Page 1

JUEVES 18 DE AGOSTO DE 2011 · AÑO 12· Nº 407

PUBLICACIÓN SEMANAL

$ 800 RECARGO AÉREO $ 200

...iiiiiiiii

FUERA

LO DE ZALACHET, MÁS QUE GOLPE FUE PORRAZO LO QUE PENSABA CARLOS LARRAÍN DE LOS DD.HH EN LOS ’70 HABLA JOSÉ ANCALAO, DIRIGENTE MAPUCHE DE LA CONFECH LOS FEROCES MENSAJES DE PATRIA Y LIBERTAD EN FACEBOOK PATRICIO GUZMÁN: “LOS ÚLTIMOS AÑOS DE LA CONCERTACIÓN FUERON FRANCAMENTE MALOS”


Ganador del loto declara feliz:

“ME ALCANZA JUSTO PARA PAGAR MI CRÉDITO UNIVERSITARIO” Piñera y robo a casa de su hija:

“DELINCUENTES, SE LES ACABÓ LA FIESTA… ¡PERO EMPEZÓ EL HAPPY HOUR! El Kike también estaría lucrando con la educación:

Ministros de Piñera:

“SOY SOSTENEDOR DE LA ESCUELITA DE MORANDÉ”

“APROBAMOS MINERA ISLA RIESCO Traspié en ley anticapuchas de Hinzpeter: PARA QUE SE NOTE QUE ESTAMOS “PRIMEROS DETENIDOS SERÍAN CONTRA LOS PINGÜINOS” CARABINEROS INFILTRADOS” Piñera confundido:

“SI LA EDUCACIÓN ES UN BIEN DE CONSUMO, EL CLIENTE TIENE LA RAZÓN. Y COMO EL CLIENTE SON LOS ESTUDIANTES… ME CAGUÉ SOLO”

2

sabía usted que: ... Si me ganara el Loto no andaría con el Kino acumulado.


A punto de caer régimen de Bashar al Assad:

“SIRIA TODO” Aprovechando información privilegiada sobre las protestas

PIÑERA COMPRA ACCIONES DE CACEROLAS Y LIMONES Pablo Longueira luego del atentado al memorial del fundador de la UDI:

“HABLÉ CON JAIME GUZMÁN Y ME DIJO QUE ESTÁ BIEN” Alexis Sánchez y su debut con el Barça:

“MI INTINDÍ MUY BIEN CON MIS COMPAÑEROS” Camila Vallejos declara:

“SE DESPIDIÓ A TATIANA ACUÑA Y SE ACABÓ LA LEVA” Estudiar por Internet para salvar el año no incluye profesor para resolver consultas

ALUMNOS CONECTADOS NAVEGARÍAN EN UN MAR DE DUDAS No da para más

EN LA HUELGA DEL BANCO DE CHILE PROTESTAN HASTA LOS CHEQUES Piñera tras aumentar su patrimonio al aprobarse Minera en Isla Riesco:

“SOY CARBONERO” Ministro sigue imparable

HINZPETER PROPONE LEY RIPETTI PARA QUE CARABINEROS TAMPOCO SE CUBRA EN LAS MARCHAS sabía usted que: ... Cuando les robaron a Helena, los griegos la buscaron en el Imperio Persa Biobío. (@parquearaujo)

3


FRASE CÉLEBRE:

(Resumen de la semana noticiosa)

Usted cree que van a ir a pedirle al señorito Giorgio Jackson que pague esto. ¿Él se hace cargo de algo?, ¿de los destrozos que se causan cuando él llama a una manifestación?, no” Evelyn Matthei, Ministra del Trabajo y Previsión Social

LA MARCHA QUE ASUSTA A LOS “CUICOS”

Alan Figueroa, el estudiante que apareció en la publicidad del Mineduc:

“En la calle me apuntaron con el dedo y me trataron de traidor”

Tiemblan los ABC1, los jardines con flores y los vecinos que hablan con la papa en la boca. Todo a raíz de una improvisada convocatoria para marchar por una educación más justa, desde Plaza Italia para arriba, que ya tiene más de 50 mil confirmados en Facebook. “Démosle donde más le dolerá. Vamos al centro financiero a protestar por una educación gratuita y de calidad”, dice el eslogan creado por Carlos Avendaño Bravo, a raíz de la prohibición del gobierno de marchar por la Alameda. La movilización está programada para hoy, a partir de las 11 AM, y pretende recorrer las comunas de Providencia y Las Condes. El trayecto, de aproximadamente 10 km, partiría en el metro Manuel Montt y terminará en Los Domínicos, en sentido contrario al que hará la Confech. Pese a que aún no se confirma si la marcha está autorizada, el miedo ya se instaló en el sector oriente. Así lo manifestó el concejal UDI por Las Condes, Mauricio Camus, en un portal de internet: "los destrozos van a ser fuertes, porque has-

ta ahora hemos visto que tienen cero control... Hay lugares donde pueden hacer marchas y que tienen las condiciones ideales para eso, como es el Parque O’Higgins, no como Las Condes”.

Alan Figueroa se desayunó el sábado con la noticia de que una foto suya -donde aparecía junto a dos ex compañeras de liceo- había aparecido como parte de una publicidad para la campaña “Salvemos el Año”, del Ministerio de Educación, invitando a los alumnos que no quieren perder más clases a terminar el año académico. Figueroa, que está en cuarto medio y lleva dos meses y medio en la toma del Liceo Luis Galecio Corvera de San Miguel, participando de todas las marchas, está indignado. Por eso él, junto a sus familiares y a sus compañeras de fotografía, Rayén López y Zaida Aravena, interpusieron un recurso de protección y una demanda contra el Mineduc. ¿Cómo te enteraste de que salías en esta foto?

Me llamó mi profesor de música y me comentó que aparecí en una propaganda en el diario La Tercera del sábado. Me dijo que Chilevisión iba a ir a mi liceo a pedirme una entrevista. Yo dije que esto no me parecía, porque no firmé ningún documento y tampoco me presté para la publicidad. Esa foto la sacaron para un concurso de video del 2009 que lo patrocinaba la Junaeb. Pero era solamente la autorización para ese evento, no para futuras propagandas ni nada por el estilo. ¿Cómo te afectó esta publicidad estando metido en una toma?

Tuve problemas con mis compañeros. Todos creyeron que era falso, que andaba a dos bandos. Al principio, cuando llegué al colegio y vi mi Facebook, había comentarios de compañeros del liceo y de otros colegios tratándome de traidor, que me vendí, que cómo podía hacerles esto si yo además soy del centro de alumnos de mi liceo y participo del movimiento. Quedé con la reputación en el suelo. En la calle me apuntaron con el dedo y me decían “tú saliste en la publicidad”. ¿Lograste explicarles a tus compañeros?

Ahora están 100% apoyándome y creo que dentro de todo limpié mi imagen, que era lo que me importaba, porque no quería quedar como un traidor hacia el movimiento. ¿Qué opina tu familia?

Mi familia está indignada. Incluso me preguntaron si a espaldas de ellos yo había firmado algo. Yo les dije que no, que nada. Ellos son los más molestos. Yo al principio no le tomé mucha importancia pero después vi que no era algo simple, sino grave y preocupante. Porque si me pasa algo en la calle, ¿quién se va a hacer responsable? ¿Qué te parece que el Mineduc haga este programa para quienes quieren recuperar clases?

Está muy mal porque el gobierno siempre hace lo mismo; nunca algo parejo o recto, en vez de buscar soluciones pone un conflicto. No apoyo esta medida . 4

Inminente interrogatorio a Daniel Fernández por falso testimonio El Ministerio Público nombró a la fiscal Giovanna Herrera para investigar el delito de falso testimonio en contra del vicepresidente ejecutivo de HidroAysén, luego que la ONG Patagonia Sin Represas presentara una querella en el Séptimo Tribunal de Garantía. La perseguidora penal, que eligió trabajar con la PDI y dictó una orden de investigar, busca establecer si Fernández le mintió al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, en agosto de 2010, cuando se discutía el otorgamiento de derechos de agua para el proyecto. En la oportunidad, Fernández aseguró desconocer al menos dos documentos relativos al caso, aún cuando -señalan los querellantes- su deber era haberlos visto considerando el cargo que desempeña. En los últimos días la PDI ha realizado varias diligencias para obtener antecedentes y se espera una inminente citación a Fernández a declarar en calidad de imputado. sabía usted que: … Si un maletín sangra es porque lleva los papeles en regla.


La encrucijada de la Suprema con los casos tortura La semana pasada cinco ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago, que tramitan causas por violaciones de derechos humanos, se reunieron con el vocero del máximo tribunal, Jaime Rodríguez Espoz. Ninguno de los citados -Alejandro Madrid (caso Frei), Jorge Zepeda (Colonia Dignidad), Joaquín Billard y Alejandro Solís (variados episodios DINA) y Mario Carroza (los desaparecidos del FPMR en 1987)- sabía para qué habían sido convocados al encuentro. Rodríguez Espoz les explicó que en las próximas semanas comenzaría una avalancha de querellas por los delitos de tortura cometidos durante la dictadura militar y que buscaba opiniones sobre el desarrollo de los casos, la carga de trabajo y los pormenores de las tra-

mitaciones, tomando en cuenta que la Comisión Valech sobre Prisión Política y Tortura ingresó más de 32 mil nuevos episodios en su última etapa de trabajo. El vocero del máximo tribunal, quien deja su cargo en mayo de 2012, está convencido de que el Poder Judicial debe investigar estas denuncias. Su tesis, sin embargo, enfrenta varios problemas.

Las compuertas Una de las dificultades es que los ministros fueron nombrados mediante un auto acordado de la Corte Suprema en 2001, como magistrados con “dedicación exclusiva”, para tramitar este tipo de causas. En 2005, sin embargo, pasaron a ser “con dedicación preferente”, que en términos simples implica que, además, deben inte-

grar salas y resolver las materias cotidianas de la administración de justicia. Madrid, Zepeda, Billard, Solís y Carroza le explicaron a Rodríguez Espoz que no tenían problemas en hacerse cargo de los casos, pero le indicaron que requerían mayor dedicación y que el auto acordado que les modificó la calidad, les impediría llevar adelante en forma efectiva su trabajo. De lo contrario, los cientos de querellas por tortura que ingresarán deberían ser enviados al 34 Juzgado del Crimen, el último tribunal del crimen que queda del antiguo sistema. Es decir, un colapso. Rodríguez Espoz centra hoy sus esfuerzos en preparar un informe para que sus colegas lo analicen en el Pleno y decidan si modifican el auto acordado para que sean jueces de Corte de Apela-

ciones -a nivel nacional- quienes lleven los casos. En el documento, al menos por ahora, están cinco querellas que tramita el 34 del crimen por violación, presentadas en diciembre de 2010 y febrero de este año, cometidas en centros de detención de la dictadura. En la instancia que reúne a los supremos cada lunes, existen criterios disímiles respecto a si los delitos de tortura, por el tiempo transcurrido, es posible indagarlos, ya que los ampararía la prescripción. La decisión que adopte la Suprema será clave para definir cuál será la imagen que el Poder Judicial quiere proyectar ante el país y el poder de convencimiento del presidente Milton Juica para que los ministros acojan la propuesta de Rodríguez Espoz.

Foto: Alejandro Olivares

Llaman a acabar con el cáncer marxista:

Carlos Larraín y su histórico odio a los “inútiles subversivos” Corría junio de 1976 y Chile estaba ad portas de la Sexta Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Ante la inminente presencia de Henry Kissinger, por entonces Secretario de Estado de los Estados Unidos, un grupo de cinco abogados decidió denunciar las violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos y la nula intervención de los tribunales de justicia, mediante un documento que entregaron a cada uno de los asistentes al encuentro. El episodio, consignado como la primera denuncia pública en contra de la dictadura chilena, levantó polvareda entre los más recalcitrantes partidarios del régimen militar. El 20 de junio de aquel año apareció en el diario La Tercera una declaración pública, firmada por 176 abogados, alegando que el texto difundido “constituye un falseamiento inaceptable de la realidad nacional que se suma a la sostenida campaña marxista internacional”. Entre los firmantes del documento figuraba Carlos Larraín Peña, actual senador y presidente de Renovación Nacional, el mismo que aseguró la semana pasada que “no nos van a doblar la mano una manga de inútiles subversivos” y que había “una guerrilla permanente”.

Los feroces ataques de Patria y Libertad en Facebook Un grupo especial en Facebook, dirigido a los nostálgicos del movimiento de ultra derecha Patria y Libertad, acaba de ser lanzado por Alexis Galaz Toro y Matías Burgos Sanhueza. Hasta la fecha ya van más de 500 miembros, en su mayoría jóvenes dispuestos a salir a la calle a cazar comunistas. Su lema: “La muerte de nuestro general no significa el exterminio de nuestro pensamiento”. “Deberíamos organizarnos... por ciudades... soy de Concepción.. si alguien está interesado, envíe inbox, para reunirnos y planificar algo”, avisa un penquista a sus compañeros.Todos están

de acuerdo en que hace falta responder “más duro” a las movilizaciones estudiantiles. Uno de los miembros, se lee en la página, le cuenta al resto que varios grupos universitarios “estamos pensando en organizarnos para salir a la calle de una vez por todas y dar fin a las manifestaciones mal convocadas, en nombre de todos estos estudiantes que están dispuestos a dar la vida si es necesario para terminar con el marxismo en este país” y asegura, que si no están organizados, ellos saldrán a la calle con o sin el nombre de Patria y Libertad.

“!Hay que parar a estos ignorantes y terroristas!”, exclama otro. En su mayoría están hartos del movimiento estudiantil y de los “especímenes comunistas del Colegio de Profesores”. Extrañan al “general” Pinochet y piden al ejército - al más puro estilo Zalaquett- que salgan a las calles a poner orden a los vándalos. Otra joven, incluso, pide que termine la “exhumación de comunistas ...los que ya deberían figurar todos en una fosa común”. Y aunque todavía no tienen fecha a la vista para salir a las calles, todos exclaman en el muro: “¡tenemos que limpiar de nuevo este país!”

Cuéntense una de vaqueros: acusan a El Mercurio de mentir El miércoles 10 de agosto en el portal de Emol apareció una información cuyo título incendiario amenazaba convertirse en una bomba noticiosa: “Fech programó pasos de movilización en marzo”. La noticia daba cuenta que en la agenda de los alumnos, entregada por la Federación de Estudiantes, existía un calendario de actividades que contemplaba puntos tales como: “Mayo: movimiento estudiantil y sus demandas”, "Junio: el movimiento estudiantil y los actores sociales" y "Agosto: ante la represión del movimiento estudiantil". La intención de la publicación fue demostrar que los pasos seguidos estaban fríamente calculados y que los estudiantes seguían como borregos el llamado del calendario. La nota, sin embargo, se derrumbó como un castillo de naipes: la información correspondía al resumen de las actividades que había realizado la federación el año pasado.

sabía usted que... Los jardineros pedófilos tienen prohibido acercarse a los jardines infantiles.

5


EDITORIAL

LA DERECHA DURA POR PATRICIO FERNÁNDEZ

E

ste fin de semana, leyendo los diarios, en especial El Mercurio, me resultó evidente que la discusión sobre los movimientos sociales, la educación, la desigualdad y el modelo, habían terminado por sacarle los choros del canasto a los que tiemblan cuando roncan. El gobierno, hasta aquí, se había pronunciado de manera condescendiente, intentando dar en el gusto sin poder hacerlo, si no escuchando atentamente, al menos sufriendo con temor y perplejidad el rumor de las calles. Pero la derecha que lo rodea se aburrió de andar haciéndose la buena. El domingo, en el cuerpo de Reportajes del decano, Sergio Melnick respondió una entrevista titulada “La clase política está siendo complaciente frente a la manipulación de la izquierda más extrema”. Allí asegura que “el gobierno debe dejar de ceder en todo y marcar una línea coherente de políticas”. A continuación, se larga en una interesante y atendible enumeración de puntos a corregir, con los cuales el sistema educativo chileno quedaría tiqui taca. En el último propone “abrir formalmente el espacio a las universidades con fines de lucro”. Entre medio le quita cualquier relevancia a las manifestaciones ciudadanas y culpa de prácticamente todo lo acontecido al Partido Comunista y a la Concertación. Por ahí se larga esta joyita: “La izquierda más radicalizada, liderada por el PC, buscará la desobediencia civil e intentará por todos los medios que el gobierno tenga que recurrir a los militares para asociar su imagen a la de Pinochet”. Zalaquett también amenazó con sacar el ejército a la calle. ¿Pensarán que son soldaditos de juguete? Parece mentira, pero todo indica que algunos ya están pensando en las Fuerzas Armadas, cuando la población recién termina el ejercicio de olvidarlas. Son poquísimos, obviamente, pero esta entrevista a Melnick, editada con sumo cuidado, en tono de proclama, ubicada apenas abriendo el cuerpo más político del matutino, a mí me olió a editorial. Y era de esperar. La derecha chilena está muy lejos de compartir lo que se grita en las manifestaciones estudiantiles y en el resto de las marchas del último tiempo. No creen en la educación pública. Los maricas les producen urticarias. El cuento de la ecología, el poder local, la diferencia entre crecimiento y desarrollo simplemente le toman los nervios, lo consideran una bobada, más todavía cuando la economía está bullante y los negocios van viento en popa. El clamor popular les parece un chillido infantil al que ojalá se pudiera callar con un par de palmadas. Y algo de razón tienen al no distraerse con tanto ruido, porque precisamente mientras

suenan las cacerolas, se aprueba la explotación de Isla Riesco, del primero de cinco enormes yacimientos de carbón destinados a abastecer las centrales termoeléctricas existentes y por existir. La demanda por educación permitió desatender la discusión sobre la matriz energética, el valor de la naturaleza y la concentración del poder. Meten goles de hoyito. El gobierno ya dijo que no subiría los impuestos, pero a un sector de la derecha con eso no le basta para nada, es más, desprecian por pusilánime la falta de convicción mostrada por Piñera en la defensa del modelo económico que ellos mismos instauraron. Creen que “la niña” Vallejo y “el niño” Jackson se están pasando de la raya, sin entender que son precisamente ellos los mejores interlocutores a los que pueden aspirar. El epíteto de “¡comunistas!”, gritado como insulto y causa final de todos los descalabros, ha vuelto a volar con frecuencia desde sus bocas. La nueva derecha gime sobre el felpudo de los derechistas de siempre, esos que no contienen su gen patronal cuando se les provoca más de la cuenta. A este punto, ¿qué hará el presidente? ¿Sucumbirá ante el supuesto Tea Party que nace, los ideólogos fanáticos de las isapres, las AFPs y la competencia milagrosa, para no mencionar el pinochetismo del que renegó en su campaña, o instalará por fin un camino propio, así tengan que confundirse las alianzas? Y los estudiantes ¿tendrán la habilidad y los huevos para hacerle frente a esta embestida que se les viene? ¿Por qué rechazaron el diálogo con el Congreso? ¿Sabrá primar la inteligencia sobre el entusiasmo? ¿De verdad llegaremos a un plebiscito? ¿Hay posibilidades de que suceda? Qué triste sería que la fuerza de los ciudadanos acabará exhausta en la camilla de una clínica privada, con médicos de Chicago muriéndose de la risa, y el mismo padrón electoral, el mismo sistema político, los mismos liceos de mierda y los mismos profesionales de segunda endeudados hasta la vida eterna. Los ricos con los ricos, los pobres con los pobres y, como decía Maquieira, la “clase media sin revolución”. Hay varias huelgas en curso, un paro nacional convocado y una fuerza reaccionaria emputecida. Los bandos están bien dibujados. Empiezan a escucharse con demasiada frecuencia declaraciones destempladas. A este cuento le está faltando articulación. Si no prima la democracia, se impondrán los carcamales. No estoy pensando, por si acaso, en golpes de Estado -hoy sería payasesco-, pero sí en esos que saben manipular la fuerza de los hechos y que cuando el río suena se encargan de ahogar las piedras. sabía usted que: … Fantuzzi vendía cacerolas para parar la olla.


“Mis amigos y yo ya hemos sido mimados lo suficiente por un Congreso amable hacia los millonarios. Ha llegado la hora de que nuestro Gobierno se ponga serio sobre el sacrificio compartido”. Warren Buffet, multimillonario, que pidió mayores impuestos en EE.UU.

sabía usted que... Piñera no gobierna ni sus tics nerviosos.

7


El rostro feo de una clase media empoderada

La venganza de los de la villa Las

No se la pensaron dos veces cuando decidieron ir a quemar la choza de unos jóvenes a los que ellos identifican como delincuentes y drogadictos. Les achacan gran parte de los robos que han sufrido en el último tiempo. Quisieron tomar la justicia por sus manos, pero lo único que lograron fue más inseguridad. Hoy, una villa de Huechuraba está metida en una guerra. Y mientras algunos vecinos están orgullosos de lo que hicieron y amenazan con radicalizar aún más sus acciones, los jóvenes acusados han hecho correr la voz de que van a devolver la mano.

E

l sonido ensordecedor de los pitos dio la alerta en la Villa Las Bandurrias, en Huechuraba. Eran las diez y media de la noche del miércoles 10 de agosto y ésa era la señal que los vecinos esperaban para salir en turba a la calle y “hacer justicia”.

8

La noche anterior, alguien había entrado a robar a la sede de la comunidad. Se llevaron un televisor, un microondas, un equipo, una juguera y máquinas de trabajo de la constructora que arregla los muros medianeros que el terremoto botó el año pasado. Los vecinos buscaron y encontraron todos los electrodomésticos robados dentro de una choza

que está a un costado de la villa, en un terreno en toma. Es casi una pesebrera en que viven entre 10 y 15 personas. Para la gente de Las Bandurrias, los habitantes de la choza son ladrones y drogadictos; ellos, aseguran, están vinculados con al menos 70 robos que han tenido que soportar en sus casas. Con las cosas recuperadas, se comuni-

caron con la policía. -Llamamos a Carabineros y ellos nos dijeron que sacáramos las cosas, pero yo les dije que no, que esa era la evidencia de un delito. Ellos llegaron como a las tres horas y dijeron que no podían hacer nada. Nos juntamos en la sede y quedamos de acuerdo que en la noche íbamos a quemarles la choza y a pescar a palos al que estuviera allí –recuerda María Castro, de 41 años y presidenta de la Unidad Vecinal 24, Las Bandurrias. La sede vecinal se había transformado en un juzgado; y la directiva, en tribunal. Esa tarde ahí se decidió que el incendio era justo y que debía ser comunicado. Le avisaron a los canales de televisión para que fueran a cubrir la noticia y empezó

sabía usted que: … Estar en La Moneda no es sencillo.


vecinos Bandurrias los pasteros y que -según ella- roban las casas y cogotean a la gente que regresa de su trabajo. Allí el enfrentamiento fue duro. -Había como 20 cabros volados que nos gritaban cosas. “¡Viejas culiás, cahuineras, vayan a lavarse la zorra en vez de andar cahuineando!”. Cuando entramos al predio, tres cabros, entre ellos mi vecino Rodrigo Jorquera, fueron a defender la casa de los pasteros. Allí él me tiró una patada y me botó -cuenta José Miguel Sandoval, secretario de la junta de vecinos. La pelea dividió a la villa Las Bandurrias. Tanto, que mientras Rodrigo le pegaba a su vecino, su madre tocaba el pito y azuzaba a la población para quemar la casa. Una vecina que se dio cuenta de hasta dónde habían llegado las cosas encaró a Rodrigo y le preguntó si su mamá

Por Jorge Rojas G. • fotos: Cristóbal olivares

Rodrigo Jorquera encaró nuevamente a los vecinos: “¿Cómo pueden quemarle la casa a los pasteros? Si ustedes nos vieron crecer a todos”, les dijo. Los vecinos volvieron a sus casas. Al día siguiente estaban orgullosos de lo que habían hecho. Dieron entrevistas a los canales de televisión y entre ellos se daban ánimo: “¡María, te felicito por la fuerza con que han actuado!”, le decía una vecina a la pasada a la presidenta de la junta.

“ACTUAMOS CON VENGANZA” Todos los pasajes de la Villa Las Bandurrias tienen nombres de aves chilenas. Fue inaugurada en 1993 y Machasa y el hospital José Joaquín Aguirre la construyeron para sus trabajadores. Sin embargo, mucha gente que no trabajaba allí llegó también. Son muy pocos los propietarios; la ma-

mar y tierra para sacarlo. Y ahora ya no consume. Mi idea no es hacerles daño a los jóvenes, sino que ayudarlos a salir de la droga. Y la única forma que tenemos es erradicando a todos los traficantes. Para Hernán Mardones (65), el problema está en la falta de trabajo. Allí, explica, la gente trabaja haciendo aseo en los condominios de Pedro Fontova, lavando, planchando, como obreros, maestros chasquillas y vendedores de tiendas. -¿Qué le puede pedir usted a un hombre que gana 180 mil pesos y tiene tres hijos? ¿Qué le puede pedir a esta familia? ¿Le pueden pedir a ese hombre que se siente un domingo a conversar con los hijos? Jamás lo va a hacer, señor. Acá, entre el hombre y la mujer hacen como 320 mil pesos. Y todo se les va en cuentas. La cosa no ha estado en calma desde el incendio. José Miguel Sandoval dice

“Acá Piñera sacó mayoría, en una pura mesa perdió, porque cuando nosotros lo escuchábamos, pensábamos y decíamos: “acá va a parar la puerta giratoria. Y hasta ahora no hemos visto ningún cambio”, dice María Castro una de las dirigentas.

a correrse el plan entre los vecinos y los dueños de los locales del barrio, en su mayoría todos víctimas de asaltos. La idea era que ni los pasteros, ni los jóvenes de la villa que se juntan con ellos a fumar, se enteraran de lo que iba a pasar. Nadie objetó la idea de quemar la casa. María Castro encabezó la turba con un megáfono en la mano. Le hablaba a los vecinos para que se sumaran a la “defensa” del barrio, mientras decenas de personas salían de los pasajes. La columna avanzó por calle Isluga y al llegar a Los Chercanes, en la plaza donde están las multicanchas que dan al eriazo en el que estaba la choza, se encontraron con lo que María llama “la juventud”, jóvenes de la misma villa que fuman droga con

también era una “vieja culiá”. “Sí, son todas iguales”, respondió él. Ahí su madre le quitó el apoyo a los vecinos y le prestó ropa a su hijo. María en eso lo que ve es miedo, debilidad en la crianza: “nos dimos cuenta que los papás les tienen miedo a sus hijos”, dice. Los vecinos cumplieron su cometido. Desarmaron la choza y tiraron todo lo que encontraron a un hoyo: un colchón, un palet que usaban de somier, ropa, papelillos de pasta base, frascos de jarabe y chaquetas. Luego, le prendieron fuego a todo. La escena fue transmitida en vivo por un equipo de TVN, que le pidió a los vecinos retrasar un poco la protesta para alcanzar a salir en el noticiero de la noche. Aunque el incendio se registró a veinte metros del cuartel de la Octava Compañía de Bomberos de Conchalí y Huechuraba, ningún carro salió a apagar las llamas. Los bomberos aclaran que dos funcionarios fueron a supervisar la situación para estar atentos a que el incendio no se propagara, pero que no tenían orden de apagarlo. Dos horas demoraron las llamas en consumirlo todo y Carabineros sólo llegó cuando los enfrentamientos entre los vecinos y los jóvenes que defendían a los dueños de casa se ponían más violentos. Pese a que provocar un incendio es uno de los delitos más graves que contempla el Código Penal, la policía no se llevó a nadie preso. Sólo prestaron seguridad para que los vecinos volvieran tranquilos a sus casas. En la Fiscalía tampoco hay ninguna investigación. Fue después de toda esta escena que

yoría pactó la compra conxl Banco Estado con un crédito a 20 años y, a 18 años de la creación de la villa, muchos alegan que ya han pagado casi cinco veces el valor de la propiedad. La mayoría paga un dividendo de 35 mil pesos, por casas de 49 metros cuadrados, que originalmente costaban tres millones de pesos. Una vecina recuerda que el lugar, pese a recibir a familias de distintos sectores, al comienzo era una taza de leche, porque la gente se había organizado: hacían fiestas de navidad, actividades familiares recreativas y colectas cuando se moría la gente. Muchas familias llegaron allá con niños pequeños, recién nacidos. Hoy, muchos de ellos están enfrentados con sus padres. Según María, la falta de trabajo y los arriendos de quienes no pudieron pagar los dividendos, hicieron que mucha gente nueva llegara al barrio. Con ellos -dice- llegó también la droga. Y con la droga, los robos. Y esos robos convirtieron a Las Bandurrias en un campo de batalla. Explica: -La droga, mijo, cambió todo. Los enloqueció. Mi hijo a los 15 se metió en eso y a los seis meses me contó. Moví cielo,

que inmediatamente se devolvieron a la casa comenzaron las amenazas. Mientras cuenta esto, su vecino que lo golpeó, pasa gritando por fuera de su casa: “¡vamos a quemar las casas de la Villa!”. -Esa noche pasaban grupos de jóvenes hablando entre ellos y decían: “¿A qué casa nos vamos a meter ahora? ¿Qué nos hace falta? ¿Un computador?”. Nosotros estamos amenazados de que nos van a quemar las casas y nadie de la municipalidad se ha hecho presente -dice. Los vecinos dicen que las amenazas no los amedrentan. Están, explican, en un punto en que no hay vuelta atrás. “O nos mostramos fuertes o les entregamos el control de la población a los narcos y los ladrones”, dicen. Lo que más les enfurece es que los robos son cometidos por sus propios vecinos, con problemas iguales a los del resto. -Estamos chatos con todo este tema. Fuimos a exponer nuestra integridad física porque había que decir basta. Los vecinos nos hartamos de estar sometidos a la delincuencia, al lumpen, a la droga. Adentro de la choza encontramos hasta un andador de una guagüita. Es puro daño. El año pasado, una mamá

“Había como 20 cabros volados que nos gritaban cosas. “¡Viejas culiás, cahuineras, vayan a lavarse la zorra en vez de andar cahuineando!”, recuerda José Miguel Sandoval.

sabía usted que... Camila Vallejo es la primera comunista que logra la supresión de clases. (@parquearaujo)

9


“Todos tienen razones para argumentar por qué no hacen nada con la delincuencia y nosotros, que hacemos algo, nos critican”, se defiende Luis Rojas, que participó de la quema. dos funcionarios para un cuadrante con más de 10 mil personas. En la justicia tampoco confían, porque -dicen- agarran a los delincuentes y a las horas están sueltos, riéndose en sus caras. Allí, los delitos no se resuelven. Nadie ha recuperado las especies después de un robo y casi ninguna causa termina con condenas. Eso, pese, a que todos saben allí quién roba a quién. -Todos tienen razones para argumentar por qué no hacen nada con la delincuencia y nosotros, que hacemos algo, nos critican. Pero ¿quién defiende nuestra calidad de vida? Esto no es muy saludable. Es verdad que es malo tomar la justicia por nuestras propias manos, pero ¿si es por el bien común? -se pregunta Luis Rojas, vecino que participó de la quema.

MATAR EL TRÁFICO Los vecinos de Las Bandurrias han aprovechado las tensiones para preguntarse cómo es que llegaron a esto. Para

Muchos de ellos habían participado del incendio, otros venían a enterarse de lo que había pasado. Fernández les habló de cómo protegerse de la delincuencia, les habló del plan Denuncia Seguro y de lo que debían hacer cada vez que sufrían algún delito. Pero la gente no estaba allí para hablar sobre prevención. Al contrario, querían acción. Si no, ellos seguirían tomando la justicia como junta de vecinos. Tan cegados están en “limpiar la Villa” -como dicen-, que poco a poco han aparecido sus profundas y apasionadas convicciones para terminar con la delincuencia: una vecina dijo que había que reestablecer la pena de muerte; otra pide que vuelva la detención por sospecha y otro que los jueces no tengan rostro, para que así los delincuentes no puedan comprarlos. Sin embargo, una solución más afiebrada que el incendio ha empezado a circular en secreto entre los vecinos. Según cuenta Jacqueline Hernandez, algunos ya

“Actuamos con venganza y nos enceguecimos”, reconoce Jacqueline Hernández. Este es el hoyo donde los vecinos quemaron las cosas de la choza.

lavó los zapatitos de su guagua y los dejó secando arriba del medidor y cuando los fue a buscar ya se los habían robado. En la Villa no es difícil encontrar víctimas de la delincuencia. Todos tienen historias que contar. A José Miguel Sandoval le entraron a robar la noche del terremoto. La pared de su casa se vino abajo y, denuncia, por ese boquete pasó su vecino -el mismo que le pegó la noche del incendio- y se llevó la ropa nueva de su nieta que aún no nacía, un decodificador y 400 mil pesos. Jacqueline Hernández tiene una historia más dramática. A ella le entraron a robar en la casa mientras dormía y se llevaron dos computadores, una juguera, cámaras fotográficas, loza y mercadería. Jacqueline denunció, pero la investigación terminó sin culpables. Antes de que eso pasara, recibió un anónimo escrito con letras de diarios pegadas. “Cuida a tu hija de nueve años. Nosotros sabemos a qué colegio va”, decía. A su hijo de 16 también lo amedrentaron. “No te quiero ver en la calle porque si no vai a cagar pistola”, le dijeron un día. Hace tres meses Jacqueline lo sacó del colegio. Dice que prefiere que pierda el año a que le pase algo. En su casa, ella cambió las ventanas, la chapa, le puso puntas a las rejas y le10

vantó un muro de tres metros alrededor del patio. Pero no se siente segura. “Estoy pensando en comprarme un arma, porque si tengo que matar a alguien adentro de la casa, lo voy a hacer”, dice. Pero Jacqueline, con el pasar de los días, ha reflexionado sobre lo ocurrido. Aunque no fue parte de la turba, sí ayudó a correr la voz, y eso la tiene intranquila. Dice que actuó con rabia y que eso no fue correcto, porque la ira colectiva se volvió inmanejable y potenciada. Tan arrepentida está, que se ha prometido no volver a tomar decisiones en ese estado. -Me parece bien que la gente se junte, se organice, pero no para esto. Al final, cada vecino sentía más rabia que el otro. Actuamos con venganza y nos enceguecimos. Fue como decir: 'nos quieren joder, vamos a ir a joderlos nosotros a ustedes'. Acá tendría que haberse hecho una investigación como correspondía para saber lo que pasó, pero lo único que logramos fue sacar al ladrón de la casa y ahora no sabemos dónde está. Pero el resto de los vecinos, en cambio, no piensa como Jacqueline. Para ellos, los delitos justifican la quema de la choza. Se sienten indefensos y llamados a defender el barrio. En la Villa ya nadie confía en Carabineros, porque sólo hay

muchos, todos sus problemas tienen que ver con que la municipalidad los dejó botados. El concejal de RN Daniel Bustos piensa así. La otra vez les dijo, con una sinceridad abismante: “este sector ha sido abandonado por la alcaldesa porque acá votan cuatro mil personas y la elección municipal se decide en La Pincoya, donde votan 25 mil”. Pero también son varios los que ahora empiezan a mirar al gobierno, por su responsabilidad en “no frenar la puerta giratoria”. -Acá Piñera sacó la mayoría, en una pura mesa perdió, porque cuando nosotros lo escuchábamos, pensábamos y decíamos: “acá va a parar la puerta giratoria”. Y hasta ahora no hemos visto ningún cambio. Yo voté por Piñera porque estaba aburrida de tener que estar sometida a la delincuencia, y estoy súper desencantada y arrepentida de haber votado por él -dice María Castro. El sábado, por primera vez la directiva que encabezó este movimiento volvió al lugar del incendio. Varios jóvenes se acercaron para tirarles piedras y gritarles cosas. Pese a eso, en los vecinos sigue existiendo la convicción de que actuaron bien. Por la tarde recibieron la visita de Francisco Fernández, Coordinador del Área de Prevención del Delito de la Zona Norte. La reunión fue en la multicancha y allí asistieron más de cien vecinos.

están pensando en ir un paso más allá. -Muchos han estado de acuerdo en que la solución para este problema es matar a las dos personas que gobiernan el tráfico de la droga en la Villa -dice. Sin duda que el conflicto se les escapó de las manos. Como no pueden demostrar debilidad, la hostilidad entre los vecinos y los jóvenes ha ido creciendo. Tanto, que el sábado en la mañana la directiva de la junta se enteró que los niños de la Villa, los hijos de los que fueron a quemar la casa, habían quemado otra choza, justo al lado de la que sus padres habían destrozado. -Yo los vi y les dije que los iba a acusar a sus mamás. Andaban todos los que vienen a encumbrar volantines. Ahora, las dos chozas están quemadas ya -cuenta un vecino. Jacqueline Hernández agrega: -Es triste ver a los niños así. ¿Qué tiene que hacer un niño en ese lugar? El día del incendio hubo gente que llevó a sus hijos y hasta en coche andaban algunos. Esa es una estupidez del porte de un caballo, porque les estamos transmitiendo toda la rabia y la venganza a los niños. Les estamos enseñando que los problemas se solucionan así: ojo por ojo y diente por diente. Y el día de mañana, ellos van a solucionar los problemas con violencia -concluye.

sabía usted que: … Los automovilistas hambrientos se comen muchos lomos de toro.


La guerra al Mapuche Y

a lo había plasmado en un lejano 2002 Jorge Luchsinger: la manera de afrontar la reivindicación Mapuche era la autodefensa. Para ello, creó una zanja de cinco metros de profundidad y planteó su disponibilidad de enfrentarse, aunque aclaraba que él “no había nacido” para guerrillero. Hace unos pocos días, sin embargo, otro agricultor de La Araucanía, Héctor Urban sin pensarlo dos veces apuntó y abrió fuego contra un joven de 16 años de la comunidad Ignacio Queipul en la zona de Temucuicui, dejándolo herido a raíz de una salida de proyectil a sólo 5 centímetros de los testículos. La actuación de este agricultor no es algo nuevo. Sus padres la utilizaron para enfrentarse a la Reforma Agraria y sus abuelos lo realizaron cuando llegaron a colonizar los territorios arrebatados al pueblo Mapuche luego de la ocupación de La Araucanía. A raíz de esto, se puede comprender que para el colono/

Claramente nadie se pregunta si las armas de los Urban están inscritas y posiblemente tampoco será llevado ante un tribunal por homicidio frustrado. agricultor, los Mapuche no son un vecino con el que jugaban cuando eran niños como lo repite en distintas ocasiones René Urban. Por el contrario: son enemigos que miran con desconfianza, pues, por sobre todo son “indios”. Como señaló alguna vez Luchsinger, “el indio no ha trabajado nunca. El mapuche es un depredador, vive de lo que aporta la naturaleza, no tiene capacidad intelectual, no tiene voluntad, no tiene medios económicos, no tiene insumos. No tiene nada”. Para comprender, por lo tanto, la zona roja del conflicto Mapuche como le llaman hasta el cansancio algunos sectores políticos, debemos partir por entender que existe una cultura de la violencia en La Araucanía producto de una cultura política brotada del proceso de construcción histórica de la región. Aunque no nueva, la respuesta actual de los agricultores, su discurso y planteamientos nos retrotraen a los mejores tiempos de La Frontera, permitiéndonos ver como continuisabía usted que... En la clase política hay varios repitentes.

Por Fernando Pairicán

dad y cambio se mantienen en la eterna transición a la democracia regional. Si algo es impensable para los agricultores, es la existencia de territorio autónomo Mapuche, menos que seamos capaces de producir en los territorios recuperados y por ende, la total desaprobación a un Estado Plurinacional. Para los agricultores, los Mapuche son terroristas rurales que deben acatar el Estado de Derecho y el derecho a la propiedad consagrado como algo inamovible desde la transición a la democracia. Producto de esto, una salida política a la reivindicación es algo tan sombrío como el humo del revólver que disparó el heredero de la dinastía Urban. El agricultor se politizó con la Reforma Agraria, son conocidas la historia de “retoma” que realizaron en La Araucanía y que muchos de sus terrenos sirvieron para detener a los Mapuche que participaron en este proceso cuando arribó Pinochet con sus huestes. En ese ámbito, cuando comenzó la nueva oleada de recuperaciones de tierras Mapuche desde 1997, los agricultores no se quedaron impávidos. En Galvarino se reunieron Mario Baschmann y Alfonso Ruiz para fundar el Comité de Defensa de los Predios (CDP), prometiendo iniciar “retomas” y enfrentar escopeta en mano a los Mapuche. Así lo dejó establecido Ruiz en aquella ocasión: “vamos a empezar a movilizarnos armados y si nos sale una emboscada, muy barata no se la van a llevar”. Pero fue para el 2002 cuando los agricultores dieron un paso cualitativo en su postura de autodefensa, creando el Comando Hernán Trizano, haciendo honor al sujeto que defendió a los colonos durante su establecimiento, armándolos y haciendo ataques rápidos y precisos a las comunidades Mapuche a fines del siglo XIX. Este comando prometió “empezar una represalia contra los señores indígenas, en defensa de los agricultores, las forestales y de las hidroeléctricas”. La actuación de Héctor Urban no es algo fuera de lo común en la historia de la lucha del agricultor contra el Mapuche. La diferencia es que cuando este segundo la utiliza es criminalizado rápidamente desde el Estado, haciendo caso omiso a una larga historia de despojo, racismo y colonización que han construido los allegados al territorio Mapuche. Pero su actuación debe entenderse como una tradición cultural en el mundo del colonialismo siendo el eje experimental lo vivido durante la Reforma Agraria. Claramente nadie se pregunta si las armas de los Urban están inscritas y posiblemente tampoco será llevado ante un tribunal por homicidio frustrado. A fin de cuentas, el disparo fue contra un “indio”, y cuando un agricultor se defiende es aceptable. Cuando un Mapuche resiste, es un acto delictual. Aunque no se reconozca, siguen primando las lógicas racistas ante un conflicto social y político. 11


las medidas de

zalaquett

A raíz de su idea de sacar a los militares a la calle el 11 de Septiembre para reprimir las marchas estudiantiles, Zalaquett nos cuenta otras delirantes medidas que ha considerado.

12

Minar la alameda. "Mi idea es pavimentar la Alameda con minas antipersonales, además contribuirá a la descongestión vehicular y a la renovación de los vecinos de la comuna, iiiiiiiiiiiih".

Sacar a los abuelitos y jubilados para unirlos al contingente de las Fuerzas Especiales de Carabineros encargados de apalear estudiantes. "Será un bonito encuentro entre distintas generaciones, iiiiiiiih".

Facilitar a los estudiantes el Parque O'Higgins en plena parada militar. "Irán directo hacia los policías infiltrados y además les cobraré entrada como en Lollapalooza. La preventa es en Ticketmaster y cuesta el doble si la compran con tarjeta La Polar, iiiiih".

Poner música tecno durante las marchas estudiantiles para que se confunda con la Love Parade y la prensa extranjera se lleve una excelente impresión de cómo se divierte la juventud chilena al ritmo del capitalismo., "Iiiiih".

Enrejar las calles de la comuna de Santiago. "Se hará imposible la circulación de vehículos, pero disminuiría la contaminación ambiental. Además se me ocurrió después de ver un documental sobre el Muro de Berlín, iiiiiih".

Resucitar a Pinochet. "Así aprovecha de enfrentar a la justicia y de explicar por qué había marihuana transgénica en su terreno en Los Boldos, qué estoy diciendo, me volví loco, estoy sudando, iiiiiiih".

sabía usted que: … En la escuela de Carabineros tampoco hay mucha clase.


Miguel Pavez, vocero de la Asamblea Popular de Puente Alto:

“El movimiento estudiantil es el inicio de un proceso de acumulación de fuerzas” Las asambleas populares están presentes a lo largo de todo Chile y prometen transformarse en un nuevo referente ciudadano. Acá, Miguel Pavez, líder de la Asamblea Popular de Puente Alto, habla de los alcances de un movimiento que recién comienza a mostrar los dientes en las poblaciones. “Es una expresión de poder territorial”, sostiene.

Por Claudio Pizarro

¿C

ómo se vislumbran las demandas del movimiento estudiantil en las poblaciones?

En las poblaciones más tradicionales que están más cerca del centro se ha expresado con mucho más solidaridad, como en la Población Los Nogales o la Villa Francia, pero en las poblaciones de la periferia se expresa con más suspicacia. ¿Por qué?

Porque la educación universitaria gratis es una demanda muy poco visible en la pobla. Es como de otro planeta ponerse a discutir acerca del problema del crédito universitario cuando un cabro de acá, con cueva, va a un instituto. ¿A quién representa, entonces, el movimiento estudiantil?

Tiene dos variantes. Por un lado representa la rabia de sectores medios, incluso de algunos relativamente acomodados, que hoy día tienen la certeza que para pagar la universidad van a tener que endeudarse y que el dinero de sus padres ni siquiera les va a alcanzar para seguir perteneciendo a su misma clase. La otra representa un descontento más popular, de los secundarios, cuyas demandas son más primarias: el baño de su colegio no funciona, no hay papel para el wáter, no hay libros y el único computador que hay en el colegio es del año 95. Pero, al margen de lo material, se intuye un descontento que sobrepasa las demandas...

Es una señal profunda de fractura del sistema. El problema es que se traduce en rabia acumulada, protesta callejera, desbordando la conducción. El movimiento estudiantil es el inicio, no el final de un proceso de acumulación de fuerzas. Te refieres a un periodo pre-revolucionario.

No, estamos en un periodo de agotamiento del sistema de dominación, como diría Marx. Si lo quisiéramos comparar históricamente estamos más cerca del 65 que del año 70. En un país dormido es fácil entusiasmarse con el primero que se mueve. Cómo llegamos a estas movilizaciones luego de una década de “no estar ni ahí”.

La desarticulación del mundo se da en los gobiernos de la Concertación que, si bien no nos puso la metralleta en el poto, articuló un acceso a los bienes de consumo a base de un sobre endeudamiento brutal. Antes trabajaba el viejo y con eso paraba la olla. Ahora no alcanza ni mandando a trabajar al gato...

Claro, tengo que trabajar yo, mi señora y los cabros chicos. El problema es que eso se agotó. Hay un momento en que la gente dice tengo una lavadora, microondas, un computador y una play station 2 y, sin embargo, estoy igual de cagado que en los setenta. Ese cambio de paradigma estamos viviendo y está generando embriones de poder. El movimiento de los estudiantes es la diana de partida de la carrera. No es la meta.

Fascismo Paranoico

Por qué Puente Alto, al igual que otras comunas como Punta Arenas, Coquimbo, Valparaíso

y San Antonio, se ha organizado en asambleas populares o ciudadanas...

¿Cómo han logrado quitarle ese espacio de poder a los narcos?

Porque empezamos a entender que los simples episodios de protestas, por muy radicales que fueran, eran cooptados por los gobiernos de turno y después tenías que articularte de nuevo sin lograr una acumulación de fuerzas a nivel popular. Es un fenómeno que logramos entender luego de la movilización pingüina del año 2006.

Difícil porque los narcos tienen plata y fierros, lo que hace complejo competir con ellos. Algunos con el tiempo empiezan a respetar nuestro trabajo y empiezan a ofrecer cosas como pagar las cuentas del aseo de la sede o financiar una olla común. La única respuesta que vale entonces es un no rotundo. Los narcos no van a salir a dispararle a 100 vecinos porque están en una plaza ocupándola. Y eso empieza a cerrar las posibilidades de control que tienen en el territorio. En el fondo esto se da porque no existe una alternativa cultural rebelde. Recuerdo a un viejo del Movimiento de Pobladores Revolucionarios (MPR) que decía que, a fines de los sesenta, la alternativa que te quedaba en un campamento era ser curado o revolucionario. Hoy día tampoco son muchas más. O terminai organizado o terminai pasteando.

Qué implicó este entendimiento...

Llevó a una necesidad de construir trabajos territorializando las demandas. Eso fue avanzando progresivamente hacia la construcción de las asambleas populares que son una expresión de poder en el territorio. Es un proceso largo. Antes predominaba el “sálvense quien pueda”, el “yo me rasco con mis uñas”, la clásica figura del asistente social del municipio que llega y soluciona problemas individuales. Pero la suma de peticiones individuales no hace una petición colectiva. No es el problema de la señora Juanita.

Exactamente, es el problema del territorio, y ese territorio tiene particularidades. No es una demanda sectorial abstracta. Ahí se ve la necesidad de articular fuerza para que se ocupen los espacios públicos y se reencuentre nuevamente la población, que los viejos vuelvan a tomarse un vino navegado juntos, que las esquinas ya no estén tomadas por los traficas.

sabía usted que... Spiderman era picado a la araña.

No temen que el discurso les juegue en contra...

No somos nostálgicos del pasado, no usamos pantalones pata de elefante y patillas largas pero, evidentemente, las asambleas son la continuidad histórica del proceso que terminó en los 70 con los cordones industriales, los comandos comunales, esos embriones de poder que no eran exclusividad del Estado. Por eso creemos que el “lamento de los comunistas comeguaguas” es

algo propio de un segmento más acomodado y de los típicos cacareos de la derecha. Tipo Carlos Larraín...

Carlos Larraín considera a Guillermo Tellier un subversivo inútil. Falta que salga a decir “detengamos la comuna de París, saquemos la escopeta y armemos guardias blancas”. Esos discursos son propios de la paranoia fascista de un sector de la derecha chilena. Carlos Larraín es un fascista paranoico. Cuando empieza emerger un movimiento social vuelven a ser los mismos de siempre. ¿Dónde va a terminar todo esto?

En que la derecha no va a volver a tener el gobierno en forma democrática en los próximos 100 años, porque cada vez que lo han tenido ha sido un desastre. Si la derecha, en general, no cree siquiera en la democracia burguesa. Jamás interlocutan con nadie, no negocian, hacen propuestas y uno las acepta o no. El escenario, al parecer, está en bandeja para la Concertación.

Hay amplias posibilidades de que una especie de Concertación 2.0 termine en el próximo gobierno, pero creo que va a ser un gobierno de tantas o más movilizaciones sociales que éste y que va a ser duro en términos políticos. Va haber más desconfianza, más rabia acumulada y más decepción. 13


INSERTO PAGADO CON CRÉDITO FISCAL DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

El Gobierno y su Ministerio de Educación presentan sus nuevas campañas institucionales para el segundo semestre de 2011.

CAMPAÑA NO PERDAMOS EL AÑO. II PARTE El Ministerio de Educación, abocado a lograr que esos valientes niños que quieren estudiar lo puedan hacer, ha decidido lanzar la segunda parte de su exitoso plan “Salvemos el Año Escolar” Elige la alternativa más macanuda para lograr pasar de curso. 1.- VER DISCOVERY CHANNEL:

2.- PARTICIPAR EN “¿SABES MÁS QUE UN NIÑO DE QUINTO AÑO?”: Dan súper buenos programas y bastante educativos. Si no tienen plata para el cable, podemos dar un crédito con aval del Estado y les regalamos 3 meses de CDF gratis.

Si no quiere encalillarse con el cable, tenemos una alternativa gratis: inscribirse en el programa de concurso de MEGA. Los cabros que participan son de colegios privados y cachan harto; también le recomendamos hacer los electivos en la escuelita de Morandé con Compañía”.

3.- ESCUELITA DE LOS DE ABAJO: El gobierno ha llegado a un acuerdo para reabrir la mítica escuela de la barra de Universidad de Chile. Se promete pasar a todos los alumnos con notas azules.

4.- CLASES PRIVADAS DEL PRESIDENTE: El Mandatario está dispuesto a ir a sus casas a enseñarles todo lo que sabe, lo único que pide a cambio es que digan que aprueban su mandato en la próxima encuesta. Dentro de las materias que se enseña están: “Historia y Geografía de Checoslovaquia”; “Fauna y Flora de Chile: El leopardo chilensis”; “Robinson Crusoe: Historia de un inmigrante en Chile” y “Religión: Abel, el verdadero culpable”.

CAMPAÑA

MINEDUC Y CONFECH TE INVITAN A VOLVER A CLASES

¡¡SALVEMOS EL AÑO DE PIÑERA!! *

“Yo sí quiero endeudarme, es bacán”. “El lucro en la educación llevará a Chile al desarrollo el 2018. Piñera es el mejor”. ¿Para qué perder el año si podemos pagar millones por una carrera mala en una universidad peor? *Los modelos utilizados para este anuncio son mera referencia y no necesariamente comparten las ideas del Ministerio de Educación

14

sabía usted que: … Cuando un UDI se camufla se momiotiza.


José Ancalao, vocero de la Federación Mapuche de Estudiantes (FEMAE)

Un werken en la Confech

E

s uno de los dos representantes del estudiantado mapuche en la CONFECH. Tiene 22 años, es originario de una comunidad de Purén y cursa tercer año de Antropología en la Universidad Católica de Temuco. Ex dirigente regional de los secundarios, José Ancalao encabeza hoy un viejo anhelo de su pueblo: posicionar una federación estudiantil propia que los convoque, aglutine y represente. Recién en 2010 comenzaron a dar los primeros pasos. Y este 2011, sin mayor preámbulo y demandando al gobierno una “Universidad Mapuche”, estrenaron su combativo referente; la Federación Mapuche de Estudiantes (FEMAE). Desde entonces, reconoce Ancalao, los eventos se han sucedido sin pausa. En mayo pasado y no sin dificultades, lograron ser aceptados –con voz y votoformalmente en la CONFECH. “Tuvimos al inicio algunas diferencias de opinión con los compañeros comunistas, pero ya fueron superadas. Entender aquello del carácter plurinacional del Estado y la sociedad no es fácil para ningún sector político. Ello explica en gran parte aquel impasse”, señala a The Clinic, diplomático. “En las movilizaciones nos hemos ido conociendo y restableciendo confianzas”, subraya. Y las diferencias en verdad parecieran ser cosa del pasado. Hoy no solo forman parte de la principal plataforma estudiantil chilena; también de su Mesa Ejecutiva, derecho que adquirieron tras un CONFECH realizado en Temuco y donde recibieron un mayoritario respaldo de las federaciones del país. Esto, señala Ancalao, los ha transformado en protagonistas de una coyuntura que no duda en calificar como “histórica”, amén de posicionarlos en la primera línea de las negociaciones con las autoridades.

yecciones, que muchos apostábamos podían ser mayores. Son aprendizajes que llevamos con nosotros y que en esta coyuntura nos deben servir para no perder el rumbo.

las demandas y consignas superan con creces el ámbito de la lucha estudiantil. Esto se ha vuelto un movimiento ciudadano que levanta con fuerza las banderas de la democratización del país. El Chile heredado de Pinochet no aguanta un día más.

Giorgio Jackson, en estas mismas páginas, subrayó la semana pasada la enorme desconfianza de los estudiantes con la clase política. Compartes ese análisis.

No temes que de tanto estirar el elástico se corte.

-Absolutamente. Esa desconfianza forma parte de las lecciones del 2006 y trasciende a los estudiantes. Hoy es la sociedad, la ciudadanía en su conjunto, quien no le cree a la clase política chilena. En este punto decimos que hay una crisis de legitimidad del sistema político. Basta ver las encuestas, los bajos niveles de aprobación de los parlamentarios,

-Para nada. Este no es un elástico que al tirarlo se pueda cortar, como temen algunos incluso dentro de la propia CONFECH. Este es un elástico que mientras más lo tiramos, más se fortalece, porque cada día se suman nuevos respaldos y voluntades. Es lo que pensamos al menos los estudiantes mapuches y no creemos estar tan perdidos.

Por P. C.

tres de dónde salieron?”, se debió haber preguntado (risas). No solo el ministro, sospechamos.

-Bueno, no sólo Bulnes. También Camila, Giorgio, incluso el profesor Gajardo estaban un poco sorprendidos. Y es normal. Tanto les dijeron que en Chile solo hay chilenos que muchos lo terminaron creyendo. Es bueno que descubran que no es así. Esa tal vez sea nuestra principal contribución como FEMAE a la CONFECH: educar a nuestros pares en esto de la interculturalidad y las relaciones interétnicas respetuosas. Mapuches educando a chilenos.

-Así es. Ya es hora que nosotros salgamos al ruedo en los grandes temas del país. Siempre hay discursos mapu-

¿Qué evaluación hacen como mapuches de la actual coyuntura?

-Estamos ante una oportunidad histórica. Un movimiento de esta envergadura y respaldo ciudadano no se veía desde el retorno de la democracia. Y más aún con el aprendizaje político que muchos de nuestra generación tenemos de la lucha que dimos años atrás, como secundarios. De alguna manera está ese antecedente y como dicen por ahí, de los errores se aprende. ¿Ronda en ustedes el fantasma de la negociación a puertas cerradas que terminó con el movimiento pingüino durante el mandato de Bachelet?

-Totalmente. Fui dirigente secundario en Temuco y viví junto a otros peñi (hermanos) y lamngen (hermanas) ese proceso. Aquella foto de la Alianza y la Concertación tomados de la mano junto a Bachelet aún ronda en mis pesadillas (risas). Pero bueno, faltó maduración del movimiento, hubo intervención de sectores políticos diversos, intervención que llegó a ser grosera en el caso de la Concertación y ello desembocó en logros más bien testimoniales. La parte llena del vaso es que sirvió como escuela política para muchos que nos hemos reencontrado en el movimiento universitario. Algunos voceros de aquel tiempo terminaron participando de reality shows.

-Es verdad. Eso gráfica hasta que punto se chacreó el movimiento y sus pro-

“Este no es un elástico que al tirarlo se pueda cortar, como temen algunos incluso dentro de la propia CONFECH. Este es un elástico que mientras más lo tiramos, más se fortalece”. la paupérrima adhesión a los partidos políticos, el envejecimiento del padrón electoral, la increíblemente alta tasa de abstención en las elecciones, etc. Todo ello es síntoma de un sistema político, de una institucionalidad, de un modelo de Estado inclusive, que hace agua por todos lados y que se expresa en la distancia que la ciudadanía ha tomado de quienes dicen representarla en la esfera pública. ¿Ello explica a tu juicio el creciente respaldo ciudadano al movimiento?

-Totalmente. Estamos ante una olla a presión que necesitaba una vía de escape. Y esa vía ha sido el movimiento estudiantil. Hoy en las marchas que se desarrollan sea en Santiago o Temuco,

sabía usted que... El alargamiento de pene es una técnica muy extendida. (@parquearaujo)

¿Cómo ha sido la inclusión de vuestra demanda en la CONFECH?

-Ha tenido sus momentos. Pero usando un eufemismo, diría que estamos más que “empoderados”. Se logró incluir nuestra demanda por educación intercultural en el petitorio de la CONFECH y también otros puntos relativos a becas indígenas, hogares estudiantiles, así como los derechos educativos y lingüísticos de nuestra nación. Esto le quedó clarísimo al ministro Bulnes en la primera mesa de diálogo, cuando Pablo Millalen, vocero nuestro, lo saludó e interpeló durante varios minutos en mapudungun. La cara del ministro jamás la vamos a olvidar. “¿Y estos extraterres-

ches para problemas nuestros, pero casi nunca para problemas que aquejan a todos por igual, seas chileno, mapuche, migrante, etc. Hoy la voz mapuche está presente en la lucha estudiantil chilena y así debiera ser en todos los ámbitos. Tenemos los argumentos y la capacidad. ¿Como FEMAE apuntan al plebiscito?

-Directo y sin intermediarios. Es un mecanismo democrático, una herramienta de la ciudadanía y podría ser utilizado incluso en otros conflictos sociales, como el existente entre el Estado y nuestro pueblo, donde sigue primando la lógica de los apaleos y el asistencialismo estatal. ¿Por qué temerle a plebiscitar este u otros temas?

15


El cuento del tío

I

nteresante escuchar al ministro de Economía, Pablo Longueira en el seminario “Situación Económica Nacional e Internacional, Competitividad y Perspectivas Agrícolas para la IX Región”, organizado por la conspicua Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco, SOFO, y la no menos conspicua Sociedad Nacional de Agricultura, SNA. Interesante, sobre todo porque más allá de los lugares comunes respecto del mayor apoyo estatal al agro, de las infinitas oportunidades que abre la incorporación de nuevos mercados y, era que no, la seguridad jurídica de un conflicto mapuche en apariencia “controlado”, hablar del agro en La Araucanía implica contar un pésimo chiste. Mandatado por mi editor escuché atentamente las exposiciones. Y me fue imposible no sentir pena por el latifundio local. Me imagino las sonrisas en la CORMA, la todopoderosa Corporación de la Madera, la niña bonita del anciano dictador, aquel que hizo pebre la industria agrícola local para reconvertir La Araucanía al rubro forestal. Pero no seamos injustos con el Capitán General. No todo fue obra suya. La pega la terminó de hacer la Concertación, firmando cuanto TLC se le cruzó por delante, condenando con ello a los “dueños de fundo” a ser esclavos de la banca privada y los créditos estatales. Así de rasca nuestro latifundismo local. Escucho al ministro, escucho a los señores del agro, observo a las promotoras (lo reconozco) y no dejo de pensar en el cuento del tío. ¿Quién engaña a quién en esta puesta en escena? Me paseo por el coffee break y la escena asemeja una reunión de alcohólicos anónimos. -Hola, me llamo Raimundo y soy dueño de fundo. -Hoooola, Raimundo. Me acerco a un señor. Soy periodista, interesado en temas agrícolas, le comento. Sonríe, sospecho que gratamente sorprendido, y entonces se desahoga. “Que bueno que al menos alguien se interesa por nosotros. Esta cosa no da para más, mi amigo. Soy dueño del fundo Santa María y le diré que la cosa está mala, no damos para más… ¡y fíjese que ni mapuches tenemos cerca! Por último nos arman conflicto, vendemos a CONADI y se nos acaba el problema”, me dice. A continuación me pregunta de qué medio soy y ante la duda, prefiero dar disculpas y escabullirme veloz rumbo al baño. “Mucha leche en el café”, me excuso.

16

Secreto a voces en los campos del sur. Me refiero al conflicto étnico y el millonario negocio montado al alero del Fondo de Tierras de CONADI. Negociado, más bien dicho. Una verdadera corredora de propiedades. Dos y hasta tres veces el valor real por hectárea de tierra pagaba en tiempos de la Concertación la CONADI por los fundos “en conflicto”. Y si bien muchos fundos estaban realmente “en conflicto”, es decir, eran demandados históricamente por comunidades, sobre todo a empresas forestales, no pocos fueron parte de turbios acuerdos de pasillo.

Por Pedro Cayuqueo

en público. Eso también dicen quienes, desde el indigenismo de Estado, nos venden la pomada de la “tierra” como vía de solución al empobrecimiento crónico del pueblo mapuche. Lo señalé en una anterior columna publicada en este insigne pasquín; gato por liebre. Eso es, estimado peñi, lo que nos ofrecen como destino manifiesto, gato por liebre. ¿Saldremos de la pobreza, sobre todo la rural que nos golpea y duramente desde la más tierna infancia, produciendo hortalizas o cereales para el alicaído mercado local? ¿Constituirán los invernaderos de

PVC la base económica de nuestro pueblo en el tecnologizado siglo XXI? La tierra, hoy por hoy, ni siquiera constituye alternativa viable para los Becker, Smith, Suárez y Risopatrón. ¿Lo será para los Catriquir, Melinao, Manquepillan y Cayuqueo? Sin negar la tremenda legitimidad histórica, política, cultural, incluso religiosa de la demanda territorial mapuche, el derrotero actual sospecho es otro. Ojo con la Federación Mapuche de Estudiantes. Sus ideas y demandas nos proyectan, como pueblo, un paso adelante hacia el futuro. Por ahí sospecho va la cosa.

La tierra, hoy por hoy, ni siquiera constituye alternativa viable para los Becker, Smith, Suárez y Risopatrón. ¿Lo será para los Catriquir, Melinao, Manquepillan y Cayuqueo? Funcionarios de gobierno y operadores políticos actuando como corredores de propiedades; familias mapuches –pobreza y/o caradurismo étnico de por medio- actuando de palo blanco y latifundistas locales ganándose el Loto, la Revancha y todos los premios habidos y por haber y de un plumazo. Millones de dólares del erario público dilapidados en un proceder del cual, a la fecha, poco y nada se ha investigado. ¿Un MOP-GATE versión mapuchística? Puede ser. En su minuto, denuncias se conocieron y por montones. Faltaron periodistas y editores dispuestos a destapar la olla. Nunca es tarde. De los arrepentidos es el reino de los cielos, dice mi madre. ¿Alguien cree en verdad posible resucitar la agricultura local, volver a hacer de La Araucanía el “Granero de Chile”? La SOFO, la SNA, el ministro Longueira y varios de los presentes en el Seminario parecieran creerlo. O al menos eso dicen

sabía usted que: … Los hackers borrachos son parte de Alcohólicos Anonynus.


Patricio Guzmán, documentalista:

“LOS ÚLTIMOS AÑOS DE LA CONCERTACIÓN FUERON FRANCAMENTE MALOS” El autor de “La batalla de Chile” y de la reciente “Nostalgia de la luz”, habló desde París con The Clinic sobre su último trabajo, comentando el estallido social en Chile.

Por Macarena Gallo -Hay un gran descontento. Es escandaloso que los estudiantes tengan que endeudarse para pagar sus estudios. La educación pública ha sido muy castigada y muchos programas educativos no satisfacen a los jóvenes. Debería hacerse una reforma como se ha prometido una infinidad de veces y nunca se cumple. Se está llegando a un callejón sin salida que no hará más que aumentar el descontento. Esta revuelta desnudó a una clase política obsoleta.

-La clase política se limita a promulgar leyes, como si gobernar se redujera solo a eso. Hay fatiga e indignación en Chile por la inmovilidad en la clase política y la falta de líderes carismáticos. Es un cansancio insoportable. Desde Francia, ¿ha seguido las marchas?

-Sí, acabo de ver unas imágenes de Dauno Totoro, un realizador que fue aprisionado violentamente en plena calle junto con otro periodista. Da pena. De repente los policías actúan como si estuvieran aún en dictadura: no respetan el Estado de derecho y los gases que utilizan son inhumanos. No se puede mantener así una democracia.

P

atricio Guzmán (70) se aficionó por la astronomía a los 14 años. A esa edad miraba el sol con un vidrio ahumado para ver las manchas solares. Leía mucha ciencia ficción y no dejaba de comprar la revista científica argentina “Más Allá”, que traía a clásicos del género como Isaac Asimov y Ray Bradbury. Un día solicitó al Observatorio Astronómico Nacional una visita para contemplar las estrellas. Pero no podía ir sólo, le pedían que fuera con todo su curso. Y nadie quiso ir. Así que mintió. “Les aseguré que iríamos todos. Al final, ese día llegué con mi mejor amigo y nadie más. Esa noche tuvimos el observatorio para nosotros solos. Vimos la constelación de Orión y la luna”, recuerda Guzmán. Más de 50 años después, su premiado documental “Nostalgia de la luz” abre con ese mismo telescopio antiguo. En este documental cruza la mirada de astrónomos que buscan vida extraterrestre y la de un grupo de mujeres que remueve la tierra buscando fragmentos de sus parientes desaparecidos en dictadura en el

“Hoy las marchas son carnavalescas y coloridas, pero con un dramatismo tremendo. Y de repente los policías actúan como si estuvieran aún en dictadura”. Desierto de Atacama. Una de las preguntas que se hace el documental es por qué a los chilenos les interesa más conocer el pasado remoto que el cercano, como el de los desaparecidos en dictadura que, salvo a sus familiares, parece no importarle a nadie.

-Sí. Debería importarle a todo el pueblo chileno. Llama la atención que los astrónomos puedan estudiar el pasado de hace diez mil años y los estudiantes chilenos no puedan leer en los textos escolares lo que pasó hace 38 años. Es increíble. La otra vez hallé una guía turística en Alemania mucho más clara y detallada sobre el período de Pinochet y Allende que los textos escolares

Patricio Guzmán filmando “Nostalgia de la luz”.

chilenos... La memoria es un tema difícil de manejar. Es un proceso lento que demora siglos en esclarecerse. En Chile se podría ir mucho más rápido si hubiese voluntad política.

-Pero no la hay. No son la clase política ni los gobernantes, sino la familia, los periodistas honestos, los movimientos no gubernamentales, los que ayudan a avanzar. La clase política no quiere llegar al fondo, no quiere herir intereses, piensan que es mucho mejor dejar las cosas tal cual en vez de solucionarlas. Cuando en el fondo miles de personas siguen con el dolor adentro y eso no hace más que aumentar la indignación con un Estado injusto. Con este documental tuvo problemas de financiamiento. No lo pescaron ni en Francia ni acá.

-Sí, también “Allende” y el “El caso Pinochet” fueron rechazadas por el Fondart. No he recibido ningún fondo de ayuda para ninguna de mis películas. Tal vez no sea del gusto de nadie en Chile, no soy profeta en mi tierra. No sé. Pero mi obra circula en todo el mundo. Hay mucha gente que conoce Chile sólo por mis documentales. “La Batalla de Chile” nunca ha sido ni será pasada por TV hasta que todos estemos muertos. Porque en esa película quedan muchos aspectos al desnudo que ni la derecha ni la Concertación quisieran ver. Al final la derecha terminó ganando la Batalla de Chile.

Algunos intelectuales han comparado este movimiento ciudadano con los de los años sesenta y setenta.

-No son comparables. En tiempos de Allende se protestaba contra la derecha que trató de asfixiar el gobierno por todos los medios, se trataba de defender un programa social y había una gran participación. Nunca vi tal participación como cuando estuvo Allende. Ahora no veo eso. ¿Qué le ha llamado la atención de estas marchas?

-Todas las formas de manifestación son positivas. Es el pueblo el que se manifiesta. Son signos de salud y vida. Hoy en todos lados las marchas son carnavalescas y coloridas, pero con un dramatismo tremendo. Si estuviera acá, ¿saldría a la calle a protestar?

-Sí, a mirar por supuesto. No me quedaría encerrado viendo las protestas por tv. ¿Contra qué protestaría?

-Por la educación actual. Hoy no se está velando por ella siendo el capital más importante que tiene un país.

-No la ganó. Pronto perderá el poder, porque han perdido mucho oficio en el arte de gobernar y no han entregado soluciones reales a los problemas de la gente. Y como el período es muy corto, se erosionarán rápido y probablemente vuelva la Concertación. Y si eso ocurre ojalá vuelva una Concertación más moderna y autocrítica, porque sus últimos años fueron francamente malos. ¿Ha visto últimamente algún documental chileno?

-En el último FIDOCS vi una película sobre los zoológicos humanos “Calafate”, una gran investigación, muy interesante, terrible por todo lo que muestra. Pero no he visto nada más.

LA MEMORIA DE LOS JÓVENES

“Nostalgia de la luz” lo hizo para ver cuál era el estado de la memoria en los jóvenes. ¿Cómo la ha visto?

-Llenos de memoria, pero nadie los considera. ¿Ha estado al tanto de lo que pasa con los jóvenes chilenos que luchan por una educación sin lucro?

sabía usted que... En este gobierno los conflictos de interés no son de interés.

NOSTALGIA DE LA LUZ Patricio Guzmán 2010 www.patricioguzman.com

17


ENTRE UNA QUIMIOTERAPIA Y OTRA POR CHRISTOPHER HITCHENS

El escritor inglés Christopher Hitchens, uno de los ateos más famosos del mundo, durante años se ha dedicado a escribir y conferenciar en contra de la idea de dios. Pero en sus memorias se encarga de mostrar un lado más desconocido: la ruta de un trotskista inglés que terminó siendo neoconservador y defendiendo la invasión de Iraq. En exclusiva, adelantamos el prólogo a la segunda edición inglesa de “Hitch-22”.

E

spero que no parezca presuntuoso asumir que quien haya llegado tan lejos como para adquirir esta reedición en rústica de mis memorias sabrá que fueron escritas por alguien que, sin saberlo en el momento, estaba grave y quizá mortalmente enfermo. En todo caso, creo que a algunos lectores les puede sorprender (como ahora le ocurre, muy poderosamente, al autor) que los tres primeros capítulos, así como muchos de los pasajes posteriores, muestren una fuerte preocupación por la muerte inminente, o por muertes en mi familia. Hasta cierto punto, eso es natural y adecuado en cualquier obra autobiográfica. Me puse a escribir cuando me acercaba y cruzaba la pequeña pero perceptible frontera de mi sexta década: un tiempo en el que uno ha empezado a ver los nombres de sus coetáneos en las páginas de obituarios. Cuando se publicó el libro, acababa de cumplir sesenta y un años. Escribo esto en un momento en el que, según mis médicos, no puedo estar seguro de celebrar otro cumpleaños. Por otra parte, por decirlo de algún modo, y gracias a la brillantez y habilidad de esos mismos doctores, podría esperar vivir varios años más e incluso encontrarlos disfrutables y provechosos. En el análisis final, ¿en qué se diferencia esto de la vida que llevaba antes? Uno siempre sabe que hay un límite para el tiempo de vida, al igual que uno siempre sabe que la enfermedad, los accidentes o la incapacidad, tanto física como mental, nunca están a más de un suspiro de distancia. Para dar una forma narrativa, y para retomar la historia a pesar de todo, me había vuelto consciente, a medida que el libro se acercaba al final, de que cada vez me cansaba más fácilmente. Una o dos veces, gente que me había visto en la televisión escribió para expresar su preocupación por mi aspecto. Pero invariablemente me recuperaba del agotamiento sin demasiados problemas, y todos mis reconocimientos médicos rutinarios me encontraban en un estado de salud excepcional para alguien de mi edad. En todo caso mi vida es mi trabajo, y viceversa, y siempre los he organizado para que se solaparan. Disfrutaba enormemente viajando para cumplir encargos de escritura o compromisos para hablar en público, generalmente una vez por semana. Y nunca me han faltado amigos o compañía, y los seguía buscando vorazmente. Como el hombre del viejo cuento, a veces me reía diciendo que, si hubiera sabido que iba a vivir tanto, me habría cuidado más. Se han exagerado las anécdotas sobre mi “estilo de vida” bohemio, como comentaré en estas páginas, pero quizá no tanto. Había desarrollado un régimen muy productivo y, para mí, satisfactorio. Si parte de él de18

“No aspires a la vida inmortal, pero agota la extensión de lo posible” PÍNDARO: PÍTICAS III pendía un poco de cócteles y largas noches de lectura, debate o incluso (durante la escritura de este libro) recaídas en el hábito de fumar, pensaba que la apuesta lo merecía. De ahí mi estado de relativa despreocupación hasta la primavera de 2010, cuando recibí el calendario previsto para la gira promocional de este libro. Era una cosa brillante y generosa, que se extendía desde Australia a Gran Bretaña, pasando por Estados Unidos y Canadá. No creo en los presentimientos (ahora me parece muy obvio que mi cuerpo intentaba decirme algo), y me limito a señalar el hecho de que leí el calendario y pensé con bastante calma: “No llegaré al final”. Mentalmente, me estaba preparando para tomarme varios meses “libres” (algo que nunca antes había deseado) y concertar una cita seria con un médico. La gira empezó bien pero mi sistema no tardó en imponerse: primero me derrumbé en Nueva York, donde me enteré de que debía pedir una biopsia para el cáncer, y después –tras haberme hecho la biopsia y decidir que mantendría todos los compromisos posibles mientras esperaba el resultado- en Boston. Mi querido amigo Cary Goldstein, que estaba conmigo en ambas ocasiones, es la razón por la que puedo escribir estos párrafos. Desde entonces, he vivido entre una dosis de quimioterapia y otra y, en algunos períodos, entre un analgésico y el siguiente, mientras espero la posibilidad de un tratamiento que sea específico para mis propios genes y mi propia enfermedad. (Sufro un cáncer de esófago en fase cuatro. No existe la fase cinco.) Un tema constante en Hitch-22 es el requisito, exigido por una vida de reiteradas contradicciones, de mantener una doble contabilidad. Mi actual condición lo intensifica, en vez de hacer lo contrario. Simultáneamente, me veo obligado a hacer preparaciones para morir y para seguir viviendo. Abogados por la mañana, como dije una vez, y médicos por la tarde. Una de las dimensiones más felices de mi vida, viajar, ha quedado prohibida: una gran tristeza. Pero he descubierto que todavía poseo la voluntad de escribir, así como algo indispensable para cualquier escritor: la ávida necesidad de leer. Incluso aunque esté atenuado por el tiempo más corto en el que estoy consciente cada día, y circunscrito por la idea de una final y completa pérdida de la conciencia, esto es solo un poco menos que aquello por lo que estaba silenciosamente agradecido: la capacidad de ganarme la vida haciendo las dos cosas que más me importan. Otro elemento de mis memorias –la gigantesca importancia del amor, la amistad y la solidaridad– se ha vuelto inmensamente más vívido para mí a través de la experiencia reciente. No puedo esperar trassabía usted que: … Para abolir la esclavitud cibernética hay que romper las cadenas de correo.


La irrupción de la muerte en mi vida me ha permitido expresar un poco más concretamente mi desprecio hacia el falso consuelo de la religión y la creencia en la centralidad de la ciencia y la razón. ladar el efecto total de los abrazos y las declaraciones. Si un conocido tuyo puede beneficiarse de una carta o una visita, bajo ningún concepto pospongas la escritura o el desplazamiento. Casi con toda seguridad, la diferencia que suponen será mayor de la que has calculado. La causa de mi vida ha sido combatir la superstición, lo que entre otras cosas significa combatir los temores de los que se alimenta. Por alguna razón inexplicable, nuestra cultura juzga normal, incluso encomiable, que los devotos aconsejen a quienes consideran que están expirando. Todo un edificio hortera –de inventadas “conversiones en el lecho de muerte” y húmeda literatura devocional– ha surgido a partir de esta asunción altamente discutible. Aunque podía haber elegido ofenderme (cuando me invitaban melifluamente a abandonar mis convicciones in extremis: qué insulto y qué non-sequitur, además), estaba realmente agradecido por la pesada atención que recibí de los fieles. Le dio a mi ateísmo, por así decirlo, nuevas ganas de vivir. También me ayudó a mantener abierto un debate al que estoy orgulloso de haber contribuido. Decir que este debate me sobrevivirá habría sido cierto en cualquier momento. En lugar de asistir a “desayunos de oración en mi honor” en lo que realmente se llamó en internet “el Día de Oración por Hitchens”, he pasado gran parte de este último año registrándome como paciente experimental para varios exámenes y “protocolos” clínicos, principalmente basados en el genoma y destinados a ampliar el conocimiento humano y a reducir el área de oscuridad y terror que domina el cáncer. Obviamente, mi objetivo no es por completo desinteresado, pero muchos de los experimentos se encuentran en una fase en la que cualquier resultado está demasiado alejado en el futuro como para servirme de ayuda. En este libro cito la admonición de Horace Mann: “Mientras no hayas hecho algo por la humanidad, debería darte vergüenza morir”. Así que esta es una respuesta modesta y pequeña a su reto, sin duda, pero es la mía. La irrupción de la muerte en mi vida

sabía usted que... La dieta parlamentaria engorda las billeteras de los senadores y diputados.

me ha permitido expresar un poco más concretamente mi desprecio hacia el falso consuelo de la religión y la creencia en la centralidad de la ciencia y la razón. No todas mis opiniones se han revelado acertadas, ni siquiera para mí. Veo que escribo que: “Personalmente, quiero ‘hacer’ la muerte en voz activa y no pasiva, y estar allí para mirarla a los ojos y estar haciendo algo cuando venga a buscarme”. No puedo mantener esa gallardía a la luz de lo que sé ahora. Si los mejores esfuerzos de mis amigos médicos fueran inútiles, poseo una idea bastante clara de cómo cosecha a sus víctimas el cáncer de esófago en fase cuatro. El proceso terminal no permite mucho en forma de “actividad”, ni siquiera de despedidas serenas, por no hablar de partidas estoicas o socráticas. Por eso estoy tan agradecido por haber tenido, ya, un intervalo lúcido de cierta duración, y por haberlo llenado de los mismos elementos, de amistad y amor, de literatura y dialéctica, con los que espero que esté animado este libro. No nací para hacer ninguna de las cosas que escribo aquí, pero nací para morir y esta coda debe ser mi intento de llevar el relato a su conclusión. Washington, D.C. 20 de enero, 2011

HITCH-22 Memorias Christopher Hitchens Editorial Debate, 2011.

19


Aurelio Major, director de Granta España:

“La función de una revista debe ser la intervención intelectual”

Por Montserrat Sánchez • Foto: Alejandro Olivares

Traductor, editor y poeta, el mexicano-canadiense Aurelio Major vino a Santiago para impartir una clase de edición en la Udp donde habló de un oficio que lo ha llevado a ser el traductor de Susan Sontag y el director de la filial española de la revista Granta.

porque Granta está tendiendo puentes entre España y Latinoamérica, comenzó a patalear y la prensa no esperó para hacerse eco de sus delirios.

INDIGNADOS Y ESTUDIANTES

¿Saliste a alguna marcha estudiantil mientras estuviste en Santiago?

A

urelio Major se hace llamar “El hombre que busca”, ya que anda a la caza de nuevos escritores hispanoamericanos capaces de desordenar el mapa de los gringos, que no suele ir más allá de Borges, García Márquez y, últimamente, Bolaño. Esto en parte lo ha conseguido Major con la publicación de Granta en España, filial de la revista inglesa nacida en los 80. ¿Cuál es el norte de Granta España?

-Intervención intelectual, una revista propiamente tal debe tener una idea

le prestancia a la escritura periodística y elevarla, algo que se viene haciendo hace muchos años en el mundo, pero en España y Latinoamérica es muy poco frecuente, por eso nos interesa darle espacio a la narración.

GATO POR LIEBRE Major es, también, un traductor, sobresaliendo el trabajo que ha hecho con la obra de Susan Sontag. Lo último que tradujo son los diarios de juventud de la escritora norteamericana (“Renacida”,

“Ignacio Echeverría ha querido convertirse en un interlocutor privilegiado entre Latinoamérica y España y Granta le ha desarreglado un poco el mapa. Eso le irrita, es natural”. muy clara de cómo intervenir, una revista siempre es una conversación: hay que estar atento al interlocutor, ya sean 100 o 1000 los que te lean, y también siempre estar muy al tanto de lo que sucede afuera, no hay que cerrar la revista, hay que integrarse.

Mondadori, 2011). “Y ahora -cuenta- se está preparando otro libro, con nuevos diarios encontrados, que corresponden al mismo período”.

¿Adaptando un proyecto extranjero como en el caso de Granta?

¿Cómo ve a la crítica literaria en la actualidad?

-Granta tenía una particularidad que no tiene ninguna otra revista en el mundo: no publica reseñas, ni artículos, ni poesía, solamente publica narrativa y crónicas de viaje. Nuestra idea era dar-

¿Para cuándo estaría eso?

-Es posible que para salir a librería el año próximo. -No hay espacio, y al mismo tiempo se tiende a confundir a la crítica periodística y literaria con la publicidad, mezclándolo todo, y eso es grave. ¿Algo así como una crítica mercantil?

-Creo que la confusión primero se da

por un tema de espacio y, segundo, porque se han roto los consensos. Es una situación compleja porque tiene que ver con el secuestro de ciertos valores por parte de las editoriales industriales y del periodismo también. ¿Cómo?

-El consenso se ha ido diluyendo porque los consorcios editoriales ofrecen gato por liebre, ya que venden bajo un disfraz o engaño algo que no es exactamente literatura. ¿Sino?

-Literatura utilitaria y comercial destinada al mínimo común denominador que no cuestiona absolutamente nada, que sigue estrategias del siglo XIX. Finalmente es un sustituto de una telenovela, la literatura del entretenimiento se ha ido tomando los medios de comunicación y expulsando de estos a la otra literatura, la artística. ¿Qué le parecieron los descargos del crítico Ignacio Echeverría respecto a la publicación del ranking de nuevos narradores que hizo Granta en España?

-Es una disputa que se da por el poder literario. Ignacio Echeverría ha querido convertirse en un interlocutor privilegiado entre Latinoamérica y España y entonces esto de Granta le ha desarreglado un poco el mapa y le irrita, es natural que esto pase. ¿La irritación?

-Sí, Ignacio Echeverría se sobre ideologizó en su crítica, se vio amenazado

-¡Claro! No solamente he estado al tanto, sino que el jueves a las 10 de la noche estaba en Vicuña Mackenna viéndolo todo, siendo testigo. Lo que más me llamó la atención, aunque ya es algo común que ocurra dentro de las manifestaciones públicas, es que siempre hay infiltrados, que son los que destruyeron la puerta de aquella tienda que terminó incendiada. Por eso siempre va a haber grupos más radicalizados, para provocar la reacción contraria, y también hay grupos infiltrados que buscan destruir el movimiento. Me parece que la situación y las condiciones educativas en Chile son muy escabrosas, por eso doy todo mi apoyo a los estudiantes chilenos, y si pueden mantener la cabeza fría frente a la provocación van a poder lograr cosas excepcionales. ¿Ve alguna similitud o diferencias del movimiento estudiantil chileno con los Indignados de España?

-Es que también se puede establecer un mínimo común denominador con lo que está pasando en Londres, Israel, en el norte de África, Siria etc. Se pueden ver ciertas similitudes con las marchas populares y las tomas de calle para protestar por una u otra cosa. Así también la convocatoria: la gente se está comunicando más y por ende organizan las manifestaciones a través de facebook o twitter, eso es la aldea global, parece que todo está pasando al lado nuestro porque vemos en las pantallas las miles de manifestaciones en vivo... El movimiento de los indignados en España propugna cosas muy diferentes a lo que se está buscando aquí. En España hay un disgusto por el sistema político, no se sienten representados, es algo más profundo aún.

EL MOVIMIENTO NO ESTÁ SOLO “Enviando amor a todos los estudiantes que protestan en Chile”

SASHA GREY

en su twitter @sashagrey 20

sabía usted que: …Entre ser clavadista y parecerlo hay un abismo de diferencia. (@parquearaujo)


EL PRONUNCIAMIENTO DE LA DERECHA

La derecha cachó que la mano iba en serio con la revuelta y sacó la voz. Aquí, algunas frases de la reacción a lo que The New York Times llamó el Invierno Chileno. Ilustraciones: Leo Camus

“Para una población de 17 millones, un par de miles de cacerolazos es francamente irrelevante”. SERGIO MELNICK "Si la universidad es gratuita, ¿quién le va a pagar el sueldo a los profesores? ¿la señora del aseo? Los estudiantes no dejan avanzar a este país". KIKE MORANDÉ “Corresponde al gobierno resguardar que la inflación de derechos no termine ahogando la convivencia y la seguridad. Por eso, es un buen primer paso que haya negado permiso a la marcha por la Alameda”. JUAN IGNACIO BRITO "Si con las fuerzas policiales no alcanza, hay que pedir ayuda a las Fuerzas Armadas". PABLO ZALAQUETT "La educación cuando se masifica acarrea problemas". CARLOS LARRAÍN

"Te mereces que la CNI existiera y te pusiera corriente en los cocos". PEDRO CID (Pdte. UDI de Atacama, a Pablo Hunneus). “Yo le tengo mucho temor a las

marchas el día de semana”. CECILIA PÉREZ (Intendenta de Santiago)

“Incrementar los impuestos le hace más difícil la vida al sector que genera empleo y crecimiento”. JOVINO NOVOA

“Si se revisan los estados financieros de las universidades privadas no son nada de buenos, porque una cantidad importante de los alumnos que tienen no les paga, entonces, no es que existan utilidades locas para colocarse dentro del bolsillo”.

"Los de nosotros sí que eran cacerolazos. Todo Chile salía a la calle, porque la gente ya estaba cabreada, no cinco viejas locas gritando con unos rotos en la esquina como ahora". PATRICIA MALDONADO

ALICIA ROMO

"Observo desde Estados Unidos la efervescencia que agita a Chile... Me temo que vamos a un país con más derechos pero con menos deberes". ROBERTO AMPUERO

sabía usted que... Cuando un pintor trabaja pone manos a la obra.

21


¡OIGA, A USTED LE DAN LA MANO Y SE TOMA EL BRAZO!

¡NO SE PREOCUPEN, ENCONTRÉ A MADELEINE!

¿DÓNDE FIRMO?

DEBAJITO DE “DECLARO ESTADO DE SITIO”

ES UN JUEGO DIVERTIDO, ¡Y SE LLAMA CONGELAO! ANDAMOS POR AHÍ CON LA APROBACIÓN, MÍSTER OBAMA

¡PALOMA CULIÁ!

22

sabía usted que: … El jugo de cocos me deja la garganta llena de pelos.


Foto: Alejandro Olivares

Mapa retórico del Chile movilizado

L

a funcionaria de gobierno que citó a Pinochet para descalificar el movimiento estudiantil (“Matando a la perra se acaba la leva”), dio justo en el deseo latente (ya manifiesto) del sentido común de derecha. Ahora, como juego de palabras no es un mal chiste, basado, eso sí, en una cita perversa. Los clásicos del pensamiento revolucionario nos enseñan que el fascismo es una estrategia de la burguesía cuando ésta se ve acorralada. La reacción criminal aún no se expresa con fuerza, pero se está larvando. Hay que imaginar la nostalgia de la intervención militar que expresan los enunciados que llaman al orden o que le temen a la ingobernabilidad (Zalaquet y el mismo Frei). Yo creo que a nivel interno la derecha está aburrida del “marxismo cultural” (muy buena noción que la ultrade-

Por Marcelo Mellado

a imaginar que las estupideces que escribíamos en esta columna hasta hace muy poco tiempo, me refiero a esa jerga incendiaria y anti concertacionista, contarían con tanta validación en este periodo convulsionado, dejando de ser un mero delirio de bolchevique nostálgico!

LA CALLE VOCIFERANTE “De la sala de clases a la lucha de clases” es una de las tantas consignas que han sonado este último tiempo en la calle. Esta la traigo a colación porque es más ideológica, y porque tiene esa cosa radical que la convierte en poco táctica, pero también nos recuerda algo de las frases tan bien urdidas del Mayo 68 parisino; aunque un lienzo enorme en un edificio emblemático nos recordaba un hecho espectacular ocurrido un año antes, el 67: “Chileno: 44 años después El Mercurio aún mien-

Cuando Piñera responde con esa expresión de vieja cuica (o vieja culiá), “nada es gratis en la vida”, le está tributando a la voluntad de castigo; porque el ciudadano consumidor debe pagar por una culpa original, la de ser chileno pobre. recha confunde con el progresismo), para usar la expresión del noruego fascista Brewick, que entre otras cosas posibilita la unión civil entre homosexuales y la misma movilización social. El placer de matar al otro, al cerdo, al equivocado, al “inútil subversivo”, es patrimonio de esa patología tan bien descrita por el mejor cine italiano (Fellini y Bertolucci). En este contexto conviene hacer una especie de mapeo de las consignas y frases utilizadas en las marchas estudiantiles, algo como un análisis de la retórica política que dé cuenta de la situación del deseo en el panorama público, lo que va mucho más allá que la cosa meramente educacional. Es, también, tomarle el pulso a una subjetividad que no tenía lugar y que ahora se instala con absoluta legitimidad. ¡Cuándo nos íbamos

te”. En este punto es necesario recordar que la toma de la casa central de la Universidad Católica, que nos recuerda este enunciado, fue un acontecimiento político clave. Y fueron jóvenes pituquitos, parecidos a los de ahora, los que decidieron un cierto curso de acontecimientos sociales y políticos fundamentales, ocurridos unos años más tarde. También está la frase pragmática, sin lirismo, en bruto, esas como “No + lucro” o “La educación es un derecho”, o “Por una educación pública y laica”, o “Por estudiar estoy endeudado”. Todo esto junto a una puesta en escena dramática que incluye disfraces, maquillaje y coreografía, además de la música y la alegría desbordante, y el optimismo contagioso que provoca el pueblo movilizado por una causa justa. Hace tiempo que

sabía usted que... A las modistas no les gusta quedar en tela de juicio.

no había un consenso tan amplio en relación a un tema y, sobre todo, la certeza de que nos están cagando hace rato y que eso debe terminar. Y, por cierto, también está la frase con contenido político que va más allá de lo estrictamente sectorial o reivindicativo, aquella que alude a los cambios estructurales de nuestra república, como la que exige una asamblea constituyente y la que amplifica el conflicto a toda la sociedad: “La lucha es de la sociedad entera”, dice un lienzo enorme puesto en el frontis de la casa central de la Universidad de Chile. En lo personal me gustó una que es casi un relato: “No nos mueve hundir el Titanic, sólo repartir los botes con decencia”, tiene finura y el nihilismo necesario que neutraliza la histeria. Porque como decía Barthes: “Toda revolución lo es primero del lenguaje”. Y por eso la calle se llenó de hueveo y de figuras danzantes.

NADA ES GRATIS Cuando Piñera responde con esa expresión de vieja cuica (o vieja culiá), “nada es gratis en la vida”, es porque le está tributando a la voluntad de castigo; porque el ciudadano consumidor (o asalariado) debe pagar por una culpa original, la de ser chileno pobre o sin recursos y de no pertenecer al orden de las familias que rigen este país. A la derecha, en general, le gusta el refrán viejo, ese que da cuenta de un acervo, de una experiencia maldita de poder, por eso el pueblo joven, en cambio, opta por la originalidad y la invención metafórica, o por la cita lúdica. El gran tema aquí, al menos para la política conspirativa, es de costos; la pregunta por quién paga el costo político del conflicto es fundamental en el mercado del análisis de contingencia. Por eso le pedimos a Piñera que renunciara antes de asumir, ahora se lo exigimos, antes de que siga haciendo más daño. Luego vendrá la asamblea constituyente que nos va a dar un nuevo orden jurídico, lo que nos permitirá renacionalizar el cobre y asegurar una educación pública gratuita y de calidad; y haremos los plebiscitos que sean necesarios. Porque la utopía es un relato criollista que se reposiciona en nuestra narrativa. 23


Exposición de Natalia Babarovic

EL INVIERNO DE 1979 POR MG

LA ARTISTA NATALIA BABAROVIC EXHIBE “1979”, UNA SERIE DE CUADROS EN GRAN FORMATO QUE REMITEN A LA CLASE MEDIA CHILENA. ACÁ, UNA PEQUEÑA MUESTRA DE SU OBRA, CON COMENTARIOS DE ELLA INCLUIDOS.

“Esta pintura fue hecha a partir de una fotografía de la revista italiana Storia Illustrata, en la que aparece un viudo gitano quemando la carpa de su esposa muerta”.

24

sabía usted que: … En los bancos de semen hay autoservicio.


1979

se llama una canción de los Smashing Pumpkins, un poema de Nicanor Parra (“esta ciudad está condenada a desaparecer/ es el mundo me dicen/ no te preocupes/ es el año 1979”), y la nueva serie de cuadros en gran formato que exhibe actualmente la pintora Natalia Babarovic (1966). 1979 fue un año oscuro, con uno de los inviernos más largos y deprimentes que recuerde la artista. “No tengo idea por qué fue tan gris, pero mucha gente me ha comentado eso, y se me ocurrió hacer una muestra que hablara de ese año”, dice Babarovic, que se destaca por llevar al lienzo trozos de realidad, muchas veces autobiográficos, que se dejan ver como una especie de álbum fotográfico. Los cuadros de “1979” van en la línea del trabajo al que está acostumbrada Babarovic: fotos que saca de su archivo familiar, de revistas viejas y recortes de diarios para después llevarlas al cuadro. “En algún momento heredé fotos de mi abuelo, que en realidad no son fotos familiares, sino fotos súper raras que él tomaba. Y de esas hice una selección. La única diferencia ahora es que busco en las fotos una cuestión antigua, enigmática, algo que falte o personajes que estén haciendo algo que no se entienda”. Es retratar el objeto ausente. “Es una mirada que busca algo de lo que en las fotografías sólo encuentra pistas. De un modo u otro, son todas fotografías de algo que se encuentra fuera de cuadro, o algo de lo que sólo vemos el reflejo”. Por ejemplo, en uno aparece la sombra de una palmera, pero no la palmera propiamente

tal. “1979” también es un reflejo de la clase media chilena: “Todos los álbumes familiares tienen algo de eso. Una cosa un poco decadente. Es raro. Es lo que las familias quieren ser y no son”. ¿Por qué siempre recurres a la pintura?

-Es mi obsesión. Siempre va a tener una importancia especial, porque es el lenguaje madre. Ya no tiene el valor protagónico que tenía, sino que es una cosa más de cada vez más cosas que hay. Babarovic cuenta que en esta muestra hizo un cambio de color. Ya no parte con los colores de la foto, sino que de los pigmentos que le entrega la paleta. “Los colores ya no vienen de las cosas. Me permite tener toda la variedad de grises y de coloridos, los que tiendo a saturar”. Muchos de estos cuadros recuerdan la atmósfera que rondaba en los de Adolfo Couve. “Debe ser por el uso del color en el gris”, dice ella, pero de inmediato que no ha sido su único maestro: “Hay otra gente también. Me tiene colgada que siempre en todos los artículos que salen sobre mi trabajo se termine diciendo eso de Couve. Eso pasa porque les falta algo que decir. Es lo que tienen más claro de mí, pero no quiere decir que sea lo único posible. En los cuadros de esta exposición, por ejemplo, le debo mucho a Ignacio Gumucio. Su trabajo es una de las cosas que admiro de cerca, me importa y me hace cambiar los rumbos”.

Basada en una fotografía familiar, tomada probablemente en los años 70, en la que aparecemos mi hermana y yo dibujando con palitos en la grava. Es la esquina de Hernando de Aguirre con Carlos Antúnez y las niñas en su recuadro de grava son lo único completo en un espacio distorsionado por la perspectiva y proyectan una sombra que es como un monstruo de dos cabezas.

1979 Natalia Babarovic Galería Loewenthal Álvarez Condarco 934, Providencia Hasta 2 de septiembre Entrada liberada

“Basada en un cuadro de una película sueca de los años 60. Parecen ser unas jóvenes un poco estragadas por la vida en una especie de casino o comedor de alguna institución. El personaje que da la espalda al espectador es el más intrigante”.

sabía usted que... Robocop vive duro.

25


RÍOS DE SANGRE POR CLAUDIO BERTONI

1)

Estaba escuchando Dulce Patria en la Cooperativa cuando de pronto mencionan tarjetas de saludo cursis pasaditas para ridículas y el moderador recita como si se la hubiera aprendido en el colegio cuando chico / el contenido de una que escuchó / que leyó tantas veces dice que se la aprendió como se la aprendió y agrega muy perdonador de vidas que se trata de una onda típica de los setenta y el resto de los contertulios asiente y pasan después a otro tema. Lo que los muchachos parecen ignorar es que los versos recitados pertenecen a un epigrama del poeta nicaragüense Ernesto Cardenal que aparece en su primer libro titulado precisamente Epigramas: “Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido: / yo porque tú eras lo que yo más amaba / y tú porque yo era el que te amaba más / Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo: / porque yo podré amar a otras como te amaba a ti / pero a ti no te amarán como te amaba yo”. Personalmente no podría importarme menos que les haga gracia un poema de Ernesto Cardenal, Neruda, Dante, Francisco de Asis, Jesucristo o la puta que nos parió. Lo menciono porque me dio la gana y pensé hasta qué punto no habrían encontrado cursis estos versos si supieran a quién pertenecían / O podrían perfectamente haberlos encontrado ridículos, pero decirlo, reconocerlo en público, eso ya es completamente otro asunto (lesionaría intereses que no deseamos lesionar,

etc). El programa en todo caso -Dulce Patria- es multifacético y loable y lo escucho a las 5 pm, every day. 2) Está empezando a llover 10 de la mañana 30 de julio en el sueño de anoche Johnny Depp con su hijo y Tom Daskam y la Cecilia y tú y la Yeniffer y buses y epifanías y una montaña enorme y suave me dice: “I´m not going to hurt you”. Están recién casados y no hay nada qué hacer, nada que yo pueda hacer, así es que me voy por un sendero y desaparezco detrás de un cerro. 3) Me acabo de acordar que en Dulce Patria también se habló de la campaña que propicia un señor Frez diciendo “el matrimonio es entre un hombre y una mujer porque así lo dice la biblia” o sea Dios porque la biblia es la palabra de Dios y el moderador pregunta un par de veces ¿por qué se acusa al señor Frez de homofóbico cuando sólo expresa democráticamente su opinión?, sin obtener respuesta. ¿No será porque precisamente

en estos días en nuestro país los homosexuales están luchando por su derecho a contraer matrimonio como los heterosexuales? ¿Y no será porque salir a marchar diciendo que el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer expresa simultáneamente que no puede ser entre un hombre y un hombre o entre una mujer y una mujer y por lo tanto está privando de ese derecho a los homosexuales? ¿Y por qué? Porque la biblia lo dice así. Un libro en que todo el universo gira alrededor de la tierra y en el que Dios detiene el sol cuando se le antoja y en el que Dios en persona también (con su barba de viejo pascuero) le entrega a Charlton Heston los diez mandamientos en dos tabletas de piedra esculpidas por una llama (y el que no me crea sólo tiene que ir a ver la película) y no voy a seguir con esto / La biblia me irrita con sus ríos de sangre y sus disparates y sus castigos y sus caprichos / Si mal no recuerdo hace años en un programa de Efe Camiroaga de pronto decían “Patito”, entonces salía una voz (sin cara) y decía algo, la fecha en que estábamos, por ejemplo, o si había sol, o si llovía, o si fulanita le hacía ojitos a fulanito, cosas por el estilo, y después se reía: era Patito Frez, el mismo de la campaña inhumana esta / ahora me acuerdo quién es / (a lo mejor existe todavía este programa / yo no veo tele chilena hace un siglo -excepto cnn-: a veces). 30 julio 2011

“En el 68 los dirigentes podían citar a Platón, a Hegel y a Heidegger, con Sartre siendo parte de las demandas. Había un pensamiento de trasfondo que no lo veo hoy”. JORGE EDWARDS

26

sabía usted que: … Pillar Karadima prefiere quitarle un niño a un dulce que un dulce a un niño.


POR MACARENA GALLO

EL CAMIÓN SEXY

PROEZA FOTOGRÁFICA Un fotógrafo logró capturar el reflejo íntegro del dibujo "Relatividad", de M. C. Escher, en una sola gota de agua en plena caída. Vea cómo hizo esta proeza en http:// imgur.com/2Ba6J

SALE DEL CONVENTO

Todo sea por ver al Papa en persona. Una experiencia religiosa le espera a sor Teresita, que lleva 84 años sin salir de un convento en España. La última vez que la monja, de 103 años, asomó su nariz a la calle fue para la Guerra Civil española en 1936.

LA DROGA REPTILEANA Letal sustituto de la heroína, el krokodil se ha vuelto la droga de moda entre los adictos en Rusia. Derivado de la morfina, analgésico y narcótico, el "cocodrilo" carcome literalmente la piel de las personas que lo consumen.

COMÍA YIKA Para los nostálgicos que leyeron cuando niños la revista Mampato y supieron que el cavernícola Ogú dice «¡Komía yica!», en vez de «Comida rica», vuelven las aventuras del entrañable personaje de Themo Lobos, pero ahora con una novela ilustrada: "Ogú y Mampato en el Tíbet", donde hay lamas levitando, yetis y viajes por los Himalayas. Como dato: el sello Mondadori adquirió los derechos de todos los cómics (con inéditos incluidos), y desde septiembre comenzarán a llegar a librerías.

STRIPPERS PARA EL MUERTITO (E) Lejos del lloriqueo y de la solemnidad de Occidente, en las procesiones fúnebres en Taiwan desfilan eléctricas carrozas florales con jóvenes strippers bailando eróticamente al muertito al ritmo de música pop. Marc L. Moskowitz, profesor asociado del Departamento de Antropología de la Universidad de California del Sur, acaba de estrenar un documental que explora esta práctica que data al menos hace dos siglos.

Aunque son más feas que un día nublado o más malas que final de cumbia, reivindican a la mujer-camiona como bomba sexy. “Hoy en día al camión le importa un pico ser camión y se sabe rico”, dicen Las Horregias, un grupo punk de camionas orgullosas que subió su manifiesto a facebook. El 1 de octubre inauguran su espacio de baile la “Tractoshine”, donde todos serán bienvenidos a gozar de la libertad de ser lo que se les pare el hoyo ser. Más info: en facebook Las Horregias.

JOHN WATERS PRO LECTURA "Si vas a la casa de alguien y no tiene libros, no culees con esa persona”, propuso el multifacético John Waters como campaña para fomentar la lectura.

AKINETÓN RETARD EN VIVO Este sábado 20 de agosto el grupo Akinetón Retard grabará lo que será su dvd promocional para el Eurotour 2012. Estarán acompañados de la banda Cocodrilos con Martini y al final habrá una fiesta a cargo de DJ Gang-Bang. Akinetón recomienda ir lindo para que lo graben. A las 23 horas en Espacio Z (Sta. Elena 770, Metro Irarrázabal). Valor: $4000.

GORE VIDAL Y EL CHANTA DE BORGES

“¡Oh, Fuck Borges! Me parece un chanta de otro tiempo”, dijo el escritor gringo Gore Vidal en una genial entrevista con el diario argentino La Nación. CICLO DE HITCHCOCK MUDO

POR PUDAHUEL “Por Pudahuel: Fotografías de Álvaro Hoppe Guíñez” se exhibe en el Salón Bicentenario de la Biblioteca Nacional. Las fotografías retratan a los pudahuelinos, además de sus calles, las ferias libres, el aeropuerto, los grafittis y el cementerio. Hasta el 31 de agosto.

sabía usted que... El cuerpo de Cristo me ha hecho engordar varios kilos.

“Dudosa virtud” (1927) es una de las películas menos conocidas de la etapa muda de Hitchcock. Una mujer adquiere mala fama por separarse de su esposo alcohólico y por el posterior suicidio de uno de sus enamorados. Hoy jueves 18, a las 15,30 hrs, en la Cineteca Nacional del Centro Cultural Palacio La Moneda. Gratis (si las Fuerzas Especiales lo dejan llegar).

27


Andrés Gallardo (1941) y la República Independiente de Coelemu

EL MALESTAR

POR MARIO VERDUGO

EN LA NACIÓN L

La obra de Gallardo rompe con esa especie de bullying simbólico que se ha practicado continuamente sobre el espacio regional.

os libros de Andrés Gallardo habría que recomendarlos en Calama, Punta Arenas, Curepto, Alhué, Coyhaique, Dichato y en todas las periferias que el capital y la capital han devaluado bajo la condición de “pueblos chicos”, “poblachos”, “aldehuelas”, “aldeorrios” o “pseudo-ciudades”. La obra de este narrador, que también es lingüista y miembro de la Academia Chilena de la Lengua, sugiere maneras diferentes de ordenar y de habitar el territorio, rompiendo a menudo con la hegemonía del centro y con esa especie de bullying simbólico que se ha practicado continuamente sobre el espacio regional. La ruptura, en todo caso, no resulta perceptible a la primera hojeada, y suele ocultarse entre pegajosas capas de ironía y de parodia. A veces pareciera que los huasos y los provincianos estuviesen ahí sólo para ser vapuleados de nuevo, y que ninguno de sus proyectos pudiese escapar de la ridiculización forastera. Pero enseguida resurgen las dudas, las estrategias sibilinas, las posibilidades de vivir los temas locales sin la imposición paternalista o peyorativa de la metrópoli. En los cuentos que integran el volumen “Historia de la literatura” (Ed. Andalién, 1982), un sastre curicano permanece en casa tomando pisco, jugando brisca y leyendo las novelas epónimas del criollismo, mientras su mujer le pone los cuernos en diversos puntos del país. La vieja infiel va describiendo así una geografía alternativa, un recorrido aleatorio, a la ventura, random, en el que Santiago no es el núcleo prestigioso sino uno entre tantos destinos, igual que Purén, Quirihue, Cabildo o Ancud. Otro de aquellos relatos toma como pretexto a ese regionalismo ensimismado y autoindulgente que se ha hecho muy común después del reordenamiento territorial pinochetista: Don Ramiro Saavedra Duque y Don Ángel Soto-Ahrens Ortiz, dos investigadores algo decrépitos, plantean visiones antagónicas sobre “las letras maulinas”. El primero se muestra tan reacio a las ofertas centrales que prefiere morir en Corinto antes que someterse a una radioterapia en Santiago. El segundo representa una actitud más abierta, aunque ambos terminan generando “una sola entidad mayor”, cuyas polémicas se refieren a detalles en apariencia estrafalarios, como excluir del canon maulino a Manuel Rojas y Mariano Latorre por haber ido a instalarse “en la cuenca corrupta del Mapocho pestilente”. Las iniciativas de Don Ramiro y Don Ángel podrían leerse como un simple reflejo de las precariedades ambientales. Y tal vez el narra-

dor colabore con ello al insinuar que la disputa se ha debido en realidad a un lío de faldas, canalizado literariamente por este par de “poetas lachos”. No escasean, sin embargo, los argumentos para una lectura distinta, pues el blanco de la parodia es menos el espacio por sí mismo que las ficciones sobrepuestas, y además el santiaguino que cuenta la anécdota se revela tan idiota como los personajes de su interés. Anomalías por el estilo se encuentran en gran parte de la narrativa de Gallardo, y sobre todo en “La Nueva Provincia” (Fondo de Cultura Económica, 1987), una novela que a su tiempo fuera despachada de un plumazo por el cura Valente. Aquí los héroes son Meneses, Cifuentes y Plasencia, el triunvirato edilicio que asume la misión de liberar a Coelemu de “la codicia insaciable de la capital”, así como de los “tentáculos ñublense y penquista”. En sucesivas declaraciones refundacionales, los líderes autonómicos convierten a su pueblo “pobre, chico y desconocido” en la “Nueva Provincia de Coelemu, capital Coelemu”, en la “República Independiente de Coelemu”, en la “República Popular Latinoamericana de Coelemu”, y finalmente, en una suerte de reino cuyos ducados y condados se reparten entre ellos. Desde luego, los diarios nacionales rebajan dichas intentonas a nota curiosa, y tampoco la sociedad nativa parece tomárselas demasiado en serio. Pero no por eso el triunvirato se deja amilanar. El mundo entero comienza a construirse de otra forma ante la conciencia de Cifuentes y sus secuaces: nada cobrará sentido a menos que comprometa a la realidad coelemana, y nada será real a menos que tenga primeramente una significación local. Al amparo de este código desmesurado, la emergente República repudiará la poesía de Nicanor Parra por proferir insultos contra la Cordillera de la Costa, y asimismo decretará “el Principio de No Intromisión en los Asuntos de la Madre Patria”, que por supuesto es Chile. Como ocurre siempre con Gallardo, “La Nueva Provincia” no alcanza a establecer una verdad unívoca acerca de los acontecimientos, y hasta es probable que los provincianos vuelvan a quedar mal parados, cosa que el propio Cifuentes se encarga de deslizar en las líneas finales: “¿no habremos estado hueveando, Meneses?”. Pero en contrapartida se multiplican los ardides y las señas de insatisfacción frente a una chilenidad que sólo valora a sus habitantes periféricos cuando aportan provisiones, o cuando animan la fiesta identitaria con sus tonteras, o cuando se ponen bonitos y civilizados como ese copiapino aspiracional que se llamaba Martín Rivas.

PASAJE ESCOGIDO “Resulta que el representante del Ministerio del Interior, poco acostumbrado al pipeño de Guariligüe, sintió la imperiosa necesidad de sincerarse y de repente interrumpió la tranquila sobremesa y le dijo a don Gaspar Cifuentes: ‘así es que es verdad que ustedes toman en serio esa huevada de la nueva provincia’”.

28

sabía usted que: … La sección más visitada de la página web de alzheimer es “Quiénes somos” (@parquearaujo)


LA PORTADA QUE NO FUE JUEVES 18 DE AGOSTO DE 2011 · AÑO 12· Nº 407

PUBLICACIÓN SEMANAL

$ 800 RECARGO AÉREO $ 200

O S E R G N O C L A A R D E

S O R T ES

T Á C R A D FUERON A

MA

A S A S O C E D R A P N U ARON

A C I T Í L O P LA CLASE

LE ENSEÑ

sabía usted que... Hinzpeter mejoró la seguridad del país, ahora seguro te asaltan.

29


Envíe sus cartas por e-mail a: cartasaldirector@theclinic.cl

MOSTRANDO LA HILACHA A estas alturas del “campeonato”, los que detentan el poder y sus medios, políticamente alfabetizados en dictadura (“Chacarillas”, etc.), no hallan cómo tergiversar, desacreditar, amedrentar e infiltrar a los estudiantes en movilización ciudadana permanente a lo largo de todo nuestro territorio y en su desesperación de clase “muestran la hilacha” a cada rato y se comportan como los “sheriff del Condado”, llámense Hinzpeter (“no más marchas"), Larraín (“manga de inútiles subversivos”), Zalaquett (“se podrían sacar los militares a la calle”), u otra funcionaria del gobierno (“muerta la perra... muere la leva”). Se les sale por los poros el “otro yo” que cada uno de ellos ha ocultado para “blanquearse” y hacerse con el poder total del país: se les sale el odio a todo lo social de la “rotada”, el conservadurismo ancestral de nuestras derechas, su rol de patrón de fundo o de gerentes de una empresa financiera, de retail, etc., se les sale el autoritarismo y el fascismo que anidan en el fondo de su ideología y de sus emotividades, defienden a su dios Mercado a todo evento (todo es negocio: la educación, la salud, los valores, etc.). Afortunadamente, nuestros jóvenes también “muestran la hilacha”: no sólo salen a la calle a exigir lo reivindicativo y sectorial, sino que dejan muy claro que no están conformes para nada con el modelo de sociedad impuesto, tienen un reclamo inmediato (mejor educación para todos y gratos porque hay recursos para ello) y un gran nuevo relato u utopía (cambiar el modelo ético, político, institucional y de desarrollo). Las cartas y la suerte están echadas: son dos paradigmas en juego y frente a frente, el que no entiende ésto, no entiende nada y sólo atinará a usar la fuerza bruta institucional, mostrando así la hilacha prepotente de su origen, vocación y formación ancestral. CARLOS FUCHSLOCHER C.

OLIVARES He retrasado este carta de puro gil, pero bueh... Le escribo para felicitar a don Alejandro Olivares por su excelente trabajo como fotógrafo del Clinic. Es un gusto ver cómo las potentes imágenes de Olivares dan fuerza a los contenidos de éste, que es casi el unico medio de comunicación que nos va quedando a los ciudadanos de oposición. Porfa, dénle mis saludos. Atte. Daniel Kohen

VIOLENCIA ENCAPUCHADA Por estos días muchos juzgan a los encapuchados, con propuestas incluidas para endurecer el castigo hacia quienes realicen actos violentos sin mostrar su rostro. Sin embargo, he escuchado muy poca reflexión respecto a por qué tenemos estas manifestaciones de violencia. Esta violencia no es porque si, como

Around The World

Curro Guerrero con los colores del lindo Perú... Aunque salga en blanco y negro.

algunos expresan, claramente tiene un sentido, detrás hay frustración, impotencia, rabia y otras sensaciones propiamente humanas, que se canalizan contra quienes los encapuchados sienten que los humillan día a día: farmacias, bancos, multitiendas, y gobierno; en general no es el quiosco del vecino el que sufre ataques. La violencia es un camino más ante la falta de participación y algunos lo han elegido para exigir sus reivindicaciones, sabiendo que la mayoría no va a compartir estos actos y que la sociedad los puede juzgar, en su estado actual igual prefieren arriesgarse, claro, tienen muy poco que perder. Si vamos a juzgar la violencia, que sea la de todo tipo, una piedra daña a la persona que la reciba, una tasa interés usurera daña el sueño de miles de familias. La violencia de los marginados encapuchados afecta el orden público, la violencia ejercida por los poderosos de esta sociedad, que se materializa en injusticia y desigualdad, afecta el orden social, lo cual es mucho más grave, sin embargo, no existe castigo para quienes están encapuchados detrás de ella, anónimos ejecutivos de grandes empresas que violentan con terno y corbata, ¿para ellos se endurecerán los castigos también? Rodrigo Pizarro Muñoz, Psicólogo organizacional.

EDAD DE LA INOCENCIA La edad de la inocencia nuestro país la perdió hace más de 30 años. Desde entonces los chilenos hemos aprendido a convivir en la lógica del mercado, derramando literalmente nuestra sangre, nuestro sudor y nuestras lágrimas. Resulta irritante por lo mismo escuchar al nuevo ministro de Educación y a su jefe, el Presidente de la República, emitir declaraciones desechando toda posibilidad en eliminar el lucro en temas tan sensibles como la educación de un país, señalando que "la educación es un bien de consumo"

o "que nada es gratis en la vida". Creo que así como hace 35 años se aplicó un modelo económico a sangre y fuego, el que instauró el lucro en temas tan relevantes como la educación, la salud o las pensiones de vejez; es hora que nuestro país corrija esas aberraciones que afectan negativamente el bienestar de una gran mayoría de chilenos. Parafraseando al Presidente de la República puedo señalar que en Chile mientras "unos pocos ganan hay muchos que pierden", como lo demuestran eruditos que se han detenido a examinar la distribución de la riqueza en Chile. Las nuevas generaciones de chilenos que hoy están en las calles rechazando un modelo económico impuesto a la fuerza y administrado vergonzosamente en una mal llamada democracia, están apuntando a corregir una situación insostenible en el tiempo. Por cierto que los jóvenes de hoy han aprendido que nada es gratis en la vida, están pagando con sangre, sudor y lágrimas la desidia de una clase política que se dedicó a consensuar y acordar entre sí transformaciones cosméticas de un modelo económico que atenta contra el bienestar de las personas. Ellos están dispuestos a seguir pagando. Habrá que ver si los mercaderes 1.0 que rigen los destinos de Chile hace decenios estarán dispuestos a disminuir su margen de ganancias, a mejorar los productos defectuosos con los que están lucrando y a reconocer que los consumidores 2.0 que tienen al frente están reconociendo su condición de seres humanos merecedores de vivir en un mundo mejor. Atentamente, Marcelo Saavedra P. Apoderado Colegio Raimapu, La Florida (aún en toma)

FIN DEL MUNDO Querido director: Te escribo para felicitarte por el programa de ayer.

El que ustedes den espacio para comentar desde un perfil metafísico, me hace reafirmar que los tiempos están cambiando. La verdad es que cada vez veo más claro, que los tiempos están tomando una nueva forma. Caen las iglesias, caen los políticos y todas las estructuras que hasta hoy hacían funcionar los paradigmas. La verdad es que la cosa no es el próximo 21 de diciembre del 2012. El final de los tiempos lo estamos experimentando hoy. Hoy, cuando prendemos la TV y vemos cómo las bolsas de comercio del mundo caen y todos los sistemas económicos nos demuestran que la cosa no resulta. Es hoy cuando vemos el desespere en los grandes líderes políticos que no saben de qué manera dirigir a los que antes manipularon hasta el agotamiento. Es hoy cuando veo a los sacerdotes revolcarse en su propia confusión. Es hoy cuando vemos el actuar impredecible de seres humanos que desde el caos interno actúan como locos de la cabeza en nombre de la justicia, de Dios y de "guarever" Eso es lo que está sucediendo. A todos se nos están derrumbando nuestras propias torres gemelas. Ya no hay de que agarrarse porque todo se desmorona. Nos podemos dar cuenta que nuestros edificios se construyeron históricamente sobre cimientos mentales, sobre cimientos construidos por nuestro ego y para nuestro propio beneficio. Hoy es el momento de regresar a casa. Comenzaron los nuevos tiempos, Pato querido. Está siendo inevitable encontrar las respuestas dentro de nosotros mismos. Todos sabemos para donde va la micro como también todos sabemos que no todas ellas nos dejan bien. Pareciera que no tenemos salida, pareciera que estamos atrapados en nuestra propia trampa, sin embargo tengo fe en un presente luminoso y equitativo. Tengo fe en los jovenes chilenos y de todo el planeta, quienes serán los creadores de un reordenamiento valórico sustancial. Tengo fe en nuestras nuevas generaciones quienes podrán reestructurar y reordenar este caos creado por nosotros anclados en el exitismo y la imagen. Abro mi corazón para entender lo inentendible, abro mi corazón para reinventarme en nuevos codigos y saber que estamos siendo testigos de tiempos de cambios profundos en todos los seres humanos. Un abrazo grande Francisco Llancaqueo, Llanca.

ANTISEMITISMO El Presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, quien es miembro del Partido Comunista, debería leer el discurso contra el anti-semitismo de Vladimir Ilich Lenin de 1919 el cual incluye la frase "… que se avergüencen aquellos que fomentan el odio contra los judíos ..." Atentamente, Tomás Greene Rodríguez

Director: PATRICIO FERNÁNDEZ (@patofdez) Editor General: PABLO VERGARA (@pablovergarae) Editor Cultura: Vicente undurraga Editor Crónica: claudio pizarro Dirección de arte y diseño: LEO CAMUS, M  ARCELO CALQUÍN Editor Fotográfico: ALEJANDRO OLIVARES Editor Humorístico: FRANCISCO CASTILLO Editor general web: PABLO BASADRE Secretaria: ALEJANDRA FIERRO Corrector de estilo: HUMBERTO AHUMADA Colaboradores: MÓNICA GONZÁLEZ, RAFAEL GUMUCIO, CLAUDIO BERTONI, MARTÍN HOPENHAYN, NICANOR PARRA, MATÍAS RIVAS, RENÉ NARANJO, JUAN PABLO ABALO, TAL PINTO, ALEN LAUZÁN, ALEJANDRO ZAMBRA, PEDRO CAYUQUEO, JORGE ROJAS, MACARENA GALLO, ANA RODRÍGUEZ, JORGE MOLINA, cristóbal olivares, MARCELO MELLADO, GERMÁN CARRASCO, ALFREDO JOCELYN - HOLT, RICARDO PIGLIA, DIAMELA ELTIT, PAULA VIAL, BRUNO VIDAL, ÁLVARO DÍAZ, GUILLERMO MACHUCA, PATRICIO MIRANDA , FELIPE NUÑEZ, Javier Alvarado, Carlos encina. Gerente general: PABLO DITTBORN Gerente comercial: CARMEN BURGOS (@carmenburgos) Encargada de Ventas y Marketing: XIMENA RIVAS Gerente Comercial The Clinic Online: HERNÁN ANGULO (@hernan_angulo)

www.theclinic.cl @thecliniccl

30

Impresión: QW (QUE SÓLO ACTÚA COMO IMPRESOR). THE CLINIC ES PUBLICADO POR LA SOCIEDAD DE EDICIONES Y PUBLICACIONES BOBBY S.A. DOMICILIADA EN SANTO DOMINGO 550 PISO 6, SANTIAGO. Fono: 633 9584-639 0264. FAX 639 6584 cartasaldirector@theclinic.cl /publicidad@theclinic.cl / publicidadonline@theclinic.cl .

Este medio ha certificado su circulación y lectoría.

sabía usted que: … La colonia que ocupa Kramer es imitación de Calvin Klein.


EL BANCO DE LUKSIC Ruidosa huelga acallada por la tele lleva 10 días

En el Paseo Ahumada, entre Huérfanos y Agustinas, funcionarios del Banco de Chile completan diez días metiendo un ruido infernal, con vuvuzelas, cantos y altavoces, y la tele no los pesca ni en bajada. Es la huelga que un sindicato del Banco de Chile-Edwards, por primera vez en 60 años, lleva adelante en todo el país para conseguir mejoras salariales.

Foto: Hans Scott

Foto: Hans Scott

Fotos: Alejandro Olivares

sabía usted que... La película Super 8 tuvo un sabroso debut.

31


JUEVES 18 DE AGOSTO DE 2011 · AÑO 12· Nº 407

PUBLICACIÓN SEMANAL

$ 800 RECARGO AÉREO $ 200

Foto: Alejandro Olivares

SIN CAPUCHA ES MÁS RICO

ESTUDIANTE DE LA PUBLICIDAD MULA DEL MINEDUC: “EN LA CALLE ME APUNTARON CON EL DEDO”

PARTICIPAN: NATALIA BABAROVIC, CLAUDIO BERTONI, MARCELO MELLADO Y AURELIO MAJOR

UN TEXTO INÉDITO DE CHRISTOPHER HITCHENS


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.