Page 17

tradicionales, erosionados tras la introducción del azúcar en la dieta y la sedentarización. En este momento, las comunidades participantes cuentan con entre 26 y 54 colmenas, más de la mitad de ellas ya productoras, y se puede encontrar a la venta en varios comercios especializados de la ciudad de Santa Cruz. Esta miel, obtenida directamente de la pequeña abeja “corta pelo” o “tapejua” (Scaptotrigona postica), 100% natural, es cosechada de forma artesanal por mujeres indígenas del Chaco boliviano y procedente de una de las áreas mejor conservadas de Bolivia. Sin duda, un producto muy especial. Para la realización de este proyecto contamos con el apoyo del Comité Solidario de Tragsa, en su convocatoria de ayudas de 2011.

Resultados

Apoyando a la meliponicultura en el Chaco boliviano 2011

15

“Cae la tarde en Kuarirenda mientras Magali Montenegro, la presidenta del grupo comunitario, nos cuenta: “estamos muy contentas con este proyecto, si lo llevamos bien va a ser muy útil para nosotras, sobre todo para nuestros hijos, es por eso que nos animamos a trabajar con este proyecto. Entre todas buscamos por el monte las ubicaciones de las abejas para hacer los traslados, nosotras como mujeres nos hemos comprometido a hacer los traslados y a cuidar de las colmenas para producir miel”

70 mujeres son las protagonistas de la iniciativa Participan 7 comunidades indígenas del entorno del Parque Nacional Kaa-Iya del Gran Chaco Se han realizado varios talleres de formación por parte de meliponicultores locales Algunas de las mujeres participantes ya están actuando como formadoras Las abejas meliponas juegan un papel fundamental en los ecosistemas neotropicales La iniciativa cubre todo el ciclo, desde la formación a la comercialización Territorios Vivos cuenta con dos socios locales en este proyecto La experiencia quedará recogida en un vídeo documental Nuestros proyectos

Memoria 2011  

Memoria Anual de la Asociación Territorios Vivos correspondiente al año 2011

Advertisement