Issuu on Google+


prideisdead.com


Editorial Pareciera que ésta revista está destinada a ser publicada cada año. Y no es por falta de ganas. Es una terrible falta de tiempo causada por los incontables cambios a los que este staff se ha entregado. Cambios de vida, de ideas, de residencia, de trabajo, cambios, cambios, cambios. De alguna extraña manera sentimos que todo lo que ha transcurrido desde el anterior número nos ha llevado a tener mucho material, muchos colaboradores; habituales, los que siempre han estado, y también muchos nuevos que con su talento han hecho de éste número algo muy entrañable para nosotros. Además, nos sentimos muy halagados de que una de las influencias más fuertes para ésta publicación, Bruce LaBruce, haya participado en ésta edición. El cambio duele. Pero es un dolor que se goza. Que se respira y se vive. Al que el cuerpo se vuelve adicto. Paco Castro, Alejandro Gallo y Victor Sahagún. (a.k.a. The Beef staff)

Directorio

Portada: Bruce LaBruce

Dirección: Alejandro Gallo y Francisco Castro Redacción: Alejandro Gallo Dirección de Arte y Diseño: Curious Flux Edición de Fotografía: Victor Sahagún Apoyo Editorial: Javo Badilla Diseño web: vicmas.com

contacto@prideisdead.com

En éste número colaboran: Bruce LaBruce/Alberto Vazquez Loayza /Jorge Pedro Uribe Llamas/ Ricardo Luévanos/Rafa Cuevas/Ricardo A. Álvarez/Aaron Kawai/ Gustavo García-Villa/Carlos Rodríguez Rocha/Óscar Morales/ Humberto Moro/El Triángulo de las Barbudas/Saúl Zuno Sahagún/


Retratos de nuestra memoria El triรกngulo de las barbudas


Supervivencia y lucha por las libertades de Gays, Lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales, durante el franquismo y la transiciรณn. En 1944 la dictadura franquista incluyรณ las prรกcticas homosexuales en el Cรณdigo Penal. En 1954 incluyรณ a los homosexuales en la Ley de Vagos y Maleantes.


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

En 1970 dicha ley fue sustituida por la ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, que se aplicó hasta 1979. Más de 5000 personas fueron procesadas y sufrieron penas de internamiento, posibilidad de trabajos forzosos, destierro y sumisión a los delegados de vigilancia. Sus fichas policiales siguieron activas hasta el año 2000.


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

Trinidad Falcés

Nace el 11 de mayo de 1943 en La Coruña. Es bautizada como Antonio Leandro Falcés Hernández. ···Transexual. Marcha a Barcelona donde encuentra trabajo en el Hotel Oriente aunque pronto comienza a dedicarse a la prostitución. Por causa de esto es víctima de varias redadas. En una de ellas y tras pasar tres días en la Modelo la envían a Huelva, una de las prisiones que en aquella época acogían a todas aquellas personas que eran detenidas por su condición sexual. Ingresa en esta prisión el 21 de julio de 1972 hasta el 16 de agosto de 1972. Tras ponerla en libertad, regresa a Barcelona donde ya no es admitida en el Hotel Oriente por lo que continúa ejerciendo la prostitución y como resultado de ello continúa siendo víctima de innumerables redadas y detenciones. Tras la muerte de Franco, comienza a participar en las primeras manifestaciones en las Ramblas de Barcelona a favor de los derechos de los homosexuales y transexuales. En la actualidad, con 67 años, reside en Sevilla en constante colaboración con una asociación de transexuales de Andalucía.


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

Daniel Tello Nace en Zaragoza en 30 de diciembre de 1945. ···Homosexual. Su condición sexual le llevó durante la épca del franquismo a pasar en numerosas ocasiones por diferentes centros penitenciarios según la Ley de Vagos y Maleantes. Se traslada a Palma de Mallorca buscando trabajo y allí nuevamente es detenido y desterrado durante 5 años sin poder pisar la isla. Es detenido en innumerables ocasiones en Zaragoza dode trabajaba de camarero en diversos clubs de la ciudad. Cumple prisión en Badajoz por “peligrosidad social”. En la actualidad, reside en Zaragoza y desde hace un años cobra una pensión de invalidez de 336 € a causa de una minusvalía del 70%.


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

Delia Maza Nace en Zaragoza en 1958. Rodeada de un entorno de lucha contra el franquismo, pasa a formar parte de las Juventudes Comunistas. Reflexiona que aquellas personas que durante el franquismo decidieron salir del armario y que, por otra parte, estaban capacitadas para ocupar puestos de “éxito social” fueron relegadas al más absoluto ostracismo. Forma parte de los primeros movimientos de homosexuales en Aragón, reuniéndose en la clandestinidad en diferentes locales de Zaragoza. Tras la muerte de Franco y con el inicio de la democracia, estos movimientos convocaron a los políticos para preguntarles qué iban a hacer con los derechos de los homosexuales, cómo iban a atajar la discriminación, encontrando el favor de los partidos de izquierdas. Declara haber percibido su entorno profesional siempre como un entorno hostil contra su persona por su condición sexual.


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

Anchel Conte Nació en 1942 en Alcolea del Cinca (Huesca). Consciente de su homosexualidad desde los 13 años. Hijo de guardia civil. Lleva cuatro años casado con Ignacio. Mientras era profesor en Aínsa (Huesca) durante el franquismo, se le echó sin ninguna explicación. Descubrió que le había desaparecido una carta de su despacho, en la que se adivinaba su condición de homosexual y sus tendencias políticas. Mientras realizaba la oposición, la policía fue a hablar con el presidente del tribunal para que le cesasen por “ser comunista, maricón, drogadicto y corruptor de menores”, casi todo era verdad, menos lo de “corruptor de menores”. Vivió redadas, una vez en un cine de Barcelona, no le pasó nada porque el policía que se puso a su lado y le intentó meter mano le parecía “horroroso”. Si le hubiese gustado habría sido detenido ya que lo hacían con quien se dejaba meter mano.


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

José Luis Nació en 1943 en Zaragoza. Empezó de cerrajero artístico en la calle Borao de Zaragoza, lo echaron por ser homosexual. También trabajó como artesano haciendo bolsos, también lo echaron por ser homosexual. Fue rechazado socialmente con lo que solo “te quedaba ser callejero.” “No te daban trabajo porque eras maricón y no te lo decían en la cara porque no se atrevían;” “tenías que trabajar en un club de mujeres o haciendo la prostitución”,“A todos los declarados maricones de esa época nos ha ido igual: cárceles o calle, la única forma en la que podías sobrevivir.” En la época franquista fue juzgado por homosexual, por la ley de peligrosidad y rehabilitación social y encarcelado en varias ocasiones, donde sufrió experiencias muy desagradables. “Cuando entrabas en la cárcel, te marcaba uno como padre, y los demás no te tocaban. No podías elegir, te elegían a ti.” “Tenía miedo de que los presos que estaban allí dijesen por qué había ingresado en prisión.” Se marchó a Francia y años después a Bélgica, “allí todo era diferente”. Convivió con un hombre durante 4 años. Regresó a España en 1971 y todo seguía igual. Tenía miedo de ir a trabajar porque solo en un año tuvo 28 propuestas de peligrosidad social, lo que significaba estar 28 semanas detenido. Finalmente le condenaron en 1973 a tres meses de prisión y un año de destierro de Zaragoza. “En prisión te ponían frente a un psicólogo que te hacía una serie de preguntas y te enseñaba unos dibujos con los que interpretaba lo que eras”, Harto de la situación en la que estaba viviendo“Cité al comisario que me detenía y le dije: Usted me ha quitado dos años de mi vida haciéndomela imposible, me ha desterrado dos veces.”, “Finalmente en 1976 me dijo que no fuese a Barcelona, que me lo arreglaba todo.”


Retratosdenuestramemoria

The Beef Magazine

Conchi Arnal

Nació en 1950 Lesbiana. A causa de su condición sexual le quitaron la custodia de sus hijos. Crecía con la idea de casarse, encontrar a un hombre, tener hijos y eso es lo que hizo, todos a su alrededor lo hacían. Conoció a una mujer en la Asociación de Amas de Casa, celebrando una fiesta para los niños y las niñas, hasta que decidió romper el hielo. “Ella quería ir a un psiquiatra para saber que le ocurría, el por qué ya no quería estar con su marido, el por qué no hacía más que pensar en mí. Finalmente la convencí de lo contrario” Su marido la denunció por ser lesbiana, de esta forma pudo arrebatarle la custodia de sus hijos. El juez le preguntó “¿es verdad que está con una mujer?”, cuando quería hablarle de lo que sentía el juez le cortó y le dijo:”absténgase de hablar, sólo conteste con un sí o un no”. Como resultado de este juicio recibió una carta en la que se le decía que en 24 horas tenía que abandonar su hogar, la policía le llamó y le dijo que si no se iba ella la sacaban ellos. El más pequeño de sus hijos tenía 2 años, ella no entendía nada. A partir de ese momento visitas cada 15 días. Cuando comenzó a convivir con una mujer, reunieron a los hijos de ambas y les dijeron lo que sentían la una por la otra, y que vivirían a partir de ese momento todos juntos.” Las puertas no se cerraron nunca, se decía siempre la verdad”,”Los niños y las niñas crecieron en un ambiente muy sano y sobre todo se les daba mucho cariño”. Estuvo en el Frente Feminista de Zaragoza. Propuso crear un grupo de lesbianas dentro del Frente, el cual reunía entre 15 y 20 mujeres. Por los únicos que se sintieron apoyadas fueron por el Movimiento Feminista y por el Movimiento Comunista de Aragón. Actualmente es abuela, se lleva muy bien con sus hijos. Tiene muy buenos amigos y se atreve a decir que es respetada por la gente que le rodea.


Existe un mutilado Char Lee


Esta opinión podría estar patrocinada por la American Gerbil Society Texto de Saúl Zuno Sahagún


EstaopiniónpodríaestarpatrocinadaporlaAmericanGerbilSociety

The Beef Magazine

Todo cabe en una cavidad corporal sabiéndolo acomodar. Un miércoles por la noche en Washington, Gavin Stanger, 24 años y encarcelado por alteración del orden público, acababa de ser acusado por otro delito. Pasó el basculeo, pasó la revisión al desnudo, pero una hora y media después un custodio se percató de la bolsa de plástico y la cinta adhesiva que flotaban en el inodoro de la celda individual de Stanger. Según el Sargento John Kruse, vocero del Departamento de Policía de Wenatchee, donde Stanger se encuentra recluido en el Centro Regional de Justicia del Condado de Chelan: un encendedor verde, una bolsa del tamaño de una bola de golf con tabaco, papel para liar cigarros, una botella de tinta y ocho agujas para tatuar, una pipa de una pulgada y una bolsita con algo parecido a mariguana. Cómo metes todo eso ahí, se preguntó Kruse. Contrabando, homicidio o masturbación: la inserción de objetos extraños en el recto es una práctica más oculta que insólita. En 1955 fue reportado el caso de un hombre que introdujo un tubo de cartón de seis pulgadas de diámetro a través de su ano y dentro del cilindro arrojó un petardo encendido. En 1986 está el expediente médico de un varón de 39 años con un historial de dos semanas de diarrea sanguinolenta y alucinaciones auditivas: las radiografías revelaron un dildo de 20 por 4 centímetros. En 1991, un paciente psiquiátrico provocó la muerte de un discapacitado de 75 años penetrándolo con una muleta. Botellas, jarras, focos, manzanas, zanahorias, cebollas, salamis; mangos de hachas, escobas, látigos o paraguas; cuchillos, picahielos, cucharas, velas, rizadores de cabello, linternas, cepillos dentales, cajas de cepillos dentales, desarmadores, globos; bolas de beisbol, tenis o billar; latas, cuernos de animales, cadenas


de oro, una cola de puerco congelada, piedras, maderos, cacahuates, una caja de herramientas. Todos estos ejemplos provienen de literatura estadounidense en torno al manejo quirúrgico de ingresados a emergencias o de cadáveres humanos con objetos en la cavidad anal. Algunos elementos externos al cuerpo alojados al final del intestino grueso son motivo de preocupación internacional. Extremismo religioso en el extremo del aparato digestivo. El 28 de agosto de 2009, un militante de Al Qaida pretendió estar arrepentido de su pertenencia al mencionado grupo para llegar al Príncipe Mohamed Bin Nayef, Viceministro del Interior en Arabia Saudita que preside la campaña antiterrorismo de su país. El alqaedense detonó un explosivo que llevaba consigo: murió, pero el funcionario saudí salió ileso. Al Qaida de la Península Arábiga reivindicó el acto, pero no reveló el método utilizado para esconder y detonar el explosivo. Stratfor, grupo de inteligencia perteneciente al sector privado

estadounidense, afirmó que el dispositivo explosivo estuvo albergado en el tramo final del tubo digestivo del kamikaze, quien fue retenido en custodia durante 30 horas antes de que le fuera permitido reunirse con el príncipe. En 2001, un hombre fue interceptado tratando de accionar un artefacto explosivo improvisado en un vuelo de US Airlines: ahora hay pasajeros que deben quitarse los zapatos para que sean analizados con un escáner de rayos X antes de abordar. En 2006, Autoridades de Reino Unido frustraron un plan para llevar explosivos líquidos de contrabando a territorio norteamericano por medio de vuelos transatlánticos; ahora los líquidos, cremas y geles están restringidos para los pasajeros internacionales que vuelan a Estados Unidos. El dispositivo anal utilizado en el atentado contra Mohamed Bin Nayef ha despertado inquietudes en las autoridades de EE UU acerca de la seguridad en el transporte aéreo, ¿contratarán proctólogos en los aeropuertos de esta nación de América del Norte?


Rubén Padilla Texto de Humberto Moro Fotografías de Alejandro Gallo


RubénPadilla

Diálogo con Rubén Padilla: Martes 9 de agosto 2011 8.00 PM La Caguamería, Gdl. México. - HM: ¿Quién eres? - RP: Yo soy Rubén Padilla Cortés, soy alguien que siempre esta en la búsqueda de ser feliz, eh, tratando siempre por todos los medios de conseguirlo? ¿O sea que la felicidad es el último estado? La felicidad es el único estado en el que puedes estar, hay muchas formas de conseguirlo, mediante el dinero, creo que la felicidad en sí es un conjunto de cosas. Entonces bajo esto podemos suponer que tu eres tu búsqueda de la felicidad No lo soy per sé, estoy en el camino de, que creo que nunca se alcanza creo que la felicidad es como las fotos, que derepente son las memorias de muy buenos momentos y que terminas dejando al lado todo el cagadero que tuviste que pasar para llegar a eso. Como en la fiesta que de repente te quedas con las fotos de cuando estás con tus amigos pero que tal si se te ponchó la llanta del carro para llegar o si se te perdió la cartera, o si hay una cola para el baño, eso a fin de cuentas lo dejas de lado y se te olvida y te quedas con esos sustratos momentáneos felices que valen la pena como para olvidar todo lo demás. Creo que esa es la búsqueda como de estar consiguiendo eso en gran medida formado por muchas cosas; por el desarrollo profesional, personal, del entorno.

The Beef Magazine

¿Qué estudiaste? Estudié (de carrera) negocios internacionales y actuación. - ¿Y ahora qué haces? Ahorita me dedico a la gestión cultural, es mi apuesta después de buscar un montón de cosas, es algo que he descubierto, que me gusta, un camino en el cual puedo llegar a desarrollarme. ¿Qué hiciste para llegar a este punto? Lo primero que hice fue estudiar la carrera, al terminar me ofrecieron hacer una película, eh, ya había estudiado algo de actuación, ya había hecho algunas cosas, y cuando hice la película, descubro que me gusta mucho más que mi carrera, la cual no me gustó nada, creo que fue una mala desición, igual que a mucha gente le pasa que te encuentras a los 18 años , la sociedad te indica que tienes que escoger una carrera con la cual te tienes que desarrollar para toda la vida y no tienes noción de nada de lo que es el mundo como para tomar una desición tan fuerte. Después trabajé 4 años en producción audiovisual, y terminé haciendo gestión cultural para el Festival Internacional de cine en Guadalajara y la FIL. ¿Qué fue lo que mas te dolió de estudiar? Darme cuenta que no tenía una puta idea de lo que era lo que estaba estudiando. Un dolor constante que tengas La separación familiar, es un dolor constante por que he decidido de cierta forma alejarme de mi familia principalmente por el hecho de que soy gay (ellos ya lo saben) en teoría no tienen ningún problema, pero en la práctica es doloroso. Yo no puedo llevar a mi novio con mi familia, no puedo cotorrear como cotorrean mis hermanas con sus


novios dentro de la casa. Es un poco injusto pero no me quejo por que creo que yo la vivo muy bien, pero tal vez podría tener más contacto con mi familia. Tu dolor de niño más fuerte Cuando me operaron de apendicitis, fue un dolor increíble, tenía once años, me tuvieron que inyectar muchas veces, y solo se escuchaban mis gritos en el quirófano, y pensaba que me quería morir. Ya! Máteneme, pero no quiero seguir sufriendo este dolor. ¿Cuál es el dolor más rico? ¿El dolor más rico? Uy… pues hay varios, (risas) El dolor más rico… puede ser cuando haces el amor, pero es que casi no me toca a mi… (risas) En realidad soy una persona que le tiene mucho terror al dolor físico, no lo soporto, cualquier cosa me duele. Mi umbral del dolor es súper corto, hasta una limpieza dental me cuesta muchísimo. Me corto y le hablo a mi papa para ver qué onda… ¿Entonces eres muy llorón? No!, no soy llorón pero soy quejumbroso. Me quejo mucho, pero no lloro. ¿Cuál es el dolor de “pena ajena” que te ha dado? La injusticia social, en el aspecto tanto personal como general, la forma en la que se distribuyen los recursos es muy desigual, la desigualdad social es una cosa que si me da mucha pena que exista y me duele, sobre todo estando en una sociedad como la nuestra.


RubénPadilla

The Beef Magazine

Si tuvieras el poder de inflingirle dolor a la gente a tu voluntad ¿qué harías? A todos los que me caen mal? A quien quieras Yo creo que les daría una buena dosis de … (risas). No sé, por ejemplo quisiera transportar mi dolor más fuerte a la persona que me cae mal. Quisiera que un policía corrupto, sintiera lo que yo sentí cuando me operaron del apéndice. Un dolor horrible que los torciera. ¿Cuál es el dolor más tonto que has sentido? Cuando me corto hago un escándalo increíble. Pero no físico. Creo que cuando mis papas tenían broncas, a mi me causaba un dolor increíble, y yo tomaba partido de un lado u otro, después ellos arreglaban sus pedos y yo no entendía cómo no había permanecido igual de orgullosa que yo. Después mas grande entiendes que esto no tiene sentido. ¿Te dolió salir del closet? Vengo de una familia bastante conservadora en la que soy quizá el único gay, salí a los 2526 años y yo me di cuenta desde mucho antes, pero no, era como aguantar bara, por más de cinco años. Tenía mis cotorreos por abajo del agua, súper discretos. Y esto se vuelve parte de ti, eventualmente descubres formas en las que puedes tener contacto con alguien que te gusta, que sabe tu cotorreo pero tiene que ser oculto, que no se sepa, que no se descubra, que estén en el mismo canal de que yo no digo nada y tú no dices nada y todo bien.


RubénPadilla

¿Ahora podrías vivir algo así? No, ni de pedo. Tener a alguien con algo así… no. Creo que ya va contra mis principios, creo que ya hice una lucha muy grande y hacerlo sería como dar marcha atrás. Estar con alguien que no se acepte gay sería como volver a la primaria. Y yo ya no quiero hacer la primaria otra vez. ¿Cuál es el momento mas doloroso de tu vida? Híjole es que tengo muchos… Pero creo que el más doloroso fue una vez que me pelee con mi papa a golpes. Eso ha sido lo mas doloroso que he vivido. Ahora ya he trabajado bastante en eso, no tengo problemas, pero es algo que no puedo olvidar, está perdonado pero no está olvidado. ¿Cómo crees que serías tú sin tu dolor? No sería yo, sería alguien más. El dolor es como parte de la columna vertebral de cada ser y te va definiendo de una forma que no se puede cambiar, tus dolores te hacen tomar desiciones que te marcan. Te hacen actuar de forma única, te van guiando, te van privando de ciertas cosas, te van obligando a hacer algunas otras cosas y sin el dolor no me imagino mi vida. Tu dolor ‘estético’? La basura, me caga la basura, me choca, me repatea que haya basura en la calle, que la gente la tire, es una cosa que me emputa.

The Beef Magazine

Me refiero a algo relacionado con la belleza Los She-Males, me dan muchísimo pedo. Se me hace horrible, respeto mucho pero es algo con lo que no puedo. Se me hace una aberración. ¿Qué preferirías otra apendicitis o una noche de pasión con un she-male. Otra apendicitis doble. La palabra que más te ha dolido Soledad. Pero la palabra que te han dicho Pusilánime. Una cosa muy acompañada del dolor es el miedo, entonces uno tiene miedo a sufrir que es miedo al dolor, entonces evitas hacer muchas cosas por la suposición de que te va a causar dolor, pero no puedes saberlo hasta que lo haces. Entonces el dolor ha venido a ti como una prueba Totalmente. Ahora sé que no soy diferente, este mito de que eres hombre, o gay, yo la verdad es que me considero muy hombre, aunque soy gay no dejo de considerarme hombre no pretendo ser mujer, me encantan las mujeres como son pero a mi sexualmente me gustan los hombres.


¿Te ha dado risa el dolor de alguien más? Muchísimo. (risas) Sin nombres Me dio mucha risa cuando una amiga mía después de un trabajo intenso le declaro a su mamá que era lesbiana, y su mamá le dijo que ella también era lesbiana, y a mi amiga le dio muchísimo pedo y a mi me dio muchísima risa… (risas) Se me hace que ya sé quien es… Puede que si. Dolor de la oficina Que haya personas que tengan puestos que no merezcan. Dolor de la casa La limpieza! No presumo de ser el más ordenado pero si me gusta tener mi casa limpia.

¿Cual crees que es nuestro dolor en Guadalajara. El primero la apatía y el segundo la doble moral. Y ahorita va a salir el mariachi… ta ra ta … ( jarabe tapatío) (risas) Creo que la lucha contra uno mismo es la peor batalla, que hay que librar todos los días. Algo que quieras agregar La percepción del dolor es tan difícil o tan disfrutable como uno quiera, hay dolores que gustan, hay dolores necesarios otros en los que sufres, pero indiscutiblemente sentir un dolor es proporcional a la felicidad que vas a sentir después.


Rehuimos al dolor y también lo procuramos Texto e imágenes de Óscar Morales


Rehuimosaldolor...

The Beef Magazine


Rehuimosaldolor...

The Beef Magazine


Rehuimosaldolor...

The Beef Magazine


Rehuimosaldolor...

The Beef Magazine


Rehuimosaldolor...

The Beef Magazine


El porn贸grafo renuente: Entrevista con Bruce LaBruce Texto de Im谩genes de Bruce LaBruce


Quizá sepas que este número de The Beef trata sobre el dolor. Creo que a nuestros lectores les interesaría saber si disfrutas el dolor; mejor aún, ¿cómo disfrutas el dolor? Claro que disfruto ciertos tipos de dolor. Tengo bastantes tatuajes – creo que… ¿17? – y siempre he disfrutado el dolor que viene con eso: las endorfinas entrando en acción, etcétera. También me han cosido la boca un par de veces para sesiones de fotos y me han perforado los pezones con una aguja de coser; ¡eso fue un dolor divertido! Además, soy más masoquista cuando se trata de sexo, entonces disfruto un buen spanking cuando lo hacen como se debe. El dolor parece ser una constante en tu trabajo, desde tus inicios en la fanzine J.D.s; en aquel entonces tus intenciones eran provocar y antagonizar las definiciones extremadamente ortodoxas de las subculturas gay y punk. De alguna manera estas intenciones se convirtieron en el movimiento Queercore. En retrospectiva, ¿esperabas este tipo de reacción? ¿Cómo puedes explicarla? Gran parte de mi trabajo se puede explicar por un fenómeno llamado Velvet Rage. Crecí en ambientes rurales y pueblos pequeños donde la homosexualidad no se toleraba y se castigaba con violencia, eso me forzó a reprimir mi sexualidad hasta mucho después de haberme mudado a Toronto. Cuando finalmente comencé a expresar mi homosexualidad lo hice a través de una ira que se había construido con todos los años de energía reprimida. Para mí, esta energía se expresa de mejor manera con el punk-rock norteamericano, un movimiento iconoclasta, anarquista y muy político que se articulaba y expresaba a través


del estilo, lo cual, siendo un joven maricón, me atrajo bastante. Mi represión sexual me apartó del resto y me convirtió en un joven solitario e inadaptado, cosa que decidí usar para sacar ventaja: para mí, todo se tradujo a ir en contra del autoritarismo, ser iconoclasta y apreciar lo diferente. No existían vacas sagradas, por lo que incluso los movimientos y subculturas en los que me involucré, punk y gay, podían ser criticados y atacados. Gracias a mis circunstancias, siempre he intentado convertir las debilidades en fortalezas, las desventajas en ventajas; pero, de alguna manera, siempre mantuve una noción extremadamente romántica del homosexual como un extranjero o un miembro de las vanguardias. Supongo que la combinación de elementos románticos e iconoclastas llamó la atención de muchos jóvenes gay que se encontraban en situaciones similares con respecto a su homosexualidad. Mi fanzine, J.D.s los hizo saber que había más personas que sentían lo mismo que ellos; logramos articular su alienación y su rabia. Se ha dicho muchas veces que tu trabajo en J.D.s es de las principales influencias para los fanzines actuales. Cuando lees estas publicaciones, ¿notas algún cambio sustancial o evolución de las limitaciones que enfrentaste en los ochenta? La verdad es que no leo los nuevos fanzines. A pesar de que he mantenido una especie de ethos punk en mi trabajo, ya no me considero parte de esa subcultura porque, creo, ya no es efectivo como movimiento radical juvenil. Tampoco me siento afiliado al movimiento gay, el cual se ha vuelto terriblemente conservador y convencional. Aunque para mí esto no es

un gran cambio, siempre me sentí marginado dentro de estas dos subculturas marginales, un extranjero entre extranjeros. Las limitaciones que enfrentamos en los ochenta tenían que ver con las dificultades para diseminar trabajos e ideas en un mundo previo al internet. A todos se le sacaba, se hacía a mano y se enviaba por correo convencional, un proceso muy lento. Pero todo eso era parte del romance del asunto y requería mucha dedicación. Nuestros fanzines eran nuestros blogs, nuestras diatribas y nuestros manifiestos; y logramos hacer que nos escucharan en un mundo sin el beneficio de la World Wide Web. Fue toda una hazaña, en retrospectiva. Se te conoce por crear imágenes violentas, incluso grotescas, mezcladas con mucho humor negro y erotismo. ¿Cómo encuentras las conexiones entre estos elementos? Examinar y retar a lo convencional siempre me ha parecido interesante. Siempre estoy experimentando con yuxtaposiciones de dos o más géneros aparentemente incompatibles o irreconciliables, como la pornografía y la propaganda de agitación en The Raspberry Reich o la pornografía y el gore en mis películas de zombies. Incluso mi primera producción, No Skin Off My Ass, fue en esencia una comedia romántica que incorporó elementos experimentales de filmación y pornografía. Siempre he utilizado la música de maneras inesperadas, no para reforzar una respuesta emocional a las imágenes, si no para contrastarlas y confrontarlas; es un elemento dialéctico básico. Me atraen las paradojas, la coexistencia de dos opuestos aparentemente


irreconciliables, mucho más que la simple ironía, la cual se usa frecuentemente para negar nuestros sentimientos por cobardía o vergüenza. Aunque claro que uso la ironía, en forma de sarcasmo. La verdad es que siempre me he sentido un poco avergonzado por hacer pornografía y tiendo a presentarla de una manera muy inhibida que se enfoca en sus mecanismos y convenciones. Una revista de arte internacional me nombró una vez el “Brecht pornográfico”, el término me agrada bastante. El humor negro, la violencia y el uso de lo grotesco también son maneras de lidiar con la ambivalencia que siento sobre hacer pornografía. Soy el pornógrafo renuente. Presentas a la violencia y al dolor como deseos ampliamente socializados que, aparentemente, dirigen nuestra cultura, nuestras creencias y nuestras formas de expresión. ¿En serio crees que a todos nos gusta más si duele? John Waters escribió en su nuevo libro Role Models que los jóvenes gay de hoy ya no sienten que deban ser castigados por su homosexualidad. En mi generación de maricones – y en la de Waters – somos conocidos por maltratarnos y humillarnos sexualmente. Entiendo lo que él quiere decir, pero sigo pensando que esa necesidad sadomasoquista es mucho más entretenida que la monogamia y el sexo domesticado que promueve la nueva burguesía homosexual. El lema de los gays que crecimos en los setentas y ochentas era “Coger hasta que no duela”; lidiábamos con el odio, la desaprobación y el miedo que recibíamos de la sociedad en general a través del sexo y, muy seguido, a través de

los extremos sexuales. Rosa Von Praunheim lo dice todo con el título de su documental sobre el movimiento gay: Ejército de los amantes/Rebelión de los pervertidos. Éramos un movimiento muy político y con mucha carga sexual en donde había muy pocos tabús o límites; una verdadera militancia sexual que deseaba mucho más que tolerancia o aceptación. De verdad fue una especie de revolución sexual, heredada de la contracultura en los sesentas. Claro que todas las cosas buenas deben terminar y por eso llego el SIDA a destruir la fiesta. Aunque aún mantengo esa energía política – que viene de las raíces de nuestro movimiento – en las escenas de sexo extremo en mis películas; es mi manera de lidiar con el dolor y la humillación asociados con mi homosexualidad. ¿De dónde crees que viene este deseo de dolor? ¿Es parte de nuestra naturaleza humana o es resultado de nuestras circunstancias sociales? Siempre he creído que el dolor y la humillación se construyen dentro del sexo, como lo describe Freud en su teoría sobre la tendencia a la devaluación del objeto de afecto. Las relaciones de poder y los problemas de dominación y sumisión son parte natural del acto sexual; en este acto, el objeto de afecto debe ser degradado y humillado de alguna manera para poder alcanzar la excitación sexual. Esta clase de “cosificación” no es necesariamente algo negativo, de hecho, deberíamos habituarnos a esto. La línea que separa el dolor y el placer puede ser muy nebulosa. Hablemos de L.A. Zombie, tu trabajo más reciente. Has declarado que esta es una película


que “reafirma la vida”, ¿por qué razones elegiste explorar este tema a través de la muerte, el gore y el sexo con zombies? Voy a ser honesto, fui sarcástico cuando defendí la película diciendo que reafirmaba la vida. Digo, de alguna manera sí reafirma la vida literalmente, después de todo el zombie se coge a los muertos para revivirlos. Pero eso no cambia el hecho de que este personaje, por lo menos al principio, está teniendo sexo con cadáveres y todo se filmó de una manera muy gráfica, muy gore, cualidades que son difíciles de relacionar con algo que “reafirma la vida”. Aunque, ¡¿por qué no?! Con esta película revertimos la tendencia actual que tienen los filmes de terror y la pornografía de tratar la violencia y la muerte como si fueran un fin por sí mismas. Mi idea era cambiar la asociación negativa que se hace entre los homosexuales y el SIDA y la muerte: los zombies son virales y sus cuerpos están en decadencia, por lo tanto, siempre se asocia a estos seres con el SIDA. En L.A. Zombie, el bautizo de las víctimas con el fluido seminal negro es lo que las revive, las resucita; eso es un revés directo a la paranoia de siempre sobre el sexo gay y el SIDA. En la película, retratas a Los Ángeles como un lugar bastante hostil, lleno de adictos, vagabundos y no-muertos cachondos; esta imagen contrasta con el Hollywood limpio y glamoroso que se retrata en otros lugares. Esta crítica la han hecho ya muchos directores, muchas veces – incluso tú exploraste el tema en películas anteriores como Hustler White –, ¿no crees que esa idea se ha usado demasiado? Para mí el atractivo de Los Ángeles reside en

el lado oscuro oculto de la máquina de sueño: la realidad corrupta y callejera que contrasta completamente con la chapa de oro falsa de Hollywood. Me encantan las películas que abordan esta paradoja directamente, como El Imperio de David Lynch. De hecho, considero que, más que nada, necesitan producirse más películas que articulen esta división. En las últimas décadas, Hollywood se ha dejado llevar por el autoengaño y se ha intoxicado con su propia falsa mitología. Los directores que explotaron y deconstruyeron estos mitos – Altman, Cassavetes y Penn, por ejemplo – ya se han ido y parece que las lecciones que nos enseñaron se han olvidado. En mi opinión, Hollywood está en la cúspide del cinismo y la superficialidad. Mis películas, Hustler White y L.A. Zombie, sirven como espejo oscuro que revela a Holllywood como la vieja puta que es. Aunque, le tengo bastante cariño a las putas viejas. Aunque lanzaste una versión censurada de L.A. Zombie para el circuito de los festivales de cine, la película ha sido prohibida en festivales como el de Melbourne porque se le consideraba “inapropiada”. ¿Esperabas esta reacción? ¿La película es en verdad demasiado sexual o violenta para una audiencia madura? Me sorprendió un poco que se prohibiera la exhibición de L.A Zombie en Australia, principalmente porque mi película anterior, Otto o Up with Dead People, la cual contiene una escena pornográfica con zombies cogeentrañas, fue bastante popular en el Festival Nacional de Cine de Melbourne hace dos años y tuvo gran distribución en todo el país. Claro que L.A. Zombie es mucho más pornográfica,


en tono e intención, e incluye escenas bastante gráficas y fuertes de necrofilia, lo cual siempre es un tabú enorme. Creo que también tiene que ver con la sincronía: Australia vive actualmente una ola de conservadurismo moral que se refleja en los intentos por censurar ciertos tipos de pornografía. Entonces, creo que fue una especie de tormenta perfecta. Por más de 25 años has explorado el dolor y desarrollaste una estética erótica y distintiva de la violencia, ¿crees que aún haya algo por decir acerca del tema? ¿Hay algo que nos falte ver? Creo que la nueva ola de películas porno sobre tortura ha significado un retroceso enorme en la estética erótica del dolor y la violencia. Estos nuevos filmes de género son bastante cínicos y anti-poéticos. Estas películas explotan sin mayor preocupación los demonios y los miedos de la gente sobre el terrorismo, la tortura y la violencia sin propósito porque abordan el tema desde una visión completamente capitalista y corporativa: se manufacturan imágenes de muerte y tortura pensando solamente en maximizar ganancias. Hay algo bastante fascista al respecto, hablando en términos de Godard. Cuando estos filmes surgieron a

mitades de los setenta – como películas clase B – eran subversivos, innovadores y clandestinos; ahora, todo parece una máquina capitalista de muerte. Espero que surja otro género que utilice la misma clase de imágenes con poesía, romance y perspicacia política: ¡Necesitamos un nuevo Peckinpah! Hablando del futuro, ¿en qué estás trabajando actualmente? ¿Qué podemos esperar de Bruce LaBruce en los años por venir? En este momento trabajo en dos proyectos teatrales que se estrenaran en Alemania en la primera mitad del 2011. También tengo varias películas en desarrollo, pero no quiero hablar mucho sobre ellas. Una se llama Gerontofilia. Saca tus propias conclusiones.


“Everyone has to make their own decisions. I still believe in that. You just have to be able to accept the consequences without complaining.” Grace Jones

Illustración de Ricardo Luévanos


Tu me manques. FotografĂ­a de Francisco Castro


De la sangre canibal Illustraciones de Gustavo GarcĂ­a-Villa


Felippe Augusto Teixeira FotografĂ­as y entrevista por Aaron Kawai


We took the average – well, not exactly average, as you can see -- brazilian boy to take some pictures, and maybe, just maybe, get to know him a little better. Well, as good as you can know someone by having our collaborator Aaron Kawai in Brazil spending some time with him.


hella fella, warm up your verb, and tell us (stalkers or not) about you: How do you like your beef done best? Medium rare. Whats’s your full name? Felippe Augusto Teixeira How old are you? 21 Where were you born? Poços de Caldas, Minas Gerais, Brazil. Where are you living right now? São Paulo, São Paulo, Brazil. Since you’re a countryside boy, what brought you into the big city? which one suits your feelings most, countryside or the city? Big city is quite different from countryside. I am a person more inland, but with a curious side to the big city. what attracts me here is the diversity, the oportunities... What do you do for a living? do you enjoy it? I currently work at an advertising agency as an assistant art. working in this area has its advantages and disadvantages. lately I have been interested for the food area, so we’ll see what direction things get...

Do you have any hobbies? which one is your favourite? I have some, such as photography, collage, bookbinding. My favorite, photography. Which type of kiss do you prefer: soft & mellow or rough & manic? (if you like it differently, tell us how, please) I prefer soft and smooth with a hint of romanticism. Do it now: take a spoon of soup, dive it into honey, and describe the feeling of tasting it. smooth with a woody touch, the texture of the bees, the honeydew color. If you could teletransport after that honey spoon, where would you go? For a house in the mountains, with plenty of green wood, with a view of the setting sun on the beach in the middle horizon. At night, bonfire to warm up with a good wine. Share some love and send a short message to the readers if you like to Enjoy this new issue from The Beef Magazine and to know a little bit more of me visit my website: www.flavors.me/phelpps if you’d like to ask yourself anything, this is the time to do it (magic mirror) Mirror, mirror, which would have more heart than I?


Dolor en menos de 140 caracteres Texto por Jorge Pedro Uribe Llamas jorgepedro.com


Puse “dolor” en el buscador de Twitter para darme una idea de lo que se escribe ahí sobre una de las cuatro emociones primarias del ser humano, esto según algún profesor de teatro que tuve en la adolescencia. Tuve que corregir la ortografía y redacción de cada tweet. Me pregunto por qué resulta tan difícil escribir correctamente en castellano si se trata de una lengua con reglas sencillas. Pero lo que más sorprende es el tono tan personal al momento de expresar dolor. Es decir, ¿por qué suele relacionarse el dolor con lo que uno siente? ¿Acaso no puede hablarse del dolor ajeno sin sentir solor? Por supuesto que sí. De eso trata nuestra sociedad, en realidad. Quizá de ahí la hipocresía de demostrar cuánto le duelen a uno los asuntos de los demás. Ajá. Esa actitud sí que duele. Pero no.


@piojosde Me voy unas horas a revolcarme de dolor y esto se llena de pedófilos. El universo está mal, muy mal. @agushetena Cuando tu miedo toca el dolor del otro es lástima, cuando tu amor toca el dolor del otro es compasión. @marticarcn Hay dolor y temor en la comunidad de Bellavista, al Sur de Bogotá, por el asesinato de dos niñas de ocho y 15 años. @tuhijoperdido Al parecer en la puerta del dolor no existe un cartel de salida. @marthadebayle Cuando tienes pensamientos negativos (preocupación, miedo, ira, resentimiento, dolor, etcétera) te sientes mal. @jesusademir El dolor de ser marginado por los demás llena a una región cerebral que también registra el dolor físico. @itschimoltrufia Los animales también sienten dolor, las mujeres también trabajan, los hombres también se enamoran y los divos también roban tweets.

@cokep Si la primera lágrima cae de tu ojo izquierdo es de dolor, pero si se trata de tu ojo derecho es de felicidad. @chiksupersonik Tengo que ir al neurólogo por culpa de mis dolores de cabeza. La consulta cuesta 450 Bs. Por supuesto esto me da dolor de cabeza. @ysabelvel Infusión de jengibre para dolor de garganta. Lavar, pelar y picar el jengibre, añadir agua hirviendo, dejar reposar y beber. @valee_jimenez Hola, soy Marce, me dormí toda la clase de nuevo chueca y tengo dolor de cuello. Bye. @soyunsuperheroe Cuentas en Twitter que leo y noto que sólo desean agradar a todos me dan dolor de ojos. @shakalistic Le acabo de decir a la dentista que tenía una novia que se llamaba como ella y me dijo que ella es igual de mala, estoy jodido. Dolor full. Jaja.


Rafi: Cuatro puntos Texto e imรกgenes de Rafael Cuevas


El dolor fisico es una alarma corporal que indica un malestar peligroso para la salud.


El dolor espiritual es la consecuencia del abuso a las emociones.


El dolor en el coraz贸n es un vac铆o que tiene el alma.


El conjunto de todos estos dolores, es la puerta a la locura.


El dolor es la muestra proporcional a quĂŠ tan rico has comido, quĂŠ tanto has amado y lo feliz que has sido Ilustraciones de Ricardo A. Ă lvarez


El hombre de cerca


El hombre no quiere


El hombre, la luna y...


El hombre y su odio



The Beef # 5