Issuu on Google+

Antología de Cuentos II

“DIEGO LUCERO” 2012-2013

XV Don Quijote nos invita a leer

ANTOLOGÍA DE CUENTOS VOLUMEN II

Segunda Colección “DON QUIJOTE NOS INVITA A LEER” Biblioteca Escolar “Diego Lucero” Responsable de Biblioteca Escolar y compiladora Profesora María Teresa Hernández Aguilar 0


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

…"El error mas grande lo cometemos, cuando, por temor a equivocarnos, dejamos de arriesgar en el viaje hacia nuestros objetivos. No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir hacia el mar; se equivoca el agua que por temor a equivocarse, se estanca y se pudre en la laguna. No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta; se equivoca la que por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida. No se equivoca el hombre que busca la verdad y no la encuentra. Se equivoca el que por temor de errar, deja de buscarla…

Director de la escuela Profesor Rodrigo Ávila Gutiérrez

1


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Antología de Cuentos II

Biblioteca Escolar

© Biblioteca Escolar “Diego Lucero”, 2013 1ª edición ISBN: 08DPR0222Z Impreso en México / Printed in México Impreso por Escuela Primaria Diego Lucero

2


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Agradecimientos Un agradecimiento muy especial a todos los niños que aceptaron el reto al que fueron convocados: la formación de la Antología del “XV Concurso Don Quijote nos invita a leer” del ciclo escolar 2012-2013. A los profesores que día con día, ponen todo su empeño en motivar a sus alumnos, animándoles y dándoles las herramientas necesarias, no solo para participar en estos eventos, sino para que en un futuro enfrenten con dignidad y acertadamente lo que les depare la vida; quienes se esmeran por mejorar sus competencias comunicativas para favorecer el cambio a través de una intervención que asegura la presencia de materiales de lectura que apoyen el desarrollo de hábitos lectores y escritores. Finalmente y no por ser menos importantes, a los padres de familia, quienes apoyan en la realización de sueños y que junto con la escuela, son el principal agente mediador entre sus hijos y los libros.

3


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Índice

5 – Prólogo 8 - Introducción 9 -Tarik y sus amigos - Ilce Valentina Anguiano Ramírez 1º. A 11 - La fiesta Sorpresa - Yessica Anguiano Ramírez 2º. A 13 - Babachi y su familia - Monserrath Burciaga Antúnez 2º. A 14 - Beto y sus amigos - Brenda Itzel Murillo López 2º. B 16 – La mamá y el rey - Joselin Aili Rico Morales 3º. A 17 – La niña de buen corazón - Xóchitl Itzel Castro Salmón 3º. A 21 – La princesa y Pindulí - Ángel Alberto Sánchez Aldana 4º. A 24 – Una aldea en el planeta tierra - Perla Nayeli García Castro 4º. B 28 – El ratoncito soñador - Edson Jesús Solís Rico 5º. A 30 – El viaje de Sigma - Cesar Daniel Alcaraz Santillanes 5º. A 32 – Los higos mágicos - Emmanuel Cruz Monreal 5º. B 39 – Adrián un niño travieso - Alondra Lizeth Cruz Rivera 5º. B 43 – Mariana y el pez amigable -Dana Yatlahi Martínez García 5º. B 45 – Fernanda y María - Paola Alaníz Hernández 5º. B 47 – El gitano que huye de la muerte - Daniel Cuetlach Santoyo 53 – Los abuelos de…¡hay!, ya se me olvidó! - Claudia Delgado Galarza 6º. A

4


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Prólogo Este es el segundo prologo que me mandan hacer y en definitiva creo que ya se me están acalambrando los dedos de tanto escribir y escribir, pero en fin no me queda de otra, si hay que prologar, pues prologamos y listo… El principal objetivo de publicar esta colección de tesoros plasmados en papel; es porque los niños participantes pusieron todo su esfuerzo en la redacción de sus cuentos y, asesorados por sus maestros, presentaron sus trabajos surgidos de su propia creatividad. En los relatos, que se antojan sencillos e ingenuos, los niños participantes se esmeran por rescatar la tradición oral y escrita, que de manera paulatina se ha ido perdiendo, y plasman, a través de los personajes, su entorno y sus valores. Dentro de la imaginación, construyen una experiencia de vida que pretende ser también una enseñanza. La imaginación de quienes escribieron los cuentos y el interés de quien los compiló contribuyen para que pervivan y se manifiesten como elementos de nuestra cultura viva. Más que una compilación de cuentos, pretende ser un medio para promover y difundir la lectura en nuestros niños y los no tan niños. Tanto dentro como fuera de la escuela. Este prólogo pretende ser breve. Muy, pero muy breve, (bueno eso se pretende). Y será breve, porque aunque no lo soy del todo, me siento una intrusa en una aventura ajena. Y como indiscreto testigo de una hermosa creación, no deseo interrumpir la intima conexión que en breve generarán nuestros

lectores con

5


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

nuestros pequeños escritores. Mi papel en definitiva, es el papel de puente entre esos niños como autores de los cuentos que se encuentran en esta compilación, con los ávidos lectores que esperan con ansia adentrarse al mundo de la imaginación con la que fueron creados. Y como todos saben, no hay nada más aburrido que un puente de papel haciendo que hago prologo de un … libro? Si, de un libro. Por eso es que de manera muy, pero muy escueta, les comunico que esta es la segunda antología de cuentos infantiles que publicamos en nuestra escuela, “Cuentos

para Don Quijote”. Y este hecho nos hace vernos más que

doblemente

orgullosos. En primer término porque logramos publicar este segundo volumen y en segundo, por que los que lo reciben son niños con ganas de leer, de escribir, de imaginar; porque deben saber que la lectura es la única manera de volar con la imaginación y cuando volamos con la imaginación les puedo asegurar que no habrá nada que nos contenga. Porque leer es elevarse. Leer es edificar nuestra formación cultural. Leer es prepararnos para poder entender mejor las cosas que nos pasan en la vida. Leer es….no se me ocurre que más puedo decirles que es leer, solo sé, que si nos leen, les dejará un grato sabor de boca. ¡Ah!!, y porque como les dije antes, yo soy solo un puente y digamos que bastante aburrido, lo mejor será que ustedes por su cuenta se adentren al mundo de la fantasía que aquí les regalamos. Y como todos saben los puentes aburridos solemos tener muy mala memoria, casi siempre olvidamos a quienes pasan por nuestras manos, pero lo que no olvidamos es la sensación tan grata que deja el saber que siempre estaremos en el mismo sitio esperando a ser recorridos por quien desee dirigirse a un mundo de ensueño, a un mundo de fantasía donde la lectura nos invita a crecer, nos invita a vivir.

6


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Pero con mala memoria y todo, no quiero dejar de decir que estas producciones contienen una hermosa y avasallante pasión: la pasión por los libros. Bueno creo que ya prologué lo prologable, a partir de ahora les invito a conocer, una infinidad de aventuras creadas por nuestros artistas. Les damos la bienvenida a nuestro mundo, al mundo de la orgullosa resistencia de un grupo de pequeños escritores quienes, con todo y sus pocos o muchos obstáculos, deciden leer, escribir y luchar por un sueño. Un sueño que queremos compartir con todos ustedes. Bienvenidos a nuestro mundo que lucha contra las ataduras de la ignorancia.

¡Que los disfruten!

“Todo lo que hagamos hoy por nuestros hijos se vera reflejado el día de mañana: eduquemos para el futuro”

7


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Introducción Uno de los elementos culturales más importantes en nuestra sociedad es la lectura; pues a través de ella se transmiten conocimientos populares; mitos, historias, relatos y anécdotas, entre otros.

Los alumnos se preparan para afrontar nuevos retos a través del estudio de su cultura y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Ellos se saben inmersos en este proceso de globalización, de interrelación con la sociedad nacional y el panorama mundial.

En la compilación de la Antología de cuentos infantiles II, resaltan los trabajos de los niños,

referentes a relatos donde los animales personifican

acciones y

debilidades humanas y donde la sagacidad y la inteligencia se imponen a la fuerza. También se ofrecen

descripciones de pueblos, lo cual permite ubicar aspectos

culturales. Estos cuentos bien podrían utilizarse exitosamente en textos educativos respetando la espontaneidad de los niños. El despertar a una cultura a través de textos literarios es un síntoma del fortalecimiento de su identidad. Los “nuevos escritores” pronto estarán a otro nivel, al defender y promocionar sus aprendizajes a través de sus producciones. Hoy más que nunca se da el espacio para un entrecruce de dos tradiciones: la oralidad, indispensable en la transmisión de los conocimientos adquiridos en la escuela a través de sus maestros y de los libros, y el aprovechamiento de la escritura para la trasmisión de dichos conocimientos. Entonces pues, iniciemos el viaje…

Comisionada en Biblioteca Escolar

8


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Tarik y sus amigos

Era una vez un niño que se llamaba Tarik. Él tenía dos amigos, la tortuga y la liebre, a quienes les gustaba burlarse del papá de Tarik que era taxista, pues decían que ir en taxi a todas partes era muy aburrido, que era más divertido correr o caminar como lo hacían sus papás. Una noche, mientras todos dormían, apareció en el patio de la casa de Tarik un misterioso oso con un gran costal y un hacha. A la mañana siguiente, llegaron la tortuga y la liebre a la casa de su amigo y notaron que le faltaban pedazos de tronco a todos los árboles del jardín, por lo que rápido fueron a avisarle al niño. Tarik muy preocupado fue a pedirle ayuda a su papá, quien los llevó a todos en su taxi hasta la casa de la cerdita que era conocida por ser una gran detective. Cuando llegaron a la casa de la cerdita, ella estaba tomando un baño, así que tuvieron que esperarla. Cuando salió del baño, le explicaron lo que había sucedido con los árboles. La cerdita le pidió al papá de Tarik que la llevara en su taxi al jardín, pues tenía que medir las huellas que habían quedado en la tierra. Y así lo hicieron. Todos fueron rápido a la casa de Tarik, antes de que el viento fuera a borrar las huellas. Cuando llegaron, la cerdita comenzó a medir todo con sus manos; las huellas, los árboles y los hoyos que habían quedado en los troncos. Se dieron cuenta que las huellas eran enormes e iban hasta la casa del señor oso, que era vecino de Tarik, así que fueron a su casa y descubrieron allí los cachos de madera. Llamaron al rey león para que castigara al oso por hacerle daño a los arbolitos.

9


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

La liebre y la tortuga se disculparon con el papá de Tarik por haberse burlado antes de él, pues gracias a su ayuda y a la de su taxi habían podido resolver el misterio de los árboles. Así que todos muy felices organizaron una fiesta y fueron amigos por siempre.

Alumna: Ilce Valentina Anguiano Ramírez

1°A

Ganadora del Primer Lugar a nivel Zona Primer ciclo Profra. Laura Padilla Domínguez

10


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer La fiesta sorpresa

Había una vez, una niña que se llamaba Lula. Tenía una familia muy grande y entre todos organizaron una fiesta sorpresa para los abuelitos que venían de su pueblo. Como los abuelitos iban a llegar a las cinco, empezaron a organizar la fiesta. Unos limpiaron, otros hicieron la comida, otros el pastel. Mientras se ocupaban en algo, Lula pensaba en comprar un regalo para los abuelitos pero no sabía que regalarles y dijo: -Si compro unos zapatos no sabré que talla usan, si les compro unos dulces pronto se los comerán— ….y pensó y pensó… - ¡ Ha, ya sé, les voy a regalar unos peces de colores-. Se fue al mercado y compró dos peces de color verde con lunares rojos, amarillos y morados, colas largas y grandes. Se llegó la hora de la fiesta y apagaron la luz. Cuando llegaron los abuelitos y abrieron la puerta todos gritaron: -¡¡ sorpresa ¡! Cuando al fin llegaron los abuelitos, se sorprendieron al ver a toda su familia reunida para esperar su llegada. Todos se acercaron para abrazarlos y Lula corrió con su pecera de peces de colores para entregársela, todos se sorprendieron al ver que los colores de los peces brillaban e iluminaban toda la casa. Iluminaban con colores hermosos.

11


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Los abuelitos abrazaron a Lula y le dijeron que nunca habían tenido un regalo tan hermoso. Así que ya no prendieron la luz, con el color de los peces que brillaban se iluminó la casa y empezaron a festejar: unos bailaban, otros cantaban, otros comían y los abuelitos fueron muy felices al ver a su familia junta.

Alumna: Yessica Anguiano Ramírez 2º. A

Profr. Rubén Anguiano Arellano

12


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Babachi y su familia

Erase una vez, una vieja y un viejo que tenían una hija que se llamaba Wangarí y ella tenia un hijo que se llamaba Babachi y un buen día salieron a cortar leña al bosque y se encontraron con un tigre que se los quería comer, entonces llegó un domador que cazaba animales salvajes y los ayudó y volvieron a casa con leña para almorzar. Después, cuando se hizo de noche y se fueron a acostar escucharon unos ruidos y fueron a ver que era y no vieron nada y se volvieron a dormir y después, se escuchó otra vez el ruido y salieron de nuevo y encontraron un gatito y se quedaron con él como mascota. Entonces todos los días salían al bosque por leña y cada día era una aventura más, pero cada día les pasaba algo diferente pues esta vez se encontraron con una tortuga y decidieron llevársela a casa y ellos tenían un gato y la tortuga. Al día siguiente fue la misma rutina, esta vez se encontraron una abeja y también se la llevaron a la casa, ellos ya no querían ir al bosque porque temían encontrase otros animales y tener que llevárselos a casa para protegerlos del peligro en el bosque. Decidieron ya no ir nunca jamás al bosque y cuidar muy bien a los animales que ya tenían y así, Babachi y su familia fueron felices con sus animales.

Alumna:

Monserrath Burciaga Antúnez

2º. A

13


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Beto y sus amigos

Erase una vez un niño llamado Beto y su mamá, a quienes les gustaba pasar mucho tiempo juntos y también jugar, pero todo eso era porque Beto no tenía ni un solo amigo. Un bonito día fueron al parque y vieron que ahí estaba un niño con una llamativa camisa azul, digo llamativa porque estaba rodeado de sus hermanitos y ellos vestían de color blanco, pero ese niño se veía bastante aburrido porque sus hermanos no querían jugar. Entonces a Beto se le ocurrió que sería buena idea hacerse amiguito de él, así que corrió hacia el pequeño, se presentó y lo invito a jugar en los columpios; así decidieron pasar toda la tarde. Después de pasar un rato tan divertido el nuevo amiguito de Beto le dijo: -¡Oye, yo tengo una amiga que te puedo presentar! Ella vive en dos casas, una es de su papá y la otra es de su mamá y dice que se la pasa muy aburrida porque no tiene con quien jugar. Fue así como ellos se pusieron de acuerdo para visitarla el fin de semana; esta vez ella estaría en casa de su papá. Cuando se conocieron ella y Beto, se dieron cuenta de que tenían muchísimas cosas en común y se convirtieron en los mejores amigos, organizaron reuniones y hasta una piyamada muy divertida; como al día siguiente a la nueva amiga le tocaba estar en casa de su mamá, acordaron acompañarla para seguir jugando. Cuando la señora vio lo feliz que era su hija, preparó una deliciosa comida para su invitad. Muy emocionada, la niña, que se llamaba Rosita se vistió con un hermoso vestido del color de su nombre y unos lindos zapatos de piel que su mami

14


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

le había comprado para usarlos en ocasiones especiales y este era un día muy especial. Mientras tanto, en lo que todos comían, la mamá sacó un gran pastel del horno y lo acomodó en la ventana para que se enfriara, por cierto, estaba delicioso. Al terminar la fiesta, cuando todos se fueron a sus casas y Beto llegó contento a la suya, observó que se estaban mudando a un lado de su casa nuevos vecinos. Entonces se acercó y salió a su encuentro un pequeño casi de su misma edad y muy contento el niño lo saludó, así que Beto no se hizo del rogar y le regresó el saludo. Como ya era de noche, Beto espero al día siguiente para invitarlo a conocer la colonia y a la vez ofrecerle su amistad. Apenas salía el sol cuando ya estaban jugando. Beto lo llevó a recorrer el parque y fue ahí donde le presento a sus amigos el niño de la camisa azul y la pequeña Rosita. Ellos aceptaron con gusto al nuevo compañero y Beto, al verse rodeado de pronto de tantos amigos se sintió el niño más afortunado del planeta, pues ya no estaba solo ni tenía que jugar siempre con su mamá, pues ahora sería feliz entre niños de su edad.

Alumna:

Brenda Itzel Murillo López

2º. B

Profra. Laura Iveth Reyes Vásquez

15


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer La mamá y el rey

Había una vez una mamá que iba a un reino, la mamá tenía dos hijos; una niña y un niño, ellos decían que su mamá era un monstruo. Un día la mamá fue al reino y el rey le dijo a la mamá que muy pronto se iba a morir pero que él no sabía a quién de sus tres hijos le iba a dejar el reino, se quedó pensando toda la noche, al día siguiente donde da el primer rayo del sol fue en una jaula de un pájaro y al pájaro se le cayeron tres plumas, él rey las guardo y mando a llamar a sus tres hijos, al hijo mas grande le dejo el reino, al mediano oro y dinero, al mas pequeño las tres plumas y a la mamá, también le dió oro y dinero porque era su mejor amiga. Todos le hicieron una fiesta de despedida ellos estaban tristes porque el rey iba a morir y felices por la fiesta. La mamá le dijo al rey antes de que muriera, que cuando había luna llena, ella se convertía en monstro como decían sus hijos. Ella le platico que tenía dos cabezas, 4 manos y 4 pies; los niños le dijeron al rey que les daban miedo su mamá. En la fiesta llegó un mago, él le echo un hechizo de vida para siempre y ellos se alegraron mucho porque el rey no iba a morir y vivió por mucho tiempo.

Alumna: Jocelin Aili Rico Morales

3º. A

16


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer La niña de buen corazón

Era una vez una niña que se llamaba Julia y tenía 7 años de edad, ella tenía una gran amiga que era su perrita la cual se llamaba Negra, porque era como la obscuridad de la noche. Un día cuando estaban jugando con una pelota, Julia la lanzó tan fuerte que cayo detrás de una barda muy alta y nadie sabía que había detrás, lo único que se miraba sobresalir eran unos hermosos árboles, algunos de ellos eran, el pino que es muy alto y terminaba en forma puntiaguda el cual se utiliza en navidad. El otro árbol era, el sauce llorón, sus ramas y hojas eran caídas como si fueran paraguas. A Julia le daba miedo ir a buscar la pelota. Tocó el timbre de la puerta que estaba ahí, era una puerta negra toda cerrada con telarañas y cuando tocó el timbre la puerta se abrió sola y Negra su perrita salió corriendo a buscar su pelota. Julia le hablaba y Negra no regresó; entonces Julia entró a buscarla y la puerta se cerró sola y Julia se asustó y cerró sus ojos y no los quería abrir, pasó un rato y decidió ir a buscar a Negra, abrió los ojos y dió la vuelta. Cuál fue su sorpresa. Miró un hermoso jardín lleno de flores y unos árboles preciosos, se respiraba un aroma agradable, un lugar lleno de vida, pues los árboles nos dan oxígeno para sobrevivir. Julia camino por el jardín hablándole a Negra, cuando escucho una voz que le decía: -Quién es negra?-

17


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Ella contesto: -Es mi perritaPero al voltear no había nadie y escuchó de nuevo esa voz. –Que es una perrita?Julia contesto: -Tu quien eres? En donde estas? Eres acaso invisible que no te veo, pero si te escucho? Escuchó muchas risas y muchas voces que le decían, aquí abajo niña. Julia miro hacia abajo y eran las flores, las que le hablaban, julia les pregunto: -Como es que pueden hablar? -Pues es un jardín mágico- contestaron ellas -Acaso esta embrujado?-No, aquí en este jardín está lleno de vida todo es felicidad-Bueno como sea, es un animalito muy bonito anda en 4 patas, su estatura es bajita, tiene dos orejas largas y su cola es negra como la obscuridad de la noche. -Ah, sí, la miramos y llevaba algo entre sus dientes, una cosa redonda y roja- Que era lo que llevaba?- Es la pelota con la que estábamos jugandoEmpezó Julia a silbar para que viniera Negra, ella apareció de entre los árboles acompañada de un señor.

18


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

-¿Quien es el?-pregunto Julia a las flores -Él es nuestro jardinero, como es nuestro papá nos cuida, nos da agua y nos platica todos los días por eso nosotras tenemos vida-¡Ha!, entonces no se molestará porque estamos aquí-Claro que no!! Siempre estamos solas y nadie nos visita-Buenas tardes niña, acaso esta perrita hermosa es tuya?- Si, es mi Negra!- el señor le dijo- esta pelota es tuya?-Si-Aquí esta tu pelota-Muchas gracias señor jardinero, tiene un jardín mágico muy bonito-Cuando quieras puedes venir a visitarme tú y tu perrita negraA lo lejos se escuchó gritar una voz: -¡Julia!La niña dijo: - Es mi mamá, me tengo que ir, me dió gusto de conocerlosEl jardinero y las flores le dijeron: -Vuelve pronto a visitarnos Julia! Sabes que la puerta se abrirá a las niñas de buen corazón y que aman a todo ser vivo- Adiós Julia-

19


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

-Adiós señor jardinero, pronto volveré a su jardín mágico. Vamos Negra a casa mamá nos habla. ¡ Adiós amigos !.

Alumna: Xochitl Castro Salmón

3º. A

Profr. Jaime Gabriel Ramírez

20


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer La princesa y Pindulí

Había una vez una princesa que tenía un perro que se llamaba Pindulí, a su mamá no le gustaba Pindulí. La mamá le dijo a la princesa que corriera al perro, pero la princesa no quiso entonces la mamá tomo la decisión de llamar a la perrera y al poco tiempo se llevaron a Pindulí y fue abandonado en la selva. A Pindulí no le agradaba la selva, pues se le hacía muy fea y además extrañaba a la princesa. En la selva Pindulí no tenía amigos a pesar de que había muchos animales, solo hizo una sola amiga, una pequeña perrita llamada Marlín. Ninguno de los animales de la selva querían al pobre perro y con tal de que se fuera le decían que allí habitaban monstruos terribles solo para infundirle miedo y que Pindulí abandonará la selva. El tiempo pasó,

Pindulí creció y la princesa también seguía triste pues

extrañaba mucho a ese perro. Un buen día los animales de la selva forjaron un plan para asustar a Pindulí y lo lograron, el pobre animal se escapó de la selva. Marlín se dio cuenta del escape de su amigo y preocupada por él, buscó a la princesa hasta que la encontró, corrió desesperada para ayudar a su amigo. La princesa desesperadamente comenzó la búsqueda de Pindulí,

primero por la selva y

después por todos los alrededores del castillo. Sin embargo no tuvo éxito, pues no había rastros del perrito. La princesa se puso inmensamente triste y la reina preocupada por su hija salió desesperadamente a buscar a Pindulí para devolverle la felicidad a su princesita. Al salir del reino la reina se topó con la perrita amiga del perrito y ella le contó que había rumores de que al perro lo habían secuestrado ocho perros de caza muy bravos. A la reina eso no le importó y siguió con la búsqueda, y preguntando a

21


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

cada lugar que ella llegaba, recolectó las pistas suficientes hasta que dio con el paradero de Pindulí. La reina comenzó a llamar al perro por su nombre y cuando Pindulí se asomó, los perros salieron repentinamente y querían atacar a la mamá de la princesa. Sin embargo de la nada salió un vaquero y con su pistola disparo varias veces al aire y ahuyentó a los perros, y le salvó la vida a la reina y a Pindulí. La reina muy complacida agradeció al vaquero y cuando iba a emprender el viaje de regreso a su reino junto con el perro una enorme tormenta comenzó a caer. El vaquero se ofreció a llevar a la reina y al perro de vuelta al reino en su automóvil, la reina accedió y emprendieron el viaje, a la mitad del camino se toparon con las vías del tren y al comenzar a cruzarlas, el automóvil se descompuso y se quedó parado exactamente sobre las vías del tren, luego se percataron que el tren ya venía directamente hacía ellos y cuando quisieron abrir las puertas del auto estas no se abrieron, entonces el vaquero saco su pistola y les disparo a las puertas para que estas abrieran y solo así pudieron salvarse, pero el carro quedó desecho por el impacto del tren. La reina, el perrito y el vaquero esperaron un rato a que se les pasara el susto y continuaron su camino a pie, pero al poco tiempo se cansaron mucho y decidieron tomar un descanso. La princesa estaba muy preocupada buscando a su mamá. Al terminar el descanso la reina se dio cuenta de que el vaquero no se encontraba allí con ella y con Pindulí, así que decidieron esperarlo por un rato, pero el vaquero no llegó y decidieron marcharse sin él. La reina de pronto se sintió perdida pero el olfato de Pindulí comenzó a detectar el aroma de la princesa y eso los llevo directamente al castillo. Al llegar, la princesa salió y al ver al perrito y a su mamá corrió hacia ellos y

22


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

les dio un beso y un abrazo a ambos, además le dio las gracias a su madre por haber hecho todo lo posible por encontrar a Pindulí. La reina nunca se olvidó de aquel vaquero que tanto les ayudó en su camino de vuelta a casa y se preguntaba porque los había abandonado en aquel lugar donde decidieron tomar un descanso. Lo que la reina no sabía es que aquel hombre había ido a buscar comida y cuando regresó ni la reina ni el perrito estaba ya allí, entonces como el vaquero no podía sacar de su mente a aquella mujer, decidió ir a buscarla. Al poco tiempo el vaquero llegó al reino y se reencontró con la reina y le hablo sobre lo que el sentía por ella y ella le dijo lo que sentía por él y se casaron convirtiéndose entonces aquel vaquero en rey. Pindulí también se caso con su amiga la perrita Marlín y tuvieron muchos perritos, a uno le pusieron Pindulí Jr, a otro le pusieron Vaquero, a una perrita le pusieron Sofí y a otra Reyna, todos los cachorritos eran muy traviesos y correteaban por todo el castillo. La princesa al crecer también conoció a un príncipe muy apuesto al que le gustaban mucho los cachorritos y cuando los vio por primera vez quedo encantado con ellos, la princesa y el príncipe se casaron y tuvieron un bebé el cual creció feliz en compañía de los cachorritos de Pindulí. Fue así como todos vivieron felices para siempre y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Alumno: Ángel Alberto Sánchez Aldana 4° A

Profra. Dora Elia Samarrón Domínguez

23


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Una aldea en el planeta tierra

Había una vez una aldea en nuestro planeta en la que habitaban hombres, mujeres y niños. Todos pensaban que el planeta tierra iba a terminar por que estaban

sucediendo

cambios

muy

extraños en la naturaleza. Las personas de la aldea se preguntaban, qué le pasaba al planeta. Pasaban los días y en la temporada de calor, hacía mucho calor ¡más calor que nunca!. La gente estaba

muy

preocupada

y

quería

entender que era lo que estaba pasando. Empezaron a preguntarse el porqué de esta situación y cual era el lugar donde se originaba el problema pero se dieron cuenta que todo se debía a la contaminación, entonces fueron a hablar con el hombre más sabio de la aldea y éste les dijo que la forma de vida que llevaban le hacía mucho daño a nuestro planeta, cuando tiraban basura, cuando desperdiciaban agua, cuando quemaban los bosques. El hombre les dijo que buscaran debajo del árbol más viejo de la aldea, pues ahí estaba enterrado un libro escrito por nuestros antepasados; se llamaba “El libro de los mapas del mundo” y en él se revelan cosas que pasarán en el futuro y solo debía ser desenterrado cuando fuera extremadamente necesario, y ésta era una situación de urgencia por lo que el hombre sabio les dijo que fueran a buscarlo y vieran lo que contenía para saber lo que debían hacer.

Fueron a desenterrar el libro. Al principio fue difícil por que estaba demasiado dañado y sus pastas y hojas eran muy viejas y hasta la letra era diferente, pero lo bueno, era que contenía imágenes. Cuál fue su sorpresa que al sacarlo y leerlo

24


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

describía lo que estaba pasado con el planeta, las mismas cosas malas, todos se sorprendieron y continuaron leyendo sobre las cosas que debían hacer. Ahí venía la forma en que los humanos deben actuar cuando haya una emergencia de ese tipo, todo lo que debían hacer estaba ahí. El libro de los mapas del mundo les revelaba que el calentamiento global estaba provocando el aumento de temperatura del ambiente y los rayos ultravioleta dañaban la piel, todo debido a que la capa de ozono que cubre al planeta, fue dañada por la contaminación.

Todos empezaron a idear un plan para ayudar al planeta y dijeron “vamos a repartir los mapas del mundo con un gran aviso de lo que está sucediendo en nuestro planeta y las personas sabrán que está sufriendo un gran daño a causa de la contaminación que estamos produciendo todos”.

Las personas empezaron a reflexionar sobre la información que contenía el libro de los mapas del mundo y se dieron cuenta de lo que estaba pasando con el planeta y decidieron que todos debían cuidar lo que la naturaleza nos había dado: el agua, el viento, las plantas.

Si queremos a nuestro planeta Tierra debemos cuidarlo, era el pensamiento de la mayoría de las personas que habitaban la aldea, todos tenían mucha confianza y fe en que si ponían de su parte el daño a nuestro planeta se detendría y que si seguían con una buena actitud y haciendo lo que dice el libro de los mapas del mundo, con el tiempo el daño se revertiría.

Entonces comenzaron su plan todos se organizaron, hombres, mujeres, niños y niñas, hasta las personas mayores unidos por un mismo fin. Comenzaron a repartir

25


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

avisos gigantes con la información que descubrieron en el libro de los mapas del mundo, en donde se explicaba el porqué de los cambios que todos ya habían visto y sentido en el planeta tierra y la manera en que podían hacer que el daño se detuviera y que ya no avanzara más el problema. Todo comenzó a ser cada vez mejor, porque las personas de otras aldeas y ciudades de todas partes del mundo comenzaron a interesarse por lo que ocurría y se dieron cuenta que era cierto todo aquello que los habitantes de la aldea decían. La gente comprobó que era verdad, porque al salir de su casa en un día soleado sentían como se quemaban, o cuando veían los lagos o ríos, estaban contaminado y lleno de basura que ellos mismos tiraron, veían peces muertos a la orilla del mar, gente enferma por tanta contaminación en el aire, cada día estaba peor y el agua se empezaba a terminar, todo era cierto.

Al tener la información en sus manos la gente comenzó a reflexionar y pensar que todos vivimos en el mismo planeta, por lo que tenemos la obligación de cuidarlo para que no se acabe. Ahora todos estaban interesados en hacer un cambio verdadero y seguir las indicaciones que contenía el libro de los mapas del mundo. En la aldea, la

gente se organizó y con la ayuda del hombre más sabio, hicieron

grupos de ayuda. Algunos fueron al lago más cercano y recogieron la basura, con ayuda de redes sacaban todo la suciedad que mataba a los peces, otros eran guardianes del cuidado del agua y si veían a alguien desperdiciándola, se le daba una multa, otro grupo se dedicó a plantar árboles y también invitaron a los niños que muy contentos regaban las plantas nuevas y también las que ya existían y estaban descuidadas. En las grandes ciudades fueron a las fábricas a informarles sobre lo

26


Antología de Cuentos II que decía el libro para

XV Don Quijote nos invita a leer exigir que hicieran los cambios necesarios para ya no

contaminar. También prohibieron el uso de vehículos y los cambiaron por bicicletas, todos cooperaron con mucha alegría y entusiasmo, de ésta forma con la ayuda de todas las personas, la aldea se convirtió en un lugar único para vivir; lleno de aire puro, agua limpia, en donde todos convivían con alegría de una forma responsable, cuidando el ambiente. Para que nadie olvidara nunca lo mal que la habían pasado al no cuidar su planeta, en la aldea y en todas partes del mundo, copiaron en mantas gigantes el contenido del libro de los mapas del mundo, para que la gente recordara que el descuido y el abuso de la tecnología podían acabar con nuestro hogar. Todos recordaban a diario su compromiso con el planeta y lo seguían cuidando, de ésta forma todos pudieron vivir felices y con el tiempo se dieron cuenta que no era difícil cuidar el planeta.

Todos podemos hacer cambios en nuestra vida diaria para que nuestro planeta dure más tiempo, depende de nosotros que esto no se haga realidad y podamos vivir más tiempo en un ambiente sano y feliz.

Alumna: Perla Nayeli García Castro 4º B

Profra. María Hilda Medina Corral

27


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer El ratoncito soñador

En un lugar muy apartado allá en el campo vivía un ratoncito soñador y muy trabajador. Por las mañanas bien tempranito salía a buscar la comida del día pues su mamá le repetía constantemente: hijo al que madruga Dios le ayuda y él como era muy obediente, así lo hacía. Ya por la tarde cuando regresaba de trabajar, le gustaba tomar un baño de agua calientita en un balde colocado afuera de su casa. Por la noche le gustaba recostarse en el pasto del campo e imaginar qué era lo más grande que podía existir en el mundo, pensaba que era la ballena azul como lo había escuchado cierta ocasión en su escuela en una de sus muchas clases, lo que él no sabía era que lo más grande que hay es el Universo, así pasaba largos ratos imaginando una y otra cosa. El ratoncito tenía un primo que vivía en la ciudad, al que a él le gustaba mucho visitarlo ya que no tenía hermanitos pues su mamá tenía una enfermedad rara que no la dejaba tener hijos; se divertía muchísimo

jugando y contándole

todo

cuanto imaginaba al estar tirado panza arriba en las noches oscuras y el cielo estrellado como solo en el campo se puede ver. Cuando viajaba a casa de su primo era toda una aventura para él ya que tenía que pasar por muchos lugares para llegar ala ciudad donde vivía su primo, en cada pueblo por donde pasaba hacía muchos amigos, como la cebra Camila, ella vivía allá por donde da vuelta el viento. A Camila le gusta escuchar tantas y tantas aventuras que Ratoncito le contaba de sus viajes, pues ésta no tenía oportunidad de

28


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

salir de ese pueblo y le gustaba la idea de poder contar con alguien que la quisiera a pesar de tener tantas rayas como un cuaderno escolar, como le decían los niños burlones del pueblo que la veían al pasar rumbo a su escuela, ella sabía apreciar el valor de una buena amistad. Otro de los grandes, pero muy grandes lugares que llegó a visitar cuando iba rumbo a casa de su primo, era un lugar asombroso para él, pues sus amigos los grillos le platicaban emocionantes historias que existían de las leyendas Mayas. Cuando por fin el Ratoncito Soñador llegaba a la ciudad donde vivía su primo éste lo recibió

con

un

gran

banquete:

quesos de

diferentes tipos, deliciosos postres bañados con chocolate y muchas cosas más. Se la pasaban todo el día y toda la noche platicando de sus aventuras, sin dejarse ganar uno ni otro. El primo también lo quería como a un hermano y le gustaba mucho que lo visitara por eso cuando llegaba la hora de despedirse los dos se ponían muy tristes, pero Ratoncito sabía que tenía que regresar a casa con su familia y todos sus amigos. Pero antes de hacerlo le comentó: sabes primo, hace algún tiempo, antes de venir a visitarte, uno de esos días después de llegar de trabajar, bañarme y tirarme de barriga a contemplar las estrellas, yo pensé que lo más grande que había era una ballena azul, luego creí que lo más grande era el universo, pero hoy en este viaje descubrí que realmente lo más grande que hay es la amistad.

Alumno: Edson Jesús Solís Rico 5º.A

29


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer El viaje de Sigma

Hace mucho tiempo vivió una persona que era muy sabia, era un profesor muy inteligente llamado Sigma que soñaba con crear una máquina del tiempo, la razón era, que había perdido a toda su familia en una guerra por el agua, pues era muy escasa, el agua que quedaba era resguardada por el ejército y era muy alto el pago por el consumo de este líquido tan valioso. Un día comenzó a armarla, hizo varios intentos pero no se daba por vencido. Después de un año fue a las montañas para buscar los materiales para una nueva máquina y al ir caminando se tropezó con un espejo diferente a los demás, al intentar limpiarlo se metió a un mundo distinto, donde había personas parecidas a él, pero notó algo muy importante…que ellos vivían en paz, no había guerras y había bastante agua. Como en ese mundo había una flor de cada color, recogió una de cada color y se las llevó a su mundo, se dio cuenta que había tardado mucho pues algunos delos animales que había en ese momento cuando se fue, ya estaban extintos y otros casi desaparecidos por que se estaba presentando la ausencia de agua. Así que se dio prisa para construir la máquina. Cuando estuvo lista viajó veinte años al pasado. Cuando llegó se dio cuenta que aún no había guerra. Encontró a su familia y les contó lo que había pasado, lo juzgaron de loco y lo encerraron en un manicomio, cuando salió conoció a un señor llamado Arturo, cuando le contó lo de la máquina, tampoco le creyó y le dijo que para estar convencido tenía que verla con sus ojos, Sigma lo llevó y al mirarla le dijo que lo ayudaría. Sigma le dijo que llevara la máquina a la ciudad, pues Arturo podía hacer flotar las cosas. Cuando el pueblo la vio se convenció y quiso escuchar lo que

30


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Sigma les decía, entonces él les habló sobre las escases del agua, la gente se asustó y comenzó a ahorrarla. Sigma y Arturo conocieron a una muchacha que había ganado una medalla pues era olimpista, ella les ayudó a repartir volantes para que la gente recordara la importancia de cuidar y conservar este valioso líquido que hacía posible la vida. Pero Sigma comenzó a hacerse viejo y le preocupaba la idea de cuanto tiempo más duraría con vida. Poco a poco la gente cuidó más el agua, pero la guerra pronto empezaría y él alertó a su familia solo que ellos no creían que fuera a desatarse una guerra. Así que Sigma buscó ayuda de una mujer que predecía el futuro, así pudo mostrarle a su familia lo que pasaría. Ellos por fin le creyeron. Juntaron al pueblo y se prepararon para la guerra, ocultaron agua y nadie de la familia murió, pero unos en el pueblo que no hicieron caso, ellos si murieron pero a Sigma lo que le preocupaba era que envejecía muy rápido. Le contó a su familia que tenía que irse pues moriría muy pronto si no regresaba a tiempo, la familia se opuso, pero luego con todo el dolor de su corazón comprendió que Sigma tenia que partir o jamás lo volverían a ver , ni siquiera en el futuro ya que tenía una misión muy importante que cumplir. Sigma volvió al presente, vio a su familia viva y duró muchos años. Estuvieron muy orgullosos, pues él había logrado que no se terminara el agua y que su familia no muriera.

Alumno: Cesar Daniel Arcarás Santillanes 5º. A

Profra. Mayela Gutiérrez Ruacho

31


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Los higos mágicos

Había una vez un señor llamado Wu que vivía en un pueblo en las montañas del sur de Japón, en un lugar muy pintoresco con vivos colores, el cual tenía unos hermosos paisajes y olores tan agradables que daban envidia. Vivía en compañía de su adorada esposa y su hermosa hija Ye Xian. La gente que los conocía solía decirle al señor Wu que estaba loco, porque él se mantenía diciendo que iba a caer un gran diluvio en tan solo tres meses (eso estaba muy próximo); así que él comenzó a construir el arca de sus sueños, sin importarle las burlas de las personas del pueblo; era una gran arca que le ayudaría en sus planes. El señor Wu que era un gran dentista, todas las mañanas se dirigía a su consultorio y siempre que pasaba frente a la ventana de un café veía como se reflejaba su imagen (era muy vanidoso). Un día al ir caminando rumbo a su consultorio vio justo enfrente a la puerta a una viejita que cargaba un costal lleno de fruta, y él le pregunto que si tenía una cita, la viejita cansada de cargar su costal, le contestó que no, pero que tenía un dolor de muelas espantoso. El señor Wu decidió atenderla con la esperanza de ganarse unos billetes mas, él la invitó a entrar a su consultorio, la revisó y le dijo que tendría que sacarle una muela. La viejita le dijo que si, que no había problema; así que el señor Wu le sacó su muela y la viejita al levantarse y ver que no le dolía nada se lo agradeció mucho y le dijo:

32


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

-Esto no se lo puedo pagar con dinero - le dijo. -Tengo estos higos - sacó una bolsa de su costal y se los dio. El señor Wu dijo con un poco de asombro al tomar la bolsa que le entregó la viejita -¡ Higos !, me va a pagar con higos?y la viejita le contestó sonriendo: - Si, porque estos higos son mágicos. - Está bien - dijo el señor Wu ya calmado. De noche al ir a su casa sintió un poco de hambre y decidió comer uno de los higos que le había dado la viejita. Cuando le dio la primera mordida y empezó a masticar el bocado, se dio cuenta de que ese higo quizá era el más rico que había comido en toda su vida, luego de saborearlo y guardar los demás para comerlos después, se fue a dormir. Entonces al estar durmiendo, tuvo un sueño, donde al ir camino a su consultorio se daba cuenta que todas las personas lo observaban; el señor Wu pensó que a toda la gente le gustaba su traje que había comprado hacía poco tiempo y estaba estrenando; entonces siguió caminando muy contento creyéndose muy importante. Cuando pasó frente a la cafetería donde siempre se reflejaba su imagen; se observó

y se dio cuenta que solo traía la ropa interior

puesta; se sintió tan avergonzado que buscó rápidamente un lugar donde esconderse para que la gente no lo viera mas.

33


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

En ese momento sonó su despertador, y él dijo, estirándose para acabar de despertar: -Bueno ya es hora de ir a trabajar. Al ir camino a la puerta de su casa para salir, le comentó a su esposa lo que había soñado y su esposa le contestó que era solo eso, un sueño, que no se preocupara. Cuando se dirigía a su consultorio, se dio cuenta, de que como en su sueño, toda la gente se le quedaba mirando; entonces corrió velozmente hacia la ventana de la cafetería que quedaba de camino a su trabajo, para reflejarse en el vidrio, al darse cuenta de que solo traía la ropa interior puesta, corrió a un callejón cercano y recordó que eso es lo que había soñado la noche anterior y también recordó el higo que se había comido; entonces entendió que los higos si eran mágicos y se dijo que el siguiente higo que comiera no lo iba a desperdiciar. Cuando y como había perdido su ropa, no se sabe aún. Se puso a pensar en como iba a usar otro de los higos; recordó el diluvio que iba a caer en solo unos meses. Se puso a pensar, y decidió: - Ahora deseo que ya este lista mi arca. Y estando en ropa interior corrió a ver como había quedado y vio que su arca estaba en excelentes condiciones. Lo que hizo enseguida fue renunciar a su trabajo como dentista y lo primero que hizo para llevar a cabo su misión fue reunir a todas las especies de animales conocidas (que por cierto todos eran bebés), porque el presentía que iban a navegar por mucho tiempo.

34


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Después de haber reunido a todos los animales y subido al arca, tomó camino al pueblo para alertar a las personas, por que solo faltaban tres días para que cayera el gran diluvio que les había anunciado. La gente le dijo que estaba loco porque hacía más de seis meses que no llovía, y nadie le creyó, diciéndose entre ellos: – Este hombre está demente, con esta sequía, ni para cuando caiga una sola gota de agua. Después de varios días en que el señor Wu se la pasaba tratando de persuadir a la gente, apareció a las orillas del pueblo un viejo apodado el Ciempiés (era un viejo cojo de nacimiento), el cual reunió a la gente en el centro del pueblo y les dijo que le hicieran caso al señor Wu. Él

les comentó que los mexicas

pronosticaron hace muchos siglos, que caería un gran diluvió por estas fechas y que si no hacíamos nada por resguardarnos nuestro planeta se destruiría; así que lo que teníamos que hacer era poner atención a lo que el señor Wu nos estaba anunciando. Después de eso, empezó a caer una lluvia muy ligera, y si llovió, pero solo por cinco minutos y la gente se empezó a burlar de ellos diciendo al tiempo que soltaban las risotadas: -¡Miren, ahí está su gran diluvio, jajaja!. Pero cuando se estaban burlando, nuevamente inició la lluvia que se fue haciendo cada vez mas fuerte y entonces empezó a caer tanta agua del cielo que la gente empezó a dudar si era cierto o no lo que les había dicho el señor Wu y el ciempiés; el gran diluvio parecía ser cierto.

35


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Al señor Wu no le importaron sus burlas y les insistió en que subieran al arca, diciéndoles que él la había construido para ayudar a su pueblo porque amaba a su gente. El señor Wu al ver que las personas no hacía caso a sus palabras, aun cuando veían caer tanta agua, subió al arca con su esposa e hija Ye Xian, esperando que las personas que aun se burlaban, pensaran bien las cosas y subieran también. Pero al darse cuenta que no lo hacían, decidió comer otro de los higos que le había regalado la viejita y que tan celosamente guardaba y pedir como deseo que la gente recapacitara y subiera, y así lo hizo. Las personas al ver tanta agua caer del cielo, se asustaron. Tan asustadas estaban que se empujaban unas a otras para poder subir y salvarse, aunque hay que decir que en su intento por subir algunos se lastimaban porque todos querían subir al mismo tiempo y así poder sobrevivir. El señor Wu nuevamente se dijo, que sus higos eran en verdad mágicos. Ya dentro del arca las personas se quedaron tranquilas, se acomodaron como pudieron, unos al lado de los animales, otros de pie y los que pudieron encontraron unas bancas que con mucho acierto el señor Wu había construido. Y esperaron y esperaron. Navegaron y navegaron. Al cabo de algún tiempo el agua dejo de caer y bajó el nivel sobre la tierra. Cuando los animales quisieron bajar, las personas se dieron cuenta de que ya no podían salir y tuvieron que ponerse a trabajar y agrandar la puerta porque observaron que los animales ya habían crecido demasiado y no cabían por ella.

36


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Ya estando en calma y habiendo bajado de la embarcación, el pueblo le agradeci�� al señor Wu por haber sobrevivido. El señor Wu junto con su familia y algunas personas del pueblo que le ayudaron, construyó una nueva casa y nuevamente volvió a su trabajo como dentista, con el mismo gusto de siempre y ayudando a las personas en lo que podía. Por haber salvado al pueblo, el alcalde decidió premiarlo con un viaje al espacio de ida y vuelta para que conociera otros mundos y se diera cuenta de como se ve nuestra tierra desde esas alturas y de

como

había

quedado

el

pueblo

después del diluvio; además le dijo que a lo mejor podía trabajar allá, si es que había vida; todo esto se lo dijo porque en ese tiempo estaba de moda hacer ese tipo de viajes y enviar unos aparatos raros que podían ir al espacio, llamados satélites, que sirven para comunicarnos. Al señor Wu le dio tanto gusto, que corrió entusiasmado a su casa para decirle a su familia el gran regalo que le habían dado y se puso a hacer sus maletas, porque tendría que ir primero a hacer unos ejercicios para estar con salud y en forma para poder ir al espacio. Lo primero que guardó fueron sus higos mágicos, porque se dijo que lo más seguro era que los necesitaría en su viaje por el espacio. Pero era tanta su alegría, que sintió de pronto que el corazón se le detenía y que no podía respirar; bueno hay que decir que el señor Wu ya era una persona mayor y tanto ajetreo lo había agotado; en un intento por salvarse trató de alcanzar uno de sus higos mágicos que había guardado tan celosamente en su maleta, pero sus fuerzas ya no le ayudaron; así que no aguantó mas y abandonó este mundo,

37


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

suspirando tan fuerte que su esposa e hija lo escucharon y corrieron a ver que pasaba, pero ya no lo encontraron con vida. Su familia se puso muy triste por su pérdida, le lloraron tanto, así que, como sabían que le gustaban mucho los animales; pero especialmente un pez de colores que tenía desde hacía mucho tiempo en un lago; decidieron hacerle uno de madera, que tuviera un color naranja brillante, ojos verdes como esmeraldas y cuerpo dorado; para colocarlo en su ataúd. El día que lo iban a sepultar había un cielo muy hermoso, pero de repente apareció una luz tan intensa pero tan intensa, que cegaba; era porque los dioses estaban contentos por la forma en que el señor Wu ayudó a su pueblo y se sentían orgullosos de su obra, así que decidieron darle también una despedida como se merecía. La gente del pueblo cada vez que llueve lo recuerda con cariño, porque dicen que es como si el cielo también le rindiera un homenaje. Después de pasado un tiempo, la noticia de la muerte del señor Wu, se expandió por todo el mundo y empezaron a llegar turistas a ese pueblito pintoresco; venían de distintos lugares, con el fin de conocer a la familia del señor Wu y sobre todo a que les contaran un poco de esa historia tan fabulosa e impresionante, con la cual habían quedado maravillados, porque consideraban que esta persona les había dejado una enseñanza muy valiosa; la de ayudar a otros sin esperar nada a cambio.

Alumno:

Emmanuel Cruz Monreal

5º. B

Ganador del Primer Lugar a nivel Zona Tercer ciclo

38


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Adrián un niño travieso

Había una vez un niño llamado Adrián era muy travieso, él y sus amigos vivían cerca de un bosque y todas las tardes se juntaban a jugar futbol, porque eran muy amigos, pero lo hacían frente a sus casas. Cuando estaban jugando siempre alguno de ellos rompía un vidrio. Los vecinos estaban hartos de que hicieran eso y ellos tenían que volver a colocarlos. Una tarde todos los vecinos se reunieron y acordaron en que la familia de Adrián se tenía que ir del lugar. Luego los vecinos se reunieron para decirle Rosa que era la madre de Adrián, que se tenían que ir esa misma tarde. Entonces cuando el padre de Adrián llegó su mujer le dijo lo que los vecinos le habían pedido. Luego empezaron a empacar no quedándoles más remedio que irse de su casa. Tendrían que ir en busca de doña María, quien era la abuela de Adrián. Adrián se dirigió a su madre y le dijo que había escuchado a los vecinos decir que el bosque era peligroso porque se aparecía la muerte buscando a Francisca que era una señora muy vieja quien decía que no creía en la muerte. Cuando se dirigieron al bosque y caminaron adentrándose en él, escucharon un grito aterrador que decía: -Francisca, sal de donde estésAdrián y sus padres se espantaron mucho y decidieron esconderse detrás de un árbol y veían como la muerte iba caminando con un machete, pero cuando se quisieron esconder en otro de los árboles del bosque Adrián pisó una rama y la muerte los vio y los siguió por todo el bosque.

39


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Ellos al ir corriendo se encontraron un túnel grande y oscuro. Con mucho miedo empiezan a caminar por el túnel y se acuerdan que un vecino les dijo que en ese túnel vivía un ser que se arrastraba y temerosos aun así decidieron seguir hasta localizar una salida. Pero se encontraron una grandísima sorpresa Rosa le dijo a su esposo que tenía miedo de encontrarse con algo desagradable como podía ser un monstruo. Siguieron caminando pero de pronto vieron que se iba acercando y entonces vieron que se trataba de un grandísimo ciempiés. Ellos pensaron que el ciempiés se los comería, pero el animal les dijo que sería así que no tuvieran miedo de él, entonces ellos le preguntaron si sabía por donde podrían salir del lugar a lo cual el ciempiés les contestó: -Es un poco tarde, vengan conmigo a mi casa ahí tengo comida y camas ara descansar. La familia de Adrián decidió aceptar la invitación, porque ya no le tenían miedo. Cuando llegaron a su casa, les dio comida y el ciempiés les contó su historia que era muy triste, les dijo que nadie de su familia lo quería, porque solo tenia 76 pies y lo discriminaban porque no estaba completo y se mantenían criticándolo y hasta le había puesto un apodo: el cojo y cada vez que salía a jugar con los otros ciempiés, éstos se burlaban de él y le decían: -Miren ahí viene el cojoY todos se burlaban de él porque decían que no era normal, porque no era igual que ellos.

40


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

El ciempiés les dijo que desde entonces decidió vivir en ese túnel para que nadie lo siguiera discriminando. Adrián le pregunto entonces: -¿Y tus padres?El ciempiés le contestó: -Me harte de su discriminación y una noche decidí irme de mi casa, encontré este túnel y aquí vivo desde hace once años y no sé que ha sido de mi familia. No se si aun están vivosAdrián le dijo que si le podría hacer otra pregunta, a lo que el ciempiés contesto que si. -¿Cuantos años tienes?- dijo Adrián. -23 años- contesto el ciempiés -No te gustaría ver de nuevo a tus padres?-A veces si, pero por otro lado no, porque tengo miedo de que me vuelvan a discriminar- contesto el ciempiés Luego de esto el ciempiés les dijo que ya era muy tarde y tenían que ir a dormir. Por la mañana Adrián y su familia le pidieron que les mostrara la salida. El ciempiés los llevó y salieron a lo que el niño le dijo al ciempiés: -Trata de encontrar a tus padresA lo que el ciempiés le contesto: -Lo pensaré-

41


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Entonces la familia de Adrián se despidió del él y se pusieron e camino. Al poco rato escucharon un ruido, a lo que Adrián dijo: -Escucharon?Su madre le contesto que si. Adrián les dijo un poco asustado: -Mira mamá, algo se mueve ahí!Su madre le dijo que un arbusto se movía. De pronto apareció un inofensivo perrito. Adrián lo miró y se fijo que traía un collar con una leyenda que decía Rafles, y Adrián dijo dirigiéndose al animalito: -Entonces ese es tu nombreLa madre de Adrián dijo que era muy cariñoso y decidieron quedarse con él. Siguieron su camino hacia a casa de la abuela. Luego de un buen rato por fin llegaron a su casa, ella los recibió con mucho gusto. Los padres de Adrián le dijeron que si se podían quedar a vivir con ella mientras encontraban un lugar para vivir. La abuela contesto que todo el tiempo que quisieran, ya que ella vivía sola. Después de un tiempo el padre de Adrián encontró un trabajo, compraron una casa cerca de la abuela para poder verla muy seguido, para que ya no siguiera solita y todos fueron muy felices por siempre.

Alumna: Alondra Lizeth Cruz Rivera

5º. B

42


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Mariana y el pez amigable

Esta era una niña que se llamaba Mariana y vivía cerca de un río. Un día salió a tomar el sol, para luego meterse a nadar en el agua clara, porque esto le gustaba mucho. Luego de un rato sintió un cosquilleo en sus pies, se asustó al darse

cuenta

que

era

un

pez

de

impresionantes colores muy brillantes. Mariana y el pez se hicieron muy amigos, se pusieron a charlas por largo rato. Después de platicar Mariana lo tomó en sus manos y lo escondió en un lugar que solo ella conocía. Al día siguiente se dirigió al lugar donde había escondido al pez para darle de comer, y luego de charlar un rato, fueron a dar un paseo por el rio, donde conoció a los amigos del pez. Luego el pez invitó a Mariana a comer un helado de algas marinas, que aunque la niña no los conocía le gustaron mucho, así que comió varios de ellos. Mariana disfruto de su paseo con el pez. Al otro día la niña regresó a dar otro paseo con el pez, pero en esta ocasión fueron a la ciudad fantasma, ahí Mariana descubrió muchas cosas que no conocía Luego de un rato, el pez le comentó que había burbujas flotantes y se podía viajar. También encontraron animales salvajes, pero estos eran amigables y muy graciosos y Mariana se hizo amiga de un animal llamado Mono. Cuando el pez se dio cuenta de su amistad se puso celoso y lloró mucho, entonces cuando Mariana se dio cuenta de eso, le dijo: -No llores, tú sabes que eres uno de mis amigos favoritos y que más quiero-

43


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

El pez entonces se sintió mejor de ánimo. Luego le dijo a Mariana que estaba cansado y que regresaran a casa. Cuando la niña visitó al pez al siguiente día decidió ponerle el nombre de Blue, porque le gustaba mucho el color azul y al decirle al pez su nombre éste sonrió, saltó y le dijo Mariana: -Creo que te gustó el nombre que te díLuego de varios días el pez le dijo a la niña que tenia que regresar a su casa y ella le contestó: -Esta bien, pero iré a visitarte todos los sábados y domingosEl pez exclamó con entusiasmo: -¡Si, si!. Está bien ahí te estaré esperandoFinalmente se despidieron y cada uno se dirigió a su casa y como lo prometieron se siguieron viendo cada fin de semana y fueron para siempre los mejores grandes amigos.

Alumna: Dana Yatlahi Martínez García 5º. B

44


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer Fernanda y María

Había una vez una niña que se llamaba Fernanda y tenía una gatita llamada Pelusa. Un día Fernanda llevó a Pelusa a dar un paseo al parque donde se divirtieron mucho. Cuando llegaron del parque a la casa, la mamá de Fernanda le dijo que al día siguiente iría al dentista. Fernanda tenía miedo de quedarse sola en casa, porque había tenido un sueño con brujas que tenían una cara horrible con la nariz grandísima y que se robaba a las niñas para luego hacerles comer ajo crudo y llenaban también a los gatos con chapopote. Esa era la razón porque no quería quedarse sola en casa. Su madre le explicó que solo había sido un sueño y que no debía tener miedo que ella la quería mucho y siempre la cuidaría. Su mamá decidió llevarla junto con su gatita. Cuando llegaron del dentista, llegó su papá del trabajo y les dijo que tenía que salir de viaje porque en el trabajo se lo pidieron y que tendría que ir a Ciudad Juárez y que las iba a llevar con él. Se pusieron a hacer su equipaje y salieron. Cuando llegaron a Ciudad Juárez se instalaron en un departamento donde les tocaron como vecinos una pareja que tenía una niña de la misma edad que Fernanda y se llamaba María. Entonces María y Fernanda se hicieron amigas y les gustaba mucho jugar a las adivinanzas. En los días siguientes salieron a dar paseos por la ciudad y uno de esos días estaban distraídas con un payasito, cuando Pelusa salió corriendo hacia la carretera pero Fernanda le gritó tan fuerte que un señor que iba pasando por ahí logró agarrar a la gatita y la salvo de ser atropellada, Fernanda e llevó un gran susto, tomó su gatita y le dio las gracias al señor que la salvo.

45


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

María y Fernanda decidieron regresar al departamento con sus padres, quienes les dijeron que debían tener mas cuidado cuando salieran a la calle. Al siguiente día el padre de Fernanda se fue a trabajar y las dos amigas salieron a jugar nuevamente al parque. Un rato después llegó la madre de Fernanda y se la llevó al supermercado y cuando andaban de compras vieron un puestecito donde vendían chocolates, paletas y dulces en forma de corazón y Fernanda le dijo a su madre que le compraran a

María unos

chocolates para regalárselos el día de san Valentín. Su madre le compro los chocolates y las dos niñas se intercambiaron regalos. Las dos familias y sobre todo las niñas fueron muy, pero muy felices.

Alumna: Paola Alaníz Hernández

5º. B

46


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer El gitano huye de la muerte

Era una noche de luna llena. Había llegado una carpa de circo común y corriente a un pueblo pequeño, donde había

un extraño forastero cargando un

supuesto diamante muy pesado y transparente, -Miren este hermoso y fino diamante-dijo muy emocionado el forastero -Si me dan una suma de dinero considerable, dejare que exhiban este diamante en este circo antes de que sean las 8 de la nocheEn eso sale de entre las carpas un gitano enorme, que por cierto llevaba cargando en su tobillo una pesada cadena de oro -Mire gitano-dijo el forastero- dejare que usted y su circo

exhiban este

diamanteEn eso el gitano lo interrumpe diciendo -NO, es hielo- dijo aquel gitano con voz muy ruda. La muerte, salió de entre la carpas del circo y casi susurrando, dijo al gitano -Deja que este pobre e indefenso forastero se vaya por que tú y yo tenemos una cuenta pendiente El gitano que en ese momento estaba muy pensativo reacciono y salió corriendo muy rápido del circo. Al ver que ya era las 9:30 de la noche, vio que estaba en un desierto desolado y recordó que el dueño del circo le dijo que se iban a ir el lunes a la 1:00 de la tarde y aún quedaba tiempo para llegar al circo, pues era domingo.

47


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

El gitano muy apurado vio que se acercaba la muerte; se asustó y corrió tan rápido que no se dio cuenta que había pisado una serpiente venenosa; la serpiente reacciono inmediatamente y mordió al gitano. Este se cayó de bruces y como vio que se estaba acercando la muerte, no tuvo más opción que levantarse

rápidamente

y correr

aunque le dolía mucho el pie y volvió a correr, pero ahora hasta llegar a un extraño y muy tranquilo vecindario donde al final de esa calle había dos casas de adobe. Estaba muy cansado y desesperado, pues ya no podía más. La tranquilidad de este vecindario se alteró y de pronto de estas dos últimas dos casas vio que salían rayos multicolor, uno de esos rayos, le pego con mucha fuerza al gitano que lo hizo llegar hasta un pequeño pueblo polvoroso y peligroso. Al llegar a ese pueblo, el gitano escuchó su teléfono celular que

sonaba una

melodía desagradable, -Ta ta tin tun tin tun tan ta la la-sonaba el celular- mensaje de voz entrante -Donde estas gitano, ya nos vamos de este pobre y solitario pueblo, te dije a donde nos dirigimos, no quiero que sea una sorpresa, si no vienes te despido. Adiós donde quiera que estés- dijo el señor Luxini Bastar-Me tengo que dar prisa o si no me dejaran aquí y por qué?, por la culpa de la muerte, si solo ella la tiene- dijo furioso el gitano - Yo diría que no, o si- dijo la muerte - Oh, no la muerte- muy asustado dijo el gitano. Corrió a un callejón y ahí se escondió hasta que se retiro la muerte.

48


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

El gitano distraído no vio que la muerte por fin lo había atrapado. -No me mates por favor- suplico el gitano -¿Quién te dijo que te iba a matar? –dijo la muerte -¿Que –dijo el gitano -¿No me vas a matar -¿Quien te dijo que te iba a matar? –dijo la muerte -Yo pensé que me estabas siguiendo para poder matarme-dijo el gitano -Parpadea-dijo la muerte El gitano instantáneamente parpadeo y al abrir los ojos, vio que estaba en una fiesta de cumpleaños -Ta ta tin tun tin tun tan ta la la-sonó su celular -Hoy es tu cumpleaños, felicidades -No lo recordaba hoy es mi cumpleaños-dijo el gitano muy confiado. Pero al abrir los ojos sintió un pequeño cosquilleo en la garganta y fue entonces cuando supo que estaba muerto. -jajá te engañe-dijo la muerte muy risueña. -Me has mentido-dijo el gitano -Como crees que te iba a dejar vivir-dijo la muerte. El gitano muy enojado quiso atraparla pero esta ya había desaparecido. El gitano aun sabiendo que ya estaba muerto, encontró una puerta y la abrió. Al otro lado había 3 flores y fue entonces cuando arranco una. La olio; tenía un aroma muy agradable -¿Quién se atreve a arrancar una flor de mi jardín?-dijo una voz fuerte y misteriosa-

49


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

-No lo diré más de 3 veces ¿Quién anda ahí?-repitió la voz de nuevo-Yo-dijo muy asustado el gitano -¿Quién es “yo”? –dijo la voz -Denle un aplauso al gitano por su amable actuación-dijo el dueño del circo -¿Señor Luxini Bastar?-dijo el gitano -Si gitano soy yo Luxini tu jefe del circo-dijo el dueño del circo. De pronto se quedó sin sonido, el gitano estaba sordo. -Te queda poco tiempo gitano- dijo la muerte. -Ha vuelto el sonido-dijo el gitano muy emocionado. Todo fue en un simple e insignificante segundo. El gitano había sido transportado en el tiempo, volvió al principio donde empezó la persecución. -¿Qué? he viajado en el tiempo- se dijo así mismo el gitano -Tengo que impedir la persecución-. El gitano tuvo la oportunidad de matar a la muerte. Pero no lo hizo y no pudo acabar con todo esto de una vez por todas, sin duda alguna no tuvo el valor para hacerlo, esto hizo que empezará de nuevo su travesía. Tuvo que comunicarse con el otro gitano y hablarle. -No puede, tu eres yo y yo soy tu-.dijo el otro gitano -sí, aunque no lo creas es así-. -¿Y como puedo evitar que me atrape la muerte? -Fácil, solo tienes que ir de nuevo a la carpa de circo y no dejar que el forastero haga su actuación -y si hace la actuación ¿qué pasa? -Acabaremos atrapados en un espacio de tiempo por la eternidad -hay que impedirlo-

50


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Terminaron así los actos de los profesionistas. Ahora iniciarían los de los principiantes, que también eran muy llamativos. Cuando llegaron a la carpa de circo, los dos gitanos impidieron que el forastero hiciera su actuación. Ya eran las nueve de la noche, y

era hora de

terminar con las funciones; entonces solo un gitano logro impedirlo, pues lo había secuestrado en el baño portátil, pero logro desamarrarse y la dio un fuerte golpe al gitano. A pesar de las circunstancias por las que había pasado el gitano, no quedo más esperanza que matar al forastero, pero no fue así, solo tuvieron que golpearlo muy fuerte para dejarlo inconsciente. El gitano estaba muy cansado y adolorido y solo pensaba, en lo que haría después de que hubiera terminado su aventura –Perdoooonnn- dijo la muerte muy apenada -Tú no tenías que morir gitano, sino tu hermano-¿Queee?-dijo muy confundido el gitano -¿Mi hermano?, pero yo ni si quiera tengo hermanos-. -Upsss-dijo la muerte con duda. El gitano ya se veía muy viejo, pues había cumplido ochenta y nueve años y además el hielo había desaparecido con todo y dueño.

51


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Después de pasados tres años, uno de los gitanos murió ya de viejo. Estaba solo y enfermo así que la muerte logró llevárselo al fin. En estado de coma, el último gitano tampoco se pudo salvar de las garras de la muerte, porque estaba también muy enfermo y al poco tiempo de que el otro gitano murió; tampoco este pudo librarse de la muerte y murió de fiebre. Y así fue como por fin termino la historia del gitano que quería huir de la muerte.

Alumno: Daniel Cuetlach Santoyo 5º. B

Gracias a mis queridos alumnos por el esfuerzo, dedicación y disposición al trabajo. Espero que comprendan que mis ideales, esfuerzos, exigencias y logros, han sido compartidos e inspirados en ellos.

Profra. María Teresa Hernández Aguilar

52


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Los abuelos de…¡hay! , ya se me olvidó! Había una vez una pareja de ancianos, la señora que se llamaba María era de México y su esposo que se llamaba Li era de Corea, tenia dos nietos que vivían en Corea. Era una niña llamada Yuun y el niño llamado Yoon, a ellos les gustaba ir en las vacaciones de verano a ver a los abuelos. Cuando Yuun y Yoon llegaron a casa de los abuelos se emocionaron mucho, Yoon salió corriendo hacia el cuarto de Kung fu del abuelo y Yuun a la cocina con la abuela. Yuun y la abuela se divertían mucho cocinando sopa de calabaza y pastel de chocolate repleto de crema, ellas preparaban la sopa así: partían las verduras, le echaban agua, la cocinaban y salía deliciosa y con el pastel se divertían aun mas, y Yoon cuando fue al salón con el abuelo, este estaba haciendo unos pasos muy raros, Yoon los vio y se puso a hacerlos. Después de un rato se regresó, tocó la puerta, entro y le dijo a su abuelo que le enseñara algunos pasos de el kung fu y el abuelo le contesto que si, pero antes tenia que enfrentarlo. Por la tarde lo hizo pelear con bambús, a tener equilibrio, a correr en troncos y muchas cosas más. Llego la cena y todos después fueron a dormir. A la mañana siguiente Yuun se levanto y vio hacia la ventana y estaban tres animales, un pato, un gato y una ardilla, se conmovió de ellos y los metió a la casa, luego corrió al cuarto de la abuela, la levanto y le dijo que hicieran el desayuno juntas y la abuela le contesto: - si LuciaY Yuun le dijo:

53


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

-no soy Luciay la abuela le dijo: -Oooooh!..... si tienes razón MacariaYuun se quedo pensando. La abuela se levantó, se fue a la cocina tomó un galón de leche, se fue al jardín, le echo la leche a las flores y Yuun le dijo: -Qué haces abuela!?Y la abuela le contesta: -Aquí echándole crema al mango!Yuun dijo: - ¡Okey!Y la abuela se puso a cantar: -lalala ♫…..Yuun mejor se metió a alimentar a los tres animalitos. Yoon se levanto y fue al salón del abuelo, abrió la puerta y el abuelo estaba jugando con carritos y Yoon dijo: -Qué haces abuelo!?Y le contestó:

54


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

-nada, pero vamos a tener que ir al gimnasio a entrenarte mi pequeño águila y luego derrotar al señor ZhauYoon contestó: -¡Ha quién?El abuelo exclamó: -¡Jajaja!, vámonosSe fueron al gimnasio. El abuelo empezó a contarle una historia y de pronto dijo: -Y luego brinqué en las flores y agarré una mariposaYoon lo dejo hablar y hablar hasta que llegó la noche y se tuvieron que regresar. Llegaron, cenaron y todos se fueron a la cama. Yoon y Yuun se pusieron a platicar acerca de lo sucedido y se dieron cuenta que el abuelo y la abuela no estaban bien, así que decidieron que por la mañana llamarían a sus padres a Corea. Así que se durmieron. A la mañana siguiente se levantaron y llamaron a sus padres a Corea, para explicarles lo sucedido con los abuelos. Después de unos días muy raros en la casa de los abuelos, llegaron al fin sus padres y pasaron un día allí para comprobar lo que decían Yoon y Yuun y lo comprobaron. Así que decidieron llevarlos a un hospital, el doctor los revisó y dijo que tenían alzhéimer y Yoon y Yuun gritaron: -alz…que?!-

55


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

Después de un rato, el médico dijo que tenían que llevarlos a una casa para abuelos para que tuvieran un trato especial. Yuun y Yoon decidieron quedarse en México junto con sus papás aunque no les gustaba vivir en México y así Yuun visitaría a los abuelos y les llevaría sopa de calabaza y pastel de chocolate repleto de crema y abrazarlos y besarlos y Yoon platicarles todo lo que le pasaba durante el día, él le decía al abuelo Águila gigante. Así Yoon y Yuun fueron muy felices regresándoles el amor y respeto que algún día ellos les dieron. Y colorín colorado, este cuento se a qué…???

Alumna: Claudia Delgado Galarza

6º.A

Profr. Omar Edel Calderón Fraire

56


Antología de Cuentos II

XV Don Quijote nos invita a leer

“Mi trabajo es cantar todo lo bello, encender el entusiasmo por todo lo noble, admirar y hacer admirar todo lo grande.” José Martí.

Personal Docente

Segunda edición: Abril 2013 1 ejemplar impreso 56 páginas Esta edición se terminó de transcribir e imprimir en la Escuela Primaria “Diego Lucero” Tel: 6108053 Cd. Juárez, Chihuahua, México Diseño, compilación y edición Profra. María Teresa Hernández Aguilar Comisionada de Biblioteca Escolar Ciclo escolar 2012-2013

57


Antologia2012 2013 130513110324 phpapp01