Issuu on Google+

LA

C OM UN IÓN

PAS TO R

DE

AC IC

A

L

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Periódico Católico Provincial • Ejemplar Catorcenal

Domingo 30 de Octubre de 2011

Donativo $ 5 Año 4 No. 89

AMIGOS DE LA VIDA,

CONSTRUCTORES DE COMUNIÓN.

CARTA PASTORAL Pág. 16

DEBERES BÁSICOS QUE CORRESPONDEN A LOS PASTORES, A LOS PADRES DE FAMILIA Y A LOS INFORMADORES Pág. 04

CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS: DÍA DE MUERTOS EL HALLOWEEN NO ES TRADICIÓN Y NO ES UNA PRÁCTICA RELIGIOSA Pág.06

“APLICAR LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA” PIDE OBISPO DE NEZAHUALCÓYOTL

Pág. 12

Edit rial

¡DÍA DE MUERTOS… DÍA DE VIVOS!

Pág. 2


PAS TO R

TO R

COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

A

L

DE

LA

C OM UN

La voz del Pastor

IÓN

2 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

DIRECTORIO Obispos Fundadores Mons. Carlos Aguiar R. Arzobispo de Tlalnepantla Mons. Ricardo Guízar D. Arzobispo de Tlalnepantla

¡Día de muertos… día de vivos!

Emérito Mons. Guillermo Ortiz M. Obispo de Cuautitlán Mons. Héctor Luis Morales Sánchez Obispo de Nezahualcóyotl Mons. Luis Artemio Flores C. Obispo de Valle de Chalco Mons. Onésimo Cepeda S. Obispo de Ecatepec Mons. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo de Texcoco Mons. Guillermo Francisco Escobar Galicia Obispo de Teotihuacán Mons. Francisco Ramírez N. Obispo Auxiliar de Tlalnepantla Mons. Efraín Mendoza Cruz Obispo Auxiliar de Tlalnepantla Mons. V. René Rodríguez G. Obispo Auxiliar de Texcoco DIRECTOR GENERAL Mons. Luis Artemio Flores Calzada DIRECTOR EN TURNO Pbro. Mariano Isaías Montiel Acosta COLABORADORES Equipo de la Pastoral de la Comunicación de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla. Mensajero es una publicación catorcenal de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla. Se distribuye en la Arquidiócesis de Tlalnepantla, y en las Diócesis de Cuautitlán, Ecatepec, Texcoco, Teotihuacán, Netzahualcóyotl y Valle de Chalco

Queremos conocer tu opinión, envíanos un email a: periodicomensajero@gmail.com Consulta nuestra edición en línea: En cada portal Diocesano Registro en trámite

E

l 2 de noviembre en la Iglesia Católica recordaremos la solemnidad de los fieles difuntos, por este motivo, vale la pena detenernos un poco y hacer una reflexión sobre el significado de la muerte. Por su misma naturaleza, la vida es mortal, nacemos para morir, pues el ser humano comparte las mismas leyes de los seres vivos: nacer, crecer, reproducirse y morir. Desde luego hay también grandes diferencias que lo hacen único, pues está llamado a la trascendencia, es finito en su principio, pero infinito en su final. Todo sigue una ley, el mismo día, símbolo de la vida, termina por la noche, símbolo de la muerte con su oscuridad. La muerte no ocurre al final de la vida; se instala en el corazón mismo de la vida; vamos muriendo continuamente, es decir, nos vamos desgastando al perder energías vitales, al consumir cada minuto la vida hasta acabar por morir, cuando el corazón deja de latir y muere la última célula de nuestro organismo. Cada día que vivimos es como volver a nacer, esperando, como rezamos en la oración por la noche el gran día: “Jesús Hijo del Padre, cuando avanza la noche oscura sobre nuestro día, concédenos la paz y la esperanza de esperar cada noche tu gran día, amén” el último día en que entraremos a contemplar el rostro de Dios. Morimos no porque alguien nos llegue a matar, sino porque la vida misma hospeda en su estructura a la muerte. La llevamos con nosotros mismos donde quiera que vayamos, esa es la gran verdad. Entonces no debe darnos miedo la muerte, ya que es parte fundamental de nuestro ser. Nadie tiene experiencia de la muerte, hablamos de ella, pero solamente a partir de comparaciones, y desde luego lo que nos dice la palabra revelada. Con ella viene dolor, pero también gozo y esperanza, es como cuando una persona muy querida para nosotros tiene que partir, después de que nos ha dado tantas cosas bellas, estoy seguro que hemos tenido esta vivencia, es algo muy cercano a lo que se experimenta cuando alguien muere; el amigo que se va, pero tenemos la certeza que un día retornará y entonces nuestra tristeza se cambiará en jubilo; esa misma seguridad la tenemos cuando llega la muerte de un ser querido, duele su partida, pero reconforta el saber que el lugar donde está ahora es mejor, donde no hay dolor ni sufrimiento, sino alegría y gozo. El mismo regocijo que nos da el saber que la persona amada regresará, así también tenemos la certeza de que nos reuniremos con aquellos que nos han precedido en el sueño de la muerte. ¿Acaso no es esto reconfortante?, sobre todo saber que cuando nos reencontremos con nuestros seres queridos, ya jamás nos separaremos.

Esto es así y nosotros los que tenemos fe estamos convencidos de ello, sin embargo no resulta tan fácil de asimilarlo. Sobre todo cuando esta forma que llamamos tan natural de que tenemos que morir se transforma como dice uno de los teólogos latinoamericanos en “Cruz existencial”, y además cuando sabemos que la consecuencia del pecado es la muerte, pues por un lado sentimos el deseo infinito de la vida, “de que el amigo querido no tenga que partir”, y por otro el hecho brutal que de verdad morimos, “la partida del ser querido”. La vida y la muerte están en constante lucha (eros y thanatos), y aunque sabemos quién será el vencedor, como se dice en la pascua, sin embargo, es verdad que nos cuesta trabajo. “lucharon vida y muerte en singular batalla y muerto el que es la vida triunfante se levanta” (secuencia de pascua). Desearíamos que la vida, con todo lo que trae consigo no terminara, que ésta se prolongara indefinidamente, pero cuando nos ponemos a pensar en muchas personas que están sufriendo en su cuerpo cualquier clase de enfermedad, o quienes, están postrados en una cama desde hace muchos años, ¿la muerte para ellos, no sería una liberación? El Papa Benedicto XVI en una de sus últimas encíclicas nos dice con palabras semejantes: permanecer para siempre en esta vida más que un premio sería un castigo, y sobre todo, en circunstancias tan desfavorables. Esto es verdad, parece difícil de entenderlo, pero no, pues la vida también debe ser digna, como digna debe ser la muerte. Entonces cuál tiene que ser nuestra postura como creyentes a lo que es inevitable, pero que finalmente es parte de la vida, siempre teniendo en cuenta que tanto la vida como la muerte no dejan de ser para nosotros un misterio. Lo primero que hay que recordar y que solo eso basta, es que Cristo murió, y murió porque también participaba de la misma naturaleza de los seres humanos, entonces murió porque tenía que morir, aunque la gran diferencia es que él murió para destruir la muerte, pues también resucitó, por eso decimos “donde está muerte tu victoria”. La muerte de Cristo es una muerte redentora, murió para darnos vida eterna, entonces, la muerte nos conduce a la vida, si eso es así bendita muerte. Para nosotros acoger la muerte implica una invitación a la alegría de lo provisional. Dejar el mundo abre la posibilidad de un encuentro con Dios. Vivir, entonces, no significa caminar inexorablemente hacia la muerte. Morir es un peregrinar prometedor hacia la fuente de la vida, hacia el Dios vivo que nos espera. Esto cambia toda la perspectiva, pues la muerte no es una tragedia, sino una bendición: la posibilidad de una nueva vida, más densa y realmente plena. Lo importante no es lo que se deja tras de sí sino lo que recibe y lo que descubre delante de sí, morir no significa perder la vida, sino ganarla más perfecta y vigorosa. Ahora entendemos mejor que no hay que tratar de retener a nuestros seres queridos cuando tengan que partir, o nosotros mismos, no tengamos temor a perderlos, pues si no se van, no nos reencontrarnos un día con ellos y para siempre. Vivamos el día de muertos con fe y esperanza. +Guillermo Francisco Escobar Galicia. Obispo de Teotihuacán.


COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

PAS

LA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesisdeteotihuacan.org.mx

DE

AC IC

Teotihuacán

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

3

“Es un gran momento para que la Iglesia se purifique y se renueve”

E

n la semana del 10 al 14 de octubre del 2011, en la Catedral del Divino Redentor de San Juan Teotihuacán, se realizó la semana de formación permanente del clero y como tema central se presentó el libro del Apocalipsis. Siempre es muy agradable compartir entre los sacerdotes, su experiencia, sus conocimientos y sobre todo saber que constantemente se actualizan. El expositor fue el Pbro. Estanislao, Director espiritual del Seminario de la Arquidiócesis de México. Parte de lo que nos compartió fue: “La literatura apocalíptica en momentos de persecución y dificultad de las comunidades judías y cristianas”. Esos libros de una época determinada, trataban de dar respuesta al pueblo de Dios que experimen-

Semana de formación permanente del clero de Teotihuacán

taba la adversidad y la persecución a causa de su fidelidad al Señor. Se convertían en un grito de esperanza y de confianza en el Señor de la historia, que domina las fuerzas del mal, aunque estas aparezcan incontrolables. A través del leguaje simbólico y críptico u oculto, buscaban hacer referencia a acontecimientos y personas que ellos estaban presenciando. Ese tipo de lenguaje les servía, entre otras cosas, para no exponerse a la represión y al silencio impuesto por el poderoso. Sus símbolos eran generalmente comprendidos por la gente a quien estaban destinados estos libros. La distancia en el tiempo nos ha dificultado la comprensión adecuada de estos libros apocalípticos. De allí surge la necesidad de ofrecer nosotros como sacerdotes al

pueblo de Dios pistas sobre su interpretación. No es un libro que tenga como finalidad inspirar temor y angustia, sino esperanza y a aliento en medio de las dificultades. El autor invita a toda la comunidad cristiana simbolizada en las siete iglesias, a tratar de permanecer fieles al Señor, apartar a todo aquello que los aparta del seguimiento concreto de Jesús, a discernir con la luz y fuerza del espíritu, los signos de los tiempos. También nos llama a recordar y hacer presente la victoria de Cristo muerto y resucitado, sobre las fuerzas del mal. Es cierto que estos poderes adversos al Señor, llámese Estado, Dinero, Poder, Placer, etc., siguen presentes en la historia bajo diversas manifestaciones y con distintos alcances. En ocasiones nos parecen

irresistibles y arrolladores, pero el cristiano ha de estar convencido que la victoria sobre ellos es segura en Cristo Jesús y en la fidelidad a Él. El Libro del Apocalipsis nos invita a que como Iglesia nos purifiquemos y renovemos contantemente en la esperanza que se finca solo en Jesucristo muerto y resucitado, vivo y presente en nuestra historia. La segunda semana de formación permanente fue el segundo diplomado y la siguiente semana de formación del clero completará los diplomados de Eclesia y Sagrada Escritura. El Presbiterio se mostró muy agradecido con el equipo de formación permanente de la diócesis por el hecho de traer estos cursos.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN IÓN

4 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Teotihuacán www.diocesisdeteotihuacan.org.mx

Deberes básicos que corresponden a los pastores, a los padres de familia y a los informadores

Poema para estos días en que celebramos el 2 de Noviembre De: MONJE

CITAS A ESCONDIDAS

Cuando al final... Solo ha quedado el silencio... De palabras cansadas, De intenciones frustradas, El amargo sabor a hiel que produce el hablarle al dolor. Y al final... El pudor de intentar quererte sin poder hablarte, Y amarte sin poder tenerte Soy mi propio juez y verdugo Y ciego como la justicia me condeno a amarte... A robarte el corazón y embriagarme con tu ausencia.

A

fin de lograr que los medios informativos cumplan con la misión que les señala la providencia en este nuevo areópago que se abre al Evangelio. A los sacerdotes: 1. Deber de informarse. Todo sacerdote y agente de la pastoral, debe buscar estar informado con veracidad del acontecer nacional e internacional. La nota de catolicidad que adorna a nuestra iglesia y a nuestro ministerio, nos lo exige. Se requiere una selección y acercamiento a medios informativos serios, que no son siempre de sencilla lectura ni de fácil adquisición. Solo así podremos estar al corriente de la” opinión pública”, tan cambiante y tan opuesta hoy al sentir eclesiástico. Estar informado es ya un acto de caridad pastoral. 2. Deber de informar. La misión evangelizadora comporta el deber de informar al pueblo sobre el designio salvador de Dios, y sobre los obstáculos que le salen al paso. El profetismo está unido substancialmente al deber de no callar ni ocultar la voluntad del Señor, manifestada en su Palabra y en los acontecimientos de nuestra historia. La parroquia debe ser un centro de información y de comunicación. Debe Existir una “opinión pública parroquial”, cuyo primer impulsor será el sacerdote. 3. Deber de formar. La iglesia se llama a sí misma “Madre y Maestra” de gentes y de pueblos; y la parroquia fue siempre un centro de formación, no sólo espiritual sino también en el campo de la cultura y de las artes. La legítima autonomía de estas nos exime, sino que nos apremia, a estar presentes en esos campos también. La fácil acusación de que “el pueblo no lee”, lleva consigo, al menos en parte, una confesión de culpa. 4. Deber de formar. Toda educación implica necesariamente una reforma del pensamiento y de las conductas desviadas. A la ignorancia generalizada, hay que añadir la deformación que ha sufrido el pueblo católico a causa del indoctrinamiento antirreligioso por parte del discurso y de la historia

oficiales, por lo menos en lo que va de este siglo, necesitamos una” purificación de la memoria” histórica. 5. Deber de transformar. Es evidente que, una formación que se ajusta a la verdad del hombre y a los altos valores cristianos que la sustentan; que se apoya en el testimonio del evangelizador y en la fuerza dinamizadora del Espíritu, genera necesariamente cambios a favor del individuo y de la comunidad. Deberíamos tener más confianza en la fuerza transformadora de la Palabra de Dios, en el dinamismo del Espíritu y en nuestra propia misión. A los padres y madres de familia: 1. Deber asumir su grave responsabilidad como formadores de la conciencia moral de sus hijos. Junto con la formación intelectual y el desarrollo físico, les esta encomendada la formación de una conciencia recta en sus hijos, acorde con los valores y virtudes humanas y cristianas, poniéndose, ellos mismos, a la mitad del camino entre la emisión del mensaje y la recepción en la casa. 2. Ser conscientes de que, o educan ellos o educan otros, sean los amigos o sean los medios informativos. Su tarea educativa es inaplazable e insustituible. Por eso, deben proporcionar a sus hijos otros medios de entretenimiento: el gusto por la lectura, el amor a la naturaleza y a los pasatiempos familiares. 3. Buscar el momento adecuado para dialogar y reflexionar con sus hijos respecto al contenido de sus lecturas, de lo que escuchan o de lo que ven en la televisión y en el internet. Deben reflexionar con ellos los contenidos de lo que ven, oyen o leen. 4. Informarse no sólo del contenido de las lecturas o de los programas, sino ser capaces de calibrar el grado de impacto que producen en la conciencia y conducta de sus hijos, que suele ser más fuerte de lo que los adultos se imaginan. Hacérselo saber a sus hijos. 5. Enseñar a sus hijos a cotejar la in-

formación recibida con las enseñanzas del Evangelio, y a comparar las conductas con el ejemplo de Jesús, y preguntarse sobre el auténtico comportamiento cristiano. Leer, por ejemplo, un pasaje del Evangelio y confrontarlo con el modelo de vida que present�� la televisión o el internet. A los informadores: 1. Tener en cuenta, en primer lugar a los destinatarios de sus mensajes y no a quienes pagan sus servicios. No olvidar que son formadores de la opinión publica. Sin esta preferencia, se desvirtúa de raíz su profesión, pues son informadores y formadores de la comunidad y no simples asalariados de un patrón. Deben dignificar su profesión. 2. Ser capaces de erigir un código de ética, acorde a los valores humanos y cristianos, para normar su conducta y medir su responsabilidad. Elemento primario de este código es la honestidad. Una información sin fundamento en la verdad, es pervertir la profesión. 3. Rechazar, a pesar de las constantes y fuertes presiones que reciben, todo mensaje que se oponga a la paz, contrario a la dignidad de la persona humana y, en especial, que atente contra la dignidad de la mujer y de la niñez. La ética debe abarcar también a los patrocinadores y empresarios: deben hacérselo saber. 4. Hacer a los medios informativos instrumentos de difusión de los valores democráticos, de la cultura y de la solidaridad entre los pueblos. El informador católico debe superar la barrera de la vergüenza y disimulo de su fe, y convertirse en testigo sereno y firme de la misma. 5. Recordar constantemente a los dueños o concesionarios de los medios informativos, que el fin que justifica su existencia, es el servicio a la comunidad. Es el bien social y no el lucro personal la razón por la que el estado les otorga la concesión. Tomado del folleto “La antena y el campanario”, editado por Comisión Episcopal de Pastoral Bíblica.

Y al final... De palabras gastadas, De ilusiones roídas, De corazones heridos, De citas a escondidas... A quedado el silencio del amor que te tengo, Del amor que yo pierdo... Al final... Solo al final... Solo... Solo he quedado yo.


COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

PAS

LA

A

L

DE

LA

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Una mirada sobre “

II congreso de Laicos

Ya no somos siervos, ahora somos amigos” y fue entre amigos que se vivió el II Congreso de Laicos de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, nuestro pastor Mons. Carlos Aguiar Retes nos brindó esa cercanía que tanto se anhela. Se abrieron las puertas del auditorio del Colegio Cristobal Colón a las 07:50 horas. Ya había una fila de espera de alrededor de 60 personas. A las 08:30 horas, el auditorio estaba ocupado en una cuarta parte de su capacidad. Mons. Carlos Aguiar llegó a las 09: 55 con discreción, sin protagonismos, como amigo. Despuès de que Margarita D diera la bienvenida al II Congreso, empezó la plática del Dr. Rodrigo Guerra que en conclusión nos dejó el reto de aprender a vencer la incapacidad de transmitir el Evangelio de la vida con la razón. Continuó el Dr. Manuel Ramos Kuri, presentándonos argumentos médicos que evidencian la existencia de un ser humano desde la concepción, finalmente y quien se llevó los aplausos por su entusiamso y estilo divertido fue el historiador Jorge Traslosheros quien nos hizo ver el papel de los laicos en la defensa de la vida. Después de un receso de 45 minutos Mons. Carlos Aguiar presentó e hizo entrega de su Carta Pastoral: “Amigos de la Vida. Constructores de Comunión”. Menciona que el eje que atraviesa la carta es proclamar (en palabras de San Ireneo) que: “la gloria de Dios es que el hombre viva, y la vida del hombre es la visión de Dios”. Es impactante la grandeza que encierran estas palabras… ¿será entonces que la vida sin Dios no es vida? ¿qué el darnos la vida es

SIRVIENDO CON ALEGRÍA

S I RVI

E N DO

CON ALEGRÍA

ALEGRÍA CONTAGIOSA, COMPARTIR A CRISTO

Por. Pbro. Sergio De Ávila, Comisión de Pastoral de la Comunicación

Don Carlos Aguiar Retes presenta su Carta Pastoral “Amigos de la vida, constructores de comunión”.

darnos su gloria? Y que como dice monseñor la vida humana está hecha para ser divinizada. También hizo una síntesis muy concreta del contenido de la carta dividida en 5 capítulos. Llamó la atención la referencia al cambio de época y la cultura. Después de la comida tuvimos el panel: “Tres miradas sobre la carta pastoral” donde se destaca en la mirada empresarial la aportación de la carta para descubrir la necesidad de un proyecto común, para reafirmar y fomentar los valores empresariales con responsabilidad social y para sentenciar la cultura de la muerte como ofensa a Dios. En la mirada política las aportaciones de la carta se enfocaron a redescubrir y volver a la persona (sólo centrando el debate en el reconocimiento de la dignidad humana es

La imagen del sacerdote en el mundo contemporáneo

Por: Pbro. Sergio De Ávila

E

5

C OM UN IÓN

www.tierradeenmedio.org.mx

DE

AC IC

Tlalnepantla

AL

IÓN AC IC

Arquidiócesis de

n la semana de formación permanente del clero diocesano de Tlalnepantla, realizado del 17 al 21 del mes en curso, se nos habló mucho de la espiritualidad de comunión dentro de la cual debemos colaborar entre nosotros y rediseñar aquellas estrategias necesarias para poder acercarnos a los fieles y servirles de manera adecuada y eficiente, conservando los valores humanos propios de nuestro catolicismo y desterrar los prejuicios que son el lastre que impiden a nuestro espíritu elevarse hacia Cristo. Uno de los momentos más clarificadores fue cuando el Pbro. Juan Carlos Gama nos explicó la dinámica de comunión dentro del método prospectivo, nos delineó nuestro círculo de confort e invitó a rebasarlo para poder ir más allá de nuestros auto-impuestos límites para llegar a ser verdaderamente otros Cristo dentro de la sociedad actual. Este método no es un fin en sí mismo, sino una herramienta para llegar al fin propuesto, para ello hay que conocer el fin que se persigue, saber exactamente hacia donde queremos ir y porqué deseamos hacerlo, por ello el conocimiento de una serie de datos precisos es necesario para poder planear las actividades parroquiales. Esa es una de las primeras tareas en el ámbito diocesano, socializar los objetivos, hacerlos comunes y concretos, realizables dentro de un plan de pastoral adecuado a nuestra realidad. Sin embargo, hay un elemento mucho más nodal que el anterior, a más de los grandes lineamientos debemos llegar al conocimiento personal que nos acerca al viejo modelo de Iglesia-Parroquia, esto es, cuando el pastor verdaderamente conocía a sus fieles y era sensible a sus problemas y necesidades, aún en medio de la realidad urbana, del choque de los me-

posible avanzar en la vida política). Otro aporte es la necesidad de construir sociedad partiendo de la familia: “quien ataca a la familia no sabe lo que hace porque no sabe lo que deshace”. El tercer aporte a la política es constatar que no basta el progreso técnico para le renovación cultural y el progreso. Al terminar el segundo panel se preparó el escenario para celebrar la Eucaristía, la cual fue celebrada por el Nuncio apostólico en México: Christophe Pierre. Así concluyó este II Congreso de Laicos, dejándonos la certeza de que “la vida es una fiesta con Cristo” y que como amigos, no como siervos, podemos conocer más a nuestro Señor y dar testimonio de su amor, llevando su Evangelio de la vida al mundo, donde los laicos vivimos.

Sacerdotes al servicio de la Eucaristía.

dios de comunicación y de la violencia debemos regresar a ser una imagen presente socialmente, es decir, superar los prejuicios y redibujar la figura del sacerdote católico en nuestra sociedad. Así, la figura del párroco frente a los fieles deberá ser novedosa y tradicional, esto es, siendo profundamente realistas debemos recuperar lo mejor de nosotros, aquello que hizo de la Iglesia una gran civilizadora y promotora del bien común, ir más allá de la imagen del sacerdote pederasta o traumado social, la imagen del represor o reprimido, para que cada uno de nuestros fieles nos vean realmente como somos, seres humanos, personas, profundamente amadas de Dios que buscamos reflejar su imagen, que vivimos insertos en nuestras comunidades y por ello compartimos los problemas que le son comunes a todos, por ejemplo: el tráfico, la violencia, el aumento del costo de la vida, por mencionar algunos aspectos. El sacerdote tiene entonces el gran reto de cambiar siendo realmente quien es, no perder su esencia, no confundirse con otras figuras sociales, no somos solamente maestros o misioneros, trabajadores sociales o pseudo-psicólogos, somos mucho más que eso. Debemos ser figuras que se constituyan como un faro que ilumine y de esperanza (transmita la esperanza de Cristo) en medio de las vicisitudes sociales. No es gatopardismo (cambiar todo para que nada cambie), es transformarse para mejor servir, para ser santos y llevar a la santidad a quienes nos rodean. ¿Qué debemos hacer?, ser radicales en la coherencia entre nuestra vida y nuestra vocación, ser cultos y referentes sociales, caminar con todos pero no mimetizarnos con los demás. No dejar de reflexionar, meditar y estudiar aquello que es nuestro principal motivo de existir, Cristo.

Hace unos días SER Mons. Efraín Mendoza, obispo auxiliar de nuestra Arquidiócesis de Tlalnepantla, celebró un año más de ordenación sacerdotal. Lo hizo en medio de un grupo de sacerdotes jóvenes reunidos para su semana de formación, de algunos fue su maestro, de otros su rector, de otros más su párroco y de los más afortunados su amigo y mentor. Este acontecimiento nos permite reflexionar sobre el significado de ser sacerdote y la importancia de la experiencia de vida en el ejercicio del ministerio, ya que Monseñor Efraín ha sido tantas cosas a lo largo de 23 años de sacerdocio, ha ocupado la dirección de diversas tareas al servicio de la Iglesia conjuntando una serie de cualidades que no podemos describir sino fundamentadas en una profunda fe. La propia presencia de Monseñor es excepcional, no impone su personalidad ni el que sea Obispo, impone su humanidad y sonrisa, su humildad y sinceridad, su cariño sincero por nuestra Arquidiócesis y por cada uno de sus fieles. Por ello quiero aprovechar esta ocasión para narrarles una pequeña anécdota, sucedió cuando recién lo nombraron Obispo y estaban los preparativos para su consagración episcopal. Como parte de la Pastoral de la Comunicación fui a entrevistar a sus padres sobre el significado de este evento en su vida, había una serie de comentarios sobre la sorpresa que causó su nombramiento y la alegría entre quienes lo conocían de manera más cercana. La pregunta era ¿porqué él? Sus padres me hicieron el gran favor y la caridad de abrirme las puertas de su hogar, al llegar se les notaba nerviosos, pero poco a poco fueron explayándose, sus palabras fueron más fluidas y los sentimientos menos acotados. ¿Qué fue lo que vi? Un matrimonio sencillo y alegre, cimentado en muchos años de compartir alegrías y penas en la fe y la devoción sincera, en el amor conyugal. Conforme la entrevista se iba desarrollando descubrí el porqué Monseñor Efraín había sido nombrado Obispo Auxiliar de nuestra Arquidiócesis, por la fe de sus padres, por el amor y la solidez de su matrimonio, por la fe vivida desde infante a través del ejemplo familiar. Me dejó una huella profunda, rezaban por la responsabilidad que le venia a su hijo, no se vanagloriaban de ella, buscaban y pedían oración para que su hijo fuese fiel y santo al servicio de quienes peregrinamos como católicos no siempre coherentes con nuestra fe. Felicidades Monseñor Efraín, no por ser Obispo o por su aniversario sacerdotal, sino por tener unos padres santos y fieles, hombre y mujer de oración y paz. Dios lo ha bendecido con su ejemplo y Usted nos lo transmite con su sonrisa y afabilidad todos los días, que Santa María lo conserve y lo haga santo.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Arquidiócesis de

C OM UN

Tlalnepantla

IÓN

6 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

www.tierradeenmedio.org.mx

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Conmemoración de los fieles difuntos: Día de muertos El Halloween no es tradición y no es una práctica religiosa

Por: Pbro. Miguel Zárate

E

l Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre; comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. Es una festividad mexicana, que se celebra también en algunos países de América Central, así como en muchas comunidades de los Estados Unidos, donde existe una gran población mexicana y centroamericana. La Unesco ha declarado la festividad mexicana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El Día de Muertos es un día festejado también en Brasil, como Día dos Finados, aunque esta festividad no tiene las mismas raíces prehispánicas que la festividad mexicana. Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años. En la era Conmemoración de los fieles difuntos

prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento. El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la Muerte” (actualmente relacionada con “la Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada) y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos. Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos. La muerte es un símbolo emblemático que ha causado admiración, temor e incertidumbre al ser humano a través de la historia. Por muchos años, en diversas culturas se han generado creencias en torno a la muerte que han logrado desarrollar toda una serie de ritos y tradiciones ya sea para venerarla, honrarla, espantarla e incluso para burlarse de

ella. México es un país rico en cultura y tradiciones; uno de los principales aspectos que conforman su identidad como nación es la concepción que se tiene sobre la muerte y todas las tradiciones y creencias que giran en torno a ella. De cualquier modo, hay que destacar que esta celebración no es propia de todos los mexicanos puesto que, pese a ser una fiesta que se ha convertido en un símbolo nacional y que como tal es enseñada (con fines educativos) en las escuelas del país, existen muchas familias que son más apegadas a celebrar el “Día de todos los Santos” como lo hacen en otros países católicos. Además, cabe mencionar la fuerte influencia de los Estados Unidos que, al menos en zonas fronterizas, se evidencia con la presencia de la fiesta conocida como Halloween, la cual se celebra cada año con más frecuencia y en un mayor número de hogares. De ahí también que exista una inquietud entre los propios mexicanos de querer preservar el Día de Muertos como parte de la cultura mexicana sobre otras celebraciones parecidas.

Diócesis de

CuautitlÁn www.diocesisdecuautitlan.net

Tres en el matrimonio A

nte la promesa que se hace en el altar, frente a Dios de amarse para toda la vida, de respetarse y apoyarse en las buenas y en las malas, es importante preguntarse entonces: ¿Por qué existe el divorcio? y más aún, ¿por qué la cifra de divorcios aumenta día a día? El matrimonio es un sacramento indisoluble, es una alianza para toda la vida, así lo afirma el Código de Derecho Canónico: Canon 1056: Las propiedades esenciales del matrimonio son la unidad y la indisolubilidad, que en el matrimonio cristiano alcanzan una particular firmeza por razón del sacramento. Pero de qué manera se mantiene una pareja unida para siempre, si las dificultades diarias parecen separarla cada vez más. El amor es opacado, desgastado y hasta debilitado por la rutina en la vida matrimonial, por los problemas en el trabajo y en el hogar; con los hijos, con la labor de la casa, etc. La comunicación es casi nula y el estar a la defensiva es una actitud constante, casi natural en los esposos. En medio de su soberbia, muchas parejas han creído que solos pueden llevar esta unión a flote, que se pueden adaptar a los cambios que se presentan y que si existe un problema, lo resuelven solos. Se han olvidado de que para que un matrimonio prospere se necesita de un tercero, que dicho de mejor forma, debe de ser un primero…Dios! En la actualidad se ha difundido una perspectiva

Por Lic. Elisa Robledo

del matrimonio sin referencia a Dios, se ha creído que es solo cuestión de un hombre y una mujer. Se ha sacado a Dios de la vida en pareja cayendo en el egoísmo, materialismo y hasta la anticoncepción. Dios es quien da las bases sólidas para cimentar la relación de pareja y sólo si se Le pone como centro del matrimonio, éste prosperará, ya que el matrimonio ha sido establecido por Dios. La Biblia enseña que Dios después de haber creado a Adán, dijo: “No es bueno que el hombre esté solo. Hagámosle una compañera semejante a él “ (Gn 2,18) .Y añade: “...por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una sola carne” (Gn 2,24) . Así quedó fundado en el inicio de la humanidad el matrimonio. Los bendijo Dios diciéndoles: “ Creced, multiplicaos y llenad la tierra” (Gn 2,28). El matrimonio se debe esforzar por llevar una relación de cara a Dios, basada en la verdad con amor, reconociendo con humildad sus limitaciones y dejando de lado su egoísmo y egocentrismo, permitiendo que Dios sea la guía en el largo y difícil caminar de la vida matrimonial, pues sólo cuando se camina de la mano de Dios, se puede cumplir la promesa de amarse y estar unidos para toda la vida. Nota: Dejen sus comentarios acerca de este artículo en el Facebook: Diócesis de Cuautitlán o en la página web: www.diocesisdecuautitlan.net


“L

COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

PAS

LA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesisdecuautitlan.net

DE

AC IC

CuautitlÁn

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

7

os niños y adolescentes

Discípulos de

Jesucristo”

II Congreso Diocesano de la Infancia y Adolescencia Misionera de Cuautitlán Pastoral de la Comunicación

C

omo fruto del CONIAM, se forman los grupos de la I.A.M. la Infancia y Adolescencia Misionera, caminando con el lema: “Con Jesús y María, Misioneros cada día”. Es así como el pasado 22 de octubre del presente año, caminamos con Jesús y vivimos nuestro II CODIAM bajo el lema: “Los niños y adolescentes discípulos de Jesucristo”. Tuvo lugar en la zona pastoral San Pedro Apóstol, en el rancho el Potrero de la comunidad de Nicolás Romero, organizado y dirigido por el Pbro. Marco Antonio Méndez, Asesor de la I.A.M. A este II CODIAM asistieron alrededor de 800 niños y adolescentes, que bajo un ambiente de alegría, formación, entrega y oración, vivieron una nueva experiencia de fe. La Eucaristía fue presidida por nuestro Señor Obispo Guillermo Ortiz Mondragón. Al concluir, el Obispo pudo presenciar la procesión con los signos misioneros; El Evangelio, la vela encendida, el mundo, unas sandalias, la Cruz, los 5 continentes y una planta, todos ellos con significado particular e importante dentro de las misiones. Después de la procesión, el Obispo fue rodeado por los niños y adolescentes del congreso. La organización del CODIAM, empezó con un año de anticipación, y, con un trabajo arduo por parte del organizador y su equipo, se logró llevar a fin con éxito y satisfacción. En entrevista con algunos participantes del congreso, expresaron su alegría por vivir esta experiencia nueva y diferente en sus vidas y que a su vez ésta les daba la pauta para emprender un camino largo, pero satisfactorio en su fe, de la mano de Jesús.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

8 LA

AC IC

PAS

DE

IÓN AC IC

AL

A ´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Iglesia en México

NUNCIAR EL EVANGELIO

NO SIGNIFICA FAVORECER UNA RELIGIÓN SINO

R

PROMOVER UN NUEVO ESTILO DE VIDA

ecientemente señalamos las dificultades que tienen algunos sectores sociales para entender la misión de la Iglesia. A consecuencia de errores y prácticas del pasado, estos sectores se imaginan y se crean fantasmas de una Iglesia que quisiera conquistar el poder o recuperar una serie de privilegios y por eso la quieren arrinconada, dedicada exclusivamente a sus ritos oficiales y sin ninguna proyección en la vida pública. Este domingo, la Palabra de Dios aporta elementos fundamentales para entender precisamente la misión de la Iglesia que ha sido constituida por Nuestro Señor Jesucristo no para buscar privilegios ni conquistar escaños políticos, sino para globalizar el Evangelio y dar testimonio de los valores del reino de Dios. Habría que recurrir a estos fundamentos históricos y teológicos para entender la misión de la Iglesia y, por lo tanto, para señalar que ni los partidos políticos ni el Estado pueden reinventar el ser y el quehacer de la Iglesia. Estos fundamentos son los que explican el carácter misionero de la Iglesia que proclama unos valores y un estilo de vida, porque Dios quiere que todos los hombres vivan en plenitud. Por eso, la Iglesia no se puede callar porque en su esencia es misionera y está llamada a compartir el tesoro y los secretos del Evangelio a todos los hombres de la tierra. El conocimiento de Jesucristo, a lo largo de la historia, hizo posible que muchos hombres encontraran un sentido pleno a la vida y provocaran en los demás el deseo de vivir y buscar la plenitud. La trayectoria de una Iglesia misionera y los resultados que se han alcanzado es lo que anima a los cristianos a no perder esta esencia y a confiar en que el conocimiento y la experiencia del amor de Jesucristo es lo que va a provocar la superación de nuestros problemas.

Por: Arquidiócesis de Xalapa.

Anunciar el Evangelio no significa favorecer una religión sino promover un nuevo estilo de vida basado en los valores difundidos por Jesucristo: justicia, paz, amor y fraternidad. Hoy como cristianos estamos convencidos que México necesita los valores del Evangelio para superar la pobreza y la violencia que lastiman la dignidad humana y que no permiten que se cumpla el sueño del Señor que quiere que todos los hombres vivan en plenitud.

El que se encuentra con Jesucristo aprende a tratar a los otros sin instrumentalizarlos y reconociendo su dignidad; aprende a entender que su vida es digna de ser vivida en la medida en que sirve a los demás; aprende a encontrar la felicidad no en la acumulación de las cosas materiales sino en proyección de su mismo ser; aprende a estar arraigado en la esperanza, aunque la vida se torne complicada; aprende a vislumbrar la llegada de un mundo nuevo aunque por momentos las cosas se dificulten. Esta jornada dominical, dedicada a reflexionar sobre la esencia misionera de la Iglesia, damos gracias a Dios por tantos misioneros y misioneras mexicanos que andan por todos los pueblos de la tierra anunciando este mensaje de salvación. Pero también pedimos por nosotros, por los misioneros que nos quedamos aquí en nuestro país, para que no seamos indiferentes ni egoístas, para que no guardemos sólo para nosotros este extraordinario tesoro, sino para que lo compartamos a los demás y de esta forma pueda llegar la luz donde hay obscuridad, el amor donde hay odio, la justicia donde hay injusticia, la esperanza donde hay desilusión y reine la paz donde se están dando brotes de violencia. Cuando los cristianos comencemos a vivir con radicalidad los valores del Evangelio entonces cuestionaremos a los demás y provocaremos la curiosidad en otras personas al grado que puedan decir: «Yo quiero vivir como esa persona que a pesar de sus problemas, de su enfermedad, de su situación económica, nunca reniega de Dios, nunca deja de dibujar una sonrisa, nunca pierde la esperanza, porque confía plenamente en el Señor y en Él ha encontrado el verdadero sentido de su vida».


DE

LA

COM UN

TO R

PAS

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

A

AC IC

IÓN AC IC

Iglesia Universal

PAS TO R

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

9

“Anunciar el Evangelio

con fe, esperanza firme

y ardiente caridad”: exhorta el Papa

Vaticano, Oct 16, 2011 (EWTN Noticias/ACI Prensa)

E

l Papa Benedicto XVI alentó a todos los católicos a anunciar siempre el Evangelio con fe activa, esperanza firme y ardiente caridad. Desde el balcón del Palacio Apostólico ante miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa alentó a los fieles “a identificarse cada día más con Jesucristo, para que con fidelidad a los compromisos bautismales y con la fuerza del Espíritu Santo, difundan la Buena Noticia del Evangelio”. Este anuncio que constituye una tarea fundamental de todo cristiano, debe hacerse “con fe activa, esperanza firme y ardiente caridad. Encomendemos esta misión, siempre nueva, a la ayuda y protección de la Madre de Dios, María Santísima”. En su meditación en italiano el Papa recordó que “en la Liturgia de este domingo se lee lo que San Pablo escribió a los Tesalonicenses: ‘Nuestro Evangelio no se difundió entre ustedes solo por medio de la palabra, sino también con la potencia del Espíritu Santo y con profunda convicción’”. “Que estas palabra del Apóstol de las gentes sea augurio y programa para los misioneros de hoy día –sacerdotes, religiosos y laicos– comprometidos con anunciar a Cristo a quien no lo conoce, o a quien lo ha reducido a un simple personaje histórico”, y que la Virgen María “ayude a cada cristiano a ser un válido testimonio del Evangelio”, señaló. El Santo Padre recordó luego el anuncio que

“L

hizo en la Misa que celebró esta mañana sobre la realización del Año de la Fe entre octubre de 2012 y noviembre de 2013, conmemorando los 50 años de la inauguración del Concilio Vaticano II. “Considero que, transcurrido medio siglo de la apertura del Concilio, ligada a la feliz memoria del Beato Juan XXIII, sea oportuno recordar la belleza y la centralidad de la fe, la exigencia de reforzarla y profundizarla a nivel personal y comunitario, y hacerlo en perspectiva no tanto celebrativa, sino más bien misionera, en la óptica, justamente, de la misión ‘ad gentes’ y de la nueva evangelización”, explicó Benedicto XVI. El Santo Padre se refirió también al encuentro “Nuevos evangelizadores para la nueva evangelización” al que asistieron unas ocho mil personas y que concluyó hoy con la Celebración Eucarística en la Basílica de San Pedro. El Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, fue el principal promotor de la iniciativa, cuya finalidad fue el profundizar dentro un renovado anuncio del Evangelio en los países de antigua tradición cristiana, y proponer al mismo tiempo algunos testimonios y experiencias significativas. El Papa señaló que el Beato Juan Pablo II, “en la estela del Concilio Vaticano II y de aquel que puso en marcha su actuación –el Papa Pablo VI– fue en efecto, un incansable defensor de la misión ‘ad gentes’, es decir hacia los pueblos y a los territorios donde el Evangelio todavía no ha echado raíces y un mensajero de la nueva evangelización”.

a música puede abrir horizontes

L

para meditar sobre vida eterna”:

a Orquesta de la Ópera del Estado de Baviera (Alemania) más conocida como la Bayerische Staatsoper, y el coro juvenil Audi Jugend Chor Akademie, ofrecieron un concierto para el Papa Benedicto XVI bajo la baqueta del Maestro Kent Nagano y del Maestro Audi Jugendchorakademie respectivamente. El 22 de octubre, desde la Sala Pablo VI del Vaticano y con la interpretación de la soprano Eri Nakamura, el contralto

Okka von der Damerau, y del bajo Steven Humes, la Bayerische Staatsoper interpretó para Benedicto XVI la Sinfonía n.9 en Re Menor y el Te Deum de Anton Bruckner. En su discurso a los artistas, el Pontífice recordó que Anton Bruckner tuvo una “fe, sencilla, solida y genuina, conservada por toda la vida hasta el punto de querer ser sepultado en la Iglesia de la Abadía de Sanit Florian, en la cripta, bajo el potente órgano que tantas veces hizo sonar”.

dice el Papa

“Brukner pedía al buen Dios poder entrar en su misterio, poder ascender a sus alturas, poder adorar en el cielo al Señor como había hecho en la tierra con su música”, explicó el Santo Padre. Para Benedicto XVI, la música de Bruckner es un “reclamo también a nosotros para abrir los horizontes y pensar en la vida eterna, no para huir del presente, aunque tengamos problemas y dificultades, sin no más bien para vivirlo todavía

Vaticano, Oct 16, 2011 (EWTN Noticias/ACI Prensa)

más intensamente, llevando a la realidad en que vivimos un poco de luz, de esperanza y de amor”, concluyó. Josef Anton Bruckner Josef Anton Bruckner fue un compositor y organista de música religiosa nacido en Austria de finales del siglo XIX, de cuya obra coral sacra destacan numerosos conciertos para Misa, el Te Deum, el Salmo 150 y más de 30 composición polifónica en forma de motete.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN

Texcoco

IÓN

PAS

LA

AC IC

10

DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Nueva Parroquia En Chicoloapan

La comunidad agradece la llegada de un Buen Pastor

Por: Gabriela Monserrath, Comunicadora Parroquial.

www.diocesisdetexcoco.org

Unión Social de Empresarios de México

y la Diócesis de Texcoco.

I

nvitan a toda persona con actividad y vocación empresarial, universitarios y público en general a la Conferencia: 

“LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL EMPRESARIO COMO VENTAJA COMPETITIVA” Que impartirá el Ingeniero Químico, RUBEN ARTURO PAYAN MEZA

C

hicoloapan, Estado de México octubre 22, 2011. La diócesis cuenta con una nueva cuasiparroquia: la “Sagrada Familia”, ubicada en la unidad habitacional “Hacienda los Reyes” Beta 1 en el Municipio de Chicoloapan. Esta comunidad formaba parte, desde hace más de 8 años, de la parroquia “San Rafael Guízar y Valencia”. En representación del obispo diocesano, asistió el Pbro. Jorge Cuapio Bautista, Vicario de Pastoral en compañía del Pbro. Simón Buendía Valverde, Vicario de la 3ra. Vicaría Episcopal, el Decano Pbro. Salvador Jiménez; Pbro. Eliseo y quien fuera párroco de esta comunidad desde hace 4 años, el Pbro. Gonzalo Morales Escobar. La comunidad dio la bienvenida al Pbro. José del Carmen, “Misionero de Nuestra Señora del Sagrado Corazón”, quien tomó posesión de la naciente cuasi parroquia que cuenta con las capillas San Miguel Arcángel y San Felipe de Jesús. Esta erección es fruto de la visita pastoral realizada meses atrás por parte del Obispo, Juan Manuel Mancilla Sánchez, aseguró el padre Simón Buendía. La comunidad se mostró agradecida por ser bendecida con la llegada de un sacerdote a esta porción del pueblo de Dios necesitada de la presencia de un buen pastor. En las unidades habitacionales de Chicoloapan hay mucho trabajo que realizar y la dedicación y entrega de un solo sacerdote traerá beneficios para los fieles.

o

Experto en planeación estratégica y desarrollo de proyectos en instituciones de México y el extranjero.

o

Gerente de proyectos y Director General en diversas empresas.

o

Docente en ULSA y actualmente es Socio Director de Capacitad.

o

Reconocido expositor del curso de formación social de la Unión Social de Empresarios de México A.C.

A verificarse el viernes 11 de noviembre de 2011, en el Aula 204 de la Universidad del Valle de México (UVM, Campus Texcoco) en punto a las 5:00 p.m.

Entrada Gratuita Informes y Pre-registro al (55) 32318857

Primer Encuentro Diocesano de Adolescentes

Texcoco, Estado de México

Octubre 30, 2011 La Pastoral Juvenil Vocacional convocó a los grupos parroquiales de adolescentes que son parte de la fuerza viva de nuestra diócesis a un Primer Encuentro Diocesano a realizarse de 09:00 a 18:00 hrs. en el Deportivo Gustavo Baz de la Ciudad de Texcoco. El objetivo es aportar pistas para que descubran la importancia de su ser, capacidades y fe; como presencia viva del amor de Dios y factor de cambio en la sociedad.


COM UN

PAS TO R

TO R

LA

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

www.diocesisdetexcoco.org

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

PAS

DE

AC IC

Texcoco

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Se lleva a cabo la clausura del

Santo Jubileo de las 40 hrs., en la Vicaría Episcopal “Nuestra Señora de Guadalupe”

“Cristo ha venido a traer un nuevo clima al mundo, a la historia, a los hombres. Cristo es nuestro clima, nuestra referencia” Por: Erika Moya y Verónica Luna, Comunicadoras Parroquiales.

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

11

C

himalhuacán, Estado de México octubre 21, 2011. Alrededor de 1500 personas de la IV Vicaría Episcopal “Nuestra Señora de Guadalupe”, se reunieron en la cuasi parroquia “Cristo Rey”, ubicada en Cerrada, Las Cruces s/n, Barrio Fundidores, Municipio de Chimalhuacán, para celebrar la misa de acción de gracias por la Clausura del Santo Jubileo de las 40 hrs., vivido en cada una de las 18 comunidades parroquiales del 13 de agosto al 19 de octubre 2011. Desde diversos puntos de los tres decanatos: Atlapulco, Embarcadero y Acuitlapilco, al filo de las 16:00 hrs., los fieles salieron en procesión con el Santísimo hacia la cuasi parroquia Cristo Rey, y en un ambiente de júbilo se unieron una a una con sus estandartes y entonando cantos sin cansancio y sin importar el clima caluroso, con la firme creencia de que únicamente el Espíritu Santo nos congrega y en torno a Él hacemos la gran comunión. La celebración fue presidida por Mons. Juan Manuel Mancilla, Obispo de la Diócesis de Texcoco, y concelebrada por el Pbro. Jorge Cuapio, Vicario de Pastoral, Pbro. Jaime Rivas, Rector del Seminario, Pbro. Erasto Pacheco, Vicario Episcopal, Decanos y Sacerdotes de la Vicaría. En la homilía el Obispo invitó a interpretar los signos del tiempo presente. “Nuestra Diócesis, nuestra Vicaria, quiere estar centrada en Cristo. Todos los cristianos queremos depender de Él, así como dependemos del clima, queremos depender de Dios; así como nos mueve el clima, que Cristo nos mueva, nos arrope y nos caliente; que Jesucristo sea para nosotros, la razón profunda de cualquier movimiento, hacia donde quiera que nos desplacemos eso nos traerá bienestar. Si seguimos conociendo a Jesús, viviremos mejor, ya que el inundará e irradiará todos los rincones de nuestros corazones”. Al término de la celebración, la asamblea compartió fraternalmente los alimentos ofrecidos por las parroquias del Decanato Acuitlapilco. Que Jesús Eucaristía mantenga a las familias unidas en la fe, la esperanza y la caridad.

Diócesis de

Nezahualcóyotl www.diocesisdeneza.mx

La enfermedad, permite compartir el sufrimiento

de Cristo: Norberto Cardenal Rivera

L

a celebración de la eucaristía en la Basílica de Guadalupe, presidida por el Arzobispo Primado de México Norberto Rivera Carrera, por el obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez, el Colegio Canónigo del Santuario Mariano y la Orden de Malta, para pedir a la Virgen del Tepeyac por salud de los enfermos. En la homilía el cardenal Rivera, al dirigirse a las personas con problemas de salud, que su enfermedad es una oportunidad

Por: Francisco Esqueda

de santificarse y de santificar a las personas que están a su alrededor. Especial énfasis hizo al señalar que la enfermedad es una gracia y no una desgracia, porque ese estado del cuerpo humano permite compartir el sufrimiento que padeció nuestro señor Jesucristo. También les dijo que cada uno de ellos es una muestra del amor de Dios porque tienen lo necesario para seguir viviendo y estando en el mundo transmitiendo las enseñanzas de Cristo. Al concluir la misa, el

Arzobispo Primado de México impartió la bendición con el Santísimo Sacramento a todos los que se encontraban en el Templo Mariano, al realizar un recorrido en medio de las filas del santuario del Tepeyac. Cabe señalar que la Santa Misa fue organizada por el padre Hermenegildo Gómez, encargado de la pastoral para la salud de la Diócesis de Nezahualcóyotl, y la Orden de Malta, quien es promotora de la salud para quienes menos tienen.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Diócesis de

C OM UN

Nezahualcóyotl

IÓN

PAS

LA

AC IC

12 DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

www.diocesisdeneza.mx

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

NUESTRO CAMINAR Deshumanización y Misiones

C

hina, el gigante amarillo, ha dadograndes muestras de la decadencia humanitaria que a la par de la violencia, estremecen al mundo entero. Prueba de ello ya son muchas, una de ellas fue en 1989 con la famosa revuelta estudiantil de Tiananmen y más reciente fue el caso de una mujer que fue violada sin que nadie se detuviera a ayudarla o el caso de una niña de dos años que fue atropellada por dos automóviles seguidos y nadie hizo algo hasta que una persona se compadeció y la llevo al hospital, donde después de varios días de luchar por su vida, falleció. Y qué decir de la manera grotesca en que fue exhibido el cadáver del dictador libio Gadafi, ante el cual las personas se sacaban fotos, como si fuera una botarga. Estos casos, más los que se acumulen, dan muestra clara que el hombre se aleja cada día de los valores humanos, como la caridad o la compasión. Ante ello, es pertinente señalar que en estos días circula la Carta a las Familias, en la que el obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez, nos pide orar por las misiones y por los misioneros que se encargan de llevar la palabra de Dios. Nos recuerda que la Evangelización es la tarea a la que está llamado todo bautizado, a ser misioneros, pues por medio de ese sacramento adquirimos el compromiso de anunciar la Buena Nueva y llevar el mensaje de amor y Salvación de Jesucristo a todos lados y en todo momento.

“Aplicar la Doctrina Social de la Iglesia”

Pide Obispo de Nezahualcóyotl ¿Q

ué tiene que cambiar en la Iglesia? Usted y yo. Tal fue la respuesta de la beata Madre Teresa ante tal pregunta, esa anécdota y otras recordó el Obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez, durante su intervención en el CursoTaller que sobre la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) se impartió del 17 al 21 de octubre pasados. En la catedral de Nezahualcòyotl, a la que se congregaron personas, provenientes de 17 parroquias de la zona centro de la diócesis, Monseñor Morales Sánchez dijo que hay una pinta en una calle de León, Guanajuato, que dice “Señor, por favor cambia a México; pero por favor empieza por mí”. En ese sentido, exhortó a los asistentes a seguir preparándose para dar testimonio de su fe en los diferentes ámbitos de la vida social a través del conocimiento y aplicación de la Doctrina social de la Iglesia. Los propósitos de este curso, organizado por los sacerdotes José Cortés, Mariano I. Montiel y el laico Raymundo Molina, se concentraron en propiciar un acercamiento a la doctrina social de la iglesia en sus principios, valores y

Por Gamaliel Gallegos

fundamentos; dar a conocer los grandes mensajes sociales de los papas; reconocer que la labor de evangelización no queda completa sin el trabajo por la promoción humana; animar a la participación social de los laicos y compartir experiencias de participación. Se abordaron temas como los fundamentos de la DSI: qué es, para qué, la relación entre evangelización y la promoción humana, su fundamentación bíblica y los padres de la Iglesia. Se disertó sobre los principios y valores de le DSI: La dignidad humana de donde se desprenden todos los principios y valores de las personas, el bien común, la solidaridad, la subsidiariedad, el destino universal de los bienes, los derechos humanos, la economía solidaria y la participación social. Fueron presentados los documentos del magisterio de la Iglesia: Rerum Novarum (1891), Quadragesimo Anno (1931) Mater et Magistra (1961) Pacem in terris (1963), Octagesimo Annus (1971), Laborem Excersens (1981) Centesimus annus (1991), entre otros.

Participa, envía tus comentarios a: periodicomensajero@gmail.com codipacsneza@hotmail.com

“FELICIDADES” Festeje a sos sacerdotes. Del 30 de octubre al 13 de noviembre de 2011.

Los Jovenes, El bien y el mal

En su cumpleaños: 1 J. Jesús Campos Solís. 63 Años 2 Erasmo Martínez López. 60 Años 5 Julio Isabel Escamilla Naveda, O.S.F. 31 Años 7 Ernesto Beri Hernández Pacheco. 48 Años 7 Luis Felipe Navarro Martínez. 39 Años 7 Ernesto Santiago Sánchez. 52 Años 10 Salvador Guillén Frutos. 37 Años En su Aniversario Sacerdotal: 3 Víctor Hernández Hernández. 18 Años 11 Valente Rodolfo Cruz Juárez. 14 Años

Visita el portal. www.diocesisdeneza.mx

como parte del Ser Humano

L

os jóvenes frente al mal: miedo, malestar, falta de referencias válidas… entre el mal de vivir y la búsqueda de la felicidad. ¿Su experiencia? ¿su propuesta? La relación entre los jóvenes y el mal es una de las más complejas. Quizá la más decisiva, en términos de relación con la felicidad. Y cómo se logra plantearla brota la fuerza de sonreír también en tiempos difíciles, porque sólo entonces el mal no causa más miedo, por el contrario, busca darle un sentido. Y me expreso con una breve narración, fácil, capaz de darnos una respuesta. Había una vez un gran árbol, en una villa marcada por muchos problemas. Todos lo admiraban, por la belleza de sus frutos. Pero al mirarlo, cada uno recordaba un antiguo aviso: “No te acerques, porque una parte de

Jonathan Farith Pérez Agustin,Ssp

los frutos es la buena, pero la otra es venenosa”. Sin embargo, ninguno sabía distinguir entre los frutos venenosos de los buenos. Y así, por el miedo a la muerte, ninguno se atrevía a recoger los frutos del gran árbol a pesar de ser apetitosos. Un día, en aquella región vino una terrible carestía. No se encontraba nada más para comer. Sólo los frutos del árbol resplandecían, todavía más bellos. Hasta una tarde, un campesino que moría de hambre dijo a sus amigos: -¡Morir por morir… ya, mientras tanto yo pruebo, al fin algún día moriré!- y arrancó del gran árbol que tenía dos partes bien distintas un rico fruto. No sucedió nada de mal. Por el contrario, se reanimó rapidísimo. En seguida la gente comprendió cuál era la parte venenosa del

árbol. Y todos juntos, decidieron cortar aquella rama contraria, al otro día todos iban con sus canastas para cortar los frutos del lado bueno, pero cuál fue su sorpresa que todos los demás frutos también se habían caído. La historia es clara, bien y mal como nos decía claramente Jesús en la parábola de la cizaña y de la buena semilla, crecen juntos. No se puede pensar en una persona toda y solamente buena, ni un acontecimiento todo negativo. Lo que hay que aprender es saber canalizarlo y tratar de que este no se apodere de la persona por completo, para que de entre todo lo que se nos ofrezca tomar el mayor bien.

Primera Parte...


COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

La Iglesia

PAS TO R

TO R

PAS

LA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesisvalledechalco.org

DE

AC IC

Valle de Chalco

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

En Los Medios De Comunicación

Mons. Luis Artemio flores y el padre Antonio Camacho responsables Promover la formación de comunicadores, profesionales, competentes, de la comisión episcopal de la pastoral de la comunicación (CEPCOM) comprometidos con la verdad.

L

a Iglesia valora la riqueza de los medios de comunicación y los considera como medios valiosos al servicio de la evangelización. Mientras ascendía al cielo, Jesús decía a sus discípulos: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio” (Mc 16, 15). Los discípulos salieron a las calles a comunicar lo que vieron con Jesús. Los evangelistas recogen las palabras de Jesús y narran los acontecimientos que recordaban con mayor nitidez. Pedro, Pablo, Santiago y Juan escriben las cartas que forman parte del nuevo testamento. Todas estas referencias históricas, desde el inicio de la era cristiana, recuerdan la importancia que para la Iglesia tiene la comunicación. Cristo es el comunicador por excelencia, en el documento titulado: “La Iglesia en los Medios de Comunicación”, publicado con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones, dice: “Dios se comunica a sí mismo mediante el don de la Palabra. Esta palabra que permanece para siempre, ha entrado en el tiempo. Habla a los hombres como amigo, por medio de su palabra, y esa palabra eterna por quien se hicieron todas las cosas, se hizo carne, se hizo hombre, es Jesucristo que nos habla palabras divinas con lenguaje humano. Se necesita formar gente profesional en los medios de comunicación, comprometida y coherente con su fe, que sean testigos y comunicadores de la Buena Nueva del Evangelio. 10 razones para evangelizar en la red 1. La Iglesia existe para evangelizar, esa es su vocación (cf. EN 14). Evangelizar es llevar la buena nueva: Jesucristo, y con su influjo transformar la conciencia personal y colectiva del hombre, la actividad en la que se compromete, su vida y su ambiente. (cf. EN 18)

13

Para cumplir su misión, la misión, la Iglesia está llamada a utilizar los medios de comunicación social (radio, televisión, prensa, cine) y los medios de la era digital.

2. La Iglesia también tiene el encargo de transmitir el amor de Cristo: “Les doy un mandamiento nuevo: Ámense los unos a los otros como yo los he amado” ( Jn 13, 3435). El amor es el que da la vida; por eso la Iglesia es enviada a difundir en el mundo el amor de Cristo. 3. El papa Benedicto XVI pide a los presbíteros participar en el mundo digital. (cfr. 44 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales). Deben anunciar el Evangelio valiéndose no solo de los medios tradicionales, sino también de los que aporta la nueva generación de medios audiovisuales (foto, video, animaciones, blogs, sitios web), ocasiones inéditas de diálogo e instrumentos útiles para la evangelización y la catequesis. 4. El sacerdote podrá dar a conocer la vida de la Iglesia mediante estos modernos medios de comunicación, y ayudar a las personas de hoy a descubrir el rostro de Cristo. 5. Las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma, por lo que se puede afirmar que nos encontramos ante una vasta transformación cultural, nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunión. (cfr. 45 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales). 6. El Papa valora las redes sociales como nuevas formas de relación interpersonal, anhelo de compartir y establecer amistades; pero no olvidarse del contacto real personal y humano. Utilizar las redes sociales para comunicar el Evangelio de forma respetuosa y discreta, acompañando como Jesús a los discípulos de Emaús. 7. En la exhortación pastoral “Verbum Domini” el Papa Benedicto XVI dice: En el mundo de internet, que permite que millones y millones de imágenes aparezcan en un número incontable de pantallas de todo el mundo, deberá

aparecer el rostro de Cristo y oírse su voz, porque “si no hay un lugar para Cristo, tampoco hay un lugar para el hombre”. 8. Existe en el Episcopado Mexicano la Comisión Episcopal de la Comunicación (CEPCOM) que tiene como misión “proponer, animar y acompañar la comunicación, información y formación para el correcto uso, manejo y desarrollo de la comunicación pastoral, pastoral de la comunicación, medios de comunicación, nuevas tecnologías y nuevos lenguajes de la era digital”. 9. Una de las inquietudes prioritarias es la capacitación en el campo de las comunicaciones de los sacerdotes, religiosos y laicos responsables y colaboradores. 10. Una de las grandes preocupaciones de los obispos de México en el Exhortación pastoral “Que en Cristo nuestra Paz, México tenga vida”, es utilizar los medios de comunicación social al servicio de la paz. a. Promover la formación de comunicadores, profesionales, competentes, comprometidos con la verdad. b. Invitar a los jóvenes cristianos a utilizar con creatividad las redes sociales encaminándolos a la experiencia de una fraternidad de alcance universal, desenmascarando los engaños del mal que destruye y llevando a todos los espacios virtuales la fuerza del bien. c. Esforzarnos por educar y educarnos para un uso crítico de los medios de comunicación social. “Para cumplir su misión, la misión, la Iglesia está llamada a utilizar los medios de comunicación social (radio, televisión, prensa, cine) y los medios de la era digital”.

la elaboración del guión, conexión de aparatos y conocimiento de los programas que se utilizarán para la transmisión. El 20 de octubre se realiza la transmisión del Primer Programa de Radio por Internet, con la participación del Pbro. Raúl Martínez Arreortúa en la sección Cuestionándonos, comenta la elección interna del PAN; el Pbro. Héctor Huitrón habla sobre los diez mandamientos hoy, en la sección de Formar para transformar; el Pbro. José Jiménez Aguayo participa en la sección Samaritaneidad, en Tu Espacio el Ing. Isidro Suárez de Nezahualcóyotl dice los comentarios, saludos y sugerencias de los ciberescuchas y finalmente en la sección Noti-Iglesia participa el seminarista de Tulancingo, Roberto López. Además contamos con la participación en los con-

troles de: Marcos Jesús López, Vicente Erick García, en la dirección Reinel Maya Ojeda, locutores el Pbro. Jesús Melquiades Gadea y Patricia Peña Veloz, en redes sociales Beatriz Corro Moreno y como parte del equipo estuvieron: El Pbro. Abel Fernando Silva, Armida Liliana Gómez Guzmán, Juan José Cruz, Antonio Gutiérrez, Jacobo Valdez, Antonio Tolentino, Rosa Elena Navez Lobera, Rosa María Lobera y Marcos Hernández.

Por. Luis Artemio Flores Calzada Obispo de Valle de Chalco Presidente de la Pastoral de la Comunicación.

Transmite Nuestra Diócesis su Primer Programa de Radio

“Tejemos Esperanzas”

C

halco, Méx., del 18 al 20 de octubre 2011 en el Seminario Menor Juan Pablo II, se lleva a cabo el Primer Taller de Radio por Internet, impartido por el Pbro. José Ignacio Flores Ramos, director y fundador de Cristo en Línea, un proyecto de la Iglesia Católica en el cual se han integrado algunas Diócesis, de esta manera después de una capacitación ardua, se logra la realización de un Nuevo Proyecto de Comunicación para la Diócesis de Valle de Chalco, la radio por internet a través del Primer Programa de Radio, titulado: “Tejiendo Esperanzas”. Los participantes provenientes de la Arquidiócesis de Tulancingo, Diócesis de Nezahualcóyotl y Diócesis de Valle de Chalco, participan con mucho entusiasmo en la preparación del Programa de Radio, el trabajo consiste en

Te invitamos a seguir la transmisión del Programa de Radio por Internet “Tejiendo Esperanzas”, que Dios mediante será transmitido los viernes de 10:00 a 11:00 a.m. a través de la página de la Diócesis www.diocesisvalledechalco.org o por www.cristoenlinea.com.


PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

COM UN

A

L

DE

LA

Infantil

C OM UN IÓN

PAS

LA

AC IC

14 DE

IÓN AC IC

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Ayuda a los misioneros a llegar al templo

Ellos son portadores de la Buena Nueva

COLOREA


COM UN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

U

PAS TO R

TO R

PAS

LA

A

L

DE

LA

C OM UN IÓN

www.diocesis-ecatepec.org.mx

DE

AC IC

Ecatepec

AL

IÓN AC IC

Diócesis de

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

15

na experiencia juvenil en el Primer Sínodo Episcopal de la Diócesis de Ecatepec

H

ola, mi nombre es Tania. Actualmente curso el 5° semestre de Ingeniería Bioquímica, y soy parte de la parroquia de los “Doce Apóstoles” en Jardines de Morelos. Desde hace siete años, y con el paso del tiempo he visto el caminar cotidiano de esta comunidad, por lo tanto también he formado parte de ministerios hermosos, como lo son la pastoral juvenil, catequesis y música y canto, pero ha sido la pastoral juvenil la que me impulsó a dirigir mi vida a Cristo. Sin duda alguna, los jóvenes son parte indispensable de una parroquia que busca ser viva, o como dice nuestro Papa Benedicto XVI en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud 2011: “La iglesia necesita vuestra fe viva, vuestra caridad creativa y el dinamismo de vuestra esperanza. Vuestra presencia renueva la Iglesia, la rejuvenece y le da un nuevo impulso”. Los jóvenes enamorados del Señor, sabemos qué importante es para todas y cada una de las parroquias contar con la presencia juvenil, y es por eso que personalmente agradezco la oportunidad que nos regala nuestro señor Obispo Mons. Onésimo Cepeda Silva de ser escuchados por medio de nuestro primer Sínodo Diocesano. No podría dejar de mencionar aquella ocasión en que fui llamada para ser parte del grupo sinodal de mi parroquia, la emoción era confusa, sabía que había sido elegida para desempeñar una labor muy importante, que para entonces desconocía de qué se trataba; sabia al igual que los demás miembros del sínodo que era un compromiso que implicaba abandonar nuestras actividades cotidianas; en lo personal, como estudiante y como joven sé que lo que más se necesita es el tiempo de realizar esas actividades que dejas; pensar que la mayor parte del día la pases en la Iglesia, puede escucharse complicado para algunos de nosotros, e incluso puede ser eso lo que nos detenga a realizar dicho trabajo. Pero no, después de esta experiencia, sin ninguna duda volvería a aceptar el llamado a formar parte del grupo sinodal, la satisfacción de que en cada sesión del sínodo la visión juvenil se vea presente ya sea en cada análisis, en cada propuesta o en cada opinión. Es enorme, saber que esas ideas están siendo escuchadas por alguien, y no sólo eso, sino que están formando parte de nuestras propuestas, que quizá algún día llegarán a ser

Tania Hernández Resendiz

parte de una legislación, y que espero que muchos jóvenes podrán darse cuenta que tenemos lo necesario para planificar nuestra vida en el caminar de la Iglesia perteneciendo a ella Me llena de mucho orgullo ser parte de un grupo sinodal, al saber y conocer ahora la importancia que tiene ser un integrante que puede aportar al igual que los demás pero con una visión diferente: la juvenil. Por eso cada que tengo que formular una propuesta lo hago con mucho amor a Dios, pues Él ha sido quien quiso que fuera parte de este primer sínodo y que me ha elegido por medio de nuestro Obispo Mons. Onésimo Cepeda Silva. Siempre al enunciar mis propuestas lo hago pidiendo sabiduría al Espíritu Santo pues reconozco la responsabilidad que implica, pero también lo hago con mucha entrega y con visión juvenil. Cuando es posible dar una propuesta donde los jóvenes pueden incluirse vienen a mi mente aquellos jóvenes que son parte de nuestros ministerios en cada una de las parroquias, que conforman nuestra Diócesis, en lo que ellos quisieran hacer. Pero más que eso pienso en todos aquellos jóvenes que son parte de Ecatepec y que pudieran ser parte de nuestros ministerios pero que no lo son, y por los cuales solo hace falta salir a su encuentro. Tomo conciencia sobre el futuro, pues habiendo jóvenes comprometidos, nuestra Diócesis será una Iglesia llena de la fuerza y felicidad que cada joven enamorado de Dios puede irradiar y contagiar a los demás, y no sólo a los demás jóvenes, pues cuando se logra transmitir ese amor y esa energía se convierten en jóvenes muchos adultos. Por ello agradezco la oportunidad que los jóvenes tenemos de ser escuchados a través del Sínodo Diocesano; tengo mucha fe en los resultados que se obtengan de este, y estoy contenta con el trabajo que se ha estado realizando. Aunque es un esfuerzo, Dios es bondadoso y acomoda mis tiempos para que pueda estar en cada reunión. Que muy pronto al entrar en la Iglesia se podrán ver a esos jóvenes, y sentir su presencia a través del servicio que den a Dios, como lo hago yo ahora por medio de este hermoso caminar con Cristo que se llama “Sínodo Diocesano”.


COM UN

A

L

DE

LA

Provincia

C OM UN IÓN

PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

PAS TO R

TO R

LA

IÓN AC IC

PAS

DE

AC IC

16

AL

´ PROVINCIA ECLESIASTICA DE TLALNEPANTLA

Año 4, Num. 89 Domingo 30 de Octubre de 2011

Amigos de la Vida, Constructores de Comunión.

CartaIIPastoral Congreso de Laicos Por: Citlallin Vázquez de Salinas, Agrupación de Esposas Cristianas

Carta Pastoral: “Amigos de la vida, constructores de comunión” Por Comisión Diocesana de la Pastoral de la Comunicación Arquidiócesis de Tlalnepantla El pasado domingo 16 de Octubre dentro de la celebración del 2º congreso de Laicos realizado en el Colegio Cristóbal Colón el Arzobispo de Tlalnepantla Mons. Carlos Aguiar Retes presentó su primera Carta Pastoral “Amigos de la vida, constructores de comunión”. Durante la presentación Mons. Carlos Aguiar agradeció la presencia de los más de 5000 laicos que asistieron así como a los hombres y mujeres consagrados presentes en este evento. La Carta Pastoral fue presentada en 7 bloques, mismos que Don Carlos desarrolló a lo largo de su presentación. Una introducción, en donde se resalta la importancia del verdadero significado de la vida que brota de la máxima presencia y conocimiento de Dios. La primera parte denominada “Recomenzar desde Cristo para recrear el hombre nuevo conforme el proyecto de Dios”. Conocer la historia del hombre para entender su caminar y desde ahí propiciar la renovación y conversión. Una segunda parte que lleva por nombre “Conscientes de la victoria del bien realizada en Cristo, afrontemos con esperanza el cambio de época”. Se funda en la centralidad de la persona de Cristo para superar este cambio de época. Ya en la tercera parte se descubre “La Misión de la familia, ser imagen de la Trinidad divina”. La familia debe ser el principio de transmisión de valores puesto que es la cuna del amor gratuito de Dios. Para el cuarto punto tocará el tema de “La comunión de la Iglesia al servicio de la Evangelización”. Cada sector al interior de la Iglesia debe pronunciarse a favor de la vida por tanto su pastoral y servicio debe ser responsable y edificante. Y un quinto punto que lleva por título “Anunciando el Evangelio de la vida para colaborar en las edificación de una sociedad más justa y fraterna”. Toda auténtica evangelización es anuncio directo o indirecto del altísimo valor que posee la vida humana. Para cerrar la Carta Pastoral se tiene un bloque de conclusiones. Ser amigos de la vida y ser constructores de comunión son un binomio que debemos de comprender e impulsar en la Arquidiócesis de Tlalnepantla y en toda la Iglesia. Consulta la Carta Pastoral en www.tierradeenmedio.org.mx

T

lalnepantla, Estado de México a 16 de octubre de 2011. Bajo el tema “La vida es una fiesta con Cristo” la comunidad católica de la Arquidiócesis de Tlalnepantla realizó su II Congreso de Laicos en el Colegio Cristóbal

Colón. Ante más de cinco mil personas de las siete zonas que conforman nuestra Arquidiócesis, Mons. Carlos Aguiar Retes presentó su Primera Carta Pastoral “Amigos de la Vida, Constructores de Comunión”, en la que hace un análisis breve y preciso del ambiente de violencia actual y la urgente necesidad que existe en nuestras comunidades para revalorar al hombre, su papel en el mundo y su actuar desde la fe sólida y madura, desde una metodología prospectiva. Llamó a la reflexión y acción de la Iglesia como comunidad de vida; cimentada desde el inicio de la concepción, desarrollada en la familia como base de todo grupo social y consciente de su entorno filosófico, político y económico; desde donde establece su accionar cotidiano plenamente firme en la fe cristiana, amparada en la protección de Nuestro Señor y, convencida de su misión como evangelizadora y corresponsable en la construcción de una sociedad más justa y humanizada. En tanto, Marco Gutiérrez Alvarado, representante de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex); Alejandro Landero Gutiérrez, diputado por el PAN en el Estado de México y, José Alberto Hernández Bueno, miembro de la comunidad de profesionistas, coincidiendo en la necesidad y la importancia de que cada uno de nosotros ayude desde el entorno inmediato a llevar buen término el cambio estructural que nuestras comunidades, nuestro país, y el mundo mismo. Previo a la participación de monseñor Carlos Aguiar Retes; el filósofo Rodrigo Guerra López; el médico Manuel Ramos Kuri y el historiador Jorge E. Traslosheros Hernández impartieron conferencias sobre distintos temas relacionados con la defensa de la vida desde la concepción y la labor que desde la fe, nos corresponde a los católicos adoptar ante los difíciles tiempos que vivimos. Las actividades del Congreso concluyeron con una Misa concelebrada por el Excmo. Sr. Christophe Pierre, Nuncio Apostólico de México; Mons. Carlos Aguiar; Arzobispo de Tlalnepantla; los obispos auxiliares, Mons. Francisco Ramírez Navarro y Mons. Efraín Mendoza; Mons. Ricardo Guizar Diaz, obispo emérito de esta Arquidiócesis; así como presbíteros de las diferentes parroquias que conforman nuestra diócesis.


Mensajero N. 89