Issuu on Google+

Texto completo de la Misa católica y meditaciones diarias $4.50 USD

5 de marzo al 20 de abril ®

la-palabra.com

DEVOCIONA RIO CAT ÓL I CO DE HOY

Creados para la gloria ¡A Dios sea la gloria, el poder y la alabanza por los siglos!

Tú eres un templo del Señor

ads_cuaresma_2014.indd 1

La gloria y el amor de Dios

Conocí a la Madre Teresa

12/3/13 5:48 PM


Queridos hermanos en el Señor:

¿Q

ué es la gloria de Dios? La Sagrada Escritura y la Tradición de la Iglesia indican que con esta expresión se quiere significar la absoluta santidad y bondad de Dios, su eterna perfección, su indescriptible hermosura, su resplandeciente omnipotencia, su amor infinito y su gran misericordia, todo lo cual ha sido puesto al alcance de nosotros, los seres humanos a través del sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo.

Al menos, así recuerdo yo haberlo escuchado en mi niñez, lo cual abrió en mi mente un espacio de fe —infantil y muy elemental en esa época— pero muy clara acerca de mi deseo de ir al cielo. Yo sabía que pasara lo que pasara, yo quería ir al cielo. Pero, como sucede en la mayoría de los casos, al llegar la adolescencia los ideales van cambiando, surgen nuevos intereses y deseos inmediatos, y aquel propósito de “ser bueno para ir al cielo” fue pasando a segundo plano. Nunca dejó de estar allí, ni dejó de ser válido para mí, pero ya no era En las familias católicas, por mi principal objetivo en la vida lo general los padres son los cotidiana. primeros que transmiten la fe Pero el Señor, que es tan compaa sus hijos. sivo y misericordioso y nos ama tanto, En esta edición de la revista quere- me dio una esposa muy creyente y mos explorar algo de lo que significa devota, que me llevó de la mano a para cada uno la gloria de Dios y la conocer a Jesús, el Señor. Así fue que gloria de la nueva creación en Cristo un día le entregué mi vida por comJesús. pleto a Cristo, me arrepentí de todos mis pecados con gran profusión de Creados para la gloria. En las lágrimas y contrición en el corazón, le familias católicas, por lo general los pedí que viniera a mí y fuera mi Dios, padres son los primeros que trans- mi Señor y Salvador. Desde entonces, miten la fe a sus hijos; procuran entendí algo de lo que es la gloria de inculcarles una idea básica de la exis- Dios, y se volvió a despertar en mí tencia de Dios, y enseñarles a vivir el deseo de hacer todo lo que fuera recta y sanamente, a fin de llegar un necesario para llegar un día, junto día al cielo, la aspiración suprema de con mi esposa y mis seres queridos, la fe cristiana. a la gloria del cielo. 2 | La Palabra Entre Nosotros

articulos_cuaresma_2014.indd 2

11/27/13 2:17 PM


Quiera el Señor que todos nuestros lectores y sus familias también se mantengan fielmente en el camino del Señor y así lleguemos todos juntos a la gloria del cielo, en la presencia esplendorosa del Señor.

Que tengan una muy alegre y fructífera Cuaresma. Luis E. Quezada Director Editorial editor@la-palabra.com

La Palabra Entre Nosotros • The Word Among Us

Director: Joe Difato, Ph.D. Director de la Edición Hispana: Leo Zanchettin Director Editorial: Luis E. Quezada Equipo de Redacción: Jeanne Kun, Ann Bottenhorn, Jill Boughton, Bob French, Theresa Keller, Emily Nelson, Brett Powell, P. Joseph A. Mindling, O.F.M. Cap., Hallie Riedel, Elizabeth Spohn, P. Joseph F. Wimmer, O.S.A., Katie Zanchettin Consejeros Internacionales: P. Cipriano Chagas, O.S.B., P. Johnson Fernandez, Vince Kolycius, P. Herb Schneider, S.J.

Presidente: Jeff Smith Director de Manejo: Jack Difato Director Financiero: Patrick Sullivan Director de Promoción: Flor Alba Soto Director de Circulación: José Antonio Soto Director Comercial: Edmundo M. Reyes Director de Producción: Nancy Clemens Director de Diseño: David Crosson

Suscripciones y Circulación La Palabra Entre Nosotros es publicada diez veces al año por The Word Among Us, 7115 Guilford Dr., STE 100, Frederick, Maryland 21704. Teléfono 1 (301) 874-1700. Fax 301-874-2190. Si necesita hablar con alguien en español, por favor llame de lunes a viernes entre 9am y 5pm (hora del Este).

del Director, para usarlos en estudios bíblicos, grupos de discusión, clases de religión, etc.

Problemas. Escriba a La Palabra Entre Nosotros. En su correspondencia sírvase incluir la etiqueta adhesiva con la dirección que se encuentra en la cubierta de su ejemplar.

De vez en cuando llamamos por teléfono a nuestros lectores para ofrecerles nuestros productos y publicaciones. Igualmente, de vez en cuando, seleccionamos a ciertas instituciones católicas que desean enviar información a nuestros suscriptores sobre las misiones que ellas cumplen. Sin embargo, nunca compartimos los números telefónicos de nuestros clientes con ninguna otra organización. Si usted no desea recibir material de promoción de otras instituciones o si no desea recibir llamadas telefónicas desde nuestras oficinas, sírvase llamar a Servicio al Cliente al 1-800-638-8539, o enviarnos un correo electrónico a theresa@wau.org o una carta a 7115 Guilford Dr., STE 100, Frederick, Maryland 21704.

Cambio de dirección. Háganos saber su nueva dirección lo antes posible. Si su revista todavía figura con la dirección antigua, el correo no la remitirá a la nueva dirección. Necesitamos seis semanas de previo aviso para asegurar un servicio ininterrumpido. Envíenos por favor 1) su etiqueta con la dirección actual, 2) su nueva dirección, y 3) la fecha vigente del cambio. Copyright: ©2006 The Word Among Us Todos los derechos reservados. Los artículos y meditaciones de esta revista pueden ser reproducidos previa aprobación

ISSN 0896-1727 Las citas bíblicas son de La Biblia con Deuterocanónicos, Versión Popular (Dios Habla Hoy), usada con el permiso correspondiente. © Sociedades Bíblicas Unidas, 1996.

Cuaresma 2014 | 3

articulos_cuaresma_2014.indd 3

11/27/13 2:17 PM


Creados para la Tú eres un templo del Señor. ¿Lo sabías?

¡Ha llegado la Cuaresma!

En esta edición especial de La Palabra Entre Nosotros queremos hacer que la Cuaresma sea más placentera para todos. Y queremos hacerlo fijándonos en una promesa que se nos hace en la Biblia: que en esta Cuaresma podemos tener un encuentro con el Señor, un encuentro con su gloria, y este encuentro es a veces tan extraordinario que puede cambiarnos la vida. Esta fue la razón por la cual san Pablo declaró que: “Nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos la gloria

del Señor como un espejo, nos vamos transformando en su imagen, cada vez más gloriosa” (2 Corintios 3, 18). Durante las próximas seis semanas, la Iglesia nos invita a dedicar tiempo adicional a las prácticas de la oración, el ayuno y la limosna. También nos invita a recibir el Sacramento de la Reconciliación. ¿Por qué? Porque estas acciones nos llevarán al arrepentimiento y a una conversión más profunda. Imagínate cuánto más eficaces serán estas prácticas si las hacemos con el objetivo de ver la gloria de Jesús. Imagínate lo que sucedería si cada acto de penitencia y negación propia que hiciéramos tuviera el

4 | La Palabra Entre Nosotros

articulos_cuaresma_2014.indd 4

11/27/13 2:17 PM

g


a

gloria

poder de librarnos del pecado y llevarnos más cerca del Señor. Bien, ¡de esto se trata la Cuaresma! Algunos creen que hacer estas prácticas es molesto o inconveniente, pero Jesús prometió que su yugo es fácil y su carga es ligera. Además, nos promete que no tenemos que hacer demostraciones de una virtud heroica para ver su gloria; sólo tenemos que aprender a acercarnos a su lado y él se ocupará del resto. Demos, pues, una mirada a la gloria del Señor.

La gloria de Dios en el Israel antiguo. En uno y otro relato

del Antiguo Testamento, Dios se

manifiesta a su pueblo mediante “teofanías”, es decir, una impresionante demostración de esplendor y magnificencia. La historia de Moisés es un ejemplo clásico de esto. Moisés acababa de sacar a los israelitas de Egipto y llevarlos al desierto, donde se preparaban para iniciar su larga travesía hacia la Tierra Prometida. Pero Dios quiso explicarles claramente que ellos no viajaban solos y le dijo a Moisés que construyera una tienda sagrada, “la tienda del encuentro,” donde permanecería la presencia del Señor. Dentro de esta tienda había un lugar interior, muy sagrado, llamado el “Lugar Santísimo”, donde se guardaba el Arca de la Alianza. Las Escrituras dicen que cuando construyeron el Lugar Santísimo, “una nube del Señor” se posó sobre la tienda del encuentro. Cada vez que la nube del Señor se movía, el pueblo levantaba el campamento y reanudaba su travesía siguiendo la guía de la nube. Cuando la nube se detenía, el pueblo instalaba allí el campamento. Y cuando construyeron el Lugar Santísimo, la gloria del Señor lo llenó, siendo su presencia tan poderosa que ni siquiera Moisés podía entrar en él (Éxodo 40, 34-35). Generaciones más tarde, mucho tiempo después de que los israelitas se habían establecido en la tierra prometida, el Rey Salomón edificó un enorme y espléndido Templo al Cuaresma 2014 | 5

articulos_cuaresma_2014.indd 5

11/27/13 2:17 PM


Señor. Cuando hubo finalizado, congregó a toda la comunidad y mandó a los sacerdotes que trajeran el Arca de la Alianza al Templo en medio de alegres cánticos y hermosa música de alabanza a Dios (1 Reyes 8, 5-11). Entonces la gloria del Señor llenó el Templo y nuevamente la presencia de Dios era tan intensa que los sacerdotes no podían seguir oficiando sus sacrificios. ¡La gloria de Dios era tan maravillosa que su omnipotencia era aplastante! Pero la historia de los israelitas no fue sólo una marcha ininterrumpida de maravilla tras maravilla. A principios del siglo VI antes de Cristo, el pueblo se había apartado tanto del Señor, que Dios permitió que el ejército de Babilonia conquistara su tierra y los enviara al exilio. Pero en medio de la derrota y la adversidad, Dios les dijo que su cautiverio terminaría pronto y los llevaría de regreso a su tierra. Por eso, el profeta anunciaba a grandes voces: “Preparen el camino del Señor… entonces se revelará la gloria del Señor” (Isaías 40, 3. 5) Y así sucedió. El pueblo fue autorizado a regresar a su tierra y reconstruir sus casas. Por eso, ellos esperaban que se cumplieran las promesas.

Jesús: La gloria de Dios en persona. Pero cuando la gloria del

Señor realmente se manifestó en el

mundo era muy distinta a lo que los israelitas habían experimentado antes y esperaban ver ahora, porque la gloria del Señor era una persona: Jesucristo de Nazaret. En lugar de ser un magnífico espectáculo de esplendor y majestad, Jesús reveló la gloria de Dios naciendo humildemente como un indefenso bebé, dedicándose más tarde a curar a los enfermos y liberar a los atormentados. Cenó con los pecadores asegurándoles que Dios no los condenaba y exhortándoles a renunciar al pecado, y atendió con amor y compasión a los indefensos y marginados. Realizó grandes milagros —claro que sí— pero los hizo para socorrer a los enfermos, los indefensos y los rechazados; no fueron hechos prodigiosos para complacer a los de elevada condición ni a los poderosos. Como lo dijo el profeta: “No tenía belleza ni esplendor, su aspecto no tenía nada atrayente… lo despreciamos, no lo tuvimos en cuenta” (Isaías 53, 2, 3). De todos modos, Jesús demostró la gloria de Dios de una manera nueva pero inequívoca. Era una gloria oculta, velada para los arrogantes y quienes exigían una serie interminable de señales; pero los humildes y los que realmente creían vieron que Cristo traía al mundo nada menos que “la fuerza y la sabiduría de Dios” (1 Corintios 1, 24).

6 | La Palabra Entre Nosotros

articulos_cuaresma_2014.indd 6

11/27/13 2:17 PM


La cruz de Cristo es la demostración suprema de la gloria del Señor. Finalmente, como gran paradoja, Jesús hizo presente su gloria permitiendo que lo clavaran en la cruz para salvar a los pecadores, es decir, nosotros, los humanos. Jesús pasó toda su vida glorificando a su Padre y cumpliendo la misión salvadora que Dios le había encomendado (Juan 17, 4). Ahora, en este episodio final, Cristo puso claramente delante de nuestros ojos la manifestación patente del infinito amor de su Padre. En efecto, en la cruz, nos reveló una gloria nacida de la humildad. De esta forma expresaba claramente que Dios nos amaba tanto que estuvo dispuesto a entregar a su Hijo único, a fin de que ningún ser humano pereciera por sus pecados, sino que tuviera la vida eterna

(Juan 3, 16). Jesús sufrió el dolor, la humillación y la muerte en la cruz para que los fieles llegáramos un día al cielo y compartiéramos su gloria para siempre (Efesios 2, 6). ¡Sí, efectivamente, la cruz de Cristo es la demostración suprema de la gloria del Señor!

Un nuevo templo del Señor.

En el Antiguo Testamento, la gloria de Dios llenó el Templo de Jerusalén. En los evangelios, el propio Jesús vivió entre nosotros como la gloria de Dios. Su cuerpo era el “lugar santísimo… una tienda, que no estaba hecha por mano de hombre, ni pertenecía a esta creación” (Hebreos 9, 12), porque “Dios quiso que en Cristo habitara toda la plenitud” (Colosenses 1, 19). Cuaresma 2014 | 7

articulos_cuaresma_2014.indd 7

11/27/13 2:17 PM


Pero entonces, algo notable ocurrió en la Última Cena: Jesús prometió que él mismo permanecería en sus fieles (Juan 15, 4). Incluso nos dio su propio Cuerpo y su Sangre, de modo que siempre recordáramos que él vive en nosotros. Jesús ha hecho de cada uno de nosotros un templo de su divina presencia; ha hecho que toda su Iglesia sea “el templo santo en el Señor” (Efesios 2, 21). Gracias a Jesús, los fieles estamos llenos de la gloria de Cristo. Cuando Salomón vio que la gloria de Dios llenaba el Templo como una densa nube, se sintió encantado y exclamó: “Señor, la casa que te he construido con magnificencia será tu morada” (1 Reyes 8, 13). Esto es lo que nosotros también queremos ser: templos del Espíritu Santo, porque efectivamente Dios vive en nosotros (1 Corintios 3, 16 y 6, 19). Así pues, durante esta santa temporada de Cuaresma, todos podemos ser como Salomón: dedicar nuestro cuerpo y alma para que sean “una morada magnífica” y digna del Señor, un santuario vivo en el cual Dios se complazca en habitar. En efecto, los fieles podemos recibir la gloria del Señor y manifestarla a nuestros familiares, amigos y conocidos. Esta no es una tarea imposible. El propio Señor nos asegura que

su yugo es fácil y su carga es ligera (Mateo 11, 30) y por eso nos invita diciéndonos: “Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo les daré alivio” (Mateo 11, 28). Bueno, es cierto que el “templo” de nuestra persona donde habita el Señor tiene ciertos “desperfectos” y necesita “reparaciones”, pero los cimientos son sólidos y fuertes porque la casa está fundada sobre la roca, que es Cristo. En algunos casos, el templo necesita reparaciones más profundas, un trabajo estructural, pero has de recordar que Jesús no es un constructor común ni ordinario y que tú eres un templo no construido por manos humanas, sino por Dios mismo.

Todo lo puedo en Cristo. Los

psicólogos dicen que para promover una personalidad dinámica y vigorosa es muy provechoso fijarse objetivos altos, es decir, propósitos difíciles que quisiéramos llegar a ser o hacer, y repetirse constantemente afirmaciones positivas. También añaden que, aun si no alcanzamos estos elevados objetivos, llegaremos más lejos en el camino que si no nos fijáramos propósitos específicos o nos limitáramos a sobrevivir día a día. Entonces, ¿por qué no te fijas ciertos objetivos valiosos para esta

8 | La Palabra Entre Nosotros

articulos_cuaresma_2014.indd 8

11/27/13 2:17 PM


Jesús demostró la gloria de Dios de una manera nueva pero inequívoca. Cuaresma? Por ejemplo, hazte el propósito de ir a Misa más a menudo; reza y medita en la Escritura cada día, o dedica más tiempo a tu oración diaria, tal vez reduciendo el tiempo que dedicas a las redes sociales. Hazte el propósito de hacer un ayuno espiritual, o sea, privarte de las actitudes de cólera o impaciencia y de creerte justo o perfecto. Al mismo tiempo, cada día puedes repetir afirmaciones positivas, como las siguientes: “Yo soy hijo de Dios; soy su templo santo y él vive en

mí.” Convéncete de estas verdades: “Yo puedo hacer todas las cosas en Cristo, que me fortalece” (Filipenses 4, 13), y “Yo he sido creado para ver la gloria, la majestad y la magnificencia de Dios.” Queridos hermanos, en efecto, tú y yo recibimos de Dios la vida para ver y experimentar la gloria de nuestro Padre. ¡Esta es nuestra principal herencia! Haz un acto de fe y recibe en esta Cuaresma este valiosísimo regalo que Jesús ha dado generosamente a todos sus fieles. Cuaresma 2014 | 9

articulos_cuaresma_2014.indd 9

11/27/13 2:17 PM


M

5

E D I T A C I O N E S

de marzo, miércoles Miércoles de Ceniza Joel 2, 12-18 Bien, ya ha llegado la Cuaresma. ¿Has pensado en cuánto tiempo más vas a dedicar a la oración y a la Misa? ¿Cuánto dinero vas a dar a los pobres? ¿De qué te vas a privar? Si estas preguntas te parecen incómodas, tranquilízate. Lo que menos queremos es reducir esta temporada de gracia abundante nada más que a una lista de cosas que hay que hacer o dejar de hacer. Si quieres entrar en el espíritu correcto de la Cuaresma, no hace falta buscar más allá que en la primera lectura de hoy. Tu Padre celestial es generoso y misericordioso y te está llamando para bendecirte. Sí, es cierto que se habla de “ayunos, lágrimas y llanto”, pero no por miedo ni inseguridad (Joel 2, 12). Son cosas que supuestamente brotan de un corazón deseoso de verse libre del pecado y del temor; un corazón que mira a Dios queriendo recibir una mayor porción del amor divino. Esta es la clave para encontrar a Dios en esta Cuaresma: un corazón contrito y arrepentido. Por eso, la Iglesia nos anima a hacer ayuno, rezar y dar limosna durante esta temporada, porque estas acciones nos ayudan a preparar el corazón para recibir las bendiciones de Dios. No las hacemos

para demostrarle a Dios que somos cumplidores ni para convencerle de que nos bendiga; las hacemos porque nos ayudan a percibir la presencia de Dios y a beneficiarnos de ella. Las hacemos porque nos ayudan a cambiar nuestros sentimientos, a fin de que podamos imitar un poco más a nuestro Salvador. Pero aparte de la oración, el ayuno y la limosna, ¿de qué otra manera podemos renovar nuestra vida espiritual en la Cuaresma? Lo que te proponemos es lo siguiente: lee diariamente la Sagrada Escritura por unos 10 o 15 minutos y meditar en los pasajes leídos; hazte un diario examen de conciencia, pide perdón por las faltas cometidas y perdona a quienes te hayan ofendido. También te conviene participar en la vida sacramental y comunitaria de tu parroquia y realizar algún servicio a los necesitados. Si haces esto tendrás una buena Cuaresma. “Padre amado, te doy gracias por invitarme a entrar en comunión contigo en esta Cuaresma. Por la acción de tu Espíritu Santo, ayúdame a tener una buena disposición hacia ti y hacia mis semejantes.” !

Salmo 50, 3-6. 12-14. 17 2 Corintios 5, 20 a 6, 2 Mateo 6, 1-6. 16-18

20 | La Palabra Entre Nosotros

2014_meds_cuaresma.indd 20

11/27/13 2:19 PM


M

6

E D I T A C I O N E S

de marzo, jueves Lucas 9, 22-25 ¿No es extraordinario que Jesucristo, el santísimo Hijo de Dios, nos dé a nosotros, simples mortales, la libertad de escoger? No nos ordena; solamente nos invita a seguirle. Por eso, la decisión es nuestra; una decisión de vida o muerte. Pero ¿qué es lo que nos da a escoger? ¿Una vida de continuo sufrimiento, “tomar la cruz” día tras día y aceptar pasivamente todas las pruebas que se nos presenten con la esperanza de que Dios nos acepte? En realidad, no. La decisión que debemos tomar es seguir a Cristo y aceptar todo lo que entraña esa decisión; creer que con su amor y su guía podemos superar los obstáculos, enfrentar los desafíos o resolver cualquier dificultad. Ahora, al comenzar la Cuaresma, Dios nos pregunta simplemente: ¿Quién es Jesús? ¿Es sólo un hombre bueno , quizás un profeta, cuyo ejemplo debemos imitar, o es el Hijo de Dios que se hizo hombre para que los humanos pudiéramos convertirnos en hijos e hijas de Dios? ¿Es un juez estricto dispuesto a condenar cada pecado, o el Cordero de Dios que entregó su vida para librarnos del pecado y transformarnos según su propia imagen? Siglos antes de Jesús, Moisés dijo a los israelitas que obedecer a Dios era

cuestión de vida o muerte (Deuteronomio 30, 15) y, en cierta forma, así es. Moisés conocía la diferencia entre vivir diariamente en comunión con el Señor o seguir nuestro propio camino. Hoy, Jesús quiere que nosotros veamos esta diferencia; quiere decirnos que, si optamos por seguirlo a él cada día, nuestra vida tendrá posibilidades ilimitadas, porque ya no viviremos más como “simples mortales”. ¡Tendremos acceso a toda la gracia y el poder de Dios todopoderoso! Podremos amar a aquellos que nos resultan desagradables, perdonar al que no merece perdón y superar lo insuperable. Sin duda, esto puede costarnos caro, e incluso entrañar sufrimiento y dificultades, ¡pero podemos confiar que, si nos mantenemos fieles a Jesús, Él permanecerá muy cerca de nosotros! ¿Te parece difícil hacer esto? En realidad, no lo es si cada día te pones en manos de Cristo, contemplas el gran amor con el que te ha salvado y le pides su fortaleza para seguir sus pasos. ¡Él se encargará de todo lo demás! “Señor Jesús, he decidido seguirte hoy y todos los días de mi vida y acepto tu promesa de vida. Gracias, Señor, por invitarme a vivir en tu compañía.” !

Deuteronomio 30, 15-20 Salmo 1, 1-4. 6

Cuaresma 2014 | 21

2014_meds_cuaresma.indd 21

11/27/13 2:19 PM


Suplemento de las Lecturas de la Misa US $10 por año

Lecturas Diarias

5 de marzo– 20 de abril de 2014

5

Miércoles 5 de marzo Miércoles de Ceniza

Antífona de Entrada

Señor, tú tienes misericordia de todos y nunca odias a tus creaturas; borras los pecados de los hombres que se arrepienten y los perdonas, porque tú, Señor, eres nuestro Dios. Sab 11, 24-25. 27

Oración Colecta

Que el día de ayuno con el que iniciamos, Señor, esta Cuaresma, sea el principio de una verdadera conversión a ti, y que nuestros actos de penitencia nos ayuden a vencer al espíritu del mal. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Primera Lectura

Joel 2, 12-18

Esto dice el Señor: “Todavía es tiempo. Vuélvanse a mí de todo corazón, con ayunos, con lágrimas y llanto; enluten su corazón y no sus vestidos. Vuélvanse al Señor Dios nuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en clemencia, y se conmueve ante la desgracia. Quizá se arrepienta, se compadezca de nosotros y nos deje una bendición, que haga posibles las ofrendas y libaciones al Señor, nuestro Dios. Toquen la trompeta en Sión, promulguen un ayuno, convoquen la asamblea, reúnan al pueblo, santifiquen la reunión, junten a los ancianos, convoquen a los niños, aun a los niños de pecho. Que el recién casado deje su alcoba y su tálamo la recién casada. Entre el vestíbulo y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, diciendo: ‘Perdona, Señor, perdona a tu pueblo. CUARESMA 2014 | M1

Cuaresma_Mass_2014.indd 1

11/25/13 2:19 PM


Miércoles 5 de marzo No entregues tu heredad a la burla de las naciones. Que no digan los paganos: ¿Dónde está el Dios de Israel?’ ” Y el Señor se llenó de celo por su tierra y tuvo piedad de su pueblo. Salmo Salmo 50 Responsorial R. Misericordia, Señor: hemos pecado.

Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa. Lava del todo mi delito, limpia mi pecado. R. Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado. Contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces. R. Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme; no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu. R. Devuélveme la alegría de tu salvación, afiánzame con espíritu generoso. Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza. R.

Segunda Lectura

2 Corintios 5, 20–6, 2

Aclamación antes del Evangelio

Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Hagámosle caso al Señor, que nos dice: “No endurezcan su corazón”. Cfr. Sal 94, 8 Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Hermanos: Somos embajadores de Cristo, y por nuestro medio, es como si Dios mismo los exhortara a ustedes. En nombre de Cristo les pedimos que se dejen reconciliar con Dios. Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo “pecado” por nosotros, para que, unidos a él, recibamos la salvación de Dios y nos volvamos justos y santos. Como colaboradores que somos de Dios, los exhortamos a no echar su gracia en saco roto. Porque el Señor dice: En el tiempo favorable te escuché y en el día de la salvación te socorrí. Pues bien, ahora es el tiempo favorable; ahora es el día de la salvación.

M2 | SUPLEMENTO

Cuaresma_Mass_2014.indd 2

CON LAS

LECTURAS

DE LA

MISA

DIARIA

11/25/13 2:19 PM


Miércoles 5 de marzo Evangelio

Mateo 6, 1-6.16-18

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Tengan cuidado de no practicar sus obras de piedad delante de los hombres para que los vean. De lo contrario, no tendrán recompensa con su Padre celestial. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo anuncies con trompeta, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, para que los alaben los hombres. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes hagan oración, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora ante tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como esos hipócritas que descuidan la apariencia de su rostro, para que la gente note que están ayunando. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que no sepa la gente que estás ayunando, sino tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará”. Bendición Hermanos, pidamos humildemente a Dios Padre que bendiga con de la Ceniza su gracia esta ceniza que, en señal de penitencia, vamos a impo-

ner sobre nuestras cabezas. Oración

Señor Dios, que te apiadas de quienes se humillan y concedes tu paz a los que se arrepienten, escucha con bondad nuestras súplicas y derrama la gracia de tu bendición sobre estos siervos tuyos que van a recibir la ceniza, para que, fieles a las prácticas cuaresmales puedan llegar, con un alma purificada, a celebrar la Pascua de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. O bien: Tú que no quieres la muerte del pecador, sino su arrepentimiento, escucha, Señor, con bondad nuestras súplicas y bendice esta ceniza que vamos a imponer sobre nuestra cabeza en reconocimiento de que somos polvo y al polvo hemos de volver, a CUARESMA 2014 | M3

Cuaresma_Mass_2014.indd 3

11/25/13 2:19 PM


Jueves 6 de marzo fin de que el ejercicio de la penitencia cuaresmal nos obtenga el perdón de los pecados y una vida a imagen de tu Hijo resucitado. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén. Imposición Arrepiéntete y cree en el Evangelio. Mc 1, 15 de la Ceniza O bien:

Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver. Cfr. Gén 3, 19

Oración sobre las Ofrendas

Acepta, Señor, este sacrificio con el que iniciamos solemnemente la Cuaresma, y concédenos que, por medio de las obras de caridad y penitencia, venzamos nuestros vicios y, libres de pecado, podamos unirnos mejor a la pasión de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona de El que medita la ley del Señor día y noche, dará fruto a su la Comunión tiempo. Cfr. Sal 1, 2-3 Oración Que esta comunión abra, Señor, nuestro corazón a la justicia y a después de la caridad, para que observemos el único ayuno que tú quieres y la Comunión que conduce a nuestra salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

6

Jueves 6 de marzo Jueves después de Ceniza

Antífona de Entrada

Clamé al Señor, y escuchó mi voz y me libró de los que me atacaban. Encomienda a Dios tus afanes y él te sustentará. Cfr. Sal 54, 17-20.23

Oración Colecta

Inspira, Señor, nuestras acciones y dirígelas con tu gracia, para que todo cuanto emprendamos lo iniciemos en tu nombre y podamos llevarlo a término por tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Primera Lectura

Deuteronomio 30, 15-20

Esto dice el Señor: “Mira: Hoy pongo delante de ti la vida y el bien o la muerte y el mal. Si cumples lo que yo te mando hoy, amando al Señor tu Dios, siguiendo sus caminos, cumpliendo

M4 | SUPLEMENTO

Cuaresma_Mass_2014.indd 4

CON LAS

LECTURAS

DE LA

MISA

DIARIA

11/25/13 2:19 PM


Jueves 6 de marzo sus preceptos, mandatos y decretos, vivirás y te multiplicarás. El Señor, tu Dios, te bendecirá en la tierra donde vas a entrar para poseerla. Pero si tu corazón se resiste y no obedeces, si te dejas arrastrar y te postras para dar culto a dioses extranjeros, yo te anuncio hoy que perecerás sin remedio y que, pasado el Jordán para entrar a poseer la tierra, no vivirás muchos años en ella. Hoy tomo por testigos al cielo y a la tierra de que les he propuesto la vida o la muerte, la bendición o la maldición. Elige la vida y vivirás, tú y tu descendencia, amando al Señor tu Dios, escuchando su voz, adhiriéndote a él; pues en eso está tu vida y el que habites largos años en la tierra que el Señor prometió dar a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob”. Salmo Salmo 1 Responsorial R. Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor.

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos; ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos, sino que su gozo es la Ley del Señor, y medita su Ley día y noche. R. Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón, no se marchitan sus hojas. Cuanto emprende tiene buen fin. R. No así los impíos, no así: serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal. R.

Aclamación antes del Evangelio

Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Arrepiéntanse, dice el Señor, porque ya está cerca el Reino de los cielos. Mt 4, 17 Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Evangelio

Lucas 9, 22-25

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que sea entregado CUARESMA 2014 | M5

Cuaresma_Mass_2014.indd 5

11/25/13 2:19 PM


Viernes 7 de marzo a la muerte y que resucite al tercer día”. Luego, dirigiéndose a la multitud, les dijo: “Si alguno quiere acompañarme, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga. Pues el que quiera conservar para sí mismo su vida, la perderá; pero el que la pierda por mi causa, ése la encontrará. En efecto, ¿de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, si se pierde a sí mismo o se destruye?” Oración sobre las Ofrendas

Acepta, Señor, con bondad estas ofrendas que te presentamos, para que nos alcancen tu perdón, y den gloria a tu nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Antífona de Señor, crea en mí un corazón puro, y renueva en mi interior un la Comunión espíritu firme. Sal 50, 12 Oración Señor, que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, que hemos recibido después de en esta comunión, sean para nosotros fuente de perdón, de santila Comunión dad y de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

7

Viernes 7 de marzo Santas Perpetua y Felícitas, Mártires

Antífona de Entrada

El Señor me escuchó, tuvo piedad de mí y ha venido en mi ayuda. Sal 29, 11

Oración Colecta

Dios todopoderoso, por cuyo amor las santas mártires Perpetua y Felícitas fueron capaces de resistir persecuciones y tormentos, concédenos por su intercesión la gracia de amarte más cada día. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Primera Lectura

Isaías 58, 1-9

Esto dice el Señor: “Clama a voz en cuello y que nadie te detenga. Alza la voz como trompeta. Denuncia a mi pueblo sus delitos, a la casa de Jacob sus pecados.

M6 | SUPLEMENTO

Cuaresma_Mass_2014.indd 6

CON LAS

LECTURAS

DE LA

MISA

DIARIA

11/25/13 2:19 PM


OrdinariO de la Misa Viernes Santo de la Pasi贸n del Se帽or

Viernes 18 de abril

! CUARESMA 2014 | L1

LPN_OM_Curaesma_2014.indd 1

11/25/13 10:59 AM


RITOS INICIALES Antífona de Entrada

(Ver cada día.)

Saludo

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes. Y con tu espíritu. (Pueden utilizarse otras formas de Saludo.)

Acto Penitencial

Hermanos: para celebrar dignamente estos sagrados misterios, reconozcamos nuestros pecados. Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. (Llevando la mano al pecho dicen:) Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.

L2 | LITURGIA

LPN_OM_Curaesma_2014.indd 2

11/25/13 10:59 AM


Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén. (Pueden utilizarse otras formas del Acto Penitencial.) Señor Ten Piedad

(Se omite el Señor ten piedad si ya se ha utilizado otra de las diferentes formas del Acto Penitencial.) V. Señor, ten piedad. V. Cristo, ten piedad. V. Señor, ten piedad.

Gloria

R. Señor, ten piedad. R. Cristo, ten piedad. R. Señor, ten piedad.

(Cuando se requiera, este himno puede recitarse o cantarse:) Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, CUARESMA 2014 | L3

LPN_OM_Curaesma_2014.indd 3

11/25/13 10:59 AM


Cuando la madre teresa visitó chile Un pequeño maletín, sólo dos saris (vestido típico de la India) y una libreta para notas, fue el equipaje con que llegó al aeropuerto de Santiago la madre Teresa de Calcuta el 12 de septiembre de 1982. Allí declaró: “Mi vocación es seguir los pasos de Cristo y poner por obra su Evangelio entre los pobres, sin hacer diferencia de razas, ideologías ni fronteras.”

Un testimonio viviente del amor de Dios Por Paulina Sotomayor

Yo

estuve buscando a Dios por largo tiempo sin resultados, hasta que encontré en mi camino a esta mujer maravillosa: la Madre Teresa de Calcuta. Desde entonces, mi vida cambió radicalmente, porque descubrí a un Dios cercano, presente en el mundo, a través de las manos generosas de la Madre Teresa y su comunidad, las Misioneras de la Caridad. Había leído mucho sobre la vida de entrega de esta religiosa, y cierto día tuve el privilegio de conocerla personalmente en una conferencia a la que asistí, mientras ella visitaba Chile.

Defensa de la vida. La Madre Teresa tenía una postura decidida frente a la dignidad de la vida, especialmente la defensa del niño no nacido, indefenso, en el vientre de su madre, sin voz para llorar y defenderse. Nunca olvidaré la humildad, la sencillez y al mismo tiempo, la fortaleza con que hablaba aquella pequeña mujer vestida con sari blanco, cuando afirmaba: “No aborten a sus hijos, no destruyan la vida. Dénmelos a mí.” Promovía el respeto por la dignidad de todas las personas, sin importar que el necesitado fuese frágil o pequeño, anciano, enfermo o moribundo. Este Cuaresma 2014 | 67

articulos_cuaresma_2014.indd 67

11/27/13 2:18 PM


mensaje me convenció, ya que ella realmente vivía lo que predicaba. Me impresionó que ella fuera capaz de discernir el llamado de amor del Señor, que le pedía amar más, y de un modo más radical a los más pobres entre los pobres. Cuando se sintió profundamente amada por el Señor, su vida cobró sentido. Pudo ver las cosas de otro modo y se decidió a acoger los planes del Señor, que la llevaron a realizarlos en Calcuta. Tras el encuentro con el Señor, ella fue capaz de dejar todo atrás. En Calcuta descubrió el rostro sufriente de Cristo en las personas abandonadas, en los enfermos; en los bebés recogidos de los basurales, a los que ella servía con un profundo gozo. Desde entonces y hasta su muerte, se entregó de corazón a Jesús y toda su vida fue como una irradiación del amor de Dios.

Las Misioneras de la Caridad.

Yo admiraba a la Madre Teresa, y quería vivir como ella lo hacía: trabajando sin cansancio por los más desvalidos. Por esto estuve varios años visitando el hogar de ancianos de las Misioneras de la Caridad en Chile, donde me pasaba veranos enteros disfrutando del cuidado a los viejitos del hogar, y acompañando a las monjitas a visitar a las personas del pueblo. Esta experiencia fue un regalo, una oportunidad para amar de verdad.

Fue un tiempo muy privilegiado para empaparme del espíritu de la Madre Teresa, donde experimenté a un Dios muy cercano y misericordioso. Aquí aprendí a acoger a los demás y descubrir la presencia de Cristo en mi prójimo, especialmente a través de las enseñanzas de las misioneras, que me ayudaron a interiorizarme de la espiritualidad de la Madre Teresa. “El fruto del silencio es la oración, y el fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio, y el fruto del servicio es la paz.” Me impresionó ver cómo las monjitas se acercaban a cada persona necesitada, con una mirada compasiva, llena de gozo y amor, cómo amaban y valoraban a las personas supuestamente “inútiles” a los ojos del mundo: los dados de baja de los hospitales, los bebés abandonados en la basura y los enfermos de Sida. Sobre todo, me conmovió profundamente cuando ellas acompañaban a un moribundo, brindándoles calidez, paz y alegría en sus últimos minutos de vida; siendo ellas el rostro del amor infinito de Cristo… regalándoles un pedacito de cielo. Recuerdo vivamente a un viejito que murió con el rostro resplandeciente de contento, por la dulce compañía de las hermanitas,

68 | La Palabra Entre Nosotros

articulos_cuaresma_2014.indd 68

11/27/13 2:18 PM


Cada mañana rezábamos y teníamos adoración al Santísimo. que le cantaban suavemente y rezaban junto a él. Como decía la Madre Teresa, “Cuando limpio las heridas de un pobre estoy limpiando las heridas de Cristo.” Su testimonio de fe vivida, hizo crecer y madurar mi fe. Me hizo comprender que ser cristiano no es solamente amar a Dios, sino reconocerlo en los demás.

La vida en el convento. Ahora

quisiera entreabrirles la puerta del convento para comprender que el sentido profundo de todo lo que las hermanas hacían se encontraba en Dios. Las hermanas viven en una pequeña casita de madera junto a la línea del tren, sin aire acondicionado, sin baño, sin lavadora, sin televisión, teléfono ni internet. Solo dos saris, sandalias y su rosario atado en la cintura. En este oasis de paz y alegría, las hermanitas siempre están felices y llenas de confianza en la Divina Providencia. Cada mañana me despertaba al amanecer con el silbato del tren, que pasaba junto al hogar, y todo se

estremecía a su paso. Me unía a la comunidad de las hermanas para la oración y la celebración de la Misa diaria. Yo disfrutaba tanto de las oraciones y cantos, que me olvidaba del cansancio. Necesitaba este tiempo de silencio para acercarme al Señor. En el silencio de la capilla, donde cada mañana rezábamos y teníamos adoración al Santísimo, se respiraba un ambiente muy profundo de paz y alegría. Sólo se escuchaban cientos de pajaritos cantando alrededor de la casa. En uno de los muros había un crucifijo con la frase “Tengo sed”, que nos recordaba que Jesús está sediento de nosotros, de nuestro amor, de nuestro afecto y cercanía a él. La Madre Teresa dejó que el corazón de Jesús penetrara en toda su vida y ella saciaba la sed de Cristo al reconocerlo y servirlo en los más pobres. Lo que sustentaba esta gran obra de amor de las hermanas era el diálogo con el Señor, que se manifestaba en su confianza en Dios, su desprendimiento y su profunda unión con el Señor. El intenso trabajo diario Cuaresma 2014 | 69

articulos_cuaresma_2014.indd 69

11/27/13 2:18 PM


que realizaban con las familias y los 200 ancianitos que vivían en el hogar estaba alimentado por una fuerte vida espiritual, porque el sentido de todo lo que ellas hacían estaba arraigado en Dios. Sin esta amistad con el Señor, no sería posible toda esa entrega a los más pobres. Entrega que sólo adquiría sentido cuando era ofrecida al Señor y con el Señor, con la conciencia de ser amadas por él.

La caridad en acción. Cada día salíamos con las hermanas a visitar a las familias en el pueblo, cantando con alegría por los caminos del Señor, llevando la luz de Cristo al hogar de los pobres y necesitados. Esta comunidad religiosa se caracteriza por servir a los más pobres, viviendo así el espíritu de pobreza. En una ocasión nos trajeron una gran donación de alimentos y las hermanas inmediatamente la repartieron, pese a que yo pensaba que sería mejor guardarla para los ancianitos del hogar. Providencialmente, al día siguiente, una mano generosa nos trajo nuevamente los alimentos necesarios. La huella que dejó la Madre Teresa de Calcuta en mi vida no se ha borrado en estos más de 25 años que llevo de casada. Para nosotros y para nuestros cinco hijos, ella sigue marcando nuestro estilo de vida familiar, que nos ha conducido a cultivar costumbres que

conservan aquellos valores que tanto me cautivaron, como la alegría, la paciencia, el desapego de lo material y la disponibilidad para acoger a los demás, junto a la confianza en Dios providente. Esta experiencia me condujo a valorar, respetar y defender la vida; en mi familia, como profesora de moral de la vida y en el ministerio de la compasión en mi parroquia. Un cuento ilustrativo. Una vez, para ir a una fiesta, un hombre tomó su bote y cruzó el río. Al regresar ya tarde, tomó nuevamente su bote y remó toda la noche. Pero al amanecer vio que no había avanzado nada. ¡Estaba en el mismo lugar porque se había olvidado de desatar la cuerda que lo ataba al embarcadero de sus amigos! A mí también me costó cortar las amarras para seguir al Señor y hacer su voluntad, ya que a lo largo de mi vida, siempre tenía la inclinación a seguir los criterios del mundo, indiferente a la presencia de Dios en cada momento. ¡Qué distinto es cuando uno permite que Dios llene toda su vida, como lo hizo la Madre Teresa de Calcuta! Paulina Sotomayor es licenciada en ciencias religiosas, vive con su esposo en Bethesda, Maryland y tiene cinco hijos y un nieto. Trabaja en Radio María y en la Parroquia San Bartolomé.

70 | La Palabra Entre Nosotros

articulos_cuaresma_2014.indd 70

11/27/13 2:18 PM


La Palabra Entre Nosotros Cuaresma 2014