunión y Misión. Agradezco a los queridos hermanos sacerdotes Omar Montoya, José Rurico, René Carrera y Martín González su valiosa participación, exponiendo temas que nos in-

3

+Mons. Guillermo Ortiz Mondragón

dujeron a mirar nuestra vida y ministerio sacerdotal para consolidar nuestra identidad en Cristo. Ellos han sido signo de que en nuestro presbiterio existen sacerdotes de gran valía, con capacidad para ayudar en nuestra formación permanente. No podemos tener otro horizonte que la persona, el mensaje, la doctrina, la vida, el Evangelio de Jesús de Nazaret, Hijo de Dios. En Él está nuestro ideal como personas humanas, en Él está nuestro camino de realización como servidores de la comunidad y, desde ella, del mundo para la salvación; en Él está nuestra Verdad como principio de existencia plena, en Él, en fin, está nuestra Vida toda, como fuente de una espiritualidad que nos saca del mundo para servir, desde la Voluntad del Padre, a todos en la fe. Quiero expresarles, como pastor de esta Iglesia que camina en Cuautitlán, mi gozo y mi esperanza, mi alegría con cada uno de ustedes queridos hermanos sacerdotes y diáconos en primer lugar. Son ustedes la esperanza para muchos fieles. Como lo he dicho en otra ocasión, signo de la Misericordia del Padre para con una comunidad. A ustedes, queridos consagrados y consagradas, gracias por su generosa entrega a la vida de servicio en los más necesitados, en la educación, en la pastoral directa con los fieles en las comunidades parroquiales. Su presencia ha sido de gran valía para esta Iglesia, aportando la riqueza de su carisma y apostolado. Muy queridos laicos, hombres y mujeres, de distintas edades y en diversos campos de la vida, realizan una gran tarea de hacer presencia a la Iglesia en medio de las situaciones del mundo. Gracias por su esfuerzo por su respuesta de fe en medio de tantos desafíos. Especialmente a ustedes, queridos jóvenes y matrimonios, que se están esforzando por profundizar en su encuentro con Jesucristo y adherirse a Él fuertemente, y siendo discípulos convertirse en verdaderos misioneros en sus ambientes.

Por la avanzada edad, por la enfermedad, por otras circunstancias más, el número de sacerdotes no ha aumentado como lo esperaríamos para esta diócesis que, como lo hemos constatando, sigue aumentando en el número de habitantes. Este es un desafío que hemos de enfrentar como Iglesia. Con la participación de laicos comprometidos, de consagrados encarnados en esta realidad, con diáconos y presbíteros misioneros, necesitamos dar respuesta urgente desde nuestra comunión de Iglesia en cada circunscripción pastoral, en cada decanato, al sueño de Jesús, el Hijo de Dios, cumplir la voluntad del Padre. Finalmente me dirijo a ustedes, queridos jóvenes que se preparan como discípulos del Señor en nuestro Seminario Diocesano Guadalupano. Sean valientes y tomen la decisión de seguir a Cristo. Con una sólida identidad humana que los lleve a optar por el celibato y la obediencia como expresión de la adhesión total a Cristo que no ha venido a ser servido sino a servir, para que estén siempre dispuestos, como lo requiere la Iglesia hoy, a dar la vida por los demás. Crezcan en una sólida madures humana, en una profunda espiritualidad sacerdotal, en un conocimiento cada vez más profundo de Cristo verdad, y en una disposición a hacer de su vida una ofrenda permanente al Padre. Que nuestra Madre de Guadalupe que acompaño a los misioneros, San Juan Diego Cuauhtlatoatzin que respondió desde su fe sencilla, y el Beato Juan Pablo II que erigió esta diócesis y nos visitó en una ocasión, nos acompañen con su intercesión y sean modelo para todos en nuestra diócesis. Feliz XXXII aniversario de la Diócesis. +Mons. Guillermo Ortiz Mondragón Obispo de Cuautitlán

no de los eventos más esperados por los niños y adolescentes de nuestra diócesis, es sin duda el encuentro de monaguillos, mismos que con gran entusiasmo se dieron cita el sábado 07 de mayo en las instalaciones del Seminario Mayor de Cuautitlán. Muchos de ellos empezaron a llegar desde muy temprano con mucho entusiasmo y alegría, conforme pasaba el tiempo para que diera inicio, los ánimos crecían. Nuestro lema de este XII encuentro fue: “Celebremos con alegría al Señor, nosotros sus discípulos”, asímismo, la temática giró acerca de la amistad y felicidad entorno al servicio al altar de Dios. Más adelante tuvimos la oportunidad de celebrar juntos la Eucaristía con nuestro Pastor, Don Guillermo Ortiz Mondragón, quien invitaba en su homilía a los niños a afianzar su compromiso y tener un encuentro personal con el Jesús, invitándolos a promover a partir de su testimonio la comunión en la iglesia y una invitación a dejarse guiar e iluminar su vida a partir de Jesús, el verdadero amigo fiel. Posteriormente, al celebrar el día del monaguillo, reímos y nos divertimos con un espectáculo de payasos, y compartimos los alimentos como signo de unión y amistad con aquel que nos congregó. Finalmente, tuvimos a bien deleitar nuestro paladar con un rico pastel, sin que decayeran los ánimos. Algunos monaguillos que participaron en el evento manifestaron su alegría y agradecimiento para seguir creciendo en el amor de Dios, en su compromiso en el servicio a la iglesia y solidarizándose en la oración por el fomento y la perseverancia de las vocaciones. Finalmente se hicieron presentes las cinco zonas pastorales, con una participación total de 480 monaguillos quienes regresaron contentos a sus comunidades para animar con su testimonio a nuevos niños que deseen vivir esta experiencia en el próximo año.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN IÓN

4 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

CuautitlÁn www.diocesisdecuautitlan.net

LA REALIDAD Y LA ESPERANZADEL EVANGELIO Pbro. Lic. René Carrera Sánchez

L

a realidad mexicana da muestras de una sociedad que no nos gusta, desde muchos puntos de vista, por eso se dejan escuchar distintas voces inconformes en varios sectores de nuestra sociedad. De ahí la aspiración de tantas personas, que desean, de una manera o de otra, una nueva sociedad. Una sociedad más humana, más fraterna, más solidaria; una sociedad, en definitiva, más digna del hombre. La realidad mexicana con frecuencia nos aterra, nos da miedo, es pues un mundo donde con frecuencia aparecen egoísmos que prevalecen sobre el bien común, es un mundo donde aparece la corrupción como fenómeno que se ha infiltrado en todos los niveles de nuestra sociedad, y tiene connotaciones muy profundas en las mentes de los ciudadanos y en las estructuras del Estado; es pues un fenómeno que ha sido constante en nuestro país, y que tal parece es el origen de muchos de nuestros males. A viva voz se afirma por todos lados,

que México es un país corrupto, y que casi todos los mexicanos de alguna forma estamos siendo partícipes de este problema, con el que parece hemos podido vivir sin el mayor conflicto. Nuestra realidad es pues un mundo donde por desgracia la rentabilidad se ha erigido en nueva divinidad que hay que adorar, todo es prácticamente objeto de explotación, no solo, como era de esperar, eso que llamamos “naturaleza”, sino incluso la persona humana misma, su trabajo, su vanidad, su egoísmo, su ambición, su erotismo, sus necesidades…. hasta su miedo. ¿Qué renta tan fabulosa se obtiene diariamente del miedo de los hombres?. Por miedo a perder un sueldo, un empleo, un nombre, un prestigio, una popularidad; por miedo a perder la vida… renunciamos a ser lo que somos (hombres libres) y nos vendemos como esclavos: nos vemos obligados a llevar a cabo acciones injustas, degradantes, indignas. Sería incontable el número de los que tienen sellados los labios con oro, o las manos

atadas con amenazas, o seco de miedo el corazón. A veces suspiramos: “Ah, si pudiese hablar…, si yo dijese todo lo que sé…; si contase lo que yo he visto con mis propios ojos”. ¡Pero no hablaremos! Tenemos miedo. Mucho miedo. Miedo a todo. Miedo a morir. Y preferimos no pensar en la injusticia que sufre el prójimo. Preferimos no saber la mentira con que engañan al vecino, no denunciar la opresión que padece el compañero, cerrar los ojos al hambre del hermano. Y es que cuando la muerte se ve sólo como “el fin”, la muerte nos aterra. De ahí que -y no es pura coincidencia- el tirano como el delincuente exploten al máximo el miedo de los hombres para asegurar el éxito de sus propósitos y garantizar el silencio y la complicidad de los hombres. Y lo malo del caso es que todo aquel que, por miedo a la muerte, practica o encubre la injusticia, desfigura o escamotea la verdad, es ya sólo el despojo de una ejecución anticipada. Por eso

el cristianismo, al anunciar su mensaje de vida y resurrección, está ofreciendo a la humanidad la única oportunidad de liberación: la liberación de todos los miedos, la liberación del gran miedo de la muerte. Morir no es fin, más que para los opresores y para toda opresión”. Creer en el Dios de la Vida nos llevará a defender la justicia, a promover la fraternidad, a amar a los que nos rodean, a cuidarnos unos a otros, porque todos somos don de Dios. En nosotros vive hoy el Espíritu de Dios. Él nos vivifica y nos hace compartir esa vida con todos. No hay enfermedad que acabe con la muerte. Para Dios no hay ningún caso perdido. La casa de Dios es mi casa, nuestra casa, la verdadera casa y la verdadera familia a la que estamos llamados a pertenecer. En tanto que estamos aquí, de paso, estamos comprometidos a caminar juntos, a no perder a nadie. Porque todos somos familia de Dios. Y a todos nos espera Dios en la meta


COM UN

PAS TO R

TO R

LA

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

www.diocesisdetexcoco.org

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PAS

DE

AC IC

Texcoco

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

5

XXIV peregrinación al santuario

“Cristo Rey de La Paz”

Por: María Luisa Urbina Ríos, Comunicadora parroquial.

Peregrinación al Santuario Cristo Rey de LaPaz

Nosotros somos el pueblo redimido por Dios; anunciemos las maravillas del Señor, que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable” Tezoyuca, Estado de México, 09 de mayo 2001. En su vigésima cuarta peregrinación a nivel nacional, convocados por el equipo laico al servicio de la pastoral (Escuela de Pastoral) Luz y Sal, aproximadamente más de 14,000 personas se congregaron el 7 de mayo entorno a Cristo Rey. A las 11:00 hrs., del día sábado inició la Celebración Eucarística presidida por Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz, Canónigo de la Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe, y concelebrada por los Presbíteros de las diferentes comunidades asistentes.

IX Jornada

Mons. Pedro dio la más cordial bienvenida a todos los presentes, y en su homilía expreso: “En el Santo Evangelio de San Juan que acabamos de escuchar, al atardecer del día de la multiplicación de los panes, la humanidad debe abrirse a Jesús Resucitado, a pesar de diferentes situaciones en la vida Jesucristo no nos abandona. Cristo ha resucitado por el Espíritu Santo, si nosotros creemos en la Resurrección de Jesucristo seremos Luz y Sal del mundo”. Al termino de la misa se llevó a cabo la exposición del Santísimo Sacramento y se recibió la bendición; el Obispo para concluir invitó a todos los integrantes de la Escuela de Pastoral a estar al servicio de la palabra de Dios.

Primer Encuentro de Coordinadores de Sector, de Oración por las Vocaciones en el Decanato Embarcadero Por: Verónica López Ortega, Comunicadora parroquial.

Por: María Luisa Urbina Ríos, Comunicadora parroquial.

Este año la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones viene precedida por la Beatificación del Papa Juan Pablo II. Este acontecimiento, ya por sí mismo, es una llamada a vivir con mayor entrega la vida cristiana. En el beato Juan Pablo II vemos la fuerza de un hombre que amó a Cristo y le hizo vida de su propia vida. En nuestra diócesis todas las parroquias y comunidades están invitadas a intensificar su oración por las vocaciones en cada familia, en cada templo y en cada santuario. Es por ello que en las instalaciones del Seminario Mayor de Texcoco que se ubica en Tulantongo, Municipio de Texcoco, Estado de México, la Vicaría 1 “San Andrés”, Vicaría II “San Antonio”, Vicaría III “Santo Domingo “, Vicaría IV “Santa María de Guadalupe”, se unieron en oración en diferentes horarios y días, del 9 al 15 de mayo de 2011 para celebrar la Jornada Diocesana de Oración por las Vocaciones como preparación al cuarto domingo de Pascua, Jesús Buen Pastor. Señor Nuestro Jesucristo, Tú dijiste a tus Apóstoles: “La mies es mucha pero los obreros pocos; rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su campo”. Humildemente te suplicamos que envíes a tu Iglesia numerosas y santas vocaciones sacer-

dotales y religiosas. Te lo pedimos por la intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, y por la de nuestros Santos Patronos y Protectores, que con su vida y merecimientos santificaron nuestro suelo.

Orientarlos y ubicarlos en la dimensión humana, espiritual, Intelectual y pastoral en su labor dentro del plan pastoral” Chimalhuacán, Estado de México, 08 de mayo 2011. Los coordinadores de sector del Decanato Embarcadero se dieron cita desde las 8:00 a.m., en la Parroquia San Martín de Porres, ubicada en calle ciruelos s/n barrio Transportistas. El encuentro, tuvo la finalidad de capacitar a los coordinadores de sector para ejercer mejor su servicio, conforme al plan diocesano, y se sientan en sintonía con las parroquias del decanato, inició con la misa de acción de gracias oficiada por el decano el padre Tomás Cuapio; y se desarrolló en cuatro momentos intercalados con algunos trabajos, dinámicas, cantos y el compartir los alimentos. El tema de “Dimensión Humana” estuvo a cargo del Pbro. Bernardo Rivera, párroco de Jesús de la Misericordia, quien hizo hincapié en que ser coordinador de sector es un servicio a la comunidad, se necesita aprender a ser como Jesús el Buen Pastor, líder por excelencia, en las parroquias. Algunas características que debe tener un buen coordinador: Debe estar motivado por una visión, tener seguridad, tener dependencia del Padre (Dios), auto-

ridad y responsabilidad, no ser protagonista y equilibrar el trabajo. El Pbro. Elmer Jacob, párroco de Nuestra Señora de la Soledad, expuso la “Dimensión Intelectual”, trató puntos como la situación de la iglesia, el Cambio de época, La necesidad de una aldea global,. Construcción de la cultura etc. La dimensión espiritual fue presentada por el Pbro. Guillermo Reyes, párroco de San Juan de los Lagos, quien habló de la espiritualidad de la comunión reflexionando la Carta Apostólica Novo Millennio Ineunte No. 43, Del Sumo Pontífice, Juan Pablo II, “Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de comunión”. Espiritualidad de la comunión es saber «dar espacio» al hermano, llevando mutuamente la carga de los otros (cf. Ga 6,2) y rechazando las tentaciones egoístas. Sin este camino espiritual, de poco servirían los instrumentos externos de la comunión. El encuentro concluyó a las 5:30 p.m. Que el Espíritu de Dios haga fecunda la enseñanza recibida.

Encuentro de Coordinadore de Sector


PAS TO R

TO R

COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

L

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN

Texcoco

IÓN

6 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

www.diocesisdetexcoco.org

Fiesta del Señor

os Reyes, La Paz, 01 de mayo de 2011. Con gusto y júbilo se llevó a cabo la fiesta Patronal de la Cuasiparroquia “El Señor de la Misericordia” ubicada en Río Amazonas Esq. Río Nazas Col. Ríos de San Isidro, La Paz. Esta fiesta, como es tradicional, la encabeza el párroco de la

comunidad, el padre José Luis Piña y asiste gran cantidad de feligreses de las diferentes capillas que conforman esta comunidad parroquial. La Misa Solemne fue presidida por el Obispo Juan Manuel Mancilla Sánchez. Durante la homilía nuestro Pastor hizo hincapié en que debemos: “sentirnos

de la Misericordia

bendecidos y llenos de gracia al igual que toda la iglesia, por la beatificación de su Santidad el Papa Juan Pablo II. Dentro de esta celebración se realizaron confirmaciones y el grupo de Ministros de la Eucaristía renovó sus votos y dos personas se agregaron a este apostolado.

Por: Evangelina Martínez Hernández, Comunicadora Parroquial.

Ministros de la Eucaritía renovaron sus votos

En San Bartolomé Apóstol, T celebramos la vida. Por: Ubaldo Gutiérrez y Christian Iván Vázquez

equisistlán, Tezoyuca. 08 de mayo de 2011. En el marco de la celebración por el día del niño y el día de las madres, la parroquia de San Bartolomé Apóstol, organizó festejos para favorecer las relaciones interpersonales y la convivencia fraterna. El sábado 7 de mayo se agradeció a Dios por el don de la vida de los niños y niñas con una misa celebrada por el Pbro. José Ramírez Ramos, párroco de la comunidad. Posteriormente se compartió los alimentos, fruto de la generosidad de cada familia, la mayordomía tuvo a bien proporcionar la bebida para todos los presentes. Una kermes en honor a las madres del pueblo, fue realizada el domingo 8 de Mayo. Las pastorales y algunas familias de buena voluntad dispusieron los alimentos para la vendimia. Para gloria de Dios todos participaron con alegría en estos acontecimientos que ayudaron a acercarnos y encontrarnos como hermanos, hijos de un mismo Padre. Agradecemos al Pbro. José su presencia en esta comunidad y su acompañamiento.

San Bartolomé Apóstol

Diócesis de

Nezahualcóyotl www.diocesisdeneza.mx

Encuentro Diocesano

de Catequistas

A

lrededor de 700 catequistas se dieron cita en el Estadio Metropolitano, el domingo 8 de mayo, para revitalizar su vocación cristiana a través de la oración, la reflexión, la comunión y la fracción del pan, a fin de desarrollar su misión en la catequesis dentro de la Diócesis de Nezahualcóyotl. Los temas fueron sobre la “vocación como don de Dios” y el “ser y quehacer” a la luz de la guía de formación para los catequistas en México, temas que desarrolló el Padre Sergio Widrogo, encargado de esta pastoral, se utilizo para la reflexión el texto del llamado de Jeremías (1, 4-10.17.19) y ante Jesús Sacramentado se compartió una profunda reflexión sobre la misión de los catequistas a la luz de los Peregrinos de Emaús, Lucas 24, 13-35. “Agradecemos al Señor que se hace encontradizo en tu camino de la vida, en el desarrollo de la misión que te ha encomendado”, manifestaron los catequistas. Este encuentro ha permitido una reflexión profunda a través

de las experiencias personales y de grupo para mejorar el trabajo del catequista en donde desarrolla su madurez humana al ser formador integral de los niños en su preparación para recibir su primera comunión; así como otras características fundamentales que ha de manifestar en su comunidad; como el ser discípulo de Jesucristo, firmeza en su identidad cristiana, con sentido eclesial y misionero, y mostrar preocupación por la situación actual de nuestra comunidad De esta manera los catequistas de la Diócesis de Nezahualcóyotl se preparan espiritualmente para el V Congreso Eucarístico Nacional que se realizará del 5 al 9 de octubre en Tijuana con el tema evangélico: “Denles ustedes de comer”. Cabe destacar que hubo gran disposición de estar al pendiente de las directrices de Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez que recientemente se integró a nuestra diócesis como sucesor de los apóstoles por mandato de SS Benedicto XVI.

Encuentro Diocesano de Catequistas

Catequistas en el Estadio Metropolitano


COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

PAS

LA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesisdeneza.mx

DE

AC IC

Nezahualcóyotl

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

La Iglesia se renueva en los Jóvenes:

7

NUESTRO CAMINAR

Monseñor Morales Sánchez en la Basílica de Guadalupe Por José Luis Ramírez

Medalla Milagrosa Festeja beatificación de

S.S. Juan Pablo II

Mons. Hector Luis Morales Sánchez en la Basílica de Guadalupe

La Iglesia está viva, porque Cristo está vivo, porque Él ha resucitado verdaderamente”, dijo en su homilía el obispo Héctor Luis Morales Sánchez en la Basílica de Guadalupe, al encabezar por primera vez la XXXII Peregrinación de la Diócesis de Nezahualcóyotl al insigne templo mariano. La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe lució pletórica, con peregrinos de todos los rincones de los municipios de Ixtapaluca, Los Reyes la Paz y de Ciudad Nezahualcóyotl, los tres municipios que integran la diócesis que ahora preside Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez, quien dijo que la celebración del Misterio Pascual nos lleva a recordar nuestro bautismo, cuyo sacramento realiza el milagro de morir al pecado y resucitamos en la vida nueva de Jesucristo Resucitado. Monseñor Morales Sánchez recordó que los signos de vitalidad de “nuestra Iglesia particular es la presencia de los jóvenes, quienes en las pascuas juveniles celebradas en las tres zonas pastorales de la Diócesis de Nezahualcóyotl, manifestaron su hambre de encontrar sentido a su vida y durante la Jornada Mundial de la Juventud, a celebrarse en el mes de agosto en Madrid, España, cambiaran “esa falsa imagen de la Iglesia considerada vieja y decadente”. “Otro de los signos de la vitalidad de la Iglesia es la presencia de nuestros laicos asociados o no, que prestan su servicio y tes-

timonio de amor, dentro y fuera de ella, y colaboran en distintas organizaciones en busca del bien común”, subrayó. Del mismo modo, reconoció el desempeño del ministerio sacerdotal, “de hombres generosos, que han entregado la vida al servicio de sus hermanos en las distintas parroquias y movimientos de nuestra diócesis, durante estos treinta y dos años que celebrando hoy”, dijo. Al concluir su homilía, Monseñor Morales Sánchez aseguró que hoy en día “se requieren de dos actitudes muy importantes para cumplir con la encomienda: convencimiento y valentía. Convencimiento de que el Evangelio no sólo es una Buena Noticia, sino la mejor noticia que podemos ofrecer a nuestros semejantes, que Jesús y su mensaje son el mejor camino que nos muestra la verdad y nos llevan a la vida, al sentido, a la esperanza. Valentía para anunciar la palabra”. “Supliquémosle al Señor por mediación de la Santísima Virgen María de Guadalupe nos conceda estas actitudes, para que las responsabilidades de este mundo no nos aparten del camino. Abramos el corazón a la llamada que el Señor nos haga, dejémonos conducir por Espíritu que hemos recibido en nuestro bautismo y que se nos ha ratificado en nuestra confirmación y así nacer de nuevo”, finalizó.

La parroquia de la Medalla Milagrosa, Col. Impulsora y el Grupo de Teatro STARDUST, inauguraron una exposición sobre la vida del Papa Juan Pablo II, con motivo de su beatificación, que durara del 1 al 8 de mayo y se presentó una biografía del Papa Viajero, la explicación del significado de su emblema pontificio, una reseña de sus 26 años de pontificado hasta el día de su llamado a la Casa del Padre, además algunas fotografías y dos estatuas donde muestra la vestimenta papal. Contacta al grupo teatral STARDUST al los teléfonos: 57801319 y 5514131251 Visita las fotos de esta exposición en la Galería del portal diocesano.

“FELICITACIONES” Agasaje a sus sacerdotes En su cumpleaños: Del 30 de mayo al 12 de junio de 2011. 30 May Basilio García Miguel. 49 Años 1 Jun Joel Montoya Hernández. 67 Años 3 Jun José Jaime Jiménez López. 45 Años 3 Jun Carlos Lovera Escobar, O.F.M. Conv. 42 Años 7 Jun Roberto Mora Vital. 72 Años 7 Jun Roberto Martínez Zavala 52 Años 9 Jun Gustavo Casarrubias Parada, O.S.F. 47 Años 11 Jun Manuel Briceño Domínguez. 39 Años

En su Aniversario Sacerdotal:

29 May Gustavo Casarrubias Parada, O.S.F. 13 29 May J. Cornelio Hernández Ojeda. 40 4 Jun Ernesto Santiago Sánchez. 23 5 Jun Jesús Ramírez Ruíz. 10 10 Jun Jaime Hernández Delgado. 17 10 Jun Juan José Ruíz Colorado. 17 10 Jun Oscar Vicente Benavides Galicia, O.F.M. Conv. 16 10 Jun Eduardo Barajas Padrón. 17 10 Jun Francisco Andrade Tavares, C.M. 17 12 Jun Carlos Enrique Guzmán Morales. 8 12 Jun Leobardo Sánchez García. 8

Nuestro portal Visítalo: Mons. Héctor Luis Morales Sánchez y el Padre Francisco Estrada, encargado de pastoral de multitudes

Presbiterio de Nezahualcóyotl en la Basílica de Guadalupe

www.diocesisdeneza.mx


COM UN

LA

L

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

8 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

Iglesia en México

PAZ

, TAREA DE TODOS

a paz es una condición necesaria para el desarrollo de las sociedades. No se trata solo de una convivencia armónica, de expresar valores e ideas, de la diaria interacción en el campo de relaciones humanas, sino de aportar, en estas y otras condiciones, caminos viables, resueltos e inequívocos para el restablecimiento de la paz en todos los ambientes. Orar a Dios y actuando decididamente por la instauración de una cultura de la no violencia, es la propuesta que se abre para que la paz, tan anhelada en México, se haga realidad; una paz rebosante de justicia, elemento indispensable para la reconciliación progresiva de un pueblo. Una vez más se ha emitido una convocatoria de la sociedad civil, de la que todos formamos parte y debemos mostrar solidaridad, para que los mexicanos exclamemos con fuerza y determinación un rotundo ¡basta! a la violencia en México; a las muertes sin freno y sin esclarecer, atribuidas al narcotráfico y al crimen organizado; a la corrupción de los servidores públicos y de las figuras de autoridad y representantes de las leyes en nuestro país; ¡basta! de secuestros, extorsiones, ejecuciones y venganzas. ¡Basta! de lastimar a miles de familias, mujeres, niños, jóvenes, trabajadores. ¡Basta! de sentir miedo, inseguridad, violencia y muerte. ¡Basta de mentir! ¡México aún tiene esperanza! Confiamos que las propuestas de la sociedad civil y su participación en esta búsqueda de la paz, darán frutos abundantes. Que ese clamor de paz, no solo lo dirijamos a quienes son responsables de nuestra protección y seguridad, sino también a nosotros mismos, a cada ciudadano, porque la paz es tarea de todos, y todos somos responsables de procurarla y testimoniarla. Debemos hacer una seria reflexión de los momentos en que nosotros mismos generamos violencia, cuando somos intolerantes; cuando negamos el perdón, propiciando resentimiento; cuando excluimos por condiciones de raza, lengua o religión; cuando nos mostramos insolidarios e inmisericordes. La Iglesia, integrada por todos los creyentes, no cesa, fiel a su misión en su compromiso por la paz; por lo que sus acciones están dirigidas a: Impulsar el desarrollo humano de las personas, en las familias y en las comunidades, que propicie la reconciliación de la propia afectividad, para que afloren sentimientos de paz que encaucen positivamente el potencial de agresividad que existe en todas las personas. Desarrollar la indignación contra toda violencia presente en nosotros y en torno a nosotros. No podemos acostumbrarnos a la violencia ni asumirla como estilo de vida; ésta nos debe sorprender y nos tiene que llevar a la indignación que nos mueve a evitarla. Expresar el amor a la paz. Es importante amar la paz, adherirse a ella de un modo espontáneo, disfrutarla y celebrarla cuando se tiene y también expresar el dolor y sufrimiento cuando nos vemos privados de ella.

Fomentar el sentido de pertenencia a la nación y el reconocimiento de que en nuestras diferencias está nuestra riqueza. Con nuestra nación se identifican nuestra familia y nuestros amigos; nuestros valores y nuestra cultura; nuestros recursos y la riqueza de nuestro entorno. Somos un solo pueblo, plural, diverso, pero un solo pueblo. Esperamos de nuestras autoridades y de los Poderes de la Unión, que tengan voluntad verdadera para alcanzar la paz, hacer valer el estado de derecho y propiciar una justicia expedita y eficaz para todos los mexicanos. Pedimos al Señor que nos conceda el don de la justicia y la paz, y que Santa María de Guadalupe, Reina de la Paz, interceda por cada uno de nosotros y por México.

+ Víctor René Rodríguez Gómez Obispo Auxiliar de Texcoco Secretario General de la CEM


DE

LA

COM UN

TO R

PAS

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

A

AC IC

IÓN AC IC

Iglesia Universal

PAS TO R

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

9

Juan Pablo II

el apóstol de la Divina Misericordia Por Jesús Colina

L

a elección de Benedicto XVI en la fecha de la beatificación de Juan Pablo II, el 1 de mayo, que en este año coincidió con el domingo de la Divina Misericordia, no es una casualidad. En varias ocasiones, pero en particular en los funerales de Karol Wojtyla, el cardenal Joseph Ratzinger ha mostrado cómo la herencia más original de ese Papa a la

Iglesia fue precisamente su contribución a la comprensión del mal provocado por el ser humano a la luz del límite

que pone la Divina Misericordia. El entonces decano del colegio cardenalicio, ante el cuerpo de Juan Pablo II, explicaba este legado así: “Cristo, sufriendo por todos nosotros, ha conferido un nuevo sentido al sufrimiento; lo ha introducido en una nueva dimensión, en un nuevo orden: el del amor... Es el sufrimiento que quema y consume el mal con la llama del amor, y obtiene también del pecado un multiforme florecimiento de bien” (Cf. Homilía del cardenal Joseph Ratzinger en las exequias de Juan Pablo II). El misterio del mal ético Karol Wojtyla sufrió los dos totalitarismos del siglo XX, el comunismo y el nazismo, y se preguntaba cómo fue posible que Dios permitiera dramas tan terribles. Muchos han utilizado estos males como razones para negar la existencia de Dios, o incluso para afirmar que Dios no es bueno. Juan Pablo II, en cambio, se valió de ellos para reflexionar sobre lo que Dios enseña, al permitir que sucedan tragedias, a causa de la libre cooperación de los hombres. De esta manera encontró la respuesta a la cuestión del mal ético en la perspectiva de la Divina Misericordia, la enseñanza de la religiosa y mística polaca santa Faustina Kowalska (1905-1938). San Agustín explica que Dios no causa el mal; lo permite. El mal no es una cosa. Al crear al ser humano con libertad, Dios aceptó la existencia del mal. ¿Hubiera sido mejor que Dios no creara al hombre?, ¿Habría sido mejor no crearlo libre? No. Pero, entonces -se preguntaba el joven polaco-, ¿cuál es el límite del mal para que no tenga la última palabra? Juan Pablo II comprendió que los límites del mal los delimita la Divina

Misericordia. Esto no implica que todo el mundo se salve automáticamente por la Divina Misericordia, disculpando así todo pecado, sino que Dios perdonará a todo pecador que acepte ser perdonado. Por eso, el perdón, la superación del mal, pasa por el arrepentimiento. Y si el perdón constituye el límite al mal (¡cuántas lecciones se podrían sacar de esta verdad para superar los conflictos armados!), la libertad condiciona, en cierto modo, a la Divina Misericordia. Dios, en efecto, arriesgó mucho al crear al hombre libre. Arriesgó que rechace su amor y que sea capaz, negando en realidad la verdad más honda de su libertad, de matar y pisotear a su hermano. Y pagó el precio más terrible, el sacrificio de su único Hijo. Somos el riesgo de Dios. Pero un riesgo que se supera con el poder infinito de la Divina Misericordia. Su mensaje póstumo Juan Pablo II había preparado una alocución para el Domingo de la Divina Misericordia, que no pudo pronunciar, pues la víspera fue llamado a la Casa del Padre. Sin embargo, quiso que ese texto se leyera y publicara como su mensaje póstumo: “A la Humanidad, que a veces parece extraviada y dominada por el poder del mal, del egoísmo y del miedo, el Señor resucitado le ofrece, como don, su amor que perdona, reconcilia y suscita de nuevo la esperanza. Es un amor que convierte los corazones y da la paz. ¡Cuánta necesidad tiene el mundo de comprender y acoger la Misericordia Divina!” (Cf. Regina Cæli, 3 de abril de 2005). Como recuerdo perenne de este mensaje, Juan Pablo II introdujo en el calendario litúrgico la solemnidad de la Divina Misericordia, una semana tras el Domingo de Pascua. Por este motivo, el monseñor Guido Marini, maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias, anunció que la beatificación de Juan Pablo II comenzara en la plaza de san Pedro del Vaticano con una novedad. Los centenares de miles de peregrinos se prepararon a la celebración recitando, en diferentes idiomas, la Coronilla de la Divina Misericordia, práctica de devoción que promovió sor Faustina.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN

Valle de Chalco

IÓN

PAS

LA

AC IC

10

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

www.diocesisvalledechalco.org

7º Día de la Comunión Eclesial en nuestra Diócesis

¡Con acciones concretas caminamos, construyendo juntos la iglesia que deseamos! P. José Luis Gonzalo Rosas Morales SJ

Trabajábamos como hormigas todos los integrantes de los Movimientos Laicales.

C

halco, 2 de mayo del 2011. Desde muy tempranito nos reunimos en el Seminario Menor Juan Pablo II en Chalco. Trabajábamos como hormigas todos los integrantes de los movimientos laicales. Había un animo muy especial en el ambiente, sentíamos que nuestro corazón ardía por la presencia de Jesús resucitado. En su nombre estábamos reunidos nuevamente. Poco a poco fueron apareciendo los estandartes, las sillas se fueron ocupando y de pronto el grupo Renovación Carismática nos puso a cantar con mucha alegría. El Padre Aurelio Velazquez nos dio la bienvenida y nos explico que este era el 7º día de la Comunión

Algunos sacerdotes que participaren en el encuentro laical.

Eclesial. Nos invito a reflexionar cual es el modelo de Iglesia que necesitamos ser hoy para dar testimonio de Jesús en nuestro México lastimado por tanta violencia y muerte. Que tratáramos de encontrar las acciones concretas que debemos realizar para seguir construyendo la Iglesia que deseamos. María Luisa Martínez del Apostolado para la Consagración de la Familia nos ayudo con la Lectio Divina. Nos puso a todos delante de Jesús y nos ayudo a reconocernos como una parte importante del cuerpo 1 Cor, 12-24, fue un momento muy profundo donde volvimos a trabajar como un solo cuerpo. El Padre José Aguayo nos ilumino des-

de el magisterio de la Iglesia: Laicos comprometidos trabajando por la comunidad y la comunión dentro de la Iglesia. Luego hicimos grupos de trabajo para pensar las acciones que es necesario impulsar en nuestra diócesis y ser una Iglesia viva, fraterna y solidaria, y de pronto nos dieron la sorpresa que había llegado el Sr. Obispo Luís Artemio Flores Calzada. No lo podíamos creer apenas el día anterior había estado en la beatificación del Papa Juan Pablo II en Roma. Ahora era más fuerte la presencia de Dios. Y Luego liberamos tanta energía acumulada con el Rally de la Fe organizado por la pastoral juvenil y por las Comunidades Eclesiales de Base. La Eucaristía

T en Tenango del Aire

Fiesta de la Divina Miseriocordia Por: Ana Elizabeth Espinosa Hernández

La misericordia de Dios es infinita y que no dudemos en acercarnos a ella, con el firme proposito de “enderezar nuestra vida”

La Eucaristía nos ayudo a fortalecer nuestra esperanza al escuchar la homilía del Sr. Obispo.

nos ayudo a fortalecer nuestra esperanza al escuchar la homilía del Sr. Obispo que nos hablo de los testimonios compartidos por muchos sobre el Beato Juan Pablo II. Terminamos la Misa con las Mañanitas para el Sr. obispo y luego disfrutamos una rica y abundante comida preparada por las Comunidades Eclesiales de Base. Acompañaron en la mesa al Sr. Obispo más de veinte sacerdotes de nuestra diócesis. Ahora nos toca ir por toda la diócesis a anunciar que Jesús es el Hijo de Dios y nos invita a trabajar en la construcción del Reino de Dios.

enango del Aire mex.- Después de meses de preparación, el pasado 01 de mayo, nuevamente se realizo la fiesta a la Divina Misericordia, en la cual, estuvo presente mons. thomas María Renz obispo de alemania, Bárbara Oprynska, Secretaria de Cultura de la Embajada de la República de Polonia en México, el superior de los padres pallotino, lic. Adrian Galbas Sac, Mercedes Gómez del Campo de Zavala, (madre de la primera dama de México), Rafael Pérez Gutiérrez de la Secretaría de Asuntos Religiosos del Estado de México, el profesor Roldán Luna, representante de proyectos de lectura de Godi y más de quince mil personas que se dieron cita en este lugar. Desde las ocho de la mañana, la gente fue llegando y poco a poco se ocuparon las 5000 sillas donadas por lic. Moisés García Pérez, Presidente Constitucional de Tenango del Aire y su H. ayuntamiento. Se hizo notoria la ausencia de nuestro obispo mons. Luis Artemio Flores Calzada, pero sabemos que estuvimos presentes en sus oraciones desde Roma. Las personas reunidas con gran júbilo recibieron a los sacerdotes celebrantes, que entraron en procesión al inciar la Santa Misa, y durante la celebración no dejaron de alabar a Jesús con cantos y oraciones. En su homilía mons. Thomas María Renz, recordó que la Misericordia de Dios es infinita y que no dudemos en acercarnos a ella, con el firme propósito de “enderezar nuestra vida” Por la tarde, una lluvia refrescante precedió a la procesión que recorrió como cada año esta comunidad por sus calles principales, nutrida por las personas del pueblo, visitantes, monaguillos y sacerdotes. En la parroquia, muchas personas hicieron fila para tocar y besar la imagen, hasta que alrededor de las de las 22:30 horas se cerró la parroquia, dando por terminada la fiesta a la divina Misericordia 2011 los padres pallotinos que están al frente del santuario del señor de la divina Misericordia, agradecen a todos su asistencia, así como su participaciónn y cooperaciónn para hacer posible esta gran fiesta, invitándolos a seguir refugiándose en la Misericordia de Dios y a confiar en Él sin temor a quedar defraudados.


PAS TO R

TO R

COM UN

PAS

LA

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesisvalledechalco.org

DE

AC IC

Valle de Chalco

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

11

A TODAS LAS MADRES Por. CBA.

NUNCA PASARA DE MODA. La maternidad tradicional nunca pasara de moda, porque su esencia es el amor. Dios creo al género humano con la necesidad de ser amado y dispuso que fuesen las madres las primeras de transmitir ese amor a sus criaturas. Una madre es la encarnación de la ternura, el desvelo y el amor, al cual se muestra sensible hasta el mas pequeño bebito. Si eres, pues, de las que piensan que se están perdiendo algo o que viven en el pasado por estar en casa sin hacer otra cosa que cuidar al bebé o criando a varios niños en vez de seguir una carrera, reflexiona. ¡El amor es lo mejor que nos brinda la vida! Es lo más importante que alguien puede aprender y, a la vez, el obsequio más valioso que se puede recibir, y una madre lo encarna y lo entrega como nadie. Podríamos seguir viviendo perfectamente bien sin muchas cosas; pero no sin madres. La maternidad a la antigua nunca pasara de moda.

HOMENAJE A UNA MADRE. Te honro querida madre, como honraría a una reina. Cuando Dios reparta las recompensas en el cielo, te pondrá como ejemplo de alguien que dio y dio una y otra vez de su corazón para educar los preciados obsequios de amor que encomendó a su cuidado. Es bellísimo a los ojos de Dios el corazón de una madre, que antepone el bienestar de sus hijos a todo lo demás. Ha hecho todo lo que ha podido a fin de preparar a sus hijos para hacer frente a la vida. Ahora que tienen edad para tomar sus propias decisiones, deben aprender a encarar los retos que se les presenten y a asumir responsabilidades por si mismos. Puede que a veces se aparten de algunas cosas que les enseñaste, pero el amor que sembraste en su corazón permanecerá para siempre. Ese es el obsequio mas preciado que les otorgaste que por cierto es tuyo y suyo por toda la eternidad.

DIOS TE ELIGIÓ. No es por casualidad que seas la madre de tus hijos. ¡Eres la ideal para ellos! Dios sabía que podía contar con que pondrías lo mejor de ti para darles lo que necesitan y prepararlos de cara a la vida. No escuches esa voz que pretende convencerte de que no estas a la altura de las exigencias, de que eres un fracaso como madre o que eres incapaz de dar a tus hijos lo que necesitan. La ayuda de Dios y las dotes y aptitudes que te concedió te habilitan para ser la mejor madre. Tus hijos fueron hechos para ti, y tú para ellos. ENCAMÍNALOS. Tus hijos necesitan muchísimo de Dios, y tu también. Deben aprender a hacerle participe de su vida y a confiar en Él cuando las cosas se ponen difíciles. Les hace falta aprender a depender de Él y a encomendarle sus apuros y molestias. Tienen que aprender a orar por los demás

y a escuchar la voz de Dios para que pueda ayudarlos a decidir bien. Y más que nada, es preciso que aprendan a amarle y a aceptar su amor. ¿Quieres que tus hijos aprendan todas esas cosas? Las captaran si las ven en ti. La mejor forma de conseguir que tus hijos vayan por buen camino es conducirlos por Él. Dios Nuestro Señor desea lo mejor para tus hijos y esta en su poder dárselo. Sin embrago, tú eres el conducto por el cual ha de fluir la mayoría de sus bendiciones. En la medida que logres obrar en la vida de tus hijos depende en gran parte de cuanto pueda Dios obrar en la tuya. Si lo amas de todo corazón, procuras complacerlo, le pides que te guie y le sigues de cerca, Él hará lo demás.

Diócesis de

Teotihuacán www.diocesisdeteotihuacan.org.mx

PARTICIPACION CIUDADANA

EN EL DECANATO DE TEMASCALAPA

C

Por: María Elena Sánchez

onvocados por la Comisión de la Pastoral Social de la Diócesis de Teotihuacán, el pasado 5 de Mayo se llevó a cabo la conferencia: “La participación de la Iglesia hacia el proceso electoral del Estado de México 2011”, éste tuvo como sede la Parroquia de San Francisco de Asís, que corresponde a dicho decanato. El Mtro. Fernando Rivera Barroso, quién es el Director General de “Promoción Ciudadana para el Desarrollo Solidario A.C.” dedicada a la formación de ciudadanía participativa y solidaria; y miembro fundador del Consejo Nacional de Laicos de quien fue presidente del 2006-2009. Con la ponencia titulada “Participación y compromiso ciudadano de los laicos” quien citando: “ los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la «política»; es decir, de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común.”( Ch L 42.) . Animó a los asistentes a involucrarse activamente en la vida política de su comunidad, además de hacer hincapié en que la coherencia de nuestra vida cristiana necesariamente tiene que verse impactada en la vida social.

DIPLOMADO DE DSC

P

or la necesidad de dar al empresario las herramientas necesarias para que se comprometa en el desarrollo concreto de la persona y de la sociedad, se han promovido encuentros entre ellos para que dialoguen y se interesen en los problemas afines a su sector. Para dar continuidad a este proceso iniciaremos el próximo 2 de Junio el diplomado en DSI. Esto se hace posible por la colaboración con la Fundación Konrad Adenauer y El IMDOSOC. CALENDARIO DEL DIPLOMADO DSC 1

FECHA Lugar: 2 de Junio Catedral del Divino 16 de Junio Redentor 30 de Junio Horario: 14 de Julio 16.00- 20.00 hrs. 28 de Julio 11 de Agosto Costo: $800.00 pesos 25 de Agosto

Inscripciones:

8 de Septiembre

Oficina de Pastoral So22 de Septiembre cial 015949563823 Ext. 104 ò al email: 6 de Octubre

Conferencia de Temascalapa

20 de Octubre pastorasocia@diocesis10 de Noviembre deteotihuacan.org.mx 24 de Noviembre 8 de Diciembre 12 de Enero 26 de Enero

MATERIA Elementos De la DSI Elementos de la DSI Evangelización, DSC y Pastoral Evangelización, DSC y Pastoral Lo social en Santo Tomás de Aquino Lo social en Santo Tomás de Aquino Lo social en el Episcopado de América Latina Lo social en el Episcopado de América Latina Lo social en el Antiguo Testamento Lo social en el Antiguo Testamento

Lo social en el Nuevo Testamento Lo social en el Nuevo Testamento Teoría política Teoría política Magisterio Social Pontificio Magisterio Social Pontificio


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN IÓN

PAS

LA

AC IC

12 DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

Teotihuacán www.diocesisdeteotihuacan.org.mx

PLAN PASTORAL DE LA DIÓCESIS DE TEOTIHUACAN

2011-2012 (2a. parte).

C

ontinuamos exponiendo la presentación del Plan Diocesano de Pastoral: Estrategias 1. Pastoral de una semana en cada parroquia, iniciando con un análisis de la realidad para ubicarnos en los diversos pasos del proyecto y enfatizar los pasos a seguir en la misma realidad parroquial. 2. Establecer estructuras y reactivos de evaluación para dar formal continuidad al proyecto implementado con evaluaciones periódicas. 3. Buscar la buena calidad de vida de los presbíteros, agentes de pastoral y personal administrativo para tener óptimos resultados y un verdadero compromiso con el Plan Diocesano de Renovación / Evangelización. Objetivos específicos: 1. Realizar programa para la visita parroquial con el fin de implementar las acciones esenciales requeridas por el Proyecto Diocesano de Evangelización / Renovación.1.1 Planificar los contenidos de los diversos días de la semana, empezando con un análisis de la realidad. 1.2.-Organizar la agenda de cada día de la visita. 1.3 Realizar cronograma para las visitas a las parroquias, iniciando con el vicario, luego los decanos y posteriormente las demás comunidades. 2.-Realizar un programa para evaluar las acciones dadas y organizar estructuras autónomas para poder realizar dichas evaluaciones con el fin de implementar el Plan Diocesano de Renovación / Evangelización. 2.1.-Establecer los reactivos de evaluación de cada acción a implementar. 2.2.- Realizar el cronograma para las diversas evaluaciones de acuerdo con las acciones implementadas. 3.-Buscar la buena calidad de vida de los presbíteros y agentes de pastoral para tener óptimos resultados y un verdadero compromiso con el Plan Diocesano de Renovación / Evangelización. 3.1.- Buscar la salud integral de los presbíteros, buscando que tengan la oportunidad de satisfacer sus necesidades físicas, psicológicas, sociales. 3.2.- Buscar la mejor comunicación y

Por: Pbro. Orlando Ortiz

comunión del obispo con sus sacerdotes así como la relación de un padre (obispo) con su hijo (sacerdote). 3.3.- Realizar un archivo detallado de cada uno de los presbíteros con el fin ubicar sus necesidades, aspiraciones, capacidades en relación con trabajo pastoral. 4.- Evaluación de la visita pastoral. OBEJTIVOS DE LAS COMISIONES Y DIMENSIONES DEL PLAN PASTORAL. 1.- Objetivo del Equipo Parroquial de Animación Pastoral (EPAP): Realizar las primeras tareas para implementar el Proyecto Diocesano de Renovación / Evangelización .2.- Objetivo del Consejo de Asuntos Económicos para la Pastoral (CAEP): Recabar los recursos económicos necesarios para implementar el Proyecto Diocesano de Renovación / Evangelización. 3.- Objetivo de la Comisión de Pastoral Profética: Iluminar, promover y animar en un auténtico espíritu de comunión a toda la parroquia en orden a formar discípulos y misioneros de Jesucristo que sean capaces de transformar la realidad actual mediante la palabra y la extensión del Reino de Dios. Implementará una acción en cada sector parroquial. 4.- Objetivo de la Dimensión de Pastoral de la Doctrina de la Fe: Realiza la formación permanente para agentes de pastoral, candidatos para servir en la pastoral y personas que quieran participar en la formación del llamado “tronco común” con cuatros semestres de formación y sus respectivos retiros espirituales. 5.- Objetivo de la Dimensión de Kerigma y Catequesis: Los agentes de pastoral profética han de realizar una reiniciación cristiana en donde se renueven las promesas bautismales. 6.- Objetivo de la Dimensión de la Pastoral de la Misión: Realizará las evaluaciones programadas con el fin de implementar el Plan Diocesano de Renovación / Evangelización. 7.- Objetivo de la

Comisión de Pastoral Litúrgica: Hacer de todos los actos litúrgicos, principalmente de la Eucaristía un encuentro vivo con Jesucristo, promoviendo en la comunidad la participación plena, consciente, activa y fructuosa a través del conocimiento pleno de la liturgia, haciendo vida lo que se celebra y exista así una Liturgia Evangelizadora. 8.- Objetivo de la Dimensión de Liturgia para la Celebración Dominical: Convocar, constituir y capacitar un equipo de liturgia a nivel parroquia, capilla y sector parroquial para lograr Eucaristías más dignas, organizadas y participadas donde se celebre vivamente la fe, conforme a las normas pastorales, litúrgicas, teológicas y canónicas. 9.-Objetivo de la Dimensión de Pastoral de Piedad Popular: Implementar una devoción de la religiosidad popular en cada sector parroquial. 10.-Objetivo de la Comisión de Pastoral Social: Impulsar la caridad evangélica y difundir la Doctrina Social de la Iglesia como signo de los tiempos en bien de los pobres y marginados para transformar las realidades sociales. 11.- Objetivo de la Dimensión de la Pastoral de Caritas: Implementar una acción asistencial para la gente más necesitada en cada sector parroquial. 12.- Objetivo de la Dimensión de Pastoral de Fe y Política: Realizar los talleres de democracia. 13.Objetivo de la Comisión de Ministerios: Descubrir y promover los carismas y ministerios que el Señor da a los integrantes de las comunidades para disponer de ellos en el Plan Diocesano de Renovación / Evangelización. 14.- Objetivo de la Dimensión de Pastoral Vocacional y Seminario: Responsable de las actividades pro seminario, así como de los bienhechores de la Diócesis. 15.- Objetivo de la Dimensión de Ministerios Laicales: Convocarán, constituirán y capacitarán ministros extraordinarios de la Eucaristía para la atención a los enfermos, para servir al sacerdote en el altar y realizar “Horas Santas” en los sectores parroquiales. 16.- Objetivo de

la Comisión de Sectores Pastorales: Coordinar la atención de los diferentes sectores pastorales que existan en la parroquia a través de las dimensiones, orientándolas y abriéndoles espacios en los sectores parroquiales. 17.- Objetivo de la Dimensión de la Pastoral Familiar: Ofrecer los instrumentos necesarios para la formación de la familia; para ofrecer orientaciones en la vivencia familiar; para llevar a todos la Buena Nueva del Sacramento del Matrimonio; para transformar la sociedad por obra de la evangelización humana y cristiana; para defender y promover la vida y el amor, como valores esenciales de la dignidad humana. 18.- Objetivo de la Dimensión de Pastoral Juvenil: Animar la acción pastoral con los jóvenes de modo que se  “formen en una progresiva experiencia de Dios desde la espiritualidad de comunión, en el seguimiento personal de Cristo, vivido en comunidad, con conciencia crítica, con sentido de pertenencia eclesial y proyección a un compromiso serio de transformación de la sociedad. 19.- Objetivo de la Dimensión de Catequesis Infantil: Llevar al niño a un encuentro personal con Dios, consigo mismo, con el otro y promoverlo en su crecimiento integral como persona y ayudarlo a que alcance la madurez en la fe, dentro del marco de un proceso de formación permanente. 20.- Objetivo de la Dimensión de Grupos y Movimientos Institucionales: Atender a los grupos, movimientos, cofradías, etc. que haya en la parroquia y orientarlos al Plan Diocesano de Renovación / Evangelización participando en los sectores parroquiales. 21.- Objetivo de la Comisión de Comunicación: Ser un Instrumento al servicio de la comunicación interna y externa de la parroquia para el desarrollo del Plan Diocesano de Renovación / Evangelización


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

www.diocesis-ecatepec.org.mx

PAS TO R

TO R

COM UN A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PAS

LA

AC IC

Ecatepec

DE

IÓN AC IC

Diócesis de

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

13

Querido

Pueblo

de Dios. E

staba yo viendo pasar una marcha más, una marcha por la paz. Me da la impresión que el pueblo ya no cree en las marchas, que el pueblo ya no cree en nada; que está lleno de desconfianza, muchos tienen miedo por todo lo que está pasando en México, como muchos ya no creen. He oído expresiones que me han dolido mucho como: “¿Dónde está tu Dios? Estamos cada vez más pobres, cada vez más deshechos”. Entonces me acordaba yo de este Evangelio: en este Evangelio salen dos hermanos, puede ser cualquiera de ustedes, salen camino a Emaús. Y murmuran: “Se murió nuestra esperanza; creíamos en el Mesías, ya no creemos porque ya lo mataron los judíos y algunas mujeres nos dijeron que lo habían resucitado, pero nosotros ya no creemos y nos vamos”. Lo peor que le puede pasar al pueblo, a cualquiera es la perdida de la esperanza; cuando nosotros perdemos la esperanza en cualquier cosa, estamos perdidos, pues no nos queda otra cosa más que la desilusión, la desesperación, la huida, la depresión, todo esto vamos creando cuando perdemos la esperanza. De repente estos dos hombres cuando van caminando diciendo todas sus penas, se encuentran a un señor con ellos que les dice: ¿Por qué están tan tristes, qué les pasa? ¿Es que tú eres el único que no sabes lo que pasó en Jerusalén? Que a Jesús en el que creímos que iba a ser nuestro Salvador, lo entregaron a Pilatos y lo clavaron en la cruz. ¿Crees que podemos nosotros ir alegres? Nosotros creíamos que Él era el Mesías, que era el Salvador. Y aquí venimos caminando sin esperanza porque lo mataron. Y entonces Jesús les fue explicando las Escrituras. Les fue explicando que tenía que sufrir; les fue explicando el sentido del dolor: cómo el dolor muchas veces es redentor, cómo el dolor lo lleva a la salvación. Cómo el ser clavado en la cruz y ser muerto en la cruz, implicaba para el pueblo la salvación, porque Cristo llevaba nuestros pecados a la cruz, y muerto Él que es la vida, resucita.

Y en la Eucaristía, en el partir el pan, lo reconocen: “Sí es Jesús”, y lo reconocen y Jesús desaparece. Y se regresan corriendo ¿por qué? Porque el haber encontrado a Jesús les ha devuelto la esperanza. De repente aquellos que iban ciegos, aquellos que iban sordos porque nos sabían escuchar La Palabra de Dios, porque no sabían ver a Cristo, regresan llenos de esperanza porque vieron a Jesús. ¿De qué se trata todo esto? De ver a Jesús, es de lo único que se trata. Nosotros somos el Cuerpo de Cristo, y nosotros que somos el Cuerpo de Jesús, tenemos que vivir la misma experiencia que vivió la cabeza. Si eres el Cuerpo de Cristo, tienes que vivir lo mismo que vivió Cristo: ¿Cristo en su vida tuvo alegrías? Sí muchas. ¿Cristo en su vida tuvo tristezas? Muchísimas. ¿Tuvo dolor? Muchísimo. ¿Llego un momento, un solo momento que tuvo desesperanza? Sí, ¿no le gritó: Padre mío, Padre mío, por qué me has abandonado? Se sintió abandonado de todo y sin embargo, muere y resucita, y al resucitar le da vida a todo mundo y como nosotros somos el Cuerpo de Cristo, tenemos que empezar a ver; tenemos que ver con nuestros ojos a Jesús; Jesús está con nosotros. Donde un hombre trabaja y un corazón le responde, ahí está Jesús. Y lo tenemos que ir descubriendo, tenemos que descubrir a Jesús en nuestro dolor, en las pérdidas, en los asaltos, en la violencia, en todos lados. Tenemos que descubrir a Jesús porque Jesús por todo eso ¿o no es cierto? Y si Jesús pasó por todo eso, ¿por qué no vamos a pasar esto nosotros? Pero, ¿Cuál es el final? El final es glorioso, el final es la resurrección y la vida, por eso nosotros por mal que nos vaya no podemos en un momento determinado perder la esperanza. La esperanza es que con Cristo todo lo podemos, sin Cristo no podemos nada. Vemos gente marchando por la paz. ¿Ustedes creen que solamente marchando vamos a tener paz? Yo lo dudo. Yo los felicito por su esfuerzo; los felicito porque por lo menos le dicen al pueblo: ¡despierten, lo que necesitamos es paz! Pero esa paz no vendrá si en el corazón

de México no reina Jesús. Esa paz no vendrá mientras sigamos soportando los robos, la corrupción, la mentira, la injusticia, la impunidad. No vendrá la paz a México, porque todo es no es de Cristo, el del demonio. Entonces nosotros sí, hagamos marchas, pero demos testimonio, la marcha sin testimonio, no es suficiente. Atrevámonos a marchar cuando podamos dar un testimonio y digamos: Marcho por la paz, porque vivo tratando de hacer la paz. Marcho por el amor, porque vivo amando. Marcho por la verdad, porque en mí no hay mentira. Marcho por la justicia, porque no cometo injusticias. Esas marchas son validas, ahí es donde nosotros tenemos que responderle a Jesús. ¿Qué fue lo que hicieron los desesperanzados? En cuanto reconocieron a Jesús salieron a decir: Espera, nosotros estamos aquí también y porque se me apareció Jesús estoy dispuesto a dar la vida por Jesús. A ustedes se les aparece Jesús constantemente; se les aparece Jesús en la Eucaristía, se les aparece Jesús cuando el sacerdote está celebrando, se les aparece Jesús en su corazón cuando ustedes están tratando de vivir con Dios. En el amor de sus familias cuando realmente le han dado lugar al amor en sus familias; se les aparece Jesús en sus hijos porque los ama y son amados. Ahí está Jesús, y si Jesús ya se les apareció, lo único que tenemos que hacer es dar testimonio como los que iban a Emaús que regresaron para decir: Aquí estoy yo, dando testimonio: Se nos apareció Jesús,

Jesús está vivo. Jesús es el Señor. A Él se le ha dado poder en el cielo y en la tierra. Y lo que hace Pedro es levantarse y decir: A ese Jesús que ustedes asesinaron, Dios lo hizo Señor. Lo acabamos de oír: A ese Jesús al que ustedes lo entregaron para que lo clavaran en la cruz, Dios lo hizo Señor de todas las cosas. Él es el jefe, y lo dice con toda claridad, y antes lo había negado, después de haber recibido su Espíritu, dice: Ustedes lo clavaron en la cruz, entonces conviértanse, y crean en Jesús. Conviértanse y vivan como Jesús. Eso que dijo San Pedro, lo sigo repitiendo aquí en Ecatepec, para que ustedes lo oigan: Conviértanse y crean en Jesús. Conviértanse y descubran a Jesús. Conviértanse y vivan como Jesús y verán ustedes un Ecatepec nuevo, y verán ustedes una vida nueva alrededor de ustedes. Verán ustedes cómo la desesperanza se convierte en gozo y alegría. Ojala y que estas palabras que hoy les dijo, hagan como una herida en su corazón, y las vivan en serio y verán como su obispo cuando les anuncia esto, les está diciendo la verdad. Si ustedes empiezan a vivir así, encontraran la verdadera felicidad.

Que Dios los bendiga. +Mons. Onésimo Cepeda Silva Primer Obispo de Ecatepec


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PAS

LA

AC IC

14 DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

Infantil


COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Y tú,

sabes ¿qué es FEF? Por: Familia Educadora en la Fe, Tlalnepantla

F

amilia Educadora en la Fe (FEF) es un movimiento laical cuyo carisma es la evangelización y catequesis en familia, por la familia y para la familia. Familia Educadora en la Fe se inicia en el año 1963, con su fundador Monseñor Francisco María Aguilera González, Asesor Eclesiástico vitalicio de nuestro movimiento. Cuando finalizaba la gran misión en septiembre de 1963, fue proclamado como mes de la familia de las cuatro “eses”, porque la Familia Cristiana está llamada a ser santa, sólida, solidaria y santificadora; juntamente, se llevaba a cabo la renovación de la catequesis, promoviendo los cursos para la formación de catequistas impartidos por el Instituto de Pastoral Catequética Sedes Sapientiae. En éste proceso de renovación, Monseñor Francisco Ma. Aguilera González, fundador de dicho Instituto, insistía en que los primeros y principales catequistas de los hijos son los padres de familia, pues son ellos los primeros educadores de los hijos. Ante ésta insistente motivación; una mañana tocó a la puerta de la oficina de Monseñor Aguilera, una mamá catequista llamada Tere Laborde de Sentíes, para proponerle ensayar un programa de catequesis en vista de la Navidad; catequesis que sería impartida por una pequeña comunidad de mamás para sus propios hijos; éste fue el pequeño grano de mos-

PAS TO R

TO R

PAS

LA

taza, que bajo la acción del Espíritu Santo, habría de convertirse en el árbol frondoso que hoy es Familia Educadora en la Fe. Nuestra visión; es crecer en la fe a lo largo de la vida y vivir el Evangelio del matrimonio, la familia y la vida, testimoniándolo y proyectándolo con espíritu misionero a nuestras familias y de allí a nuestro ambiente y a toda la sociedad; de ahí el surgimiento de las diferentes áreas de Familia Educadora en la FE. Para llevar a cabo esto, se han estructurando lineamientos, objetivos y metodologías adecuadas a cada situación de vida; siendo así que la catequesis a niños se imparte a través de padres de familia, los jóvenes catequizan a otros jóvenes y los matrimonios a otros matrimonios. Por su naturaleza pueden formar parte de Familia Educadora en la Fe, todas aquellas personas que como miembros integrantes de una familia, buscan el desarrollo y la maduración de su propia persona, de su familia y de su comunidad, mediante la aceptación de los objetivos esenciales, de la mística y de la metodología de F.E.F. dentro del marco de referencia de la catequesis. Para pertenecer al movimiento; es necesario tener la disposición de adquirir la formación que éste demanda e insertarse como miembro activo, en una comunidad. ¿Quieres conocer más de FEF? Visita nuestra página web: www.fef.org.mx

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.tierradeenmedio.org.mx

DE

AC IC

Tlalnepantla

AL

IÓN AC IC

Arquidiócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

15

La Virgen María

es la Madre de Dios

“María, que es verdadera Madre de Jesús, es verdadera Madre de Dios, porque Cristo, nuestro Redentor, es al mismo tiempo Verdadero Dios y Verdadero Hombre”

Por Juan Gustavo Ruiz Ruiz

E

ste es el misterio principal y central de la vida de Santa María, del cual derivan y se fundamentan todos sus privilegios y todas sus perfecciones. Al decir que María es Madre de Dios se afirman dos verdades: María es verdadera Madre y María es verdadera Madre de Dios. Decir que María es verdadera Madre, significa que Ella contribuyó a la formación de la naturaleza humana de Cristo, del mismo modo que todas las madres contribuyen a la formación del fruto de sus entrañas. María es verdadera Madre porque Jesús es verdadero Hombre. La segunda persona de la Santísima Trinidad, el verbo, se encarnó recibiendo de la purísimas entrañas de María, lo mismo que reciben los hijos de sus madres: “Cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, formado de mujer y sometido a la Ley” (Gál. 4,4). Jesús, en cuanto hombre, toma su cuerpo de María Santísima en el tiempo, y así lo ha expresado la fe de la Iglesia, recogida en el número 16 del Catecismo de San Pío X: “El Hijo de Dios se hizo hombre tomando, en las purísimas entrañas de la Virgen María, por obra del Espíritu Santo, un cuerpo como el nuestro y un alma como la nuestra”. Decir que María es verdadera Madre de Dios significa que Ella concibió y dio

a luz a la segunda persona de la Santísima Trinidad, el verbo, aunque no en cuanto a la naturaleza divina, sino en cuanto a la naturaleza humana que había asumido. “María sabe que Él que lleva por nombre Jesús ha sido llamado por el ángel Hijo del Altísimo (cfr. Lc. 1,32). María sabe que lo ha concebido y dado a luz sin conocer varón, por obra del Espíritu Santo, con el poder del Altísimo, que ha extendido su sombra sobre Ella (cfr. Lc. 1,35). María sabe que el Hijo dado a luz virginalmente, es precisamente aquel “Santo”, el `Hijo de Dios”, del que le ha hablado al Ángel” Juan Pablo II, Enc. Redemptoris Mater n. 17).


COM UN

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

LA

IÓN AC IC

PAS

DE

AC IC

16

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 3, Num. 77 Domingo 15 de Mayo de 2011

Provincia

Que cese

la violencia en el país, pide Escuela de Pastoral a Cristo Rey Por José Luis Ramírez

S

ILAO, Gto.- El Instituto de Formación para Laicos al Servicio de la Pastoral Parroquial (Escuela de Pastoral) llevo a cabo su XXIV Peregrinación Anual al Santuario Cristo Rey de la Paz, el pasado 7 de mayo, al que acudieron representaciones de 18 arquidiócesis del país y con su coordinador nacional, Javier Albarran, celebraron su Asamblea General y en la celebración eucarística elevaron sus oraciones para que cese la ola de violencia que azota a nuestro país. Alrededor de 15 mil integrantes de la Escuela de Pastoral, una tercera parte de todos los integrantes del grupo pastoral que se calcula son 50 mil, acudieron a la Montaña de Cristo Rey y pese al intenso calor que dejo sentirse a la misma hora de la celebración eucarística, elevaron sus plegarias para ampliar ese carisma de la formación que es su característica en su labor evangelizadora. Puntual a la cita también acudieron números contingentes en representación de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, integrada por las diócesis de Nezahualcóyotl,

Ecatepec, Valle de Chalco, Cuautitlán, Texcoco, Tlalnepantla y San Juan Teotihuacán. “Mientras tanto, la palabra de Dios iba cundiendo. En Jerusalén se multiplicaba grandemente el número de los discípulos. Incluso un grupo numeroso de sacerdotes había aceptado la fe”. (Hechos de los Apóstoles 6, 1-7). Así se ha multiplicado el número de integrantes de Escuela de Pastoral y tanto sólo en la Arquidiócesis de Tlalnepantla se calcula que existen alrededor de 15 mil integrantes “Cuando habían avanzado unos cinco o seis kilómetros, vieron a Jesús caminando sobre las aguas, acercándose a la barca, y se asustaron. Pero él les dijo “Soy yo, no tengan miedo”. Ellos quisieron recogerlo a bordo y rápidamente la barca tocó tierra en el lugar a donde se dirigían” ( Jn 6, 16-21). Leía monseñor Pedro Agustín Rivera Díaz, quien junto con siete sacerdotes más, presidieron en la Ermita de la Montaña, la misa de Acción de Gracias de Escuela de Pastoral.


mensajero 77corregido