Page 25

Después, tres mil millones de años después, no me explico cómo, apareció en el mar otra forma de Vida, que llamamos Animal. Estos nuevos seres, que también crecían y se multiplicaban y se movían y todo, no sabían aprovechar la luz del Sol como los vegetales. Y nunca fueron capaces de aprenderlo. Para serte sincero, los veo como unos abusadores, pues vivían a costa de lo que pro-

ducían los vegetales con su fotosíntesis de la radiación solar. Se aprovechaban del oxígeno que solamente podían producir las plantas, ¡ y hasta se las comían…¡. Y a cambio, no les daban nada a estos vegetales… Incluso ahora, nosotros los hombres, que nos consideramos inteligentes, los maltratamos, nos los comemos, los matamos o los utilizamos para nuestro provecho, sin ni siquiera pedirles permiso o darles las gracias. Estos miembros del Reino Animal, que solo tienen unos 500 millones de años sobre la Tierra, fueron creciendo, cambiando y tratando de adaptarse al medio ambiente. Muchos no lo consiguieron y sus especies desaparecieron. Pero algunos acertaron a adaptarse y vivir con lo que les rodeaba, y así fueron evolucionando y mejorando. Y hace tan solo poco más de dos millones de años, toda esta cadena de fenómenos condujo a un tipo de animal al que ahora conocemos con el género homo, que es como si dijésemos hombre. En tan corto tiempo, ha habido varias clases de homos, a las que hemos bautizado como especies. Como ha ocurrido siempre en la Tierra, muchas de esas especies no lograron adaptarse o sobrevivir, y ahora no queda más que una, que es a la que pertenezco, el homo sapiens.

MARZO-ABRIL 2009

Ahora, después de más de cien mil años de vida del homo sapiens, resulta que somos muchos, muchísimos, y además muy exigentes y ambiciosos. Según parece, el hombre resultó ser el más adaptado al medio ambiente, y el más hábil para hacer cosas y herramientas, y para aprovecharse de todo lo que le rodea, e incluso para inventar y tener ideas y pensamientos lógicos, y sentimientos y conciencia de sí mismo;

gracias a que tiene un cerebro bastante grande para su tamaño. Pero nunca nos conformamos con lo que ya tenemos, como lo hacen los otros animales, y siempre queremos más. Y claro, como cada vez somos más, este tercer planeta desde el Sol se nos está quedan-

www.terra-mater.net

do pequeño, y me temo que acabaremos peleándonos unos con otros, por adueñarnos del agua, de la comida y de todo. Cosa que siempre hemos hecho por otra parte. Y como hemos aprendido a tener muchas armas terribles, me temo que vamos a acabar mal, peor de lo que ya estamos, e incluso podríamos con nuestras bombas atómicas volver al planeta como estaba hace cuatro mil quinientos millones de años, vuelto un amasijo de material fundido calientísimo e invivible, sin rastro de Vida de ninguna especie, ni vegetal ni animal. Es por eso que te escribo, mi Creador, para rogarte que nos eches una miradita, estudies el caso, y si lo crees procedente, nos des algún consejo o nos impongas alguna ley o norma que nos ilustre en el manejo de nuestro planeta, con el fin de que no acabemos con él. Si te parece bien, te iré escribiendo cartas contándote como fueron las cosas en el pasado y como van ahora, pues aunque sé que Tú ya las conoces de sobra, yo me quedo más tranquilo y creo cumplir con mi responsabilidad de ser humano si me comunico contigo así. Tu humilde criatura del tercer planeta desde el Sol

José, Homo sapiens

TERRA-MATER 25

Profile for Mildred Real

Terra-Mater  

Comunicación para el Desarrollo Sostenible

Terra-Mater  

Comunicación para el Desarrollo Sostenible

Advertisement