Page 5

E

Editorial

Memoria 2011

Estimada amiga, estimado amigo: En el último viaje que realizamos a Bolivia, escuchamos lo siguiente de labios de Magali Montenegro, mujer guaraní protagonista de una de nuestras iniciativas: “Estamos muy contentas con este proyecto, si lo llevamos bien va a ser muy útil para nosotras, sobre todo para nuestros hijos, es por eso que nos animamos a trabajar”. Estas palabras nos hablan de trascendencia, de la necesidad de legar un mundo mejor a nuestros hijos, en definitiva, de sostenibilidad. Nuestra responsabilidad es seguir apoyando a personas como Magali, tanto allí como en otros lugares, dando pasos que ayuden a mejorar la interacción del ser humano con la naturaleza, construyendo esa sostenibilidad. En Territorios Vivos somos muchos los socios, voluntarios y colaboradores que, de forma altruista, dedicamos buena parte de nuestro tiempo y energía para que el ser humano vuelva la vista al medio ambiente y sea capaz de construir su futuro respetándolo y conservándolo. Y lo hacemos conscientes de que el cambio es posible, que la participación ciudadana es esencial y que la motivación surge de los logros conseguidos de forma compartida. Sólo así es posible afrontar con éxito situaciones como la actual, donde el apoyo económico al Tercer Sector se ha reducido drásticamente y conseguir recursos se hace cada vez más difícil. Un año más hemos centrado nuestro esfuerzo en mostrar a la sociedad la importancia de los sistemas naturales, los servicios que proveen y nuestra corresponsabilidad en conservarlos, a través de proyectos como Explora Vías Pecuarias, Proyecto Ríos, Anfibios o Custodia Fluvial, así como apoyando a comunidades rurales de Argentina y Bolivia. En estas páginas recogemos brevemente los resultados más destacados, en un ejercicio de transparencia y compromiso. El primer año de esta década también termina con la declaración de Utilidad Pública de Territorios Vivos, un reconocimiento a nuestra labor por el interés general, lo que nos hace aún más conscientes de nuestra responsabilidad con la sociedad. La situación económica o la voracidad financiera que persigue intereses personales siguen generando importantes repercusiones negativas sobre los ecosistemas y la sociedad, en especial la que vive en estrecha relación con ellos. Sin embargo vemos con optimismo como, pese a las dificultades, la sociedad civil continúa sumando esfuerzos voluntarios para generar cambios y nuevas ilusiones por la sostenibilidad. Así se deriva de las palabras de Magali Montenegro, al igual que de otros beneficiarios de nuestros proyectos. Seguiremos trabajando en el futuro para que más personas lo sientan de forma similar. Gracias por apoyarnos.

Memoria 2011  

Memoria Anual de la Asociación Territorios Vivos correspondiente al año 2011

Advertisement