Page 1

JUEVES 11 DE AGOSTO DE 2011 · AÑO 12· Nº 406

PUBLICACIÓN SEMANAL

$ 800 RECARGO AÉREO $ 200

MIMETIZADO EL INÚTIL Y SUBVERSIVO ESTABA EN LA MONEDA

GIORGIO JACKSON: “ES EL MOMENTO DE TOMAR DECISIONES”

LA MOCHA QUE DIVIDE A LA UDI BENITO BARANDA: “EL MAYOR CAOS ES LA INJUSTICIA SOCIAL”


Revolución estudiantil también le pasa la cuenta al Mandatario

Ministro Bulnes y su propuesta estudiantil:

“NO QUEREMOS QUE LOS PIÑERA PIERDE EL AÑO ESTUDIANTES PIERDAN EL AÑO, PREFERIMOS QUE PIERDAN MILLONES DE PESOS” Carabineros se defiende por espionaje telefónico:

“ESTAMOS PROBANDO LA PORTABILIDAD NUMÉRICA” Ex carabinero Ripetti justifica su protesta

“¡ME EMPELOTA EL ABUSO DE PODER!” Como ayuda para costear carreras universitarias

CARABINEROS SE PONEN CON VARIOS PALOS PARA LOS ESTUDIANTES

2

sabía usted que: ... Todos los días se aprende algo nuevo, a menos que vayas a un colegio municipal. (@parquearaujo)


Hermanos Parisi analizan la economía:

“PARISI QUE ESTÁ LA CAGÁ” General Gordon niega lacrimógenas lanzadas desde helicóptero:

“LAS MANDÓ TATITA DIOS” Hinzpeter y bebé que golpeó al Presidente:

“ESPEREMOS QUE CON LOS 5 AÑOS EN LA CÁRCEL APRENDA LA LECCIÓN”

CARABINEROS INFILTRADOS EN MARCHAS ESTUDIANTILES CUENTAN BENEFICIOS:

“APROVECHAMOS DE APRENDER A LEER” “AHORA SABEMOS MÁS NÚMEROS QUE 10-4” “COMPARTIR CON MI HIJO EN HORARIO DE TRABAJO ES IMPAGABLE” “NO SÓLO GOLPEO A MI HIJO EN LA CASA, AHORA LO HAGO EN LA MARCHA”

Terrorismo de Estado:

“CARABINEROS ENCUENTRA ÚTILES ESCOLARES EN CARRIZAL BAJO”

Alfredo Moreno:

“LE OFRECEMOS A BOLIVIA UN DIÁLOGO UNILATERAL AQUÍ Y AHORA” ENCONTRAMOS OTRO PACO MIMETIZADO EN LAS MARCHAS

CUERPO DE CARABINEROS Presidente del Colegio de Profesores induce al vómito

ESTUDIANTES INVOCAN A GUAJARDO Carlos Larraín se disculpa y corrige sus dichos:

“PERDÓN, CON INÚTILES SUBVERSIVOS QUISE DECIR COMUNACHOS DE MIERDA” Protestas en Londres:

“NOS SENTIMOS LOS CHILENOS DE LA UNIÓN EUROPEA” Piñera en perfectas condiciones luego de recibir golpe de bebé:

“MENOS MAL QUE TENÍA MANITO DE GUAGUA COMO YO”

sabía usted que: ... A mi señora la quiero sobre todas las cosas, especialmente sobre la cama.

3


EDITORIAL

A LA SUERTE DE LA OLLA Foto: Alejandro Olivares

POR PATRICIO FERNÁNDEZ

E

l mundo está revuelto. Nada que hacerle. Es de esos momentos en que dan ganas de darle crédito a los mirones de astros, manos y borras de café. Coincidencias difíciles de explicar con criterios simplemente históricos, tecnológicos, sociológicos, etc., se están produciendo en todos los continentes. Están quemando calles en Londres, Medio Oriente rompió el silencio, Europa frágil y perpleja, EEUU y Obama bajo una lupa como la que ellos acostumbraban poner sobre el mundo, y las bolsas cayendo sobre nuestras cabezas como chaya dorada. Hoy nos preguntábamos con una amiga, más allá de las noticias televisivas y los escritos apasionados, qué significaría este descalabro para las vidas corrientes del mundo. ¿Aumentará la pobreza, habrá más hambrientos en el planeta, quedará cesante mucha gente? Me cuesta imaginarlo. Mejor remitirse al micro mundo de nuestra patria, donde como en cualquier punto, según dicen, también acontece la totalidad. La población no está quieta. Dejó de vivir centrada simplemente en sus acontecimientos cotidianos, y ha salido a la calle. No quiero decir con esto que todos lo hayan hecho físicamente como los marchantes, pero la noticia política, en el sentido más grande de la palabra, ha vuelto a cautivar las audiencias. Yo intuyo que terminó la onda de los acuerdos. Durante décadas vivimos la construcción de un convencimiento común, de una moral, prácticamente, que reemplazaba las pasiones particulares por una promediada. La democracia se reconstruyó sobre la base de que un proyecto común era la única forma de crecer y desarrollarse, y la lógica funcionó, porque Chile pasó de ser un país modesto a uno que recorrió el mundo dando clases de cómo superar la postración. Los constructores del modelo pinochetista, de las AFP, las isapres y demases guarifaifas de capitalización popular -que de popular nunca tuvo nada-, daban charlas en parlamentos extranjeros poniendo como ejemplo al Chile concertacionista. Un poco para allá y un poco para acá, vivimos la ficción (o realidad pasajera), de que todos queríamos lo mismo. El ala política de esta historia, viajó predicando las virtudes del consenso. La cosa es que más allá del juicio de valor, de si es cierto o no que la única vía de crecimiento es el sometimiento de las pasiones, el paradigma se rompió. Bulnes puede ser mejor o peor mi-

4

nistro, pero nada de lo que diga será aceptado hoy como la respuesta verdadera. Lo que entendemos por moderación política dirá algo, pero las fuerzas que irrumpen dirán otra cosa. Es obvio que los estudiantes deberían buscarle un remanso a este río, porque de lo contrario mucho de lo avanzado pasará de largo, y el ruido habrá sido más que las nueces, pero perfectamente podría no suceder, porque en la CONFECH son muchos los integrantes, y aunque las caras que recordemos sean las de Camila Vallejo y Giorgio Jackson, se vive un estado de asamblea en que el entusiasmo carnavalesco no habría de extrañarse que acallara el sentido de la lucha. Mal que mal, la marcha de este martes ha vuelto a ser multitudinaria, colorida, juguetona y entusiasta. Para sorpresa de muchos, el movimiento está más vivo que nunca. El recorrido por el que la autorizaron, lejos de perjudicar la convocatoria, la enriqueció. Fueron en torno a los 100.000 los que participaron. La columna atravesó barrios y sus habitantes se asomaron a los balcones para aplaudir y arrojarle agua a los estudiantes acalorados, un día de primavera en pleno invierno. En la noche, a partir de las 21 horas, en muchísimas esquinas se reunió gente a tocar las cacerolas. Como dice P.V., los vecinos al hacer sonar sus ollas, están también comunicándole al del lado su manera de pensar. La clase media se está sincerando. Está sacando la voz al mismo tiempo que, cansada de ser una cifra, una consonante y un número (C2, C3…), va construyendo comunidad. La fama del movimiento traspasó las fronteras. La solidaridad internacional se está dejando sentir. ¿Cómo se amarrará esto? Los desmanes tienen poco que ver con la demanda en curso. Son el residuo ingrato de la fiesta, pero no el centro de los acontecimientos. Parece que durante los próximos años, no serán posible, como quería el Piñera de los primeros meses, gobiernos de tipo aylwinista; se ha perdido por completo la sensación de riesgo institucional, que sirvió (supongo que justificadamente) de razón o excusa para mantenernos quietos largamente. Dicho sea de paso, si el carabinero encapuchado de Valparaíso efectivamente arrojó piedras, la crisis de credibilidad de este gobierno será absoluta, y es de suponer que Hinzpeter deberá pagar el pato. ¿Cómo saldrá el presidente del atolladero? Ha de pensar, a ratos, quién diablos lo mandó a meterse en este embrollo.

sabía usted que: … En África no existen cacerolazos.


VIDA SOCIAL:

CARABINEROS EN LAS MARCHAS EL PASADO MARTES, MÁS DE 500 MIL PERSONAS ASISTIERON A LA MASIVA MARCHA POR LA EDUCACIÓN A LO LARGO DE TODO CHILE QUEREMOS BRINDAR UN HOMENAJE A LOS RESPONSABLES DE MANTENER EL ORDEN Y LA SERENIDAD A LO LARGO DEL PAÍS.

Carabineros de La Serena alistan los últimos detalles en la comisaría para salir Efectivo de Carabineros vigilando el orden a la Marcha. en la partida de la marcha en Temuco.

Grupo de oficiales hace un break en la Suboficial dirigiendo el tránsito para dejar esquina de Blanco Encalada con Av. España pasar a los manifestantes por la Av. España. para descansar un poco.

Oficial ayudando a los manifestantes Cabo llamando a la calma a un minoritario a capear el frío reinante en las calles grupo de jóvenes subversivos en Valparaíso. de Concepción. sabía usted que... La rueda de prensa fue inventada por un periodista cavernícola.

5


Se van a agarrar por la reforma tributaria y AVP

La mocha que se viene en la UDI (Resumen de la semana noticiosa)

Durante las próximas semanas el gremialismo deberá ordenarse en dos temas importantes para el gobierno: el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) y una posible reforma tributaria. Son varios los que no están de acuerdo con ninguna de las dos iniciativas. La pelea se viene brígida. Por Jorge Rojas G.

Una dura pelea interna es la que se le viene encima a la UDI durante las próximas semanas. Esto, porque al interior del partido se deberán fijar posiciones en dos determinantes temas que los dividen y enfrentan con el gobierno. El primero de ellos, y el más inmediato, tiene que ver con el proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja que Sebastián Piñera firmó el martes para enviar al Congreso. La iniciativa es rechazada por la mayoría de los diputados gremialistas, que no están de acuerdo con que las uniones de hecho sean inscritas en el Registro Civil. -Este es un matrimonio homosexual encubierto. La forma y todos los requisitos para celebrar el Acuerdo de Vida en Pareja son prácticamente un verdadero matrimonio. Cuando se les da la posibilidad de ir al Registro Civil a inscribir, eso prácticamente significa que la primera pareja homosexual que vaya va a realizar una ceremonia –dice el diputado UDI Cristián Letelier. El segundo tema que los enfrenta es la posible reforma tributaria. En gran parte de la UDI molesta la idea de que sea la gente de su sector la que defienda esta iniciativa. La crítica más directa se la hacen a Pa-

blo Longueira, quien desde el ministerio de Economía ha levantado una cruzada en defensa de los proyectos sociales. Una fuente cercana a Longueira defiende las ideas del nuevo ministro. -Hay que mejorar la educación y si esos recursos no están disponibles en el fisco habría que hacer un aumento de la carga tributaria. Pablo tiene su opinión y se la ha manifestado al presidente. Subir los impuestos es una consecuencia casi natural –dice. Sin embargo, en el sector que apoya a Longueira saben que van a encontrar resistencia en los sectores más ortodoxos de la UDI. Dicen que es natural que un sector importante en el partido espere que la posición del gremialismo sea oponerse a un alza tributaria más que apoyarla. Pero que el apoyo que podría conseguir Longueira es mucho más importante, porque proviene de las bases. -La UDI está bastante equilibrada. ¿Qué es la UDI? La UDI hoy está compuesta por quienes defienden la ortodoxia (Jovino Novoa) y quienes creen que la única manera de hacer viable el modelo económico social de mercado es con una estabilidad social (Andrés Chad-

wick y Pablo Longueira). Las bases en esta pasada están más cerca de Longueira que de los sectores más ortodoxos –cuenta el mismo cercano a Longueira. Sin duda que ambas iniciativas causarán al menos un fuerte debate al interior del partido. Sin embargo, algunos no ven en esto algo tan dramático como para que se genere un quiebre. “La UDI no es un regimiento ni un convento” –comentan en el ala más liberal. Otra cosa que molesta en el ala más conservadora del gremialismo son las banderas de lucha que ha decidido tomar el gobierno. Durante el fin de semana las entrevistas que dio Hernán Büchi a la revista Qué Pasa y Jovino Novoa a La Tercera coincidían en eso: “da la impresión de que al gobierno le interesa contentar a la izquierda más que llevar a cabo su programa”, dijo Novoa. Sin embargo, las banderas que el gobierno ha tomado y que a muchos gremialistas les molesta, han sido azuzadas por el propio ministro de Economía. Y según relatan en su entorno cercano, el Presidente se tendría bastante comprada la necesidad de una reforma tributaria.

¿Lamberto Cisternas a la Corte Suprema? En la última quina que preparó la Corte Suprema para llenar el cupo dejado por la ministra Margarita Herreros se encuentra el magistrado del tribunal de alzada capitalino, Lamberto Cisternas, quien correría con cierta ventaja para alcanzar el ascenso. Todo porque su hijo, Gonzalo Cisternas, trabaja en el bufete regalón de La Moneda: el estudio Espina, Zepeda & Acosta. De hecho Cisternas, socio del estudio, ha sido el patrocinante del Negro Piñera tras el choque donde fue condenado por conducir ebrio y en la demanda de paternidad que enfrentó en los tribunales de familia. Carlos Zepeda, en tanto, fue elegido en mayo por La Moneda para integrar el directorio de TVN, mientras que Acosta fue contratado como coordinador de la Superintendencia de Bancos y la de Valores. Alberto Espina, a su vez, es senador de RN. Así como van las cosas es muy probable que Lamberto Cisternas cuente con los votos de la derecha en el Senado, donde debe ser aprobado su nombramiento. También por haber sustanciado un proceso sensible para la derecha: la espectacular fuga en helicóptero de los militantes del FPMR, implicados en la muerte de Jaime Guzmán, desde la cárcel de Alta Seguridad en 1996.

Eduardo Espinoza (20), el estudiante que grabó al paco infiltrado: —¿Cachaste que hay pacos infiltrados? — Negativo, mi capitán.

Obispo saca del clóset a sacerdote salesiano El obispo emérito de Punta Arenas, Tomás González, se fue de lengua en una entrevista radial al confirmar que Rimsky Rojas, sacerdote salesiano que se quitó la vida en marzo de este año, habría llevado una doble vida mientras se desempeñaba como ex vicario general en la misma ciudad. La noticia se suma a las declaraciones efectuadas, hace unos días, por el general de Carabineros, Cristián Llévenes, quien habría asegurado que Rojas fue detenido en la década de los ochenta por ofensas a la moral. Una situación que no sorprende a Marcelo Vargas, una de las víctimas que acusan al sacerdote, puesto que, asegura, “era una situación conocida por los superiores jerárquicos de la congregación hace por lo menos 25 años”. Un pacto de silencio que, dice, se acaba de romper con las declaraciones del obispo Tomás González.

Almacenes París es condenada por grabar a trabajadores en el baño

“Estaba observando los disturbios como una persona común y corriente” “El carabinero estaba observando los disturbios como una persona civil, común y corriente. Éramos varios los que estábamos a esa hora grabando los disturbios. Él andaba con una bufanda, pero no estaba encapuchado. Un periodista de la radio Bío Bío nos dijo que era un carabinero infiltrado. Si no nos dicen eso nosotros no nos habríamos dado cuenta porque no estaba provocando disturbios, sólo estaba viendo. Inmediatamente, nosotros empezamos a grabarlo y a tomarle fotos. Cuando se dio cuenta de que lo estábamos grabando se tapó la cara hasta la nariz con la bufanda. Nos empezamos a acercar, él sacó su celular y comenzó a hablar por teléfono. Nunca dijo nada. Se asustó, comenzó a retroceder y cuando un compañero le pidió que mostrara su placa, comenzó a correr. Todos lo seguimos y él se escapó. Se metió a una calle que da al Congreso que estaba resguardada por carabineros y pasó el control, pero ninguno de los que íbamos tras él pudimos pasar. Nos detuvieron antes y nos dijeron que no podíamos continuar, sin dar mayores explicaciones. Después de eso lo perdimos”.

Imagínese la escena. Usted es un trabajador en una empresa cualquiera, va al baño o al vestidor y sin que lo sepa, sus jefes lo están grabando como una manera de evitar robos. Esto es lo que le pasó a Mauricio Arellano, Hernán Flores y Miguel Fuentes en la sucursal de La Serena de Almacenes París. Los afectados interpusieron una demanda cuya sentencia de primera instancia fue confirmada este lunes por la Corte de Apelaciones de Santiago, que condenó a la multitienda a pagar una indemnización -para los tres- de $ 75 millones, aunque el dictamen puede ser apelado. Al respecto el fallo es clarísimo: “que el hecho de ser objeto de vigilancia y grabación en instantes en que se desarrollan actividades íntimas y privadas como mudarse de ropa, desvestirse o la simple realización de las necesidades fisiológicas, causa un natural menoscabo y aflicción que las víctimas no tenían por qué padecer...”. Lo que no está claro es que si la práctica se repite en los probadores de las multitiendas. Ojo piojo. sabía usted que: … Aladino tenía buen genio.


Giorgio Jackson, presidente de la FEUC:

“Es hora de tomar Puso el cargo de vocero a disposición de la Confech buscando definir una nueva forma de trabajo y eso desató todo tipo de especulaciones. Quería apurar la respuesta del más exitoso movimiento estudiantil de los últimos 30 años. “El miedo que tengo es que no sepamos aprovechar el momento indicado y presionar para que logremos transformar el país”, dice.

E

l fin de semana, Giorgio Jackson, presidente de la FEUC, puso su cargo a disposición de la mesa de la Confederación de Estudiantes de Chile, Confech. Lo hizo, explica, para intentar cambiar el ritmo de la toma de decisiones en el organismo, que ha liderado las masivas protestas de estas semanas. Inmediatamente se armó una pelota: que había renunciado por diferencias con el resto de las federaciones, que acá, que allá. -En ningún caso dije renuncia -explica. ¿Qué pasó entonces?

-Hoy, en la Confech estamos viviendo un proceso muy intenso, porque esta movilización ha sido histórica, masiva y prolongada. Dentro de los debates que tenemos, tenemos un norte en común. Pero obviamente nacen distintas estrategias que hay que empezar a evaluar. Y

8

hoy el rol de la Mesa Ejecutiva está siendo más bien de vocería, ante lo cual yo dije que, dada la urgencia de la huelga de hambre y de los secundarios que arriesgan perder el año escolar, debíamos apelar más a esa Mesa Ejecutiva que a vocerías. Y ahí puse mi cargo a disposición para que decidamos entre todos si es que queremos más bien tener temas de vocería o mesa ejecutiva. Es como un llamado a una segunda fase del movimiento.

-Claro. Es hora de tomar decisiones. Y no se trata de decisiones que vayan en contra de lo que ha planteado el movimiento, ni tampoco de un espacio negociador ni mucho menos; solamente de una mesa ejecutiva que pueda interlocutar con los distintos actores para que se entienda fielmente lo que estamos postulando.

¿Y cómo se recibió tu gesto de poner el cargo a disposición?

-Fue una sorpresa para muchos, había varias federaciones que mostraban diferencias con lo que hace la FEUC -lo que responde al contexto histórico que tiene esta universidad-, pero muchos, como la

Por VU y PV • Foto: alejandro Olivares

está limitada hoy?

-Porque hay muchas desconfianzas, hay que decirlo. ¿Hacia los dirigentes?

-En general. Hay mucho escepticismo. Tanto Camila Vallejo como yo tenemos espacios mediáticos bien fuertes. Enton-

“Todavía no hemos logrado doblarle la mano ideológicamente al gobierno”. gente de las bases de la universidad de Antofagasta, terminando la sesión, entendieron mi posición, porque necesitamos ser más operativos, tener márgenes de acción mayores para poder acelerar los procesos y alcanzar los objetivos que nos hemos puesto. ¿Por qué esa operatividad de los dirigentes

ces, existen desconfianzas. Yo siempre les he preguntado qué cosas son las que les generan desconfianza, para que las corrijamos. Porque, por ejemplo, esas desconfianzas dan paso a que no podamos establecer reuniones sin que eso sea consultado previamente. Entonces, si es que nos pide una reunión, no sé, la comi-

sabía usted que: … Vivir en la frontera es vivir al límite.


decisiones” gendar. Bueno, esos son el tipo de cosas que sí debiéramos estar en condiciones de resolver como Mesa Ejecutiva... Entonces, tu puesta del cargo a disposición tiene que ver con afinar estrategias pero no con diferencias en el norte del movimiento.

-El norte ha sido algo definido de manera democrática y que la ciudadanía ha apoyado. A pesar que haya matices dentro de las propuestas, es un norte en común: queremos cambiar el paradigma educacional hoy. ¿Encuentras que el movimiento está maduro?

-Es que los conceptos los tenemos muy maduros. Y por lo mismo, al recibir la propuesta del ministerio, estos 21 puntos, analizándola, inmediatamente nos dimos cuenta que era la profundización de un modelo, y que no respondía a una transformación, sino más bien a correcciones.

EL PELIGRO

Hoy sacan a más de 60 mil personas a la calle; la semana pasada fueron varios miles más, ha habido un caceroleo intenso desde ese día hasta ahora. Están en su peak de apoyo ciudadano. ¿Qué es lo peor que le puede pasar a este

no han cedido esos términos prácticamente nada. Pero sí hay posibilidad de llegar a algunos acuerdos.

-Claro, en cosas urgentes y ya ridículamente obvias, como que se tenga que cumplir la ley que dice que no hay que lucrar, como mejorar la calidad y la fiscalización para que no existan carreras que estafen. Son cosas de sentido común, pero igual hay que instalarlas. Pero en los temas trascendentales, que van a definir hacia dónde va a girar la educación, no hay acuerdos, son caminos divergentes. No hay acuerdo con el gobierno. ¿En la Confech lo hay?

-Tenemos una línea. ¿Cuáles son esos puntos centrales donde no hay acuerdo entre ustedes y el gobierno?

-Básicamente, en que en la educación en general, el lucro no sea el motor. No solamente por un tema de principios, sino por un tema empírico. ¿Cómo?

-No se ha demostrado tener mejor calidad en los establecimientos con lucro. Entonces, ¿por qué seguir no sólo

“La desconfianza no es en la política, es en los políticos”. movimiento?

-Lo peor que nos puede pasar es que se nos diluya esto... El tema de la educación llegó para instalarse y el tema de la falta de democracia y los cambios institucionales, también. Pero si no somos capaces de capitalizar hoy algunas de las demandas que ya hemos instalado, para que empiecen a ser políticas públicas, creo que se nos puede diluir entre las manos, se nos puede escapar. Y ese es el principal miedo que tengo: que no sepamos aprovechar el momento indicado y presionar a los actores específicos para que logremos transformar el país. Entonces, ves que está el peligro de quedar donde mismo.

sión de Educación del Senado, que nos pidió exponer claramente nuestras posturas, porque había confusiones, nosotros no podemos tomar ese tipo de decisiones porque tenemos que consultarlo previamente y después no se puede rea-

-O sea, lo que se ha ganado hasta ahora es en conciencia colectiva, y eso es un triunfo. Pero cuando la gente te felicita en la calle por todo lo que se ha logrado, yo soy muy escéptico, pues creo que todavía no hemos logrado doblarle la mano ideológicamente al gobierno, ellos

sabía usted que... Los torturadores y los niños juegan con los rompecabezas.

avalándolo sino que subsidiando el lucro en la educación si este no genera mejoras? Y ahí hay un cuestionamiento bastante grande que el gobierno no está dispuesto a discutir. En educación básica y media también está todo el tema del financiamiento compartido y la desmunicipalización, que el gobierno ha tirado como que está dispuesto a ceder, pero a medias. Entonces, es bastante tibia la respuesta. Y eso corresponde a una falta de convicción tremenda de parte de ellos. O asumimos que fracasó el sistema educativo y lo cambiamos o estamos en un forcejeo interno en que no queremos asumirlo y lo vamos a hacer a medias. Y en educación superior, nuestro desacuerdo con el gobierno tiene que ver con fortalecer la educación pública. Lo que planteamos es que la educación pública debe ser gratuita y de calidad. ¿Para todos?

-Claramente debe ir subiendo y adaptándose, porque hoy representa menos

de un 20% de la matrícula. Debiese ir creciendo y no solamente en las carreras profesionales, sino que también debiéramos tener matrícula pública en la educación superior técnica y técnico profesional. ¿Cómo logramos generar -y esto debería estar garantizado en la Constitución- un sistema de educación superior público, obviamente financiado por el Estado y que sea de calidad, y que vaya creciendo? ¿Cómo?

-Hay dos modelos, el europeo, que es el de garantizar los derechos. Y no es que sea gratuita, porque nada es gratis, pero es financiado por el Estado. El único argumento que tiene la derecha -o en general los que mantienen el statu quopara que no sea así, es decir que es regresivo porque lo pagarían los más pobres. Bueno, por lo mismo hemos planteado que haya una reforma tributaria que haga que si la familia de un estudiante rico paga 100 de impuestos y otro paga 10, que a los dos se les dé una educación que cuesta 55. Eso está bien, no es regresivo. Hoy la educación la están financiando las familias en más de un 80%. ¿Por qué no hacemos que la financiemos todos a través de los impuestos? Es una pregunta que vale la pena hacerse. Otra que la gente se hace es qué espera el movimiento estudiantil para decir “este movimiento se terminó”.

-De partida, creo que nadie tiene la capacidad de decir “esto se terminó acá”. ¿Por qué?

-Esto trascendió a lo meramente educacional. Y probablemente si logramos cosas educacionales significativas, este movimiento social siga por otras reinvindicaciones de carácter democrático. ¿Eso significa mantener la movilización todos estos meses?

-No, no lo hemos analizado. Pero estoy convencido de que el movimiento social que se ha armado no se va a desvanecer, sino que se va a ir fortaleciendo quizá con distintos núcleos, y va a ir formando una presión para que hayan cambios institucionales mayores. En temas de binominal, de inscripciones automáticas. Dándolo vuelta, esto es lo que ha estado usando la derecha, por ejemplo Hinzpeter, diciendo que esta gente no tiene control del movimiento ni sabe lo que quiere.

-Es un despertar social. Y si nosotros estamos buscando un tema educacional

9


“No se nos puede diluir esto de las manos y para eso tenemos que empezar a ejercer acciones políticas”. es porque es urgente y porque no puede seguir la injusticia como está. Pero el movimiento estudiantil, dices, está un contexto más amplio que la educación.

-Exacto. Mucho más amplio. Por eso hemos dicho que para este conflicto, gigante, la clase política no ha tenido respuesta, no hay una válvula de escape para los conflictos. No existe. Pero ustedes han mencionado una: plebiscito.

-Claro. E igual se nos dice que somos intransigentes; nosotros decimos que el gobierno no ha cedido y que ellos están siendo intransigentes. Entonces, ¿por qué vamos a decidir los unos o los otros? Que decidan los chilenos y chilenas, que les presentemos las distintas alternativas en un plebiscito. Y que los puntos que dije antes, que son ridículamente obvios y urgentes, y en los que hay consenso, que se pueda avanzar en ellos por la vía institucional. Pero en la definición de modelos que son divergentes, plebiscito, y no que el gobierno trate de hacer sus propuestas parecidas a las nuestras porque no se parecen. Porque los titulares se parecen pero son conceptos distintos sobre el derecho a la educación. ¿Qué los diferencia inconciliablemente?

-Ellos lo ven como un derecho condicionado a los méritos, primero; segundo, condicionado a tu nivel socioeconómico, si tienes plata el derecho no corre para ti porque lo puedes pagar. Nosotros tenemos otra concepción del derecho a la educación. Si durante treinta años el modelo ha fracasado, ¿por qué no damos pie para que la ciudadanía decida, para que informemos y para que en una democracia en temas tan trascendentales pueda decidir la ciudadanía, así como hace 20 años Chile decidió retornar a la democracia?

PLEBISCITO

El objetivo, entonces, es el plebiscito.

-No se ha definido formalmente, pero a la luz de esta guerra de intransigencias que está planteando el gobierno, este diálogo de sordos, bueno: que decidan los chilenos y chilenas y no la Confech ni el gobierno. ¿Ustedes plebiscitarían premisas o fórmulas concretas?

-Acá, puedo hablar a título personal porque esta discusión está empezando. Pero, claro, definir de partida textos constitucionales que aseguren el derecho a la educación porque ahí se funda la base para lo que viene después. Temas del lucro en la educación, si es que vamos a aceptar que el derecho al negocio esté por sobre el derecho a la educación y si es que más encima, como único país en el mundo, vamos a seguir subsidiando los colegios subvencionados, lo que ha llevado a Chile a ser el segundo país más segregado educacionalmente en el mundo, con guetos. Tenemos educación para ricos, para clase media y para pobres. Todo separado. Y eso le hace daño a la democracia porque nos va alejando a los unos de los otros. No podemos sentirnos tranquilos con una injusticia como esa. 10

¿Ustedes confían en los políticos?

-No, hay una desconfianza completa. Yo me muestro muy escéptico con lo que puedan hacer los políticos. En los conflictos sociales, si uno revisa la historia, siempre ha habido momentos en que existen compromisos, pactos, y después algunos hacen vista gorda olímpicamente, otros se rebuscan un poco. Pero hay que tratar de establecer algunos caminos. La desconfianza no es en la política, es en los políticos.

LA PERVERSIÓN TOTAL

Qué autocrítica puedes hacer como movimiento.

-Por ejemplo, la semana pasada, haber convocado a dos marchas en un día. Se pudieron haber mejorado las coordinaciones con los secundarios para poder haber hecho una sola. Creo que todos lamentamos lo que pasó ese día, la represión fue bastante brutal, dio paso para que muchos respondieran enganchando con la violencia propuesta por el ministerio del Interior, y eso es negativo para nuestra sociedad. Ahí hay una autocrítica, descoordinaciones. Pero que son más bien de forma. El hecho que Hinzpeter haya dicho que por ningún motivo iba la marcha, fue el mejor llamado a movilización que pudimos haber tenido. No lo podríamos haber hecho mejor que él.

cen “pero sacaron a un ministro que era presidenciable”, a mí no me vale mucho eso. Porque no es nuestro objetivo. Ya, yo podré tener las mismas desconfianzas sobre los conflictos de interés de Lavín, pero no creo que uno u otro ministro puedan tener distintas posturas. Es más: estando Lavín, creo que nosotros teníamos mucha más credibilidad que el ministro, y el ministro iba a tener que hacer sí o sí concesiones; él estaba dispuesto a tener agenda propia y saltarse de alguna manera el gobierno. En cambio, ahora ponen a alguien mucho más duro, más cercano al Presidente, con un perfil más amistoso, más directo, creíble. Cambiaron la forma, el interlocutor, pero el fondo fue mucho más duro, mucho más ideológico, y se nota que quedó la UDI ahí en el ministerio, que la mano sigue firme, porque la respuesta que nos dieron, a pesar que los titulares puedan parecerse a los nuestros, ratifica explícitamente que ellos no quieren modificar el modelo educacional chileno. No quieren. Y rayaron la cancha. Dijeron: por más que hagan lo que quieran, no vamos a cambiar. Y para nosotros fue un golpe durísimo. Y para los estudiantes también, que pensaron que el gobierno después de este golpe, de que habían tenido que cambiar al ministro, iba a ceder. Pero no.

“Con Bulnes cambiaron la forma, el interlocutor, pero el fondo fue mucho más duro, mucho más ideológico, y se nota que quedó la UDI ahí en el ministerio”. Cuando Bulnes presenta la propuesta el 1 de agosto, fue una gran salida del gobierno de decir “tengo la iniciativa, estoy tirando esta pelota y ahora voy a jugar a aislar a los estudiantes de la ciudadanía”. Eso era hasta antes de la marcha. En cambio no se ve que el estudiantado tome la iniciativa y empiece a hacer algo ya que tiene el sartén por el mango.

-Esa fue una de las críticas que desarrollé en la última sesión del CONFECH, que tienen que ver más con la estrategia. Hoy tenemos todos los elementos, a la ciudadanía mayoritariamente del lado de los estudiantes, un gobierno prácticamente deslegitimado en términos de aprobación ciudadana, al que no le creen y la gente, también, sabe que en políticas educacionales lo están haciendo mal. Entonces, como tenemos el sartén por el mango, no se nos puede diluir esto de las manos y para eso tenemos que empezar a ejercer acciones políticas, que eso no significa -que quede claro- ni venderse a los políticos ni transar ni negociar.

Hay algún modelo extranjero que les gustaría poner encima de la mesa.

-Acá no puedo hablar en plural. Pero uno ve modelos europeos de Estados de bienestar que garantizan estos derechos. Cierto, son países más desarrollados, tienen tasas tributarias mucho más altas, proveen de los servicios básicos como educación y salud y no los mezclan con el mercado, saben separar las cosas, no los mezclan porque han entendido la diferencia y los incentivos perversos que puede traer el mercado a la educación y la salud. En cambio, en Chile la perversión es total. Y hay un libertinaje de mercado.

SECUNDARIOS

¿Cómo está el diálogo con los secundarios?

¿Qué significó para ustedes la salida de Lavín?

-Con los voceros de la Coordinadora Nacional, tengo un contacto muy fluido y nos coordinamos. Ellos han sido desde un comienzo los más perjudicados, los más desplazados, como si la reforma educacional de básica y media ya se hubiera hecho y estuviera todo el trabajo listo. Y eso es cerrarle la puerta a uno de los problemas más graves que tiene Chile, que es la educación básica y media. El sistema municipalizado fracasó.

-Algunos podrán haberlo considerado un triunfo. Yo, para nada. Cuando me di-

Ellos a ratos se ven más duros que los universitarios.

¿Sino?

-Explicitar nuestras demandas a los distintos actores. Y de esa manera ayudar a la solución del conflicto. No podemos ser un obstáculo para llegar a ese objetivo.

-Es que imagínate, tiene que ver con la desesperanza aprendida, cuando tú dices “si voy al colegio no va a cambiar nada en mi vida”, es una desilusión por las desigualdades que no cambian en Chile y que se perpetúan; probablemente tu viejo estuvo en el mismo colegio que tú y lo ves ahora quizá en qué condiciones, sin pega, sin haber podido entrar a la universidad, entonces los secundarios dicen “para qué mierda voy a seguir en clases, estoy en paro, para qué me piden que vuelva si no me sirve de nada”. Había muchos estudiantes que ponían en sus carteles “no queremos estudiar para ser la mano de obra barata”. Es fuerte eso. La otra vez fui a Buin, a la huelga de hambre. Una situación muy extrema. Había un lienzo: “Es mejor morir de pie que vivir de rodillas”. Fuerte. Cuando está la ignorancia en la desigualdad, no se producen los conflictos sociales. Pero cuando la gente se empodera y se hace consciente de que eso es una perpetuación, puta, queda la cagá. Y con los profesores, más allá de una serie de matices, ¿están en el mismo norte? Bulnes trató de meter la cuña entre medio.

-Siempre los distintos gremios y organizaciones pueden tener agendas puntuales. Pero en esta ocasión distintos actores nos hemos juntado en una propuesta que es de carácter nacional y ciudadano y todos probablemente, dentro de esta confluencia de demandas, entre unos y otros quizá vamos a tener puntos contrapuestos pero que finalmente, como estamos planteando, la ciudadanía va a tener que decidir. Entonces, independiente que haya puntos que no comparta con los secundarios quizá o con los profesores o con otro gremio, el centro y el núcleo y el pilar son compartidos. No me creo dueño de la verdad ni de la mitad ni de un cuarto de la verdad. Tengo convicciones y sé que cuando choquen con otras, la democracia va a hacer que salga una voz mayoritaria. Y así debe ser. El episodio del fin de semana le sirvió al gobierno para presentar a la Confech con fisuras, quiebres, para decir que estaban siendo sobrepasados por la ultraizquierda.

-No. Claramente cuando el conflicto se prolonga, todos nos empezamos a desesperar un poco y quizá uno empieza a pensar de manera más radical. Pero quiebre por ningún motivo. El movimiento tiene un norte y las diferencias van más que nada en estrategia. Pero las vamos a resolver de manera democrática, como tiene que ser. Y confío en que podamos nosotros ser quienes lleven la batuta en este tema. Nosotros, los estudiantes. Y eso va a depender si nos damos los grados de libertad en el actuar para poder nosotros poner el tiempo, marcar la pauta y no tener que reaccionar. Eso es importante, que los estudiantes puedan marcar la pauta. Vea en theclinic.cl un análisis comparativo de las propuestas para la reforma educacional.

sabía usted que: … La unión civil entre dos hombres rastafaris es regay.


Más de mil personas salieron el martes a protestar

El ensordecedor caceroleo de la plaza Ñuñoa Casi una semana después del cacerolazo inicial, los vecinos de Ñuñoa están lejos de desistir de lo que consideran su derecho: hacer visible en su propio barrio el descontento de la clase media.

M

artes en la noche. A las nueve, puntual, un enorme grupo de vecinos empiezan a agitar sus cacerolas. Les dan duro. Hay niños, guaguas, viejos, jóvenes, parejas que aprovecharon de salir a pololear. Pese al ambiente familiar y el buen ánimo generalizado, están indignados, desafiantes. Desde el jueves pasado salen en grupo a la Plaza Ñuñoa para protestar. Siempre ha sido en términos pacíficos. Siempre, desde el primer día, se han encontrado con una fuerte represión policial que, lejos de asustarlos y mandarlos para la casa en silencio, los ha mantenido firmes en su posición. Dicen que son la clase media manifestando su descontento en un punto que es parte fundamental de su barrio de siempre. Y que no van a retroceder, porque la calle es de ellos. Al contrario, el grupo se ha hecho más grande: este martes son unas mil personas las que repletan ambos sectores de la plaza. Agitan banderas, golpean los kioscos metálicos, suenan pitos, se acercan al contingente de Fuerzas Especiales que intenta que los vecinos no logren tomarse la calle. Pero ninguno de los intentos de carabineros por contener los ánimos y las ganas de darle a las cacerolas da resultado. Al poco rato, ambas calzadas de Irarrázaval están repletas de gente y el tránsito es interrumpido. Viviana, vecina hace años del sector,

se acerca sin miedo al cordón de carabineros que mantiene el orden en la calle. Les alega, pero termina sacándoles hasta sonrisas. Y vuelve a contar: -Ellos saben que deberían estar en otros lugares donde hay molotovs y enfrentamientos. Entienden que aquí no los vamos a agredir a ellos. Pero nos avisaron que ya vienen a tirar agua. Viviana no le tiene miedo al guanaco. Asegura que la situación actual no da para más y que “si hay que morir da lo mismo”, porque lo importante es que se vuelva a un país libre, “a una democracia que en realidad nunca hemos tenido”, dice. -Ya era hora de que saliéramos a la calle. La sociedad chilena está dormida hace unos veinte años y ahora la gente está empezando a perder el miedo. La gente tiene derecho a manifestarse, de eso se trata, de que todos decidamosdice Álvaro, un universitario que fue a la plaza a cacerolear junto a su mamá. La gente sigue acercándose al grupo con sus utensilios metálicos. En una esquina, la Sonora LamoleStar aviva los ánimos con sus tambores y vientos y dirige una improvisada orquesta de cacerolas y sartenes que se unen al ritmo. La gente canta y baila alrededor. “Esto me parece la raja”, dice Alejandra, que anda con su mamá y su hija. Desde una copada esquina aplauden la manifestación. No tienen miedo a resultar mojadas. Según ellas, la cantidad de gente congregada en la plaza todos estos días responde a un descontento generalizado.

sabía usted que... Jaime Gajardo se parece a Ario Bros. (@parquearaujo)

Por Ana Rodríguez S. • Foto: Alejandro Olivares

-Las grandes promesas de las campañas han sido para la clase media. Pero no hemos visto nada. Siguen cobrándonos los mismos intereses y seguimos pidiendo los mismos créditos para educarnos- dice. Pasadas las diez de la noche las cacerolas aceleran su ritmo. Suenan como alarmas. El guanaco y el zorrillo se ubican en la calzada sur de Irarrázaval. Todos saben que ya vienen a apagarlos a todos, pero nadie desiste. -Ellos creen que nosotros los estamos provocando. Que lo entiendan: no es con ellos. Lo que aquí se pretende es un cambio radical en la educación- dice Marcela. Por primera vez en la semana, unos cien manifestantes pierden el miedo y se acercan hasta los carros de carabineros. Agitan sus pailas y gritan. Están ahí, frente a frente, vecino y paco; paco estoico, vecino dándole a la cacerola. El tenso momento dura más de media hora y cada vez llega más gente hasta este punto. Ya son unas trescientas personas gritando frente a los carabineros. De pronto, el desenlace que ya todos sabían: el guanaco lanza su chorro de agua inmunda y hedionda de químicos contra la masa. La gente se moja completa, alza las manos al aire para pedir, por última vez, que no los saquen del lugar. Pero el guanaco barre con todos. Avanza directo hacia la masa apiñada en la calle, frente a la plaza. Lo sigue de cerca el zorrillo. Una lluvia de peñascos cae sobre el “piño” de carabineros, que se protege con sus enormes cascos y escudos.

El guanaco sigue su camino sin parar y repasa durante largo rato a los vecinos, que no parecen rendirse y siguen azotando sus cacerolas, hasta que la masa termina disolviéndose y todo queda en el clásico enfrentamiento entre unos pocos encapuchados y los efectivos de carabineros. Ya indignada, retirándose del lugar, Viviana grita: “¡esto no puede pasar nunca más!”. Por eso promete volver mañana.

11


Secundarios de Buin llevan 24 días en huelga de hambre:

“Nos educamos todos los días en la mierda”

Casi un mes sin comer llevan los alumnos de los liceos de Buin agrupados en el A-131. Ellos son la parte más puntuda del movimiento escolar, los de la periferia de Santiago, y esta semana, mientras se alejaba un acuerdo con el gobierno, los efectos del ayuno ya se les hacían sentir. Imagínese un colegio pobre donde sus alumnos además se niegan a comer. Ana Rodríguez S. • foto: Hans Scott

L

a noche del lunes, Gloria Negrete (19) pasó cuatro horas en el hospital San Luis de Buin. Empezó agosto y, con el frío y las defensas bajas, sus crisis de asma empeoran. Cuando los médicos estabilizaron su cuadro, Gloria volvió a la toma del Liceo A-131, donde mantiene una huelga de hambre hace 24 días junto a cinco secundarios del liceo Los Guindos, Liceo Técnico Profesional y Alto Jahuel, todos de Buin. Y se pasó toda la noche atendiendo a sus compañeros que lloraban por los calambres y la fiebre. -Esto da miedo. Yo creo que lo que más tenemos es miedo -dice con la voz temblorosa. Miedo y también frustración. La misma que sintieron cuando llevaban un mes y medio de toma y no obtenían ninguna respuesta del gobierno al petitorio que se había presentado a nivel nacional. Gloria Negrete, que llegó junto a su familia a vivir a la comuna buscando un mejor aire para aliviar su asma crónica, dice que la desesperación los llevó a tomar esta medida. La idea surgió en una asamblea de los liceos de Buin y ella fue de las primeras en decir “yo voy”. Partieron ocho alumnos de los distintos colegios, pero por temas de salud -cuadros de bronconeumonia, asma, anemia- ahora quedan cinco. Matías Ortega, Felipe Sanhueza, Michelle Pastén y Mirko Vilches completan el grupo de jóvenes de cuarto medio que pasan sus días encerrados en una sala del A-131, al lado de un patio inundado por las lluvias, viendo películas, durmiendo y conversando en las noches sobre lo que vendrá. -Nos preguntamos hasta dónde vamos a llegar. Siempre decimos que hasta el final, pero es difícil para todos. Son sentimientos encontrados, pero sabemos que llegaremos hasta el final, cueste lo que cueste -cuenta Negrete. En sus vigilias, los huelguistas adoptaron como lema “dar la vida por la educación”. Saben que fueron los primeros en determinar la huelga de hambre, a la que se sumaron otros colegios del país. Hoy, 34 jóvenes de Santiago, Buin, Quilpué, Antofagasta y Chillán están en la misma situación, convencidos de que es necesario tomar medidas drásticas para que cambien las cosas. Y en el camino han sufrido el desgaste físico y mental por la falta de alimentos. Tanto, que los compañeros que mantienen la toma del A-131 se mantienen aislados de la sala donde habitan los huelguistas. Alegan que los cambios de ánimo y sueño los tienen irritables, descompensados, y que eso ha generado roces entre

12

“Tenemos que esperar media hora para servirnos el plato de comida y a veces ni siquiera alcanza. Hemos sufrido la Jornada Escolar Completa, donde en las tardes no hacemos nada”, dice Matías Villegas, vocero del liceo.

ellos y sus demás compañeros. -Andan siempre a la defensiva, se tratan de diferenciar de nosotros. Están alterados, se enojan fácil, les cuesta hablar, se les traba la lengua. En este momento las deficiencias físicas se están notando -dice el vocero del A-131, Matías Villegas. El tema no es fácil, explica Gloria Negrete. Mientras el hambre baja un poco y aparece a veces, por las noches, la frustración de estar encerrados todo el día crece. Y empeora cuando ven que del gobierno no aparecen respuestas. -Yo creo que el gobierno está esperando que nos pase algo grave a nosotros o a cualquiera que esté en Santiago en las calles marchando. Creo que eso esperan, para que haya una conmoción a nivel nacional -dice Gloria.

PERIFERIA Otra vez el miedo. El temor a que el movimiento estudiantil se “vendiera”, tal como se hizo el 2006 durante la llamada

revolución pingüina, los llevó a radicalizarse, explica Matías Villegas. -Creemos que por la huelga de hambre se pudo retomar el rumbo de las luchas -dice. Como colegios de periferia, comenzaron a cansarse de las reuniones de los secundarios de la Región Metropolitana y la Confech donde existía fuerte presencia del PC. Ellos, los colegios asociados en la ACES periférica, explica Villegas, no responden a ningún partido. Están conscientes de las diferencias que tienen con los llamados liceos emblemáticos y dicen que, aunque mantienen una buena relación y persiguen las mismas demandas, éstos no los representan. La realidad del Liceo A-131, dice Matías Villegas, se repite en muchos colegios de la periferia y muchos otros de comunas pobres, donde un 80% del alumnado está en riesgo social y la gran mayoría emigra hacia colegios particulares subvencionados.

sabía usted que: … Condorito escucha la radio Rock & Plop.


Según Villegas, el A-131 sigue igual desde que su abuela era alumna. Incluso peor después del terremoto, con salas que quedaron inutilizables desde febrero del año pasado, escaleras a punto de caerse, un auditorio también dañado estructuralmente, ahora convertido en bodega y nido de ratones; camarines que son un asco, baños que no existían y que tuvo que construir el centro de padres y un comedor que no da abasto tanto en espacio como capacidad para alimentar a los alumnos. -Tenemos que esperar media hora para servirnos el plato de comida y a veces ni siquiera alcanza. Hemos sufrido lo que es la Jornada Escolar Completa, esa reforma de la Concertación donde en las tardes no hacemos nada. A nosotros nos mueven las ansias de que esto cambie, porque nos educamos todos los días en la mierda -dice Villegas, acariciando

uno de los cinco perros que circulan por el patio de cemento. Luis Yáñez, apoderado y profesor de Tecnología del liceo, da fe de que el mobiliario del colegio data de 1997. Y lanza una cifra: de 900 niños que egresan cada año de cuarto medio en Buin, sólo 40 entran a la universidad. -El país tiene que entender que lo único que están pidiendo ellos es el derecho a la educación. Que estamos viendo día a día cómo estos niños se nos están muriendo y el gobierno no reacciona -dice Yáñez. Cuando Carmen Negrete llegó a Buin y se matriculó en el A-131, se encontró con que había familias que no tienen la plata para comer todos los días en su casa. Luego de migrar con sus padres y hermana chica entre Santiago, La Calera, San Bernardo y llegar a Buin, a Carmen se le despertó una inquietud y tomó el mando del centro de alumnos de su liceo. Fue un cambio para su vida, dice. -Me pasó al llegar a cuarto medio y no sentirme preparada para dar la PSU. Darme cuenta de que mi prima estaba más preparada que yo cuando ella iba en tercero medio, pasando materias que yo en cuarto medio ni conocía. Sentir que la gente que tiene más puede tener la carrera que quieran y los que no tienen recursos no pueden tenerla -dice Negrete. Sus hermanos mayores, cuenta, viven en Santiago, tienen buena situación económica y en un principio no estaban de acuerdo con que Carmen encabezara una huelga de hambre. Pero ella dice que los hizo entender, “en el sentido de que la plata no lo hace todo”. Pese a lo drástica que es su situación actual, Carmen Negrete y sus compañeros de huelga cuentan con el apoyo de su familia y amigos. Encerrados en una sala donde han dispuesto colchonetas para dormir, recuerdan que antes comían harto, que no tienen la fuerza de los mapuches y que además todos tienen problemas de salud. Mirko Vilches, por ejemplo, acaba de salir de una operación de úlcera. La rabia y la falta de alimentación hacen vibrar la débil voz de Negrete: -Yo le diría al ministro Bulnes que analizara bien las cosas, que tuviera un poquito más de conciencia. Yo creo que a él no le gustaría que sus hijos estuvieran viviendo esto. Si sus hijos estuvieran en cama viviendo una huelga de hambre, él vendría al tiro.

sabía usted que... Los cojos siempre parten las mañanas con el pie izquierdo.

SILENCIO Por Paula Vial Reynal *

“L

as marchas deben detenerse… quiero decir, de forma categórica y definitiva, que nuestro Gobierno no autorizará nuevas marchas estudiantiles en la Alameda”; ”nos recuerdan a los métodos sionistas del apartheid”; “Muerta la perra…muere la leva”; “¡no nos va a doblar la mano una manga de inútiles subversivos!, que están instalados muchos de ellos desgraciadamente en un Parlamento, que no supimos ganar". Imágenes y palabras rancias, violentas, xenófobas, intransigentes y autoritarias. Hoy no nos hacen falta escándalos ni polémicas. Sobran las ofensas y los ofendidos. No necesitamos las pasiones desatadas y las sandeces que se dicen que en nada colaboran. No hay espacio para el doble estándar del escándalo con que reaccionan a ciertas expresiones quienes luego profieren otras peores; no lo hay para el silencio cómplice y acogedor a las barbaridades pintorescas del patrón de fundo. No hay lugar para la discriminación del racismo trasnochado, peligroso y fuera de lugar. Hace unos años criticábamos a los jóvenes porque no estaban “ni ahí”, indiferentes y sin reacción, sin interés por la contingencia, esperando de ellos una participación política o social que no llegaba.

Hace unos años criticábamos a los jóvenes porque no estaban “ni ahí”, indiferentes y sin reacción, sin interés por la contingencia, esperando de ellos una participación política o social que no llegaba. Hoy cuando su fuerza y rebeldía nos supera, actuamos como si estuviéramos en ese lugar, en esa otra vereda de la desidia. No estamos “ni ahí” con sus preocupaciones e intereses, haciendo a un lado sus expectativas. Discutimos y desviamos la atención y el interés con dichos altisonantes y desafortunados que suenan a pasado. Confundimos el debate y la discusión, centrándola en nuestros propios intereses. Hacemos perder el norte de una campaña que nos convoca a todos. Con las frases irresponsables, ampulosas y desenfocadas no sólo minimizamos la causa sino que además olvidamos qué la motiva. Desvían de tal manera la atención que olvidamos que lo que estamos discutiendo es el futuro de nuestra educación, gracias al impulso de los jóvenes que quieren mejorar, que quieren una formación de calidad, que quieren ser personas cultivadas y con oportunidades en equidad, que aporten al país. Un ambiente que solo confunde, que no aporta, que impide el diálogo. El diálogo que los jóvenes sí quieren pero con quienes quieran realmente dialogar para consensuar, escuchándolos y respetando sus reivindicaciones, sus propuestas y sus ideas. ¿Alguien quiere hablar de educación? ¿Alguien quiere callar de educación? Mario Benedetti escribió “Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio”. Es hora de que el ruido del silencio nos envuelva para madurar lo trascendental. *ABOGADA 13


Benito Baranda, Presidente de América Solidaria:

"Cuando las personas comienzan a manifestarse la escalada de violencia es casi incontrolable" Foto: Alejandro Olivares

El ex Director Social del Hogar de Cristo ha vivido las protestas como un ciudadano común y corriente. Ha visto los caceroleos en las calles y se ha enterado por la televisión de las manifestaciones en la capital. Cuenta que se ha conmocionado, que existe un agotamiento ciudadano y que se necesita de un gran pacto político-social para superar el impasse. Acá, habla de las promesas incumplidas de la clase política y del futuro compromiso de los indignados. Por Claudio Pizarro

a vivir a esos lugares, que trabajen con pañales, encerrados, con una remuneración que no te permite alimentar a tu familia durante todo el mes. Bueno, hay que ponerse en el lugar del otro. Y esa diferencia en algún momento explota. Como ahora...

Lo que pasa es que si tú no das una clara señal de que vas a trabajar con sacrificio y con esfuerzo para lograr la justicia social, lo que hagas van a ser componendas, arreglines, acuerdos y esto requiere modificaciones tributarias, enfrentar el lucro en la educación transversalmente, en todos los ámbitos educacionales, y también enfrentar el tema de los salarios. No puede ser que las retribuciones por el esfuerzo que realizas trabajando no sean lo suficientemente justas para que puedas vivir dignamente… De hecho, más del 50% de los chilenos gana menos de 257 mil pesos.

¿Q

ue representó lo sucedido el 4 de agosto de la semana pasada?

Es la consecuencia de un cansancio que ha ido acumulando la ciudadanía por esta mercantilización que seduce tempranamente, conquista a las personas, por el acceso a bienes materiales pero, después, comienza a agotar. Es un modelo que no puede satisfacer al ser humano porque no puedes luchar solo por tí mismo. ¿Cómo vivió ese día?

Estuve en el centro trabajando, me tocó ver lo que estaba ocurriendo y después tuve que ir a buscar a uno de mis hijos al metro. Por avenida Gabriela vi miles de personas en las calles tocando cacerolas, pacíficamente, muchas dueñas de casas, personas de 60 años. Todos iban a juntarse a las calles. Lo que perci14

La distribución del ingreso se ha mantenido igual que en el año 1965, como lo señalaba un estudio reciente. He escuchado a muchos economistas que me dicen, en paneles que me ha tocado participar, “Benito, no te preocupes, esto en 10 años va a cambiar, ya vas a ver, si con los esfuerzos que estamos haciendo en educación va a cambiar, con el salario va a cambiar”. No nos contemos cuentos entre nosotros. bí me produjo una conmoción interna fuerte porque sentí que la gente estaba explotando, no sólo por lo que ha hecho este gobierno, sino por lo que hemos ido construyendo como sociedad. Qué sociedad hemos construido.

Es una sociedad que premia lo individual y castiga lo colectivo. Tú tienes tu propia cuenta de ahorro, tu plata de salud individual, obtienes beneficios en relación a tu esfuerzo pero nadie te ayuda a integrarte. Hacen políticas públicas para que las personas obtengan casas pero no construyes barrios, ciudades integradas. Ojalá que los pobres vivan lo más lejos del centro de la ciudad. Hemos aguantado demasiado.

Se ha dicho por muchas bocas, desde hace muchos años, que la paz social es consecuencia de la justicia social, no está antes. Tú no puedes esgrimir un discur-

so moralizante para obtener paz social. Eso es el opio. Es convencer a la gente como lo hizo la Iglesia que es mejor estar sometido que producir sublevación en la comunidad. Eso es extremadamente grave cuando tienes datos objetivos de inequidad. Sin embargo, todavía hay quienes asocian lo que sucedió con el manido tema del caos social...

El mayor caos es el de la injusticia social, no hay otro caos más grande, lo han dicho los economistas, la OCDE, el Banco Mundial. Estamos sordos y ciegos, como decía Saramago al final de su ensayo sobre la ceguera, porque no queremos ver la realidad que hemos ido creando con mucha desigualdad. Ese abuso social, cuando se manifiesta del otro lado, se percibe como subversivo, como si las personas exageraran. Cuando mis amigos me dicen esto yo les digo que vayan

A esta altura todos estamos aburridos de cuentos.

Por supuesto, porque ahora la gente está más educada, más informada y con eso puede cuestionar fuertemente a las personas que tienen el poder político, religioso y empresarial. Esta ciudadanía no es la misma de antes. Las personas comienzan a exigir ser tratadas como ciudadanos de primera categoría, que lo que prometiste como modelo de desarrollo les llegue y no les sigas diciendo que pronto les va a llegar, porque esto es como el cuento del lobo: que va a llegar pero no llega, y si no llega, te produce una alta insatisfacción. Se nos está acabando la paciencia...

Se está agotando porque las personas están tomando mayor conciencia. Cuando se trató de aprobar la educación obligatoria, en el primer cuarto del siglo pasado, hubo algunos que se opusieron

sabía usted que: … Hugo Chávez está enfermo de cáncer marxista.


“He escuchado a muchos economistas que me dicen“Benito, no te preocupes, esto en 10 años va a cambiar, ya vas a ver, si con los esfuerzos que estamos haciendo en educación va a cambiar, con el salario va a cambiar”. No nos contemos cuentos entre nosotros”. porque justamente la educación es una puerta a la libertad y a la toma de conciencia de la realidad. Usted mismo ha sostenido que la pobreza es una privación de libertad...

No lo dije yo sino un premio Nobel de economía que viene del liberalismo económico, quien señala que las personas se ven privadas de desarrollar sus capacidades naturales cuando viven en situación de exclusión social y abandono. O sea, cuando entregas una mala calidad de educación, lo que estás haciendo es privando a esas personas de desarrollar capacidades naturales. Qué si no se desarrollan pueden canalizarse desde otros ámbitos...

Esto trae como consecuencia que miles de personas sean las que nos terminen agrediendo, violentando, pero, como lo dijo el Padre Hurtado, esto se origina por el escándalo de los que tenemos recursos, provocamos estas injusticias y hacemos que los otros se subleven producto de estas grandes diferencias. Es lo que sucedió con el incendio de La Polar.

Exactamente, se juntó la rabia contra lo que ocurría con la tienda, me imagino que hubo actos vandálicos de personas que querían aprovecharse para robar y, por otro lado, la gente que estaba protestando en ese momento. Pero al final es el desahogo, la rabia contra un modelo que se sostiene en base a los intereses que pagan los pobres para poder enriquecer a otros... Algo así también suce-

dió en Londres donde acaban de quemar un edificio tremendo. No me vengan a decir entonces que somos incivilizados. Cuando las personas comienzan a manifestarse la escalada de violencia es casi incontrolable.

tunidades educacionales. Y para construirlo hay que llegar a un acuerdo entre los movimientos ciudadanos, el poder político y el poder del mercado, de los empresarios. Ese es el verdadero triángulo de las oportunidades.

Reformas para 100 años

Pero hasta ahora el poder de la ciudadanía no se ha traducido en reformas sustanciales.

A propósito de violencia, en las manifestaciones se ha visto bastantes abusos policiales.

Cuando respondes con mucha violencia lo que vas generando es una gran desconfianza ciudadana. Tú no autorizaste una marcha, casi amenazaste, y después no sólo eso, sino que hiciste acciones de amedrentamiento desde el Estado para que las personas no se junten. La otra noche se repetía en televisión que un guanaco disparaba su agua dentro de un edificio. También lanzó bombas lacrimógenas.

Eso hace escalar la violencia y en esa escalada se van a involucrar muchos jóvenes que ya tienen comportamientos antisociales producto de las frustraciones que les ha tocado vivir, de la falta de vínculos afectivos que han tenido con sus familias, y la van a desencadenar, como este joven que mostraban en Valparaíso cuando quemaron un auto y que es menor de edad. Es insólito. Hay que reflexionar por qué ese chiquillo llega a destruir un auto. No lo hemos hecho.

No lo hemos hecho. No hemos sido capaces de generar un abanico de opor-

sabía usted que... Ripetti ya no pertenece al cuerpo de carabineros.

Chile se ha jugado entre políticos y empresarios, muchas veces coludidos entre ellos, y el poder de la ciudadanía no se había hecho sentir, pero hoy día se ha hecho sentir como movimiento social. Si no se escucha desde el empresariado y el mundo político lo que esta ocurriendo se va a tensionar fuertemente también desde el punto de vista laboral. Cree que el tema de la educación se ha polarizado.

Se ha ciudadanizado, los políticos se han quedado atrás, hay muchos conectados, pero a la gran mayoría le ha costado mucho conectarse y siguen con estos discursos casi amenazantes… Como Carlos Larraín que llamó subversivos inútiles a los manifestantes...

Yo creo que estamos ad portas de un gran acuerdo, de un trabajo que implica un gran sacrificio al deponer muchas actitudes sobreideologizadas. Yo sacaría de las mesas negociadoras a políticos que son extremadamente violentos en la utilización de su lenguaje. El presidente de Renovación Nacional acaba de hacer un ataque y creo que es difícil negociar con él.

Cree que es posible poner fin inmediato al lucro.

Claro, si la ley lo dice así y se vulnera de manera increíble en la educación superior. Cuando las autoridades de gobierno dicen que se ha vulnerado la ley porque se ha hecho una protesta sin autorización, yo digo que los primeros en vulnerar la ley son aquellos que han lucrado de la educación superior y eso genera mucha violencia en la ciudadanía. ¿Qué piensa del desempeño del ministro Hinzpeter?

Creo que ha tenido varias intervenciones desafortunadas en relación al vocabulario que ha utilizado siendo ministro del Interior. Lo que esperaría de un ministro del Interior es que nos llame a tener mayor paz, no solamente a controlar la ciudad. La paz no solamente se obtiene con controlar una arteria principal de una ciudad sino que con poder asegurar que las personas puedan manifestarse en libertad. ¿Cómo vislumbra este segundo tiempo del gobierno de Piñera?

Me gustaría vislumbrarlo como un tiempo de acuerdo, donde efectivamente las personas podamos trabajar sin ofendernos verbalmente, un tiempo que empecemos a construir reformas para 100 años y no para mañana, para la foto, populistas, que nos hagan modificar las encuestas. Debemos ser responsables, comprometernos con las modificaciones. Este famoso señor inspirador de los indignados dijo algo muy cierto: hay que pasar de la indignación al compromiso.

15


Foto: Cristóbal Olivares

Foto: Cristóbal Olivares

EL INVIERN

16

sabía usted que: … El chicle de los esquizofrénicos es Dos en Uno. (@parquearaujo)


NO CHILENO

sabía usted que... Un bombero nunca estará solo porque siempre tendrá una compañía.

POR ALEJANDRO OLIVARES

17


Fabián Casas (46), escritor argentino:

“Los escritores de derecha mejor que los de izquierda”

E

l protagonista de “Ocio” es un adolescente cualquiera. Come, caga, se masturba y duerme. Encerrado en su pieza, escucha una y otra vez el lado b del Abbey Road de los Beatles y lee “Viaje al fin de la noche” de Céline. A ratos escribe textos que sueña publicar en una revista literaria y que se los lee a sus amigos cuando se reúnen en el bar de su barrio para tomarse unas cervezas y echarse unas líneas de coca. La rutina de este joven no difiere en nada de lo que fue la juventud de Casas. “No soy un personaje con mucha imaginación, sino hubiese escrito Harry Potter y sería millonario. Escribo de lo que tengo más cerca, de lo que conozco, de mi barrio. Y en ese momento quería escribir una bio18

grafía del ocio, del no hacer nada, en esos momentos aparece el ser”, comenta Casas al teléfono desde Buenos Aires. “Ocio” es, en cierta medida, anticapitalista: reivindica el no hacer nada.

-Va contra del capitalismo que te exige que hagas todo el tiempo cosas y te va midiendo por lo que haces. Claudio Bertoni dice “ganarse la vida es perderla”.

-Y sí… lo que te pide el capitalismo es que vos definas si te gustan los hombres o las mujeres. Y el ocio va un poco en contra de eso. No significa no hacer nada... ¿Sino?

-Tiene que ver con el sentido creativo de contemplación. El ocio es estar en la pieza, leyendo, escuchando música, hablando por teléfono con cualquiera, fumándose un porro, pensando.

VARGAS LLOSA: “UN CRACK”

Cuando te tratan de etiquetar en algún movimiento literario, respondes que haces “realismo márcico”. ¿Qué significa?

-Me cargan las etiquetas y cuando me preguntan respondo cualquier cosa. El realismo márcico es en honor a un futbolista. Y no consiste en nada. El protagonista de “Ocio”, al igual que tú, alucina con escritores de derecha, como Céline.

-Los escritores de derecha siempre escriben mejor que los de izquierda. La izquierda es más pedagógica mientras que a la derecha no le importa nada. No es que reivindique sus ideologías fascistas, pero su literatura paradójicamente me parece mucho más revolucionaria que la de izquierda.

Ezra Pound, por ejemplo.

-Céline, T. S. Eliot, Pound, todos cracks de la derecha. Cuando chico pensaba que Ezra Pound era mujer. Después me enteré que no, y que era fascista. Eso no me interesa. Prefiero quedarme con todo lo que hizo sobre el lenguaje, su teoría literaria, sus poemas, que me parecen hermosos. Y de los escritores fachos actuales, ¿tienes alguno predilecto?

-Vargas Llosa me parece un escritor descomunal, un crack, increíble. Y es de ultraderecha. Bolaño también tenía una fascinación por la derecha. Está todo el tiempo escribiendo sobre ella. La cultura tiende a pensarse como algo que le pertenece más a la izquierda.

-¿Quién piensa eso? Al menos acá en Chile...

sabía usted que: … En hospitales y en escuelas de conductores se dan licencias falsas.


escriben Poeta, narrador y periodista, Fabián Casas es una de las voces más potentes de la nueva literatura argentina. En Chile acaba de reeditarse “Ocio”, su primer novela, con ocasión de la cual habla aquí de literatura argentina y chilena, de Pellegrini, Maradona y de karate. sidente de ese calibre. Como sea, cuando fui a Chile, todos me decían “ustedes los argentinos son narradores y nosotros, poetas”. Me llamaba la atención que hicieran esa diferencia tan tajante. Es una tontera. Me parece más interesante esa cosa híbrida que se empezó a formar con Bolaño y Zambra. ¿Quién más te gusta?

-“Missing”, de Fuguet, me gustó, y el libro chiquito de Vitoco López es genial.

EL GORDISMO

Leí en una entrevista que no te gustaba que te tildaran de escritor argentino, ¿por qué?

-Te liquida, te limita, te destruye, te impide escribir. Tampoco me gusta la idea de país ni el himno... ¿Cómo Fito Páez, que está chato de Buenos Aires?

-No. Fito Páez es un burgués de ultraderecha. No me gusta ni su música ni nada de lo que dice. La gente famosa me causa reticencia. Pero tienes amigos famosos como Viggo Mortensen o el vocalista de Iron Maiden...

-Pero no los elegí por su fama. Al contrario, me gusta la gente que se vuelve invisible. Con Viggo somos amigos de hace mucho tiempo, cuando viene a Argentina se queda en mi casa, somos hinchas de San Lorenzo. A San Lorenzo no le ha ido tan bien desde que se fue Pellegrini.

-El equipo suyo fue genial. Y él también es de ultraderecha. Una vez lo entrevisté y le puse el ingeniero. Y de ahí quedó como “el ingeniero”. En esa entrevista le pregunté de política y Pinochet. Y me respondió “de política no hablo”. Entonces, le dije que alguien que no habla de Pinochet es porque es alguien de derecha, pues si me preguntan a mí de Hitler digo que es una mierda, un tipo que no debió haber nacido. Y Pellegrini no dijo nada.

¿Por qué lo dices?

-Es un poco irónico. Pero la izquierda siempre intenta ser más didáctica. La única excepción que conozco es ese genial poema de Salvador Allende que, presionado por su muerte inminente, rodeado de militares en La Moneda y con un casco que le queda grande y una metralleta en la mano, escribe ese mensaje conmovedor y genial al pueblo chileno. Ojalá nuestro país hubiese tenido un pre-

“El whisky es como un sicólogo rubio”.

Pero, en general, ¿qué te parece la literatura argentina actual?

-Hay algunos escritores que no toman ningún riesgo, que son para hacer best sellers, y después tenés escritores muy buenos, por lo general poco conocidos. Y me gustan esos escritores como Javier Raveau, que escribió tres libros geniales que nadie conoce. Son como los Bolaño antes de ser conocidos. Y, por otro lado, está, o estaba, Sábato, a quien llamas “Ernesto Sótano”.

-Es el escritor canonizado. Cuando era chico estaba enfermo con los libros de él, pero después me parecieron malísimos. A los once años me leí “Sobre héroes y tumbas” y me pareció una obra maestra total. Ahora cuando lo leo, no se sostiene. Pero me gustó lo que me produjo en ese momento: ganas de escribir. Cuando chico, incluso, lo llamé por teléfono y fue impresionante. Le dije que me encantaban sus libros y me respondió que él estaba muy mal por la existencia humana. Eso me demolió. Ahora creo que Sábato es parte de los escritores que trascienden lo puramente literario. No estoy convencido que lo lea mucha gente y su obra no es vital ni dinámica en la literatura argentina. Es como Isabel Allende en Chile. A los escritores que me interesan no les interesa para nada Sábato. A Fogwill no le gustaba Sótano.

-Gracias a Dios nos fue mal. No me gusta la selección argentina. Representa lo peor de los argentinos: la argentinidad. Cantar el himno, creerse mejores que otros, ese chovinismo me fastidia. La verdad es que cuando pierde Argentina me alegro: cuando perdió el equipo de Maradona con Alemania hice un asado para festejar en mi casa. Escribiste una columna en contra de Maradona y casi te mataron.

¿Sientes que de repente todos quieren escribir como César Aira?

-Sí. Maradona practica el gordismo: siempre está hablando de más, diciendo lo que hay que hacer. Todo lo que representa es horrible. Es lo peor en Argentina. Es insoportable.

-Aira generó en torno suyo mucho spam, mucha basura, una información que no querés recibir. Salieron un montón de Airas que son aburridos y saturaron la literatura argentina. Prefiero leer a Aira, un escritor extraordinario. La primera parte de su obra me parece genial. No lo seguí leyendo, porque tiene como mil libros y tengo que hacer más cosas. Pero lo que leí me gustó mucho.

ERNESTO SÓTANO

¿Cómo ves la literatura argentina?

-Me cuesta mucho pensar la escritura argentina en términos generales. Me interesa más la literatura mestiza construida con gente que escribe en Chile, en Berlín, en Costa Rica, en Uruguay. Dentro de esas mixturas, ¿qué te interesa?

-Los poetas argentinos como Martín Gambarotta, Pedro Mairal, Laura Whitney.

sabía usted que... La educación es cara y quienes lucran con ella, caras de raja.

al argentino: peleas, egos, envidias, todo. Los escritores que se toman en serio me aburren. Por eso soy más lector que escritor. Soy karateca y me junto más con mis amigos karatecas que con mis amigos escritores. Hoy, por ejemplo, almorcé con mi sensei en un restorán de comida japonesa. Y hablamos de karate. Eso me entretiene más que hablar de literatura. Antes de ser karateca te gustaban las drogas.

-Cuando adolescente. Estuve metido como dos años, me fui de viaje por Sudamérica y me di cuenta que si seguía me iba a morir. Y la dejé haciendo deportes. Ahora lo único que hago es practicar karate y tomar whisky. El whisky es como un sicólogo rubio, está bueno, te tranquiliza y relaja. Imagino que a la revista que se llamaba 18 whiskys (ahora de culto) la llamaron así con tus amigos por su afición al whisky.

-Sí, pero también en honor a Dylan Thomas que se tomó 18 whiskys y murió. Nosotros queríamos sacar 18 revistas, pero alcanzamos sólo a sacar dos. Tuvimos poca resistencia. Las revistas literarias son como las parejas: duran poco. ¿Qué estás leyendo?

-A Naipaul. Me estoy leyendo todos sus libros que, por suerte, son 30: un genio. Me encanta cómo escribe. Y es de la ultra derecha también. ¿Eres también un conservador?

“Aira generó en torno suyo mucho spam, un montón de Airas aburridos y saturadores. Prefiero leer a Aira, un escritor extraordinario”. -No... Con Fogwill éramos íntimos amigos. Sus relatos son geniales. Lo que más extraño no es a su literatura, sino a él. Extraño su voz, que me recomiende libros o yo recomendarle alguno. Fogwill era una persona muy generosa, divertida, con un sentido del humor malísimo. Peleábamos por libros o porque yo le decía que era una estupidez tener hijos y él en cambio decía que era una maravilla. Cuando mi mujer quedó embarazada, él se emocionó mucho y durante todo el embarazo nos llamaba una vez por semana para ver cómo iba. Era muy intenso.

A propósito, Argentina dio jugo en la Copa América. Bueno, igual que Chile...

-Pero si en Chile todos los escritores que conozco son de derecha.

Por Macarena Gallo • Foto: Guadalupe Gaona

-Y, bueno, sí: estoy casado, tengo una hija, una casa, un auto y me gusta Vargas Llosa, qué más puedo decir. No me gusta la gente que se proclama como hippie de izquierda y es conservadora. En algún momento fuiste un comunista volado.

-No podía hacer la revolución drogado. Y me retiré por los porros. Cuando me dedicaba a vender artesanía, fui a Chile y milité en Horcón por la gente a favor del NO. En Villa Alemana conocí a Juan Luis Martínez, un día que fui a su librería a comprarle su “Nueva Novela”. Me invitó a su casa y me adoptó como tres días. Íbamos al mercado, cocinábamos... Fue magnífico.

Leí que no te gustan las neocapillas literarias. ¿Por qué?

-No hago nada que signifique presentarme como escritor. Me siento incómodo al presentar mis libros. No me gusta. El mundo literario chileno debe ser igual

OCIO Fabián Casas Los Libros Que Leo 2011, 83 páginas.

19


ENCUENTRE AL PACO MIMETIZADO

CARABINERO MIMETIZADO COMO ESTUDIANTE

20

EMPRESARIO MIMETIZADO COMO PRESIDENTE

sabía usted que: …Para los niños maltratados, la vida es un permanente reto. (@parquearaujo)


POR MACARENA GALLO

UN MATTE ALESSANDRI DISTINTO MARTINOVA Y NÚÑEZ Este jueves 11 de agosto, en el GAM, se presentan la pianista María Martinova y el violinista David Núñez, quienes interpretarán obras de Prokofiev, Debussy y Ravel. A las 19 horas. Valor: $3.000 (general) y $1.500 (estudiantes y tercera edad).

LA FLACA ALEJANDRA El documental “La flaca Alejandra” de Carmen Castillo se exhibe este martes 16 de agosto, a las 18 hrs, en la librería Le Monde Diplomatique (San Antonio 434 local 14, Santiago). Gratis.

¿DÓNDE ESTÁ WALLY? LA NUEVA AMIGA DE MOREIRA "A Isabel Allende le dije que tenía muchos prejuicios con ella, porque entendía que los libros que ella escribía tenían un sesgo político de izquierda... Y tuvimos una conversación muy enriquecedora, con mucha franqueza y yo creo que la personalidad de ella y la mía hicieron una buena combinación y nos transformamos en buenos amigos”, le contó Iván Moreira a Pablo Simonetti en Letras Privadas de CNN.

LA ANTORCHA HUMANA A la víctima costó matarla. Primero lo lincharon, medio moribundo lo quemaron y como seguía vivo lo remataron cortándole la cabeza con un hacha. Greg Marinovich estaba ahí y vio todo. Esta foto la sacó en abril de 1991 y la llamó “Antorcha Humana” con la que ganó un Pulitzer.

sabía usted que... Yo no conocía la verdadera felicidad hasta que me casé, pero fue muy tarde.

Ni siquiera se ve el agua. Pero es lo que menos importa en el “Chinese dead Sea”, una cita anual donde se reúnen todos los chinos que quepan en la “pichina” más grande de China, que tiene cabida para 10 mil bañistas con sus flotadores incluidos.

CAOS Y DANGER

Caos, Danger, Koa, Cools, Chela, Geisser, Tanzo y Yaris son los nombres más excéntricos inscritos en el Registro Civil en Chile este año.

Arturo Matte Alessandri nació en 1924 en La Moneda. Nieto del ex presidente Arturo Alessandri Palma, estudió ingeniería pero lo suyo era el periodismo, las empresas (fundó con su padre, Arturo Matte Larraín, la Papelera), la política y los viajes. A su familia de derecha no le hizo gracia que fuera de izquierda, deambulara entre socialistas y comunistas y se hiciera amigo de Salvador Allende, Clodomiro Almeyda y Carlos Altamirano. Cuando su tío y padrino Jorge Alessandri salió elegido Presidente de Chile, y para no romper con su familia, se alejó de la política y se autoexilió en la Europa socialista en 1958. Como corresponsal del diario comunista soviético Pravda, fundado por Lenin, y a su vez de Las Noticias de Última Hora, que él mismo había fundado, empezó a publicar sus aventuras y reflexiones por esas tierras. En China, entrevistó tres horas y media a Mao Tse Tung, transformándose de paso en el primer latino en entrevistarlo. Conversaron de todo, incluso de una posible traducción al chino de la obra de Baldomero Lillo. En 1965, murió en un accidente en auto. Tenía 40 años. Casi cinco décadas después, Editorial Universitaria recopila sus columnas en “Crónicas de viajes”.

MESTRE Y EL DIABLO

"Hace 15 años, cuando estaba muy mal, me pareció ver al diablo. Físicamente sentía que el diablo era como un cangrejo. Me di cuenta que se había metido dentro de mí a través del alcohol", dijo recién Nito Mestre, ex Sui Generis. PIONERO DEL KRAUT ROCK Conrad Schnitzler, uno de los pilares de la electrónica alemana, y miembro de Tangerine Dream, murió la semana pasada a los 77 años víctima de un cáncer al estómago. Influyó a Brian Eno y Radiohead, entre otros.

21


TAREA por Czeslaw Milosz

En el temor y en el temblor

pienso que cumpliría mi vida

sólo si me decidiera a hacer

una confesión pública,

revelando el engaño,

el mío y el de mi época:

Nos estaba permitido hablar

con el grito de enanos y demonios,

pero las palabras puras y respetables

estaban prohibidas

bajo un castigo tan severo que si alguien

se atrevía a pronunciarlas

ya podía considerarse perdido. * Czeslaw Milosz (1911-2004), poeta y ensayista polaco, premio Nobel de literatura 1980. Este poema es de 1970 y está incluido en la antología 'Tierra inalcanzable' publicada hace nada por el Círculo de Lectores de Galaxia Gutenmberg.

Foto: Alejandro Olivares

Por Juan Pablo Abalo

SARTÉN Y CUCHARA

L

a información cierta es que en democracia, salvo conatos penosos, no se había producido un cacerolazo como el que casi espontáneamente se dio la semana pasada y que inicia un ciclo de quién sabe cuántos más. Salvo en comunas en las que por su conformación y espíritu el fenómeno quedó atenuado o derechamente ensordecido por los miles de metros de antejardín y los otros miles de jardín trasero, el jueves pasado asistimos a un cacerolazo de alta intensidad y de carácter nacional. Vecinos que sumaban fuerza sonora al evento lograron que se transformara (pese a la carga tristemente simbólica que acarrea) en un hecho vibrante, vivo, alegre incluso. Fue una aguda estridencia la que se apoderó de la ciudad: miles de cacerolas ejecutadas casi al mismo tiempo con fuerza, insistencia, monotonía, sin bajas de voltaje ni matices, le dieron vida a una noche que tuvo una diferencia de orden acústico con lo que fueron los cacerolazos durante la dictadura. Además de la menor calidad con la que hoy se fabrican los artículos de cocina, lo que incide directamente en la potencia del cacerolazo, probablemente sea la aparición de gran cantidad de edificios (relativamente contiguos unos de otros) que invadieron una ciudad (Santiago, principalmente) que en los años 80 era esencialmente de planta baja, lo que cambió las características sonoras de este juego hoy. Esta nueva conformación de un Santiago cuesta arriba, con mayor concentración de personas, parece haber amplificado el cacerolazo del pasado jueves de manera

La aparición de gran cantidad de edificios contiguos amplificó el cacerolazo del pasado jueves de manera impresionante, diferenciándolo de los que hubo en dictadura. impresionante. Ecos, delays y reverberaciones de todo tipo se hicieron parte en el feliz evento, alterando el comportamiento de los golpes que -caóticos y desorganizados en su conjunto (aunque hubiera quienes intentaron darle organización de tipo batucada)- se fueron sumando con lo que cada cual tuviera a mano: tostadores, ollas, basureros o ralladores tocados con minipimers. Este cacerolazo fue una descarga que -a diferencia de las descargas propias de la música cubana de López Cachao (creaciones espontáneas en las que los músicos mostraban su talento)- hacía gala no de un virtuosismo sino del rechazo generalizado, del agotamiento de los ciudadanos frente a funcionarios públicos al servicio de empresas privadas, un Estado que ha servido durante los últimos casi 40 años para resguardar los negocios de políticos y empresarios, empresarios y políticos, frente a ciudadanos vistos exclusivamente como consumidores y nada más que consumidores, frente a reglas hechas a la medida de quienes las hacen, frente a prohibiciones y más prohibiciones. Este cacerolazo es diferente a los de antaño pero tanto o más significativo y vibrante. En el ciberespacio le leí a un amigo que “el buen balón de gas de 7 es lo mejor pa caceroliar”. Ya hay una versión electrónica de las cacerolas, se llama “Instant Cacerolazo” (www.mideaworks.com/cacerolazo). Con todo, la manualidad y agudeza de un sartén de mediana calidad golpeado con la cuchara sigue siendo insuperable para estos nobles efectos.

"Es falso que en Chile el dinero determine la actividad educacional: la inmensa mayoría de los actos pedagógicos y formativos tienen a la plata sólo por leve respaldo y como objetivo secundario". GONZALO ROJAS, "LEYES, PLATA, IDEOLOGÍAS Y PROFESORES". El Mercurio, miércoles 03 de agosto 2011. 22

sabía usted que: … Piñera debería competir en las olimpiadas porque tiene buen rechazo.


Fascismo romo

Por guillermo machuca

“A

l que le gusten las leyes y las salchichas, mejor que no vea cómo se hacen”, sostuvo irónicamente el canciller germano Otto Von Bismarck el siglo antepasado. Efectivamente, las leyes la mayoría de las veces se hacen entre cuatro paredes y los embutidos en lugares parecidos a las cárceles y los campos de concentración y exterminio, a conveniente resguardo de las sensibilidades estomacales y civiles de los ciudadanos y consumidores. Expandiendo históricamente la sentencia del militar teutón, habría que decir que la ficción estética suele mantener una inquietante e inconsciente relación con esta reflexión de carácter legal y culinaria; su placer y necesidad deriva en mostrar sin anestesia –en lo posible, más allá de bien y del mal y de los prejuicios y deformaciones morales– no sólo aquellas zonas sublimes de la historia sino también sus aspectos catastróficos,

Las críticas de Carlos Larraín y Alberto Cardemil a la serie “Los archivos del cardenal” revelan las confusiones –la clase política en esto es pródiga– que algunos tienen entre el discurso artístico y el ideológico. macabros, menos conspicuos. ¿A qué viene todo esto? A las recientes críticas de Carlos Larraín y Alberto Cardemil a la serie “Los archivos del cardenal” transmitida por TVN, las que revelan algo típico de quienes confunden la ficción con la realidad. Pero no sólo eso: evidencian también las confusiones –la clase política en esto es pródiga– que algunos tienen entre el discurso artístico y el ideológico, entre el lenguaje estético y el moral, en particular cuando se profundiza en la memoria histórica del país. Hay que ser, en este punto, insistente, enfático, incluso majadero: la serie aludida es una ficción que se sirve de determinadas formas propias del “documental” como fondo narrativo. Así de simple. En términos de su presunta objetividad histórica, su narrativa no pretende equipararse con el trabajo de los historiadores profesionales o académicos, los que también se sirven

sabía usted que... Con los cacerolazos, Piñera está cocido.

de documentos, hechos y testimonios la mayoría dudosos en términos científicos. Este carácter ficcional de la historia lo reconocen la mayoría de los historiadores importantes. También el que no existen hechos objetivos, menos los morales: “No existen fenómenos morales –escribió Nietzsche– sino sólo interpretaciones morales de los fenómenos”. El lenguaje estético o artístico (la serie en cuestión ofrece innegables logros formales y temáticos en esta línea) no debe y no puede ser objetivo; debe y puede ser, en cambio, verosímil. Hacer de la ficción una verdad más radical que la realidad que cita (en términos aristotélicos, presentar la mentira como si fuese verdad). ¿Acaso no se torturó, vigiló y persiguió a muchos de nuestros compatriotas durante la dictadura? ¿Era o no una dictadura? Pareciera que para Cardemil y Larraín estos aspectos macabros de la historia no estarían en condiciones de satisfacer lo que ellos llaman “verdad

histórica”. Apenas serían la mirada de un solo sector, sesgado por el resentimiento; faltaría, pues, la versión de la contraparte. O sea: la de ellos mismos. ¿Y cuál sería esa versión? La que también muestre las causas que incidieron en el quiebre institucional de 1973. Faltaría señalar a los responsables. Entonces, que no se quejen; las cachetadas y palizas y todas las sesiones de torturas se encontrarían justificadas. Total, querían convertir a Chile en un satélite soviético y en una nueva Cuba. ¡No faltaba más! Pero démosles a los defensores de esta mirada un mínimo coeficiente de verosimilitud. La trama sería esta: los revolucionarios de izquierda fueron los responsables del necesario “pronunciamiento militar” encabezado por el libertador Augusto Pinochet Ugarte. En términos ficcionales, no sería necesariamente un mal guión (la izquierda seguramente podría realizarlo desde una postura autocrítica a nivel global). Después de todo, el fascismo –por un respeto democrático– no tendría por qué quedar moralmente excluido del relato estético (nos gusten o no, Céline, Speer, D’Annunzio, Pound y Mishima merecen ser leídos y considerados a nivel estético). Lo que olvidan Larraín y Cardemil es que dicha posibilidad fue abordada por la propaganda anticomunista diseñada por los creativos del régimen militar. Se hizo por casi dos décadas (Chacarillas es un ejemplo). El régimen tuvo su oportunidad, pero con pobres resultados estéticos. Un ejemplo: la campaña presidencial de Hernán Büchi, donde se mostraba la imagen aérea de la majestuosa cordillera de los Andes. En síntesis, un fascismo ramplón, provinciano y romo. Larraín y Cardemil no sólo pecan de confusión entre ficción y realidad, sino también incurren en una mezquindad al oponerse a la pluralidad de versiones de la historia patria. Quieren que la historia se escriba de una sola vez y para siempre: como un relato fundado de la omisión del triunfo de las balas, los soplones, la prepotencia y crueldad de los agentes de inteligencia y de la incipiente farándula televisiva compuesta por vedettes y bataclanas prostibularias, henchidas de una estética de opereta (desfile de protagonistas que constituyen, a la larga, la materia más inquietante de la cual están hechas las ficciones y pesadillas del llamado fascinante fascismo: lo banal, lo horroroso y lo aberrante).

23


Fotografías de Will Santillo

LA MANO

amiga

POR EMILIO LEIGHTON V. 60 MUJERES POSARON SIN PUDOR MASTURBÁNDOSE FRENTE EL FOTÓGRAFO WILL SANTILLO, QUIEN JUNTO A LA EDITORA DIANE HANSON, DE TASCHEN, PREPARÓ EL LIBRO ‘LA PETITE MORT’, UNA OBRA DE ARTE QUE SE ALEJA DE LAS REVISTAS PORNO MASCULINAS AUNQUE PONDRÁ DE PUNTA LOS PELOS A MÁS DE ALGUNO/A.

24

sabía usted que: … El negro Piñera es parte de la clase aspiracional.


“Las jóvenes son más coquetas y procuran estar guapas al correrse. Las mayores de 35 tienen más capacidad de perderse: son las que terminan y preguntan si aún estoy ahí", cuenta Will Santillo.

M

asturbarse tiene mucho de tabú para la sociedad occidental, lo que ha llevado a muchos a pensar que el onanismo es una enfermedad que debe curarse porque la satisfacción personal, popularmente conocida como manfinfla o macaca o paja, no es normal. El norteamericano Will Santillo no piensa así y durante 8 años retrató a 60 mujeres en el hermoso momento en que echan mano a la mano amiga. Es lo que se llama ‘La petite Mort', o ‘pequeña muerte', un término francés que hace referencia al desvanecimiento postorgásmico. El trabajo de ‘La Petite Mort’ no es pornografía. Es una obra de arte que funde en color sepia (pigmento que se extrae de la jibia) los rostros de mujeres desconocidas que se abandonan en el rapto de su masturbación. "El enfoque abstracto que permite la técnica digital aleja el trabajo de la pornografía y lo acerca al arte", dice el autor canadiense en las páginas de 'La petite mort'. En el libro, específicamente, se ve a mujeres masturbándose con entusiasmo. Jóvenes y mayores, delgadas y gruesas, chinas y gringas. Apoyado por la editora de Taschen, Diane Hanson, que entrevistó a 37 de las 60 modelos, el fotógrafo les dejó que expresaran sus fantasías, sus hábitos y sus sensaciones después de posar. Santillo pidió, eso sí, una única regla: cada una decidiría y dirigiría cómo se masturbaba hasta el clímax mientras él captaba el momento. “La masturbación es un acto mucho más personal que la mayoría de los juegos sexuales, pues se lleva a cabo casi exclusivamente en privado”, explica Santillo. Lo interesante de las fotos es ver cómo las mujeres hacen uso de su creatividad para llegar a la autoestimulación. "Yo no había visto masturbarse a muchas mujeres y desde el principio me quedó claro que había variedad. Y quise abarcar el abanico más amplio, no solo en términos de tipos y edades, sino de métodos", dice el autor y agrega que el orgasmo femenino "es algo que casi todos los hombres encuentran muy interesante". Asimismo, en ‘La petite mort’ mujeres que pueden ser tus vecinas cuentan su experiencia con la mayor naturalidad y dan ideas muy interesantes para poder probar un sexo libre de inquisiciones mentales.

CASOS Por ejemplo, Dahna, de 37 años, habla sobre su autosatisfacción. “En general me masturbo con los dedos. Hubo una época en que lo hacía con objetos que encontraba ahí. Si tengo prisa, cojo el vibrador. Si dispongo de un poco de más tiempo lo hago con las dos manos”. La profesora Gina Thompson, en tanto, dice: “tengo un juguete llamado Mr. Blue. Es un simple vibrador de plástico duro, pero nunca falla. Lo reservo para cuando se hace tarde y me tengo que ir a la cama. Luego, tengo la bañera caliente con lo que yo llamo ‘chorros mágicos’. Están los reposabrazos del asiento de la bañera y son para el túnel carpiano. Tengo que ponerme como a horcajadas, boca abajo. Es intenso, rápido y muy excitante”. En cambio, la paisajista de 44 años llamada Venus cuenta que "estaba recién separada después de 15 años de un matrimonio muy convencional. Me

había convertido en madre y mujer de negocios; mi ropa era discreta, poco maquillaje. Todo un cambio respecto a mis años de universidad, en los que había hecho bastantes locuras. Así que la sesión fotográfica fue como explotar algo que, por necesidad, había reprimido". La modelo fetiche Kelly Shibari dice que empezó a masturbarse “a los nueve años. Nací y me crié en Japón, donde el anime y el hentai están por todos partes... Mirando en las librerías de anime pensaba: ‘Vaya, esto es interesante, porque me hace sentir algo nerviosa y avergonzada’. Desde luego despertó algo en mí. Acabé comprando la revista porque en Japón no importa mucho la edad que tengas. Y me pasé la noche explorando”. La periodista Fay, de 45 años, relata: “casi siempre me masturbo como juego preliminar antes de hacer el amor con mi marido. Es como actuar para él y eso me gusta, no tanto cuando estoy sola”. Vivian, de 32 años, actriz y modelo, comenta que posar para Santillo “fue como un subidón, un chute de adrenalina, porque esto es algo que suelo hacer en la intimidad... Me suelo masturbar más o menos una vez al mes, con los dedos. Es lo más parecido a cuando estás con alguien y te hace cosas”. En cuanto al origen del proyecto, Santillo cuenta que comenzó con una sesión de fotos de prueba que hice con su esposa: “Estaba probando una cámara digital y le pedí que posara en nuestra habitación a media luz. Ella comenzó a masturbarse y las imágenes que resultaron desataron una chispa, una inspiración creativa que se extendió a toda la colección de ‘La Petite Mort’”. ¿Y cómo lograste que las modelos anónimas posaran masturbándose?

-El proyecto tomó mucho tiempo, alrededor de 8 años, y pasó mucha agua debajo del puente para que lograse completar esta serie de imágenes. Sobre todo porque tenía que ganarme la confianza de la modelo anónima a través del boca a boca. Uno de los elementos que me ayudaron es que siempre les mostraba algunos ejemplos o imágenes de mujeres que ya habían contribuido a la serie fotográfica. ¿Cómo fue la sesión de fotos?

-Casi todas las escenas fueron organizadas en colaboración con las modelos. En general, las modelos decidieron dónde y cómo querían hacer su escena individual. Una vez que la sesión fotográfica comenzaba, no dije nunca más una palabra o no les di ninguna instrucción más. Eso sí, siempre les di a las modelos la posibilidad de que se masturbaran durante el tiempo que quisieran y mientras tanto aprovechaba de sacarles las mejores fotos.

LA PETITE MORT Will Santillo Taschen, 2011 www.santillophotography.com

sabía usted que... Los extranjeros que estudian en Chile tienen que tener Visa o Mastercard.

25


SANFRIK M

el festival alternativo al Sanfic

atías Sánchez (29) tenía las ganas de hacer un festival de cine que parodiara a los tradicionales con alfombra roja y que apostara por un cine grabado a pulso, con formato barato y equipos reducidos. “Es estúpido que en Chile haya alfombra roja, glamour, como festejando una gran industria que no existe, porque es una gran mentira que haya industria en Chile. La industria se supone que debe dejar lucas, pero eso no pasa acá. Acá el trabajo es independiente”, dice Sánchez, periodista y realizador audiovisual. Medio en broma, hace un mes le contó su idea a un amigo cineasta. “Pensé que no pescaría, pero altiro quiso que lo hiciéramos. Ahí mismo se le ocurrió ponerle Sanfrik en parodia al Sanfic”. Luego hicieron un logo básico en powerpoint, lo subieron a un blog, de paso contactaron a más amigos y a los días grabaron cinco spot para publicitar el festival en redes sociales. Y el cuento prendió. La gente empezó a mandar sus largos, cortos y documentales para optar a las tres becas completas para los Talleres Integrales Contracine 2012 que se otorgarán por votación popular y que impartirán los mismos organizadores del festival. De ciudades tan distantes como Quillota, Concepción y Magallanes se contactó gente para prestar sus casas, escuelas en tomas y centros culturales para ser sede del Sanfrik. “No pensamos que prendería tanto, todavía no empieza y ya estamos pensando en la segunda versión”, explica Sánchez. Pese a que no tienen nada en contra del Sanfic, Sánchez afirma que se distinguen de éste por una cosa ética: “Fíjate ¿quiénes estrenan en el Sanfic? Los Larraín, la misma gente que se gana los fondos, la misma elite dominante. ¿Por qué en Chile sólo pueden verse películas para la elite hechas por la elite en los cines que están en Apoquindo?”. En cambio en el Sanfrik está la gente sin apellidos, sin la plata y sin los contactos, pero sí con ingenio. “Estamos apostando a un cine bastante minoritario y marginal que nunca saldrá probablemente en esos festivales. En el fondo, queremos democratizar el cine, que haya autogestión, que sea sin fines de lucro”.

26

“¿Por qué en Chile sólo pueden verse en los festivales películas para la elite hechas por la elite?, se preguntan los organizadores del Sanfrik, nuevo festival que se realizará paralelamente al que se roba los aplausos y pantalla. Entre los invitados estará el hijo de Glauber Rocha.

Por eso la sede principal del Sanfrik será la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Chile, que está en toma. “Hablamos con los cabros de la toma y les pareció la raja poder unir causas. Si bien ellos luchan por la educación, nosotros lo hacemos por una mayor representatividad de temáticas y estéticas en el cine, algo que no tiene la oficialidad”. A los trabajos enviados, se suman los de José Luis Sepúlveda, director de Mitómana y Pejesapo, que se comprometió a donar dos de sus cortos para ser mostrados, y Perut+Osnovikoff que, mientras estén estrenando “La muerte de Pinochet” en el Sanfic, mostrarán “Un hombre aparte” en el Sanfrik. Uno de los invitados de lujo será Pedro Rocha, hijo del padre

Por M.G.

de la cinematografía brasileña Glauber Rocha, quien organiza un festival de características similares al Sanfrik en las favelas. “Lo contactamos y quiso venir, de puro motivado, a mostrar una selección con lo mejor del nuevo cine brasileño, porque no tenemos plata para pagarle los pasajes. De hecho, lo alojaremos en nuestras casas”, cuenta Sánchez. SANFRIK Festival de Contracine Nacional Desde el 18 al 28 de agosto Más info: http://alferezreal1149.blogspot.com/

sabía usted que: … José Feliciano no acepta que le paguen los shows con vale vistas.


Foto: Alejandro Olivares

No capitalicen su anticapitalismo

E

l castigo a la corrección política lo inventó la derecha más retrógrada. Quizás en estos días históricos es precisamente cuando hay que hacer una reflexión, porque el entusiasmo nos puede cegar. No es bueno reventarle el globo a una juventud no contaminada, pero por lo mismo hay que adelantarse a lo que puede ocurrir y detectar los posibles oportunismos. La incorrección política es una moda, una trampa en la que no hay que caer, pero eso no impide hablar de algunas prácticas no muy sanas de algunos primos en primer grado. Ese es el oxímoron más brígido, ese el dilema: si uno quiere cambiar algo, hay que organizarse, pero para organizarse hay que tener espíritu de scout, de Cema Chile y de completada que no

Concerta y PC: no se vayan a creer que el triunfo de las movilizaciones les pertenece. Este es otro tipo de movimiento, parecido en algo al “que se vayan todos” argentino (que es la licuación de la política, hay que tener ojo); es la ciudadanía que se pegó la escurrida. todos tenemos. Y muchas veces hay que verle la cara –o que te vean las huevas– tesoreros sospechosos, movidas, cosas desagradables. No siempre, pero muchas veces viene algo de eso en el paquete. Personalmente, cuando estaba en la básica, en la media y en la U casi me daban ataques de pánico cuando había que organizarse para hacer trabajos grupales. Pero esa es la única salida. El trabajo de la escritura es solitario, aunque la tradición y lo leído constituyan el equipo; el trabajo del cine es necesariamente en equipo. Organizarse es la única manera, y hay que ver con anticipación los que se ponen al lado del botín, los que actúan en pro de los eventuales dividendos. Pero organizarse no es fácil, en el día a día la gente ni siquiera sabe caminar por la vereda, cree que el que viene caminando en sentido contrario tiene que ceder el 100% y no el 50% reglamentario. El neoliberalismo es la cultura del atropello.

Mucho gurú y libro de organización y empresa, pero lo cierto es que en nuestro país no hay manera de encontrar siquiera una buena cartelera de cine en internet, las películas salen a una hora y las dan a otra, no hay cómo saber que hubo un ciclo interesante en un lugar x, como ocurre a veces y uno se entera una vez que el ciclo terminó. Las toneladas de libros acerca de organización y marketing, etc., son una falacia cuando uno experimenta en carne propia el absurdo de la atención al cliente en una tienda. En alguna ocasión un barsa que jamás había leído un libro ni una línea de mi autoría me pidió mi firma porque quería hacer bulto y quemar a medio mundo en una campaña en contra de no sé qué cosa que había hecho un burócrata de la Concerta que tenía flor de corruptela en una institución cultural. Yo no quería firmar. Básicamente el tipo cuestionado me parecía un asco: se decía escritor y no tenía obra, excepto unos chistes parrianos completamente sin gracia; se había quedado sin tema luego de la dictadura y se aferraba a la causa mapuche que le interesaba un rábano, escribía una cosa que no calificaba ni para escolar. Aún así, yo no quería firmar en contra de ese pirigüín ni en contra de ningún otro porque me parecía incorrecto que alguien utilizara mi firma y la de muchas otras personas para darle el crédito al organizador de la cruzada anti cualquier cosa. No era firmar por una causa, era una rencilla interna. En general, a los que organizan les da lo mismo la causa o que los firmantes se quemen con medio mundo: lo que en realidad están haciendo muchas veces es construir su currícula para un eventual cambio de timón. Algunos sabían que la dictadura se iba a acabar cuando hacían, muy protegidos, sus performances y cosas extrañísimas en poblaciones y en lugares en donde nadie –me incluyo– entendía ni pico de qué se trataba esa cosa extraña que hacían. Siempre es así. Con mayor o menor brocha gorda, con mayor o menor sutileza, siempre hay algunos barsas que quieren apoltronarse en algunas instituciones culturales, y para eso utilizan a los demás que antes salíamos a la calle por ellos a agarrarnos con los pacos o a poner la firma. Luego, son ellos quienes se jactan de haber organizado y los que quedan a cargo de los puestos en donde se cuecen las habas. Ahí, la repartija no es de palos como los que nos daban a nosotros, sino de los otros palos, con ceros. Un tarado escribió un poema que se llamaba “No al lucro en la educación”, un poemita ad hoc que quería publicar en alguna revista por ahí, lo importante para él era armar curriculum para un eventual cambio de timón, pero ese era güeón-güeón, detectable en su táctica torpe. “Cien

sabía usted que... Mr. T no es el anticonceptivo de las negras. (@parquearaujo)

POR GERMÁN CARRASCO poemas para Gladys”, “Cien poemas por la educación gratuita”, eso no es efectivo ni cura el cáncer ni genera presión genuina, no sólo en literatura la literalidad no es efectiva, en la realidad también los rectos al mentón avisados son inefectivos. El tiempo es muy cruel con nuestras ingenuidades y queremos borrar de la web nuestros errores como quien no sabe manejar sus remordimientos. Facebook arde por estos días, y los secundarios y universitarios han dado un ejemplo, pero acuérdense que no hay referente, que estamos en una desolación, que cuando caiga este desastre de gobierno tiene que haber otro que lo reemplace, y que tiene que hacer reformas de verdad. Los estudiantes no están achanchados como la Concertación en su fase final, no hay entre los estudiantes retornados vivarachos ni aprovechadores. Los universitarios tienen todavía el corazón limpio, y hay que hacer un esfuerzo enorme para que eso siga así. Por eso, Concerta y PC: no se vayan a creer que el triunfo de las movilizaciones masivas les pertenece. Es otro tipo de movimiento el que se ha articulado, parecido en algo al “que se vayan todos” argentino (que es la licuación de la política, hay que tener ojo); es la ciudadanía que se pegó la escurrida con el tipo de vida que lleva. Es fascinante ver las manifestaciones estudiantiles, jóvenes que afortunadamente no se han decepcionado con las prácticas viciadas. Pero ojo, hay que poner las condiciones antes para el tipo de dirigentes que el país requiere. Antes, hay que publicar artículos mucho antes. Y pensar en cómo se logra la representación de un sector que no está inscrito en los partidos políticos y ponerle fin a los eventuales acabronamientos. La diferencia de los pingüinos de ahora con los de la era Bachelet es importante: estos no son figurines, no les dan el gusto a los periodistas, no son estrellas ni líderes, creen efectivamente en una organización descabezada y orgánica. Da gusto verlos y uno piensa que ojalá no se vicien, no se achanchen. Hay que tratar de adelantarse a lo que no nos puede pasar mañana. Es obvio que la cultura siempre se va a entender con un sector político en donde hay gente muy valiosa, pero mucho zángano también. Conozco a algunos que al primer copete se ponen hablar de sus actividades de guerrilla durante la dictadura y que jamás en su vida vieron un miguelito, que tenían sentido de club deportivo, de centro de madres, de recolectemos firmas para esto o lo otro, que se apoltronan en su miedo dentro de una oficinita en alguna institución por “sus actividades de resistencia durante la dictadura” en donde me consta que no hicieron nada, pero siempre tienen buenas pegas por esa participación heroica, participación que jamás realizaron, como una académica que jamás fue a un recital de rock y hace su tesis sobre los Fiscales Ad Hoc, o como Fuguet hablando de ediciones independientes y cara de rajadas de ese calado. 27


La educación chilena

E

n las entrañas de un restaurante chino, trataba de explicarle a dos amigos por qué todo eso que era hasta ahora me parecía una fiesta, empezaba a olerme a tragedia. Sentía que una movilización justa, viva, llena de razones que despertó un debate acallado mil veces, se iba -guiados por un gobierno vergonzoso, unos dirigentes desesperados y una oposición autista- convirtiendo en ruido, humo, plazas llenas de rejas, policías pateando a estudiantes en el suelo o estudiantes pateando en el suelo a carabineros que al final es lo mismo, porque sólo a medias eligieron su lugar en esa farsa, porque son el uno como el otro víctima de una educación al revés, de una división que no termina, de una frontera que nos atraviesa a todos. “Está bien, huevón, que quede la cagada alguna vez” -devoraban mis amigos las frituras y las palabras al mismo tiempo. “Este es un país de mierda, este siempre ha sido un país de mierda”. Sí pero no, trataba de contestar yo, un país de mierda que no es un país de mierda. O al menos un país donde la desigualdad vergonzosa al menos no convive como antes y como al lado, con la miseria indignante. Un país que con toda su in-

Rafael Gumucio

empezando a pensar no sólo desde la urgencia o el chantaje, no habría que fomentar eso, las voces distintas y raras que corren alrededor de La Moneda y se disfrazan de Lady Gaga y leen a Zizek al mismo tiempo? ¿No son estas protestas hijas de algo que se hizo mal pero que se empezó a hacer al menos, abrir a los que siempre lo tuvieron cerrado la puerta de los libros, de las reivindicaciones, de las preguntas, del poder al final? ¿No hay en algunos de los más radicales líderes -pienso, por ejemplo, en Gabriel Salazar- una nostalgia por el orden antiguo en que los pobres no estudiaban en universidades de mierda o no, y eran puros y no los manchaba el consumismo y la música muy fuerte? No hubo caso. Me rendí a mi rol de siniestra minoría. Amarillo, reformista. “Estái hueveando, estái puro hueveando huevón, es rico ver sufrir a estos huevones del gobierno, no importa lo que pasa al final, sólo es rico verlos pasarlo tan mal.” Y son todos narcos, y todos chantas, y huevón que rica la Camila Vallejo con la trenza el otro día, y el cacerolazo justo cuando daban “Los archivos del Cardenal”. Y quizás porque convocamos ese fantasma, el de Los archivos del cardenal, el de los

El país ha logrado poner la palabra igualdad, ese lujo, en todas las bocas, y tiene a los neoliberales más fanáticos sufriendo para el que el país no se les vaya de las manos. suficiencia y atrocidad ha logrado poner la palabra igualdad, ese lujo, en todas las bocas, desde ministros a vándalos, “la misma huevada”, homosexuales con onda o sin, profesores y alumnos, opinólogos de todo pelo, incluidos los neoliberales más fanáticos sufriendo como no los veía sufrir desde hace siglos para el que el país no se les vaya de las manos. ¿No habría que aprovechar ese miedo? ¿No habría que pensar no desde la derrota predecible, la desconfianza justificada, sino desde la fuerza de los que pueden como nunca cambiar algo en Chile, ese país de mierda que puede lograr el milagro tan raro en su continente de cambiar para mejor y para siempre? ¿Cómo nadie se da cuenta de esa victoria posible, cómo nadie celebra, cómo todos se regocijan en el discurso de la fatalidad y el de “cuanto peor mejor”, y si ellos quieren eso yo quiero lo contrario? Como las huevas la educación, terrible la desigualdad pero ¿no nos estamos llenando de comida china, barata, internacional, comida que llegó con Pinochet? ¿No es demasiado fácil apartarnos del proceso y no ver que somos parte de él, para mal muchas veces, pero otras para bien? ¿No se escriben mejores libros y filman mejores películas el año 93? ¿No se está

cacerolazos en plena noche, el de la impotencia de escuchar desde La Moneda calificar de nuevo de violentistas y subversivos al que se les cruce por delante, empezamos a hablar del pasado. Las fiestas de los primos ricos donde no te hablaba nadie. El tío también rico que te contrató de júnior mientras estudiabas en el colegio y no quiso llevarte con los otros primos a la nieve “porque no te corresponde”. Y los siete mil pesos que el papá te dio cuando estaba totalmente quebrado con que te compraste unos zapatos que te quedaron chicos y no te permitieron bailar con nadie en otra fiesta donde se nota que usas la misma ropa todos los días. La adolescencia de los que cumplimos veinte años el 90, 91, 92, que intuyo que no es tan distinta de los que cumplieron veinte años el 95 o el 2001. El nuevo del curso, el primo que no tiene auto, el papá que te cambia de ciudad porque en esta ya lo tienen fichado, la risita del jefe que el niño siente de reojo, y el color de pelo, y el nombre mal escrito. No hay nadie, por más privilegiado que sea, que no tenga una red de experiencias similares que contar. O que callar más bien hasta conseguir el poder o el dolor, la borrachera o los millones para encarar al enemigo que no sabes de que hablas “pero si

me caís la raja, pero si yo también estaba cagado, tenía que huevearte a ti, si no me hueveaban a mí de vuelta”. Esa guerra secreta, esa herida permanente que explica también cómo y por qué sobrevive a los años la dictadura que muchos de los que protestan no conocieron, pero sus padres y sus abuelos sí, pero algo en la profundidad de sus sangres y genes vuelve a ese centro oculto del país y su memoria, a ese estado más mental que de sitio en que la ciudad encontró su forma actual. Perros arrancando entre lacrimógenas, cacerolas de noche, todos los años de cambio, de progreso, de incertidumbre, todo lo que crecimos y olvidamos no importa ni puede importar, ante el adolescente o el niño que tuvo hambre y miedo, que sigue teniéndolo, ante su olfato infalible para la humillación y la burla que le hace oler más allá de las propuestas, de las mesas de acuerdo o de banquete, el primo rico, el jefe insolente, el jefe de la pandilla de los rubios. Más allá o más acá del colegio o la universidad, esa fue nuestra educación, la verdadera educación chilena, la de “esto no te corresponde”, la de las fronteras invisibles, la risa ahogada a tu paso, las patadas imaginarias o reales que hay que dar o recibir, porque los que humillan también son humillados en un círculo vicioso que es también una hermandad secreta, una dureza que nos hace parecer más inocentes que otros pueblos aunque lo seamos mucho menos. Entre los deseos y la realidad, entre los discursos y el temblor, entre las buenas intenciones y la violencia inevitable, está esa guerra secreta, esas heridas que no pueden sanarse, que tiene distintos nombres, distinta luz, distintos momentos, las que explican mi pesimismo y el optimismo de mis amigos. Mi temor a que nada de fondo vaya a cambiar, la esperanza secreta de todos de que sea así, de que no nos quiten ese patio escolar terrible donde nadie nos obliga a ser adultos.

"Me parece que la situación y las condiciones educativas en Chile son muy escabrosas, por eso doy todo mi apoyo a los estudiantes chilenos, y si pueden mantener la cabeza fría frente a la provocación van a poder lograr cosas excepcionales". AURELIO MAJOR poeta y editor español (lea entrevista en The Clinic la próxima semana) 28

sabía usted que: … Ni un caníbal se ha comido tantos hombres como Kenita.


U2 ES UNO DE MIS GRUPOS FAVORITOS, SEÑOR BONO

OYE, BASTANTE CHICO EL BAÑO...

¡¡CAGÓ LA FENIX 2!! ESTE NO PEGA, ¿VERDAD?

LAS MEDIAGUAS QUEDARON PULENTAS

FREGASTE, EL QUE FUE A MELIPILLA, PERDIÓ SU SILLA

¡¡BUAAAAAAAAA!!

SÍ, AHORA SÍ VEO EL PORCENTAJE DE APOYO QUE TENGO

sabía usted que... Los pingüinos no tienen clases y el gobierno no aprende la lección.

29


Envíe sus cartas por e-mail a: cartasaldirector@theclinic.cl

Around The World

París apoya a los estudiantes Chilenos, por Victoria López

EL CAMBIO Se nos ofreció cambio. ¿Qué cambio? La represión a manifestarse. Un gobierno de los mejores y de excelencia ¿Dónde están?. Se prohibió una marcha por el bien común de los vecinos de Santiago. ¿Y qué pasó? Más desorden. Para el martes recién pasado se autoriza, aprendieron de SU tremendo error. ¿Este es el cambio que nos prometieron? Ojalá que no. Matías Alvarez T. Alumno Colegio Ozanam

PIÑERA DEBE RENUNCIAR Pocas veces en la historia de las movilizaciones el país vio un despliegue represivo de la envergadura del vivido el jueves pasado contra los estudiantes, los profesores, los trabajadores, los niños, los ancianos, las señoras y los comerciantes del centro de las ciudades. Los responsables: el presidente Sebastián Piñera y su ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter. Sólo hay parangón con la represión desatada por el gobierno contra los mismos actores ese 21 de mayo de 2008, cuando el camarógrafo de EFE Víctor Salas Araneda fue golpeado en su ojo derecho por el cabo segundo Ivar Barría Álvarez en el ataque a caballo de Carabineros contra los manifestantes (1). Misma ocasión en que la policía de la flamante democracia chilena empleó la nueva generación de gases lacrimógenos, cuestionados hoy día por las organizaciones de la salud a nivel mundial. Los responsables: la presidenta Michelle Bachelet y su ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma. Para los estudiantes, para los trabajadores, para los pobladores de la reconstrucción y para la ciudadanía indignada la situación es la misma. La misma criminal represión, la misma insensible idolatría por el modelo que hay que preservar a toda costa. Ni Piñera ni Bachelet – y lo que cada uno representa – son interlocutores válidos en la búsqueda de soluciones a las demandas del movimiento social. Ellos deben dar un paso al costado y permitir una salida encabezada por el propio movimiento, sus líderes y las nuevas expresiones políticas capaces de interpretarlos. Cuando un Presidente, en su afán de preservar “el orden público” termina

desordenando toda la ciudad y convirtiendo una manifestación pacífica en un verdadero “paro” de actividades, ha llegado al punto más bajo de su capacidad de gobernar. Esa es la situación de Piñera desde hace rato. Cuando ese mismo presidente marca 26 puntos de aprobación, la más baja en toda la historia republicana, ha llegado al punto más bajo de representatividad. No puede, entonces, ser tan cara dura para salir diciendo, con arrogancia e incomprensión de la realidad, que “los tiempos de las protestas ya pasaron”, o que “un Gobierno y un Presidente tienen que gobernar para todos los chilenos” (2). ¿Qué parte de las encuestas no entiende el presidente?, ¿alguien le puede explicar que el 74 % de los chilenos no lo quiere? Y a propósito de cara duras el candidato derrotado, no por Piñera sino por el rechazo del pueblo, el todavía senador Eduardo Frei, se atrevió a declarar que para resolver el conflicto se debe: “terminar con el lucro en Chile, donde veníamos de una tradición de servicio público honesto. Hoy se habla todo el tiempo de ‘conflicto de intereses’, para ocultar que se trata, literalmente, de corrupción” (3). O sea, don Eduardo cree que no recordamos a su gobierno, y los otros de la post dictadura militar, que realizaron todo tipo de maniobras oscuras de dinero (4), que incrementaron en más de un 1000 (mil) % el cobre entregado a la voracidad sin límites de las empresas transnacionales y desarrollaron los negocios de las Universidades privadas, de los colegios subvencionados, de la explotación de los puertos, de la privatización del mar, de la depredación de los bosques nativos, etc., todos en beneficio del lucro febrilmente exacerbado. Lo “políticamente correcto” para el señor Frei, y todos los responsables de los últimos 21 años de entreguismo y represión al pueblo, es mantener silencio, preparar las maletas, echarse a volar a otros parajes y morir... políticamente, por supuesto. Asimismo, lo único “políticamente correcto” para el empresario especulador (por esto del mercado financiero) Sebastian Piñera es reconocer su fracaso. Reconocer que la mayoría que lo rechaza es

con mayúsculas, que está movilizada y que tiene conciencia que el problema no está en el administrador de turno sino en el sistema neoliberal mismo que nos esclaviza a todos. Las espurias propuestas de acuerdo y mesas de diálogo – espurias porque son falsas ya que sólo pretenden ganar tiempo – no apuntan a solucionar ninguno de los problemas de la población. Son cantos de sirena destinados a los ilusos y oportunistas que quieren seguir navegando en el mar fantástico de sus privilegios, temores y oportunismo. El camino va por un nuevo gobierno que esté dispuesto a emplear el plebiscito como herramienta democrática, reemplazar el parlamento viciado por una Asamblea Constituyente soberana y sin partidos para darnos una nueva Constitución, recuperar el cobre y todas nuestras riquezas básicas, asegurar educación y salud de calidad sin costos para el pueblo, restituir los derechos de los trabajadores, recuperar la soberanía sobre los puertos y el mar privatizado por el cogobierno de los grandes empresarios, erradicar la especulación y los especuladores de la economía, rechazar todo proyecto y explotación comercial que atente contra el medio ambiente y que se comprometa al respeto más irrestricto de todos los derechos humanos. Con ese gobierno estamos... con más de lo mismo nunca más. Señora Bachelet, quédese donde está, señores Frei y compañía guarden silencio y usted señor Piñera, renuncie ya.HÉCTOR CATALDO ÁVILA

NO ESTÁ RARA LA COSA. Claro… es difícil saber con seguridad qué es lo que va a pasar… Resultarán cosas positivas, de todas maneras, pero lo que está pasando con los estudiantes y parte importante de la ciudadanía es algo que desde hace tiempo estábamos esperando y sabíamos que algún día tendría que llegar. No tiene nada de raro. Dentro de él, sí, hay dos asuntos harto preocupantes: 1.- Nuestros dirigentes,- principalmente los políticos y los sindicalistas,aparentemente piensan seguir “apernados”… Muchos de ellos llevan años dirigiendo a nuestra sociedad siendo

que hace tiempo tendrían que haber renunciado y pedido disculpas… por incapaces. Otros tantos de los que han aparecido últimamente, también deberían retirarse reconociendo que están equivocados. Claro que además hay muchos otros que nunca van a confesar que solo armaron una gran farsa y van a insistir en seguir allí… con otro disfraz, lógicamente… Son los más peligrosos.2.-La ciudadanía,- toda,- debería exigir un “borrón y cuenta nueva”. Los cambios que buscan los estudiantes son solo una parte del “pastelito” que tenemos. Hay numerosos e importantes temas que plantear relacionados con la igualdad, el respeto, el esfuerzo, el progreso y la alegría. Estos últimos son 5 pilares básicos para el éxito de una sociedad. En Chile phusss.... Las soluciones de fondo que requiere el país no se encuentran en el ADN de los “mandamases”. Y el poder de ellos llega a tal punto que se sientan,- cómo y cuando se les ocurre,- en las escasas normas existentes al respecto. Ahora ya están surgiendo nombres de los próximos presidenciables… ¡por favor!... son demasiado caradura.Pero hemos reaccionado gracias al empuje de los lolos … Pero el de ellos será solo el impulso inicial… Sumémonos todos… Presionemos y, ¡por favor!, no nos dejemos manosear con arreglines de parche, ni bonos, ni golpeteos en la espalda… Encaucemos toda nuestra fuerza a planificar un nuevo Chile… Un país en el que todos, todos, estemos bien y del que nos sintamos orgullosos. El sistema en el que vivimos no nos sirve… Los chilenos no tenemos condiciones para gobernarnos como debería ser… No nos importa para nada el bienestar social… Decir que somos solidarios es un chiste… Estamos convencidos de que tiene que haber pobres y que el serlo es culpa de ellos mismos. Así nunca vamos a llegar a nada. La Constitución debería ser enérgica, exigente y clarísima de manera que,- gobierne quien gobierne,- el país avance por caminos claros en pro de una ciudadanía alegre y de progreso integral. No, la cosa no está rara… Lo que realmente sería raro es que no estuviese como está. SERGIO BALTRA FRÍAS MOVIMIENTO "SEAMOS"

Director: PATRICIO FERNÁNDEZ (@patofdez) Editor General: PABLO VERGARA (@pablovergarae) Editor Cultura: Vicente undurraga Editor Crónica: claudio pizarro Dirección de arte y diseño: LEO CAMUS, M  ARCELO CALQUÍN Editor Fotográfico: ALEJANDRO OLIVARES Editor Humorístico: FRANCISCO CASTILLO Editor general web: PABLO BASADRE Secretaria: ALEJANDRA FIERRO Corrector de estilo: HUMBERTO AHUMADA Colaboradores: MÓNICA GONZÁLEZ, RAFAEL GUMUCIO, CLAUDIO BERTONI, MARTÍN HOPENHAYN, NICANOR PARRA, MATÍAS RIVAS, RENÉ NARANJO, JUAN PABLO ABALO, TAL PINTO, ALEN LAUZÁN, ALEJANDRO ZAMBRA, PEDRO CAYUQUEO, JORGE ROJAS, MACARENA GALLO, ANA RODRÍGUEZ, JORGE MOLINA, cristóbal olivares, MARCELO MELLADO, GERMÁN CARRASCO, ALFREDO JOCELYN - HOLT, RICARDO PIGLIA, DIAMELA ELTIT, PAULA VIAL, BRUNO VIDAL, ÁLVARO DÍAZ, GUILLERMO MACHUCA, PATRICIO MIRANDA , FELIPE NUÑEZ, Javier Alvarado, Carlos encina. Gerente general: PABLO DITTBORN Gerente comercial: CARMEN BURGOS (@carmenburgos) Encargada de Ventas y Marketing: XIMENA RIVAS Gerente Comercial The Clinic Online: HERNÁN ANGULO (@hernan_angulo)

www.theclinic.cl @thecliniccl

30

Impresión: QW (QUE SÓLO ACTÚA COMO IMPRESOR). THE CLINIC ES PUBLICADO POR LA SOCIEDAD DE EDICIONES Y PUBLICACIONES BOBBY S.A. DOMICILIADA EN SANTO DOMINGO 550 PISO 6, SANTIAGO. Fono: 633 9584-639 0264. FAX 639 6584 cartasaldirector@theclinic.cl /publicidad@theclinic.cl / publicidadonline@theclinic.cl .

Este medio ha certificado su circulación y lectoría.

sabía usted que: … Stephen Hawking debe ser tonto porque no puede caminar y mascar chicle.


CrĂŠdito Agencia Uno


JUEVES 11 DE AGOSTO DE 2011 · AÑO 12· Nº 406

PUBLICACIÓN SEMANAL

$ 800

LA REVOLUCIÓN DE LAS CACEROLAS EN PLAZA NUÑOA

LA DRAMÁTICA HUELGA DE HAMBRE EN BUIN FABIÁN CASAS, ESCRITOR ARGENTINO: “EL WHISKY ES COMO UN SICÓLOGO RUBIO”

RETRATOS EN SEPIA: INSTANTÁNEAS DE MANFINFLA FEMENINA

FOTO: ALEJANDRO OLIVARES

RECARGO AÉREO $ 200

THE CLINIC 406  

GIORGIO JACKSON: “ES EL MOMENTO DE TOMAR DECISIONES” BENITO BARANDA: “EL MAYOR CAOS ES LA INJUSTICIA SOCIAL” $ 800 PUBLICACIÓN SEMANAL JUEVE...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you