Page 1


Primera edición: Abril de 2019 Coordinación editorial: Mercedes del Castillo Maquetación: Mercedes del Castillo Corrección de textos: Sergio M. Vergara © Guion: Carlos Díaz Correia © Dibujo: Montse Mazorriaga © De esta edición: The RocketMan Project C/ Manuel Llaneza 27, 4ºC. 33205, Gijón www.rocketman-project.com info@rocketman-project.com ISBN: 978-84-944112-6-7 Depósito legal: M-39477-2018 Impreso en Asturias por Gráficas Eujoa

Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de esta obra sin contar con autorización de los titulares de la propiedad intelectual. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (art. 270 y ss. del Código Penal).


Nueva York 14 de noviembre de 1889

F R BA Y asĂ­ comienza mi gran aventura...


Unos días antes...

Y es una idea maravillosa...

¡Es mi idea!

Pero es un trabajo para un hombre.

¿Ah, sí?

Pues me iré al Cosmopolitan y ganaré al hombre que elijas.


Estรก bien Nellie Bly. Te asigno el reportaje. Serรกs la primera mujer que de la vuelta al mundo.

Ay...

ยกHecho!

Encรกrguese de los billetes, yo voy a ir preparando la maleta.


Hogar, dulce hogar...

La muda...

ยกOh!

Una rebeca...

Casi me olvido.


El colgante.

AquĂ­ estarĂĄ seguro.

VolverĂŠ con el reportaje de mi vida.


Se había desmayado, capitán. No podía despertarla...

H

SPLAS

Ha hecho bien. El mar juega malas pasadas.

¿Me permite?

Gracias... supongo. Damas y caballeros, les presento a Nellie Bly. Ha embarcado en el Augusta Victoria en un viaje alrededor del mundo.

Gracias.

Acompáñeme al comedor.

¿Usted es la alocada jovencita que quiere imitar a Phileas Fogg?


No quiero imitarlo... ¡Quiero superarlo!

¿No le da miedo ir sola por esos lugares salavjes?

¿Más salvaje que pasear por Central Park? No le temo a nada.

¿No comparará usted Nueva York con una colonia?

Quizas esas colonias sean más civilizadas...

Quizás debería tumbarse un rato, señorita... El viaje será largo.


Shouthampton, 22 de noviembre de 1889

Me llamo Sam Smith. Soy corresponsal del World en Londres. La acompañaré a su próximo barco.

¡Señorita Bly!

¿Ha descansado durante el trayecto Miss Bly?

¿Jules Verne? ¿En serio? Apenas he comenzado el viaje... ¿Le apetecería hacer una escala para conocer a Jules Verne?

Ja, ja, ja... El señor Verne querría conocerna, ha oido lo de su viaje... Si está dispuesta a pasar un par de noches sin dormir...


Permítame, señorita. Bienvenida a Amiens.

Gracias. Estoy echa polvo...

Irá usted con Mme. Verne en el carruaje hasta su casa.

Enchanté de faire votre connaissance.

Sí, sí... gracias.

Comment s’est passé votre voyage, mademoiselle Bly?

Creo que va a ser un largo trayecto...


La señorita Bly querría saber cómo tuvo la idea de su libro.

Leyendo un periódico.

¡Yo trabajo en un journal!

¿Qué itinerario piensa seguir?

¿Itinerario? Nueva York, Londres, Calais, Brindisi, Port Said, Ismailia, Suez, Aden, Colombo, Penang. Desde ahí a Singapur, Hong Kong, Yokohama, San Francisco y de vuelta a Nueva York. No, no... Bombay no, más corto el mío.

¿Bombay?


Nunca me hubiera imaginado así el estudio de un ilustre escritor... tan... austero.

¡Le voyage de Phileas Fogg!

¡Le voyage de Mme. Bly!

Ay... gracias... es un honor... Gracias, gracias.


Le vin, monsieur.

Merci.

Por Mme. BLy. Si logra hacer el viaje en 72 días, aplaudiré hasta que me duelan las manos.

Simpático... Que vaya preparando esos aplausos. Voy a conseguirlo. ¡Adios, gracias!

Au revoir!


Elizabeth Cochrane Seaman solo necesitó un vestido, una gabardina y un par de mudas de ropa interior para dar la vuelta al mundo más rápido que Phileas Fogg. Quince años después de la publicación de La vuelta al mundo en 80 días, Nellie Bly sorprendía a su editor proponiéndole un viaje que imitara al del personaje francés. La salida se retrasó hasta 14 de noviembre de 1889, cuando por fin pudo embarcar en el barco a vapor Augusta Victoria a las 9:40 de la mañana y comenzar a recorrer los 40.070 km que la separaban de su hogar.

THE

ROCKETMAN PROJECT

Profile for The RocketMan Project

Nellie Bly: Diario de una viajera (Primeras páginas)  

Elizabeth Cochrane Seaman solo necesitó un vestido, una gabardina y un par de mudas de ropa interior para dar la vuelta al mundo más rápido...

Nellie Bly: Diario de una viajera (Primeras páginas)  

Elizabeth Cochrane Seaman solo necesitó un vestido, una gabardina y un par de mudas de ropa interior para dar la vuelta al mundo más rápido...

Advertisement